Balance of Payments Manual, Sixth Edition
Chapter

Capítulo 11. Cuenta del ingreso primario

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
January 2012
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

A. Panorama general de la cuenta del ingreso primario

Referencia:

11.1La cuenta del ingreso primario muestra los flujos de ingreso primario entre unidades institucionales residentes y no residentes. En el SCN, la distribución primaria del ingreso se asienta en dos cuentas: la cuenta de generación del ingreso (que refleja el ingreso primario generado durante el proceso de producción) y la cuenta de asignación del ingreso primario (que refleja el ingreso primario asignado a unidades institucionales para el suministro de mano de obra, activos financieros y recursos naturales). En las cuentas internacionales, todos los flujos de ingreso primario están vinculados a la cuenta de asignación del ingreso primario.

11.2 Los principales componentes de la cuenta y su estructura aparecen en el cuadro 11.1. Los asientos del lado acreedor reflejan el ingreso primario por cobrar de la economía compiladora, y los del lado deudor, el ingreso primario por pagar a cargo de la economía compiladora. El saldo del ingreso primario muestra el ingreso primario neto por cobrar de la economía compiladora, definido como el valor total del ingreso primario por cobrar de la economía compiladora a menos el valor total del ingreso primario por pagar.

11.3El ingreso primario representa el rendimiento que perciben las unidades institucionales por su contribución al proceso de producción o por el suministro de activos financieros y el suministro de recursos naturales a otras unidades institucionales en forma de renta. Se distinguen dos tipos de ingreso primario:

  • a) Ingreso vinculado al proceso de producción. La remuneración de empleados representa un ingreso por la contribución de insumos laborales al proceso de producción. Los impuestos y subsidios a los productos y a la producción también son ingreso vinculado a la producción.

  • b) Ingreso vinculado a la propiedad de activos financieros y otros activos no producidos. El ingreso de la propiedad es el rendimiento que produce el suministro de activos financieros y el suministro de recursos naturales por medio de una renta. El ingreso de la inversión es el rendimiento que produce el suministro de activos financieros; comprende los dividendos y retiros de ingresos de cuasisociedades, las utilidades reinvertidas y los intereses. Sin embargo, la propiedad de derivados financieros y opciones de compra de acciones por parte de empleados no produce ingreso de la inversión. El cuadro 5.2 muestra la relación entre los activos financieros y el tipo de ingreso de la inversión que producen.

11.4 Los flujos transfronterizos de ingreso primario representan un vínculo entre los conceptos de producto interno bruto (PIB) y de ingreso nacional bruto (INB). El PIB está vinculado al concepto de producción, en el cual se genera valor agregado. Los elementos que contribuyen al valor agregado (mano de obra, fondos y capacidad empresarial) generan un rendimiento por su contribución. El proceso económico de generación del ingreso a partir de la producción, junto con las distribuciones primarias del ingreso, dan como resultado el INB de una economía. La diferencia entre el INB y el PIB es igual a la diferencia entre el ingreso primario por cobrar procedente de no residentes y el ingreso primario por pagar a no residentes, que suele denominarse “ingreso neto del exterior”. Cuando se suministra mano de obra, recursos financieros y recursos naturales propiedad de residentes para el uso de no residentes, se percibe ingreso primario. Cuando se suministra mano de obra, recursos financieros y recursos naturales propiedad de no residentes para el uso de residentes, hay ingreso primario por pagar. El INB es mayor (menor) que el PIB si se genera más (menos) ingreso como resultado del suministro de mano de obra, recursos financieros y recursos naturales propiedad de residentes a no residentes que el ingreso correspondiente pagadero a no residentes.

Cuadro 11.1.Panorama general de la cuenta del ingreso primario
CréditosDébitos
Saldo de bienes y servicios
Remuneración de empleados
Ingreso de la inversión
Inversión directa
Ingreso procedente de participaciones de capital y participaciones
en fondos de inversión
Dividendos y retiros de ingresos de cuasisociedades
Utilidades reinvertidas
Intereses
Inversión de cartera
Ingreso procedente de participaciones de capital y participaciones
en fondos de inversión
Dividendos de participaciones de capital excluidas las participaciones
en fondos de inversión
Ingreso de la inversión atribuible a accionistas de fondos de inversión
Dividendos de participaciones en fondos de inversión
Utilidades reinvertidas en participaciones en fondos de inversión
Intereses
Otra inversión
Ingreso procedente de participaciones de capital y participaciones
en fondos de inversión
Intereses
Ingreso de la inversión atribuible a titulares de pólizas de seguros,
garantías normalizadas y fondos de pensiones
Activos de reserva
Ingreso procedente de participaciones de capital y participaciones
en fondos de inversión
Intereses
Otro ingreso primario
Renta
Impuestos a la producción e importaciones
Subsidios
Total de créditos y débitos del ingreso primario
Saldo del ingreso primario
Balanza de bienes, servicios y del ingreso primario
Nota: Este cuadro es ilustrativo; los componentes normalizados figuran en el apéndice 9.
Nota: Este cuadro es ilustrativo; los componentes normalizados figuran en el apéndice 9.

11.5 Es necesario distinguir entre el ingreso primario y el ingreso secundario. El ingreso primario refleja el rendimiento que producen el suministro de mano de obra y activos financieros y la suscripción de rentas de recursos naturales. El ingreso secundario refleja la redistribución del ingreso a través de transferencias corrientes, por ejemplo, procedentes de gobiernos o de organizaciones de beneficencia. El ingreso secundario se describe en el capítulo 12.

11.6 La estructura de la cuenta del ingreso primario es congruente con la estructura de las posiciones y los flujos financieros correspondientes, lo cual facilita el análisis de las tasas de retorno. (Véase en el cuadro 5.2 la clasificación de los activos y pasivos financieros y el tipo de ingreso que generan). Por ejemplo, la renta figura por separado, de modo que no se entremezcle con los rendimientos de los activos financieros. El ingreso de la inversión atribuible a titulares de pólizas de seguros, garantías normalizadas y fondos de pensiones también figura por separado. En las secciones siguientes se describen otros grupos específicos de ingreso primario.

11.7 La sección B de este capítulo trata de la cobertura, el momento de registro y la valoración de cada tipo de ingreso primario (remuneración de empleados; dividendos; utilidades reinvertidas; intereses; ingreso de la inversión atribuible a titulares de pólizas de seguros, garantías normalizadas y fondos de pensiones; renta, e impuestos y subsidios a los productos y la producción). La sección C explica cuestiones específicas, junto con las posibilidades de clasificación del ingreso de la inversión según la categoría funcional de los activos y pasivos financieros (inversión directa, inversión de cartera, otra inversión y activos de reserva).

B. Tipos de ingreso primario

11.8 Las cuentas internacionales hacen una distinción entre los siguientes tipos de ingreso primario:

  • a) Remuneración de empleados.

  • b) Dividendos.

  • c) Utilidades reinvertidas.

  • d) Intereses.

  • e) Ingreso de la inversión atribuible a titulares de pólizas de seguros, garantías normalizadas y fondos de pensiones.

  • f) Renta.

  • g) Impuestos y subsidios a los productos y la producción.

Estas categorías de ingreso se describen en los párrafos 11.10–11.94.

11.9 El cuadro 11.1 presenta el ingreso de la inversión de acuerdo con la clasificación funcional y la clasificación por instrumentos de los activos financieros. Por lo general, el ingreso de la inversión está vinculado a un tipo determinado de instrumento financiero. Por ejemplo, los dividendos representan el rendimiento de las participaciones de capital y las participaciones en fondos de inversión. A veces, un grupo de instrumentos financieros tiene el mismo tipo de ingreso de la inversión. Por ejemplo, los depósitos, los préstamos y los títulos de deuda producen intereses. Esta sección describe distintos tipos de ingreso de la inversión y otros tipos de ingreso primario. La sección siguiente contiene una descripción de aspectos concretos del ingreso de la inversión que están relacionados con las categorías funcionales de los activos y pasivos financieros.

1. Remuneración de empleados

11.10La remuneración de empleados representa la remuneración a cambio del insumo de mano de obra en el proceso de producción contribuido por una persona que participa en una relación empleador-empleado con una empresa. En las cuentas internacionales, la remuneración de empleados se registra cuando el empleador (la unidad productora) y el empleado son residentes de economías diferentes. En la economía en la que reside la unidad productora, la remuneración de empleados es la remuneración total, en efectivo o en especie, pagadera por una empresa residente a un empleado no residente a cambio de trabajo efectuado por el empleado durante el período contable. En la economía en la que reside la persona, es la remuneración total, en efectivo o en especie, que la persona recibirá de la empresa no residente a cambio de trabajo realizado durante el período contable. La residencia de las empresas y las personas se describe en la sección E del capítulo 4 (“Territorio económico, unidades, sectores institucionales y residencia”).

11.11 La remuneración transfronteriza de empleados ocurre solamente cuando una persona residente está empleada por un no residente o cuando un residente emplea a una persona no residente. Por lo tanto, es importante determinar si existe una relación empleador-empleado entre una persona residente y un empleador no residente o entre una persona no residente y un empleador residente. Existe una relación empleador-empleado cuando hay un acuerdo, que puede ser formal o informal, entre una entidad y una persona, normalmente voluntario para ambas partes, en virtud del cual la persona trabaja para la entidad a cambio de una remuneración en efectivo o en especie. La remuneración se fundamenta normalmente en el tiempo dedicado al trabajo o en algún otro indicador objetivo de la cantidad de trabajo realizado. Si se contrata a una persona para que produzca un resultado determinado, cabe pensar que existe una relación contractual de servicio entre la entidad y un trabajador autónomo. Se considera que un trabajador autónomo explota una empresa propia que no está constituida jurídicamente y que, por lo tanto, vende el producto que genera. Un trabajador autónomo también puede emplear a otros. El trabajador autónomo por lo general es responsable de las decisiones sobre mercados, escala de las operaciones y financiamiento; probablemente, sea propietario de la maquinaria o del equipo con el que trabaja o los haya obtenido mediante renta.

11.12 Cuando una persona realiza trabajos para una entidad, no siempre está clara la existencia de una relación empleador-empleado entre la persona y la entidad. El suministro de varios tipos de servicio puede dar lugar a esta dificultad porque la entidad puede optar por adquirir un servicio de un trabajador autónomo o por contratar a un empleado para llevar a cabo el trabajo. La condición del trabajador tiene implicaciones importantes para las cuentas internacionales. Si existe una relación empleador-empleado entre el trabajador y la unidad productora, el pago representa una remuneración de empleados. Si no existe una relación empleador-empleado, el pago representa una compra de servicios. (El capítulo 10, “Cuenta de bienes y servicios”, contiene categorías específicas de servicios).

11.13 Posiblemente haya que tener en cuenta varios factores para determinar si existe una relación empleador-empleado. Un criterio importante es el del control. El derecho de controlar y dirigir, decidiendo qué hacer y cómo hacerlo, es un indicio fehaciente de una relación empleador-empleado. El método utilizado para calcular y efectuar el pago no es importante si el empleador controla en la práctica tanto el método como el resultado del trabajo que realiza la persona. Sin embargo, en los casos de compras de servicios puede haber también cierto control del trabajo realizado. Por lo tanto, corresponde utilizar también otros criterios para definir con más claridad la relación empleador-empleado. Si la persona es el único responsable de las contribuciones sociales, cabe suponer que es un proveedor de servicios autónomo. El pago de contribuciones sociales a cargo del empleador es un indicio de una relación empleador-empleado. Si la persona tiene derecho al mismo tipo de prestaciones (p. ej., asignaciones, licencia con goce de sueldo, licencia por enfermedad) que la empresa le ofrece normalmente a sus empleados, hay un indicio de una relación empleador-empleado. El pago de impuestos por el suministro de servicios (como el impuesto sobre las ventas o el impuesto sobre el valor agregado) a cargo de la persona es indicio de que la persona es un proveedor de servicios autónomo.

11.14 Los empleados transfronterizos son trabajadores de temporada u otros trabajadores a corto plazo (menos de un año), y trabajadores que son residentes de una economía y trabajan en otra. Los no residentes que están empleados como ayudantes o administradores domésticos (durante menos de un año) por un hogar residente también se clasifican como empleados no residentes. Como las embajadas, consulados, bases militares y entidades similares se consideran extraterritoriales con respecto a la economía en la que se encuentran (véase la definición de residencia en la sección E, “Residencia”, del capítulo 4, “Territorio económico, unidades, sectores institucionales y residencia”), la remuneración que recibe el personal local (en el país anfitrión) de estas entidades institucionales se clasifica como remuneración pagadera por entidades no residentes a entidades residentes. La remuneración por cobrar de los empleados de organismos internacionales, que son entidades extraterritoriales, representa entradas procedentes de entidades no residentes.

11.15 De acuerdo con los criterios de residencia de los hogares enunciados en los párrafos 4.116–4.130, el personal de asistencia técnica empleado por organismos internacionales o gobiernos a largo plazo (durante un año o más) es residente de la economía en la que reside (a menos que sean empleados del gobierno con carácter diplomático). Del mismo modo, los empleados de empresas matrices que trabajan en una empresa afiliada en otra economía durante un año o más son residentes de la economía en la que residen. Aunque esos empleados siguen estando empleados legalmente y remunerados por la empresa matriz (que puede ser un organismo internacional, un gobierno extranjero o una empresa comercial), la relación empleador-empleado no siempre está clara. Conviene considerarlos empleados de la unidad institucional para la que trabajan si en la práctica esa unidad administra y controla el trabajo que realizan. Los arreglos contractuales de contratación y remuneración pueden responder simplemente a cuestiones de comodidad. En algunos casos posiblemente resulte difícil determinar quién administra y controla el trabajo; entonces corresponde considerar que los trabajadores están empleados por la entidad que los remunera.

11.16 La remuneración de empleados se registra sobre la base devengado. Se la mide por el valor de la remuneración en efectivo o en especie que el empleado tiene derecho a cobrar de un empleador por el trabajo realizado durante el período en cuestión, tanto si se paga anticipada, simultánea o posteriormente. Si no se ha efectuado un pago por el trabajo realizado, la economía del empleador debe realizar un asiento en las cuentas por pagar, y la economía del empleado, en las cuentas por cobrar.

11.17 La remuneración de empleados tiene tres componentes principales:

  • a) Sueldos y salarios en efectivo.

  • b) Sueldos y salarios en especie.

  • c) Contribuciones sociales de los empleadores.

a. Sueldos y salarios en efectivo

11.18 Los sueldos y salarios en efectivo consisten en sumas pagaderas en efectivo (o cualquier otro tipo de instrumento utilizado como medio de pago) a empleados a cambio del insumo de mano de obra entregado, antes de descontar los impuestos retenidos en la fuente y las contribuciones de los empleados a sistemas de seguro social (que figuran en la cuenta del ingreso secundario; véase el párrafo 12.35). Pertenecen a esta categoría los sueldos y salarios básicos; los pagos suplementarios por horas extraordinarias, trabajo nocturno o trabajo de fin de semana; las asignaciones por costo de vida, condiciones locales y expatriación; las gratificaciones; los sueldos anuales complementarios, como las primas anuales; las asignaciones para el transporte desde y hasta el trabajo; los pagos por feriados públicos o vacaciones anuales, y las asignaciones por vivienda. Los sueldos y salarios en efectivo no incluyen el reembolso por parte de los empleadores de los gastos hechos por los empleados para ocupar un puesto de trabajo nuevo o desplazado (por ejemplo, reembolsos por viajes y gastos conexos) o gastos por los artículos necesarios para llevar a cabo el trabajo (por ejemplo, herramientas o vestimentas especiales). Esas sumas figuran como una adquisición de bienes y servicios a cargo del empleador.

b. Sueldos y salarios en especie

11.19 Los sueldos y salarios en especie consisten en sumas pagaderas en forma de bienes, servicios, intereses no cobrados y acciones otorgadas a los empleados a cambio del insumo de mano de obra entregado. Entre los ejemplos, cabe mencionar comidas; hospedaje; instalaciones deportivas, recreativas o para vacaciones, puestas a disposición de los empleados y sus familias; transporte hacia y desde el lugar de trabajo; bienes y servicios provenientes de los propios procesos de producción del empleador; acciones repartidas a título de gratificación entre los empleados, etc. Las prestaciones en especie deben valorarse al precio equivalente de mercado. Los bienes y servicios pueden suministrarse a título gratuito o con descuento. Por ejemplo, cuando los empleados reciben préstamos libres de intereses o a tasas descontadas, los intereses no cobrados equivalen a la diferencia entre el interés cobrado y el interés equivalente cobrado en el mercado. Para poder asentar las prestaciones en especie de manera coherente y económicamente significativa, quizá se necesite cierto grado de “redireccio-namiento” (véase el párrafo 3.16). Es decir, si bien el empleador adquiere las prestaciones, estas se clasifican como si el empleador le pagase el monto de las prestaciones al empleado, quien, a su vez, adquiere el artículo. El redireccionamiento puede afectar la naturaleza de la relación residente-no residente de la transacción.

11.20 Las opciones de compra de acciones por parte de empleados (OCAE) son una manera de pagar sueldos y salarios en especie. Se las valora en referencia al valor razonable del título bursátil en el que se basa la OCAE. El valor de las OCAE al momento de la adjudicación constituye un indicador de la remuneración de empleados que debe registrarse como devengada durante la vigencia de la opción, por lo general, entre las fechas de adjudicación y traspaso. A veces, las opciones pueden abarcar un período que comienza antes de la fecha de adjudicación, y ese factor debe tenerse en cuenta al imputar la remuneración de empleados. El valor de la OCAE se acumula mientras está registrada como remuneración de empleados, de modo que para la fecha de traspaso se acumula hasta el valor de adjudicación. Las variaciones del valor de la OCAE a partir de la fecha de traspaso no son remuneración de empleados, sino ganancias y pérdidas por tenencia (véase el párrafo 9.30). Las transacciones y posiciones de OCAE se asientan en los derivados financieros y OCAE, con una partida suplementaria para las economías con transacciones transfronterizas en las cuales las OCAE son significativas.

11.21 Cuando hay actividades transfronterizas, una compañía matriz multinacional puede proporcionar OCAE directamente a los empleados de las subsidiarias en el extranjero. El valor de las OCAE debe registrarse como remuneración de empleados por pagar a cargo de la subsidiaria, que es el empleador efectivo, y por lo tanto esta constituye una transacción interna. Los pasivos de las compañías matrices y la adquisición de activos por parte de los empleados de la subsidiaria en forma de OCAE se asientan en las cuentas internacionales de las respectivas economías. Si la subsidiaria recibe la OCAE a título gratuito o a valor descontado, corresponde imputar una transacción entre la matriz y el empleador efectivo por el valor de la OCAE, como se hace en el caso de los precios de transferencia (véanse los párrafos 11.101–11.102).

c. Contribuciones sociales de los empleadores

11.22Las contribuciones sociales de los empleadores son contribuciones sociales que realizan los empleadores a fondos de la seguridad social o a otros planes de seguros sociales para trabajadores con el objeto de garantizar prestaciones sociales en beneficio de sus empleados. Los sistemas de seguridad social están a cargo del gobierno general; los otros planes de protección social para trabajadores pueden estar a cargo de los empleadores mismos, por ejemplo a través de una sociedad de seguros, o pueden ser fondos de pensiones autónomos. Son ejemplos de prestaciones sociales las contribuciones o subsidios de los empleadores a regímenes jubilatorios, seguros de vida o seguros médicos; las asignaciones para hijos, cónyuge, familia, enseñanza u otros pagos para dependientes; los pagos efectuados a trabajadores ausentes del trabajo por causa de enfermedad, accidentes, licencia por maternidad, etc., y las indemnizaciones por despido. Se incluyen las contribuciones sociales tanto efectivas como imputadas. En los fondos de pensiones de contribuciones definidas organizados por empleadores, las sumas que pagan efectivamente los empleadores se asientan como remuneración de empleados. En los fondos de pensiones de prestaciones definidas, incluidos los regímenes no capitalizados, el monto de las contribuciones sociales de los empleadores debe determinarse en base a los cálculos actuariales que generan las contribuciones necesarias para garantizar el derecho efectivo a prestaciones sociales. (Véase en el párrafo 5.66 la definición de los derechos a prestaciones jubilatorias).

11.23 Los empleados que trabajan fuera de su economía de residencia posiblemente incurran en gastos de viajes (véanse los párrafos 10.91–10.93) y estén sujetos al pago de impuestos sobre el ingreso (véase el párrafo 12.28). Estos flujos deben asentarse en valores brutos como gastos de viajes e impuestos sobre el ingreso, respectivamente, es decir, no deben descontarse de la remuneración de empleados.

2. Dividendos y retiros de ingresos de cuasisociedades

11.24Los dividendos son las utilidades que se distribuyen entre los propietarios de participaciones de capital por haber colocado fondos a disposición de una sociedad. Captar capital mediante la emisión de acciones es una alternativa al endeudamiento. Sin embargo, a diferencia del financiamiento mediante endeudamiento, el financiamiento mediante la emisión de participaciones de capital no da lugar a un pasivo fijo en términos monetarios y no concede a los titulares de las participaciones de una sociedad derecho a un ingreso fijo o determinado de antemano. Los propietarios de participaciones de capital reciben el porcentaje que les corresponde de las utilidades distribuidas, en plazos y montos decididos por las sociedades.

11.25 El concepto de dividendo está vinculado a la clasificación por instrumento, ya que los dividendos representan el rendimiento que pagan las sociedades a los accionistas o propietarios1. Por lo general, se hace referencia a los dividendos en términos del monto de dinero que se declara pagadero por acción. También se hace referencia a los dividendos en términos de un porcentaje del valor de mercado de las acciones, denominado rentabilidad por dividendo. El ingreso procedente de acciones preferentes que no entrañan participación se clasifica como ingreso procedente de intereses, no como ingreso en forma de dividendos, porque esas acciones se clasifican como instrumentos de deuda.

11.26 Además de los dividendos que pagan las sociedades, bajo este encabezado corresponde incluir también el ingreso que distribuyen las cuasisociedades (como las utilidades distribuidas de sucursales). Jurídicamente, las cuasisociedades no pueden distribuir ingreso en forma de dividendos. Sin embargo, el propietario de una cuasi-sociedad puede optar por retirar, total o parcialmente, el ingreso de la empresa, y algunas cuasisociedades organizadas formalmente como fideicomisos, asociaciones o instituciones de otro tipo pueden distribuir formalmente parte de sus utilidades. Desde el punto de vista económico, el retiro de ese ingreso es equivalente a la distribución del ingreso de las sociedades mediante dividendos y así se lo clasifica. El retiro del ingreso de cuasisocie-dades no incluye los retiros de fondos provenientes de la venta o la disposición de activos de una cuasisociedad (por ejemplo, la venta de existencias, activos fijos, tierras u otros recursos naturales). La transmisión de los fondos resultantes de esa disposición de activos se asienta como un retiro de capital de las cuasisociedades en la cuenta financiera. El ingreso procedente de la renta percibida en concepto de tierras y edificios mantenidos directamente por no residentes también se clasifica como dividendos e ingresos distribuidos procedentes de una empresa de inversión directa hipotética.

11.27 Los pagos excepcionales efectuados por sociedades (incluidas cuasisociedades como sucursales) a accionistas a partir de reservas acumuladas o ventas de activos no deben ser considerados como dividendos. Esos pagos, que a veces se denominan superdividendos, se clasifican como retiros de capital y, por lo tanto, se asientan en la cuenta financiera (como se explica en el párrafo 8.23). Los pagos se consideran de naturaleza excepcional cuando son desproporcionadamente grandes en comparación con el nivel reciente de dividendos y utilidades. Aunque teóricamente los dividendos se pagan con el superávit de explotación del período corriente, las sociedades a menudo tratan de lograr un promedio, pagando bastante menos que el superávit de explotación algunas veces y un poco más otras, sobre todo cuando el superávit es muy bajo. Por razones prácticas, no se intenta alinear los pagos de dividendos con las utilidades, excepto cuando los dividendos son desproporcionadamente grandes. Si el nivel de dividendos declarados es muy superior a los dividendos anteriores y a las tendencias de las utilidades, el exceso debe excluirse de los dividendos y debe asentarse como un retiro de capital (véase el párrafo 8.23).

11.28 Hay dividendos en acciones cuando los accionistas optan por recibir el pago de dividendos en forma de acciones nuevas. Los dividendos en acciones constituyen básicamente una capitalización de las utilidades y son una alternativa a la distribución de dividendos en efectivo. Por lo tanto, se los clasifica como ingresos (en la cuenta del ingreso primario) que se reinvierten inmediatamente (en la cuenta financiera).

11.29 Las acciones repartidas como gratificación son acciones nuevas emitidas a favor de todos los accionistas de manera proporcional a su participación. No se las considera transacciones porque no se suministran recursos nuevos. El derecho de los accionistas frente a la entidad no cambia tras la emisión de estas acciones. (Véase también el párrafo 8.33).

11.30 Los dividendos por liquidación, parcial o total, aparecen principalmente en el momento de clausurar una empresa. Se los clasifica como un retiro de capital, que se debe indicar en la cuenta financiera, como convención basada en el supuesto de que los dividendos por liquidación probablemente corresponden más a un finan-ciamiento previo por emisión de capital que al ingreso corriente.

11.31 Los dividendos se registran en el momento en que las acciones dejan de incluir los dividendos (el registro de dividendos se describe en el párrafo 3.48). Los retiros de ingresos de cuasisociedades—es decir, las utilidades distribuidas—se asientan en el momento en que los efectúan los propietarios. Los dividendos y retiros de ingresos de cuasisociedades se registran sin deducir los impuestos retenidos en la fuente. Se considera que esos impuestos los adeuda quien recibe el ingreso.

11.32 Los dividendos y retiros por parte de propietarios de cuasisociedades ocurren también en el caso de las participaciones en fondos de inversión. Aunque los fondos de inversión por lo general constituyen una inversión de cartera, también pueden existir en otras categorías funcionales. En el caso de las participaciones en fondos de inversión y la inversión directa, las utilidades de los propietarios incluyen tanto los ingresos distribuidos como las utilidades reinvertidas.

3. Utilidades reinvertidas

11.33 Esta sección describe la clasificación en las cuentas internacionales de las utilidades reinvertidas, producto de participaciones de capital. Las utilidades reinvertidas están vinculadas al concepto de imputar las utilidades retenidas a sus propietarios.

11.34Las utilidades retenidas de una empresa muestran las utilidades netas procedentes de la producción y de las transacciones del ingreso primario y secundario antes de la imputación de las utilidadesreinvertidas. Equivalen al superávit de explotación neto, más el ingreso primario, las transferencias corrientes por cobrar y el cambio de los derechos a prestaciones jubilatorias, menos el ingreso primario (excluidas las utilidades reinvertidas pagaderas a los inversionistas directos y los propietarios de fondos de inversión de la empresa) y las transferencias corrientes por pagar. Las utilidades retenidas de los fondos de inversión y la parte de las utilidades retenidas de las empresas de inversión directa que pertenece a los inversionistas directos se clasifican como una distribución a los propietarios, que luego la reinvierten. La imputación del ingreso a los propietarios de los fondos de inversión y los inversionistas directos aparece en la cuenta del ingreso primario como “utilidades reinvertidas” y el flujo correspondiente se asienta en la cuenta financiera como “reinversión de utilidades” (véase en los párrafos 8.15–8.16 el registro de los asientos de la cuenta financiera). La reinversión de utilidades es una transacción financiera imputada. En los datos sobre posiciones, la reinversión de utilidades no aparece por separado, sino que está implícitamente incluida en el valor total del capital.

11.35 En las estadísticas macroeconómicas, las sociedades se definen como entidades separadas de sus propietarios que pueden tomar decisiones económicas (véase en los párrafos 4.13–4.15 la definición de sociedades como unidades institucionales). Los propietarios reciben dividendos y experimentan otras ganancias y pérdidas financieras derivadas de la actividad de las sociedades que les pertenecen2. En el caso de las sociedades, el concepto de que las unidades institucionales son entidades que toman sus propias decisiones implica que las utilidades retenidas se consideran como ingreso y ahorro de la entidad, no de los propietarios. Por lo tanto, el ingreso no distribuido resultante del superávit de explotación neto, el ingreso neto de la propiedad y las transferencias corrientes netas se asientan como utilidades retenidas o ahorro neto de las sociedades. Las pérdidas constituyen un ahorro neto negativo. Las cuasisociedades, como las sucursales y las unidades hipotéticas, se clasifican de la misma manera que las entidades no constituidas jurídicamente.

11.36 Sin embargo, cuando se retienen las utilidades porque los propietarios deciden deliberadamente reinvertir, clasificarlas como una retención decidida por la sociedad no reflejaría la realidad económica. Aunque es razonable presumir que la mayoría de las relaciones económicas entre una sociedad y sus propietarios se mueven en base a criterios impersonales, en algunos casos pueden estar sujetas al control y la influencia que ejercen los propietarios sobre las decisiones de la sociedad. La atribución del ingreso transfronterizo es especialmente importante para poder medir con criterios uniformes y comparables el ingreso nacional disponible y el ahorro nacional. Las utilidades retenidas de los fondos de inversión y la parte de las utilidades retenidas de las empresas de inversión directa que pertenecen a inversionistas directos se clasifican como distribuciones a los propietarios, que vuelven a reinvertirlas en la empresa.

a. Ingreso de la inversión atribuible a accionistas de fondos de inversión

11.37 El ingreso de la inversión atribuible a los propietarios de participaciones o unidades de fondos de inversión incluyen los dividendos pagaderos a los propietarios, así como las utilidades retenidas. Los fondos de inversión son un vehículo cómodo, accesible y económico para la inversión financiera. Por lo general, venden acciones o unidades al público e invierten en una cartera diversificada de títulos, aunque también pueden invertir en otros activos, por ejemplo inmobiliarios, o pueden estar limitados a un número pequeño de inversionistas (los párrafos 4.73–4.75 tratan de los fondos de inversión como subsector institucional). Cada acción representa una participación proporcional en la cartera de inversión administrada por el fondo en cuestión.

11.38 Se puede considerar que las utilidades de los fondos de inversión pasan a los accionistas a medida que se las percibe, en forma de ingreso de la inversión proveniente de su respectiva participación de capital. Los fondos de inversión perciben ingresos invirtiendo el dinero que reciben de los accionistas. El ingreso de los accionistas proveniente de fondos de inversión se define como el ingreso de la inversión generado por la cartera de inversiones del fondo, menos los gastos de explotación. Las utilidades netas de los fondos de inversión menos los gastos de explotación pertenecen a los accionistas. Cuando se distribuye a los accionistas solo una parte de las utilidades netas en forma de dividendos, las utilidades retenidas deben clasificarse como si se efectuara una distribución a los accionistas y luego se la reinvirtiera. La consecuencia de esta clasificación de las utilidades retenidas de los fondos de inversión es que el ahorro de los fondos de inversión siempre asciende a cero.

11.39 El ingreso de la inversión atribuible a los propietarios de fondos de inversión excluye las ganancias y pérdidas por tenencia derivadas de la inversión que efectúan los fondos. Las ganancias y pérdidas por tenencia se asientan en la cuenta de otras variaciones de los activos y pasivos financieros. (Si los dividendos de un fondo de inversión incluyen la distribución de sumas derivadas de ganancias por tenencia, las utilidades reinvertidas pueden ser negativas).

b. Utilidades reinvertidas en inversión directa

11.40 El ingreso de la inversión atribuible a inversionistas directos por sus participaciones de capital incluye dividendos, retiros de ingresos de cuasisociedades y utilidades reinvertidas. Las utilidades reinvertidas son la parte de las utilidades retenidas de la empresa de inversión directa que le corresponde a los inversionistas directos. Las utilidades reinvertidas se atribuyen a los inversionistas directos que tienen una relación de inversión directa inmediata con las empresas de inversión directa (es decir, cuando la participación de capital de los inversionistas directos alcanza el nivel de 10%). Sin embargo, las utilidades reinvertidas no se atribuyen a los inversionistas directos cuando la participación de capital otorga un derecho de voto inferior al 10%. (Por ejemplo, un inversionista directo puede tener directamente una participación del 1% en una subsidiaria en la cual participa indirectamente; aunque es inversionista directo en la cadena de propiedad, no figura como receptor directo de las utilidades reinvertidas correspondientes a esa tenencia del 1%). Los párrafos 6.8–6.24 definen las relaciones de inversión directa. En el caso de una entidad no residente propiedad del gobierno utilizada solamente para propósitos fiscales, se imputan transacciones entre el gobierno y la entidad para dejar reflejadas las actividades fiscales del gobierno (véanse los párrafos 8.24–8.26). Por lo tanto, ese tipo de entidad no da lugar a utilidades reinvertidas.

11.41 Las utilidades reinvertidas generadas por la inversión directa se clasifican de esta manera porque, dado que la empresa de inversión directa está por definición sujeta al control o la influencia de inversionistas directos, la decisión de retener y reinvertir algunas de las utilidades dentro de la empresa representa una decisión comercial de los inversionistas directos. Son muchos los factores que pueden influir en las decisiones de los inversionistas directos sobre la proporción de las utilidades netas de una empresa de inversión directa que se distribuirá o se retendrá: regímenes impositivos, costos de transferencia, oportunidades de inversión dentro y fuera de la empresa, costos relativos del desplazamiento de los recursos financieros y necesidad de expandir la empresa en marcha. Por lo tanto, es necesario atribuir las utilidades retenidas de las empresas de inversión directa a los inversionistas directos para poder medir con criterios uniformes y comparables el ingreso nacional y el ahorro nacional. Sin embargo, como las utilidades reinvertidas se registran solamente en el caso de las participaciones en capital de inversión directa y en fondos de inversión, algunos analistas quizá prefieran tener indicadores del ingreso y de la cuenta corriente con y sin utilidades reinvertidas.

11.42 Las utilidades reinvertidas representan la proporción de las utilidades, según las respectivas participaciones de capital, que le corresponde a los inversionistas directos y que las subsidiarias y asociadas extranjeras no distribuyen en forma de dividendos. Las utilidades no distribuidas de las sucursales también se consideran utilidades reinvertidas.

11.43 Por lo tanto, las utilidades reinvertidas de una empresa de inversión directa son la parte de las utilidades retenidas o del ahorro neto (antes de considerar distribuidas las utilidades reinvertidas pagaderas) que le corresponde al inversionista directo. Las utilidades retenidas o el ahorro neto (antes de considerar distribuidas las utilidades reinvertidas pagaderas) de una empresa pueden constar formalmente de la siguiente manera:

  • Superávit de explotación neto (ingresos de explotación menos gastos de explotación)

  • + Dividendos por cobrar

  • + Intereses por cobrar

  • + Renta por cobrar

  • + Parte de las utilidades reinvertidas de cualquier empresa de inversión directa correspondiente a la empresa

  • + Transferencias corrientes por cobrar

  • – Dividendos por pagar

  • – Intereses por pagar

  • – Renta por pagar

  • – Impuestos y otras transferencias corrientes por pagar

(Estas partidas corresponden exactamente a las del SCN; el tratamiento de las distintas partidas de ingreso y gasto está detallado en el SCN 2008). Las utilidades reinvertidas se asientan en el período en el cual se devengan las utilidades retenidas. Véase también en el recuadro 11.5 un ejemplo del cálculo de las utilidades reinvertidas.

11.44 Las utilidades reinvertidas se miden en base al ahorro neto antes de considerar distribuidas las utilidades reinvertidas y, por lo tanto, guardan relación con el concepto de utilidades operativas generadas a partir de la producción, activos financieros tomados u otorgados en préstamo, arrendamiento de recursos naturales y transferencias corrientes. Las utilidades reinvertidas no incluyen las ganancias o pérdidas por tenencia realizadas o no realizadas. Las ganancias y pérdidas por tenencia pueden surgir de cambios de valoración (vinculados al tipo de cambio, por ejemplo), la revaloración de activos fijos y variaciones de los precios de mercado de activos y pasivos financieros. Las utilidades rein-vertidas no incluyen pérdidas ni ganancias atribuibles a otras variaciones del volumen de los activos, tales como reducciones contables de activos no financieros no producidos, reducciones contables de deudas incobrables y embargos de activos sin indemnización. Puesto que en la contabilidad comercial las utilidades suelen incluir las pérdidas y ganancias por tenencia, quizá sea necesario hacer ajustes en los libros. Las ganancias y pérdidas por tenencia y otras variaciones del volumen de activos y pasivos financieros se describen en el capítulo 9, “Cuenta de otras variaciones de los activos y pasivos financieros”. La constitución de reservas para distintos tipos de pérdida, como por ejemplo por deudas incobrables, son asientos contables internos que no se debe tener en cuenta al determinar el ahorro neto y las utilidades reinvertidas.

11.45 Las utilidades retenidas de una empresa de inversión directa se miden tras descontar los impuestos sobre el ingreso de la empresa. El pago de esos impuestos recae en la empresa, no en los propietarios. Además, las utilidades retenidas deben calcularse después de constituir reservas por el consumo de capital fijo. El consumo de capital fijo se mide de acuerdo con el valor, al costo corriente de reposición, de los activos fijos consumidos (como consecuencia del deterioro físico, de la obsolescencia normal o de daños accidentales normales) durante un período contable. Al calcular el consumo de capital fijo hay que tener en cuenta la vida útil económica prevista de cada activo. (La vida útil prevista y la obsolescencia o los daños normales no incluyen las pérdidas sufridas como consecuencia de guerras o de grandes catástrofes naturales). La depreciación utilizada en la contabilidad comercial no es necesariamente lo mismo que el consumo de capital fijo, ya que la depreciación suele estar basada en el costo histórico o el valor en libros. Si los datos están basados en el costo histórico o el valor en libros, se los debe ajustar al costo corriente de reposición para poder calcular el consumo de capital fijo.

11.46 Las utilidades reinvertidas pueden ser negativas cuando una empresa de inversión directa sufre una pérdida a raíz de sus operaciones o cuando los dividendos declarados en un período son más grandes que los ingresos netos percibidos durante ese período. Si la inversión directa en el exterior genera utilidades negativas, el asiento debe ser un ingreso negativo adeudado al inversionista directo. Análogamente, la economía de la empresa de inversión directa debe asentar las pérdidas como ingreso negativo por pagar.

Recuadro 11.1.Utilidades reinvertidas en una cadena de propiedad

La empresa A tiene un 100% de propiedad en una subsidiaria, la empresa B. La empresa B a su vez tiene un 100% de propiedad en una subsidiaria, la empresa C.

La propiedad de la empresa A está dividida: un 95% en manos de inversionistas de cartera y un 5% en manos de la empresa C (inversión en sentido contrario).

En el siguiente ejemplo, las utilidades son las declaradas y ninguna de las empresas paga dividendos durante el período, es decir, se retienen todas las utilidades. Por lo tanto, estos son los resultados de las utilidades reinvertidas:

Utilidades de

operaciones propias
Utilidades reinvertidas
Por pagarPor cobrar
Empresa A1000120
Empresa B4012080
Empresa C80800

Notas:

  • Las utilidades reinvertidas por cobrar de la empresa A son las utilidades reinvertidas por cobrar procedentes de su empresa de inversión directa inmediata, la empresa B. Sin embargo, las utilidades reinvertidas de la empresa C se tienen en cuenta indirectamente a través de las utilidades reinvertidas de la empresa B. (Véase el párrafo 11.47).

  • La participación de la empresa C en la empresa A (la inversión en sentido contrario) no genera ninguna utilidad reinvertida. (Véase el párrafo 11.99).

11.47 En una cadena de relaciones de inversión directa, es necesario registrar solamente las utilidades reinvertidas entre el inversionista directo y las empresas de inversión directa que son de propiedad directa. El traslado de utilidades retenidas procedentes de tenencias indirectas debe tenerse en cuenta a través de la cadena de relaciones de inversión directa. Las utilidades retenidas de una empresa que forma parte de la cadena incluyen las utilidades reinvertidas derivadas de su empresa de inversión directa inmediata (véase en los párrafos 6.8–6.24 la definición de las relaciones de inversión directa), que, como inversionista directo, recibiría utilidades reinvertidas de su empresa de inversión directa inmediata, y así sucesivamente. Por lo tanto, las utilidades reinvertidas se trasladan a los inversionistas directos indirectos a través de la cadena indirectamente, como lo ilustra el recuadro 11.1.

4. Intereses

Referencia:

    FMIet al. Estadísticas de la deuda externa: Guía para compiladores y usuariosapéndice del capítulo 2¿Cómo deben registrarse los intereses devengados?” y párrafos6.156.17.

11.48Los intereses son una forma de ingreso de la inversión que les corresponde cobrar a los propietarios de ciertos activos financieros—a saber, depósitos, títulos de deuda, préstamos y otras cuentas por cobrar—a cambio de haber puesto activos financieros a disposición de otra unidad institucional. El ingreso procedente de tenencias de DEG y asignaciones de DEG también forma parte de los intereses. No todos los flujos de la cuenta corriente vinculados a instrumentos de deuda son intereses; algunos pueden ser comisiones o cargos por servicios financieros (véase la descripción de los servicios financieros en los párrafos 10.118–10.136).

11.49 Los intereses se asientan sobre la base devengado, es decir, como si se devengaran al favor del acreedor de manera continua a lo largo del tiempo sobre el monto pendiente de pago. Según las disposiciones contractuales, los intereses se devengan como porcentaje del monto pendiente, una suma de dinero fijada de antemano, una suma variable de dinero que depende de un indicador definido, o una combinación de estos métodos. Si se utiliza la base devengado, a medida que se devengan los intereses se incrementa el monto pendiente, es decir, los intereses devengados aún no pagados forman parte del monto pendiente. Por lo tanto, lo que comúnmente se denomina pagos de intereses constituye transacciones de la cuenta financiera que reducen el pasivo del deudor. El monto originalmente otorgado o tomado en préstamo se denomina principal inicial. Los pagos periódicos por cupón pueden cubrir una parte o la totalidad de los intereses devengados durante el período en cuestión, así como pagos que reducen el principal inicial.

a. Moneda de denominación e instrumentos a tasa fija frente a instrumentos indexados

11.50 Al definir y medir los intereses, es útil distinguir entre las siguientes alternativas:

  • a) Instrumentos a tasa fija denominados en moneda nacional. Desde el comienzo, las partes contratantes determinan todos los flujos en efectivo que el deudor deberá saldar en moneda nacional. Los intereses sobre estos instrumentos son la diferencia entre la suma de todos los pagos del deudor y los fondos que el acreedor pone a disposición del deudor. La información sobre el monto pendiente y las tasas de interés necesarias para calcular los intereses devengados se conoce desde el comienzo.

  • b) Instrumentos a tasa fija denominados en moneda extranjera. Desde el comienzo se determinan los flujos de efectivo futuros en la moneda extranjera que corresponda. El registro de intereses sobre instrumentos a tasa fija denominados en moneda extranjera es sencillo. Los intereses se definen según la fórmula descrita en el apartado anterior, y la única diferencia es que en primera instancia se utiliza una moneda extranjera como moneda de denominación. Los intereses expresados en moneda extranjera se convierten a la moneda nacional tomando el punto medio del tipo de cambio de mercado vigente en los períodos durante los cuales se devengan intereses. La información sobre el monto pendiente y las tasas de interés necesarias para calcular los intereses devengados en la moneda de denominación se conocen desde el comienzo. Los instrumentos de deuda cuyo monto a pagar al vencimiento y cuyos pagos periódicos (por cupón, por ejemplo) están indexados a una moneda extranjera se clasifican como si estuviesen denominados en esa moneda extranjera.

  • c) Instrumentos indexados. Los mecanismos de indexación vinculan el monto por pagar al momento del vencimiento o los pagos periódicos (por cupón, por ejemplo), o ambos, con indicadores acordados por las partes, y los valores de los indicadores no se conocen por adelantado. Por lo tanto, es imposible conocer el monto de los intereses en el momento de la emisión. En el caso de algunos instrumentos, no se lo conocerá sino hasta el momento del rescate. La indexación puede ser en función del índice de precios al consumidor, un índice bursátil, el precio de una materia prima, etc. En el caso de los instrumentos de deuda indexados, los pagos están vinculados a un valor de referencia que generalmente varía con el correr del tiempo como consecuencia de las presiones del mercado. Todos los otros instrumentos de deuda deben clasificarse como instrumentos a tasa fija. Tal como se señala en el párrafo 11.50 b), los instrumentos de deuda cuyo pago al vencimiento y cuyos pagos periódicos están vinculados a una moneda extranjera se clasifican como si estuvieran denominados en esa moneda extranjera. Todos los demás tipos de instrumento indexado, inclusive los que están parcialmente vinculados a tipos de cambio (por ejemplo, cuando solo el pago al vencimiento o solo los pagos periódicos están vinculados a un tipo de cambio), se clasifican como si estuvieran denominados en moneda nacional para los efectos del registro de los intereses y de otros flujos económicos. El cálculo de los intereses devengados correspondientes a instrumentos indexados se describe en los párrafos 11.59–11.65.

b. Intereses sobre préstamos, depósitos y cuentas por cobrar y por pagar

11.51 La naturaleza de los activos y pasivos financieros en forma de depósitos, préstamos y cuentas por cobrar y por pagar se explica en el capítulo 5, “Clasificaciones de los activos y pasivos financieros”. En términos generales, los intereses devengados sobre estos activos y pasivos financieros se determinan aplicando la tasa de interés especificada en las disposiciones contractuales entre las partes al monto pendiente de pago en cada una de las fechas que corresponda a lo largo del período contable. Algunos instrumentos mantienen una tasa de interés fija durante todo el período de validez del instrumento. En otros, la tasa de interés puede variar una o varias veces. Para cada período se debe utilizar la tasa de interés que corresponda al calcular los intereses devengados durante ese período. En algunos préstamos y depósitos, el monto pagadero al vencimiento o los pagos periódicos, o ambos, pueden estar indexados. El devengado de intereses por indexación, descrito en los párrafos 11.59–11.65, se aplica también a los préstamos y depósitos indexados.

c. Intereses sobre títulos de deuda: Instrumentos de deuda negociados y concepto de intereses

11.52 No es sencillo definir y medir los intereses sobre títulos de deuda negociados. Aunque los deudores están obligados a proceder a la liquidación conforme a las condiciones fijadas al crearse los instrumentos, es posible que los titulares de títulos adquiridos en mercados secundarios no conozcan la tasa de interés decidida en la fecha de emisión ni estén siquiera interesados en averiguarla. Hay tres métodos para definir y medir los intereses correspondientes a títulos de deuda negociados.

  • a) Los intereses son iguales a los montos que los deudores deberán pagarles a los acreedores más allá del reembolso de las sumas cedidas por los acreedores. Los intereses devengados sobre el instrumento de deuda se determinan al crearse el instrumento y duran hasta su extinción. Los intereses devengados se determinan en base al rendimiento original al vencimiento. Se utiliza un solo rendimiento efectivo, fijado en el momento de emisión del título, para calcular el monto de los intereses devengados durante cada uno de los períodos hasta el vencimiento. Este método se conoce como el enfoque del deudor.

  • b) Los intereses representan el ingreso que surge al aplicar en una fecha cualquiera la tasa de descuento correspondiente a los cobros futuros implícitos en el valor de mercado del instrumento. En esta alternativa, los intereses devengados reflejan las condiciones de mercado y las expectativas corrientes. En todo momento, los intereses devengados se determinan en base al rendimiento corriente al vencimiento. La tasa de interés efectiva para calcular los intereses devengados cambia a medida que varía el precio de mercado de los títulos de un período a otro. Este método se conoce como el enfoque del acreedor.

  • c) Los intereses representan el ingreso que surge al aplicar la tasa de descuento implícita en el costo de adquisición del instrumento. En esta alternativa, los intereses devengados reflejan las condiciones de mercado y las expectativas en el momento de la adquisición. Los intereses se determinan en base al rendimiento restante al vencimiento en el momento de adquisición del instrumento de deuda. La tasa de interés efectiva cambia solamente si el título se revende en el mercado secundario. Este método se conoce como el enfoque de adquisición.

11.53 En las cuentas internacionales, los intereses se asientan de acuerdo con el primer método, descrito en el párrafo 11.52 a). Ese es el método que siguen también otros sistemas estadísticos macroeconómicos. Los intereses calculados de acuerdo con las tasas de mercado, tal como se describe en el párrafo 11.52 b), pueden asentarse como una partida suplementaria, lo cual es especialmente importante para analizar las tasas de rendimiento. Cabe señalar que en el caso de los títulos de deuda, la valoración y el registro de transacciones en la cuenta financiera y de posiciones en el balance no dependen del método utilizado para calcular y registrar los intereses devengados. Las adquisiciones y disposiciones de títulos de deuda se registran a los precios de transacción y las posiciones se registran a los precios de mercado o a valores razonables.

Títulos de deuda con flujos de efectivo conocidos

11.54 En el caso de los títulos de deuda cuyo precio de emisión es igual al precio de rescate (es decir, emitidos a la par), el total de intereses devengado durante la vigencia del título está dado por los pagos periódicos por cupón. Si los pagos de cupones son fijos, los intereses devengados pueden calcularse asignando cada pago al período correspondiente mediante una fórmula de composición diaria.

11.55 Ciertos títulos de deuda, como las letras de cambio a corto plazo y los bonos de cupón cero, tienen características que no obligan al deudor a efectuar pago alguno al acreedor hasta el vencimiento del pasivo. En efecto, el deudor cancela su pasivo mediante un único pago que cubre tanto el monto de los fondos tomados originalmente en préstamo como los intereses devengados y acumulados durante toda la vida del pasivo. Los instrumentos de este tipo se denominan “descontados” porque el monto del préstamo original es inferior al monto que se debe reembolsar. La diferencia entre el monto reembolsado al final del contrato y el monto del préstamo original son intereses que se deben distribuir a lo largo de los períodos contables comprendidos entre el comienzo y el final del contrato. Los intereses devengados en cada período se asientan en la cuenta del ingreso primario con el mismo monto que aumenta el pasivo del deudor del mismo instrumento en la cuenta financiera. En el recuadro 11.2 figura un ejemplo.

11.56 Ligeramente más complicados son los bonos con fuerte descuento, que también exigen pagos periódicos por cupón. En este caso, los intereses devengados equivalen al valor del cupón pagadero periódicamente más el monto de los intereses devengados en cada período atribuibles a la diferencia entre el precio de rescate y el precio de emisión. Los intereses devengados en base a los pagos periódicos por cupón se calculan tal como se explica en el párrafo 11.54. Los intereses devengados en base a la amortización del descuento (la diferencia entre el precio de emisión y el de rescate) se pueden calcular sumando las amortizaciones diarias correspondientes al período declarado. Aunque las tasas de amortización podrían calcularse mensual o trimestralmente, el cálculo con tasas diarias facilita la distribución del descuento amortizado entre los diferentes períodos declarados.

Recuadro 11.2.Ejemplo numérico del cálculo de los intereses devengados con un bono de cupón cero

El 1 de enero del año 1 se emite un bono sin cupones. El monto a reembolsar en cinco años es 100.

Si la tasa de interés de mercado en el momento de la emisión es de 10% con ese vencimiento y esa calificación crediticia, el precio de emisión del bono será 62,09 (es decir, 100/1,15).

El cálculo del interés anual y los valores correspondientes son los siguientes:

PIIIngresoPII
Valor de los

títulos de deuda

I de enero
Intereses

devengados
Valor de los

títulos de deuda

31 de diciembre
Año 162,096,2168,30
Año 268,306,8375,13
Año 375,137,5182,64
Año 482,648,2690,91
Año 590,919,09100,00

Notas:

  • Según el enfoque del deudor (párrafo 11.52 a)), los intereses de cada período se fijan al crear el instrumento.

  • La suma de los intereses a lo largo de los cinco años es de 37,91, es decir, la diferencia entre 62,09 (el precio de emisión) y 100 (el precio de rescate).

  • Los intereses que se devengan cada año aumentan a la par del valor acumulado creciente de los intereses devengados.

  • El asiento correspondiente a los intereses devengados es un aumento de los títulos de deuda en la cuenta financiera. No se conocen los valores del bono durante el período debido a las ganancias y pérdidas por tenencia. Las fluctuaciones de las tasas de interés de mercado alterarán el valor, pero no influirán en el cálculo de los intereses.

(Véanse más detalles en el párrafo 2.66 y el cuadro 2.3 de Estadísticas de la deuda externa: Guía para compiladores y usuarios).

11.57 En algunos casos, los títulos de deuda se emiten con prima en lugar de descuento. El método para determinar los intereses devengados es idéntico al caso de los instrumentos descontados, pero cuando la emisión es con prima, la diferencia entre el precio de rescate y el precio de emisión se amortiza a lo largo del período de vigencia del instrumento y reduce el monto de los intereses devengados en cada período (en lugar de incrementarlo, como en el caso de los instrumentos descontados).

11.58 Los títulos desmantelados plantean dificultades concretas desde el punto de vista de los intereses devengados. Los títulos desmantelados no oficiales son emitidos por un tercero sin autorización del emisor original y, por lo tanto, constituyen instrumentos nuevos, es decir, un pasivo para el emisor. Los títulos de deuda originales siguen devengando intereses conforme a las condiciones estipuladas en el contrato. Los intereses de los títulos desmantelados se devengan a la tasa fijada en el momento de la emisión. Los títulos desmantelados oficiales (es decir, emitidos con la autorización del emisor original a través de un agente nombrado por él) simplemente alteran la configuración de la tenencia del instrumento original, y por lo tanto los títulos siguen representando una obligación directa para el emisor original. En consecuencia, los intereses de los títulos desmantelados oficiales se devengan a la misma tasa que el título subyacente, no a la tasa vigente en el momento de la emisión.

Títulos de deuda indexados

11.59 Como se explica en el párrafo 11.50, un mecanismo de indexación vincula el monto pagadero al vencimiento o los pagos por cupón con ciertos indicadores convenidos por las partes. Los valores de los indicadores no se conocen por adelantado. En el caso de los títulos de deuda con indexación del valor pagadero al vencimiento, es posible que los valores de los indicadores se conozcan recién en el momento del rescate. Por lo tanto, los flujos de intereses previos al rescate fluctúan y no se pueden determinar con certeza. Para estimar los intereses devengados antes de conocer los valores de los indicadores de referencia es necesario usar algún indicador aproximativo. Conviene hacer aquí tres distinciones:

  • a) La indexación de pagos por cupón solamente, sin indexación del monto pagadero al vencimiento.

  • b) La indexación del monto pagadero al vencimiento, sin indexación de los pagos por cupón.

  • c) La indexación tanto del monto pagadero al vencimiento como de los pagos por cupón.

Los principios descritos en los párrafos 11.60–11.66 para los títulos de deuda indexados se aplican a todos los instrumentos de deuda indexados.

11.60 Cuando solo están indexados los pagos por cupón, el monto total resultante de la indexación se trata como intereses devengados durante el período correspondiente al cupón. Lo más probable es que para cuando se compilen los datos sobre un período, la fecha del pago por cupón ya haya pasado y por lo tanto se conozca el valor del índice. Si esa fecha aún no pasó, se puede utilizar el movimiento del índice durante la parte del período que el cupón abarca para calcular los intereses devengados.

11.61 Cuando el monto pagadero al vencimiento está indexado, el cálculo de los intereses devengados deja de ser exacto porque se desconoce el valor de rescate; en algunos casos, la fecha de vencimiento puede ser a varios años. Hay dos métodos para calcular los intereses devengados durante cada período contable:

  • a) Los intereses devengados en un período contable debido a la indexación del monto a pagar al vencimiento se pueden calcular como la variación del valor del monto pendiente entre el final y el comienzo del período contable en función de los movimientos del índice respectivo. (Véase el ejemplo del recuadro 11.3).

  • b) Los intereses devengados pueden determinarse fijando la tasa de acumulación al momento de la emisión. En consecuencia, los intereses representan la diferencia entre el precio de emisión y la expectativa del mercado, en el comienzo, de todos los pagos que deberá hacer el deudor, asentándose como si se devengaran a lo largo del plazo de vigencia del instrumento. Este método registra como ingreso el rendimiento al vencimiento en el momento de la emisión, es decir, incorpora los resultados de la indexación previstos en el momento de creación del instrumento. Toda desviación del índice subyacente con respecto a la trayectoria prevista inicialmente conduce a ganancias o pérdidas por tenencia que normalmente no se cancelarán durante el plazo de vigencia del instrumento. (Véase el ejemplo del recuadro 11.4).

11.62 Si bien el primer método (es decir, usar el movimiento del índice) tiene la ventaja de ser sencillo, los intereses incluyen todas las variaciones y fluctuaciones del monto pagadero al vencimiento en cada uno de los períodos contables, como resultado del movimiento del índice correspondiente. Si la fluctuación del índice es grande, el método puede resultar en intereses negativos en algunos períodos, aun si las tasas de interés de mercado en el momento de la emisión y en el período corriente son positivas. Además, las fluctuaciones se comportan como ganancias y pérdidas por tenencia. El segundo método (es decir, fijar la tasa en el momento de emisión) evita esos problemas, pero los flujos de efectivo reales futuros podrían ser diferentes de los flujos de efectivo previstos inicialmente si no se cumplen exactamente las expectativas iniciales. Eso significa que los intereses generados durante el plazo de vigencia del instrumento quizá no coincidan con la diferencia entre el valor de emisión y el valor de rescate.

11.63 El primer método funciona bien si se utiliza una indexación amplia del monto pagadero al vencimiento (por ejemplo, un índice de precios al consumidor o el PIB nominal), ya que cabe suponer que esa indexación tendrá una fluctuación relativamente suave a lo largo del tiempo. Sin embargo, el primer método puede arrojar resultados poco intuitivos si la indexación del monto pagadero al vencimiento busca lograr tanto ingresos de intereses como ganancias por tenencia (por ejemplo, un índice de precios estrecho, como por ejemplo el precio de una materia prima, de una acción o del oro). Por lo tanto, cuando uno de los motivos de la indexa-ción es lograr ganancias por tenencia—por lo general, indexación basada en un artículo individual estrictamente definido—, es preferible el segundo método; de lo contrario, conviene utilizar el primero para medir los intereses devengados.

Recuadro 11.3.Ejemplo numérico del cálculo de los intereses devengados con un bono indexado de acuerdo con un índice amplio

El 1 de enero del año 1 se emite un bono por cinco años con un precio de 1000, sin cupones, indexado según un índice amplio. El valor del índice al principio del período es de 100.

Los valores del índice y del bono, y de las revaloraciones e intereses derivados, son los siguientes:

Índice de precios amplioBono
Fin del períodoInteresesRevaloraciones31 dic.
Año 1107,070–121.058
Año 2113,060–171.101
Año 3129,0160581.319
Año 4148,0190101.519
Año 5140,3−77−391.403
Años 1–54030

Notas:

  • El total de intereses a lo largo de los cinco años (igual a 403) lo determina el movimiento del índice (o sea, el aumento de 40,3%).

  • Como se trata de un bono, hay también revaloraciones debido a la evolución de las condiciones de mercado, como por ejemplo variaciones de las tasas de interés de mercado, calificaciones crediticias y expectativas en cuanto a la trayectoria futura del índice. Sin embargo, tienen un valor de cero a lo largo del plazo de vigencia del bono cuando se lo reembolsa al valor indexado.

  • Los intereses pueden presentar un valor negativo durante los períodos en que el índice disminuye.

  • El asiento correspondiente a los intereses devengados es un aumento de los títulos de deuda en la cuenta financiera.

  • Las fluctuaciones de las tasas de interés de mercado pueden hacer variar el valor del bono, pero el cálculo de los intereses no se ve afectado.

11.64 Puesto que los instrumentos de deuda en los cuales tanto el monto pagadero al vencimiento como los pagos por cupón indexados en moneda extranjera se clasifican como si estuvieran denominados en moneda extranjera, los intereses, otros flujos económicos y las posiciones de estos instrumentos deben calcularse usando los mismos principios que se aplican a los instrumentos denominados en moneda extranjera. Los intereses deben devengarse a lo largo del período usando la moneda extranjera como moneda de denominación y convertirse a moneda nacional aplicando el punto medio del tipo de cambio de mercado. Del mismo modo, el monto pendiente debe valorarse usando la moneda extranjera como unidad de cuenta, y el tipo de cambio vigente al final del período debe utilizarse para determinar el valor del instrumento de deuda en su totalidad (incluidos los intereses devengados) en moneda nacional en la posición de inversión internacional. Las variaciones del valor de mercado de los títulos de deuda debidas a las fluctuaciones del tipo de cambio y la tasa de interés se consideran revaloraciones.

11.65 Cuando tanto el monto pagadero al vencimiento como los pagos por cupón están indexados según un artículo de referencia amplio, los intereses devengados durante un período contable se pueden calcular sumando dos elementos: el monto resultante de la indexación de los pagos por cupón (como se describe en el párrafo 11.60) atribuible al período contable, y la variación del monto pendiente entre el final y el comienzo del período contable debida al movimiento del índice correspondiente (como se describe en el párrafo 11.61 a)). Cuando tanto el monto pagadero al vencimiento como los pagos por cupón están indexados según un índice estrecho con la finalidad de lograr ganancias por tenencia, los intereses devengados durante cualquier período contable pueden determinarse fijando el rendimiento al vencimiento en el momento de emisión, tal como se explica en el párrafo 11.61 b).

Recuadro 11.4.Ejemplo numérico del cálculo de los intereses devengados con un bono indexado de acuerdo con un índice estrecho

El 1 de enero del año 1 se emite un bono por cinco años con un precio de 1000, sin cupones, indexado según un índice de precios estrecho. El valor del índice al principio del período es de 100. (Las cifras son iguales a las del recuadro 11.3, pero en este recuadro el tratamiento difiere porque se aplica un índice de precios estrecho). La tasa de interés de mercado es de 8% anual en el momento de la emisión.

Los valores del índice y del bono, y de las revaloraciones e intereses derivados, son los siguientes:

índice de precios estrechoBono
Fin del períodoInteresesRevaloraciones31 dic.
Año 1107,080–221.058
Año 2113,086–431.101
Año 3129,0931241.318
Año 4148,01011001.519
Año 5140,3109–2251.403
Años 1-5469–66

Notas:

  • El aumento total del valor a lo largo de los cinco años (469-66 = 403) lo determina el movimiento del índice (o sea, el aumento de 40,3%).

  • De acuerdo con el enfoque del deudor (véase el párrafo 11.52 a)), los intereses de cada período se fijan de acuerdo con la tasa de interés al comienzo. Los intereses del año 1 ascienden a 80 (8% de 1000), los del año 2 a 86 (8% de 1000 + 80), los del año 3 a 93 (8% de 1000 + 80 + 86), y así sucesivamente.

  • La revaloración a lo largo del plazo de vigencia del bono se debe a la diferencia entre el aumento del índice y el aumento compuesto que habría ocurrido con la tasa de interés de mercado. (La revaloración también ocurre en períodos individuales durante la vigencia del bono debido a la evolución de las condiciones de mercado, como por ejemplo variaciones de las tasas de interés de mercado, calificaciones crediticias y expectativas en cuanto a la trayectoria futura del índice).

  • Las fluctuaciones de las tasas de interés de mercado pueden hacer variar el valor del bono, pero el cálculo de los intereses no se ve afectado.

Títulos de deuda con derivados incorporados

11.66 En el caso de los títulos de deuda con derivados incorporados, como opciones de compra, venta o conversión en capital, los intereses devengados se contabilizan igual que en el caso de los títulos sin derivados. En ninguno de los períodos previos al ejercicio de la opción se ven afectados los intereses devengados por la presencia de la opción. Al ejercerse la opción incorporada se rescatan los títulos y dejan de devengarse los intereses.

d. Cargos pagaderos por préstamos de títulos y de oro

11.67 Los préstamos de títulos sin garantía en efectivo consisten en la entrega de títulos durante un período determinado. (Este tema se examina a fondo en los párrafos 7.58–7.61). Por lo general, los prestatarios (p. ej., corredores) posteriormente les revenden los títulos directamente a otros clientes. El hecho de que el prestatario pueda efectuar esa reventa significa que se le transfirió la propiedad jurídica, en tanto que los riesgos y recompensas económicas de la propiedad continúan en manos del propietario original. El “prestador” a su vez recibe un pago del “prestatario” por el uso del título. Los préstamos de oro consisten en la entrega de oro durante un período determinado. Pueden estar vinculados a tenencias físicas de oro o, con menos frecuencia, a cuentas en oro sin asignación. Al igual que en los préstamos de títulos, se transfiere la propiedad jurídica del oro (el prestatario provisional puede revendérselo a un tercero), pero los riesgos y los beneficios de la fluctuación del precio del oro continúan en manos del prestatario. Los prestatarios de oro (usualmente corredores o agentes de mercado, pero también productores de oro y usuarios de oro industrial) a menudo utilizan estas transacciones para cubrir las ventas a terceros en períodos de escasez (transitoria) de oro. El propietario original recibe un pago parecido por el uso del oro. Ese monto se determina en función del valor del activo subyacente y de la duración de la transacción inversa. Ocasionalmente se prestan warrants.

11.68 Los títulos y el oro monetario constituyen instrumentos financieros y, por lo tanto, los cargos por los préstamos de títulos sin garantía en efectivo y los préstamos de oro constituyen un pago por poner un instrumento financiero a disposición de otra unidad institucional. En consecuencia, los cargos aplicados a los préstamos de títulos (de capital así como de deuda) y los préstamos de oro son a favor del propietario del título y se consideran intereses (con el correspondiente asiento en otras cuentas porcobrar/por pagar; véase el párrafo 5.73). En aras de la sencillez, los cargos pagados por préstamos de oro no monetario también se consideran intereses. Aunque en algunos préstamos de títulos el cargo se le paga en primera instancia al custodio (y se utiliza para pagar los gastos de custodia, total o parcialmente), en principio corresponde pagar el cargo en su totalidad al propietario del título, quien a su vez se lo paga total o parcialmen te al custodio en una transacción separada. (Los montos pagaderos al custodio forman parte de sus servicios, descritos como parte de los servicios financieros en los párrafos 10.121 y 10.124).

e. Ingreso de la inversión generado mientras los títulos forman parte de transacciones inversas

11.69 El propietario económico de los títulos continúa registrando los dividendos y los intereses devengados generados por los títulos aún cuando la propiedad jurídica cambia en una transacción inversa (véase el párrafo 7.58) o cuando el custodio le revende los títulos a un tercero (véase el párrafo 10.124). Si la transacción inversa abarca el período de pago de los dividendos o los cupones, el tomador del título por lo general está obligado a compensar al prestador del título. (Estos pagos se denominan “dividendos fabricados”). El tratamiento de las posiciones inversas es un tema de estudio futuro.

f. Intereses devengados por deudas en mora

11.70 Como el monto de las deudas en mora es un pasivo legal constante para el deudor, los intereses deben devengarse continuamente hasta la extinción del pasivo (por ejemplo, mediante el reembolso o como resultado de un acuerdo bilateral entre el deudor y el acreedor). No obstante, para algunos análisis podría resultar más útil excluir de las medidas del ingreso primario los intereses que no se espera cobrar en la realidad. Por lo tanto, sería útil que el acreedor suministrara información suplementaria sobre los intereses devengados por deudas en mora si son significativos y cuan-tificables. Es importante que los metadatos contengan información sobre el método adoptado para definir las deudas en mora. Los préstamos en mora se describen en los párrafos 7.50–7.53.

11.71 Conforme al principio del devengado, los atrasos en los reembolsos de la deuda (tanto de pagos periódicos como del monto pagadero al vencimiento) que no se saldan en la fecha de pago deben seguir figurando en el mismo instrumento hasta la extinción del pasivo (véase también el párrafo 3.56). En el caso de los atrasos originados en los contratos de crédito, los intereses deben devengarse a la misma tasa de interés que en el caso de la deuda original, a menos que la tasa de interés para los atrasos se hubiera estipulado en el contrato de crédito original, en cuyo caso debe usarse la tasa de interés estipulada. Esta tasa podría incluir una tasa con sanciones pecuniarias, además de la tasa de interés sobre la deuda original. Si las condiciones y las características del instrumento financiero cambian automáticamente cuando se produce un atraso, y si cambia también la clasificación del préstamo, el cambio debe asentarse como una reclasificación en la cuenta de otras variaciones de los activos y pasivos financieros (véase el párrafo 3.56). Si se renegocia el contrato, se registran transacciones porque se crea un instrumento. Si se compra un artículo a crédito y el deudor no efectúa el pago dentro del período estipulado en el momento de la compra, los cargos adicionales incurridos deben considerarse como intereses y devengarse hasta la extinción de la deuda.

11.72 Cuando se activa una garantía por una sola vez que cubre una deuda que entra en mora, el garante asume el pasivo de la deuda. Desde el momento de la activación de la garantía, los intereses devengados pasan a ser responsabilidad del garante. Un garante puede efectuar pagos por intereses correspondientes a un préstamo o a otro pasivo que produce intereses de otras unidades a las cuales les sirve de garante. Los intereses devengados antes de que el garante asuma la deuda representan un pasivo del deudor original y los pagos efectuados por el garante deben clasificarse en base a las disposiciones contractuales estipuladas entre el garante y el deudor original. En la mayoría de los casos, esos pagos crean un derecho del garante frente al deudor original, que está obligado a atender el servicio de la deuda. En otros casos, el derecho frente al deudor puede ser un aumento de una participación de capital previa (p. ej., la activación de una garantía otorgada por una casa matriz por las deudas de una subsidiaria mejoran el balance de la subsidiaria y, por ende, la participación de la matriz en la subsidiaria). Si el garante no obtiene un derecho frente al deudor original, se asienta una transferencia de capital del garante al deudor, especialmente si el garante es una unidad del gobierno. La clasificación de las garantías por una sola vez se describe en los párrafos 8.42–8.45.

g. Intereses de arrendamientos financieros

11.73 Los arrendamientos financieros se definen y distinguen de los arrendamientos operativos en los párrafos 5.56–5.58. La implicación de clasificar los arrendamientos financieros como préstamos es que el préstamo devenga intereses. Se considera que el arrendador concede un préstamo al arrendatario igual al valor de mercado del activo y que el préstamo se reembolsa gradualmente durante el período de arrendamiento. La tasa de interés del préstamo imputado está determinada implícitamente por el monto total pagadero en forma de alquiler durante la vigencia del arrendamiento en relación con el valor de mercado del activo al momento de iniciarse el arrendamiento. El préstamo inicial al arrendatario, junto con los reembolsos posteriores del préstamo efectuados por el arrendador, se asientan en la cuenta financiera del arrendador y del arrendatario. Los intereses pagaderos por el préstamo se asientan en la cuenta del ingreso primario. (En el recuadro A6b.1 se presenta un ejemplo numérico de las partidas que intervienen en los arrendamientos financieros).

h. Intereses puros (excluidos los SIFMI)

11.74 Por lo general, los intermediarios financieros ofrecen tasas de interés más bajas a los depositantes que las tasas que les cobran a los prestatarios. Los márgenes de intereses resultantes sirven para sufragar gastos y obtener un beneficio de explotación. Esta es una alternativa al método de cobrarles directamente un servicio a los clientes. La clasificación de este margen (SIFMI, o servicios de intermediación financiera medidos indirectamente) y su medición se describen en los párrafos 10.126–10.136.

11.75 La cuenta del ingreso primario registra “intereses puros” al eliminar de los “intereses efectivos” el componente de los SIFMI. Los “intereses efectivos” pagaderos a un intermediario financiero incluyen el cargo por servicio, que es necesario sustraer para hacer constar los intereses registrados como ingreso de la inversión en las cuentas internacionales. Análogamente, se considera que a los “intereses efectivos” por cobrar a un intermediario financiero ya se les ha descontado un cargo por servicio, de modo que los intereses efectivos por cobrar al intermediario financiero se incrementarán en proporción al valor del servicio recibido para hacer constar los intereses registrados como ingreso de la inversión en las cuentas internacionales. Los “intereses puros” se calculan según la tasa de interés de referencia. El concepto de tasa de interés “de referencia” y su aplicación se describen en los párrafos 10.129–10.130. Es necesario conocer los intereses cobrados por los bancos para ciertos propósitos analíticos (por ejemplo, para los análisis de sostenibilidad de la deuda y de las tasas de rendimiento) y difundirlos como una partida informativa.

i. Intereses con un nivel elevado de inflación

11.76 Un nivel elevado de inflación crea dificultades especiales para la medición y la interpretación de los intereses. Un ejemplo obvio es que las tasas de interés de los instrumentos denominados en moneda nacional pueden ser significativamente superiores a las aplicadas a los instrumentos denominados en moneda extranjera. Por lo tanto, los intereses nominales de los instrumentos denominados en moneda nacional incluyen una compensación por la pérdida de poder adquisitivo vinculada al valor monetario de los fondos prestados. La contabilización en una situación de inflación elevada es un tema importante que va más allá de la mera cuestión de cómo medir los intereses en estas circunstancias. De hecho, se pone en entredicho toda la cuestión de medir las transacciones tomando como base el precio corriente cuando los precios del final del período son varias veces mayores que los precios del comienzo del período. El capítulo 29 del SCN 2008, “Satellite Accounts and Other Extensions”, contiene pautas sobre la compilación y la presentación de datos en condiciones inflacionarias, desde la cuenta de bienes y servicios, pasando por la cuenta del ingreso y la cuenta financiera, hasta el balance.

5. Ingreso de la inversión atribuible a titulares de pólizas de seguros, garantías normalizadas y fondos de pensiones

11.77El ingreso de la inversión atribuible a titulares de pólizas de seguros, garantías normalizadas y fondos de pensiones representa el rendimiento que generan, a favor de los titulares de pólizas, los derechos de seguros y las garantías normalizadas en forma de reservas técnicas e ingresos por cobrar de prestaciones jubilatorias.

11.78 Las operaciones de sociedades de seguros, garantías normalizadas y fondos de pensiones incluyen el cobro de primas, el pago de reclamaciones de indemnización y la administración e inversión de fondos. Sin embargo, las transacciones observadas no siempre reflejan las relaciones económicas subyacentes entre las sociedades de seguros o fondos de pensiones y los titulares de pólizas, y es necesario reacomodar esas operaciones para que el comportamiento económico subyacente quede reflejado en las cuentas económicas. Una forma de hacerlo es imputando el ingreso de la inversión atribuible a titulares de pólizas de seguros a sociedades de seguros, garantías normalizadas y fondos de pensiones. La medición de estos servicios se describe en los párrafos 10.109–10.117.

11.79 Las sociedades de seguros, las garantías normalizadas y los fondos de pensiones mantienen reservas técnicas para atender las obligaciones que surgen de las reclamaciones de indemnización y los derechos a prestaciones jubilatorias. La definición y la clasificación de estas reservas técnicas se describen en los párrafos 5.62–5.63 y 7.63–7.68. Las reservas técnicas y los derechos a prestaciones representan pasivos del asegurador, emisor de garantías normalizadas y fondos de pensiones de prestaciones definidas, y un activo correspondiente para los titulares de pólizas y los beneficiarios. Para atender los pasivos que esas reservas técnicas representan, los aseguradores, garantes y fondos de pensiones efectúan inversiones en diversos activos, ya sean activos financieros, tierras o edificios. Pero las inversiones de los aseguradores, garantes y fondos de pensiones no son necesariamente equivalentes a las reservas técnicas y los derechos a prestaciones.

11.80 En el caso de las pólizas de seguros no de vida, las reservas técnicas representan el pago por adelantado de las primas y las reservas frente a las reclamaciones de indemnización pendientes de pago. Los garantes tienen reservas técnicas para las solicitudes de fondos en virtud de garantías normalizadas. El ingreso de la inversión correspondiente a estas reservas técnicas se clasifica como ingreso atribuible a titulares de pólizas.

11.81 En el caso de los seguros de vida, el pasivo del asegurador equivale al valor actualizado de las reclamaciones de indemnización que se espera recibir de titulares de pólizas vigentes. Las sociedades de seguros mantienen activos frente a estos pasivos, y el ingreso que les generan esos activos se atribuye a los titulares de pólizas como ingreso de la inversión por sus derechos frente a sociedades de seguros de vida. (El párrafo A6c.33 contiene más información al respecto).

11.82 En cuanto a los planes de pensiones de contribuciones definidas, el ingreso de la inversión pagadera por derechos a prestaciones jubilatorias se mide de la misma manera que el ingreso de la inversión atribuible a titulares de pólizas de seguros (es decir, igual al ingreso de la inversión en fondos más el ingreso percibido de las rentas de tierras y edificios propiedad de un fondo). En los planes de pensiones de prestaciones definidas, como el valor de los derechos a prestaciones es el valor actualizado de los pagos futuros, el ingreso de la inversión pagadero por los derechos a las prestaciones jubilatorias equivale al aumento de las prestaciones pagaderas porque la fecha en la que cae el pago de los derechos a las prestaciones es más próxima. El monto de ese aumento no se ve afectado porque el plan de pensiones tenga o no suficientes fondos como para atender todas sus obligaciones, ni por la modalidad que utilice para financiarse (ya sea mediante ingreso de la inversión o ganancias por tenencia, por ejemplo). (Por el contrario, los cambios de los supuestos del modelo se registran como otras variaciones del volumen; véase el párrafo 9.24).

11.83 En la práctica, las sociedades de seguros, los garantes y los fondos de pensiones retienen el ingreso de la inversión atribuible a titulares de pólizas. Por lo tanto, se considera que los titulares de pólizas reembolsan ese ingreso a las sociedades de seguros, garantes y fondos de pensiones en forma de primas suplementarias que se añaden a las primas normales pagaderas en virtud de las condiciones de las pólizas de seguros y los planes de jubilación. Los asientos correspondientes al ingreso de la inversión atribuible a titulares de pólizas de seguros de riesgo, incluidas las garantías normalizadas, se denominan primas suplementarias y se tienen en cuenta al derivar los cargos por servicio y las primas netas (véanse los párrafos 12.41–12.42 y el apéndice 6c, “Resumen por tópicos: Seguros, planes de pensiones y garantías normalizadas”).

11.84 El monto total del ingreso de la inversión atri-buible a titulares de pólizas se asigna entre los titulares de pólizas. La asignación a los titulares de pólizas puede ser en proporción a las primas que pagan efectivamente. El ingreso de la inversión pagadero por aseguradores, garantes y fondos de pensiones residentes a titulares de pólizas no residentes se puede estimar multiplicando las primas brutas recibidas de los no residentes por la relación entre el ingreso de la inversión atribuible a titulares de pólizas y las primas brutas recibidas de todas las operaciones. Si esas relaciones varían según la línea comercial (reaseguro, marino, de vida, fondos de pensiones, garantías normalizadas, etc.), los cálculos deben efectuarse por separado. El ingreso de la inversión que los titulares de pólizas residentes reciben de aseguradores, garantes y fondos de pensiones no residentes no es fácilmente observable. La relación entre el ingreso de la inversión atribuible a titulares de pólizas y las primas observadas en casos parecidos se puede utilizar para calcular el ingreso de la inversión por cobrar.

6. Renta

Referencia:

11.85La renta comprende los ingresos que se perciben por poner recursos naturales a disposición de otra unidad institucional. La parte que suministra el recurso natural se denomina arrendador, y el usuario, arrendatario o inquilino. Las condiciones de pago de la renta se expresan por medio de un arrendamiento de recursos. El arrendamiento de recursos es un acuerdo en virtud del cual el propietario legal de un recurso natural con una duración infinita lo pone a disposición de un arrendatario a cambio de un pago regular asentado como renta.

11.86 Son ejemplos de renta los montos adeudados por el uso de tierras, la extracción de yacimientos minerales y otros activos subterráneos, y los derechos de pesca, silvicultura y pastoreo. Los pagos regulares hechos por los arrendatarios de recursos naturales como activos del subsuelo se describen con frecuencia como regalías, pero se los clasifica como rentas. Los pagos recibidos o efectuados por gobiernos con motivo de la renta de tierras sin edificar (p. ej., para bases militares) deben asentarse como renta, no como bienes y servicios del gobierno, n.i.o.p. Si el mismo pago cubre la rentabilidad tanto de la tierra como de las estructuras construidas sobre esa tierra y no existe una base objetiva para dividir el pago por el uso de las tierras y las estructuras, la totalidad del monto debe clasificarse como renta si se estima que el valor de la tierra es superior al valor de las estructuras; de lo contrario, corresponde clasificarlo como una compra de servicios (alquiler).

11.87 Por lo general, la entidad que usa la tierra o los recursos naturales es una unidad institucional residente.

No obstante, si el usuario es no residente se origina un transacción transfronteriza de renta. Por ejemplo, una operación de silvicultura o pesca que paga por el acceso transitorio a peces o maderas de origen natural ubicados en otro territorio económico da origen a una renta en las cuentas internacionales. También es posible que otros recursos naturales que linden con una frontera sean extraídos desde una base ubicada del otro lado de la frontera, lo cual da origen a una renta. El pago de derechos de sobrevuelo también constituye una renta, a menos que estén vinculados principalmente al control del tráfico aéreo, en cuyo caso serían otros servicios de transporte. La renta se puede distinguir de las siguientes modalidades:

  • a) La propiedad directa de los recursos en cuestión, que se asentaría como una transacción internacional de recursos naturales (véase el párrafo 13.9) o, más probablemente, daría lugar a una empresa de inversión directa hipotética propietaria de los recursos (párrafos 4.34–4.40).

  • b) Cuando el derecho de uso de un activo constituye un activo económico, pero no propiedad directa del activo subyacente, la compra y la venta se clasifican como contratos, arrendamientos y licencias (por ejemplo, el derecho de uso de un recurso natural por 10 años, tal como una licencia de uso del espectro radioeléctrico; véase el párrafo 13.11).

  • c) Los alquileres, que representan cargos por el uso de activos fijos como casas y maquinaria (véanse los párrafos 10.153–10.157 sobre los alquileres derivados de arrendamientos operativos).

11.88 Las empresas de inversión directa hipotéticas creadas para mantener tierras y arrendamientos de tierras durante períodos prolongados por lo general producen renta (o servicios de arrendamiento operativo o viaje si las tierras están edificadas). Las unidades hipotéticas se describen en los párrafos 4.34–4.40. Si las tierras o los edificios son utilizados por los propietarios (que son no residentes) de la unidad hipotética, es necesario hacer una imputación por renta (en el caso del uso de las tierras), servicios de viaje (p. ej., en territorios con un gran número de viviendas de veraneo que son propiedad de no residentes) o arrendamiento operativo (si hay empresas no residentes propietarias de instalaciones para uso propio). Estas imputaciones se asientan en las categorías pertinentes de la cuenta corriente. El ingreso generado por la empresa de inversión directa hipotética se asienta como ingreso de la inversión directa. Por ejemplo, si se suscribe una renta para una vivienda de veraneo, la unidad hipotética recibe un pago en concepto de hospedaje y produce utilidades netas que se consideran retiros de ingresos de cuasisociedades, generadas por el suministro de servicios de hospedaje.

11.89 La renta se asienta sobre la base devengado, es decir, se considera que se devenga continuamente a favor del propietario a lo largo de la duración del contrato suscrito entre el propietario y el usuario. La renta registrada en un período contable determinado es, por lo tanto, igual al valor de la renta acumulada pagadera durante ese período, que es distinto del valor de la renta cuyo pago vencerá durante ese período o de la renta que se pagó efectivamente. Un pago adelantado de la renta que abarca varios períodos da lugar a un activo financiero del arrendatario y un pasivo del arrendador, clasificados como cuentas por cobrar/por pagar. Análogamente, un pago efectuado después del plazo de vigencia de la renta influye en las cuentas por cobrar/por pagar.

11.90 Si un arrendatario subarrienda un recurso natural, el ingreso generado por el subarrendamiento debe clasificarse como renta, al igual que el ingreso que el propietario del arrendamiento debe pagarle al propietario del recurso natural.

7. Impuestos y subsidios a los productos y la producción 3

11.91 Los impuestos y subsidios a los productos y la producción se asientan en la cuenta del ingreso primario. (Véase en los párrafos 10.180–10.181 la distinción entre impuestos y servicios). Los impuestos sobre el ingreso y el patrimonio se incluyen en la cuenta del ingreso secundario (véanse los párrafos 12.28–12.31). Los impuestos y subsidios transfronterizos a los productos y la producción por lo general no son sustanciales, con la posible excepción de las uniones económicas. Surgen si un organismo internacional o regional aplica sus propios impuestos o paga subsidios (lo cual se puede hacer también a través de los gobiernos nacionales). Pueden surgir también cuando la actividad económica de los no residentes (p. ej., proyectos de construcción o instalación a corto plazo) es insuficiente como para constituir una sucursal. Aunque se pueden aplicar impuestos sobre los productos en varias etapas (producción, distribución o utilización), se los incluye en los precios de los bienes y servicios. Por lo tanto, para los compradores, los precios abonados incluyen los impuestos vigentes sobre los productos, mientras que en el caso de los gobiernos esos impuestos se consideran ingreso primario.

11.92 Los impuestos y subsidios a los productos y la producción deben asentarse en la cuenta del ingreso primario para mantener la coherencia conceptual con el SCN. El SCN 2008 hace una distinción entre los siguientes componentes:

  • a) Impuestos sobre productos, pagaderos por unidad de bien o servicio, como por ejemplo impuesto sobre el valor agregado, derechos de importación, impuestos sobre la exportación e impuestos sobre productos específicos.

  • b) Otros impuestos a la producción, por ejemplo, impuestos sobre la nómina, impuestos periódicos sobre edificios y tierras, y licencias comerciales.

La misma distinción se aplica a los subsidios. Como se indica en el párrafo 11.4, el saldo de la cuenta del ingreso primario representa la diferencia entre el PIB y el INB. Los subsidios no se descuentan de los impuestos, sino que se asientan por separado.

11.93 En algunos casos, el exportador de un bien se compromete contractualmente a pagar derechos de importación. En esos casos, los derechos estarán fuera del alcance de la cuenta de distribución primaria del ingreso en las cuentas internacionales. Esta clasificación refleja el hecho de que los derechos surgen del proceso de importación y, por lo tanto, constituyen una obligación del importador. En consecuencia, se considera que le corresponde pagarlos al importador, y entonces son transacciones de residente a residente. El monto de los derechos de importación que paga el exportador, por lo tanto, no se incluye en el valor f.o.b. de los bienes. (Dado que, tal como se lo imputa, el impuesto lo paga el importador, se trata de una transacción de residente a residente). Del mismo modo, si un importador se compromete a pagar impuestos sobre la exportación, el impuesto sigue siendo una obligación del exportador. El monto de ese impuesto que paga el importador, por lo tanto, se incluye en el valor f.o.b. de los bienes y se redirecciona a través del exportador. (Véase también el párrafo 10.34). (Ese tratamiento es el mismo que se aplica a los mecanismos de pago de servicios de fletes y seguros).

11.94 En algunas circunstancias, las autoridades aduaneras pueden aplicar un derecho u otro impuesto sin que un residente del territorio en cuestión asuma la propiedad. Entre los ejemplos se cuentan los bienes que serán transformados, reparados o almacenados, o utilizados por visitantes. En esos casos, cuando el pago de los derechos aduaneros corre por cuenta de no residentes, los derechos se asientan como impuestos sobre los productos pagaderos por no residentes.

C. Ingreso de la inversión y categorías funcionales

11.95 Esta sección trata del ingreso de la inversión incluido en cada categoría funcional de activos y pasivos financieros. También aborda cuestiones específicas vinculadas al ingreso de la inversión en una categoría funcional de activos. Una categoría funcional de activos incluye diferentes tipos de instrumentos financieros que cumplen la misma función; por lo tanto, una categoría funcional puede incluir distintos tipos de ingreso de la inversión. Los derivados financieros y las opciones de compra de acciones por parte de empleados no generan ingreso de la inversión.

1. Ingreso de la inversión directa

11.96 El ingreso de la inversión directa incluye la totalidad del ingreso de la inversión derivado de posiciones de inversión directa entre unidades institucionales residentes y no residentes. Como se señala en el párrafo 6.28, la deuda entre ciertos intermediarios financieros afiliados no se incluye en la inversión directa, de modo que el correspondiente ingreso generado por esos instrumentos se clasifica también como ingresos de la inversión de cartera u otro ingreso de la inversión. Existen casos excepcionales de otro ingreso primario, tales como remuneración de empleados y renta entre inversionistas directos y empresas de inversión directa, que no se incluyen en el ingreso de la inversión directa.

11.97 Las relaciones de inversión directa se definen en los párrafos 6.8–6.24. Se pueden distinguir tres tipos de relación de inversión directa, con los correspondientes flujos de ingreso de la inversión:

  • a) Inversión de inversionistas directos en empresas de inversión directa. Esta categoría incluye flujos de ingreso de la inversión (utilidades distribuidas, utilidades reinvertidas e intereses) entre el inversionista directo y sus empresas de inversión directa (haya o no una relación inmediata).

  • b) Inversión en sentido contrario (definida en el párrafo 6.40). Este tipo de relación abarca los flujos de ingreso de la inversión generados por pasivos de los inversionistas directos hacia sus empresas de inversión directa y por derechos de las empresas de inversión directa frente a sus inversionistas directos.

  • c) Entre empresas emparentadas. Aquí se incluyen los flujos de ingreso de la inversión entre todas las empresas emparentadas pertenecientes al mismo grupo de inversión directa.

En cualquiera de estos tipos de relación de inversión directa puede haber dividendos, retiros de ingresos de cuasisociedades e intereses. Las utilidades reinvertidas se atribuyen a los inversionistas directos únicamente cuando su participación de capital alcanza el nivel de 10%. El recuadro 11.5 contiene un ejemplo numérico del cálculo de las utilidades reinvertidas.

11.98 En la sección B se describió el ingreso de la inversión vinculado a distintos tipos de instrumentos financieros. El cuadro 11.2 muestra distintos tipos de ingreso de la inversión agrupados según tres tipos de relaciones de inversión directa 4. Los intereses se pueden desglosar según el tipo de instrumento financiero. La posibilidad de una presentación detallada del ingreso de la inversión directa como la que figura en el cuadro 11.2 no solo permite trazar vínculos explícitos con los instrumentos financieros, sino que también realza el valor analítico de los datos a la hora de analizar en profundidad las relaciones de inversión directa. Sin embargo, la segunda y tercera categorías pueden ser insignificantes o confidenciales en algunos casos, y entonces se divulgan únicamente datos agregados que combinan los tres tipos.

Ingreso procedente de la inversión en sentido contrario

11.99 La inversión en sentido contrario se define en el párrafo 6.40. El ingreso procedente de la inversión en sentido contrario se asienta en valores brutos, es decir, se registran por separado el ingreso por cobrar generado por derechos frente a inversionistas directos y el ingreso por pagar generado por pasivos frente a empresas de inversión directa. Sin embargo, los datos sobre el ingreso también se pueden presentar, a título complementario, de acuerdo con el principio direccional. En el caso de la inversión en sentido contrario no hay utilidades reinvertidas porque no se alcanza el umbral del 10%.

Ingreso procedente de la inversión entre empresas emparentadas

11.100 En el caso de la inversión entre empresas emparentadas no hay utilidades reinvertidas porque no se alcanza el umbral del 10%. El tratamiento de las empresas emparentadas en los datos sobre el ingreso presentados de acuerdo con el principio direccional se describe en el párrafo 6.43 y el recuadro 6.4.

Recuadro 11.5.Ejemplo numérico del cálculo de las utilidades reinvertidas de una empresa de inversión directa

Estado de pérdidas y ganancias de la empresa A.

El 50% del capital de la empresa A es propiedad de inversionistas directos no residentes.

Ingresos:
1. Ventas de bienes terminados20.000
+ aumento de existencias de bienes terminados500
2. Transporte de servicios suministrados3.000
3. Servicios de reparación6.000
4. Dividendos3.000
5. Intereses sobre bonos1.000
6. Ganancias por venta de propiedades1.000
7. Total de ingresos (1 a 6)34.500
Gastos:
8. Compras de materias primas12.000
– aumento de las existencias de materiales2.000
9. Sueldos y salarios5.000
10. Alquiler de oficinas500
11. Viajes de empleados2.000
12. Combustible, electricidad y otros costos500
13. Depreciación1.000
14. Intereses sobre préstamos1.000
15. Reservas para deudas incobrables2.000
16. Total de gastos (8 a 15)22.000
17. Ingreso neto (antes del pago de impuestos)12.500
18. Impuestos sobre el ingreso4.000
19. Ingreso neto (tras el pago de impuestos)8.500
20. Dividendos por pagar5.000

Las utilidades reinvertidas se pueden derivar de la siguiente manera:

  • a) Ajustando el ingreso neto tras el pago de impuestos: Ingreso neto tras el pago de impuestos (renglón 19 = 8.500)

    • - dividendos (renglón 20 = 5.000)

    • - ingreso que no es parte del producto, del ingreso primario ni del ingreso secundario (a saber, ganancias por tenencia, renglón 6 = 1.000)

    • + gastos que no constituyen transacciones (a saber, reservas para deudas incobrables, renglón 15 = 2.000)

    • = 4.500, multiplicado por 0,5

    • = 2.250.

  • b) En base a las relaciones de la contabilidad nacional: Producción de bienes y servicios (renglón 1 + renglón 2 + renglón 3 = 29.500)

    • - consumo intermedio de bienes y servicios (renglón 8 + renglón 10 + renglón 11 + renglón 12 = 13.000)

    • - consumo de capital fijo (renglón 13 = 1.000) (Supone que la depreciación es una aproximación aceptable al consumo de capital fijo. De lo contrario, se pueden hacer ajustes agregados).

    • + ingreso primario y secundario por cobrar (renglón 4 + renglón 5 = 4.000)

    • - ingreso primario y secundario por pagar (renglón 9

    • + renglón 14 + renglón 18 + renglón 20 = 15.000)

    • * multiplicados por la participación del inversionista directo en el capital de la empresa

    • = 4.500 multiplicado por 0,5

    • = 2.250.

    En la práctica, no siempre se publican mensual o trimestralmente los datos necesarios para efectuar estos cálculos, y no siempre se pueden consultar datos sobre los períodos más recientes. Entonces es necesario derivar algunas partidas de datos parciales o con métodos como extrapolación, relaciones y modelos.

Precios de transferencia

11.101 Los precios de transferencia a valores que difieren significativamente de los precios determinados por el mercado suelen estar relacionados con la transferencia de recursos entre empresas vinculadas, y por ende, con las medidas del ingreso de la inversión directa. La fijación de precios de transferencia puede tener como motivos la distribución del ingreso o la acumulación o el retiro de capital. Entre los ejemplos cabe mencionar el suministro de bienes y servicios sin cargos explícitos o a valores subestimados o sobreestimados. Cuando se detectan precios de transferencia y es posible cuantificarlos con un elevado grado de certidumbre, corresponde ajustar el asiento en cuestión y aplicar los precios determinados por el mercado (véanse también los párrafos 3.77–3.78). Conviene que los compiladores de cada una de las economías participantes colaboren e intercambien información para evitar el registro asimétrico de datos bilaterales. Además del ajuste del flujo mismo, se debe efectuar uno de estos asientos:

  • a) Si un inversionista directo sobrefactura a una empresa de inversión directa por un bien o servicio que le suministra.

  • b) Si una empresa de inversión directa subfactura a un inversionista directo por un bien o servicio que le suministra.

En ambos casos, los precios de transferencia actúan como un dividendo oculto otorgado por la empresa de inversión directa, y por lo tanto corresponde aumentar los dividendos de acuerdo con la diferencia entre el valor de mercado de los bienes y servicios y los precios efectivamente cobrados.

Cuadro 11.2.Desglose detallado del ingreso de la inversión directa
CréditosDébitos
Ingreso de la inversión directa
Ingreso procedente de participaciones de capital y participaciones
en fondos de inversión
Dividendos y retiros de ingresos de cuasisociedades
Utilidades reinvertidas
Intereses
1. Inversionistas directos en empresas de inversión directa
Ingreso procedente de participaciones de capital y participaciones en fondos de inversión
Ingreso procedente de participaciones de capital distintas de participaciones en fondos de inversión
Dividendos y retiros de ingresos de cuasisociedades
Utilidades reinvertidas
Ingreso procedente de participaciones en fondos de inversión
Dividendos
Utilidades reinvertidas
Intereses
Por tipo de instrumento financiero
2. Empresas de inversión directa en inversionistas directos (inversión en sentido contrario)
Ingreso procedente de participaciones de capital y participaciones en fondos de inversión
Ingreso procedente de participaciones de capital distintas de participaciones en fondos de inversión
Dividendos y retiros de ingresos de cuasisociedades
Ingreso procedente de participaciones en fondos de inversión
Dividendos
Utilidades reinvertidas
Intereses
Por tipo de instrumento financiero
3. Entre empresas emparentadas
Ingreso procedente de participaciones de capital y participaciones en fondos de inversión
Ingreso procedente de participaciones de capital distintas de participaciones en fondos de inversión
Dividendos y retiros de ingresos de cuasisociedades
Ingreso procedente de participaciones en fondos de inversión
Dividendos
Utilidades reinvertidas
Intereses
Por tipo de instrumento financiero
Nota: Este cuadro es ilustrativo; los componentes normalizados figuran en el apéndice 9.
Nota: Este cuadro es ilustrativo; los componentes normalizados figuran en el apéndice 9.
  • a) Si un inversionista directo subfactura a una empresa de inversión directa por un bien o servicio que le suministra, o

  • b) si una empresa de inversión directa sobrefactura a un inversionista directo por un bien o servicio que le suministra.

los precios de transferencia actúan como una inversión oculta en la empresa de inversión directa, y en tal caso corresponde aumentar los flujos de capital de inversión directa de acuerdo con la diferencia entre el valor de mercado de los bienes y servicios y los precios efectivamente cobrados.

11.102 Los ajustes por los precios de transferencia tienen implicaciones para las utilidades reinvertidas y los datos sobre la economía de contraparte. Por lo tanto, es útil intercambiar información en la medida de lo posible con las economías de contraparte a fin de evitar registros asimétricos.

2. Ingreso de la inversión de cartera

11.103 El ingreso de la inversión de cartera incluye los flujos de ingresos entre residentes y no residentes que surgen de posiciones en participaciones de capital y títulos de deuda distintos de los clasificados como inversión directa o activos de reserva. Los instrumentos financieros clasificados como inversión de cartera se describen en los párrafos 6.54–6.57.

Cuadro 11.3.Desglose detallado de otro ingreso de la inversión
CréditosDébitos
Otro ingreso de la inversión
Ingreso procedente de participaciones de capital y participaciones en fondos de inversión
Ingreso procedente de participaciones de capital distintas de participaciones en fondos de inversión
Dividendos y retiros de ingresos de cuasisociedades
Ingreso procedente de participaciones en fondos de inversión
Dividendos
Utilidades reinvertidas
Intereses
Depósitos
Préstamos
Créditos y anticipos comerciales
Otras cuentas por cobrar y por pagar
Asignaciones de DEGn.a.
Préstamos de oro no monetario
Ingreso de la inversión atribuible a titulares de pólizas de seguros, fondos de pensiones y garantías normalizadas
Nota: Este cuadro es ilustrativo; los componentes normalizados figuran en el apéndice 9.
Nota: Este cuadro es ilustrativo; los componentes normalizados figuran en el apéndice 9.

11.104 En el primer nivel se distinguen dos tipos de ingreso de la inversión de cartera, a saber, el ingreso procedente de participaciones de capital y participaciones en fondos de inversión y el ingreso procedente de títulos de deuda. El ingreso procedente de participaciones en fondos de inversión incluye dividendos y utilidades reinvertidas. El ingreso procedente de participaciones de capital distintas de participaciones en fondos de inversión incluye solamente utilidades distribuidas (dividendos). Los intereses se clasifican a su vez según el tipo de título de deuda y el vencimiento. Esa clasificación detallada del ingreso de la inversión de cartera garantiza la coherencia con la clasificación por instrumentos y la clasificación funcional de los activos y pasivos financieros.

11.105 El ingreso de la inversión de cartera puede clasificarse por sector institucional interno (véase el capítulo 4, “Territorio económico, unidades, sectores institucionales y residencia”, sección D, “Sectores institucionales”) de los propietarios de los títulos y de los emisores. Para determinados fines analíticos se pueden hacer otras desagregaciones, por sector externo, moneda de denominación, y otros criterios.

3. Otro ingreso de la inversión

11.106 Otro ingreso de la inversión comprende los flujos, entre unidades institucionales residentes y no residentes, de intereses por depósitos, préstamos, créditos y anticipos comerciales y otras cuentas por cobrar y por pagar; ingreso procedente de participaciones de capital y participaciones en fondos de inversión que no están clasificadas en ninguna otra categoría funcional, e ingreso de la inversión atribuible a titulares de pólizas de seguros, garantías normalizadas y fondos de pensiones. Los intereses pagaderos por asignaciones de DEG también se asientan como otro ingreso de la inversión. Los cargos por préstamos de oro no monetario deben incluirse junto con los intereses en otro ingreso de la inversión (véase el párrafo 11.68). El cuadro 11.3 muestra distintos tipos de otro ingreso de la inversión y los instrumentos financieros correspondientes.

11.107 El otro ingreso de la inversión procedente de participaciones de capital excluye el ingreso procedente de participaciones de inversión directa e inversión de cartera en títulos de capital. Las participaciones de capital en algunas empresas constituidas jurídicamente o no (como las asociaciones y las empresas conjuntas) no se clasifican como inversión directa (porque no alcanzan el umbral del 10%) ni como inversión de cartera (porque no son títulos de capital). Esa participación de capital se clasifica como otra inversión (véanse también los párrafos 5.26 y 6.62) y todo el ingreso que se les distribuye a los propietarios debe clasificarse como otro ingreso de la inversión. Del mismo modo, algunos fondos de inversión pueden estar organizados por un número pequeño de miembros, al cual están limitados, pero posiblemente no cumplan con la definición de inversión directa o inversión de cartera. Tanto las utilidades distribuidas como las utilidades reinvertidas procedentes de esas participaciones en fondos de inversión se clasifican como otro ingreso de la inversión.

11.108 Otro ingreso de la inversión debe clasificarse a su vez por tipo de instrumento financiero. También puede clasificarse según el sector financiero interno (tanto en el caso del ingreso por cobrar procedente de tenencias de activos externos como del ingreso por pagar por posiciones de pasivos externos).

4. Ingreso procedente de activos de reserva

11.109 Los datos sobre el ingreso procedente de activos de reserva sirven para estudiar las tasas de rendimiento de las reservas y para asegurarse de que las tasas de rendimiento de otras categorías excluyen las reservas. El ingreso de la inversión procedente de activos de reserva incluye el ingreso procedente de participaciones de capital y participaciones en fondos de inversión, así como los intereses. Los cargos por préstamos de títulos y de oro monetario (descritos en el párrafo 11.67) y los intereses por cuentas de oro no asignadas (descritos en el párrafo 6.80) también se incluyen en los intereses por activos de reserva. El ingreso procedente de participaciones de capital y participaciones en fondos de inversión puede clasificarse en dividendos procedentes de participaciones de capital e ingreso atribuible a los accionistas de fondos de inversión. Este último incluye tanto las utilidades distribuidas como las utilidades reinvertidas. Los intereses por cobrar también se pueden clasificar por tipo de instrumento financiero. Si no se dispone de datos para la publicación, el ingreso procedente de activos de reserva debe incluirse en otra inversión (intereses).

11.110 Los intereses por tenencias de DEG se asientan en valores brutos como ingreso procedente de activos de reserva. Es decir, no se descuenta el valor de los intereses por pagar procedentes de asignaciones de DEG. (Esos intereses figuran como ingreso en otra inversión (pasivos), como se señala en el párrafo 11.106).

Los dividendos fabricados se describen en el párrafo 11.69.

El monto de los dividendos pagaderos en un período contable determinado depende de una variedad de factores, como por ejemplo las oportunidades de inversión que la empresa tiene, a su juicio, en comparación con las del mercado; las diferencias del tratamiento contable que recibirá el ingreso distribuido y no distribuido, y el grado de influencia y control de los propietarios en las decisiones gerenciales.

Esta partida corresponde a la partida del SCN 2008 “Taxes on production and on imports and Subsidies”.

Los títulos del cuadro 11.2 se refieren a la posición con la cual están vinculados los flujos de ingreso, de modo que el encabezado “inversionistas directos en empresas de inversión directa” se refiere al ingreso de la inversión que los inversionistas directos perciben de las empresas de inversión directa.

    Other Resources Citing This Publication