Chapter

Apéndice 2: Residentes De Una Economia: Definicion Del Manual De Balanza De Pagos

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
March 1988
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

1. Definición de residentes

52. Los residentes de una economía comprenden el gobierno general, las personas físicas, las instituciones privadas sin fines de lucro que prestan servicios a éstas, y las empresas, todos los cuales se definen en función de su vinculación al territorio de esa economía. El territorio de una economía comprende también sus aguas territoriales y las aguas internacionales situadas fuera de éstas sobre las cuales tiene o pretende tener jurisdicción exclusiva. Los territorios y posesiones de ultramar pueden o no considerarse como economías separadas.

53. Se entiende que el concepto de residencia en que se basan las definiciones y normas adoptadas en este Manual es fundamentalmente igual al aplicado en el Sistema de cuentas nacionales (SCN) de las Naciones Unidas. A continuación se trata de ampliar los aspectos relativos a la residencia que sean especialmente pertinentes en el contexto de la balanza de pagos. En particular, la residencia de las unidades se define en función de los sectores o partes de éstos que interesen para aplicar el plan de clasificación recomendado en el capítulo 8. Las diferencias de terminología con respecto a la empleada en el SCN no deben interpretarse como recomendación de una cobertura distinta de residentes de una economía.

2. Gobierno general

54. Los organismos residentes del gobierno general de una economía son todos los ministerios, establecimientos y organismos de sus gobiernos central, provincial y local situados en su territorio y las embajadas, consulados, establecimientos militares y otras unidades de su gobierno general que se encuentren ubicados en otras partes.

55. El gobierno general de una economía comprende todos los organismos de las autoridades públicas no clasificados en otra parte: a) ministerios, oficinas y otros órganos gubernamentales, prescindiendo de que estén incluidos o no en presupuestos ordinarios o extraordinarios o en fondos extrapresupuestarios, dedicados a la administración, defensa y regulación del orden público, a la promoción del crecimiento y bienestar económico y al desarrollo tecnológico, que prestan servicios de educación, salud, culturales, recreativos y otros de tipo social y colectivo de una forma gratuita o a precios de venta que no cubren por completo sus costos de producción; b) otras entidades sin fines de lucro que prestan servicios a personas físicas o a empresas financiadas y controladas en su totalidad o principalmente por autoridades públicas, y otras instituciones que prestan servicios principalmente a los propios organismos públicos; c) planes de seguridad social en favor de grandes sectores de la colectividad impuestos, controlados o financiados por el gobierno, incluidos los planes voluntarios de seguridad social para determinados sectores de la colectividad y cajas de pensiones que se consideran que forman parte de los planes públicos de seguridad social; d) empresas públicas no constituidas en sociedad que producen principalmente bienes y servicios para el propio gobierno o que venden principalmente bienes y servicios al público, pero funcionan en pequeña escala, y e) instituciones públicas de ahorro y préstamo integradas financieramente en el gobierno o no autorizadas para adquirir activos financieros o para contraer pasivos en el mercado de capitales.

56. Las embajadas, consulados, establecimientos militares y otras unidades de un gobierno general extranjero son considerados como extraterritoriales por la economía en que se encuentran físicamente situados. La construcción de embajadas, edificaciones y otras obras en enclaves extraterritoriales por productores residentes de la economía en que están situados estos enclaves forma parte de la producción y exportaciones de esa economía. Los sueldos y salarios pagados al personal local que trabaja en establecimientos diplomáticos, militares y otros establecimientos extranjeros son pagos efectuados a residentes de la economía en que se encuentran situados dichos establecimientos.

57. A efectos de la balanza de pagos, los organismos internacionales que no se clasifiquen como empresas (véase el párrafo 63), principalmente instituciones políticas, administrativas, económicas, sociales o financieras, y cuyos miembros son gobiernos, forman parte del gobierno general extranjero, pero no se consideran como residentes de ninguna economía nacional ni siquiera de la en que se hallan o actúan. El personal de estos organismos es residente de una economía nacional, concretamente, de la economía en la que se espera que se domicilie un año o más. En la mayoría de los casos, ésta es la economía en que tal unidad internacional se encuentra situada o aquélla en que los empleados se dedican a la asistencia técnica, mantenimiento de la paz u otras actividades desarrolladas en nombre de la institución internacional. En consecuencia, los sueldos y salarios pagados por instituciones internacionales a su propio personal son pagos a residentes de la economía en que dicho personal está destinado un año o más.

58. En cambio, las empresas de propiedad conjunta de dos o más gobiernos no se clasifican como organismos internacionales sino, igual que cualquier otra empresa, como residentes de las economías en cuyos territorios funcionan.

3. Personas físicas

59. El concepto de residencia adoptado en el caso de las personas físicas se enuncia de forma que incluya todas las personas de quienes puede esperarse que consuman bienes y servicios, participen en la producción o se dediquen a otras actividades económicas de una manera no temporal en el territorio de una economía. Son las personas cuyo centro general de interés se encuentra en dicha economía.

60. En especial, se consideran como residentes de una economía todas las personas que vivan en el territorio de dicha economía, salvo las siguientes:

  • a) los visitantes (turistas), o sea, personas que vivan en la economía menos de un año, que se encuentren en ella por recreo, vacaciones, tratamiento médico, devociones religiosas, asuntos de familia, participación en encuentros deportivos internacionales y conferencias u otras reuniones, y viajes de estudios u otros programas estudiantiles;

  • b) los miembros de la tripulación de barcos o aviones que no vivan en la economía, pero que hagan escala o estén de paso en ella;

  • c) los viajantes de comercio que permanezcan en la economía menos de un año y los empleados de empresas no residentes que hayan venido a la economía por menos de un año, para instalar maquinaria o equipo comprado a su empleador;

  • d) los funcionarios de gobiernos extranjeros y de instituciones internacionales que se encuentren en misión durante menos de un año;

  • e) los representantes oficiales, diplomáticos y consulares, los miembros de las fuerzas armadas y otros funcionarios públicos (y las personas que tengan a cargo) de una economía extranjera que estén destinados en la economía de que se trate;

  • f) los trabajadores de temporada, o sea, las personas que estén y permanezcan en la economía explícitamente para realizar trabajos de carácter estacional.

61. Las categorías de personas físicas que se acaban de describir se consideran residentes de la economía en que viven normalmente, es decir, de la economía en que tienen su centro general de interés. Los trabajadores fronterizos, a saber, las personas que cruzan la frontera entre dos economías todos los días, o con menos frecuencia, pero de una forma regular, porque trabajan en una economía, pero tienen su domicilio en la otra, son residentes de la economía en que se domicilian y no de la economía en que trabajan.

4. Instituciones privadas sin fines de lucro que prestan servicios a personas físicas

62. Todas las instituciones privadas sin fines de lucro que prestan servicios a las personas físicas son unidades económicas residentes de la economía en cuyo territorio están situadas o desarrollan su actividad. Tales instituciones no están total ni principalmente financiadas y controladas por órganos del gobierno general y prestan servicios educativos, de salud, culturales, recreativos y otros de tipo social y colectivo a las personas físicas de una forma gratuita o a precios de venta que no cubren totalmente sus costos de producción.

5. Empresas

a) Definición general

63. Las empresas residentes son las entidades efectivas o conceptuales que i) se dedican a la producción de bienes y servicios en el territorio de una economía, ii) participan en transacciones de tierras situadas en el territorio de esa economía o iii) efectúan transacciones relativas a arriendos, derechos, concesiones, patentes, derechos de autor y a otros activos intangibles no financieros semejantes emitidos por el gobierno de esa economía.

b) Clases de empresas

64. Las empresas pueden ser de propiedad y/o control privados o de propiedad y/o control públicos, y comprenden tanto instituciones monetarias como no monetarias.

65. Las empresas privadas incluyen i) las empresas constituidas en sociedad, es decir, sociedades anónimas, sociedades por acciones, sociedades de responsabilidad limitada, cooperativas u otras formas de sociedades mercantiles, reconocidas como unidades jurídicas independientes en virtud de su inscripción como sociedades según actos, leyes o reglamentos de constitución; ii) las empresas no constituidas en sociedad, incluso las de propiedad de no residentes, y iii) instituciones y asociaciones sin fines de lucro que prestan servicios principalmente a las empresas y están financiadas y controladas total o principalmente por ellas. Las instituciones monetarias privadas son los bancos de depósito, es decir, bancos que tienen pasivos en forma de depósitos pagaderos a la vista y transferibles por cheque o utilizables de otra manera para hacer pagos. También pueden caracterizarse como instituciones comerciales cuyos pasivos en depósitos a la vista son importantes o representan una gran proporción del total de sus pasivos.

66. Las empresas públicas son i) las entidades públicas (constituidas en sociedad en virtud de actos de constitución o de otros actos públicos, leyes especiales o reglamentos administrativos), que tienen y administran activos y pasivos financieros, así como activos tangibles e intangibles no financieros necesarios para sus actividades y ii) las grandes empresas gubernamentales no constituidas en sociedad; ambas clases venden al público la mayoría de los bienes o servicios que producen. La principal institución monetaria pública es por lo general el banco central, que es la autoridad monetaria de propiedad y/o control públicos; emite dinero fiduciario y a veces metálico y comúnmente es el principal depositario de las reservas internacionales del país. Tiene también pasivos en forma de depósitos a la vista de otros bancos y con frecuencia del gobierno. Otras instituciones monetarias públicas comprenden los bancos de depósito.

6. Consecuencias especiales de definición de una empresa

a) Subdivisión de unidades

67. Dado el criterio general seguido para determinar la residencia de las empresas (véase el párrafo 63) suele ser necesario subdividir una unidad jurídica (por ejemplo, una empresa matriz que desarrolla sus actividades en una economía y su sucursal no constituida en sociedad que funciona en otra) o un establecimiento (por ejemplo, un gasoducto u oleoducto o línea férrea que atraviesan el territorio de dos o más economías) en dos o más empresas separadas. Cada una de ellas debe considerarse como residente de la economía en cuyo territorio desarrolla sus actividades. Los costos e ingresos de estas unidades separadas se calculan como si compraran y vendieran a precios de mercado, aunque parte, la mayoría o el total de lo que reciben de las otras unidades del complejo del que forman parte o de lo que transfieren a ellas tal vez no figure en sus registros contables o se asiente sólo a su valor nominal. Los asientos de la balanza de pagos deben incluir la asignación de la parte adecuada de los costos comunes de explotación a cada miembro del complejo, así como los gastos de la sede central y cargos por el uso del equipo móvil. La renta neta de las unidades debe figurar en la economía en que esté situada la sede central.

b) Equipo móvil

68. A menudo parecen presentarse problemas de definición de residencia con respecto a equipo móvil, —por ejemplo, aeronaves, navios, material rodante ferroviario y de carretera, buques pesqueros y equipos de perforación de yacimientos de gas natural y petróleo. Tales problemas son en parte aparentes. Debe tenerse presente que no se trata de determinar la residencia del equipo móvil sino la de la empresa que lo emplea en sus actividades de producción. De hecho, rige la misma norma de residencia para todas las empresas (véase el párrafo 63), prescindiendo de si los bienes de capital que utilizan son muebles o inmuebles. Una empresa es residente de la economía en cuyo territorio desarrolla sus actividades de producción.

69. El equipo móvil presenta un problema de identificación —en el sentido de que la residencia de la empresa que lo explota no puede inferirse lógicamente de la citada norma—únicamente cuando se utiliza en la producción fuera del territorio de una economía nacional, es decir, en aguas o espacio internacionales. Según la norma, el equipo que se mueva sencillamente entre los territorios de dos o más economías debe considerarse que lo explota una empresa separada en cada una de las economías en que se utiliza para fines de producción. No obstante, como cuestión práctica, el equipo que se mueve frecuentemente entre los territorios de varias economías también plantea un problema muy parecido al que plantea el equipo utilizado en aguas o espacio internacionales. En consecuencia, en el presente Manual se recomienda la siguiente norma general complementaria para estos dos casos: el equipo móvil que se utilice en más de un territorio nacional en el curso de un año, o fuera de todo territorio nacional, debe atribuirse a una sola empresa con una residencia definida. Se entiende que tal empresa es explotadora de aeronaves, buques, material rodante ferroviario o de carretera, buques pesqueros y equipos de perforación de yacimientos de gas natural y petróleo u otro equipo móvil que no se utilice primordialmente en actividades de producción en el territorio de ninguna economía dada hasta por un año o se use en aguas o espacio internacionales.

70. Al decidir la residencia de una empresa comprendida en la norma, deben tenerse en cuenta características tales como la bandera de registro del equipo, la economía en la cual la compañía que dirige la explotación se ha constituido en sociedad, la residencia de sus propietarios y, en caso de empresas no constituidas en sociedad, la residencia de la unidad encargada de la explotación. Asimismo, puede ser necesario considerar circunstancias tales como el hecho de que el equipo está sujeto a las leyes, a los reglamentos y a la protección de una determinada economía o que está vinculado más estrechamente a una economía que a otra.

71. Excepcionalmente, las consideraciones citadas en el párrafo anterior pueden indicar más de una economía como residencia de la empresa que explota, por ejemplo, un sistema de transportes o una flota pesquera. Las transacciones de este tipo de empresas, de organización y propiedad conjunta de residentes de más de una economía, deben asignarse a empresas ubicadas en la economía de cada uno de sus propietarios en proporción a la participación de éstos en el capital financiero de la empresa conjunta.

C) Agentes

72. Las transacciones deben asignarse siempre a la economía del principal en cuyo nombre se efectúan y no a la economía del agente que lo representa o actúa en su nombre. Los servicios que presta el agente a la empresa que representa deben asignarse a la economía de la que éste es residente.

d) Residencia de empresas que efectúan instalaciones

73. Se presentan problemas de definición de la residencia de una empresa cuando los empleados de una empresa residente de una economía van al extranjero para instalar maquinaria o equipo que la empresa ha vendido a no residentes. En estos casos, los servicios de instalación deben considerarse como servicios prestados por la empresa residente a un no residente, si el trabajo de instalación es realizado total o principalmente por dichos empleados y éstos terminan la instalación en menos de un año. Si una parte significativa del trabajo de instalación es ejecutada por residentes de la economía en que se instala la maquinaria o equipo, es probable que el trabajo de instalación sea de gran envergadura, cuya terminación requiere posiblemente bastante tiempo. Tales servicios, en principio, deben asignarse a una empresa residente de esa economía.

e) Bienes arrendados

74. La regla general para determinar la residencia de una empresa se aplica independientemente de si los bienes de capital que utiliza son propios o arrendados. Si los bienes han sido obtenidos en virtud de un acuerdo de arrendamiento financiero se deberá consultar también la regla para determinar la asignación de la propiedad de esos bienes (véase el párrafo 217).

    Other Resources Citing This Publication