Chapter

Apéndice III Datos adicionales

Author(s):
Rita Mesias
Published Date:
August 2016
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

III.1 Además de la información sobre la identidad de los encuestados y de los datos sobre las posiciones de inversión directa que se requieren para participar en la ECID del FMI, los compiladores quizá deseen recopilar en sus encuestas de inversión directa otras categorías de datos útiles para sus propios fines. Es más eficiente recopilar diversas categorías de datos en una sola encuesta que realizar numerosas encuestas por separado entre los mismos encuestados.

Clasificación industrial

Principios generales para determinar la atribución a cada sector industrial1

III.2 La clasificación de las empresas de inversión directa (EID) y de sus inversionistas directos (ID) según el sector industrial al que pertenecen reviste gran interés. No obstante, las EID y los ID participan en una variedad de actividades económicas. Para poder efectuar un análisis económico completo, las empresas deben agruparse por tipo de actividad. En circunstancias ideales, los compiladores deben disponer de datos que permitan clasificar la inversión directa en la economía declarante y en el exterior según un doble criterio: la industria a la que pertenece la EID y la industria a la que pertenece su ID.

III.3 Si no se pueden compilar datos sobre la inversión directa en la economía declarante y en el exterior con base en estos dos criterios, se sugiere que por lo menos se compilen datos sobre la actividad de la EID, tanto para la inversión directa en la economía declarante como en el exterior. En otras palabras, la inversión directa en la economía declarante debe corresponder al sector industrial de la EID residente, y la inversión directa en el exterior debe corresponder al sector industrial de la EID no residente (es decir, de la filial extranjera).

III.4 Cada ID y cada EID debe ser clasificado en un solo sector industrial, aunque muchos ID y EID intervienen en una amplia gama de actividades. La clasificación de la empresa en un determinado sector debe estar basada en su actividad principal. Lo ideal es que se determine el producto o servicio principal según el valor agregado de la empresa. En algunos casos, se reconoce que tal vez no se disponga de datos sobre el valor agregado y haya que utilizar las cifras de ventas, los ingresos, la nómina salarial u otro criterio como valor representativo.

III.5 Para las estadísticas de inversión directa se recomienda que, si la empresa (ID o EID) forma parte de un grupo empresarial local, se utilice la clasificación industrial correspondiente a la actividad primaria del grupo. Esto se determina de acuerdo con el producto principal o con el grupo de productos elaborados o distribuidos, o los servicios prestados, por el grupo local. En este caso, el criterio ideal también es el valor agregado.

III.6 Un inversionista directo involucrado en una amplia gama de actividades podría efectuar sus inversiones en el exterior en cada actividad a través de numerosas filiales nacionales separadas que se especializan en una actividad determinada, o podría realizar todas sus inversiones en el exterior a través de una sola filial nacional creada con el fin de administrar las inversiones en el exterior, o mediante una combinación de estos métodos. En el caso de los datos que se presentan con base en el sector industrial del ID, el sector es el que corresponde a la actividad principal del ID, incluidas todas las actividades que realiza en su país de residencia. Este enfoque evita las distorsiones ocasionadas por la multiplicidad de sistemas de organización.

III.7 Los datos que se presenten tomando como base el sector industrial al que pertenece la EID deben sustentarse en la empresa que declara los datos. (Si la unidad declarante es al mismo tiempo una EID y un ID, su clasificación industrial debe basarse en las actividades que realiza y debe excluir las que llevan a cabo sus filiales extranjeras). En general, las EID registrarán sus operaciones en una economía dada y en estos casos se recomienda que el sector industrial de la empresa corresponda a la actividad primaria de la misma (incluidas todas sus filiales, asociadas y sucursales consolidadas en su economía de residencia si se utiliza un grupo empresarial local como unidad para declarar los datos estadísticos).

Clasificación Industrial Internacional Uniforme de Todas las Actividades Económicas (CIIU)

III.8 Las economías deben compilar los datos por industrias correspondientes a las principales categorías de la tabla de la CIIU de las Naciones Unidas2. Las principales categorías de la cuarta revisión de la CIIU son las siguientes:

  • Agricultura, silvicultura y pesca

  • Explotación de minas y canteras

  • Industrias manufactureras

  • Suministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionado

  • Suministro de agua, alcantarillado, manejo de desechos y actividades de saneamiento

  • Construcción

  • Comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos automotores y motocicletas

  • Transporte y almacenamiento

  • Alojamiento y servicios de comida

  • Información y comunicación

  • Actividades financieras y de seguros

  • Actividades inmobiliarias

  • Actividades profesionales, científicas y técnicas

  • Actividades administrativas y servicios de apoyo

  • Administración pública, defensa y seguridad social obligatoria

  • Enseñanza

  • Servicios sociales y relacionados con la salud humana

  • Artes, entretenimiento y recreación

  • Otras actividades de servicio

  • Actividades de los hogares en calidad de empleadores; actividades indiferenciadas de producción de bienes y servicios de los hogares para uso propio

  • Actividades de organizaciones y órganos extraterritoriales.

Renta de la inversión directa

III.9 Véase una explicación detallada de los conceptos de renta de inversión directa en el capítulo 11 del Manual de Balanza de Pagos y Posición de Inversión Internacional (MBP6). El MBP6 puede consultarse en el sitio web del FMI: http://www.imf.org/external/pubs/ft/bop/2007/bopman6.htm.

Transacciones financieras de inversión directa

III.10 Véase una explicación detallada de los conceptos relativos a las transacciones financieras de inversión directa en el capítulo 8 del MBP6.

Valoración de mercado de las participaciones de capital

III.11 Véase una explicación detallada de los otros principios de valoración de mercado en los párrafos 7.16–7.18 del MBP6.

Economía inversionista en última instancia

III.12 Se pueden adoptar dos enfoques para determinar la residencia del ID (a los efectos de la inversión directa en la economía declarante): 1) considerar la economía de contraparte inmediata y 2) considerar la economía inversionista en última instancia.

III.13 La ECID recopila datos sobre la inversión directa por economía de contraparte inmediata (primera) tanto para la inversión directa en la economía declarante como en el exterior. En lo que respecta a la inversión directa, es posible determinar no solo la economía de contraparte inmediata sino también la economía inversionista en última instancia. Por ejemplo, el inversionista en última instancia para la inversión en la economía declarante es la empresa que controla la decisión de tomar una posición de inversión directa en la EID residente. Es decir, el inversionista en última instancia controla al ID inmediato y, por lo tanto, es la casa matriz que ejerce el control en última instancia sobre este inversionista. Se determina avanzando hacia arriba por la cadena de propiedad de los ID inmediatos a través de los vínculos de control (propiedad de más del 50% del número de votos) hasta llegar a una empresa que no esté controlada por otra. Si no hay ninguna empresa que controle al ID inmediato, podría considerarse que el ID inmediato es el inversionista en última instancia en la EID. Habrá un inversionista en última instancia (y solo uno) —es decir, la casa matriz que ejerce el control en última instancia— para cada ID (inmediato) en la EID residente.

III.14 La economía en la cual reside el inversionista en última instancia es la economía inversionista en última instancia en lo que respecta a la inversión en la EID. Es posible que el inversionista en última instancia sea un residente de la misma economía que la EID. (Véase ida y vuelta de fondos, párrafos III.17–III.20).

III.15 Cuando una EID residente tiene múltiples ID (inmediatos), posiblemente también tenga inversiones directas provenientes de múltiples economías inversionistas en última instancia. Véase más información sobre las economías inversionistas en última instancia en el anexo 10 de BD4.

Fondos en tránsito

III.16 Los “fondos en tránsito” o “de paso” son fondos que pasan a través de una empresa residente en una economía para llegar a una filial en otra economía, de modo que los fondos no se quedan en la economía de esa empresa. Estos fondos suelen asociarse con inversiones directas. Este tipo de flujos suelen tener poco impacto en la economía por la que pasan. Si bien las entidades con fines especiales, las sociedades de cartera y las instituciones financieras que sirven a otras filiales no financieras son las que particularmente se asocian con los fondos en tránsito, otras empresas también pueden tener fondos en tránsito dentro de sus flujos de inversión directa.

Ida y vuelta de fondos

III.17 La ida y vuelta de fondos es un caso específico de fondos en tránsito que consiste en la inversión de fondos de una entidad de una economía (o economía anfitriona) en una entidad residente en una segunda economía (o economía de tránsito), y la posterior reinversión de esos fondos en la primera economía. La entidad de la economía de tránsito suele tener pocas operaciones propias.

III.18 Desde la óptica de la economía anfitriona, el ejemplo más sencillo de la ida y vuelta de fondos se produce cuando una inversión nacional se disfraza como inversión directa por medio de una empresa filial o asociada no residente ubicada en la economía de tránsito. En el gráfico AIII.1, la empresa A de la economía anfitriona proporciona fondos de inversión directa a una empresa B relacionada no residente ubicada en la economía de tránsito para que sean reinvertidos en otra empresa C ubicada en la economía anfitriona. Por otra parte, la ida y vuelta de fondos también puede verse desde la óptica de la economía de tránsito; en otras palabras, la empresa B de la economía de tránsito recibe fondos de inversión directa de la empresa A de la economía anfitriona, y reinvierte esos fondos en la empresa C de la economía anfitriona.

Gráfico AIII.1Ida y vuelta de fondos

III.19 Los fondos en tránsito y la ida y vuelta de fondos dentro de una red de inversiones directas deben registrarse como transacciones/posiciones de inversión directa. En el ejemplo del gráfico AIII.1, la ida y vuelta de fondos aparece como una inversión directa efectuada en el exterior por la economía anfitriona por el valor de los fondos canalizados hacia la economía de tránsito, y como una inversión directa recibida por la economía declarante por el posterior retorno de los fondos a la economía anfitriona. Para la economía de tránsito, la ida y vuelta de fondos figura como inversión directa recibida, por un monto equivalente a los fondos recibidos de la economía anfitriona, y como una inversión directa en el exterior, por el retorno de esos fondos a la economía anfitriona.

III.20 Los fondos en tránsito y la ida y vuelta de fondos pueden ser considerables en algunas economías pero no tanto en otras. Se recomienda que las economías en las cuales los fondos en tránsito y la ida y vuelta de fondos sean considerables publiquen información adicional sobre estos flujos y/o posiciones por separado3.

Véase la sección 7.3 de Benchmark Definition of Foreign Direct Investment (BD4).

Véase más información en la Clasificación Industrial Internacional Uniforme de todas las Actividades Económicas (CIIU), Rev. 4, 2008 (http://unstats.un.org/unsd/cr/registry/isic-4.asp).

Véase más información en los párrafos A4.34–A.4.40 de la Guía de Compilación del MBP6 (GC MBP6).

    Other Resources Citing This Publication