Chapter

Anexo II: Repercusiones de las reformas estructurales en el marco de la UEM*

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
October 1997
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

En este anexo se profundiza el análisis presentado en el capítulo III y el examen de las repercusiones para Europa y para el resto del mundo de distintos supuestos con respecto a la reforma del mercado de trabajo, el ajuste fiscal y la liberalización del mercado de productos en el marco de la UEM. Los marcos hipotéticos resultantes tienen obviamente un carácter teórico, pero permiten poner de relieve el profundo impacto que puede tener la UEM en la evolución macroeconómica, dependiendo de los progresos que se realicen en estos tres campos de la política económica1.

Para analizar los posibles efectos de las reformas estructurales en el marco de la UEM se utiliza una versión del modelo multirregional del FMI, MULTIMOD. Esta versión incluye un modelo para cada Estado miembro de la UE, excepto Bélgica y Luxemburgo que se consideran conjuntamente. Se supone que todos los países que actualmente son miembros de la UE participarán en la UEM desde su inicio2 y que el Banco Central Europeo utilizará un agregado monetario como objetivo intermedio. Se supone que se consolida la credibilidad de la política monetaria, y el modelo se centra en el impacto de las reformas estructurales—o de la ausencia de dichas reformas—una vez cimentada firmemente la UEM. Por lo tanto, el análisis comienza en el año 2000, a partir de un escenario de referencia que se basa en el supuesto de que no se modifica la política económica y que extiende la base de datos de esta edición de Perspectivas de la economía mundial más allá de su horizonte actual.

Para el análisis se ha mantenido la estructura básica de MULTIMOD3, pero se ha incluido la UEM y se ha dado un nuevo tratamiento a los mercados de trabajo. En primer lugar, se ha incorporado una curva de Phillips modificada4. Para la mayoría de los países incluidos en el modelo, la estimación de esta curva de Phillips no lineal se ha realizado por separado. Esta curva permite apreciar las diferentes repercusiones sobre el empleo y la inflación de perturbaciones de distinto alcance, teniendo en cuenta a la vez los efectos de histéresis. En segundo lugar, se agregó una ecuación que refleja la dinámica cíclica del empleo en torno a la tasa natural. La tasa natural en sí misma se incluye en el cálculo del producto potencial, de modo que las reformas estructurales del mercado de trabajo influyen directamente en el producto y la inversión a largo plazo.

Diferentes marcos hipotéticos de reforma en el marco de la UEM

En esta sección se desarrollan más a fondo los otros dos marcos hipotéticos con respecto al ajuste fiscal y las reformas de los mercados de trabajo y de productos presentados en el capítulo III. En el recuadro 10 se resumen los principales supuestos en que se basan las simulaciones. Cabe recordar que en el primer escenario, la UEM da un impulso positivo a las reformas estructurales en Europa. Como resultado de la introducción de reformas de gran alcance en el mercado de trabajo, el desempleo estructural disminuye considerablemente. Además, se supone que se reduce el gasto público, y, por lo tanto, los niveles de deuda son más bajos, y que las reformas de los mercados de productos aumentan la productividad total de los factores de producción.

Los resultados del escenario 1 figuran en la parte superior del cuadro 13 del capítulo III. En el caso de los “Estados miembros de la UE”, todas las variables se refieren a datos agregados y promedios de la UE en su conjunto. Como cabe esperar, la reducción del desempleo estructural y el mejoramiento de la situación fiscal dan un fuerte impulso a la economía de la UE. El producto potencial aumenta casi un 3% para el año 2010; el aumento de la productividad marginal del capital y un ligero descenso de las tasas de interés favorecen una fuerte expansión de la inversión, mientras que el aumento de la renta estimula el consumo. La contracción del gasto público permite reducir las tasas impositivas, a pesar de que se establece como objetivo un nivel de deuda más bajo: el efecto expansivo a largo plazo que producen las reformas estructurales, aunado a la disminución del gasto público, deja un margen suficiente para reducir simultáneamente el coeficiente de endeudamiento y el nivel general de los impuestos. Tras un descenso inicial, el superávit comercial de la UE aumenta con respecto al escenario de referencia, pasando de unos $14.000 millones (0,1% del PIB) en 2001 a unos $28.000 millones (0,2% del PIB) en 2010.

Recuadro 10.Supuestos adoptados en los distintos escenarios

Escenario 1: La UEM como agente catalizador de la reforma

  • Se aplican medidas de política económica que reducen los niveles persistentes de desempleo y la inercia de la inflación, intensificando en parte la sensibilidad de la inflación al desempleo en el corto plazo. Concretamente, en el modelo la inflación constituye una función no lineal de la desviación del desempleo con respecto a su tasa natural e incluye también un promedio ponderado de la inflación futura retrasada y esperada. La flexibilización de los mercados de trabajo se refleja en un aumento del parámetro relativo al desempleo de alrededor de ⅓ del nivel observado actualmente. Además, un aumento de la ponderación de la inflación prevista se refleja en una reducción de la inercia del proceso de inflación1.

  • Por lo tanto, a partir del año 2000, el desempleo estructural se reduce cada año un 0,125 de punto porcentual, estabilizándose en el año 2007 en un nivel 2 puntos porcentuales más bajo que en el escenario de referencia.

  • En el período 2000–2003, el gasto público se reduce cada año ½% del PIB y a partir de 2003 se mantiene constante en un nivel 2 puntos porcentuales más bajo que en el escenario de referencia. La tasa media de los impuestos se reduce ½% del PIB en el período 2000–2010 y el nivel de deuda fijado como objetivo se reduce 10% del PIB.

  • En el período 2000–2001, la productividad total de los factores de producción aumenta a un ritmo anual superior en un ¼% al del escenario de referencia y luego se mantiene en un nivel ½% más alto que en el escenario de referencia.

Escenario 2: La UEM en caso de que no se realicen reformas estructurales

  • La tasa natural de desempleo aumenta anualmente ¼ de punto porcentual entre el año 2000 y 2007 y luego se mantiene en un nivel 2 puntos porcentuales más alto que el valor de referencia.

  • En el período 2000–2003, el gasto público aumenta anualmente ¼% del PIB, y luego se mantiene un 1% del PIB por encima de su nivel en el escenario de referencia.

  • El nivel de deuda fijado como objetivo se eleva un 10% del PIB a partir del año 2000.

  • La prima de riesgo del euro aumenta 10 centésimos de punto porcentual cada año en el período 2000–2003 y luego se mantiene en 40 centésimos de punto porcentual.

1Véase un análisis más detallado en Peter B. Clark y Douglas Laxton, “Phillips Curves, Phillips Lines and the Unemployment Costs of Overheating”, documento de trabajo WP/97/17 (FMI, febrero de 1996) y Guy Debelle y Douglas Laxton, “Is the Phillips Curve Really a Curve? Some Evidence for Canada, the United Kingdom and the United States”, en Staff Papers, vol. 44 (FMI, junio de 1997), págs. 249–82.

Estas reformas estructurales en la UE tienen efectos positivos moderados en el resto del mundo. El PIB potencial aumenta un 0,1 % en los países no europeos del Grupo de los Siete y un poco más en los países industriales más pequeños no pertenecientes a la UE. La reducción del volumen mundial de la deuda contribuye a un descenso de las tasas de interés a escala mundial, lo que favorece la inversión. Los países en desarrollo también se benefician de esta evolución positiva y el PIB de estos países crece un ¼%. Aunque el aumento de la productividad y la reducción del desempleo estructural reactivan la oferta en la UE en mayor medida que en las demás regiones, el ajuste fiscal frena inicialmente la demanda. Se restablece el equilibrio en los mercados de productos, en parte a través de una moderada depreciación inicial del euro, lo cual se traduce en un aumento de las exportaciones netas de la UE y un consiguiente deterioro de la balanza comercial de los países industriales que no forman parte de la UE.

En otro marco hipotético, denominado de “agotamiento de las reformas” (escenario 2), se pone en marcha la UEM y la inflación se mantiene en un nivel bajo, pero no se produce una flexibilización de los mercados de trabajo y de productos. La tasa natural de desempleo sufre un aumento gradual de 2 puntos porcentuales en todos los países de la UE, situándose así aproximadamente en el nivel de desempleo efectivo en la UE; esta evolución contribuye a un aumento del gasto público, a una ampliación del déficit fiscal y a un incremento de la deuda. Comienza a observarse la aparición de una prima de riesgo sobre el euro, que se eleva gradualmente hasta 40 centésimos de punto porcentual con respecto a los instrumentos denominados en dólares de EE.UU.

En la parte inferior del cuadro 13 del capítulo III se presenta un resumen de los resultados. El desempleo aumenta gradualmente en el período 2000–2010, y el producto potencial se reduce. El consiguiente descenso de la renta y el patrimonio de los hogares reduce el consumo. Las tasas de interés suben aproximadamente 1,5 puntos porcentuales en los primeros cinco años, en parte debido al aumento de la prima de riesgo pero, sobre todo, debido al aumento del déficit público y de la deuda. La balanza comercial mejora lentamente en el período 2000–2010 como resultado del debilitamiento de la demanda interna y la depreciación del euro.

Los efectos sobre el producto de otros países industriales tienen alcance bastante limitado. El aumento del déficit y de la deuda de los países de la UE provoca un incremento de la tasa de interés mundial y tiene repercusiones negativas en el producto del resto del mundo. No obstante, este deterioro se ve compensado por las consecuencias del aumento de la prima de riesgo sobre el euro: se amplía el diferencial entre las tasas de interés del área del euro y las del resto del mundo, lo cual se traduce en un descenso de estas últimas y un aumento de las primeras. En resumen, el efecto de la prima de riesgo es ligeramente mayor que el de la ausencia de ajuste fiscal en Europa, y las tasas de interés bajan moderadamente en el resto del mundo. Como resultado, se produce un pequeño crecimiento del producto en los demás países industriales. No obstante, este resultado es muy sensible a la especificación de la prima de riesgo. En los países en desarrollo, el debilitamiento de la demanda de los países industriales y el aumento de las tasas de interés mundiales se traducen en una reducción del PIB de aproximadamente ¼% a mediano plazo.

Análisis de sensibilidad I: Perturbaciones globales de la demanda en el marco de la UEM

Las reformas estructurales en el área del euro tendrán repercusiones importantes en la capacidad de la economía de la UE para hacer frente a las fluctuaciones cíclicas. Si se aplican las reformas previstas en el escenario 1, en general habrá un margen de maniobra suficiente para que funcionen los estabilizadores fiscales automáticos durante una desaceleración típica del ciclo económico. Además, la flexibilización del mercado de trabajo reducirá la inercia de los precios y los salarios y permitirá que la economía se mantenga más cerca de su trayectoria de crecimiento a largo plazo.

En el cuadro 32 se presentan a modo de ejemplo los resultados de una perturbación cíclica. Las perturbaciones, que se presentan en el modelo como perturbaciones negativas sobre el consumo y la inversión, se han calibrado de forma tal de ilustrar las oscilaciones típicas del PIB y el desempleo en el curso del ciclo económico. En última instancia, el impacto que puedan tener estas perturbaciones de la demanda dependerán obviamente del grado en que se aplique la reforma estructural en la UE5. En la hipótesis de ejecución de las reformas (escenario la), la economía de la UE puede hacer frente relativamente bien a la desaceleración. El PIB se reduce un 2,1% (con respecto al escenario de referencia) hasta el nivel más bajo de esta fase descendente, y luego se recupera gradualmente. La caída de la inversión provoca un descenso de las tasas de interés reales a largo plazo. Las transferencias del Estado aumentan para hacer frente al incremento del desempleo, lo que contribuye a una reducción del ingreso fiscal neto, tal como se observa en el cuadro 32. Se produce un consiguiente deterioro del saldo del gobierno general, que baja 1,0% del PIB menos que en el escenario de referencia en el año 2001. Los efectos de contagio de la desaceleración en el área del euro se traducen en una reducción del producto tanto en los países industriales como en los países en desarrollo. El saldo comercial de estos países se deteriora debido a que la inversión disminuye más que el ahorro en Europa.

Cuadro 32.Resultados de la simulación de una perturbación de la demanda en el área del euro

(Desviaciones con respecto al escenario de referencia; en porcentaje, salvo indicación contraria)1

20002001200220032010
Escenario la: La UEM con nuevas medidas de ajuste fiscal y reformas del mercado de trabajo
Países participantes en la UEM
PIB real−0,8−2,1−1,3−0,6−0,2
Deflactor del PIB−0,6−1,5−2,2−2,4−0,6
Tasa de interés a largo plazo−0,9−1,3−1,5−1,3−0,1
Tasa de desempleo0,20,50,50,30,1
Saldo del gobierno general (porcentaje del PIB)−0,5−1,0−0,40,20,1
Ingreso neto−0,4−0,9−0,30,30,1
Gasto0,10,10,10,1
Deuda del gobierno general (porcentaje del PIB)1,33,63,83,1−0,4
Balanza comercial (miles de millones de dólares de EE.UU.)11,648,947,841,51,0
Países del G-7 no europeos2
PIB real−0,1−0,20,20,1
Balanza comercial (miles de millones de dólares de EE.UU.)−9,5−36,9−34,9−29,4−1,7
Otros países industrales3
PIB real−0,3−0,6−0,30,10,2
Balanza comercial (miles de millones de dólares de EE.UU.)−3,9−9,1−9,3−7,9−1,4
Países en desarrollo4
PIB real−0,1−0,3−0,10,1
Balanza comercial (miles de millones de dólares de EE.UU.)1,8−2,9−3,6−4,22,1
Escenario 2a: La UEM sin nuevas medidas de ajuste fiscal ni reformas del mercado de trabajo
Países participantes en la UEM
PIB real−1,3−2,9−1,4−0,5−0,6
Deflactor del PIB−0,5−1,3−2,0−2,4−0,3
Tasa de interés a largo plazo−0,9−1,3−1,5−1,4
Tasa de desempleo0,30,80,60,30,2
Saldo del gobierno general (porcentaje del PIB)−0,3−0,7−0,30,3−0,2
Ingreso neto−0,6−1,3−0,20,4−0,5
Gasto−0,3−0,60,10,1−0,4
Deuda del gobierno general (porcentaje del PIB)1,43,63,32,5−1,1
Balanza comercial (miles de millones de dólares de EE.UU.)17,658,241,933,9−0,2
Países del G-7 no europeos2
PIB real−0,2−0,30,10,20,2
Balanza comercial (miles de millones de dólares de EE.UU.)−13,6−42,6−30,1−24,3
Otros países industriales3
PIB real−0,4−0,7−0,20,20,2
Balanza comercial (miles de millones de dólares de EE.UU.)−4,5−10,5−8,9−7,1−1,0
Países en desarrollo4
PIB real−0,2−0,40,2
Balanza comercial (miles de millones de dólares de EE.UU.)0,5−5,1−2,9−2,51,2

En los escenarios la y 2a, el marco de referencia coincide con las partes 1 y 2 del cuadro 13 del capítulo III. En ambos escenarios, se supone que todos los actuales Estados miembros de la UE participarán en la UEM desde su inicio y que todos los países participantes aplicarán el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Incluye Canadá, Estados Unidos y Japón.

Incluye Australia, Nueva Zelandia, Noruega y Suiza.

Resto del mundo, excluidas las economías en transición.

En los escenarios la y 2a, el marco de referencia coincide con las partes 1 y 2 del cuadro 13 del capítulo III. En ambos escenarios, se supone que todos los actuales Estados miembros de la UE participarán en la UEM desde su inicio y que todos los países participantes aplicarán el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Incluye Canadá, Estados Unidos y Japón.

Incluye Australia, Nueva Zelandia, Noruega y Suiza.

Resto del mundo, excluidas las economías en transición.

En la parte inferior del cuadro se presentan los resultados de una perturbación de la misma magnitud en el marco hipotético de “agotamiento de las reformas” en Europa, tomando el escenario 2 como proyección de referencia. En este escenario, muchos países del área del euro registran déficit cercanos al 3% del PIB. Por consiguiente, cuando se produce la desaceleración, estos países tienen menos margen de maniobra para permitir que actúen los estabilizadores automáticos. De hecho, al disminuir el ingreso fiscal durante la fase descendente del ciclo económico, varios países tienen que reducir los gastos para cumplir el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Del mismo modo, la reducción del producto es mucho mayor que en el marco hipotético anterior. El Pacto de Estabilidad y Crecimiento limita los déficit públicos al 3% del PIB y el déficit global de la UE sólo aumenta un 0,7% del PIB en 2001. Se supone que, para no sobrepasar el límite del 3%, se ajusta el gasto público, que se reduce más de 0,6% del PIB durante la desaceleración.

Si bien los efectos a largo plazo de una desaceleración en el área del euro sobre el resto del mundo no son muy distintos de los que se producen en la hipótesis de ejecución de las reformas, el efecto negativo inmediato es ligeramente mayor, debido a la mayor reducción del producto de los países de la UE.

Análisis de sensibilidad II: Perturbaciones asimétricas de la demanda en el marco de la UEM

Para ilustrar una vez más la importancia de las reformas estructurales en el área del euro, en el cuadro 33 se presentan los efectos de una perturbación de la demanda de la misma magnitud, pero sólo en una parte del área del euro6. En este marco hipotético, el hecho de que no se efectúen reformas estructurales—como se comprueba al observar las diferencias entre los escenarios 2a y 2b—tiene consecuencias mucho más importantes para los países afectados por una perturbación desfavorable, debido a que la política monetaria de la UE está orientada en función de la situación en el área del euro y tiene en cuenta la perturbación asimétrica sólo parcialmente. Por consiguiente, las tasas de interés bajan menos que en el caso de una perturbación asimétrica. No obstante, este efecto desfavorable se compensa en parte con el efecto positivo de la reducción de las tasas de interés en el resto del área del euro, donde no se produce la desaceleración. En resumen, en la parte del área del euro afectada por la desaceleración el PIB se reduce 1½ puntos porcentuales más en el escenario de “agotamiento de las reformas” que en el de ejecución de las reformas estructurales. Si bien en este último escenario la política fiscal logra amortiguar los efectos de una desaceleración a través de los estabilizadores automáticos, ello no se consigue en el escenario de “agotamiento de las reformas”, dado que los límites impuestos por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento se traducen en una reducción del gasto público durante la base de desaceleración cíclica.

Cuadro 33.Resultados de la simulación de una perturbación asimétrica de la demanda en el área del euro

(Desviaciones con respecto al escenario de referencia; en porcentaje, salvo indicación contraria)1

20002001200220032010
Escenario Ib: La UEM con nuevas medidas de ajuste fiscal y reformas del mercado de trabajo
Países participantes en la UEM: Grupo 12
PIB real0,20,30,1
Deflactor del PIB0,10,20,30,5−0,5
Tasa de interés a largo plazo−0,5−0,6−0,5−0,3−0,1
Tasa de desempleo−0,1
Saldo del gobierno general (porcentaje del PIB)0,20,3−0,1
Ingreso neto−0,10,20,3−0,1
Gasto
Deuda del gobierno general (porcentaje del PIB)−0,1−0,1−0,5−1,0−0,7
Balanza comercial (miles de millones de dólares de EE.UU.)−14,7−26,7−20,4−13,6−4,7
Países participantes en la UEM: Grupo 23
PIB real−0,8−1,9−1,7−1,3−0,1
Deflactor del PIB−0,6−1,4−2,2−2,6−0,1
Tasa de interés a largo plazo−0,2−0,5−0,8−0,8
Tasa de desempleo0,20,40,40,3
Saldo del gobierno general (porcentaje del PIB)−0,4−0,9−0,6−0,30,1
Ingreso neto−0,4−0,8−0,5−0,20,1
Gasto0,10,10,1
Deuda del gobierno general (porcentaje del PIB)1,53,84,74,80,5
Balanza comercial (miles de millones de dólares de EE.UU.)19,547,239,429,04,4
Países del G-7 no europeos4
PIB real−0,1−0,10,1
Balanza comercial (miles de millones de dólares de EE.UU.)−4,0−16,1−14,4−11,3−0,3
Otros países industriales5
PIB real−0,1−0,2−0,10,10,1
Balanza comercial (miles de millones de dólares de EE.UU.)−1,5−3,5−3,7−3,0−0,4
Países en desarrollo6
PIB real
Balanza comercial (miles de millones de dólares de EE.UU.)0,7−0,9−0,9−1,11,0
Escenario 2b: La UEM sin nuevas medidas de ajuste fiscal ni reformas del mercado de trabajo
Países participantes en la UEM: Grupo 12
PIB real−0,2−0,40,60,60,1
Deflactor del PIB0,10,10,3−0,7
Tasa de interés a largo plazo−0,6−0,6−0,5−0,2
Tasa de desempleo0,1−0,1−0,20,1
Saldo del gobierno general (porcentaje del PIB)−0,1−0,10,40,5−0,3
Ingreso neto−0,1−0,10,40,5−0,3
Gasto
Deuda del gobierno general (porcentaje del PIB)0,20,4−0,6−1,2
Balanza comercial (miles de millones de dólares de EE.UU.)−21,4−39,1−8,8−0,2−2,5
Países participantes en la UEM: Grupo 23
PIB real−1,5−3,4−1,5−0,7−0,3
Deflactor del PIB−0,5−1,3−2,0−2,40,6
Tasa de interés a largo plazo−0,2−0,5−0,7−0,80,1
Tasa de desempleo0,30,80,60,3
Saldo del gobierno general (porcentaje del PIB)−0,30,10,1
Ingreso neto−0,7−1,5−0,30,2−0,3
Gasto−0,7−1,50,1−0,4
Deuda del gobierno general (porcentaje del PIB)1,53,52,82,2−1,6
Balanza comercial (miles de millones de dólares de EE.UU.)31,767,916,02,3−3,2
Países del G-7 no europeos4
PIB real−0,1−0,20,10,1
Balanza comercial (miles de millones de dólares de EE.UU.)−7,7−21,0−5,7−2,13,4
Otros países industriales5
PIB real−0,3−0,50,20,1
Balanza comercial (miles de millones de dólares de EE.UU.)29,663,113,61,0−2,6
Países en desarrollo6
PIB real
Balanza comercial (miles de millones de dólares de EE.UU.)−0,5−3,00,91,31,7

En los escenarios Ib y 2b, el marco de referencia coincide con las partes 1 y 2 del cuadro 13 del capítulo III. Se supone que todos los actuales Estados miembros de la UE participarán en la UEM desde su inicio y que todos los países participantes aplicarán el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Incluye Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Grecia, Irlanda, Luxemburgo, Países Bajos, Reino Unido y Suecia.

Incluye España, Francia, Italia y Portugal.

Incluye Canadá, Estados Unidos y Japón.

Incluye Australia, Nueva Zelandia, Noruega y Suiza.

Resto del mundo, excluidas las economías en transición.

En los escenarios Ib y 2b, el marco de referencia coincide con las partes 1 y 2 del cuadro 13 del capítulo III. Se supone que todos los actuales Estados miembros de la UE participarán en la UEM desde su inicio y que todos los países participantes aplicarán el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Incluye Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Grecia, Irlanda, Luxemburgo, Países Bajos, Reino Unido y Suecia.

Incluye España, Francia, Italia y Portugal.

Incluye Canadá, Estados Unidos y Japón.

Incluye Australia, Nueva Zelandia, Noruega y Suiza.

Resto del mundo, excluidas las economías en transición.

Los autores de este anexo son Thomas Krueger, Douglas Laxton y Bart Turtelboom de la División de Modelos Económicos y Ajuste Externo del Departamento de Estudios.

Véase un análisis detallado del impacto de la unión económica y monetaria en Europa en Paul R. Masson, Thomas H. Krueger y Bart G. Turtelboom (a cargo de la edición), EMU and the International Monetary System (Washington: FMI, 1997).

Algunos países han indicado que no ingresarán en la UEM desde su inicio o que es poco probable que lo hagan. No obstante, el presente análisis incluye todos los países de la UE, ya que se analizan principalmente las reformas estructurales en el marco de la UEM a mediano plazo, cuando haya concluido la transición y se haya establecido la credibilidad inicial.

Véase Paul R. Masson, Steven Symansky y Guy Meredith, MULTIMOD Mark II: A Revised and Extended Model, Occasional Paper No. 71 (FMI, julio de 1990).

Véanse Peter B. Clark y Douglas Laxton, “Phillips Curves, Phillips Lines and the Unemployment Costs of Overheating”, documento de trabajo WP/97/17 (FMI, febrero de 1996), y Guy Debelle y Douglas Laxton, “Is the Phillips Curve Really a Curve? Some Evidence for Canada, the United Kingdom and the United States”, en Staff Papers, vol. 44 (FMI, junio de 1997), págs. 249–82.

A lo largo de un período de cuatro años, se supone que el consumo privado se reduce 1½% en el primer año, 3% en el segundo, 2% en el tercero y 1% en el cuarto. En cuanto a la inversión, las variaciones anuales son del 1%, 2%, 1½% y 1%, respectivamente.

A modo de ejemplo, se incluyeron España, Francia, Italia y Portugal en la parte del área del euro afectada por una perturbación desfavorable de la demanda.

    Other Resources Citing This Publication