Balance of Payments Manual, Sixth Edition
Chapter

Capítulo 9. Cuenta de otras variaciones de los activos y pasivos financieros

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
January 2012
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

A. Conceptos y cobertura

Referencia:

9.1En las cuentas internacionales, la cuenta de otras variaciones de los activos y pasivos financieros muestra las variaciones de las posiciones financieras que se producen por motivos distintos de las transacciones entre residentes y no residentes. Estas variaciones también reciben el nombre de “otros flujos”. Se pueden citar como ejemplos la cancelación unilateral de la deuda por parte del acreedor, las ganancias y pérdidas por tenencia y las reclasificaciones (como las debidas a transacciones entre residentes en activos financieros emitidos por no residentes). En las cuentas internacionales, las otras variaciones se registran solo en el caso de los activos y pasivos financieros porque la posición de inversión internacional se refiere únicamente a los activos y pasivos frente al exterior.

9.2 Aunque a veces se derivan como partidas residuales, las otras variaciones son eventos económicos que revisten importancia por sí solos y deben presentarse de manera separada de las transacciones. Dichas variaciones sirven para indicar cambios significativos en el valor y la composición de las partidas del balance debidos a sucesos que tienen consecuencias económicas importantes.

9.3 Las otras variaciones difieren de las transacciones en lo que respecta a su índole económica y sus asientos contables. Una transacción es una interacción entre dos unidades institucionales que se produce por acuerdo mutuo o por la operación de una ley, en tanto que las otras variaciones son variaciones del valor o del volumen de los activos o pasivos debidas a otros eventos económicos. Toda transacción y reclasificación implica dos asientos contables para cada parte, mientras que los otros eventos registrados en esta cuenta implican un solo asiento para cada parte. Véanse otros aspectos relativos a la contabilidad de las otras variaciones en los párrafos 3.19-3.21 (otros flujos), 3.60 (momento de registro) y 3.81-3.83 (valoración).

9.4 El cuadro 9.1 presenta una visión general de la cuenta de otras variaciones de los activos y pasivos financieros. La partida equilibradora de la cuenta es variaciones netas de la posición de inversión internacional debidas a otras variaciones.

Cuadro 9.1.Panorama general de la cuenta de otras variaciones de los activos y pasivos financieros
Revaloraciones
Otras variaciones de volumenVariaciones del tipo de cambioOtras variaciones de precios
Total neto de variaciones de activos financieros derivadas de otras variaciones
Inversión directa
Inversión de cartera
Derivados financieros (distintos de reservas) y
Opciones de compra de acciones por parte de empleados
Otras inversiones
Activos de reserva
Total
De las cuales:
Participaciones de capital y participaciones en fondos de inversió
Instrumentos de deuda
Otros activos y pasivos financieros
Total neto de variaciones de pasivos financieros derivadas de otras variaciones
Inversión directa
Inversión de cartera
Derivados financieros (distintos de reservas) y
Opciones de compra de acciones por parte de empleados
Otras inversiones
Total
De las cuales:
Participaciones de capital y participaciones en fondos de inversión
Instrumentos de deuda
Otros activos y pasivos financieros
Variaciones de la PII neta debidas a otras variaciones
Nota: Este cuadro es ilustrativo; los componentes normalizados figuran en el apéndice 9.
Nota: Este cuadro es ilustrativo; los componentes normalizados figuran en el apéndice 9.

9.5 Junto con la cuenta financiera, las otras variaciones de los activos y pasivos financieros explican las variaciones de la posición de inversión internacional. En otras palabras, los activos y pasivos financieros ganan o pierden valor y aparecen o desaparecen como resultado de transacciones, otras variaciones del volumen o revaloraciones. Esta relación puede expresarse mediante la siguiente identidad:

Posición al comienzo del ejercicio

+ Transacciones durante el ejercicio

+ Otras variaciones del volumen durante el ejercicio

+ Revaloraciones durante el ejercicio:

Debidas a:

  • Variaciones del tipo de cambio

  • Otras variaciones de precios = Posición al cierre del ejercicio.

(Esta relación también se muestra en el cuadro 7.1).

9.6 La cuenta de otras variaciones de los activos y pasivos financieros puede presentarse según el tipo de activo o pasivo y según el tipo de otro flujo. La clasificación según el tipo de activo o pasivo debe ser coherente con la clasificación que se usa en la PII y en la cuenta financiera, para facilitar el análisis de activos concretos y presentar un panorama completo de las posiciones de activos y pasivos. La cuenta de otras variaciones de los activos y pasivos financieros también puede considerarse en forma conjunta con el ingreso de la inversión de la cuenta de ingresos, para obtener otra perspectiva del rendimiento de los activos y pasivos financieros. Como se indica en el párrafo 9.32, algunas utilidades no distribuidas inciden en las participaciones de capital de los propietarios a través de la cuenta de otras variaciones, en tanto que otras inciden en las participaciones en virtud de transacciones imputadas.

B. Otras variaciones de volumen de los activos y pasivos financieros

9.7Las otras variaciones de volumen de los activos y pasivos financieros son cualquier variación del valor de estos activos que no se debe ni a transacciones ni a revaloraciones. Entre estas variaciones están las debidas a condonaciones y cancelaciones contables, apariciones y desapariciones económicas de activos, reclasificaciones y las variaciones de activos financieros debidas a cambios de la economía de residencia de las entidades. Dado el carácter heterogéneo de las otras variaciones de volumen, a los analistas a veces les puede resultar más conveniente identificar los componentes principales. Las variaciones de volumen pueden obedecer a transacciones u otras variaciones de volumen.

1. Condonaciones y cancelaciones contables

9.8 Aparte de los reembolsos regulares, otras circunstancias pueden dar lugar a reducciones o cancelaciones de pasivos. La asunción de deuda y la condonación de deuda implican transacciones y se describen en los párrafos 8.42–8.45 y 13.22–13.23, respectivamente. Los cambios de valoración relacionados con la reorganización de la deuda se abordan en el párrafo 9.29. La reorganización de la deuda y las cuestiones conexas se analizan en más detalle en el apéndice 2.

9.9 Las variaciones de los derechos financieros debidas a cancelaciones se excluyen de la cuenta financiera. Concretamente, un acreedor puede reconocer que un derecho financiero no puede ser recuperado por causa de quiebra u otros factores y puede suprimir ese activo en su balance1. Este reconocimiento (por parte del acreedor) debe contabilizarse como otras variaciones del volumen. (El pasivo correspondiente también debe suprimirse del balance del deudor).

9.10 No se reconoce la cancelación unilateral de un derecho financiero por parte del deudor (repudio de la deuda). La condonación de deuda, que es una transferencia de capital, por lo general concierne a la deuda pública; la mayoría de situaciones comerciales en que el acreedor reconoce la imposibilidad de cobrar una deuda se tratan como cancelaciones contables.

9.11 El gobierno u otras unidades institucionales pueden tomar posesión de los activos de otras unidades institucionales, incluidas las unidades no residentes, sin dar a cambio una indemnización completa, por motivos distintos del pago de impuestos, multas o gravámenes similares. Si la indemnización es mucho menor que los valores de los activos que figuran en el balance, la diferencia debe registrarse en otras variaciones de volumen como un aumento de los activos de la unidad institucional que realiza la expropiación y una disminución de los activos de la unidad institucional que pierde el activo. En el SCN 2008, estas acciones se denominan expropiaciones de activos sin indemnización. Para los casos de expropiaciones entre residentes y no residentes relacionadas con activos no financieros, puede registrarse una partida suplementaria.

9.12 Si una opción de compra de acciones por parte de un empleado se extingue entre la fecha de adjudicación y la fecha de traspaso (por ejemplo, si el empleado abandona la empresa) sin un acuerdo entre las partes, se registra otra variación de volumen (concretamente, una pérdida de un activo por parte del empleado y una reducción de los pasivos del empleador).

2. Reclasificaciones

9.13 Es necesario un asiento de reclasificación cuando un activo o pasivo financiero cambia de características o de condición sin que se haya producido una transacción internacional. A diferencia de las reclasificaciones, otros casos—como las variaciones por conversión de un bono convertible (véase el párrafo 8.29) y el ejercicio de un warrant (véase el párrafo 5.87)—se presentan como transacciones que implican el reembolso del instrumento original y la creación de un instrumento nuevo, ya que surgen de acuerdos bilaterales.

Préstamos transables

9.14 Un préstamo puede convertirse en un valor en las circunstancias que se describen en el párrafo 5.45. En tales casos, la deducción del valor nominal del préstamo original es una reclasificación, como también lo es la aparición del valor nuevo a precios de mercado.

Modificación de las condiciones contractuales

9.15 Las condiciones originales de un contrato pueden estipular que el plazo de vencimiento y la tasa de interés cambian como resultado de hechos tales como un incumplimiento o una rebaja en la calificación de crédito, lo cual a su vez supone una reclasificación. En cambio, una modificación de las condiciones debida a una renegociación entre las partes es una transacción, y por lo tanto se presenta en la cuenta financiera como el reembolso de un instrumento previo y la emisión de un instrumento nuevo.

Transacciones de activos existentes

9.16 Las transacciones de activos existentes pueden deberse a cambios en la composición de activos y pasivos de la PII. Como se indica en el párrafo 3.7, si un instrumento financiero emitido por un no residente es vendido por un residente de un sector institucional a un residente de otro sector institucional, la composición de activos de la PII se modifica mediante un asiento de reclasificación.

Cambios de categoría funcional

9.17 La categoría funcional puede cambiar como resultado de cambios en la relación entre las partes o en la liquidez de los activos. Un ejemplo sería un inversionista que incrementa sus tenencias y se convierte en inversionista directo, y al hacerlo altera la relación entre las partes; en tal caso, las tenencias previas se reclasifi-carían como inversión directa. (Véase también el párrafo 6.36). Otro ejemplo es el de un préstamo que se convierte en título (véase el párrafo 5.45), y que por lo tanto se reclasifica como inversión de cartera en lugar de otra inversión.

Monetización y desmonetización del oro en lingotes

9.18 El oro en lingotes presenta un caso especial de cambio de clasificación. El oro en lingotes puede ser un activo financiero (oro monetario) o un bien (oro no monetario), dependiendo de quién sea el tenedor del oro y cuál sea la motivación de la tenencia. La monetización es el cambio de clasificación del oro en lingotes de no monetario a monetario. La desmonetización es el cambio de clasificación del oro en lingotes de monetario a no monetario. El tratamiento depende de las características particulares de cada transacción:

  • a) Si una autoridad monetaria vende oro en lingotes que es un activo de reserva a una entidad no residente que no es una autoridad monetaria ni una organización financiera internacional, se registra un asiento de oro no monetario en la cuenta de bienes y servicios. La desmonetización del oro en lingotes ocurre inmediatamente antes de la transacción y se presenta en la cuenta de otras variaciones de los activos y pasivos de la autoridad monetaria.

  • b) Si una autoridad monetaria vende oro en lingotes que es un activo de reserva a una entidad residente que no es una autoridad monetaria, no existe una transacción internacional. Al igual que en el caso a), la desmonetización del oro en lingotes ocurre inmediatamente antes de la transacción.

  • c) Si una autoridad monetaria compra oro en lingotes a un no residente que no es una autoridad monetaria ni una organización financiera internacional, la transacción se registra como oro no monetario en la cuenta de bienes y servicios. La monetización del oro en lingotes ocurre inmediatamente después de la transacción y se presenta en la cuenta de otras variaciones de los activos y pasivos de la autoridad monetaria.

  • d) Si una autoridad monetaria compra oro en lingotes a un residente para sus activos de reserva, no existe una transacción internacional. Al igual que en el caso c), la monetización del oro en lingotes ocurre inmediatamente después de la transacción.

  • e) Si el comprador y el vendedor son autoridades monetarias de distintas economías y ambos mantienen oro en lingotes como parte de sus activos de reserva, se produce una transacción de oro en lingotes (que se registra en la cuenta financiera; véase el párrafo 8.55). El mismo tratamiento se aplica a las transacciones de oro en lingotes entre una autoridad monetaria y una organización financiera internacional.

  • f) Si las autoridades monetarias depositan oro en lingotes de su propiedad en una cuenta en oro sin asignación, el oro en lingotes se desmonetiza inmediatamente antes de la transacción. Si la cuenta es gestionada por un no residente, se registra una transacción de oro no monetario en la cuenta de bienes y servicios con un asiento correlativo en billetes y monedas y depósitos, y posteriormente una reclasificación a oro monetario—cuentas en oro sin asignación—si se mantiene como activo de reserva. Sin embargo, si el depósito está en otra autoridad monetaria o en una institución financiera internacional, se registran transacciones de oro monetario (véase el párrafo 6.80).

  • g) De manera similar, si las autoridades monetarias retiran oro en lingotes de una cuenta en oro sin asignación que se mantiene como activo de reserva, se registra una reclasificación a billetes y monedas y depósitos antes de la transacción. Como la cuenta es gestionada por un no residente, se registra una transacción de billetes y monedas y depósitos con un asiento correlativo de oro no monetario en la cuenta de bienes y servicios. El oro en lingotes se monetiza como oro monetario; como oro en lingotes si se mantiene como activo de reserva. Sin embargo, si el depósito está en otra autoridad monetaria o una institución financiera internacional, se registran transacciones en oro monetario (véase el párrafo 6.80).

  • h) En otros casos, el oro en lingotes es siempre no monetario y todas las transacciones internacionales se registran como de oro no monetario en la categoría de bienes (como se indica en los párrafos 10.50–10.54).

(Los casos mencionados relativos a una autoridad no monetaria también son aplicables a una organización financiera internacional).

Reclasificación de cuentas en oro sin asignación

9.19 Las cuentas en oro sin asignación se clasifican como billetes y monedas y depósitos salvo que estén en manos de autoridades monetarias como parte de los activos de reserva. A diferencia del oro en lingotes, las cuentas en oro sin asignación tienen pasivos de contrapartida. Para ser clasificadas como oro monetario, las cuentas en oro sin asignación tienen que mantenerse como parte de activos de reserva, y por lo tanto el pasivo de contrapartida le corresponde necesariamente a un no residente.

9.20 Si una autoridad monetaria adquiere una cuenta en oro sin asignación para clasificarla como activo de reserva, se registra primero como una transacción en billetes y monedas y depósitos y posteriormente se recla-sifica en oro monetario (cuentas en oro sin asignación) como un cambio de clasificación en la cuenta de otras variaciones de volumen de activos y pasivos de la autoridad monetaria. El retiro de una cuenta en oro sin asignación de los activos de reserva se registra primero como un cambio de clasificación, de oro monetario a billetes y monedas y depósitos en la cuenta de otras variaciones de volumen, y posteriormente como una transacción en billetes y monedas y depósitos. Sin embargo, las transacciones entre autoridades monetarias y con instituciones financieras internacionales se registran como transacciones de cuentas en oro sin asignación dentro de la categoría de oro monetario si la cuenta sin asignación se mantiene como activo de reserva.

3. Activos y pasivos financieros de personas y otras entidades que cambian de residencia

9.21 Las condiciones bajo las cuales las entidades pueden cambiar su economía de residencia se describen en el capítulo 4. Cuando las personas y otras entidades cambian su residencia de una economía a otra, sus activos y pasivos financieros existentes se añaden a la PII o se retiran de ella mediante una reclasificación, y no imputando transacciones en la balanza de pagos. El cambio de residencia no implica una transacción entre dos entidades, sino un cambio en la condición jurídica de una sola entidad. En vista del tratamiento que se da a la propiedad de terrenos y edificaciones, así como ciertos otros casos (analizados en los párrafos 4.34–4.40), pueden crearse o eliminarse unidades hipotéticas como resultado del cambio de residencia de un propietario. El tratamiento del cambio de residencia es aplicable a todos los activos y pasivos financieros, no solo a los que se trasladan a la nueva economía de residencia.

9.22 Además de los cambios en la condición de los activos existentes, las transacciones efectuadas alrededor del momento de cambio de residencia pueden crear nuevos derechos y pasivos financieros. Por ejemplo, es posible que se abran nuevas cuentas bancarias en la nueva economía de residencia. En tales casos, el tratamiento depende de la residencia del propietario en el momento de la transacción. Si la relación entre el momento de la transacción y el cambio de residencia es desconocida o si es efectivamente simultánea, puede adoptarse una convención, como por ejemplo que el cambio de residencia ocurre primero.

9.23 Las sociedades a veces cambian de residencia. La mayoría de los casos designados como de migración de sociedades implican el traslado de activos entre entidades (véase el párrafo 8.19 sobre reestructuración empresarial). Sin embargo, en el caso excepcional en el que una sociedad cambia de residencia (véase el párrafo 4.167), el cambio de residencia del propietario de los activos y pasivos financieros se trata como una reclasificación, de la misma manera que se trata el cambio de residencia de personas físicas.

4. Reservas de seguros, derechos a prestaciones de jubilación y provisiones para mecanismos normalizados de garantía

9.24 Las modificaciones de los supuestos de los modelos pueden dar lugar a otras variaciones en el volumen de las reservas de seguros, los derechos a prestaciones de jubilación y las provisiones para mecanismos normalizados de garantía. En el caso de una renta vitalicia, la relación entre las primas y los beneficios suele determinarse en el momento en que se suscribe el contrato, teniendo en cuenta los datos sobre mortalidad disponibles en ese momento. Toda variación posterior afectará las obligaciones del proveedor de la renta vitalicia con respecto al beneficiario, y las consiguientes variaciones de las provisiones se registrarán como otras variaciones de volumen. A diferencia de las modificaciones de los supuestos de los modelos, las variaciones de los derechos a prestaciones de jubilación negociadas entre partes son transacciones, y por lo tanto han de clasificarse como transferencias corrientes o de capital.

C. Revaloración

9.25Las revaloraciones se producen a raíz de un cambio del valor monetario de los activos o pasivos financieros debido a cambios en el nivel y la estructura de sus precios. Las revaloraciones también pueden denominarse ganancias o pérdidas por tenencia. Como el término lo indica, las ganancias o pérdidas por tenencia son variaciones del valor de un activo debidas simplemente a la tenencia de los activos durante cierto tiempo sin transformarlos en absoluto. Se produce una ganancia por tenencia cuando aumenta el valor de un activo o disminuye el valor de un pasivo; se produce una pérdida por tenencia cuando disminuye el valor de un activo o aumenta el valor de un pasivo. Las causas comunes de las revaloraciones son, en el caso de las participaciones de capital, variaciones de las expectativas sobre ingresos futuros, y en el caso de los títulos de deuda, variaciones en los rendimientos del mercado y en la solvencia del deudor.

9.26 Dada la importancia que revisten los instrumentos denominados en monedas extranjeras en la PII y sus diversos comportamientos, los valores que inciden en la revaloración se dividen en función de dos factores:

  • a) Variaciones del tipo de cambio.

  • b) Otras variaciones de precios.

9.27 Las variaciones del tipo de cambio denotan todas las fluctuaciones derivadas de la exposición al efecto de los tipos de cambio, en tanto que las otras variaciones de precios denotan otras causas, como la volatilidad de los precios de los activos. Las revaloraciones tienen en cuenta todas las variaciones de precios, realizadas o no, ocurridas durante el ejercicio. Las ganancias y pérdidas por tenencia se realizan cuando se vende el activo en cuestión o cuando se extingue el pasivo en cuestión. Las ganancias y pérdidas por tenencia relacionadas con activos no vendidos y pasivos no pagados no se realizan, sino que se registran como revaloraciones en la cuenta de otras variaciones de los activos y pasivos financieros.

9.28 Podría obtenerse un indicador exacto de los factores haciendo un seguimiento de cada instrumento mantenido, comprado o vendido durante el ejercicio. En la práctica, puede obtenerse una aproximación a partir de los agregados del balance correspondientes a cada denominación de moneda, para así desglosar las revaloraciones según sean variaciones del tipo de cambio u otras variaciones de precios, conforme a los siguientes pasos:

  • Paso 1: El efecto de la revaloración por otras variaciones de precios se calcula, para cada clase de instrumento y moneda de denominación, restando las variaciones debidas a transacciones y otras variaciones de volumen de la variación total en posiciones. Como las variaciones del tipo de cambio siempre son iguales a cero en la moneda de denominación, todas la revaloraciones expresadas en la moneda de denominación se deben a otras variaciones de precios. (La moneda de denominación se analiza en los párrafos 3.95-3.107).

  • Paso 2: Las posiciones al comienzo y al cierre del ejercicio, así como las variaciones debidas a transacciones, otras variaciones de volumen y revaloraciones debidas a otras variaciones de precios (derivadas en el paso 1), se convierten a la moneda de compilación de las cuentas internacionales utilizando los tipos de cambio adecuados. Las posiciones se convierten al tipo de cambio en la fecha pertinente. En circunstancias ideales, las transacciones y los otros flujos se convertirían al tipo de cambio vigente en el momento de cada hecho o flujo. En el ejemplo del recuadro 9.1, los flujos se convierten al tipo de cambio medio, que es una aproximación basada en el supuesto de que los flujos, las variaciones de precios y las fluctuaciones del tipo de cambio ocurren de manera uniforme a lo largo del ejercicio. Si se utiliza un tipo de cambio medio, es preferible que la aproximación sea un promedio de tipos de cambio diarios. (Un promedio de los tipos de cambio al comienzo y al cierre del ejercicio podría inducir a error si los tipos de cambio no fluctúan uniformemente a lo largo del ejercicio). La conversión de monedas se analiza en los párrafos 3.104-3.108.

  • Paso 3: El efecto de la revaloración por variaciones del tipo de cambio se calcula, para cada clase de instrumento y moneda de denominación, restando las variaciones debidas a transacciones, otras variaciones de volumen y revaloraciones debidas a otras variaciones de precios de la variación total en posiciones. Los efectos del tipo de cambio son siempre iguales a cero en los instrumentos denominados en la moneda de compilación de las cuentas internacionales (con la excepción que se menciona en el párrafo 9.31).

El paso 1 tiene que calcularse para cada moneda de denominación de acuerdo con el tipo de instrumento, aunque en la práctica se pueden combinar las monedas que representan una proporción pequeña del total. En el caso de los instrumentos que están valorados a precios nominales, pueden observarse efectos del tipo de cambio, pero no otras variaciones de precios. En el recuadro 9.1 se presenta un ejemplo numérico.

1. Reorganización de la deuda

9.29 Un deudor y un acreedor pueden modificar las condiciones de un acuerdo de deuda. Las condiciones pueden modificarse de manera que el valor del nuevo derecho sea diferente del valor del derecho anterior. En situaciones comerciales, las diferencias de valor entre los derechos anteriores y los nuevos por lo general se tratan como un ajuste por valoración. La condonación de deuda y las cancelaciones contables son otro tipo de variaciones de volumen que se analizan en los párrafos 9.8-9.11. No obstante, como se señala en el párrafo 13.23, si existe la intención de transmitir un beneficio, la variación puede tratarse como una transferencia de capital. La reorganización de la deuda se analiza en más detalle en el apéndice 2.

Recuadro 9.1.Ejemplo de cálculo de revaloraciones debidas a variaciones del tipo de cambio

Los pasos se describen en el párrafo 9.28. Los datos en texto normal son dados; los datos en letra negrita son derivados.

Paso 1. Derivación de otra revaloración en términos de la moneda de denominación del instrumento (en este caso, euros):

Puede derivarse que la otra revaloración es 8, es decir, 50 (posición al cierre del ejercicio) – 30 (posición al comienzo del ejercicio) – 12 (transacciones netas) – 0 (otras variaciones de volumen) = 8.

Paso 2. Conversión de la moneda de denominación a la moneda que se usa para la compilación de las estadísticas de las cuentas internacionales (en este caso, de euros a la moneda nacional):

Las posiciones al comienzo del ejercicio se multiplican por 2; los flujos se multiplican por 2,5 (el tipo de cambio derivado como promedio del ejercicio), y las posiciones al final del ejercicio se multiplican por 3.

Paso 3. Derivación de las variaciones del tipo de cambio en la moneda de compilación de las estadísticas de las cuentas nacionales: En el caso de los bonos denominados en euros, puede derivarse que la revaloración debida a variaciones del tipo de cambio es 150 (posición al final del ejercicio) – 60 (posición al comienzo del ejercicio) – 30 (variación neta debida a transacciones) – 20 (variación neta debida a otra revaloración) = 40.

Posición al comienzo del ejercicioTransacciones netas durante el ejercicioOtras variaciones de volumenPaso 1 Otras revaloracionesRevaloraciones por variaciones del tipo de cambioPosición al final del ejercicio
Valores en la moneda de denominación:
Bonos denominados en euros (en euros)301208050
Tipo de cambio (moneda nacional por euro)22,52,53
Valores en la moneda de compilaciónPaso 2Paso 2Paso 2Paso 2Paso 3Paso 2
Bonos denominados en euros
(en mon. nacional)603002040150
(Los tipos de cambio medios que se usan en el paso 2 son aproximaciones, como se explica en el párrafo 9.28. Han de usarse preferentemente los tipos de cambio vigentes en el momento en que se produce el hecho).
(Los tipos de cambio medios que se usan en el paso 2 son aproximaciones, como se explica en el párrafo 9.28. Han de usarse preferentemente los tipos de cambio vigentes en el momento en que se produce el hecho).

2. Derivados financieros y las opciones de compra de acciones por parte de empleados

9.30 El intercambio de créditos y obligaciones al inicio de un contrato son transacciones financieras que crean posiciones de activos y pasivos que normalmente tienen un valor nulo en el momento del inicio si el instrumento es un contrato a término, y un valor igual a la prima total pagadera si se trata de una opción. Las variaciones del valor de los instrumentos derivados debidas a variaciones del activo subyacente se registran como revaloraciones. (Las variaciones del valor de los instrumentos derivados con respecto a cero se clasifican como revaloraciones, no como apariciones o desapariciones económicas de activos). La liquidación de una posición de un derivado financiero es una transacción, que se registra en la cuenta financiera. Las variaciones de valor de las opciones de compra de acciones por parte de empleados en la fecha de traspaso o posteriormente son revaloraciones (véanse los párrafos 3.59, 7.39 y 11.20). (En la práctica, quizá sea factible reconocer la revaloración solo en la fecha de ejercicio).

9.31 Los derivados financieros que implican riesgo cambiario son un caso en que los pasos para separar los efectos del tipo de cambio de otros tipos de revaloración, según se explica en el párrafo 9.28, no son aplicables. En tales casos, puede producirse un cambio de valoración por variaciones del tipo de cambio, incluso en la moneda de denominación del instrumento. En cierto casos, como los de swaps cruzados de divisas que también son swaps de tasas de interés, quizá no resulte práctico separar las variaciones del tipo de cambio de otros tipos de revaloración, y por lo tanto puede adoptarse como convención que todos los efectos de revaloración se deben a los efectos de las variaciones del tipo de cambio.

3. Consecuencias de los diferentes tratamientos de las utilidades no distribuidas

9.32 En los casos en que las utilidades no distribuidas no se imputan como pagaderas a los propietarios, estas utilidades contribuyen a la revaloración. En el SCN y en las cuentas internacionales se presentan dos tratamientos para las utilidades no distribuidas:

  • En los casos de las participaciones de los inversionistas directos en sus empresas de inversión directa y de las participaciones en fondos de inversión, las utilidades no distribuidas se imputan como pagaderas a los propietarios y reinvertidas como un aumento de su participación. (Los asientos en la cuenta de ingreso primario se analizan en los párrafos 11.33-11.47; los asientos correspondientes en la cuenta financiera se analizan en los párrafos 8.15-8.16 y 8.28). De manera similar, las reservas de seguros y de fondos de pensiones y las provisiones para las peticiones de fondos en virtud de garantías normalizadas incluyen el ingreso de la propiedad atribuido a los titulares de las pólizas. (Los asientos en la cuenta del ingreso primario se analizan en los párrafos 11.77-11.84).

  • En otros casos de participaciones de capital, a los propietarios no se les imputan ni ingresos ni transacciones de la cuenta financiera en razón de las utilidades no distribuidas. El resultado es que los aumentos del valor de las participaciones de capital debidos a la acumulación de utilidades no distribuidas se reflejan en un aumento del valor de la PII sin que se registre una transacción, y por lo tanto se presenta como el resultado de una revaloración.

4. Consecuencias de la negociación de instrumentos que se registran a valores nominales en las posiciones

9.33 La valoración en cifras nominales se utiliza para las posiciones de instrumentos no negociables, a saber, préstamos, depósitos y otras cuentas por cobrar o por pagar (véanse los párrafos 7.40–7.44). No obstante, cuando se efectúan transacciones con dichos instrumentos, estos se valoran a precios de mercado (véase el párrafo 8.12), y los precios de transacción a menudo son inferiores a los valores nominales, ya que el precio de mercado tiene en cuenta la posibilidad de incumplimiento. Para corregir la incongruencia entre la valoración de mercado de las transacciones y la valoración nominal de las posiciones, el vendedor registra otras variaciones de precios ocurridas durante el período en que se produce la venta, por un valor equivalente a la diferencia entre el valor nominal y el valor de transacción, y el comprador registra el monto contrario como otras variaciones de los precios.

5. Consecuencias del tratamiento de los intereses

9.34 Todos los montos relacionados con indexación que no se incluyen en intereses se clasifican como revaloración. El tratamiento de los intereses de los instrumentos indexados se analiza en más detalle en los párrafos 11.59–11.65.

9.35 Las revaloraciones se deben a variaciones en los rendimientos de mercado de los títulos de deuda con tasa de interés fija. El valor de los intereses depende del rendimiento hasta el vencimiento calculado en el momento inicial (véanse los párrafos 11.52–11.53), de manera que el efecto de cualquier variación posterior del valor del título de deuda debida a variaciones de las tasas de interés de mercado se clasifica como derivada de una revaloración.

Por lo general, la cancelación contable de la deuda incobrable se debe a la quiebra o liquidación del deudor, pero a veces puede obedecer a otras razones, como una resolución judicial. La cancelación contable puede ser total o parcial; las cancelaciones parciales pueden producirse, por ejemplo, en virtud de una resolución judicial, o en el caso de que la liquidación de los activos del deudor permita el pago de una parte de la deuda. El reconocimiento de la deuda como incobrable debe diferenciarse de las disposiciones contables internas del acreedor frente a la posibilidad de incumplimiento de pago (como ajustes por valor razonable, préstamos en mora). Estas disposiciones pueden ser útiles para fines de análisis, pero no significan que se deba dejar de reconocer la existencia de la deuda.

    Other Resources Citing This Publication