Chapter

Capítulo 3. Identificación de los instrumentos de deuda y los sectores institucionales

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
December 2013
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

En este capítulo se describen los instrumentos de deuda y la clasificación de la deuda según el sector institucional de los acreedores. Se utiliza la terminología del SCN 2008.

A. Introducción

3.1 La deuda es un subconjunto de pasivos en el balance. En este capítulo se describen brevemente el balance y sus componentes, y se muestra la relación entre la deuda y el resto del balance. También se examina en detalle la clasificación de los instrumentos de deuda. Por último, en este capítulo se analiza la clasificación de los instrumentos de deuda según el sector institucional de la contraparte del instrumento.

B. Panorama general del balance

3.2 Un balance es un estado del valor de los activos que posee una unidad institucional o un grupo de unidades y los pasivos mantenidos por esta unidad o grupo de unidades en un momento determinado1. Se compila comúnmente al cierre de cada período contable, que también es el comienzo del siguiente período contable. Los balances de las estadísticas macroeconómicas distinguen entre activos no financieros, activos financieros, pasivos y patrimonio neto.

3.3 El patrimonio neto de una unidad institucional (o grupo de unidades) es el valor total de sus activos menos el valor total de sus pasivos pendientes de reembolso y es un indicador de riqueza. El patrimonio neto también puede considerarse como la posición de saldo resultante de las transacciones y de los otros flujos económicos2 de todos los períodos previos. El patrimonio financiero neto de una unidad institucional (o grupo de unidades) es el valor total de sus activos financieros menos el valor total de sus pasivos pendientes de reembolso”3.

3.4 En los sistemas de estadísticas macroeconómicas solamente se registran los activos económicos. Los activos económicos son entidades: i) sobre las cuales las unidades institucionales ejercen, en forma individual o colectiva, derechos de propiedad4, y ii) de las cuales sus propietarios pueden derivar beneficios económicos mediante la tenencia o el uso por un período de tiempo.

1. Pasivos y activos financieros

3.5 Se establece un pasivo cuando una unidad (el deudor) está obligada, en circunstancias específicas, a proveer fondos u otros recursos a otra unidad (el acreedor). Normalmente, se establece conforme a un acuerdo jurídicamente vinculante en el que se especifican los términos y condiciones del pago o los pagos que deberán realizarse y el pago, según el contrato, es incondicional. Como se mencionó en el capítulo 2, párrafo 2.8, los pasivos pueden crearse también por una disposición con fuerza de ley, y por acontecimientos que hacen necesaria la transferencia de pagos futuros.

3.6 Siempre que exista un pasivo, el acreedor tiene el correspondiente derecho financiero frente al deudor. Un derecho financiero es un activo que normalmente da al propietario del mismo (el acreedor) el derecho a recibir un pago o una serie de pagos de una segunda unidad o unidades, según las condiciones del pasivo. Como los pasivos, los derechos financieros son incon-dicionales5. Un derecho financiero provee beneficios al acreedor, tales como actuar como reserva de valor, o posiblemente generar intereses, otras rentas de la propiedad o ganancias por tenencia. Los derechos financieros comprenden las participaciones de capital y en fondos de inversión, los instrumentos de deuda, los derivados financieros y opciones de compra de acciones por parte de empleados, y el oro monetario en forma de cuentas de oro no asignadas. Los activos financieros comprenden los derechos financieros y el oro en lingotes mantenido por las autoridades monetarias como activo de reserva.

3.7 Los instrumentos de deuda y las participaciones de capital y en fondos de inversión son instrumentos creados cuando una unidad provee fondos u otros recursos (por ejemplo, bienes en el caso del crédito comercial) a una segunda unidad y esta última acepta proporcionar un rendimiento en el futuro. En cambio, los derivados financieros son instrumentos financieros en que los contratos subyacentes implican una transferencia del riesgo. Por lo tanto, en lugar de proveer fondos u otros recursos, el contrato de derivados transfiere la exposición a los efectos de una variación del valor de un bien entre las partes, sin que haya un cambio de propiedad de dicho bien.

3.8 En muchos casos, los pasivos (y sus correspondientes derechos financieros) se identifican explícitamente en documentos formales, que describen la relación deudor-acreedor. En otros casos, los pasivos se imputan para reflejar la realidad económica subyacente de una transacción; por ejemplo, la creación de un préstamo hipotético cuando se adquiere un activo en el marco de un arrendamiento financiero. Sea cual fuere la forma en que se crea el derecho financiero, este se extingue cuando el deudor cancela la suma convenida en el contrato6.

3.9 Las participaciones de capital y en fondos de inversión emitidas por sociedades y otras formas jurídicas de organización similares se consideran pasivos de las unidades emisoras aunque los tenedores de los derechos no tienen un derecho monetario fijo o predeterminado sobre la sociedad. No obstante, las participaciones de capital y en fondos de inversión dan derecho a los propietarios a obtener beneficios en forma de dividendos y otras formas de distribución de la propiedad, y a menudo se mantienen con la expectativa de recibir ganancias por tenencia. En caso de que la unidad emisora sea liquidada, las acciones y otras participaciones de capital se convierten en derechos sobre el valor residual de la unidad una vez que se hayan satisfecho los derechos de todos los acreedores.

3.10 Si una sociedad pública ha emitido formalmente acciones u otras formas de participación de capital, las acciones serán un pasivo de esa sociedad y un activo del gobierno u otra unidad que las posea. Si una sociedad pública no ha emitido ningún tipo de acciones, se imputa la existencia de otros títulos de participación en el capital, reflejando el derecho de la unidad del sector público en el valor residual de la sociedad pública.

3.11 El balance incluye solamente los pasivos (y activos) reales7:

  • Los activos y pasivos contingentes no son reconocidos como activos financieros y pasivos sino hasta que se cumpla(n) la(s) condición(es).
  • Los montos que se reservan en la contabilidad de empresas como provisiones para el pago de los pasivos futuros de una unidad, ya sean reales o contingentes, o para los gastos futuros de una unidad, no se reconocen en los sistemas estadísticos macroeconómicos.
  • No se reconoce ningún pasivo por las promesas del gobierno de pagar las prestaciones de la seguridad social, como las prestaciones de jubilación y de salud, en el futuro (véase el párrafo 2.80)8.
  • Las líneas de crédito, las cartas de crédito y los compromisos de préstamo aseguran que los fondos estarán disponibles en el futuro, pero no se crea un activo financiero (y pasivo) en forma de un préstamo hasta que los fondos efectivamente se desembolsan.
  • El capital accionario suscrito y no aportado es contingente, a menos que exista la obligación de pagar el monto.
  • No se reconocen los pasivos ambientales, que son estimaciones probables y medibles de los costos de limpieza medioambiental, cierre y eliminación de residuos.

3.12 El oro monetario en lingotes no constituye un derecho financiero, lo que significa que no es un pasivo de otra unidad. No obstante, el oro monetario proporciona beneficios económicos en calidad de depósito de valor y puede utilizarse como medio de pago para liquidar derechos financieros y financiar otros tipos de transacciones. Por lo tanto, por convención, el oro monetario en lingotes es tratado como un activo financiero. El oro monetario en forma de cuentas de oro no asignadas constituye un derecho financiero y, por lo tanto, un pasivo de otra unidad en forma de dinero legal y depósitos (véase el párrafo 3.26)9.

3.13 Los activos no financieros son activos económicos que no son activos financieros10. Normalmente, las categorías principales de activos no financieros son las siguientes: los activos producidos (como los activos fijos, las existencias y los objetos de valor)11, y los activos no producidos (como los recursos naturales, los contratos, arrendamientos y licencias, y la plusvalía y reputación comercial). Los activos no financieros son depósitos de valor y proporcionan beneficios ya sea a través de su uso en la producción de bienes y servicios, o en forma de renta de la propiedad.

2. Relación entre un balance y la deuda

3.14 Según la definición del párrafo 2.3, la deuda se compone de todos los pasivos que exigen el pago de intereses y/o de principal por parte de un deudor a un acreedor en una fecha o fechas futuras. En los sistemas de estadísticas macroeconómicas, todos los pasivos en el balance son deuda, excepto las participaciones de capital y en fondos de inversión, y los derivados financieros y las opciones de compra de acciones por parte de empleados12. Los pasivos contingentes no se consideran deuda del garante, a menos que se cumplan una serie de condiciones determinadas. Los pasivos de deuda se componen de instrumentos de deuda, los que se analizan más adelante.

3.15 El cuadro 3.1 muestra la estructura de un balance en el sistema de EFP13. Los instrumentos de deuda, y sus activos financieros de contrapartida, aparecen subrayados y en negrita.

Cuadro 3.1.Balance de las estadísticas de las finanzas públicas
Balance de aperturaBalance de cierre
Activos no financieros789845
Activos financieros396392
Oro monetario y DEG8081
Dinero legal y depósitos150128
Títulos de deuda06
Préstamos115118
Participaciones de capital y en fondos de inversión1213
Seguros, pensiones y sistemas de garantías estandarizadas2021
Derivados financieros y opciones de compra de acciones por parte de empleados00
Otras cuentas por cobrar1925
Pasivos687780
DEG00
Dinero legal y depósitos102139
Títulos de deuda212253
Préstamos328333
Participaciones de capital y en fondos de inversión44
Seguros, pensiones y sistemas de garantías estandarizadas1919
Derivados financieros y opciones de compra de acciones por parte de empleados00
Otras cuentas por pagar2232
Patrimonio neto (total de activos financieros menos total de pasivos)498457
Algunas partidas informativas:
Patrimonio financiero neto (total de activos financieros menos total de pasivos)−291−388
Deuda bruta (pasivos de deuda)683776
Deuda neta299397
Las partidas subrayadas y en negrita son los instrumentos de deuda y sus activos correspondientes en instrumentos de deuda.Notas:

  • En este ejemplo, el total de pasivos es 780 en el balance de cierre. La deuda (bruta) es 776 en el balance de cierre, y es igual al total de pasivos, excluidas las participaciones de capital y en fondos de inversión, y los derivados financieros y opciones de compra de acciones por parte de empleados [780 – 4 – 0].
  • El patrimonio financiero neto es −388 en el balance de cierre. La deuda neta es 397 en el balance de cierre y es igual a la deuda bruta de 776 menos los activos financieros correspondientes de 379 [392 – 13 – 0].
  • Los números utilizados en este ejemplo provienen del ejemplo numérico del SCN 2008 para el sector gobierno general.

Las partidas subrayadas y en negrita son los instrumentos de deuda y sus activos correspondientes en instrumentos de deuda.Notas:

  • En este ejemplo, el total de pasivos es 780 en el balance de cierre. La deuda (bruta) es 776 en el balance de cierre, y es igual al total de pasivos, excluidas las participaciones de capital y en fondos de inversión, y los derivados financieros y opciones de compra de acciones por parte de empleados [780 – 4 – 0].
  • El patrimonio financiero neto es −388 en el balance de cierre. La deuda neta es 397 en el balance de cierre y es igual a la deuda bruta de 776 menos los activos financieros correspondientes de 379 [392 – 13 – 0].
  • Los números utilizados en este ejemplo provienen del ejemplo numérico del SCN 2008 para el sector gobierno general.

3.16 Puesto que un instrumento financiero dado origina a su vez un activo y un pasivo financiero, puede utilizarse la misma descripción de los instrumentos para ambos. Para simplificar, las descripciones de este capítulo se referirán solamente a “instrumentos de deuda”, a menos que haya una necesidad específica de referirse a activos financieros o pasivos.

C. Clasificación de los instrumentos de deuda

3.17 Tomando como base la definición de la deuda, los siguientes son instrumentos de deuda:

  • Derechos especiales de giro (DEG).
  • Dinero legal y depósitos.
  • Títulos de deuda.
  • Préstamos.
  • Seguros, pensiones y sistemas de garantías estandarizadas.
  • Otras cuentas por cobrar/por pagar.

3.18 La clasificación de los instrumentos de deuda, como las clasificaciones de todos los activos financieros y pasivos, se basa principalmente en el grado de liquidez y las características jurídicas que describen la relación básica entre acreedores y deudores. La liquidez de un instrumento financiero abarca características como la negociabilidad, transferibilidad, comerciabilidad y convertibilidad.

3.19 Además de la clasificación de los instrumentos de deuda según las características del instrumento financiero, estos también se clasifican de acuerdo con la residencia de la contraparte del instrumento (los deudores en el caso de los activos financieros y los acreedores en el caso de los pasivos). La residencia se define en los párrafos 2.94–2.102.

3.20 La clasificación de los instrumentos financieros islámicos se examina en el apéndice 2, Banca islámica, del Manual de estadísticas monetarias y financieras, 2000, y el anexo 2, Títulos islámicos de deuda, de Handbook on Securities Statistics—Debt Securities Issues.

1. Derechos especiales de giro (DEG)

3.21 Los derechos especiales de giro (DEG) son activos internacionales de reserva creados por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que los asigna a sus miembros para complementar sus activos de reserva. El Departamento de Derechos Especiales de Giro del FMI asigna DEG a los países miembros del FMI (denominados colectivamente “los participantes”). La asignación de DEG es un pasivo del país miembro y se devengan intereses sobre este pasivo.

3.22 Las tenencias de DEG representan un derecho incondicional de cada tenedor a obtener divisas u otros activos de reserva de otros países miembros del FMI. Estos activos financieros, sobre los que se devengan intereses, representan derechos frente a los participantes colectivamente, no frente al FMI. Un participante puede vender una parte o todas sus tenencias de DEG a otro participante y recibir a cambio otros activos de reserva, especialmente divisas. Los participantes pueden utilizar DEG para cubrir pasivos.

3.23 La creación (asignaciones de DEG) y extinción de DEG (cancelaciones de DEG) se consideran transacciones. Estas transacciones, y los saldos resultantes, se registran por el monto bruto de la asignación. Los DEG son transferibles entre los participantes y otros tenedores oficiales. En el capítulo 4 se examinan otras cuestiones metodológicas relacionadas con el DEG, como el registro de las tenencias y asignaciones de DEG en las cuentas financieras de las unidades del sector público.

3.24 Además de considerarse como un tipo de instrumento financiero, los DEG también pueden utilizarse como unidad de cuenta en la que pueden expresarse otros instrumentos de deuda.

2. Dinero legal y depósitos

3.25 El dinero legal comprende los billetes y monedas que tienen un valor nominal fijo y que son emitidos o están autorizados por el banco central o el gobierno. Todos los sectores pueden mantener dinero legal en forma de activos, pero normalmente solo los bancos centrales y el gobierno pueden emitir dinero legal. En algunos países, los bancos comerciales pueden emitir dinero legal con la autorización del banco central o del gobierno. El dinero legal es un pasivo de la unidad emisora. El dinero legal no emitido que mantiene una unidad del sector público no se considera un activo financiero del sector público ni un pasivo del banco central. El oro y monedas conmemorativas que no están en circulación como dinero de curso legal, o como oro monetario, se clasifican como activos no financieros y no como dinero legal.

3.26 Los depósitos comprenden todos los derechos, representados mediante comprobante del dinero entregado, frente a sociedades de depósito (incluido el banco central) y, en algunos casos, el gobierno general y otras unidades institucionales. Por lo general, un depósito es un contrato estándar, abierto al público en general, que permite la colocación de un monto variable de dinero. Las unidades del sector público pueden mantener una variedad de depósitos en forma de activos, incluso en monedas extranjeras. También es posible que una unidad del gobierno incurra en pasivos en forma de depósitos. Por ejemplo, un juzgado o autoridad impositiva podría mantener depósitos en caución mientras se resuelve un conflicto. Las sociedades públicas financieras (por ejemplo, el banco central) suelen incurrir en pasivos en forma de depósitos, incluso frente a las unidades de gobierno. También podría ser útil subclasificar los depósitos según su denominación en moneda nacional o en moneda extranjera. Las cuentas de metales preciosos no asignadas también son depósitos, salvo las cuentas de oro no asignadas mantenidas por las autoridades monetarias para fines de reserva, que se registran como tenencia de activos en la categoría de oro monetario, registrando el pasivo de contrapartida como un depósito (véase el párrafo 3.12)14. Los depósitos pueden ser transferibles o no transferibles.

3.27 Los depósitos transferibles comprenden todos los depósitos que son i) negociables a la vista y a la par sin penalización ni restricción e ii) utilizados directamente para efectuar pagos a terceros mediante cheque, giro, orden de pago, débito/crédito directo, o cualquier servicio de pago directo. Los depósitos no transferibles comprenden todos los otros derechos financieros, salvo los depósitos transferibles, representados mediante comprobante del dinero entregado15.

3. Títulos de deuda

3.28 Los títulos de deuda son instrumentos financieros negociables que sirven de evidencia de una deuda. Normalmente se especifica un calendario de pagos de intereses y reembolso del principal. Pueden citarse los ejemplos siguientes:

  • Letras.
  • Aceptaciones bancarias.
  • Instrumentos comerciales.
  • Certificados de depósito negociables.
  • Bonos y obligaciones (debentures), incluidos los bonos convertibles en acciones.
  • Préstamos que han pasado a ser negociables de un tenedor a otro.
  • Acciones o participaciones preferentes que no entrañan participación.
  • Títulos respaldados por activos y obligaciones de deuda con garantía real.
  • Instrumentos similares negociados normalmente en los mercados financieros.

3.29 Las letras se definen como títulos de deuda (normalmente a corto plazo) que otorgan al tenedor el derecho incondicional a recibir en una fecha determinada cierta suma de dinero fija. Las letras se emiten y generalmente se negocian en mercados organizados con un descuento respecto de su valor facial que depende de la tasa de interés y del plazo hasta el vencimiento. Algunos ejemplos de letras son las letras del Tesoro, los certificados de depósito negociables, las aceptaciones bancarias, los pagarés y los instrumentos comerciales.

3.30 Se crea una aceptación bancaria cuando una sociedad financiera endosa, a cambio de una comisión, un giro bancario o letra de cambio y la promesa incondicional de pago de un monto determinado en una fecha determinada. Una gran parte del comercio internacional se financia de este modo. Las aceptaciones bancarias se clasifican en la categoría de títulos de deuda. La aceptación bancaria representa un derecho incondicional para el tenedor y un pasivo incondicional para la sociedad financiera aceptante; el activo de contrapartida para la sociedad financiera es un derecho frente a su cliente. Las aceptaciones bancarias se consideran activos financieros a partir del momento de la aceptación, aun cuando los fondos no se intercambien hasta una etapa posterior.

3.31 Los bonos y obligaciones (debentures) son títulos que otorgan a sus propietarios el derecho incondicional a pagos fijos o a pagos variables determinados por contrato en una fecha o fechas determinadas. El pago de intereses no depende de los ingresos de los deudores.

3.32 Los bonos cupón cero son títulos a largo plazo que no implican pagos periódicos durante la vida del bono. Al igual que en el caso de los títulos a corto plazo, los bonos cupón cero se venden con descuento y al vencimiento se realiza un solo pago que incluye los intereses devengados. Los bonos con fuerte descuento son títulos a largo plazo que requieren pagos de cupón periódicos durante la vida del instrumento, pero su importe es sustancialmente menor que la tasa de interés de mercado en el momento de la emisión.

3.33 Los instrumentos con derivados incorporados no se clasifican como derivados financieros. Si un instrumento primario, como un título o un préstamo, contiene un instrumento incorporado, se valora y se clasifica de conformidad con sus características primarias, aunque el valor de ese título o préstamo bien puede diferir de los valores de títulos y préstamos similares debido a que se le ha incorporado un instrumento derivado. Por ejemplo, cabe mencionar los bonos emitidos por una sociedad que confieren a su tenedor la opción de convertirlos en acciones de la misma sociedad. Si se negocia por separado la opción de conversión, la opción se clasifica por separado como un derivado financiero, que no es deuda.

3.34 Los préstamos (véase el párrafo 3.39) que han pasado a ser negociables de un tenedor a otro se recla-sifican como títulos de deuda (en vez de préstamos) en ciertas circunstancias. Antes de la reclasificación, debe comprobarse que se efectúan transacciones en el mercado secundario, incluida la existencia de creadores de mercado, y cotizaciones frecuentes del instrumento, como la existencia de un margen entre el precio de compra y de venta para el instrumento16.

3.35 Las acciones preferentes que no entrañan participación son las que pagan un ingreso fijo pero que no conceden el derecho a participar en la distribución del valor residual de una empresa constituida en sociedad cuando esta se disuelve. Estas acciones se clasifican como títulos de deuda. Los bonos convertibles en acciones o participaciones de capital también deben clasificarse como deuda antes de su conversión.

3.36 Los títulos respaldados por activos y las obligaciones de deuda con garantía real son mecanismos mediante los cuales los pagos de intereses y principal están respaldados por pagos basados en determinados activos o corrientes de ingresos. Este proceso también se denomina “titulización” (véanse más detalles en el capítulo 4). Los títulos respaldados por activos están respaldados por varios tipos de activos financieros, por ejemplo, los préstamos hipotecarios y con tarjetas de crédito, o las corrientes de ingresos futuros del gobierno. Algunos ingresos futuros no están reconocidos como activos económicos en las estadísticas macroeconómicas.

3.37 Los títulos desmantelados son títulos que han sido transformados, a partir de cierta cantidad de principal con pagos de cupón, en una serie de bonos cupón cero, con una gama de vencimientos equiparables a la(s) fecha(s) de los cupones de pago y a la fecha de rescate de principal. La función del desmantelamiento es que las preferencias de los inversionistas por determinados flujos de efectivo pueden satisfacerse de formas distintas a la combinación de flujos de efectivo del título original. Existen dos casos de títulos desmantelados:

  • Cuando un tercero adquiere los títulos originales y los utiliza para respaldar la emisión de los títulos desmantelados. Entonces se han obtenido nuevos fondos y existe un nuevo instrumento financiero.
  • Cuando no se obtienen nuevos fondos y los pagos de los títulos originales se desmantelan y son negociados por separado por el emisor o a través de agentes (como los agentes de títulos desmantelados) que actúan con el consentimiento del emisor. En este caso, no se crea un nuevo instrumento.

3.38 Los títulos indexados son instrumentos en que los pagos de cupón (intereses) o el principal, o ambos están vinculados a otro elemento, como un índice de precios o el precio de un producto básico. Estos títulos se clasifican como instrumentos a tasa variable. En el anexo del capítulo 2 se examinan varias cuestiones relacionadas con la medición de los intereses sobre títulos indexados.

4. Préstamos

3.39 Un préstamo es un instrumento financiero que se crea cuando un acreedor presta fondos directamente a un deudor y recibe un instrumento no negociable como evidencia del activo17. Esta categoría incluye sobregiros, préstamos hipotecarios, préstamos para financiar créditos y anticipos comerciales, acuerdos de recompra, activos financieros y pasivos creados por los arrendamientos financieros, y derechos o pasivos frente al FMI en forma de préstamos. Los créditos y anticipos comerciales y otras cuentas por pagar o por cobrar similares no constituyen préstamos (véase el párrafo 3.64–3.65). Los préstamos que han pasado a ser negociables en mercados secundarios deben reclasificarse en títulos de deuda (véase el párrafo 3.34). No obstante, si solo se negocia ocasionalmente, el préstamo no se reclasifica en títulos de deuda.

3.40 Un arrendamiento financiero implica imputar un préstamo18. Cuando los bienes se adquieren en el marco de un arrendamiento financiero, se considera que el arrendatario es el propietario del activo, aunque legalmente el bien arrendado seguirá siendo de propiedad del arrendador. Ello se debe a que los riesgos y las recompensas de la propiedad han sido transferidos de facto al arrendatario. Se considera que el traspaso de propiedad se ha financiado mediante un préstamo imputado, que constituye un activo para el arrendador y un pasivo para el arrendatario.

3.41 Un acuerdo de recompra de títulos (repo) es un contrato de venta de títulos a cambio de efectivo a un precio determinado, con el compromiso de recomprar los mismos títulos u otros similares a un precio fijo en una fecha futura especificada (a menudo uno o pocos días después) o con un vencimiento abierto19. La naturaleza económica de la transacción es análoga a la de un préstamo garantizado (o un depósito20) porque el propietario original (proveedor del título) conserva los riesgos y las recompensas de la propiedad de los títulos. Por lo tanto, los fondos proporcionados por el adquirente del título (comprador) al proveedor del título (vendedor) se consideran un préstamo y los títulos subyacentes se mantienen en el balance del prestatario, pese al traspaso legal de propiedad.

3.42 Los préstamos de títulos son mecanismos mediante los cuales un tenedor transfiere títulos a otra parte (un comprador), con la condición de que le sean devueltos los mismos títulos u otros similares en una fecha determinada o a la vista. Al igual que en el caso de los acuerdos de recompra de títulos, el propietario original conserva los riesgos y las recompensas de la propiedad. Si el comprador ofrece efectivo como garantía real, entonces el acuerdo es un repo (véase el párrafo 3.41). Si el comprador ofrece una garantía no monetaria, entonces no se registra transacción alguna. En ambos casos, los títulos permanecen en el balance del propietario original.

3.43 Una operación de canje de oro constituye un intercambio de oro por depósitos en divisas, con el compromiso de recomprar el oro a un precio convenido en una fecha futura convenida. El tomador de oro (proveedor de efectivo) normalmente no registrará el oro en su balance, mientras que el proveedor de oro (tomador de efectivo), por lo general, no eliminará el oro de su balance. De esta forma, la transacción es análoga a un acuerdo de recompra y debe registrarse como un préstamo garantizado o un depósito. Las operaciones de canje de oro son similares a los acuerdos de recompra de títulos, con la salvedad de que la garantía es oro. Los préstamos de oro se realizan en la misma forma que los préstamos de títulos y deben tratarse del mismo modo.

3.44 Una operación de canje fuera del mercado es un canje21 que tiene un valor distinto de cero al comienzo, dado que las tasas de referencia se valoran a precios diferentes de los valores de mercado corrientes, es decir, “fuera del mercado”. Este tipo de operaciones de canje dan lugar al pago de una suma global, normalmente al comienzo, por una parte a la otra. La naturaleza económica de una operación de canje fuera del mercado combina un empréstito (la suma global), en forma de préstamo, y una operación de canje en el mercado (derivado financiero). El componente de préstamo de una operación de canje fuera del mercado es una deuda, y si una unidad del sector público recibe el pago de una suma total, este préstamo forma parte de la deuda del sector público. Véanse más detalles en el capítulo 4, párrafos 4.127–4.131.

5. Seguros, pensiones y sistemas de garantías estandarizadas

3.45 Los seguros, pensiones y sistemas de garantías estandarizadas comprenden:

  • Reservas técnicas de seguros no de vida.
  • Seguros de vida y derechos a rentas vitalicias.
  • Derechos a prestaciones jubilatorias.
  • Derechos de los fondos de pensiones frente al administrador de las pensiones.
  • Provisiones para peticiones de fondos en el marco de sistemas de garantías estandarizadas.

3.46 Estas reservas, derechos a prestaciones y provisiones representan pasivos de la unidad del sector público como asegurador, fondo de pensiones o emisor de garantías estandarizadas, y un activo correspondiente de los titulares de las pólizas o beneficiarios. Normalmente las sociedades públicas financieras ofrecen sistemas de seguros. Las unidades del gobierno general pueden incurrir en pasivos en concepto de reservas, derechos a prestaciones y provisiones y para los operadores de sistemas de seguros no de vida, sistemas de pensiones no autónomos o no basados en fondos asignados, y sistemas de garantías estandarizadas22.

3.47 En los párrafos siguientes se definen brevemente los tipos de reservas, derechos a prestaciones y provisiones que se aplican a los seguros, pensiones y sistemas de garantías estandarizadas. Estas cuestiones se analizan en detalle en el capítulo 17 del SCN 2008 y su valoración se examina en el capítulo 2, párrafos 2.135–2.138, de esta Guía.

a. Reservas técnicas de seguros no de vida

3.48 Las reservas técnicas de seguros no de vida comprenden: i) pagos anticipados de primas netas de seguros no de vida; y ii) reservas para indemnizaciones pendientes de seguros no de vida. En otras palabras, las reservas técnicas de seguros no de vida comprenden las primas pagadas pero aún no devengadas (denominadas primas no devengadas) y las indemnizaciones incurridas pero aún no pagadas23.

3.49 Por lo general, las primas se pagan al comienzo del período cubierto por la póliza. En base devengado, las primas se ganan a lo largo del período de la póliza, de modo que el pago inicial implica un prepago o anticipo. También incluye las reservas para riesgos no vencidos.

3.50 Las reservas para indemnizaciones pendientes son montos determinados por las sociedades de seguros para cubrir los pagos previstos que se desprenderán de eventos que ya han ocurrido pero cuyas indemnizaciones aún no han sido acordadas. Los aseguradores pueden identificar otras reservas, como las reservas de equiparación. Sin embargo, estas solamente se reconocen como pasivos (y activos respectivos) en el momento en que ocurre el suceso que da lugar a un pasivo. De lo contrario, las reservas de compensación son asientos contables internos efectuados por el asegurador que representan ahorro para cubrir catástrofes que ocurren de forma irregular y, por lo tanto, no representan ningún derecho efectivo para los titulares de pólizas.

b. Seguros de vida y derechos a rentas vitalicias

3.51 Los seguros de vida y derechos a rentas vitalicias son derechos financieros de los titulares de pólizas frente a una empresa que ofrece seguros de vida y derechos a rentas vitalicias.

3.52 Esta categoría comprende las reservas de las sociedades de seguros de vida y empresas que ofrecen contratos de renta vitalicia por los pagos anticipados de primas y los pasivos acumulados a favor de los titulares de pólizas de seguros de vida y los beneficiarios de rentas vitalicias. Los seguros de vida y derechos a rentas vitalicias se utilizan para proporcionar beneficios a los titulares de pólizas al vencimiento de éstas, o para compensar a los beneficiarios por la muerte de un asegurado; por consiguiente, se mantienen separados de los fondos de los accionistas. Estos derechos se consideran como pasivos de las compañías de seguros y activos de los titulares de las pólizas y sus beneficiarios. Los derechos a rentas vitalicias son el cálculo actuarial del valor presente de las obligaciones de pagar un ingreso futuro hasta el fallecimiento de los beneficiarios.

c. Derechos a prestaciones jubilatorias

3.53 Los derechos a prestaciones jubilatorias son derechos financieros de pensionistas actuales y futuros frente a sus empleadores o a un fondo designado por el empleador para pagar las pensiones devengadas como parte del acuerdo de remuneración entre el empleador y el empleado. La naturaleza de estos derechos, así como la de los pasivos correspondientes de las unidades que operan los fondos de pensiones, depende del tipo de prestaciones prometidas.

3.54 Los dos tipos principales de sistemas de pensiones son los sistemas de prestaciones definidas y los sistemas de contribuciones definidas24. En los sistemas de prestaciones definidas el nivel de las prestaciones jubilatorias prometidas por el empleador a los empleados participantes, y sus familiares, está garantizado, y suele determinarse mediante una fórmula basada en los años de servicio y el salario de los participantes. En los sistemas de contribuciones definidas está garantizado el nivel de las contribuciones del empleador al fondo, pero las prestaciones que se pagarán dependen de los activos del fondo.

3.55 Los fondos de pensiones para empleados del sector público pueden estar administrados, en nombre de la unidad del sector público, por una sociedad de seguros pública o privada; o pueden estar organizados y administrados por la unidad del sector público en forma de fondo de pensiones autónomo o no autónomo. Un sistema de pensiones operado por sociedades de seguros o en forma de fondo de pensiones autónomo puede tener un patrimonio neto positivo si los activos del fondo superan el pasivo correspondiente a las prestaciones de jubilación, o negativo si no alcanzan para pagarlas. Al igual que en el caso de otras sociedades públicas, el patrimonio neto pertenece al empleador o empleadores que establecieron el fondo. Un fondo de pensiones no autónomo no constituye una unidad independiente y sus activos pertenecen al empleador. Sin embargo, los empleados tienen un derecho frente al empleador que opera el fondo no autónomo, y el empleador tiene un pasivo igual al valor presente de las prestaciones futuras a pagar.

3.56 Además de los pasivos de los fondos de pensiones, en esta categoría se incluyen los pasivos de los sistemas de pensiones no capitalizados. Por su naturaleza, estos sistemas deben ser organizados y administrados por el empleador, que podría ser una unidad del gobierno general o una sociedad pública.

3.57 Con respecto a los sistemas de seguridad social25, en las estadísticas macroeconómicas no se reconoce ningún pasivo por las promesas del gobierno de pagar la jubilación y otras prestaciones en el futuro, independientemente del nivel de activos en el fondo de seguridad social u otras cuentas separadas26. Los pasivos correspondientes al pago de prestaciones que ya debieron pagarse pero que aún no se han pagado se clasifican como otras cuentas por pagar. No obstante, si un fondo de seguridad social también actúa como un plan de pensiones (como a veces es el caso para los empleados públicos actuales y antiguos), estas obligaciones de los sistemas de pensiones se incluyen en esta categoría, pero no las de la seguridad social del fondo de pensiones.

3.58 Al igual que las pensiones, algunos sistemas pueden tener otros pasivos conexos, como las prestaciones de salud, que se incluyen en los derechos a prestaciones no jubilatorias. Además de los pasivos por derechos a prestaciones jubilatorias frente a sus beneficiarios, un fondo de pensiones puede tener en algunos casos un derecho frente al empleador, otro patrocinador u otra parte, como un administrador del sistema. Por otro lado, el patrocinador u otra parte puede tener un derecho sobre un excedente del fondo. Estos derechos se clasifican como derechos de los fondos de pensiones frente a sus patrocinadores en seguros, pensiones y sistemas de garantías estandarizadas.

3.59 Existen diferentes supuestos y métodos para calcular los derechos en fondos de pensiones; por lo tanto, la naturaleza de la cobertura y las estimaciones deberán indicarse en los metadatos que acompañan a las estadísticas de deuda.

d. Derechos de los fondos de pensiones frente al administrador de las pensiones

3.60 El empleador puede contratar a un tercero para que administre los fondos de pensiones de sus empleados. Si el empleador sigue definiendo los términos de los sistemas de pensiones y asume la responsabilidad de cualquier déficit de financiamiento y el derecho a beneficiarse de cualquier excedente de financiamiento, el empleador es el gestor del fondo de pensiones y la unidad bajo la dirección del gestor del fondo de pensiones es el administrador del fondo. Si el acuerdo entre el empleador y un tercero conlleva que el empleador transfiere los riesgos y las responsabilidades de cualquier déficit de financiamiento a este tercero a cambio de que este tenga el derecho de beneficiarse de cualquier excedente, este tercero se convierte en el gestor y administrador del fondo de pensiones.

3.61 Cuando el gestor del fondo de pensiones es una unidad distinta del administrador y, en consecuencia, la responsabilidad por cualquier déficit, o los derechos por cualquier excedente, recaen en el gestor del fondo, el derecho del fondo de pensiones frente al gestor del fondo figura en esta categoría. (Si el fondo de pensiones obtiene una renta de la inversión por los derechos a prestaciones jubilatorias que mantiene mayor de la que es necesaria para cubrir el aumento de las prestaciones y la diferencia es pagadera al gestor del sistema de pensiones, el gestor tendrá un derecho frente al fondo de pensiones).

e. Provisiones para peticiones de fondos en el marco de sistemas de garantías estandarizadas

3.62 Las garantías estandarizadas se definen como aquellas que se emiten en gran número, normalmente por montos relativamente reducidos, siguiendo el mismo esquema27. En estos sistemas se distinguen tres partes, el prestatario (deudor), el prestamista (acreedor) y el garante. Tanto el prestatario como el prestamista pueden firmar un contrato por el cual el garante se compromete a reembolsar al prestamista si el prestatario incurre en incumplimiento de pago. Algunos ejemplos son las garantías de créditos para exportación, las garantías de depósitos y las garantías de préstamos para estudiantes. No es posible estimar con precisión el riesgo de incumplimiento de un préstamo determinado, pero una práctica estándar consiste en obtener a partir de un gran número de préstamos una estimación confiable de la cantidad de ellos que se incumplirán28. Si el garante opera por motivos puramente comerciales, deberán pagarse todas las comisiones, más la renta de la propiedad derivada de las comisiones y reservas, para cubrir los incumplimientos de los contratos pendientes, así como los costos, y obtener beneficios. Este es exactamente el mismo modelo que en el caso del seguro no de vida y se adopta un tratamiento similar para estas “garantías estandarizadas”. Esto implica que las transacciones y partidas del balance incluidas son similares a las del seguro no de vida.

3.63 Las garantías estandarizadas pueden ser otorgadas por una institución financiera incluidas, aunque no exclusivamente, las sociedades de seguros. También pueden ser otorgadas por unidades de gobierno. Es posible (aunque poco probable) que las sociedades no financieras otorguen este tipo de garantías. Una unidad del sector público que ofrezca garantías estandarizadas de préstamos acepta comisiones e incurre en pasivos para cubrir la activación de la garantía.

6. Otras cuentas por cobrar/por pagar

3.64 Otras cuentas por cobrar/por pagar comprende los créditos y anticipos comerciales u otros instrumentos diversos pendientes de pago o de cobro. Los créditos y anticipos comerciales (crédito a proveedores) comprenden: 1) los créditos comerciales concedidos directamente a los proveedores de bienes y servicios; y 2) los anticipos por trabajos en curso (o por trabajos que vayan a iniciarse), como los pagos a cuenta efectuados por adelantado durante la construcción por trabajos que se estén realizando, o pagos anticipados de bienes y servicios. Estos créditos se originan tanto de las demoras normales en recibir los pagos, como de la concesión deliberada de crédito por parte de los vendedores para financiar las ventas. Los créditos comerciales concedidos por el vendedor de bienes y servicios no incluyen los préstamos, títulos de deuda u otros pasivos proporcionados por terceros para financiar el comercio. Si una unidad de gobierno emite un pagaré u otros títulos para consolidar el pago adeudado por varios créditos comerciales, entonces el pagaré u otros títulos se clasifican como título de deuda.

3.65 En otras cuentas diversas por cobrar/por pagar se incluyen los impuestos devengados pero no pagados, dividendos, compras y ventas de títulos, alquileres, sueldos y salarios, contribuciones sociales, prestaciones sociales y partidas similares. También incluye los pagos aún no devengados, como los pagos anticipados de impuestos. En principio, los intereses devengados pero aún no pagados deben añadirse al principal del activo subyacente y no incluirse en esta categoría. Los impuestos por cobrar y/o los sueldos por pagar deberán indicarse por separado si los montos son considerables.

3.66 Por definición, las cuentas por pagar/por cobrar son conceptos del devengado y no existen en un sistema contable basado puramente en valores de caja.

D. Clasificación de la contraparte por sector institucional

3.67 En la sección anterior se examinaron las clasificaciones de los instrumentos de deuda basadas en las características del instrumento subyacente del derecho financiero. Para tener una visión más completa de la deuda del sector público o del gobierno general, las contrapartes de estos instrumentos financieros —es decir, los tenedores— también son importantes29. El análisis de los sectores económicos que proporcionan financiamiento (fuentes de financiamiento) para las operaciones del sector público o del gobierno general complementa el análisis del tipo de instrumentos de deuda utilizados. Las relaciones deudor-acreedor entre subsectores son esenciales para una consolidación adecuada de las estadísticas de deuda del sector público. Clasificar la deuda según si la contraparte es una sociedad financiera o no financiera, pública o privada, respectivamente, será necesario para compilar estadísticas consolidadas precisas de la deuda del sector público.

3.68 En el caso de los instrumentos de deuda que son derechos de unidades institucionales residentes, la contraparte de los instrumentos puede clasificarse en los siguientes sectores institucionales:

  • Gobierno general.
  • Banco central.
  • Sociedades de depósito, excepto el banco central.
    • Sociedades públicas de depósito, excepto el banco central.
    • Sociedades privadas de depósito, excepto el banco central.
  • Otras sociedades financieras30.
    • Otras sociedades públicas financieras.
    • Otras sociedades privadas financieras.
  • Sociedades no financieras.
    • Sociedades públicas no financieras.
    • Sociedades privadas no financieras.
  • Hogares e instituciones sin fines de lucro que sirven a los hogares.

3.69 En el caso de los instrumentos de deuda que son derechos de no residentes, la contraparte de los instrumentos puede ser:

  • Gobierno general.
  • Bancos centrales.
  • Organismos internacionales.
  • Sociedades financieras no clasificadas en otra parte.
  • Otros no residentes.

3.70 Las definiciones de los sectores institucionales se presentan en el capítulo 2 de esta Guía, y se examinan en más detalle en el capítulo 2 del MEFP y el capítulo 4 del SCN 2008. Las cuestiones relacionadas con la identificación de las contrapartes de los títulos de deuda negociados se analizan en el capítulo 7 de esta Guía.

3.71 Los acuerdos de recompra de títulos (repos) y los préstamos de títulos se definen en los párrafos 3.41–3.42. En muchas economías, una proporción importante de los títulos emitidos por el gobierno está sujeta a estos acuerdos. En ambos casos, el título jurídico se transmite a la otra parte en el marco de estos acuerdos, pero la propiedad económica del título no cambia. En esta situación es importante saber cómo se registra la propiedad en los datos fuente —por el propietario económico o el propietario legal— a fin de asegurar que la contraparte sea identificada correctamente.

1Puede compilarse un balance para el sector público, el sector gobierno general, un subsector del sector gobierno general, o cualquier otra unidad o grupo de unidades del sector público.
2Otros flujos económicos son los flujos que no son transacciones. Hay dos tipos de otros flujos económicos: ganancias y pérdidas por tenencia (revaloraciones) y otras variaciones en el volumen de activos y pasivos. Véanse más detalles en al apéndice 2.
3Si se calcula a la inversa, es decir, como el valor total de los pasivos pendientes de reembolso menos el valor total de los activos financieros, el resultado se denomina como pasivos financieros netos.
4Los derechos económicos de propiedad otorgan a la unidad institucional el derecho a recibir los beneficios relacionados con el uso del activo en el desarrollo de una actividad económica, al aceptar los riesgos vinculados a ella.
5Además, puede existir un derecho financiero que dé al acreedor el derecho a exigir el pago al deudor. Sin embargo, mientras que el pago por parte del deudor es incondicional si el acreedor lo exige, exigirlo es una decisión adoptada de forma discrecional por parte del acreedor.
6Un pasivo puede extinguirse de otras formas, como la cancelación contable del mismo por parte del acreedor.
7Véase el análisis de los pasivos contingentes en los párrafos 4.3–4.26 del capítulo 4.
8Sin embargo, las prestaciones de la seguridad social por pagar y aún no pagadas se incluyen en el balance como cuentas por pagar.
9Como se menciona en el capítulo 2, en principio, el oro en lingotes como elemento del oro monetario debe excluirse del cálculo de la deuda neta. No obstante, en la práctica, quizás haya que usar el monto total de oro monetario para calcular la deuda neta porque posiblemente los compiladores de estadísticas del sector público no puedan excluir el oro en lingotes.
10Por consiguiente, los activos no financieros no representan derechos frente a otras unidades y, por lo tanto, no tienen un pasivo de contrapartida. Por ejemplo, los productos básicos pueden negociarse en mercados organizados similares a los de los activos financieros negociados, pero no tienen un pasivo de contrapartida.
11Algunos ejemplos de activos fijos son los edificios, la maquinaria y equipo, los sistemas de armamento, los recursos biológicos cultivados, los programas de informática y las bases de datos. Son ejemplos de existencias los materiales y suministros, los trabajos en curso y las existencias estratégicas. Algunos ejemplos de objetos valiosos son las piedras y metales preciosos, las antigüedades y otros objetos de arte que se mantienen principalmente como reserva de valor.
12El oro monetario en lingotes (un activo de reserva) es el único activo financiero que no tiene un pasivo de contrapartida. Otro oro monetario en forma de dinero legal y depósitos se considera como un pasivo y, por lo tanto, como deuda.
13Las clasificaciones de los activos y pasivos financieros por instrumento financiero se basan en el SCN 2008.
14Véase un análisis detallado del oro monetario y las cuentas de oro en los párrafos 5.74–5.77 del MBP6.
15Algunos ejemplos de otros depósitos son los depósitos a la vista que permiten los retiros inmediatos de efectivo, pero no las transferencias directas a terceros, los depósitos de ahorro y a plazo fijo, los acuerdos de recompra a un día o a muy corto plazo que se incluyen en los indicadores nacionales de dinero ampliado, los depósitos en moneda extranjera que están bloqueados debido al racionamiento de divisas en el marco de la política nacional, y la posición de reserva en el FMI.
16Un ejemplo es el préstamo sindicado, proporcionado por un grupo de prestamistas y estructurado, concertado y administrado por uno o varios bancos comerciales o de inversión. Si partes del préstamo sindicado pasan a negociarse extensamente en los mercados, el préstamo podría cumplir los requisitos previstos para ser reclasificado como título.
17Un préstamo se distingue de un depósito de acuerdo con la representación evidenciada en sus comprobantes.
18Un arrendamiento financiero es un contrato en virtud del cual el arrendador, como propietario legal de un activo, transfiere sustancialmente al arrendatario todos los riesgos y retribuciones de la propiedad del activo.
19Existe un vencimiento abierto cuando ambas partes convienen diariamente en renovar o dar por terminado el contrato.
20Los acuerdos de recompra que se incluyen en los indicadores nacionales de dinero ampliado deben clasificarse como depósitos no transferibles. El resto de los acuerdos de recompra deben clasificarse en préstamos.
21En un contrato de canje, las partes intercambian, conforme a condiciones preacordadas, flujos de efectivo basados en los precios de referencia de los activos subyacentes.
22Es poco probable que una unidad del gobierno general incurra en pasivos con respecto a seguros de vida y rentas vitalicias, salvo si los proporciona a sus empleados.
23Esto incluye los casos en que el monto está en discusión o el evento que da lugar al derecho ha ocurrido pero aún no se ha declarado (denominados derechos pendientes).
24Los sistemas de contribuciones definidas también se denominan “sistemas de cuentas de capitalización individual”.
25Los sistemas de seguridad social se definen en el capítulo 2, párrafos 2.44–2.45.
26El MEFP incluye las obligaciones por prestaciones de la seguridad social como partida informativa del balance. El valor presente de las prestaciones de seguridad social ya ganadas según las leyes y reglamentos existentes, pero que son pagaderas en el futuro, deberá calcularse de manera similar a los pasivos de los sistemas de pensiones gestionados por los empleadores.
27En cambio, las garantías por una sola vez son individuales, y a los garantes les resulta imposible calcular con precisión el riesgo que entrañan. Por lo tanto, en la mayoría de los casos, las garantías por una sola vez no se consideran deuda del garante (a menos y hasta que se exija el cumplimiento de las garantías). Véase el capítulo 4, párrafos 4.15–4.16.
28Esta tasa de incumplimiento establece el pasivo derivado de las garantías estandarizadas.
29Todos los instrumentos de deuda están vinculados a dos partes. Por lo tanto, es posible realizar la clasificación cruzada de los emisores de instrumentos de deuda con el acreedor de contraparte. Esto debería compilarse por separado para los activos financieros y los pasivos.
30En otras palabras, las sociedades financieras distintas de las sociedades de depósito.

    Other Resources Citing This Publication