Balance of Payments Manual, Sixth Edition
Chapter

Apéndice 8. Cambios con respecto al MBP5

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
January 2012
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

A continuación se presenta una lista detallada de cada una de las modificaciones efectuadas en esta edición del Manual. La comparación se efectúa con el MBP5, y sus enmiendas que figuran en Aclaraciones del trato recomendado para ciertas transacciones de inversión directa (1999), Instrumentos financieros derivados, suplemento a la quinta edición (1993) del Manual de Balanza de Pagos (2002) e Informe Anual del Comité del FMI sobre Estadísticas de Balanza de Pagos (2001). En los párrafos 1.32–1.35 se analizan los principales temas correspondientes a los cambios efectuados en el MBP6.

Capítulo 1. Introducción

El título del Manual se modifica por el de Manual de Balanza de Pagos y Posición de Inversión Internacional (párrafo 1.1).

Se adoptan procedimientos para la actualización del Manual (párrafos 1.37–1.41).

Se define un temario de investigaciones para el futuro (párrafo 1.43).

Capítulo 2. Panorama general del marco

La definición de estadísticas de balanza de pagos se limita a las transacciones entre residentes y no residentes (párrafo 2.2; pero las dimensiones prácticas se examinan en los párrafos 3.7–3.8 y 4.152–4.154; párrafos 13–14 del MBP5).

Se introduce el Marco de Evaluación de la Calidad de los Datos, los metadatos y los aspectos relacionados con la divulgación (párrafos 2.37–2.39).

Las cuestiones relativas a las series de tiempo se examinan explícitamente (párrafos 2.40–2.41).

Se reconoce explícitamente el uso de las cuentas satélite y otras presentaciones complementarias (párrafos 2.42–2.43).

Capítulo 3. Principios contables

Las transacciones en activos externos entre dos unidades institucionales residentes se registran como transacciones entre residentes. De la misma manera, las transacciones en pasivos externos entre dos no residentes se registran como transacciones entre no residentes. No obstante, se aclara que estas transacciones entre residentes pueden afectar las posiciones sectoriales que se reflejan mediante una reclasificación (párrafos 3.7–3.8; párrafos 485–487 del MBP5).

Se aclaran y especifican las transacciones imputadas (párrafo 3.18).

Las variaciones de los activos y pasivos financieros derivadas del cambio de residencia de los individuos se tratan como otras variaciones del volumen de los activos (reclasificaciones) y no como transacciones (párrafo 3.21; párrafos 352–353 del MBP5).

Las convenciones contables (contabilidad vertical por partida doble, contabilidad horizontal por partida doble y contabilidad por partida cuádruple) se explican en el contexto de las cuentas internacionales (párrafos 3.26–3.29; párrafos 16–19 del MBP5).

La cuenta financiera utiliza los títulos “adquisiciones netas de activos financieros” y “pasivos netos incurridos” en lugar de “débitos” y “créditos” (párrafo 3.31).

Se introduce la expresión “propiedad económica” (párrafo 3.41; párrafo 114 del MBP5).

El momento de registro de los dividendos se define como aquel en que las acciones no incluyen los dividendos (párrafo 3.48 así como el 11.31; párrafo 121 del MBP5).

Según la base en valores devengados, los reembolsos de deudas se registran cuando estas se extinguen (cuando se pagan, se reprograman o son condonadas por el acreedor) y no cuando se hacen exigibles (párrafos 3.54–3.57; párrafo 123 del MBP5).

Se aclara el momento de registro de los flujos derivados de la activación de garantías por una sola vez (párrafo 3.58).

Se ofrecen definiciones de moneda nacional y moneda extranjera (párrafos 3.95–3.97).

Se examinan los aspectos de las uniones monetarias relacionados con la definición de moneda nacional y moneda extranjera (párrafo 3.95 y apéndice 3).

Se aclaran las definiciones de conversión de monedas en los casos de canjes, transacciones continuas, otros flujos, incluidas las revaluaciones, y los saldos (párrafos 3.104–3.105; párrafos 132–133 del MBP5).

Se introducen las expresiones “moneda de denominación” y “moneda de liquidación” y se explica su utilización (párrafos 3.98–3.103).

Los flujos de ingresos derivados de la inversión en sentido contrario en que la empresa de inversión directa posee menos del 10% del número de votos de su inversionista directo también deben registrarse en cifras brutas (párrafo 3.113, también el párrafo 11.97; párrafo 276 del MBP5).

To das las transacciones de la cuenta de capital deben registrarse en cifras brutas (párrafo 3.113; párrafo 312 del MBP5).

Se examinan los aspectos de las uniones monetarias relacionados con la definición de las cuentas internacionales regionales consolidadas (párrafo 3.121).

Se aborda explícitamente la simetría entre las medidas de declaración y las derivadas (párrafos 3.122–3.129).

Capítulo 4. Territorio económico, unidades, sectores institucionales y residencia

La definición de territorio económico ya no exige que las personas, bienes y capitales circulen libremente (párrafo 4.4; párrafo 59 del MBP5).

Las uniones monetarias y económicas se consideran como territorios económicos (párrafo 4.4 y apéndice 3).

Las zonas especiales no deben omitirse pero pueden prepararse datos por separado sobre esas zonas y el resto de la economía (párrafo 4.8).

Se presentan tratamientos para los cambios de soberanía (párrafo 4.9) y las zonas de administración conjunta (párrafo 4.10).

El examen de las unidades ofrece una base para la relación con otras estadísticas micro y macroeconómicas (párrafos 4.13–4.56).

Se enmiendan los requisitos para reconocer una sucursal como unidad independiente (párrafo 4.27; párrafos 75 y 80 del MBP5).

No existe ninguna unidad institucional imputada para el empleo de personal de empresas no residentes o de personal de asistencia técnica residente en la economía receptora. Por consiguiente, el personal de asistencia técnica debe ser tratado como empleado por la unidad institucional que efectivamente lo emplea, la cual podría ser el donante, un contratista o el receptor; véanse los principios generales en el párrafo 4.30 y también el recuadro 10.6. (Anteriormente, podrían haberse imputado unidades; véase el párrafo 69 del MBP5).

Se perfecciona el tratamiento de las unidades hipotéticas y su aplicación se extiende a los arrendamientos a largo plazo (párrafos 4.34–4.40; párrafo 65 del MBP5).

Se formulan posibles tratamientos para las empresas multiterritoriales (párrafos 4.41–4.44; párrafo 82 del MBP5).

Se examinan la naturaleza y el tratamiento de las entidades con fines especiales y otras estructuras semejantes (párrafos 4.50–4.52, 4.87, 4.93 y 4.134–4.135; párrafo 79 del MBP5).

Se identifica el grupo de las empresas locales y se subrayan las implicaciones del uso de diferentes tipos de unidades (párrafos 4.54–4.56).

Se adopta la clasificación por sectores institucionales del SCN, y para los componentes normalizados se adopta la versión abreviada (párrafo 4.59, cuadros 4.1 y 4.2; párrafos 512–517 del MBP5).

Se enmienda la clasificación por sectores a fin de mantener la consistencia con el SCN en los casos del banco central y las sociedades captadoras de depósitos distintas del banco central, aunque en algunos casos se acepta seguir utilizando las autoridades monetarias (párrafos 4.67–4.72; párrafos 514–516 del MBP5).

La clasificación del sector financiero se vincula con el tratamiento de la deuda entre intermediarios financieros afiliados (párrafos 4.63–4.90 y 6.28; párrafo 372 del MBP5).

Se examina más detenidamente la clasificación sectorial de las sociedades de control (párrafos 4.84–4.85).

La definición de residencia se expresa en función del “centro de interés económico predominante”, aunque ello no representa un cambio de fondo. El concepto de residencia se aplica a unidades institucionales y no a la producción, naves, etc. (párrafo 4.113; párrafos 62, 78, 80–81 del MBP5).

Se especifican criterios de residencia para una diversidad de individuos móviles que no pasan, o no se proponen pasar, más de un año en el mismo lugar (párrafos 4.126–4.127; párrafo 72 del MBP5).

La residencia de las entidades con poca o ninguna presencia física se determinará a partir de la jurisdicción en que se registran o establecen su personería jurídica (párrafos 4.134–4.135; párrafo 79 del MBP5).

Se ofrecen más directrices sobre los datos de los socios comerciales (párrafos 4.146–4.164; párrafo 478–498 del MBP5).

Se examina la emigración de las empresas (párrafos 4.166–4.167).

Capítulo 5. Clasificaciones de los activos y pasivos financieros

Se plantea la posibilidad de indicar datos suplementarios sobre los activos y pasivos contingentes (párrafo 5.10).

La clasificación detallada de los activos y pasivos financieros se armoniza con el SCN y el MEMF 2000 en cuanto a sus detalles y terminología (cuadro 5.3; en los componentes normalizados del MBP5, los instrumentos se combinan y en distintos lugares se utilizan distintos nombres). Estas clasificaciones guardan relación con grupos amplios: acciones y otras participaciones de capital, deuda y otros (párrafo 5.17).

Acciones y otras participaciones de capital puede dividirse en acciones inscritas en Bolsa, acciones no inscritas en Bolsa y otras participaciones de capital (párrafo 5.24).

Las acciones en los fondos de inversión y los fondos del mercado monetario se indican por separado (párrafos 5.28–5.30).

Las asignaciones de DEG representan un pasivo para quien las recibe (párrafo 5.35, también párrafos 6.61 g) y 7.70, y se aplican al ingreso en los párrafos 11.106 y 11.110; párrafo 440 del MBP5).

Las posiciones interbancarias se indican como una categoría de instrumento financiero adicional, con carácter suplementario (párrafo 5.42).

Los términos “bonos y pagarés” e “instrumentos del mercado monetario” se reemplazan por “títulos de deuda a largo plazo” y “títulos de deuda a corto plazo”, respectivamente (párrafos 5.44 y 5.103; párrafos 390–391 del MBP5).

Se aclaran las condiciones para reclasificar los préstamos negociados como títulos-valores (párrafo 5.45).

Se analiza más detenidamente el tratamiento de los préstamos implícitos en los repos y los swaps de oro (párrafos 5.52–5.55; párrafo 418 del MBP5).

Los derechos a prestaciones jubilatorias se reconocen como instrumentos financieros. Las obligaciones acumuladas de los mecanismos de jubilación no capitalizados también se reconocen como activos y pasivos económicos (párrafo 5.66).

Las provisiones para peticiones de fondos en virtud de garantías normalizadas se determinan y se tratan de manera semejante a las provisiones técnicas de seguros (párrafo 5.68).

La expresión “créditos y anticipos comerciales” reemplaza a “créditos comerciales” (párrafo 5.70; párrafo 414 del MBP5).

La definición de oro monetario se expresa en términos del oro en lingotes (que incluye las cuentas de oro asignadas) y las cuentas de oro no asignadas (párrafo 5.74; párrafo 438 del MBP5).

Se aclara la clasificación de las cuentas de oro asignadas y no asignadas (párrafos 5.76–5.77).

Se incorpora el contenido de Instrumentos financieros derivados, suplemento a la quinta edición del Manual de Balanza de Pagos (2000) (párrafos 5.80–5.95).

Los pagos de márgenes de garantía que constituyen pasivos de las sociedades captadoras de depósitos se clasifican como depósitos o en otras cuentas por cobrar y por pagar (párrafo 5.94 a)).

Se introducen otros desgloses suplementarios de los derivados financieros (párrafo 5.95).

Las opciones de compra de acciones por parte de empleados se reconocen como instrumentos (párrafos 5.96–5.98).

Los atrasos se identifican como una categoría suplementaria del activo o el pasivo original, en vez de incluirlos en el reembolso del pasivo original y en la creación de un nuevo préstamo a corto plazo (párrafos 5.99–5.102; párrafo 458 del MBP5).

Para ciertos datos sobre saldos se incluyen detalles sobre la composición por monedas y vencimiento residual en cuadros informativos y suplementarios (párrafo 5.104 y también los cuadros del apéndice 9; párrafo 338 del MBP5).

Se incluye una clasificación por tipo de interés (párrafos 5.109–5.114).

Capítulo 6. Categorías funcionales

Para reconocer las relaciones de inversión directa se adopta el Marco para las Relaciones de Inversión Directa (párrafos 6.8–6.18).

De la definición operativa de la inversión directa se suprime la propiedad de acciones ordinarias y se la reemplaza por propiedad de participaciones de capital que otorga poder de voto (párrafos 6.12 y 6.19; párrafo 362 del MBP5).

Se analiza más detenidamente la cobertura de las relaciones de inversión directa generadas por la propiedad indirecta de los votos y las empresas emparentadas (párrafo 6.14; párrafo 362 del MBP5).

Las reservas técnicas de seguros podrían ser incluidas en la inversión directa (párrafo 6.27).

Se especifica que la exclusión de los saldos deudores entre las sociedades financieras filiales se refiere a las sociedades captadoras de depósitos, los fondos de inversión y otros intermediarios financieros, salvo las compañías de seguros y los fondos de pensiones. La deuda permanente entre los intermediarios financieros afiliados se trata de igual forma que la deuda no permanente (párrafo 6.28; párrafo 372 del MBP5).

Se introduce el concepto de “fondos en tránsito” (párrafos 6.33–6.34).

La inversión directa se desglosa en tres categorías: inversión de un inversionista directo en su empresa de inversión directa, inversión en sentido contrario e inversión entre empresas emparentadas; esta última categoría se añade en esta edición (párrafo 6.37; párrafos 368 y 371 del MBP5).

Para la presentación principal se emplean activos de inversión directa y pasivos de inversión directa (de modo que, por ejemplo, no está implícito el neteo de la inversión en sentido contrario). No obstante, se añade una explicación a los datos basados en el principio direccional (párrafos 6.42–6.45 y recuadro 6.4; párrafo 375 del MBP5). Se explica el tratamiento de las empresas emparentadas en los datos basados en el principio direccional y se sugieren dos opciones, una preferida y otra práctica (párrafo 6.43). Los datos basados en el principio direccional y los detalles necesarios para compilar estos datos se indican en el apéndice 9 como partidas suplementarias.

Se modifica el nombre de la categoría funcional “derivados financieros”. Se añade “(distintos de reservas)” para distinguirla de la clasificación por instrumentos “derivados financieros y opciones de compra de acciones por parte de empleados” que tiene una cobertura diferente. Las opciones de compra de acciones por parte de empleados también se incluyen en los derivados financieros (párrafo 6.58).

Se incorpora el contenido de Instrumentos financieros derivados, suplemento a la quinta edición del Manual de Balanza de Pagos (2002) (párrafos 6.58–6.60).

Los pasivos por asignaciones de DEG se incluyen en una partida independiente denominada otra inversión; anteriormente no se reconocían pasivos (párrafo 6.61 g), y también los párrafos 5.35 y 7.70; párrafo 440 del MBP5).

Otras participaciones de capital no incluidas en la inversión directa se incluyen en otra inversión, como partida independiente (párrafo 6.62; párrafo 422 del MBP5).

En la definición de los activos de reserva se reemplazará “y/o para otros fines” por “y para otros fines relacionados” (párrafo 6.64; párrafo 424 del MBP5).

Se aclara el concepto de libre disponibilidad (párrafos 6.69–6.70; párrafo 431 del MBP5).

Se examina más detenidamente el significado de moneda extranjera para los activos de reserva (párrafos 6.71–6.75; párrafo 442 del MBP5). Se aclara el significado de convertibilidad (incluido el tratamiento de monedas de países vecinos) (párrafos 6.72–6.73).

Se analiza más detenidamente el tratamiento del oro asignado y no asignado en los activos de reserva, y los cambios en la cobertura del oro monetario (párrafos 6.78–6.80).

Se analiza más detenidamente el tratamiento de los préstamos de oro (párrafo 6.81; párrafo 434 del MBP5), los repos (párrafo 6.88), los fondos del gobierno con fines especiales (párrafos 6.93–6.98), los activos mancomunados (párrafos 6.99–6.101), acuerdos de swap de los bancos centrales (párrafos 6.102–6.104) y activos dados en prenda (párrafos 6.107–6.109) en los activos de reserva.

Se examinan los activos congelados (párrafo 6.110).

Se modifica el tratamiento de las posiciones acreedoras netas en los convenios de pagos regionales (párrafo 6.112).

Los saldos para operaciones de entidades públicas no se incluyen en los activos de reserva (párrafo 6.112; párrafo 433 del MBP5).

Se adopta la clasificación correspondiente a los pasivos relacionados con las reservas (párrafos 6.115–6.116).

Los pasivos que constituyen reservas de autoridades extranjeras no se indican en una partida independiente (párrafo 447 del MBP5).

Capítulo 7. Posición de inversión internacional

Se hace hincapié en que la clasificación, el neteo y el orden de la PII deben ser congruentes con las partidas equivalentes de la cuenta financiera, el ingreso primario y otras variaciones a fin de facilitar la conciliación y cálculo de las tasas de retorno (párrafo 7.13; y también el párrafo 8.5).

Para la presentación principal se emplean activos de inversión directa y pasivos de inversión directa (de modo que, por ejemplo, no está implícito el neteo de la inversión en sentido contrario) (cuadro 7.1; párrafo 375 del MBP5).

La inversión directa se valora al mejor indicador de los precios del mercado. (El MBP5 adoptó, en principio, la valoración de mercado, pero señaló que, en la práctica, “generalmente se utiliza” el valor contable). En los casos de los títulos de participación en el capital no negociados con regularidad, se definen métodos de estimación cuando los valores contables son inadecuados y se destaca la limitada utilidad analítica de los datos basados en el costo histórico (párrafos 7.15–7.18; párrafo 467 del MBP5).

Se proporciona un tratamiento para las posiciones cortas (párrafo 7.28).

Los préstamos negociados se registran en la PII a su valor nominal; en el MBP5, al igual que los demás préstamos, se registraban al valor de transacción para el acreedor (párrafo 7.40; párrafo 471 del MBP5).

Se introdujeron partidas informativas y suplementarias para los efectos de los activos correspondientes a préstamos menoscabados, indicando el valor razonable de los préstamos, el valor de los préstamos en mora y las reservas para préstamos incobrables (párrafos 7.45–7.54).

Se analiza el tratamiento de los depósitos día a día (o cuentas sweep) (párrafo 7.62).

Las reservas de seguro y los derechos a prestaciones jubilatorias se reconocen como activos y pasivos (párrafos 7.63–7.68).

Las asignaciones de DEG se reconocen como pasivos (párrafo 7.70, también párrafos 5.35 y 6.61 g); párrafo 440 del MBP5).

Se introducen los pasivos relacionados con reservas como partida informativa (párrafo 7.71).

Se deben registrar los compromisos importantes no incluidos en el balance (párrafo 7.74).

Se proporciona orientación sobre las transacciones y posiciones frente al FMI (anexo 7.1).

Capítulo 8. Cuenta financiera

Los títulos de las columnas se cambian a adquisiciones netas de activos financieros y pasivos netos incurridos (en lugar de créditos y débitos, respectivamente) según su contenido. Por consiguiente, no se utiliza un signo de menos para representar un aumento de los activos ni un signo de más para la reducción de los mismos (párrafo 8.1, cuadro 8.1 y también párrafo 3.31).

Los asientos de la cuenta financiera ya no utilizan la palabra “capital”, lo cual concuerda con el significado más restringido que se utiliza en la cuenta de capital (cuadro 8.1).

La partida equilibradora de la cuenta financiera se denomina “préstamo neto/endeudamiento neto” (párrafo 8.3).

La expresión utilizada para denominar el asiento de la cuenta financiera se cambia a “reinversión de utilidades” (para distinguirla de las utilidades reinvertidas, que sigue utilizándose para la correspondiente partida del ingreso) (párrafo 8.15).

Se examinan las fusiones y adquisiciones (párrafo 8.18).

Se menciona el tratamiento de la reestructuración corporativa y otras reestructuraciones (párrafos 8.19–8.22).

Los superdividendos se tratan como retiros de capital (párrafo 8.23; párrafo 290 del MBP5).

Se introducen reglas especiales para entidades pertenecientes al gobierno general, o controladas por este, cuando la entidad es residente en otro territorio y se utiliza para fines fiscales (párrafos 8.24–8.26).

La reinversión de utilidades en los fondos de inversión se registra en la cuenta financiera (párrafo 8.28 y también los párrafos 11.37–11.39 para el correspondiente asiento del ingreso; párrafos 277–278 del MBP5).

Se formula el tratamiento para la remoción contable de la deuda (párrafos 8.30–8.31).

Se formula el tratamiento para las recompras de acciones propias (párrafo 8.32).

Se incluye el tratamiento de las garantías por una sola vez y otras formas de asunción de deudas (párrafos 8.42–8.45).

La asignación de DEG se indica como un flujo de la cuenta financiera en otra inversión (párrafo 8.50; párrafo 440 del MBP5).

Para los pasivos en atraso, no se imputan el reembolso ni la creación de un nuevo pasivo (párrafo 8.58; párrafo 458 del MBP5).

Se eliminan los asientos en la cuenta financiera imputados por los créditos comerciales requeridos por los flujos imputados de bienes para transformación (como consecuencia de eliminar la anterior imputación de un traspaso de propiedad; los nuevos tratamientos se indican en los párrafos 10.41–10.49; párrafo 205 del MBP5).

Capítulo 9. Cuenta de otras variaciones de los activos y pasivos financieros

Se destaca y se explica la cuenta de otras variaciones de los activos y pasivos financieros (párrafos 9.1–9.35).

Se adopta una convención para distinguir entre las cancelaciones de deudas incobrables y la condonación de la deuda en condiciones de mercado (párrafo 9.10; párrafo 348 del MBP5).

Los activos y pasivos financieros de las entidades que cambian de residencia se clasifican dentro de otras variaciones del volumen (que anteriormente se incluían en las transferencias de capital) (párrafos 9.21–9.23; párrafo 354–355 del MBP5).

Se analiza más detalladamente la distinción entre el tipo de cambio y otras revaluaciones (párrafos 9.26–9.28; párrafo 466 del MBP5).

Capítulo 10. Cuenta de bienes y servicios

Se eliminan las excepciones al principio de traspaso de la propiedad (párrafos 10.13, 10.22 b), 10.22 f), 10.24, 10.41–10.44; párrafos 119–120 del MBP5).

Los bienes adquiridos en puerto por medios de transporte se incluyen en las mercancías generales y no se tratan como una partida independiente de los bienes (párrafo 10.17 d); párrafos 156 y 201 del MBP5).

Los bienes para uso propio o para donación adquiridos por viajeros y que superen los límites aduaneros se incluyen entre las mercancías generales y no en viajes (párrafos 10.20 y 10.90; párrafo 242 del MBP5).

Los efectos personales de los migrantes no se incluyen entre las mercancías generales ni en ninguna otra parte de las cuentas internacionales (párrafo 10.22 b); párrafo 353 del MBP5).

Se examina el momento de registro de las transacciones en el caso de bienes de capital de alto valor como las embarcaciones, maquinaria pesada, edificios y otras estructuras cuya construcción demora varios meses o años (párrafo 10.28).

Se definen e introducen las reexportaciones como una partida suplementaria (párrafos 10.37–10.39).

La compraventa de bienes se clasifica dentro de los bienes, indicando los valores netos y brutos, y los montos netos se suman a los agregados de bienes. Las variaciones de existencias de bienes en compraventa ya no se incluyen en las importaciones de mercancías generales (párrafos 10.41–10.49; párrafo 262 del MBP5).

Se adopta un cuadro de conciliación para indicar la relación entre las estadísticas del comercio internacional de mercancías y los bienes sobre la base de la balanza de pagos (párrafos 10.55–10.56, cuadro 10.2).

Los servicios de manufactura sobre insumos físicos pertenecientes a otros se tratan como servicios en todos los casos. Anteriormente, cuando los bienes eran proporcionados por su propietario y devueltos al mismo, el valor del servicio se incluía en el valor de los bienes. Anteriormente, cuando los bienes no eran proporcionados por su propietario o no eran devueltos a este, se indicaban como servicios empresariales, profesionales y técnicos varios (párrafos 10.62–10.71; párrafos 198–199 del MBP5).

Se adopta la denominación “servicios de reparación y mantenimiento n.i.o.p.” para ajustarla a la CCP y se incluye entre los servicios y no en los bienes, y se aclara la inclusión del mantenimiento del equipo de transporte (párrafos 10.72–10.73; párrafos 200 y 240 del MBP5).

Los servicios de transporte concuerdan con la denominación de la CCP (párrafo 10.74; párrafo 230 del MBP5).

Los servicios postales y de mensajería se incluyen en el transporte (párrafos 10.82–10.85; párrafo 253 del MBP5).

Se define el tratamiento para otros sistemas de tiempo compartido (párrafo 10.100 y cuadro 10.3).

La clasificación de la adquisición de bienes y servicios por empresas de construcción no residentes en la economía en que trabajan se modifica a fin de indicar por separado, con carácter suplementario, la construcción en el exterior y la construcción en la economía compiladora. En este título se incluyen los bienes y servicios adquiridos localmente, que anteriormente se incluían en otros servicios empresariales. Se aclara la inclusión de edificaciones (sin el terreno) que se encuentran en construcción. Como resultado de estas modificaciones, el título de la partida es construcción y no servicios de construcción (párrafos 10.101–10.108; párrafo 254 del MBP5).

Se modifica la estimación de las indemnizaciones de seguros utilizadas para derivar el valor de los servicios de seguros a fin de tener en cuenta la volatilidad de las indemnizaciones. En la derivación de los servicios de seguros se tienen en cuenta las primas suplementarias. Los seguros directos y reaseguros se tratan de manera consistente (párrafo 10.111; párrafo 257 del MBP5).

Los márgenes de intermediación de los operadores financieros se consideran dentro de los servicios (anteriormente solo se mencionaban en el análisis de la cuenta financiera) (párrafos 10.122–10.123; párrafo 106 del MBP5).

Se reconocen los servicios de las entidades de gestión de activos para los propietarios de los mismos, en que los costos de gestión de los activos se deducen de los ingresos (párrafos 10.124–10.125).

Los SIFMI y otros servicios de intermediación financiera implícitos se incluyen en los servicios, y se calculan mediante un método basado en la tasa de referencia (párrafos 10.126–10.136; nota del párrafo 258 del MBP5).

La expresión “cargos por el uso de la propiedad intelectual n.i.o.p.” reemplaza a “regalías y derechos de licencia”. Asimismo, se ha aclarado su contenido y sus líneas divisorias con los servicios audiovisuales e informáticos (párrafos 10.137–10.140 y cuadro 10.4; párrafo 260 del MBP5).

Se agrupan los servicios de telecomunicaciones, informática e información para aglutinar a varias partidas que anteriormente estaban separadas (párrafo 10.141; párrafos 253 y 259 del MBP5).

Se refuerzan las líneas divisorias entre los bienes y los servicios correspondientes a los programas de informática (párrafo 10.143 y cuadro 10.4; párrafos 259–260 del MBP5).

Los resultados de la investigación y desarrollo (como las patentes, los derechos de autor y los procesos industriales) se tratan como activos producidos incluidos en los servicios de investigación y desarrollo (anteriormente se trataban como activos no producidos y se indicaban en la cuenta de capital) (párrafo 10.148; párrafo 358 del MBP5).

Se examinan los servicios ambientales como las compensaciones y embargos correspondientes a las emisiones de carbono, el tratamiento de residuos y el manejo de los desechos (párrafo 10.152 y también 10.22 h)).

Se describe la compraventa de servicios y se explica su tratamiento (párrafo 10.160).

Se distinguen los servicios audiovisuales de los bienes y se explica la relación entre los diferentes tipos de licencias para el uso de la propiedad intelectual (párrafos 10.162–10.166 y cuadro 10.4; párrafo 265 del MBP5).

Se describe el tratamiento de los servicios de juegos de azar (párrafo 10.171, y también 12.25).

Se aclara la cobertura de los bienes y servicios del gobierno n.i.o.p. (párrafos 10.173–10.181; párrafo 266 del MBP5).

Se discute el tratamiento de las licencias, permisos, etc. concedidas por los gobiernos (párrafos 10.180–10.181; párrafo 300 del MBP5).

Se proporciona orientación adicional con respecto al tratamiento de la asistencia técnica (recuadro 10.6).

Capítulo 11. Cuenta del ingreso primario

Se introduce la expresión “ingreso primario”. Se garantiza la consistencia entre las cuentas internacionales y las cuentas nacionales. Se aclara el significado y la relación entre el ingreso primario, el ingreso de la propiedad y la renta de la inversión (párrafos 11.1–11.3; párrafo 267 del MBP5).

Se introduce un desglose detallado de la renta de la inversión relacionada con las clasificaciones de los instrumentos financieros por funciones y por instrumentos. El ingreso proveniente de los activos de reserva se indica por separado del ingreso proveniente de otra inversión. Las rentas e impuestos y subsidios sobre productos y producción se incluyen explícitamente como partidas del ingreso primario (cuadros 11.1, 11.2 y 11.3; párrafo 281 del MBP5).

Se aclara la relación empleador-empleado a fin de hacer una distinción entre la remuneración de empleados y los pagos por servicios (párrafos 11.11–11.13).

Los ingresos distribuidos provenientes de cuasisocie-dades forman parte de las utilidades distribuidas de las sucursales (párrafo 11.26; párrafo 277 del MBP5).

Se definen los superdividendos y se amplía su tratamiento como retiros de capital (párrafo 11.27; se limita a la liquidación de dividendos en el párrafo 290 del MBP5).

Los dividendos se registran en el momento en que las acciones dejan de incluir los dividendos (párrafo 11.31, y también el párrafo 3.48; párrafo 282 del MBP5).

“Utilidades reinvertidas” es un término utilizado para todas las empresas de inversión directa, de modo que incluye las utilidades no distribuidas de sucursales (párrafo 11.35; párrafo 277 del MBP5).

La renta de la inversión atribuible a los propietarios de acciones de fondos de inversión también incluye las utilidades reinvertidas (párrafos 11.37–11.39; párrafos 277–278 del MBP5).

Si las sucursales no distribuyen utilidades, las utilidades retenidas de la sucursal se consideran utilidades reinvertidas. En el MBP5, si las utilidades distribuidas de las sucursales no se indicaban, todas las utilidades de las sucursales se trataban como si hubiesen sido distribuidas y no como utilidades reinvertidas (párrafo 11.42; párrafo 278 del MBP5).

Cuando existe una cadena de relaciones de inversión directa, se aclara que se deben registrar utilidades rein-vertidas únicamente entre el inversionista directo y la empresa de inversión directa que posee directamente (párrafo 11.47).

Los instrumentos de deuda cuyo monto a pagar a su vencimiento y pagos periódicos están indexados a una moneda extranjera se clasifican y tratan como si estuviesen denominados en moneda extranjera (párrafo 11.50 a) y b); párrafo 397 del MBP5).

Se aclara y modifica el tratamiento de los instrumentos de deuda indexados (párrafos 11.50 c) y 11.59–11.65; párrafo 397 del MBP5).

Se clarifican los cargos pagaderos por préstamos de valores y de oro y se tratan como intereses (párrafos 11.67–11.68).

Los ingresos por intereses se ajustan para eliminar los elementos correspondientes a los SIFMI, es decir, para obtener “intereses puros”. Se sigue utilizando la expresión “intereses efectivos” como partida informativa (párrafos 11.74–11.75; nota del párrafo 258 del MBP5).

El alquiler se define como componente del ingreso primario (párrafo 11.85, anteriormente formaba parte de otra renta de la inversión).

Los impuestos y subsidios a los productos y a la producción se clasifican como ingreso primario, no como transferencias corrientes (párrafos 11.91–11.92; párrafo

299 del MBP5).

Se incluye el tratamiento del ingreso por inversiones en sentido contrario e inversiones entre empresas emparentadas. Los ingresos derivados de la inversión en sentido contrario no deben registrarse en cifras netas sino brutas. Se distinguen posibles desgloses por tipo de relación de inversión directa y sus respectivos flujos de renta de la inversión (párrafos 11.97–11.100; párrafo 276 del MBP5).

Se aclara el tratamiento de los precios de transferencia (párrafos 11.101–11.102; párrafo 97 del MBP5).

Los ingresos provenientes de los activos de reserva se indican por separado, anteriormente se indicaban en otra inversión (párrafo 11.109; párrafo 281 del MBP5).

De conformidad con las respectivas posiciones, los intereses provenientes de asignaciones y tenencias de DEG se indican en cifras brutas (párrafo 11.110).

Capítulo 12. Cuenta del ingreso secundario

Se introduce la expresión “ingreso secundario” (párrafo 12.1; párrafo 291 del MBP5).

Se adopta una clasificación más detallada de los tipos de transferencias corrientes, con carácter suplementario (párrafos 12.20–12.58).

Las devoluciones de impuestos a los contribuyentes se tratan como impuestos negativos, es decir, el monto de los impuestos se reduce en la medida de las devoluciones de impuestos y no como transferencias positivas del gobierno (párrafo 12.28; párrafo 299 del MBP5).

Se aclara la distinción entre impuestos y servicios. Las licencias comerciales para pescar, cazar, etc. ya no se consideran automáticamente como impuestos, sino como servicios, alquiler, impuestos o adquisición de un activo de licencia, dependiendo de lo que se suministra a cambio (párrafo 12.30, también 10.180–10.181; párrafo 300 del MBP5).

Se aclara el tratamiento de las contribuciones y las prestaciones sociales (párrafos 12.32–12.40).

El tratamiento de las contribuciones a los fondos de pensiones y los ingresos se armoniza con el del SCN y se introduce una partida de ajuste para las modificaciones de los derechos a prestaciones jubilatorias (párrafo 12.39; párrafo 299 del MBP5).

Se especifica el tratamiento de las indemnizaciones de seguros y las primas netas así como las garantías normalizadas (párrafos 12.41–12.46; párrafo 257 del MBP5).

Se aclara la clasificación de la asistencia técnica como parte de proyectos de inversión que se clasifican como transferencias de capital (párrafo 12.50).

Se examina la deuda concesionaria y se introduce como partida suplementaria. En el MBP5, se podía indicar una transferencia en el caso de los préstamos del gobierno con tasas de interés inferiores a las congruentes con los períodos de gracia y plazos de reembolso, pero la implementación de este principio no se analizó más detenidamente (párrafo 12.51; párrafo 104 del MBP5).

Se introduce el término “transferencias personales”, que es más amplio que las remesas de trabajadores (párrafo 12.21; párrafo 302 del MBP5).

Se introducen los conceptos de 1) remesas personales, 2) remesas totales y 3) remesas y transferencias totales a las ISFLSH (párrafo 12.27).

Se describe el tratamiento de las transferencias de juegos de azar (párrafo 12.26).

Capítulo 13. Cuenta de capital

Los asientos de débito y crédito por la adquisición y disposición de activos no financieros no producidos deben registrarse por separado, sin netearse (párrafo 13.7, y también el párrafo 3.113; párrafo 312 del MBP5).

Se amplía la terminología correspondiente a los activos no producidos a fin de incluir los recursos naturales, los contratos, arrendamientos y licencias y los activos de comercio y fondos de comercio (párrafos 13.8–13.18; párrafo 358 del MBP5).

Los nombres de dominios en Internet se definen como posibles activos económicos (párrafo 13.18).

Las indemnizaciones de seguros pueden tratarse como transferencias de capital en casos de catástrofes (párrafo 13.24; párrafo 257 del MBP5).

Los efectos personales, activos financieros y pasivos de personas que cambian de residencia ya no se incluyen entre las transferencias de capital (párrafo 13.30, y también 9.21–9.22 y 10.22 b); párrafos 352–353 del MBP5).

Los legados y herencias se tratan como transferencias de capital y no como transferencias corrientes (párrafo 13.31; párrafo 303 del MBP5).

Las patentes y derechos de autor ya no se consideran como activos no producidos, de modo que ya no figuran en la cuenta de capital. (Las patentes y derechos de autor se clasifican como activos producidos y figuran dentro de los servicios particulares, como los servicios de investigación y desarrollo (cuadro 10.4; párrafo 358 del MBP5).

Capítulo 14. Cuestiones diversas en torno al análisis de la balanza de pagos y de la posición de inversión internacional

Se añade la presentación analítica (párrafos 14.16–14.17), la presentación monetaria (párrafos 14.20–14.22), las implicaciones del superávit en cuenta corriente (párrafos 14.48–14.56) y el enfoque del balance (párrafos 14. 57–14.66) (apéndice V del MBP5).

    Other Resources Citing This Publication