Estadísticas de la Deuda Externa: Guía Para Compiladores y Usuarios
Chapter

Apéndice 2. Operaciones de reporto pasivo de valores

Author(s):
International Monetary Fund. Statistics Dept.
Published Date:
December 2014
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Introducción

1. Las operaciones de reporto pasivo de valores se definen en la Guía como aquellas operaciones en virtud de las cuales una parte adquiere legalmente títulos y se compromete, en el marco del mismo acuerdo jurídico al inicio de la operación, a reembolsar a la parte vendedora, en una fecha acordada, los mismos títulos o títulos equivalentes1. Estos acuerdos se conocen como acuerdos de recompra (repos), préstamos de valores y reventas/recompras2. Si el acuerdo involucra fondos en efectivo, su naturaleza económica es similar a la de un préstamo garantizado, en el sentido de que el comprador del título provee al vendedor fondos garantizados por dichos títulos por el período de vigencia del acuerdo, y recibe una rentabilidad de esos fondos por medio del precio fijo acordado al cual se revenden los títulos cuando se cumple la segunda parte del acuerdo.

2. Como se señala en el capítulo 3, los títulos provistos mediante una operación de reporto pasivo permanecen en el balance del proveedor de los títulos. El suministro y recibo de fondos en el marco de un acuerdo de recompra de títulos se considera un préstamo o depósito. Se trata de un préstamo, a menos que se clasifique como depósito en los indicadores nacionales del dinero en sentido amplio. Si un acuerdo de recompra de títulos no implica el suministro de efectivo (es decir, si existe un intercambio de un título por otro, o si una parte suministra un título sin recibir una garantía), no existe un préstamo o depósito. Si el adquirente del título vende en firme los títulos así adquiridos, registra una posición negativa (o “corta”) para dicho título.

3. Este apéndice contiene algunos antecedentes sobre las operaciones de reporto pasivo y ejemplos de la forma en que estas posiciones deben declararse en el saldo bruto de la deuda externa.

¿Qué son estos instrumentos?

Acuerdos de recompra (repos)

4. Mediante los acuerdos de recompra se proveen títulos a cambio de efectivo, asumiendo el vendedor (proveedor del título) el compromiso de recomprar los mismos títulos u otros similares en efectivo a un precio fijo en una fecha futura especificada. El adquirente del título considera a la operación como una operación de reporto pasivo. El adquirente de los títulos obtiene un interés sobre el efectivo anticipado por medio de la diferencia entre las tasas de venta y de compra de los títulos; el interés se relaciona con la tasa interbancaria vigente y no con la del título que es objeto de un acuerdo de recompra3. El derecho de propiedad pleno e irrestricto pasa al adquirente del título, que puede revenderlo, pero el riesgo de mercado—los beneficios (y los riesgos) de la propiedad (como el derecho de obtener ganancias y de incurrir en pérdidas)—sigue correspondiendo al vendedor del título, que también recibe la renta de la propiedad/inversión correspondiente al título, aunque del adquirente en vez del emisor del título. Es decir, el compromiso de revertir el cambio de la propiedad legal en el futuro a un precio fijo significa que el propietario original retiene los beneficios y los riesgos de las variaciones en el precio del activo. Originalmente, el derecho del adquirente de revender el título solo se invocaría en el caso de incumplimiento por parte del proveedor, pero al desarrollarse el mercado, se ha tornado común el derecho de revender si así lo decidiese el adquirente del título.

5. Los repos se utilizan activamente en los mercados financieros internacionales. Con frecuencia tienen un vencimiento muy corto, de un día para otro, aunque también hay repos con vencimiento más largo (a veces de hasta varias semanas), o con vencimiento “abierto” (es decir, que las partes acuerdan diariamente la renovación o terminación del acuerdo). En los repos participan varios tipos diferentes de instituciones. Comúnmente, las instituciones financieras realizan transacciones con otras instituciones financieras, nacionales y no residentes, y los bancos centrales con instituciones financieras nacionales y otros bancos centrales. Sin embargo, las empresas no financieras y los gobiernos también pueden utilizar repos.

6. Los repos se utilizan por diversas razones:

  • Para financiar compras de títulos, es decir, cuando el proveedor del título adquiere en firme un título y luego lo vende mediante un acuerdo de recompra para ayudar a financiar la posición.

  • Para incrementar la liquidez obteniendo fondos y al mismo tiempo manteniendo la exposición del título a las fluctuaciones de los precios de mercado, es decir, cuando el proveedor del título desea mantener una posición a más largo plazo pero al mismo tiempo necesita efectivo a corto plazo.

  • Para adquirir títulos con el fin de cubrir una posición negativa (o “corta”), es decir, cuando el adquirente del título toma una posición negativa beneficiándose de una disminución del precio de mercado.

  • Para fines de apalancamiento mediante un programa que consiste en comprar títulos, celebrar acuerdos de recompra, comprar nuevos títulos con el efectivo adquirido y así sucesivamente, con los márgenes como único límite a esta actividad. Es decir, el proveedor del título crea una gran exposición positiva frente a las fluctuaciones del precio de los títulos sin tener que financiarla en su totalidad con sus propios fondos.

  • Los bancos centrales utilizan los acuerdos de recompra como herramienta operativa para inyectar o drenar liquidez en los mercados financieros internos. En muchos países, la tasa de los repos (o sea la tasa que paga el prestatario en un acuerdo de recompra) constituye la tasa de referencia para los préstamos del banco central al mercado.

7. Las cadenas de repos y operaciones de reporto pasivo constituyen una práctica común en los mercados financieros, mediante la cual ciertos participantes muy solventes en el mercado obtienen fondos a tasas más bajas que aquellas a las que pueden prestar los fondos. De esta manera, el mercado de repos forma parte de la actividad más amplia de intermediación financiera4. El desarrollo de los mercados de repos puede elevar la liquidez del mercado monetario, y al mismo tiempo profundizar el mercado de los títulos utilizados (con frecuencia, aunque no necesariamente, títulos públicos), lo que conduce a la obtención de tasas más ajustadas, tanto para los gobiernos como para los participantes en el mercado de dinero.

8. Por lo general, el proveedor del título es quien inicia la transacción en un acuerdo de recompra, lo que tiende a colocar al adquirente del título en una posición negociadora ligeramente más favorable. Estos se denominan repos “orientados a la obtención de efectivo”. En estas circunstancias, el proveedor del título no está obligado a proporcionar un determinado título, sino que generalmente se cuenta con una lista de títulos aceptables. Con frecuencia se permite sustituir el título durante la vigencia del acuerdo de recompra, es decir, el proveedor del título puede requerir recuperar el título objeto del acuerdo de recompra, y con frecuencia se le permite hacerlo sustituyéndolo por otro de la misma calidad (generalmente por uno que figura en la lista de títulos aceptables). El derecho a sustituir títulos por lo general afecta a la tasa de interés que se cobra por el repo.

9. En ciertas circunstancias, una entidad puede tener necesidad de un determinado tipo de título. Estas transacciones se conocen como repos “orientados a la obtención de valores”. Ello ocurre cuando un determinado título se torna “especial”, es decir, cuando es objeto de una gran demanda y la oferta es insuficiente para satisfacer los compromisos. En estas circunstancias, se ofrece una garantía en efectivo (las garantías que no son en efectivo se analizan más adelante, en la sección Préstamo de valores) y el proveedor del título se encuentra en una posición negociadora más favorable. En esencia, cuando se realiza una transacción de repos orientados a la obtención de valores, el proveedor del título está preparado para aceptar efectivo a cambio del título “prestado”, siempre que pueda compensar el riesgo del préstamo con un diferencial suficiente entre el interés que debe pagarse por el efectivo recibido y lo que puede ganarse en el mercado de dinero. En casos extremos, cuando no es posible obtener el título de ninguna otra fuente, la tasa de interés por el efectivo recibido puede reducirse a cero.

10. El hecho de que la transacción se oriente a la obtención de efectivo o de valores determinará cuál de las partes pagará el margen de garantía. El pago de este margen garantizará a una de las partes un mayor valor de mercado que el instrumento que se provee: esta diferencia se denomina a veces “recorte (haircut)”. El pago del margen puede efectuarse al inicio de la operación—en cuyo caso se conoce como margen inicial— o durante la vigencia de un acuerdo de recompra, en cuyo caso se denomina margen de variación o reposición de la garantía5. A medida que disminuye el valor de mercado de la garantía, esta se repone, restituyendo el margen a su valor original de mercado. Si la transacción está orientada a la obtención de efectivo, el proveedor del título aportará el margen; si está orientada a la obtención de valores, el margen será aportado por el adquirente del título. El margen de garantía puede estar constituido por efectivo o títulos.

11. El riesgo crediticio y de mercado afectan al volumen del margen de garantía. El riesgo de mercado se corresponde con el del título: cuanto más variable sea el precio de mercado del título, mayor será el margen de garantía; el riesgo crediticio lo asumen cada una de las dos contrapartes del acuerdo de recompra con respecto a la otra: cuanto mayor sea el riesgo crediticio percibido del proveedor del margen de garantía, mayor será dicho margen. En ambos casos, un mayor margen protege al adquirente contra la mayor probabilidad de que se produzcan acontecimientos adversos. En muchos mercados financieros, como al realizarse un acuerdo de recompra ambas partes están igualmente expuestas al riesgo, puede no requerirse un margen inicial si la capacidad crediticia es aproximadamente la misma (por lo general, las autoridades monetarias exigen un margen inicial; raramente o nunca lo pagan), pero a menudo es preciso reponer la garantía cuando disminuye el precio de mercado del título. Por otra parte, cuando se incrementa el valor del título, el adquirente puede o no devolver parte del valor del título, como “reposición inversa de la garantía”, dependiendo de cuál sea la práctica de mercado en el país de que se trate. En los mercados de capital menos desarrollados, y dependiendo de la profundidad y de la volatilidad de los precios en el mercado del título que sustenta el acuerdo de recompra, pueden exigirse márgenes iniciales sustancialmente mayores (posiblemente de hasta un 25%) que el valor del efectivo provisto.

12. Los mecanismos jurídicos y de mercado de los repos, incluso el pago del margen (ya se trate del margen inicial o de la reposición de la garantía), la posibilidad de sustituir los títulos y la retención del riesgo de mercado por parte del proveedor respaldan el punto de vista de que los acuerdos de recompra se clasifiquen como préstamos, en los que el título permanece en el balance del proveedor del título. Esta es ciertamente la forma en que los participantes en el mercado perciben los acuerdos de recompra. Por otra parte, en vista del traspaso de propiedad del título, hay quienes sostienen que debe registrarse una transacción en valores: el proveedor del título ya no tiene un derecho legal frente al emisor. En el capítulo 4 se muestra un cuadro informativo sobre el saldo bruto de la deuda externa, que puede utilizarse para presentar datos sobre títulos de deuda emitidos por residentes que fueron: 1) vendidos a no residentes y 2) comprados a no residentes en el marco de operaciones de reporto pasivo no vencidas, incluidos los acuerdos de recompra. Este cuadro permite registrar el traspaso de propiedad de estos títulos de deuda entre residentes y no residentes y, en términos más generales, las posiciones asumidas en el marco de las operaciones de reporto pasivo.

Préstamo de valores

13. En virtud de un acuerdo de préstamo de valores se proveen títulos en el marco de un acuerdo jurídico que exige que el adquirente del título devuelva el mismo título o un título similar, en una fecha acordada, a la misma parte de la que adquirió inicialmente el título. El adquirente del título no entrega efectivo al proveedor del título por la adquisición del mismo, aunque puede pagar una comisión y proveer garantías (como por ejemplo, en forma de otros títulos). Si se provee garantía en efectivo, la transacción tiene el mismo impacto económico que un repo.

14. Como en el caso de los acuerdos de recompra, la propiedad plena e irrestricta se transfiere al adquirente del título, que puede revenderlo, pero el riesgo de mercado—los beneficios (y riesgos) inherentes a la propiedad (como el derecho de obtener ganancias e incurrir en pérdidas)—es retenido por el propietario original del título, quien también recibe la renta de la propiedad/inversión correspondiente al título, aunque en este caso del adquirente del título y no del emisor. Por lo tanto, no ocurre ninguna transacción con los títulos y—si no implica el suministro de efectivo—ningún préstamo. Como el préstamo de valores constituye una actividad orientada a la obtención de valores, la transacción es iniciada por el adquirente del título, lo que significa que el “prestamista” del título se encuentra en una posición negociadora ventajosa. El nivel de la comisión que se cobra depende de la disponibilidad del título. El pago puede efectuarse al principio o al cierre del contrato. En la mayor parte de los casos, el propietario original del título considera que la transacción es temporal, y no elimina el título ni incluye la garantía en su balance, ya que retiene el derecho de percibir dividendos o intereses mientras el título se halla en préstamo, aunque del adquirente del título y no del emisor del mismo6.

15. Los préstamos de valores se utilizan activamente en los mercados financieros. En muchos casos, la transferencia de títulos entre tenedores se realiza a través de depositarios. El propietario del título otorga al depositario el derecho general de represtar el título, sujeto a ciertas salvaguardias legales. Por lo tanto, con frecuencia el propietario del título desconocerá que el título que posee ha sido vendido en el marco de un acuerdo de préstamo de valores.

16. Los préstamos de valores tienen las siguientes finalidades:

  • Para el adquirente del título, este es adquirido para cumplir un compromiso de venderlo, es decir, para cubrir una posición negativa (o “corta”). El adquirente puede apalancar su posición vendiendo títulos de los que no es propietario y cubriendo su posición con títulos adquiridos mediante préstamos de valores.

  • Para el proveedor del título, la comisión que paga el adquirente genera un ingreso: el propietario mantiene una posición a largo plazo, pero a través del préstamo obtiene ingresos adicionales.

  • El depositario puede obtener un ingreso adicional por comisiones, que puede traspasarse parcialmente al propietario del título disminuyendo el monto de los cargos por servicios de custodia. Es probable que el depositario esté en mejores condiciones de hacerse cargo de la garantía provista por el adquirente del título que el proveedor del mismo, quien, al permitir que los títulos sean prestados, puede pagar menos cargos por servicios de custodia y no tener la responsabilidad de hacerse cargo de la garantía provista.

17. Como ocurre con los acuerdos de recompra, pueden generarse cadenas de préstamos de valores, en virtud de las cuales los corredores de bolsa represtan sucesivamente los títulos a otros corredores de bolsa, agentes u otras partes. Las cadenas cambian de sentido cuando se devuelven los títulos. En este tipo de préstamos los títulos pueden ser emitidos por residentes o no residentes, gobiernos o corporaciones, y puede tratarse de participaciones en el capital o instrumentos de deuda. Los préstamos de valores incrementan la liquidez en el mercado de valores, además de la oportunidad de algunas liquidaciones comerciales, especialmente en el caso de títulos que se comercian con poca frecuencia o en volúmenes reducidos.

18. El adquirente del título por lo general ofrece en garantía otros títulos de igual o mayor valor que el título “prestado”, pagando el margen de garantía inicial, aunque en algunos casos no se provee garantía. Si se provee garantía en efectivo, la transacción tiene el mismo impacto económico que los acuerdos de recompra (analizados más arriba). Si el valor de mercado de los títulos dados en garantía disminuye en relación con el valor del título “prestado”, por lo general se exige que el adquirente reponga la garantía con el fin de restablecer la posición relativa. Si el valor de los títulos ofrecidos como garantía se incrementa, puede exigirse que el proveedor del título reponga o no parte de la garantía, según lo que sea habitual en el país.

19. Como consecuencia del requisito de que los títulos se devuelvan, el pago del margen de garantía, la retención del riesgo de mercado del título por parte del propietario original y el derecho a recibir pagos de renta sobre el título, los títulos prestados en el marco de acuerdos de préstamo de valores permanecen en el balance del propietario original. Si un adquirente vende el título comprado en virtud de un préstamo de valores, se registra una posición negativa (o “corta”), que refleja la obligación de devolver el título al proveedor del mismo. Como se señaló anteriormente, en el capítulo 4 se muestra un cuadro informativo sobre el saldo bruto de la deuda externa, que puede utilizarse para presentar datos sobre títulos de deuda emitidos por residentes que fueron: 1) vendidos a no residentes y 2) comprados a no residentes en el marco de operaciones de reporto pasivo no vencidas, incluidos los acuerdos de préstamo de valores.

Ejemplos de registro

20. Para ayudar a los compiladores, se presentan a continuación algunos ejemplos (cuadro A2.1) de la forma en que pueden registrarse los diferentes tipos de operaciones de reporto pasivo en el saldo bruto de la deuda externa y en el cuadro informativo, cuando se trata de títulos de deuda7. Los ejemplos muestran la variación de la posición que se produce cuando un no residente adquiere de un residente títulos de deuda emitidos por residentes, o viceversa, en virtud de una operación de reporto pasivo. En todos estos ejemplos, se supone que los títulos de deuda que intervienen en la transacción tienen un valor de 100, y el efectivo provisto un valor de 95. En todos los ejemplos se trata de una transacción de un título de deuda emitido por un residente del país A y se especifica la transacción inicial, seguida de diferentes transacciones posteriores. En cada transacción subsiguiente se registran la transacción inicial y las subsiguientes. En el ejemplo 1 b) se incluye la venta, mediante un acuerdo de recompra, del título de deuda por parte de un residente del país A a un no residente (1 a)), y la subsiguiente venta, mediante un acuerdo de recompra, por parte del no residente a otro residente del país A (1 b)). El ejemplo 1 c) incluye la venta del título de deuda, mediante un acuerdo de recompra, por parte de un residente del país A a un no residente (1 a)), y la subsiguiente venta, mediante un acuerdo de recompra, por parte del no residente a otro no residente (1 c)).

Cuadro A2.1Deuda externa: Registro de las transacciones de reporto pasivo
TransacciónVariación del saldo bruto de la deuda externaPartidas informativas: Títulos de deuda adquiridos en virtud de transacciones de reporto pasivo: Variación del saldo
Títulos de deuda (+ = incremento)Préstamos (+ = incremento)Adquiridos por no residentes de residentes (+ = incremento)Adquiridos por residentes de no residentes (- = incremento)
Ejemplo 1: Acuerdo de recompra (repo)
a) Un residente del país A vende el título a un no residente mediante un repo.+95+100
b) Después de 1a), el no residente vende el título a otro residente del país A, mediante un repo.+95+100−100
c) Después de 1a), el no residente vende el título a otro no residente, mediante un repo.+95+100
d) Después de 1a), el no residente vende el título en firme a un residente del país A.−100+95+100
e) Después de 1a), el no residente vende el título en firme a otro no residente.+95+100
Ejemplo 2: Acuerdo de recompra (repo)
a) Un residente del país A compra un título a un no residente, mediante un repo.−100
b) Después de 2a), el residente vende el título a otro residente del país A, mediante un repo.−100
c) Después de 2a), el residente vende el título a un no residente, mediante un repo.+95+100−100
d) Después de 2a), el residente vende el título en firme a otro residente.−100
e) Después de 2a), el residente vende el título en firme a un no residente.+100−100
Ejemplo 3: Préstamo de valores
a) Un residente del país A “vende” el título a un no residente, mediante un préstamo de valores.+100
b) Después de 3a), el no residente “vende” el título a otro residente del país A, mediante un préstamo de valores.+100−100
c) Después de 3a), el no residente “vende” el título a otro no residente, mediante un préstamo de valores.+100
d) Después de 3a), el no residente vende el título en firme a un residente del país A.−100+100
e) Después de 3a), el no residente vende el título en firme a otro no residente.+100
Ejemplo 4: Préstamo de valores
a) Un residente del país A “compra” el título a un no residente, mediante un préstamo de valores.−100
b) Después de 4a), el residente “vende” el título a otro residente del país A, mediante un préstamo de valores.−100
c) Después de 4a), el residente “vende” el título a un no residente, mediante un préstamo de valores.+100−100
d) Después de 4a), el residente vende el título en firme a otro residente del país A.−100
e) Después de 4a), el residente vende el título en firme a otro no residente.+100−100

El compromiso de recompra puede ser en una fecha futura especificada (a menudo uno o dos días más tarde, pero también a más largo plazo) o con un vencimiento “abierto”.

Repos, reportos, préstamos de títulos con garantía en efectivo y acuerdos de venta-recompra son distintos términos que se refieren a acuerdos con el mismo efecto económico que el acuerdo de recompra de títulos. Todos ellos implican el suministro de títulos como garantía de un préstamo o depósito. El término repos se utiliza desde la perspectiva del proveedor del título, mientras que el término reporto pasivo se utiliza desde la perspectiva del adquirente del título. Las reventas/recompras tienen el mismo efecto económico que los repos, pero operativamente son menos complicadas. Si el vendedor adquiere una opción en vez de una obligación de recomprar el título, el acuerdo se denomina a veces acuerdo de recompra espurio. La Guía no considera esta transacción como una operación de reporto pasivo.

En caso de que se efectúe el pago de un cupón durante la vigencia del repo, este hecho se tiene en cuenta en el momento de determinarse los fondos que deben reembolsarse. Sin embargo, los participantes en el mercado procuran evitar en lo posible tales situaciones.

Los participantes en el mercado de repos pueden llevar libros en los que los vencimientos de los acuerdos de recompra que se ingresan son los mismos que los que salen, o en los que los vencimientos difieren, en cuyo caso el participante puede especular con las fluctuaciones de la curva de rendimientos.

En las reventas/recompras no se paga margen de garantía.

En los casos en que se dan en préstamo participaciones en el capital, generalmente se evita que el período del préstamo coincida con una reunión de accionistas, o cualquier otra situación en que se requiera ejercitar el derecho a voto (como en una oferta pública de compra). Sin embargo, no siempre es posible saber cuándo se presentarán estas situaciones, y generalmente se permite el retorno de las participaciones al propietario original en esas circunstancias.

Cuando se utilizan títulos de participación en el capital en operaciones de reporto pasivo, la deuda externa solo se ve afectada si dichos títulos se utilizan como garantía para captar dinero de un no residente. En este caso, se registra un préstamo.

    Other Resources Citing This Publication