Balance of Payments Manual, Sixth Edition
Chapter

Capítulo 5. Clasificaciones de los activos y pasivos financieros

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
January 2012
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

5.1 En este capítulo se analizan las clasificaciones de los activos y pasivos financieros utilizadas en las cuentas internacionales. Estas clasificaciones se aplican a las posiciones, los flujos de ingreso conexos y las transacciones de la cuenta financiera, y otras variaciones relacionadas con activos y pasivos financieros. Las clasificaciones se utilizan para agrupar componentes similares y separar los componentes con diferentes características. Las categorías funcionales de las cuentas internacionales y su relación con la clasificación de los instrumentos se examinan en el capítulo 6.

A. Definiciones de los activos y pasivos económicos

Referencias:

1. Activos económicos en general

5.2Los activos económicos son recursos sobre los cuales se ejercen derechos de propiedad y de los cuales podrían fluir beneficios económicos hacia sus propietarios en el futuro. Incluyen activos fijos, como el equipo y la investigación y desarrollo, que se utilizan repetida o continuamente en procesos de producción durante más de un año. También incluyen las existencias, los objetos de valor, los activos no productivos y los activos financieros.

5.3 Todo activo económico tiene un propietario. El propietario económico del activo es la parte que tiene los riesgos y beneficios de la propiedad. Por lo general, los beneficios de la propiedad comprenden el derecho a utilizar, alquilar, o en todo caso generar ingresos, o vender el activo. Los riesgos abarcan las posibles pérdidas por daños, robo, pérdidas por tenencia, la posibilidad de que los costos de gestión, transferencia o mantenimiento sean mayores de lo previsto, y en el caso de los activos financieros, el incumplimiento de la contraparte. La propiedad puede estar sujeta a costos, como el mantenimiento y los impuestos. Por lo general, el propietario económico es el mismo que el propietario legal, pero pueden diferir en algunos casos, como los arrendamientos financieros. En el caso de algunos acuerdos jurídicos, los elementos de riesgo y beneficio están divididos entre diferentes partes, de forma que es preciso identificar la parte que tiene un volumen sustancial de los riesgos y beneficios para identificar la propiedad económica. Todo activo económico tiene un valor demostrable y funciona como una reserva de valor que refleja el monto de los beneficios económicos que el propietario puede devengar de su tenencia, su utilización o su suministro temporal a otra entidad. Un activo puede ser tangible o intangible. Entre los diferentes tipos de beneficios económicos que pueden derivarse de un activo cabe señalar los siguientes:

  • a) La capacidad de utilizar activos, como edificios y maquinaria, en la producción.

  • b) La generación de servicios, por ejemplo, el ingreso derivado del alquiler de los activos producidos a otra entidad.

  • c) La generación de ingresos de la propiedad (por ejemplo, intereses y dividendos recibidos por los propietarios de los activos financieros).

  • d) La posibilidad de enajenarlos y por ende realizar ganancias por tenencia.

En el caso especial de una posición corta, se indica un activo negativo, como se examina en el párrafo 7.28.

5.4 El sistema de clasificación de los activos económicos reconocidos en los conjuntos de datos macroeco-nómicos figuran en el cuadro 5.1. En las cuentas internacionales, los activos producidos se incluyen en la cuenta de bienes y servicios; los activos no financieros no producidos en la cuenta de capital, y los activos y pasivos financieros en la cuenta financiera y la PII. En este capítulo se examina la clasificación de los activos y pasivos financieros.

Cuadro 5.1.Clasificación de los activos económicos

(incluye los códigos del SCN 2008)

Categorías de activosEjemplos
AN Activos no financieros
AN1 Activos producidos
AN11 Activos fijosActivos tangibles: viviendas; otros edificios y estructuras; maquinaria y equipo; sistemas de armamento militar; recursos biológicos cultivados. Activos intangibles: investigación y desarrollo; exploración minera; bases de datos y programas de informática; de obras de esparcimiento, literarias o artísticas.
AN12 ExistenciasMateriales y suministros, trabajos en curso, bienes terminados, bienes para reventa.
AN13 Objetos de valorPiedras y metales preciosos; antigüedades y otros objetos de arte.
AN2 Activos no producidos
AN21 Recursos naturalesTierras y recursos del subsuelo, recursos biológicos no cultivados, recursos hídricos, espectros radiales.
AN22 Contratos, arrendamientos y licenciasArrendamientos operativos comercializables, autorizaciones para el uso de recursos naturales, autorizaciones para realizar actividades específicas, derechos a recibir bienes y servicios en el futuro de manera exclusiva.
AN23 Activos y fondos de comercioMarcas, títulos, marcas registradas.
AF Activos financierosVéase el cuadro 5.3.

2. Instrumentos financieros

5.5Los instrumentos financieros abarcan toda la gama de contratos financieros celebrados entre unidades institucionales. Los instrumentos financieros pueden dar lugar a derechos sobre activos financieros (como se examina en el párrafo 5.6) o no (como se señala en los párrafos 5.10–5.13).

3. Derechos sobre activos

5.6. Un derecho es un instrumento financiero que da lugar a un activo económico que tiene un pasivo de contrapartida. Los derechos se crean a partir de las relaciones contractuales que se establecen cuando una unidad institucional promete proveer fondos u otros recursos a otra unidad en el futuro. (Por lo general, los fondos o recursos se suministran al principio de la relación, aunque esto no ocurre en el caso de los contratos de futuros). El único instrumento financiero que no da lugar a un derecho es el oro en lingotes que se incluye en el oro monetario. (El término “derecho” se utiliza en un sentido diferente en el contexto de los seguros, véase el párrafo 5.64 b)).

5.7 Cada derecho es un activo financiero que tiene su pasivo de contrapartida. La existencia de dos partes frente a un derecho significa que se puede presentar una situación transfronteriza. Las participaciones de capital se consideran un derecho ya que representan el derecho del propietario sobre el valor residual de la entidad.

5.8 Los activos no financieros no tienen un pasivo de contrapartida. Por ejemplo, los derechos de emisión y las materias primas pueden negociarse en mercados organizados similares a los de los activos financieros negociados, pero no tienen un pasivo de contrapartida. En cambio, un derivado financiero relacionado con el precio de una materia prima tiene un pasivo de contrapartida, y es un activo financiero.

4. Activos financieros

5.9Los activos financieros se componen de derechos sobre activos y la parte del oro monetario correspondiente al oro en lingotes. Los activos financieros comprenden las participaciones de capital y en fondos de inversión, los instrumentos de deuda, los derivados financieros y las opciones de compra de acciones por parte de empleados, y el oro monetario. Los activos financieros se distinguen de los instrumentos financieros en los siguientes aspectos:

  • a) Algunos instrumentos no dan lugar a activos financieros, como se señala en los párrafos 5.10-5.14. Algunos ejemplos de instrumentos que no se reconocen como activos son las garantías por una sola vez aún no activadas y los compromisos no realizados, como las líneas de crédito, los compromisos de préstamos y las cartas de crédito.

  • b) Cuando el oro en lingotes se mantiene como oro monetario constituye un activo financiero que no es creado por ningún instrumento ni representa un derecho sobre los activos de otra entidad. Se considera un activo financiero por su función como medio de pagos internacionales y reserva de valor para el uso como activos de reserva. (La parte del oro monetario en la cuenta de oro no asignada sí tiene un activo de contrapartida, como se señala en el párrafo 5.74).

5. Otros instrumentos financieros no reconocidos como activos financieros

5.10Los activos y pasivos contingentes son acuerdos financieros contractuales entre unidades institucionales que no dan lugar a una obligación incondicional ya sea de efectuar pagos o de proporcionar otros objetos de valor. No se reconocen como activos o pasivos financieros antes de que se cumplan ciertas condiciones. No obstante, al otorgar ciertos derechos u obligaciones que podrían afectar las decisiones futuras, pueden producir un efecto económico sobre las partes del contrato. Por lo tanto, podría compilarse información suplementaria sobre los activos o pasivos contingentes más importantes. Un derecho contingente vendido a otra parte se clasifica en contratos, arrendamientos y licencias, y no se incluye en la PII ni tiene pasivo de contrapartida.

5.11 Aunque el valor futuro de los pagos derivados de participaciones de capital, derivados financieros, instrumentos indexados, reservas de seguros y provisiones para garantías normalizadas es incierto, estos se reconocen como activos financieros, y no como activos contingentes. En estos casos, el pasivo existe, pero los montos por pagar dependen de eventos subsecuentes.

5.12 Las garantías de pago por una sola vez por parte de terceros son contingentes ya que solo se requiere el pago en caso de incumplimiento del deudor principal.

No obstante, las provisiones para las peticiones de fondos en virtud de garantías normalizadas no se consideran contingentes debido a que la expectativa de pago de estas garantías es más previsible. (Véanse las definiciones de las garantías por una sola vez y normalizadas en el párrafo 5.68).

5.13 Las líneas de crédito, las cartas de crédito y los compromisos de préstamo garantizan la disponibilidad de fondos, pero no se crea ningún activo financiero (es decir, un préstamo) hasta que los fondos efectivamente se desembolsan. Las cartas de crédito son promesas de realizar pagos solo cuando se presentan ciertos documentos especificados por contrato. Los servicios de emisión de pagarés garantizan que las partes podrán vender los títulos negociables a corto plazo que emitan y que las sociedades financieras que ofrecen ese servicio comprarán los pagarés que no se vendan en el mercado. Solo si la sociedad financiera que ofrece el servicio pone fondos a disposición, esta adquirirá un activo, que deberá registrarse en el balance. El capital accionario suscrito y no aportado es contingente a menos que exista la obligación de pagar el monto.

5.14 Los recursos afectados en la contabilidad de las empresas para hacer frente a pasivos futuros o afrontar gastos futuros no se reconocen como pasivos. Únicamente se incluyen de forma explícita en los activos y pasivos financieros los pasivos efectivos corrientes frente a otra parte o partes. Un pasivo anticipado se reconoce cuando se convierte en un pasivo efectivo. Un flujo futuro de ingresos, como las recaudaciones tributarias futuras o los ingresos por regalías, no se reconoce como activo financiero.

6. Otras cuestiones

5.15Los títulos son instrumentos de deuda y de capital cuya característica fundamental es que son negociables. Es decir, su propiedad legal puede ser traspasada inmediatamente de una unidad a otra mediante su entrega o endoso. Si bien cualquier instrumento financiero puede ser negociable, los títulos están destinados a ser negociados en mercados organizados o en mercados extrabursátiles. (En los mercados extrabursátiles las partes negocian directamente entre ellas, y no en una bolsa). La negociabilidad es una cuestión relacionada con la forma jurídica del instrumento. Algunos títulos pueden ser legalmente negociables pero en efecto no existe un mercado líquido en el que puedan comprarse o venderse fácilmente. Los derivados financieros inscritos en bolsa, como los certificados para la compra de valores (warrants), a veces se consideran títulos.

5.16 En el apéndice 2 del MEMF 2000 se puede consultar un análisis de los instrumentos bancarios islámicos y la manera en que pueden considerarse en la clasificación de los activos y pasivos financieros.

B. Clasificación de los activos y pasivos financieros por tipo de instrumento

1. Introducción a la clasificación de determinados activos y pasivos financieros

5.17 En este Manual se distinguen tres categorías generales de activos y pasivos financieros: 1) participaciones de capital y en fondos de inversión, 2) instrumentos de deuda y 3) otros activos y pasivos financieros. En el SCN 2008 y en este Manual se utiliza una clasificación adicional más detallada de los activos y pasivos financieros. Esta clasificación se basa principalmente en las características legales que describen el tipo de relación que existe entre las partes de un instrumento, las cuales también guardan relación con su liquidez y objetivo económico. Si bien la innovación financiera da lugar a la aparición de nuevos tipos de instrumentos, la clasificación tiene como objetivo ofrecer categorías amplias que faciliten las comparaciones a nivel internacional y la incorporación de nuevos instrumentos dentro de las categorías existentes.

5.18 El cuadro 5.2 muestra la clasificación de los instrumentos en el SCN y el tipo de ingreso correspondiente que generan. La relación entre el ingreso y los correspondientes activos y pasivos facilita el cálculo de las tasas de rendimiento, que son útiles para el análisis y la verificación de datos. En el cuadro 5.3 figura la clasificación del SCN 2008 y las categorías generales correspondientes.

Cuadro 5.2.Rendimientos de los activos y pasivos financieros: Instrumentos financieros y su correspondiente tipo de ingreso

(incluye los códigos del SCN 2008)

Instrumento financieroTipo de ingreso por cobrar/por pagar por instrumento
Ingreso procedente de participaciones de capital y en fondos de inversión
AF51 Participaciones de capitalD42 Ingreso distribuido de las sociedades D43 Utilidades reinvertidas1 D41 Intereses2
AF511+AF512 Acciones inscritas y no inscritas en bolsaD421 Dividendos
D43 Utilidades reinvertidas1
D41 Intereses2
AF519 Otras participaciones de capitalD422 Retiros de ingresos de cuasisociedades
D43 Utilidades reinvertidas1
D41 Intereses2
AF52 Participaciones/unidades de fondos de inversiónD443 Ingreso de la inversión atribuible a los accionistas de fondos de inversión (dividendos y utilidades reinvertidas)
Instrumentos de deuda
AF12 Derechos especiales de giroD41 Intereses
AF2 Moneda y depósitosD41 Intereses
AF3 Títulos de deudaD41 Intereses
AF4 PréstamosD41 Intereses
AF6 Seguros, pensiones y mecanismos normalizados de garantíaD44 Otro ingreso de la inversión
AF81 Créditos y anticipos comercialesD41 Intereses
AF89 Otras cuentas por cobrar/por pagarD41 Intereses
Otros activos y pasivos financieros
AF11 Oro monetario3D41 Intereses2
AF7 Derivados financieros y opciones de compra de acciones por parte de empleadosNinguno
Cuadro 5.3.Clasificación de los instrumentos financieros del SCN 2008 (con las correspondientes categorías generales del MBP6)

(incluye los códigos del SCN 2008)

Clasificación de los activos y pasivos financieros del SCN 2008Categoría general de las cuentas internacionales (MBP6)
AF11 Oro monetario
Oro en lingotes}Otros activos y pasivos
Cuentas de oro no asignadas} financieros
AF12 Derechos especiales de giroInstrumentos de deuda
AF2 Moneda y depósitos}Instrumentos de deuda
AF21 Moneda}
AF221 Posiciones interbancarias}
AF229 Otros depósitos transferibles}
AF29 Otros depósitos}
AF3 Títulos de deudaInstrumentos de deuda
AF4 PréstamosInstrumentos de deuda
AF5 Participaciones de capital y en fondos de inversión}Participaciones de capital
AF51 Participaciones de capital}
AF511 Acciones inscritas en bolsa}
AF512 Acciones no inscritas en bolsa}
AF519 Otras participaciones de capital}
AF52 Participaciones/unidades de fondos de inversión}
AF521 Participaciones/unidades de fondos del mercado monetario}
AF522 Otras participaciones/unidades de fondos de inversión}
AF6 Seguros, pensiones y mecanismos normalizados de garantía}Instrumentos de deuda
AF61 Reservas técnicas de seguros no de vida}
AF62 Seguros de vida y derechos a rentas vitalicias}
AF63 Derechos a prestaciones jubilatorias}
AF64 Derechos de fondos de pensiones sobre activos de sus patrocinadores}
AF65 Derechos a prestaciones no jubilatorias}
AF66 Provisiones para peticiones de fondos en virtud de garantías normalizadas}
AF7 Derivados financieros y opciones de compra de acciones por parte de empleados}Otros activos y pasivos
AF71 Derivados financieros} financieros
AF711 Contratos a término}
AF712 Opciones}
AF72 AF72 Opciones de compra de acciones por parte de empleados}
AF8 Otras cuentas por cobrar/por pagar}Instrumentos de deuda
AF81 Créditos y anticipos comerciales}
AF89 Otras cuentas por cobrar/por pagar}

2. Participaciones de capital y en fondos de inversión

5.19 Las participaciones de capital y en fondos de inversión tienen la característica distintiva de que los tenedores son propietarios de un derecho residual sobre los activos de la unidad institucional que emitió el instrumento. Las participaciones de capital representan los fondos de los propietarios en la unidad institucional. A diferencia de la deuda, las participaciones de capital por lo general no proporcionan al propietario el derecho a un monto predeterminado o determinado según una fórmula fija.

5.20 Las participaciones en fondos de inversión desempeñan una función importante en la intermediación financiera como una especie de inversión colectiva en otros activos, razón por la cual se identifican por separado. Además, el tratamiento del ingreso de la inversión de cartera difiere, en el sentido de que las utilidades reinvertidas se imputan a las participaciones en fondos de inversión (como se indica en los párrafos 11.37–11.39).

a. Participaciones de capital

5.21Las participaciones de capital comprenden todos los instrumentos y registros que reconocen, una vez liquidados todos los derechos de los acreedores, los derechos frente al valor residual de una sociedad o cuasisociedad. Las participaciones de capital se consideran un pasivo de la unidad institucional emisora (ya sea una sociedad u otra unidad).

5.22 En general, la propiedad de las participaciones en el capital de una entidad jurídica se prueba con participaciones accionarias, acciones, certificados de depósito de valores o documentos similares. Las participaciones accionarias y las acciones son términos sinónimos. Las acciones preferentes que entrañan participación son las que otorgan una participación en el valor residual cuando se disuelve una empresa constituida como sociedad. Estas acciones son también títulos de participación en el capital, independientemente de que el ingreso sea fijo o determinado por una fórmula. (Con respecto a las acciones preferentes que no entrañan participación, véase el párrafo 5.46). Además de la compra de acciones, el valor de las participaciones de capital puede verse afectado por diversos factores como las primas de emisión de acciones, las utilidades acumuladas reinvertidas o retenidas, o las revaloraciones. Además, un inversionista directo puede aumentar sus participaciones de capital en una filial proporcionando bienes y servicios (véase el párrafo 8.17) o asumiendo deuda (véase el párrafo 8.45 c)).

5.23Los certificados de depósito de valores son títulos que representan la propiedad de títulos cotizados en otras economías. Los certificados de depósito inscritos en un mercado representan la propiedad de títulos inscritos en otro mercado, y la propiedad de los certificados de depósito se considera como si representase la propiedad directa de los títulos subyacentes. Los certificados de depósito facilitan las transacciones de títulos en economías que no sean aquellas en las que estén listados. Los títulos subyacentes pueden ser participaciones de capital o títulos de deuda.

5.24 Las participaciones de capital pueden dividirse de manera suplementaria en:

a) Acciones inscritas en bolsa.

b) Acciones no inscritas en bolsa.

c) Otras participaciones de capital.

Los títulos de participación en el capital comprenden las acciones inscritas y no inscritas (véase la definición de los títulos en el párrafo 5.15). Las acciones inscritas son aquellas que se cotizan en una bolsa de valores y también se denominan “acciones cotizadas”. Las acciones no inscritas a veces se denominan también capital privado1; (el capital de riesgo suele asumir esta forma).

5.25 El hecho de que las acciones se negocien en mercados bursátiles significa que, en general, el precio de mercado puede conocerse fácilmente. Además de los aspectos de valoración, las acciones inscritas y no inscritas tienden a ser emitidas por diferentes tipos de sociedades (subsidiarias y empresas más pequeñas) y, por lo general, están sujetas a normas regulatorias diferentes.

5.26Las “otras participaciones de capital” son participaciones que no adoptan la forma de títulos. Pueden incluir participaciones en cuasisociedades, como sucursales, fideicomisos, sociedades de responsabilidad limitada y de otro tipo, fondos no constituidos en sociedad y unidades hipotéticas para ejercer la propiedad de bienes raíces y otros recursos naturales. La propiedad de muchos organismos internacionales no tiene forma de acciones y, por lo tanto, se clasifica como otras participaciones de capital (aunque las participaciones de capital en el BPI tienen forma de acciones no inscritas). La propiedad del banco central de una unión monetaria se incluye en otras participaciones de capital (véase el párrafo A3.44).

5.27 Los principios generales de valoración establecidos en los párrafos 3.84–3.91 se aplican a las participaciones de capital. No obstante, como tal vez no se disponga de precios observables para las acciones no inscritas y otras posiciones de participaciones de capital, se señalan otros métodos de valoración en los párrafos 7.15–7.18.

b. Participaciones o unidades de fondos de inversión

5.28Los fondos de inversión son mecanismos de inversión colectiva a través de los cuales los inversionistas mancomunan sus fondos para invertir en activos financieros, no financieros o ambos. Estos fondos emiten acciones (si se utiliza una estructura corporativa) o unidades (si se utiliza una estructura de fideicomiso). Los fondos de inversión incluyen los fondos del mercado monetario (FMM) y los fondos de inversión no del mercado monetario, que se analizan con mayor detalle en los párrafos 4.73–4.74. Las participaciones o unidades de fondos de inversión se refieren a las acciones emitidas por los fondos comunes de inversión y los fideicomisos, y no a las participaciones con las que puedan contar.

5.29Los FMM son fondos de inversión que invierten única o principalmente en títulos del mercado monetario de corto plazo como letras del tesoro, certificados de depósito y efectos comerciales. A veces, las participaciones y unidades de los FMM son, desde el punto de vista funcional, similares a los depósitos transferibles, por ejemplo, las cuentas que ofrecen privilegios para emitir cheques sin restricciones. Si las participaciones en FMM se incluyen en el dinero en sentido amplio en la economía declarante, deben registrarse como una partida independiente para facilitar la conciliación con las estadísticas monetarias. (Véase también el párrafo 4.73 sobre los FMM como subsector).

5.30 Los fondos de inversión invierten en una variedad de activos, como títulos de deuda, participaciones de capital, inversiones vinculadas con materias primas, bienes raíces, participaciones en otros fondos de inversión, y activos estructurados. Los datos sobre la composición de sus activos podrían resultar útiles en las economías con importantes fondos de inversión.

3. Instrumentos de deuda

Referencia:

    FMIet al, Estadísticas de la deuda externa: Guía para compiladores y usuarios, párrafos 2.3–2.11.

5.31Los instrumentos de deuda son los que exigen el pago de intereses y/o principal en algún momento futuro2. Los instrumentos de deuda comprenden los DEG, la moneda y depósitos, los títulos de deuda, los préstamos, las reservas técnicas de seguros, los derechos a prestaciones jubilatorias y otros derechos conexos, las provisiones para las peticiones de fondos en virtud de garantías normalizadas, y otras cuentas por cobrar/por pagar. La expresión instrumento de deuda puede aplicarse tanto la obligación como el correspondiente derecho. Algunos instrumentos, como la moneda y algunos depósitos, no pagan intereses. En el caso de los seguros y los planes de pensiones, el flujo de ingresos se denomina ingreso de la inversión atribuible a titulares, y no intereses.

5.32 Los instrumentos de deuda pueden compararse con las participaciones de capital y en fondos de inversión en la naturaleza del pasivo y el riesgo. Si bien las participaciones de capital otorgan un derecho residual sobre los activos de la entidad, un instrumento de deuda entraña la obligación de pagar un monto de principal y/o intereses, por lo general, sobre la base de una fórmula predeterminada, lo que normalmente significa que los riesgos a los que está expuesto el acreedor son más limitados. Siempre y cuando el deudor sea solvente, las obligaciones de deuda son en su mayor parte fijas o están vinculadas a través de una fórmula a otra variable, como la tasa de interés de mercado o el precio de un artículo determinado. En cambio, el rendimiento de las participaciones de capital depende en gran medida del desempeño económico del emisor. Debido a la diferente naturaleza del riesgo, la deuda es una categoría importante para el análisis. Los derivados financieros, tanto los contratos a término como las opciones, se distinguen de los instrumentos de deuda porque no se adelanta un monto de principal que deba reembolsarse ni se devengan intereses sobre ningún derivado financiero. Es decir, a diferencia de los derivados financieros, los instrumentos de deuda tienen un monto de principal que, por lo general, está relacionado con el suministro de recursos financieros o de otra índole.

5.33 Dado que los instrumentos de deuda entrañan la obligación de reembolsar principal, la clasificación a corto o a largo plazo, según el vencimiento original o residual, reviste importancia analítica. Los desgloses según el plazo de vencimiento se explican en los párrafos 5.103–5.105.

a. Derechos especiales de giro

5.34Los DEG son activos internacionales de reserva creados por el FMI, que los asigna a sus miembros para complementar sus activos de reserva. Los DEG son mantenidos exclusivamente por las autoridades monetarias de los países miembros del FMI y por un limitado número de instituciones financieras internacionales autorizadas. Las tenencias de DEG representan derechos incondicionales de obtener divisas u otros activos de reserva de países miembros del FMI. (Véase más información en el párrafo 7.83).

5.35 Las tenencias de DEG por un país miembro del FMI son registradas como activo, mientras que las asignaciones de DEG se registran como la emisión de un pasivo del país miembro que las recibe (ya que existe una obligación de reembolso de la asignación en ciertas circunstancias, y se devengan intereses). Las tenencias y asignaciones deben expresarse en cifras brutas, no netas.

b. Moneda y depósitos

Moneda

5.36La moneda se compone de billetes y monedas que tienen un valor nominal fijo y son emitidos o autorizados por los bancos centrales o los gobiernos.

5.37 Algunos países emiten monedas de oro, que se conservan por su valor intrínseco, o monedas conmemorativas, que se conservan por su valor numismático. Si estas monedas no están en circulación activa deberán clasificarse como bienes, en lugar de clasificarlas como activos financieros (salvo las moneda de oro que se clasifican como oro monetario; véase el párrafo 6.78). De la misma manera, las tenencias de billetes y monedas no emitidas o desmonetizadas del banco central o del gobierno central no constituyen activos financieros. (La moneda no emitida por una autoridad monetaria adquirida de un impresor o fabricante de moneda se incluye en bienes; véase el párrafo 10.17 a)).

5.38 La moneda extranjera en circulación, incluida la de curso legal, se indica como un activo monetario del tenedor residente y un pasivo del emisor. Las transacciones que se realizan entre residentes y que se liquidan en moneda extranjera en circulación son transacciones internas. La moneda como instrumento, como se señala en esta sección, puede compararse con la clasificación de todo tipo de instrumentos ya sean en moneda nacional o en moneda extranjera (como se examina más a fondo en los párrafos 3.98–3.103).

Depósitos

5.39Los depósitos incluyen todos los derechos: a) frente al banco central, una sociedad captadora de depósitos y, en algunos casos, otras unidades institucionales y b) representados por un comprobante de depósitos. Por lo general, un depósito es un contrato estándar, abierto al público en general, que permite la colocación de un monto variable de dinero. El valor nominal de los depósitos suele fijarse en términos de la moneda en la que están denominados los depósitos. En algunos casos, es posible que el valor de los depósitos esté expresado en términos de un índice o esté vinculado al precio de una materia prima, por ejemplo, el oro, el petróleo o los precios de las acciones. Las cuentas de metales preciosos no asignadas también son depósitos, salvo las cuentas de oro no asignadas mantenidas por las autoridades monetarias para fines de reserva, que se registran como tenencia de activos en la categoría de oro monetario (con el pasivo de contrapartida registrado como un depósito; véase el párrafo 5.77).

5.40 Los depósitos se distinguen de los préstamos en base a la descripción que figura en los documentos que los respaldan. Puede haber casos en que la distinción no esté clara, porque las partes son inciertas o tienen opiniones distintas. Cuando una parte es una sociedad captadora de depósitos y la otra no, puede establecerse la convención de que ambas partes clasifican la posición en activos de una sociedad captadora de depósitos como un préstamo. De la misma manera, ambas partes clasifican un pasivo de una sociedad captadora de depósitos frente a otro tipo de entidad como un depósito. La clasificación de las posiciones interbancarias como depósitos se examina en el párrafo 5.42.

Depósitos transferibles

5.41Los depósitos transferibles comprenden todos los depósitos que son: a) intercambiables por billetes y monedas, sin sanciones ni restricciones, a la vista y a su valor nominal y b) directamente utilizables para efectuar pagos por medio de cheque, giro, orden de pago, débito o crédito u otro instrumento de pago directo. Algunos tipos de cuentas de depósito tienen características de trans-feribilidad limitadas. Por ejemplo, algunos depósitos restringen el número de pagos a terceros que pueden efectuarse por período o el monto mínimo de cada pago. Un sobregiro derivado del servicio de sobregiro de una cuenta de depósito transferible se clasifica como un préstamo.

Posiciones interbancarias

5.42 Las posiciones interbancarias pueden indicarse como componentes independientes de los depósitos. En ciertos casos, puede no estar clara la clasificación por instrumentos de las posiciones interbancarias, por ejemplo, si las partes son inciertas, o por el hecho de que una parte la considere como un préstamo y la otra como un depósito. Por lo tanto, por convención y para garantizar la simetría, todas las posiciones interbancarias (distintas de los títulos y las cuentas por cobrar/por pagar) se clasifican como depósitos.

Otros depósitos

5.43Los otros depósitos se componen de todos los derechos, distintos de los depósitos transferibles, que están representados mediante comprobantes de depósito. Los otros depósitos comprenden los depósitos de ahorro y a plazo fijo y los certificados de depósito no negociables. (Los certificados negociables se clasifican como títulos de deuda). Los depósitos restringidos (que se definen como aquellos para los cuales los retiros se restringen en base a requisitos legales, reglamentarios o comerciales también se incluyen en otros depósitos, así como las participaciones u otros comprobantes de depósito emitidos por asociaciones de ahorro y préstamo, sociedades de construcción, cooperativas de crédito y similares. Los pasivos en el marco de acuerdos de recompra de títulos incluidos en los indicadores nacionales del dinero en sentido amplio también constituyen otros depósitos (mientras que los pasivos en el marco de acuerdos de recompra se incluyen en préstamos). La posición de reserva en el FMI (véase el párrafo 6.85) también se incluye en la categoría de otros depósitos.

c. Títulos de deuda

5.44Los títulos de deuda se definen como instrumentos negociables que sirven como evidencia de una deuda. Incluyen letras, bonos, pagarés, certificados de depósito negociables, efectos comerciales, obligaciones, títulos respaldados por activos, instrumentos del mercado monetario y otros instrumentos similares que se negocian normalmente en los mercados financieros. Las letras se definen como títulos que conceden a sus propietarios el derecho incondicional a recibir sumas fijas preestablecidas en una fecha concreta; por lo general, las letras son emitidas y negociadas en mercados organizados con descuentos que dependen de la tasa de interés y del plazo de vencimiento. Algunos ejemplos de títulos a corto plazo son las letras del Tesoro, los certificados de depósito negociables, las aceptaciones bancarias, los pagarés y los efectos comerciales. Los títulos de deuda son valores que otorgan a los tenedores el derecho incondicional a ingresos monetarios fijos o a ingresos monetarios variables determinados contractualmente (es decir, el pago de intereses no depende de los ingresos de los deudores). Los certificados de depósito cuyos activos subyacentes son títulos de deuda constituyen títulos de deuda (véase el párrafo 5.23).

Posible reclasificación de los préstamos negociados como títulos

5.45 Los préstamos que han pasado a ser negociables entre los tenedores se reclasifican como títulos de deuda (en vez de préstamos) en ciertas circunstancias. Antes de la reclasificación, debe comprobarse que se efectúan transacciones en el mercado secundario, incluida la existencia de creadores de mercado, y cotizaciones frecuentes del instrumento, como la existencia de un margen entre el precio de compra y de venta para el instrumento.

Acciones preferentes que no entrañan participación y bonos convertibles

5.46 Las acciones preferentes que no entrañan participación son las que pagan un ingreso fijo pero que no conceden el derecho a participar en la distribución del valor residual de una empresa constituida en sociedad cuando esta se disuelve. Estas acciones se clasifican como títulos de deuda. (Véase también el párrafo 5.22 relativo a las acciones preferentes con participación). Los bonos convertibles en acciones o participaciones de capital deben clasificarse como deuda antes de su conversión.

Títulos respaldados por activos

5.47 Los títulos respaldados por activos, las obligaciones de deuda con garantía y las obligaciones con garantía hipotecaria son mecanismos mediante los cuales los pagos de intereses y principal están respaldados por pagos basados en determinados activos o corrientes de ingresos. Están respaldados por hipotecas, préstamos con garantía inmobiliaria, préstamos a estudiantes y otras deudas, así como conjuntos de inmuebles arrendados. La titulización de estos activos proporciona liquidez en activos que en otras condiciones no serían tan líquidos3. Los títulos respaldados por activos pueden ser emitidos por una unidad o vehículo tenedor específico, que emite títulos que se venden para captar fondos que serán utilizados para pagar a los emisores originales por los activos subyacentes. Los títulos respaldados por activos se clasifican como títulos de deuda porque los emisores de los títulos deben efectuar pagos, mientras que los tenedores no tienen ningún derecho residual sobre los activos subyacentes; si lo tuvieran, los instrumentos serían participaciones de capital o en fondos de inversión. Los títulos respaldados por activos están respaldados por varios tipos de activos financieros (por ejemplo, hipotecas y préstamos de tarjetas de crédito), activos no financieros, o futuros flujos de ingresos—como los ingresos de un músico o los futuros ingresos de un gobierno—que no se reconocen como un activo económico en las estadísticas macroeconómicas.

Aceptaciones bancarias

5.48Las aceptaciones bancarias suponen la aceptación por parte de una sociedad financiera, a cambio de una comisión, de un cheque o letra de cambio que promete incondicionalmente pagar cierta cantidad en una fecha determinada. Una gran parte del comercio internacional se financia de este modo. Las aceptaciones bancarias se clasifican en la categoría de títulos de deuda. La aceptación bancaria representa un derecho incondicional para el tenedor y un pasivo incondicional para la sociedad financiera aceptante; el activo de contrapartida para la sociedad financiera es un derecho frente a su cliente. Las aceptaciones bancarias se consideran activos financieros a partir del momento de la aceptación, incluso cuando los fondos no se intercambien hasta una etapa posterior.

Títulos indexados

5.49Los títulos indexados son aquellos en que el principal, los cupones, o ambos están vinculados a otro elemento, como un índice de precios o el precio de una materia prima. Estos títulos se clasifican como instrumentos de tasa variable (véase el párrafo 5.113). La medición de las revaluaciones y los intereses se examinan en los párrafos 9.34 y 11.59-11.65, respectivamente.

Títulos desmantelados

5.50Los títulos desmantelados son títulos que han sido transformados de un título de principal y pago de intereses a una serie de bonos cupón cero, con diversos plazos de vencimiento que concuerdan con las fechas de pago de intereses y la fecha de rescate del principal. También se denominan emisiones desmanteladas. La función del desmantelamiento es que las preferencias de los inversionistas por determinados flujos de caja pueden satisfacerse de formas distintas de la combinación de flujos de caja del título original. Los títulos desmantelados pueden tener un emisor distinto del emisor original, en cuyo caso se crean nuevos pasivos. Los siguientes son los dos casos de títulos desmantelados:

  • Cuando un tercero adquiere los títulos originales y los utiliza para respaldar la emisión de los títulos desmantelados. Entonces se han obtenido nuevos fondos y se crea un nuevo instrumento financiero.

  • Cuando no se obtienen nuevos fondos y los pagos de los títulos originales se desmantelan y son negociados por separado por el emisor o a través de agentes (como los agentes de títulos desmantelados) que actúan con el consentimiento del emisor.

(En el párrafo 11.58 se analiza cómo se calculan los intereses de los títulos desmantelados en base devengado).

d. Préstamos

5.51Los préstamos son activos financieros que a) son creados cuando un acreedor presta fondos directamente a un deudor y b) están comprobados mediante documentos que no son negociables4. Esta categoría incluye todos los préstamos, entre ellos los servicios de sobregiro, excepto las cuentas por cobrar/pagar, que se tratan como una categoría separada de activos financieros. Los préstamos que se han convertido en títulos de deuda (como se señala en el párrafo 5.45) también son excluidos de los préstamos. En esta categoría se registran los préstamos reembolsables a plazos, el financiamiento de ventas a plazos y los préstamos de comercio exterior. Los derechos u obligaciones frente al FMI (incluido el uso del crédito del FMI) en forma de préstamos también se incluyen en esta categoría (véase el párrafo 6.85 sobre el tratamiento de los préstamos proporcionados a la Cuenta de Recursos Generales del FMI; y el anexo 7.1 sobre los préstamos y el crédito del FMI). Un sobregiro derivado de un servicio de sobregiro de una cuenta de depósitos transferibles se clasifica como un préstamo. No obstante, las líneas de crédito no utilizadas no se reconocen como un pasivo. La distinción entre préstamos y depósitos se analiza en la sección relativa a los depósitos en el párrafo 5.40.

Acuerdos de recompra de títulos y swaps de oro

Referencia:

5.52Un acuerdo de recompra de títulos es un acuerdo que implica el suministro de títulos a cambio de efectivo con un compromiso de recomprar los mismos títulos, o semejantes, a un precio determinado. El compromiso de recompra puede ser en una fecha futura especificada (a menudo uno o dos días más tarde, pero también a más largo plazo) o con un vencimiento “abierto”. Repos, reportos, préstamos de títulos con garantía en efectivo y acuerdos de venta-recompra son distintos términos que se refieren a acuerdos con el mismo efecto económico que el acuerdo de recompra de títulos. Todos ellos implican el suministro de títulos como garantía de un préstamo o depósito. El término repos se utiliza desde la perspectiva del proveedor del título, mientras que el término reporto pasivo se utiliza desde la perspectiva del adquiriente del título. Los acuerdos de recompra de títulos son un subconjunto de las operaciones de reporto pasivo (como se analiza en los párrafos 7.58–7.61).

5.53 El suministro y recibo de fondos en el marco de un acuerdo de recompra de títulos se considera un préstamo o depósito. Por lo general, se trata de un préstamo, pero se clasifica como un depósito si implica pasivos de una sociedad captadora de depósitos y se incluye en los indicadores nacionales del dinero en sentido amplio. Si un acuerdo de recompra de títulos no implica el suministro de efectivo (es decir, si existe un intercambio de un título por otro, o si una parte suministra un título sin garantía), no existe un préstamo o depósito. Los depósitos de garantía en efectivo en el marco de un repo también se clasifican como préstamos.

5.54 En el caso de los títulos entregados como garantía en virtud de acuerdos de préstamo de títulos, incluidos los acuerdos de recompra, se considera que no se ha producido un traspaso de la propiedad económica, como se analiza en el párrafo 7.58. Se adopta este tratamiento porque la parte que recibe el efectivo aún está sujeta a los riesgos o beneficios de la variación de precio del título. (Se adopta el mismo tratamiento para los acuerdos de recompra sin garantía en efectivo, en los cuales no ocurre ninguna transacción en los títulos ni ningún préstamo).

5.55Un swap de oro constituye un canje de oro por depósitos en divisas con el compromiso de revertir la transacción en una fecha futura y a un precio del oro convenidos. El adquiriente de oro (comprador) normalmente no registrará el oro en su balance, mientras que el proveedor de oro (vendedor), por lo general, no eliminará el oro de su balance. De esta forma, la transacción es análoga a un acuerdo de recompra y debe registrarse como un préstamo o depósito con garantía. Los swaps de oro son similares a los acuerdos de recompra de títulos, con la salvedad de que la garantía es oro5.

Arrendamientos financieros

Referencias:

5.56Un arrendamiento financiero es un contrato en virtud del cual el arrendador, como propietario legal de un activo, transfiere al arrendatario sustancialmente todos los riesgos y retribuciones de la propiedad del activo. Es decir, el arrendatario se convierte en el propietario económico del activo. En un arrendamiento financiero, el arrendador aparece como emisor de un préstamo al arrendatario con el cual el arrendatario adquiere el activo. A partir de ese momento, el activo arrendado aparece en el balance del arrendatario y no del arrendador; el respectivo préstamo aparece como activo del arrendador y pasivo del arrendatario.

5.57 Entre los ejemplos de situaciones que normalmente daría lugar a que un arrendamiento se clasifique como un arrendamiento financiero se encuentran los siguientes:

  • a) El arrendamiento transfiere la propiedad legal al arrendatario al final del contrato de arrendamiento.

  • b) El arrendamiento da al arrendatario la opción de adquirir la propiedad legal al final del contrato de arrendamiento a un precio que es lo suficientemente bajo para que exista una razonable certeza de que el arrendatario ejercerá dicha opción.

  • c) El arrendamiento dura la mayor parte de la vida útil del activo.

  • d) Al inicio del contrato, el valor presente de los pagos de arrendamiento corresponde sustancialmente a todo el valor del activo.

  • e) Si el arrendatario puede cancelar el arrendamiento, las pérdidas sufridas por el arrendador serán asumidas por el arrendatario.

  • f) Las ganancias o pérdidas del valor residual del activo residual se devengan al arrendatario.

  • g) El arrendatario tiene la capacidad de continuar el arrendamiento durante un período secundario por un pago sustancialmente más bajo que el valor de mercado.

Estos ejemplos pueden no demostrar de forma contundente que se han traspasado sustancialmente todos los riesgos; por ejemplo, si el activo se transfiere al arrendatario al final del contrato a su valor razonable en ese momento, entonces el arrendador mantiene riesgos sustanciales de propiedad. Los arrendamientos financieros también se denominan arrendamientos de capital, lo que pone de manifiesto que la motivación es financiar la adquisición del activo. Por lo general, las prácticas contables reconocen las pérdidas financieras de la misma forma que esta definición. Además de los arrendamientos financieros reconocidos en las cuentas empresariales, se adopta un tratamiento semejante a los arrendamientos financieros para algunas asociaciones público-privadas6(véase el SCN 2008, capítulo 22, “The General Government and Public Sectors”).

5.58 El tratamiento del arrendamiento financiero se ha diseñado para obviar el acuerdo jurídico y captar la realidad económica del contrato, tratando los bienes sujetos a arrendamiento financiero como si fueran comprados por el usuario. Por ejemplo, si un banco arrienda un avión a una empresa de aviación, en el momento en que se considera que esta asume la propiedad del avión, el valor de mercado del mismo se registra como un activo y el préstamo como un pasivo en el balance de la empresa de aviación. Es decir, en la PII figurará un préstamo entre la empresa de aviación y el banco.

5.59 El pasivo de deuda al inicio del contrato se define como el valor del activo, y se financia mediante un préstamo por el mismo valor, que es un pasivo del arrendatario. El préstamo se reembolsa a través de los pagos efectuados durante el contrato (que comprenden pagos de intereses y principal, y si participa un intermediario financiero, elementos de los servicios de intermediación financiera medidos indirectamente (SIFMI)) y los pagos residuales al final del contrato (o en caso contrario, mediante la devolución del bien al arrendador). En el apéndice 6b se indican las referencias a las secciones de este Manual donde se analizan los arrendamientos financieros.

5.60 Las operaciones de arrendamiento financiero pueden distinguirse de otras operaciones de arrendamiento identificadas en las estadísticas macroeconómi-cas porque todos los riesgos y todas las retribuciones de la propiedad se transfieren del titular legal del activo fijo (el arrendador) al usuario del mismo (el arrendatario). Entre otros tipos de arrendamientos cabe señalar los siguientes:

  • a) Arrendamientos operativos. Un arrendamiento operativo es aquel en que el propietario legal de un activo producido también es el propietario económico y tiene los riesgos operativos y los beneficios de la propiedad del activo. Un indicador de un arrendamiento operativo es que es responsabilidad del propietario legal proporcionar los servicios de reparación y mantenimiento necesarios del activo. En el arrendamiento operativo, el activo permanece en el balance del arrendador. Los arrendamientos operativos dan lugar a servicios, como se explica con más detalle en los párrafos 10.153–10.157.

  • b) Arrendamientos de recursos naturales. Un arrendamiento de recursos naturales es un acuerdo en virtud del cual el propietario legal de un recurso natural de duración indefinida lo pone a disposición del arrendatario a cambio de un ingreso periódico, que se registra como una renta. El recurso sigue registrándose en el balance del arrendador aunque sea utilizado por el arrendatario. Pueden existir otros acuerdos relacionados con recursos naturales que correspondan a una venta en firme de un recurso natural al arrendatario (como los licencias del espectro durante un largo período; véase el párrafo 13.9). Algunos arrendamientos de recursos naturales, como las licencias mineras pagadas por no residentes, dan lugar a la imputación a una unidad residente hipotética (véanse los párrafos 4.34–4.40), de forma que el arrendamiento tiene lugar entre residentes, y las transacciones internacionales relacionadas con el arrendamiento se registran como participaciones de inversión directa en la unidad hipotética.

  • c) Contratos, arrendamientos y licencias. Un arrendamiento transferible distinto de un arrendamiento financiero que se ajusta a la definición de un activo económico se indica en la cuenta de capital como un activo no financiero no producido, como se analiza en los párrafos 13.11–13.15.

Reaseguros financieros o de riesgo limitado

5.61Los reaseguros financieros o de riesgo limitado se definen como un tipo de póliza de seguro sin ninguna transferencia de riesgo o muy limitada. Según el riesgo transferido, puede clasificarse como un préstamo o una póliza de seguro. Por ejemplo, una compañía de seguros puede suscribir una póliza de riesgo limitado que le permite recibir fondos prestados en caso de incurrir en montos considerables de indemnizaciones. No obstante, como estos montos son reembolsables, la póliza desempeña una función de financiamiento, y los montos obtenidos conforme a la póliza se clasifican como un préstamo. En cambio, si los montos recibidos en virtud de la póliza no son reembolsables, entonces se produce una transferencia del riesgo al reasegurador, de forma que desempeña una función de mancomunación de los riesgos y forma parte de la categoría seguros.

e. Seguros, pensiones y mecanismos normalizados de garantía

5.62Los seguros, pensiones y mecanismos normalizados de garantía comprenden:

  • a) Reservas técnicas de seguros no de vida.

  • b) Seguros de vida y derechos a rentas vitalicias.

  • c) Derechos jubilatorios, derechos de los fondos de pensiones sobre activos de los administradores de pensiones y derechos a prestaciones no jubilatorias.

  • d) Provisiones para peticiones de fondos en virtud de garantías normalizadas.

5.63 Estas reservas, derechos a prestaciones y provisiones representan pasivos del asegurador, fondo de pensiones o emisor de garantías normalizadas, y un correspondiente activo para los tenedores de las pólizas o beneficiarios. Los valores agregados de estos pasivos pueden estimarse actuarialmente porque la compañía o fondo tiene un conjunto de pasivos, pero el valor está menos claro para los tenedores de activos. Los aseguradores, los fondos de pensiones y los garantes suelen mantener una variedad de activos que les permiten cumplir con sus obligaciones; no obstante, estos no son necesariamente equivalentes a los pasivos originados por provisiones y derechos a prestaciones.

Reservas técnicas de seguros no de vida

5.64 Las reservas técnicas de seguros no de vida comprenden:

  • a) Las reservas para primas de seguros no devengadas, que son pagos anticipados de primas. Por lo general, las primas se pagan al comienzo del período cubierto por la póliza. En una base devengado, las primas se acumulan a lo largo del período de la póliza, de modo que el pago inicial implica un prepago o anticipo. También incluye las reservas para riesgos no vencidos.

  • b) Las reservas para indemnizaciones pendientes, que son montos determinados por las compañías de seguros para cubrir los pagos previstos que se desprenderán de hechos que ya han ocurrido pero cuyas indemnizaciones aún no han sido acordadas. Los aseguradores pueden identificar otras reservas, como las reservas de equiparación. Sin embargo, estas solamente se reconocen como pasivos y activos respectivos en el momento en que ocurre el suceso que da lugar a un pasivo. De lo contrario, las reservas de equiparación son asientos contables internos efectuados por el asegurador que representan ahorro para cubrir catástrofes que ocurren de forma irregular y, por lo tanto, no representan ninguna indemnización actual para los titulares de pólizas.

En esta partida se incluyen los seguros y reaseguros directos no de vida. Los seguros y la terminología relacionada con este tema se explican con más detalle en el apéndice 6c.

Seguros de vida y derechos a rentas vitalicias

Referencia:

5.65 Esta categoría comprende las reservas de las compañías de seguros de vida y empresas que ofrecen contratos de renta vitalicia por los pagos anticipados de primas y los pasivos acumulados a favor de los titulares de pólizas de seguros de vida y los beneficiarios de rentas vitalicias. Los seguros de vida y derechos a rentas vitalicias se utilizan para proporcionar beneficios a los titulares de pólizas al vencimiento de estas, o para compensar a los beneficiarios por la muerte de un asegurado; por consiguiente, se mantienen separados de los fondos de los accionistas. Estos derechos se consideran como pasivos de las compañías de seguros y activos de los titulares de las pólizas y sus beneficiarios. Los derechos a rentas vitalicias son el cálculo actuarial del valor presente de las obligaciones de pagar un ingreso futuro hasta el fallecimiento de los beneficiarios.

Derechos a prestaciones jubilatorias

Referencia:

5.66 Los derechos a prestaciones jubilatorias muestran el alcance de los derechos financieros de pensionistas actuales y futuros frente a sus empleadores o a un fondo designado por el empleador para pagar las pensiones devengadas como parte del acuerdo de remuneración entre el empleador y el empleado. La economía de residencia de los planes de pensiones puede diferir de la de algunos de sus beneficiarios, en particular en el caso de los trabajadores fronterizos, los trabajadores extranjeros que vuelven a casa, las personas que se jubilan en una economía diferente, el personal de los organismos internacionales y los empleados de grupos de empresas transnacionales que tienen un solo fondo de pensiones para todo el grupo. Además de los pasivos de los fondos de pensiones, en esta categoría se incluyen los pasivos de los planes de pensiones no capitalizados. Existen diferentes supuestos y métodos para calcular los derechos en fondos de pensiones; por lo tanto, la naturaleza de la cobertura y las estimaciones deberán indicarse en los metadatos. Al igual que las pensiones, algunos planes pueden tener otros pasivos conexos, como las prestaciones de salud, que se incluyen en los derechos a prestaciones no jubilatorias. Además de los pasivos por derechos a prestaciones jubilatorias frente a sus beneficiarios, un fondo de pensiones puede tener en algunos casos un derecho frente al empleador, otro patrocinador u otra parte, como un administrador del plan. Por otro lado, el patrocinador u otra parte puede tener un derecho sobre un excedente del fondo. Estos derechos se incluyen en derechos de fondos de pensiones sobre activos de los administradores de pensiones.

5.67 Los pagos potenciales de los planes de seguridad social pueden no ser reconocidos como activos o pasivos financieros. No obstante, si un fondo de seguridad social también actúa como un plan de pensiones (como a veces es el caso para los empleados públicos actuales y antiguos), estas obligaciones de los planes de pensiones se incluyen en esta categoría, pero no las de la seguridad social del fondo de pensiones.

Provisiones para las peticiones de fondos en virtud de garantías normalizadas

Referencia:

5.68Las garantías normalizadas se definen como aquellas que no se otorgan a través de un derivado financiero (como los swaps de incumplimiento de crédito), pero para las cuales se puede conocer plenamente la probabilidad de incumplimiento. Estas garantías cubren tipos semejantes de riesgos de crédito en una gran cantidad de situaciones. Cabe citar como ejemplo las garantías emitidas por los gobiernos para créditos de exportación o préstamos para educación. Generalmente no es posible estimar con precisión el riesgo de incumplimiento de un préstamo determinado, pero a partir de un gran número de préstamos puede obtenerse una estimación confiable de la cantidad de ellos que se incumplirán. Por lo tanto, un garante puede determinar los cargos que cobrará por una garantía en base a los mismos principios que una compañía de seguros en virtud de los cuales los cargos recibidos en relación con muchas pólizas cubren las pérdidas de unas pocas. Las garantías normalizadas pueden compararse con otros dos tipos de garantías:

  • a) Garantías que son derivados financieros (como se definen en el párrafo 5.80). Las garantías que cumplen la definición de derivados financieros protegen, en cada caso particular, al prestamista frente a ciertos tipos de riesgos derivados de una relación de crédito mediante el pago al garante de un cargo por un período específico. Las garantías cubiertas son tales que la experiencia en el mercado permite al garante aplicar acuerdos jurídicos marco o efectuar una estimación razonable de la probabilidad de incumplimiento del prestatario y calcular las condiciones adecuadas para el derivado financiero. Los swaps de incumplimiento de crédito se incluyen en los derivados financieros como opciones.

  • b) Garantías por una sola vez. Las garantías por una sola vez se aplican cuando las condiciones del préstamo o del título garantizado son tan particulares que resulta imposible calcular con precisión el riesgo que entrañan. Estas garantías se reconocen como activos económicos únicamente cuando se activan, es decir, cuando tiene lugar el evento que responsabiliza al garante por el pasivo. Estas garantías son activos contingentes hasta que se activan (véase el párrafo 5.12). (Véanse los párrafos 8.42–8.45 sobre los flujos relacionados con su activación). No obstante, las garantías por una sola vez concedidas por los gobiernos a las sociedades en dificultades financieras y con una probabilidad muy alta de ser rescatadas se tratan como si se activasen en el momento de su creación (véase el párrafo 13.34).

f. Otras cuentas por cobrar/por pagar

5.69Otras cuentas por cobrar/por pagar se componen de a) créditos y anticipos comerciales y b) otros.

Créditos y anticipos comerciales

5.70Los créditos y anticipos comerciales comprenden a) los créditos concedidos directamente por los proveedores de bienes y servicios a sus clientes7 y b) los anticipos por trabajos en curso (o por trabajos que aún no se hayan iniciado) y los pagos por adelantado de los clientes por bienes y servicios aún no recibidos.

5.71 Los créditos y anticipos comerciales se originan cuando el pago por bienes o servicios (distintos de los SIFMI y los pagos anticipados de servicios de seguros)8 no se efectúa al mismo tiempo que el traspaso de propiedad de un bien o la prestación de un servicio. Si se realiza un pago antes del traspaso de propiedad, se considera un anticipo. Por ejemplo, los pagos iniciales o depósitos (cuando la propiedad de los fondos cambia de manos) se incluyen en anticipos comerciales. La transferencia de propiedad de bienes de capital de alto valor puede dar lugar a créditos y anticipos comerciales, solamente si existe una diferencia entre el momento en que se traspasa la propiedad y los pagos progresivos (véanse los párrafos 3.44 y 10.28). Si los bienes o servicios en el marco de contratos de trueque no cambian de propietario al mismo tiempo que los bienes y servicios correspondientes, se registra un asiento en créditos y anticipos comerciales.

5.72 Los créditos y anticipos comerciales no incluyen los préstamos para financiar el comercio de una unidad institucional distinta de la del proveedor del bien o servicio, ya que se incluyen en préstamos9. Las letras de financiamiento del comercio exterior libradas contra un importador y proporcionadas a un exportador, que este posteriormente descuenta con una institución financiera, pueden considerarse como un otorgamiento directo de crédito por parte del exportador, pero una vez descontadas pasan a constituir un activo de un tercero frente al importador. Cuando un instrumento proporcionado al exportador es negociable debido a sus características, debe clasificarse como título. Un proveedor también puede vender créditos relacionados con el comercio exterior distintos de las letras de comercio exterior a una empresa de factoring, en cuyo caso el derecho se recla-sifica de la categoría de crédito comercial a la de otras cuentas por cobrar/por pagar.

Otras cuentas por cobrar/por pagar: Otros

5.73 La otra categoría de otras cuentas por cobrar/por pagar incluye las cuentas por cobrar o por pagar distintas de las incluidas en la categoría créditos y anticipos comerciales u otros instrumentos. Incluye los pasivos por impuestos, compra y venta de títulos, comisiones de los préstamos de títulos, comisiones de los préstamos de oro, sueldos y salarios, dividendos, y contribuciones sociales ya devengadas pero aún no pagadas. También incluye los pagos anticipados por estos rubros. Los intereses devengados deben registrarse con los activos o pasivos financieros sobre los que se devengan y no en otras cuentas por cobrar/por pagar. No obstante, con respecto a las comisiones de los préstamos de títulos y de oro, que se consideran como intereses por convención (véanse los párrafos 11.67–11.68), los asientos correspondientes se incluyen en otras cuentas por cobrar/por pagar, y no con el instrumento con el cual están relacionadas.

4. Otros activos y pasivos financieros

a. Oro monetario

5.74El oro monetario es oro sobre el cual las autoridades monetarias (u otras entidades sujetas al control efectivo de las autoridades monetarias) tienen título de propiedad y lo mantienen como activo de reserva. Comprende el oro en lingotes y las cuentas de oro no asignadas con no residentes que otorgan el derecho a exigir la entrega de oro. El oro en lingotes adopta la forma de monedas, lingotes o barras, con una pureza mínima de 995/1.000, incluido el oro mantenido en cuentas de oro asignadas.

5.75 Todo el oro monetario se incluye en los activos de reserva o es mantenido por los organismos financieros internacionales. Las autoridades monetarias y los activos de reserva se examinan con mayor detalle en la sección F del capítulo 6 sobre las categorías funcionales. El oro en lingotes incluido en el oro monetario es un activo financiero frente al cual no existe ningún pasivo. El oro en lingotes que no se mantiene como activo de reserva no es un activo financiero y se incluye en el oro no monetario, en la cuenta de bienes y servicios; véanse los párrafos 10.50–10.54. En algunos casos, un banco central puede poseer oro en lingotes que no se mantenga como activos de reserva (como ocurre a veces cuando actúa como revendedor monopolístico de oro extraído de la mina).

Cuentas de oro

Cuentas de oro asignadas

5.76Las cuentas de oro asignadas proporcionan la propiedad de una parte específica de oro. El oro sigue perteneciendo a la entidad que lo coloca bajo custodia segura. Estas cuentas comúnmente ofrecen comprar, almacenar y vender lingotes de grado de inversión y monedas por encargo. Las cuentas de este tipo constituyen una propiedad directa y total del oro. Cuando se mantienen como activos de reserva, las cuentas de oro asignadas se clasifican como oro monetario. Cuando no se mantienen como activos de reserva, las cuentas de oro asignadas se consideran como representativas de la propiedad de un bien.

Cuentas de oro no asignadas

5.77 En cambio, las cuentas de oro no asignadas representan un derecho a exigir al operador de la cuenta la entrega de oro. Con respecto a estas cuentas, el proveedor de la cuenta es el propietario de una base de reserva de tenencias físicas de oro (asignado) y otorga a los tenedores de las cuentas derechos denominados en oro. Cuando se mantienen como activos de reserva, las cuentas de oro no asignadas se clasifican como oro monetario. Los activos en cuentas de oro no asignadas no mantenidas como activos de reserva, y todos los pasivos en cuentas de oro no asignadas, se clasifican como depósitos. Las cuentas de oro se distinguen de las cuentas que están vinculadas (indexadas) al oro pero que no otorgan el derecho a exigir la entrega de oro; estas cuentas no forman parte del oro monetario. Se las clasifica según su naturaleza como instrumento financiero, normalmente como depósitos.

Relación con el oro no monetario

5.78 A diferencia del oro monetario, que es un activo financiero, las tenencias físicas de oro no monetario son un bien. (Los párrafos 10.50–10.54 se refieren al oro no monetario en la cuenta de bienes y servicios). Del mismo modo, otros metales preciosos son bienes y no activos financieros. El oro monetario se trata de otra manera por su función como medio de pagos internacionales y reserva de valor para el uso en los activos de reserva. Los cambios en la clasificación entre oro monetario y oro no monetario se indican en la cuenta de otras variaciones de activos y pasivos, como se señala en los párrafos 9.18–9.20.

b. Derivados financieros y opciones de compra de acciones por parte de empleados

5.79 Los derivados financieros y las opciones de compra de acciones por parte de empleados son activos y pasivos financieros que tienen algunas características similares, como un precio de ejercicio y algunos de los mismos elementos de riesgo. No obstante, si bien ambos transfieren riesgo, las opciones de compra de acciones por parte de empleados constituyen una forma de remuneración.

Derivados financieros

5.80Un contrato de derivados financieros es un instrumento financiero vinculado a otro instrumento financiero específico o indicador o materia prima, a través del cual pueden negociarse en los mercados financieros, por derecho propio, riesgos financieros específicos (como riesgo de variaciones de tasas de interés, riesgo cambiario, riesgo de variaciones de las cotizaciones bursátiles y de los precios de las materias primas, riesgo de crédito, etc.). Las transacciones y posiciones de derivados financieros deberán tratarse por separado y no como parte integral del valor de los activos a los que están vinculadas.

5.81 El riesgo que encierra un contrato de derivados financieros puede negociarse al negociar el contrato en sí, como ocurre con las opciones, o al crear un nuevo contrato cuyas características de riesgo son de igual magnitud, pero sentido contrario, que las del contrato existente. Este último procedimiento, denominado compensabilidad, es habitual en los mercados de futuros. La compensabilidad significa que a menudo es posible eliminar el riesgo vinculado con un derivado financiero creando un contrato nuevo pero “de sentido inverso” cuyas características compensen el riesgo del primer instrumento. La compra del nuevo instrumento derivado es equivalente, desde el punto de vista funcional, a vender el primer instrumento derivado porque, como resultado, se elimina el riesgo. Por consiguiente, la capacidad de compensar el riesgo en el mercado se considera el equivalente de la negociabilidad para la demostración del valor. La erogación que se requiere para sustituir el contrato existente representa su valor; no es necesaria una compensación efectiva para demostrar el valor.

5.82 En muchos casos, los contratos de derivados se liquidan mediante pagos de montos netos en efectivo y no con la entrega de los activos subyacentes. Cuando llega la fecha de liquidación del derivado financiero, todo monto vencido y no pagado se reclasifica como cuentas por cobrar/por pagar ya que su valor es fijo y, por lo tanto, cambia la naturaleza del activo, que se convierte en deuda.

5.83 Los acuerdos financieros que se describen a continuación no son derivados financieros:

  • a) Un contrato a precio fijo de bienes y servicios no es un derivado financiero a menos que el contrato esté normalizado de manera tal que su riesgo implícito pueda negociarse por derecho propio en los mercados financieros. Por ejemplo, la opción de compra de un avión a un fabricante no se clasifica como derivado financiero; si la opción de compra es transferible, y de hecho se ha transferido, la transacción se registra en contratos, arrendamientos y licencias, examinados en los párrafos 13.11–13.12.

  • b) Los seguros y las garantías normalizadas no son derivados financieros. Los seguros implican la recaudación de fondos de los titulares de las pólizas para sufragar obligaciones futuras en caso de que se produzcan los sucesos especificados en las pólizas de seguro. Esto significa que el seguro se utiliza para gestionar el riesgo mediante su diversificación, y no mediante su negociación. No obstante, algunas garantías no normalizadas cumplen plenamente la definición de derivados financieros (como se explica en el párrafo 5.68).

  • c) Los activos y pasivos contingentes, como las garantías por una sola vez y las cartas de crédito, no son activos financieros (como se señala en los párrafos 5.10–5.13).

  • d) Los instrumentos con derivados incorporados no son derivados financieros. Un instrumento con un derivado incorporado aparece cuando se incorpora la característica de un derivado en un instrumento financiero estándar y dicha característica es inseparable del instrumento. Si un instrumento primario, como un título o préstamo, contiene un instrumento incorporado, se valora y se clasifica según sus características primarias, aunque el valor de ese título o préstamo bien puede diferir de los valores de títulos y préstamos similares debido a que se le ha incorporado un instrumento derivado10. Cabe citar como ejemplos los bonos convertibles en acciones y los títulos con opciones de reembolso del principal en monedas diferentes a las de su emisión. No obstante, los warrants separables se consideran derivados financieros separados, porque pueden separarse y venderse en los mercados financieros.

  • e) Las demoras del momento de registro que se producen en el curso normal de las operaciones y que pueden traer aparejada una exposición a fluctuaciones de precios no dan lugar a transacciones ni a posiciones en derivados financieros. Dichas demoras son, entre otras, los períodos de liquidación normales de transacciones en efectivo en los mercados financieros.

5.84 Los derivados financieros se dividen en dos grupos principales: las opciones y los contratos a término.

Opciones

5.85En un contrato de opciones, el comprador adquiere del vendedor el derecho a comprar o a vender (según el tipo de opción, que puede ser de compra, o call, o de venta, o put) un activo subyacente especificado a un precio de ejercicio en una fecha especificada o antes de esa fecha. El comprador de la opción paga una prima al emisor de la misma. A cambio de ello, adquiere el derecho pero no la obligación de comprar (en el caso de una opción de compra o call) o de vender (en el caso de una opción de venta o put) un activo subyacente especificado (real o financiero) a un precio contractual acordado (el precio de ejercicio) en una fecha especificada o antes de esa fecha. (En un mercado de derivados, el propio mercado puede actuar como contraparte de cada contrato).

5.86 Las opciones pueden compararse con los contratos a término en los siguientes aspectos:

  • a) Al principio de un contrato a término, normalmente no se efectúa un pago inicial y el contrato de derivado tiene un valor inicial de cero, mientras que suele pagarse una prima por la opción que representa un valor diferente de cero por el contrato.

  • b) En el caso de un contrato a término, durante su vigencia, cualquiera de las partes puede ser deudor o acreedor, y puede cambiar, mientras que en el caso de las opciones el comprador siempre es el acreedor y el emisor siempre el deudor.

  • c) Al vencimiento de un contrato a término, el rescate es incondicional, mientras que en un contrato de opciones este viene definido por el comprador de la opción.

5.87 Los warrants son un tipo de opción financiera que confiere al propietario el derecho pero no la obligación de comprarle al emisor del warrant un monto fijo de activos subyacentes, como acciones y bonos, a un precio contractual convenido inicialmente durante un período determinado o en una fecha determinada. Aunque son similares a otras opciones negociables, un factor distintivo es que el ejercicio de los warrants puede crear nuevos títulos y, por lo tanto, diluir el capital del bono o los accionistas existentes, mientras que las opciones negociables confieren derechos sobre activos que ya están disponibles.

Contratos a término (o a plazo)

5.88Un contrato a término es un contrato incondicional mediante el cual las partes convienen en canjear determinada cantidad de un activo subyacente (real o financiero) a un precio contractual acordado (el precio de ejercicio) y en una fecha determinada. Los contratos a término incluyen los futuros y los swaps (distintos de los analizados en el párrafo 5.91). Se utiliza la expresión “contrato a término o a plazo” porque “a término” se utiliza con frecuencia en un sentido más estricto en los mercados financieros (a menudo se excluyen los swaps).

5.89 Los futuros son contratos a término negociados en bolsas organizadas. El mercado facilita la negociación al determinar los términos y condiciones estándar del contrato, actuar como contraparte de todas las operaciones y exigir un depósito inicial de garantía a fin de reducir el riesgo. Los contratos a futuro sobre tasas de interés y los contratos de cambio a término son dos tipos comunes de contratos a término.

5.90 Al comienzo del contrato a término, se intercambian riesgos de igual valor en el mercado y, por lo tanto, el contrato tiene un valor de cero. A medida que va cambiando el precio del activo subyacente, el valor de mercado cambiará, aunque puede volver a cero mediante la liquidación periódica durante la vigencia del contrato. La clasificación de un contrato a término puede cambiar entre las posiciones de activos y pasivos.

Otras cuestiones relacionadas con los derivados financieros

Contratos de swap

5.91En un contrato de swap, las partes intercambian, conforme a condiciones preacordadas, flujos de efectivo basados en los precios de referencia de los activos subyacentes. Los contratos de swap clasificados como contratos a término son los swaps de monedas, los swaps de tasas de interés y los swaps cruzados de divisas e intereses. En virtud de un contrato de swap, las obligaciones de cada parte pueden surgir en momentos diferentes, por ejemplo, en un swap de tasas de interés los pagos son trimestrales para una parte y anuales para la otra. En estos casos, los montos trimestrales pagaderos por una parte antes del pago del monto anual por la otra parte se registran como transacciones en el contrato de derivados financieros. Existen otros tipos de acuerdos también denominados swaps pero que no se ajustan a la definición anterior: los swaps de oro (véanse los párrafos 5.55 y 7.58, donde se explica su tratamiento); los acuerdos swap de los bancos centrales (véanse los párrafos 6.102–6.104), y los swaps de incumplimiento de crédito (véase el párrafo 5.93).

5.92 Tratándose de contratos de swap de derivados financieros en moneda extranjera, como los swaps de monedas, es necesario distinguir entre una transacción en un contrato de instrumentos derivados y las transacciones en las monedas subyacentes. Al inicio del contrato, las partes intercambian los instrumentos financieros subyacentes (que, por lo general, se clasifican en otra inversión). En el momento de la liquidación, la diferencia entre los valores (que se miden en la unidad de cuenta y al tipo de cambio vigente) de las monedas objeto del intercambio se asigna a una transacción en derivados financieros, y los valores intercambiados se registran en la otra partida correspondiente (generalmente en otra inversión).

Derivados sobre créditos

5.93Los derivados sobre créditos son derivados financieros cuyo fin primario consiste en negociar un riesgo de crédito. Se utilizan para negociar los riesgos de incumplimiento de préstamos y títulos. En cambio, los derivados financieros descritos en los párrafos anteriores están relacionados principalmente con el riesgo de mercado, que depende de los cambios en los precios de mercado de los títulos, las materias primas, las tasas de interés y los tipos de cambio. Los derivados de crédito pueden asumir la forma de contratos a término (swaps de rendimientos totales) o de opciones (swaps de incumplimiento de crédito). En el marco de un swap de incumplimiento de crédito, las primas se pagan a cambio de un pago en efectivo en caso de incumplimiento del deudor del instrumento subyacente. A semejanza de otros derivados financieros, los derivados sobre créditos suelen establecerse conforme a acuerdos legales estándar que especifican procedimientos sobre depósitos de garantía, que sirven como base para determinar su valor de mercado.

Depósitos de garantía

5.94Son pagos de efectivo o depósitos de garantía que cubren obligaciones presentes o potenciales incurridas. La imposición de un depósito de garantía refleja la preocupación del mercado sobre el riesgo de la contraparte y es una característica habitual de los mercados de instrumentos derivados, especialmente los futuros y las opciones negociadas en los mercados bursátiles. Los depósitos de garantía se clasifican en reembolsables o no reembolsables:

  • a) Los depósitos de garantía reembolsables están constituidos por efectivo u otros instrumentos de garantía que se depositan con el fin de proteger a una de las partes contratantes del riesgo de incumplimiento de la otra parte. La parte que efectuó el depósito sigue siendo propietaria de este. Los depósitos de garantía reembolsables en efectivo se clasifican como depósitos (si los pasivos del deudor se incluyen en el dinero en sentido amplio) o en otras cuentas por cobrar/por pagar. Cuando un depósito de garantía reembolsable se hace en un activo no monetario (como títulos negociables), no se registra transacción alguna porque no hubo traspaso de propiedad económica.

  • b) Los pagos de depósitos de garantía no reembolsa-bles reducen el pasivo financiero creado mediante un derivado. En mercados bursátiles organizados, el depósito de garantía no reembolsable (también llamado reposición o variación de la garantía del margen) se paga diariamente para hacer frente a los pasivos registrados como consecuencia de la revaloración diaria de los precios de los instrumentos derivados a su valor de mercado. La entidad que repone la garantía no conserva la propiedad del depósito ni los riesgos y retribuciones que le confiere dicha propiedad. Los pagos de depósitos de garantía no reembolsables se clasifican como transacciones de derivados financieros.

Estos principios para la clasificación de los depósitos de garantía también se aplican a nivel más general a los depósitos de garantía relacionados con las posiciones en otros activos financieros.

Detalles complementarios

5.95 Podrían presentarse desgloses complementarios de los derivados financieros por tipo:

  • a) Opciones.

  • b) Contratos a término.

Estos tipos de derivados se definen en los párrafos 5.85 y 5.88, respectivamente. También pueden efectuarse desgloses complementarios de los derivados financieros por categorías de riesgo de mercado:

a) Moneda extranjera.

b) Tasa de interés en una sola moneda.

c) Participaciones de capital.

d) Materias primas.

e) Crédito.

f) Otras categorías.

Sin embargo, en la práctica, un derivado puede abarcar más de una categoría de riesgo. En estos casos, los derivados que simplemente están expuestos a una combinación de riesgos deben declararse por separado en función de cada uno de sus componentes. Los derivados que no pueden desglosarse en varios componentes de riesgo separados deben declararse solamente en una categoría de riesgo. La asignación de estos productos expuestos a múltiples riesgos dependerá del componente de riesgo subyacente que sea más significativo. No obstante, si existen dudas acerca de la clasificación correcta de los derivados expuestos a múltiples riesgos, la asignación según el componente de riesgo debe basarse en el orden de prelación adoptado por el BPI: materias primas, participaciones de capital, moneda extranjera y tasa de interés en una sola moneda.

Opciones de compra de acciones por parte de empleados

5.96Las opciones de compra de acciones por parte de empleados son opciones para comprar participaciones del capital de una empresa que se ofrecen a los empleados como forma de remuneración. En unos pocos casos, la empresa que emite la opción es residente de una economía diferente de la del empleado (por ejemplo, el empleador es una sucursal o filial de la empresa a la cual corresponde la opción). El comportamiento de las opciones de compra de acciones por parte de empleados en la fijación de precios es similar al de los derivados financieros, pero su naturaleza—incluidos los acuerdos con respecto a las fechas de adjudicación y traspaso—y objetivo (motivar a los empleados a contribuir a aumentar el valor de la empresa, y no negociar los riesgos) son distintos. Si una opción de compra de acciones otorgada a un empleado puede ser negociada en los mercados financieros sin restricción alguna, se clasifica como derivado financiero.

5.97 En algunos casos, pueden proporcionarse opciones de compra de acciones a los proveedores de bienes y servicios de la empresa. Aunque estos no son empleados de la empresa, por conveniencia también se registran en la categoría de opciones de compra de acciones por parte de empleados porque su naturaleza y motivación son similares. (Si bien el correspondiente asiento para las opciones de compra otorgadas a empleados se registra como remuneración de asalariados, como se señala en el párrafo 11.20, el correspondiente asiento para las opciones de compra otorgadas a proveedores se registra como bienes y servicios prestados).

5.98 Con respecto a las transacciones relacionadas con la emisión de opciones de compra de acciones por parte de empleados, véase el párrafo 8.41.

C. Atrasos

5.99 Puede crearse una subclasificación adicional para los instrumentos en mora. Los atrasos se definen como los montos vencidos e impagos. Solo los montos vencidos se clasifican como atrasos; por ejemplo, en el caso de cuotas vencidas, únicamente la parte vencida se encuentra en mora.

5.100 Los atrasos relacionados con el financia-miento excepcional se indican como partidas informativas en todos los casos. (El financiamiento excepcional se define y examina en el apéndice 1).

5.101 Los atrasos no relacionados con el finan-ciamiento excepcional pueden registrarse como una categoría suplementaria en total y en la categoría de los activos y pasivos financieros específicos afectados. Los datos por separado sobre los atrasos pueden tener interés analítico si se observa que el valor de los atrasos es alto o está aumentado rápidamente. Los indicadores sobre otros aspectos de los préstamos dudosos y otros derechos financieros se analizan en los párrafos 7.45–7.54.

5.102 Los atrasos pueden estar relacionados ya sea con a) la reclasificación de un instrumento existente cuando se produce un cambio en las condiciones debido a las disposiciones del contrato original o un cambio en la naturaleza del activo cuando se registra un atraso en la liquidación de un derivado financiero (véase el párrafo 5.82) o con b) la creación de un nuevo instrumento debido a la renegociación de las condiciones (véase también el párrafo 8.58). En ambos casos, los montos que no se pagan a su vencimiento deben incluirse en atrasos. Un pasivo dejar de estar en mora si se efectúan todos los pagos vencidos. El tratamiento de los atrasos en base devengado se analiza en los párrafos 3.56–3.57.

D. Clasificación por vencimiento

5.103 Los instrumentos de deuda se clasifican según su vencimiento, es decir, según sean a largo o a corto plazo:

  • a) A corto plazo se define como pagadero a la vista o con un plazo de vencimiento de un año o menos. (Pagadero a la vista se refiere a una decisión tomada por el acreedor; un instrumento en que el deudor pueda efectuar el reembolso en cualquier momento y puede ser corto o a largo plazo).

  • b) A largo plazo se define como con un plazo de vencimiento superior a un año o sin un plazo de vencimiento determinado (distinto de a la vista, que se incluye en a corto plazo).

Esta clasificación proporciona información sobre las características de liquidez de la deuda. La moneda figura en los vencimientos a corto plazo. Dada la naturaleza de la relación existente entre las partes, en caso de que no se conozca el plazo de vencimiento todo el crédito entre empresas (que se definen en el párrafo 6.26) puede clasificarse como a largo plazo por convención. Las reservas de seguros, derechos a prestaciones de jubilación y provisiones para mecanismos normalizados de garantía podrían clasificarse por vencimiento; sin embargo, si los datos no están disponibles, puede adoptarse la convención de que todos son a largo plazo. Cuando los títulos contienen una opción incorporada, con una fecha en la cual, o después de la cual, el acreedor puede revender la deuda al deudor, el vencimiento se determina sin hacer referencia a estas opciones de venta incorporadas. Si son considerables al presentar datos por su vencimiento residual (véase el párrafo 5.105), pueden proporcionarse datos suplementarios sobre los títulos a largo plazo que vencen dentro de un año o antes suponiendo el reembolso anticipado en la fecha de ejercicio de la opción. Los derivados financieros también podrían clasificarse según su vencimiento.

5.104 El vencimiento puede referirse a los dos aspectos siguientes:

  • a) Al vencimiento original (es decir, el período entre la emisión y el pago final programado en forma contractual).

  • b) Al vencimiento residual (es decir, el período entre la fecha de referencia y el pago final programado en forma contractual). También se denomina vencimiento remanente.

En este Manual, el vencimiento original se utiliza en los componentes normalizados, mientras que el vencimiento residual se utiliza en el cuadro A9-IV del apéndice 9 y se recomienda utilizarlo para algunos datos sobre posiciones.

5.105 Los datos desglosados según el vencimiento original y el residual pueden clasificarse de la siguiente manera:

  • a) A corto plazo según el vencimiento original.

  • b) A largo plazo exigible dentro de un año o antes.

  • c) A largo plazo exigible en un plazo superior a un año.

La partida b) puede combinarse con la partida a) para derivar los pasivos exigibles dentro de un año, es decir, la deuda a corto plazo tomando como base el vencimiento residual. La partida b) también puede combinarse con la partida c) para derivar la deuda a largo plazo sobre la base del vencimiento original. En este Manual se recomienda el desglose según el vencimiento residual para los pasivos de deuda pendiente frente a no residentes por sector e instrumento (véase el cuadro A9-IV del apéndice 9).

E. Clasificación por monedas

5.106 Un activo o pasivo financiero puede clasificarse como moneda nacional o extranjera, según su unidad de cuenta, denominación o liquidación. Estos términos se analizan en los párrafos 3.95–3.97.

5.107 En el cuadro A9-I del apéndice 9 se define un formato para presentar la composición por monedas de los activos y pasivos de deuda pendiente según la moneda de denominación. El cuadro incluye un desglose de los activos de reserva por monedas que se mantienen en la cesta del DEG y por monedas que no forman parte de esta cesta. Reconociendo que para algunos sectores, como las sociedades no financieras y los hogares, puede resultar difícil obtener datos completos de los declarantes, el cuadro incluye una fila denominada “sin asignación”.

5.108 En el cuadro A9-I del apéndice 9, por convención, las tenencias de DEG, la posición de reserva en el FMI y el oro monetario se clasifican como activos de reserva en la cesta del DEG. También incluye los derivados financieros celebrados con no residentes por los cuales se ha de recibir o efectuar un pago en moneda extranjera. Los contratos de derivados financieros para la compra de moneda extranjera a cambio de moneda nacional se clasifican como derivados financieros por los cuales se recibe moneda extranjera. Si en cambio se trata de un contrato para adquirir moneda nacional a cambio de moneda extranjera en una fecha futura, se trata de un derivado financiero por el que ha de realizarse un pago en moneda extranjera. Análogamente, una opción de compra de moneda extranjera (venta de moneda nacional) se clasifica como derivado financiero por el que se ha de recibir un pago en moneda extranjera, y viceversa11. El factor decisivo para determinar si el derivado financiero debe clasificarse como un contrato por el que se ha de recibir o efectuar un pago en moneda extranjera es la exposición al riesgo de fluctuaciones cambiarias. Por consiguiente, si el pago de un contrato de derivados financieros está vinculado a una moneda extranjera, aun cuando el pago deba efectuarse en moneda nacional, el derivado financiero debe clasificarse como contrato por el que se ha de recibir un pago en moneda extranjera, y viceversa. Si en un mismo contrato de derivados financieros se establece que se pagará y se recibirá moneda extranjera, el monto teórico deberá incluirse en ambas categorías (es decir, como pago en moneda extranjera por efectuar y por recibir)12.

F. Clasificación por tipo de tasa de interés

5.109Los instrumentos de deuda pueden clasificarse según la tasa de interés sea variable o fija. Este desglose puede resultar útil para algunos análisis, en el sentido de que los instrumentos a una tasa de interés variable están sujetos a la fluctuación de los flujos de ingreso debido a las variaciones de las condiciones del mercado, mientras que los títulos a una tasa de interés fija están más sujetos a las variaciones de precios. Podría considerarse este desglose como posible información suplementaria, como en Estadísticas de la deuda externa: Guía para compiladores y usuarios.

5.110 Los instrumentos de deuda a tasa variable son aquellos en que los intereses están vinculados a un índice de referencia, por ejemplo, la LIBOR (tasa interbancaria de oferta de Londres), al precio de una materia prima específica o al precio de un determinado instrumento financiero que habitualmente fluctúa a lo largo del tiempo, de manera continua, como reacción frente a las condiciones del mercado. Todos los demás instrumentos de deuda deben clasificarse como instrumentos a tasa fija. La tasa de interés que se ajusta, pero solo con una periodicidad mayor de un año, se considera fija. La tasa de interés que se ajusta cada año o antes se considera variable.

5.111 Los intereses sobre la deuda vinculada a la calificación crediticia de otro prestatario deben clasificarse como intereses a tasa fija pues las calificaciones crediticias no varían de manera continua frente a las condiciones del mercado, en tanto que los intereses sobre la deuda vinculada a un índice de precios de referencia deben clasificarse como intereses a tasa variable, siempre y cuando los precios que sirven de base para el índice de referencia estén determinados fundamentalmente por el mercado.

5.112 La clasificación de un activo o pasivo financiero puede cambiar a lo largo del tiempo, por ejemplo, si la tasa de interés fija se reemplaza por una tasa variable. En el período en que se aplica una tasa fija, el activo o pasivo financiero debe clasificarse como deuda a tasa fija. Cuando la tasa fija se reemplaza por una tasa variable, se clasifica como deuda a tasa variable.

5.113 Los instrumentos indexados se clasifican como instrumentos a tasa variable. En el caso de estos instrumentos, el principal, los cupones, o ambos están indexados a una variable, por ejemplo, a un índice de precios específico o general. Puesto que los instrumentos indexados tienen aspectos variables, un instrumento se clasifica como instrumento a tasa variable si la indexa-ción se aplica al principal o los cupones, o a ambos (a pesar del tratamiento de los intereses analizado en los párrafos 11.59–11.65). No obstante, un instrumento vinculado a una moneda extranjera (como se señala en el párrafo 11.50 b)) se trata como si estuviera denominado en moneda extranjera, y no como si estuviera indexado a esta moneda.

5.114 Si la tasa de interés está vinculada a un índice de referencia, al precio de una materia prima o al precio de un instrumento financiero, pero se mantiene fija a menos que el índice o precio de referencia superen un determinado umbral, debe considerarse como una tasa fija. No obstante, si a partir de entonces se transforma en una tasa variable, el instrumento debe ser reclasificado como instrumento a tasa variable. En cambio, si la tasa de interés es variable hasta que alcanza un nivel máximo o mínimo predeterminado, se transforma en deuda a tasa fija cuando alcanza dicho nivel máximo o mínimo. Si el flujo de ingreso de un instrumento a tasa variable se intercambia por un flujo de ingreso de un instrumento a tasa fija, el swap debe registrarse como que da origen a un derivado financiero, mientras que no debe modificarse la clasificación del instrumento de deuda original.

La fuente de las participaciones de capital privado son los mercados privados; no obstante, las participaciones de capital privado pueden utilizarse para invertir en acciones inscritas, incluidas las adquisiciones de sociedades cotizadas en bolsa, y retirarlas de la inscripción en bolsa.

Los pagos de intereses son los pagos periódicos de los costos por concepto de intereses. Todos los otros pagos relacionados con instrumentos de deuda son pagos de principal. Véase información adicional en Estadísticas de la deuda externa: Guía para compiladores y usuarios, capítulo 2, “Medición de la deuda externa: Definición y principios contables básicos”, y apéndice III, “Glosario de términos de la deuda externa”.

También se utiliza el término “financiamiento estructurado”. Este término se refiere a la reconfiguración de activos financieros existentes—títulos, préstamos u otros activos—en nuevos instrumentos que se estructuran para satisfacer las preferencias de liquidez, solvencia y rendimiento de determinados inversionistas. Estos mecanismos pueden incorporar derivados financieros.

La negociabilidad se define en el párrafo 5.15. Los préstamos pueden negociarse, pero su forma jurídica no está diseñada para ser negociable de la misma forma que los títulos de deuda.

Los swaps de oro no deben confundirse con un swap que da lugar a un derivado financiero. Los dos tipos de acuerdos implican diferentes transferencias de riesgos; en el marco de un swap de oro, la propiedad económica del oro no cambia de manos (véase el párrafo 5.91).

Por ejemplo, podría establecerse un sistema de construcción-propiedad-transferencia para asignar los riesgos y beneficios de la propiedad al gobierno, de forma que el socio privado se consideraría como el proveedor de un arrendamiento financiero.

El crédito comercial se denomina a veces crédito de proveedores.

Los SIFMI devengados pero aún no pagados se incluyen con el instrumento de deuda correspondiente, como los intereses (véase el párrafo 7.41). Los pagos anticipados de primas de seguros se incluyen en reservas técnicas de seguros (véase el párrafo 5.64).

El crédito relacionado con el comercio se identifica como concepto en el capítulo 6, “Principios complementarios de contabilidad de la deuda externa”, de Estadísticas de la deuda externa: Guía para compiladores y usuarios. Comprende los créditos comerciales, las letras relacionadas con el comercio exterior y los créditos otorgados por terceros para financiar operaciones de comercio exterior. Debe compilarse como una partida suplementaria, cuando su magnitud sea considerable.

Si el propietario de un instrumento primario crea posteriormente un nuevo contrato de derivados pero “de sentido inverso” para compensar el riesgo del derivado incorporado, la creación de este nuevo contrato se registra como una transacción separada y no afecta al registro de las transacciones y posiciones en el instrumento primario.

Puede resultar interesante desde el punto de vista analítico distinguir los datos sobre derivados financieros del cuadro I entre posiciones en contratos de opciones y en contratos a término, como en el cuadro III del apéndice 9.

En el párrafo 5.95 se analiza en mayor detalle la clasificación de los contratos de derivados financieros por categorías de riesgo cuando hay dudas sobre la clasificación correcta de los derivados expuestos a múltiples riesgos.

    Other Resources Citing This Publication