Chapter

1. Introducción

Author(s):
Eduardo Valdivia-Velarde, and Tamara Razin
Published Date:
February 2017
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Finalidad de la Guía

1.1 La Guía de Compilación de la Balanza de Pagos y la Posición de Inversión Internacional (la Guía) es un documento que complementa la sexta edición del Manual de Balanza de Pagos y Posición de Inversión Internacional (MBP6) publicado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en 2009. La Guía constituye una actualización de la Guía para Compilar Estadísticas de Balanza de Pagos publicada en 1995. El MBP6 aborda importantes novedades ocurridas en la economía internacional desde la quinta edición del Manual de Balanza de Pagos (MBP5), incluidas las derivadas de la globalización, una mayor elaboración de las cuestiones vinculadas a los balances y la evolución de los patrones de intermediación financiera. La finalidad de la Guía consiste en mostrar cómo puede implementarse en la práctica el marco conceptual descrito en el MBP6. Los elementos centrales del marco se describen en los párrafos 11–24 de este capítulo. La Guía no pretende ser un manual “independiente”, y sus usuarios deben estar familiarizados con el MBP6.

1.2 La importante relación entre el MBP6 y el Sistema de Cuentas Nacionales 2008 (SCN 2008) se explica en detalle en el MBP6 y se esboza en el apéndice 6 de esta Guía. Las cuentas internacionales incluyen la balanza de pagos, la posición de inversión internacional (PII) y las cuentas de otras variaciones de los activos y pasivos financieros. El estado de balanza de pagos es equivalente a las cuentas del resto del mundo del SCN1, y el estado de la PII puede considerarse un componente de las cuentas de los balances sectoriales del SCN. Por ende, al describir cómo se pueden compilar los estados de las cuentas internacionales, la Guía ilustra también cómo se puede compilar la cuenta del resto del mundo del SCN.

1.3 La Guía fue elaborada para ayudar a los compiladores de la balanza de pagos y la PII a comprender los diversos métodos de compilación empleados en el mundo entero para elaborar las cuentas internacionales. La Guía debería ser útil para los compiladores de las cuentas nacionales que preparan la cuenta del resto del mundo usando el estado de balanza de pagos o las fuentes de datos de la balanza de pagos.

1.4 La Guía puede resultar de interés para los usuarios de las estadísticas de la balanza de pagos y la PII que desean comprender la índole y la calidad de las fuentes de datos y los métodos fundamentales de las cuentas internacionales y los cuadros de las cuentas nacionales afines. Si los conceptos, fuentes y métodos utilizados en un país se describen en documentos publicados por compiladores nacionales, se los puede comparar con las prácticas óptimas consignadas en esta Guía.

1.5 La Guía es fruto de extensas consultas con compiladores de cuentas internacionales y otras partes interesadas en el mundo entero; entre ellas, el Comité del FMI sobre Estadísticas de Balanza de Pagos.

Alcance de la Guía

1.6 Al preparar la Guía se tuvieron en cuenta las principales tareas que llevan a cabo normalmente los compiladores de la balanza de pagos y la PII. Aunque las tareas varían de una economía a otra, la siguiente lista es un ejemplo más bien típico:

  • Extracción de datos de recopilaciones (p. ej., estadísticas del comercio internacional de mercancías, estadísticas sobre migración y otras fuentes oficiales) sobre las que el compilador puede tener cierta influencia pero no control total.

  • Extracción de datos de recopilaciones (como sistemas de declaración de transacciones con divisas y otras transacciones internacionales y encuestas de empresas) gestionadas, por cuenta propia o en colaboración con otros compiladores de estadísticas, por el compilador de la balanza de pagos.

  • Compilación de las cuentas internacionales, incluidas la balanza de pagos, series complementarias de la balanza de pagos y el estado de la PII.

  • Gestión de los datos de las cuentas internacionales, así como publicación, divulgación y comunicación con los usuarios.

  • Evaluación y desarrollo de fuentes de datos y métodos de compilación, según sea necesario.

  • Evaluación de la calidad de los datos.

1.7 La Guía abarca todas las tareas o funciones de la lista precedente. Por ejemplo, la Guía incluye descripciones de las fuentes de datos utilizadas por el compilador de la balanza de pagos y la PII. En el caso de las fuentes que el compilador suele administrar, se incluye también una descripción del diseño y la gestión de la recopilación de datos.

1.8 Describir la metodología de compilación de la balanza de pagos y la PII no es tarea fácil, ya que las economías han formulado procedimientos de manera independiente, y cada metodología nacional puede considerarse única. Existen algunos patrones en común, pero las diferentes experiencias nacionales han dado lugar a diferentes enfoques sobre la metodología más idónea. Por lo tanto, no es posible presentar una sola metodología que sea adecuada en todos los casos. Más bien, la Guía esboza distintas opciones a las que se puede recurrir. Además, para las economías que tienen sistemas de compilación bien desarrollados, la Guía contiene criterios con los cuales compararlos y evaluarlos. En el caso de las economías que quizá necesiten mejorar partes de sus sistemas de compilación, la Guía presenta información sobre enfoques utilizados en otros países. A las economías que no tienen sistemas bien desarrollados, la Guía ofrece asesoramiento sobre la compilación de partidas de la balanza de pagos y la PII, así como un conjunto de formularios modelo de recopilación que pueden servir como punto de partida para crear un sistema de recopilación de datos.

Organización de la Guía

1.9 La Guía tiene 17 capítulos y ocho apéndices. Los capítulos 29 describen las fuentes que pueden utilizarse para compilar estadísticas de la balanza de pagos y la PII. Los capítulos 1016 abordan la compilación de determinados componentes de la balanza de pagos, la PII y las estadísticas afines, incluido el registro de transacciones de financiamiento excepcional en la balanza de pagos. El capítulo 17 analiza dos aspectos de la evaluación de la calidad de los datos; a saber, la facilidad de acceso y la utilidad para el usuario de estas estadísticas.

1.10 La Guía incluye ocho apéndices que describen complejas cuestiones metodológicas y de compilación, así como otros temas correspondientes a varias cuentas. En el apéndice 1 se presenta una matriz de conversión que relaciona los componentes normalizados del MBP5 con los componentes normalizados del MBP6. Los tres apéndices siguientes analizan temas relacionados con la compilación de estimaciones de seguros, pensiones y mecanismos normalizados de garantía (apéndice 2), servicios de intermediación financiera medidos indirectamente, o SIFMI (apéndice 3) e inversión extranjera directa (apéndice 4). Los métodos de compilación de la balanza de pagos sobre una base regional (por economía socia o grupo de economías) se examinan en el apéndice 5. El apéndice 6 presenta los vínculos entre las cuentas internacionales y las cuentas nacionales, las estadísticas monetarias y financieras y las estadísticas de las finanzas públicas, incluida una presentación en paralelo del registro de flujos y posiciones en el SCN y el MBP6. El apéndice 7 presenta el sistema de codificación de la balanza de pagos y, por último, en el apéndice 8 figura un conjunto de 23 formularios modelo de encuestas.

1.11 En la Guía está presente un elemento de repetición. Algunos componentes específicos de la balanza de pagos y la PII se describen en diferentes partes; por ejemplo, la inversión directa se aborda en el capítulo 3 (“Encuestas específicas de la balanza de pagos y la posición de inversión internacional”), el capítulo 9 (“La posición de inversión internacional”), el capítulo 10 (“La cuenta financiera”) y el apéndice 4 (“La inversión extranjera directa”). La descripción de cada componente se realiza en el contexto del respectivo capítulo o apéndice, asegurando una cobertura adecuada del tema.

Marco conceptual

1.12 Es necesario presentar una breve reseña del marco conceptual que sirve de base a las cuentas internacionales antes de analizar las fuentes de datos y los métodos utilizados para compilar los estados de la balanza de pagos y la PII. La siguiente reseña es una síntesis del MBP6. Para consultar una presentación más completa, es necesario remitirse al MBP6. En los casos en que el lector pueda considerar que el asesoramiento conceptual de esta Guía podría interpretarse como una desviación respecto del MBP6, debe utilizar el MBP6 como principal fuente de asesoramiento conceptual. Los conceptos de las cuentas internacionales están armonizados con el SCN, de manera que los mismos pueden ser comparados o agregados con otras estadísticas macroeconómicas.

1.13 Las cuentas internacionales de una economía resumen las relaciones económicas entre los residentes de esa economía y los no residentes, y representan un marco integrado para el análisis de las relaciones económicas internacionales de una economía. Abarcan los siguientes estados estadísticos:

  • La PII: un estado que muestra, en un momento determinado, 1) el valor de los activos financieros de residentes de una economía que constituyen derechos frente a no residentes o lingotes de oro mantenidos como activos de reserva, y 2) los pasivos de residentes de una economía frente a no residentes.

  • La balanza de pagos: un estado que resume las transacciones económicas entre residentes y no residentes durante un período determinado.

  • La cuenta de otras variaciones de los activos y pasivos financieros: un estado en el que se recogen otros flujos, como las variaciones por valoración, que concilian la balanza de pagos y la PII correspondientes a un período determinado, indicando las variaciones suscitadas por fenómenos económicos distintos de las transacciones entre residentes y no residentes.

1.14 Una economía está integrada por todas las unidades institucionales que son residentes de un determinado territorio económico. El concepto de territorio económico utilizado más comúnmente es el de la zona que se encuentra bajo el control económico efectivo de un solo gobierno. Para los efectos de las estadísticas internacionales y la declaración al FMI, es importante tener datos sobre todas las zonas que se encuentran bajo el control de un gobierno determinado, incluidas las zonas especiales, aun si para algunos de los efectos del propio gobierno esas zonas se excluyen o figuran por separado. Las entidades económicas que tienen relaciones más estrechas con otras economías son no residentes2.

Flujos y posiciones

1.15 Los flujos se refieren a las acciones económicas y los efectos de eventos que ocurren dentro de un período contable, en tanto que las posiciones se refieren al nivel de los activos o pasivos en un momento determinado. Los flujos internacionales se asientan en las cuentas como transacciones (balanza de pagos) y otros flujos (cuenta de otras variaciones de los activos y pasivos financieros). Las posiciones de activos y pasivos financieros externos se asientan en la PII. Los flujos y las posiciones se integran de manera que los flujos registrados expliquen completamente todas las variaciones de posiciones entre dos momentos determinados. Las posiciones y los flujos de activos y pasivos financieros se agrupan de acuerdo con las clasificaciones funcionales y por instrumentos de los activos y pasivos financieros. Las transacciones no financieras por lo general se agrupan en función de su naturaleza y sus características. Los flujos y las posiciones se describen en detalle en el capítulo 3 del MBP6.

1.16 Una transacción es una interacción entre dos unidades institucionales que ocurre por mutuo acuerdo o en virtud de la ley y que implica un intercambio de valor o una transferencia. La definición se extiende a acciones dentro de una unidad institucional que a efectos analíticos conviene tratar e identificar por separado como transacciones, ya que con frecuencia la unidad opera en dos economías distintas, como cuando una parte opera como una sucursal no residente. La definición también abarca las transferencias unilaterales, para lo cual las transferencias se identifican como el flujo correspondiente al valor económico proporcionado. Las transacciones registradas en las cuentas internacionales se producen entre dos unidades institucionales, una residente en la economía compiladora y la otra no residente, y representan un cambio de la propiedad económica entre las unidades.

1.17 Los otros flujos son las variaciones en el volumen, el valor o la clasificación de un activo o un pasivo que no se derivan de una transacción entre un residente y un no residente. Los otros flujos abarcan a dos categorías amplias: 1) las otras variaciones en el volumen de los activos y pasivos, que reflejan entradas de nuevos activos en los balances y retiros de activos y pasivos existentes de dichos balances que no se deben a interacciones por mutuo acuerdo entre unidades institucionales (es decir, transacciones); y 2) revaloraciones (ganancias y pérdidas por tenencias) de activos o pasivos debidas a variaciones del tipo de cambio o variaciones de los precios.

1.18 Las posiciones se refieren al nivel de activos o pasivos financieros en un momento determinado y se registran en la PII. Las posiciones en dos momentos del tiempo se conectan con los flujos del período intermedio dado que las variaciones de las posiciones son producto de transacciones y otros flujos.

Sistema contable

1.19 Las cuentas internacionales de una economía deben compilarse de acuerdo con la contabilidad por partida doble en forma vertical desde la perspectiva de los residentes de esa economía, en dos columnas3. Como cada transacción es o un intercambio o una transferencia, se requieren dos asientos de igual valor. La contabilidad por partida doble en forma vertical garantiza que los totales de todos los asientos de crédito y débito correspondientes a todas las transacciones sean iguales. En las cuentas internacionales, la PII neta es un indicador de los derechos financieros netos frente a no residentes más el oro en lingotes mantenido como oro monetario.

1.20 En las cuentas corriente y de capital, un crédito denota asientos de exportaciones de bienes y servicios, cuentas por cobrar correspondientes a ingreso primario, transferencias por cobrar y disposiciones de activos no financieros no producidos. Un débito se usa para registrar asientos de importaciones de bienes y servicios, cuentas por pagar correspondientes a ingreso primario, transferencias por pagar y adquisiciones de activos no financieros no producidos. En el caso de las transacciones sobre activos y pasivos financieros, el uso de los términos “adquisición neta de activos financieros” y “pasivos netos incurridos” pone de relieve el impacto de la cuenta financiera en la PII. Las partidas de la cuenta financiera se registran en cifras netas y por separado para cada activo financiero y pasivo (es decir, representan las variaciones suscitadas por todos los asientos de crédito y de débito en un ejercicio contable). Una variación positiva denota un aumento de los activos o los pasivos y una variación negativa denota una disminución de los activos o los pasivos.

1.21 El MBP6 recomienda el uso de la base devengado para determinar el momento de registro de los flujos. La base devengado brinda la información más completa porque registra todos los flujos (incluidas las transacciones no monetarias, las transacciones imputadas y otros flujos). El traspaso de la propiedad económica es fundamental a la hora de determinar el momento de registro en base devengado. Un cambio de propiedad desde un punto de vista económico significa que en la práctica se transfieren todos los riesgos, las recompensas y los derechos y las responsabilidades de la propiedad.

1.22 Un tema importante para el compilador de la balanza de pagos es la conversión de datos sobre transacciones y posiciones expresados en una moneda a la moneda (unidad de cuenta) en la que se compilan las cuentas de la balanza de pagos4. El MBP6 recomienda convertir los flujos al tipo de cambio vigente cuando se producen los flujos y las posiciones al tipo de cambio vigente en la fecha del balance. Se debe utilizar el punto medio entre los tipos comprador y vendedor en el momento de la transacción y, para las posiciones, al cierre de operaciones en la fecha de referencia.

1.23 Aunque las cuentas de la balanza de pagos en principio están equilibradas, en la práctica surgen desequilibrios por imperfecciones en los datos fuente y la compilación. Este desequilibrio —conocido como errores y omisiones netos— es una característica común en los datos de la balanza de pagos y debe señalarse por separado en los datos publicados.

Clasificaciones utilizadas en las estadísticas de las cuentas internacionales

1.24 Las diferentes cuentas que conforman la balanza de pagos se distinguen según la naturaleza de los recursos económicos suministrados y recibidos. La cuenta corriente muestra las transacciones de bienes, servicios, ingreso primario e ingreso secundario entre residentes y no residentes; la cuenta de capital muestra los asientos de crédito y débito de los activos no financieros no producidos y las transferencias de capital entre residentes y no residentes; y la cuenta financiera muestra la adquisición y disposición netas de activos y pasivos financieros. La suma de los saldos de las cuentas corriente y de capital representa el préstamo neto (superávit) o el endeudamiento neto (déficit) de la economía frente al resto del mundo. Conceptualmente, esto equivale al saldo neto de la cuenta financiera. La cuenta financiera sumada a la cuenta de otras variaciones explica el cambio de la PII entre el comienzo y el final del período.

1.25 Los activos financieros son derechos financieros de residentes frente a no residentes y el oro en lingotes, y los pasivos financieros son derechos financieros de no residentes frente a residentes. Las principales clasificaciones de los activos y pasivos financieros en la cuenta financiera y la PII son las siguientes:

  • Tipo funcional de inversión (inversión directa, inversión de cartera, derivados financieros (distintos de reservas) y opciones de compra de acciones por parte de empleados, otra inversión y activos de reserva).

  • Instrumento de inversión (participaciones de capital y participaciones en fondos de inversión, instrumentos de deuda, y otros activos y pasivos financieros).

  • Sector de la parte interna de la transacción (banco central, gobierno general, sociedades captadoras de depósitos, excepto el banco central, y otros sectores; otros sectores se dividen en otras sociedades financieras, sociedades no financieras, hogares e instituciones sin fines de lucro que sirven a los hogares).

Fuentes de datos utilizadas para compilar las estadísticas de las cuentas internacionales

1.26 Los capítulos 29 presentan y analizan las principales fuentes de datos que pueden utilizarse para compilar los estados de la balanza de pagos y la PII, que van desde encuestas de empresas al uso de datos individuales de la economía de contraparte disponibles en bases de datos internacionales. Se señalan las características especiales de estas fuentes. Las encuestas de empresas se abordan en los capítulos 2 (cómo llevar a cabo una encuesta) y 3 (encuestas específicas para la balanza de pagos y la posición de inversión internacional). El uso de un sistema de notificación de transacciones internacionales y de las estadísticas del comercio internacional de mercancías se describe en los capítulos 4 y 5, respectivamente. El capítulo 6 expone otras fuentes de datos oficiales y administrativas (para los sectores del gobierno general y el banco central, así como los datos recopilados por instituciones del gobierno como parte de las otras funciones que realizan). Los datos suministrados por el FMI y otras organizaciones internacionales y las bases de datos internacionales con datos individuales de las economías de contraparte (tales como las estadísticas bancarias internacionales, la Encuesta Coordinada sobre la Inversión Directa y la Encuesta Coordinada sobre Inversión de Cartera) son los temas del capítulo 7. El capítulo 8 aborda los mecanismos institucionales, las técnicas de estimación y otras cuestiones que pueden influir en la compilación de las cuentas internacionales. Las fuentes de datos utilizadas para elaborar el estado de la PII, incluida la derivación trimestral de datos sobre posiciones a partir de datos trimestrales sobre transacciones, se describen en el capítulo 9.

Compilación y divulgación de las estadísticas de las cuentas internacionales

1.27 El capítulo 10 abarca temas relacionados con la elaboración de la cuenta financiera, incluidas las técnicas de estimación empleadas cuando los datos relevantes no están disponibles o son inoportunos. Los capítulos 1115 se centran en las categorías individuales de la balanza de pagos: bienes (capítulo 11), servicios (capítulo 12), ingreso primario (capítulo 13), ingreso secundario (capítulo 14), la cuenta de capital (capítulo 15) y financiamiento excepcional (capítulo 16).

1.28 El capítulo 17 se centra en dos aspectos importantes de la evaluación de la calidad de los datos. La utilidad para el usuario tiene que ver con la divulgación de los datos con la periodicidad y la puntualidad debidas, y con la consistencia interna y con otros conjuntos de datos macroeconómicos. El acceso a los datos tiene que ver con la divulgación de datos y metadatos en forma clara, que estén fácilmente disponibles y se den a conocer con imparcialidad, y con un respaldo adecuado a los usuarios.

Las cuentas del resto del mundo del SCN se presentan desde la perspectiva de las unidades no residentes, en tanto que la balanza de pagos presenta las mismas transacciones desde la perspectiva de las unidades residentes.

El concepto de residencia se explica en detalle en el capítulo 4 del MBP6.

Además de la contabilidad por partida doble en forma vertical, el sistema contable de las cuentas internacionales se deriva de otros dos principios contables (la contabilidad por partida doble en forma horizontal y la contabilidad por partida cuádruple). Estos principios contables se explican en detalle en el capítulo 3 del MBP6.

Para algunas economías, la unidad de cuenta es la moneda nacional, y para otras, otra moneda puede ser usada (p. ej., el dólar de EE.UU.).

    Other Resources Citing This Publication