Balance of Payments Manual, Sixth Edition
Chapter

Capítulo 12. Cuenta del ingreso secundario

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
January 2012
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

A. Panorama general de la cuenta del ingreso secundario

Referencia:

12.1La cuenta del ingreso secundario muestra las transferencias corrientes entre residentes y no residentes. En esta cuenta se asientan distintos tipos de transferencias corriente para mostrar la función que desempeñan en el proceso de distribución del ingreso entre las economías. Las transferencias pueden ser en efectivo o en especie. Las transferencias de capital figuran en la cuenta de capital (véanse los párrafos 13.19–13.34).

12.2 Mientras que el ingreso primario influye en el ingreso nacional (véase en el párrafo 11.4 la definición del ingreso nacional bruto), el ingreso secundario, junto con el ingreso primario, influye en el ingreso nacional disponible bruto. Las transferencias de capital no influyen en el ingreso disponible, y por lo tanto se asientan en la cuenta de capital.

12.3 El saldo de la cuenta del ingreso secundario presenta el total de créditos menos el total de débitos y se denomina saldo del ingreso secundario. Como es la última de la serie de cuentas corrientes, al final de esta cuenta puede constar también el saldo de la suma de todas las transacciones en cuenta corriente. El saldo de todas las cuentas corrientes se denomina saldo en cuenta corriente y es un agregado económico importante para el análisis de los desequilibrios externos. El saldo en cuenta corriente también es un vínculo con las cuentas nacionales, ya que es igual al saldo ahorro-inversión de la economía (véanse los párrafos 14.4–14.5).

12.4 En el cuadro 12.1 se presentan los componentes y la estructura de la cuenta del ingreso secundario. Las transferencias corrientes pueden clasificarse también según el sector institucional que recibe o genera la transferencia. En algunos casos, los compiladores también podrían tener interés en compilar los datos clasificados por sector del proveedor en el caso de los créditos y por sector del receptor en el caso de los débitos. Para las economías que son importantes receptoras de asistencia, convendría aplicar una clasificación congruente a las transferencias corrientes y de capital para poder compararlas y agregarlas.

B. Conceptos y cobertura

12.5 Al describir el contenido de la cuenta del ingreso secundario hay que tener en cuenta dos distinciones importantes: a) las transferencias se distinguen de otros tipos de transacciones (véanse los párrafos 12.6–12.11), y b) las transferencias corrientes se distinguen de las transferencias de capital (véanse los párrafos 12.12–12.15).

1. Transacciones: Intercambios y transferencias

12.6 Como se explica en el párrafo 3.13, cada transacción es un intercambio o una transferencia. Un intercambio implica el suministro de un artículo de valor económico a cambio de otro artículo correspondiente de valor económico.

12.7Una transferencia es un asiento correspondiente al suministro de un bien, servicio, activo financiero u otro activo no producido por parte de una unidad institucional a otra unidad institucional sin obtener a cambio un artículo de valor económico. También ocurre una transferencia cuando el valor proporcionado a cambio de un artículo no es económicamente significativo o es muy inferior al valor del artículo. El sistema contable de las cuentas internacionales exige que cada parte de una transacción efectúe dos asientos (véase en los párrafos 3.26–3.31 la descripción del sistema contable). Cuando se suministra un artículo de valor económico (por ejemplo, bienes, servicios o un activo financiero) sin obtener a cambio un correspondiente artículo de valor económico, debe asentarse una transferencia. Una transferencia en efectivo consiste en el pago en moneda o en la entrega de un depósito transferible de una unidad institucional a otra sin recibir nada a cambio. Una transferencia en especie consiste en la transferencia de la propiedad de un bien o activo distinto de dinero en efectivo, o en la prestación de un servicio, sin recibir a cambio un artículo de valor económico. Las transferencias pueden ser corrientes o de capital (véanse los párrafos 12.12–12.15).

Cuadro 12.1.Panorama general de la cuenta del ingreso secundario
CréditosDébitos
Balanza de bienes, servicios y del ingreso primario
Transferencias personales
Impuestos corrientes sobre el ingreso, el patrimonio, etc.
Contribuciones sociales
Prestaciones sociales
Primas netas de seguros no de vida y garantías normalizadas
Indemnizaciones de seguros no de vida y ejecuciones de garantías normalizadas
Cooperación internacional corriente
Transferencias corrientes diversas
Total de créditos y débitos por transferencias corrientes
Saldo del ingreso secundario
Ajuste por cambio de los derechos jubilatorios
Saldo en cuenta corriente
Saldo en cuenta corriente (excluidas las utilidades reinvertidas)
Nota: Este cuadro es ilustrativo; los componentes normalizados figuran en el apéndice 9.

12.8 La unidad que hace una transferencia no recibe a cambio una prestación concreta cuantificable que pueda registrarse como parte de la misma transacción. Sin embargo, ciertas transferencias (como las primas netas de seguros no de vida) pueden dar a la unidad que efectúa el pago el derecho a alguna prestación contingente en el futuro. Los impuestos por lo general sirven para suministrar ciertos servicios colectivos que los contribuyentes pueden consumir. Aun en el caso de los impuestos pagados por los residentes, las prestaciones suelen ser inciertas o incuantificables; por esa razón, las primas netas de seguros no de vida y los impuestos distintos de los aplicados a los productos y la producción, entre otros, se consideran transferencias. Los impuestos sobre los productos y la producción, sin embargo, se consideran ingreso primario. (Véanse los párrafos 11.91–11.94).

12.9 Es posible que en algunos casos la distinción entre transferencias e intercambios no esté clara. Un ejemplo es la distinción entre los impuestos y los cargos por servicios del gobierno. Los párrafos 12.30 y 10.180–10.181 contienen pautas para distinguir entre los impuestos y los servicios. Otro caso es la distinción entre transferencias personales y remuneración de empleados cuando una persona sale a trabajar al extranjero. La distinción entre el registro de una u otra de estas transacciones se basa en la naturaleza de la transacción y en el tiempo que la persona pasa en el territorio económico donde está trabajando, es decir, si se la considera o no residente de la economía donde está trabajando. En el párrafo 12.24 se hace otra distinción entre las transacciones financieras y las transferencias personales.

12.10 Una institución sin fines de lucro que sirve a los hogares (ISFLSH; véase la definición en el párrafo 4.100) puede ser inversionista directa en una sociedad. No obstante, los flujos entre dos ISFLSH suelen ser transferencias, no inversión, ya que se considera que en estos casos rara vez obedecen a factores comerciales.

12.11 Por lo general, no hay transferencias entre entidades comerciales. Por ejemplo, el suministro de bienes y servicios sin un cargo explícito o a un valor inferior entre unidades institucionales que mantienen una relación de inversión directa no representa una transferencia. En este caso, el asiento correspondiente afecta al capital de inversión directa (véanse los párrafos 11.101–11.102). Sin embargo, entre entidades comerciales pueden surgir primas netas de seguros no de vida y reclamaciones de indemnización de seguros no de vida. Del mismo modo, una entidad comercial puede participar en el suministro de transferencias corrientes o de capital a otra entidad comercial a modo de compensación por daños a la propiedad u otras pérdidas.

2. Distinción entre transferencias corrientes y transferencias de capital

12.12 Las transferencias pueden ser corrientes o de capital. Para evitar duplicaciones, la distinción se explica principalmente en este capítulo, en lugar del capítulo 13, “Cuenta de capital”. Para distinguir entre las transferencias corrientes y de capital, es preferible centrarse en las características especiales de estas últimas.

12.13Las transferencias de capital son transferencias en las que se traspasa la propiedad de un activo (distinto del efectivo y de las existencias) de una parte a otra; o que obligan a una o a ambas partes a adquirir o disponer de un activo (distinto del efectivo y de las existencias); o en las que el acreedor condona una obligación. Las transferencias de efectivo que implican la disposición de activos que no sean efectivo (ni tampoco existencias) o la adquisición de activos que no sean efectivo (ni tampoco existencias) también son transferencias de capital. Una transferencia de capital provoca una variación de la misma magnitud en los saldos de activos de una o ambas partes de una transacción sin afectar al ahorro de ninguna de las partes. Las transferencias de capital suelen ser grandes e infrecuentes, pero no se las puede definir según el tamaño ni la frecuencia. Una transferencia en especie sin un cargo constituye una transferencia de capital si consiste en a) el traspaso de propiedad de un activo no financiero (que no sea existencias, es decir, activos fijos, objetos de valor y activos no producidos) o b) la condonación de una obligación por parte de un acreedor sin que se reciba a cambio un valor correspondiente. Sin embargo, el equipo de capital suministrado por un inversionista directo a su empresa de inversión directa no constituye una transferencia de capital, sino una transacción con capital de inversión directa. Una transferencia de efectivo es una transferencia de capital cuando está vinculada o condicionada a la adquisición o disposición de un activo fijo (por ejemplo, una donación para inversión) por una o ambas partes de la transacción.

12.14Las transferencias corrientes son todas las transferencias que no son de capital. Afectan directamente al nivel de ingreso disponible e influyen en el consumo de bienes o servicios. En otras palabras, reducen las posibilidades de ingreso y consumo del donante, en tanto que elevan las posibilidades de ingreso y consumo del receptor. Por ejemplo, las prestaciones sociales y la asistencia alimentaria son transferencias corrientes.

12.15 Es posible que algunas transferencias en efectivo puedan considerarse como transferencias de capital por una de las partes implicadas en la transacción y como transferencias corrientes por la otra. Una economía grande que otorga con regularidad donaciones para inversión en efectivo a varias economías más pequeñas puede considerar los gastos correspondientes como corrientes, aunque estos se destinen específicamente a financiar la adquisición de activos. Para evitar que la misma transacción reciba un tratamiento diferente por parte del donante y del receptor, se recomienda que ambas partes la clasifiquen como transferencia de capital aun cuando esté vinculada a la adquisición o disposición de un activo por solo una de las partes. Cuando no se sabe con certeza si una transferencia debe clasificarse como corriente o de capital, corresponde considerarla como transferencia corriente. La clasificación de las reclamaciones de indemnización por seguros no de vida se aborda en los párrafos 12.44–12.45.

3. Registro y valoración de transferencias

12.16 Aun si no se recibe a cambio ningún bien, servicio o activo de la contraparte, el registro de una transferencia debe dar origen a dos asientos para cada parte de una transacción. En el caso de una transferencia en efectivo, el donante registra una disminución de moneda o depósitos y una transferencia por pagar; el receptor registra un aumento de moneda o depósitos y una transferencia por cobrar. En el caso del suministro de bienes o servicios en especie libre de cargo, el donante registra una exportación de bienes o servicios y una transferencia por pagar; el receptor registra una importación de bienes o servicios y una transferencia por cobrar. Cuando se condona una obligación, el acreedor y el deudor extinguen el activo y el pasivo financiero, respectivamente, y los asientos correspondientes reflejan una transferencia.

12.17 En general, el momento de registro de las transferencias está determinado por el momento en que se traspasa la propiedad económica de los recursos (bienes, servicios o activos financieros) que constituyen el asiento correspondiente a las transferencias. La determinación del momento de registro de las donaciones y demás transferencias voluntarias puede ser complicada debido a la amplia gama de condiciones de inclusión con distinto peso jurídico. En algunos casos, el receptor potencial de una transferencia tiene un derecho jurídico cuando quedan cumplidas ciertas condiciones, como por ejemplo la ejecución previa de un gasto para una finalidad determinada o la aprobación de determinada ley. Estas transferencias se registran cuando quedan satisfechos todos los requisitos y condiciones. Si el receptor de una transferencia nunca tiene un derecho frente al donante, la transferencia deberá atribuirse al momento en que se efectúe el pago en efectivo, se transfiera el activo o se condone la obligación.

12.18 Los impuestos y demás transferencias obligatorias deberán registrarse cuando ocurren las actividades, transacciones u otros sucesos que crean el derecho del gobierno a los impuestos u otros pagos. El momento de registro de los impuestos es el momento en el cual surge la obligación impositiva. Por lo tanto, el monto del impuesto está determinado por el monto adeudado de acuerdo con determinaciones tributarias, declaraciones u otros instrumentos, tales como facturas de ventas o declaraciones de aduanas, que crean pasivos en forma de obligaciones de pago para los contribuyentes. Algunas transferencias obligatorias, como multas, sanciones pecuniarias y confiscación de propiedades, se determinan en un momento específico. Estas transferencias se registran cuando se establece un derecho jurídico a los fondos, lo cual puede suceder cuando un tribunal emite un fallo o cuando se publica una decisión administrativa. Si los datos sobre los impuestos se publican sobre la base caja, se deben hacer ajustes para aproximar las diferencias grandes a la base devengado.

12.19 Como una transferencia es el asiento correspondiente a un flujo de recursos efectivo o una obligación condonada, el valor de la transferencia equivale al valor del flujo correspondiente. Por lo general, las transferencias en especie plantean dificultades de valoración del flujo de recursos efectivo y, por ende, de los correspondientes asientos de transferencia. Los principios de valoración de las transacciones en especie se describen en el párrafo 3.72.

C. Tipos de transferencias corrientes

12.20 Las cuentas internacionales clasifican los siguientes tipos de transferencias corrientes:

Transferencias personales Otras transferencias corrientes

  • a) Impuestos corrientes sobre el ingreso, el patrimonio, etc.

  • b) Contribuciones sociales.

  • c) Prestaciones sociales.

  • d) Primas netas de seguros no de vida.

  • e) Reclamaciones de indemnización de seguros no de vida.

  • f) Cooperación internacional corriente.

  • g) Transferencias corrientes diversas.

En los párrafos 12.21–12.58 se describen estas categorías en el contexto de las cuentas internacionales.

1. Transferencias personales

Referencia:

12.21Las transferencias personales consisten en todas las transferencias corrientes, en efectivo o en especie, de hogares residentes a favor de hogares no residentes, o viceversa. Por lo tanto, las transferencias personales incluyen todas las transferencias corrientes entre personas residentes y no residentes, independientemente de los siguientes factores:

  • a) La fuente del ingreso del transferente (ya sea ingreso generado por trabajo, actividad comercial o propiedades; prestaciones sociales; otro tipo de transferencias, o la disposición de activos).

  • b) La relación entre los hogares (ya sean personas relacionadas o no relacionadas).

Por convención, las transferencias corrientes entre hogares originadas en loterías y otros juegos de azar se incluyen en las transferencias personales (descritas en el párrafo 12.26).

12.22Las remesas de los trabajadores son transferencias corrientes efectuadas por empleados a favor de residentes de otra economía. Se las incluye como partida suplementaria.

12.23 La conexión con la residencia de la persona en cuestión es importante para determinar si se trata de una transferencia personal. Por ejemplo, en el caso de los trabajadores, las transferencias personales incluyen solamente las transferencias enviadas al extranjero por trabajadores que son residentes de la economía en la cual están empleados. Los residentes de una economía pueden enviar al extranjero recursos para financiar a otros residentes de la misma economía que se encuentran en el extranjero (como por ejemplo los recursos que envían los padres a los hijos que están estudiando en otros territorios). Estas transacciones no deben asentarse como transferencias corrientes en la balanza de pagos porque las partes son residentes de la misma economía. Los gastos en el extranjero constituyen una compra de servicios de enseñanza en el caso de los estudiantes. Los gastos que efectúan en el extranjero los residentes que pasan menos de un año en un territorio económico extranjero por lo general se registran como viajes (véanse los párrafos 10.86–10.100).

12.24 Los fondos enviados al extranjero por personas que son residentes de la economía en la cual están empleados, trabajan por su cuenta o llevan un negocio, para efectuar un depósito en una cuenta a su nombre en un banco ubicado en el extranjero, no representan una transferencia personal sino una inversión financiera, que se asienta en la cuenta financiera. Pero toda extracción realizada para suministrar recursos a un familiar u otra persona, sin que medie una contraprestación, debe registrarse como transferencia personal. La situación de las cuentas conjuntas puede plantearse en el caso de los trabajadores residentes en el extranjero que mantienen cuentas bancarias conjuntas con familiares en el país de origen. La clasificación de este tipo de cuenta conjunta se describe en el párrafo 4.145. Si la cuenta conjunta que los trabajadores emigrantes mantienen en el país de origen puede ser utilizada libremente por los titulares en el país de origen, se la puede considerar como una cuenta en manos de residentes de la economía de origen (pasivo de residentes). En ese caso, los depósitos que efectúen en esa cuenta los no residentes aparecen como financiados por una transferencia desde el extranjero, y las extracciones realizadas por los residentes aparecen como una transacción interna.

Loterías y otros juegos de azar

12.25 Los montos abonados por billetes de lotería o en apuestas consisten en lo siguiente:

  • a) Un cargo por servicio a la unidad que organiza la lotería o el juego de azar (véase el párrafo 10.171).

  • b) Transferencias corrientes que los apostadores efectúan a favor de los ganadores y, en algunos casos, a favor de organismos de beneficencia.

Se considera que las transferencias tienen lugar directamente, de los participantes en la lotería o juego de azar a los ganadores y organismos de beneficencia. Es decir, no se las registra como transferencias desde ni hacia la unidad que opera el juego de azar. Algunos de los cargos por servicio a precio de comprador pueden incluir los impuestos sobre los juegos de azar, que en las cuentas aparecen a cargo del operador, no de los clientes.

12.26 La participación de hogares no residentes en juegos de azar puede dar lugar a transferencias netas entre residentes y no residentes. En algunos casos, el ganador de una lotería no recibe una suma total de inmediato, sino una sucesión de pagos a lo largo de un período. En ese caso, se debe registrar el cobro de la suma total como una transferencia corriente equivalente al valor actualizado de la sucesión de pagos y la compra inmediata de una renta vitalicia suministrada por el operador de la lotería. El registro de las rentas vitalicias se describe en los párrafos A6c.29–A6c.35.

Remesas

12.27 El apéndice 5 describe el concepto de las remesas para medir y analizar las remesas internacionales y los flujos de recursos a los hogares y las ISFLSH. Se definen tres categorías de remesas, que se pueden incluir como partidas suplementarias, tal como se indica a continuación:

  • a) Remesas personales. Desde la perspectiva de la economía receptora, las remesas personales se definen de la siguiente manera:

  • Transferencias personales por cobrar

  • + Remuneración de empleados por cobrar

  • – Impuestos y contribuciones sociales por pagar (vinculados a remuneración de empleados)

  • – Gastos de transporte y viaje por pagar de residentes empleados por no residentes (definidos como viajes de negocios en los párrafos 10.91–10.93)

  • + Transferencias de capital por cobrar de los hogares.

  • b) Total de remesas. Desde la perspectiva de la economía receptora, el total de remesas se define de la siguiente manera:

  • Remesas personales por cobrar

  • + Prestaciones sociales por cobrar.

Aunque conceptualmente el total de remesas incluye las transacciones de seguros no de vida (primas netas de seguros no de vida y reclamaciones de indemnización de seguros no de vida), estas transacciones se excluyen por razones prácticas.

  • c) Total de remesas y transferencias a ISFLSH. Desde la perspectiva de la economía receptora, esta categoría se define de la siguiente manera:

  • Total de remesas por cobrar

  • + Transferencias corrientes por cobrar a favor de ISFLSH

  • + Transferencias de capital por cobrar a favor de ISFLSH.

Las transferencias corrientes y de capital suelen registrarse como transferencias corrientes diversas u otras transferencias de capital (véanse los párrafos 12.53 y 13.31).

2. Otras transferencias corrientes

a. Impuestos corrientes sobre el ingreso, el patrimonio, etc.

Referencia:

12.28 En las cuentas internacionales, los impuestos corrientes sobre el ingreso, el patrimonio, etc. consisten principalmente en los impuestos aplicados al ingreso recibido por no residentes a cambio del suministro de mano de obra o activos financieros. Los impuestos sobre las ganancias de capital procedentes de activos de no residentes también pertenecen a esta categoría. Los impuestos sobre los sueldos y salarios percibidos por empleados no residentes se registran como impuestos pagaderos por los empleados no residentes. Los impuestos sobre el ingreso y las ganancias de capital procedentes de activos financieros pueden ser adeudados por personas, sociedades, instituciones sin fines de lucro, gobiernos y organismos internacionales. Los impuestos sobre los intereses y los dividendos se registran como impuestos pagaderos por los receptores de los intereses o los dividendos. Los impuestos sobre las transacciones financieras (tales como impuestos sobre la emisión, compra y venta de títulos) pagaderos por no residentes constituyen también transferencias corrientes. (Sin embargo, si esos impuestos se clasifican por convención como otros impuestos sobre los productos y la producción en las cuentas nacionales, se los puede tratar de la misma manera en las cuentas internacionales en aras de la congruencia.) Los impuestos sobre el ingreso y el patrimonio pueden ser aplicados y cobrados directamente por organismos internacionales, como por ejemplo los órganos de una unión económica. Los impuestos sobre la renta y la propiedad de tierras se consideran como impuestos pagaderos por los productores residentes o las unidades institucionales hipotéticas residentes; por ende, no deben asentarse por lo general en la balanza de pagos. Los impuestos sucesorios se clasifican como transferencias de capital (véase el párrafo 13.28). Las devoluciones de impuestos a los contribuyentes se tratan como impuestos negativos, es decir, el monto de los impuestos se reduce en el equivalente a las devoluciones.

12.29 Todos los demás impuestos corrientes (que no sean impuestos sobre el ingreso y el patrimonio, como lo explica el párrafo anterior, ni impuestos sobre los productos y la producción, que se asientan en la cuenta del ingreso primario, como lo explica el párrafo 11.91) se incluyen también en la cuenta del ingreso secundario.

12.30 Los gobiernos conceden autorizaciones concretas al expedir permisos u otros certificados por los cuales cobran cargos. Es necesario hacer una distinción entre los “cargos” que son impuestos y los “cargos” que representan pagos por servicios suministrados por el gobierno (véase también en los párrafos 10.180–10.181 la distinción entre impuestos y servicios). Si la expedición de permisos no representa demasiado trabajo para el gobierno o si el cargo es claramente desproporcionado en relación con el costo de expedición del permiso, es probable que los permisos concedidos automáticamente a cambio de un pago no sean más que un medio de recaudación de impuestos, aun si el gobierno expide a cambio un certificado o autorización. Sin embargo, si el gobierno utiliza la expedición de permisos como medio para ejercer alguna función debidamente reguladora—por ejemplo, para controlar la competencia o la calificación de la persona en cuestión, controlar la eficiencia y la seguridad en el funcionamiento de los equipos empleados o practicar alguna otra forma de control que no resulta obligatorio en otro caso—, los pagos realizados deben tratarse como compras de servicios al gobierno y no como pagos de impuestos, a menos que dichos pagos no sean más o menos proporcionales con respecto a los costos de la prestación de los servicios.

12.31 Toda multa o sanción por el pago atrasado de impuestos se incluye en el monto del impuesto correspondiente.

b. Contribuciones sociales

Referencia:

    SCN2008, capítulo 8, “The Redistribution of Income Accounts”, sección D, “Social Insurance Schemes”, y sección E, “Net Social Contributions”.

12.32Las contribuciones sociales son las contribuciones efectivas o imputadas de los hogares a sistemas de seguros sociales para financiar el pago de prestaciones sociales. Los sistemas de seguros sociales comprenden los planes de seguridad social (que abarcan la totalidad o grandes partes de la población y que impone, controla y financia el gobierno) y los planes para trabajadores (como los planes de pensiones capitalizados y no capitalizados). En las cuentas internacionales, se registran contribuciones sociales cuando un residente efectúa contribuciones a planes de seguridad social y de pensiones en otra economía porque tiene un empleo en esa economía, o cuando un empleador efectúa contribuciones efectivas o imputadas en nombre del empleado. (Las contribuciones sociales efectuadas por un empleador en nombre de sus empleados constituyen remuneración de empleados; véanse los párrafos 11.22–11.23). Análogamente, se registran contribuciones sociales cuando un no residente efectúa contribuciones sociales a los planes de seguridad social y de pensiones de residentes.

12.33 El cálculo del monto de las contribuciones sociales varía si se trata de un plan de seguridad social o de un plan de pensiones. En el caso de las contribuciones sociales a planes de seguridad social, el monto registrado en la cuenta del ingreso secundario incluye las contribuciones efectivas pagaderas por los empleadores y los empleados. Como el monto pagadero por los empleadores se incluye en la remuneración de empleados, el total de las contribuciones sociales efectuadas a los planes de seguridad social se registra como una transferencia pagadera por los empleados.

12.34 El cálculo de las contribuciones sociales a fondos de pensiones implica contribuciones suplementarias y cargos por servicio. Las contribuciones suplementarias, que representan ingreso de la inversión pagadero por derechos a prestaciones jubilatorias, se describen en el párrafo A6c.41, y los cargos por servicios de fondos de pensiones, en el párrafo 10.118. Además, la clasificación de las contribuciones sociales está pensada de manera tal que las transacciones de seguros sociales se consideran simultáneamente como distribución del ingreso y transacciones financieras.

12.35 Las contribuciones sociales a fondos de pensiones se determinan de la siguiente manera:

  • Contribuciones efectivas de los empleadores

  • + Contribuciones imputadas de los empleadores

  • + Contribuciones efectivas de los empleados

  • + Contribuciones suplementarias correspondientes a ingreso de la inversión pagadero por fondos de pensiones en concepto de derechos a prestaciones jubilatorias

  • – Cargos por servicio pagaderos a los fondos de pensiones.

12.36 Las contribuciones efectivas e imputadas de los empleadores se redireccionan a través de los empleados (el párrafo 3.16 contiene una explicación del redireccionamiento). Las contribuciones suplementarias representan un ingreso de la inversión pagadero por los planes de pensiones en concepto de derechos a prestaciones jubilatorias. Todos los cargos por servicio se consideran cargos pagaderos por los empleados, ya que los beneficiarios son los usuarios en última instancia. Para determinar las contribuciones suplementarias y los cargos por servicio de un grupo de titulares de pólizas quizá sea necesario basarse en la relación entre estas partidas y las contribuciones efectivas procedentes de diversas fuentes parecidas.

12.37 Los derechos a prestaciones jubilatorias son derechos de los beneficiarios frente a los fondos. Por lo tanto, el pago de contribuciones sociales a los planes de pensiones y el cobro de pensiones por parte de los beneficiarios constituyen una adquisición y una disposición de activos financieros. Además, se los asienta como transferencias corrientes en la cuenta del ingreso secundario, como contribuciones sociales y prestaciones sociales, respectivamente, de modo que los ingresos disponibles de los hogares reflejan estos flujos. Los cambios negociados de los derechos a prestaciones jubilatorias constituyen transferencias corrientes (si están vinculados al período corriente) o transferencias de capital (de lo contrario). Por su parte, los cambios que surgen de la revisión de los supuestos del modelo constituyen otras variaciones del volumen (véase el párrafo 9.24).

12.38 A fin de conciliar el tratamiento de las pensiones como transferencias corrientes y el tratamiento de los derechos a prestaciones jubilatorias como activos financieros es necesario introducir una partida de ajuste. Esta partida de ajuste devuelve las contribuciones sociales al saldo del ingreso secundario y le sustrae los cobros de pensiones. Una vez realizado ese ajuste, el saldo en cuenta corriente es igual al que habría sido si no se hubieran registrado como transferencias corrientes las contribuciones sociales y los cobros de pensiones. Esta partida se denomina “ajuste por cambio de los derechos jubilatorios” y se calcula de la siguiente manera:

Valor total de las contribuciones sociales efectivas pagaderas a planes de pensiones

  • + Valor total de las contribuciones suplementarias pagaderas con el ingreso de la propiedad atribuible a beneficiarios de fondos de pensiones

  • – Valor de los cargos por servicio correspondientes

  • – Valor total de las pensiones pagadas por los planes de pensiones como prestaciones sociales (véase el párrafo 12.40).

(Los cambios de los derechos a prestaciones jubilatorias que surgen de las transferencias de capital no se incluyen en esta partida).

12.39 Si los flujos transfronterizos de contribuciones de pensiones y cobros de pensiones son significativos, es necesaria la partida de ajuste para conciliar la cuenta corriente y la cuenta financiera. En la economía de los empleados, la partida de ajuste se añade al saldo del ingreso secundario (un asiento acreedor), en tanto que en la economía de los planes de pensiones se necesita el ajuste contrario, es decir, la partida de ajuste se sustrae del saldo de la cuenta de distribución secundaria del ingreso (un asiento deudor). Si los flujos transfronterizos son pequeños se puede omitir el ajuste.

c. Prestaciones sociales

Referencia:

12.40 Las prestaciones sociales comprenden prestaciones pagaderas en el marco de sistemas de seguridad social y planes de pensiones. Incluyen prestaciones jubilatorias y no jubilatorias por sucesos o circunstancias como enfermedad, desempleo, hospedaje y enseñanza, y pueden ser en efectivo o en especie. También se incluyen las prestaciones sociales pagaderas a los hogares por unidades del gobierno o ISFLSH para atender las mismas necesidades que los sistemas de seguros sociales, pero que no están comprendidas dentro de un sistema de seguros sociales. Las prestaciones sociales transfronterizas pueden ser insignificantes, pero pueden tener importancia para las economías con un número considerable de residentes que tienen o tuvieron empleo en otras economías.

d. Primas netas de seguros no de vida y garantías normalizadas

12.41 Las primas netas de seguros no de vida y las primas netas por garantías normalizadas se describen en los párrafos 12.42 y 12.43, respectivamente. Las primas netas de seguros no de vida se derivan del total de primas de seguros no de vida y de las primas suplementarias después de deducir los cargos por servicio. Solo las primas netas de seguros no de vida constituyen transferencias corrientes y se registran en la cuenta del ingreso secundario. Los cargos por servicio constituyen compras de servicios por parte de los titulares de pólizas y se asientan como servicios de seguros. Las primas netas de reaseguros no de vida se calculan y se registran de la misma manera que los seguros no de vida directos.

12.42 Las primas de los seguros no de vida comprenden tanto las primas brutas que pagan los titulares de las pólizas para obtener la cobertura del seguro durante el período contable (primas ganadas), como las primas suplementarias que se pagan haciendo uso del ingreso de la inversión atribuible a titulares de pólizas de seguros. De esta manera, el total de las primas de seguros no de vida tiene que cubrir el pago de los cargos por servicio a las empresas de seguro por haber organizado el seguro y los pagos del seguro propiamente dicho. El método de cálculo de estos cargos por servicio se explica en el párrafo 10.111. Una vez descontados los cargos por servicio del total de las primas de seguros no de vida y las primas suplementarias, el resto constituye primas netas de seguros no de vida. Estos son los montos disponibles para proporcionar cobertura frente a los diversos siniestros que dan lugar a daños a bienes o propiedades o que perjudican a las personas como consecuencia de causas naturales o humanas—incendios, inundaciones, choques, colisiones, hundimientos, robo, violencia, accidentes, enfermedad, etc.—o bien frente a las pérdidas financieras que tienen su origen en sucesos tales como enfermedad, desempleo, accidentes, etc.

12.43 Algunas unidades, especialmente las unidades de gobierno, pueden otorgar garantías contra moras de los acreedores en condiciones que tienen las mismas características que los seguros no de vida. Tal es el caso cuando se emiten numerosas garantías del mismo tipo y es posible hacer una estimación realista del nivel general de las reclamaciones a las que darán lugar las garantías corrientes. En ese caso, los cargos pagaderos (y el ingreso de la inversión procedente de las reservas técnicas constituidas para hacer frente a la ejecución de garantías) se clasifican de la misma manera que las primas de seguros no de vida, y la ejecución de la garantía se clasifica de la misma manera que las reclamaciones de indemnización por seguros no de vida. Por lo tanto, las primas netas por garantías normalizadas se derivan de las primas totales y de las primas suplementarias después de deducir los cargos por servicio.

e. Reclamaciones de indemnización de seguros no de vida y ejecuciones de garantías normalizadas

12.44 Las reclamaciones de indemnización de seguros no de vida son los montos a pagar por las indemnizaciones debidas durante el período contable corriente. Las reclamaciones de indemnización deben pagarse en el momento en que ocurre el siniestro que da lugar a una reclamación válida. Equivalen a las reclamaciones pagadas dentro del período contable más la variación de las reservas técnicas contra reclamaciones pendientes. Las reclamaciones de reaseguros no de vida se calculan y se asientan de la misma manera que para las de los seguros no de vida directos.

12.45 Las reclamaciones de los seguros no de vida se clasifican como una transferencia al indemnizado que ocurre en el momento en que se produce el siniestro. Las reclamaciones de seguros combinan elementos de las transferencias corrientes y de capital. Por convención, las reclamaciones transfronterizas de indemnización de seguros no de vida se clasifican como transferencias corrientes, excepto en los casos indicados en el párrafo 13.24.

12.46 Las reclamaciones pagaderas en virtud de garantías normalizadas se asientan en esta partida en la cuenta del ingreso secundario (véase el párrafo 12.43).

f. Cooperación internacional corriente

12.47 La cooperación internacional corriente comprende las transferencias corrientes en efectivo o en especie entre gobiernos de diferentes países o entre gobiernos y organismos internacionales. Incluye los siguientes elementos:

  • a) Las transferencias entre gobiernos que los receptores utilizan para financiar gastos corrientes, incluida la ayuda de emergencia con ocasión de desastres naturales; por ejemplo, las transferencias en especie en forma de alimentos, ropa, mantas, medicamentos.

  • b) Las contribuciones anuales o regulares pagadas por gobiernos miembros a organismos internacionales (excluidos los impuestos pagaderos a organismos supranacionales) y las transferencias regulares efectuadas por organismos internacionales a gobiernos como parte de la política establecida (la clasificación de las contribuciones de capital se detalla en el párrafo 13.32).

  • c) Los pagos de gobiernos u organismos internacionales para cubrir los salarios del personal de asistencia técnica que se considera residente de la economía en la cual está trabajando y que mantiene una relación empleador-empleado con el gobierno anfitrión. Se incluye también en esta categoría la asistencia técnica suministrada en especie.

La cooperación internacional corriente no incluye las transferencias destinadas a la formación de capital, que se registran como transferencias de capital. Las contribuciones que originan capital son adquisiciones de acciones u otras participaciones de capital (como se señala en el párrafo 5.26).

12.48 La ayuda externa proporcionada por los gobiernos a través de una entidad no residente creada para llevar a cabo funciones fiscales también se considera cooperación internacional corriente. Esas transferencias se describen en los párrafos 8.24–8.26.

12.49 Cuando los bienes y servicios comprados a productores de mercado son suministrados a gobiernos u otras entidades por organismos internacionales, otros gobiernos o ISFLSH, sin cargo para el receptor, deberán valorarse a precios de mercado, es decir, los precios pagados por los compradores. Cuando una transferencia en especie incluye bienes y servicios producidos por organismos internacionales, otros gobiernos o ISFLSH, la valoración se basará en el costo de producción, de conformidad con los principios generales de valoración de los servicios producidos por el gobierno general y las ISFLSH.

12.50 En términos generales, el financiamiento de la asistencia técnica tiene características propias de las transferencias corrientes. Sin embargo, la asistencia técnica que está relacionada o integrada a proyectos de capital se clasifica como transferencias de capital ya que las donaciones para inversión son transferencias de capital. (Véanse también los párrafos 13.25–13.26 sobre las donaciones para inversión, que son transferencias de capital).

12.51 Los préstamos con tasas de interés concesionarias podrían considerarse como una transferencia corriente equivalente a la diferencia entre la tasa de interés efectiva y la tasa de mercado equivalente. Si se reconociera esa transferencia, se la clasificaría normalmente como cooperación internacional corriente, y los intereses registrados se ajustarían por ese mismo monto. Pero aún no se ha elaborado del todo la manera de plasmar el impacto en el SCN y en las cuentas internacionales, aunque se han propuesto varias alternativas. Por lo tanto, hasta que quede convenido el tratamiento adecuado de la deuda concesionaria, se podrían proporcionar datos al respecto a través de información suplementaria. Esa información suplementaria mostraría los beneficios derivados de la deuda en condiciones concesionarias como una transferencia excepcional en el momento de originación del préstamo equivalente a la diferencia entre el valor nominal de la deuda y su valor actualizado en base a la tasa de descuento de mercado que corresponda. (Véanse los párrafos A2.67–A2.69, que contienen una descripción más detallada del cálculo). La ventaja de esta opción es que tiene en cuenta todas las fuentes posibles de transferencia en una deuda concesionaria—plazo de vencimiento, período de gracia, frecuencia del pago, tasa de interés—y es congruente con la valoración nominal de los préstamos. Se debe utilizar este método para el crédito oficial que encierra la intención de otorgar una prestación en condiciones no comerciales (generalmente de gobierno a gobierno). Las condiciones comerciales son distintas en el sentido de que pueden utilizarse tasas de interés concesionarias para estimular la compra de bienes y servicios, así que no deben tratarse de la misma forma.

g. Transferencias corrientes diversas

12.52Las transferencias corrientes diversas, en efectivo o en especie, comprenden todas las transferencias corrientes que no se describieron en las secciones precedentes de este capítulo. Las categorías de transferencias corrientes diversas entre residentes y no residentes se describen en los párrafos 12.53–12.58.

Transferencias corrientes a ISFLSH

12.53 Las transferencias corrientes a ISFLSH son transferencias recibidas por ISFLSH residentes de unidades institucionales no residentes en forma de cuotas de afiliación, suscripciones, donaciones, etc., regular u ocasionalmente. Las donaciones entre ISFLSH por lo general se clasifican como transferencias corrientes (por ejemplo, donaciones para obras de ayuda).

Otras transferencias corrientes diversas

Multas y sanciones

12.54 Las multas y sanciones impuestas a las unidades institucionales por los tribunales de justicia u otros órganos públicos se consideran transferencias corrientes diversas. No obstante, las multas por pago anticipado o atrasado que forman parte del contrato original no se incluyen en las transferencias corrientes, y se las debe considerar junto con el bien, servicio o ingreso correspondiente.

Pagos de compensación

12.55 Los pagos de compensación son transferencias corrientes pagadas por unas unidades institucionales a otras como compensación por los daños causados a las personas o a las propiedades que no queden cubiertos por pagos de reclamaciones de indemnización de seguros no de vida. Los pagos compensatorios pueden ser tanto pagos obligatorios dictados por tribunales de justicia como pagos graciables acordados extrajudicial-mente. La compensación puede ser por el incumplimiento de contratos, lesiones personales, daños a la propiedad u otras pérdidas que no estén cubiertas por pólizas de seguros. Se incluye aquí la compensación por lesiones o daños causados por otras unidades institucionales. También se incluyen los pagos graciables hechos por unidades del gobierno o por ISFLSH en compensación por lesiones o daños causados por desastres naturales.

12.56 Los pagos de compensación cuantiosos por grandes daños (por ejemplo, derrames de petróleo o efectos colaterales de productos farmacéuticos) se consideran transferencias de capital, no transferencias corrientes (véase también el párrafo 13.29).

Otros

12.57 Las donaciones de naturaleza corriente no incluidas en otras categorías se consideran transferencias corrientes. Sin embargo, las cuotas de afiliación o las suscripciones pagadas a las organizaciones sin fines de lucro de mercado al servicio de las empresas, como las cámaras de comercio o las asociaciones comerciales, se tratan como pagos por servicios prestados y, por lo tanto, no son transferencias. (Véanse también los párrafos 13.29–13.34 sobre otras transferencias de capital).

12.58 Los pagos a autoridades internacionales o supranacionales que se consideran obligatorios y que no tienen contraprestación, pero que no son impuestos, se clasifican como transferencias diversas.

    Other Resources Citing This Publication