Chapter

IV. ¿Transmitirán los bancos internacionales la contracción mundial del crédito a los países de América Latina y el Caribe?

Author(s):
International Monetary Fund. Western Hemisphere Dept.
Published Date:
July 2009
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Un posible canal de transmisión de la contracción global del crédito

Para muchos países emergentes y en desarrollo alrededor del mundo, los bancos extranjeros han jugado, en general, un rol positivo en el desarrollo y estabilidad de sus sistemas financieros1. No obstante ello, en el contexto de la actual crisis financiera mundial, los bancos extranjeros globales—cuya casa matriz se encuentra típicamente en una economía avanzada pero que operan en una multiplicidad de países—constituyen un posible canal de propagación de los shocks financieros mundiales. A medida que sus pérdidas aumentan y la calidad de sus activos se deteriora marcadamente, la carrera mundial por conseguir liquidez en dólares y la necesidad de un “desapalancamiento” de sus balances financieros podría impulsar a los bancos con actividad internacional a reducir su exposición en los países emergentes y en desarrollo.

En este capítulo se examina el comportamiento reciente y el posible comportamiento futuro de dichos bancos extranjeros con respecto a la región de América Latina y el Caribe (ALC). La cuestión es relevante para las perspectivas económicas de ALC, en la medida que los bancos extranjeros han servido como fuente importante de financiamiento para las empresas y los hogares de muchas economías latinoamericanas. Este estudio muestra que los bancos internacionales han operado en ALC de manera fundamentalmente diferente a la observada en otras regiones, sobre todo Europa emergente, y que ello tiene implicaciones relativamente favorables en términos de la disponibilidad de crédito en ALC en el futuro.

De partida, es esencial aclarar que los bancos extranjeros conceden préstamos a los países de ALC (y otras economías) a través de dos modalidades bien distintas:

  • i. Directamente, desde su casa matriz en el extranjero (crédito desde el exterior o “flujos transfronterizos”). En la terminología de la balanza de pagos de un país, el crédito recibido de un banco extranjero a través de este canal tradicional representa un ingreso de capitales, y la acumulación de un pasivo frente a no residentes (una forma de deuda externa).

  • ii. Indirectamente, a través de las actividades de sus filiales en los países de ALC (subsidiarias o sucursales de propiedad extranjera residentes en la economía local). Puesto que estas filiales son residentes de sus países anfitriones, el crédito que conceden dentro del país no representa ningún flujo de balanza de pagos ni constituye deuda externa del país anfitrión. En la mayoría de los países de ALC, esta modalidad indirecta es la principal forma de operación de los bancos extranjeros, y a menudo ocurre en una escala significativa. En efecto, estas filiales locales de propiedad extranjera actualmente poseen una parte sustancial de los activos del sistema bancario local en varios países de ALC2.

Préstamos de bancos extranjeros concedidos desde el exterior 1/

(Porcentaje del PIB)

Fuentes: Banco de Pagos Internacionales; y cálculos del personal técnico del FMI.

1/ Crédito concedido desde el exterior a todos los sectores de la economía, excepto a las filiales locales de los bancos extranjeros.

Proporción de los activos bancarios en subsidiarias y sucursales de bancos extranjeros globales

(Porcentaje del total de activos del sistema bancario, fin de 2008)

Fuentes: Autoridades nacionales; y cálculos del personal técnico del FMI.

1/ En los cálculos se incluyen los seis principales bancos extranjeros con presencia global. En algunos países, la proporción de activos en bancos de propiedad extranjera podría ser mayor debido a la presencia de otros bancos internacionales o regionales.

Este capítulo se basa en gran medida en las estadísticas bancarias internacionales publicadas por el Banco de Pagos Internacionales (BPI), que combinan información sobre los dos tipos de financiamiento mencionados anteriormente, a fin de mostrar una visión integral de la exposición de los bancos internacionales a los riesgos de un país determinado. Esta perspectiva de análisis basada en la propiedad de los bancos es de particular interés en la medida que los bancos internacionales decidan manejar sus negocios en forma centralizada, administrando a sus filiales locales como parte de su portafolio global. En este caso, un banco global que enfrenta problemas de liquidez o de capital podría instruir a sus filiales a que restrinjan el crédito localmente para apuntalar la posición patrimonial consolidada del grupo, o a que transfieran liquidez a la casa matriz. Por otro lado, aun cuando algunas decisiones se tomen de manera centralizada, es posible que las filiales locales sigan un modelo de negocios independiente y que sus actividades crediticias respondan de manera diferenciada—o incluso no respondan—a shocks que afecten a su casa matriz. Como se muestra más adelante, encontramos evidencia clara de tales diferencias de comportamiento en el período más reciente de tensiones financieras mundiales.

Para ilustrar la posible transmisión del proceso global de desapalancamiento financiero a través de los bancos extranjeros, la primera parte del capítulo describe algunas de las principales características de la operativa de los bancos extranjeros en la región. Luego analiza econométricamente los factores determinantes del otorgamiento de crédito de los bancos extranjeros a América Latina, centrándose especialmente en la importancia de las condiciones de liquidez internacional y la solvencia financiera de los bancos internacionales. Estos resultados se utilizan para ilustrar la forma en que los bancos extranjeros podrían comportarse en el futuro inmediato respecto a los flujos de financiamiento hacia los países de ALC, dadas las perspectivas de la situación financiera mundial y otros determinantes fundamentales.

El capítulo documenta que el crédito de los bancos extranjeros a las distintas regiones del mundo se retrajo fuertemente en 2008. Para la mayoría de las regiones, esta desaceleración o contracción del crédito empezó en 2008T2, y se profundizó durante el año. Por otro lado, el crédito otorgado a la región de ALC sólo empezó a ser afectado con fuerza en el último trimestre del 2008. Durante este trimestre, el crédito transfronterizo a ALC se contrajo bruscamente, mientras que los préstamos otorgados por las sucursales—que juegan un papel muy importante en la región—demostró ser mucho más resistente. Mirando hacia adelante, el análisis sugiere que el endurecimiento de las condiciones financieras mundiales, junto con una lenta recuperación en la salud financiera de los bancos globales, debería afectar negativamente al crédito de bancos extranjeros otorgado a ALC. La reversión más fuerte probablemente se dé en el crédito transfronterizo; el hecho de que el financiamiento desde el exterior de los bancos extranjeros generalmente juega un papel menos relevante en la región limitará el impacto potencial de la contracción crediticia.

Efectivamente, varias de las características estructurales de la participación de los bancos extranjeros en la región sugieren que la contracción del crédito de los bancos internacionales no será tan severa como en otras regiones de países emergentes, ni como lo fue en el propio pasado en ALC. La mayor parte de los préstamos concedidos por los bancos extranjeros se da a través de sus filiales locales y en la moneda local de los países de la región, lo que mitiga el riesgo de que se produzca una reversión en el flujo de activos de los bancos extranjeros hacia sus países de origen. Además, gran parte del financiamiento de los bancos de propiedad extranjera en América Latina ha provenido de fuentes locales (mayormente depósitos), más que de recursos de sus casas matrices3. Presentamos evidencia que indica que estas características de la operativa de los bancos internacionales reduce el riesgo de contagio de la restricción de liquidez internacional. Además, la madurez de los préstamos a la región de ALC se ha volcado hacia el largo plazo, lo que reduce la vulnerabilidad a una reversión repentina del financiamiento de corto plazo de los bancos extranjeros. En su conjunto, estas características aumentan la robustez de los sistemas financieros de los países de ALC ante las tensiones financieras de los mercados avanzados, a pesar del panorama general negativo.

Principales características del crédito de los bancos extranjeros a ALC

El análisis se basa en las Estadísticas Bancarias Consolidadas del Banco de Pagos Internacionales (BPI), que contienen información agregada a nivel de cada país sobre el crédito bruto otorgado por bancos internacionales a los sectores bancario y no bancario en los países de América Latina al último trimestre de 20084. El crédito de los bancos extranjeros a la región incluye no sólo préstamos bancarios sino también otras formas de financiamiento mediante títulos de deuda y acciones; para facilitar la exposición, nos referiremos a todas estas formas como “crédito” o “préstamos”. Como ya fue mencionado, el crédito otorgado por los bancos que reportan al BPI proviene tanto de sus casas matrices en el exterior (“transfronterizo”) como de sus sucursales y filiales en el país receptor (“filiales locales”)5.

En los últimos cinco años, el crédito de bancos extranjeros a ALC ha aumentado considerablemente, tanto en su volumen en dólares como en su proporción del PIB. Según esta última, los activos de los bancos extranjeros son más importantes en Chile, seguido de Costa Rica y México, aunque se ubican sensiblemente por debajo de la mediana correspondiente a los países de Europa Oriental A finales de 2008, Brasil, México y Chile representaban casi el 80% de la totalidad de los préstamos vigentes otorgados por bancos extranjeros a ALC.

En el año 2008 en ALC, dos tercios de la totalidad del crédito de los bancos extranjeros se desembolsó a través de filiales locales. Esta proporción es considerablemente superior a la mediana de los países de Europa emergente (50%), de Asia emergente (37%) y de África y Oriente Medio (19%). Esto refleja un cambio sostenido en la estrategia de negocios de los bancos internacionales respecto de ALC, mediante el cual el crédito transfronterizo ha dado paso al de las filiales nacionales concedido localmente6.

Préstamos de bancos extranjeros como proporción del PIB, 2008 1/

(Porcentaje)

Fuentes: Banco de Pagos Internacionales; y cálculos del personal técnico del FMI.

1/ Incluye préstamos concedidos desde el exterior así como préstamos de las filiales locales de los bancos extranjeros.

Nota: Para otras regiones, equivale a la mediana de los países.

El crédito que otorgan las filiales de los bancos extranjeros se financia principalmente con depósitos locales, y la dependencia de las mismas respecto de otros tipos de financiamiento (recursos de la casa matriz o financiamiento mayorista) es reducida, particularmente en Brasil. Esta situación se contrapone a la de los países emergentes europeos, donde en los últimos años los préstamos de las filiales locales han sido financiados principalmente por sus casas matrices.

Como reflejo del peso relativo del crédito concedido a través de filiales locales, ALC es la región con la mayor participación de préstamos en moneda nacional en la totalidad de préstamos otorgados por bancos extranjeros. En la mayoría de las economías más grandes de la región, la mitad o más de todo el financiamiento provisto por bancos extranjeros está denominado en moneda nacional, y esta proporción supera el 70% en el caso de México.

Proporción de los préstamos de bancos extranjeros concedidos a través de sus filiales locales, 2008

(Porcentaje del total)

Fuentes: Banco de Pagos Internacionales; y cálculos del personal técnico del FMI.

Nota: Para otras regiones, corresponde a la mediana de los países.

La estructura de vencimientos del crédito a la región de ALC ha madurado hacia el largo plazo, y el riesgo de refinanciamiento sigue siendo menor en comparación con el de los países en desarrollo en su conjunto7. Además, el crédito otorgado por los bancos extranjeros al sector bancario en los países de ALC (como porcentaje del total concedido) es el más bajo de todas las regiones consideradas. Para los países de Asia y el Pacífico este porcentaje alcanza casi el 30%, mientras que para ALC esta cifra es del 15%.

Los bancos españoles y estadounidenses tienen un papel preponderante en América Latina, representando en su conjunto aproximadamente un 50% del crédito vigente a países latinoamericanos8. Estos bancos internacionales tienen baja exposición a Europa emergente9. A la inversa, los bancos internacionales con mayor actividad en los países de Europa emergente (de Austria, Bélgica, Suecia e Italia), tienen una presencia reducida en América Latina10.

Relación depósitos/préstamos en filiales locales de bancos extranjeros, 2007 1/

(Porcentaje)

Fuente: Adler y Cerutti (2009).

1/ La relación depósitos/préstamos es calculada para cada filial como la suma de depósitos en cuenta corriente, de ahorro, a plazo, y moneda extranjera como porcentaje de sus préstamos al sector privado. Para cada país, el valor reportado corresponde al promedio ponderado del cociente de depósitos/préstamos de cada filial, usando sus portafolios de préstamo como ponderador.

Proporción de los préstamos de bancos extranjeros denominados en moneda local, 2008

(Porcentaje del total)

Fuentes: Banco de Pagos Internacionales; y cálculos del personal técnico del FMI.

Nota: Para otras regiones, corresponde a la mediana de los países.

Crédito de los bancos extranjeros en moneda extranjera en mercados emergentes

(Porcentaje del PIB, 2008)

Fuente: Cálculos del personal técnico del FMI.

Nota: Las fronteras en este mapa no necesariamente reflejan la posición oficial del FMI.

Préstamos de bancos extranjeros concedidos desde el exterior al sector bancario en mercados emergentes, 2008 1/

(Porcentaje del PIB)

Fuente: Cálculos del personal técnico del FMI.

1/ Préstamos transfronterizos de los bancos extranjeros tanto a los bancos de propiedad nacional como a las filiales locales de los bancos extranjeros en cada país.

Credito de bancos extranjeros, por nacionalidad

(Porcentaje, 2008 T3)

Fuentes: Banco de Pagos Internacionales; y cálculos del personal técnico del FMI.

Nota: Porcentaje calculado sobre el crédito total de bancos de los 11 países desarrollados mencionados en el gráfico.

Fuentes de estabilidad

Existen cuatro características fundamentales de la operativa de crédito de los bancos internacionales en la región que podrían reducir la posible transmisión y amplificación de los shocks financieros mundiales. En primer lugar, la menor dependencia de ALC al financiamiento bancario externo en moneda extranjera, posiblemente la hace menos vulnerable al riesgo de la repatriación de los activos extranjeros hacia sus países de origen, con respecto a otras regiones. Evidencia empírica reciente indica que aquellos países donde la mayor parte del crédito de bancos extranjeros a los hogares y las empresas se extiende a través de filiales locales más que mediante préstamos externos, suelen gozar de mayor estabilidad en el financiamiento de los bancos internacionales (García-Herrero y Martínez-Peria, 2007). Dado que en general el crédito transfronterizo (mayormente denominado en moneda extranjera) se financia en los mercados internacionales, éste suele ser sumamente sensible a las oscilaciones en las condiciones del mercado interbancario mundial. Pero dado que a menudo el crédito otorgado por las filiales de propiedad extranjera se financia a nivel local, podría esperarse que sea menos sensible a los shocks externos11. (Encontramos evidencia que confirma ello, como será analizado más adelante).

En segundo lugar, la menor dependencia de las filiales de propiedad extranjera en las líneas de crédito de sus casas matrices (o de obligaciones comerciales potencialmente inestables) para financiar sus préstamos, limitan los posibles efectos desestabilizadores originados en los problemas de solvencia o liquidez que enfrentan los bancos en las principales economías industrializadas.

En tercer lugar, la baja proporción de préstamos a corto plazo en moneda extranjera (especialmente del financiamiento interbancario) reduce la exposición de los países de la región al riesgo de refinanciamiento y, por ende, a los shocks que afecten a los bancos acreedores12.

Por último, los bancos internacionales con gran actividad en los países europeos emergentes tienen una presencia reducida en América Latina. En la crisis actual, esto limita el contagio internacional que puede ocurrir por vía de un “efecto de banco acreedor en común”, en el que las pérdidas en un país llevarían a que un banco internacional liquidase sus activos o reduzca sus líneas de crédito a sus filiales a fin de restablecer sus coeficientes de capital13. En el período más reciente, los vínculos de crédito bancario han sido un importante mecanismo de transmisión, siendo los bancos de Europa occidental el origen principal del problema (Perspectivas de la Economía Mundial, abril de 2009).

La presencia de estas fuentes de resistencia, sin embargo, no implica que la región de ALC sea inmune a una desaceleración o a una contracción en el crédito de los bancos extranjeros. Es más, existe heterogeneidad dentro de la región, y aquellos países que son más dependientes del crédito transfronterizo—el componente del crédito de bancos extranjeros que es más sensible a las condiciones financieras externas—pueden verse más afectados. Adicionalmente, los efectos potenciales sobre la actividad económica en cada país pueden depender en parte de la profundidad y estructura de los mercados financieros.

¿Qué factores impulsan el crédito de los bancos extranjeros hacia la región de ALC?

La turbulencia que afecta al mercado crediticio mundial ha suscitado interrogantes sobre el nivel y la estabilidad del financiamiento de los bancos extranjeros a América Latina. Para entender la forma en que la profundización de la restricción crediticia podría afectar a América Latina, esta sección analiza los factores que han sido determinantes del financiamiento otorgado por bancos internacionales a la región entre 1999 y 2008, utilizando una regresión de panel multidimensional (véase mayor información en el apéndice técnico)14. El modelo se centra en analizar el efecto sobre la actividad crediticia de los bancos extranjeros a la región de tres factores que operan actualmente: i) el deterioro en la liquidez mundial, ii) las grandes reducciones del valor en libros y el deterioro de los balances de las principales instituciones financieras internacionales y iii) la reversión en el ciclo crediticio en las economías avanzadas.

Diferenciales de tasas en mercados monetarios

(Puntos básicos)

Fuente: Haver Analytics.

Endurecimiento en las condiciones crediticias de los bancos de EE.UU. 1/

(Porcentaje de los oficiales de préstamo senior que reportan un endurecimiendo en las condiciones crediticias)

Fuente: Junta de Gobernadores del Sistema de la Reserva Federal; Senior Loan Officer Opinion Survey.

1/ Proporción de los encuestados que informan sobre un endurecimiento de las normas crediticias en los préstamos comerciales e industriales a grandes empresas, menos la proporción de los encuestados que informan sobre una flexibilización de estas normas.

El análisis econométrico realiza una regresión del crecimiento trimestral del crédito bancario total (el otorgado por filiales locales sumado al transfronterizo) de cada país extranjero a cada país de ALC sobre los siguientes factores15:

  • El diferencial TED (diferencial entre la tasa LIBOR en dólares de EE.UU. a tres meses y la de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a igual plazo) para representar las tensiones de liquidez en los mercados interbancarios mundiales16.

  • La percepción sobre las exigencias s crediticias de los bancos en las economías avanzadas, para controlar por la incidencia de las condiciones crediticias de los bancos. Utilizamos el porcentaje neto del aumento de la exigencia de las condiciones crediticias en un trimestre dado, en base a la encuesta a funcionarios a cargo del otorgamiento de créditos (Senior Loan Officer Opinión Survey) de la Reserva Federal de Estados Unidos.

  • Los indicadores de solvencia financiera de los bancos acreedores. Utilizamos indicadores de mercado sobre la frecuencia esperada de incumplimiento (FEI) del sistema bancario, específicos para cada país. Estos indicadores han mostrado un deterioro marcado en los últimos meses, lo que refleja la reducción en la capitalización de mercado y las utilidades, así como el aumento de la volatilidad del precio de las acciones de los bancos que cotizan en bolsa.

Indicadores de mercado de la frecuencia esperada de incumplimiento de los bancos

(Mediana de los bancos en cada país)

Fuentes: Moody’s KMV; y cálculos del personal técnico del FMI.

  • La situación macrofinanciera de los países receptores, con influencia tanto sobre la demanda como la oferta de crédito. Incluimos el diferencial de interés de corto plazo, cuyo incremento debería indicar un aumento en la tasa de retorno relativa sobre la inversión en ALC. También controlamos por el efecto del crecimiento del PIB real en cada país de ALC.

  • La variación porcentual del tipo de cambio del país deudor frente al dólar de EE.UU., para captar los efectos de valoración de activos (y las posibles reasignaciones de portafolio que pudiesen ocurrir en respuesta a los movimientos cambiarios)17.

  • Un indicador compuesto del riesgo económico, político y financiero en cada país deudor. La percepción de menores riesgos económicos e institucionales suelen atraer la inversión de los bancos extranjeros. Para ello, utilizamos el International Country Risk Rating publicado por PRS Group.

  • Los efectos fijos bilaterales (acreedordeudor) para representar las fuentes de heterogeneidades no observadas y mayormente constantes18.

El modelo estimado brinda una explicación plausible de los factores que afectan la evolución del crédito concedido por los bancos extranjeros a los países de América Latina. Las principales conclusiones (basadas en resultados que se presentan en las dos primeras columnas del un cuadro en el apéndice técnico) son las siguientes:

  • Existe un fuerte vínculo entre las condiciones en el mercado monetario mundial y los cambios en el total de préstamos de los bancos internacionales a América Latina. El deterioro de la liquidez interbancaria reduce el crecimiento del crédito que otorgan los bancos extranjeros a la región, lo que coincide con los estudios del Banco Mundial (2008) y McGuire y Tarashev (2008). Los coeficientes estimados indican que un aumento de 10 puntos básicos en el diferencial TED daría lugar a una reducción, en promedio, de aproximadamente 1 punto porcentual de la tasa de crecimiento trimestral del total de crédito otorgado por bancos internacionales19.

  • Un deterioro de la salud financiera de los bancos ha dado lugar en forma sistemática a un crecimiento más lento del crédito de los bancos internacionales a ALC. Un aumento de una desviación estándar (20 puntos básicos) en la FEI de los bancos se vincula a una reducción de 1,4 puntos porcentuales de la tasa de crecimiento trimestral del crédito. Este resultado coincide con los estudios recientes de Čihák y Koeva Brooks (2009) que muestran que la oferta de crédito bancario en la zona del euro varía en función de la solvencia financiera de los bancos.

  • Cambios en las exigencias crediticias de los bancos internacionales (aproximadas por las encuestas de opinión realizadas en los Estados Unidos) no parecen tener un efecto estadísticamente significativo en el crecimiento en el total de préstamos de los bancos extranjeros a América Latina, una vez que controlamos por otros factores.

  • La depreciación del tipo de cambio está asociada a una desaceleración importante del crédito de los bancos extranjeros durante el mismo trimestre. Es posible que estas estimaciones representen el efecto mecánico de valoración, pero también las consecuencias de las crisis cambiarias ocurridas durante el período muestral20.

  • Otras variables explicativas presentan el signo esperado y son consistentes con la teoría21. El aumento del crecimiento económico está relacionado en forma robusta al incremento del crecimiento del crédito por parte de los bancos extranjeros durante el mismo trimestre. Las mejoras institucionales (representadas por una calificación más favorable del riesgo económico y político) dan origen al fortalecimiento de la confianza de los inversores y por ende atraen el crédito de los bancos internacionales.

Finalmente, también estimamos una especificación alternativa que permite que los shocks a las condiciones de liquidez internacional y a la salud financiera de las casas matrices tengan efectos diferenciados en los países de ALC, dependiendo del porcentaje del total del crédito de los bancos extranjeros que se extienda en moneda local. Este porcentaje sirve como proxy de la proporción del total de crédito vigente de los bancos extranjeros en un país que fue concedido por las filiales locales22. Los resultados, presentados en las dos últimas columnas del recuadro en el apéndice técnico, sugieren que la transmisión de los shocks financieros mundiales a través del canal de crédito de bancos extranjeros es menor en países en los que los bancos internacionales conducen una proporción mayor de sus operaciones crediticias en moneda nacional. Este resultado es consistente con los reportados por García Herrero y Martínez Peria (2007), quienes muestran que en los países en los que el crédito de bancos extranjeros se extiende principalmente a través de filiales locales (en lugar del financiamiento transfronterizo) exhiben una menor volatilidad en el crédito total de los bancos extranjeros.

En resumen, nuestros resultados sugieren que el crédito de los bancos internacionales a América Latina efectivamente responde a las restricciones de financiamiento provocadas por la escasez de liquidez y el aumento en el riesgo de contraparte en el mercado interbancario mundial. Asimismo, aumentos en la propia vulnerabilidad financiera de las casas matrices pueden llevar a una reducción en el financiamiento de los bancos extranjeros a la región23. Sin embargo, la magnitud de la respuesta a estos shocks depende de la estructura de financiamiento al país de ALC determinado. Como se esperaba, las estimaciones sugieren que los efectos más grandes se observan en el crédito transfronterizo (que se denomina mayormente en moneda extranjera), mientras que los efectos sobre la actividad de préstamos de las filiales locales (especialmente en aquellos países con una baja dolarización del crédito bancario) son menores.

¿Existe un repliegue en curso? La evidencia reciente

Las estadísticas bancarias del BPI para fines de 2008 se publicaron a fines de abril de este año, permitiéndonos examinar la forma en que los bancos internacionales se comportaron en los meses siguientes a los eventos de septiembre de 2008 asociados con Lehman Brothers. Dado que el último trimestre de 2008 se caracterizó por depreciaciones cambiarias inusualmente altas en varios países de ALC, la discusión que sigue a continuación se enfoca en los flujos de préstamos de bancos extranjeros que excluyen efectos de valoración de la moneda24.

Para muchos países alrededor del mundo, el monto total de crédito de los bancos globales (tanto el transfronterizo como el desembolsado a través de filiales) había empezado a desacelerarse e incluso contraerse en 2008T2, y esta tendencia continuó hasta el último dato disponible de fines de 2008. En ALC—donde las tasas de crecimiento del crédito total no habían sido tan elevadas como en otros lugares—una reversión significativa sucedió recién en 2008T4, cuando el monto total de crédito de los bancos extranjeros a la región en su conjunto se contrajo en cerca del 5% durante el último trimestre. El tamaño de las contracciones en el último trimestre varió por país, pero se dieron en la mayoría de países de la región (véase cuadro). Aun así, para el año en su conjunto, el crédito de bancos extranjeros aumentó en 7%, una vez tomados en cuenta los efectos del tipo de cambio.

Dentro del total de crédito concedido a la región, el comportamiento de las filiales locales y el de sus casas matrices difirió dramáticamente en el último trimestre de 2008. El stock de crédito concedido desde el exterior, que había estado creciendo a tasas superiores al 30% en trimestres anteriores, se contrajo abruptamente el cuarto trimestre, en casi un 20% (llevando el crecimiento para todo el año a casi cero)25. Por otro lado, el crédito concedido por las filiales locales continuó una desaceleración gradual, pero logró crecer modestamente en el cuarto trimestre respecto al período anterior.

Préstamos de bancos extranjeros a ALC: Evolución reciente 1/(Variación porcentual del valor en dólares de EE.UU.)
Variación trimestralVariación anual
Región/PaísObservadaAjustado por

el tipo de

cambio 2/
ObservadaAjustado por

el tipo de

cambio 2/
América Latina y el Caribe−14.0−4.8−5.17.0
Brasil−20.6−10.7−10.95.4
México−16.3−1.6−11.33.9
Otros de América del Sur−8.1−4.41.89.0
de la cual Argentina−10.6−6.4−5.6−1.3
Chile−10.4−3.53.218.2
Colombia−7.0−10.7−11.6−15.7
Perú−4.0−3.025.327.3
América Central0.50.513.513.8
de la cual Costa Rica−0.8−2.3−12.17.4
Guatemala3.84.618.018.5
Caribe−3.7−3.624.224.3
de la cual República Dominicana−5.6−5.5−3.6−3.3
Granada2.92.913.213.2
Partida informativa
Europa emergente−7.5−2.21.06.1
África Y Medio Oriente−8.4−5.9−0.75.6
Asia emergente−10.5−10.0−7.1−4.9
Fuentes: Banco de Pagos Internacionales; y FMI, Estadísticas Financieras Internacionales.

Incluye préstamos concedidos desde el exterior así como préstamos de las filiales locales de los bancos extranjeros.

Ajustado para tener en cuenta los efectos del tipo de cambio sobre el crédito en moneda nacional otorgado por filiales de bancosextranjeros.

Fuentes: Banco de Pagos Internacionales; y FMI, Estadísticas Financieras Internacionales.

Incluye préstamos concedidos desde el exterior así como préstamos de las filiales locales de los bancos extranjeros.

Ajustado para tener en cuenta los efectos del tipo de cambio sobre el crédito en moneda nacional otorgado por filiales de bancosextranjeros.

Crecimiento de los préstamos totales de bancos extranjeros a ALC, por país o región 1/

(Variación anual porcentual, ajustada por tipo de cambio)

Fuentes: Banco de Pagos Internacionales, FMI, Estadísticas Financieras Internacionales; y cálculos del personal técnico del FMI.

1/ Incluye préstamos concedidos desde el exterior así como préstamos de las filiales locales de los bancos extranjeros.

Crecimiento de los préstamos totales de bancos extranjeros por región del mundo 1/

(Variación anual porcentual, ajustada por tipo de cambio)

Fuentes: Banco de Pagos Internacionales, FMI, Estadísticas Financieras Internacionales; y cálculos del personal técnico del FMI.

1/ Incluye préstamos concedidos desde el exterior así como préstamos de las filiales locales de los bancos extranjeros.

Canales de préstamos de bancos extranjeros a ALC: Diferencias en comportamiento

(Variación porcentual anual en dólares de EE.UU.)

Fuentes: Banco de Pagos Internacionales; y cálculos del personal técnico del FMI.

¿Qué sucederá en 2009?

En función de las estimaciones del modelo presentadas en la sección anterior y utilizando proyecciones sobre la situación financiera internacional y las perspectivas del FMI sobre crecimiento en ALC, elaboramos pronósticos sobre el financiamiento de los bancos extranjeros a América Latina en los próximos trimestres26. Estos pronósticos deben tomarse sólo como proyecciones ilustrativas, especialmente dadas la incertidumbre actual.27

Según el pronóstico, es probable que en los trimestres venideros la escasez de crédito en los países avanzados y otros factores domésticos provoque una reducción importante del crédito de bancos extranjeros a ALC, con la tasa de crecimiento interanual cayendo de cerca de 20% en 2008T3 hasta cerca de -1% en 2009T3. Aun así, la caída en el financiamiento es menor y menos pronunciada que la observada a principio de esta década. Esto podría estar reflejando, en parte, los cambios estructurales en las actividades de préstamo hacia ALC de los bancos extranjeros mencionado anteriormente, así como los fundamentos macroeconómicos más robustos hoy en día de los países de la región.

Conclusiones

En este capítulo, observamos las posibles repercusiones del proceso mundial de desapalancamiento operando a través de bancos extranjeros con participación activa en la región.

El análisis indica que es probable que los bancos extranjeros reduzcan su exposición en América Latina y el Caribe y, de hecho, ya se ha constatado una desaceleración general del crecimiento de dicha exposición, con una contracción observada en 2008T4. Hacia adelante, nuestro análisis sugiere que es probable que los dos factores clave que caracterizan la actual turbulencia financiera mundial—liquidez interbancaria restringida y creciente presión sobre la posición de capital de los principales bancos internacionales—tengan un efecto negativo sobre la disponibilidad de crédito bancario para la región. El proceso de desapalancamiento podría tener repercusiones más amplias y adversas en países donde el crédito transfronterizo ha sido relativamente mayor.

Préstamos de bancos extranjeros a ALC: Pronósticos basados en modelo para 2009 1/

(Variación pocentual anual)

Fuentes: Banco de Pagos Internacionales; y cálculos del personal técnico del FMI.

1/ Incluye préstamos concedidos desde el exterior así como préstamos de las filiales locales de los bancos extranjeros.

Crédito bancario al sector privado 1/

(Pocentaje del PIB, 2008)

Fuentes: Banco de Pagos Internacionales; y cálculos del peronal técnico del FMI.

1/ Incluye crédito de filiales de bancos extranjeros y bancos de propiedad local en cada país.

De todos modos, el efecto sobre el crédito bancario concedido por bancos extranjeros a ALC se verá amortiguado teniendo en cuenta que 1) la mayor parte del crédito de los bancos extranjeros (proveniente de sus filiales en la región) se financia con una base de depósitos local estable y esta denominado en moneda nacional; 2) el endeudamiento transfronterizo del sector bancario es limitado y la estructura de vencimientos ha madurado hacia el largo plazo y 3) los bancos internacionales con una participación de mercado preponderante en la región están poco expuestos a Europa emergente. Asimismo, dada la presencia relativamente menor de bancos europeos que tienen fuertes inversiones en Europa emergente, no es probable que América Latina sea susceptible a una retracción del crédito similar a la de esta región europea, o que se vea directamente afectada por las tensiones que allí ocurran.

Apéndice técnico

Modelo empírico

El análisis empírico se basa en un modelo de forma reducida dado por:

en donde la variable dependiente, CBE, es la tasa de crecimiento trimestral del crédito del sistema bancario del país extranjero j al país de ALC i en el trimestre t. La muestra abarca el período que va desde el cuarto trimestre de 1999 hasta el cuarto trimestre de 2008. Consideramos la totalidad de los 20 países que brindan información al BPI, en su mayoría de economías avanzadas. Los 13 países de ALC incluidos en la muestra como países receptores representaban más del 90% del total de créditos vigentes de los bancos extranjeros a la región a fines de 2008. Para el resto de los países de ALC no incluidos en la muestra, algunas de las variables explicativas no estaban disponibles. Panamá fue excluido no solo debido a las limitaciones en los datos disponibles, sino también porque es un centro bancario regional y el BPI lo clasifica como un centro off-shore. Constituye además un caso atípico en la región, en la medida que el stock de créditos de bancos extranjeros representaba el 190% del PIB en 2008.

La variable dependiente incluye tanto el financiamiento transfronterizo concedido desde la casa matriz, como el otorgado por filiales locales en cada país, en moneda nacional y extranjera. Se incluyen los préstamos de los bancos internacionales a bancos en el país anfitrión que no sean sus sucursales o subsidiarias (como préstamos, líneas de crédito entre bancos y crédito vinculado al comercio exterior) y préstamos al sector no financiero. También comprenden los flujos de portafolio (como tenencias de valores) y las participaciones de capital en instituciones no vinculadas (en especial las fusiones y adquisiciones, de particular importancia en la región durante el período de análisis). Los datos utilizados en el estudio reflejan un ajuste realizado en el tercer trimestre de 2008 para tener en cuenta la venta de las filiales de ABN AMRO en Brasil y Uruguay28.

Muchas de las observaciones de la tasa de crecimiento de la variable dependiente muestran valores extremos, principalmente debido a los países que ingresan o abandonan la muestra de bancos, lo que puede provocar saltos bruscos en la serie de tiempo del stock de créditos concedido a países determinados. Para resolver este aspecto, incluimos una variable dummy para aquellas observaciones en que la variable dependiente se encontraba en cada año dentro del 5% superior e inferior de la distribución29. Como en el trabajo de McGuire y Tarashev (2008), la inclusión de esta variable dummy aumenta considerablemente la bondad de ajuste de la regresión, ya que gran parte de la varianza total de la variable dependiente está contenida en estas observaciones. Los resultados del modelo son robustos la exclusión de esta variable dummy, pero el poder explicativo del modelo se reduce considerablemente.

En cuanto a las variables explicativas:

  • TED es el diferencial entre la tasa LIBOR en dólares de Estados Unidos a tres meses y la de los bonos del Tesoro de EE.UU. a igual plazo (diferencial TED), como medida de las presiones de financiamiento en el mercado interbancario. Como una proxy alternativa a las condiciones globales de financiamiento, también utilizamos el diferencial entre la tasa LIBOR a tres meses y las tasa overnight index swap (diferencial OIS, por sus siglas en inglés). Este último representa la incertidumbre sobre la calidad del crédito de contraparte en los préstamos entre bancos.

  • FEI representa las estimaciones sobre la probabilidad esperada de incumplimiento de los bancos, utilizando datos para más de 600 instituciones financieras que cotizan en bolsa en 20 países. Las estimaciones de las FEI provienen de Moody’s KMV, y se calculan utilizando un enfoque de crédito contingente (contingente claims analysis) que utiliza información del mercado accionario combinado con información extraída de los balances financieros para estimar las probabilidades de incumplimiento a futuro. Para cada país y trimestre, tomamos la mediana de los valores de los bancos, para así obtener una medida variable de la salud financiera de cada sistema bancario.

  • ExigCR capta la percepción sobre las exigencias crediticias en el sistema bancario de Estados Unidos en un trimestre dado, basado en la encuesta del Senior Loan Officer Opinión Survey de la Reserva Federal de Estados Unidos. La variable esta definida como el porcentaje de funcionarios a cargo del otorgamiento de créditos que informaron sobre un aumento en la exigencia crediticia, menos el porcentaje de funcionarios que informaron sobre una flexibilización de las condiciones de otorgamiento de crédito a empresas grandes y medianas.

  • PIB mide el cambio porcentual en el PIB real del país receptor de ALC, mientras que CRating es un indicador compuesto del desempeño económico y calidad institucional de cada país basado en el International Country Risk Rating publicado por PRS Group. Un valor más alto indica un mejor marco de política macroeconómica e institucional. La variable (γit γjt) es el diferencial en las tasas nominales de corto plazo entre el país deudor y acreedor. Deprec es el cambio porcentual en el tipo de cambio respecto al dólar de EE.UU. del país receptor de ALC.

La estimación por datos de panel también controla por la heterogeneidad no observada inducida por los efectos temporales λt y los propios a cada relación bilateral entre el país deudor y acreedor γij. Los efectos fijos temporales toman en cuenta los shocks que afectan a todos los países al mismo tiempo. La alta correlación observada entre los países de ALC en el flujo de préstamos de los bancos extranjeros sugiere que existen factores regionales que pueden estar explicando, aunque sea parcialmente, el comportamiento del crédito de los bancos extranjeros. También controlamos por los efectos fijos específicos a cada relación bilateral entre país receptor y acreedor, capturando así los factores inobservados e invariantes en el tiempo que pueden explicar las diferencias entre países en el total de crédito concedido por los bancos extranjeros.

Factores determinantes del total de préstamos de bancos extranjeros a ALC 1999T4-2008T4; Panel con efectos fijos por MCOVariable dependiente: Variación porcentual trimestral de los préstamos de bancos extranjeros
Efectos promedioEfectos diferenciales
(1)(1)(3)(4)
Diferencial TED−0.10 ***−0.15 ***
(0.03)(0.03)
Diferencial TED x proporción de préstamos en moneda local0.14 ***
(0.04)
−0.13 ***
Diferencial OIS(0.04)−0.18 ***
(0.04)
Diferencial OIS x proporción de préstamos en moneda local0.16 ***
(0.05)
FEI de los bancos−6.57 *−6.80 *−11.60 **−11.22 **
(3.52)(3.58)(4.71)(4.71)
FEI de los bancos x proporción de préstamos en moneda local42.13 ***37.66 **
(10.59)(12.46)
Condiciones crediticias más exigentes0.030.080.020.08
(0.06)(0.06)(0.06)(0.06)
Crecimiento del PIB del país de ALC0.32 **0.40 **0.20 *0.33 *
(0.11)(0.17)(0.11)(0.15)
Diferencial de tasa de interés (deudor menos acreedor)−0.03−0.03−0.03−0.02
(0.06)(0.07)(0.06)(0.07)
Indicador compuesto de calificación crediticia0.26 *0.240.21 *0.10
(0.14)(0.18)(0.10)(0.11)
Depreciación−0.12 *−0.13 *−0.07−0.07
(0.06)(0.06)(0.05)(0.05)
Proporción de préstamos en moneda local16.5618.34
(12.87)(10.65)
Efectos fijos
Variables dummy temporales (trimestre)
Efectos fijos deudor/acreedor
Número de observaciones4080408035722947
R20.190.180.210.19
Fuente: Cálculos del personal técnico del FMI.1/ Este cuadro presenta los resultados de la regresión de panel con efectos fijos que se describe en el apéndice técnico. Las variables frecuencia esperada de incumplimiento (FEI) y condiciones crediticias se ingresan con un trimestre de rezago. Se incluye una variable dummy para observaciones extremas, que se definen en el percentil del 5% y 95% de la distribución de la variación porcentual del crédito otorgado por los bancos extranjeros a los países de LAC en cada año. Los errores estándar robustos se agrupan a nivel de país deudor. Los asteriscos denotan la significancia estadistica de los coeficientes estimados: ***, ** y * indican significancia al nivel del 1%, 5% y 10%, respectivamente.
Fuente: Cálculos del personal técnico del FMI.1/ Este cuadro presenta los resultados de la regresión de panel con efectos fijos que se describe en el apéndice técnico. Las variables frecuencia esperada de incumplimiento (FEI) y condiciones crediticias se ingresan con un trimestre de rezago. Se incluye una variable dummy para observaciones extremas, que se definen en el percentil del 5% y 95% de la distribución de la variación porcentual del crédito otorgado por los bancos extranjeros a los países de LAC en cada año. Los errores estándar robustos se agrupan a nivel de país deudor. Los asteriscos denotan la significancia estadistica de los coeficientes estimados: ***, ** y * indican significancia al nivel del 1%, 5% y 10%, respectivamente.

Total de préstamos de bancos extranjeros a la región de ALC

Fuentes: Banco de Pagos Internacionales; y cálculos del personal técnico del FMI.

1/ Incluye préstamos concedidos desde el exterior así como préstamos de las filiales locales de los bancos extranjeros.

Nota: Este capítulo fue preparado por Herman Kamil y Kulwant Rai. Los autores agradecen a Sebastián Goerlich por su ayuda en la interpretación de los datos del Banco de Pagos Internacionales.

En general, la presencia de bancos extranjeros se ha considerado un fenómeno positivo en los países emergentes, fortaleciendo el sistema financiero de los países anfitriones (a través de una asignación más eficiente de capital, el aumento de la competencia y el desarrollo de servicios financieros más sofisticados, entre otros). Para un análisis exhaustivo, véase Claessens et al. (2001) y Banco Mundial (2008).

No obstante, en unos pocos países de la región (como Ecuador, Guatemala, la República Dominicana y Venezuela), el sistema bancario pertenece en su mayor parte a propietarios nacionales.

Véase también el capítulo 3.

Estas estadísticas comprenden a más de 20 países, principalmente de la OCDE (denominados “países que reportan al BPI”). Existen diferencias importantes entre bancos “extranjeros” y los que “reportan información al BPI”, especialmente en América Central, donde no son excepcionales los bancos con actividad regional que no están comprendidos en la información del BPI. Para facilitar la exposición, en este capítulo nos referiremos a los bancos que brindan información al BPI como bancos extranjeros o internacionales.

Las estadísticas consolidadas del BPI hacen un seguimiento de las posiciones de activos (créditos) de los sistemas bancarios frente al resto del mundo, en forma consolidada (es decir, deduciendo las posiciones intragrupo con sus filiales en el exterior). Esta es una ventaja importante de estos datos ya que permiten medir la exposición neta a un país. Para un análisis detallado de la estructura de las estadísticas bancarias consolidadas del BPI, véase McGuire y Wooldridge (2005).

Esta reorientación de la estrategia de los bancos extranjeros se basó, en parte, en la adquisición por medio de sus filiales locales de grandes bancos nacionales que ya contaban con una importante base local de depósitos. Esto fue particularmente importante en el caso de Perú, con el ingreso al mercado de Scotiabank (que adquirió el tercer mayor banco del sistema) y el reingreso de Banco Santander (que adquirió un banco local mediano) a fines de los años noventa. Véase un análisis detallado en Pozzolo (2008).

Sólo se dispone de información sobre la madurez residual de los créditos concedidos en moneda extranjera (que incluyen el total de los préstamos transfronterizos y el de las filiales locales denominados en moneda extranjera). Para la región en su conjunto, el porcentaje del crédito de corto plazo de los bancos extranjeros (denominados en moneda extranjera) se redujo del 54 % en 1997 al 42 % en 2008.

Los bancos canadienses dan cuenta del mayor porcentaje de activos de bancos extranjeros en el Caribe. En América Central, el crédito de los bancos extranjeros esta relativamente diversificado entre los de Estados Unidos, el Reino Unido y otros bancos de Europa occidental.

Para un análisis detallado de la exposición de los bancos internacionales a Europa emergente, véase Maechler y Ong (2009).

La excepción son los bancos alemanes y franceses.

Como se analizó en García-Herrero y Martínez-Peria (2007), dado que la actividad crediticia a nivel local requiere de mayores costos fijos e irreversibles, parece razonable esperar que estos flujos sean más estables y menos sensibles a los shocks negativos que el crédito transfronterizo.

La madurez de corto plazo del crédito en moneda extranjera otorgado por bancos españoles a mercados emergentes es del 40%, mientras que el de los bancos de Estados Unidos se acerca al 80% (McGuire y Tarashev, 2008). Ello indica que, en principio, los bancos estadounidenses pueden ajustar gran parte de su exposición más fácilmente que los españoles.

Véase Calvo y Reinhart, 1996; Van Rijckeghem y Weder, 2001.

Las estadísticas consolidadas bancarias se publicaban en forma semestral hasta 1999; desde entonces se hace en forma trimestral.

Los 13 países receptores de ALC incluidos en la muestra son Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Perú, la República Dominicana, Uruguay y Venezuela. McGuire y Tarashev (2008) realizan un análisis similar para 19 economías emergentes.

En una especificación alternativa, también utilizamos el diferencial entre la tasa Libor a tres meses y la tasa OIS (por sus siglas en inglés, overnight index swap. Este indicador representa la incertidumbre sobre la calidad del crédito de contraparte en los préstamos interbancarios. Cuando el riesgo percibido de contraparte aumenta, como ha sucedido durante el actual período de turbulencia financiera, los bancos pueden volverse más renuentes a prestarse entre ellos, lo que tiende a reducir la disponibilidad de fondos para adquirir activos en el exterior.

Los datos del BPI están expresados en dólares de EE.UU. Por lo tanto, los cambios en estos valores incorporan los efectos de valoración de activos (variación del tipo de cambio, ajuste al valor de mercado de los títulos y reducción del valor en libros de los préstamos en mora) y por ende pueden diferir del flujo de crédito neto. En algunas ocasiones, es posible que los efectos cambiarios de valoración sean significativos, especialmente en países donde el crédito en moneda nacional represente una parte importante del total y los bancos no puedan reequilibrar sus portafolios en el corto plazo.

La presencia de bancos extranjeros suele ser mayor en países con idioma común, sistemas jurídicos y regulación bancaria similares y próximos geográficamente (Claessens y Van Horen, 2008). Por ejemplo, en ALC, un 60% de los bancos extranjeros tienen sede en Estados Unidos y España, mientras que en Europa y Asia central más del 90% de los bancos extranjeros la tienen en la Unión Europea.

En la estimación alternativa, un aumento de 10 puntos básicos en el diferencial LIBOR/OIS daría lugar a una caída, en promedio, de aproximadamente 1,3 % en la tasa de crecimiento del crédito otorgado por bancos extranjeros. Este efecto negativo del aumento en el diferencial LIBOR/OIS es consistente con los resultados presentados en Banco Mundial (2008) para una muestra más grande de países emergentes, si bien el valor absoluto del impacto estimado para los países de ALC es significativamente menor que el reportado en el estudio del Banco Mundial.

La literatura sugiere que las condiciones de financiamiento tienden a tornarse más restrictivas en países que experimentan un derrumbe de su moneda dado el efecto sobre los balances de los descalces de moneda.

La excepción es el coeficiente sobre el diferencial de tasas de interés nominal entre el país deudor y acreedor. No obstante, su valor estimado no fue significativo.

Estas dos participaciones están correlacionadas positivamente a través de los países, dado que los préstamos transfronterizos rara vez se extienden en moneda local, mientras que los préstamos de las sucursales frecuentemente (aunque no siempre) se denominan principalmente en moneda local. Las limitaciones de la información disponible nos impiden estimar directamente por separado modelos para préstamos transfronterizos y préstamos de sucursales. Dicha desagregación se encuentra disponible sólo desde 2005 y a nivel agregado para el país.

Utilizando datos que llegan hasta el año 2000, Goldberg (2001) muestra que la evolución del crédito de los bancos estadounidenses a los países de América Latina se vincula estrechamente a la situación económica de las casas matrices.

Efectuar el ajuste por variaciones en el tipo de cambio puede ser importante no sólo en vista de las fuertes depreciaciones registradas en los últimos meses de 2008 (especialmente en Brasil y México, que juntos representan casi dos tercios del crédito de los bancos extranjeros en la región), sino también porque estas fueron precedidas por períodos sostenidos de apreciación de la moneda local.

Además de los factores reseñados más arriba, es posible que los recientes programas de asistencia y auxilio a los bancos en economías avanzadas estén acelerando la reducción de los flujos bancarios transfronterizos. En particular, los bancos que reciben apoyo del gobierno podrían sentir la presión de expandir el crédito interno a expensas de sus operaciones en el exterior.

Para condicionar en los valores futuros de las variables explicativas del modelo, utilizamos pronósticos del FMI sobre el diferencial TED. Los pronósticos de crecimiento del PIB de los países se basan en Perspectivas de la Economía Mundial de abril de 2009. Suponemos que el valor de la FEI del sistema bancario del país acreedor y la calificación de riesgo del país deudor se mantienen constantes en sus valores de abril de 2009. También proyectamos que para el resto del año, el tipo de cambio nominal en cada país se mantendrá constante al nivel observado el 15 de abril.

Cabe resaltar también que el modelo se estimó sobre un periodo relativamente tranquilo, pero se está usando para pronosticar el crecimiento del crédito ante un shock de magnitud sin precedentes. Sin embargo, el modelo predijo bastante bien el punto de quiebre y caída del crédito de los bancos extranjeros a ALC en 2008T4.

Dado que en ambos casos las ventas se hicieron a una subsidiaria local de un banco español (que reporta al BPI), el monto en cuestión fue reportado como crédito de los bancos españoles a Brasil y Uruguay en diciembre de 2008.

El crédito a los países más pequeños constituye una parte muy reducida del total del crédito concedido por los bancos extranjeros a LAC, y por ende suele presentar grandes variaciones, lo que reduce la potencia estadística de nuestras pruebas.

    Other Resources Citing This Publication