Manual de Balanza de Pagos

Manual de Balanza de Pagos
Chapter

XIX. Inversión de cartera

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
June 1994
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Cobertura

385.Inversión de cartera incluye, además de los títulos de participación en el capital y los títulos de deuda en forma de bonos y pagarés, instrumentos del mercado monetario e instrumentos financieros derivados, como las opciones. Se excluyen cualesquiera de los instrumentos mencionados que se clasifiquen como inversión directa y activos de reserva. La cobertura de las transacciones se amplió debido a los cambios que han tenido lugar en los mercados financieros internacionales en los últimos años, sobre todo la aparición de muchos instrumentos financieros nuevos en un proceso de constante innovación.

386. En esta edición del Manual se ha modificado considerablemente la cobertura y la clasificación de Inversión de cartera. Atendiendo a las razones citadas con anterioridad (véanse los párrafos 336 a 339), en esta categoría no se hace la distinción formal entre la inversión a largo plazo y a corto plazo (el plazo de vencimiento inicial es mayor de un año, o no está especificado, en el primer caso y es de un año o menos, o a la vista, en el segundo). Como para muchos inversionistas y prestamistas ha perdido importancia el plazo de vencimiento original, se han incluido otros instrumentos en inversión de cartera. (En ediciones anteriores del Manual, no se incluían los instrumentos a corto plazo, sino que se clasificaban en otro capital.) El objetivo de la nueva clasificación es reflejar la evolución del mercado financiero y mejorar la vinculación con el SCN y otros sistemas estadísticos que se utilizan en el Fondo Monetario Internacional.

Clasificación y definiciones

387. En general, las categorías de los instrumentos financieros clasificados y definidos en este Manual coinciden con las del SCN. Los componentes principales de inversión de cartera, clasificados bajo activos y pasivos, son los títulos de participación en el capital y los títulos de deuda, negociados (o negociables) en mercados organizados y otros mercados financieros. Los títulos de deuda se subdividen en bonos y pagarés, instrumentos del mercado monetario e instrumentos financieros derivados, incluidos diversos instrumentos financieros nuevos.

388. Títulos de participación en el capital son todos los instrumentos y documentos que confieren al titular derechos sobre el valor residual de las sociedades anónimas, una vez liquidados los títulos de crédito de todos los acreedores. Por lo general, las acciones, los certificados de aportación patrimonial o documentos similares (como los certificados americanos de acciones extranjeras o ADR) denotan participación en el capital social de una empresa. Se incluyen, asimismo, las acciones preferentes que también entrañan una participación en la distribución del valor residual tras la disolución de una sociedad anónima. (En el párrafo 390 se describe el tratamiento de las acciones preferentes que no denotan participación en el capital social.) Se incluyen asimismo los fondos de inversión.

389. El rubro de títulos de deuda abarca i) los bonos, obligaciones, pagarés, etc.; ii) los instrumentos de deuda negociables o que se cotizan en el mercado monetario, y iii) los instrumentos financieros derivados o secundarios, como las opciones, que generalmente se liquidan antes de la entrega efectiva de los bienes que amparan y se utilizan como cobertura de riesgos, como inversión o para fines comerciales.

390. Los bonos, obligaciones, pagarés, etc. generalmente confieren al tenedor el derecho incondicional de recibir una renta monetaria fija o una renta monetaria variable determinada en forma contractual. (El pago de intereses no depende de las utilidades del deudor.) Con excepción de los bonos perpetuos, los bonos y obligaciones también le dan al tenedor el derecho incondicional de recibir una suma fija como rembolso del principal en fecha o fechas especificadas. Se incluyen en esta categoría las acciones preferentes que no entrañan participación, los bonos convertibles y los bonos con fechas optativas de vencimiento, siempre que la última de ellas sea más de un año posterior a la fecha de emisión9. Se incluyen asimismo los certificados de depósito negociables con un plazo de vencimiento de más de un año; los bonos en moneda doble, de cupón cero y otros bonos con fuerte descuento; los bonos de tasa flotante; los bonos indexados, y los valores respaldados por activos, como las obligaciones hipotecarias con garantía y los certificados de participación. (Las hipotecas no se clasifican como bonos sino que se incluyen en la categoría de préstamos.)

391. Los valores del mercado monetario generalmente confieren al tenedor el derecho incondicional de recibir una suma fija y especificada de dinero en una fecha determinada. Por lo general, estos instrumentos se negocian en mercados organizados con un descuento, que depende de la tasa de interés y del período que media hasta su vencimiento. Se incluyen las letras del Tesoro, los efectos comerciales y financieros, las aceptaciones bancarias, los certificados de depósito negociables (cuyo plazo de vencimiento original sea de un año o menos) y los pagarés a corto plazo emitidos en el marco de los servicios de emisión de pagarés (NIF, según sus siglas en inglés), aun cuando dichos servicios (de por sí contingentes) de los bancos son típicamente a largo plazo. (Por otra parte, los acuerdos de recompra, que no son negociables, se describen y se clasifican como préstamos en otra inversión.)

392. Ciertos instrumentos financieros confieren al tenedor el derecho condicional de recibir beneficios económicos en efectivo, en instrumentos financieros primarios, etc. en una fecha futura. Se denominan instrumentos financieros derivados o secundarios porque están vinculados a instrumentos o indicadores financieros específicos (divisas, bonos públicos, índices bursátiles, tasas de interés, etc.) o a productos específicos (oro, azúcar, café, etc.) que pueden adquirirse o venderse en una fecha futura. Además, pueden estar vinculados al intercambio futuro de un activo por otro, conforme a un acuerdo contractual. El instrumento, es decir el contrato, puede ser negociable y tener un valor de mercado. Cuando ése sea el caso, cambian sus características de activo o pasivo contingente (que no se debe registrar en la balanza de pagos ni en los balances sectoriales del SCN) y se lo trata como activo o pasivo financiero efectivo en la cuenta financiera. Entre los instrumentos financieros derivados figuran las opciones (en monedas, tasas de interés, productos básicos, índices, etc.), los futuros financieros negociados, los certificados para compra de valores y los mecanismos de canje (swaps) de monedas y de tasas de interés.

393. Las transacciones de instrumentos financieros derivados deberán clasificarse como transacciones separadas (principalmente financieras) en lugar de incluirlas dentro de las transacciones a las cuales pueden estar vinculadas como mecanismos de cobertura de riesgos. Este tratamiento se recomienda por varias razones, y es el mismo que se adopta en el SCN. La contraparte de una transacción de instrumentos financieros derivados será una persona o una entidad diferente de la que participa en la transacción que se está protegiendo contra riesgos. Además, las dos partes de la transacción de instrumentos financieros derivados pueden tener motivos diferentes: cobertura de riesgos, negociación de los instrumentos o adquisición de los mismos como inversión. Aun si ambas partes están procurando cobertura, ésta puede vincularse a diferentes activos financieros o de otra índole. Si se incluyesen las transacciones en instrumentos financieros derivados como parte integral de las transacciones protegidas, se obtendrían mediciones asimétricas en las cuentas de la balanza de pagos. Por ejemplo, la contraparte de un contrato de instrumentos financieros derivados que da cobertura a la posición financiera ante un residente puede ser otro residente. En ese caso, al incluir el instrumento financiero derivado dentro de la transacción protegida, se asentará información incorrecta en la balanza de pagos.

394. Los títulos de participación en el capital y los títulos de deuda se desglosan además por sectores institucionales del acreedor residente en el caso de los activos y del deudor residente tratándose de los pasivos. Para fines analíticos, también pueden hacerse desgloses suplementarios por sectores no residentes; pueden subdividirse los valores en emisiones nuevas, transacciones de emisiones en circulación, rescate de títulos de deuda, y, asimismo, puede distinguirse entre componentes denominados en moneda nacional y extranjera.

Algunas cuestiones sobre el registro

395. Al ampliarse la cobertura de la inversión de cartera en esta edición del Manual con la inclusión de los instrumentos tradicionales y los nuevos del mercado de dinero, los instrumentos financieros derivados y los valores innovadores a largo plazo, se plantean ciertos interrogantes acerca del método a seguir para registrar en la balanza de pagos los asientos relacionados con dichos instrumentos. A continuación se analizan las cuestiones que algunos instrumentos suscitan con más frecuencia.

396. Los bonos de cupón cero (y otros bonos con fuerte descuento) son valores a largo plazo que entrañan un solo pago, es decir, no se efectúan pagos periódicos de intereses (o el interés que pagan es muy bajo) durante su vigencia, sino que se venden con un descuento respecto a su valor a la par y todo el rendimiento se paga al vencimiento. Esto representa una considerable diferencia entre el precio descontado de emisión y el precio al vencimiento. Dicha diferencia deberá tratarse como renta de intereses y registrarse en valores devengados, o sea, convertida a una serie de pagos (mensuales, trimestrales o anuales) durante la vigencia del bono, en lugar de registrarla cuando sea pagadera. (El asiento compensatorio de la renta de intereses se registra en la partida títulos de deuda de la cuenta financiera, y tiene el mismo efecto que la reinversión de intereses.) De esta manera, el costo de constitución del capital coincide con los períodos para los que se constituye el capital. Si los bonos de cupón cero o los bonos con fuerte descuento se negocian en el mercado secundario antes de su vencimiento, el precio de la transacción puede incluir una ganancia o pérdida por tenencia realizada además de los intereses devengados. Las variaciones se incluirán en los asientos de la cuenta financiera correspondientes a la compra y venta de los bonos a precios de mercado. Al efectuar el registro subsiguiente de los intereses devengados por los bonos, deberán aplicarse las tasas de interés vigentes, reflejando la diferencia entre el costo para el nuevo propietario y el valor del bono a su vencimiento. (Véase el párrafo 283.)

397. En los valores indexados, los pagos de los cupones o el principal están vinculados a un índice de precios específico, al precio de un producto básico, o a un índice de tipos de cambio, etc., a efectos de conservar el poder adquisitivo en períodos de inflación y además generar una renta de intereses. Cuando los pagos de los cupones están indexados, deberán tratarse como renta de intereses, como en el caso de cualquier activo financiero con tasa de interés variable. Cuando el valor del principal está indexado, se registra el precio de emisión del instrumento como principal y toda variación de valor debido a la indexación —periódicamente y al vencimiento—se trata como renta de intereses. La variación de valor debida a la indexación deberá estimarse y registrarse como renta de intereses durante la vigencia del instrumento, anotándose un asiento compensatorio en la partida títulos de deuda de la cuenta financiera.

398. En los siguientes párrafos se describe el tratamiento de algunos instrumentos del mercado monetario e instrumentos financieros derivados, como los pagarés a corto plazo en el marco de servicios de emisión de pagarés, las opciones, los certificados para compra de valores, los canjes (swaps’), los futuros financieros negociados y los acuerdos de tasas de interés a futuro.

399. Un pagaré emitido en el marco de los servicios de emisión de pagarés (generalmente en un acuerdo a mediano plazo de cinco a siete años) es un instrumento a corto plazo (de tres a seis meses, por ejemplo) emitido por un prestatario en su propio nombre a tenor de un contrato con un banco o grupo de bancos, mediante el que se compromete a suscribir los pagarés y adquirir los que no se hayan vendido en fechas específicas de financiamiento o refinanciamiento o bien a otorgar créditos contingentes. El servicio en cuestión funciona como un crédito rotatorio, y los efectos emitidos se denominan europagarés o sencillamente pagarés. Si el prestatario es un banco, el efecto es un certificado de depósito. (A veces, un servicio de esta índole puede emitir pagarés a corto plazo exentos del compromiso de suscripción, pero generalmente con un compromiso separado de crédito contingente. Los pagarés emitidos en esas condiciones se denominan efectos comerciales en eurodivisas.)

400. Con respecto al registro en la balanza de pagos, la creación de los servicios de emisión de pagarés no requiere ningún asiento en la cuenta financiera porque dichos servicios son contingentes. Cuando se emiten y se venden pagarés en el marco de un servicio de esta índole, se debe registrar la transacción y se debe asentar la venta como un pasivo para el prestatario y como un activo para el comprador (el banco u otro inversionista). Se registran asimismo los rembolsos correspondientes. Sin embargo, las comisiones relacionadas con la creación y operación del servicio de emisión de pagarés o la colocación de pagarés por parte de los bancos ante otros inversionistas deberán registrarse en la categoría servicios financieros de la cuenta corriente. Como en el caso de otros títulos de deuda, el descuento o la prima de los pagarés adquiridos por los bancos u otros inversionistas (aparte de las comisiones que éstos pagaron a los bancos) se trata como renta de intereses, positivos o negativos, respectivamente, en el momento de la compra.

401. Las opciones son contratos que confieren al comprador el derecho, pero no la obligación, de comprar (cuando se trata de una opción de compra o call) o vender (cuando es una opción de venta o put) un instrumento financiero o un producto dado a un precio predeterminado (el precio al que se hace efectiva la opción o precio strike) dentro de un lapso de tiempo determinado o en una fecha especificada. Las opciones más comunes comprenden la compra y venta de divisas, tasas de interés, capital en acciones, productos básicos, índices especificados, etc. El comprador de la opción paga una prima (el precio de la opción) al vendedor (emisor) por el compromiso de este último de vender o comprar el monto especificado del instrumento o producto básico en cuestión, o proporcionar una remuneración adecuada, cuando lo solicite el comprador. Dicho compromiso, por convención —tanto en este Manual como en el SCN—, se trata como un pasivo del vendedor, y representa el costo corriente que incurre el vendedor para adquirir su pasivo contingente.

402. Por definición, el pago de la prima mencionada en el párrafo anterior abarca dos elementos: el precio de compra de un activo financiero y un cargo por servicio. En la práctica, a menudo no es posible identificar por separado el componente de servicio. Cuando se pueda, deberá registrarse en servicios financieros; de lo contrario, se recomienda registrar todo el monto de la prima en la balanza de pagos como un activo financiero adquirido por el comprador y como un pasivo contraído por el vendedor. Las negociaciones (ventas) subsiguientes de opciones se registrarán en la cuenta financiera, así como la adquisición/venta del instrumento financiero en sí. Si el activo que ampara una opción se entregase físicamente —lo que no suele suceder—la adquisición o venta de dicho activo (real o financiero) deberá registrarse en la categoría correspondiente de la balanza de pagos a su precio vigente de mercado. Como asiento compensatorio, deberá registrarse el monto efectivo por pagar o por cobrar, reflejando la diferencia entre ese monto y el precio vigente de mercado mediante un asiento que extingue el contrato de opción. Si el contrato de opción se liquidase antes de la entrega, el monto efectivo por pagar o por cobrar quedará saldado por medio del asiento que extingue el contrato de opción. Cuando las partes que intervienen en un contrato de opción efectúan pagos iniciales y aumentos o disminuciones subsiguientes, los mismos deberán registrarse en la cuenta financiera, tanto del lado del activo como del pasivo, como otra inversión, moneda y depósitos. Los pagos y retiros de estas cuentas pueden reflejarse a veces en transacciones de las opciones negociadas con las que se relacionan las cuentas y, en ese caso, deberán registrarse en la cuenta financiera como transacciones de opciones.

403. Los certificados para compra de valores (warrants), que constituyen una forma especial de opciones, son instrumentos negociables que confieren al tenedor el derecho de comprarle al emisor del certificado (generalmente una sociedad anónima) cierto número de acciones o bonos en condiciones especificadas durante un período designado. Pueden negociarse separadamente de los valores a los que están vinculados y, por lo tanto, tienen un valor de mercado. Los certificados para compra de valores reciben el mismo tratamiento que las demás opciones y, por convención, se considera que el emisor ha contraído un pasivo, que es la contrapartida del activo que posee el comprador y refleja el costo corriente de compra del pasivo contingente del emisor.

404. Otra variedad de certificado negociable (generalmente emitido por intermediarios de inversiones) es el certificado para compra de moneda, cuyo valor se basa en el monto de una moneda que se necesita para adquirir otra, antes de la fecha de vencimiento del certificado o a más tardar en esa fecha. Esta variedad, así como los certificados para compra indirecta de moneda cuyos pagos están denominados en una tercera moneda, deben tratarse de la misma manera que los demás.

405. Los canjes (swaps) son transacciones contractuales entre dos partes que acuerdan intercambiar series de pagos por la misma cantidad de deuda en el transcurso del tiempo, observando reglas predeterminadas. Los dos más comunes son los canjes de tasas de interés y los canjes de monedas. Los primeros entrañan un canje de pagos de intereses de diversa índole (por ejemplo, uno a tasa fija y otro a tasa flotante, con dos tasas flotantes diferentes, a tasa fija en una moneda y a tasa flotante en otra, etc.). El canje de monedas comprende el intercambio de montos especificados denominados en dos monedas diferentes seguido de rembolsos del principal y/o de los intereses. (Los acuerdos de canje de monedas de bancos centrales que entrañan el intercambio temporal de depósitos en una fecha dada y la transacción inversa en una fecha futura, generalmente para fines relacionados con la política cambiaría se tratan en el párrafo 434.)

406. En la balanza de pagos, las series de pagos de intereses en relación con las transacciones de canje deberán asentarse en cifras netas en la cuenta corriente, en tanto que las series de rembolsos del principal deben figurar en la cuenta financiera. Si bien se considera que ninguna de las partes que intervienen en un canje presta servicios a la otra, los pagos efectuados a terceros que hacen las veces de intermediarios de la transacción se registran en servicios financieros.

407. Los contratos de futuros son acuerdos entre dos partes para intercambiar un activo real por uno financiero, o intercambiar, en una fecha especificada a una tasa predeterminada, dos activos financieros. Los futuros financieros negociados, incluidos los correspondientes a tasas de interés, monedas, productos básicos, participaciones de capital u otros índices, se registrarán en la cuenta financiera en forma similar a las opciones. Las transacciones de futuros financieros no negociados, que tienden a ser poco frecuentes, deberán registrarse como otros activos u otros pasivos en la categoría otra inversión.

408. En los acuerdos de tasa de interés a término, dos partes convienen en una tasa de interés a pagar sobre un monto hipotético de principal que nunca se entrega, en una fecha especificada de liquidación. En ese momento, se registra como transacción en la balanza de pagos el pago de liquidación (es decir, la diferencia entre la tasa acordada y la tasa que esté en vigor en el mercado en la fecha de la liquidación). El comprador del acuerdo recibe un pago del vendedor si la tasa en vigor es más alta que la acordada; si es más baja, el vendedor recibe un pago del comprador. Estos pagos deberán registrarse como renta de intereses en la cuenta corriente de la balanza de pagos, pero como los activos sólo son hipotéticos, no se efectúan asientos en la cuenta financiera.

Valoración

409. Las transacciones de las partidas de inversión de cartera se deben registrar al precio de mercado. Deberán excluirse las variaciones del valor de mercado mientras los valores estén en posesión del titular (variaciones de valoración). Las transacciones de valores suelen realizarse en condiciones que permiten establecer un verdadero precio de mercado (por ejemplo, en un mercado organizado). Por esa razón, en la práctica, no es probable que se planteen difíciles problemas de valoración, aunque pueden presentarse dificultades para eliminar las variaciones de valoración cuando las series se obtienen a partir de montos acumulados. La diferencia entre el valor de mercado de los activos acumulados al principio y al final de un período puede incluir i) transacciones valoradas al precio de mercado durante el período y ii) variaciones de valoración, incluidas las de los activos que se hubiesen adquirido y/o enajenado, que tuvieron lugar durante el período.

410. Las variaciones de las tenencias de inversión de cartera declaradas por las partes de la transacción o sus agentes (bancos, operadores y corredores de valores, etc.) pueden incluir cargos por servicio. Deberán deducirse dichos cargos en los asientos de la categoría de inversión de cartera e incluirse en servicios financieros.

    Other Resources Citing This Publication