Manual de Balanza de Pagos

Manual de Balanza de Pagos
Chapter

VI. Momento de registro

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
June 1994
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Criterio del momento de registro

109. Conforme al método de contabilidad por partida doble de la balanza de pagos, es preciso registrar simultáneamente dos asientos para cada transacción. De esta manera, los dos asientos reflejarán la transacción en el mismo momento, es decir, en la misma fecha. La determinación del momento, o fecha, en que tiene lugar una transacción está regida por ciertas reglas.

110. Una transacción típica consta de varias fases. Por ejemplo, una de las partes se compromete a realizar una serie de acciones y transacciones y a estos efectos celebra un contrato formal de suministro de bienes o prestación de servicios, adquiere el derecho de recibir un pago a cambio y recibe dicho pago en liquidación de ese derecho.

111. Cada una de las fases de una transacción tiene un significado económico, y a algunas de ellas pueden asignárseles fechas específicas (por ejemplo, fecha del contrato o del compromiso). Además, una acción determinada —como la firma de un contrato—puede establecer parámetros para las transacciones subsiguientes, como la forma de pago u otras consideraciones. No obstante, en las cuentas de la balanza de pagos (y en el SCN), las transacciones se registran en el momento en que se crea, transforma, intercambia, transfiere o extingue un valor económico. El momento de registro de una transacción está regido por el criterio de la contabilidad en valores devengados. Se crean activos y pasivos cuando se produce un traspaso de propiedad, que puede ser de índole legal, o bien un traspaso de control o posesión de índole física o económica.

112. Cuando se intercambian recursos mediante un traspaso de propiedad, las dos partes deben contabilizar el intercambio por partida doble. El intercambio puede hacerse en dos etapas: i) se suministra un recurso acompañado de la adquisición de un activo financiero frente al receptor del recurso y ii) se suministra el otro recurso acompañado de la liquidación del activo financiero.

113. Dado que para registrar las transacciones en la balanza de pagos se emplea el método de contabilidad por partida doble, es muy importante establecer un criterio para determinar el momento en que deberán registrarse en las cuentas los dos lados de una transacción, a fin de que la anotación sea simultánea. Cuando no sea evidente el traspaso de propiedad, se considerará que el traspaso de propiedad ocurre en (o lo determina) el momento en que las partes de la transacción lo asientan en sus libros o cuentas. En la práctica, sin embargo, los dos asientos de una transacción a menudo proceden de fuentes y registros contables diferentes, y pueden ser distintas las convenciones sobre el momento de registro para las partes de la transacción. Esto significa que no siempre puede lograrse el registro simultáneo de los dos lados.

Aplicación a los bienes

114. (Véase también el capítulo X.) Las estadísticas del comercio exterior, por convención o necesidad, suelen registrarse en base a los documentos aduaneros que reflejan el cruce físico de bienes por la frontera nacional o aduanera de una economía, que puede no ser simultáneo al traspaso de propiedad entre un residente y un no residente. De la misma manera, un sistema en el que se registran pagos puede no reflejar el momento preciso del traspaso de propiedad de los bienes. Como se indica en el párrafo 123, se considera que el traspaso de propiedad ocurre en (o lo determina) el momento en que las partes de la transacción lo asientan en sus libros o cuentas. De esta manera, en general se considera que ocurre un traspaso de propiedad de bienes de exportación cuando dejan de ser un activo real en los libros del exportador y éste registra el cambio correspondiente en sus recursos financieros. Se considera que ocurre un traspaso de propiedad de bienes de importación cuando el importador los asienta en sus libros como activos reales y efectúa el cambio correspondiente en sus recursos financieros. El objeto de esta convención es mantener la uniformidad entre la categoría de bienes y la cuenta financiera de la balanza de pagos del país compilador, así como entre la categoría de bienes del país exportador y del país importador.

115. En general, conforme a esta convención, no se presentan dificultades para determinar el momento en que se produce el traspaso de propiedad de un activo. Muchas transacciones consisten en un intercambio, por ejemplo, de bienes por activos financieros entre dos empresas. Cada una de ellas lo asienta en sus libros, indicando la misma fecha de adquisición de los bienes y de enajenación del activo financiero, por una parte, y de adquisición del activo financiero y de entrega de los bienes, por la otra. Lo ideal sería que también efectuaran los asientos con la misma fecha. Este tratamiento proporciona una referencia cronológica fija con la cual puede relacionarse una transacción de balanza de pagos.

116. No obstante, aun cuando se observe esta convención, es posible que las dos partes que intervienen en la transacción no la asienten en sus libros al mismo tiempo, lo que provoca diferencias de momento de registro y posibles incongruencias entre las compilaciones de los países copartícipes.

117. En la práctica, si no se cuenta con otra información, se pueden emplear estadísticas del comercio exterior basadas en documentos aduaneros que reflejan el cruce físico de bienes por la frontera nacional o aduanera. Esta información, que indica una posesión física, permite determinar el momento aproximado en que se produjo el traspaso de propiedad.

118. Cuando en relación con el suministro de un recurso real se concede un crédito, cada una de las transacciones se debe asentar en la balanza de pagos en el momento en que se produce. En otras palabras, cuando un importador efectúa un pago (anticipo) al exportador antes de obtener el título de propiedad de los bienes, debe figurar también el crédito que ha adquirido contra el exportador, que permanecerá pendiente durante el período intermedio entre el pago y la entrega. A su vez, cuando un importador efectúa el pago en una fecha posterior a la adquisición de los bienes, los registros deben indicar para ese período intermedio el pasivo que ha contraído a favor del exportador. Estos activos y pasivos se extinguen en su debido momento, con la entrega de los bienes en el primer caso, o con el pago en efectivo en el segundo. La creación y la extinción de una obligación, así como el traspaso de propiedad de los bienes y el pago efectuado por los mismos, deben aparecer en la balanza de pagos en el período en que cada uno tenga lugar.

Excepciones al criterio de traspaso de propiedad

119. Algunas transacciones de bienes se registran en la balanza de pagos aunque no hayan sido objeto de traspaso legal de propiedad, como las transacciones de bienes sujetos a acuerdos de arrendamiento financiero (véase el párrafo 206) y de bienes enviados entre una empresa matriz de inversión directa y sus sucursales o filiales (véase el párrafo 205). Para que ambas partes registren las transacciones simultáneamente, en este Manual se recomienda que se asienten, en lo posible, con la fecha que se aproxime más al traspaso de la posesión física de los bienes. En el caso del arrendamiento financiero, la fecha más aproximada al traspaso del control y la posesión es la del inicio del arrendamiento. Tratándose de transacciones entre empresas filiales, pueden utilizarse las fechas de los asientos en los libros de dichas entidades.

120. Otra excepción al criterio de traspaso de propiedad se refiere a los bienes enviados al extranjero para su transformación sin que cambien de dueño. En el SCN, para fines de registro en la cuenta del resto del mundo, se hace la distinción entre los bienes enviados al extranjero para i) transformación mediante un cambio físico considerable y ii) otra clase de transformación. En el SCN, se incluyen en la categoría de bienes, en valores brutos, los bienes enviados al extranjero para su transformación que son reclasificados, a su retorno, en un grupo diferente de tres dígitos de la Clasificación Central de Productos (CPC) de las Naciones Unidas. El valor de las otras clases de transformaciones se registra en la categoría de servicios. Si bien en el Manual se admite este concepto, se recomienda registrar en el renglón de bienes, en valores brutos, toda transformación de bienes que atraviesan la frontera, debido a las dificultades prácticas de aplicación del concepto. La transformación podrá efectuarse en el extranjero (lo que entraña la exportación y reimportación subsiguiente de un bien) o en la economía compiladora (lo que entraña una importación y exportación subsiguiente). En los párrafos 197 a 200 se explica en forma más detallada el tratamiento de los bienes para transformación (y el valor de las reparaciones de bienes).

Aplicaciones a otras transacciones

121. En general, las transacciones de servicios se registran en la fecha en que se prestan, que suele coincidir con la fecha en que se producen. En algunos casos (fletes, seguros, servicios portuarios, etc.), pueden efectuarse pagos anticipados o diferidos por dichos servicios. Deberán efectuarse, entonces, los asientos en las cuentas correspondientes (como se explica en el párrafo 118). En la categoría renta de la inversión, los intereses se registran en valores devengados, que es un método de registro continuo que hace coincidir el costo del capital con su provisión. Si, en efecto, el interés no se paga, será necesario efectuar un asiento, junto con otro compensatorio de crédito en la cuenta financiera para que figure el crédito originado por la falta de pago (es decir, se registrará un aumento del pasivo). Estos dos asientos revisten especial importancia en el caso de los bonos de cupón cero y otros bonos con fuerte descuento. La diferencia entre el precio de emisión y su valor al vencimiento deberá tratarse como un interés devengado durante la vigencia del bono. (Véanse los detalles en el párrafo 396.) Los dividendos deberán registrarse en la fecha en que sean pagaderos. Las utilidades reinvertidas de la inversión directa se registran en el período en que se obtienen.

122. Los diferentes impuestos, multas y otros componentes de las transferencias que una parte impone a otra se registrarán en la fecha en que ocurren las transacciones u otros flujos que dan origen a la obligación de efectuar un pago. En algunos casos, los impuestos sobre la renta pueden registrarse en un período subsiguiente. (Véase el párrafo 307.) Otras transferencias se registran en la fecha en que se traspasa la propiedad de los recursos (bienes, servicios, recursos financieros) de los que son contrapartida.

123. Se considera que ha tenido lugar una transacción de recursos financieros cuando el acreedor y el deudor han asentado el activo y el pasivo, respectivamente, en sus libros. Podrá especificarse una fecha (la fecha de valor) con el fin de asegurar que coincidan los registros en los libros de ambas partes. Si no fuese posible fijar una fecha precisa, se tomará la fecha en la que el acreedor reciba el pago o algún otro recurso financiero. Los giros sobre préstamos se deben registrar en las cuentas en las fechas en que se efectúan los desembolsos; los rembolsos de los préstamos se registrarán en la fecha de vencimiento. Cuando el rembolso no se efectúa en la fecha de su vencimiento, deberá registrarse el rembolso de la obligación contractual en cuestión como si se hubiera efectuado, así como i) su sustitución por un nuevo pasivo que es a corto plazo (de pago inmediato) o ii) su sustitución por un nuevo préstamo, si existe una reprogramación u otro mecanismo especial de financiamiento relacionado con las dificultades de balanza de pagos de una economía. (Véanse los párrafos 454 a 458 sobre el financiamiento excepcional.)

Otros ajustes del momento de registro

124. Cuando los compiladores seleccionen las fuentes estadísticas, deberán tener en cuenta la ventaja de utilizar datos con una fecha de registro correcta. Por ejemplo, los registros de giros efectivamente realizados sobre préstamos son preferibles a las fuentes que contengan fechas de autorización o de programas que no necesariamente se cumplen. Sin embargo, puede ocurrir que incluso las fuentes elegidas por el compilador, por considerarlas en general más apropiadas, no hayan tenido como finalidad original generar información de balanza de pagos.

125. Es probable que deban efectuarse ajustes de momento de registro en las estadísticas del comercio exterior porque no siempre reflejan correctamente los movimientos físicos. (Sin embargo, defectos sistemáticos de este tipo no causarían errores apreciables a menos que el valor del comercio variara sustancialmente de un período al otro.) Habrá necesidad de hacer ajustes en los casos en que, por ejemplo, los compiladores de las cuentas del comercio cierren las estadísticas mensuales antes de que se hayan tabulado todas las declaraciones aduaneras, dejando un remanente para el mes siguiente. Si estas prácticas originan discrepancias, deben estimarse las cantidades y efectuarse los ajustes de momento de registro que correspondan.

126. La fecha en que se produce el traspaso de propiedad de los bienes y la fecha en que éstos se registran en las estadísticas del comercio exterior pueden ser muy diferentes cuando el proceso de importación o exportación entraña un largo viaje. Si el valor unitario del comercio varía considerablemente desde el principio hasta el final del período que se declara, una diferencia de uno o dos meses entre el embarque o la recepción de los bienes, por una parte, y el traspaso de propiedad, por la otra, puede originar errores en el estado de balanza de pagos de un país y asimetrías entre los países copartícipes. No existe una base empírica establecida que permita suponer que el traspaso de propiedad se produce normalmente al principio o al final del viaje. Es preciso verificar, quizá por muestreo, las prácticas que se siguen y, en principio, efectuar ajustes de momento de registro, para corregir las estadísticas del comercio exterior, para aquellas clases de bienes sujetos a un traspaso de propiedad en fecha distinta a la de su registro en dichas estadísticas.

127. Los bienes en consignación (bienes destinados a la venta que no hayan sido efectivamente vendidos cuando cruzan la frontera) deberán, en principio, incluirse en la categoría bienes sólo cuando tenga lugar el traspaso de propiedad. En la práctica, esos bienes suelen registrarse en la fecha en que cruzan la frontera, en el supuesto de que ha tenido lugar el traspaso de propiedad o está próximo a ocurrir. Si se sigue ese tratamiento y luego no ocurre efectivamente el traspaso de propiedad, será necesario registrar los bienes nuevamente como una deducción de las exportaciones y de las importaciones.

    Other Resources Citing This Publication