Chapter

I. La economía mundial y las perspectivas para Estados Unidos y Canadá

Author(s):
International Monetary Fund. Western Hemisphere Dept.
Published Date:
November 2006
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

A. Entorno mundial

El crecimiento económico mundial sigue siendo sólido. El crecimiento en el primer trimestre fue particularmente fuerte en Estados Unidos, aunque se ha desacelerado desde entonces. La expansión económica en la zona del euro ha ganado ímpetu, si bien el crecimiento en Alemania fue lento al comienzo del año. La economía japonesa continúa expandiéndose y la economía china sigue creciendo rápidamente, habiendo alcanzado una tasa anual de más del 10% en el primer semestre del 2006. Las economías emergentes de Asia y Europa también están creciendo rápidamente.

Perspectivas de la economía mundial

(PIB real; variación porcentual anual)

Fuente: Perspectivas de la economía mundial.

Pese a que las condiciones monetarias fueron más restrictivas en el primer semestre del año, las condiciones para el crecimiento siguen siendo favorables en su mayor parte, y se prevé que la expansión de la economía mundial alcanzará un 5% en el 2006 y el 2007. Como resultado del crecimiento acelerado en el primer semestre del año y de los precios más altos de los productos básicos, los bancos centrales adoptaron medidas monetarias más restrictivas, lo que logró mantener la tasa de inflación básicamente controlada. Sin embargo, se observó una mayor sensibilidad de los mercados financieros a las incipientes presiones inflacionarias mundiales, que se puso en evidencia con la turbulencia experimentada en mayo y junio tanto en los mercados maduros como en los de economías emergentes. En respuesta a las ventas masivas registradas en Estados Unidos y otros mercados maduros, los mercados de acciones de Argentina, Brasil, Colombia, Hungría, México, Rusia y Turquía experimentaron caídas bruscas. Pero esas caídas habían estado precedidas por alzas considerables, y desde entonces los mercados han logrado recuperarse. Además, los diferenciales de rendimiento de los bonos soberanos (riesgo país) siguen en un nivel excepcionalmente bajo, y la turbulencia experimentada en mayo y junio no parece haber dado lugar a una revisión fundamental de las perspectivas para los mercados emergentes.

Valores mundiales: Relación precio/ganancia

(Promedio móvil a tres meses) 1/

Fuentes: Thomson Financial I/B/E/S y personal técnico del FMI.

1/ Gananc ias a futuro (12 meses): promedio del período (enero 1990– septiembre 2006) = 100.

B. Perspectivas para Estados Unidos y Canadá

Estados Unidos sigue siendo un motor para el crecimiento mundial, aunque ahora se prevé que la economía de ese país se desacelerará, algo por debajo de la tasa potencial. Tras registrar un crecimiento marcadamente acelerado de 5¼% en el primer trimestre (cifra anualizada, medida de un trimestre a otro), el ritmo de expansión en Estados Unidos disminuyó nuevamente hasta el 2½% en el segundo trimestre. Expresado en cifras anuales, se prevé que el crecimiento se desacelere, de un 3½% en el 2006 a alrededor del 2½% en el 2007, al disminuir el gasto en inversión y consumo como resultado de la desaceleración del mercado inmobiliario. Es probable que la inversión empresarial continúe siendo sólida, sobre todo teniendo en cuenta la reciente caída de los precios del petróleo, la abundancia de las utilidades y el bajo nivel de las tasas de interés a largo plazo. Sin embargo, existen riesgos a estos pronósticos, especialmente si en los meses venideros la actividad del mercado de la vivienda se enfría con una rapidez mayor a la prevista. Se prevé que el déficit externo permanezca próximo al nivel que registra actualmente, aunque las importaciones podrían disminuir si la actividad económica se debilita más de lo previsto. En cuanto a los precios, los pronósticos indican que las presiones inflacionarias estarán contenidas, gracias al aumento sostenido de la productividad y a cierta debilidad en los precios del petróleo.

Estados Unidos: Crecimiento del PIB real y contribuciones

(contribuciones al crecimiento, cifras trimestrales anualizadas; en porcentaje)

Fuente: Haver Analytics.

El desempeño fiscal en Estados Unidos ha sido mejor de lo esperado, y se prevé que se adelante el cumplimiento del objetivo del gobierno de reducir el déficit en la mitad. Debido a un fuerte repunte en los ingresos impositivos y al efectivo control de gastos discrecionales no militares, el déficit del gobierno federal se redujo a menos de 2% del PIB en el año fiscal 2005. Sin embargo, la sostenibilidad fiscal a largo plazo sigue presentando un desafío fundamental. Enfrentar este desafió requerirá reformas de los programas de asistencia social y una reducción del déficit a mediano plazo para lograr un equilibrio en el presupuesto federal (excluido el superávit de la seguridad social). Aunado a una mayor flexibilidad cambiaria y reformas conexas en los socios comerciales de Estados Unidos, la reducción del déficit también ayudaría a disminuir los desequilibrios mundiales y a moderar el riesgo de una corrección desordenada.

Gasto del gobierno federal

(Porcentaje del PIB)

Fuente: Informe del FMI No. 06/279.

Países industrializados

(PIB real, variación porcentual con respecto a cuatro trimestres anteriores)

Fuente: Personal técnico del FMI.

La economía canadiense sigue creciendo a un ritmo cercano a su capacidad. Se prevé que la economía crezca a una tasa de un 3% en el 2006 y el 2007, aunque su desempeño estará estrechamente vinculado al de los Estados Unidos. La expansión ha estado impulsada por los elevados precios de los productos básicos, el crecimiento del consumo privado y, como en Estados Unidos, las utilidades sólidas de las empresas y la inversión en el sector empresarial, lo cual ha contrarrestado los efectos de una moneda fuerte. Pese a un mercado laboral relativamente restrictivo, se prevé que la inflación permanezca bien anclada en el contexto de un régimen de metas de inflación y superávit fiscal, que han mantenido a la baja el coeficiente deuda/PIB.

C. Retos mundiales

Si bien el escenario más probable en el corto plazo para la economía mundial es el de un crecimiento sólido, la balanza de riesgos se inclina cada vez más hacia un deterioro de la situación. Además de los riesgos relacionados con el enfriamiento de la economía estadounidense—que afectarían especialmente a América Latina—la economía mundial se ve enfrentada a varios desafíos en el corto y mediano plazo que afectarán las perspectivas económicas: i) los altos y volátiles precios de la energía; ii) la liquidez mundial más restringida, en parte como respuesta a presiones inflacionarias más fuertes, y iii) los riesgos derivados de los desequilibrios mundiales.

Crecimiento del PIB real

(variación porcentual anual)

Fuente: Personal técnico del FMI.

Aunque han disminuido desde agosto del 2006, cuando alcanzaron niveles máximos, los altos y volátiles precios del petróleo representan aún un desafío constante. Los niveles elevados de los precios del petróleo este año se explican no solo por la pujante actividad económica mundial, sino también por acontecimientos geopolíticos y las preocupaciones por la oferta. Si bien estas inquietudes se han aliviado recientemente, la capacidad no utilizada sigue siendo escasa y persisten los riesgos de shocks en el lado de la oferta. Cualquier interrupción grave en el proceso de producción de uno de los mayores productores podría volver a empujar los precios al alza, lo cual intensificaría las presiones inflacionarias y moderaría la demanda. Ello resalta la necesidad de alcanzar un equilibrio sostenible a mediano plazo entre la oferta y la demanda, eliminando los obstáculos a la inversión vertical hacia abajo y hacia arriba con el fin de reactivar la capacidad, consolidar la labor de conservación y reducir paulatinamente los subsidios a los precios que contribuyen a elevar la demanda en el mediano plazo.

Demanda mundial de petróleo crudo, capacidad de producción y capacidad no utilizada

(millones de barriles diarios)

Fuentes: British Petroleum Statistical Review, Agencia Internacional de Energía y personal técnico del FMI.

La volatilidad del mercado financiero que se registró en los primeros meses del año puso de relieve los riesgos potenciales para los mercados emergentes derivados de condiciones restrictivas imprevistas en el nivel de liquidez mundial. Hasta ahora, las tasas de interés más altas en Estados Unidos y en otros países no han disminuido el ritmo de crecimiento de los mercados emergentes, y cualquier aumento adicional moderado de esas tasas podría ser absorbido sin problema. Mirando hacia el futuro, el desafío para los principales bancos centrales será resguardar las economías de las presiones inflacionarias de una manera previsible que evite condiciones demasiado restrictivas.

Mercados de acciones en los EE.UU., Europa, y Japón

(1 de enero de 2004 = 100)

Fuente: Bloomberg, L.P.

Los desequilibrios mundiales siguen representando un desafío de política para la economía mundial. En los últimos diez años, el déficit en cuenta corriente en Estados Unidos ha aumentado a niveles sin precedentes, en tanto que Asia y, últimamente, los países petroleros han acumulado superávits muy grandes. Existe un amplio consenso que esos desequilibrios son insostenibles en el mediano plazo y que existe un riesgo de que lleven a una corrección desordenada, incluyendo una caída en la demanda por activos estadounidenses, fuertes fluctuaciones en las tasas de interés y los tipos de cambio, una creciente actitud proteccionista y una desaceleración del crecimiento mundial. Actualmente, el FMI lleva a cabo un proceso de consultas multilaterales, que incluyen Arabia Saudita, China, Estados Unidos, Japón y la zona del euro con el fin de fomentar una acción conjunta que lleve a una reducción de los desequilibrios mundiales y al mismo tiempo a un crecimiento sostenido.

Balanza en cuenta corriente

(Porcentaje del PIB mundial)

Fuente: Perspectivas de la economía mundial.

    Other Resources Citing This Publication