Chapter

Capítulo III. Cuentas de flujos en unidades físicas

Author(s):
United Nations;European Commission;Food and Agricultural Organization of the United Nations;International Monetary Fund;Organization for Economic Co-operation and Development;World Bank
Published Date:
April 2017
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

3.1 Introducción

3.1 Una economía no puede funcionar sin usar recursos naturales y otros insumos procedentes del ambiente, y sin usar el ambiente para absorber subproductos indeseados de la producción económica. Por lo tanto, la medición de los flujos de insumos naturales a la economía y de los residuos procedentes de ella puede proveer información útil. Generalmente esto se realiza usando unidades de medida físicas.

3.2 La utilidad de la contabilidad de los flujos expresados en unidades físicas se fortalece considerablemente cuando se la organiza con el mismo marco usado para evaluarlos en unidades monetarias. Esto permite el análisis consistente de las relaciones entre los flujos de insumos naturales y la actividad económica, las relaciones entre ésta y las descargas que genera y, muy importante, las relaciones entre los flujos expresados en términos físicos y monetarios. La organización y la presentación combinada de flujos físicos y monetarios en temas específicos se analizan en el capítulo VI.

3.3 El marco de medición de los flujos expresados en unidades físicas y monetarias también se ajusta al marco de medición de los activos ambientales que se presenta en el capítulo V. Esto constituye un vínculo particularmente importante para los flujos de recursos naturales y para la evaluación de los procesos productivos de las industrias extractivas. Los flujos relevantes se registran en las cuentas de activos y en los cuadros de oferta y utilización expresados en unidades físicas.

3.4 El SCAE permite calcular indicadores robustos sobre el consumo de recursos relacionados con indicadores económicos como la producción y el valor agregado, pues los principios contables de unos y otros son similares. Evidencia adicional de los usos potenciales de los datos organizados de forma coherente y consistente son los indicadores sobre uso de energía, consumo de agua y emisiones al aire por parte de la industria.

3.5 La compilación de datos sobre flujos físicos requiere el uso de un conjunto de fuentes y clasificaciones de los datos. Este capítulo presenta un marco general para esta labor de compilación; orientaciones más detalladas sobre temas específicos, como energía, emisiones al aire y al agua, pueden encontrarse en otras guías y manuales. Al término de esta publicación se presentan referencias sobre las publicaciones relevantes.

3.6 La medición de los flujos en unidades físicas exige grandes cantidades de datos básicos, unidades de medida y clasificaciones consistentes, y un marco acordado en el que se puedan estructurar los datos, con diferentes niveles de desagregación. Dentro del mismo marco, en otro nivel, debe ser posible compilar medidas de flujos en unidades físicas a nivel más agregado, probablemente enfocándose en determinado tipo de flujos (por ejemplo, el uso de energía por parte de los hogares para su transporte, o la extracción de agua para uso agrícola).

3.7 Si bien este capítulo presenta un examen completo de los sistemas de contabilidad de flujos en unidades físicas de uso común, debe reconocerse que una aplicación exhaustiva de las cuentas aquí expuestas es un objetivo ambicioso y de ningún modo indispensable en todos los casos, ya que pueden realizarse análisis útiles con cualquiera de los elementos individuales que componen el conjunto completo de cuentas de flujos expresados en términos físicos.

3.1.1 Marco contable de los flujos en unidades físicas y sus subsistemas

3.8 El marco contable de los flujos expresados en unidades físicas expuesto en este capítulo ofrece un conjunto de principios contables y fronteras dentro de los cuales es posible registrar de modo consistente todo tipo de flujo físico relacionado con la actividad económica. Lo habitual es que el registro de los flujos en unidades físicas se refiera a áreas de interés particular, como los flujos de energía o de agua, en parte porque pueden medirse en diversas unidades que no son necesariamente comparables ni susceptibles de agregación. Esto también se debe a la amplitud y complejidad que tiene el registrar todos los flujos físicos relevantes en una sola cuenta. Por lo tanto, si bien en este capítulo se presenta un marco contable completo en términos físicos para todos los flujos, es de esperar que los compiladores apliquen estos principios generales a áreas específicas, como la medición de flujos físicos de energía, de agua, de emisiones al aire o de residuos sólidos.

3.9 El marco para medir los flujos en unidades físicas se basa en la estructura de los cuadros de oferta y utilización expresados en unidades monetarias usados para medir la actividad económica. En términos generales, estos cuadros muestran las transacciones de productos entre industrias, hogares, el gobierno y el resto del mundo. Esos cuadros se basan en los principios delineados en el SCN 2008, presentados en el capítulo II.

3.10 Puede usarse esa misma estructura para registrar los flujos físicos subyacentes a las transacciones entre las diferentes unidades económicas. Además, los flujos hacia el ambiente o los que de él provienen pueden vincularse incorporando las respectivas filas y columnas a los cuadros de oferta y utilización en unidades monetarias. Esto permite obtener cuadros de oferta y utilización expresados en unidades físicas que permiten registrar todos los flujos físicos: a) provenientes del ambiente, b) dentro de la economía, y c) de retorno al ambiente.

3.11 Sin embargo, a diferencia de las transacciones, no es evidente que todos los flujos físicos puedan simplemente agregarse, o que todos ellos puedan registrarse en forma similar. En consecuencia, dentro del marco general de oferta y utilización se han desarrollado tres subsistemas diferentes: la contabilidad de flujos de materiales13, las cuentas de agua y las cuentas de energía.

3.12 En los tres subsistemas, el ámbito de los flujos físicos incluye los flujos que provienen del ambiente hacia la economía, los producidos dentro de ésta y los de retorno al ambiente. Sin embargo, en cada subsistema por lo general se usan unidades de medida diferentes. En la contabilidad de flujos de materiales, los flujos se miden por su masa (por ejemplo, en toneladas). En las cuentas de agua, la unidad de medición es el volumen (por ejemplo, metros cúbicos) y en las cuentas de energía la unidad de medida es el contenido energético (por ejemplo, el joule)14. Aunque los tres subsistemas representan solo una parte del total de los flujos físicos, cada uno de ellos constituye un sistema completo y equilibrado.

3.13 A cada uno de estos subsistemas contables de flujos físicos es posible dotarlos de mayor especificidad, consistente con los principios generales de los COU-F. Este es el caso específico de las cuentas de los flujos de materiales. A nivel agregado nacional, es decir la sumatoria de todas las industrias, se puede compilar cuentas de flujos de materiales para toda la economía (CFME). Al mismo tiempo es posible concentrarse en cuentas detalladas por tipo de producto o en flujos de tipos específicos de residuos como emisiones al aire o residuos sólidos.

3.14 En todos los subsistemas también puede ser de interés el estudio de un solo componente de los flujos físicos, como el uso de energía por parte de las industrias y los hogares, en lugar del conjunto de esos flujos en el total de los COU-F. No obstante, incluso en estos contextos más estrechos se aplican los mismos conceptos, definiciones y estándares, de modo que puedan apoyar la organización de los datos y el desarrollo de sistemas de información más amplios.

3.1.2 Estructura del capítulo

3.15 El enfoque de oferta y utilización en unidades físicas se explica en la sección 3.2, incluidas las definiciones de insumos, productos y residuos naturales. Esas definiciones son fundamentales para determinar las fronteras entre el ambiente y la economía y, por tanto, para elaborar cuadros de oferta y utilización relevantes.

3.16 En la sección 3.3 se analiza un conjunto de temas contables generales, en particular, el registro bruto y neto de flujos y el tratamiento de flujos entre países.

3.17 En las tres últimas secciones se analiza la medición de cuentas específicas de flujos en unidades físicas: las de energía en la sección 3.4, las de agua en la sección 3.5 y algunas otras cuentas de flujos de materiales, en particular las emisiones al aire y al agua y las cuentas de residuos sólidos, en la sección 3.6.

3.2 Marco contable de los flujos en unidades físicas

3.18 En esta sección se aplica el enfoque de oferta y utilización a la contabilidad de flujos físicos mediante la presentación del marco general y los principios contables en que se basa, seguido de las definiciones de los tres flujos principales: de insumos naturales, de productos y de residuos.

3.2.1 Cuadros de oferta y utilización en unidades físicas

3.19 Como se explicó en el capítulo II, para medir flujos físicos relacionados con la oferta y utilización, la economía está delimitada por la frontera de producción del SCN. Ésta comprende un conjunto determinado de actividades económicas llevadas a cabo bajo el control y responsabilidad de unidades institucionales, que utilizan insumos de mano de obra, capital, bienes y servicios para producir bienes y servicios (productos)15. El SCAE reconoce que algunos insumos (los insumos naturales de materiales y energía) provienen del ambiente y que, como consecuencia de la producción, el consumo y la acumulación de productos, se genera un conjunto de otros flujos físicos que pueden ocasionar devoluciones de materiales y de energía al ambiente.

3.20 Los flujos desde el ambiente hacia la economía son insumos naturales, los flujos dentro de la economía son productos o residuos; y los flujos desde la economía hacia el ambiente son residuos. Esta serie de flujos se representa en el gráfico 3.1. Después de entrar en la economía, algunos insumos naturales se registran como si inmediatamente regresaran al ambiente, al no ser necesarios. Los insumos naturales que no se usan en la producción, como las sobrecargas y drenajes mineros, y las capturas pesqueras descartadas, se denominan residuos de recursos naturales. Hay también algunos residuos que permanecen en la economía en lugar de volver directamente al ambiente, como por ejemplo los residuos sólidos almacenados y recolectados en vertederos controlados.

Gráfico 3.1Frontera de producción de la economía y flujos físicos

3.21 El marco de registro de los flujos físicos se ajusta a los cuadros de oferta y utilización expresados en unidades monetarias para los productos, definidos en el SCN y resumidos en el capítulo II del SCAE. Los cuadros de oferta y utilización expresados en unidades monetarias abarcan todos los flujos de bienes y servicios considerados en la frontera de producción del SCN.

3.22 El propósito de la contabilidad de flujos en unidades físicas es registrar los flujos físicos que respaldan las transacciones registradas en los cuadros de oferta y utilización expresados en unidades monetarias, en primer lugar para los bienes, para luego ampliar los cuadros para registrar los flujos físicos del ambiente hacia la economía (como los de recursos naturales) y de la economía hacia el ambiente (como las emisiones al aire y al agua).

3.23 Desde el punto de vista conceptual, los flujos producidos únicamente dentro del ambiente no se registran en los cuadros de oferta y utilización en unidades físicas, aunque puede haber casos en que su registro sea útil para fines analíticos. Son ejemplos la evaporación y la precipitación de agua y el movimiento del suelo causado por la erosión. Las cuentas de activos presentadas en el capítulo V incluyen flujos dentro del ambiente en la medida en que reflejan variaciones del stock de activos ambientales.

3.24 Este marco general de flujos puede aplicarse a productos o grupos de productos determinados. Por ejemplo, los flujos peligrosos de mercurio pueden rastrearse desde el punto de su extracción del ambiente, a lo largo de su circulación en la economía hasta su liberación en el ambiente. O bien puede existir interés en analizar exclusivamente los flujos físicos de entrada a la economía, o los de salida, sin necesariamente vincular unos con otros. Por ejemplo, el análisis de residuos sólidos se focalizará en flujos producidos dentro de la economía (por ejemplo, flujos de residuos a las plantas de tratamiento) y de la economía al ambiente, pero no en los flujos del ambiente a la economía.

3.25 El marco general para la articulación completa de flujos físicos se presenta en el cuadro 3.1 en forma de un cuadro de oferta y utilización (COU-F) en unidades físicas. La articulación completa de todos los flujos por lo general es más relevante para energía y agua, donde todos los flujos pueden expresarse significativamente en una misma unidad, por ejemplo, joules o metros cúbicos16.

Cuadro 3.1Cuadro general de oferta y utilización en unidades físicas
Cuadro de oferta
Producción; generación de residuosAcumulación
Producción; generación de residuos por las industrias (incluida la producción por cuenta propia de los hogares), clasificados según la CIIUGeneración de residuos por los hogaresIndustrias, clasificadas según la CIIUFlujos procedentes del resto del mundoFlujos procedentes del ambienteTotal
Insumos naturalesA. Flujos procedentes del ambiente (incluye residuos de recursos naturales)Oferta total de insumos naturales (OTIN)
ProductosC. Producción (incluye ventas de productos recicladosy reutilizados)D. Importación de productosOferta total de productos (OTP)
ResiduosI1. Residuos generados por las industrias (incluye residuos de recursos naturales)J. Residuos generados por el consumo final de los hogaresK1. Residuos de la demolición y fragmentación de activos producidosL. Residuos recibidos del resto del mundoM. Residuos recuperados del ambienteOferta total de residuos (OTR)
I2. Residuos generados después de su tratamientoK2. Emisiones procedentes de vertederos controlados
Oferta total
Cuadro de utilización
Consumo intermedio de productos; Utilización de insumos naturales; recolección de residuosConsumo finalAcumulaciónFlujos hacia el resto del mundoFlujos hacia el ambienteTotal
Industrias —clasificadas según la CIIUHogaresIndustrias, clasificadas según la CIIUUtilización total de insumos naturales (UTIN)
InsumosB. Extracción de insumos naturales
naturalesB1. Extracción usada en la producción
B2. Residuos de recursos naturales
ProductosE. Consumo intermedio (incluye compras de productos reciclados y reutilizados)F. Consumo final de los hogares (incluye compras de productos reciclados y reutilizados)G. Formación bruta de capital (incluye activos fijos y existencias)H. Exportación de productosUtilización total de productos (UTP)
ResiduosN. Recolección y tratamiento de residuos (no incluye la acumulación en vertederos controlados)O. Acumulación de residuos en vertederos controladosP. Residuos enviados al resto del mundoQ. Flujos de residuos al ambiente

Q1. Flujos directos de la industria y los hogares (incluye residuos de recursos naturales y emisiones de vertederos) Q2. Después de tratamiento
Utilización total de residuos (UTR)
Utilización total

No se registra en unidades físicas el consumo final del gobierno. Todo el consumo intermedio, producción y generación de residuos del gobierno se registra en la industria correspondiente, en la primera columna del cuadro de oferta y utilización en unidades físicas.

No se registra en unidades físicas el consumo final del gobierno. Todo el consumo intermedio, producción y generación de residuos del gobierno se registra en la industria correspondiente, en la primera columna del cuadro de oferta y utilización en unidades físicas.

3.26 Las filas del cuadro indican los tipos de insumos naturales, productos y residuos. En comparación con los cuadros de oferta y utilización en unidades monetarias elaborados en el SCN, las filas de insumos naturales y los residuos constituyen extensiones del COU. La parte superior del cuadro, es decir, el cuadro de oferta, describe los flujos relacionados con la producción, la generación y oferta de insumos naturales, productos y residuos, por parte de las diferentes unidades económicas o por el ambiente. La parte inferior del cuadro, correspondiente al cuadro de utilización, contiene los flujos relacionados con el consumo y utilización de insumos naturales, productos y residuos de las diferentes unidades económicas o del ambiente. Cada uno de estos flujos se define y analiza en detalle en esta sección.

3.27 Las columnas del COU-F se han estructurado para reflejar la actividad subyacente al flujo (por ejemplo, si se relaciona con la producción, el consumo o la acumulación) y las unidades económicas involucradas. La segunda columna cubre el uso de insumos naturales, la producción y el consumo intermedio de productos, y la generación y recepción de residuos por todas las empresas de la economía. Se clasifica según las industrias aplicando la CIIU.

3.28 La tercera columna corresponde al consumo de productos por parte de los hogares y a la generación de residuos derivada de ese consumo. Las actividades de los hogares, de extracción y obtención de insumos naturales del ambiente para auto consumo, se consideran actividades productivas; por consiguiente, deben registrarse en la segunda columna, bajo la clase de industria correspondiente.

3.29 A diferencia de lo que ocurre en el cuadro de oferta y utilización expresado en unidades monetarias, no se incluyen registros relacionados al gasto de consumo final del gobierno; éste representa la adquisición y el consumo de su propia producción y no tiene flujos físicos asociados directamente con ella. Todos los flujos físicos relacionados con el consumo intermedio del gobierno, como papel y electricidad, se registran en la primera columna, bajo la clase de industria correspondiente (por lo general, administración pública). La generación de residuos por las actividades de producción del gobierno también se registra en la segunda columna.

3.30 En ciertas industrias (por ejemplo, la extracción de agua por cuenta propia de los hogares para su consumo final) puede ser de interés analítico distinguir entre actividades productivas no de mercado de los hogares y de los gobiernos, de las actividades de mercado. En estos casos pueden desarrollarse presentaciones alternativas de COU-F en las que la información de la actividad productiva relevante, que sería una subcategoría “de la cual” dentro de una clase de industria más amplia, se reorganiza y se presenta junto a otros flujos asociados a los hogares (por ejemplo, el consumo final) o al gobierno.

3.31 La cuarta columna, titulada “Acumulación”, corresponde a las variaciones del stock de materiales y energía en la economía. Desde una perspectiva de oferta, ésta registra las disminuciones del stock físico de activos producidos, debido a su demolición o fragmentación, por ejemplo. También presenta las emisiones procedentes de vertederos controlados, generadas por materiales descartados en períodos contables anteriores. Desde la perspectiva de la utilización, la columna de la acumulación registra los incrementos del stock físico de activos producidos (formación bruta de capital) y la acumulación durante un período contable de materiales en vertederos controlados. El agua, energía y materiales incorporados en otros productos también se registran en la columna de acumulación del cuadro de utilización.

3.32 Los flujos de acumulación pueden clasificase por industrias aplicando la CIIU y, en este caso, pueden combinarse con información por industria de la segunda columna, para proveer una evaluación general de los flujos de residuos, clasificados por actividad económica. Al mismo tiempo, para algunos análisis puede ser importante mantener la distinción entre residuos resultantes de actividades actuales (en la segunda columna) y los de actividades pasadas (en la cuarta columna). En forma alternativa, se los puede clasificar por productos, por ejemplo, según el tipo de activo producido fragmentado. En esta sección se presenta más adelante un análisis del registro de activos producidos demolidos o fragmentados.

3.33 La quinta columna describe el intercambio entre las economías nacionales en forma de importaciones y exportaciones de productos y flujos de residuos. Los residuos que se reciben del, y que se envían al, resto del mundo se refieren principalmente a los movimientos de residuos sólidos entre distintas economías. No se incluyen los llamados flujos transfronterizos, como el agua contaminada que fluye desde un país vecino o las emisiones al aire que llegan a la de otros países. Los flujos transfronterizos se consideran flujos producidos dentro del ambiente y, en consecuencia, están fuera del ámbito del marco de los COU-F. Cuando se considere que sean relevantes, estos flujos pueden registrarse como partidas suplementarias. También pueden ser relevantes para evaluaciones más amplias sobre el estado del ambiente, o de la evolución de la calidad de los recursos de agua en el tiempo.

3.34 La sexta columna es la extensión relevante a la estructura del cuadro de oferta y utilización expresado en unidades monetarias. En ésta se registran los flujos procedentes del ambiente o destinados hacia él. En el COU-F, el ambiente constituye una entidad “pasiva” que no emprende en actividades de producción, consumo o acumulación del mismo modo que lo hacen las unidades económicas. No obstante, la incorporación de esta columna permite el registro completo de los flujos de insumos naturales y de residuos, que no sería posible sin ella.

Identidades contables y equilibrio

3.35 El COU-F contiene un conjunto importante de identidades contables y de equilibrio. El punto de partida para el equilibrio del COU-F reside en la identidad oferta utilización, en virtud de la cual se reconoce que, dentro de la economía, la cantidad ofertada de un producto debe ser la misma utilizada en la economía por el conjunto de las unidades económicas, o exportada. Por lo tanto (haciendo referencia a las celdas del cuadro 3.1):

que es igual a:

3.36 La identidad oferta utilización de los productos rige también para el cuadro de oferta y utilización en unidades monetarias. En el COU-F también se aplica esta identidad a los flujos de insumos naturales y de residuos, es decir, la oferta total de insumos naturales debe ser igual a su utilización total (OTIN=UTIN) y la oferta total de residuos debe igualar a su utilización total (OTR=UTR).

3.37 Al ser aplicadas a los tres tipos de flujos físicos, estas identidades también hacen referencia a las identidades físicas fundamentales en que se basan los cuadros físicos de oferta y utilización; es decir, a la conservación de la masa y de la energía. Esas identidades físicas suponen la existencia de equilibrios de materiales y de energía respecto de cada flujo de material incluido en el sistema.

3.38 Se puede demostrar que, durante un período contable, los flujos de materiales que entran en una economía deben igualar a los flujos de materiales que salen de ella más cualquier adición neta al stock de la economía. Esta se conoce como identidad insumo-producto. Las adiciones netas al stock incluyen los incrementos y las disminuciones producidas durante un período contable en: a) formación bruta de capital en bienes de inversión y existencias de productos; b) flujos físicos de residuos desde y hacia el resto del mundo; c) residuos recuperados del ambiente (por ejemplo, el petróleo recogido después de un derrame); y d) la acumulación de residuos sólidos en vertederos controlados (excluidas las emisiones de esos vertederos).

3.39 Por consiguiente, la identidad insumo-producto que describe los flujos físicos entre una economía y el ambiente (con referencia a las celdas del cuadro 3.1) es la siguiente:

es igual a:

más

3.40 Esta identidad puede aplicarse a nivel de toda la economía (como se ha señalado) y también a nivel de determinada industria u hogar, en cuyo caso los conceptos de importaciones y exportaciones se refieren a los flujos con el resto de la economía, así como con el resto del mundo.

3.41 En los flujos de residuos se debe considerar diversas etapas. En una primera etapa, los residuos se generan o llegan a la economía, según se refleja en las celdas I1 y J-M del cuadro 3.1. Esos residuos son recibidos por otras unidades de la economía (N), se acumulan en vertederos controlados (O), se envían a otros países (P), o se devuelven al ambiente (Q1). Los residuos recibidos por otras unidades (N) pueden tratarse o elaborarse y después ser vendidos como productos reciclados o reutilizados (por ejemplo el agua), o devueltos al ambiente. Si los residuos son vendidos como productos reciclados o reusados, esta producción se registra en C) y su adquisición, en E) o (F). La oferta de residuos al ambiente (posiblemente después de su tratamiento) se registra en (I2) y su utilización en (Q2).

3.42 Los residuos de recursos naturales se muestran como si entraran a la economía procedentes del ambiente (A y B2) y luego como si se los devolviera al ambiente (I1 y Q1). A diferencia de los insumos naturales utilizados en la producción, no existen flujos de residuos de recursos naturales en las filas de productos del COU-F.

3.43 En la práctica, no suelen compilarse COU-F completos, más que para la energía y el agua. No obstante, estas identidades, así como el conjunto común de principios contables, pueden aplicarse aunque sólo se registre un determinado producto o un grupo reducido de productos similares. En particular, es necesario fijar fronteras precisas para el punto de transición entre el ambiente y la economía.

3.44 A continuación se exponen las definiciones generales y los aspectos relativos a las fronteras para los insumos naturales, los productos y los residuos.

3.2.2 Definición y clasificación de los insumos naturales

3.45 Insumos naturales son todos los insumos materiales del ambiente que cambian de ubicación como resultado de procesos económicos de producción, o que se utilizan en ella directamente.

3.46 Como se indica en el cuadro 3.2, existen tres grandes categorías de insumos naturales: insumos de recursos naturales, insumos de energía de fuentes renovables y otros insumos naturales. Esta sección analiza cada una de esas categorías y señala varios temas específicos sobre medición de insumos de recursos naturales relacionados con los flujos de recursos afectados por procesos de extracción pero no utilizados en la economía (es decir, residuos de recursos naturales) y el tratamiento de los recursos biológicos cultivados.

Cuadro 3.2Clasificación de los insumos naturales
1Insumos de recursos naturales
1.1Extracción usada en la producción
1.1.1Recursos minerales y energéticos
1.1.1.1Recursos de petróleo
1.1.1.2Recursos de gas natural
1.1.1.3Recursos de carbón y turba
1.1.1.4Recursos minerales no metálicos (con exclusión del carbón y de la turba)
1.1.1.5Recursos minerales metálicos
1.1.2Recursos del suelo (excavados)
1.1.3Recursos madereros naturales
1.1.4Recursos acuáticos naturales
1.1.5Otros recursos biológicos naturales (excluidos los recursos madereros y acuáticos)
1.1.6Recursos de agua
1.1.6.1Agua superficial
1.1.6.2Agua subterránea
1.1.6.3Agua del suelo
1.2Residuos de recursos naturales
2Insumos de energía de fuentes renovables
2.1Energía solar
2.2Energía hidráulica
2.3Energía eólica
2.4Energía de las olas y de las mareas
2.5Energía geotérmica
2.6Otra electricidad y calor
3Otros insumos naturales
3.1Insumos del suelo
3.1.1Nutrientes del suelo
3.1.2Carbono del suelo
3.1.3Otros insumos del suelo
3.2Insumos de la atmósfera
3.2.1Nitrógeno
3.2.2Oxígeno
3.2.3Dióxido de carbono
3.2.4Otros insumos de la atmósfera
3.3Otros insumos naturales n.c.p.

Insumos de recursos naturales

3.47 Los insumos de recursos naturales comprenden insumos físicos a la economía, procedentes de recursos naturales. Por consiguiente, los insumos de recursos naturales comprenden insumos de recursos minerales y energéticos, recursos del suelo, recursos madereros naturales, recursos acuáticos naturales, otros recursos biológicos naturales y recursos de agua. No se incluyen insumos de recursos naturales de flujos procedentes de recursos biológicos cultivados. Estos últimos se producen dentro de la economía, por lo que no constituyen flujos procedentes del ambiente.

3.48 Para cada tipo de recurso natural es necesario definir el punto en que se asume que entra en la economía. Se reconoce la necesidad de realizar cierta producción económica antes de que un recurso natural pueda considerarse extraído, por lo que se plantea la necesidad de determinar el momento en que resulta significativo calificarlo como extraído y considerarlo, por lo tanto, “entrado en la economía” como parte de un proceso productivo más amplio.

3.49 Todo insumo de recursos naturales se registra como entrado en la economía procedente del ambiente. La mayoría (como minerales y madera extraídos, o agua extraída para su distribución) se convierten en productos. Sin embargo, algunos insumos de productos naturales no se transforman en productos, sino que retornan de inmediato al ambiente. Estos flujos se califican como residuos de recursos naturales.

3.50 Existen tres tipos de residuos de recursos naturales:

  • a) Pérdidas durante la extracción, que comprende recursos que el extractor habría preferido conservar (como las pérdidas de gas por quemas y fugas);

  • b) Extracción no utilizada, que abarca recursos que no interesan a quien los ha extraído (por ejemplo, la sobre extracción mineral, los desagües de las minas o las capturas de pesca descartadas)17;

  • c) Reinyección. Estos flujos corresponden a recursos naturales que se extraen pero se devuelven de inmediato al yacimiento, y que en el futuro pueden re extraerse (por ejemplo, el agua reinyectada en un acuífero y el gas natural reinyectado en un depósito).

3.51 El cuadro 3.3 presenta ejemplos de diferentes insumos de recursos naturales. Separa las cantidades de recursos extraídos en cantidades destinadas a su uso en la economía y disponibles en ella (es decir, la extracción usada para la producción) y cantidades que se devuelven al ambiente (es decir, los residuos de recursos naturales). En términos generales, el punto de entrada en la economía es aquel en que el recurso queda disponible para su posterior procesamiento. El concepto de elaboración incluye el transporte del recurso; por lo tanto, el punto de extracción debe encontrarse lo más cerca posible al lugar en que se ubica el recurso.

Cuadro 3.3Ejemplos de insumos de recursos naturales
Recurso naturalExtracción usada en la producciónResiduos de recursos naturales
Recursos minerales y energéticosMinerales en bruto; petróleo crudo; gas naturalSobre explotación minera; quemas y fugas a boca de pozo; reinyección de gas natural
Recursos del sueloSuelo excavado usado en la agricultura, construcción y recuperación de la tierraDragados; suelo excavado no utilizado
Recursos madereros naturalesExtracción de maderaResiduos de la tala
Recursos acuáticos naturalesCaptura bruta menos descarteDescartes de captura
Otros recursos biológicos naturalesExtracción / capturaResiduos de extracción / captura
Recursos de aguaAgua extraídaDesagüe de minas

3.52 En algunos casos es clara la vinculación entre la clase de recurso natural extraído y su respectivo residuo. Por ejemplo, los residuos de la tala son de la misma clase de insumo natural que la extracción de recursos madereros. En cambio, en otros casos las clases son diferentes. Por ejemplo, en la extracción de minerales, el insumo total del recurso natural será una combinación de los minerales extraídos, el suelo y las rocas removidas para su extracción (la sobre explotación minera).

3.53 Cuando posteriormente los residuos de recursos naturales se venden, por ejemplo, los residuos de la tala usados como leña, los flujos se registran como extracción usada para la producción. El registro de las extracciones usadas para la producción y los residuos de recursos naturales es consistente con el registro de la extracción en las cuentas de activos descritas en el capítulo V.

Recursos biológicos

3.54 Los recursos biológicos requieren especial consideración para determinar la frontera entre el ambiente y la economía. Para asegurar consistencia con la frontera de producción, es necesario distinguir entre recursos que se consideran cultivados como parte de un proceso de producción (recursos biológicos cultivados) y los que no son producidos (recursos naturales biológicos).

3.55 Los criterios usados para establecer la distinción incluyen el grado de control, responsabilidad y gestión directos sobre el crecimiento y la regeneración del recurso biológico. Estos criterios se analizan en detalle en el capítulo V en relación con los recursos madereros (sección 5.8) y acuáticos (sección 5.9). Debe mantenerse una aplicación consistente de criterios, tanto para fines de las cuentas de activos como de las cuentas físicas de flujos.

3.56 La aplicación de esta distinción es importante porque el tratamiento contable varía según se trate de un recurso natural o cultivado. Los recursos naturales biológicos se consideran insumos para la economía en el momento de su extracción, siguiendo el fundamento lógico de la presentación del cuadro 3.3. En cambio, los recursos biológicos cultivados no se consideran insumos de recursos naturales, sino que se los trata como generados dentro de la economía.

3.57 Este tratamiento diferenciado trae consecuencias para el registro de otros flujos físicos. En el caso de los recursos naturales biológicos, el uso de oxígeno y nitrógeno, y la absorción de nutrientes del suelo y de agua se tratan como flujos dentro del ambiente y solo lo que efectivamente se extrae se considera flujo hacia la economía.

3.58 La contabilización completa de flujos físicos de recursos biológicos cultivados exige el registro como insumos naturales de los nutrientes y otras sustancias absorbidas del ambiente, pues en sí mismos los recursos biológicos se encuentran “dentro” de la economía. Los flujos físicos resultantes del metabolismo (como la fotosíntesis y la respiración) y la transpiración, o están incorporados en productos o retornan al ambiente como residuos.

Insumos de energía de fuentes renovables

3.59 Los insumos de energía de fuentes renovables son las fuentes de energía no combustibles suministradas por el ambiente. Su importancia es cada vez mayor para la economía de muchos países. Su inclusión permite un balance completo de los flujos de energía entre el ambiente y la economía, medidos por su contenido energético (joules). Los insumos de energía de fuentes renovables se clasifican según su fuente. Las distintas fuentes incluyen la energía solar, hidráulica, eólica, de las olas y de las mareas y geotérmica, pero no se limitan a éstas. No se incluyen los insumos de energía originados en recursos naturales, como los recursos madereros naturales, y tampoco los insumos de energía procedentes de recursos madereros cultivados, de otra biomasa cultivada o de residuos sólidos.

3.60 El cálculo de los insumos de energía de fuentes renovables debe reflejar la cantidad de energía que permite aprovechar la tecnología instalada para captarla, como paneles solares y turbinas eólicas. Los cálculos no deben basarse en la energía potencial total que podría captarse, sobre todo donde no se cuenta con el equipo para captarla. En la práctica, el cálculo de los insumos de energía procedentes de fuentes renovables reflejará la cantidad de energía efectivamente producida, en general, energía eléctrica, aunque no exclusivamente.

3.61 Consideración especial requiere la generación hidroeléctrica puesto que, dependiendo de la contabilidad de flujos físicos involucrados, los insumos naturales relevantes podrían registrarse como insumos de fuentes de energía renovables o como insumos de recursos naturales. Para compilar cuentas de energía, los registros para los flujos procedentes del ambiente deben considerarse insumos de fuentes de energía renovables equivalentes a la electricidad generada en plantas hidroeléctricas, medida en joules. Para las cuentas de agua, los flujos procedentes del ambiente deben registrarse como insumos de recursos naturales de agua equivalentes al volumen del agua que pasa por una planta hidroeléctrica. No se produce ninguna doble contabilización, ya que cada una de esas cuentas se compila por separado, en unidades diferentes y con fines distintos.

Otros insumos naturales

a) Insumos del suelo

3.62 Los insumos del suelo comprenden nutrientes y otros elementos que se encuentran en ella y que son absorbidos por la economía durante los procesos de producción. Los insumos del suelo incluyen los nutrientes (como nitrógeno, fósforo y potasio) absorbidos por las plantas cultivadas a medida que crecen. Para asegurar el equilibrio de todo el sistema, se conviene que el carbono ligado al suelo que se libera al ambiente como consecuencia del cultivo se registra como un insumo procedente del suelo. Solo se consideran insumos naturales las cantidades efectivamente absorbidas o descargadas. Nótese que estos insumos son diferentes de las grandes extracciones y movimiento de recursos del suelo considerados como insumos de recursos naturales. Los insumos de agua superficial a la economía se registran como parte de los recursos de agua dentro de los insumos de recursos naturales.

b) Insumos del aire

3.63 Los insumos del aire son sustancias que la economía toma del aire con fines productivos y de consumo. Se incluyen compuestos y elementos (como nitrógeno, oxígeno y dióxido de carbono) usados por los recursos biológicos cultivados, y las sustancias absorbidas durante la combustión y otros procesos industriales. Forman parte de la estructura de los COU-F, pues posibilitan el equilibrio de los materiales registrados en el sistema.

3.2.3 Definición y clasificación de los productos

3.64 De acuerdo al SCN, los productos son bienes y servicios que resultan de un proceso de producción en la economía. El ámbito de los productos incluidos en las cuentas de flujos físicos se limita a los productos con valor monetario positivo.

3.65 Para una empresa determinada pueden registrarse diferentes tipos de producción. Los productos vendidos a otras unidades económicas se consideran el resultado de la producción principal o secundaria de la empresa, según la importancia relativa del producto. En principio, las empresas que producen un mismo producto principal se agrupan en la misma clase de industria.

3.66 En algunos casos, los productos se producen por cuenta propia. Esto ocurre cuando no son vendidos a otras unidades económicas, sino que son usados directamente para consumo final del productor (por ejemplo, la producción agrícola consumida por los agricultores) o son una forma de formación de capital (por ejemplo, la construcción de vivienda por cuenta propia). En ambos casos deben registrarse los flujos físicos para asegurar la consistencia con la producción y las fronteras de producción de los cuadros de oferta y utilización expresados en unidades monetarias.

3.67 Una empresa también puede realizar producción auxiliar, que habitualmente consiste en servicios de apoyo (como contabilidad, administración de personal, limpieza y transporte) que podrían comprarse a otras empresas pero que se produce en ella para apoyar la producción principal y secundaria. El SCN recomienda registrar por separado los resultados de la producción auxiliar solo si es significativa. En estos casos, debe crearse establecimientos separados para atribuir esa producción. Sin embargo, en la mayoría de casos, la producción de estos servicios no se registra por separado, sino que los insumos relevantes se registran como parte de los insumos generales de la producción de productos principales y secundarios de la empresa.

3.68 También existen algunos productos usados como parte del proceso de producción dentro de la empresa (flujos intra empresa) que el SCN no reconoce como transacciones monetarias. Por ejemplo, según el SCN, la electricidad generada mediante incineración de residuos sólidos para usarlos dentro de la empresa no se registra en términos monetarios. Sin embargo, estos flujos intra empresa deben registrarse en la contabilidad de flujos físicos, pues ocurren en la realidad. No obstante, el alcance del registro debe ser consistente con el objetivo del análisis.

3.69 Existen numerosas situaciones en que los hogares emprenden actividades productivas que involucran la extracción o recolección de insumos de recursos naturales y luego consumen por cuenta propia esa producción. Ejemplos pueden ser la recolección de leña, la extracción de agua y la captura de peces en la pesca recreativa. En estos casos, la producción se registra como parte de la producción de la actividad económica relevante en la columna de industrias del COU-F. Para mantener la consistencia, el uso de insumos naturales por los hogares también se registra en la columna de las industrias. Según la importancia, puede resultar útil separar esta producción de la realizada por otras unidades dedicadas a la misma actividad. El correspondiente consumo final de los hogares, de su producción por cuenta propia, se presenta en la tercera columna del COU-F.

3.70 Un flujo importante en el marco del COU-F es el flujo de fertilizantes, incluidos los producidos por cuenta propia, como el estiércol. La aplicación de fertilizantes en el suelo origina dos flujos. El primero, de nutrientes absorbidos por los cultivos, se considera un flujo de producto, es decir, que permanece dentro de la economía. El segundo, de nutrientes que no se absorben, se registra como flujo de residuos resultantes de la dispersión de productos.

3.71 Los productos pueden ser bienes o servicios. En general, las cuentas de flujos físicos se concentran en los bienes que son transados entre unidades económicas. Sin embargo, en algunos casos—por ejemplo, la prestación de servicios de tratamiento de aguas residuales— puede ser interesante comparar los flujos físicos (es decir, los flujos de aguas residuales que entran y salen de un sistema de tratamiento de aguas residuales) con los pagos asociados a tales servicios.

Clasificación de productos

3.72 En general, los flujos físicos de productos se clasifican según la Clasificación Central de Productos (CPC). Para algunas cuentas específicas, como las de energía y de residuos sólidos, pueden ser útiles algunas clasificaciones especializadas. Esto se desarrolla en las secciones correspondientes.

3.2.4 Definición y clasificación de los residuos

3.73 Los residuos son flujos de energía o de materiales sólidos, líquidos o gaseosos que se descartan, se descargan o se emiten al ambiente por establecimientos u hogares en los procesos de producción, consumo o acumulación.

3.74 Los residuos pueden ser desechados, descargados o emitidos directamente al ambiente, o bien captados, recolectados, tratados, reciclados o reutilizados por unidades económicas. Estos variados procesos de transformación pueden conducir a la generación de nuevos productos con valor económico para la unidad que emprende la transformación aun cuando en el momento de ser desechado o emitido, el residuo no tenga valor económico para el hogar o establecimiento que lo desecha o emite.

3.75 En situaciones en que la intención es desechar un producto, pero quien lo hace recibe dinero u otros beneficios a cambio, se debe tratar como transacciones de productos y no de residuos. Estos flujos pueden ser de especial interés al compilar cuentas de residuos sólidos.

3.76 Es necesario distinguir entre los pagos realizados por quien genera residuos a los establecimientos que los recogen, los tratan o los transforman de alguna otra forma, y los flujos de residuos en sí mismos. Los pagos se tratan como pagos por servicios y como transacciones de productos, mientras que los flujos de residuos se registran por separado. Un caso específico al que se aplica esta distinción es el que se refiere a los flujos de residuos sólidos entre países. Los pagos a otros países por los servicios de transporte y tratamiento de residuos se registran como importaciones y exportaciones de servicios, mientras que los flujos físicos de residuos se registran por separado como flujos de residuos.

3.77 Los residuos deben registrarse en el momento en que tiene lugar la emisión o el descarte. Ese momento puede ser muy distinto al de su adquisición, que es el que corresponde considerar para registrar los flujos en las cuentas en unidades monetarias. Un caso específico es el de los bienes de consumo durable como las refrigeradoras, lavadoras, automóviles y otros productos usados por los hogares durante períodos prolongados. En las cuentas expresadas en unidades monetarias los bienes de consumo durables se registran como adquiridos y consumidos en el mismo período contable. Esto contrasta con el tratamiento de los activos fijos adquiridos por las empresas, que se registran como consumidos a lo largo de su vida útil. Las emisiones procedentes de bienes de consumo durables y los descartes de esos bienes deben registrarse en el momento en que ocurren, aunque la actividad de consumo se haya registrado en las cuentas en unidades monetarias en un período anterior.

3.78 Los vertederos controlados y administrados, las plantas de captación y almacenamiento de emisiones, las plantas de tratamiento y otros lugares para desechar residuos se consideran dentro de la economía. Por lo tanto, los flujos de residuos hacia esas instalaciones son flujos dentro de la economía y no hacia el ambiente. Los posteriores flujos desde ellas pueden dirigirse directamente al ambiente como residuos o dar lugar a la creación de otros productos o residuos.

3.79 Los residuos de los hogares o de las industrias pueden ser vertidos en campo abierto o abandonados a la vera de los caminos (posiblemente de manera ilegal). Del mismo modo, en el mar, los buques tanque pueden limpiar sus depósitos (también posiblemente de manera ilegal) o perder su carga al naufragar. Estos flujos deben registrarse como residuos que pasan de la economía al ambiente.

3.80 Se debe tratar de recuperar los residuos, incluidos los residuos de recursos naturales, para devolverlos a la economía, sea para su tratamiento o para su eliminación en vertederos. Este es el único caso en el que se deben registrar flujos de residuos desde el ambiente hacia la economía. En términos cuantitativos, puede tratarse de cantidades pequeñas; pero respecto a determinados incidentes (como el naufragio de un buque tanque petrolero cerca de una costa protegida) o lugares específicos puede ser ventajoso identificar esos flujos de manera explícita.

3.81 La atribución de residuos a determinados países es consistente con los principios aplicados para determinar la residencia de las unidades económicas, expuestos en el capítulo II. Los residuos se atribuyen al país del que es residente el hogar o la empresa que los ha desechado o emitido (para más detalles véase la sección 3.3). Este registro no asume directamente el problema de saber si el residuo ha sido emitido o desechado en el ambiente de un país o en el de otro, aunque esto puede ser interesante para determinar los cambios en el tiempo del estado del ambiente en un país.

3.82 En principio, en los COU-F no se registran los flujos de residuos entre el ambiente nacional y el de otro país. No obstante, según la naturaleza de las relaciones entre el ambiente de unos y otros países, puede ser de interés el registro de esos flujos. Por ejemplo, los países que se encuentran aguas abajo de un sistema fluvial pueden estar interesados en los flujos de residuos generados en otros países y transportados por un río, o en precipitaciones ácidas (“lluvia ácida”) originados en otros países.

Grupos de residuos

3.83 Existe gran variedad de tipos de residuos, que no suelen registrarse como una única clase de flujos mediante categorías mutuamente excluyentes. Más bien, los diferentes grupos de residuos se analizan según la naturaleza física del flujo, o del propósito que lo origina, o simplemente para reflejar el equilibrio de los flujos físicos que salen de la economía. A continuación se indican las definiciones de los grupos de residuos según la clasificación que se reporta en a continuación.

a) Residuos sólidos

3.84 Los residuos sólidos son materiales descartados que ya no son de interés para su propietario o usuario. Los residuos sólidos incluyen materiales que se encuentran en estado sólido o líquido, pero excluyen las aguas residuales y las pequeñas sustancias en partículas descargadas al aire.

3.85 Residuo sólido es todo material recolectado o enviado a sistemas de recolección o tratamiento de residuos, incluidos los vertederos. También se incluyen los mismos materiales cuando directamente se los desecha al ambiente, sea en forma legal o ilegal. Además, los residuos sólidos pueden incluir algunos materiales desechados intercambiados entre unidades económicas, como la chatarra, por los cuales se efectúa un pago. En esos casos, los residuos sólidos se consideran un producto (ya que tienen un valor positivo) y no un residuo. Como parte de la descripción de las cuentas de flujos físicos de residuos sólidos, la sección 3.6 presenta una delimitación más precisa de las diferencias entre residuos sólidos y productos.

b) Aguas residuales

3.86 Las aguas residuales son aguas descartadas y que ya no serán requeridas por su usuario o propietario. Se consideran aguas residuales el agua descargada en desagües o alcantarillas, la recibida en plantas de tratamiento de agua y la descargada directamente en el ambiente. Incluye los flujos de retorno directo de agua al ambiente, con o sin tratamiento. Se incluye todo tipo de agua con independencia de su calidad, como la que ha pasado por generadores hidroeléctricos.

3.87 También son aguas residuales las suministradas a otro usuario para su nueva utilización, con o sin tratamiento. Las cuentas del SCAE no registran las aguas residuales recicladas dentro del mismo establecimiento.

c) Emisiones

3.88 Las emisiones son sustancias descargadas en el ambiente por establecimientos y hogares como consecuencia de procesos de producción, consumo y acumulación. En general, las emisiones se analizan según el tipo de ambiente que las recibe (la atmósfera, cuerpos de agua o el suelo) y según el tipo de sustancia.

3.89 La mayor atención en la contabilidad de las emisiones se refiere a las que van directamente al ambiente. En unos casos, las sustancias emitidas por establecimientos y hogares pueden ser recogidas y almacenadas por otras unidades económicas (por ejemplo, los vertederos pueden captar gas metano para generar electricidad), o trasferidas para su tratamiento u otro uso (por ejemplo, las aguas residuales pueden enviarse a plantas de tratamiento antes de retornarlas al sistema interno de agua), con lo que se atenúa la potencial presión sobre el ambiente.

3.90 La cantidad total de sustancias descargadas por establecimientos y hogares se denomina descargas brutas. Las descargas brutas comprenden las emisiones al ambiente y sustancias captadas por unidades económicas o trasferidas a otras.

3.91 Las emisiones al aire son gases y sustancias en partículas descargadas al aire por establecimientos y hogares como consecuencia de procesos de producción, consumo y acumulación. Por convención, en las emisiones al aire no se incluye la liberación de vapor de agua ni la evaporación. La sección 3.6 presenta los detalles sobre la contabilidad de las emisiones al aire.

3.92 Las emisiones al agua son sustancias descargadas en cuerpos de agua por establecimientos y hogares como consecuencia de procesos de producción, consumo y acumulación. Para cada establecimiento u hogar, considerado en forma individual, las emisiones al agua se miden por el aumento de las sustancias que el establecimiento o el hogar ha añadido al agua, y no por la cantidad total de sustancias que contiene el agua descargada por ese establecimiento u hogar. De este modo, las sustancias que ya se encontraban en el agua recibida por el establecimiento o el hogar no se atribuyen a esa unidad.

3.93 No se incluyen en las emisiones al agua aquellos materiales que los flujos regulares de agua no pueden llevar consigo, como los grandes objetos de residuos sólidos. Éstos se incluyen en la medición de residuos sólidos.

3.94 Como una gran parte de la liberación bruta de sustancias al agua por parte de establecimientos y hogares ocurre por medio de sistemas de alcantarillado, la contabilidad de esas liberaciones por lo general abarca las emisiones al ambiente y las dirigidas a unidades económicas (en su mayoría plantas de tratamiento). La sección 3.6 presenta más detalles sobre la contabilidad de emisiones al agua y las liberaciones asociadas a unidades económicas.

3.95 Las emisiones al suelo son sustancias descargadas al suelo por los establecimientos y los hogares como consecuencia de procesos de producción, consumo y acumulación. Algunas sustancias emitidas al suelo pueden seguir fluyendo en el ambiente y entrar en los cuerpos de agua. En principio, los flujos de sustancias realizadas por un establecimiento y registrados como emisiones al suelo no deben registrarse como emisiones al agua del mismo establecimiento.

d) Uso de productos por dispersión

3.96 El uso de productos por dispersión comprende los productos deliberadamente descargados en el ambiente como parte de un proceso de producción. Fertilizantes y plaguicidas se aplican deliberadamente en el suelo y sobre las plantas como parte de prácticas agrícolas y forestales, por ejemplo, y en algunos países se aplica sal en las carreteras para mejorar sus condiciones para los conductores. En tales casos, una parte del producto aplicado puede usarse o absorberse en los procesos de producción y, en consecuencia, incorporarse en nuevos productos. La parte restante permanecerá en el ambiente y debe registrarse como un flujo residual hacia el ambiente.

e) Pérdidas por dispersión

3.97 Las pérdidas por dispersión son residuos materiales que indirectamente resultan de actividades de producción o de consumo. Son ejemplos las partículas resultantes de la abrasión en las carreteras, los residuos por desgaste de neumáticos y frenos de automóviles, y el cinc de los sistemas de captación de lluvias. Esos residuos deben contabilizarse como pérdidas por dispersión, a fin de asegurar el equilibrio general de los flujos desde la economía hacia el ambiente.

f) Residuos de recursos naturales

3.98 Los residuos de recursos naturales son insumos de recursos naturales que no se incorporan posteriormente en procesos de producción, sino que de inmediato retornan al ambiente. Los residuos de recursos naturales se registran como generación de residuos por las industrias de extracción de recursos naturales y como flujos de residuos directamente al ambiente.

3.99 Son ejemplos de residuos de recursos naturales las quemas y fugas de gas natural; las capturas pesqueras descartadas; y los residuos de la tala en la extracción de recursos madereros. Se excluyen de los residuos de recursos naturales los asociados a la cosecha de recursos biológicos cultivados como los residuos de cultivos, de la tala de recursos madereros cultivados o el estiércol en la cría de ganado. Estos residuos se registran como residuos sólidos. En los párrafos 3.47 a 3.53 se expone en detalle lo pertinente a residuos de recursos naturales.

Pérdidas

3.100 Los residuos también se consideran en términos de pérdidas. Esto es de interés especial para el análisis de los flujos físicos de energía y de agua. Se identifican cuatro tipos de pérdidas según la etapa en que ocurran durante el proceso de producción. Cabe señalar que algunos tipos de pérdidas pueden ser necesarias para mantener la explotación en condiciones seguras, como ocurre en la extracción de gas natural con las quemas y fugas, mientras que otras pueden ser pérdidas indeseadas, como ocurre con la evaporación del agua en los canales de distribución.

3.101 Los cuatro tipos de pérdidas son los siguientes:

  • a) Pérdidas durante la extracción, son las que se producen durante la extracción de un recurso natural, antes de ninguna elaboración, tratamiento o transporte del recurso extraído. No se incluyen entre éstas los recursos naturales que se reinyectan en el yacimiento del que proceden. Este puede ser el caso, por ejemplo, del gas natural reinyectado en el yacimiento, o del agua subterránea extraída y reinyectada en un acuífero. Algunas pérdidas durante la extracción también pueden registrarse como residuos de recursos naturales;

  • b) Pérdidas durante la distribución, son las pérdidas producidas entre el punto de extracción u oferta y el de su utilización;

  • c) Pérdidas durante el almacenamiento, son las pérdidas de productos de energía y materiales mantenidos en inventarios. Comprenden la evaporación, las fugas de combustibles (medidas en unidades de masa o de volumen), el desperdicio y los daños accidentales. Los activos no producidos no se incluyen en el ámbito de los inventarios, aunque se los considere almacenados. Así, por ejemplo, la evaporación de agua en depósitos artificiales no se incluye entre las pérdidas durante el almacenamiento. Estas reducciones en la cantidad de recursos hídricos se reflejan en las cuentas de activos (cap. V);

  • d) Pérdidas durante la transformación se refieren a pérdidas de energía, por ejemplo en forma de calor, durante la transformación de un producto energético en otro. Se trata esencialmente de un concepto de equilibrio energético relacionado con la diferencia de valor calórico entre la materia prima insumida y los bienes producidos. Estas pérdidas se aplican únicamente a flujos de energía.

3.102 Deben registrase pérdidas si la unidad económica tiene preferencia por conservar las cantidades físicas que retornan al ambiente. En particular, en la extracción de recursos, pueden “perderse” algunas cantidades físicas como parte del proceso de extracción; pero si ellas no son de interés para quien efectúa la extracción, no deben considerarse pérdidas.

3.103 Desde la perspectiva de los proveedores de productos, las cantidades de agua, electricidad, otros productos de la energía y otros materiales que se desvían ilegalmente de las redes de distribución o almacenamiento pueden considerarse pérdidas por hurto. Sin embargo, como en términos físicos el agua, la energía o los otros materiales no se pierden para la economía, en el SCAE no se los considera como pérdidas. No obstante, puede interesar compilar datos del hurto como un subconjunto del uso general del agua, la energía u otros materiales. Cabe notar que en la práctica las pérdidas debidas a hurtos pueden ser de difícil medición, y a menudo pueden incluirse en las pérdidas en la distribución.

Clasificación de residuos por grupos

3.104 No existe una clasificación única de residuos. Una complicación surge por el hecho de que diversos grupos de residuos se superponen. Al tratar de organizar la información de forma apropiada para responder a diversas cuestiones de política y de investigación, no existe ningún criterio preciso que permita resolver problemas de doble contabilidad. Tales proble mas surgirían si se construyera una clasificación completa sobre la base de la estructura de los grupos de residuos que acaban de definirse.

3.105 Un ejemplo de potenciales superposiciones lo ofrece el caso de las quemas y fugas de gas natural a boca de pozo. Esos flujos de gas se consideran residuos de recursos naturales, pérdidas durante la extracción y un componente de las emisiones al aire.

3.106 El cuadro 3.4 reporta los tipos de materiales que habitualmente se incluyen en los diversos grupos de residuos para respaldar los análisis desde el punto de vista del objetivo deseado (por ejemplo, la eliminación de residuos sólidos), del destino de las sustancias (por ejemplo, emisiones al aire) o de los procesos que provocan la emisión (por ejemplo, pérdidas por dispersión).

Cuadro 3.4Grupos de residuos: componentes típicos
GrupoComponentes típicos
Residuos sólidos (incluidos los materiales recuperados)aResiduos de productos químicos y sanitarios; residuos radiactivos; residuos metálicos; otros materiales reciclables; vehículos y equipo desechados; residuos animales y vegetales; residuos mixtos de origen residencial y comercial; residuos minerales y del suelo; residuos de la combustión; otros residuos
Aguas residuales aAgua destinada a tratamiento y eliminación; flujos de retorno; agua reutilizada
Emisiones al aireDióxido de carbono; metano; óxido nitroso; óxidos nitrosos; hidrofluorocarbonos; perfluorocarbonos; hexafluoruro de azufre; monóxido de carbono; compuestos orgánicos volátiles distintos del metano; dióxido de azufre; amoníaco; metales pesados; contaminantes orgánicos persistentes; partículas (por ejemplo, PM10)
Emisiones al aguaCompuestos de nitrogenados; compuestos fosforados; metales pesados; otras sustancias y compuestos (orgánicos)
Emisiones al sueloFugas de tuberías; derrames de sustancias químicas
Residuos por dispersión en el uso de productosNutrientes de fertilizantes no absorbidos; sal extendida en carreteras
Pérdidas por dispersiónAbrasión (neumáticos, frenos); erosión o corrosión de infraestructuras (carreteras, etc.)
Residuos de recursos naturalesSobreexplotación minera; residuos de la tala; capturas pesqueras descartadas

Esta lista de componentes típicos por grupos de residuos puede aplicarse igualmente a ciertos flujos definidos como productos.

Esta lista de componentes típicos por grupos de residuos puede aplicarse igualmente a ciertos flujos definidos como productos.

Acumulación de flujos de residuos

3.107 Las presiones sobre el ambiente creadas por los residuos se relaciona con los flujos de residuos del período corriente así como con los de períodos anteriores, dadas sus posibilidades de acumulación. Los efectos de la persistencia de los flujos existentes de residuos pueden variar considerablemente según el nivel acumulado al comienzo del período. La medición de los efectos de los flujos de residuos sobre el estado y la calidad de los ecosistemas que los reciben son tratados en el SEEA Experimental Ecosystem Accounting.

3.108 Cabe notar que el daño causado por las concentraciones de residuos en el ambiente a menudo se incrementan en forma no lineal con la cantidad de residuos generados. Sin embargo, los cuadros de oferta y utilización descritos en esta sección solo detallan la cantidad de residuos generados en un período, y no muestran las consecuencias de su acumulación con cantidades pasadas o futuras del mismo (o de otros) residuo. Cabe señalar que los efectos sobre el ambiente variarán según el tipo de residuo y el tipo de ambiente.

Registro de activos producidos demolidos o fragmentados

3.109 El cuadro general de oferta y utilización en unidades físicas presentado en el cuadro 3.1 contiene una entrada para residuos de activos producidos demolidos y fragmentados (celda K). El registro de estos residuos en la columna de acumulación destaca el hecho de que los activos que han sido fragmentados fueron producidos en períodos anteriores, a diferencia de los residuos resultantes de la actividad de producción del período corriente.

3.110 Muchos de esos residuos serán recolectados y tratados (y posiblemente reciclados) en plantas de tratamiento de residuos y empresas similares. En el cuadro de utilización esos residuos figuran como recibidos por empresas de tratamiento (celda N), acumulados en vertederos controlados (celda O), enviados al resto del mundo (celda P) o fluyendo directamente al ambiente (celda Q).

3.111 En el registro de estos residuos tiene especial interés su atribución a los usuarios de los activos producidos demolidos o fragmentados. Surge una dificultad cuando esos activos se venden a otra unidad económica (la unidad que los fragmenta), que entonces se hace cargo del proceso final de fragmentación y demolición. En condiciones ideales, los residuos siempre deben atribuirse al anterior usuario del activo en la producción.

3.112 Hay dos criterios para el registro de los flujos de activos producidos demolidos o fragmentados. El primero consiste en clasificar los flujos en la columna de acumulación, por industrias, atribuyendo en forma adecuada los flujos de residuos a la industria que previamente usó esos activos fragmentados en la producción. En ese caso, esos flujos pueden figurar como recibidos por la industria de tratamiento de residuos (celda N) o enviados directamente a un vertedero controlado (celda O). Si no es posible esta clasificación de flujos en la columna de acumulación, entonces se debe hacer dos registros adicionales en la segunda columna: uno se haría en la celda N, para registrar el uso implícito del activo fragmentado por la industria fragmentadora, y otro en la celda I, para reflejar la generación de residuos por la industria fragmentadora, recogidos posteriormente por la industria de tratamiento de residuos o enviados a vertederos controlados. Se requieren dos partidas para mantener el equilibrio de los flujos en la industria que fragmenta el activo producido.

3.113 En la práctica puede haber dificultades para atribuir la fragmentación o demolición de activos producidos a su usuario anterior pues, sobre todo edificios, pueden venderse inmediatamente antes de la demolición o fragmentación. En consecuencia, en el momento del hecho que genera los residuos, una industria diferente puede ser la propietaria y “usuaria” del activo producido. En lo posible, los residuos deben atribuirse a la industria que más recientemente usó el activo producido como insumo de capital para un proceso productivo.

3.3 Principios para la contabilidad de los flujos físicos

3.3.1 Introducción

3.114 La aplicación del amplio marco contable descrito en la sección 3.2 a los flujos físicos requiere adoptar un conjunto de convenciones y principios contables. Algunos de ellos fueron explicados en el capítulo II, incluido el principio de contabilidad por partida doble, las unidades de medida y las definiciones de unidades económicas e industrias.

3.115 Esta sección presenta algunos principios aplicables a la contabilidad de flujos físicos, en concreto el registro bruto y neto de esos flujos, el tratamiento de los flujos internacionales de bienes y el tratamiento de los bienes para procesamiento.

3.3.2 Registro bruto y neto de los flujos físicos

3.116 El COU-F presentado en la sección 3.2 registra todos los flujos entre el ambiente y la economía, entre diferentes unidades económicas y, donde sea aplicable, los flujos al interior de las unidades económicas. En el SCAE, a este registro de flujos se denomina registro bruto. La ventaja fundamental del registro bruto es que permite realizar una reconciliación completa de todos los flujos a todos los niveles del cuadro de oferta y utilización; por ejemplo, por industrias y por productos.

3.117 Sin embargo, el registro de todos estos flujos puede ocultar algunas relaciones fundamentales; de ahí que, para fines analíticos, se han desarrollado consolidaciones y agregaciones alternativas. Estas, a menudo, se conocen como registros netos, aunque la naturaleza de las consolidaciones y agregaciones varía y, por consiguiente, no existe una aplicación única de registro neto.

3.118 Se aclara que los términos “bruto” y “neto” se emplean en un amplio rango de situaciones contables. En el SCN el término “neto” se usa para indicar que un agregado contable ha sido ajustado por consumo de capital fijo (depreciación). En otros casos, la expresión se usa simplemente para expresar la diferencia entre dos partidas contables. Los términos “bruto” y “neto” también se emplean para describir agregados que tienen ámbitos de medición parecidos pero no idénticos.

3.119 Una de las áreas en que es común aplicar registros brutos y netos es la de la energía. Las cuentas de energía compiladas en términos brutos registran todos los flujos de energía entre unidades económicas; algunos son flujos de productos energéticos hacia productores de energía (por ejemplo, flujos de carbón para productores de electricidad), mientras otros son flujos hacia un usuario final (por ejemplo, los flujos de electricidad hacia los hogares). Las cuentas netas de energía excluyen las utilizaciones no consuntivas de energía que representan la transformación de uno en otro producto energético y en consecuencia permiten enfocarse en el uso final de la energía.

3.120 En general, las expresiones “bruto” y “neto” exigen cuidado en su uso e interpretación y deben buscarse y proveerse definiciones claras de lo que se incluye y de lo que se excluye.

3.3.3 Tratamiento de los flujos internacionales

3.121 El tratamiento de los flujos físicos dirigidos al resto del mundo y los provenientes de él necesita una cuidadosa articulación. El principio subyacente en el SCAE consiste en que los flujos se atribuyen al país de residencia de la unidad productora o consumidora. Esto difiere del principio territorial de registro aplicado en varios marcos estadísticos. El principio territorial atribuye los flujos al país en que se encuentra la unidad productora o consumidora en el momento en que ocurren.

3.122 Según el SCN y el Manual de balanza de pagos y posición de inversión internacional, 6a. ed. (BPM6) (Fondo Monetario Internacional, 2009), la residencia de una unidad institucional está determinada por el territorio económico con el que tiene la relación predominante18. En la mayoría de los casos, los conceptos de territorio y residencia están estrechamente relacionados; pero existen importantes actividades, en particular el transporte internacional, que es preciso considerar individualmente para decidir el tratamiento más adecuado. Esta subsección analiza el transporte internacional, la actividad turística y los insumos de recursos naturales.

Transporte internacional

3.123 El registro apropiado de las actividades de transporte internacional es importante, sobre todo para la información sobre el uso de la energía y las emisiones conexas. Atribuir apropiada y consistentemente a determinados países los flujos físicos relacionados con el transporte internacional es un componente importante del SCAE.

3.124 Para asegurar consistencia con otras partes de las cuentas, el tratamiento se centra en la residencia del operador del equipo de transporte. Por lo general, esta será el lugar de la sede de la empresa de transporte. Por lo tanto—cualesquiera que sea la distancia recorrida, el número de lugares en que se opere, si el servicio se presta a no residentes o entre dos lugares que no se encuentran en el país de residencia—todos los ingresos, insumos (incluido el combustible, cualquiera que sea el lugar en que se lo adquiera) y las emisiones, se atribuyen al país de residencia del operador.

3.125 Una vez determinada la residencia de la empresa operadora del equipo de transporte internacional aplicando los principios uniformes del SCN y del MBP, la contabilización se efectúa en la forma ilustrada en los ejemplos siguientes:

  • a) Un buque cuyo operador es residente del país A transporta bienes del país B al país C, y se reaprovisiona de combustible en el país C antes de regresar a su país de origen. En este caso, las compras de combustibles se atribuyen al país A (como importaciones de combustible del país A y exportaciones de combustible del país C). Los pagos por servicios de transporte efectuados por el país C son exportaciones de servicios del país A. Todas las emisiones del buque se atribuyen al país A;

  • b) Un avión de pasajeros operado por un residente del país X transporta a personas del país X al país Y y vuelve al país X. Los pasajeros provienen de los países X, Y y Z. En este caso, cualquier compra de combustible se atribuye al país X y se registra como importación si se ha adquirido en el país Y. Los pagos hechos por los pasajeros se registran como exportaciones de servicios del país X si los pasajeros son residentes de los países Y o Z. Todas las emisiones de la aeronave se atribuyen al país X.

3.126 Especial atención requiere el aprovisionamiento de combustible, principalmente de embarcaciones y aeronaves. Puede haberse suscrito acuerdos especiales por medio de los cuales una unidad residente en un país almacena combustible en otro, conservando sin embargo la propiedad de ese combustible. De acuerdo con los principios del SCN y del MBP, el factor primordial es la propiedad del combustible y no el lugar en que se encuentra. Por lo tanto, si el país A establece un depósito en el país B y transporta combustible a ese país para reaprovisionar un buque operado por aquél, se considera que el combustible sigue perteneciendo al país A y no se registra ninguna exportación de combustible en el país B. Así, el combustible almacenado en el país B no se atribuye necesariamente en su totalidad a este país. Es probable que este criterio difiera de los métodos de registro usados para las estadísticas del comercio internacional; y esto puede requerir ajustes en los datos de origen para alinearlos a esta forma de registro.

Actividades turísticas

3.127 El registro de las actividades turísticas es consistente con el de las actividades de transporte internacional, en las que el concepto de residencia es central. Son turistas todas las personas que viajan fuera de su país de residencia, incluidos los estudiantes por corto plazo (es decir, los que estudian en el extranjero durante menos de 12 meses), las personas que se desplazan por razones médicas y las que viajan por negocios o por placer. Las actividades de consumo del turista que viaja al extranjero se atribuyen al país de residencia del turista y no al lugar en que se encuentra en el momento del consumo. De este modo, las compras hechas por el turista en otros países se registran como exportaciones del país visitado e importaciones del país de residencia del turista.

3.128 Los residuos sólidos generados por turistas generalmente se atribuirán a las empresas locales (por ejemplo, hoteles y restaurantes). Las emisiones generadas por el transporte local usado por los turistas en un país extranjero (por ejemplo, taxis y autobuses) se atribuyen a la empresa local de transporte y, como se señaló en relación con el transporte internacional, las emisiones de aeronaves y otros medios de transporte de larga distancia se atribuyen al país de residencia de la empresa operadora. En ningún caso las emisiones se atribuyen al turista.

3.129 Las emisiones de automóviles también se atribuyen al país de residencia del operador (en este caso, el conductor del automóvil), sea que pertenezca al conductor o sea contratado a una empresa arrendadora del vehículo.

Insumos de recursos naturales

3.130 Los insumos de recursos naturales son insumos físicos que la economía recibe de los recursos naturales. Provienen del stock de recursos naturales que comprende minerales y energía, recursos del suelo, recursos madereros naturales, recursos acuáticos naturales, otros recursos biológicos naturales y los recursos de agua, que se consideran pertenecientes a residentes del país en que se encuentran. Por convención, los recursos naturales que pertenecen legalmente a no residentes se consideran de propiedad de unidades residentes y el propietario no residente se considera propietario financiero de esa unidad residente. En consecuencia, en general, la extracción de insumos de recursos naturales debe ocurrir dentro del territorio económico de un país, a cargo de unidades económicas residentes en él.

3.131 Cuando se realizan extracciones ilegales—por ejemplo, cuando en forma ilegal no residentes extraen recursos madereros—la disminución de los recursos del país debe registrarse en la cuenta de activos (véase el cap. V) como parte de las extracciones de recursos naturales. Sin embargo, en el COU-F el correspondiente insumo de recursos naturales debe figurar únicamente en las cuentas del país en que reside el autor de la extracción ilegal. No corresponde registrar ninguna exportación.

3.132 La principal excepción a este tratamiento se da con respecto a los recursos naturales acuáticos. Según las convenciones contables, la extracción de estos recursos se atribuye a la residencia de quien opera la embarcación que efectúa la extracción, y no según la ubicación de los recursos. De este modo, la cantidad de insumos de recursos naturales que debe registrarse para un país, equivale a la cantidad de recursos acuáticos capturados por buques operados por sus residentes, sin importar dónde fueron capturados. La extracción de recursos naturales acuáticos por parte de embarcaciones operadas por no residentes en aguas nacionales no se registra, así como no se registra exportaciones. En las cuentas del país al que está vinculado el operador no residente debe haber asientos para insumos de recursos naturales para los recursos acuáticos capturados en aguas no nacionales, pero de estas capturas no deben efectuarse deducciones de recursos acuáticos nacionales en las cuentas de activos.

3.3.4 Tratamiento de los bienes para procesamiento

3.133 Es cada vez más frecuente enviar bienes de un país a otro para su procesamiento antes de que: a) se los devuelva al país de origen; b) se los venda en el de procesamiento; o c) se envíen a otros países. Cuando los bienes no procesados se venden a un procesador en un segundo país, no se plantean problemas de registro. En cambio, cuando el procesamiento se efectúa sobre la base de un pago por el servicio sin cambio de propiedad de los bienes (es decir, la propiedad permanece en el país de origen), probablemente los flujos financieros no tengan relación directa con los flujos físicos de los bienes procesados.

3.134 En las cuentas expresadas en unidades monetarias la empresa procesadora de los bienes no asume ningún riesgo respecto de una eventual comercialización de los productos, y el valor de la producción del procesador es el pago acordado por el procesamiento. Ese pago se registra como exportación de un servicio al primer país. Una consecuencia de este tratamiento es que para la empresa que elabora los bienes por cuenta de otra unidad, el régimen de registro de los insumos es muy distinto del que se aplica a los insumos cuando la empresa fabrica bienes similares por cuenta propia.

3.135 La producción de derivados del petróleo ofrece un ejemplo sencillo. Una empresa que refina petróleo crudo por su cuenta realiza consumo intermedio de petróleo crudo y otros insumos y obtiene productos refinados de petróleo. Una empresa que refina petróleo crudo por cuenta de otra tiene, en términos físicos, insumos similares y utiliza los mismos activos producidos; pero sus cuentas no registran consumo intermedio de petróleo crudo, ni la producción de derivados de petróleo. Solo registra una producción igual al pago recibido por el procesamiento.

3.136 Es probable que para cantidades similares de petróleo crudo procesado, las estimaciones del valor agregado y otros insumos (como mano de obra y activos producidos) sean comparables. Sin embargo, al registrar solo el pago por el procesamiento y no el valor total de los bienes elaborados, cambia la naturaleza de la relación oferta-utilización agregada.

3.137 Este método, aunque guarda conformidad con el del SCN y provee el registro más adecuado de flujos monetarios, no describe los flujos físicos de bienes. En consecuencia, en los cuadros de oferta y utilización en unidades físicas se recomienda un tratamiento diferente de los bienes para procesamiento. Este implica registrar los flujos físicos de bienes al entrar en el país de la unidad procesadora y al salir de ese país. Este tratamiento de los flujos físicos permite una conciliación más clara de todos los flujos físicos de la economía y además ofrece un vínculo físico para registrar los efectos ambientales de la actividad de procesamiento en el país en que se lo realiza incluyendo las emisiones al aire, por ejemplo. Iguales consideraciones se aplican a flujos de bienes destinados a su reparación y venta.

3.138 Por lo general, las estadísticas de comercio internacional proporcionan información sobre flujos físicos de bienes entre países. Sin embargo, es necesario identificar los flujos de bienes cuya propiedad no se transfiere y aplicar un tratamiento diferente en términos monetarios comparado con el del comercio internacional.

3.139 Según los productos y las industrias que sean de interés, se puede requerir partidas de reconciliación, si se va a compilar cuentas combinadas en unidades físicas y monetarias.

3.4 Cuentas de los flujos de energía en unidades físicas

3.4.1 Introducción

3.140 Las cuentas de flujos de energía registran los flujos de energía en unidades físicas, desde la extracción o captación iniciales de los recursos de energía del ambiente hacia la economía; los flujos de energía dentro de la economía en forma de oferta y utilización por industrias y hogares; y, finalmente, los flujos de energía que retornan al ambiente.

3.141 La compilación de cuentas de flujos de energía permite un monitoreo sistemático de la oferta y utilización de energía según su tipo. Combinadas con información en unidades monetarias, estas cuentas permiten calcular indicadores de intensidad, eficiencia y productividad de la energía.

3.142 Las cuentas de flujos de energía constituyen un subsistema del marco general de flujos físicos. Los datos para esas cuentas se compilan convirtiendo medidas físicas de masa y volumen como la tonelada, el litro o el metro cúbico, en una unidad común representativa del contenido neto de energía en términos caloríficos. Las Recomendaciones Internacionales sobre las Estadísticas Energéticas (RIEE) sugieren emplear el joule como unidad de medida común19.

3.4.2 Ámbito y definición de los flujos de energía

3.143 Los flujos de energía son a) flujos de energía procedentes de insumos naturales; b) flujos de productos de la energía; y c) residuos de energía. No se incluyen los flujos de emisiones al aire ni los de residuos sólidos generados en la producción y utilización de la energía, pero sí todos los tipos de residuos utilizados como insumos en la producción de energía.

3.144 La energía procedente de insumos naturales abarca los flujos de energía resultantes de su captación en el ambiente por cuenta de unidades económicas residentes. Estos flujos incluyen la energía procedente de recursos minerales y energéticos (por ejemplo, el petróleo, el gas natural, el carbón, la turba o el uranio), recursos madereros naturales e insumos de fuentes renovables de energía (por ejemplo, eólica, solar, hidráulica o geotérmica).

3.145 La energía procedente de biomasa cultivada, incluso la de recursos madereros cultivados, se trata como producida dentro de la economía y, por consiguiente, se registra en primer lugar como el flujo de un producto de la energía. Sin embargo, para asegurar en el COU-F el equilibrio total de los flujos de energía, se registra un saldo equivalente a los productos de energía obtenidos de biomasa cultivada, como un componente de la energía procedente de insumos naturales, tanto en los cuadros de oferta como en los de utilización.

3.146 Los productos energéticos son los usados (o que pueden usarse) como fuentes de energía. Comprenden a) los combustibles producidos o generados por una unidad económica (incluso por los hogares) y usados (o que podrían usarse) como fuentes de energía; b) la electricidad generada por una unidad económica (incluso por los hogares); y c) el calor generado y vendido a terceros por una unidad económica20. Los productos energéticos incluyen la biomasa y los residuos sólidos quemados para generar electricidad o calor21. Algunos productos energéticos pueden usarse para fines no energéticos.

3.147 Es posible distinguir entre productos energéticos primarios y secundarios. Los primarios se producen directamente mediante la extracción o captación de recursos energéticos del ambiente. Los productos energéticos secundarios resultan de la transformación de productos energéticos primarios, u otros secundarios, en otros tipos de productos energéticos. Son ejemplos los productos derivados del petróleo crudo, el carbón obtenido de la madera y la electricidad generada con fueloil.

3.148 El calor y la electricidad pueden ser productos primarios o secundarios, según su proceso de producción. Por ejemplo, si el calor se capta directamente del ambiente mediante paneles solares, se considera un producto energético primario; se considera secundario cuando se produce a partir de otros productos energéticos como el carbón o el petróleo.

3.149 Por lo general, los flujos físicos y monetarios de productos energéticos deben clasificarse según la Clasificación Internacional Uniforme de Productos de Energía (SIEC), presentada en las RIEE. Con frecuencia, los flujos monetarios se clasificarán empleando la CPC. Dado que no existe correspondencia de uno a uno entre la SIEC y las categorías de la CPC, se requiere una correspondencia entre ambas clasificaciones para el análisis detallado de conjuntos de datos físicos y monetarios combinados.

3.150 Los residuos energéticos en términos físicos comprenden diversos componentes. Se presta atención especial a las pérdidas de energía definidas según las indicaciones generales que se reportan en la sección 3.2. Son ejemplos particulares de pérdidas de energía las producidas por quemas y fugas de gas natural y las verificadas durante la transformación al producir productos energéticos primarios a partir de la energía de insumos naturales, y producir productos energéticos secundarios. Las pérdidas de energía en la distribución pueden resultar de la evaporación y fuga de combustibles líquidos, pérdidas de calor durante el transporte de vapor o pérdidas durante la distribución de gas, transmisión de electricidad o transporte por tuberías. Los residuos de la energía también incluyen el calor generado cuando los usuarios finales (hogares y empresas) usan productos energéticos con propósitos energéticos (por ejemplo, electricidad).

3.151 Para un equilibrio completo en los COU-F de energía es necesario registrar otros dos flujos de residuos. El primero resulta de la energía contenida en productos energéticos utilizados con fines diferentes, lo que se registra como flujos de residuos que salen del sistema energético. Estos fines incluyen el uso de productos energéticos para la fabricación de productos de otro tipo (por ejemplo, el producto energético nafta utilizado para en la fabricación del plástico, un producto no energético), y la utilización directa de productos energéticos para otros fines (como lubricantes, por ejemplo). El segundo resulta de la generación de energía mediante la incineración de residuos sólidos. La energía contenida en los residuos sólidos se registra como un flujo de residuos que entra en el sistema energético antes de convertirse en un producto energético. Ninguno de estos flujos de residuos se considera residuos de energía.

3.4.3 Cuadros de oferta y utilización de energía en unidades físicas

3.152 Los cuadros de oferta y utilización de energía registran en unidades físicas los flujos de energía procedentes de insumos naturales, productos energéticos, residuos de la energía y otros flujos de residuos. Se basan en el principio de que la oferta total de cada flujo equivale a su utilización total (es decir, la oferta total de productos energéticos es igual a la utilización total de esos productos).

3.153 El cuadro 3.5 representa el cuadro de oferta y utilización de energía en unidades físicas del SCAE. Este cuadro describe los flujos de todas las formas de energía de insumos naturales y productos energéticos, incluidos los que han sido transformados en otros productos energéticos. Por lo tanto, el contenido de energía de algunos productos se cuenta más de una vez. El carbón, por ejemplo, se utiliza como insumo en el proceso de transformación para obtener electricidad y calor, y las cuentas registran el contenido de energía del carbón, así como el contenido energético del calor y la electricidad resultantes.

Cuadro 3.5Cuadro de oferta y utilización de energía en unidades físicas (joules: unidades caloríficas netas)
Cuadro de oferta de energía
Producción (incluye la producción por cuenta propia de los hogares), generación de residuosFlujos del resto del mundo
Agricultura, silvicultura y pescaMinas y canterasManufacturasSuministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionadoTransporte y almacenamientoOtras industriasHogaresAcumulaciónImportacionesFlujos del ambienteOferta total
CIIU 01CIIU 02CIIU 03CIIU 04CIIU 08
Energía de insumos naturales
Insumos de recursos naturales
Recursos minerales y energéticos1 161,01 161,0
Recursos madereros5,05,0
Insumos de energía de fuentes renovables
Solar20,020,0
Hidráulica100,0100,0
Eólica4,04,0
De mareomotriz
Geotérmica
Otras fuentes de calor y electricidad
Otros insumos naturales
Insumos de energía de biomasa cultivada2,02,0
Total de energía de insumos naturales1 292,01 292,0
Productos energéticos
Producción de productos energéticos, por categorías de la SIEC
Carbón225,0225,0
Turba y productos de la turba
Esquisto bituminoso y arenas bituminosas
Gas natural (extraído)395,0395,0
Gas natural (distribuido)369,1369,1
Petróleo (por ejemplo, petróleo crudo convencional)721,0721,0
Petróleo (productos derivados)347,0930,01 277,0
Biocombustibles5,30,21,57,0
Residuos39,054,516,9110,4
Nota: Las celdas en gris oscuro tienen valor nulo por definición.
Cuadro de oferta de energía
Producción (incluye la producción por cuenta propia de los hogares), generación de residuosFlujos del resto del mundo
Agricultura, silvicultura y pescaMinas y canterasManufacturasSuministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionadoTransporte y almacenamientoOtras industriasHogaresAcumulaciónImportacionesFlujos del ambienteOferta total
CIIU 01CIIU 02CIIU 03CIIU 04CIIU 08
Electricidad212,022,0234,0
Calor78,578,5
Combustible nuclear y otros combustibles n.c.p.
Total productos energéticos44,31 116,0401,7661,11 193,93 417,0
Residuos de la energía
Pérdidas en la extracción45,045,0
Pérdidas en la distribución12,012,0
Pérdidas en el almacenamiento6,06,0
Pérdidas en la transformación7,0204,4211,4
Otros residuos de energía50,33,2418,790,6632,096,0240,01 530,8
Total de residuos de energía50,348,2431,7307,0632,096,0240,01 805,2
Otros flujos de residuos
Residuos de uso final para fines no energéticos51,051,0
Energía procedente de residuos sólidos93,593,5
Total oferta94,61 164,2884,4968,1632,096,0240,093,51 193,91 292,06 658,7
Nota: Las celdas en gris oscuro tienen valor nulo por definición.
Cuadro de utilización de energía
Consumo intermedio, uso de recursos energéticos, recepción de pérdidas de energíaConsumo finalFlujos al resto del mundo
Agricultura, silvicultura y pescaMinas y canterasManufacturasSuministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionadoTransporte y almacenamientoOtras industriasHogaresAcumulaciónExportacionesFlujos al ambienteUtilización total
CIIU 01CIIU 02CIIU 03CIIU 04CIIU 08
Energía de insumos naturales
Insumos de recursos naturales5,01 161,01 166,0
Insumos de energía procedente de fuentes renovables124,0124,0
Otros insumos naturales0,30,21,52,0
Total de energía de insumos natales5,31 161,00,2225,51 292,0
Productos energéticos
Transformación de productos energéticos, por categorías de la SIEC
Carbón223,0223,0
Turba y productos de la turba
Esquisto bituminoso y arenas bituminosas
Gas natural (extraído)395,0395,0
Gas natural (distribuido)87,087,0
Petróleo (por ejemplo, petróleo crudo convencional)360,0360,0
Petróleo (productos derivados)16,016,0
Biocombustibles
Residuos31,031,0
Electricidad
Calor
Combustible nuclear y otros combustibles n.c.p.
Total de productos energéticos360,0752,01 112,0
Utilización final de productos energéticos, por categorías de la SIEC
Carbón2,00,117,01,0−21,01,91,0
Turba y productos de la turba
Esquisto bituminoso y arenas bituminosas
Nota: Las celdas en gris oscuro tienen valor nulo por definición.
Cuadro de utilización de energía
Consumo intermedio, uso de recursos energéticos, recepción de pérdidas de energíaConsumo finalFlujos al resto del mundo
Agricultura, silvicultura y pescaMinas y canterasManufacturasSuministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionadoTransporte y almacenamientoOtras industriasHogaresAcumulaciónExportacionesFlujos al ambienteUtilización total
CIIU 01CIIU 02CIIU 03CIIU 04CIIU 08
Gas natural (extraído)
Gas natural (distribuido)2,039,00,112,026,02,0201,0282,1
Petróleo (por ejemplo, petróleo crudo convencional)361,0361,0
Petróleo (productos derivados)34,02,0326,0621,049,0102,0−3,080,01 211,0
Biocombustibles0,30,21,55,07,0
Residuos3,00,14,037,01,033,00,31,079,4
Electricidad7,01,022,050,010,015,029,0100,0234,0
Calor2,010,52,01,019,044,078,5
Combustible nuclear y otros combustibles n.c.p.0,0
Total de utilización final con fines energéticos50,33,2418,790,6632,096,0240,0−21,7744,92 254,0
Utilización final de productos energéticos con fines no energéticos51,051,0
Residuos de la energía
Pérdidas en la extracción45,045,0
Pérdidas en la distribución12,012,0
Pérdidas en el almacenamiento6,06,0
Pérdidas en la transformación211,4211,4
Otros residuos de energía1 530,81 530,8
Total de residuos de energía1 805,21 805,2
Otros flujos de residuos
Residuos de uso final para fines no energéticos51,051,0
Energía procedente de residuos sólidos39,054,593,5
Utilización total94,61 164,2884,4968,1632,096,0240,029,3744,91 805,26 658,7
Nota: Las celdas en gris oscuro tienen valor nulo por definición.
Nota: Las celdas en gris oscuro tienen valor nulo por definición.

3.154 Las columnas del cuadro de oferta y utilización de energía siguen la estructura del COU-F expuesto en el cuadro 3.1. El detalle de las industrias destaca las que habitualmente cumplen una función más importante en la producción o en la utilización de la energía, pero no hay restricciones sobre el nivel de detalle que pueda incorporarse. La columna de acumulación registra las variaciones de existencias de los productos energéticos que pueden almacenarse, como carbón, petróleo o gas natural.

Componentes fundamentales de los COU-F para energía

3.155 Los componentes fundamentales del COU-F para energía incluyen a) la oferta y utilización de energía procedente de insumos naturales; b) la oferta de productos energéticos, incluidos los producidos por cuenta propia; c) las importaciones y exportaciones de productos energéticos; d) la transformación y la utilización final de productos energéticos; y e) la oferta y utilización de residuos energéticos y otros flujos de residuos. Estas cinco áreas se analizan a continuación.

a) Oferta y utilización de energía procedente de insumos naturales

3.156 La primera sección del cuadro de oferta de energía y la primera sección del cuadro de utilización de energía describen los flujos de energía procedentes de insumos naturales. La estructura de estas secciones es análoga a la de las secciones de insumos naturales del COU-F general presentado en el cuadro 3.1. En el cuadro de oferta, la energía procedente de insumos naturales se presenta como si fuese ofertada por el ambiente. En el cuadro de utilización, la energía procedente de insumos naturales se presenta como si la usaran las industrias extractivas. La oferta total de cada insumo debe ser igual a su utilización total.

3.157 Los flujos de energía procedentes de insumos naturales pueden presentarse con diferente nivel de detalle, lo que dependerá de la importancia de los insumos y del interés del país por desarrollar un enfoque analítico. Para los insumos que son tipos de recursos minerales y energéticos (como el petróleo o el gas natural) se registra la totalidad del recurso extraído, con independencia del propósito final de su uso. En cambio, para los recursos madereros naturales solo se registra como energía procedente de insumos naturales la cantidad extraída destinada a leña.

3.158 En principio, los insumos de energía procedentes de fuentes renovables (energía solar, hidráulica, eólica, de olas y mareas, geotérmica, etc.) deberían reflejar la cantidad de energía que corresponde a la tecnología disponible para capturar esa energía. En la práctica, los insumos de energía procedentes de fuentes renovables se registran sobre la base de la cantidad de calor y electricidad producida mediante la tecnología aplicada. Por lo tanto, en la práctica, las pérdidas de energía producidas en la captación de energía de fuentes renovables no se incluyen en el COU-F. La energía resultante de proyectos hidroeléctricos se registra sobre la base de la energía generada.

3.159 Para los insumos que son tipos de fuentes de recursos minerales o energéticos, las pérdidas de energía durante la extracción se incluyen en la cantidad total de recursos extraídos del ambiente, conforme al tratamiento general de residuos y pérdidas de recursos naturales. Los registros de pérdidas durante la extracción también deben hacerse en la parte inferior de los cuadros de oferta y utilización, para los residuos de energía.

b) Oferta de productos energéticos

3.160 Todos los productos energéticos ofertados por una unidad a otra, incluso entre unidades de una misma empresa, se incluyen en las cuentas de flujos, sin importar si el producto energético se vende o se permuta como parte de un trueque, o se suministra gratuitamente.

3.161 Los productos energéticos se producen principalmente por establecimientos que se clasifican en la CIIU en la sección B (Minas y canteras), sección C (Manufacturas) y sección D (Suministro de electricidad, gas y agua). Para muchos países, la principal fuente de oferta puede ser la importación de productos energéticos. Los productos energéticos se clasifican conforme a la SIEC.

3.162 Muchos establecimientos producen productos energéticos como producción secundaria así como también para su uso dentro del establecimiento (es decir, producción y utilización por cuenta propia). Cuando es posible cuantificar la producción y utilización de productos energéticos por cuenta propia dentro de un establecimiento, esos flujos deben registrarse en las cuentas como flujos de energía para uso propio22. En el cuadro 3.5, los flujos relativos a producción y utilización por cuenta propia no se indican por separado23.

3.163 Un caso especial de oferta de productos energéticos es la producción de energía a cargo de los hogares. Los hogares pueden adquirir e instalar equipos para la generación de productos energéticos (por ejemplo, paneles solares) y también obtener y usar recursos energéticos como la leña para generar productos energéticos. La energía generada es consumida por cuenta propia o vendida en el mercado (por ejemplo, en el caso de la electricidad que se vende a una red de distribución).

3.164 Según los principios generales de registro de la producción, todas las actividades deben ser atribuidas a la industria correspondiente, sea para consumo por cuenta propia o para la venta. Pueden crearse compilaciones distintas para la energía producida por los hogares para la venta y para su autoconsumo. La energía producida para consumo por cuenta propia debe registrarse como consumo final de los hogares en el cuadro de utilización.

c) Importación y exportación de productos energéticos

3.165 Las importaciones y exportaciones de productos energéticos deben registrarse cuando se produce la transferencia de propiedad con la participación de una unidad residente y otra no residente. Los productos energéticos en tránsito a través de un territorio económico por lo general no deben registrarse como importaciones y exportaciones. Sin embargo, la electricidad y el calor pueden resultar difíciles de distinguir como flujos en tránsito u otros flujos y, en la práctica, todos los flujos de electricidad y calor ingresados a un país pueden registrarse como importaciones, y los que salen de él como exportaciones. Los productos energéticos enviados al extranjero para su elaboración deben tratarse como bienes destinados a procesamiento, como se describe en la sección 3.3.4.

3.166 El uso de energía por unidades residentes en el extranjero que transportan turistas en el extranjero y las empresas que realizan actividades de transporte internacional, debe registrarse en las cuentas, sea como utilización de las industrias que obtienen el valor agregado generado por esas actividades, o como utilización de los hogares que operan el equipo de transporte. Todas las utilizaciones de energía dentro de las fronteras nacionales por parte de unidades no residentes (embarcaciones, aeronaves, camiones y turistas) deben excluirse.

d) Transformación y utilización final de productos energéticos

3.167 En el cuadro de utilización, el uso de productos energéticos se separa en dos secciones. La primera, titulada “Transformación de productos energéticos por categorías de la SIEC”, registra la transformación de unos productos energéticos en otros. Por ejemplo, puede registrarse que el sector minas y canteras produce carbón como producto energético en el cuadro de oferta, y su utilización en la generación de electricidad sería registrada como transformación de productos energéticos, como utilización de carbón por las industrias que suministran electricidad.

3.168 La segunda sección, titulada “Utilización final de productos energéticos, por categorías de la SIEC”, registra el uso de productos energéticos para la producción de bienes y servicios que no son productos energéticos. Esos bienes y servicios pueden utilizarse en consumo intermedio o en consumo final de los hogares; pueden representar variaciones de existencias de productos energéticos; o pueden destinarse a la exportación. La utilización final de los productos energéticos se muestra en dos partes: utilización con fines energéticos y utilización con otros fines. La utilización de productos energéticos con otros fines comprende, por ejemplo, la utilización de productos derivados de petróleo como lubricantes o en la fabricación de plásticos. El cuadro 3.5, si bien solo indica la utilización de productos energéticos con fines energéticos, por tipo de producto energético, también podría indicar utilizaciones finales con otros fines no energéticos.

3.169 En total, el consumo intermedio comprende la utilización de todos los productos energéticos por las industrias como insumos en procesos de producción, cualquiera que sea la naturaleza de ese proceso; es decir, con independencia de que el producto energético se convierta en otro producto energético para su ulterior empleo en la economía (su transformación) o que se trate de un proceso que en última instancia utiliza el contenido energético del producto de modo que hace imposible otro uso de la energía (utilización final), en algunos casos incorporando el producto energético en un producto no energético.

3.170 Las industrias pueden almacenar algunos productos energéticos para su posterior transformación o utilización final. Los cambios netos de las cantidades almacenadas se consideran variaciones de existencias y se registran en la columna de acumulación según el producto energético pertinente. También las exportaciones de productos energéticos se registran como parte de la utilización final.

3.171 El consumo final se refiere al consumo de los hogares, de productos energéticos adquiridos u obtenidos de proveedores de energía. Todo consumo final refleja el uso final de la energía e incluye los productos energéticos producidos por los hogares, como la energía producida por leña recogida por los hogares y la electricidad generada en molinos de viento para uso propio.

3.172 El concepto de consumo final de energía del SCAE se diferencia del concepto de consumo final empleado en los balances de energía según las definiciones de las RIEE. En los balances de energía el consumo final se refiere a la utilización final total de energía por las industrias y los hogares (con exclusión de las variaciones de existencias y las exportaciones). Por lo tanto, es una medición más amplia que la del consumo final del SCAE, que solo se refiere a la utilización final de los hogares.

e) Residuos de energía y otros flujos de residuos

3.173 Las partes inferiores de los cuadros de oferta y utilización registran partidas referentes a los residuos de energía y otros flujos de residuos. Se describen diferentes tipos de residuos de energía: pérdidas en la extracción, en la distribución, en la transformación y en el almacenamiento, y otros residuos de energía (incluidos los residuos de la utilización final con fines energéticos). Los diferentes residuos de energía se registran en el cuadro de oferta como suministrados por diversas industrias y por los hogares, y en el cuadro de utilización como recibidos por el ambiente.

3.174 Las pérdidas de productos energéticos se registran como parte del consumo intermedio del productor cuando ocurren antes del cambio de propiedad del productor al usuario. Sin embargo, las pérdidas de productos energéticos ocurridas después de la entrega del productor al usuario (por ejemplo, en el almacenamiento) deben registrarse como parte del consumo intermedio o final del usuario.

3.175 Para los otros flujos de residuos, la energía incorporada en productos energéticos utilizados con fines no energéticos se registra como suministrada por diversas industrias y los hogares y, por convención, se la contabiliza como si fuese retenida en la economía, como un incremento de la acumulación, en la columna de utilización. Por convención, la energía procedente de residuos sólidos se considera suministrada dentro de la economía, en la columna “acumulación”, y se la registra un asiento compensatorio positivo en el cuadro de utilización, en las columnas correspondientes a las industrias que incineran los residuos sólidos.

3.4.4 Estadísticas, cuentas y balances de energía

3.176 Las estadísticas, las cuentas y los balances de energía proporcionan información sobre la oferta y la utilización de energía. Las estadísticas son el resultado de la obtención y compilación de datos sobre producción, importación, exportación y utilización interna de productos energéticos basadas en encuestas especiales y en estadísticas empresariales y de comercio internacional. Los balances de energía reorganizan estas estadísticas básicas confrontándolas y consolidando la oferta y la utilización, y destacando la transformación de la energía dentro de la economía. Del mismo modo, las cuentas de la energía, que usan principalmente las definiciones y clasificaciones de las cuentas nacionales, pueden considerarse una reorganización y ampliación de las estadísticas de energía. Ambos, los balances y las cuentas de energía, aplican el principio de equilibrio entre oferta y utilización; sin embargo, en los dos sistemas la oferta y la utilización se definen de formas distintas.

3.177 A diferencia de las cuentas de energía, normalmente los balances solo incluyen datos físicos de energía. Como uno de los principales objetivos de las cuentas de energía consiste en vincular datos físicos y monetarios en forma comparable, esto conduce a distintas definiciones y diferentes formas de organizar los datos sobre energía en término físicos, de modo que concuerden con los datos monetarios de las cuentas nacionales.

3.178 Una diferencia fundamental entre los balances de energía y las cuentas de energía radica en la forma en que se clasifican las actividades y en el tratamiento de varias actividades dentro de las fronteras nacionales. Las cuentas de energía aplican el concepto de residencia para establecer si determinado flujo de energía debe incluirse, por ejemplo, como importación; y si corresponde incluirlo como parte de la utilización de energía. En los balances de energía la frontera se ajusta al principio territorial de registro.

3.179 Uno de los métodos para reconciliar los agregados derivados de cuentas de energía y de balances de energía consiste en compilar cuadros puente. Estos cuadros muestran los ajustes requeridos en las cuentas de energía o en los balances de la energía, dadas las diferencias conceptuales de sus enfoques. El SCAE-Energía incluye una descripción completa de la relación entre cuentas de energía y balances de energía, y los correspondientes cuadros puente.

3.4.5 Principales agregados para la energía

3.180 La contabilidad de los flujos de energía proporciona un marco para la evaluación de la generación y el consumo de energía y de temas relacionados con la utilización de recursos y las emisiones al aire. En el SCAE se definen dos agregados referentes a la energía apropiados para abordar problemas analíticos y de política. También pueden compilarse otros agregados e indicadores empleando datos del COU-F de energía, en función de los elementos incluidos, según los intereses analíticos y de política.

3.181 El insumo bruto de energía representa el total de energía captada del ambiente, de los productos energéticos importados y la procedente de residuos de la economía (por ejemplo, mediante la incineración de residuos sólidos). Por lo tanto, pueden servir como indicador de las presiones sobre el ambiente (o del ambiente de otros países) por proveer de energía a la economía. En términos de los registros del COU-F de energía, el insumo bruto de energía es igual a la energía procedente de insumos naturales más las importaciones de productos energéticos más la energía obtenida de residuos. Para fines analíticos puede resultar útil desagregar la energía procedente de insumos naturales en energía obtenida de recursos naturales, de fuentes renovables y de biomasa cultivada, ya que cada uno de estos tipos de insumos naturales corresponde a diferentes presiones sobre el ambiente.

3.182 El segundo agregado importante es el uso interno neto de energía. El uso interno neto de energía representa la cantidad neta de energía utilizada en un país para actividades de producción y consumo, y puede emplearse para evaluar tendencias del consumo de energía por unidades residentes. El uso interno neto de energía se define como la utilización final de productos energéticos (incluidas las variaciones de existencias de productos energéticos) menos la exportación de productos energéticos más todas las pérdidas de energía (en la extracción, transformación, almacenamiento y distribución). Se considera una medida “neta” pues para productos energéticos transformados en otros productos energéticos se incluyen solo las pérdidas en la transformación, y no el insumo total de productos energéticos en el proceso de transformación. Los análisis separados de los elementos que componen el uso interno neto de energía (por ejemplo, la utilización final total de productos energéticos menos las exportaciones, y las pérdidas totales de energía) también pueden proporcionar información importante sobre la utilización de energía.

3.183 Para el total de la economía el insumo bruto de energía y el uso interno neto de energía solo se diferencian por la cantidad de productos energéticos exportados. Los dos agregados también pueden compilarse para industrias individuales y para los hogares, usando las mismas definiciones aplicadas al total de la economía pero enfocándose en las columnas relevantes del COU-F. Estos y otros agregados e indicadores pueden vincularse con datos de las cuentas económicas expresadas en unidades físicas y monetarias para derivar indicadores de intensidad y productividad del uso de energía.

3.5 Cuentas de los flujos de agua en unidades físicas

3.5.1 Introducción

3.184 Las cuentas de flujos de agua describen dichos flujos en unidades físicas, desde la extracción inicial de recursos de agua del ambiente hacia la economía, los flujos de agua dentro de la economía en forma de oferta y utilizaciones de las industrias y de los hogares y, por último, los flujos de agua que retornan al ambiente. Esta sección describe un COU-F completo para flujos de agua, haciendo notar que pueden compilarse por separado determinados componentes del COU-F. También son relevantes las cuentas relacionadas sobre emisiones al agua (sección 3.6) y las cuentas de activos de recursos de agua (sección 5.11).

3.185 Para propósitos de gestión de recursos hídricos puede ser conveniente compilar datos para una cuenca fluvial u otra zona hidrológica relevante. Debe señalarse, sin embargo, que aunque se disponga de datos físicos para esas zonas geográficas, por lo general los datos económicos correspondientes solo estarán disponibles para regiones administrativas; por lo tanto, esas dos fronteras geográficas pueden no concordar.

3.5.2 Ámbito de los flujos de agua

3.186 El agua se encuentra en movimiento permanente. La radiación solar y la gravedad mantienen el agua moviéndose desde la tierra y los océanos hacia la atmósfera en forma de vapor de agua (evaporación y transpiración) y retornando en forma de precipitaciones. El SCAE se centra en los sistemas de aguas interiores, estableciendo la posibilidad de incluir el agua de los mares o los océanos extraída para la producción y el consumo (por ejemplo, el agua para desalinización o enfriamiento).

3.187 El sistema de aguas interiores comprende aguas superficiales (ríos, lagos, reservorios artificiales, nieve, hielo y glaciares), aguas subterráneas y aguas del suelo que se encuentran en el territorio de referencia. Todos los flujos que forman parte del sistema de aguas interiores se registran en las cuentas de activos de recursos hídricos, incluidos los que se dirigen a, o provienen de, mares u océanos accesibles. El COU-F registra la extracción de agua del sistema de aguas interiores, de los mares y de los océanos realizada por unidades económicas; la distribución y utilización por las diversas unidades económicas; y los retornos de agua al sistema de aguas interiores, a los mares y océanos. Flujos como la evaporación de agua de lagos y reservorios artificiales y entre cuerpos de agua se consideran flujos dentro del ambiente y se registran en la cuenta de activos en la forma indicada en el capítulo V.

3.188 Las emisiones al agua (por ejemplo, la contaminación) se registran en un COU-F separado, que se describe en la sección 3.6. El más amplio problema de los efectos de las actividades económicas en la calidad del agua, exige una evaluación de la calidad del stock del recurso hídrico. Las cuentas de calidad del agua se analizan con más detalle en el SCAE-Agua (Naciones Unidas, 2012 b).

3.5.3 Cuadro de oferta y utilización de agua en unidades físicas

3.189 Los cuadros de oferta y utilización expresados en unidades físicas pueden compilarse en varios niveles de detalle, en función del objetivo de política o de análisis, y de la disponibilidad de datos. Una versión básica del cuadro de oferta y utilización físico de oferta y utilización de agua contiene datos sobre la oferta y utilización de agua y presenta una visión general de los flujos de agua. El COU-F de agua se divide en cinco secciones que organizan la información sobre a) extracción de agua del ambiente; b) distribución y uso del agua extraída en empresas y hogares; c) flujos de agua residuales y reutilizadas (entre hogares y empresas); d) flujos de retorno de agua al ambiente; y e) evaporación, transpiración y agua incorporada en productos.

3.190 El cuadro 3.6 presenta el cuadro de oferta y utilización de agua en unidades físicas del SCAE. Las columnas del cuadro están organizadas en la misma forma que el COU-F presentado en el cuadro 3.1.

Cuadro 3.6Cuadro de oferta y utilización de agua en unidades físicas(millones de metros cúbicos)
Cuadro de oferta de agua
Extracción de agua, producción de agua, generación de flujos de retornoFlujos procedentes del resto del mundo
Agricultura, silvicultura y pescaMinas y canteras, manufacturas y construcciónSuministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionadoObtención, tratamiento y suministro de aguaAlcantarilladoOtras industriasHogaresImportacionesFlujos procedentes del ambienteOferta total
I) Fuentes de agua extraída
Recursos hídricos interiores
Aguas superficiales440,6440,6
Aguas

subterráneas
476,3476,3
Agua del suelo50,050,0
Total966,9966,9
Otras fuentes de agua
Precipitaciones101,0101,0
Agua de mar101,1101,1
Total202,1202,1
Total de suministro de agua extraída1 169,01 169,0
II) Agua extraída
Para distribución378,2378,2
Para utilización propia108,4114,6404,213,9100,12,3743,5
III) Aguas residuales y reutilizadas
Aguas residuales
Aguas residuales para tratamiento17,9117,65,61,449,1235,5427,1
Tratamiento propio
Producción de agua reutilización
Para distribución42,742,7
Para utilización propia10,010,0
Total17,9127,65,61,442,749,1235,5479,8
Nota: Las celdas en gris oscuro tienen valor nulo por definición.
Cuadro de oferta de agua
Extracción de agua, producción de agua, generación de flujos de retornoFlujos procedentes del resto del mundo
Agricultura, silvicultura y pescaMinas y canteras, manufacturas y construcciónSuministro de electricidad, gas, vapory aire acondicionadoObtención, tratamiento y suministro de aguaAlcantarilladoOtras industriasHogaresImportacionesFlujos procedentes del ambienteOferta total
IV) Flujos de retorno de agua
A recursos hídricos interiores
Aguas superficiales300,052,50,20,5353,2
Aguas subterráneas65,023,547,3175,00,54,1315,4
Aguas de la tierra
Total65,023,5300,047,3227,50,74,6668,6
A otras fuentes5,9100,0256,30,2362,4
Total flujos de retorno65,029,4400,047,3483,80,74,81 031,0
De los cuales: Pérdidas en distribución47,347,3
V) Evaporación de agua extraída, transpiración y agua incorporada en productos
Evaporación de agua extraída29,538,32,51,80,73,610,086,4
Transpiración40,21,241,4
Agua incorporada en los productos6,53,710,2
Oferta total267,5314,8812,3442,6627,355,7250,31 169,03 939,5
Nota: Las celdas en gris oscuro tienen valor nulo por definición.
Cuadro de utilización de agua
Extracción de agua, consumo intermedio, flujos de retornoConsumo finalFlujos al resto del mundo
Agricultura, silvicultura y pescaMinas y canteras, manufacturas y construcciónSuministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionadoObtención, tratamiento y suministro de aguaAlcantarilladoOtras industriasHogaresAcumulaciónExportacionesFlujos al ambienteUtilización total
I) Fuentes de agua extraída
Recursos hídricos interiores
Aguas superficiales55,379,7301,04,50,1440,6
Aguas

subterráneas
3,134,83,2432,92,3476,3
Agua del suelo50,050,0
Total108,4114,5304,2437,40,12,3966,9
Otras fuentes de agua
Precipitaciones1,0100,0101,0
Agua de mar100,01,1101,1
Total0,00,0100,02,1100,00,0202,1
Utilización total de agua extraída108,4114,5404,2439,5100,12,31 169,0
II) Agua extraída
Agua distribuida38,745,03,90,051,1239,50,0378,2
Utilización propia108,4114,6404,23,1100,12,310,8743,5
III) Aguas residuales y reutilizadas
Aguas residuales
Aguas residuales recibidas de otras unidades427,1427,1
Tratamiento propio12,040,752,7
Agua reutilizada
Distribuida para reutilización
Utilización propia
Total12,040,7427,1479,8
Nota: Las celdas en gris oscuro tienen valor nulo por definición.
Cuadro de utilización de agua
Extracción de agua, consumo intermedio, flujos de retornoConsumo finalFlujos al resto del mundo
Agricultura, silvicultura y pescaMinas y canteras, manufacturas y construcciónSuministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionadoObtención, tratamiento y suministro de aguaAlcantarilladoOtras industriasHogaresAcumulaciónExportacionesFlujos al ambienteUtilización total
IV) Flujos de retorno de agua
Retornos al ambiente
A recursos hídricos interiores668,6668,6
A otras fuentes362,4362,4
Total flujos de retorno1 031,01 031,0
V) Evaporación de agua extraída, transpiración y agua incorporada en productos
Evaporación de agua extraída86,486,4
Transpiración41,441,4
Agua incorporada en los productos10,210,2
Utilización total267,5314,8812,3442,6627,355,7250,310,21 158,83 939,5
Nota: Las celdas en gris oscuro tienen valor nulo por definición.
Nota: Las celdas en gris oscuro tienen valor nulo por definición.

3.191 El desglose de actividades económicas, clasificadas según la CIIU, distingue los siguientes grupos:

  • Divisiones 01-03 de la CIIU: Agricultura, silvicultura y pesca24

  • Divisiones 05-33 y 41 de la CIIU: Minas y canteras; industrias manufactureras; y construcción, respectivamente

  • División 35 de la CIIU: Suministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionado

  • División 36 de la CIIU: Captación, tratamiento y distribución de agua; aguas servidas, gestión de residuos y actividades de recuperación

  • División 37 de la CIIU: Alcantarillado

  • Divisiones 38, 39 y 45-99 de la CIIU: Otras actividades

3.192 Las divisiones 35, 36 y 37 de la CIIU se identifican específicamente por su importancia en el suministro y utilización de agua y la prestación de servicios relacionados. La división 35 de la CIIU comprende a los usuarios de agua para la generación hidroeléctrica y el enfriamiento. Las divisiones 36 y 37 comprenden actividades de las principales industrias de distribución y tratamiento de agua y de aguas residuales.

3.193 A continuación se exponen los principales elementos del cuadro de oferta y utilización de agua en unidades físicas.

Extracción de agua

3.194 La extracción de agua se registra en la parte I del cuadro de oferta, titulada “Fuentes de agua extraída”, como agua proporcionada por el ambiente. El mismo volumen de agua se registra en la parte I del cuadro de utilizaciones, “Fuentes de agua extraída”, por industria extractora. El agua puede extraerse de depósitos artificiales, ríos, lagos, aguas subterráneas y agua del suelo. La captación en depósitos, de precipitaciones de agua por medio de los techos de las casas, se registra como extracción mediante precipitación, por ejemplo. Las precipitaciones que van directo al sistema de aguas interiores no se registra en el COU-F, sino en la cuenta de activos de recursos de agua.

3.195 La extracción se define como la cantidad de agua retirada de cualquier fuente, sea en forma permanente o temporal, en un período de tiempo determinado. El agua utilizada para generación hidroeléctrica se considera extraída y se registra como una utilización de quien la extrae. El agua extraída pero no usada en la producción, como los flujos de los desagües de minas, se registra como residuos de recursos naturales. La extracción de agua se desglosa por fuentes e industrias.

3.196 Según el tratamiento general de las actividades por cuenta propia de los hogares, la extracción de agua realizada por los hogares para autoconsumo debe registrarse como parte de las actividades de la industria de obtención, tratamiento y suministro de agua (CIIU 36). Además, puede haber un conjunto de distintos métodos de suministro de agua; por ejemplo, el suministro a empresas agrícolas puede efectuarse de manera muy distinta al suministro en zonas urbanas. Pueden añadirse columnas en el cuadro de oferta para destacar diferentes tipos de extracción de agua comprendidos en la división 36 de la CIIU.

3.197 De manera consistente con el tratamiento de los recursos hídricos en las cuentas de activos, el agua contenida en reservorios artificiales no se considera producida, es decir, no se considera el resultado de un proceso de producción. Por consiguiente, la extracción de agua de reservorios artificiales se registra como extracción del ambiente, y las precipitaciones en esos reservorios y los flujos de evaporación verificados en ellos no se registran en el COU-F de agua. Esos flujos se registran en las cuentas de activos de recursos hídricos, como parte de la contabilidad general de las variaciones del stock de recursos hídricos durante el período contable.

3.198 La extracción de agua del suelo considera la absorción de agua por parte de las plantas y equivale a la cantidad de agua transpirada más la cantidad incorporada en los productos cosechados. La mayor parte de la extracción de agua del suelo se utiliza en la producción agrícola y en recursos madereros cultivados, pero en teoría la frontera se extiende a toda el agua del suelo extraída para usarla en la producción incluyendo, por ejemplo, la extraída para el mantenimiento de campos de golf25. La extracción de agua del suelo se calcula en base al área en cultivo, aplicando coeficientes de uso de agua. Deben emplearse distintos coeficientes para las diferentes plantas y es necesario considerar factores relativos al lugar (por ejemplo, el tipo de suelo, la geografía y el clima).

3.199 En principio, al término de cada período contable se retiene cierta cantidad de agua extraída para usarla en el período contable siguiente, por ejemplo, en depósitos de almacenamiento. Sin embargo, ese volumen de agua es relativamente pequeño en comparación con los flujos totales de agua del período contable y también en relación con el stock del sistema de aguas interiores. Por lo tanto, en la práctica y por convención, la variación neta de la acumulación de agua extraída durante un período contable se considera con valor nulo.

Distribución y utilización de agua extraída

3.200 El agua extraída debe ser utilizada por la misma unidad económica que la extrae (en este caso se denomina agua extraída para uso propio), o distribuida, posiblemente después de algún tratamiento, a otras unidades económicas (conocida como agua extraída para distribución). La mayor parte del agua para distribución se registra en la división 36 de la CIIU, Extracción, tratamiento y suministro de agua. Sin embargo, puede haber otras industrias que extraen y distribuyen agua como actividad secundaria.

3.201 La parte II del cuadro de oferta, titulada “Agua extraída”, presenta el suministro de agua extraída por las industrias que efectúan la extracción, distinguiendo entre agua extraída para distribución y agua extraída para utilización propia. Esta parte del cuadro de oferta también registra las importaciones de agua del resto del mundo. El total del agua extraída para utilización propia, la extraída para la distribución y la importada representan el total del agua disponible para su utilización en la economía.

3.202 La utilización de esta agua se muestra en la parte II del cuadro de utilización, titulada “Agua extraída”, en la que se registra el agua disponible para utilización clasificándola en consumo intermedio de las industrias, consumo final de los hogares y exportaciones a unidades económicas del resto del mundo.

3.203 El agua extraída recibida de otras unidades económicas es la cantidad de agua entregada por otra unidad económica a una industria, a los hogares o al resto del mundo. Esa agua usualmente se entrega mediante sistemas de tuberías, pero también son posibles otros medios de transporte (como canales artificiales abiertos y camiones).

3.204 Dentro de la economía es frecuente el intercambio de agua entre distribuidores, antes de entregarla a los usuarios. Esos intercambios se conocen como ventas intra industria. Por ejemplo, hay casos en los que la red de distribución de un distribuidor no llega hasta el usuario y en consecuencia el agua debe ser vendida a otro distribuidor para que sea entregada. En principio, todas las ventas intra industria deben registrarse siguiendo los principios de contabilidad. Sin embargo, esos intercambios no se registran en el cuadro de oferta y utilización en unidades físicas, pues incrementarían los flujos totales registrados a pesar de no existir ningún flujo físico adicional de agua; es decir, las ventas intra industria son transacciones de agua sin su desplazamiento, y el flujo físico es el mismo, sea que se efectúen o no ventas intra industria. No obstante, según las cantidades de agua de que se trate, puede ser útil presentar los flujos intra industria en un cuadro complementario.

Flujos de aguas residuales y de aguas reutilizadas

3.205 Luego de contabilizada la distribución y utilización de agua, es necesario considerar los flujos de aguas residuales entre unidades económicas. Las aguas residuales son aguas que su propietario o usuario desecha porque ya no las necesita. Pueden descargarse directamente en el ambiente (en cuyo caso se las registra como flujos de retorno), suministrarse a un sistema de aguas residuales (división 37 de la CIIU) (en cuyo caso se registran como aguas residuales entregadas a ese sistema) o suministrarse a otra unidad económica para su reutilización (en cuyo caso se registran como aguas reutilizadas). Los flujos de aguas residuales incluyen intercambios entre sistemas de alcantarillado de distintos países. Esos flujos se registran como importaciones y exportaciones de aguas residuales.

3.206 En los casos de flujos de aguas residuales hacia un sistema de tratamiento, o suministradas a otra unidad económica, los flujos se registran en la parte III del cuadro de oferta, titulada “Aguas residuales y reutilizadas”, y en la parte III del cuadro de utilización, con similar título. Los flujos de aguas residuales son por lo general flujos de residuos entre unidades económicas, pues es habitual que el flujo de aguas residuales hacia un servicio de saneamiento vaya acompañado de un pago por el servicio; es decir, el servicio de tratamiento no compra las aguas residuales a la unidad que las descarta.

3.207 Las aguas reutilizadas son aguas residuales suministradas a un usuario para una nueva utilización, con o sin tratamiento previo, con exclusión de la reutilización (o reciclado) de agua dentro de las unidades económicas. Por lo general, también se consideran aguas residuales recuperadas. Cuando la unidad que las recibe paga por ellas son tratadas como un producto.

3.208 Las aguas reutilizadas no incluyen el reciclado de agua dentro del mismo establecimiento. Aunque podría ser útil para el análisis de la eficiencia en la utilización del agua, la información sobre esos flujos no suele estar disponible. Sin embargo, la disminución del volumen total de agua utilizada, mientras se mantiene el mismo nivel de producción, puede indicar mayor eficiencia en el uso del agua que, a su vez, puede deberse a la reutilización de agua reciclada dentro de la industria.

3.209 Una vez descargadas en el ambiente, las aguas residuales (por ejemplo, a un río), su nueva extracción aguas abajo no se considera en los cuadros como una reutilización del agua, sino como una nueva extracción del ambiente.

Flujos de retorno de agua al ambiente

3.210 Toda el agua que retorna al ambiente se registra en la parte IV del cuadro de oferta, titulada “flujos de retorno de agua”, como si fuese suministrada a él. En algunos casos, esos flujos comprenden las aguas residuales que las industrias y los hogares retornan directamente al ambiente; es decir, flujos de aguas residuales no enviados a sistemas de tratamiento. En otros, esos flujos incluirán aguas ya tratadas en sistemas de tratamiento. En el cuadro de oferta, esos flujos se presentan como si fuesen suministrados por las diversas industrias y hogares, sea al sistema de aguas interiores o a otras fuentes, incluido el mar. Los volúmenes de agua correspondientes se registran en la parte IV del cuadro de utilización, titulada “Flujos de retorno de agua”, en la que esos flujos figuran como recibidos por el ambiente.

3.211 Algunos flujos de retorno de agua al ambiente son pérdidas de agua. De conformidad con la definición general de pérdidas indicada en la sección 3.2, las pérdidas de agua abarcan los flujos que no llegan a su destino previsto o que han desaparecido del almacenamiento. El tipo principal de pérdida de agua son las pérdidas durante la distribución.

3.212 Las pérdidas en la distribución ocurren entre el lugar de extracción y el de utilización, o entre el lugar de utilización del agua y el de su reutilización. Esas pérdidas pueden ocurrir por varios factores, incluidos la evaporación (por ejemplo, cuando el agua se distribuye por canales abiertos) y las filtraciones (cuando el agua se filtra en el suelo, en las tuberías o en los canales de distribución, e incluso en algunos casos desde los ríos). En la práctica, cuando las pérdidas en la distribución se calculan como la diferencia entre la cantidad de agua suministrada y la recibida, ello puede incluir problemas relacionados con los medidores y el hurto.

3.213 La escorrentía urbana, un significativo flujo de agua, es la parte de las precipitaciones caídas en zonas urbanas que no se evapora naturalmente ni se filtra en el suelo, sino que fluye sobre ella, o bajo su superficie o es canalizada por tuberías hacia un canal superficial definido de agua o una instalación construida para canalizarlo. La escorrentía urbana canalizada por un sistema de alcantarillado o similar se registra en el cuadro de oferta como extracción de agua del ambiente (y, por convención, se la atribuye a la industria de alcantarillado (división 37 de la CIIU). Esas aguas pueden ser tratadas antes de volver al ambiente, o tratadas y distribuidas como agua reutilizada. La escorrentía urbana no canalizada que fluye directamente al sistema de aguas interiores no se registra en el cuadro de oferta y utilización en unidades físicas.

3.214 Aunque algunos países pueden disponer de estimaciones de la escorrentía urbana, esos flujos por lo general no pueden medirse directamente. Es posible obtener estimaciones midiendo la diferencia entre el volumen de las aguas residuales descargadas por las unidades económicas (industrias y hogares) a las alcantarillas y el volumen de las aguas residuales recibidas en el sistema de alcantarillado.

Evaporación de agua extraída, transpiración y agua incorporada en productos

3.215 Para una contabilización completa del equilibrio entre los flujos de agua que llegan a la economía mediante la extracción y que vuelven al ambiente como flujos de retorno, es necesario registrar otros tres flujos físicos: la evaporación de agua extraída, la transpiración y el agua incorporada en los productos.

3.216 Los flujos de evaporación se registran cuando se distribuye agua entre unidades económicas después de su extracción, por ejemplo, durante su distribución por medio de canales abiertos o mientras permanece en tanques de almacenamiento y estructuras similares. La transpiración de agua se produce cuando el agua del suelo es absorbida por plantas cultivadas conforme crecen y posteriormente es descargada al aire.

3.217 La cantidad de agua incorporada en productos (por ejemplo, el agua usada para elaborar bebidas) se registra como suministrada por la respectiva industria, que habitualmente es una industria manufacturera.

3.218 El suministro y la utilización de la evaporación de agua extraída, la transpiración y el agua incorporada en productos se registra en la parte V de los cuadros de oferta y utilización, titulada “Evaporación de agua extraída, transpiración y agua incorporada en los productos”. En condiciones ideales, estos flujos deberían registrarse por separado, como si los flujos de evaporación de agua extraída y de transpiración fuesen devueltos al ambiente por el usuario, y como si los flujos de agua incorporada en los productos fuesen retenidos en la economía, en la columna de acumulación. En la práctica no suele ser posible medir directamente esos flujos, sobre todo si se trata de distinguir entre transpiración y agua incorporada en plantas cultivadas, por lo que se puede registrar un flujo combinado.

3.5.4 Principales agregados sobre el agua

3.219 La contabilidad del agua ofrece una herramienta útil para mejorar su gestión. El COU-F permite calcular numerosos agregados e indicadores y, empleando la estructura contable, esos datos pueden vincularse con los de las cuentas económicas en unidades físicas y monetarias para derivar indicadores de intensidad y productividad de uso del agua. Tres agregados del agua definidos en el SCAE se prestan para tratar problemas analíticos y de política. También pueden compilarse otros agregados e indicadores empleando datos que se registran en el COU-F de agua, en función de los elementos incluidos, según los interrogantes de política o los intereses analíticos.

3.220 El insumo bruto de agua es el total de agua extraída del ambiente o importada. Por consiguiente, puede servir como indicador de las presiones que afectan al ambiente (o al ambiente de otros países) por el suministro de agua a la economía. En términos de los registros que figuran en el COU-F de agua, equivale al agua total extraída más sus importaciones. Para fines analíticos puede ser útil desagregar por fuentes el insumo bruto de agua (por ejemplo, aguas superficiales, aguas subterráneas, agua del suelo o de otras fuentes, incluidas las precipitaciones y el agua de mar). El insumo bruto de agua también puede medirse por industria.

3.221 El usointerno neto de agua se refiere a la utilización de agua por unidades residentes. Este agregado no incluye todos los flujos de agua entre unidades económicas (por lo que constituye una medida neta) y también excluye todas las exportaciones de agua. De manera más directa, se define como la suma de todos los flujos de retorno de agua al ambiente más la evaporación, la transpiración y el agua incorporada en los productos. La utilización interna neta de agua puede compilarse para industrias determinadas y para los hogares. Donde las exportaciones y las importaciones de agua son relativamente pequeñas, habrá poca diferencia entre el insumo bruto de agua y la utilización interna neta del país. Sin embargo puede resultar de interés compilar este agregado a nivel de cada industria, por ejemplo respecto de la agricultura o de la industria de captación, tratamiento y suministro de agua, así como de regiones de un país en las que la importación y exportación de agua puede ser importantes.

3.222 El tercer agregado importante es el uso final del agua (por lo general, denominada en las estadísticas de agua como consumo de agua). La utilización final del agua es un indicador fundamental de la presión sobre el ambiente en lo relativo al agua, al considerar la gran proporción del agua extraída que se devuelve al ambiente y que, en consecuencia, puede volver a extraerse. El uso final de agua equivale a la evaporación, la transpiración y el agua incorporada en los productos, y refleja la cantidad de agua que ya no está disponible para su utilización.

3.223 Estos agregados e indicadores no abarcan todas las variaciones del stock de agua en los recursos hídricos interiores. Puede ser de especial interés conocer las pérdidas de agua por evaporación, sobre todo en reservorios artificiales. Esas pérdidas se registran en las cuentas de activos de recursos hídricos descritas en la sección 5.11.

3.6 Cuentas de los flujos de materiales en unidades físicas

3.6.1 Introducción

3.224 El tercer subsistema de cuentas de flujos físicos abarca los flujos de materiales. A diferencia de la energía y el agua, los materiales constituyen un conjunto de insumos naturales, productos y residuos muy diversos. En consecuencia, aunque en principio podría lograrse una contabilidad completa de los flujos de materiales en base a la cuantificación de la masa de cada uno de ellos, en la práctica esta contabilidad tiende a referirse a determinados materiales o a flujos específicos.

3.225 Además, existe interés por tratar aspectos específicos del ciclo general del flujo de materiales. Por ejemplo, en la sección 3.2, las emisiones fueron clasificadas como un tipo de residuos y definidas como sustancias descargadas al aire, al agua o al suelo por los establecimientos y los hogares como consecuencia de procesos de producción, consumo o acumulación. Por lo tanto, la contabilidad de las emisiones no abarca el ciclo completo a lo largo de la economía de las sustancias que las constituyen, sino solo el segmento que las lleva de la economía al ambiente. Similares consideraciones son aplicables a la contabilidad de los residuos sólidos.

3.226 Esta sección presenta las principales áreas de desarrollo de la contabilidad de flujos de materiales en unidades físicas: a) contabilidad de flujos de productos; b) contabilidad de emisiones al aire; c) contabilidad de emisiones al agua y otras emisiones asociadas a unidades económicas; d) contabilidad de residuos sólidos; y e) contabilidad de flujos de materiales en toda la economía (CFME). En todos estos casos, los sistemas contables se basan en los principios y estructuras definidas en las secciones 3.2 y 3.3.

3.6.2 Contabilidad de los flujos de productos

3.227 Para el tratamiento de algunos productos puede ser útil trazar los flujos físicos de un material específico desde el ambiente hacia la economía y de retorno al ambiente. A un nivel muy detallado, es posible seguir el flujo de elementos como el mercurio, que puede ser de interés por su peligrosidad. Mediante métodos similares podría seguirse la traza de los flujos de nutrientes del suelo absorbidos por los cultivos e incorporados en otros productos.

3.228 A medida que los materiales fluyen en la economía, pueden incorporarse en productos más complejos. Esos flujos pueden analizarse combinando los datos físicos con las relaciones económicas de los cuadros de oferta y utilización en unidades monetarias. De este modo es posible estimar la cantidad de materiales específicos requeridos para obtener productos finales. Esta información es relevante para el análisis de la demanda de flujos de materiales y para el cálculo de los requerimientos en etapas previas del proceso productivo tanto en los análisis del ciclo de vida y como en otras técnicas analíticas relacionadas.

3.229 La compilación de balances de nutrientes ofrece un ejemplo de contabilidad de flujos de materiales. Esos balances siguen el rastro de los flujos de nutrientes [nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K)] desde el suelo hasta diversos productos. Los balances de nutrientes, sobre todo si se calculan a escala general, necesariamente suponen el uso de coeficientes para estimar no solo la cantidad total de insumos, sino también las extracciones de nutrientes incorporados en los productos (por ejemplo, las cosechas y el forraje para el ganado).

3.230 Tres tipos principales de flujos físicos se usan para elaborar balances de nutrientes a escala general:

  • a) Flujos de productos fertilizantes, orgánicos o inorgánicos, medidos en toneladas de nutrientes;

  • b) Flujos de otros insumos orgánicos, que incluyen la producción de nutrientes por cuenta propia usando estiércol y los nutrientes resultantes de procesos de ciclos naturales como la fijación natural ocurridos en las granjas durante el período contable. Estos flujos de insumos orgánicos se estiman en diversas formas según el tipo de flujo;

  • c) Los nutrientes extraídos del sistema al efectuarse la cosecha y cuando se utilizan otras plantas y pasturas para alimentar el ganado. Esos flujos también se calculan aplicando coeficientes a los datos sobre la oferta de cultivos, pastos y forraje en unidades físicas, y teniendo en cuenta las prácticas agrícolas. La diferencia entre el total de insumos y las extracciones determina el saldo de nutrientes y representa el superávit o déficit de nutrientes resultante de los procesos productivos.

3.231 Los balances de nutrientes se relacionan con la dispersión de productos (principalmente fertilizantes) (descrita en la sección 3.2.4) en actividades agrícolas y forestales. Saldos positivos de nutrientes (lo que significa que quedan residuos de la utilización por dispersión) no necesariamente se pierden para la respectiva unidad de producción. Dependiendo de diversos factores, algunos residuos pueden permanecer en el suelo como stock de nutrientes que pueden ser útiles para cultivos futuros. Sin embargo, cierta proporción de un saldo positivo de determinado nutriente a menudo también provoca la degradación de las aguas superficiales y subterráneas vecinas, así como emisiones al aire, por ejemplo en forma de óxido nitroso (un gas con efecto invernadero). Un saldo negativo de nutrientes (cuando las extracciones superan a los insumos de N, P o K) puede ser un indicador de insostenibilidad de la producción, ya que en última instancia los cultivos no pueden continuar sin un adecuado equilibrio de cada uno de los principales de nutrientes en el suelo26. En esta situación no existen flujos de residuos.

3.232 Mientras que la contabilidad de flujos de productos puede efectuarse aplicando distintas reglas contables adaptadas para un producto individual, se recomienda que la contabilidad se efectúe de manera consistente con las fronteras y definiciones mencionadas en las secciones 3.2 y 3.3. Esto permite un más amplio rango de análisis y relaciones, en especial con los datos económicos asociados.

3.6.3 Contabilidad de las emisiones al aire

3.233 Las emisiones al aire son sustancias gaseosas y en partículas descargadas al aire por los establecimientos y los hogares como consecuencia de procesos de producción, consumo y acumulación. En el SCAE la contabilidad de las emisiones al aire registra la generación de esas emisiones por unidades económicas residentes, por tipo de sustancia.

3.234 En algunos casos, las sustancias gaseosas y en partículas generadas en la actividad económica pueden almacenarse para su utilización en otros procesos productivos (por ejemplo, el gas metano puede captarse en los vertederos para generar energía) o transferirse entre unidades económicas para su utilización en la producción o su almacenamiento (por ejemplo, las emisiones de carbono). Para una contabilización completa de los flujos de determinadas sustancias gaseosas o en partículas puede ser de interés registrar los flujos dentro y entre unidades económicas, además de las emisiones al aire. Esta ampliación no se expone en esta sección pero cumple los mismos principios contables expuestos en este capítulo.

3.235 Como la atención se centra en la generación y liberación de residuos, no es necesario compilar un COU-F completo. Más bien, el énfasis se pone en determinar un ámbito apropiado para la medición de las emisiones al aire de forma que se ajuste a las fronteras y al ámbito y usados en la compilación de cuentas económicas.

3.236 La cuenta de emisiones al aire del SCAE se presenta en el cuadro 3.7. Su estructura es una versión reducida y reorientada del esquema general del COU-F presentado en el cuadro 3.1. La parte de la izquierda es el cuadro de oferta, que presenta la generación de emisiones por parte de las industrias y de los hogares, por tipo de sustancia. Para propósitos de contabilización de emisiones de dióxido de carbono se recomienda en lo posible distinguir las que resultan de la quema de combustibles fósiles, de las emisiones resultantes de la biomasa.

Cuadro 3.7Cuenta de emisiones al aire(toneladas)
Cuadro de oferta de emisiones al aireCuadro de utilización de emisiones al aire
Generación de emisionesAcumulaciónFlujos al ambiente
Industrias – Según CIIUHogaresEmisiones de vertederosOferta total de emisionesEmisiones descargadas al ambienteUtilización total de emisiones
Agricultura CIIU AMinería CIIU BManufacturas CIIU CTransportes CIIU HOtrasTransporteCalefacciónOtras
Tipo de sustancias
Dióxido de carbono10 610,32 602,241 434,427 957,082 402,418 920,517 542,21 949,1701,6204119,6204119,6204119,6
Metano492,034,115,80,821,92,415,51,7222,0806,3806,3806,3
Óxido nitroso23,73,50,82,61,00,20,10,132,032,032,0
Óxidos nitrosos69,46,037,9259,589,038,012,11,30,3513,6513,6513,6
Hidrofluorocarburos0,30,40,70,70,7
Perfluorocarburos
Hexafloruro de azufre
Monóxido de carbono41,02,5123,846,266,2329,151,25,71,1666,9666,9666,9
Compuestos orgánicos volátiles distintos del metano5,26,540,016,427,234,529,43,20,9163,3163,3163,3
Dióxido de azufre2,70,428,062,48,10,40,40,10,0102,5102,5102,5
Amoníaco107,91,70,20,92,311,41,20,2125,9125,9125,9
Metales pesados
Contaminantes orgánicos persistentes
Partículas (incluso PM10 y polvo)7,00,18,59,34,46,02,80,50,038,538,538,5

3.237 La columna de acumulación presenta las emisiones al aire procedentes de vertederos controlados, pues corresponden a la liberación de emisiones provenientes de actividades de producción, consumo y acumulación de períodos anteriores. Esas emisiones deben atribuirse a las unidades de gestión de residuos que operan esos vertederos.

3.238 Las emisiones de los hogares se desagregan según su finalidad (transporte, calor, otros). Pueden añadirse otras finalidades, según las necesidades de análisis y la información disponible.

3.239 La parte de la derecha del cuadro presenta el cuadro de utilización, que cubre la liberación de emisiones al aire.

Problemas en la medición de las emisiones al aire

a) Frontera económica respecto de las emisiones al aire

3.240 Algunas emisiones al aire ocurrirán cuando las unidades económicas realizan actividades en otros países. En consecuencia, aunque la mayoría de esas emisiones se liberan en el ambiente nacional, algunas emisiones de unidades económicas residentes se liberarán en el ambiente del resto del mundo. De conformidad con la definición general de frontera económica y el concepto de residencia, las cuentas de emisiones al aire de un país deben excluir las emisiones descargadas en territorio nacional por no residentes (como los turistas y las actividades extranjeras de transporte), mientras que deberán incluirse las emisiones de las unidades económicas residentes efectuadas en el extranjero.

3.241 Por su naturaleza, es perfectamente posible que las emisiones descargadas en el aire de un país se trasladen hacia la atmósfera del territorio de otro país. Aunque esos flujos pueden ser de considerable interés para comprender la situación y la calidad de la atmósfera de un ambiente nacional, quedan fuera del ámbito de las cuentas de emisiones al aire pues se producen dentro del ambiente.

3.242 Las cuentas de emisiones al aire tampoco registran la intensidad de la captación o incorporación de gases en el ambiente, como el carbono fijado por los bosques y el suelo.

b) Otros problemas sobre el ámbito y las fronteras

3.243 Se incluye en el ámbito de las cuentas de las emisiones al aire diversas emisiones que son resultado directo de procesos de producción económica, en especial las emisiones del ganado debidas a la digestión (principalmente de metano) y la emisiones procedentes del suelo como consecuencia del cultivo u otras perturbaciones del suelo, por ejemplo, originadas en la construcción o la limpieza de terrenos. Se excluyen las emisiones derivadas de procesos naturales como incendios forestales y de pastizales no intencionados, y los procesos metabólicos humanos que no son consecuencia directa de la producción económica.

c) Frontera ambiental con respecto a las emisiones al aire

3.244 Se producen emisiones secundarias cuando las emisiones procedentes de diversos procesos económicos se combinan en la atmósfera para crear nuevas sustancias. Estas nuevas combinaciones deben considerarse como cambios ocurridos en el ambiente, y se excluyen de las cuentas de emisiones al aire.

3.245 Las quemas y fugas de partículas y residuos gaseosos al aire forman parte del proceso de extracción de gas natural y petróleo crudo. Estas emisiones se incluyen en las cuentas de emisiones al aire.

3.246 Las emisiones de estiércol recogido y distribuido en tierras agrícolas se incluyen en las cuentas de emisiones al aire. Esta utilización del estiércol se considera una dispersión de un producto y, siguiendo los lineamientos generales de la sección 3.2, se consideran flujos de la economía al ambiente y no flujos producidos en su interior.

3.247 Las emisiones al aire generadas por industrias y hogares deben medirse en el momento en que salen del establecimiento, es decir después de que las sustancias han pasado por cualquier filtro, proceso o tecnología reductora de emisiones del establecimiento.

3.248 Por ejemplo, los vertederos pueden generar emisiones al aire pero también pueden captar esos gases para producir otros productos —por ejemplo, energía a partir del metano captado en el vertedero—con lo cual se liberan directamente al aire otras emisiones diferentes. Sin embargo, solo corresponde registrar y atribuir a la industria de gestión de residuos aquellas emisiones que salen del establecimiento27..

d) Atribución de las emisiones al aire

3.249 Las emisiones al aire se deben a procesos de producción, consumo y acumulación de las industrias y los hogares. Para establecer vínculos efectivos de datos sobre flujos físicos con datos monetarios, los flujos físicos de emisiones deben clasificarse con los mismos criterios aplicados en el SCN. Para el consumo de los hogares es necesario considerar la finalidad del consumo y los productos efectivamente utilizados por los hogares. Esto requiere considerar los datos clasificados según la Clasificación del Consumo Individual por Finalidades (CCIF) y según la CPC.

3.250 La atribución de las emisiones al aire tiene especial importancia para la medición de emisiones procedentes de bienes durables como automóviles. Las cuentas sobre emisiones al aire deben atribuir las emisiones según la naturaleza de la actividad en la que son usados los bienes durables, y no a sus características. Por lo tanto, las emisiones de un automóvil utilizado para transporte privado de una familia debe atribuirse a los hogares, mientras que las de un automóvil utilizado en la entrega de bienes por un minorista debe atribuirse al sector del comercio minorista.

3.251 Además de las emisiones al aire descargadas por la operación de bienes durables, también puede haber otras que escapan al aire durante la vida útil de esos bienes y después de que se los descarta. Esas fugas deben registrarse a medida que se produzcan, atribuyéndolas a su propietario en el momento correspondiente. Podría ser que el “propietario” del objeto descartado sea un vertedero, en cuyo caso las emisiones deben registrarse como parte del conjunto de las emisiones al aire procedentes del vertedero y atribuirse a la industria de gestión de residuos que lo tiene a su cargo.

3.252 Por lo general, las emisiones de residuos sólidos de los vertederos no se relacionan directamente con el ingreso de residuos sólidos y otros materiales durante el período contable en curso, sino que se deben a su acumulación a lo largo del tiempo. Por esta razón, puede ser de interés analítico considerar solo esas emisiones generadas durante la actividad cotidiana de los vertederos (por ejemplo, las emisiones por quema de combustibles de camiones y maquinaria), ya que las emisiones procedentes de residuos sólidos no pueden relacionarse directamente con mediciones generales de la actividad económica en el período en curso.

3.253 Siguiendo el tratamiento contable general para las actividades de las unidades del gobierno general, las emisiones al aire por ellas generadas se registran en la actividad de la industria relevante (por ejemplo, administración pública). Cabe señalar que las unidades de gestión de residuos con frecuencia son parte del gobierno general. Puede resultar difícil separar esa operación de la unidad mayor del gobierno que la controla. No obstante, dada la importancia de las actividades de gestión de residuos para la contabilidad de las emisiones al aire, se recomienda hacer todos los esfuerzos posibles para identificar esas actividades por separado, dentro del conjunto más amplio de actividades del gobierno general.

Relación entre las cuentas de emisiones al aire y otros marcos contables

3.254 Existe gran interés político en las emisiones al aire, sobre todo de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero. Por diferentes razones, otros marcos contables son de particular importancia en relación con las cuentas de emisiones al aire del SCAE.

3.255 El primero es la contabilidad del volumen de emisiones auspiciadas por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (Naciones Unidas, 1994). Muchos países compilan estadísticas de emisiones en forma periódica, y hay un estrecho paralelismo con la contabilidad de las emisiones al aire del SCAE. Los principales ajustes necesarios para establecer un puente entre las cuentas de emisiones al aire del SCAE y los datos requeridos por el Convenio Marco se refieren a las emisiones de residentes realizadas en el extranjero y de no residentes que se encuentran en el territorio. Esos ajustes se centran en transporte terrestre, aéreo y acuático y en las embarcaciones de pesca que operan en el extranjero.

3.256 El segundo marco importante es el de las cuentas de energía presentadas en la sección 3.4. Dado que una de las fuentes significativas de emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero es la quema de combustibles fósiles, existen conexiones importantes entre la medición de las emisiones al aire y la medición de las cuentas de energía. De hecho, es habitual que las secciones correspondientes de las cuentas de emisiones al aire se compilen basadas en datos de las cuentas de energía.

3.6.4 Contabilidad de las emisiones al agua y otras descargas asociadas de las unidades económicas

3.257 Las emisiones al agua son sustancias descargadas en los recursos hídricos por los establecimientos y los hogares como consecuencia de procesos de producción, consumo o acumulación. Las emisiones a los recursos hídricos pueden constituir un importante problema ambiental y provocar el deterioro de la calidad de los recursos de agua. Algunas de las sustancias emitidas a los recursos hídricos son sumamente tóxicas, y afectan negativamente a la calidad del agua que las recibe. Del mismo modo, la presencia de otras sustancias, como nitrógeno y fósforo, puede provocar eutrofización, y las sustancias orgánicas pueden tener efectos en el balance de oxígeno afectando la condición ecológica del recurso hídrico.

3.258 En el marco del SCAE es relevante registrar las emisiones de sustancias a los recursos hídricos y las descargas de esas mismas sustancias al sistema de alcantarillado realizadas por establecimientos y hogares. Esas emisiones son recibidas y tratadas por los servicios de alcantarillado antes de que se produzca la emisión al agua. Por lo tanto, la cobertura contable abarca la liberación bruta de sustancias en los recursos hídricos y el sistema de alcantarillado por los establecimientos y los hogares. Los respectivos flujos se indican en el gráfico 3.2.

Gráfico 3.2Cuentas de emisiones al agua: flujos

3.259 Las cuentas sobre emisiones brutas al agua, llamadas habitualmente cuentas de emisiones al agua, presentan información sobre las actividades responsables de las emisiones y descargas, los tipos y cantidades de sustancias, así como el destino de las emisiones (por ejemplo, los recursos hídricos o el mar). Las cuentas de emisiones al agua son una herramienta útil para diseñar medidas económicas, incluso nuevas regulaciones para reducir las emisiones al sistema de aguas interiores o a los mares y océanos. Analizada junto con la tecnología existente para reducir las emisiones brutas y tratar aguas residuales, la información de las cuentas de emisiones al agua puede emplearse en estudios de impacto sobre la eficiencia de las tecnologías actuales para reducir las sustancias existentes en el agua y sobre las posibilidades ofrecidas por las nuevas tecnologías.

Cobertura de las cuentas de emisiones al agua

3.260 Las cuentas de emisiones al agua registran la cantidad de sustancias que los establecimientos y los hogares añaden al agua durante el período contable. Las cantidades se expresan en términos de masa (kilogramos o toneladas, según la sustancia considerada). Las cuentas de emisiones al agua comprenden: a) sustancias añadidas a las aguas residuales y recogidas en el sistema de alcantarillado; b) sustancias añadidas a las aguas residuales descargadas directamente en cuerpos de agua; y c) sustancias de origen difuso, como las emisiones y liberaciones provenientes de la escorrentía urbana y las emisiones de la agricultura. En consecuencia, las cuentas de emisiones al agua suministran una descripción de los flujos de aguas residuales presentado en el COU-F de agua en la sección 3.5 respecto de sustancias resultantes de la actividad económica. La descarga directa de residuos en los cuerpos de agua no se describe en las cuentas de emisiones al agua, sino en las cuentas de residuos sólidos.

3.261 Las fuentes de emisiones y descargas al agua se clasifican en puntuales y difusas. Las fuentes puntuales son aquellas en que el lugar geográfico de la descarga de aguas residuales está claramente identificado. Comprenden, por ejemplo, las emisiones y liberaciones al agua procedentes de servicios de alcantarillado, centrales hidroeléctricas y otros establecimientos industriales. En las fuentes difusas no existe un único lugar de origen o salida concreta al recurso hídrico que recibe las emisiones. Las emisiones al agua desde fuentes difusas incluyen sustancias provenientes de la tierra, las arrastradas por las escorrentías urbanas y las descargas de sustancias que resultan de diversas actividades individuales y en pequeña escala que, por razones prácticas, no pueden tratarse como fuentes puntuales. Por convención, las emisiones y descargas relacionadas con la escorrentía urbana que pasan por los servicios de alcantarillado se atribuyen a éstos.

3.262 Las emisiones relacionadas con el retorno de agua de riego y de lluvias en la agricultura se describen en términos de las sustancias añadidas a los flujos de retorno de agua de las tierras agrícolas, sobre todo residuos de fertilizantes y pesticidas en el suelo, filtrados de las aguas subterráneas y la escorrentía a las aguas superficiales. En términos rigurosos, los flujos de sustancias del suelo a los recursos hídricos deberían considerarse flujos dentro del ambiente, y en consecuencia fuera del ámbito de los flujos físicos registrados en los COU-F. Sin embargo, dado el significativo interés político en estos flujos, es habitual que se los incorpore en las cuentas de emisiones al agua.

Cuenta de emisiones al agua

3.263 La estructura de la cuenta de emisiones al agua del SCAE se presenta en el cuadro 3.8. Es una versión reducida del COU-F general presentado en el cuadro 3.1. La parte superior del cuadro, el cuadro de oferta, indica la generación de emisiones y descargas al agua por las industrias y los hogares, según el tipo de sustancia y el tratamiento recibido en la industria de eliminación de aguas residuales. La parte inferior del cuadro, el cuadro de utilización, describe la recolección de emisiones de aguas residuales para su tratamiento por industria y las emisiones al ambiente.

Cuadro 3.8Cuenta de emisiones al agua(toneladas)
Cuadro de oferta para descargas brutas de sustancias al agua en unidades físicas
Generación de descargas brutas al aguaAcumulaciónFlujos con el resto del mundo
Industria de tratamiento de aguas residualesOtras industriasHogaresEmisiones procedentes de activos fijosFlujos procedentes del ambienteOferta total
Emisiones, por tipo de sustancia
BOD y COD a5 59411 9982 71220 304
Sólidos en suspensión
Metales pesados
Fósforo8361 5875332 956
Nitrógeno10 03347 2581 90859 199
Descargas a otras unidades económicas
BOD y COD a7 9278 95016 877
Sólidos en suspensión
Metales pesados
Fósforo8146 7867 600
Nitrógeno15 13930 46345 602
Cuadro de utilización de descargas brutas de sustancias al agua, en unidades físicas
Generación de descargas brutas al aguaFlujos con el resto del mundo
Industria de tratamiento de aguas residualesOtras industriasHogaresFlujos al ambienteUtilización total
Emisiones recibidas, por tipo de sustancia
BOD y COD a20 30420 304
Sólidos en suspensión
Metales pesados
Fósforo2 9562 956
Nitrógeno59 19959 199
Recolección por otras unidades económicas
BOD y COD a16 87716 877
Sólidos en suspensión
Metales pesados
Fósforo7 6007 600
Nitrógeno45 60245 602
Nota: Las celdas en gris oscuro tienen valor nulo por definición.

BOD (demanda biológica de oxígeno) y COD (demanda química de oxígeno) son medidas de las sustancias que tienen efectos desfavorables en el equilibrio del oxígeno. Específicamente, BOD es la concentración de oxígeno disuelto consumido en condiciones determinadas en la oxidación biológica de sustancias orgánicas o inorgánicas en el agua; y COD es la concentración del oxígeno que se consume en condiciones determinadas por la oxidación química, con bicromatos de sustancias orgánicas o inorgánicas en el agua.

Nota: Las celdas en gris oscuro tienen valor nulo por definición.

BOD (demanda biológica de oxígeno) y COD (demanda química de oxígeno) son medidas de las sustancias que tienen efectos desfavorables en el equilibrio del oxígeno. Específicamente, BOD es la concentración de oxígeno disuelto consumido en condiciones determinadas en la oxidación biológica de sustancias orgánicas o inorgánicas en el agua; y COD es la concentración del oxígeno que se consume en condiciones determinadas por la oxidación química, con bicromatos de sustancias orgánicas o inorgánicas en el agua.

3.264 El nivel de detalle por industria en el cuadro depende de la disponibilidad de datos y del interés analítico. Si la atención se concentra en un tipo determinado de sustancia, las filas del cuadro pueden organizarse de modo que reflejen el destino de las emisiones y de las descargas generadas. Así, para determinada industria o para los hogares es posible mostrar la cantidad de emisiones que fluyen directamente al ambiente y las que pasan a los sistemas de alcantarillado. La columna del ambiente también puede desglosarse para indicar las emisiones a recursos hídricos interiores o al mar.

3.265 Por razones analíticas puede resultar útil asignar las emisiones de sustancias de la industria de tratamiento de aguas residuales a la unidad económica responsable de la emisión original. Esto suele ser difícil determinar porque la industria de tratamiento de aguas residuales considera en forma conjunta las aguas provenientes de los distintos usuarios del sistema. Por lo tanto, en general la asignación se efectúa aplicando índices de reducción o de tratamiento a todas las descargas recogidas por la instalación. Detalles sobre este asunto se pueden ver en Sistema de Contabilidad Ambiental y Económica de Agua (Naciones Unidas, 2012b).

3.266 Los intercambios de sustancias con el resto del mundo (importaciones y exportaciones) comprenden los intercambios de sustancias asociadas a descargas de aguas residuales de un país a instalaciones de tratamiento de aguas residuales de otro. Las cuentas de emisiones al agua no incluyen “importaciones” y “exportaciones” de sustancias por medio de cauces naturales de recursos hídricos. Por lo tanto, la cantidad de sustancias relevantes en ríos que atraviesan las fronteras entre países o que fluyen hacia el mar no se registra en las cuentas de emisiones al agua.

3.267 Se incluyen en las cuentas las emisiones de sustancias provenientes de activos fijos (como embarcaciones que operan en aguas de un país) debido, por ejemplo, a corrosión o a fugas de combustible. Esos flujos se registran en la columna de la acumulación. Por último, se incluyen las emisiones debidas a actividades realizadas en recursos hídricos o mares (por ejemplo, el dragado de vías navegables y puertos) y se registran en la industria correspondiente.

3.6.5 Cuentas de los residuos sólidos

3.268 Las cuentas de residuos sólidos son útiles para organizar la información sobre la generación de residuos sólidos y la gestión de sus flujos hacia instalaciones de reciclado, vertederos controlados o directamente al ambiente. Medidas agregadas de cantidades de residuos, o de materiales específicos, pueden ser importantes indicadores de la presión sobre el ambiente. La elaboración de cuentas de residuos sólidos permite situar esos indicadores en un contexto más general con datos económicos expresados en términos tanto físicos como monetarios.

Definición de residuos sólidos

3.269 Conforme la definición de la sección 3.2, los residuos sólidos comprenden los materiales descartados que su propietario o usuario ya no necesita. Si la unidad que descarta materiales no recibe ningún pago por ellos, se considera que se trata de un flujo de residuos sólidos. Si la unidad que descarta materiales recibe un pago aunque su valor efectivo sea pequeño—por ejemplo, en el caso de la chatarra vendida a una empresa de reciclado—ese flujo se considera como flujo de un producto.

3.270 Los materiales descartados vendidos como productos de segunda mano —por ejemplo, un mueble o un automóvil usado — deben tratarse como flujos de productos y no como residuos sólidos. Para determinar si algo es un producto de segunda mano, debe considerarse el grado en que se puede volver a usar el producto con el mismo fin para el que fue creado.

3.271 En la práctica, en muchos países las estadísticas de residuos sólidos se basan en listados establecidos por leyes o disposiciones administrativas que definen los materiales que se consideran residuos sólidos. Sin embargo, los principios expuestos deberían ofrecer una base para la medición de residuos sólidos en países en que esas disposiciones tienen un ámbito limitado o no existen. Estos principios también pueden servir de base para establecer o modificar listas de materiales que constituyen residuos sólidos.

Estructura de la cuenta de residuos sólidos

3.272 En el cuadro 3.9 se presenta la estructura de la cuenta de residuos sólidos. Esta sigue la lógica del COU-F general descrito en la sección 3.2. No existe una clasificación internacional estándar para los residuos sólidos, pero con fines ilustrativos el cuadro incluye una lista de tipos de residuos sólidos, basada en la versión estadística del Catálogo Europeo de Residuos28.

Cuadro 3.9Cuenta de residuos sólidos(toneladas)
Cuadro de oferta de residuos sólidos en unidades físicas
Generación de residuos sólidosResto del mundoFlujos procedentes del ambiente
Industria de recolección, tratamiento y eliminación de residuos
Incineración
VertederosTotaldel cual: incineración para generación de energíaRecicladoy reutilizaciónOtros tratamientosOtras industriasHogaresImportación de residuos sólidosRecuperación de residuosOferta total
Generación de residuos sólidos
Residuos químicos y sanitarios1601 830201402 150
Residuos radiactivos55
Residuos metálicos40103207010440
Reciclables no metálicos302 7202 1001304 980
Vehículos y equipo descartados14028050470
Residuos animales y vegetales10 3307008012 110
Residuos mixtos internos y comerciales10304 1704 660100108 980
Residuos minerales y suelo30029 10057017030 140
Residuos de la combustión4 0502 0001 5502405 840
Otros residuos46040500
Generación de productos residuales
Químicos y sanitarios160160
Radiactivos
Metálicos1 6001001 700
Reciclables no metálicos1 0302 9403 970
Vehículos y equipo
De animales y vegetales5 3108 46013 770
Mixtos internos y comerciales
Minerales y suelo35080430
De la combustión37828622050648
Otros
Nota: Las celdas en gris oscuro tienen valor nulo por definición.
Cuadro de utilización de residuos sólidos en unidades físicas
Consumo intermedio; recolección de residuosConsumo finalResto del mundo
Industria de recolección, tratamiento y eliminación de residuos
Incineración
VertederosTotalDel cual: incineración para generación de energíaRecicladoy reutilizaciónOtros tratamientosOtras industriasHogaresExportación de residuos sólidosFlujos hacia el ambienteUtilización total
Recolección y eliminación de residuos sólidos
Residuos químicos y sanitarios2905709103801 290
Residuos radiactivos55
Residuos metálicos1020020030230
Reciclables no metálicos5505002 9301 3401603 090
Vehículos y equipo descartados301037060430
Residuos animales y vegetales308306308 3101502 1806109 070
Residuos mixtos internos y comerciales7306 4502 3001 07010630901 790
Residuos minerales y suelo1 01072022 630517061023 240
Residuos de la combustión504005 190200600
Otros residuos2012040320360
Utilización de productos residuales
Químicos y sanitarios50110160
Radiactivos
Metálicos301501 5201 550
Reciclables no metálicos502 5001 4201 470
Vehículos y equipo
De animales y vegetales6308 0105 1305 760
Mixtos internos y comerciales
Minerales y suelo70200160230
De la combustión6004848
Otros
Nota: Las celdas en gris oscuro tienen valor nulo por definición.
Nota: Las celdas en gris oscuro tienen valor nulo por definición.

3.273 En la parte superior ese encuentra el cuadro de oferta, en cuya parte inicial “Generación de residuos sólidos”, se describe la generación de residuos sólidos por las industrias y los hogares. También muestra la oferta de residuos sólidos proveniente del resto del mundo (registrada como importaciones) y los residuos sólidos recuperados del ambiente (por ejemplo, el petróleo recuperado después de un derrame en el mar, los restos recogidos después de un desastre natural o el suelo excavado en lugares en que se ha empleado productos químicos peligrosos).

3.274 La parte inferior del cuadro corresponde a la utilización y su primera parte, “Recolección y eliminación de residuos sólidos”, muestra la recolección y la eliminación de esos residuos por parte de diversas actividades de la industria de recolección, tratamiento y eliminación de residuos y de actividades relacionadas en otras industrias. También presenta el flujo de residuos sólidos al resto del mundo como exportaciones y el flujo de residuos sólidos que va directamente al ambiente.

3.275 Las columnas del cuadro destacan las diversas actividades de la industria de recolección, tratamiento y eliminación de residuos. Se trata de la operación de vertederos, incineración de residuos sólidos (dentro de la cual se indica por separado la incineración destinada a producir energía), actividades de reciclado y reutilización, y otros tratamientos de los residuos sólidos. Estos últimos incluyen el uso de procesos físico-químicos, procesos mecánicos y biológicos, y el almacenamiento de residuos radiactivos. Según las necesidades de análisis y la información disponible, las industrias pueden desagregarse aún más. Puede tener especial interés la identificación de los casos en que estas actividades son emprendidas como producción secundaria o por cuenta propia dentro de otras industrias.

3.276 Para que toda la información sobre la industria de recolección, tratamiento y eliminación de residuos pueda presentarse como un solo grupo, la acumulación de residuos en vertederos no se presenta en una columna de acumulación distinta, como en el COU-F general.

3.277 En la segunda parte del cuadro de oferta, “Generación de productos residuales”, y en la segunda parte del cuadro de utilización, “Utilización de productos residuales”, se registran los flujos que se consideran productos y no residuos, siguiendo la diferenciación señalada. Los flujos aquí registrados se refieren a casos en que el producto residual se identifica como tal en el momento en que es descartado. El flujo se registra en la segunda parte del cuadro de oferta, y de manera correspondiente, en la segunda parte del cuadro de utilización. La chatarra metálica se registra de este modo.

3.278 No se incluyen las ventas de productos fabricados con residuos sólidos o simplemente obtenidos por la recolección de residuos. Por ejemplo, el papel descartado por los hogares, recogido por una organización benéfica y posteriormente vendido a granel a una empresa de reciclado de papel, se registra en la cuenta de residuos sólidos únicamente con respecto al flujo inicial de residuos sólidos de los hogares hacia la organización benéfica.

3.6.6 Cuentas de los flujos materiales de toda la economía (CFME)

3.279 El objetivo de las cuentas de flujos materiales de toda la economía (CFME) es proveer una visión agregada general, en toneladas, de los insumos y productos materiales de una economía, incluidos los insumos del ambiente, los productos hacia el ambiente, y las cantidades físicas de importaciones y exportaciones. Las CFME y los respectivos balances constituyen la base para calcular varios indicadores basados en flujos de materiales. Dada su proximidad al COU-F, las CFME pueden ser un valioso punto de partida para desarrollar un COU-F plenamente articulado a toda la economía.

3.280 Las CFME están alineadas con el COU-F descrito en este capítulo pero no tienen por objeto presentar en detalle los flujos físicos, en particular los que ocurren dentro de la economía. Por lo general, las CFME se refieren al conjunto de materiales que entran a la economía procedente del ambiente —recursos naturales y otros insumos naturales— y a la masa de residuos que fluyen hacia el ambiente. Y, dado su amplio enfoque, también consideran los flujos físicos de bienes al resto del mundo y procedentes de él. Teniendo presente este propósito macro, se han asumido algunas opciones prácticas a fin de facilitar la estimación de los flujos de las CFME. Estas opciones se exponen a continuación.

3.281 Una descripción completa de las CFME y de sus indicadores relacionados se encuentra en Economy-wide Material Flow Accounts and Derived Indicators: A Methodological Guide (Comisión Europea y Eurostat, 2001). También se encuentra información útil en la publicación de la OCDE titulada “Measuring material flows and resource productivity: OECD guidance manual”, vol. II: “A theoretical framework for material flow accounts and their applications at national level” (OCDE, 2008).

Diferencias de tratamiento entre las CFME y el COU-F

3.282 Comercio internacional. En las CFME las estimaciones de flujos de importación y de exportación habitualmente se basan en datos de comercio internacional. Mientras que en el COU-F se efectúan algunos ajustes a partidas importantes como las compras de combustible en el exterior por unidades económicas residentes, en las CFME no se realiza un ajuste completo a los datos de comercio basado en la residencia. Debe señalarse que al comparar las CFME y el COU-F es necesario considerar el tratamiento de bienes para procesamiento, bienes para reparación y para la venta, descrito en la sección 3.3.

3.283 Registro de flujos asociados a recursos biológicos. En las CFME, las cosechas y los cultivos de árboles y otras plantas cultivadas reciben un trato diferente al del COU-F, pues el flujo procedente del ambiente hacia la economía se registra en el momento de la cosecha y no mientras esta crece. De manera consistente con esta frontera, la absorción de agua, de nutrientes del suelo y de los insumos relacionados con la fotosíntesis se consideran flujos dentro del ambiente (entre el suelo y la atmósfera, y las mismas plantas), mientras que el COU-F asume que la planta ya se encuentra en la economía y por lo tanto esos flujos se consideran insumos procedentes del ambiente a la economía y se registran como insumos naturales (véase la sección 3.2). En efecto, al registrar la cantidad cosechada y no los flujos de insumos procedentes del suelo y la atmósfera, las CFME asumen que las cantidades cosechadas incorporan la totalidad de los diversos insumos naturales. Como las cantidades cosechadas pueden medirse más fácilmente a nivel agregado, esta frontera diferente es más apropiada para los fines de las CFME.

3.284 Con respecto a la cría de ganado, recursos acuáticos y otros animales, los flujos del ambiente hacia la economía se tratan del mismo modo en las CFME y en el COU-F. Por lo tanto, como se explicó en la sección 3.2, la cría de ganado y de peces se registra a medida que ocurre y no en el momento del sacrificio o de la pesca.

3.285 El tratamiento de los recursos naturales biológicos, tanto vegetales como animales, también es el mismo en ambos casos: todas las plantas silvestres y animales salvajes se registran considerando que entran en la economía en el momento de su cosecha.

3.286 Muchos insumos naturales no se registran directamente en las CFME debido al régimen aplicado a las plantas cultivadas. Sin embargo, algunos insumos procedentes de la atmósfera se registran en relación con la respiración del ganado y los insumos absorbidos durante la combustión. En las CFME estos insumos se conocen como “saldos contables de insumos”.

    Other Resources Citing This Publication