Estadísticas de la Deuda Externa: Guía Para Compiladores y Usuarios
Chapter

10. Panorama general de la compilación de datos

Author(s):
International Monetary Fund. Statistics Dept.
Published Date:
December 2014
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Introducción

10.1 Las estadísticas de la deuda externa pueden compilarse a partir de una gran variedad de fuentes, utilizando diversos métodos. Las estadísticas pueden obtenerse del deudor, del acreedor o de manera indirecta a través de la información proveniente de intermediarios financieros en forma de encuestas, informes regulatorios y/u otros registros administrativos del gobierno. Pero una condición necesaria para tener estadísticas fiables y puntuales es que el país cuente con un marco institucional bien organizado para la compilación de estadísticas tanto de la deuda pública—de modo que toda la deuda pública y la deuda con garantía pública estén bien supervisadas y administradas—, como de la deuda privada, así como para la compilación de las estadísticas agregadas de la deuda externa1. A tales efectos, el marco institucional debe garantizar lo siguiente: 1) que la responsabilidad de recopilación, procesamiento y divulgación de las estadísticas esté claramente especificada; 2) que el intercambio de información y la coordinación entre las entidades que elaboran datos sean adecuados; 3) que se mantenga la confidencialidad de los datos que proporcionan los declarantes individuales y que se utilicen únicamente para fines estadísticos; y 4) que la declaración de datos estadísticos esté respaldada por ley y/o por medidas que alienten tal declaración.

10.2 En este capítulo se examinan algunas cuestiones institucionales importantes que deberán abordarse al emprender la compilación de las estadísticas de la deuda externa, así como las estrategias que deberán considerarse a medida que vaya evolucionando el entorno regulatorio de las transacciones financieras. En particular, se hace hincapié en la necesidad de coordinar los esfuerzos de los organismos oficiales, asignando a un solo organismo la responsabilidad global de compilar y divulgar las estadísticas de la deuda externa de toda la economía y de establecer un marco jurídico adecuado que respalde la recopilación de estadísticas2.

10.3 En los capítulos siguientes se presentan directrices prácticas para la compilación de las estadísticas de la deuda externa. Dichas directrices no pretenden ser exhaustivas. De hecho, algunos elementos de las estadísticas de la deuda externa son más fáciles de compilar que otros. Por ejemplo, es más sencillo compilar estadísticas sobre los préstamos en moneda extranjera que un gobierno obtiene de un grupo de bancos no residentes que recopilar información sobre los bonos nacionales emitidos por un gobierno que han pasado a ser propiedad de no residentes. No obstante, se requieren ambos conjuntos de datos. Resulta particularmente difícil obtener estadísticas sobre los títulos negociados que son propiedad de no residentes, sobre todo de los instrumentos que no son nominativos—los llamados instrumentos al portador—y, por lo tanto, se analizan en un capítulo separado (capítulo 13).

Coordinación entre organismos oficiales

10.4 Si varios organismos comparten la responsabilidad de compilar las estadísticas de la deuda, deberá establecerse claramente el organismo que tiene la responsabilidad primaria de compilar las estadísticas de la deuda externa. Esta responsabilidad podría asignarse en virtud de una ley sobre estadísticas u otra disposición legal, protocolos entre organismos, decretos ejecutivos, etc. Además, deben existir acuerdos o procedimientos claros para facilitar el intercambio de datos y la coordinación entre el organismo con la responsabilidad primaria de compilación de estadísticas de la deuda externa y otros organismos que producen datos.

10.5 La Guía no recomienda cuál es la institución que debería asumir la responsabilidad de compilar y divulgar las estadísticas de la deuda externa dentro de una economía. Ello dependerá de los mecanismos institucionales de cada economía. Sin embargo, es probable que el organismo primario de compilación sea el banco central, el ministerio de Hacienda, una oficina independiente de gestión de la deuda o un organismo nacional de estadística3. Un enfoque consiste en designar al organismo encargado de compilar datos de la balanza de pagos y posición de inversión internacional (PII) como el organismo primario encargado de compilar datos de la deuda externa, facilitando así la coherencia entre estos tres conjuntos de datos. De hecho, como se señala en el capítulo 7, la conciliación de las estadísticas de la deuda externa con la cuenta financiera de la balanza de pagos permite comprobar la coherencia entre las estadísticas y proporciona información útil desde el punto de vista analítico.

10.6 Independientemente de la forma en que se recopilen o compilen las estadísticas—y sin duda se adoptará una gran variedad de métodos y enfoques—el proceso exigirá un uso intensivo de recursos. Por lo tanto, si son varios los organismos que participan en la compilación de las estadísticas de la deuda externa, es necesario que cooperen entre ellos, evitando la duplicación de tareas y asegurando en lo posible la coherencia de los enfoques utilizados para compilar las series estadísticas. Con las técnicas modernas de computación, las diferentes unidades pueden conectarse a través de redes electrónicas, lo que facilitará la especialización de las distintas instituciones que intervienen en el proceso, sin que ello afecte a la declaración ni a la compilación de los datos. A este respecto, es esencial establecer procedimientos que garanticen, en la mayor medida posible, un intercambio fluido y oportuno de datos entre los organismos compiladores.

10.7 Es importante establecer contactos sólidos entre el personal de los diferentes organismos, de forma que los problemas o las dificultades puedan resolverse lo antes posible y que se evite la duplicación en cuanto a la cobertura de los datos de las distintas instituciones. Una forma de fomentar la cooperación, establecer contactos y resolver los problemas que podrían plantearse es celebrar reuniones periódicas de trabajo con el personal de los distintos organismos. Estas reuniones no solo contribuirían a resolver los problemas que puedan surgir, sino que también representarían una oportunidad para informar acerca de los nuevos cambios y de posibles mejoras o modificaciones de los sistemas de compilación en el futuro. Este tipo de cooperación contribuye a difundir ideas y mejorar los sistemas, entender la postura de una u otra institución y establecer importantes contactos personales.

10.8 Además, si las estadísticas de la deuda externa son recopiladas por diferentes organismos, hay que tener en cuenta una serie de factores. En primer lugar, los conceptos utilizados y los instrumentos presentados deben ser coherentes o, por lo menos, conciliables. Así, al agrupar diversas fuentes, el organismo compilador central deberá asegurarse de que otros organismos colaboradores sean conscientes de la importancia de suministrar estadísticas que sean compatibles con los conceptos básicos, las metodologías y los requisitos de presentación (como residencia, valoración, etc.) señalados en la Guía. En efecto, el organismo compilador central debe promover el conocimiento de estas normas y, en cierto modo, desempeñar una función de guardián de las mismas dentro de la economía. Además, en la Guía se indican otras presentaciones que las autoridades económicas y otros usuarios podrían alentar a los compiladores a que divulguen, o que sea preciso compilar para cumplir los compromisos internacionales. Los compiladores del organismo central deberán asegurarse de que las estadísticas suministradas por otros organismos cumplan los requisitos establecidos en estas otras presentaciones, tanto desde el punto de vista de la cobertura como de la periodicidad y puntualidad con que deben suministrarse dichas estadísticas.

10.9 Asimismo, se recomienda que, en la medida de lo posible, se comparen regularmente las cifras con las de los acreedores, por lo menos una vez al año, aunque el organismo compilador deberá comprobar si los datos de los acreedores se compilan sobre la misma base que los datos nacionales. Esta comparación puede realizarla el organismo encargado de compilar estas estadísticas en función de cada instrumento (por ejemplo, préstamos individuales del gobierno) o a nivel agregado usando conjunto de datos internacionales como las estadísticas bancarias internacionales del Banco de Pagos Internacionales (BPI) y la Central de Información sobre la Deuda Externa (JEDH, por sus siglas en inglés, véase www.jedh.org), una base de datos elaborada conjuntamente por el Banco Mundial, el BPI, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) que reúne datos de la deuda externa de fuentes de acreedores/mercados internacionales y fuentes de deudores/nacionales (véase información sobre esta base de datos en el apéndice 3).

10.10 Deberán establecerse mecanismos para garantizar que los datos de la deuda externa que se compilen sigan satisfaciendo las necesidades de las autoridades económicas y de otros usuarios. Periódicamente podrían convocarse reuniones con las autoridades económicas y otros usuarios de los datos para examinar si las estadísticas del sector externo son exhaustivas e identificar los nuevos datos que se requieren. Podrían examinarse nuevas iniciativas con los departamentos de política económica y el (los) grupo(s) de asesoramiento en materia de estadísticas. Estos exámenes constituyen una oportunidad para hallar recursos adicionales. Sobre la base de estas deliberaciones, y en consulta con los usuarios y otros organismos compiladores, el organismo compilador central podría formular un plan estratégico para mejorar la calidad y la cobertura de las estadísticas de la deuda externa.

Recursos

10.11 Las decisiones sobre asignación de recursos son de competencia exclusiva de las autoridades de cada economía y deberán revisarse periódicamente. No obstante, se insta a las autoridades a proporcionar, por lo menos, recursos adecuados para desempeñar las tareas que se realizan actualmente, es decir, una dotación adecuada de recursos humanos, financieros e informáticos. En particular, el personal clave debe poseer una formación adecuada y conocer bien los conceptos y métodos de compilación de la deuda externa, incluida la Guía, y debe disponerse en todo momento de un núcleo básico de expertos estadísticos capacitados en estadísticas de la deuda externa. Deberán mantenerse instrucciones para realizar las tareas existentes. Los nuevos compiladores podrían recibir capacitación formal y práctica en los métodos de compilación de la deuda externa, incluidas las normas estadísticas internacionales y los procedimientos para recibir y procesar los datos.

Respaldo jurídico para la compilación de datos

10.12 Si las autoridades regulan estrictamente el endeudamiento externo, es probable que los datos de la deuda externa se obtengan como un subproducto del sistema regulatorio. Pero a medida que avanza la liberalización de los flujos financieros, es posible que la información de los estados regulatorios se torne menos exhaustiva y que sea más difícil identificar a las entidades que participan en transacciones de deuda externa. Por lo tanto, aumenta la necesidad de abordar el sector privado directamente para fines estadísticos. Sin un respaldo jurídico adecuado, puede resultar muy difícil obtener la información requerida de las entidades del sector privado.

10.13 La obtención del respaldo jurídico apropiado para la recopilación de datos estadísticos podría ser un proceso complicado y prolongado que quizá no se realice con frecuencia. Por lo tanto, un primer paso consistiría en determinar si existe algún respaldo jurídico para la recopilación de datos estadísticos que pudiera utilizarse para obtener la información requerida. De lo contrario, y si se considera necesario obtener respaldo jurídico adicional, quizá sea preciso ampliar dicho respaldo más allá de la “mera” recopilación de datos de la deuda externa. De hecho, en un entorno de liberalización, quizá se requiera un examen completo de las fuentes de información estadística y del respaldo jurídico necesario.

10.14 Los términos del respaldo jurídico para la recopilación de información estadística varían de un país a otro, dependiendo en gran medida de los mecanismos institucionales y de la evolución histórica de la labor de recopilación estadística. Sin embargo, entre los elementos que generalmente se incluyen figuran los siguientes:

  • La designación del tipo de entidades a las que el organismo compilador puede dirigirse para obtener los datos (por ejemplo, entidades del sector empresarial privado) y los fines perseguidos (como la supervisión de la actividad económica y las transacciones financieras).

  • La delimitación de las funciones del organismo compilador, sin ser tan restrictiva que el organismo no tenga libertad para adaptarse a nuevos instrumentos (por ejemplo, los derivados financieros).

  • La posibilidad de imponer sanciones a los encuestados por falta de respuesta, lo que debería complementarse con un mecanismo jurídico adecuado para garantizar el cumplimiento4.

  • La aclaración de que la información proporcionada por cada entidad no se divulgará por separado y solo se publicará en forma de agregados estadísticos (salvo quizás en los casos en que una entidad haya autorizado explícitamente la divulgación de la información), y la inclusión de las sanciones que se aplicarán al organismo compilador y, en particular, a los empleados, si se divulga esa información.

  • Una prohibición de que las autoridades utilicen la información suministrada por las distintas entidades para un fin que no sea la compilación de estadísticas, permitiendo así que la función de compilación de estadísticas sea independiente de otras actividades del gobierno (por ejemplo, autoridades tributarias); la prohibición debe estar respaldad por sanciones y el correspondiente mecanismo de aplicación.

  • La prohibición de que otros organismos públicos influyan en el contenido de las publicaciones estadísticas5.

  • El establecimiento de un comité de supervisión integrado por expertos independientes para garantizar el profesionalismo y la objetividad del organismo compilador.

10.15 Con este respaldo jurídico, el compilador de estadísticas tendría el respaldo necesario para recopilar información proveniente de empresas y bancos comerciales. Sin embargo, el compilador no solo deberá basarse en el respaldo jurídico, sino utilizar este respaldo para ayudar y alentar al sector privado a declarar datos (véase el párrafo 12.30).

Técnicas de recopilación de datos en distintas etapas de la liberalización

10.16 Como se mencionó anteriormente, es probable que la liberalización de las transacciones financieras afecte a la información disponible derivada de informes estadísticos6. Cuando la liberalización se lleva a cabo en forma gradual, el organismo u organismos encargados de las estadísticas externas, incluida la deuda externa, deben adoptar una estrategia para garantizar que sigan compilándose y divulgándose estadísticas de buena calidad. Como parte de esta estrategia debe considerarse si es necesario reforzar la infraestructura estadística, como se señaló anteriormente: la necesidad de respaldo jurídico y de una mayor cooperación, y una clara definición de las funciones de compilación entre los distintos organismos compiladores. También deberán considerarse las técnicas de recopilación de datos. En el gráfico 10.1 se presenta un panorama general de las técnicas que pueden utilizarse a medida que avanza el proceso de liberalización económica7.

Gráfico 10.1Proveedores de datos y herramientas de recopilación en distintos contextos de políticas

Fuentes: Forum for International Development Economics (1988) y la Guía, capítulos 12 y 13.

10.17 En el gráfico 10.1, en un entorno con controles rigurosos, los datos se obtienen primordialmente de fuentes administrativas, como las juntas de inversiones extranjeras, y de los bancos comerciales, tanto sobre sus transacciones propias y como sobre las de sus clientes residentes. A medida que se liberalizan cada vez más las transacciones financieras, aumenta la información que las empresas deben declarar directamente, en términos del número de empresas y de los datos requeridos. La información proporcionada por el sector público y los bancos comerciales sobre su propia deuda se mantiene en general sin cambios.

10.18 En un contexto parcialmente liberalizado, cuando algunas empresas comienzan a tener mayor libertad para obtener préstamos del exterior, se reduce el alcance de la información que puede obtenerse de fuentes administrativas tradicionales y de bancos comerciales. Los bancos comerciales podrán seguir siendo una valiosa fuente de información sobre las actividades de sus clientes, pero es posible que esta fuente de datos tenga que complementarse solicitando informes a las empresas que hayan sido autorizadas a obtener préstamos directamente del extranjero, es decir, empresas que efectúen transacciones externas en las que no participen los bancos comerciales nacionales. Por ejemplo, a quienes obtienen préstamos directamente en el extranjero se les podría solicitar que presenten la información sobre préstamos individuales a medida que se obtienen (es decir, que proporcionen información solo sobre la deuda externa) y/o se les podría solicitar que presenten información periódicamente en un formulario de encuesta que abarque activos y pasivos externos y todo flujo conexo, es decir, una encuesta que forme parte de los programas de recopilación de datos que se utilizan para compilar estadísticas del sector externo. Además, las autoridades de supervisión, los registros y custodios y las entidades de bolsa y de liquidación pueden convertirse en fuentes complementarias de información. Las empresas supervisadas (financieras y no financieras) pueden presentar información útil a las autoridades que las supervisan, como datos del balance. Los custodios y registros pueden proporcionar información pertinente sobre tenencias de no residentes de títulos de deuda emitidos por residentes.

10.19 A medida que avance la liberalización—y el organismo estadístico compilador dependa en menor medida de las fuentes administrativas y los bancos comerciales y en mayor medida de la información que deberá obtener de empresas privadas—su labor resultará más compleja. El organismo u organismos estadísticos tendrán que desarrollar y/o profundizar las aptitudes profesionales necesarias para compilar datos en un entorno más liberalizado, incluido en un grupo básico de funcionarios8. Esto comprende desarrollar aptitudes para llevar a cabo encuestas, para elaborar y mantener un registro de compañías y para realizar actividades de control de calidad y reforzar el conocimiento de este marco conceptual básico. La fase de liberalización parcial podría brindar la oportunidad de desarrollar estas capacidades en un entorno en que las fuentes tradicionales de información siguen siendo pertinentes, aunque en menor medida.

10.20 La idea de adoptar un enfoque por etapas permite al organismo u organismos estadísticos desarrollar la capacidad necesaria para adaptarse gradualmente a las nuevas circunstancias. Dado que llevar a cabo los cambios institucionales requeridos planteará dificultades y entrañará ciertos costos, un enfoque gradual podría reducir los costos para todas las partes que intervienen.

10.21 La decisión de un país de adoptar un enfoque gradual con respecto al proceso de declaración detallada de las actividades externas de las empresas privadas podría depender de varios factores, entre ellos los recursos y el respaldo jurídico de los que disponga para realizar encuestas. Sin embargo, cuando se liberalicen totalmente los movimientos de capital de una economía es importante que el organismo u organismos estadísticos estén en condiciones de supervisar las actividades externas del sector privado. De lo contrario, las autoridades económicas y los inversionistas del sector privado podrían formarse una idea errónea y subestimar el grado en que las empresas privadas han acumulado deuda externa, con las consiguientes repercusiones negativas para la economía en una etapa posterior.

10.22 Por último, si se decide que es necesario establecer un nuevo sistema de compilación para la balanza de pagos y la PII y para la deuda externa, debido quizás a que han cambiado las circunstancias de tal forma que la fiabilidad de las fuentes tradicionales de información es mucho menor, es importante establecer desde un principio los objetivos del nuevo sistema. Por ejemplo, deberán determinarse la puntualidad y periodicidad de los resultados, porque ello podría influir en los tipos de encuestas y los recursos requeridos. Además, deberá analizarse la importancia que revisten los datos para las necesidades de las autoridades económicas, porque las necesidades de recopilación deben considerarse dentro del contexto de las prioridades estadísticas generales. Inevitablemente los recursos del organismo compilador y de los encuestados son limitados.

Panorama general de la compilación de datos

10.23 En el gráfico 10.2 se presenta también un panorama de las posibles fuentes de datos para la compilación del saldo bruto de la deuda externa. Estas fuentes pueden agruparse en cuatro categorías principales, que se examinan en capítulo posteriores: compilación de la deuda externa del sector público en el capítulo 11, sociedades captadoras de depósitos y otros sectores en capítulo 12 y títulos de deuda en el capítulo 13.

Gráfico 10.2Saldo bruto de la deuda externa: Posibles fuentes de datos

10.24 El gráfico 10.2 no pretende ser exhaustivo y se refiere principalmente a las fuentes de datos que por lo general suelen estar disponibles y no necesariamente se excluyen entre sí. La importancia relativa de los diferentes tipos de deuda externa—dependiendo de las circunstancias nacionales—puede contribuir a las decisiones que un compilador quizá tenga que tomar para determinar la asignación de recursos entre las diferentes fuentes de datos.

Divulgación de las estadísticas de la deuda externa

10.25 El propósito final de la compilación de estadísticas de la deuda externa es poner estos datos a disposición de las autoridades económicas y otros usuarios. Los datos deben divulgarse en forma puntual y frecuente, preferentemente de acuerdo con un calendario bien establecido y anunciado con anticipación. La divulgación de datos podría ser en forma impresa y/o electrónica, y también podría incluirse como parte de un boletín de la deuda externa. Como parte del proceso de divulgación, los conceptos, las definiciones, las clasificaciones y la metodología utilizados deberán documentarse y divulgarse en forma de publicación a intervalos regulares. Estos metadatos también podrían señalar cualquier desviación significativa con respecto a las normas aceptadas internacionalmente, sesgos en los datos y los porcentajes de respuesta a las principales encuestas utilizadas para recopilar las estadísticas de la deuda externa.

10.26 La producción y divulgación regular de boletines de la deuda externa9 puede ofrecer al público un examen claro, integral y actualizado de la evolución del saldo bruto de la deuda externa de una economía. El boletín de la deuda debe presentar los datos de forma clara y precisa. Por lo tanto, los títulos de los cuadros y gráficos que se incluyan deben indicar la cobertura y periodicidad de las series cronológicas divulgadas. Se recomienda fuertemente un índice con la información que contiene el boletín. Los datos divulgados deben ser compatibles con la cobertura y los conceptos y definiciones establecidos en la Guía y otras normas estadísticas internacionales pertinentes. El boletín debe incluir los metadatos con información sobre las fuentes de datos, los métodos de compilación y el marco estadístico (es decir, los conceptos y las definiciones) empleados. Al desarrollar un boletín de la deuda, el uso de terminología técnica debe ser equilibrado y permitir a los compiladores y usuarios aprovechar adecuadamente la información divulgada. Un boletín de la deuda externa puede incluir información detallada sobre la composición del saldo bruto de la deuda externa (por ejemplo, por sector, moneda de denominación, vencimiento, acreedor y tasa de interés), valoración, transacciones de deuda y otros indicadores de deuda para respaldar el análisis de la estructura financiera de la economía.

10.27 Se recomienda que la periodicidad y puntualidad de las estadísticas de deuda externa siga las normas de divulgación de datos del FMI (Normas Especiales para la Divulgación de Datos [NEDD] o Sistema General de Divulgación de Datos [SGDD]). En el recuadro 4.1 en el capítulo 4 se presenta información detallada sobre las especificaciones de las NEDD y el SGDD con respecto a la divulgación de las estadísticas de deuda externa. Tanto las NEDD con el SGDD recomiendan que los datos de la deuda externa se compilen conforme a las directrices de la Guía. Se alienta asimismo a los compiladores a declarar datos de la deuda externa en la base de datos de las estadísticas trimestrales de deuda externa (QEDS, por sus siglas en inglés), creada en 2004 con el fin de mejorar la transparencia, puntualidad y disponibilidad de datos de la deuda externa. Véanse más detalles sobre la base de datos QEDS y otras bases de datos internacionales de la deuda externa en apéndice 3.

10.28 Obviamente, para satisfacer las necesidades legítimas de los usuarios, se publicarán datos que podrán ser objeto de revisión en una etapa posterior. En esos casos, debe indicarse a los usuarios que los datos publicados inicialmente son provisionales y pueden ser objeto de revisión. Si los datos revisados se publica posteriormente, los usuarios deben ser informados acerca de las revisiones, con explicaciones, es decir, de ser posible, la práctica de revisiones debe seguir un patrón previsible que sea de conocimiento de los usuarios de las estadísticas10, los datos preliminares y revisados deben estar claramente identificados y los usuarios deben ser informados de los resultados y los estudios de las revisiones de las estadísticas. Además, si se implementan modificaciones sustanciales en la metodología estadística, se recomienda encarecidamente advertir con anticipación suficiente a los usuarios y presentar series retrospectivas de datos después de publicar las revisiones: las revisiones de las series históricas correspondientes a años previos son fuertemente recomendadas cuando se realizan revisiones sustanciales de la cobertura y/o metodología, para garantizar la coherencia de las series of deuda externa.

10.29 La revisión de datos es un proceso continuo, por ejemplo, en el caso de las estadísticas trimestrales, en principio, los datos preliminares tienen que divulgarse un trimestre después del trimestre de referencia. Si bien las prácticas pueden diferir de un país a otro, en muchos casos estos datos se revisan cuando los datos del siguiente trimestre están disponibles, por ejemplo, los datos del primer trimestre se revisan cuando se divulgan los datos del segundo trimestre. Cuando los resultados anuales están disponibles en las recopilaciones, los datos de todos los trimestres estimados en el año (y quizás de uno o más años previos) pueden revisarse posteriormente. Cuando los datos de las encuestas anuales están disponibles, los datos trimestrales deben revisarse consecuentemente: la diferencia entre la posición de fin de año declarada en la encuesta anual y la posición de fin de año derivada de las estimaciones trimestrales puede distribuirse equitativamente (y acumulativamente) a lo largo de los tres trimestres, a menos que otra información indique un patrón diferente (la información disponible puede indicar que los ajustes de los tres trimestres no deberían ser equitativos, por ejemplo, si las fluctuaciones o transacciones del tipo de cambio fueran particularmente significativas en un solo trimestre); en tal caso se debe considerar un patrón diferente de ajuste.

10.30 En general, proporcionar al usuario información sobre las revisiones y las prácticas de revisión probablemente generará más confianza en las estadísticas y puede ayudar a fomentar una “cultura de presentación de datos” a los organismos compiladores.

Véanse Gestión Eficaz de la Deuda, UNCTAD/GID/DMS/15 (1993), y Private Sector External Debt: Main Issues and Challenges to Monitoring, UNCTAD, DRI (2002).

El Marco de Evaluación de la Calidad de los Datos (MECAD) del FMI para las estadísticas de deuda externa ofrece una estructura flexible para la evaluación cualitativa de las estadísticas de deuda externa. Abarca de forma exhaustiva los distintos aspectos de calidad relacionados con la recopilación, el procesamiento y la divulgación de datos. El primer nivel abarca los requisitos previos de calidad en virtud de los cuales se evalúa, entre otros aspectos, el entorno jurídico e institucional (véase información detallada sobre el MECAD de la deuda externa en el apéndice 6). También puede consultarse información sobre el uso de procedimientos para garantizar la calidad en la compilación de estadísticas en el Código de Buenas Prácticas de las Estadísticas Europeas (Eurostat) y el Marco de calidad de las estadísticas del BCE (SQF, BCE).

Un organismo nacional de estadística puede ser un usuario de datos sobre la deuda, en el sentido de que recibe datos proporcionados por el ministerio de Hacienda o el banco central para su publicación.

También podría considerarse la posibilidad de imponer sancionados a los encuestados por declarar datos inexactos (es decir, proporcionar datos incorrectos intencionalmente).

La integridad de los datos es muy importante para la función estadística. En los casos en que los organismos de compilación cumplan una función operativa además de la función de registro, podría considerarse delinear las funciones de tal manera que la función estadística se desarrolle con independencia de otras funciones.

Si bien se presenta como tres etapas diferenciadas de desarrollo normativo, es más probable que la liberalización sea un proceso continuo.

Una de las potenciales ventajas de compilar las estadísticas de deuda externa conjuntamente con otras series de datos macroeconómicos es que se puede incrementar la movilidad del personal. Por ejemplo, los conocimientos conceptuales básicos y las aptitudes de compilación básicas para un conjunto relacionado de datos macroeconómicos también puede revestir interés para las estadísticas de deuda externa, y viceversa.

En algunas economías, estos boletines pueden abarcar estadísticas de la deuda externa y del sector público.

Eso significa que el ciclo de revisión debe ser predeterminado y razonablemente estable de un año a otro y debe ser de dominio público; también deben explicarse los motivos subyacentes del ciclo. Las revisiones fuera del ciclo regular deben ser comunicadas y explicadas al público.

    Other Resources Citing This Publication