Balance of Payments Manual, Sixth Edition
Chapter

Capítulo 4. Territorio económico, unidades, sectores institucionales y residencia

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
January 2012
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

A. Introducción

Referencia:

4.1 Este capítulo aborda la identificación de las unidades estadísticas, su agrupamiento (según la clasificación de los sectores institucionales) y la identificación del territorio económico con el que cada una está más estrechamente conectada (según los criterios de residencia). Como los criterios que se aplican al territorio económico, las unidades, los sectores institucionales y la residencia están armonizados entre todas las directrices estadísticas macroeconómicas, este capítulo se ocupa tanto de principios generales como de temas específicos de relevancia para las cuentas internacionales.

4.2 Los criterios enumerados en este capítulo definen el significado y la cobertura de cada economía nacional. Una economía está integrada por las unidades nacionales que son residentes del territorio económico de esa economía. La mayoría de las entidades tiene vínculos sólidos con una sola economía y entonces la residencia está clara, pero como resultado de la creciente apertura económica internacional cada vez más unidades institucionales están conectadas a más de una economía.

B. Territorio económico

4.3 En el sentido más amplio, el territorio económico puede ser cualquier zona geográfica o jurisdicción sobre la cual se necesitan estadísticas. La conexión de las entidades con un territorio económico en particular está determinada por aspectos tales como la presencia física y la sujeción a la jurisdicción del gobierno del territorio. De estos aspectos trata la sección del capítulo dedicada a la residencia (véanse los párrafos 4.113–4.144).

4.4 El concepto de territorio económico usado con más frecuencia es la zona que se encuentra bajo el control económico efectivo de un solo gobierno. Para los efectos de las estadísticas globales y su declaración al FMI, es importante tener datos sobre todas las zonas—entre ellas, las especiales—bajo el control de un gobierno determinado, aun si para algunos de los fines estadísticos del gobierno esas zonas están excluidas o figuran por separado. Otro tipo de territorio económico es una unión monetaria o económica (véase el apéndice 3). Otros tipos de territorio económico son las partes de una economía, una región o el mundo en su totalidad. Los territorios económicos reflejan todo tipo de alcance para la política o el análisis macroeconómico.

4.5 El territorio económico incluye lo siguiente:

a) La zona terrestre.

b) El espacio aéreo.

c) Las aguas territoriales, incluidas las zonas en las cuales se ejerce jurisdicción sobre los derechos de pesca o los derechos sobre combustibles o minerales.

d) En un territorio marítimo, las islas pertenecientes al territorio.

e) Los enclaves territoriales en el resto del mundo. Se trata de zonas terrestres claramente delimitadas (por ejemplo, embajadas, consulados, bases militares, estaciones científicas, oficinas de información o inmigración, organizaciones de ayuda y representaciones del banco central con carácter diplomático) que se encuentran físicamente ubicadas en otro territorio y que son utilizadas por un gobierno arrendador o propietario para fines diplomáticos, militares, científicos o de otro tipo con el acuerdo político formal del gobierno del territorio en el cual se hallan ubicadas físicamente. Este tipo de zona puede estar compartida con otras organizaciones, pero para clasificarse como enclave sus operaciones deben estar exentas en gran medida de las leyes locales. Sin embargo, las operaciones de un gobierno que están íntegramente sujetas a las leyes de la economía anfitriona no se consideran enclaves, sino como residentes de esa economía.

4.6 El territorio económico posee las dimensiones de jurisdicción legal y de ubicación física, de modo que las sociedades creadas en virtud de su legislación forman parte de la economía. Los conceptos de territorio económico y de residencia sirven para asegurar que cada unidad institucional es residente de un solo territorio económico. El uso de un territorio económico para marcar la extensión de las estadísticas económicas significa que cada miembro de un grupo de empresas afiliadas forma parte de la economía de la cual es residente, en lugar de ser imputado a la economía de la casa central. El énfasis en los datos correspondientes a un territorio económico significa que, para los efectos estadísticos, a veces es necesario dividir una entidad jurídica en unidades separadas ubicadas en diferentes territorios, como se detalla en los párrafos 4.26–4.49.

Organismos internacionales

4.7 El territorio económico de un organismo internacional (definido en los párrafos 4.103–4.107) comprende los enclaves territoriales sobre los que tiene jurisdicción. Estos enclaves son zonas terrestres o estructuras claramente demarcadas de las cuales el organismo internacional es propietario o arrendador y usuario, en virtud de un acuerdo formal con el gobierno del territorio en el que están físicamente situados los enclaves. Cada organismo internacional constituye un territorio económico por derecho propio y abarca las operaciones realizadas en todas sus localidades.

Zonas especiales

4.8 A veces un gobierno mantiene por separado una zona física o jurídica que se encuentra bajo su control pero a la cual se le aplican, en cierta medida, diferentes leyes. Por ejemplo, una zona de libre comercio o un centro financiero offshore pueden estar exentos de ciertas leyes, entre otras, tributarias. Debido a la necesidad de abarcar la totalidad de la economía, de trabajar con datos globales exhaustivos y de mantener la compatibilidad con los datos de las economías socias, estas zonas especiales siempre deben incluirse en las estadísticas económicas de la economía en cuestión. Si bien las cuentas internacionales requieren totales nacionales que muestren todas las actividades económicas de la economía, se pueden preparar datos separados para distintos subsectores de la economía. Como en algunos casos se aplican leyes y políticas diferentes y como las personas, los bienes y los fondos no circulan con total libertad entre una zona y el resto de la economía, es posible que un gobierno prefiera tener datos que permitan efectuar análisis de la zona especial y del resto de la economía juntos o por separado.

Cambios del territorio económico

4.9 La extensión de un territorio económico puede cambiar por varias razones, como se expone a continuación:

  • a) La cesión del control de una zona geográfica, de un gobierno a otro, por consentimiento mutuo o por decisión de un árbitro o tribunal internacional. Estos intercambios cumplen con la definición de una transacción. Por lo tanto, los activos transmitidos de un gobierno a otro se registran como una adquisición de tierras (en la cuenta de capital) o equipos y edificios (en bienes y servicios1, respectivamente, si es posible separarlos). Si el intercambio se efectúa contra un pago o contra la extinción de una obligación, el asiento correspondiente debe efectuarse en la cuenta financiera y por el monto convenido. Si no hay un pago de por medio, el asiento correspondiente es una transferencia de capital. Si hay de por medio un intercambio mutuo de tierras o edificios, los dos asientos que reflejan el intercambio se hacen en valores brutos (cuenta de capital para las tierras y construcción para los edificios en la cuenta de bienes y servicios). Además de estos casos en que participan dos gobiernos, el intercambio de un territorio puede alterar el territorio de residencia de otras unidades institucionales. Al igual que en otros cambios de residencia, el resultado sería otras variaciones del volumen de activos. (Los efectos de los cambios de residencia se explican en los párrafos 9.21–9.23).

  • b) El cambio de condición de una zona como resultado de una ocupación. Puesto que el cambio de condición no es por mutuo acuerdo (según la definición consignada en el párrafo 3.5 del MEFP 2001), no se trata de una transacción. (Sin embargo, toda unidad institucional que haya cambiado de residencia podría experimentar otras variaciones de los activos y pasivos financieros; véanse los párrafos 9.21–9.23).

  • c) La fusión de dos o más territorios económicos para formar un solo gobierno nacional puede considerarse como la absorción de un territorio por parte de otro o como la eliminación de dos territorios y la creación de un tercero. Esta situación se refleja en asientos en la cuenta de otras variaciones del volumen (a saber, eliminación de los pasivos trans-fronterizos entre los dos antiguos territorios y posibles reclasificaciones en las economías que tienen posiciones de activos o pasivos frente a alguno de esos territorios).

  • d) La división de un territorio económico en dos o más territorios no constituye una transacción en sí. Sin embargo, puede haber flujos conexos entre las partes, como por ejemplo la remuneración por la asunción de pasivos, que sí constituyen una transacción y que se clasificarían de acuerdo con las definiciones habituales. Asimismo, habría que dejar asentada en la cuenta de otras variaciones del volumen la aparición de pasivos transfronterizos entre las dos economías que se separan.

Cuando ocurren estos sucesos es fundamental proporcionar metadatos a los usuarios para que sepan cómo afectan a los datos los cambios territoriales.

Zonas conjuntas

4.10 Existen casos de zonas que se encuentran sujetas a administración o soberanía conjunta, es decir, que están bajo el control económico efectivo de dos o más gobiernos. Como estas zonas por lo general están regidas por leyes diferentes de las aplicadas a los territorios primarios de los distintos gobiernos, se las podría considerar un territorio económico por derecho propio. Sin embargo, dado que el número de empresas que albergan suele ser pequeño, quizá sea preferible distribuir esas empresas entre los territorios primarios, en lugar de publicar por separado datos sobre cada zona. La distribución debe prorratearse según el factor que dicten las circunstancias, ya sea un indicador operacional o proporciones iguales para cada uno de los territorios primarios. Esta pauta general debe aplicarse debidamente a las circunstancias económicas de cada caso. Por ejemplo, cuando las empresas que generan la gran mayoría o la totalidad de la actividad económica de la zona en la práctica son explotadas desde la economía de una sola de las autoridades soberanas, quizá sea más conveniente considerar que las empresas son residentes de esa economía y que la otra economía recibe parte del ingreso de la propiedad, los impuestos, etc., evitando la mayor parte de las complicaciones que implica el prorrateo. Los compiladores de las estadísticas de cada territorio primario deben consensuar los métodos para evitar lagunas y duplicaciones. Mediante los metadatos y las consultas pueden contribuir también a la congruencia de los datos bilaterales recopilados por la economía de contraparte.

Definición de una economía

4.11Una economía está integrada por todas las unidades institucionales residentes de un territorio económico determinado. Los conceptos de unidad institucional y residencia se detallan en las secciones C y E de este capítulo, respectivamente.

C. Unidades

4.12 En esta sección se detallan diferentes tipos de unidad institucional. En las cuentas internacionales se puede utilizar unidades institucionales y grupos empresariales locales. Se describen también aquí brevemente las unidades estadísticas que no son ni unidades institucionales ni empresas.

1. Principios generales sobre las unidades institucionales

Referencia:

4.13Los principales atributos de una unidad institucional son los siguientes:

  • a) Puede ser propietaria de bienes o activos por derecho propio y, por lo tanto, puede intercambiar la propiedad de bienes o activos mediante transacciones con otras unidades institucionales.

  • b) Tiene capacidad para tomar decisiones económicas y realizar actividades económicas de las que es directamente responsable ante la ley.

  • c) Tiene capacidad para contraer pasivos en nombre propio, aceptar otras obligaciones o compromisos futuros y suscribir contratos.

  • d) O bien tiene un conjunto completo de cuentas que incluye un balance, o bien es económica y jurídicamente posible y relevante elaborar un conjunto completo de cuentas cuando sea necesario.

Se reconocen como unidades institucionales las sucursales y las unidades residentes hipotéticas (como se explica en los párrafos 4.26–4.44) aunque no cumplan totalmente los criterios a), b) y c).

4.14 En el mundo real hay dos grandes tipos de unidades que pueden considerarse unidades institucionales, a saber:

  • a) Hogares, o sea, personas o grupos de personas.

  • b) Sociedades (o cuasisociedades), instituciones sin fines de lucro y unidades del gobierno, o sea, entidades jurídicas o sociales cuya existencia es reconocida por la ley o la sociedad, independientemente de qué personas o entidades sean sus propietarias o las mantengan bajo su control.

a. Sociedades

4.15 En el sentido jurídico, las sociedades son entidades jurídicas separadas, de modo que entran en la clasificación de unidades institucionales, con la salvedad indicada en el párrafo 4.18. Además de las sociedades en el sentido jurídico, existen estructuras que, sin ser entidades jurídicas por derecho propio, se pueden reconocer como unidades institucionales: cooperativas, sociedades de responsabilidad limitada que no estén constituidas jurídicamente, unidades residentes hipotéticas y otras cuasisociedades. Por ejemplo, las sucursales que se encuentran en una economía distinta de la casa central y las asociaciones no constituyen entidades jurídicas separadas, de modo que no cumplen con los criterios a), b) y c) desde el punto de vista de la capacidad jurídica, pero se las puede clasificar como sociedades porque su comportamiento es parecido.

Cuasisociedades

4.16Una cuasisociedad es un negocio que no está constituido jurídicamente y que funciona como si fuera una entidad separada de su propietario. Recibe la misma clasificación que una sociedad. En el presente Manual, el término “sociedades” incluye las cuasiso-ciedades. Los tipos de cuasisociedad se detallan en los párrafos 4.26–4.49 e incluyen, entre otros, sucursales, residentes hipotéticos para efectos de la propiedad de tierras, fideicomisos, etc. Lo que se pretende con el concepto de cuasisociedad es separar de sus propietarios aquellas empresas no constituidas jurídicamente que son suficientemente autónomas, es decir, que se comportan como si fueran sociedades.

4.17 Por ejemplo, una asociación con un gran número de socios o socios de distintas economías por lo general mantendría sus cuentas y sus negocios separados de los diferentes propietarios y, por ende, podría clasificarse como una cuasisociedad. Una asociación puede ser de responsabilidad limitada o no, pero ese no es el criterio que determina reconocerla como una cuasisociedad. Al igual que los negocios privados, las cuasisociedades pueden formarse en el sector público cuando los gobiernos actúan como productores de mercado, cobran precios económicamente significativos y llevan sus propias cuentas. Una cuasisociedad en una economía puede ser propiedad de residentes de esa misma economía, de no residentes, o de ambos. Algunos negocios no constituidos jurídicamente no cumplen con los criterios de las cuasi-sociedades: por ejemplo, los negocios que son propiedad de los integrantes del mismo hogar y cuyas actividades comerciales no están separadas de las demás actividades del hogar. (No obstante, los criterios que el párrafo 4.27 aplica para reconocer una sucursal significan que una actividad transfronteriza significativa llevará en casi todos los casos a reconocer una cuasisociedad).

Subsidiarias artificiales residentes

4.18 Una subsidiaria artificial residente es una compañía creada para evitar impuestos, minimizar los pasivos en caso de quiebra o conseguir otras ventajas técnicas en el marco de la legislación tributaria o societaria vigente en una economía determinada. De acuerdo con el uso que le da el capítulo 4 del SCN 2008 (“Institutional Units and Sectors”), una subsidiaria artificial se crea o adquiere personalidad jurídica en la misma economía que la matriz y se fusiona con su propietario en una unidad institucional. Una entidad jurídicamente constituida en una economía no se combina nunca con un propietario no residente para formar una unidad institucional. Las entidades ubicadas en economías diferentes no se combinan, ya que la combinación transfronteriza socavaría el concepto de la economía como núcleo de las estadísticas macroeconómicas. Análogamente, una entidad con dos o más propietarios que residen en distintas economías no puede combinarse con sus propietarios.

4.19 Una sociedad auxiliar es una subsidiaria con un solo propietario cuyas actividades productivas se limitan a prestar servicios a la sociedad matriz o a otras filiales de las que es propietaria la misma sociedad matriz. Al igual que otras empresas de inversión directa, una sociedad auxiliar ubicada en una economía que no es la del propietario constituye una entidad separada del propietario, aunque en la práctica no es autónoma. Los servicios auxiliares que a veces se llevan a cabo a través de subsidiarias en el extranjero son, por ejemplo, transporte, compras, ventas y marketing, financiamiento, servicios a empresas de índole diversa, informática y comunicaciones, seguridad, mantenimiento y limpieza. (Véase información sobre el registro de estos servicios en la parte C, “Servicios”, del capítulo 10, y en particular el párrafo 10.150).

b. División y combinación de entidades jurídicas

4.20 Como las estadísticas económicas giran en torno a una sola economía, para fines estadísticos se puede dividir una entidad jurídica en unidades institucionales separadas, ya que cada una de las partes está tan íntimamente conectada al territorio económico en el cual está ubicada que corresponde considerarla parte de esa economía. En estos casos, al reconocer las unidades institucionales separadas residentes de cada economía se logra una visión más amplia de la economía en cuestión. En esta categoría entran las sucursales, la propiedad de tierras y otros casos detallados en los párrafos 4.26–4.44. Análogamente, los hogares están definidos de manera tal que consisten solamente en las personas residentes del mismo territorio, aun si los residentes de distintos territorios comparten gastos y decisiones. Esta definición evita que un hogar determinado tenga miembros que residen en distintas economías.

4.21 Como se señala en el párrafo 4.18, las entidades jurídicas que son residentes de diferentes economías no se combinan nunca en las estadísticas macroeconómicas de una economía determinada. Sin embargo, se combinan las entidades en el caso de una subsidiaria artificial si la subsidiaria y la matriz son residentes de la misma economía. Por lo tanto, una sociedad siempre es residente de la economía en la que se constituyó jurídicamente, por derecho propio o como parte de una unidad institucional residente de esa economía.

4.22 El hecho de tener un conjunto de cuentas (o la posibilidad de elaborarlo, como se explica en el párrafo 4.13 d)) es un indicio importante de la condición de unidad institucional separada. La existencia de cuentas (o los registros que servirían para elaborarlas) son prueba de la existencia de una unidad cuyas transacciones se ejecutan y pueden medirse, y permiten obtener datos sobre esa unidad. Como la definición de unidad institucional no exige que la unidad sea efectivamente autónoma, una sociedad subsidiaria de propiedad única puede reconocerse como una unidad institucional separada de la matriz, ya que las sociedades cumplen el criterio de unidad institucional indicado en el párrafo 4.13. Para fines estadísticos, las sociedades pueden combinarse si son residentes de la misma economía (en las circunstancias descritas en el párrafo 4.18) y es posible recopilar datos sobre la inversión directa en el caso de un grupo empresarial local (descrito en el párrafo 4.55).

c. Empresas

4.23Una empresa se define con una unidad institucional dedicada a la producción. Los fondos de inversión y otras sociedades o fideicomisos que mantienen activos y pasivos en nombre de grupos de propietarios también son empresas, aun si su producción es escasa o inexistente. (Como se explica en los párrafos 10.124–10.125, las unidades institucionales que mantienen activos en nombre de los propietarios son proveedores de servicios financieros a esos propietarios). Una empresa puede ser una sociedad (o una cuasisociedad), una institución sin fines de lucro o una empresa no constituida jurídicamente. Las empresas constituidas jurídicamente y las instituciones sin fines de lucro son unidades institucionales completas. En cambio, una empresa no constituida jurídicamente forma parte de una unidad institucional—un hogar o una unidad de gobierno—únicamente en su condición de productor de bienes y servicios.

d. Implementación

4.24 En la práctica puede haber ciertas discrepancias respecto de las definiciones de unidad institucional como consecuencia de las fuentes de datos, por ejemplo, debido a la consolidación o el uso de aproximaciones administrativas. Los compiladores de estadísticas deben mantenerse atentos a esas discrepancias para detectar los problemas que puedan surgir, por ejemplo, en la consolidación transfronteriza o transectorial. Es importante que tanto los proveedores como los compiladores de datos tengan clara la extensión de la unidad en cuestión, ya sea una sola entidad jurídica, un determinado grupo de entidades jurídicas o todas las entidades jurídicas que tienen el mismo propietario. De lo contrario, se podrían omitir, contar dos veces o clasificar incorrectamente algunos valores.

2. Reconocimiento de unidades institucionales con elementos transfronterizos

4.25 A veces se reconocen unidades institucionales artificiales desglosando una entidad real. Pero para evitar la creación excesiva de unidades artificiales, esos casos se limitan a las pocas circunstancias enumeradas en esta sección.

a. Sucursales

4.26 Cuando una unidad no residente tiene operaciones sustanciales a lo largo de un período considerable en un territorio económico, pero no una entidad jurídica propia para esas operaciones, se puede reconocer una sucursal como unidad institucional. La unidad se reconoce para efectos estadísticos porque las operaciones están íntimamente vinculadas con la localidad en la cual ocurren en todo sentido, menos en el sentido de la constitución jurídica.

4.27 Para reconocer una sucursal como unidad institucional separada debe haber indicios de operaciones sustanciales que pueden separarse del resto de la entidad, a fin de evitar la creación de numerosas unidades artificiales. Se reconoce una sucursal en los siguientes casos:

  • a) O bien la sucursal tiene un conjunto completo de cuentas que incluye un balance, o bien es económica y jurídicamente posible y relevante elaborar un conjunto completo de cuentas cuando sea necesario. La existencia de registros separados revela la existencia de una unidad real y permite elaborar estadísticas.

Además, suelen estar presentes estos factores, juntos o por separado:

  • b) La sucursal lleva a cabo o pretende llevar a cabo un proceso de producción en una escala significativa basado en un territorio que no es el de la casa central durante un año o más.

    • i) Si el proceso de producción implica una presencia física, las operaciones deben estar físicamente ubicadas en ese territorio. Algunos indicios de la intención de ubicarse en ese territorio son la compra o el alquiler de plantas comerciales, la adquisición de equipos de capital y la contratación de personal local.

    • ii) Si el proceso de producción no implica una presencia física, como en los casos de la banca, los seguros, otros servicios financieros, la propiedad de patentes y la “fabricación virtual”, es necesario reconocer que las operaciones están ubicadas en el territorio en virtud de su inscripción o domiciliación jurídica en ese territorio.

  • c) La sucursal está reconocida como sujeta al sistema de tributación del ingreso vigente en la economía en la cual está ubicada, aun si goza de exenciones tributarias. (El tratamiento que aplican las autoridades tributarias por lo general revela la existencia de sucursales, ya que las autoridades son reacias a eximir operaciones sustanciales dentro de su jurisdicción).

4.28 La identificación de sucursales tiene implicaciones para la declaración de estadísticas tanto de la matriz como de la sucursal2. Las operaciones de la sucursal deben estar excluidas de la unidad institucional de la casa central en el territorio de origen y la delimitación entre la matriz y la sucursal debe hacerse con criterio uniforme en las dos economías. Cada sucursal es una empresa de inversión directa. La mayoría de las veces las sucursales se forman cuando hay una sociedad financiera o no financiera, pero también es posible que los hogares, las ISFLSH o el gobierno (si las operaciones del gobierno no gozan de inmunidad diplomática) tengan sucursales.

Proyectos de construcción

4.29 Algunos proyectos de construcción llevados a cabo por un contratista no residente pueden dar origen a una sucursal (empresa de inversión directa). La construcción puede ser realizada o estar administrada por una empresa no residente sin que medie la creación de una entidad jurídica local:

  • a) En el caso de proyectos de gran envergadura (como puentes, represas y centrales eléctricas) que requieren por lo menos un año de construcción y están administrados a través de una oficina local, las operaciones por lo general cumplen los criterios enumerados en el párrafo 4.27 para reconocer una sucursal, y por lo tanto no se clasifican como parte del comercio de servicios.

  • b) En otros casos, las operaciones de construcción posiblemente no cumplan las condiciones necesarias para reconocer una sucursal; por ejemplo, un proyecto a corto plazo o un proyecto administrado desde el territorio de origen y no a través de una oficina local. En esos casos, los trabajos suministrados a los clientes residentes en el territorio de esas operaciones se clasifican como comercio internacional de construcción y se incluyen dentro de los servicios (es decir, una exportación de servicios del territorio de origen y una importación de servicios del territorio de las operaciones). Los párrafos 10.101–10.108 enumeran las operaciones de construcción incluidas dentro de los servicios.

Producción suministrada desde un territorio de origen

4.30 Los servicios de consultoría, mantenimiento, capacitación, asistencia técnica y atención de la salud pueden suministrarse a través de una sucursal o desde el territorio de origen. Si las operaciones son lo suficientemente sustanciales como para cumplir con los criterios del párrafo 4.27, la sucursal queda reconocida como una empresa de inversión directa. Por otra parte, si la sucursal no está reconocida en el territorio, las operaciones dan lugar a comercio internacional de servicios. La residencia de las unidades que suministran servicios de esta manera es el tema que aborda el párrafo 4.136.

4.31 Los equipos móviles, como buques, aeronaves, plataformas de perforación y material ferroviario rodante pueden operar en más de un territorio económico. Los criterios para reconocer una sucursal se aplican también a estos casos. Es decir, si las operaciones en un territorio que no es el de origen son lo suficientemente sustanciales, cumplen con la definición de sucursal. Por ejemplo, una localidad secundaria que proporciona servicios a una flota, con una presencia a largo plazo y sus propias cuentas, puede cumplir con la definición de sucursal. (Si no cumplen con la definición de sucursal, las actividades de la empresa explotadora de los buques se incluyen en la economía en la que reside; véase el párrafo 4.136).

4.32 Al igual que los equipos móviles, un ducto mul-titerritorial que no está explotado por una entidad jurídica separada en uno de los territorios que atraviesa es reconocido como una sucursal si existen una presencia sustancial, cuentas separadas, etc. En los casos en que esas operaciones no constituyan unidades institucionales separadas: a) es posible que se pague un arriendo a una unidad hipotética propietaria de la tierra o que haya un alquiler de tierras a largo plazo, como se explica en los párrafos 4.34–4.40, o b) es posible que se trate de una empresa multiterritorial del tipo descrito en los párrafos 4.41–4.44.

4.33 La identificación de una sucursal significa que hay entradas de inversión directa en el territorio, pero el suministro de bienes o servicios a clientes ubicados en ese territorio constituye una transacción de residente a residente. Por el contrario, si las operaciones no son lo suficientemente sustanciales como para reconocer una sucursal, el suministro de bienes o servicios a clientes ubicados en ese territorio constituye una importación del territorio.

b. Unidades residentes hipotéticas para tierras y otros recursos naturales que son propiedad de no residentes

4.34 Cuando en un territorio hay tierras que son propiedad de una entidad no residente, para fines estadísticos se reconoce una unidad residente hipotética como propietaria de las tierras. Puesto que las tierras y los edificios producen servicios de alquiler (véase el párrafo 10.157), la unidad hipotética es por lo general una empresa. Asimismo, se reconoce una unidad hipotética cuando un no residente arrienda tierras o edificios, o ambos, durante períodos prolongados. Esta unidad residente hipotética es una especie de cuasisociedad. La unidad residente hipotética también se considera propietaria de todo edificio, estructura y mejora de otra índole efectuada en tierras que pertenecen al mismo propietario no residente. Se considera que el no residente es propietario de la unidad residente hipotética, y no propietario directo de las tierras o estructuras. De esa manera, las tierras y otros recursos naturales siempre son activos de la economía en cuyo territorio están ubicados. De lo contrario, las tierras figurarían en el balance nacional de otra economía. La situación en que las tierras son adquiridas o vendidas para una embajada u otro enclave se aborda en el párrafo 13.10.

4.35 Un no residente con un arrendamiento de recursos se clasifica como beneficiario del producto de esa renta, y no se crea automáticamente una unidad hipotética. (La renta y los arrendamientos de recursos se definen en el párrafo 11.85). Sin embargo, por lo general, la propiedad de tierras y otros recursos naturales tales como activos subterráneos, recursos biológicos no cultivados, aguas y derechos de uso de esos activos a través de un arrendamiento o de otro tipo de permiso durante períodos prolongados está vinculada a una sucursal (véase el párrafo 4.27). Además, los gastos preliminares para la constitución jurídica futura de una entidad se consideran como una empresa de inversión directa hipotética (véase el párrafo 4.47).

4.36 Las operaciones de unidades residentes hipotéticas incluyen mantener el activo, costear los gastos correspondientes (como seguro, reparaciones e impuestos), percibir el producto de una renta o alquiler del activo3, y toda otra transacción vinculada a esas funciones. Si el propietario no residente utiliza la propiedad, la unidad residente hipotética produce una renta (en el caso de tierras sin mejorar, derechos minerales, etc.; véase el párrafo 11.85) o un alquiler incluido en viajes o servicios de arrendamiento operativo (en el caso de las tierras con edificios u otras mejoras, véanse los párrafos 10.99, 10.100 y 10.157) en especie a favor del propietario. El asiento correspondiente al producto de la renta o del alquiler sería ingreso a pagar en especie por la unidad residente hipotética al propietario. También se debe reconocer que la unidad residente hipotética incurre en gastos e impuestos; por lo tanto, los pagos efectuados por el propietario no residente para cubrir una pérdida generada por esos costos se asentarían como flujos de inversión directa del propietario a la unidad residente hipotética. Hay otras transacciones del propietario que no se atribuirían a la unidad residente hipotética, como por ejemplo los préstamos tomados o el servicio de la deuda. Debido a la naturaleza limitada de las unidades residentes hipotéticas, por lo general es posible efectuar una estimación aceptable de sus operaciones cuando estas son sustanciales.

4.37 Cuando la propiedad de las tierras y otros recursos naturales está vinculada a operaciones sustanciales, de modo que se cumplen los criterios consignados en el párrafo 4.27, se reconoce una sucursal. En esos casos no se reconoce una unidad residente hipotética porque la sucursal ya existe como propietario residente.

4.38 La unidad residente hipotética que es propietaria de tierras u otros recursos naturales puede contraponerse a una sucursal, que lleva un conjunto completo de cuentas. Un ejemplo es una explotación pesquera no residente con un permiso de pesca por 10 años en las aguas de un territorio. Si la explotación mantiene una base en el territorio, lleva cuentas propias, etc., se reconoce una sucursal y sus cuentas muestran ventas de pescados y otras transacciones. Otro ejemplo podría ser una granja comercial propiedad de una entidad no residente. La única actividad de una unidad hipotética, por el contrario, será el suministro de los servicios de renta o alquiler que surjan de esa propiedad.

4.39 Cuando varios socios son propietarios de tierras puede haber una cuasisociedad, como se explica en el párrafo 4.49, si la administración de las tierras está separada de la administración de cada propietario. En ese caso, para los efectos de las estadísticas, los socios no residentes son propietarios de una participación en la cuasisociedad, de modo que no hay necesidad de reconocer otra unidad residente hipotética más. Para la propiedad de tierras, la unidad residente hipotética es casi siempre una empresa de inversión directa (la excepción son tierras en las cuales un no residente tiene un derecho de voto inferior al 10%).

4.40 Algunos tipos de alojamiento de tiempo compartido dan lugar a una unidad residente hipotética (véanse otros mecanismos en el párrafo 10.100 y el cuadro 10.3).

c. Empresas multiterritoriales

4.41 Algunas empresas pueden tener operaciones que se extienden sin interrupción a más de un territorio económico. Aunque la empresa realiza una actividad sustancial en más de un territorio económico, funciona como una operación indivisible sin cuentas ni decisiones separadas, de modo que no se pueden reconocer sucursales separadas. Ese tipo de empresa puede tener operaciones como líneas marítimas y aéreas, centrales hidroeléctricas en ríos de frontera, ductos, puentes, túneles y cables submarinos. Algunas ISFLSH pueden funcionar en esta modalidad.

4.42 Los gobiernos por lo general exigen que las sucursales o entidades separadas estén reconocidas en cada territorio económico para facilitar su regulación y tributación. Las empresas multiterritoriales pueden estar exentas de esos requisitos, pero puede haber mecanismos estipulados, como una fórmula para el pago de impuestos a la autoridad competente.

4.43 En el caso de una empresa multiterritorial, es preferible reconocer unidades institucionales separadas para cada economía, como se describe en los párrafos 4.26–4.33. Si no es posible proceder así porque la continuidad de la operación impide preparar cuentas separadas, es necesario prorratear el total de operaciones de la empresa entre los distintos territorios económicos. El factor de prorrateo debe estar basado en la información conocida sobre las respectivas contribuciones a las operaciones efectivas. Por ejemplo, se podría utilizar el porcentaje de participación en el capital, una división por partes iguales o una división basada en aspectos operativos, como el tonelaje o los salarios. Si la configuración multiterritorial cuenta con el visto bueno de las autoridades tributarias posiblemente ya exista una fórmula de prorrateo, en cuyo caso se la debe utilizar como punto de partida para los efectos de las estadísticas. Aunque esta situación es algo diferente de las zonas sujetas a administración o soberanía conjunta descritas en el párrafo 4.10, la solución de prorrateo puede ser la misma.

4.44 El prorrateo de la empresa significa que todas las transacciones deben estar divididas entre cada territorio económico componente, algo difícil de llevar a la práctica. Ese tratamiento tiene implicaciones para otras estadísticas y su implementación siempre debe coordinarse, en aras de la congruencia. Conviene que los compiladores de cada territorio cooperen a fin de elaborar datos congruentes, evitar lagunas, facilitar la participación y promover la uniformidad en la declaración de datos bilaterales.

d. Empresas conjuntas

4.45 Una empresa conjunta es un acuerdo contractual entre dos o más partes que tiene por finalidad llevar a cabo una actividad comercial y en virtud del cual las partes convienen en participar en las pérdidas y las ganancias de la empresa, así como en la formación de capital y en el aporte a insumos y costos operativos. El concepto es parecido al de una sociedad colectiva, pero por lo general no hay intención de prolongar la relación más allá del objetivo original. Una empresa conjunta no implica la creación de una entidad jurídica.

4.46 Los arreglos entre las partes y los requisitos jurídicos son lo que determinan si una empresa conjunta constituye una cuasisociedad. La empresa conjunta es una cuasisociedad si cumple los requisitos de una unidad institucional, sobre todo el de llevar cuentas propias. De lo contrario, si cada uno de los socios lleva a cabo por su cuenta cada una de las operaciones, la empresa conjunta no es una unidad institucional y se considera que los socios llevan a cabo las operaciones por separado. (En ese caso, por lo general habría empresas de inversión directa que realizarían las operaciones de la empresa conjunta correspondientes a cada uno de los socios). Como la condición de las empresas conjuntas es ambigua, existe el riesgo de omisión o conteo doble y es necesario prestarle particular atención.

e. Cuasisociedades reconocidas antes de la constitución jurídica

4.47 Se reconoce una empresa residente cuando se incurre en gastos preliminares—derechos de minería, cargos de habilitación, preparación de terrenos, permisos de construcción, impuestos de adquisición, gastos en oficinas locales y honorarios de abogados—antes del establecimiento de una entidad jurídica. Al reconocer una cuasisociedad, estos gastos preparatorios se asientan en la economía en la cual tendrán lugar las operaciones como transacciones de residente a residente financiadas por una entrada de inversión directa, y no como venta de activos no producidos a no residentes, exportación de servicios jurídicos, etc. Debido a la escala limitada de estas actividades, a menudo es posible compilar datos aceptables sobre estas empresas aunque no estén constituidas jurídicamente. Si posteriormente el proyecto no entra en servicio, el valor de la inversión directa se elimina mediante un asiento de otras variaciones del volumen de activos y pasivos.

f. Fideicomisos

4.48 Los fideicomisos son convenios jurídicos con aspectos de identidad jurídica separados de los beneficiarios y los fideicomisarios. Análogamente, un patrimonio sucesorio es administrado por un albacea o fideicomisario en nombre de los beneficiarios y está separado de las demás propiedades del albacea. El fideicomiso es un instrumento jurídico por medio del cual se mantiene propiedad a nombre de una o más partes (el administrador o fideicomisario) que tiene la obligación fiduciaria de mantener los activos en beneficio de otras partes (los beneficiarios). (Hay casos en los que la misma persona es fideicomisario y beneficiario). Las fundaciones y otros instrumentos fiduciarios pueden tener funciones parecidas. Los administradores y fideicomisarios deben mantener los activos fiduciarios y sucesorios separados de su propiedad personal y deben rendir cuentas de los ingresos y los activos ante los beneficiarios. Estos mecanismos jurídicos se consideran unidades institucionales separadas—es decir, cuasisociedades—si están constituidos en un territorio distinto del territorio de cualquiera de los beneficiarios o si cumplen cualquiera otra de las condiciones que los definirían como una cuasisociedad. Esta clasificación es necesaria porque no es ni relevante ni posible asignar los activos del fideicomiso a los beneficiarios y luego combinarlos con los activos de beneficiarios que son residentes de una economía distinta4. Los fideicomisos pueden utilizarse para negocios, gestión de activos e instituciones sin fines de lucro. (Dos temas conexos son las cuentas de nominatarios, descritas en el párrafo 4.160, y los certificados de depósito de valores, descritos en el párrafo 4.161).

g. Otras empresas que no están constituidas jurídicamente

4.49 Como lo señala el párrafo 4.16, una cuasisocie-dad es un negocio que no está constituido jurídicamente y que funciona como si fuera una entidad separada de sus propietarios. Casi siempre existe una cuasisociedad si las operaciones se encuentran en una economía distinta de la economía de uno de los propietarios por lo menos, ya que la tributación, otras leyes y la comodidad son factores que suelen impedir que se entremezclen los negocios de residentes de distintas economías. Este tratamiento se aplica cuando se utiliza una sucursal, fideicomiso, sociedad de responsabilidad limitada o de otro tipo, u otra estructura jurídica.

h. Estructuras corporativas flexibles con presencia física escasa o nula

4.50Las entidades o vehículos con fines especiales, las compañías de negocios internacionales, las compañías testaferras, las compañías en reserva y las compañías ficticias son todas figuras correspondientes a estructuras jurídicas flexibles en determinadas jurisdicciones que ofrecen distintas ventajas, como tasas tributarias bajas o concesionarias, constitución jurídica rápida y a bajo costo, carga regulatoria limitada y confidencialidad. Si bien no existe una definición internacional consagrada de este tipo de compañía, por lo general los propietarios no son residentes del territorio en el cual están constituidas, otras partes de sus balances contienen derechos sobre activos de no residentes, o pasivos frente a ellos, tienen una dotación de personal pequeña o inexistente y tienen una presencia física escasa o nula.

4.51 Entre otras finalidades, estas estructuras sirven para a) mantener y administrar el patrimonio de personas y familias, b) mantener activos que serán titulizados y c) emitir títulos de deuda en nombre de compañías vinculadas (a veces ese tipo de compañía se conoce como un conducto), d) como compañías holding que tienen acciones en subsidiarias pero que no participan activamente en dirigirlas, e) como vehículos de titulización, f) como compañías auxiliares en una economía distinta de la matriz y g) como medio para llevar a cabo otras funciones financieras. La clase de sector institucional “instituciones financieras y prestamistas de dinero cautivos” abarca muchas de estas entidades, como se explica en los párrafos 4.82–4.87. Aunque no existe una definición internacional consagrada de estas entidades, la posibilidad de registrarlas por separado de acuerdo con las definiciones nacionales se aborda en el párrafo 4.87.

4.52 Estas entidades se consideran siempre unidades institucionales separadas si son residentes de un territorio distinto del territorio de sus propietarios.

3. Unidades estadísticas que no son unidades institucionales ni empresas

Referencia:

Establecimientos

4.53Un establecimiento es una empresa, o parte de una empresa, situada en una sola localidad y en la cual se realiza una sola actividad productiva o en la cual la actividad productiva principal representa la mayor parte del valor agregado. Es útil desglosar las empresas en uno o más establecimientos porque algunas empresas son grandes y complejas, con diferentes tipos de actividad económica realizados en distintas localidades. El establecimiento es particularmente útil como unidad para las estadísticas de producción. Como los establecimientos de una empresa que abarca varios establecimientos forman parte de la misma entidad jurídica, las posiciones y transacciones financieras no se pueden atribuir siempre a un lugar o actividad determinada, de modo que el uso del concepto de unidad institucional es apto para las estadísticas sobre posiciones y transacciones financieras, como la balanza de pagos y la PII.

Grupos empresariales locales y globales

4.54 En algunos casos se reconocen grupos empresariales para definir y clasificar la inversión directa. Aunque las empresas son la unidad básica de las estadísticas económicas, un solo propietario o un grupo de propietarios puede ejercer el control de más de una empresa, de modo tal que funcionan de manera concertada y las transacciones entre una y otra empresa no están dictadas por conflictos de intereses, como sucede en el caso de las empresas que no están vinculadas.

4.55 Los grupos empresariales pueden ser globales o locales. Un grupo empresarial global se refiere a un inversionista y todas las empresas de ese inversionista, en tanto que un grupo empresarial local (o territorial) se refiere al inversionista y las entidades jurídicas de ese inversionista que son residentes de la economía declarante. La contabilidad empresarial puede abarcar grupos de entidades corporativas vinculadas (cuentas consolidadas), incluidas entidades que son residentes de economías distintas. Sin embargo, las estadísticas macroeconómicas centradas en una economía no agregan las entidades ubicadas en distintas economías. La OCDE emplea los conceptos de grupos empresariales globales y grupos empresariales locales en su Benchmark Definition of Foreign Direct Investment. El grupo empresarial global también se denomina empresa multinacional.

4.56 Los grupos empresariales locales en algunos casos sirven para compilar y presentar estadísticas sobre la inversión directa. Por ejemplo, si la inversión directa se canaliza inicialmente hacia una compañía holding y luego hacia una subsidiaria manufacturera, puede brindar más claridad a la clasificación de la inversión directa en la subsidiaria manufacturera porque la compañía holding recibe únicamente la inversión inicial. Es necesario evaluar cuidadosamente las implicaciones de combinar entidades pertenecientes a sectores institucionales diferentes.

D. Sectores institucionales

Referencias:

1. Principios generales

4.57 Las unidades institucionales están agrupadas en sectores institucionales. Las unidades de cada sector tienen objetivos, funciones y comportamientos económicos parecidos. La clasificación en sectores institucionales se aplica principalmente a las unidades residentes, pero también se podría utilizar para compilar datos suplementarios sobre el sector de la contraparte no residente. Por ejemplo, una economía que recibe ayuda internacional quizá desee separar los datos sobre la ayuda suministrada por otros gobiernos de la ayuda suministrada por fuentes privadas.

4.58 Cuando una sociedad auxiliar es una entidad institucional separada, de acuerdo con los criterios del párrafo 4.19, se la clasifica como financiera o no financiera según las actividades que realiza, y no según el sector predominante de las compañías a las que les presta servicios.

4.59 La clasificación por sectores institucionales del SCN aparece en el cuadro 4.1. El cuadro 4.2 presenta la clasificación por sectores institucionales de las cuentas internacionales. Los sectores y subsectores son iguales a los del cuadro 4.1, pero el orden y los agrupamientos permiten una mayor compatibilidad con la clasificación del MBP5 y la lista de sectores es más corta para las economías en las que no resulta práctico implementar la clasificación completa. La categoría de otros sectores incluye el sector financiero y el sector no financiero, de modo que se recomienda, como mínimo, reconocer por separado las sociedades financieras. Para poder integrar completamente las cuentas internacionales con los datos monetarios, los datos sobre flujos de fondos y otros datos financieros se necesitan todos los detalles sobre los sectores institucionales. Las sociedades públicas pueden reconocerse por separado, con carácter suplementario, como se indica en los párrafos 4.108–4.112.

Cuadro 4.1.Clasificación de los sectores institucionales según el SCN(Incluye los códigos del SCN 2008)
S1Economía total
S11Sociedades no financieras1
S12Sociedades financieras
S121Banco central2
S122Sociedades captadoras de depósitos, excepto el banco central1
S123Fondos del mercado monetario1
S124Fondos de inversión fuera del mercado monetario1
S125Otros intermediarios financieros, excepto sociedades de seguros y fondos de pensiones1
S126Auxiliares financieros1
S127Instituciones financieras y prestamistas de dinero cautivos1
S128Sociedades de seguros1
S129Fondos de pensiones1
S13Gobierno general
Clasificación del gobierno general: Alternativa A
S13 11Gobierno central
S1312Gobierno estatal
S1313Gobierno local
S1314Fondos de seguridad social
Clasificación del gobierno general: Alternativa B
S1321 Gobierno central3
S1322 Gobierno estatal3
S1323 Gobierno local3
S14Hogares
S15Instituciones sin fines de lucro que sirven a los hogares
S2Resto del mundo
Se puede clasificar de la misma manera que los sectores institucionales residentes, añadiendo:
Organismos internacionales
Organismos financieros internacionales
Banco central de unión monetaria4
Otros
Organismos no financieros internacionales
Nota: La clasificación sectorial del SCN también deja margen para un subsector de empresas controladas desde el extranjero, cuya definición es parecida—aunque no idéntica—a la de las subsidiarias de inversión directa. También permite reconocer por separado instituciones sin fines de lucro e instituciones con fines de lucro dentro de los sectores de las sociedades.
Cuadro 4.2.Clasificación de los sectores institucionales según el MBP6
Banco central1
Sociedades captadoras de depósitos, excepto el banco central2
Gobierno general
Otros sectores
Otras sociedades financieras
Fondos del mercado monetario2
Fondos de inversión fuera del mercado monetario2
Otros intermediarios financieros, excepto sociedades de seguros y fondos de pensiones2
Auxiliares financieros2
Instituciones financieras y prestamistas de dinero cautivos2
Sociedades de seguros2
Fondos de pensiones2
Sociedades no financieras, hogares e ISFLSH
Sociedades no financieras2
Hogares
ISFLSH (instituciones sin fines de lucro que sirven a los hogares; se pueden combinar con los hogares)
Sectores adicionales para los datos de contraparte:
Organismos internacionales
Organismos financieros internacionales
Banco central de unión monetaria
Otros organismos internacionales

4.60 Las transacciones de instrumentos financieros asentadas en la balanza de pagos dan lugar a dificultades concretas concernientes a la atribución del sector institucional. El propietario económico del activo, el acreedor, es invariablemente una de las partes en todo traspaso de la propiedad económica del activo. Por lo tanto, en el caso de los activos, la atribución sectorial por acreedor coincide con la atribución sectorial por parte intervi-niente en la transacción. Ahora bien, un derecho frente a un deudor residente puede provocar un traspaso de la propiedad entre un acreedor residente y un acreedor no residente, y es posible que el sector interno del deudor no coincida con el sector de la parte interviniente en la transacción. Por ejemplo, el emisor puede ser residente de un sector institucional, el vendedor puede ser residente de otro sector institucional y el comprador puede ser un no residente.

4.61 Aunque en la PII la atribución sectorial se hace claramente de acuerdo con el emisor, en la cuenta financiera es necesario tener en cuenta factores prácticos y analíticos para decidir si la atribución debe hacerse según el sector del emisor o del vendedor. Por convención, el sector del deudor es el que determina la clasificación del traspaso de propiedad ocurrido, porque generalmente se considera que la naturaleza original del pasivo es más significativa que la identidad del vendedor residente del derecho. Estos temas se abordan, en el contexto de los datos de una economía socia, en los párrafos 4.152–4.154 y 14.245. Los mismos planteamientos surgen en el caso de instrumentos financieros emitidos por un residente que un tenedor no residente le vende a un comprador residente.

2. Definiciones de sectores y subsectores institucionales

a. Sociedades no financieras

4.62Las sociedades no financieras son sociedades cuya actividad principal es la producción de bienes o servicios no financieros de mercado. Pertenecen a esta categoría las sociedades constituidas jurídicamente, las sucursales de empresas no residentes, las cuasisocieda-des, las unidades residentes hipotéticas propietarias de tierras y las instituciones sin fines de lucro residentes que son productoras de mercado de bienes o servicios no financieros.

b. Sociedades financieras

Referencia:

    FMI, Monetary and Financial Statistics Compilation Guide(Guía para compilar estadísticas monetarias y financieras), capítulo 3, “Institutional Units and Sectors”.

4.63Las sociedades financieras abarcan todas las sociedades y cuasisociedades que se dedican principalmente a brindar servicios financieros, incluidos los servicios de seguros y fondos de pensiones a otras unidades institucionales. Estos servicios financieros son resultado de la intermediación financiera, la gestión del riesgo financiero, la transformación de la liquidez o la prestación de servicios financieros auxiliares. En otros manuales, las sociedades financieras se denominan a veces instituciones financieras.

4.64 Las sociedades financieras se pueden dividir en tres clases generales, a saber, intermediarios financieros, auxiliares financieros y otras sociedades financieras:

  • a) Son intermediarios financieros las sociedades captadoras de depósitos, los fondos de inversión, otros intermediarios financieros, las sociedades de seguros y los fondos de pensiones. La intermediación financiera es una actividad productiva en la que una unidad institucional contrae pasivos por cuenta propia, con el fin de adquirir activos financieros realizando transacciones financieras en el mercado. Como unidades institucionales, los intermediarios financieros captan fondos de los prestamistas y los transforman o reordenan (en cuanto a vencimiento, escala, riesgo, etc.) de modo que se adapten a las demandas de los prestatarios. A través de la intermediación financiera se canalizan fondos de partes que tienen un superávit hacia partes que tienen una necesidad de fondos. Un intermediario financiero no actúa simplemente como agente de otras unidades institucionales, sino que asume riesgos al adquirir activos financieros y contraer pasivos por cuenta propia.

  • b) Los auxiliares financieros son unidades institucionales dedicadas principalmente al servicio de los mercados financieros, pero que no asumen la propiedad de los activos y pasivos financieros que manejan o regulan.

  • c) Otras sociedades financieras son unidades institucionales que brindan servicios financieros, y cuyos activos y pasivos por lo general no están disponibles en mercados financieros abiertos. Estas sociedades figuran en el subsector de las instituciones financieras y prestamistas de dinero cautivos.

4.65 Además, el SCN menciona otros nueve subsecto-res del subsector de las sociedades financieras (indicados en el cuadro 4.1 y descritos en los párrafos a continuación). En las cuentas internacionales se los utiliza de la siguiente manera:

  • a) Los componentes normalizados utilizan tres sub-sectores: el banco central; las sociedades capta-doras de depósitos, excepto el banco central, y los otros siete subsectores combinados bajo “otras sociedades financieras”. Según las circunstancias, la compilación puede ser más detallada.

  • b) La clasificación por categoría funcional de posiciones de deuda entre intermediarios financieros afiliados se define en términos de los cinco primeros subsectores del sector financiero, a saber, banco central; sociedades captadoras de depósitos, excepto el banco central; fondos del mercado monetario; otros fondos de inversión, y otros intermediarios financieros, excepto sociedades de seguros y fondos de pensiones. Esa deuda se excluye de la inversión directa, como se explica en el párrafo 6.28.

4.66 Aunque el sector de las sociedades financieras y sus subsectores se definen en términos de su función económica, las fuentes de datos quizá tiendan a seguir definiciones regulatorias. Es necesario observar las diferencias entre las definiciones regulatorias y estadísticas y efectuar los ajustes del caso.

Banco central

4.67El banco central es la institución financiera nacional (puede haber más de una) que ejerce control sobre aspectos clave del sistema financiero. Desempeña actividades tales como la emisión de moneda, gestión de reservas internacionales, transacciones con el FMI y concesión de crédito a sociedades captadoras de depósitos. El banco central de una unión monetaria se clasifica como banco central en los datos de la unión monetaria como un todo; en los datos de los distintos Estados miembros pertenece al sector del resto del mundo. Los bancos centrales de algunas economías aceptan también depósitos de entidades de otros sectores o les proporcionan crédito.

4.68 El subsector del banco central abarca los siguientes componentes:

  • a) Los bancos centrales, que en la mayoría de las economías son instituciones reconocibles por separado y que, sujetas a distintos grados de control gubernamental, realizan diferentes tipos de actividades y se identifican con distintos nombres (p. ej., banco central, banco de reserva, banco nacional o banco del Estado).

  • b) Las juntas monetarias o autoridades monetarias independientes que emiten moneda nacional con pleno respaldo de sus reservas en divisas.

  • c) Las entidades afiliadas al gobierno que son unidades institucionales separadas y que realizan actividades de banca central principalmente.

Si una unidad institucional realiza principalmente actividades de banca central, toda la unidad se clasifica en el subsector del banco central. Muchos bancos centrales regulan o supervisan otras sociedades captadoras de depósitos y otras sociedades financieras, y estas actividades de banca central también se incluyen en el subsector del banco central. No obstante, las unidades afiliadas al gobierno u otros sectores que se dedican principalmente a regular o supervisar unidades financieras se clasifican como auxiliares financieros, y no como unidades del subsector del banco central. Las unidades privadas que realizan actividades tales como operaciones de compensación de cheques se asignan a los subsectores de otras sociedades financieras, dependiendo de sus actividades, y no al banco central.

4.69 Algunas economías no tienen banco central. Las actividades típicas de los bancos centrales que realiza el gobierno general y que no pueden separarse en unidades institucionales específicas se clasifican como parte del gobierno general y no se asignan al subsector del banco central.

4.70 En las economías en que algunas funciones del banco central se desempeñan total o parcialmente fuera del banco central, particularmente la tenencia de activos de reserva, cabe considerar la posibilidad de compilar datos suplementarios sobre el sector de las autoridades monetarias, como se define en el párrafo 6.66. El concepto de autoridad monetaria es una de las bases de los activos de reserva.

Sociedades captadoras de depósitos, excepto el banco central

4.71Las sociedades captadoras de depósitos, excepto el banco central, tienen por actividad principal la intermediación financiera. Por ende, tienen pasivos en forma de depósitos o instrumentos financieros (como los certificados de depósito a corto plazo) que son sustitutos cercanos de los depósitos. Por lo general, se clasifican en este subsector los siguientes intermediarios financieros:

  • a) Bancos comerciales, bancos “universales” y bancos “multipropósito”.

  • b) Cajas de ahorro (incluidas las cajas de ahorro fideicomisarias y asociaciones de ahorro y préstamo).

  • c) Instituciones de giros postales, bancos postales y bancos de giros.

  • d) Bancos de crédito rural y bancos de crédito agropecuario.

  • e) Bancos de crédito cooperativo y asociaciones de crédito.

  • f) Compañías que emiten cheques de viajero y que se dedican principalmente a actividades financieras.

  • g) Bancos especializados u otras instituciones financieras si captan depósitos o emiten sustitutos cercanos de los depósitos.

4.72 Los pasivos de las sociedades captadoras de depósitos frente a residentes comúnmente se incluyen entre los indicadores del dinero en sentido amplio. A veces se reconoce el sector emisor de dinero, con carácter suplementario, para facilitar la conciliación con los datos monetarios. Consiste en el banco central más las sociedades captadoras de depósitos más otras instituciones incluidas en la definición de dinero en sentido amplio (por ejemplo, fondos del mercado monetario en algunos casos). Las sociedades captadoras de depósitos que trabajan exclusivamente (o casi exclusivamente) con no residentes, generalmente denominadas bancos o unidades bancarias offshore, se incluyen entre las sociedades captadoras de depósitos pero pueden estar excluidas del sector emisor de dinero porque sus pasivos no figuran como parte del dinero en sentido amplio. Los fondos del mercado monetario están separados de las sociedades captadoras de depósitos y corresponde reconocerlos por separado, tal como se explica en el párrafo 4.73.

Fondos del mercado monetario

4.73Los fondos del mercado monetario son mecanismos de inversión colectiva que captan fondos mediante la emisión al público de acciones o participaciones. Los recursos captados se invierten principalmente en instrumentos del mercado monetario, acciones o participaciones en fondos del mercado monetario, instrumentos de deuda transferibles con un plazo de vencimiento residual inferior a un año, depósitos bancarios e instrumentos que apuntan a tasas de rendimiento cercanas a las tasas de interés de los instrumentos del mercado monetario. Las acciones en fondos del mercado monetario pueden transferirse por cheque u otros medios de pago directo a terceros. Dada la naturaleza de los instrumentos en los que invierten los fondos del mercado monetario, sus acciones o participaciones pueden ser consideradas como sustitutos cercanos de los depósitos. Cuando se incluyen los fondos del mercado monetario en los agregados monetarios, conviene hacerlos figurar como un subsector extra para facilitar la comparación. (El instrumento financiero especializado correspondiente—acciones o participaciones en fondos del mercado monetario—se describe en el párrafo 5.29).

Fondos de inversión fuera del mercado monetario

4.74Los fondos de inversión fuera del mercado monetario son mecanismos de inversión colectiva que captan fondos mediante la emisión al público de acciones o participaciones. Los recursos se invierten principalmente a largo plazo en activos financieros y activos no financieros (generalmente bienes raíces). Las acciones o participaciones de estos fondos de inversión generalmente no son sustitutos cercanos de los depósitos. No son transferibles por medio de cheques ni de pagos a terceros. Algunos fondos pueden estar limitados a ciertos inversionistas solamente, en tanto que otros permiten la participación del público en general. Los fondos de inversión pueden ser abiertos o cerrados. En los fondos abiertos, las acciones o participaciones se recompran o rescatan directa o indirectamente, a pedido de los tenedores, haciendo uso de los activos de la sociedad. Los fondos cerrados o negociados en bolsa tienen un capital accionario fijo, y los inversionistas que entran o salen del fondo deben comprar o vender acciones de ese capital fijo. Los fondos de inversión pueden constituirse de la siguiente manera: a) en virtud del derecho de contratos (como los fondos comunes administrados por sociedades gestoras), b) en virtud del derecho de fideicomisos (como los fideicomisos de inversión), c) en virtud de una ley (como las sociedades de inversión) o d) en virtud de otra disposición con un efecto parecido. Algunos fondos invierten en otros fondos (“fondos de fondos”). Los fondos de pensiones están excluidos; forman parte del subsector de las sociedades de seguros y los fondos de pensiones. Están excluidos los fideicomisos de inversión inmobiliaria. Las acciones en fondos de inversión figuran como un instrumento financiero (según la definición del párrafo 5.28). Los administradores de los fondos de inversión son auxiliares financieros (párrafo 4.80 h)).

4.75 Los fondos de inversión libre o de cobertura (hedge funds) son un tipo de fondo de inversión. La expresión “fondo de cobertura” se refiere a un grupo heterogéneo de mecanismos de inversión colectiva, que comúnmente exigen una inversión mínima cuantiosa, están sujetos a poca regulación y comprenden una amplia gama de estrategias de inversión. Sin embargo, los fondos gubernamentales con fines especiales—a menudo denominados fondos soberanos de inversión—probablemente se clasifiquen como instituciones financieras cautivas y no como fondos de inversión si se los clasifica como sociedad financiera (véase la nota del párrafo 4.92).

Otros intermediarios financieros, excepto sociedades de seguros y fondos de pensiones

4.76Otros intermediarios financieros, excepto sociedades de seguros y cajas de pensiones, consiste en sociedades y cuasisociedades financieras dedicadas a suministrar servicios financieros contrayendo pasivos, en formas que no sean monedas y billetes, depósitos o sustitutos cercanos de los depósitos, por cuenta propia, con el fin de adquirir activos financieros realizando transacciones financieras en el mercado, y que no están incluidas en otro subsector. Es una característica de los intermediarios financieros que las operaciones de ambos lados del balance se llevan a cabo en mercados abiertos.

4.77 En general, se clasifican en este subsector los siguientes intermediarios financieros:

  • a) Sociedades financieras dedicadas a la titulización de activos.

  • b) Colocadores y agentes de títulos y derivados (por cuenta propia). Por el contrario, los corredores de títulos y otras unidades que organizan operaciones entre compradores y vendedores de valores, pero que no compran ni mantienen en su poder títulos por cuenta propia, se clasifican como auxiliares financieros (véase el párrafo 4.80 b)).

  • c) Sociedades financieras que participan en la concesión de préstamos, incluido el arrendamiento financiero, así como el financiamiento personal o comercial.

  • d) Sociedades de compensación centralizada, que proporcionan servicios de compensación y liquidación de transacciones de mercado de títulos y derivados. La compensación es el proceso de neutralizar las obligaciones y derechos entre contrapartes de una transacción, de modo que la liquidación—que implica el intercambio efectivo de títulos, derivados y fondos—pueda ocurrir con más eficiencia sobre una base neta. Las sociedades de compensación centralizada participan en la transacción y reducen el riesgo de la contraparte.

  • e) Sociedades financieras especializadas que ayudan a otras sociedades a movilizar fondos en los mercados de renta variable y fija, y que proporcionan servicios de asesoramiento estratégico para fusiones, adquisiciones y otros tipos de transacciones financieras. (Se denominan a veces “bancos de inversión”). Estas sociedades invierten también sus propios fondos, en entidades de capital-riesgo, en fondos de cobertura dedicados al capital-riesgo y en operaciones de préstamo con garantía tituli-zada. Sin embargo, si captan depósitos o sustitutos cercanos de los depósitos, se las clasifica como sociedades captadoras de depósitos.

  • f) Toda otra sociedad financiera especializada que ofrece financiamiento a corto plazo para las fusiones y absorciones de empresas; financiamiento de la importación y exportación; empresas de factoring, y empresas de capital-riesgo y de capital para el desarrollo.

4.78Titulizar es captar fondos vendiendo un título respaldado por determinados activos o ingresos. Por ejemplo, un prestador hipotecario puede venderle una cartera de préstamos a una entidad con fines especiales que emite participaciones destinadas a inversionistas. El prestador puede continuar ocupándose de los servicios administrativos, pero jurídicamente la entidad con fines especiales es propietaria de la cartera. Este tipo de entidad se incluye en “otros intermediarios financieros, excepto sociedades de seguros y fondos de pensiones” si es la propietaria legal de una cartera de activos, vende un activo financiero nuevo que representa una participación en la cartera y lleva o puede elaborar un conjunto completo de cuentas. Sin embargo, en caso de que el prestador original emita títulos respaldados por activos en sus propios libros, la titulización tiene lugar prescindiendo de una entidad separada. Si la cartera no se transforma y la entidad con fines especiales no asume el riesgo de mercado ni el riesgo crediticio, entonces se la puede combinar con la matriz (si son residentes de la misma economía) o se la puede clasificar como un intermediario cautivo (si la matriz reside en una economía distinta). Los títulos respaldados por activos se describen como parte de los instrumentos financieros en el párrafo 5.47.

Auxiliares financieros

4.79Son auxiliares financieros todas las sociedades financieras que se encuentran dedicadas principalmente a actividades relacionadas con transacciones de activos y pasivos financieros o con la formulación del contexto regulatorio para esas transacciones, pero en circunstancias en las cuales el auxiliar no asume la propiedad de los activos y pasivos financieros objeto de la transacción.

4.80 En general, las siguientes sociedades financieras se clasifican dentro del subsector de los auxiliares financieros:

  • a) Agentes de seguros, administradores de rescates y consultores de seguros y pensiones.

  • b) Agentes de préstamos; corredores de títulos que organizan operaciones entre compradores y vendedores de títulos, pero que no compran ni mantienen en su poder títulos por cuenta propia; asesores de inversión, etc. (Los corredores de títulos que operan por cuenta propia se clasifican como otros intermediarios financieros).

  • c) Sociedades de colocación que administran la emisión de títulos.

  • d) Sociedades cuya función principal consiste en garantizar, mediante endoso, efectos comerciales o instrumentos análogos.

  • e) Sociedades que organizan (pero no emiten) derivados e instrumentos de cobertura como swaps, opciones y futuros.

  • f) Mercados de valores, mercados de seguros y mercados de materias primas y derivados.

  • g) Otras sociedades que suministran infraestructura para mercados financieros, tales como empresas depositarias o administradoras de títulos, oficinas de compensación6 y empresas interpuestas.

  • h) Administradores de fondos de pensiones, fondos comunes de inversión, etc. (pero no los fondos que manejan).

  • i) Instituciones sin fines de lucro reconocidas como entidades jurídicas independientes al servicio de sociedad financieras, pero que no suministran servicios financieros; por ejemplo, asociaciones de banqueros.

  • j) Compañías holding que ejercen algún tipo de control administrativo sobre las subsidiarias (véase el párrafo 4.85).

  • k) Casas de cambio y de transferencia de dinero.

  • l) Oficinas residentes de bancos extranjeros que no aceptan depósitos ni otorgan crédito por cuenta propia.

  • m) Sociedades dedicadas principalmente a la explotación de mecanismos de pago electrónico que no contraen pasivos vinculados a sus instrumentos (si lo hacen, son otros intermediarios financieros, excepto sociedades de seguros y fondos de pensiones).

  • n) Autoridades supervisoras centrales de los intermediarios financieros y mercados financieros que son unidades institucionales separadas.

4.81 Las sociedades que facilitan transacciones financieras, como las contrapartes de compensación centralizada, los mercados de valores, los mercados de derivados y las instituciones de liquidación de acuerdos de recompra, son intermediarios financieros si actúan por lo general como titulares frente a las contrapartes de la transacción; de lo contrario, son auxiliares financieros.

Instituciones financieras y prestamistas de dinero cautivos

4.82Las instituciones financieras y prestamistas de dinero cautivos son unidades institucionales que suministran servicios financieros que no sean seguros y cuyos activos y pasivos por lo general no se negocian en mercados financieros abiertos. Esta categoría incluye entidades que operan exclusivamente con un grupo limitado de unidades, tales como subsidiarias o subsidiarias de la misma sociedad holding o entidades que conceden préstamos con fondos propios suministrados por un solo avalista. La categoría de otros intermediarios financieros, excepto sociedades de seguros y fondos de pensiones (véanse los párrafos 4.76–4.77), se diferencia de las instituciones financieras y prestamistas de dinero cautivos porque estas están únicamente al servicio de un grupo limitado, al menos en un lado de su balance.

4.83 En general, se clasifican dentro de este subsector las siguientes sociedades financieras:

  • a) Unidades institucionales con la simple función de mantener activos, tales como fideicomisos, sucesiones, cuentas de apoderados y algunas sociedades ficticias.

  • b) Unidades institucionales que proporcionan servicios financieros exclusivamente con fondos propios o con fondos proporcionados por un avalista a una variedad de clientes, y que asumen el riesgo financiero del impago de los deudores. Son ejemplos los prestamistas y las sociedades dedicadas al otorgamiento de préstamos (por ejemplo, préstamos a estudiantes, préstamos de importación y exportación) con fondos recibidos de un avalista como una unidad de gobierno o una institución sin fines de lucro.

  • c) Casas de empeño que se dedican fundamentalmente al otorgamiento de préstamos.

  • d) Sociedades financieras tales como entidades con fines especiales que captan fondos en los mercados abiertos, destinados a sociedades afiliadas (por oposición a las entidades de titulización; véase el párrafo 4.78).

  • e) Conductos, órganos de financiamiento intragrupal y funciones de tesorería desempeñadas por una unidad institucional separada.

Las sociedades de seguros y los fondos de pensiones cautivos no forman parte de este subsector.

Compañías holding

4.84 Las compañías holding forman parte de este subsector, de los auxiliares financieros o de las sociedades no financieras, de acuerdo con la función que lleven a cabo. Un tipo de compañía holding es una unidad que tiene participaciones en el capital de una o más subsidiarias pero que no lleva a cabo ninguna actividad gerencial. Estas compañías se describen en la Clasificación Industrial Internacional Uniforme de Todas las Actividades Económicas (ISIC), Rev. 4, sección K, clase 6420, de la siguiente manera:

Esta clase incluye las actividades de las compañías holding, es decir, las unidades que mantienen activos (con una participación dominante en el capital) de un grupo de sociedades subsidiarias y cuya actividad principal es ser propietarias del grupo. Las compañías holding de esta clase no suministran ningún otro servicio al negocio en cuyo capital participan, es decir, no administran otras unidades.

Estas unidades son instituciones financieras cautivas y se incluyen en el sector de las sociedades financieras aun si todas las subsidiarias son sociedades no financieras. Las subsidiarias pueden ser residentes de la misma economía o de otra economía.

4.85 Otro tipo de unidad que entra en la categoría de compañía holding es la casa central que ejerce algún tipo de control administrativo sobre las subsidiarias. La casa central a veces puede tener un personal considerablemente más pequeño y de mayor jerarquía que las subsidiarias, pero está activamente dedicada a la producción. Este tipo de actividad se describe en la ISIC Rev. 4, sección M, clase 7010, de la siguiente manera:

Esta clase incluye la supervisión y administración de otras unidades de la compañía o empresa; la planificación y ejecución estratégica u organizativa de la compañía o empresa; el ejercicio del control y la administración operacional de las actividades diarias de las unidades vinculadas.

Estas unidades se asignan al sector de las sociedades no financieras a menos que la totalidad o la mayoría de las subsidiarias sean sociedades financieras, en cuyo caso se las considera por convención auxiliares financieros. Las subsidiarias pueden ser residentes de la misma economía o de otras economías. Otras entidades que mantienen y administran subsidiarias pueden tener operaciones sustanciales por derecho propio, en cuyo caso las funciones de la compañía holding pueden ser secundarias; entonces, se las clasifica de acuerdo con la operación predominante.

Conductos

4.86Un conducto es una entidad que capta fondos en los mercados financieros abiertos para trasladarlos a otras empresas afiliadas. En muchos casos los pasivos del conducto están garantizados por la compañía matriz. Si un conducto emite instrumentos financieros—títulos de deuda, acciones o participaciones de capital—que representan un derecho frente al conducto, actúa como una institución financiera cautiva. (Los conductos son un tipo de “fondo en tránsito”; véase el párrafo 6.34).

Entidades de conservación patrimonial

4.87 Las unidades institucionales cuya única función es mantener activos y pasivos, junto con el correspondiente ingreso de la propiedad, a beneficio de los propietarios se clasifican como instituciones financieras cautivas. Algunas entidades con fines especiales y fideicomisos llevan a cabo estas funciones. Las entidades con fines especiales se describen más a fondo en los párrafos 4.50–4.52. Si bien no hay una definición internacional consagrada de las entidades con fines especiales, en las economías donde tienen una presencia importante se las puede reconocer por separado, ya sea conforme a las definiciones de la legislación societaria nacional o según una descripción funcional, por ejemplo, si tienen una presencia física limitada y si la propiedad está en manos de no residentes. En las economías con grandes flujos de inversión directa a través de entidades con fines especiales residentes, se recomienda clasificar esos flujos como una partida suplementaria para poder reconocerlos por separado.

Sociedades de seguros

4.88Las sociedades de seguros son empresas constituidas en sociedad, mutualidades y otras entidades, cuya función principal es ofrecer seguros de vida, de accidentes, de enfermedad, de incendio o de otros tipos, a unidades institucionales individuales o a grupos de unidades o servicios de reaseguro a otras sociedades de seguros. Se incluyen los seguros cautivos, es decir, una compañía de seguros que atiende únicamente a sus propietarios. Los aseguradores de depósitos, los emisores de garantías de depósitos, los planes de protección de depósitos y otros emisores de garantías normalizadas que son entidades separadas, que actúan como aseguradores cobrando primas y que tienen reservas, se clasifican como sociedades de seguros. (Los instrumentos especializados correspondientes—reservas técnicas de seguros no de vida, y seguros de vida y derechos a rentas vitalicias—se describen en los párrafos 5.64–5.65).

Fondos de pensiones

4.89 Los pasivos de los planes de pensiones surgen cuando los miembros de los hogares participan en un plan de seguro social que suministra ingresos durante la jubilación (y a menudo prestaciones por deceso o incapacidad). Esos planes pueden estar organizados por empleadores o por el gobierno; también pueden estar organizados por sociedades de seguros en nombre de empleados; asimismo, se pueden establecer unidades institucionales separadas encargadas de mantener y administrar los activos que se utilizarán para satisfacer las obligaciones de los planes de pensiones y distribuir las pensiones. Los planes de pensiones pueden funcionar a través de un fondo de pensiones constituido por separado o un fondo que sea parte del empleador, o pueden funcionar en régimen de reparto. El subsector de los fondos de pensiones está integrado únicamente por los fondos de pensiones de la seguridad social que son unidades institucionales separadas de las unidades que las crearon.

4.90 Los sistemas de seguridad social no están incluidos en los fondos de pensiones, aunque a veces pueden tener también pasivos por derechos jubilatorios si otorgan pensiones a empleados del sector público. En el caso de los planes de pensiones sujetos a régimen de reparto, el gobierno general y las sociedades que no son fondos de pensiones pueden tener pasivos por derechos jubilatorios. Los fondos de pensiones no autónomos no están separados de la entidad de la cual forman parte. (Los derechos jubilatorios como tipo de activo o pasivo financiero se describen en el párrafo 5.66).

c. Gobierno general

4.91Las unidades de gobierno son entidades jurídicas de carácter único, establecidas por procesos políticos, con facultades legislativas, judiciales o ejecutivas sobre otras unidades institucionales en una zona específica. Consideradas como unidades institucionales, las principales funciones de gobierno son asumir la responsabilidad de proveer bienes y servicios a la comunidad o a los hogares financiando su prestación por medio de los impuestos u otros ingresos; redistribuir el ingreso y la riqueza mediante transferencias, y realizar operaciones de producción no de mercado. En términos generales:

  • a) Una unidad de gobierno cuenta normalmente con autoridad para captar fondos de otras unidades institucionales mediante la recaudación de impuestos o de transferencias coactivas.

  • b) Las unidades de gobierno efectúan tres tipos característicos de desembolso. El primer grupo está constituido por los gastos efectivos o imputados en que incurren al prestar gratuitamente a la comunidad servicios colectivos como administración pública, defensa, justicia, salud pública, etc. El segundo grupo está constituido por los gastos de suministro de bienes o servicios a título gratuito o a precios económicamente no significativos. El tercer grupo está constituido por las transferencias a otras unidades institucionales con el fin de redistribuir el ingreso o la riqueza.

Dentro de un territorio puede haber muchas unidades de gobierno separadas cuando existen distintos niveles de gobierno, concretamente central, estatal o local. Además, los fondos de seguridad social también constituyen unidades de gobierno.

4.92 El sector gobierno general está constituido por departamentos, sucursales, organismos, fundaciones, institutos, instituciones sin fines de lucro no de mercado controladas por el gobierno, y otras organizaciones bajo control público que realizan actividades no de mercado. Como se explica en el párrafo 4.5, las operaciones de un gobierno que están ubicadas en el extranjero y que están exentas mayormente de las leyes del territorio en el cual se encuentran ubicadas, como embajadas, consulados y bases militares, forman parte del gobierno de origen. Las unidades de gobierno están dedicadas principalmente a la producción de bienes y servicios que pueden suministrarse a título gratuito o venderse a precios que no son económicamente significativos. Las empresas controladas por el gobierno que a) tienen una producción de mercado, es decir, que cobran precios económicamente significativos, y b) llevan un conjunto completo de cuentas, están excluidas del gobierno general y se incluyen como empresas públicas en el sector de las sociedades no financieras o financieras que corresponda. El requisito de precios económicamente significativos significa que deben ser suficientemente elevados para afectar la demanda y la oferta de un bien o servicio7.

Entidades del gobierno residentes en el extranjero

4.93 Si un gobierno utiliza una entidad que es residente del territorio económico de otro gobierno para llevar a cabo actividades del gobierno general (es decir, actividades fiscales, en lugar de actividades para una sociedad pública, según la definición del párrafo 4.108), esa entidad no se incluye como parte del gobierno general ni en la economía de residencia ni en la economía del gobierno que utiliza la entidad. Estas entidades no se clasifican de la misma manera que las embajadas y otros enclaves territoriales si son creadas y funcionan de acuerdo con las leyes de la economía anfitriona. Como se indica en el párrafo 6.20 d), los gobiernos pueden ser inversionistas directos en estos casos. Sin embargo, como lo explican los párrafos 8.24–8.26, 11.40 y 12.48, se efectúan imputaciones especiales de transacciones y posiciones entre el gobierno y la entidad para que toda operación fiscal emprendida a través de una entidad no residente quede reflejada en las transacciones y posiciones del gobierno en cuestión.

Entidades reestructuradoras

4.94 Las entidades reestructuradoras son entidades creadas para vender sociedades y otros activos, y para reorganizar empresas. Se las puede utilizar también para la anulación de activos deteriorados o el reembolso de pasivos de entidades insolventes, a menudo en el contexto de una crisis bancaria. Las entidades reestructuradoras participan en actividades tales como la gestión de pasivos y su reembolso, la administración de activos deteriorados y su venta en el mercado, y el financiamiento del proceso.

4.95 Cuando la entidad reestructuradora está financiada por el gobierno y no realiza actividades que le acarrearían riesgos, como administrar pasivos de deuda desproporcionadamente grandes en relación con el valor razonable de sus activos, se considera que funciona con fines fiscales, no con fines comerciales, y que forma parte entonces del sector gobierno general. Por ejemplo, si una entidad reestructuradora adquiere deliberadamente activos a precios superiores a los de mercado con respaldo financiero directo o indirecto del gobierno sin asumir riesgos, se considera que funciona con fines fiscales y, por lo tanto, se la clasifica en el sector gobierno general. De lo contrario, se la clasifica como una sociedad financiera de acuerdo con la naturaleza de sus operaciones, por lo general en el subsector de otros intermediarios financieros, excepto sociedades de seguros y fondos de pensiones. Por ejemplo, si la entidad reestructuradora toma un préstamo en el mercado por propia cuenta y riesgo para adquirir activos financieros o no financieros que gestionará activamente, se la debe clasificar como una sociedad financiera. Cuando una compañía administradora de activos adquiere, administra y vende activos bancarios deteriorados y entonces asume riesgos, se le aplica la misma clasificación.

d. Hogares

Referencia:

4.96Se define un hogar como un grupo de personas que comparten la misma vivienda, que mancomunan, total o parcialmente, su ingreso y su riqueza y que consumen colectivamente ciertos tipos de bienes y servicios, sobre todo los relativos a la alimentación y al alojamiento. Los hogares a menudo coinciden con las familias. Sin embargo, los miembros de una familia no siempre son miembros del mismo hogar, ya que pueden vivir fuera del hogar. Asimismo, los miembros de un hogar no tienen que pertenecer necesariamente a la misma familia, siempre que compartan de alguna manera los recursos y el consumo.

4.97 Los hogares tienen dimensiones variables y adoptan una gran diversidad de formas, según la sociedad o la cultura, que dependen de la tradición, la religión, la educación, el clima, la geografía, la historia y otros factores socioeconómicos. Los hogares institucionales abarcan a personas que viven en hogares de jubilados, cárceles, hospitales y órdenes religiosas.

4.98 Aunque cada miembro de un hogar es una entidad jurídica, el hogar es una unidad adecuada para los efectos estadísticos porque muchas decisiones económicas se toman a nivel del hogar y las transacciones dentro del hogar están fuera del alcance de las estadísticas económicas. Los miembros de un hogar son todos residentes del mismo territorio económico. Una persona que mancomuna su ingreso con el hogar en un territorio económico, pero es residente de otro territorio económico, no está clasificada como un miembro de ese hogar. Una sola persona puede constituir un hogar.

4.99 El sector de los hogares incluye las empresas que son propiedad de miembros del hogar que no cumplen con la definición de una cuasisociedad. Por ejemplo, si los negocios de un hogar no se pueden separar del consumo personal de los miembros del hogar, no cumplen con el requisito de una cuasisociedad de poder elaborar sus propias cuentas. (Algunos negocios no constituidos jurídicamente se clasifican como cuasisociedades; véanse los párrafos 4.34–4.40 y 4.49).

e. Instituciones sin fines de lucro que sirven a los hogares (ISFLSH)

Referencia:

4.100Las ISFLSH son entidades que se dedican en particular a proporcionar bienes y servicios a los hogares o a la comunidad en general, a título gratuito o a precios que no son económicamente significativos (por lo tanto, se clasifican como productores no de mercado), con excepción de las que son controladas o principalmente financiadas por unidades de gobierno. Abarcan, por ejemplo, instituciones filantrópicas, organismos de socorro y asistencia financiados por transferencias voluntarias, así como sindicatos, asociaciones profesionales y eruditas, asociaciones de consumidores, instituciones religiosas, y asociaciones sociales, culturales y recreativas, que no cobran precios económicamente significativos. Pueden ser sociedades, fundaciones, fideicomisos u otras entidades no constituidas jurídicamente.

4.101 El financiamiento de las ISFLSH procede, en general, de contribuciones, subscripciones de los miembros o ganancias generadas por las tenencias de activos reales o financieros. El sector de las ISFLSH es un subconjunto de instituciones sin fines de lucro. Las que cobran precios económicamente significativos se clasifican en el sector de las sociedades financieras, las sociedades no financieras o los hogares, según corresponda. Además, las instituciones sin fines de lucro que sirven a las empresas, como las cámaras de comercio y las asociaciones comerciales, se incluyen en los sectores de las sociedades (véase el párrafo 12.57, que aborda las cuotas de admisión). Cuando este Manual se refiere a las instituciones sin fines de lucro, las abarca a todas.

f. Resto del mundo

4.102 El resto del mundo abarca las unidades institucionales no residentes que realizan transacciones con unidades residentes o que mantienen otro tipo de vínculos económicos con unidades residentes. El sector resto del mundo está reconocido en las cuentas nacionales y es la contraparte en todas las partidas de las cuentas internacionales.

Organismos internacionales

4.103 Los organismos internacionales tienen las siguientes características:

  • a) Los miembros de un organismo internacional son los Estados nacionales u otros organismos internacionales cuyos miembros son Estados nacionales; por lo tanto, su autoridad se deriva o bien directamente de los Estados nacionales que son sus miembros, o bien indirectamente de dichos Estados a través de otros organismos.

  • b) Son entidades establecidas mediante acuerdos políticos formales entre sus miembros, que tienen el rango de tratados internacionales; su existencia es reconocida por ley en sus países miembros.

  • c) Se crean con diferentes finalidades:

    • Organismos financieros internacionales. Estas entidades realizan intermediación financiera a nivel internacional (es decir, encauzan fondos entre prestamistas y prestatarios de economías diferentes). Un banco central de un grupo de economías (por ejemplo, el banco central de una unión monetaria) es un ejemplo de organismo financiero internacional. También lo son el FMI, el Grupo del Banco Mundial, el BPI y los bancos regionales de desarrollo.

    • Otros organismos internacionales. Estas entidades proporcionan servicios no de mercado de naturaleza colectiva en beneficio de sus Estados miembros, tales como mantenimiento de la paz, enseñanza, ciencias, cuestiones de políticas y otros estudios.

4.104 Los organismos internacionales pueden ser mundiales o regionales. Una entidad internacional encargada de funciones que suele desempeñar el gobierno general, tales como la administración y la vigilancia, se clasifica como organismo internacional, pero posiblemente sea útil reconocer este tipo de entidad por separado en las estadísticas.

4.105 Los organismos internacionales se consideran no residentes de los territorios en los cuales se encuentran ubicados. Esta clasificación se debe a que, por lo general, están exentos total o parcialmente de las leyes y las regulaciones nacionales, de modo que no se los considera parte de la economía nacional de dichos territorios.

4.106 Los organismos internacionales pueden presentarse en algunos casos como un sector institucional. Primero, pueden aparecer en los datos de una unión monetaria o de una unión económica, en cuyo caso los organismos internacionales de la unión son residentes de la unión en su conjunto. Segundo, pueden tener relevancia cuando se elaboran datos por sector de la contraparte, por ejemplo, sobre las fuentes de las transferencias corrientes. Esos datos revisten particular interés en las economías en las cuales los organismos internacionales tienen una presencia sustancial.

4.107 A diferencia de los organismos internacionales, las empresas de propiedad conjunta de dos o más gobiernos no se clasifican como organismos internacionales, sino como otras empresas. La distinción depende de que el organismo produzca para el mercado, y es importante porque se aplican diferentes clasificaciones según la residencia de los organismos internacionales y las empresas. Los fondos de pensiones exclusivos para el personal de organismos internacionales se clasifican como fondos de pensiones, y no como organismos internacionales. Por lo tanto, la residencia de esos fondos de pensiones se determina de acuerdo con lo expuesto en el párrafo 4.141.

g. Más detalles sobre las sociedades públicas

Referencia:

4.108Una sociedad es pública si la controla una unidad de gobierno, otra sociedad pública o una combinación de ambas, definiéndose el control como la capacidad para decidir la política general de la sociedad. La expresión “política general de la sociedad” se utiliza aquí en un sentido amplio y se refiere a las políticas financieras y operativas centrales vinculadas a los objetivos estratégicos de la sociedad como productor de mercado. (El término “sociedad pública” no debe confundirse con el mismo término que se utiliza en los países anglosajones para referirse a las sociedades anónimas cuyas acciones se transan en las bolsas públicas.) Las sociedades públicas pueden figurar como partidas suplementarias en el sector o subsector de las sociedades financieras y no financieras, según corresponda.

4.109 Como los gobiernos ejercen potestades soberanas a través de leyes, regulaciones, ordenanzas, etc., es necesario tener cuidado al determinar si el ejercicio de esas potestades equivale a decidir la política general de una sociedad determinada y, por ende, a controlarla. No se debe considerar que las leyes y regulaciones aplicadas a todas las unidades como clase o a una industria en particular equivalen a controlar esas unidades. La capacidad para decidir la política general no implica necesariamente el control directo de las actividades y operaciones diarias de una sociedad en particular. Como los mecanismos de control pueden variar considerablemente entre una sociedad y otra, no es ni conveniente ni posible hacer una lista completa de factores que se deben tener en cuenta. Sin embargo, los ocho factores enumerados a continuación suelen ser los más importantes:

  • a) Propiedad mayoritaria de la participación con derecho de voto.

  • b) Control del directorio u órgano rector.

  • c) Control del nombramiento y la destitución del personal más influyente.

  • d) Control de los comités más influyentes de la entidad.

  • e) Acciones y opciones con derecho de voto decisivo, aun sin mayoría.

  • f) Regulación y control.

  • g) Control en manos de un cliente dominante.

  • h) Control vinculado a empréstitos recibidos del gobierno.

4.110 El control se manifiesta en algunos casos a través de un solo indicador, y en otros, a través de varios indicadores tomados en conjunto. Una decisión basada en la totalidad de los indicadores lleva un componente inevitablemente subjetivo. Los compiladores de las cuentas internacionales deben consultar a los expertos en estadísticas de las finanzas públicas para asegurar la uniformidad del proceso.

4.111 Las asociaciones entre los sectores público y privado son contratos a largo plazo en virtud de los cuales una entidad privada adquiere o construye un activo, lo explota durante cierto tiempo y luego se lo transfiere al gobierno. La entidad privada puede ser una empresa de inversión directa. Como en el caso de los arrendamientos, el propietario económico de estos activos es la unidad que asume la mayoría de los riesgos y espera recibir la mayoría de los beneficios vinculados a los activos. El capítulo 22 del SCN 2008 ahonda en esta cuestión.

4.112 Las sociedades que están sujetas al control de un gobierno pero que residen en una economía que no es la del gobierno no se clasifican como sociedades públicas, ya que no son empresas públicas vinculadas al gobierno de la economía de residencia. Estas sociedades son diferentes de las embajadas y las bases militares, ya que están sujetas a las leyes locales y deben considerarse parte de la economía en la cual están ubicadas.

E. Residencia

1. Principios generales

Referencia:

4.113La residencia de cada unidad institucional es el territorio económico con el que tiene la conexión más estrecha, expresada como su centro de interés económico predominante. Cada unidad institucional es residente de un solo territorio económico, que se determina según su centro de interés económico predominante. Más adelante se presentan criterios específicos para determinar la residencia. Las definiciones que figuran a continuación ilustran la aplicación del concepto de centro de interés económico predominante. Debe darse preferencia a estas definiciones, y no elegir en forma arbitraria uno de los diversos aspectos posibles del interés económico.

4.114Una unidad institucional es residente de un territorio económico cuando dentro de ese territorio económico existe una ubicación, una vivienda, un lugar de producción u otro tipo de instalación en el cual o desde el cual la unidad realiza o tiene previsto seguir realizando, ya sea indefinidamente o a lo largo de un período finito pero prolongado, transacciones y actividades económicas a una escala significativa. No es necesario que la ubicación sea fija, siempre y cuando siga estando dentro del territorio económico. La definición operativa se basa en una ubicación efectiva o prevista durante un año o más; si bien el período específico de un año es algo arbitrario, se adopta para evitar la incerti-dumbre y facilitar la coherencia internacional.

4.115 A continuación se delimita la residencia de distintas entidades en términos generales, con una explicación más detallada en los párrafos 4.116–4.144:

  • a) La residencia de los particulares está determinada por la residencia del hogar del que forman parte y no por su lugar de trabajo. Todos los miembros del mismo hogar tienen la misma residencia que el propio hogar, aunque puedan cruzar la frontera para trabajar o pasar tiempo en el extranjero con otros fines. Si trabajan y residen en el extranjero de modo tal que adquieren allí un centro de interés económico predominante, dejan de ser miembros de sus hogares originales.

  • b) Las empresas no constituidas en sociedad que no son cuasisociedades no son unidades institucionales separadas de sus propietarios y, por lo tanto, tienen la misma residencia. (Sin embargo, los criterios de reconocimiento de una sucursal expuestos en el párrafo 4.27 significan que un negocio trans-fronterizo sustancial casi siempre será reconocido como una cuasisociedad).

  • c) Cabe suponer que las sociedades y las instituciones sin fines de lucro suelen tener su centro de interés económico en la economía en la cual están constituidas jurídicamente e inscritas. Las sociedades pueden ser residentes de economías que no son las de sus accionistas, y las subsidiarias pueden ser residentes de economías que no son las de la sociedad matriz. Cuando una sociedad, o una empresa no constituida jurídicamente, mantiene una sucursal, oficina o lugar de producción en otro territorio con el fin de producir a escala significativa durante un período prolongado (generalmente, un año o más), pero sin crear una sociedad con esa finalidad, esa sucursal, oficina o lugar de producción se considera una cuasisociedad (es decir, una unidad institucional separada) residente del territorio en el que se halla localizada.

  • d) En el caso de las entidades cuyos atributos de ubicación son escasos o inexistentes, como ocurre con muchas entidades con fines especiales, la residencia se determina de acuerdo con el lugar en el cual están constituidas jurídicamente.

  • e) Cuando un no residente es propietario de tierras y edificios, y de recursos naturales que no son tierras, se considera que los activos son propiedad de una unidad hipotética residente de la economía en la cual está ubicada, aun si no se dedica a otras transacciones o actividades económicas en esa economía. Por lo tanto, todas las tierras, edificios y recursos naturales que no son tierras son propiedad de residentes.

2. Residencia de los hogares

4.116 Si bien muchas personas tienen claramente una conexión estrecha con una sola economía, otras tienen intereses económicos sustanciales en dos o más territorios económicos. Factores como la ubicación de las viviendas, el empleo, las tenencias de activos, la nacionalidad, el estado migratorio, la situación con respecto a los impuestos sobre el ingreso, los ingresos percibidos, los gastos, los intereses económicos y la ubicación de familiares dependientes pueden apuntar a economías distintas. Para reconocer la economía de residencia cuando existen conexiones con dos o más economías, se aplica la siguiente definición, que permite reconocer el centro de interés económico predominante.

4.117Un hogar es residente del territorio económico en el cual sus miembros mantienen o tienen previsto mantener una vivienda o una serie de viviendas que tratan y utilizan como su vivienda principal. El hecho de estar presente en un territorio por un año o más, o la intención de hacerlo, bastan para determinar que allí se encuentra ubicada la vivienda principal. Si no está claro qué vivienda es la vivienda principal, el tiempo que se pasa en ella es lo que permite reconocerla, más allá de otros factores como la presencia de otros familiares, el costo, el tamaño o el tiempo de posesión.

4.118 Las personas que pertenecen al mismo hogar deben ser residentes del mismo territorio. Si un miembro de un hogar deja de residir en el territorio en el cual reside el hogar, deja de ser miembro de ese hogar. Como resultado de esta definición, el uso del hogar como unidad institucional es compatible con la determinación de la residencia persona por persona.

4.119 Además de los principios generales, se utilizan otros factores para determinar la residencia de ciertas categorías: estudiantes, pacientes, tripulaciones de buques, personal diplomático, personal militar, personal de bases científicas y otros empleados públicos destacados en enclaves del gobierno en el extranjero (estos enclaves se describen en el párrafo 4.5 e)). En estos casos se considera que otras conexiones son más importantes para determinar la residencia. En el caso de movimientos significativos de la población entre dos territorios, los compiladores de cada territorio deben cooperar para decidir definiciones y mediciones uniformes.

Estudiantes

4.120 Las personas que viajan al extranjero como estudiantes a tiempo completo por lo general siguen siendo residentes del territorio del cual eran residentes antes de trasladarse al extranjero. Esta clasificación rige aun si los estudios duran más de un año. Sin embargo, los estudiantes pasan a ser residentes del territorio en el que están estudiando cuando deciden mantener su presencia en ese territorio una vez concluidos sus estudios. En el caso de los estudiantes, la justificación para no cambiar el territorio de residencia es que el desplazamiento a un territorio diferente tiene un motivo transitorio, es decir, el centro de interés económico predominante sigue siendo el territorio de origen. La residencia de los dependientes que acompañan al estudiante se determina de la misma manera. La matrícula y los otros gastos del estudiante en la economía anfitriona se incluye en viajes (véase el párrafo 10.89).

Pacientes

4.121 Las personas que viajan al extranjero con la finalidad de recibir tratamiento médico mantienen su centro de interés predominante en el territorio del cual eran residentes antes del tratamiento, incluso en los casos excepcionales en que un tratamiento complejo dura un año o más. Al igual que en el caso de los estudiantes, se considera que el desplazamiento tiene un motivo transitorio. La residencia de los dependientes que acompañan al paciente se determina de la misma manera.

Tripulaciones de buques, etc.

4.122 Las tripulaciones de buques, aeronaves, plataformas petroleras, estaciones espaciales u otro tipo parecido de equipos que funcionan fuera del territorio o entre varios territorios se clasifican como residentes del territorio de origen. El territorio de origen es donde pasan la mayor parte del tiempo que no dedican a sus obligaciones. El territorio de origen está considerado como una conexión más fuerte que la ubicación del equipo móvil o su explotador, aun si la mayor parte del tiempo se pasa en esta última ubicación.

Personal diplomático, militar, etc.

4.123 El personal nacional diplomático, militar, dedicado al mantenimiento de la paz y otros funcionarios públicos destacados en enclaves del gobierno en el extranjero, junto con los miembros de sus hogares, se consideran residentes del territorio económico del gobierno empleador. Estos enclaves—bases militares, embajadas, etc., descritos en el párrafo 4.5 e)—forman parte del territorio económico del gobierno empleador. Continúan siendo residentes de sus economías de origen aun si ocupan viviendas fuera de los enclaves. Los gastos del personal diplomático, etc. en las economías anfitrio-nas se incluyen en bienes y servicios del gobierno, n.i.o.p. (véase el párrafo 10.177). Otros empleados, como el personal contratado localmente, son residentes del lugar en el cual está ubicada su vivienda principal.

Personal de organismos internacionales

4.124 El personal de organismos internacionales, incluido el personal diplomático y militar, es residente del territorio de su vivienda principal. No se clasifica igual que el personal nacional diplomático y militar descrito en el párrafo precedente porque este último sigue recibiendo salarios e instrucciones del gobierno del territorio de origen y suele estar destacado por un período más corto antes de regresar a la economía de origen.

Trabajadores fronterizos

4.125 Los trabajadores fronterizos, los trabajadores de temporada y otros trabajadores a corto plazo cruzan fronteras durante un período breve para llevar a cabo un trabajo. No se adopta una clasificación especial, de modo que su residencia se decide de acuerdo con los criterios enunciados en el párrafo 4.117. Los trabajadores fronterizos son personas empleadas que cruzan de un territorio a otro para asistir a un lugar de empleo. Los trabajadores de temporada atraviesan fronteras durante ciertos períodos, como las épocas de cosecha o las temporadas turísticas, para asistir a un lugar de empleo. Otros empleos a corto plazo pueden ocurrir para una tarea determinada, como un proyecto de construcción, reparaciones, aseso-ramiento, etc. En cada caso, la residencia de las personas en cuestión se basan en la vivienda principal, y no en el territorio de empleo.

Personas sumamente móviles

4.126 Algunas personas tienen conexiones íntimas con dos o más territorios; por ejemplo, tienen viviendas en más de un territorio en el cual pasan una cantidad considerable de tiempo. Si una persona no tiene una presencia continua—efectiva o prevista—en un territorio durante un año, el factor decisivo es el territorio de la vivienda principal que mantienen. En caso de que no haya una vivienda principal, o que haya dos o más viviendas principales en diferentes economías, el territorio de residencia se determina en base al territorio en el cual la persona pasa más tiempo por año. Aunque estas personas deben ser clasificadas como residentes de una sola economía para fines estadísticos, posiblemente se necesite más información si existen vínculos estrechos con otra economía. Sin embargo, el resultado estadístico de clasificar los trabajadores extranjeros a largo plazo como residentes de la economía anfitriona es apropiado, ya que no se consideran transacciones internacionales su ingreso y su consumo en el territorio anfitrión, sino solo los montos que envían a la economía de origen. La alternativa sería un redireccionamiento artificial, imputando los créditos por ingreso y los débitos por viajes al territorio de origen.

4.127 Sin embargo, quizá convenga que los compiladores proporcionen datos suplementarios sobre los grupos de no residentes que tienen vínculos significativos con la economía, por ejemplo, que envían remesas a sus familiares o que tienen previsto regresar con ahorros o pensiones. Del mismo modo, quizá convenga contar con datos suplementarios sobre las personas clasificadas como residentes de la economía que mantienen vínculos significativos con otras economías. En el apéndice 5 se describen algunas presentaciones suplementarias de flujos vinculados con algunas de estas personas móviles.

Refugiados

4.128 No se aplica una clasificación especial a los refugiados. Su residencia cambia del territorio de origen al territorio en el que se refugian si pasan o tienen previsto pasar allí un año o más, aun si la residencia es involuntaria o transitoria y la condición futura es desconocida.

Aplicación de los principios de residencia

4.129 En la práctica, los principios de residencia por lo general no se aplican a personas determinadas, sino a grupos amplios de personas. Por lo tanto, del comportamiento de grupos parecidos en el pasado se infieren factores como la intención de permanecer en un territorio un año o más. Algunas fuentes de datos administrativos pueden diferir ligeramente de las definiciones estadísticas de residencia. Si las variaciones son significativas se podrían realizar algunos ajustes o se podría considerar que la definición administrativa constituye una aproximación aceptable en la práctica.

4.130 La residencia es lo que determina cómo se clasifican el ingreso, el gasto y las posiciones financieras de los hogares en las estadísticas de las cuentas internacionales. El cuadro 4.3 resume algunas de las implicaciones que tiene para las cuentas internacionales la clasificación de un hogar como residente o no residente de la economía declarante en el caso de varios tipos de flujos. Por ejemplo, un estudiante no residente que estudia en un territorio aparece como una fuente de créditos de servicio por enseñanza, vivienda, alimentación, otros bienes y servicios, y posiblemente débitos por transferencia si está becado por la economía anfitriona. En el caso de un estudiante residente, esas transacciones estarían fuera del alcance de las cuentas internacionales. El efecto de los cambios de residencia de las personas se explica en el párrafo 4.165.

Cuadro 4.3.Algunos efectos de la residencia de un hogar en las estadísticas de la economía anfitriona
Posición o flujo económicoResidente (p. ej., trabajador extranjero a largo plazo)No residente (p. ej., trabajador extranjero a corto plazo)
Remuneración de empleados recibida de empresas de la economía declaranteNo es transacción internacionalIngreso primario
Gasto personal en la economía declaranteNo es transacción internacionalServicios, principalmente viajes
Transferencias a familiares en la economía de origenTransferencias corrientes o de capitalTransferencias de residente a residente dentro de la economía de origen, y entonces fuera de la balanza de pagos (Pero posiblemente transacciones de la cuenta financiera si se realizan desde un banco en la economía anfitriona)
Derechos financieros o pasivos de una unidad institucional residente frente al hogarNo se incluye en las cuentas internacionalesSe incluye en las cuentas internacionales
Tierras y edificios en la economía anfitrionaNo se incluye en la posición de inversión internacionalPasivo por inversión directa de la economía declarante en la unidad residente hipotética
Tierras y edificios en la economía de origenActivo por inversión directa en la unidad residente hipotéticaNo se incluye en la posición de inversión internacional

3. Residencia de empresas

4.131Como principio general, una empresa es residente de un territorio económico cuando está dedicada a la producción de bienes o servicios en un volumen significativo desde una localidad de ese territorio. Los párrafos 4.134–4.136 contienen otros principios. Como se indica en el párrafo 4.23, una empresa es una unidad institucional dedicada a la producción y puede ser una sociedad, una cuasisociedad, una institución sin fines de lucro o una empresa no constituida jurídicamente (parte del sector de los hogares).

4.132 A diferencia de las personas y de los hogares, que pueden tener conexiones con dos o más economías, las empresas casi siempre están conectadas a una sola economía. Las normas tributarias o jurídicas suelen tener por resultado el uso de una entidad jurídica separada para operar en cada territorio jurídico. Además, a los fines estadísticos se reconoce una unidad institucional separada para los casos en que una misma entidad jurídica realiza operaciones sustanciales en dos o más territorios (por ejemplo, sucursales, propiedad de tierras y empresas multiterritoriales; véanse los párrafos 4.26–4.44). Al dividir esas entidades jurídicas, queda clara la residencia de cada una de las sociedades resultantes. El uso de la expresión “centro de interés económico predominante” no significa que las entidades que realizan operaciones sustanciales en dos o más territorios no tengan que ser divididas.

4.133 Por lo general, la producción debe tener lugar en el territorio—o estar planificada—por un período de un año o más para reconocer una cuasisociedad. Sin embargo, todas las empresas deben ser residentes de algún lugar, de modo que si la única actividad de una unidad institucional efectiva es un proceso de producción cuya duración es más corta, la unidad es residente del territorio en el cual se encuentra ubicada la producción.

Sociedades con presencia física escasa o nula

4.134 Una entidad jurídica es residente del territorio económico cuya legislación rige su constitución jurídica o inscripción. Si es una subsidiaria artificial residente, se la combina con una matriz residente en la misma economía para formar una unidad institucional (párrafo 4.18) o, con ciertas finalidades, para formar un grupo empresarial local (párrafo 4.55). Sin embargo, no se la debe combinar con entidades residentes de otras economías. Si tiene operaciones sustanciales en otras economías, es posible reconocer allí una sucursal (párrafo 4.26). En algunos casos, una sociedad tiene una presencia física mínima o inexistente, por ejemplo, cuando se contrata a otras entidades para administrarla en todos sus aspectos. Muchas veces funcionan en esta modalidad bancos, compañías de seguros, fondos de inversión (pero no sus gestores), vehículos de titulización y algunas entidades con fines especiales. Lo mismo sucede con la fabricación virtual, cuando todos los procesos físicos se tercerizan a otras unidades.

4.135 La misma sociedad puede figurar en los registros de varias jurisdicciones, por ejemplo, para los efectos de la constitución jurídica, el impuesto sobre el ingreso, el impuesto al valor agregado y ciertas regulaciones, y puede haberse convenido una jurisdicción en particular para la solución de controversias. En estos casos, la jurisdicción cuyas leyes rigen la creación y la continuación de la existencia de la entidad deben ser el criterio que determina la residencia. Si no hubo constitución jurídica ni inscripción, el domicilio legal debe ser el criterio de residencia. La constitución jurídica y la inscripción representan un grado sustancial de conexión con la economía, junto con la jurisdicción que rige la existencia y las operaciones de la empresa. Por el contrario, otras conexiones, como la propiedad, la ubicación de activos o la ubicación de los administradores, pueden resultar menos claras.

Producción desde una base

4.136 En algunos casos, una empresa tiene una ubicación que utiliza como base para suministrar servicios a otras localidades. Esa es la modalidad que se utiliza, por ejemplo, para el transporte (véase la descripción de equipos móviles en el párrafo 4.31) y que también puede servir para muchos otros tipos de servicio, como los servicios de reparación a domicilio, la construcción a corto plazo y muchos otros servicios a empresas. En esos casos, la residencia de la empresa se determina de acuerdo con la base de las operaciones y no con el lugar de entrega o ubicación del equipo móvil, a menos que las actividades realizadas en el punto de entrega sean de tal magnitud que equivalgan a las de una sucursal, como se define en el párrafo 4.27. Por ejemplo, la residencia de una entidad institucional que explota buques en alta mar y en distintas aguas territoriales se determina conforme a los criterios enunciados en los párrafos 4.131–4.135, y la economía de residencia no es necesariamente la misma en la que pasan la mayor parte del tiempo los buques ni el territorio en el cual están registrados. Además, la empresa explotadora de los buques no es necesariamente la empresa propietaria, ya que la explotadora puede haber suscrito un arrendamiento operativo con la propietaria, que es residente de otra economía. La residencia de la empresa propietaria se determina según los criterios de los párrafos 4.131–4.135. La bandera de conveniencia utilizada por la empresa no determina la residencia de la explotadora; de hecho, la misma explotadora puede tener buques registrados en distintas economías. Análogamente, la residencia de una empresa que fleta buques se determina de acuerdo con la ubicación de su propia base de operaciones, no con la bandera ni con la ubicación del buque respectivo. La base de operaciones no coincide necesariamente con la ubicación desde la cual se administra la empresa. Una compañía que explota equipos móviles puede tener domicilio legal en una economía pero estar administrada desde otra.

4.137 El cuadro 4.4 resume algunas de las implicaciones que tiene para las cuentas internacionales la clasificación de una empresa como residente o no residente en el caso de varios tipos de flujos y posiciones. La posibilidad de cambio de residencia de las empresas se aborda en el párrafo 4.167.

Cuadro 4.4.Algunos efectos de la residencia de una empresa propiedad de un no residente en las estadísticas de la economía anfitriona
Posición o flujo económicoEmpresa residente (p.ej., proyecto de construcción a largo plazo)Empresa no residente (p.ej., proyecto de construcción a corto plazo)
Ventas de la empresa a residentesNo es transacción internacionalImportaciones de bienes y servicios
Compras de la empresa a residentesNo es transacción internacionalExportaciones de bienes y servicios
Remuneración de empleados pagadera a residentes de la economía anfitrionaNo es transacción internacional si es una suma por cobrarRemuneración de empleados
Remuneración de empleados pagadera a residentes de la economía de origenRemuneración de empleadosNo es transacción de la economía anfitriona
Superávit neto de explotaciónDividendos por pagar o utilidades reinvertidas (la empresa es una empresa de inversión directa)No es transacción internacional
Inyecciones de fondos de los propietariosPasivos por inversión directa de la economía declarante (la empresa es una empresa de inversión directa)No es transacción internacional
Derechos financieros o pasivos de una unidad institucional residente frente a la empresaNo se incluye en las cuentas internacionalesSe incluye en las cuentas internacionales

4. Residencia de otras unidades institucionales

a. Gobierno general

4.138 El gobierno general incluye las operaciones fuera del territorio de origen, tales como embajadas, consulados, bases militares y otros enclaves de gobiernos extranjeros, incluidos los que proporcionan capacitación y otras formas de asistencia. Por lo general, estas operaciones no son unidades institucionales separadas, pero aun si lo fueran serían residentes del territorio de origen, no del territorio anfitrión en el cual se encuentran ubicadas, ya que suelen gozar de cierto grado de inmunidad frente a las leyes del territorio anfitrión y el derecho internacional las considera una extensión del territorio del gobierno de origen. Sin embargo, una entidad creada por un gobierno en virtud de las leyes de la jurisdicción anfitriona es una empresa residente de la economía anfi-triona y no forma parte del sector gobierno general en ninguna de las dos economías. (El párrafo 4.93 ahonda en estos casos). La residencia de los empleados de estas operaciones se describe en el párrafo 4.123.

b. Organismos internacionales

4.139 Los organismos internacionales se definen en los párrafos 4.103–4.107. Son residentes de un territorio económico propio y no de la economía en la cual se encuentran físicamente ubicados. Esta clasificación se aplica no solo a los organismos internacionales situados en un solo territorio, sino también a los que se hallan ubicados en dos o más territorios. La residencia de los empleados de estas operaciones se aborda en el párrafo 4.124.

4.140 Un organismo internacional que maneja servicios de mantenimiento de la paz y otras fuerzas militares, o que actúa como administrador provisional de un territorio, conserva la condición de organismo internacional y es un no residente de ese territorio, aun si lleva a cabo allí funciones de gobierno general. Si estos organismos son significativos, quizá convenga reconocerlos por separado.

4.141 Un fondo de pensiones independientemente constituido por un organismo internacional no se clasifica como organismo internacional, sino que está considerado como una sociedad financiera. Su residencia se determina según los principios generales enunciados en los párrafos 4.131–4.135, es decir, es residente del territorio en el cual se encuentra ubicado, y si no tiene presencia física, es residente de la economía en la cual está constituido jurídicamente o inscrito.

c. Organismos internacionales regionales

4.142 Algunos organismos internacionales abarcan un grupo de economías en una región determinada, como en el caso de las uniones económicas o monetarias. Si se elaboran estadísticas para la región en su totalidad, estos organismos regionales son residentes de la región en su totalidad, aun cuando no sean residentes de ninguna de las economías miembro. (El apéndice 3 contiene más información sobre las uniones monetarias y económicas).

4.143 Al producir totales mundiales o regionales, los organismos internacionales se combinan con datos nacionales, como en el caso de las transacciones y posiciones internacionales que compila el FMI.

d. ISFLSH

4.144 Una ISFLSH tiene su centro de interés económico en la economía donde se la creó jurídicamente y en la cual está oficialmente reconocida y registrada como entidad jurídica o social. En la práctica, puede determinarse sin ambigüedades la residencia de la gran mayoría de las ISFLSH. Sin embargo, cuando una ISFLSH se dedica a actividades de beneficencia o asistencia a escala internacional, puede mantener en distintos territorios operaciones sustanciales que equivalen a una sucursal. (véase el análisis del párrafo 4.27). Ese tipo de sucursal por lo general está financiada mayor o totalmente por transferencias corrientes o de capital procedentes del extranjero. Las ISFLSH no son organismos internacionales, ya que estos se limitan a entidades creadas por gobiernos.

F. Cuestiones vinculadas a la residencia

1. Activos y pasivos en manos de grupos que incluyen residentes y no residentes

4.145 Algunos activos financieros tienen propietarios que son residentes de diferentes territorios económicos, por ejemplo, cuentas bancarias conjuntas u otros casos en que el titular de una cuenta autoriza a familiares a realizar extracciones de fondos. Es posible que en estos casos la atribución entre propietarios no esté clara:

  • En el caso de depósitos que efectúan trabajadores emigrantes en sus economías de origen y que sus familiares en las economía de origen tienen libertad de utilizar, se puede adoptar una convención que clasifica esos depósitos como activos en manos de residentes de la economía de origen.

  • Del mismo modo, en el caso de los depósitos que efectúan trabajadores emigrantes en la economía anfitriona y que sus familiares tienen libertad de utilizar, se puede adoptar una convención que clasifica esos depósitos como activos en manos de residentes de la economía anfitriona.

(Véase Monetary and Financial Statistics Compilation Guide, párrafo 3.46).

Los compiladores pueden adoptar otra clasificación si disponen de información más fidedigna. Como estas cuentas se pueden utilizar para realizar transferencias, es importante reconocer estas transacciones en el momento del depósito o de la extracción (según la convención adoptada). También es importante que los compiladores evalúen la metodología junto con los compiladores de las estadísticas monetarias y financieras y los compiladores de la economía de contraparte a fin de adoptar clasificaciones congruentes y realistas en los casos en que los valores son significativos.

2. Datos desglosados por economías socias

4.146 La presentación primaria de las cuentas internacionales muestra posiciones y transacciones con todos los no residentes como un total, pero los datos sobre las posiciones y transacciones con no residentes desglosados por economías o grupos de economías socias son de considerable interés. (El desglose de datos por sector institucional socio se describe en el párrafo 4.57). Los datos pueden corresponder a la balanza de pagos o a la PII en su conjunto, o a un componente determinado como bienes, servicios, inversión directa o inversión de cartera. Los datos por economía socia no solo sirven para el análisis económico, sino que también permiten hacer comparaciones bilaterales y, por lo tanto, detectar problemas en las estadísticas. Por ejemplo, son un elemento fundamental de la Encuesta coordinada sobre inversión de cartera y la Encuesta Coordinada sobre la Inversión Directa del FMI, y de las estadísticas sobre banca internacional del BPI.

4.147 Los datos desglosados por economía socia a menudo abarcan grupos de economías o una combinación de grupos y economías individuales. (Como las economías socias a menudo están agrupadas por región, los datos a veces se denominan “estados regionales”). Conviene seguir listas consagradas de países y regiones, como las elaboradas por las Naciones Unidas o el FMI. Los datos publicados sobre las economías socias pueden estar agregados por grupo para proteger la confidencialidad y evitar categorías con valores mínimos. No solo se necesitan categorías con economías y regiones como contraparte, sino también con organismos internacionales. Los datos desglosados por economía socia también son necesarios para consolidar las estadísticas de los Estados miembros de una unión monetaria. Los párrafos A3.21–A3.28 contienen más información sobre estos datos.

4.148 El principio básico de los datos desglosados por economía socia se apoya en la economía de residencia de la contraparte de la transacción o posición financiera. Rigen los mismos principios de determinación de la residencia enunciados en la sección E de este capítulo, pero muchas veces son más difíciles de aplicar porque la contraparte residente desconoce la información. En varios casos (párrafos 4.149–4.164), la principal fuente potencial de información quizá no sea la preferida. Entonces, los compiladores deben hacer constar las divergencias y evaluar su importancia para decidir si se requieren ajustes. El estado de balanza de pagos total está conceptual-mente equilibrado porque cada transacción implica dos flujos iguales; sin embargo, la balanza de pagos bilateral puede no estar equilibrada (ni siquiera en teoría) (véase el párrafo A3.73).

a. Agentes

4.149 Un agente es una parte que obra en nombre de otra o como su representante. Las transacciones organizadas por un agente en nombre del titular deben imputarse al titular, no al agente. Por ejemplo, si un agente emite boletos en nombre de una aerolínea residente en otra economía, las transacciones y posiciones vinculadas a esos boletos se le imputan a la aerolínea. Sin embargo, un agente también puede realizar transacciones por cuenta propia, incluidos los servicios que le ofrece en calidad de agente al titular.

b. Bienes

4.150 De acuerdo con el criterio de traspaso de propiedad, la residencia del vendedor o del comprador de un bien es el concepto preferido para reconocer al socio. En la práctica, los datos disponibles pueden estar basados en la economía de origen8, consignación, destino u otros criterios diferentes de la economía del vendedor o del comprador. Se considera en general que la economía de destino final (en el caso del socio de exportación) tiene más probabilidades de corresponder a la parte que asume la propiedad de los bienes. Del mismo modo, se considera que la economía de origen (en el caso del socio de importación) tiene más probabilidades de corresponder a la parte que transmite la propiedad de los bienes. Sin embargo, las economías de origen, destino y consignación pueden crear confusión en cuanto a la propiedad en casos de compraventa y transformación de bienes a título oneroso. En esos casos, convendría plantearse la necesidad de efectuar ajustes para acercarse lo más posible al criterio de traspaso de la propiedad.

c. Fletes y seguros

4.151 En las estadísticas de las cuentas internacionales, el pago de los fletes y seguros que ocurren más allá de las fronteras del exportador corre por cuenta del importador, aun si le corresponde al exportador, al mayorista o a un tercero. En la práctica, los datos pueden asentarse sobre una base diferente, como por ejemplo la economía de origen o destino de los bienes transportados o el registro del buque. En ese caso se debería hacer un ajuste para tener en cuenta el efecto de estos factores en la medida de lo posible.

d. Instrumentos financieros

4.152 Los datos desglosados por economía socia sobre posiciones de activos se le imputan a la economía socia de acuerdo con la residencia del emisor, no con otros factores como el lugar de emisión, la residencia de un garante o la moneda de emisión. Del mismo modo, los datos desglosados por economía socia sobre posiciones de pasivos se clasifican de acuerdo con la residencia de los titulares. En la práctica es difícil reconocer la contraparte de las posiciones, el ingreso y las transacciones de títulos por distintas razones, por ejemplo, a) el emisor no siempre sabe quién es el titular de un valor en un momento dado, b) el participante en una transacción bursátil no conoce necesariamente la identidad de la contraparte y c) el titular de un valor quizá desconozca que el ingreso que percibirá por esa posición provendrá de un intermediario financiero que tomó una posición “corta” sobre ese título, y no de su emisor.

4.153 La clasificación de las transacciones de la balanza de pagos en instrumentos financieros según el socio crea dificultades adicionales a las de la PII en términos de la disponibilidad de datos y el interés de los usuarios. Esas dificultades se presentan cuando un titular le vende un instrumento a otra parte. Esas transacciones implican solamente un intercambio de activos, en contraposición a la emisión de un instrumento, que genera un pasivo. Esta situación se da no solo en el caso de los títulos, sino también de otros instrumentos negociados como préstamos, depósitos, billetes y monedas.

4.154 En las transacciones de la balanza de pagos, la atribución a la economía socia puede estar basada en las partes que intervienen en la transacción (a saber, el comprador y el vendedor, lo cual se denomina “perspectiva de las partes de la transacción”) o, en el caso de activos en propiedad, en la residencia del emisor (lo cual se denomina “perspectiva del deudor/acreedor”). En estos casos es aceptable adoptar la convención de que la atribución de los activos en propiedad según el socio estará basada en la residencia de la contraparte de la transacción o en la residencia del emisor. Por razones prácticas, la información disponible no siempre permite reconocer las dos partes de una transacción. Como se explica en el párrafo 14.24, tanto la base del deudor/acreedor como la base de las partes de la transacción pueden ser de interés analítico. (Véanse también los párrafos 3.7–3.8).

e. Títulos

4.155 La atribución de una posición de pasivo o la emisión de un pasivo según la economía socia se basa en la residencia del emisor. Merecen especial atención los casos en que se emite un título en un mercado que no es el de residencia del emisor. Por ejemplo, en el caso de los títulos de deuda, el número de identificación del título podría estar basado en la economía de emisión.

f. Inversión directa

4.156 En la inversión directa puede haber una cadena de derechos de voto, como por ejemplo cuando un inversionista directo en la economía A tiene una subsidiaria en la economía B, que a su vez tiene una subsidiaria en la economía C. Entonces, en el caso de la inversión directa en la economía C:

  • a) La economía de propiedad inmediata es la economía B.

  • b) La economía inversionista en última instancia es la economía A.

Como principio básico, las transacciones y posiciones de inversión directa por economía socia deben declararse de acuerdo con la economía anfitriona/inversionista inmediata, basándose en las relaciones directas entre las partes, no en la residencia de las economías socias ni de las partes de la transacción en última instancia. La atribución por economía socia se basa en la economía del deudor (en las transacciones de títulos, la economía del emisor) y no en la economía de la contraparte de la transacción. Sin embargo, las transacciones incluidas en la balanza de pagos deben tener como contrapartes un residente y un no residente.

4.157 Se pueden preparar datos suplementarios sobre las posiciones de inversión directa según la economía de origen y de destino en última instancia. La cuarta edición de la publicación Benchmark Definition of Foreign Direct Investment de la OCDE contiene más información sobre la identificación de la fuente en última instancia. Cuando la inversión directa se canaliza a través de entidades intermedias, como compañías holding o entidades con fines especiales, puede haber interés especial en los siguientes datos suplementarios:

  • a) En las economías fuente originales, datos basados en la economía anfitriona en última instancia.

  • b) En las economías receptoras finales, datos basados en la economía inversionista en última instancia o en la casa matriz que ejerce el control en última instancia.

  • c) En las economías intermedias, datos que excluyan los fondos en tránsito. (Véase el párrafo 6.33).

En el caso de “ida y vuelta” de fondos, descrito en el párrafo 6.46, la economía inversionista en última instancia y la economía anfitriona en última instancia son la misma.

g. Títulos desmantelados

4.158 Los títulos desmantelados pueden clasificarse como un pasivo del emisor original si no hay un título nuevo, o de la parte creadora del título desmantelado si se crea un título (como se explica en el párrafo 5.50).

h. Acuerdos de recompra de títulos

4.159 La clasificación de los títulos negociados mediante transacciones de reporto pasivo, como los acuerdos de recompra, se describe en los párrafos 5.52–5.54. De acuerdo con esa clasificación, se considera que estos títulos continúan siendo propiedad de la parte que los suministra, ya que no hay traspaso de la propiedad económica.

i. Cuentas de nominatarios y custodios

4.160 Los nominatarios se utilizan como recursos legales para mantener activos de manera confidencial o por comodidad. Los activos de las cuentas de nomi-natarios deben atribuirse al beneficiario, no al nomina-tario. Sin embargo, en el caso de la emisión de títulos a veces es difícil determinar si un nominatario mantiene activos por derecho propio o en calidad de nominatario. Además, cuando un activo está en manos de un nomi-natario, a veces es difícil determinar la identidad del beneficiario.

j. Certificados de depósito de valores

4.161 Los certificados de depósito de valores son títulos que representan la propiedad de los títulos en manos de un depositario (el párrafo 5.23 contiene más información). La economía de emisión de los títulos subyacentes es diferente de la economía en la cual se emiten los certificados de depósito de valores. Los certificados de depósito de valores les permiten a los inversionistas adquirir una participación en compañías de otras economías pero seguir utilizando el sistema de pagos y liquidación y los procedimientos de inscripción de otra economía. Se los considera un derecho frente al emisor del título subyacente, no frente al emisor del certificado.

k. Lingotes de oro incluidos en el oro monetario

4.162 Los lingotes de oro que no tienen un pasivo como contrapartida aparecen sin atribución en los datos sobre las posiciones de activos por contraparte. En el caso de los datos sobre transacciones desglosados por economía socia, si se adopta una convención basada en el emisor, la transacción se puede imputar a una economía socia no atribuida o residual.

l. Derechos especiales de giro

4.163 Estos instrumentos se describen en los párrafos 5.34–5.35. Los DEG se basan en un acuerdo de cooperación entre los miembros del Departamento de DEG y otros participantes. Los miembros (participantes en el Departamento de DEG) asumen las posiciones de activos o pasivos. Dado que los derechos y las obligaciones frente a los miembros del sistema de DEG se imputan de manera cooperativa, se usa una categoría de socio sin atribución o residual como contraparte de las tenencias de DEG y de las asignaciones de DEG.

m. Cuasisociedades

4.164 Cuando una entidad se divide en unidades institucionales separadas (como en el caso de las zonas sujetas a administración conjunta, las sucursales, las unidades residentes hipotéticas y las empresas multiterritoriales; véanse los párrafos 4.10 y 4.26–4.44), se la debe dividir de manera congruente en datos desglosados por economía socia para fines estadísticos en las economías de las contrapartes.

3. Cambios de residencia de las unidades institucionales

a. Cambio de residencia de las personas

4.165 Los hogares o sus integrantes pueden cambiar de territorio de residencia. Como todos los integrantes de un hogar son residentes del mismo territorio, el desplazamiento de uno de ellos puede significar que abandona un hogar y pasa a ser miembro de otro hogar. El cambio de residencia de un propietario de un activo o de una persona con un pasivo exige una reclasificación porque no hay intercambio entre dos partes y, por ende, no hay transacción. (Los asientos se describen en los párrafos 9.21–9.22).

b. Activos desplazados entre entidades

4.166 En las denominadas “migraciones de sociedades” pueden presentarse dos posibilidades: o se desplazan activos entre entidades o la sociedad propiamente dicha cambia de residencia. Cuando una compañía se traslada a otra jurisdicción, suele haber transacciones para desplazar los activos de una sociedad en una economía a una sociedad afín en una economía diferente (véanse los párrafos 8.19–8.22, “extranjerización de sociedades y otras reestructuraciones”). Es decir, no es que la entidad propiamente dicha cambie de residencia, sino que se desplaza la propiedad de los activos.

c. Cambio de residencia de entidades que no son personas

4.167 Por el contrario, en algunos casos una entidad cambia de residencia (es decir, sin que se desplace la propiedad de los activos a otra entidad). Esto puede ocurrir cuando se produce un intercambio de territorio entre gobiernos. También hay casos en los cuales la ley de empresas o fideicomisos permite la emigración o inmigración de entidades. (Aunque la eventualidad es poco frecuente, puede ocurrir dentro de una unión económica). Los efectos en la PII se clasificarían como otras variaciones del volumen, de la misma manera que el cambio de residencia de una persona se registra en la cuenta de otras variaciones de los activos y pasivos financieros. (Estos casos se explican en el párrafo 9.23).

4. Alternativas al concepto de residencia

4.168 Como resultado de la globalización, un número creciente de entidades tienen conexiones con dos o más economías. Algunos conjuntos de datos adicionales ofrecen alternativas al concepto de residencia, como los basados en la propiedad (datos sobre las actividades de empresas multinacionales, descritos en el apéndice 4, y estadísticas bancarias consolidadas), y proveen información complementaria, por ejemplo, sobre trabajadores residentes que envían remesas al extranjero (como se explica en el apéndice 5). En las estadísticas bancarias consolidadas, los grupos bancarios y sus operaciones mundiales se declaran como si fueran una sola entidad, es decir, todas las filiales controladas de una empresa se imputan a la economía de la casa central.

El registro de transacciones internacionales de edificios nuevos y existentes como parte de los servicios se explica en el párrafo 10.108.

En las cuentas internacionales, el término “sucursal” es más limitado que el uso común, que puede denotar también establecimientos, subsidiarias jurídicamente constituidas o grupos de clasificación industrial.

La distinción entre renta y alquiler se explica en los párrafos 10.153 y 11.84 –11.86.

De hecho, los beneficiarios pueden ser indeterminados (en un fideicomiso discrecional) o incluso no haber nacido aún.

Otro factor que hay que tener en cuenta con los datos sobre el sector institucional es que en las cuentas nacionales los datos sobre el sector del vendedor muestran la disposición de un activo.

Las oficinas de compensación se clasifican como auxiliares financieros cuando facilitan transacciones sin actuar como contraparte; las sociedades de compensación centralizada, por el contrario, son contrapartes y se clasifican como intermediarios, no como auxiliares, tal como se explica en el párrafo 4.77 d).

La clasificación de un “fondo del gobierno con fines especiales” controlado por el gobierno en el sector gobierno general o en el sector de las sociedades financieras depende de los criterios indicados en los párrafos 4.63–4.92; por ejemplo, si cobra precios económicamente significativos por sus servicios. Si el fondo es una entidad constituida jurídicamente en el extranjero o una cuasisociedad ubicada en el extranjero, se lo clasifica como una unidad institucional separada en el sector de las sociedades financieras residente de la economía en la cual está constituido. Los párrafos 6.93–6.98 contienen más información sobre los “fondos del gobierno con fines especiales”.

Según el párrafo 139 de Estadísticas del comercio internacional de mercancías: Conceptos y definiciones, la economía de origen es donde los bienes son “producidos totalmente”, o donde hay una “transformación sustancial” en caso de que sean dos o más economías las que tomen parte en la producción de los bienes.

    Other Resources Citing This Publication