Chapter

5. Una perspectiva comparada del crecimiento en el Caribe: El papel del turismo y la deuda

Author(s):
International Monetary Fund. Western Hemisphere Dept.
Published Date:
October 2010
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Tras los logros alcanzados en períodos anteriores, desde principios de la década de 1990 el desempeño del crecimiento en la mayoría de los países del Caribe ha sido desalentador. El crecimiento se ha desacelerado, en muchos casos a un ritmo más lento que el de países de características comparables. El ingreso, en lugar de converger hacia los niveles de los países avanzados, ha seguido quedando atrás. En este capítulo se analiza la evolución del crecimiento en los países del Caribe, desde una perspectiva internacional. Cabe destacar dos conclusiones principales. En primer lugar, el turismo ha contribuido en gran medida al crecimiento y en muchos países aun existe margen para una mayor expansión de este sector. En segundo lugar, el fuerte aumento de la deuda ha frenado considerablemente el crecimiento. Por lo tanto, la aplicación de políticas que faciliten un mayor desarrollo del turismo puede reportar dividendos a nivel de la macroeconomía. Quizá lo más prometedor de estas políticas es llevar a cabo una consolidación fiscal que respalde el crecimiento a largo plazo.

Desempeño del crecimiento en los últimos 40 años

En promedio, el crecimiento ha sido bajo en los países del Caribe en las últimas cuatro décadas: 2,2% basado en las ponderaciones de la paridad de poder adquisitivo (PPA) (3,4 % basado en un promedio simple). No obstante, la situación es muy heterogénea entre los países (cuadro 5.1 y gráfico 5.1)1. Dividimos la región en tres grupos analíticos principales—los seis países de la “Unión Monetaria del Caribe Oriental” (ECCU) que formam una unión monetaria y tienen un banco central común, los tres “países exportadores de materias primas del Caribe” (PEMP) y cuatro países denominados “otros países del Caribe” (OPC)2. Los países de cada grupo comparten características comunes y tienen diferentes grupos de comparación.

Cuadro 5.1El crecimiento promedio y la volatilidad han sido más bajos en el Caribe que en otros países.

Crecimiento y volatilidad del PIB

(Basado en las tasas de crecimiento del PIB real (PPA) 1971-2009)

PaísesPaísesCrecimiento promedioDesv. estánd. promed.Frecuencia caídas del crecimiento1
Caribe (promedio simple)133.44.74.5
Caribe132.24.74.5
ECCU64.34.23.0
Caribe no ECCU72.15.05.9
Exportad. mater. primas32.65.59.4
Otros países del Caribe41.74.73.2
Países del Caribe intensivos en turismo 262.74.33.8
Economías emergentes y en desarrollo (no Caribe)1365.16.86.2
América Latina173.44.54.5
Islas pequeñas (no Caribe)184.35.64.2
Países con ingresos comparables en 1970 3313.75.05.0
Fuentes: Cálculos del personal técnico del FMI.

Proporción de años (porcentaje) con un crecimiento inferior a -5,1% (lo que corresponde al quinto percentil de todo el crecimiento años/país).

Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Granada, Saint Kitts y Nevis, Santa Lucía.

Países que están a ± media desviación estándar del PIB real promedio per cápita de los países del Caribe en 1970. Incluye: Albania, Angola, Argelia, Bolivia, Brasil, Bulgaria, Chile, China, R.P.: Hong Kong, Colombia, Costa Rica, Chipre, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Hungría, Irán, R. I. del, Malta, México, Nicaragua, Panamá, Perú, Polonia, Portugal, Rumania, Seychelles, Singapur, Sudáfrica, Taiwan, Prov. de China, Turquía, Uruguay y Vanuatu.

Nota: Las cifras correspondientes a los grupos de países son promedios ponderados por PPA.
Fuentes: Cálculos del personal técnico del FMI.

Proporción de años (porcentaje) con un crecimiento inferior a -5,1% (lo que corresponde al quinto percentil de todo el crecimiento años/país).

Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Granada, Saint Kitts y Nevis, Santa Lucía.

Países que están a ± media desviación estándar del PIB real promedio per cápita de los países del Caribe en 1970. Incluye: Albania, Angola, Argelia, Bolivia, Brasil, Bulgaria, Chile, China, R.P.: Hong Kong, Colombia, Costa Rica, Chipre, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Hungría, Irán, R. I. del, Malta, México, Nicaragua, Panamá, Perú, Polonia, Portugal, Rumania, Seychelles, Singapur, Sudáfrica, Taiwan, Prov. de China, Turquía, Uruguay y Vanuatu.

Nota: Las cifras correspondientes a los grupos de países son promedios ponderados por PPA.

Gráfico 5.1Países del ECCU han perdido terreno en relación a país comparables del Caribe y a emergentes con crecimiento fuerte.

Fuente: Cálculos del personal técnico del FMI.

1 Incluye Antigua y Barbuda, Dominica, Granada, Saint Kitts y Nevis, Santa Lucía, y San Vicente y las Granadinas.

2 Incluye Guyana, Suriname, y Trinidad y Tobago.

3 Incluye Las Bahamas, Barbados, Belice y Jamaica.

Tras avanzar a un ritmo vigoroso durante las décadas de 1970 y 1980, el crecimiento se ha desacelerado considerablemente en los últimos años en la ECCU3. Con un promedio de crecimiento de aproximadamente 6% en las décadas de 1970 y 1980, la ECCU superó a los países emergentes y en desarrollo y a otras islas pequeñas (“IP”) (gráfico 5.1)4. Este crecimiento sólido fue impulsado por la expansión de las exportaciones agrícolas (principalmente bananas y azúcar) en el marco de los acuerdos preferenciales de comercio con Europa, los abundantes flujos de ayuda tras la independencia de Gran Bretaña y el fuerte aumento inicial del turismo. Pero el crecimiento se redujo a la mitad en las dos décadas siguientes debido al colapso de las exportaciones agrícolas como consecuencia de la erosión de las preferencias comerciales, la disminución de los flujos de ayuda y el aumento de los precios de las importaciones de materias primas. Como reflejo de este crecimiento a nivel global, el PIB per cápita en la ECCU creció a un ritmo más rápido que en el resto del mundo hasta la década de 1980, pero esta tendencia se ha revertido desde entonces, y la ECCU ha perdido terreno con respecto a otros países de características similares, incluidas las IP.

El crecimiento en el grupo de OPC, que incluye algunas de las principales economías con fuertes ingresos por turismo en la región, ha sido inferior al de sus competidores en prácticamente las cuatro décadas. Esto obedece a varios factores—la disminución de las exportaciones agrícolas (principalmente el azúcar), el alza de los precios de las importaciones de materias primas y un aumento de la deuda. En consecuencia, la región se encuentra a la zaga de otros países en América Latina y de los países emergentes y en desarrollo, y la divergencia entre el PIB per cápita de este grupo y de Estados Unidos es considerable (gráfico 5.2).

Gráfico 5.2A los países del ECCU aun les falta un tramo importante para alcanzar a los EE.UU.

Caribe: PIB per cápita (PPA) en relación con Estados Unidos, 1970-2009(Razones)

Fuente: Cálculos del personal técnico del FMI.

1 Incluye Antigua y Barbuda, Dominica, Granada, Saint Kitts y Nevis, Santa Lucía, y San Vincente y las Granadinas.

2 Incluye Las Bahamas, Barbados, Belice y Jamaica.

3 Incluye Guyana, Suriname y Trinidad y Tobago.

Por otra parte, los países exportadores de materias primas del Caribe (PEMP) han experimentado una extraordinaria recuperación desde finales de la década de 1980, gracias al incremento de la producción de minerales y combustibles fósiles, así como del aumento de precios de las exportaciones de materias primas. Este es el caso particularmente de Trinidad y Tobago que depende fuertemente de la producción de petróleo y gas (este sector contribuye aproximadamente 40% al PIB). No obstante, a pesar de la tendencia al alza del PIB per cápita en los PEMP en los últimos veinte años, sigue situándose muy por debajo del PIB per cápita de Estados Unidos (gráfico 5.2).

Quizás sorprenda que, a pesar de la apertura de sus economías y su exposición a desastres naturales, la volatilidad del crecimiento del producto en la ECCU y los OPC ha sido considerablemente inferior a la del grupo de características similares integrado por otras islas pequeñas y por países emergentes y en desarrollo (recuadro 5.1). El panorama es el mismo si la volatilidad se calcula como la desviación estándar del crecimiento del PIB, o si se basa en la frecuencia del desplome del crecimiento (que se traduce en fuertes caídas de la actividad). Por el contrario, la volatilidad el producto es mucho mayor en los PEMP aunque ello obedece a la volatilidad de los precios de las materias primas en general y no a factores específicos de cada país o región.

Recuadro 5.1.Desafíos y evolución del crecimiento en Haití

El crecimiento de Haití se ha mantenido persistentemente débil, con un crecimiento del PIB per cápita caracterizado por una elevada volatilidad y una tendencia a la baja desde la década de 1980. La divergencia entre el PIB per cápita de Haití y el de los países del Caribe, la República Dominicana y otras islas pequeñas del resto del mundo es cada vez mayor. Por lo tanto, Haití registra hoy la tasa de pobreza más alta de todo el Hemisferio Occidental y el 72% de la población de Haití vive con menos de US$2 diarios, en comparación, por ejemplo, con el 16% en la República Dominicana.

Haití: PIB per cápita (PPA) en relación al de países comparables, 1970-2009 1

Fuente: Cálculos del personal técnico del FMI.

1 El grupo de islas pequeñas y economías emergentes y en desarrollo no incluye a Haití.

Además de los shocks exógenos, gran parte de la divergencia del crecimiento de Haití puede atribuirse a la inestabilidad política y a los persistentes obstáculos estructurales al crecimiento. Haití experimentó el crecimiento más vigoroso durante la década de 1970, gracias a la evolución dinámica de la inversión y la aplicación de reformas estructurales orientadas a mejorar la apertura al comercio exterior, la educación y el crédito al sector privado. El crecimiento comenzó a disminuir en la década de 1980 debido a la inestabilidad política y continuó desacelerándose durante la década de 1990. Además, el desarrollo del sector privado y la inversión se han visto limitados por el deterioro de la infraestructura, las dificultades para exigir el cumplimiento de los derechos de propiedad y un entorno empresarial muy complejo. Los resultados del análisis de contabilidad del crecimiento estándar muestran que una productividad total negativa y la baja acumulación de capital explican en gran parte el crecimiento débil de Haití.

No obstante, el desempeño económico había comenzado a mejorar antes del terremoto de 2009. Tras una exitosa estabilización macroeconómica y la continua implementación de reformas institucionales y estructurales en el marco de sucesivos programas respaldados por el FMI desde 2004, el crecimiento del PIB real cobró impulso y alcanzó un promedio del 2,3% anual entre 2006 y 09, frente a una disminución del 0,5% anual entre 2000 y 2005. Reconociendo los esfuerzos realizados por el gobierno y las necesidades del país, los donantes acordaron cancelar US$1.200 millones de deuda reestructurable en junio de 2009 en el marco de la Iniciativa para los Países Pobres Muy Endeudados y de Alivio de la Deuda Multilateral.

Los desafíos que comprometen el crecimiento económico a mediano plazo son abrumadores y dependen en gran medida del éxito de los esfuerzos de reconstrucción desplegados después del terremoto. El terremoto causó daños y pérdidas equivalentes al 120% del PIB, y afectó a una tercera parte de la población, convirtiéndose en uno de los mayores desastres naturales de la historia reciente (aparte de la tormenta tropical Iván, que destruyó el 250% del PIB de Granada y afectó aproximadamente a 60% de su población). El total de compromisos de los donantes asciende a US$10.200 millones en 10 años, lo que podría triplicar los flujos de ayuda anual a Haití: de alrededor de 5% del PIB en 2004-09 a aproximadamente 15% del PIB en 2010-14. El plan de las autoridades tiene por objeto elevar el crecimiento a mediano plazo a aproximadamente 6%, principalmente mediante i) la creación de polos de crecimiento regional enfocados en el turismo, la agricultura y agroindustria, y la manufactura textil; y ii) mejoras de la infraestructura de transporte y comunicaciones (carreteras, puertos, aeropuertos y suministro de energía). El éxito de esta estrategia dependerá de manera crucial de que el país reciba puntualmente la asistencia internacional prometida y de la capacidad del gobierno de trabajar conjuntamente con el sector privado y atraer inversión extranjera directa.

Nota: Este recuadro fue preparado por Aminata Touré.

Teniendo en cuenta estos hechos estilizados, en el resto del capítulo analizamos el papel de la productividad y la acumulación de factores productivos en el desempeño del crecimiento de la región, si el turismo es una actividad que impulsa el crecimiento y las implicaciones de los altos niveles de deuda para el crecimiento.

Primera etapa: Contabilidad del crecimiento

El marco de contabilidad del crecimiento descompone el crecimiento observado del producto en contribuciones del capital y la mano de obra y de un factor residual que está relacionado con la productividad total de los factores (PTF)5.

La PTF explica la mayor parte de la variación del crecimiento económico en la ECCU y los PEMP (gráfico 5.3). El repunte de la inversión en los países de la ECCU en la década de 1980, impulsado en gran parte por el desarrollo del turismo, se vio respaldado por un fuerte crecimiento de la productividad y un aumento del crecimiento del PIB.

Gráfico 5.3.Los cambios en la PTF impulsan al crecimiento en gran parte de la región del Caribe.

Caribe: Contribuciones al crecimiento, 1970-20091

(Porcentaje)

Fuentes: Heston, Summers y Aten (2009); Base de datos de Desastres (EM-DAT), CRED (2010); y cálculos del personal técnico del FMI.

1 Datos ajustados por el efecto de los huracanes en el stock de capital.

2 Incluye Antigua y Barbuda, Dominica, Granada, Saint Kitts y Nevis, Santa Lucía, y San Vicente y las Granadinas.

3 Incluye Guyana, Suriname, y Trinidad y Tobago.

4 Incluye Las Bahamas, Barbados, Belice y Jamaica.

No obstante, en décadas sucesivas, el crecimiento de la productividad disminuyó considerablemente, debido quizás a una infraestructura inadecuada y a la falta de factores calificados que complementaran el capital (un problema común en los países en desarrollo). Este crecimiento más bajo de la productividad ha dado lugar a una marcada disminución del crecimiento del producto a pesar de que la inversión se mantiene relativamente robusta, como denota la fuerte contribución de la acumulación de capital. Esto también indica que la atención debería centrarse en el tipo (y la productividad) de inversión y no el monto invertido. En los PEMP, los incrementos moderados de la inversión han estado acompañados por un fuerte aumento de la productividad, ayudando a la región a generar mayor crecimiento. En los OPC la contribución de la PTF ha sido mucho menor, tanto en promedio como para explicar las fluctuaciones del crecimiento, aunque el crecimiento de la PTF se ha desacelerado. En este grupo de países, la contribución de la formación de capital también parece moderada, especialmente en comparación a los promedios mundiales (gráfico 5.4).

Gráfico 5.4.El crecimiento histórico de la productividad en la región ha sido bajo visto en relación a pases comparables.

Mundo: Contribuciones promedio al crecimiento, 1970-2007(Porcentaje)

Fuentes: Heston, Summers y Aten (2009); Base de datos de Desastres (EM-DAT), CRED (2010); y cálculos del personal técnico del FMI.

1 Datos ajustados por el efecto de los huracanes en el stock de capital.

2 Mundo incluye datos de 188 países de PWT 6.3.

Para demostrar con otro ejemplo la importancia de la productividad, calculamos cuál sería la producción por trabajador suponiendo que la región del Caribe alcanzara los niveles de productividad de Estados Unidos (gráfico 5.5) o sus niveles de capital por trabajador6. El producto podría duplicarse si la región aumentara la productividad a los niveles de Estados Unidos, lo que beneficiaría un poco más a la ECCU y a los PEMP que a los OPC. El producto también aumentaría si el capital por trabajador alcanzara los niveles de Estados Unidos, aunque el avance sería mucho menos espectacular. Esto parece indicar que si bien un nuevo repunte de la inversión podría mejorar el producto, los esfuerzos deberían centrarse en aumentar la productividad.

Gráfico 5.5.Existen amplias oportunidades para aumentar el crecimiento vía mejoras en productividad.

Caribe: Producción por trabajador y sus componentes, 2001-2007 1

(Razones con respecto a Estados Unidos)

Fuentes: Heston, Summers y Aten (2009); Base de datos de Desastres (EM-DAT), CRED (2010); y cálculos del personal técnico del FMI.

1 Datos ajustados por el efecto de los huracanes sobre el stock de capital.

2 Antigua y Barbuda, Dominica, Granada, Saint Kitts y Nevis, Santa Lucía, y San Vicente y las Granadinas.

3 Guyana, Suriname, y Trinidad y Tobago.

4 Las Bahamas, Barbados, Belice y Jamaica.

¿Contribuye el turismo al crecimiento?

La mayor parte de los países del Caribe experimentaron una transformación de sus economías en las décadas de 1960 y 1970 sustituyendo su dependencia de la agricultura por su dependencia del turismo. El turismo es hoy el principal sector en varios países del Caribe y la mayor fuente de empleos del sector privado. No obstante, las consecuencias de esta fuerte especialización en el turismo para el crecimiento a largo plazo no son obvias. En teoría, una expansión del sector del turismo, o a nivel más general del sector de servicios, puede tener un impacto positivo o negativo sobre el crecimiento a largo plazo. Por el lado positivo, la estrategia inicial de especialización conforme a esta ventaja comparativa puede elevar los niveles de ingreso inicialmente y, posteriormente, el sector del turismo puede convertirse en un eje del crecimiento, como cualquier otro.

Por el lado negativo, la especialización en servicios puede significar un menor crecimiento de la productividad en el futuro, en el supuesto crítico de que algunos sectores, como la manufactura, desempeñan un papel especial en el crecimiento de la productividad (véase un resumen de estos argumentos en la edición de mayo de 2010 de Perspectivas Económicas Regionales).

En la práctica, los análisis históricos y comparativos de países parecen indicar que hasta el momento el turismo ha contribuido a aumentar el PIB en el Caribe. Los resultados de una regresión de panel utilizando el modelo de crecimiento estándar, ampliado a fin de incluir el turismo, muestran una asociación positiva entre el turismo y el crecimiento (cuadro 5.3 del apéndice)7. Un aumento de 10% de las entradas de turistas per cápita eleva el crecimiento económico en aproximadamente 0,2%. Además, no solo el volumen del turismo sino también la calidad y el valor agregado del turismo (representados por los ingresos por turista) influyen en el crecimiento. Por otra parte, atraer demasiados turistas pareciera no tener implicaciones negativas, lo que parece indicar que una mayor expansión de este sector probablemente será beneficiosa para el crecimiento8.

Curiosamente, la contribución positiva de la especialización en el turismo ha ayudado a contrarrestar el impacto negativo de la geografía y del hecho de “ser pequeño”. En el gráfico 5.6, las flechas azules representan los efectos de las variables que contribuyeron positivamente al crecimiento a largo plazo mientras que las flechas lilas indican los efectos de las variables que han afectado negativamente al crecimiento a largo plazo en el Caribe. Las entradas de turistas a los países del Caribe han sido mayores que el promedio mundial; han sumado 4,3 puntos porcentuales al crecimiento en la región. Al mismo tiempo, el crecimiento se ha reducido en 2,3 y 0,3 puntos porcentuales por año, en promedio, dado el carácter geográfico insular del Caribe y el (consiguiente) tamaño pequeño absoluto de sus economías, respectivamente. Esto parece indicar que la especialización en el turismo ha sido beneficiosa y, de hecho, ha contrarrestado algunas de las limitaciones que se derivan de ser una pequeña economía insular (por ejemplo, lejanía, costos de transporte más elevados y des economías de escala).

Gráfico 5.6.El impacto en el crecimiento del turismo más que compensa ser una isla pequeña.

Caribe: Factores que contribuyen al crecimiento con respecto al Mundo

(Porcentaje)

Fuente: Cálculos del personal técnico del FMI.

Hay margen para un mayor crecimiento que puede lograrse fomentando el papel que desempeña el sector del turismo (gráfico 5.7), a través tanto del número de llegadas como de lo que gasta cada turista. Suponiendo que las llegadas de turistas fueran equivalentes al 90° percentil del nivel mundial, el crecimiento del PIB de la región se incrementaría en aproximadamente 1 punto porcentual, aunque algunos países saldrían perdiendo porque las llegadas de turistas ya se sitúan en algunos países por encima del nivel del 90° percentil. No obstante, el crecimiento registraría un fuerte aumento de 4 puntos porcentuales si las llegadas de turistas per cápita en todos los países del Caribe (tal como aparecen en este estudio) coincidieran con el nivel de arribos de turistas a Las Bahamas.

Gráfico 5.7.Hay amplio margen para aumentar el crecimiento vía el turismo.

Con respecto al promedio de ingresos por turista, también hay margen para un crecimiento adicional, aunque este es moderado si se considera Las Bahamas como referencia. No obstante, podría ser beneficioso desarrollar un nicho y proporcionar servicios que atraigan a turistas de ingresos altos.

La dependencia del turismo no ha aumentado la volatilidad del crecimiento. Si utilizamos la desviación estándar del crecimiento como variable dependiente en nuestro panel de regresión, observamos que el turismo no solo eleva el crecimiento del PIB per cápita sino que también ayuda a reducir su volatilidad. Esto coincide con la conclusión de que la volatilidad en el Caribe no ha sido excepcionalmente alta en comparación con otras regiones, como se señaló anteriormente.

Una salvedad importante a las implicaciones de todo este análisis para la política económica es la nueva competencia a la que se enfrentarían los países del Caribe si, según las especulaciones, Estados Unidos eliminara todas las restricciones para viajar a Cuba (véase el recuadro 5.2).

La carga de la deuda

Los países del Caribe se encuentran entre los más endeudados del mundo (gráfico 5.8). La deuda pública de cinco de los trece países del Caribe supera el 100% del PIB, y otros cuatro países registran niveles de deuda superiores al 70%.

Gráfico 5.8.Los países del Caribe son entre los más endeudados del mundo.

Caribe: Deuda pública, 2009

(Porcentaje del PIB)

Fuente: Cálculos del personal técnico del FMI.

La mayor parte de la acumulación de deuda pública ha ocurrido desde mediados de la década de 1990. En la ECCU esto refleja un deterioro del saldo primario y un aumento del gasto extrapresupuestario y, en menor medida, un incremento de los costos de los intereses en relación con el crecimiento del PIB. Si bien algunos países de la ECCU tienen acceso a los recursos concesionarios de las instituciones financieras internacionales (IFI), la dependencia de la deuda interna es alta en algunos países, y los bancos comerciales son importantes proveedores de deuda. En estos casos, los costos de los intereses también han sido elevados. En los países que no forman parte de la ECCU, muchos de los cuales no tienen acceso a los mercados internacionales, la razón principal de la acumulación de deuda ha sido el aumento de los pagos de intereses en relación con el crecimiento del PIB, mientras que los déficits primarios se han mantenido moderados. En estos países, la ejecución de varios tipos de pasivos contingentes también ha incrementado la deuda del sector público.

Recuadro 5.2.Perspectivas del turismo al Caribe: ¿Es Cuba un nuevo competidor?

Las economías del Caribe analizadas en este capítulo están acostumbradas a la competencia de Cuba, y las llegadas de turistas a Cuba provenientes de muchos países, especialmente Canadá y Europa, ya son considerables. No obstante, la competencia por la mayor fuente de turistas al Caribe—Estados Unidos—se ve limitada por las restricciones de viaje impuestas por este país. En los estudios de Romeu (2008) y Romeu y Wolfe (2010) se analiza cómo estas restricciones han determinado la evolución del turismo en el Caribe y han ayudado a otras economías de la región, comparándolas con los efectos de las políticas de comercio preferencial. Manteniendo el resto de los factores constantes, las restricciones impuestas por Estados Unidos para viajar a Cuba probablemente han permitido precios más altos para los proveedores turísticos en el Caribe y, por lo tanto, una mejora de los términos de intercambio y salarios reales más elevados en las economías del Caribe en su conjunto del nivel que habrían registrado si no existieran estas restricciones.

La política estadounidense actual permite viajar a Cuba en algunos casos, y el alcance de las restricciones impuestas a estas visitas ha cambiado con el correr de los años. Las restricciones para viajar a Cuba impuestas (principalmente) a ciudadanos cubano-estadounidenses se endurecieron en 2004 y luego se suavizaron en 2009. Romeu y Wolfe (2010) analizan los efectos de estos cambios y observan que la liberalización de las restricciones tiene un impacto significativo en los viajes a Cuba, lo que parece indicar que las restricciones vigentes limitan considerablemente los viajes de estadounidenses a este país.

Viajes de Estados Unidos al Caribe

(Promedio 2004–07, participación)

Llegadas a Cuba por país de origen

(Promedio 2004–07, participación)

Fuentes: Organización Mundial de Turismo, autoridades nacionales y cálculos del personal técnico del FMI.

A nivel más general, en el marco de una liberalización hipotética de las restricciones actuales, el mercado del turismo tendrá que encontrar un nuevo equilibrio cuando los costos de viajar a Cuba para los estadounidenses se reduzcan drásticamente. Las mejores variables predictivas del turismo (y del comercio a nivel más general) son la distancia bilateral y el tamaño de la economía de los socios comerciales. Si mantenemos el resto de los factores constantes, los países grandes comercian más entre ellos, así como los países que están cerca geográficamente. Estados Unidos es, en gran medida, el mayor consumidor de servicios de turismo de la región, y se encontrará por primera vez en cincuenta años con el mayor proveedor potencial de estos servicios—que estará ubicado más cerca de Estados Unidos que ningún otro destino del Caribe, salvo Las Bahamas. A medida que el resto del Caribe se adapta a la pérdida de este subsidio comercial implícito proporcionado por las restricciones actuales, surgirán nuevos patrones de consumo turístico en todos los países de destino y de origen del turismo.

Esta liberalización hipotética, no obstante, no tendrá un efecto negativo inmediato sobre el turismo hacia otros países del Caribe, y durante algún tiempo los efectos probablemente serán positivos. Teniendo en cuenta las limitaciones de capacidad en Cuba, particularmente en términos de oferta hotelera adecuada, un fuerte aumento de la demanda procedente de residentes estadounidenses probablemente “desplazará” a los visitantes de otros países, enviándolos a otras islas, por ejemplo, a canadienses. La competencia de Cuba a largo plazo dependerá en parte de si sus políticas favorecen la expansión de la industria turística y contribuyen a reducir los altos costos de viaje asociados al turismo en este país.

Nota: Este recuadro fue preparado por Rafael Romeu.

Recuadro 5.3.Deuda y crecimiento

La mayor parte de los estudios que han examinado la relación entre deuda y crecimiento concluyen que los altos niveles de deuda pública socavan el crecimiento económico porque desplazan la inversión privada y se convierten en un impuesto sobre futuros proyectos de inversión que también reducen la inversión. Los crecientes niveles de deuda también causan incertidumbre y pérdida de confianza en la capacidad del gobierno de manejar el equilibrio macroeconómico, frenando la inversión y, por lo tanto, el crecimiento. Los resultados del informe IMF Fiscal Monitor (2010) parecen indicar que, en promedio, un aumento de 10 % de la deuda inicial reduce el crecimiento del PIB per cápita en 0,2% por año. En un estudio reciente de 44 países avanzados y emergentes que abarca un período de casi 200 años, Reinhart y Rogoff (2010) señalan que por encima del umbral de deuda/PIB del 90%, las tasas medianas de crecimiento se reducen 1% mientras que el crecimiento promedio se reduce aún más. También observan que los países emergente tiene un umbral más bajo de deuda externa (60%) por encima del cual las tasas de crecimiento disminuyen un 2% o más.

Mundo: Deuda y crecimiento del PIB per cápita real, 2000–07

(Porcentaje)

Fuentes: Heston, Summers y Aten (2009), y cálculos del personal técnico del FMI.

Considerando la experiencia de varios países, la deuda ha afectado negativamente y de manera considerable al crecimiento en el Caribe9. Los datos muestran que cuando la relación deuda/PIB supera el 30%, la deuda reduce el crecimiento. El impacto negativo de la deuda aumenta cuando la relación deuda/PIB sobrepasa el umbral del 60%10. Además, una vez se considera la deuda, la inversión ya no parece tener un impacto positivo en el crecimiento, lo que parece indicar que el gasto público desplaza la inversión privada (cuadro 5.3 del apéndice).

Aunque la aplicación de una política fiscal más restrictiva podría desacelerar el crecimiento a corto plazo, parece que una reducción de la relación deuda-PIB, cuando se sitúa por encima de 60%, tiende a mejorar la evolución económica de un país a mediano plazo (gráfico 5.9)11. Una reducción de la deuda pública fomenta la inversión privada a través de su efecto en las tasas de interés a largo plazo. También reduce el temor de aumentos impositivos en el futuro. Por lo tanto, la disminución de los niveles de deuda está asociada a un mayor crecimiento. Por ejemplo, en la ECCU el crecimiento se redujo a la mitad en períodos en que aumentaron los niveles de deuda, en relación con aquellos períodos en que la deuda disminuyó, aunque el impacto en los otros dos grupos es más moderado.

Gráfico 5.9.Reducir los níveles elevados de deuda ayuda al crecimiento.

Mundo: Crecimiento del PIB per cápita real en períodos de aumento y disminución de la deuda, 1970–20071

Fuentes: Heston, Summers y Aten (2009); y cálculos del personal técnico del FMI. Basado en Fiscal Monitor (IMF 2010b), pág. 63.

1Deuda inicial > 60 porciento del PIB. ECCU incluye Antigua y Barbuda, Dominica, Granada, Saint Kitts y Nevis, Santa Lucía, y San Vicente y las Granadinas. Caribe (no ECCU) incluye Las Bahamas, Barbados, Belice, Guyana, Jamaica, Suriname, y Trinidad y Tobago.

2 Promedio de los cinco años sucesivos.

Para ilustrar mejor la relación inversa entre los niveles de deuda y el crecimiento del PIB (gráfico 5.10), calculamos cuánto aumentaría el crecimiento si la región redujera la relación deuda/PIB a 60% (para los países del grupo de PEMP esto implicaría elevar los niveles de deuda). No sorprende observar que el mayor impacto positivo recaería en los seis países de la ECCU, de los cuales tres registran niveles muy superiores al 100% del PIB. Por lo tanto, una reducción de la deuda en la ECCU al 60%, sumaría aproximadamente un cuarto de punto porcentual al crecimiento. Si la ECCU redujera la deuda al nivel promedio de los países emergentes y en desarrollo (alrededor de 45%) el crecimiento podría aumentar en aproximadamente medio punto porcentual. Por otra parte, los países del grupo de PEMP deben seguir manteniendo bajos niveles de deuda porque un aumento de la deuda reduciría el crecimiento.

Gráfico 5.10.Reducir la deuda ayuda a subir el crecimiento y el opuesto también es cierto.

Caribe: Efecto de la deuda sobre el crecimiento 1

(Porcentaje)

Fuente: Cálculos del personal técnico del FMI.

1 Basado en la regresión (6) del cuadro 5.3, suponiendo que los niveles de deuda/PIB de 2009 se reducen (o aumentan) al 60% o al 44,9% del PIB.

Conclusiones

Aunque el PIB per cápita de los países del Caribe aumentó considerablemente en la década de 1970, en los últimos veinte años estos países han perdido terreno en relación con los pequeños países insulares de características similares y a los países emergentes y en desarrollo de rápido crecimiento. No obstante, la evolución del crecimiento ha sido muy heterogénea. Los países de la ECCU registraron las mayores tasas de crecimiento en general y los países del grupo de PEMP ganaron el terreno perdido durante la década de 1980. No obstante, los tres grupos deben avanzar mucho para alcanzar el nivel del PIB per cápita de Estados Unidos.

El aumento de la PTF ha sido el principal motor del crecimiento para gran parte de la región. La disminución del crecimiento del PTF, a pesar de los altos niveles de acumulación de capital, explica los resultados económicos relativamente desfavorables de los países de la ECCU en los últimos años. Por otra parte, la mejora de la PTF, combinada con un aumento de la inversión gracias al aumento de los precios de las materias primas desde finales de la década de 1980, ha ayudado a los países exportadores de materias primas (PEMP) de la región a ganar el terreno perdido. Aunque es difícil determinar exactamente los factores que explican la caída en PTF dado que puede señalar cualquier cosa, desde falta de factores complementarios o falta de innovación hasta simplemente errores de medición, redoblar los esfuerzos para mejorar la PTF, fortaleciendo las instituciones y adoptando nuevas tecnologías, seguramente impulsaría el crecimiento en la región.

El turismo ha contribuido en forma importante a impulsar el crecimiento y existe un margen considerable en muchos países para acelerar el crecimiento fomentando el papel que desempeña este sector. No obstante, para mejorar las perspectivas de crecimiento deberá abordarse la cuestión esencial del creciente nivel de deuda de la región. En la medida en que los gobiernos implementen políticas más activas para reducir la deuda, el crecimiento mejorará no solo porque se reducirán los costos presupuestarios de los intereses y se creará espacio fiscal, sino también por el efecto que tendrán en la reducción de las tasas de interés a largo plazo y el fortalecimiento de la confianza y la inversión del sector privado, lo que es aún más importante.

El futuro del Caribe depende de sus esfuerzos para mejorar la productividad y competitividad en la industria del turismo y la disposición de los gobiernos a reducir los altos niveles de deuda que crearían el espacio fiscal necesario para enfrentar choques futuros a sus economías.

Apéndice
Cuadro 5.2.Caribe: Crecimiento del producto y sus componentes; en relación con valores de Estados Unidos, 1990–2007
PaísAñoProducto por trabajadorCapital por trabajadorProductividad
Antigua y Barbuda1990
20000.410.320.62
20070.470.400.66
Las Bahamas19900.850.700.96
20000.700.830.75
20070.640.920.66
Barbados19900.731.250.67
20000.590.920.61
20070.590.770.65
Belice19900.300.380.42
20000.280.290.43
20070.290.250.47
Dominica19900.170.180.31
20000.140.150.28
20070.120.150.24
Granada19900.410.770.45
20000.461.020.45
20070.400.900.42
Guyana19900.060.290.09
20000.070.220.12
20070.060.170.12
Jamaica19900.310.470.40
20000.240.410.33
20070.230.350.33
Saint Kitts y Nevis19900.260.350.38
20000.300.280.47
20070.380.490.48
Santa Lucía19900.380.270.59
20000.320.380.44
20070.320.350.46
San Vicente y las Granadinas19900.140.150.28
20000.130.170.24
20070.160.180.29
Suriname19900.350.410.48
20000.220.380.30
20070.260.520.33
Trinidad y Tobago19900.360.800.39
20000.410.540.51
20070.600.480.78
Fuente: Heston, Summers y Aten (2009); Base de datos de desastres naturales (EM-DAT), CRED (2010), y cálculos del personal técnico del FMI.Nota: Información más detallada (desde 1970) se encuentra disponible en el Working Paper: Growth in the Caribbean in Cross Country Perspective: The Role of Tourism and Debt (próximo a publicarse).
Fuente: Heston, Summers y Aten (2009); Base de datos de desastres naturales (EM-DAT), CRED (2010), y cálculos del personal técnico del FMI.Nota: Información más detallada (desde 1970) se encuentra disponible en el Working Paper: Growth in the Caribbean in Cross Country Perspective: The Role of Tourism and Debt (próximo a publicarse).
Cuadro 5.3.Turismo, deuda y crecimiento
VariablesCrecimiento del PIB per capita real
(1)(2)(3)(4)(5)(6)(7)(8)
Convergencia-2.055***-3.582***-3.692***-4.019***-3.888***-2.343***-2.424***-2.421***
(0.324)(0.406)(0.407)(0.426)(0.421)(0.613)(0.620)(0.621)
Gasto público / PIB-1.000**-0.926*-0.773-0.551-0.722-1.014-1.036-1.016
(0.455)(0.476)(0.470)(0.486)(0.477)(0.657)(0.661)(0.662)
Educación primaria1.985***1.270*1.2010.8051.510**0.4040.2450.220
(0.730)(0.743)(0.737)(0.766)(0.760)(1.352)(1.353)(1.367)
Apertura al comercio1.354***0.1820.2510.0360.1600.6930.6210.619
(0.377)(0.414)(0.407)(0.420)(0.415)(0.592)(0.594)(0.594)
Inflación-0.522***-0.534***-0.518***-0.497***-0.506***-0.468**-0.498***-0.498***
(0.134)(0.126)(0.126)(0.129)(0.126)(0.184)(0.186)(0.186)
Términos de intercambio0.043**0.081***0.080***0.086***0.082***0.111***0.110***0.110***
(0.020)(0.019)(0.019)(0.019)(0.019)(0.030)(0.030)(0.030)
Expectativa de vida7.272***5.097**5.083**3.874*5.476**-3.337-3.542-3.499
(2.390)(2.272)(2.267)(2.243)(2.283)(3.806)(3.784)(3.808)
Inversión / PIB2.824***1.221***1.311***0.897**1.364***1.0050.9330.967
(0.473)(0.455)(0.456)(0.451)(0.457)(0.761)(0.767)(0.766)
Tamaño0.000*0.000***0.000***0.000***0.000***0.000**0.000**0.000**
(0.000)(0.000)(0.000)(0.000)(0.000)(0.000)(0.000)(0.000)
Turistas / población1.795***1.915***2.159***2.516***1.763***1.833***1.830***
(0.265)(0.271)(0.271)(0.440)(0.405)(0.404)(0.404)
Islas pequeñas-2.991***-3.099***-3.339***-2.595**-2.575**-2.608**
(0.906)(0.971)(0.949)(1.263)(1.278)(1.275)
Ingresos por turista0.426**
(0.212)
(Turistas / población)20.096*
(0.057)
Deuda / PIB-0.509**
(0.230)
(Deuda / PIB)*Dummy0-30-0.270-0.269
(0.335)(0.330)
(Deuda / PIB)*Dummy30-60-0.418
(0.268)
(Deuda / PIB)*Dummy>60-0.444*
(0.241)
(Deuda / PIB)*Dummy30-90-0.422*
(0.256)
(Deuda / PIB)*Dummy>90-0.453*
(0.240)
(Deuda / PIB)20.026
(0.047)
Constante-29.730***9.31010.39025.345**9.66538.936**38.183**41.364**
(8.740)(9.917)(9.919)(10.648)(9.943)(16.455)(16.585)(16.272)
Observaciones791760760749760467467467
Número de países154152152151152136136136

Nota: *** p-value <0.01; ** p-value <0.05; * p-value <0.1. Errores estándar en paréntesis.

Las estimaciones usaron datos de 154 países cubriendo 29 años desde 1979 hasta 2007, que se dividieron en cinco periodos de 5 años y un periodo de 4 años. La variable dependiente es el promedio de la tasa de crecimiento real del PIB per cápita. La variable convergencia es el logaritmo del PIB per cápita real al principio del periodo, mientras el resto de variables explicativas son promedios de 5 años y son expresadas en logaritmos (excepto por la variable tamaño). El procedimiento usado en la estimación es el estimador Hausman-Taylor que permite el uso de un modelo de efectos aleatorios (para incluir variables que no varían con el tiempo como el tamaño e islas pequeñas) mientras se corrige por la correlación de la inversión / PIB y las variables de turismo con los efectos individuales de cada país.

Nota: *** p-value <0.01; ** p-value <0.05; * p-value <0.1. Errores estándar en paréntesis.

Las estimaciones usaron datos de 154 países cubriendo 29 años desde 1979 hasta 2007, que se dividieron en cinco periodos de 5 años y un periodo de 4 años. La variable dependiente es el promedio de la tasa de crecimiento real del PIB per cápita. La variable convergencia es el logaritmo del PIB per cápita real al principio del periodo, mientras el resto de variables explicativas son promedios de 5 años y son expresadas en logaritmos (excepto por la variable tamaño). El procedimiento usado en la estimación es el estimador Hausman-Taylor que permite el uso de un modelo de efectos aleatorios (para incluir variables que no varían con el tiempo como el tamaño e islas pequeñas) mientras se corrige por la correlación de la inversión / PIB y las variables de turismo con los efectos individuales de cada país.

Este capítulo se centra en los países independientes del CARICOM, con la excepción de Haití, que se excluye de este grupo porque, a diferencia del resto de los países del CARICOM, se ha caracterizado por una inestabilidad política considerable que ha afectado al crecimiento (véase el recuadro 5.1).

La ECCU comprende: Antigua y Barbuda, Dominica, Granada, Saint Kitts y Nevis, Santa Lucía, y San Vincente y las Granadinas. Los PEMP son: Guyana, Suriname y Trinidad y Tobago. Los OPC incluyen: Las Bahamas, Barbados, Belice y Jamaica.

La “hipótesis de la convergencia” parece indicar que los países pobres deberían crecer más rápidamente que los ricos porque la renta per cápita es inferior en los países pobres y, por lo tanto, el rendimiento del capital es mayor. De las tres regiones, la ECCU era la más pobre en términos del PIB per cápita en 1970.

En este estudio las economías de IP comprenden 22 islas pequeñas, salvo las incluidas en nuestro análisis sobre el Caribe. Estas 22 islas son Bermuda, Cabo Verde, Comoras, Cuba, Chipre, República Dominicana, Fiji, Haití, Kiribati, Maldivas, Malta, Islas Marshall, Mauricio, Estados Federados de Micronesia, Palau, Papúa Nueva Guinea, Samoa, Santo Tomé y Príncipe, Seychelles, Islas Salomón, Sri Lanka, Tonga y Vanuatu.

La contabilidad del crecimiento tiene algunas limitaciones importantes. En primer lugar, está basada en dos supuestos importantes, el de mercados completos y el de retornos constante a escala. En segundo lugar, los componentes de la PTF se calculan como un componente residual no justificado y, por lo tanto, se incorporan errores de medición en los datos (para nuestra muestra de países, esto puede ser importante). Además, si no se tienen en cuenta las mejoras de la calidad y la composición del capital físico ni las diferencias en el capital humano de la mano de obra se sobrestimará el crecimiento de la PTF. Por último, este enfoque no permite explicar por qué la PTF varía de un período a otro.

Para analizar esta cuestión, utilizamos la metodología de contabilidad de los niveles desarrollada por Hall y Jones (1999) que descompone la diferencia de producción por trabajador entre dos países como la diferencia entre la relación capital-trabajo y la PTF (vea la Tabla 5.2 en el Apéndice).

El panel se basa en datos comparables de 152 países y abarca un período de 29 años.

Cuando se incluye el término cuadrático de “llegadas/población” en la regresión, este tiene una relación positiva y significativa con el crecimiento; lo que implica que la llegada de más turistas no tiene rendimientos decrecientes. Sin embargo, esto no toma en cuenta limitaciones que pudieran surgir por falta de infraestructura (carreteras, aeropuertos, sanidad) que algunas islas pudieran llegar a observar si los arribos de turistas llegaran a aumentar.

Para investigar esta cuestión, consideramos las regresiones de panel utilizando la ecuación de crecimiento estándar, ampliada con el turismo (como en la sección anterior) e incluyendo la deuda. Véase un análisis más detallado de los resultados en el documento de trabajo Crecimiento en el Caribe en una Perspectiva Multilateral: El Papel del Turismo y la Deuda, de próxima publicación.

Tomando como base los estudios de Kumar y Woo (2010) y Patillo et al. (2002), el enfoque examina la falta de linealidad de la relación crecimiento-deuda introduciendo términos de interacciones entre la deuda y variables ficticias correspondientes a tres rangos de deuda/PIB; 0 a 30%, 30% a 60% y mayor 60%, e incluyendo una especificación cuadrática para la variable de deuda.

Véase también el capítulo 3 de la edición de octubre de 2010 de Perspectivas de la economía mundial.

    Other Resources Citing This Publication