Estadísticas de la Deuda Externa: Guía Para Compiladores y Usuarios
Chapter

6. Principios complementarios de contabilidad de la deuda externa

Author(s):
International Monetary Fund. Statistics Dept.
Published Date:
December 2014
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Introducción

6.1 Los datos que se compilan y presentan utilizando los conceptos descritos en los capítulos anteriores proporcionan una cobertura completa y una visión bien fundada del saldo bruto de la deuda externa para toda la economía y/o el sector público. No obstante, esto datos no ofrecen un panorama completo de vulnerabilidades emergentes relacionadas con los riesgos de solvencia y liquidez. Por ejemplo, la composición por monedas y por tasas de interés de los pasivos de la deuda externa y el patrón de los pagos futuros podrían ser fuentes potenciales de vulnerabilidad. En este capítulo se presentan principios de contabilidad complementarios con el fin de facilitar la compilación de series de datos adicionales de utilidad analítica para comprender el saldo bruto de la deuda externa. Estos principios, así como los descritos en los capítulos anteriores, se utilizan para presentar cuadros ilustrativos en el siguiente capítulo.

6.2 En este capítulo, los principios de contabilidad complementarios se presentan bajo los siguientes encabezamientos generales:

  • Sectores, vencimiento e instrumentos.

  • Características específicas de la deuda externa.

  • Principios para la compilación de datos sobre el servicio de la deuda y otros planes de pago.

Sectores, vencimiento e instrumentos

Sectores de acreedores

6.3 Muchas economías divulgan la información sobre el sector de los acreedores no residentes que son propietarios de deuda externa, aunque para los compiladores podría ser complicado obtener información sobre la naturaleza del acreedor (residencia y sector) con respecto a la deuda negociable. Los sectores definidos en el capítulo 3 (gobierno general, banco central, sociedades captadoras de depósitos, excepto el banco central, y otros sectores) y en el capítulo 5 (sectores público y privado) son sectores acreedores y deudores. Otros sectores de acreedores generalmente descritos son los organismos (internacionales) multi-laterales1 y los acreedores oficiales.

6.4 Los organismos multilaterales se establecen mediante acuerdos políticos con categoría de tratados internacionales suscritos entre los países miembros. Los organismos multilaterales reciben los privilegios e inmunidades correspondientes y no están sujetos a las leyes y regulaciones de las economías en que tienen su sede. Por lo general estas organizaciones proporcionan servicios de intermediación financiera a nivel internacional, canalizando fondos entre prestamistas y prestatarios en diferentes economías2 y/o servicios no de mercado de naturaleza colectiva en beneficio de sus miembros. En su calidad de acreedores, los organismos multilaterales se denominan a veces acreedores oficiales multilaterales.

6.5 Los acreedores oficiales son acreedores que pertenecen al sector público, incluidos los organismos multilaterales. La deuda externa frente a los acreedores oficiales puede incluir también la deuda que fue contraída originalmente frente a acreedores privados, pero fue garantizada por una entidad pública en la economía del acreedor (por ejemplo, un organismo de crédito a la exportación). Los acreedores oficiales bilaterales son acreedores oficiales en un determinado país. Este tipo de acreedor reviste especial importancia en el contexto de las consultas sostenidas en el marco del Club de París. El Club de París es un grupo informal de acreedores oficiales que busca soluciones coordinadas y sostenibles para las dificultades de pago de deuda externa a las que se enfrentan sus deudores. El Club de París proporciona alivio de la deuda a los países deudores mediante la reprogramación de los flujos de deuda y/u operaciones con los saldos. El Club de París no es una institución formal, y carece de personalidad jurídica (véase el recuadro 8.2).

Vencimiento residual

6.6 Si bien se recomienda que en el saldo bruto de la deuda externa la atribución de vencimiento a corto/largo plazo se haga en función del vencimiento original (es decir, el período transcurrido desde que se crea el pasivo hasta la fecha de vencimiento final), también es de interés desde el punto de vista analítico clasificar la deuda en función del vencimiento residual (es decir, el período transcurrido desde la fecha de referencia hasta la fecha en que deben efectuarse los pagos de la deuda)3. Los indicadores de vencimiento residual (a veces denominados indicadores de vencimiento remanente) dan una idea de cuándo vencerán los pagos y, por consiguiente, constituyen un indicador de posibles riesgos de liquidez. La información sobre los pagos que vencen en el corto plazo reviste especial importancia.

6.7 En la Guía se recomienda calcular los vencimientos residuales a corto plazo sumando el valor de la deuda externa a corto plazo pendiente de pago (plazo de vencimiento original) al valor de la deuda externa a largo plazo pendiente (plazo de vencimiento original) que debe ser pagada en el plazo de un año o menos. Estos datos incluyen todos los atrasos. Conceptualmente, en la fecha de referencia el valor de la deuda externa a largo plazo pendiente de pago (vencimiento original) que debe ser pagada en el plazo de un año o menos es el valor descontado de los pagos que se efectuarán en el año siguiente, tanto de intereses como de principal4. El valor de la deuda a largo plazo pendiente de pago (vencimiento original) que debe ser pagada en un plazo superior a un año se clasifica como deuda a largo plazo en función del vencimiento residual.

6.8 El contenido de la información que se proporciona es una de las razones para recomendar este método. La deuda con vencimiento original a corto plazo puede identificarse a partir del saldo bruto de la deuda externa. Al calcular el valor de la deuda externa a largo plazo pendiente (plazo de vencimiento original) que debe ser pagadas en un año o menos pueden surgir dificultades prácticas; en este caso, puede utilizarse como indicador aproximado el valor no descontado de los pagos de principal correspondientes a las obligaciones de la deuda externa a largo plazo (plazo de vencimiento original) que deben ser pagados en un año o menos. Este indicador aproximado, si bien no ofrece una cobertura completa de los pagos de intereses que vencen durante el año siguiente, puede compilarse usando los principios para proyectar los pagos en un calendario del servicio de la deuda (véanse los párrafos 6.25–6.26)5.

Crédito relacionado con el comercio exterior

6.9 En la Guía, la definición de créditos y anticipos comerciales tal como se presentan en saldo bruto de la deuda externa se define en el capítulo 3: concesión directa de crédito por proveedores de bienes y servicios a sus clientes y anticipos por trabajos en curso (o que aún no se hayan iniciado) y pagos por adelantado de los clientes por bienes y servicios aún no suministrados, de conformidad con el SCN 2008 y el MBP6. Para facilitar la compilación de series de datos complementarias se introduce en este capítulo un concepto más amplio de los créditos relacionados con el comercio que incluye, además, otros créditos suministrados para financiar actividades comerciales, incluidos los otorgados a través de bancos. Esta definición incluye los créditos comerciales, las letras relacionadas con el comercio exterior (véanse los párrafos 6.10–6.11) y los créditos otorgados por terceros para financiar actividades comerciales, como los préstamos al comprador otorgados por instituciones financieras extranjeras o instituciones de crédito a la exportación. En el siguiente capítulo se incluye un cuadro para la presentación de datos sobre créditos relacionados con el comercio.

6.10 Las letras libradas contra el importador y proporcionadas al exportador, que este posteriormente descuenta con una institución financiera, dan origen a un problema de clasificación particularmente complejo. El importador podría considerar estos instrumentos como un otorgamiento directo de crédito por parte del exportador, pero una vez descontados pasan a constituir un activo de un tercero frente al importador. Cuando un instrumento proporcionado al exportador es negociable en los mercados organizados u otros mercados financieros debido a sus características, como por ejemplo un pagaré, debe clasificarse como título-valor al presentar el saldo bruto de la deuda externa y debe incluirse en la definición de créditos relacionados con el comercio. En principio, un proveedor también puede vender activos comerciales distintos de letras de comercio a una empresas de factoring, en cuyo caso el activo se reclasifica de créditos y anticipos comerciales a otros pasivos de deuda (otras cuentas por pagar—otros) en el saldo bruto de la deuda externa y se incluye en el concepto de crédito relacionado con el comercio exterior.

Recuadro 6.1Crédito relacionado con el comercio

La información sobre crédito relacionado con el comercio exterior es esencial para analizar la actividad relacionada con el comercio internacional de bienes y servicios. Se ha demostrado que las variaciones en el suministro de créditos relacionados con el comercio pueden alterar considerablemente los patrones del comercio. La evaluación de las condiciones de los créditos comerciales se ve complicada por la falta de mercados organizados y el carácter reservado de las relaciones con los clientes. Con estos antecedentes, el FMI ha puesto en marcha una encuesta sobre créditos comerciales que abarca a las principales instituciones bancarias.

Financiamiento del comercio: El financiamiento del comercio abarca una gama de mecanismos de pago entre importadores y exportadores: El financiamiento mediante una cuenta abierta permite a los importadores reembolsar a los exportadores directamente tras haber recibido los bienes; el financiamiento del comercio intermediado por bancos permite a los importadores o exportadores trasladar parte del riesgo de falta de pago o de incumplimiento a los bancos (por ejemplo, mediante la emisión o confirmación de la carta de crédito) u obtener financiamiento bancario para permitir que el exportador reciba el pago antes de que el importador tenga que efectuarlo, y los acuerdos de anticipos de efectivo permiten a los importadores pagar los bienes antes de que sean enviados. Los miembros de la Unión de Berna, como las entidades de crédito de exportación y los aseguradores privados de crédito de exportación, también participan en los mercados de financiamiento del comercio de una manera similar a la de los bancos comerciales. Los bancos multilaterales de desarrollo también cumplen una función al proporcionar garantías secundarias o liquidez a los bancos. Los créditos y anticipos comerciales en la Guía y en el MBP6 se refieren al financiamiento mediante una cuenta abierta y a los acuerdos de anticipos de efectivo. Los préstamos relacionados con el comercio efectuados por bancos se incluyen en préstamos y otras partidas fuera del balance que no dan lugar a activos financieros (por ejemplo, cartas de crédito; véase el MBP6, párrafos 5.9 y 5.13).

Mecanismos de financiamiento del comercio
Anticipos en efectivo 19%–22% US$3 billones–US$3,5 billonesFinanciamiento bancario para el comercio 35%–40% US$5,5 billones–US$6,4 billonesCuenta abierta (38%–45%, US$6 billones–US$7,2 billones)
Crédito cubierto por miembros de la Unión de Berna US$1,25 billones–US$1,5 billonesNo garantizado entre partes independientesIntraempresa
US$15,9 billones en comercio mundial de mercancías (estimación del FMI de 2008)Fuente: Estimaciones del personal técnico del FMI, encuestas FMI-BAFT de bancos comerciales y datos de la Unión de Berna.
Información básica de la encuesta sobre créditos relacionados con el comercio
EncuestaPeríodoEncuestados (número)Países (número)
1Dic-0840n.a.
2Mar-094423
3Jul-098844
4Mar-109353
5Dic-1011834
6Ago-1163n.c.
7Dic-1133791

Diseño de la encuesta: El diseño de la encuesta inicial contó con recomendaciones del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD) y del Hong Kong and Shanghai Banking Corporation (HSBC). La segunda encuesta incorporó recomendaciones de un copatrocinador, la Bankers’ Association for Finance and Trade (BAFT), ahora fusionada con la International Financial Services Association (BAFT-IFSA). La tercera encuesta contó con recomendaciones de la Comisión Bancaria de la Cámara de Comercio Internacional (ICC, por sus siglas en inglés), que ha venido acumulando un acervo de conocimientos especializados a través de su propia encuesta, la encuesta mundial ICC sobre financiamiento del comercio, llevada a cabo anualmente desde 2009. El diseño de la quinta encuesta se benefició de los aportes de expertos en encuestas del Departamento de Tecnología y Servicios Generales del FMI. La séptima encuesta es una colaboración con el ICC denominada ICC-IMF Market Snapshot de enero de 2012, y fue abreviada considerablemente, tanto en extensión como en su despliegue sobre el terreno, para evaluar sin demora la muy cambiante actitud del mercado en el último trimestre de 2011.

Implementación: Las encuestas fueron distribuidas principalmente a miembros de BAFT-IFSA, la Federación Latinoamericana de Bancos (FELEBAN), la Cámara de Comercio Internacional y otros organismos con los que pudieron comunicarse las instituciones financieras internacionales y las entidades privadas. Concretamente, el BERD, el Banco Asiático de Desarrollo, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Africano de Desarrollo (BAfD) y la Corporación Financiera Internacional proporcionaron valiosa asistencia para la distribución de las encuestas a instituciones financieras pertinentes. El número de encuestados varió notablemente dependiendo de los métodos empleados para recopilar los datos y para ponerse en contacto con los encuestados, así como con la extensión y la complejidad de las encuestas.

Contenido: En cada una de las encuestas, salvo la séptima, a los bancos se les pidió: 1) comparar la situación de su financiamiento al comercio en distintos momentos, incluidos volúmenes, precios y probabilidades relativas de incumplimiento; 2) evaluar las repercusiones de las modificaciones de las regulaciones bancarias (en particular Basilea II y III), y 3) indicar sus expectativas acerca de la evolución del sector a corto plazo (al igual que con muchas encuestas de este tipo, existe el riesgo de sesgo derivado de la autose-lección). Los resultados de las primeras cuatro encuestas se analizan en un estudio del FMI sobre el comercio y el financiamiento del comercio en la crisis financiera de 2008–09 (Trade and Trade Finance in 2008–09 Financial Crisis, IMF Working Paper WP/11/16).

6.11 Si la letra del importador es endosada (o “aceptada”) por un banco en la propia economía del importador a fin de que sea aceptable para el exportador, se denomina aceptación bancaria, se clasifica como título-valor en la presentación del saldo bruto de la deuda externa y se incluye en la definición de crédito relacionado con el comercio. Las aceptaciones bancarias deben clasificarse como un pasivo financiero del banco (o de la institución financiera que endosa la letra, si no es un banco) porque representan un derecho incondicional del tenedor y un derecho incondicional frente al banco. Sin embargo, en vista de las distintas prácticas nacionales y las diferentes características de estas aceptaciones, podría ser recomendable aplicar esta norma general con cierta flexibilidad.

Características específicas de la deuda externa

Composición por monedas

6.12 La moneda nacional es la de curso legal de la economía, emitida por la autoridad monetaria de esa economía o de la zona de moneda común a la que pertenece esa economía6. Todas las otras monedas son monedas extranjeras. Según esta definición, una economía que use como moneda de curso legal una moneda emitida por la autoridad monetaria de otra economía—como el dólar de EE.UU.—o de una zona monetaria a la cual no pertenece debería clasificar esa moneda como extranjera, aun si las transacciones locales se liquidan en dicha moneda. Los DEG siempre se consideran denominados en moneda extranjera, inclusive en el caso de las economías que emiten las monedas que componen la cesta del DEG.

6.13 La atribución de la deuda externa en base a la moneda está determinada principalmente por la moneda de denominación7. Deuda en moneda extranjera se define como la deuda en la que el valor de los flujos y saldos se fija en una moneda distinta de la moneda nacional. Así, todos los flujos de caja se determinan usando la moneda de denominación, convertida de ser necesario a moneda nacional o a otra unidad de cuenta para fines de liquidación o compilación de cuentas. La deuda vinculada a una moneda extranjera es una deuda pagadera en moneda nacional que no obstante está vinculada a una moneda extranjera. La deuda vinculada a monedas extranjeras se clasifica y se trata en las cuentas internacionales como denominada en moneda extranjera. La deuda en moneda nacional es deuda pagadera en moneda nacional que no está vinculada a una moneda extranjera. La deuda en moneda extranjera vinculada a la moneda nacional es deuda pagadera en moneda extranjera que no obstante está vinculada a la moneda nacional. Por convención, la deuda vinculada a moneda nacional se incluye en deuda en moneda extranjera en esta Guía. En el caso excepcional en que los pagos de intereses estén denominados en una moneda extranjera pero los pagos del principal estén denominados en moneda nacional, o viceversa, solo el valor presente de los pagos denominados en moneda extranjera deben clasificarse como deuda en moneda extranjera (la situación es similar en el caso de la deuda vinculada a una moneda extranjera). Las cuentas en oro no asignadas y otras cuentas en metales preciosos no asignadas que otorgan el derecho a exigir la entrega de oro o metal precioso se tratan como si estuvieran denominadas en moneda extranjera.

6.14 Cuando la deuda externa se atribuye según el tipo de moneda extranjera—dólar de EE.UU., euro, yen japonés, etc.—la moneda a la cual están vinculados los pagos es el factor determinante. Ciertos tipos de financiamiento en moneda extranjera están denominados en más de una moneda. Sin embargo, si los montos por pagar están vinculados a una moneda específica, el financiamiento debe atribuirse a esa moneda. En caso contrario, se recomienda a los compiladores desglosar esos instrumentos de monedas múltiples en las monedas componentes. Si, por alguna razón, en el momento en que se compilan los datos para una determinada fecha de referencia no se conocen con precisión los montos atribuibles a cada una de las monedas en esa fecha, el financiamiento debe atribuirse a cada tipo de moneda utilizando la información fiable más reciente de que disponga el compilador—por ejemplo, la moneda atribuida en la fecha de referencia anterior y los pagos sobre los que se tenga conocimiento efectuados en monedas específicas en el período posterior—y el desglose debe revisarse cuando se cuente con información firme para la nueva fecha de referencia.

Tasas de interés

Deuda externa a tasa variable y a tasa fija

6.15 Los instrumentos de deuda a tasa variable son aquellos en que los intereses están vinculados a un índice de referencia, por ejemplo, la LIBOR (tasa interbancaria de oferta de Londres), al precio de una materia prima específica o al precio de un determinado instrumento financiero que habitualmente fluctúa a lo largo del tiempo, de manera continua, como reacción frente a las condiciones del mercado. Todos los otros instrumentos de deuda deben clasificarse como instrumentos a tasa fija. Los intereses sobre la deuda vinculada a la calificación crediticia de otro prestatario deben clasificarse como intereses a tasa fija pues las calificaciones crediticias no varían de manera continua frente a las condiciones del mercado, en tanto que los intereses sobre la deuda vinculada a un índice de precios de referencia deben clasificarse como intereses a tasa variable, siempre y cuando los precios que sirven de base para el índice de referencia estén determinados fundamentalmente por el mercado.

6.16 La clasificación de un instrumento puede cambiar a lo largo del tiempo si, por ejemplo, la tasa de interés fija se reemplaza por una tasa variable. Por ejemplo, la tasa de interés puede ser fija durante un cierto número de años y posteriormente transformarse en una tasa variable. El instrumento se clasifica como deuda a tasa fija cuando se paga una tasa fija y como deuda a tasa variable cuando la tasa fija se reemplaza por una tasa variable8. Si los intereses están vinculados a un índice de referencia o al precio de una materia prima o al precio de un instrumento financiero pero se mantienen fijos mientras el índice de referencia o el precio no supere un umbral determinado, dichos intereses deben considerarse de tasa fija. No obstante, si a partir de entonces se transforma en una tasa variable, el instrumento debe ser reclasificado como instrumento a tasa variable. En cambio, si la tasa de interés es variable hasta que alcanza un nivel máximo o mínimo predeterminado, se transforma en deuda a tasa fija cuando alcanza dicho nivel máximo o mínimo.

6.17 Los instrumentos de deuda indexados se clasifican como instrumentos a tasa variable9. En el caso de estos instrumentos, el principal, los cupones, o ambos, están indexados a una variable, por ejemplo, a un índice de precios específico o general. Puesto que los instrumentos indexados tienen aspectos variables, un instrumento se clasifica como instrumento a tasa variable si la indexación se aplica al principal o a los cupones, o a ambos (en forma independiente del tratamiento de los intereses10). Por lo tanto, si solo el principal está indexado, la deuda deberá clasificarse como deuda a tasa variable independientemente de que la tasa de interés sea fija o variable, siempre y cuando el índice de referencia se ajuste al principio mencionado antes, es decir, por lo general, varía continuamente a lo largo del tiempo como resultado de las presiones del mercado.

Tasas de interés promedio

6.18 La tasa de interés promedio es la media ponderada de las tasas de interés sobre la deuda externa bruta pendiente de reembolso en la fecha de referencia. Las ponderaciones que se deben usar se determinan en función de valor en la unidad de cuenta de cada empréstito como porcentaje del total, por ejemplo, en el caso del sector gobierno general, la ponderación dada a la tasa de interés en cada instrumento de deuda externa es igual al valor en la unidad de cuenta de esa deuda como porcentaje de la deuda externa total del sector gobierno general. Del mismo modo, la ponderación dada al nivel promedio de las tasas de interés para el sector gobierno general cuando se calcula la tasa de interés media para toda la economía es igual al valor total en la unidad de cuenta de la deuda externa del gobierno general como porcentaje de la deuda externa total en el conjunto de la economía.

6.19 La tasa de interés pertinente de los instrumentos de deuda se ve afectada por el hecho de que el instrumento se vincule a una tasa de interés fija o variable. Si la tasa de interés se fija por contrato debe utilizarse esa tasa tomando en cuenta todos los descuentos y las primas que se acordaron al momento de la emisión. Si la tasa de interés ha sido variable en el pasado pero actualmente es fija, debe usarse la tasa fija actual. En el caso de los instrumentos a tasa variable, la tasa de interés sobre cada instrumento debe ser la tasa devengada en la fecha de referencia. En otras palabras, generalmente las tasas de interés variables se reajustan periódicamente y debe utilizarse la tasa de interés aplicable en la fecha de referencia. Si la tasa de interés se reajusta en la fecha de referencia, debe utilizarse esa tasa y no la tasa de interés anterior. Si, por alguna razón, la tasa variable no es observable, el nivel de la tasa de interés debe calcularse usando el índice de referencia o el precio pertinente en la fecha de referencia o, si la tasa está vinculada a una variación del índice de referencia, la variación registrada en el período pertinente hasta la fecha de referencia, o el período pertinente más próximo para el que se disponga de datos, además de otros márgenes en vigor que el prestatario deba pagar.

6.20 Para calcular el promedio ponderado de las tasas de interés acordadas sobre los nuevos préstamos durante el período, se registrarán las tasas de interés establecidas al momento de otorgarse el préstamo. Si se trata de una tasa de interés fijada mediante contrato, deberá usarse dicha tasa. En el caso de los préstamos a tasa variable, la tasa de interés correspondiente a cada instrumento deberá ser la tasa devengada en la fecha en que se establece el derecho de crédito. Las ponderaciones que deben utilizarse en la compilación de datos sobre la tasa de interés media están determinadas por el valor en la unidad de cuenta de cada operación de préstamo, en la fecha en que se estableció el derecho de crédito, como porcentaje del monto total otorgado en préstamo durante el período.

Lugar de emisión de los títulos

6.21 Los títulos de deuda emitidos en una economía por un residente de esa misma deben clasificarse como instrumentos emitidos internamente, independientemente de la moneda de emisión. Todas las demás emisiones deben clasificarse como emisiones en el extranjero. Al margen del lugar de emisión, todo título-valor de propiedad de no residentes y emitido por residentes de una economía dada debe clasificarse como parte de la deuda externa de esa economía. En caso de haber incertidumbre con respecto al lugar de emisión, deberán tomarse en cuenta las siguientes pautas, por orden decreciente de preferencia, para determinar si un residente de la economía ha emitido un título de deuda en el país o en el extranjero:

  • El título de deuda se cotiza en una bolsa reconocida en la economía nacional (emisión nacional) o en una economía extranjera (emisión en el extranjero).

  • El título de deuda tiene un número del Código Internacional de Identificación de Valores (ISIN, por sus siglas en inglés) con un indicador de país igual al del domicilio legal del emisor y/o tiene asignado un código interno del organismo nacional de numeración (título-valor interno); o el título de deuda tiene un código ISIN diferente del domicilio legal del emisor y/o tiene un código emitido por un organismo nacional de numeración de otro país (título-valor internacional)

  • El título es emitido en una moneda nacional (emisión nacional), tal como se señala en el párrafo 6.12, o en moneda extranjera (emisión en el extranjero).

Deuda en condiciones concesionarias

6.22 No existe una definición única de concesionalidad, y en la Guía no se ofrece ni se recomienda definición alguna. No obstante, es un hecho generalmente aceptado que los préstamos concesionarios ocurren cuando las unidades conceden préstamos a otras unidades a una tasa de interés contractual que se fija intencionalmente por debajo de la tasa de interés de mercado que se aplicaría normalmente. La concesionalidad no se refiere únicamente a las tasas de interés inferiores a las de mercado sino a todo el conjunto de condiciones concesionarias ofrecidas a la unidad prestataria, incluidos el vencimiento y los subsidios de terceros. El grado de concesionalidad puede ampliarse con períodos de gracia y con frecuencias de pago y períodos de vencimiento favorables al deudor. Sin embargo, generalmente se utiliza la definición aportada por el Comité de Asistencia para el Desarrollo (CAD) de la OCDE11. Según la definición del CAD, los préstamos concesionarios (es decir, préstamos concedidos en condiciones bastante más favorables que las condiciones de mercado incluyen: 1) créditos oficiales con un componente original de donación de 25% o más usando una tasa de descuento de 10% (es decir, cuando el excedente del valor facial de un préstamo del sector oficial sobre la suma de los pagos futuros de servicio de la deuda descontados que debe efectuar el deudor es de 25% o más usando una tasa de descuento de 10%), y 2) préstamos de los servicios de préstamos blandos del Banco Mundial, los principales bancos regionales de desarrollo y el FMI.

6.23 El FMI emplea una metodología para calcular la concesionalidad de los préstamos en la que las tasas de descuento utilizadas se calculan de una manera muy semejante a la metodología empleada en el Acuerdo en Materia de Crédito a la Exportación con Apoyo Oficial de la OCDE. Específicamente, una deuda es de carácter concesionario si incluye un elemento de donación de por lo menos 35% (o más en ciertos casos), calculado de la siguiente manera: el elemento de donación de una deuda es la diferencia entre el valor presente de la deuda y su valor nominal, expresado como porcentaje del valor nominal de la deuda. El valor presente de la deuda en el momento de contraerla se calcula descontando la corriente futura de pagos necesarios para atender el servicio de la deuda. Las tasas de descuento utilizadas para este propósito son las tasas de interés comerciales de referencia publicadas por la OCDE.

6.24 Toda deuda externa no clasificada como deuda en condiciones concesionarias deberá clasificarse como deuda en condiciones no concesionarias.

Servicio de la deuda y otros calendarios de pago

6.25 Un calendario de pago ofrece una proyección de los pagos futuros, en una fecha de referencia, basada en una serie de supuestos que probablemente se modificarán con el correr del tiempo. El calendario de pago del servicio de la deuda contiene una proyección de los pagos sobre el saldo bruto de la deuda externa en la fecha de referencia que ayuda a evaluar el riesgo de liquidez pues permite al usuario de los datos y al deudor determinar si se están concentrando los vencimientos, independientemente del plazo de vencimiento original del instrumento de deuda. Si está prevenido con anticipación de que se acumularán los vencimientos, el deudor puede adoptar medidas para corregir la situación. Sin embargo, la disponibilidad de información detallada sobre las características del instrumento de deuda es crucial; en la práctica, la disponibilidad de la información necesaria dependerá del nivel de detalle de las fuentes de datos utilizadas por el compilador.

6.26 Puesto que la preparación de un calendario de pago debe hacerse en base a supuestos, para asistir a los compiladores se ofrecen a continuación directrices sobre los supuestos que han de aplicarse. En la preparación de los calendarios de pago, en la Guía se recomienda al compilador actuar con la mayor diligencia posible al proyectar los pagos. De conformidad con las definiciones contenidas en el párrafo 2.5, en el calendario del servicio de la deuda los pagos de intereses son los pagos periódicos de los costos por concepto de intereses, en tanto que los pagos de principal son todos los otros pagos que reducen el saldo del principal12.

Pagos proyectados de la deuda externa en moneda extranjera

6.27 Es posible que los pagos de la deuda externa deban efectuarse en una moneda diferente de la unidad de cuenta usada para presentar datos en el calendario de pago del servicio de la deuda. En este caso, los pagos proyectados deben convertirse a la unidad de cuenta usando el tipo de cambio de mercado (es decir, el punto medio entre los tipos de cambio comprador y vendedor al contado) vigente en la fecha de referencia (o sea, el último día anterior al comienzo del período de la proyección). Dicho de otro modo, si un calendario de pago del servicio de la deuda se prepara para la deuda externa pendiente en una fecha de referencia de fin de año natural, debe usarse el tipo de cambio vigente al fin del año natural (en el último día de ese año)13. A algunos compiladores les puede resultar útil elaborar pagos suplementarios proyectados para tener en cuenta las fluctuaciones del tipo de cambio y la tasa de interés, cuando sea pertinente.

6.28 En el caso de las operaciones de préstamo en monedas múltiples, los pagos deben proyectarse tomando como referencia las monedas componentes del préstamo y los tipos de cambio de mercado (el punto medio entre los tipos de cambio comprador y vendedor al contado) vigentes en la fecha de referencia. En el caso de los préstamos del Banco Mundial basados en un fondo común de monedas, la proyección de los pagos futuros debe hacerse en el equivalente en dólares de EE.UU. tomando como base las unidades de dicho fondo común que se deben “pagar” en la fecha de vencimiento y el valor de cada unidad en la fecha de referencia, efectuando luego la conversión a la unidad de cuenta, si no es el dólar de EE.UU., utilizando el tipo de cambio de mercado (el punto medio entre los tipos de cambio comprador y vendedor al contado) vigente en la fecha de referencia14.

Pagos recibidos o efectuados en moneda extranjera en el marco de un contrato de derivados financieros

6.29 En consonancia con el método para la conversión de moneda extranjera adoptado en la Guía, los montos en moneda extranjera a pagar y recibir en virtud de un contrato de instrumentos financieros derivados en vigor en la fecha de referencia deberán convertirse a la unidad de cuenta usando el tipo de cambio de mercado (el punto medio entre los tipos de cambio comprador y vendedor al contado) vigente en la fecha de referencia (el último día anterior al comienzo del período de la proyección).

Pagos proyectados de intereses de depósitos

6.30 Los intereses de depósitos pagaderos una vez al año o con mayor frecuencia se consideran pagos futuros por concepto de intereses. La proyección de los pagos por concepto de intereses de los depósitos deberá hacerse en base a los depósitos vigentes en la fecha de referencia, usando las tasas de interés vigentes en esa fecha, a menos que existan razones contractuales para suponer otra cosa.

6.31 En el caso de los intereses de depósitos que pueden retirarse a la vista o que están sujetos a notificación de retiro, y que no están sujetos a una fecha de vencimiento, la proyección debe hacerse indefinidamente15, pero la proyección de los pagos de intereses de depósitos que tienen una fecha de vencimiento solo debe extenderse hasta dicha fecha. La proyección de los pagos de intereses de depósitos con respecto a los cuales se ha formulado una notificación de retiro debe hacerse en base al supuesto de que dichos depósitos serán retirados en la fecha de vencimiento, y no debe darse por supuesto que los fondos serán reinvertidos a menos que el depositario haya dado instrucciones explícitas a este respecto.

Pagos proyectados de la deuda externa indexada, incluidos los intereses a tasa variable

6.32 Los pagos de interés y principal de la deuda externa pueden estar vinculados a un índice de referencia que fluctúa a lo largo del tiempo, por ejemplo, un índice de tasa de interés de referencia variable, el precio de una materia prima u otro índice de precios. En este caso, la proyección de los pagos deberá efectuarse usando el nivel del índice de referencia correspondiente al último día anterior al comienzo del período de la proyección o, si el pago está vinculado a una variación del índice de referencia, el cambio registrado correspondiente al período pertinente hasta el último día anterior al comienzo del período de la proyección, o el período pertinente más próximo para el que se disponga de datos16. Si el margen sobre el índice de referencia está sujeto a cambios, deberá utilizarse el margen correspondiente al último día anterior al comienzo del período abarcado en la proyección. En el caso de la deuda pagadera en materias primas u otros bienes, los pagos futuros se valoran usando el precio de mercado de la materia prima o mercadería en la fecha de referencia, en tanto que la división entre pagos de principal y pagos de interés se efectúa tomando como base la tasa de interés implícita en la fecha de referencia (véase el párrafo 2.95).

Pagos proyectados de préstamos que no han sido totalmente desembolsados

6.33 No deberán proyectarse pagos de los préstamos que aún no han sido desembolsados. Si los préstamos han sido desembolsados parcialmente, solo deben proyectarse pagos para los fondos efectivamente desembolsados. Si el calendario de pago previsto en el contrato de préstamo está basado en el supuesto de que todos los fondos serán desembolsados, pero en la fecha de referencia solo ha tenido lugar un desembolso parcial, de no haber otra información que especifique claramente el calendario de pago previsto para los fondos desembolsados, se recomienda prorratear el calendario de pago del contrato de préstamo por el porcentaje del préstamo que ha sido desembolsado; por ejemplo, si se ha desembolsado la mitad del préstamo, deberá declararse en el calendario del servicio de la deuda la mitad de cada uno de los pagos previstos en el plan de préstamo17.

Pagos proyectados de deudas relacionadas con servicios

6.34 En la Guía, si un pago a un no residente por un servicio que ha sido proporcionado está pendiente en la fecha de referencia, se clasifica como pasivo de deuda externa18. Por consiguiente, todo pago futuro correspondiente a deuda relacionada con el suministro de servicios—como derechos, cargos y comisiones—que ya han sido proporcionados en la fecha de referencia pero que aún no han sido pagados se clasifican como pagos de principal, dentro de créditos y anticipos comerciales (salvo que se clasifiquen como pasivos de deuda frente a empresas de inversión directa/inversionistas directos/empresas emparentadas, en inversión directa: crédito entre empresas). Las proyecciones de comisiones que dependen de montos de referencia variables, como los compromisos de fondos no utilizados, deben basarse en el monto de referencia en la fecha de referencia. Se reconoce que la práctica nacional podría consistir en clasificar los cargos por servicios relacionados con un préstamo junto con los intereses en el calendario del servicio de la deuda, si bien esta práctica no se recomienda19.

Pagos proyectados de la deuda externa con cláusula de reembolso anticipado

6.35 Un pasivo de deuda externa podría incluir una cláusula que permite al acreedor solicitar el reembolso anticipado. Por ejemplo, el acreedor puede tener la opción de rescatar anticipadamente la deuda mediante una opción de venta (put). En principio, al estimar los pagos proyectados puede tomarse o no como referencia esta opción de venta. Por ejemplo, puede darse por supuesto, al comienzo, que un bono a 10 años con opción de venta después de 5 años tiene un plazo de reembolso de 10 años, y los pagos se registrarán hasta esa fecha. Pero también podría suponerse que para este bono el plazo de reembolso más corto posible es de 5 años, y limitar las proyecciones a esos 5 años. De acuerdo con la Guía, es preferible proyectar los pagos del servicio de la deuda tomando como base el vencimiento original (10 años en el ejemplo anterior), pero suministrando información complementaria sobre los pagos en base al plazo de reembolso más corto (5 años en el ejemplo). Se reconoce, sin embargo, que la práctica nacional podría consistir en estimar los pagos proyectados en relación con bonos con una opción de venta incorporada solo hasta la fecha de la opción (5 años en el ejemplo) suministrando información complementaria sobre los pagos proyectados en relación con el bono hasta la fecha de vencimiento original (10 años en el ejemplo)20.

Pagos proyectados de deuda externa vinculados con créditos

6.36 Los pagos de interés y/o principal podrían estar vinculados a la calificación crediticia de otros prestatarios, por ejemplo, cuando es el caso de los instrumentos conocidos como “pagarés vinculados con créditos”. En tales casos, para proyectar los pagos deberá utilizarse la calificación crediticia asignada a los otros prestatarios el último día anterior al inicio del período de la proyección.

Pagos proyectados derivados de transacciones de reporto pasivo

6.37 De acuerdo con el criterio de registro adoptado para las operaciones de reporto pasivo—enfoque de préstamo con garantía—el proveedor de un título registra un pasivo por préstamos. En el calendario de pago del servicio de la deuda, el proveedor del título registra el monto total del préstamo que debe reembolsarse en el momento del vencimiento en concepto de principal. Si la operación de reporto pasivo tiene un vencimiento “abierto”21, el préstamo debe registrarse como préstamo a la vista, bajo la categoría de pago inmediato al presentar el calendario de pago del servicio de la deuda, a menos que exista información concluyente indicando lo contrario.

Pagos proyectados de operaciones de arrendamiento financiero

6.38 Los pagos proyectados de operaciones de arrendamiento financiero deben dividirse en pagos de intereses y pagos de principal. El monto de los pagos de intereses puede calcularse usando la tasa de interés implícita sobre el préstamo, en tanto que todos los demás pagos se registran como pagos de principal. Desde un punto de vista conceptual, al inicio la tasa de interés implícita sobre el préstamo es la tasa que equipara el valor del bien suministrado—el valor del préstamo—con el valor actual de los pagos futuros, incluido el valor residual del bien que deberá restituirse (o comprarse) al vencer el contrato de arrendamiento.

Los organismos multilaterales se denominan organismos internacionales en el MBP6 (véase el MBP6, párrafos 4.103–4.107).

Entre los organismos multilaterales que se dedican a la intermediación financiera (también conocidos como organismos financieros o instituciones financieras internacionales) están los bancos centrales de uniones monetarias, el FMI, el Grupo Banco Mundial, el BPI y bancos regionales de desarrollo.

Por razones prácticas, la fecha de vencimiento del instrumento de deuda puede usarse como indicador aproximado.

En el caso de las economías que prefieren no incluir los costos de intereses devengados pero aún no pagaderos en el saldo bruto de la deuda externa correspondientes a todos los instrumentos, el valor nominal de la deuda externa a largo plazo pendiente de pago en la fecha de referencia que debe ser pagada un año o menos es la suma de los pagos de principal de dicha deuda que se efectuarán en el año siguiente, excepto en la deuda consistente en títulos emitidos con descuento, en cuyo caso el monto de principal por pagar será mayor que el monto nominal pendiente de pago en la fecha de referencia.

Algunos países que tienen deuda primaria en forma de instrumentos cuyo principal se paga solo al vencimiento atribuyen todo el valor de cada instrumento de deuda a largo plazo (vencimiento original) en términos residuales conforme a la fecha de vencimiento del instrumento. Sin embargo, desde el punto de vista del análisis de riesgo de liquidez, este método es imperfecto, porque los pagos que vencen en el corto plazo, como intereses y pagos parciales de principal, no se incluyen en el vencimiento residual de la deuda a corto plazo si el instrumento de deuda tiene una fecha de vencimiento de más de un año.

En este contexto, una zona monetaria común es aquella a la que pertenece más de una economía y que cuenta con un banco central regional legalmente facultado para emitir una misma moneda dentro de la zona. Para pertenecer a esta zona, la economía tiene que ser integrante del banco central.

La moneda de denominación está definida por la moneda en que se fija el valor de los flujos y las posiciones, según el contrato u otro acuerdo entre las partes; es importante para distinguir los valores de transacción y las ganancias y pérdidas por tenencia. La moneda de liquidación puede ser diferente de la moneda de denominación. El uso de una moneda de liquidación diferente de la moneda de denominación significa simplemente que toda liquidación que se produce implica una conversión de moneda (MBP6, párrafos 3.98–3.103)

A efectos del análisis de vulnerabilidad, la práctica común consiste en tratar los instrumentos que se convierten de tasa a fija a tasa variable como deuda a tasa variable. En el caso de la deuda cuyos intereses puede cambiar de tasa fija a tasa variable, los compiladores podrían proporcionar información adicional en las notas de los correspondientes cuadros de clasificación, cuando corresponda.

No obstante, los instrumentos vinculados a una moneda extranjera se tratan como si estuvieran denominados en una moneda extranjera (véase el párrafo 6.13), no como indexados a esa moneda.

En el MBP6, párrafos 11.59–11.65, se analizan dos métodos que pueden utilizarse para determinar el devengo de intereses en cada período contable cuando el monto pagadero al vencimiento está vinculado a un índice.

El CAD de la OCDE fue creado en 1960. En el momento de elaboración de la Guía el comité estaba integrado por 24 países y la Comisión de la Unión Europea.

Las directrices sobre el registro de las asignaciones de DEG en los cuadros del calendario de pago del servicio de la deuda constan en el párrafo 7.16.

Desde un punto de vista teórico, y en vista de que el calendario de pago del servicio de la deuda realiza proyecciones, las tasas a término pueden considerarse la mejor estimación de los tipos de cambio para fechas específicas en el futuro. No obstante, si bien ese enfoque puede aplicarse sin problema en muchos casos de deuda a corto plazo en moneda extranjera, es posible que no se disponga de tasas a término fácilmente observables en el caso de préstamos a más largo plazo y monedas “más pequeñas”, lo cual da lugar a posibles enfoques incoherentes entre economías y diferentes períodos de vencimiento. Además, siempre persiste la incertidumbre acerca de la trayectoria futura de las tasas de interés y los tipos de cambio. La Guía adopta el punto de vista de que las proyecciones de pagos futuros de la deuda externa vinculada a fluctuaciones de la moneda y las tasa de interés deben basarse en las tasas al contado al final del período, y no, por ejemplo, en las tasas a término, dado que este enfoque es más transparente, más fácil de compilar y más comprensible para los usuarios que las proyecciones basadas en tasas de los mercados a término, aunque se reconoce que el uso del tipo de cambio de un solo día para convertir pagos que se efectuarán a lo largo de un período futuro podría inducir errores si factores temporales afectan el tipo de cambio de ese día.

Los préstamos de fondos comunes de monedas son préstamos que se comprometen en términos equivalentes a dólares de EE.UU. y se convierten a unidades del fondo común de monedas, la unidad básica en la que debe el prestatario, mediante una tasa de conversión—valor de la unidad del fondo común—que se calcula en función de la relación entre el dólar de EE.UU. y las monedas que integran el fondo común. En el momento en que se deben reembolsar las unidades del fondo común, se vuelven a convertir al monto equivalente en dólar utilizando el valor vigente de la unidad del fondo común. Los préstamos de fondos comunes de monedas se describen en más detalle en el apéndice 1, parte 1.

En principio, el futuro podría ser indefinido, pero se alienta a los compiladores a adoptar supuestos racionales sobre el vencimiento promedio de los depósitos cuyos plazos de vencimiento no están declarados.

Al igual que en el caso de los pagos proyectados de deuda externa en moneda extranjera, en la Guía se considera que las proyecciones de pagos futuros de deuda vinculadas a un índice deben basarse en índices de referencia al contado al final del período, y no, por ejemplo, en índices de referencia a futuro (véase la nota de pie 13).

A efectos de una gestión prudente de los datos, algunas prácticas nacionales disponen que aun si solo se ha efectuado un desembolso parcial, se deben proyectar los montos completos previstos en el calendario de pago para cada período hasta que se haya reembolsado en su totalidad la deuda externa pendiente en fecha de referencia. Conforme a este enfoque “truncado”, si en la fecha de referencia se desembolsa la mitad del monto, el préstamo se “reembolsa” en la mitad del tiempo previsto en el plan de préstamo, lo que significa que el calendario de servicio de la deuda es más abultado al inicio del plazo.

El suministro de servicios debe registrarse en base devengado en cada período contable (es decir, deben registrarse conforme se prestan y no cuando se efectúen los pagos). Cuando se presta un servicio se crea un pasivo de deuda que existe hasta que se efectúa el pago (véase el párrafo 2.27).

En la Guía se recomienda que los servicios de intermediación financiera medidos indirectamente (SIFMI), si corresponde, deben incluirse con intereses en el calendario de pago del servicio de la deuda.

El deudor podría tener una opción de compra anticipada de la deuda externa (recompra), lo cual produciría también una reducción de la liquidez. Sin embargo, a diferencia de la opción de venta del acreedor, es improbable que se utilice, excepto en el momento adecuado para el deudor. Por consiguiente, al evaluar la vulnerabilidad, la información sobre la deuda externa con opciones de compra reviste mayor importancia.

Vencimiento abierto significa que ambas partes convienen diariamente en renovar. o rescindir el acuerdo y así se evitan costos de liquidación si ambas partes deciden renovar continuamente el acuerdo. Este tipo de acuerdo elimina costos de liquidación si ambas partes desean renovar el contrato de reporto pasivo de forma indefinida.

    Other Resources Citing This Publication