Chapter

10. Otros flujos económicos

Author(s):
Sage De Clerck, and Tobias Wickens
Published Date:
April 2017
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

En este capítulo se describen los otros flujos económicos que se registran en el marco de las EFP. Las dos categorías principales son las ganancias y las pérdidas por tenencia y otras variaciones en el volumen de activos.

Introducción

10.1 Los otros flujos económicos son variaciones en el volumen o valor de los activos o pasivos que no son resultado de transacciones. En el presente capítulo se describen las dos categorías principales de otros flujos económicos que modifican el patrimonio neto:

  • Una ganancia o pérdida por tenencia1 es una variación en el valor monetario de un activo o pasivo como resultado de variaciones en el nivel y la estructura de precios, excluidas las variaciones cualitativas o cuantitativas del activo o pasivo en cuestión. Las ganancias y pérdidas por tenencia se pueden aplicar a casi todos los activos y pasivos y, en el caso de los activos y pasivos expresados en moneda extranjera, incluyen las ganancias y pérdidas atribuibles a variaciones en los tipos de cambio2.

  • Las otras variaciones en el volumen de activos son todas las variaciones en el valor de un activo o pasivo que no son resultado de una transacción o de una ganancia por tenencia. Las otras variaciones en el volumen de activos son resultado de eventos que hacen variar la cantidad o calidad de un activo existente, añaden un activo nuevo al balance o eliminan un activo existente del balance, o exigen una reclasificación de los activos existentes.

10.2 Los otros flujos económicos se registran en el Estado de otros flujos económicos; una versión abreviada figura en el cuadro 10.1. La partida de resultado de este estado se describe como la variación en el patrimonio neto debido a otros flujos económicos, que se define como la suma de la variación en el patrimonio neto, como resultado de ganancias y pérdidas por tenencia y la variación en el patrimonio neto debido a otras variaciones en el volumen de activos.

  • La partida de resultado, variación en el patrimonio neto debido a ganancias por tenencia (o revaloraciones), se define como la suma de las ganancias por tenencia, positivas o negativas, de todos los activos y pasivos.

  • La partida de resultado, variación en el patrimonio neto debido a otras variaciones en el volumen de activos, se define como la suma de las otras variaciones, positivas o negativas, del volumen de activos y pasivos.

Cuadro 10.1Estado (abreviado) de otros flujos económicos
9Variación en el patrimonio neto debido a otros flujos económicos
91Activos no financieros
92Activos financieros
93Pasivos
4Variación en el patrimonio neto debido a ganancias y pérdidas por tenencia
41Activos no financieros
42Activos financieros
43Pasivos
5Variación en el patrimonio neto debido a otras variaciones en el volumen de activos y pasivos
51Activos no financieros
52Activos financieros
53Pasivos
Nota: Véase el cuadro 10.2 en que se presenta la clasificación detallada de los otros flujos económicos.
Nota: Véase el cuadro 10.2 en que se presenta la clasificación detallada de los otros flujos económicos.

10.3 Muchos de los otros flujos económicos hacen variar tanto el valor de un activo o pasivo como el valor del patrimonio neto en un mismo monto. Por ejemplo, las ganancias por tenencia que dan lugar a un aumento en el valor de los activos incrementan el patrimonio neto en el mismo monto. En cambio, los otros flujos económicos correspondientes a reclasificaciones no afectan el patrimonio neto total. Estas reclasificaciones modifican el valor de dos activos o dos pasivos en el mismo monto, pero con signos opuestos, o modifican un activo y un pasivo en el mismo monto, por ejemplo, la reclasificación de un préstamo cuando pasa a ser negociable (véase el párrafo 7.149).

10.4 Los otros flujos económicos se clasifican según el tipo de activo o pasivo afectado. Para ese propósito se utiliza la clasificación de los activos y pasivos presentada en el capítulo 7. En el cuadro 10.2, los otros flujos económicos totales se clasifican como ganancias o pérdidas por tenencia u otras variaciones en el volumen de activos. Además, los otros flujos económicos pueden clasificarse según el tipo de evento que causó el flujo con todo el detalle que exija el análisis fiscal. De considerarse útil, los tipos de ganancias por tenencia y los tipos específicos de otras variaciones en el volumen de activos podrían incluirse en el cuadro para ampliar la información que ofrece. Las subcategorías de otras variaciones en el volumen de activos, por ejemplo, permitirían identificar si las variaciones se deben a la aparición, desaparición o modificación de la clasificación de activos y pasivos.

Cuadro 10.2Clasificación de otros flujos económicos
Ganancias y pérdidas por tenenciaOtras variaciones en el volumen de activosOtros flujos económicos totales
Variación en el patrimonio neto debido a otros flujos económicos/ganancias y pérdidas por tenencia/otras variaciones en el volumen de activos459
Activos no financieros415191
Activos fijos411511911
Edificios y estructuras411151119111
Viviendas411115111191111
Edificios distintos de vivienda411125111291112
Otras estructuras411135111391113
Mejoras a las tierras y terrenos411145111491114
Maquinaria y equipo411251129112
Equipo de transporte411215112191121
Maquinaria y equipo distintos del equipo de transporte411225112291122
Otros activos fijos411351139113
Recursos biológicos cultivados411315113191131
Productos de propiedad intelectual411325113291132
Sistemas de armamentos411451149114
Existencias412512912
Materiales y suministros412215122191221
Trabajos en curso412225122291222
Productos terminados412235122391223
Bienes para reventa412245122491224
Existencias militares412255122591225
Objetos de valor413513913
Activos no producidos414514914
Tierras y terrenos414151419141
Recursos minerales y energéticos414251429142
Otros activos de origen natural414351439143
Recursos biológicos no cultivados414315143191431
Recursos hídricos414325143291432
Otros recursos naturales414335143391433
Activos intangibles no producidos414451449144
Contratos, arrendamientos y licencias414415144191441
Fondos de comercio y activos de comercialización414425144291442
Activos financieros425292
Otro monetario y derechos especiales de giro (DEG)420152019201
Dinero legal y depósitos420252029202
Títulos de deuda420352039203
Préstamos420452049204
Participaciones de capital y en fondos de inversión420552059205
Participaciones de capital420515205192051
Participaciones o cuotas en fondos de inversión420525205292052
Seguros, pensiones y sistemas de garantías estandarizadas [EFP]420652069206
Reservas técnicas de seguros no de vida420615206192061
Derechos de seguros de vida y a rentas vitalicias420625206292062
Derechos a pensiones [EFP]420635206392063
Derechos de los fondos de pensiones sobre sus administradores420645206492064
Provisiones para indemnizaciones bajo sistemas de garantías estandarizadas420655206592065
Derivados financieros y opciones de compra de acciones por parte de empleados420752079207
Derivados financieros420715207192071
Opciones de compra de acciones por parte de empleados420725207292072
Otras cuentas por cobrar420852089208
Créditos y anticipos comerciales420815208192081
Otras cuentas por cobrar diversas420825208292082
Deudores internos421521921
Mismo desglose por instrumentos que la sección anterior, pero excluido el oro monetario4212–42185212–52189212–9218
Deudores externos422522922
Mismo desglose por instrumentos que la sección anterior4221–42285221–52289221–9228
Pasivos435393
Derechos especiales de giro (DEG)430153019301
Dinero legal y depósitos430253029302
Títulos de deuda430353039303
Préstamos430453049304
Participaciones de capital y en fondos de inversión430553059305
Participaciones de capital430515305193051
Participaciones o cuotas en fondos de inversión430525305293052
Seguros, pensiones y sistemas de garantías estandarizadas [EFP]430653069306
Reservas técnicas de seguros no de vida430615306193061
Derechos de seguros de vida y a rentas vitalicias430625306293062
Derechos a pensiones [EFP]430635306393063
Derechos de los fondos de pensiones sobre sus administradores430645306493064
Provisiones para indemnizaciones bajo sistemas de garantías estandarizadas430655306593065
Derivados financieros y opciones de compra de acciones por parte de empleados430753079307
Derivados financieros430715307193071
Opciones de compra de acciones por parte de empleados430725307293072
Otras cuentas por pagar430853089308
Créditos y anticipos comerciales430815308193081
Otras cuentas por pagar diversas430825308293082
Acreedores internos431531931
Mismo desglose que la sección anterior4312–43185312–53189312–9318
Acreedores externos432532932
Mismo desglose que la sección anterior4321–43285321–53289321–9328

Ganancias por tenencia

Ganancias por tenencia en general

10.5 Las ganancias por tenencia son resultado de variaciones en los precios y se pueden devengar para casi todos los activos económicos que se han mantenido por cualquier espacio de tiempo durante un período de declaración de datos. No importa si el activo se mantiene durante todo el período, se adquiere durante el período y se mantiene hasta el final del período, si se mantenía al comienzo del período y se dispuso durante el período, o si se adquiere y se dispone en el mismo período. En cada caso es posible que se genere una ganancia por tenencia y esta debe registrarse para toda la diferencia entre la fecha del balance de apertura (o el momento de adquisición) y la del balance de cierre (o el momento de disposición).

10.6 Las ganancias por tenencia pueden ser realizadas o no realizadas:

  • Una ganancia por tenencia no realizada es una que se devenga sobre un activo mientras todavía se mantiene la posesión del mismo o sobre un pasivo que sigue pendiente al final del período de declaración de datos. Los valores de los activos y pasivos en el balance de cierre incluyen las ganancias o pérdidas por tenencia no realizadas.

  • Una ganancia por tenencia es realizada cuando el activo en cuestión se vende, se cancela, se usa o se dispone de otra forma de él, o el pasivo que incluye una pérdida o ganancia por tenencia se reembolsa. El valor de las transacciones incluye el valor de las ganancias o pérdidas por tenencia realizadas. En otras palabras, las ganancias por tenencia no realizadas se realizan cuando la transacción tiene lugar.

10.7 La ganancia por tenencia se registra cuando el cambio de precio tiene lugar y ese momento puede no coincidir con el momento en que se realice la ganancia por tenencia. Por lo tanto, para poder captar la totalidad del valor de las ganancias o pérdidas por tenencia durante el período de declaración de datos, deben conocerse tanto las ganancias y pérdidas realizadas como las no realizadas.

10.8 Las ganancias por tenencia no incluyen las variaciones en el valor de un activo atribuibles a un cambio en la cantidad o la calidad del activo (las cuales son otras variaciones en el volumen de activos). En particular:

  • La disminución en el valor de los activos fijos como consecuencia del deterioro físico, las tasas normales de obsolescencia y los daños accidentales normales se registra como consumo de capital fijo (23), y no como una pérdida por tenencia.

  • Los títulos de deuda emitidos con descuento pueden aumentar progresivamente de valor antes del rescate como resultado del devengo de intereses. El aumento del valor de mercado de una letra o bono debido al devengo de intereses se registra como una transacción en el activo y no es una ganancia por tenencia.

10.9 No es posible calcular las ganancias por tenencia totales utilizando solo los datos del balance porque las posiciones de los saldos no reflejan cada evento económico que puede haber ocurrido durante el período de declaración (véanse los párrafos 3.1–3.4). Por lo tanto, para medir las ganancias por tenencia directamente, el cálculo requiere llevar registros de cada una de las transacciones individuales y otras variaciones en el volumen de activos individuales, así como del precio de cada activo correspondientes a las fechas de los balances de apertura y cierre. Por lo general, es más difícil disponer de precios de mercado observables para los activos no financieros que para los activos y pasivos financieros. Si, en la práctica, no se dispone de todos los datos necesarios, las ganancias por tenencia deberán calcularse utilizando otras técnicas de estimación.

10.10 Un método alternativo que se emplea comúnmente para estimar las ganancias y pérdidas por tenencia se basa en la identidad según la cual el valor en el balance de cierre de una categoría de activos (pasivos) debe ser igual a su valor en el balance de apertura más el valor neto de las transacciones, otras variaciones en el volumen de activos y de las ganancias por tenencia que afecten a esa categoría de activos o pasivos. Si la información disponible de los balances, las transacciones y las otras variaciones en el volumen de activos es completa y correcta, el valor neto de las ganancias por tenencia puede calcularse completando la identidad. Incluso cuando se estima de esa manera, esta formulación no implica que el valor de las ganancias por tenencia sea una partida residual; los resultados siempre deben examinarse y evaluarse detenidamente.

10.11 Para ciertos propósitos analíticos, puede ser deseable dividir el valor total de las ganancias por tenencia devengadas por una categoría de activos o pasivos, en ganancias por tenencia neutrales y en ganancias por tenencia reales.

  • Las ganancias y pérdidas por tenencia neutrales durante un período corresponden al aumento (disminución) del valor del activo necesario, en ausencia de transacciones u otras variaciones en el volumen de activos, para mantener el control sobre el mismo monto de bienes y servicios que al principio del período. Es el valor necesario para mantener el valor real del activo.

  • Una ganancia por tenencia real se define como el valor que devenga un activo como resultado de una variación en su precio en relación con los precios de los bienes y servicios en general. Un aumento del precio relativo de un activo conduce a una ganancia por tenencia real positiva, y una disminución del precio relativo de un activo da lugar a una ganancia por tenencia real negativa3.

10.12 Conceptualmente, las ganancias y pérdidas por tenencia ocurren de manera continua porque los precios varían continuamente. En la práctica, las ganancias por tenencia de un período completo de declaración de datos suelen estimarse al final de dicho período.

Ganancias por tenencia de ciertos tipos de activos

Activos fijos (411)4

10.13 La tarea de estimar las ganancias por tenencia de los activos fijos se ve dificultada por el hecho de que el valor de un activo fijo varía como consecuencia del consumo del capital fijo y como resultado de las variaciones de los precios. El consumo del capital fijo, sin embargo, se valora en función de los precios promedio vigentes durante un período de declaración de datos. Por lo tanto, la estimación de la variación del precio de un determinado activo fijo de cierta edad y condición es fundamental para estimar tanto el consumo de capital fijo como las ganancias por tenencia.

10.14 Las ganancias por tenencia de activos fijos existentes pueden ocurrir porque el precio de mercado del activo varía a lo largo del tiempo. Si no se dispone fácilmente de precios de mercado, deben utilizarse precios equivalentes al valor de mercado (véase el párrafo 7.31). Cuando se siguen produciendo y vendiendo en el mercado activos del mismo tipo, un activo existente debe valorarse en el balance de apertura o de cierre al precio corriente de adquisición del activo recién producido menos el consumo de capital fijo acumulado (es decir, al costo de reposición descontado) hasta ese momento.

10.15 Cuando dejan de producirse activos nuevos del mismo tipo, la valoración de los activos existentes puede plantear problemas conceptuales y prácticos. Si se siguen produciendo activos que, en términos generales, son de tipo similar, puede ser razonable suponer que los precios de los activos existentes habrían variado del mismo modo que los precios de los activos nuevos si continuaran produciéndose. Sin embargo, ese supuesto se vuelve discutible si el progreso tecnológico mejora notablemente las características de los activos nuevos5.

Existencias (412)

10.16 Estimar las ganancias por tenencia de las existencias es necesario para calcular el uso de bienes y servicios (22) utilizando el método indirecto, como se ilustra en el cuadro 6.3. No obstante, la estimación puede ser difícil si se carece de datos sobre las transacciones o las otras variaciones en el volumen de las existencias:

  • Muchas transacciones en existencias son internas, y es posible que los precios vigentes cuando ocurren no se registren adecuadamente.

  • Los retiros de existencias incluyen una provisión por las pérdidas recurrentes que forman parte de las operaciones normales de un proceso de producción.

  • Es probable que las otras variaciones en el volumen de activos incluyan bienes destruidos por desastres naturales, grandes incendios u otros eventos de carácter excepcional. La estimación de los precios y cantidades en cuestión puede ser difícil.

10.17 Por consiguiente, las ganancias por tenencia de existencias excluyen las pérdidas tanto excepcionales como recurrentes. Ciertos tipos de existencias (por ejemplo, el material de papelería) tienen precios estables y se mantienen por períodos relativamente breves, en cuyo caso las ganancias o pérdidas por tenencia son normalmente mínimas. En otros casos, como el de las existencias estratégicas, deben aplicarse métodos más sofisticados. Ya que es posible que no se disponga de registros sobre las transacciones y las otras variaciones en el volumen de activos, se vuelve necesario intentar deducir el valor de las variaciones en las existencias a partir del valor y las cantidades de las existencias de apertura y cierre, utilizando métodos para distribuir la diferencia entre los valores de las posiciones de saldos de apertura y de cierre entre transacciones y ganancia por tenencia. La eficacia de dichos métodos depende de la validez de los supuestos empleados6. En general, cuando se emplean, los supuestos deben cubrir el período más breve posible. Cuando las tasas de inflación son altas, se vuelve más importante estimar las ganancias por tenencia de manera precisa.

Objetos de valor (413)

10.18 La característica de los objetos de valor es que se mantienen como reserva de valor con la expectativa de que su valor aumentará con el tiempo. Todo aumento/disminución del valor de un objeto de valor individual se trata como una ganancia/pérdida por tenencia.

Activos no financieros dispuestos durante el período de declaración de datos

10.19 Cuando se vende a un nuevo dueño, el valor de un activo no incluye los costos residuales de transferencia de la propiedad, ya que el monto que recibe el dueño antiguo equivale al monto que paga el nuevo dueño, con la excepción de los posibles costos de transferencia de la propiedad en que incurra el nuevo dueño. Ello se debe a que el consumo del capital fijo se calcula sobre el valor del activo, excluidos los costos de transferencia de la propiedad a lo largo de la vida del activo, y que el consumo del capital fijo, en lo que se refiere a los costos de transferencia de la propiedad, se calcula únicamente a lo largo del período en que el dueño prevé mantener el activo (véase el párrafo 6.60).

10.20 Cuando se dispone de un activo no financiero por medio de una transacción de mercado7, a un valor que difiere del valor del activo en el balance inmediatamente previo a su disposición, debe registrarse una revaloración para reflejar en el balance su valor corriente de mercado. Con la excepción de la chatarra, ello se aplica a todos los activos no financieros8.

Oro monetario y derechos especiales de giro (DEG) (4201, 4221, 4301, 4321)

10.21 El precio del oro se cotiza usualmente en dólares; por lo tanto, el oro monetario (incluidas las cuentas de oro no asignadas) es objeto de ganancias y pérdidas por tenencia que se deben tanto a las variaciones del tipo de cambio, así como a las del precio del oro en sí mismo.

10.22 El valor de los DEG se basa en una canasta de las monedas principales; por lo tanto, el valor de los DEG siempre es objeto de ganancias y pérdidas por tenencia. De vez en cuando, pueden realizarse nuevas asignaciones de DEG; cuando ello ocurre la asignación se registra como una transacción.

Activos financieros y pasivos de valor monetario fijo

10.23 No todos los activos financieros y pasivos tienen precios de mercado. El dinero legal, los depósitos, la mayor parte de los préstamos y las otras cuentas por cobrar/por pagar, como los créditos y anticipos comerciales, se registran de acuerdo con su valor nominal. En consecuencia, las ganancias por tenencia atribuibles a las variaciones de los precios de mercado de estos activos son siempre cero, en términos de la moneda en que están denominados. Cuando estos activos financieros se denominan en moneda extranjera, o se mantienen en cuentas de oro no asignadas (o en cuentas similares de otros metales preciosos), su valor expresado en moneda nacional puede variar debido a la variación del tipo de cambio o del precio de metal precioso en cuestión.

Títulos de deuda (4203, 4213, 4223, 4303, 4313, 4323)

10.24 Los títulos de deuda suelen tener precios de mercado que varían con el tiempo. Las variaciones del valor del saldo de los títulos de deuda entre balances de distintas fechas se deben a las transacciones que se realizan con esos instrumentos (por ejemplo, adquisiciones, disposiciones y el devengo de intereses), a otras variaciones en el volumen de activos (como las cancelaciones contables), así como a revaloraciones (por ejemplo, variaciones en la tasa de interés de mercado, del tipo de cambio, de las expectativas de solvencia, etc.).

10.25 Cuando los títulos de deuda, sobre todo los bonos de cupón cero y los de fuerte descuento, se emiten con descuento, en ausencia de otras variaciones, el precio aumentará gradualmente durante la vida del bono hasta que alcance su valor de vencimiento. Este aumento gradual del precio de mercado del bono, atribuible a la acumulación de intereses devengados, es una transacción, no una ganancia por tenencia. Se aplica el tratamiento inverso a los bonos emitidos con prima.

10.26 El valor de los títulos de deuda varía cuando la tasa de interés de mercado y/o el tipo de cambio fluctúan. Con la excepción de los títulos indexados de base amplia (véase el párrafo 6.77), las variaciones en el valor de los títulos de deuda atribuibles a variaciones de las tasas de interés de mercado y de los tipos de cambio (en el caso de los que se denominan en otra moneda) son ganancias por tenencia. Un aumento de las tasas de interés da lugar a una disminución del valor de mercado de los títulos de deuda de tasa fija, lo cual es una ganancia por tenencia para el deudor y una pérdida por tenencia para el acreedor, y viceversa en el caso de una reducción de la tasa de interés.

10.27 El precio de los bonos también puede variar debido a variaciones en la solvencia del emisor o el garante. Dichas variaciones generan ganancias por tenencia.

10.28 Como se explica en los párrafos 6.76–6.77, cuando el monto pagadero en la fecha de vencimiento o los pagos de cupón y el monto pagadero al vencimiento están indexados a un índice de cobertura limitada (por ejemplo, un índice basado en el precio del oro) que incluye la opción de obtener ganancias por tenencia, toda desviación del índice subyacente con respecto a la trayectoria original esperada genera ganancias o pérdidas por tenencia.

10.29 Las letras pueden devengar ganancias o pérdidas por tenencia del mismo modo que los bonos. No obstante, puesto que las letras son títulos de deuda a corto plazo, con períodos al vencimiento mucho más cortos, las ganancias por tenencia que generan las variaciones de la tasa interés suelen ser mucho más pequeñas que las de bonos del mismo valor facial.

Participaciones de capital y en fondos de inversión (4205, 4215, 4225, 4305, 4315, 4325)

10.30 Las unidades del gobierno general pueden mantener activos financieros o pasivos en forma de participaciones de capital y en fondos de inversión. Una unidad del gobierno general puede poseer, por ejemplo, todo o parte del capital social de una sociedad o cuasisociedad pública. Al igual que para cualquier otro activo, toda variación del valor monetario de estos activos financieros como resultado de variaciones en su precio es una ganancia o pérdida por tenencia.

10.31 Son varios los eventos que pueden afectar la valoración de las acciones y de otras participaciones de capital. A modo de explicación, se distingue entre:

  • Acciones emitidas por entidades constituidas en sociedad y que cotizan en bolsa (negociadas públicamente), y acciones no cotizadas cuyo valor puede determinarse independientemente por otros medios.

  • Acciones no cotizadas en bolsa emitidas por entidades no constituidas en sociedad cuyo valor no puede determinarse independientemente y otras participaciones de capital de entidades no constituidas en sociedad como, por ejemplo, las cuasisociedades.

10.32 Si las acciones de una sociedad pública se negocian públicamente o su valor puede determinarse en forma independiente, las ganancias o pérdidas por tenencia de la unidad del gobierno u otra sociedad pública que posea las participaciones de capital se determinan en función del precio de mercado por acción o del precio por acción determinado independientemente. Varios factores pueden afectar el precio de mercado por acción, entre otros, las percepciones del mercado con respecto a la rentabilidad de la sociedad o a cuándo se pagarán dividendos. Las revaloraciones de las acciones se registran como ganancias y pérdidas por tenencia.

10.33 Como se explica en el párrafo 7.229, en el caso de cuasisociedades9 y sociedades públicas para las cuales el valor de las acciones no puede determinarse en forma independiente (probablemente porque la unidad del gobierno posee todas las acciones), el patrimonio neto es cero. En estos casos, el valor total del capital social implícito de la cuasisociedad o de las participaciones de capital de la sociedad es igual al valor total de los activos menos el valor total de los pasivos que no sean participaciones de capital. Por lo tanto, debe registrarse una ganancia por tenencia equivalente a la variación en el valor total de este indicador del capital social, teniendo en cuenta todas las utilidades retenidas y los otros incrementos y retiros del capital social que pueden haber ocurrido.

10.34 Como se indica en los párrafos 5.121 y 6.119, las utilidades reinvertidas de participaciones en fondos de inversión o de una empresa de inversión directa extranjera se tratan como un tipo de renta de la propiedad, no como una ganancia por tenencia.

Seguros, pensiones y sistemas de garantías estandarizadas (4206, 4216, 4226, 4306, 4316, 4326)

10.35 Cuando las reservas de los seguros no de vida y de los sistemas de garantías estandarizadas están denominadas en moneda nacional, no se generan usualmente ganancias o pérdidas por tenencia, al igual que sucede con el dinero legal o los depósitos y los préstamos. Una excepción es el caso en que se ha acordado el monto de una indemnización de seguro pendiente, y se ha convenido en que dicho monto estará indexado hasta que se efectúe el pago, es posible que se registren ganancias o pérdidas por tenencia.

10.36 Los pasivos por derechos a pensiones incluyen pasivos correspondientes a pagos futuros de pensiones y otras prestaciones de jubilación de los sistemas de prestaciones definidas. El valor de estos pasivos puede variar por diversas razones, una de las cuales es el paso del tiempo. Este pasivo se calcula como el valor presente de las prestaciones futuras y aumenta con el pasar de cada período porque su valor se descuenta a lo largo de un período menos. En las EFP, este aumento se trata como gastos de la propiedad por desembolsos de renta de la inversión (2813) (véanse los párrafos 6.113–6.118).

10.37 En las EFP, se registra una ganancia por tenencia con respecto al pasivo de un sistema de pensiones de prestaciones definidas cuando el valor del pasivo cambia debido a una variación de la tasa de interés utilizada para descontar las prestaciones futuras. El pasivo debe revisarse periódicamente y revalorarse cuando sea necesario frente a variaciones de las tasas de interés de mercado.

10.38 A primera vista, parecería que los sistemas de pensiones de prestaciones definidas no entrañan otros flujos económicos ya que los dos componentes registrados, las contribuciones de pensiones y los gastos de la propiedad por desembolsos de renta de la inversión, se compensan por aumentos de los derechos a prestaciones del mismo valor. Sin embargo, puesto que los sistemas de pensiones de prestaciones definidas se caracterizan porque el nivel de los derechos a prestaciones se determina aplicando una fórmula, existen otros factores que pueden intervenir para modificar el nivel de los derechos a prestaciones. Estos factores incluyen las cláusulas de incremento de los precios, los cambios en la fórmula utilizada para determinar el nivel de prestaciones y los supuestos demográficos acerca de la esperanza de vida.

10.39 Los factores que modifican el nivel de las prestaciones (por ejemplo, cambios en la fórmula empleada para determinar las prestaciones o en los supuestos demográficos) deben registrarse como otras variaciones en el volumen de activos (véase el párrafo 10.73); los ajustes atribuibles a cambios en la fórmula de incremento de los precios se registran como ganancias o pérdidas por tenencia.

10.40 El impacto de los ascensos, los aumentos por mérito y otros aumentos reales de los salarios sobre los derechos a prestaciones es un caso especial10. Muchos sistemas de pensiones de prestaciones definidas utilizan una fórmula en que el factor que determina el nivel de prestaciones es el salario final o el salario promedio de los últimos años de trabajo. Ello implica, por lo tanto, que cualquier ascenso o aumento real de los salarios se traduce en que los derechos a pensiones devengados hasta la fecha se ven incrementados para tener en cuenta el nuevo nivel salarial. Esto reporta un beneficio significativo para los individuos y tiene consecuencias para los pasivos pensionarios de los empleadores. La solución sencilla y adecuada que se recomienda es tratar el impacto de todos los ascensos ocurridos dentro de la unidad como un cambio de precio, y registrarlo como una ganancia por tenencia. Si, para valorar los derechos a pensiones, se utiliza el método de la obligación por prestaciones proyectadas, debe registrarse un ajuste a través de otras variaciones en el volumen de activos si la empresa realiza un cambio estructural en la forma en que otorga los ascensos y los aumentos de salario por mérito (véase el párrafo 10.72).

10.41 Debe registrarse una ganancia por tenencia del mismo valor con respecto al pasivo de un sistema de pensiones de contribuciones definidas cada vez que se registre una ganancia por tenencia con respecto a los activos del fondo. En un sistema de contribuciones definidas, la inversión de los derechos a pensiones acumulados genera ganancias (y posiblemente pérdidas). Estas ganancias son resultado de la gestión de las inversiones de activos que mantiene el fondo. Las ganancias por tenencia figuran como asientos en los activos pertinentes que integran el fondo de pensiones, con asientos de contrapartida por el aumento del pasivo que el fondo de pensiones mantiene frente a los titulares de las pólizas (los hogares).

Derivados financieros y opciones de compra de acciones por parte de empleados (4207, 4217, 4227, 4307, 4317, 4327)

10.42 Los derivados financieros tienen precios que se cotizan o precios que pueden calcularse a partir del elemento subyacente del contrato derivado. En consecuencia, los derivados financieros son objeto de ganancias y pérdidas por tenencia.

10.43 Las opciones de compra de acciones por parte de empleados también pueden ser objeto de ganancias y pérdidas por tenencia. En principio, todo cambio de valor entre la fecha de concesión y la fecha de traspaso debe registrarse como remuneración a los empleados, en tanto que todo cambio del valor entre la fecha de traspaso y la fecha de ejercicio se trata como una ganancia o pérdida por tenencia. En la práctica, y por razones pragmáticas, la totalidad del aumento entre la fecha de concesión y la fecha de ejercicio se trata como una ganancia o pérdida por tenencia (véase el párrafo 9.80). Un aumento del valor de la acción por encima del precio de ejercicio es una pérdida por tenencia para el empleador.

Activos financieros denominados en monedas extranjeras

10.44 El valor de un activo financiero denominado en moneda extranjera es su valor corriente en moneda extranjera convertido en moneda nacional al tipo de cambio corriente. Por lo tanto, puede haber ganancias por tenencia no solo porque varía el precio del activo en moneda extranjera, sino también porque varían los tipos de cambio.

Instrumentos de deuda que no devengan intereses

10.45 Es posible que transcurra un período inusualmente largo11 antes de que venza el pago de un pasivo de deuda pendiente (o del activo financiero correspondiente, en la forma de un instrumento de deuda) que no devenga intereses (véase el párrafo 7.30). En ese caso, el valor del principal debe reducirse en un monto que refleje el tiempo restante al vencimiento y una tasa contractual vigente apropiada, como la aplicada en instrumentos de deuda similares. Una vez que se reduzca el valor del principal a través de una revaloración, y hasta el momento en que se realice el pago, deben devengarse intereses aplicando la tasa utilizada para descontar el principal.

Otras variaciones en el volumen de activos

10.46 Las otras variaciones en el volumen de activos abarcan una amplia variedad de eventos. A efectos descriptivos, estos eventos se dividen en tres grupos12:

  • Eventos que entrañan la aparición o desaparición, como activos económicos, de recursos existentes. Es decir, ciertos activos ingresan o se retiran del balance de las EFP a través de eventos que no son transacciones.

  • Los efectos de eventos externos —excepcionales e imprevistos— sobre los beneficios económicos que se derivan de los activos (y sus pasivos correspondientes).

  • Cambios en la clasificación.

10.47 Muchas otras variaciones en el volumen ocurren en momentos específicos y deben registrarse cuando ocurra el evento que las ocasiona. Algunas de las otras variaciones en el volumen ocurren de manera continua o a intervalos frecuentes, como el agotamiento de activos del subsuelo y otros activos de origen natural o el daño ambiental a los activos. Estas variaciones deben registrarse de la misma manera que las ganancias por tenencia.

Aparición o desaparición de activos económicos existentes

10.48 Para que un recurso sea un activo económico, deben hacerse respetar los derechos de propiedad sobre ese recurso y el recurso debe poder proporcionar beneficios económicos. Si se sabe que un recurso existente, que no ha sido clasificado como un activo económico, se convierte en activo económico debido a un cambio en los precios relativos, la tecnología u otro evento, debe efectuarse un asiento en otras variaciones en el volumen de activos para reconocer su valor e incluirlo en el balance. A la inversa, es posible que tenga que eliminarse un activo económico del balance porque ya no es capaz de ofrecer beneficios económicos o porque su propietario ya no está dispuesto o no tiene capacidad para ejercer los derechos de propiedad sobre el activo.

10.49 El registro de eventos correspondientes a la aparición o la desaparición de activos puede agruparse de acuerdo con los principales tipos de activos que se estén examinando, en función de cómo se relacionan con:

  • El reconocimiento económico de los activos producidos.

  • La entrada y salida de la frontera de los activos por parte de los recursos naturales.

  • Contratos, arrendamientos y licencias.

  • Variaciones de los fondos de comercio y activos de comercialización.

  • Activos financieros (y pasivos).

10.50 Generalmente, son dos los tipos de activos que pueden aparecer tras el reconocimiento económico de activos producidos: monumentos públicos y objetos de valor. Son diversos los motivos por los que pueden no figurar en el balance bienes existentes como los monumentos públicos o los objetos de valor; es posible que su existencia se remonte a un período previo al de declaración de datos abarcado por las cuentas, que se hayan registrado originalmente como gasto en uso de bienes o que sean estructuras que ya han sido totalmente depreciadas.

  • Los monumentos públicos se clasifican en activos fijos en las categorías viviendas, edificios distintos de vivienda y otras estructuras, según proceda (véanse los párrafos 7.42–7.43). Cuando la importancia arqueológica, histórica o cultural de una estructura o sitio se reconoce por primera vez en el balance, se clasifica como una aparición económica y se registra como otras variaciones en el volumen de activos. Dicho reconocimiento puede conferirse, por ejemplo, a una estructura o sitio existente que ha sido totalmente depreciado y, por lo tanto, ya no se registra en balance. Alternativamente, una estructura o sitio que ya está dentro de la frontera de activos, pero que es nueva o solo ha sido depreciada parcialmente, puede ser considerada como perteneciente a la categoría monumentos públicos. Si el monumento fue depreciado en un período anterior, su reconocimiento como monumento público se registra como la aparición económica de un activo. Si anteriormente fue clasificado como otro tipo de activo, se registra como la reclasificación de un activo (véanse los párrafos 10.80–10.84) y si en ese momento el monumento se revalora, ese aumento de valor se registra como una aparición económica.

  • Los objetos de valor, como piedras preciosas, antigüedades y otros objetos de arte, cuyo alto valor o importancia artística aún no ha sido registrada en el balance, deben reconocerse como una aparición económica. Hasta ese momento es posible que el objeto haya tenido un valor bajo o que no se haya considerado como un activo. Por ejemplo, el artículo puede haberse considerado como un bien ordinario y, al comprarse, puede haberse registrado como un gasto, en uso de bienes y servicios (22). Debido a su reconocimiento como reserva de valor se incluye en el balance como un objeto de valor. El reconocimiento del valor de un artículo al que previamente no se había asignado valor suele ser necesario cuando ocurre una venta (por ejemplo, en una subasta). La venta se registra como una transacción bajo disposición de activos no financieros, únicamente después de que el activo ingrese por primera vez en el balance del vendedor a través de un asiento en otras variaciones en el volumen de activos.

10.51 A la inversa, un activo no financiero que ha dejado de tener valor económico, debido a un cambio en la tecnología, en los precios relativos u otro evento, debe eliminarse del balance. Por ejemplo, la explotación comercial de reservas minerales, terrenos, bosques, reservas pesqueras, acuíferos y otros activos de origen natural puede dejar de ser factible. En ese caso, debe registrarse un asiento negativo en otras variaciones en el volumen de activos para eliminar el activo del balance.

10.52 Puede ser difícil determinar el momento exacto en que un activo natural debe incluirse en el balance o el valor que se le debe asignar en ese momento. Con frecuencia, se emplea la fecha en que se inicia la explotación comercial o se suscribe el contrato que autoriza la explotación comercial para establecer el momento de registro. Son diversos los eventos que dan lugar a que los recursos naturales ingresen o se retiren de la frontera de activos:

  • Descubrimientos/extracciones y revalorizaciones al alza/a la baja de los recursos del subsuelo: el valor de estos recursos en el balance puede aumentar si se descubren nuevos yacimientos explotables, ya sea como resultado de exploraciones científicas y estudios sistemáticos o por casualidad. La aparición económica también puede ocurrir cuando un yacimiento de minerales del subsuelo se vuelva económicamente explotable debido a avances tecnológicos o un cambio de los precios relativos.

  • A la inversa, el valor de estos recursos en el balance puede disminuir cuando los yacimientos de activos del subsuelo se agoten como resultado de la extracción física y el uso de los activos, o de revalorizaciones a la baja debido a cambios tecnológicos o de los precios relativos que reducen su capacidad de explotación.

  • El crecimiento natural/cosecha de recursos biológicos no cultivados: el crecimiento natural de recursos biológicos no cultivados, como bosques naturales y reservas pesqueras, puede adoptar diferentes formas: una parcela de madera natural puede crecer en altura o el número de peces en los estuarios puede aumentar. Aunque estos recursos son activos económicos, este tipo de crecimiento no está bajo el control directo, responsabilidad o gestión de una unidad institucional y, por lo tanto, no se trata como una transacción de inversión neta en activos fijos. En principio, el crecimiento natural debería registrarse en términos brutos, y el agotamiento de estos recursos, como se describe en el acápite siguiente, como una desaparición económica. Esta forma de registro sería consistente con el registro en términos brutos de las transacciones en adquisiciones y disposiciones descrito para las inversiones netas en activos no financieros. En la práctica, sin embargo, muchos países registran el crecimiento natural en términos netos porque es probable que las únicas cuantificaciones físicas disponibles estén en términos netos. La cuantificación física expresada en valores netos multiplicada por el precio de mercado por unidad del activo puede utilizarse para estimar el valor de la variación en el volumen a ser registrado.

  • El agotamiento de bosques naturales, reservas pesqueras en mares abiertos y otros recursos biológicos no cultivados incluidos en la frontera de activos de las unidades del gobierno general o del sector público como resultado de cosechas, tala de bosques u otros usos más allá de los niveles sostenibles de extracción constituye una desaparición económica de activos y debe registrarse con signo negativo en otras variaciones en el volumen de activos.

  • Transferencias de otros recursos naturales hacia/ fuera de la actividad económica: no todas las tierras y terrenos que forman parte de la superficie geográfica de un país están necesariamente dentro de la frontera de activos de las EFP. Las tierras y terrenos pueden hacer su aparición económica cuando, por ejemplo, el desarrollo económico general en zonas cercanas transforma las tierras y terrenos de un estado silvestre o desolado a un estado en que pueden hacerse respetar los derechos de propiedad y las tierras y terrenos pueden aprovecharse económicamente13. Las tierras también pueden hacer su aparición económica (o incluirse en la frontera de activos) como resultado de actividades en los alrededores, por ejemplo, si las tierras y terrenos se aprecian debido a un nuevo proyecto de vivienda en las cercanías o si se construye un camino de acceso. Todo exceso de valor de las tierras y terrenos por encima del valor de las mejoras a las tierras y terrenos, y todo aumento resultante de actividades de capital adyacentes, se registra como una aparición económica. Juntar leña en un bosque virgen no es una explotación comercial, pero cosechar madera a gran escala en un bosque virgen sí lo es, y significa que el bosque pasa a estar dentro de la frontera de activos. Análogamente, recoger agua de un manantial natural no hace que un acuífero entre en la frontera de activos de las EFP, pero sí lo hace una extracción importante de aguas subterráneas. Comenzar el cobro por la extracción regular de una masa de agua de superficie también puede dar lugar a que un recurso hídrico se incluya en el balance.

  • Una unidad del gobierno puede crear un activo económico ejerciendo sus derechos de propiedad sobre un activo de origen natural que previamente no había sido reconocido como activo, como es el caso del espectro electromagnético o de las reservas pesqueras en zonas económicas exclusivas. Cuando ello ocurre, el activo ingresa al balance a través de otras variaciones en el volumen de activos.

  • Es posible que algunos recursos naturales dejen de explotarse debido a cambios tecnológicos o una menor demanda del producto resultante, o por razones legislativas, como la suspensión de la pesca para asegurar la sobrevivencia de las reservas pesqueras. Cuando ocurre este cambio de uso, el activo se elimina del balance a través de otras variaciones en el volumen de activos.

  • Cambios en la calidad de los recursos naturales debido a cambios en los usos económicos: en este caso, el activo ya está dentro de la frontera de activos. El cambio de calidad del activo debido a cambios en su uso económico se considera como la aparición de montos adicionales del activo. Por ejemplo, el uso de tierras rurales baldías cambia cuando se convierten en los terrenos sobre los cuales se construyen edificios y puede dar lugar a un cambio en el valor que figura en el balance, que se efectúa a través de otras variaciones en el volumen del activo.

  • Toda degradación de tierras y terrenos, recursos hídricos y otros activos naturales por causa de la actividad económica debe registrarse con signo negativo como otras variaciones en el volumen de activos. La degradación puede ser el resultado previsto de la actividad económica normal, o de una erosión o de otros daños de la tierra menos predecibles atribuibles a la deforestación o prácticas agrícolas inadecuadas.

  • La diferencia entre un cambio de calidad y un cambio de precio es una cuestión de grado, y no siempre es evidente si lo más adecuado sea efectuar un asiento en otras variaciones en el volumen de activos o registrar una ganancia por tenencia. Por ejemplo, debido a actividades en sitios adyacentes, es posible que las tierras ingresen en la frontera de activos (mediante otras variaciones el volumen) y que el valor de las tierras en las cercanías aumente como consecuencia de un aumento del nivel general de los precios de la tierra (lo cual se registra como una ganancia por tenencia).

10.53 Se recomienda reconocer activos como contratos, arrendamientos y licencias en el balance del tenedor, únicamente cuando el valor del activo pueda realizarse (véase el párrafo 7.106). En este caso, se registran primero como otras variaciones en el volumen de activos y, posteriormente, constituyen la base de una transacción (o serie de transacciones). El valor del contrato, arrendamiento o licencia tratado como un activo equivale al valor presente del exceso del precio vigente por encima del precio contractual. El valor disminuirá a medida que se acorte el período residual del contrato. Las variaciones en el valor del contrato, arrendamiento o licencia debido a cambios en el precio vigente se registran como ganancias o pérdidas por tenencia (revaloraciones); las variaciones atribuibles al término del período de vigencia del contrato, arrendamiento o licencia se registran como otras variaciones en el volumen de activos (para cancelar contablemente el costo del activo). La tasa a la que se reduce el valor debe ajustarse a las normas de contabilidad aceptadas internacionalmente. El tratamiento de contratos, arrendamientos y licencias se discute en mayor detalle en el apéndice 4.

10.54 Cuando una empresa, ya sea una sociedad, una cuasisociedad o una empresa no constituida en sociedad, se vende, el precio a pagar puede no ser igual a la suma de todos los activos menos los pasivos de la empresa. La diferencia entre el precio a pagar y la suma de todos los activos menos los pasivos se denomina fondos de comercio y activos de comercialización adquiridos por el comprador. El valor puede ser positivo o negativo (o cero). Cuando el comprador incluye este activo en el cálculo del patrimonio neto de la empresa al momento de la compra, el valor neto asciende exactamente a cero.

10.55 El valor de los fondos de comercio y activos de comercialización adquiridos se calcula en el momento de la venta, y se ingresa en los libros del vendedor como una otra variación en el volumen de activos. Posteriormente se intercambia mediante una transacción con el comprador. De ahí en adelante, el valor de los fondos de comercio y activos de comercialización adquiridos debe amortizarse en los libros del comprador mediante asientos en otras variaciones en el volumen. La tasa a la que se amortiza el valor debe ajustarse a las normas de contabilidad aceptadas internacionalmente. Estas normas suelen ser conservadoras con respecto al monto que puede figurar en el balance de la empresa y dicho monto debe ser objeto de una “prueba de deterioro” en que los contadores se aseguren que el valor remanente pueda realizarse probablemente en caso de una posterior venta de la empresa.

10.56 Un fondo de comercio que no se comprueba por una venta o compra no se considera un activo económico en las EFP. Excepcionalmente, un activo de comercialización puede ser objeto de una venta. En ese caso, deben registrarse asientos para el comprador y el vendedor similares a los que se efectúan para los fondos de comercio y activos de comercialización adquiridos cuando se vende el conjunto de la empresa.

10.57 Los activos financieros y pasivos pueden aparecer o desaparecer del balance de varias formas, por ejemplo:

  • Un acreedor puede determinar que un derecho financiero ya no puede ser recuperado por causa de la quiebra del deudor u otros factores. En ese caso, el acreedor cancela contablemente la deuda y elimina el derecho de su balance por medio de un asiento en otras variaciones en el volumen de activos14.

  • Las cancelaciones de opciones de compra de acciones por parte de empleados se registran como otras variaciones en el volumen de activos.

10.58 La creación de DEG (que se denomina una asignación de DEG) y la extinción de DEG (denominada una cancelación de DEG) se tratan como transacciones, no como otras variaciones en el volumen de activos15.

El efecto de eventos externos sobre el valor de los activos

10.59 Son tres las principales causas de la reducción, o total desaparición, del valor de un activo que no guardan relación con sus características sino, más bien, con las condiciones vigentes en la economía que afectan ya sea el valor o la propiedad de los activos. Estas son las pérdidas catastróficas, las expropiaciones no compensadas y las otras variaciones en el volumen de activos no clasificadas en otra partida. Estas causas se discuten en el resto de esta sección.

Pérdidas catastróficas

10.60 Una pérdida catastrófica es la destrucción parcial o total de un número significativamente grande de activos de cualquiera de las categorías de activos como consecuencia de eventos a gran escala, discretos y reconocibles. En general, estos eventos son fáciles de identificar. Suelen ser eventos de grandes proporciones que ocurren súbitamente o una sola vez. Incluyen grandes terremotos, erupciones volcánicas, maremotos, huracanes de fuerza excepcional, sequías y otros desastres naturales; actos de guerra, revueltas y otros eventos de carácter político; y accidentes tecnológicos como, por ejemplo, grandes vertidos tóxicos o de emisiones al aire de partículas radiactivas. Estos eventos incluyen pérdidas de gran alcance, como el deterioro de la calidad de la tierra como resultado de inundaciones o ventarrones de fuerza excepcional; la destrucción de activos cultivados debido a sequías o pestes; y la destrucción de edificios, equipos u objetos de valor por incendios o terremotos. Para reducir o eliminar el valor de los activos dañados o destruidos debe registrarse un asiento en otras variaciones en el volumen de activos.

10.61 Aunque los activos producidos son los que más probabilidades tienen de sufrir daño o destrucción debido a una pérdida catastrófica, los activos no producidos y los activos financieros también pueden ser objeto de daños o destrucción. Estos incluyen, por ejemplo, grandes disminuciones del valor de tierras y de otros activos naturales debido a inundaciones o ventarrones extraordinarios, y la destrucción accidental de dinero legal, o de títulos al portador, como resultado de una catástrofe natural o acontecimientos políticos excepcionales.

Incautaciones no compensadas

10.62 A veces, por motivos distintos del no pago de impuestos, multas o gravámenes similares, las unidades del gobierno toman posesión de activos de otras unidades institucionales sin ofrecer a cambio una compensación completa. Estas incautaciones de activos, legales o ilegales, no son transferencias de capital porque no tienen lugar por mutuo acuerdo entre las unidades involucradas. La diferencia entre el valor de mercado de los activos expropiados y el valor de la compensación pagada se registra como una otra variación en el volumen de activos, en la forma de incautaciones no compensadas. Las ejecuciones hipotecarias y las recuperaciones de activos por los acreedores son transacciones si el acuerdo contractual entre el deudor y acreedor contempla esas acciones.

Otras variaciones en el volumen no clasificadas en otra partida

10.63 El valor de un activo fijo se reduce continuamente por el consumo de capital fijo hasta que el activo se disponga o deje de tener valor remanente. Es posible que los supuestos en que se apoye el cálculo del consumo capital fijo no sean acertados, en cuyo caso debe corregirse el valor del activo a través de otras variaciones en el volumen de activos. Análogamente, si el supuesto con respecto a las pérdidas normales de las existencias no es acertado, ello también debe corregirse mediante un asiento en otras variaciones en el volumen de activos. Los activos financieros y pasivos, tales como los que se refieren a seguros, pensiones y sistemas de garantías estandarizadas, también pueden verse afectados por variaciones en el volumen16.

Activos fijos (511)

10.64 El cálculo del consumo de capital fijo refleja supuestos con respecto a las tasas normales de deterioro físico, obsolescencia y daños accidentales. Cualquiera de esos supuestos puede ser errado. En ese caso, debe efectuarse un ajuste a través de un asiento en otras variaciones en el volumen de activos.

10.65 El deterioro físico puede incluir el efecto sobre los activos fijos de la degradación ecológica imprevista. Por lo tanto, deben realizarse asientos en otras variaciones en el volumen de activos correspondientes a la disminución del valor de los activos fijos atribuible, por ejemplo, a los efectos no previstos de la acidez del aire y la lluvia ácida sobre las superficies de los edificios o las carrocerías de los vehículos.

10.66 La adopción de mejoras tecnológicas puede dejar un activo obsoleto o acelerar su tasa de obsolescencia. Por ejemplo, los modelos mejorados de un activo, o un nuevo proceso de producción que ha dejado de necesitar un determinado activo pueden dar lugar a una obsolescencia imprevista. En consecuencia, el monto que se incluye en el consumo de los activos fijos para tener en cuenta la obsolescencia esperada puede haber sido subestimado, por lo cual debe efectuarse un asiento en otras variaciones en el volumen de activos.

10.67 El monto para cubrir daños normales esperados, que se incluye en el cálculo del consumo de capital fijo, puede ser inferior al valor de los daños efectivos. Por lo tanto, deben efectuarse ajustes a través de otras variaciones en el volumen de activos para reflejar la disminución de los activos fijos atribuible a estos eventos. Aunque estas pérdidas pueden ser más grandes que las normales, su escala no es suficiente como para considerarlas como catastróficas y, en consecuencia, se incluyen en otras variaciones en el volumen de activos no clasificadas en otra partida.

10.68 Como se explica en el párrafo 6.60, los costos de transferencia de la propiedad deben, en principio, amortizarse durante el período en que se prevé que el comprador seguirá manteniendo el activo. Si se dispone de un activo antes de que los costos de transferencia de la propiedad sean completamente amortizados, la parte restante debe registrarse como una otra variación en el volumen de activos.

10.69 Las instalaciones productivas que tardan un período largo en construirse pueden dejar de tener un uso económico antes de estar terminadas o de entrar en servicio. Es posible, por ejemplo, que una central nuclear o una planta industrial nunca entre en servicio. Cuando se tome la decisión de abandonar la construcción, el valor del activo fijo (o, en algunos casos, de las existencias de trabajos en curso) registrado en el balance debe amortizarse por medio de otras variaciones en el volumen de activos.

Pérdidas excepcionales en existencias (512)

10.70 Las pérdidas excepcionales en existencias por incendio, robo, infestación de insectos y alimañas en depósitos de granos, y niveles de enfermedades de ganado inusualmente altas, etc., se incluyen en otras variaciones en el volumen de activos. En este contexto, la expresión “pérdidas excepcionales” significa no solo que el valor de las pérdidas es grande sino también que ocurren en forma irregular. Como se explica en el párrafo 8.47, incluso las pérdidas muy grandes que ocurren regularmente deben tenerse en cuenta cuando se calcula la variación neta de las existencias. El ajuste por daños imprevistos puede ser un aumento de los activos si los daños efectivos son de menor cuantía que el monto cubierto por la provisión contra pérdidas.

Derechos de seguros de vida y a rentas vitalicias (52062, 52162, 52262, 53062, 53162, 53262)

10.71 En el caso de las rentas vitalicias, la relación entre las primas y los beneficios se determina generalmente cuando se suscribe el contrato, teniendo en cuenta las cifras de mortalidad disponibles en ese momento. Cualquier cambio subsiguiente afectará la obligación del proveedor de la renta frente al beneficiario y las consecuencias se registrarán en otras variaciones en el volumen de activos.

Derechos a pensiones (52063, 52163, 52263, 53063, 53163, 53263)

10.72 En los sistemas de pensiones de prestaciones definidas, el nivel de las prestaciones prometidas a los empleados participantes se determina mediante una fórmula que suele basarse en los años de servicio y el salario de los participantes. Los cambios en los derechos a pensiones que se imponen, sin negociación, se registran como otras variaciones en el volumen de activos17. La razón es que supone que dichos cambios constituyen un cambio unilateral efectuado por el empleador, y no una transferencia de capital negociada por mutuo acuerdo.

10.73 Como se explica en el párrafo 10.38, en los sistemas de pensiones de prestaciones definidas, toda variación del valor del pasivo debido a cambios en la fórmula utilizada para calcular las prestaciones y cambios en los supuestos demográficos de esperanza de vida deben registrarse como otras variaciones en el volumen de activos. Si se emplea el método de la obligación por prestaciones proyectadas para establecer el valor de los derechos a pensiones, debe efectuarse un ajuste por medio de otras variaciones en el volumen de activos si la empresa en cuestión realiza un cambio estructural en la forma en que otorga ascensos y aumentos de salario por mérito (véase el párrafo 10.40).

10.74 No se requiere ningún ajuste de este tipo en el caso de los sistemas de contribuciones definidas, en que los beneficios se determinan únicamente en función de las contribuciones y las rentas de la inversión del sistema de pensiones18.

Provisiones para indemnizaciones bajo sistemas de garantías estandarizadas (52065, 52165, 52265, 53065, 53165, 53265)

10.75 Los cambios en las provisiones para indemnizaciones bajo sistemas de garantías estandarizadas no atribuibles a transacciones o a ganancias y pérdidas por tenencia se presentan en otras variaciones en el volumen de activos. Estas otras variaciones en el volumen de activos pueden ocurrir, por ejemplo, en todos los casos en que se reconozca un cambio significativo del nivel previsto de indemnizaciones, por encima del nivel de recuperación de activos (véase el párrafo A4.79).

Cambios en la clasificación

10.76 La composición del balance del sector gobierno general o del sector público puede variar porque hubo una reclasificación de la totalidad de una unidad institucional, de la estructura de una unidad o de un grupo de activos y pasivos. Una reclasificación reorganiza los activos y pasivos sin incrementar o reducir el patrimonio neto total.

Variaciones en la clasificación y estructura de un sector

10.77 Una unidad entera puede pasar del sector gobierno general a otro sector, o de otro sector al sector gobierno general, sin un cambio de propiedad o control, usualmente porque la unidad da inicio o pone fin a la venta de su producto a precios económicamente significativos. Cuando una unidad se reclasifica fuera del sector gobierno general, todos sus activos y pasivos se eliminan del balance del sector gobierno general y el valor neto de sus activos y pasivos se reemplaza por un activo financiero, participaciones de capital y en fondos de inversión, para reflejar el hecho de que la unidad sigue bajo la propiedad o el control de una unidad del gobierno general. Lo opuesto sucede cuando una unidad se reclasifica dentro del sector gobierno general. Cuando se privatiza una sociedad pública, en cambio, todos los activos, pasivos y el patrimonio neto de la unidad se reclasifican de modo que la propiedad de los mismos se traspasa de una sociedad pública a una sociedad privada19.

10.78 Un cambio en la estructura de una unidad también se registra como una otra variación en el volumen de activos, por ejemplo, cuando dos unidades del gobierno general se fusionan en una sola unidad o una unidad se divide en dos. Cuando se fusionan dos unidades, se eliminan todos los derechos financieros y pasivos que existían entre ellas. Con criterio simétrico, si una unidad se divide en dos o más unidades, pueden aparecer nuevos derechos financieros y pasivos entre ellas.

10.79 En los casos en que unidades del gobierno general emiten títulos negociables que se venden en mercados secundarios, los tenedores de los títulos pueden ir cambiando durante la vida del instrumento. En los datos sobre deuda clasificados según la contraparte, este cambio en la relación deudor/acreedor debe registrarse como una reclasificación en otras variaciones en el volumen de activos (véanse también los párrafos 9.25 y 9.86). Por ejemplo, un título de deuda del gobierno central puede venderse primero a un banco y, posteriormente, el banco puede venderlo a una unidad del gobierno local. Para indicar en el balance del gobierno central que el gobierno local es el nuevo tenedor del título en la fecha de declaración de datos, se efectúan, en las cuentas del gobierno central, asientos en otras variaciones en el volumen de activos que reducen el pasivo en títulos frente al banco y lo incrementan frente al gobierno local20. No debe imputarse ninguna transacción entre el gobierno central, el banco y el gobierno local para reclasificar el tenedor de los títulos.

Cambios en la clasificación de activos y pasivos

10.80 Según el grado de detalle de las clasificaciones de los activos, puede haber reclasificaciones de activos y pasivos existentes de una categoría a otra, usualmente cuando cambia el propósito para el cual se utiliza un activo. El cambio de clasificación se registra en otras variaciones en el volumen de activos, con el mismo valor en ambos asientos. Si el cambio en la utilización significa, además, una variación del valor, se registra un segundo asiento en otras variaciones en el volumen de activos correspondiente al ingreso en la frontera de activos del activo con su valor aumentado. No se registra como una revaloración ya que el aumento de valor se debe a un cambio en el uso, no a una variación de precio.

10.81 Una estructura puede dejar de utilizarse como vivienda para pasar a servir como edificio de oficinas del gobierno, o viceversa. Si estos tipos de estructura se clasifican separadamente, debe registrarse un asiento en otras variaciones en el volumen activos. La variación positiva en una categoría de activos se contrarresta por una variación negativa en la otra categoría de activos. Una conversión resultante únicamente de una inversión nueva en un edificio no constituye otra variación en el volumen de activos, sino una transacción en activos fijos (véase el párrafo 8.28).

10.82 En todos los casos, los trabajos en curso deben reclasificarse a productos terminados antes de la venta, por medio de un asiento en otras variaciones en el volumen de activos. En principio, la reclasificación de un tipo de existencias a otro, o de activos fijos a existencias, no debe traer consigo un cambio de valor. Si en el momento de la conversión, el valor previo difiere del nuevo valor apropiado, debe registrarse un asiento en otras variaciones en el volumen de activos bajo la categoría aparición o desaparición económica, según proceda. Si se constata que esto ocurre sistemáticamente, deben reexaminarse las técnicas de valoración de existencias.

10.83 Como se explica en el párrafo 8.42, las transacciones correspondientes a los costos de transferencia de la propiedad de activos no producidos, distintos de tierras y terrenos, se clasifican como activos fijos y estos costos están sujetos al consumo de capital fijo. Para mantener la integración entre las posiciones de saldos y los flujos, los costos de transferencia de la propiedad de activos no producidos, distintos de tierras y terrenos, y el consumo de capital fijo relacionado con esos costos se reclasifican a su correspondiente activo no producido por medio de un asiento en otras variaciones en el volumen de activos21. Se considera que esta reclasificación tiene lugar en el momento en que se registran, respectivamente, las transacciones correspondientes al costo de la transferencia de la propiedad y el consumo de capital fijo.

10.84 A continuación se presentan algunos ejemplos de cambios en la clasificación de los activos financieros y pasivos:

  • Cuando el oro monetario mantenido en forma de lingotes se convierte en activo de reserva, ingresa a los activos financieros del balance como una reclasificación de objetos de valor a oro monetario, por medio de otras variaciones en el volumen de activos. Cuando una autoridad monetaria adquiere oro, este se clasifica primero en existencias u objetos de valor22. Las cuentas de oro asignadas que pasan a formar parte del oro monetario se registran del mismo modo. Cuando las cuentas de oro no asignadas se conviertan en activos de reserva, dejan de clasificarse como dinero legal y depósitos y pasan a clasificarse como oro monetario, también por medio de otras variaciones en el volumen de activos. El oro monetario puede venderse a otra autoridad monetaria, pero de otro modo, toda reducción de las tenencias será objeto de una reclasificación similar; el oro monetario se reclasifica, ya sea como un objeto de valor o existencias (en el caso del oro en lingotes) o como dinero legal y depósitos (en el caso de las cuentas de oro no asignadas). Las transacciones posteriores se registran en términos de existencias u objetos de valor, o dinero legal y depósitos, pero no en términos de oro monetario.

  • En los casos en que las prestaciones de un sistema de pensiones de contribuciones definidas se convierten en rentas vitalicias, deben realizarse asientos para reclasificar los derechos a pensiones en derechos a rentas vitalicias.

  • Cuando los préstamos se convierten en negociables en las condiciones indicadas en el párrafo 7.149, deben realizarse asientos para reclasificar los préstamos como títulos de deuda.

  • Cuando surjan atrasos y el contrato dispone un cambio en las características de un instrumento financiero de ocurrir atrasos en los pagos de dicho instrumento, el cambio debe registrarse como una reclasificación en la cuenta de otras variaciones de activos financieros y pasivos. La reclasificación se aplica a situaciones en que el contrato original sigue vigente, pero las condiciones del mismo cambian (por ejemplo, en cuanto a tasas de interés o períodos de reembolso).

  • Si el monto pagadero en virtud de un derivado financiero sigue pendiente de pago después de su vencimiento, el monto adeudado deja de constituir un derivado porque el valor es fijo. Por lo tanto, se reclasifica en otras cuentas por cobrar o por pagar23.

  • Los bonos convertibles en acciones se reclasifican en participaciones de capital y en fondos de inversión cuando se ejerza la opción.

  • En el caso de unidades del gobierno que adquieran participaciones de capital en una sociedad o cuasisociedad como resultado de la legislación o de cambios administrativos mediante los cuales se crea la sociedad o cuasisociedad, este evento equivale a una reclasificación de los activos y pasivos existentes de la sociedad que dará lugar a un aumento de participaciones de capital y en fondos inversión en los balances del gobierno y la sociedad (véase el párrafo 9.50).

La expresión “revaloración” también se emplea con el mismo significado que “pérdida o ganancia por tenencia”.

Una ganancia o pérdida por tenencia siempre afecta al patrimonio neto. Los términos “ganancia” y “pérdida” denotan la dirección de la variación del patrimonio neto. Un flujo que aumenta el valor de un activo o disminuye el valor de un pasivo incrementará el patrimonio neto y se denomina como ganancia por tenencia. Un flujo que disminuye el valor de un activo o aumenta el valor de un pasivo reducirá el patrimonio neto y es una pérdida por tenencia. Las referencias a activos financieros también abarcan a los pasivos.

Véanse los párrafos 12.87–12.93 del SCN 2008 en que se presenta información sobre el cálculo y la interpretación de las ganancias por tenencia neutrales y reales.

Las cifras que figuran entre paréntesis incluidas después de cada categoría de clasificación son los códigos de clasificación de las EFP. En el apéndice 8 se presentan todos los códigos de clasificación utilizados en las EFP.

Véase un análisis más completo en Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, Medición del capital—Manual OCDE: Medición del stock de capital, consumo de capital fijo y servicios de capital (París, 2009).

Véase también el párrafo 12.99 del SCN 2008.

Si la transacción incluye un elemento de transferencia, el valor económico de la transferencia debe registrarse como una transacción aparte (véase el párrafo 3.122).

En los casos en que el valor de la chatarra no coincida con el valor residual del activo en el balance inmediatamente previo a la disposición, debe ajustarse el valor del activo por medio de un asiento en la cuenta otras variaciones en el volumen de activos.

No se aplican precios de mercado a las cuasisociedades porque no emiten acciones.

Véanse también los párrafos 17.180–17.186 del SCN 2008.

Lo que constituya un período inusualmente largo en este contexto dependerá de las circunstancias. Por ejemplo, en cualquier período dado, cuanto mayor sea el nivel de las tasas de interés o la demora del pago, mayor será el costo de oportunidad de un pago atrasado.

Estas distinciones tienen únicamente fines descriptivos; este desglose no figura en las clasificaciones de las EFP.

Véanse los párrafos 7.49–7.51 en que se presenta el tratamiento de las mejoras a las tierras y terrenos, incluida la recuperación de terrenos.

Usualmente, las deudas se cancelan contablemente al considerarlas irrecuperables debido a la quiebra o liquidación del deudor; sin embargo, pueden ser canceladas en libros por otros motivos, como, por ejemplo, una orden judicial. La cancelación puede ser completa o parcial; la cancelación parcial puede ocurrir, por ejemplo, debido a una orden judicial o cuando la liquidación de los activos del deudor permite el reembolso de parte de la deuda. El reconocimiento de que la deuda es irrecuperable debe distinguirse de las disposiciones contables internas del acreedor que prevén la posibilidad de incumplimiento (por ejemplo, ajustes al valor justo de los préstamos en mora). Aunque dichas disposiciones pueden ser útiles a efectos de análisis, no significan que la deuda deba dejar de reconocerse como vigente y, por lo tanto, que no deba considerarse como contablemente cancelada. En cambio, como se explica en los párrafos 6.124 y A3.7–A3.9, una reducción de un derecho financiero por mutuo acuerdo entre el acreedor y el deudor es una transacción, y no una otra variación en el volumen de los activos.

Véanse los párrafos 7.131–7.134 y 9.31.

Véanse los párrafos 10.39–10.40 y A2.54.

Los casos en que las variaciones de los derechos a pensiones se registran como transacciones se discuten en los párrafos 9.63–9.67. La distinción entre transacciones y otras variaciones en el volumen de activos sigue siendo teórica, ya que se reconoce que es difícil distinguir, en la práctica, entre lo negociado y lo impuesto sin negociación, y que la situación vigente varía de un país a otro.

Véase también la parte 2 del capítulo 17 del SCN 2008.

En el balance del tenedor de las acciones (tal como, el gobierno), la transacción de privatización dará lugar a una reducción del activo financiero, participaciones de capital y en fondos de inversión.

Puesto que el gobierno local tiene un derecho frente al gobierno central, sin que el gobierno central sea una parte en la transacción, se registraría el mismo asiento en otras variaciones en el volumen en el balance del gobierno local para indicar que el gobierno central es el acreedor.

Deben registrarse dos asientos en otras variaciones en el volumen de activos: una reducción del activo fijo costos de transferencia de la propiedad de activos no producidos, distintos de tierras y terrenos (31133) y un aumento del valor de los activos no producidos en cuestión.

El oro se reclasifica como existencias si no se mantiene principalmente como reserva de valor.

La creación y extinción de derivados financieros son transacciones en activos financieros (y pasivos), no otras variaciones en el volumen de activos.

    Other Resources Citing This Publication