Balance of Payments Manual, Sixth Edition
Chapter

Apéndice 6c. Resumen por tópicos: Seguros, planes de pensiones y garantías normalizadas

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
January 2012
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

A. Aspectos generales

Referencia:

A6c.1 Los seguros ofrecen protección financiera a una unidad institucional expuesta a ciertos riesgos contra las consecuencias de que se produzcan determinados fenómenos. Además, los aseguradores suelen actuar como intermediarios financieros que invierten los fondos recaudados entre los asegurados en activos financieros o de otra índole a fin de poder pagar indemnizaciones futuras1.

A6c.2 Los planes de pensiones tienen como objetivo suministrar prestaciones jubilatorias o de invalidez a determinados grupos de empleados. Los planes de pensiones pueden ser operados por un fondo constituido por separado, un fondo que forma parte del empleador o no tener ningún fondo especial. Los fondos de pensiones son semejantes a los seguros en el hecho de servir como intermediarios para la inversión de los fondos en nombre de sus beneficiarios y redistribuir algunos riesgos.

A6c.3 La operación de los seguros y los fondos de pensiones guarda semejanzas, pero los seguros de vida y los fondos de pensiones incluyen un gran componente de ahorro, mientras que el objetivo de los seguros no de vida (incluidos los seguros de vida a término fijo) es en gran medida la mancomunación del riesgo.

A6c.4 Las transacciones de las compañías de seguros incluyen el cobro de primas, el pago de indemnizaciones y la inversión de los fondos. Del mismo modo, las transacciones de los fondos de pensiones incluyen la captación de aportes, el pago de prestaciones y la inversión de los fondos. Para analizar la naturaleza económica de las bases de estas operaciones, se deben reorganizar estos procesos a fin de derivar los elementos correspondientes a los servicios, el ingreso de la inversión, las transferencias y las inversiones. Los usuarios también podrían desear conocer datos suplementarios sobre las transacciones de seguros antes de los ajustes examinados en esta sección, particularmente los datos sobre primas e indemnizaciones. (En el recuadro A6c.1 se presenta un ejemplo numérico para ilustrar el cálculo de las partidas derivadas correspondientes a los servicios, ingreso de la inversión, transferencias e inversiones).

A6c.5 En varios capítulos se tratan aspectos de los seguros:

  • Las sociedades de seguros y los fondos de pensiones se definen como subsectores institucionales en los párrafos 4.88–4.89.

  • Las reservas de seguros, los derechos a prestaciones jubilatorias, y las provisiones para garantías normalizadas se definen como instrumentos financieros en los párrafos 5.62–5.68 y como parte de la categoría funcional relativa a otra inversión en el párrafo 6.61.

  • La medición de las reservas de seguros en la PII se examina en los párrafos 7.63–7.68.

  • Los asientos de la cuenta financiera se examinan en los párrafos 8.46–8.49.

  • Otras variaciones del volumen relativas a las reservas y provisiones de los seguros se examinan en el párrafo 9.24.

  • Los servicios de seguros y pensiones se examinan en los párrafos 10.109–10.117.

  • El ingreso de la inversión correspondiente a los asegurados y los contribuyentes se examina en los párrafos 11.77–11.84.

  • Las transferencias relacionadas con estos mecanismos se examinan en los párrafos 12.41–12.46 y 13.24.

Recuadro A6c.1.Ejemplo numérico del cálculo de los seguros no de vida

1. Información básica

Este ejemplo comprende las pólizas de aseguradores residentes con asegurados no residentes; se aplican los mismos principios para el caso de los aseguradores no residentes con asegurados residentes, aunque la disponibilidad de datos es inferior en la práctica, de modo que en algunos casos habría que utilizar proporciones, como se describe en el recuadro 10.4.

  • Primas totales por cobrar del exterior = 135

    • Primas totales recibidas del exterior = 150

    • Reservas relacionadas con pagos anticipados; comienzo del período = 40

    • Reservas relacionadas con pagos anticipados; fin del período = 55

    • Aumento neto de las reservas relacionadas con pagos anticipados = 15

  • Ingreso de la inversión atribuido a los titulares de pólizas de seguros no residentes = 8

  • Indemnizaciones por pagar en el exterior = 160

    • Indemnizaciones pagadas en el exterior = 155

    • Reservas relacionadas con indemnizaciones incurridas; comienzo del período = 10

    • Reservas relacionadas con indemnizaciones incurridas; fin del período = 15

    • Aumento neto de las reservas para indemnizaciones incurridas pero aún no pagadas = 5

  • Ajuste por volatilidad de las indemnizaciones por pagar = –40

    • (es decir, el nivel previsto de las indemnizaciones a largo plazo sería de 120, o sea 160 – 40)

2. Partidas derivadas

  • Cuenta de bienes y servicios:

    • Servicio de seguros (crédito)

    • = primas totales por cobrar más primas suplementarias menos indemnizaciones previstas (es decir, indemnizaciones previstas se deriva sumando las indemnizaciones efectivas por pagar y el ajuste por volatilidad)

    • = 135 + 8 – 120

    • = 23

  • (Nota: Si no se tiene en cuenta la volatilidad se obtendría un valor negativo para los servicios: –17)

  • Cuenta del ingreso primario:

    • Ingreso de la inversión atribuido a los titulares de pólizas de seguros (débito) = 8

  • Cuenta del ingreso secundario:

    • Primas netas por cobrar (crédito)

    • = primas totales por cobrar menos servicio = 135 + 8 – 23 = 120

  • Indemnizaciones por pagar (débito) = 160

  • Cuenta financiera:

  • Reservas de seguros (aumento de los pasivos frente a los asegurados) = 20 (= 15 + 5)

  • Billetes, monedas y depósitos (aumento de los activos de aseguradores residentes) = –5 (= 150 – 155)

  • PII—Pasivos

  • Reservas de seguros (pagos anticipados e indemnizaciones incurridas); comienzo del período = 50 (= 40 + 10)

  • Reservas de seguros (pagos anticipados e indemnizaciones incurridas); fin del período = 70 (= 55 +15)

A6c.6 Los seguros transfronterizos son muy comunes en áreas especializadas tales como los reaseguros y bienes de alto valor como los seguros de embarcaciones y aeronaves. En el caso de algunas economías pequeñas, su menor tamaño para la mancomunación de los riesgos significa que se tiende a asegurar una mayor parte de los bienes con no residentes. Ante la movilidad internacional de la población, también es posible que una proporción importante de los seguros de vida y las pensiones se negocie a nivel transfronterizo.

B. Seguros no de vida

Referencia:

1. Tipos de seguros no de vida

A6c.7 Entre los tipos de seguros no de vida figuran los seguros de salud y accidentes; de vida a término fijo; marítimos, aeronáuticos y de otros transportes; contra incendios y otros daños a la propiedad; pérdidas pecuniarias; de responsabilidad civil, y de crédito.

A6c.8Los seguros directos son contratados entre una compañía de seguros y el público. Los reaseguros son seguros en que ambas partes de la póliza son proveedores de servicios de seguros. Es decir, el reaseguro permite transferir el riesgo de los seguros de un asegurador a otro. Muchos aseguradores actúan como aseguradores directos y como reaseguradores. Pueden existir cadenas de transferencia del riesgo, de un asegurador a un reasegurador, y de este a un reasegurador secundario, y así sucesivamente. Las compañías de reaseguros y sus asegurados suelen ser residentes de diferentes economías en vista de las funciones especializadas del reaseguro y el objetivo de distribuir el riesgo. Un asegurador directo podría transferir a un reasegurador todo un conjunto de riesgos (es decir, el asegurador directo es como un minorista), una proporción de los riesgos o el riesgo de que las indemnizaciones superen un monto determinado (por ejemplo, debido a una pérdida catastrófica). Puesto que los reaseguros suelen ser utilizados como protección contra el riesgo de grandes pérdidas, es muy probable que estén sujetos a transacciones muy irregulares.

A6c.9 Los principios para la medición de los servicios de reaseguros y los seguros directos son los mismos. Se indican como partidas separadas con carácter suplementario, como podría ocurrir con elementos tales como los servicios auxiliares y las garantías normalizadas.

A6c.10 El seguro de fletes es una forma de seguros no de vida que plantea ciertas cuestiones con respecto a la valoración de los bienes. Como se examina en el párrafo 10.116, la identificación del sujeto de pago del seguro y si este último se incluye en el precio del bien dependen del concepto de valoración FOB, al igual que en el caso del transporte de carga mencionado en el párrafo 10.78.

A6c.11 Los seguros no de vida se distinguen de los seguros de vida en que se pagan las prestaciones solo si se produce un siniestro asegurado. Es decir, los seguros no de vida se formulan principalmente para mancomunar el riesgo, y no como inversión. Por esa razón, las indemnizaciones y las primas netas de seguros no de vida se registran como transferencias, mientras que sus equivalentes en los seguros de vida se registran en la cuenta financiera. A diferencia de los seguros de vida, las indemnizaciones de los seguros de vida a término fijo solo son pagaderas a la muerte o incapacidad del asegurado, de modo que los seguros de vida a término se incluyen en los seguros no de vida.

2. Función de las reservas en los seguros

A6c.12 Las pólizas de seguros son pagaderas por adelantado, mientras que las indemnizaciones solamente se pagan después de que ocurren los siniestros asegurados, y a veces mucho después. Las reservas técnicas de seguros representan los montos fijados por las compañías de seguros para contabilizar estos pagos anticipados de primas y las indemnizaciones incurridas pero aún no pagadas. Es decir, las reservas pueden considerarse como la aplicación de las normas de contabilidad habituales en valores devengados. Es correcto incluir las reservas para reclamaciones presentadas pero aún no resueltas, y las estimaciones de indemnizaciones incurridas pero aún no reclamadas, ya que guardan relación con siniestros asegurables ya ocurridos.

A6c.13 En algunas economías, las compañías de seguros también pueden constituir otras reservas, por ejemplo, sumas para cubrir fluctuaciones de las indemnizaciones entre un período y otro (por ejemplo, el aumento de reclamaciones en caso de un desastre natural). No obstante, si las contrapartes no pueden ejercer derechos sobre estas reservas, ellas no pueden ser reconocidas como activos de los asegurados.

A6c.14 Las compañías de seguros mantienen activos representados en las reservas para hacer frente a los pasivos frente a los asegurados. La gestión de esos activos financieros y no financieros es una parte integral de la actividad de los seguros. Los ingresos generados por estas inversiones influyen enormemente sobre el nivel de las primas que deben cobrar las compañías de seguros (de hecho, en algunos casos, han permitido que las indemnizaciones superen el total bruto de primas devengadas). En consecuencia, los ingresos devengados por la inversión de las reservas se tratan como ingresos por cobrar por los asegurados, que luego se consideran devueltos por estos a las compañías de seguros como primas suplementarias.

3. Valor del producto del servicio de seguros

A6c.15 Las primas y el ingreso de la inversión representan los ingresos de recursos para la compañía de

seguros, mientras que las indemnizaciones exigibles son los recursos correspondientes a los asegurados. El margen entre estas entradas y salidas es el monto a disposición de la compañía de seguros para cubrir sus gastos y generar un superávit operativo. Este margen representa el valor de los servicios de seguros suministrados.

A6c.16 El valor del producto de los servicios de seguros no de vida puede ser expresado mediante la siguiente fórmula:

Primas totales devengadas

  • + Primas suplementarias

  • – Indemnizaciones por pagar

  • – Ajustes por la volatilidad de las indemnizaciones, de ser necesario2.

a. Primas totales devengadas

A6c.17 “Primas totales devengadas” se refiere a la parte de las primas pagadera en el período actual o períodos anteriores que cubren los riesgos incurridos durante el ejercicio contable. Las primas devengadas se registran en valores devengados, así que difieren de las primas recibidas en cuanto a que las pólizas de seguros suelen pagarse por adelantado. En caso de que un reasegurador acepte riesgos en contratos de reaseguro proporcional, las primas totales devengadas se registran deduciendo las comisiones de reaseguro pagaderas al asegurador directo. Asimismo, otras primas totales deben calcularse deduciendo los reintegros pagaderos al asegurado.

A6c.18 Las primas de seguros normalmente se pagan por adelantado, de modo que la diferencia entre una medida en cifras devengadas y las primas pagadas radica en que la primera deduce los pagos anticipados por cobertura de seguros en períodos futuros y añade la cobertura por el período actual que fue pagada por adelantado en períodos anteriores.

b. Primas suplementarias

A6c.19 El ingreso de la inversión devengado por los activos invertidos para satisfacer los pasivos por provisiones de las compañías de seguros es atribuible a los a segurados. El ingreso se registra en la cuenta del ingreso primario, como se examina en los párrafos 11.77–11.84 y A6c.26. Posteriormente, el mismo valor se considera pagado a las compañías de seguros como primas suplementarias. Las primas suplementarias se añaden a las primas para calcular el valor de los servicios de seguros, como se indica en el recuadro A6c.1.

c. Indemnizaciones por pagar

A6c.20 Las indemnizaciones por pagar son reclamaciones por siniestros que se produjeron en el período contable. Las indemnizaciones por pagar incluyen las indemnizaciones pagadas dentro del período contable más las variaciones de las reservas para indemnizaciones pendientes. Es decir, las indemnizaciones en base devengado se reconocen como exigibles cuando ocurre un hecho que da origen a una reclamación válida, sea o no pagada, liquidada o declarada durante ese período.

d. Ajustes por volatilidad de las indemnizaciones

A6c.21 Los ajustes por volatilidad de las indemnizaciones deben ser incluidos en el cálculo de las modalidades de seguros sujetas a fluctuaciones. Por ejemplo, cabe prever que ocurrirán grandes catástrofes como terremotos y huracanes una vez cada cierto número de años, en promedio. Si en la fórmula se utilizan únicamente las indemnizaciones incurridas durante un solo período contable, las cifras resultantes para los servicios de seguros podrían ser erráticas, e incluso negativas en períodos de catástrofes, de modo que constituyen una medida inadecuada de la producción y los precios de los seguros. En esos casos, debe hacerse un ajuste en las indemnizaciones adeudadas, conforme a una visión a largo plazo del comportamiento de las indemnizaciones, que se asemeja a las decisiones que toman las compañías de seguros. En los períodos en que se incurre en un elevado nivel de indemnizaciones, el ajuste sería negativo (y por consiguiente causaría un aumento del valor del servicio), mientras que en otros períodos el ajuste sería positivo (reduciendo, por lo tanto, el valor del servicio). No obstante, en algunos tipos de seguros, la volatilidad es limitada y no es necesario ningún ajuste.

A6c.22 Los ajustes por volatilidad de las indemnizaciones muestran la diferencia entre las indemnizaciones efectivas en un período determinado y el nivel normalmente previsto de las mismas. El nivel previsto de las indemnizaciones podría calcularse aplicando uno de los siguientes métodos:

  • a) El método de las expectativas se basa en una estimación de las indemnizaciones previstas, utilizando cifras suavizadas de las indemnizaciones totales incurridas en el pasado o la proporción suavizada de las indemnizaciones brutas incurridas en el pasado con respecto a las primas, aplicada a las primas actuales. Es una réplica del modelo ex-ante utilizado por los aseguradores para fijar los precios de las primas, que se basa en sus expectativas. Al aceptar el riesgo y fijar las primas, los aseguradores tienen en cuenta sus expectativas de pérdida.

  • b) El método contable se basa en las variaciones de las reservas de equiparación de las compañías de seguros y las variaciones de sus fondos propios para contabilizar la volatilidad de las indemnizaciones. Al contrario del método de las expectativas, el método contable utiliza datos ex-post, o sea el monto observado de las indemnizaciones incurridas. Cabe anotar que si se adoptan cambios en los fondos propios en un período dado a fin de reducir la volatilidad de una indemnización en caso de catástrofe, la reconstrucción de los fondos propios después de este período también constituirá un factor (con signo contrario) en la fórmula para los siguientes períodos. Las prácticas para el cálculo de las reservas de equiparación varían, de modo que podrían no bastar para cubrir toda la volatilidad de las indemnizaciones.

  • c) El enfoque de los costos más una utilidad “normal” consiste en obtener una medida del producto mediante la suma de los costos y una estimación de la utilidad “normal”. La estimación de una utilidad “normal” generalmente supone el uso de las utilidades efectivas del pasado suavizadas. Por consiguiente, en la práctica, este método es semejante al método de las expectativas. Efectivamente, la utilidad “normal” equivale a las primas + primas suplementarias ajustadas – indemnizaciones ajustadas – costos.

e. Reaseguros

A6c.23 Como se explica en el párrafo A6c.8, el reaseguro permite transferir el riesgo de los seguros de un usuario a otro. Las transacciones entre el asegurador directo y el reasegurador se registran en un conjunto de transacciones completamente independiente y no se lleva a cabo ninguna consolidación entre las transacciones del asegurador directo como emisor de las pólizas para sus clientes, por una parte, y el titular de la póliza con el reasegurador por la otra. El producto de los reaseguros se mide de manera semejante al de los seguros directos no de vida. No obstante, existen ciertos pagos propios de los reaseguros. Ellos son las comisiones pagaderas al asegurador directo en los casos de reaseguros proporcionales y el reparto de utilidades en los casos de reaseguros de exceso de pérdidas. Una vez que se toman en cuenta estos casos, el producto del reaseguro puede calcularse de la siguiente forma:

  • Primas totales efectivas devengadas menos comisiones por pagar

  • + Primas suplementarias

  • – Indemnizaciones incurridas ajustadas y participación en las utilidades.

4. Exportaciones e importaciones de servicios de seguros

A6c.24 La fórmula para la producción total de servicios de seguros que se menciona en el párrafo A6c.16 incluye elementos que podrían ser observables por los aseguradores únicamente en forma agregada. Para asignar los totales de los servicios de seguros exportados e importados, que representan el producto suministrado a un subconjunto de titulares de pólizas de seguros, se requieren métodos adicionales.

A6c.25 Generalmente se podrán utilizar proporciones para elaborar estimaciones. En el caso de las importaciones, ello resulta bastante difícil, ya que las compañías de seguros no son residentes de la economía de compilación, lo cual dificulta la obtención de datos. En cada caso, el objetivo es encontrar un resultado compatible con el método general, una vez que se sepa con qué información se cuenta según las circunstancias. Los posibles métodos se examinan en el párrafo 10.114 y el recuadro 10.4.

5. Renta de la inversión atribuida a los titulares de pólizas de seguros (cuenta del ingreso primario)

A6c.26 El ingreso de la inversión devengado por los activos invertidos para satisfacer los pasivos por provisiones de las compañías de seguros es atribuible a los asegurados. El ingreso se registra en la cuenta del ingreso primario, como se examina en los párrafos 11.77–11.84. Posteriormente, el mismo valor se considera pagado a las compañías de seguros como primas suplementarias en el cálculo del valor de los servicios de seguros, como se indica en el párrafo A6c.19 y en el recuadro A6c.1 (y en consecuencia ello incrementa el valor de las primas netas, que corresponde a las primas brutas menos el valor de los servicios de seguros).

6. Primas netas de seguros (cuenta del ingreso secundario)

A6c.27 Las primas netas de seguros corresponden a las primas brutas devengadas menos el cargo por servicio. (Las primas brutas fueron examinadas en el párrafo A6c.17 en el marco de la derivación del cargo por servicio). Las primas netas de seguros se indican como transferencias corrientes. Se examinan en los párrafos 12.41–12.42.

7. Indemnizaciones por cobrar o por pagar (cuenta del ingreso secundario)

A6c.28 Las indemnizaciones incurridas durante el ejercicio generalmente se indican como transferencias corrientes. Se examinan en los párrafos 12.44–12.46 y en el párrafo A6c.20 en el marco de la derivación del cargo por servicio. En casos excepcionales, podrían clasificarse como transferencias de capital, como se analiza en el párrafo 13.24. El saldo de las indemnizaciones pendientes es reconocido como un activo o pasivo financiero y se indica en la PII (véanse los párrafos 5.64 y 7.63–7.68).

C. Seguros de vida y rentas vitalicias

Referencia:

A6c.29 En el párrafo A6c.11 se hace una distinción entre los seguros de vida y los seguros no de vida. Los seguros de vida suponen una corriente de pagos por parte del asegurado a cambio del pago de una suma fija al final de la póliza. Las rentas vitalicias son lo contrario: una corriente de pagos por parte del asegurador a cambio de una suma fija abonada al comienzo de la póliza. Para los seguros de vida y las rentas vitalicias también existen seguros directos y reaseguros.

A6c.30 Los principios para la medición de los seguros de vida y no de vida son parecidos. No obstante, en el caso de los seguros de vida, las primas netas y los pagos de prestaciones se registran en la cuenta financiera, no en la cuenta del ingreso secundario. Este tratamiento se deriva de la función de los seguros de vida de pagadores de prestaciones aunque no haya ocurrido un siniestro asegurado, y por lo tanto operan principalmente como una forma de acumulación de activos para los asegurados, al contrario de los seguros no de vida que operan como redistribuidores de costos para los asegurados a través de transferencias. Puesto que los seguros de vida se basan en la gestión de activos de gran valor, las primas suplementarias pueden ser relativamente elevadas.

A6c.31 El valor del producto de los servicios de seguros de vida y rentas vitalicias puede expresarse mediante la siguiente fórmula:

  • Primas totales devengadas

    • + Primas suplementarias

    • – Prestaciones exigibles

    • – Aumentos (+ disminución) de las reservas de los seguros de vida (reservas actuariales y reservas para seguros con utilidades).

La fórmula es básicamente la misma que en el caso de los seguros no de vida, salvo que los pagos a los asegurados se denominan prestaciones en lugar de indemnizaciones, y las reservas se añaden a la cuenta de acumulación para pagar las prestaciones en el futuro. Asimismo, se tienen en cuenta las variaciones de las reservas.

A6c.32 La partida de reservas actuariales en la fórmula de los seguros de vida refleja los montos pagaderos al final de la póliza, y no las indemnizaciones del período corriente. Se indican como atribuibles a titulares de pólizas específicos porque corresponden a asignaciones de las reservas actuariales y reservas de pólizas de seguros con utilidades para reforzar las sumas garantizadas en virtud de estas pólizas. Las variaciones de las reservas actuariales y reservas para los seguros con utilidades incluyen las provisiones constituidas para bonos pagaderos en el futuro.

A6c.33 En las pólizas de seguros de vida es común que, cada año, la sociedad de seguros atribuya montos explícitos a los titulares de las pólizas. Estas sumas suelen describirse como bonificaciones. Las sumas no son efectivamente pagadas a los asegurados sino que los pasivos de la sociedad de seguros frente a los asegurados aumentan en un monto equivalente a ellas. Este monto se indica como ingreso de la inversión atribuible a los asegurados. El hecho de que parte de este pueda derivarse de ganancias por tenencia no cambia su designación; en lo que respecta a los titulares de las pólizas, corresponde a la rentabilidad por poner el activo financiero a disposición de la sociedad de seguros. Además, todo ingreso de la inversión de las reservas no de vida y todo exceso de los ingresos por inversión de las reservas de seguros de vida con respecto a los montos explícitamente atribuidos a los asegurados se indica como ingreso de la inversión atribuido a los asegurados, sin importar la fuente del ingreso.

A6c.34 En el caso de las rentas vitalicias, se aplican los mismos principios, pero el cálculo es diferente debido al sentido contrario del flujo de caja, como se explica más detalladamente en el capítulo 17 del SCN 2008, “Cross-Cutting and Other Special Issues”.

A6c.35 En la cuenta corriente, los seguros de vida, además de constituir un servicio, generan ingreso de la inversión atribuible a los asegurados, como se examina en el párrafo 11.81, por un valor equivalente a las primas suplementarias. En el caso de los seguros de vida, las primas netas y prestaciones se indican en la cuenta financiera como aumentos y reducciones de las reservas de seguros. (En cambio, en el caso de los seguros no de vida, las primas netas e indemnizaciones se indican como transferencias).

A6c.36 Las reservas técnicas de seguros se definen en el párrafo 5.65 como un instrumento financiero. En la clasificación funcional se clasifican como otra inversión, véase el párrafo 6.61. En los párrafos 7.63–7.64 se presentan más detalles sobre su registro en la PII, en la cuenta financiera en el párrafo 8.48 y en otras variaciones del volumen en el párrafo 9.24.

D. Planes de pensiones

Referencia:

A6c.37 Los planes de pensiones incluyen aquellos que operan a través de fondos autónomos o fondos que no constituyen unidades separadas y los planes de pensiones no capitalizados. Las pensiones pueden ser otorgadas por planes de seguridad social, planes a cargo del empleador distintos de los seguros sociales y planes de asistencia social.

A6c.38 En los párrafos 12.32–12.33 se examinan las contribuciones sociales a los sistemas de seguridad social. En el párrafo 12.40 se tratan los beneficios sociales en virtud de sistemas de seguros sociales y asistencia social. Estos sistemas operan a través de transferencias y no tienen asientos en la cuenta financiera porque no se reconoce ninguna obligación de pago. Véase en el capítulo 17 del SCN 2008 más información sobre los sistemas de seguridad social y asistencia social, y los sistemas a cargo del empleador a través de mecanismos de seguros sociales. El resto de esta sección se refiere a los sistemas a cargo del empleador distintos de los seguros sociales.

A6c.39 Los fondos de pensiones se definen como un subsector institucional en los párrafos 4.89–4.90. Los fondos de pensiones se definen como un instrumento financiero en los párrafos 5.66–5.67. Estos derechos a prestaciones pueden ser pasivos de fondos de pensiones o sistemas no capitalizados. En la clasificación funcional se clasifican como otra inversión, véase el párrafo 6.61. La valoración de los derechos a prestaciones jubilatorias en la PII se examina en el párrafo 7.65. Los asientos de la cuenta financiera se examinan en los párrafos 8.48–8.49. La variación de los derechos a prestaciones jubilatorias como resultado de cambios en los supuestos del modelo se indican como otras variaciones del volumen, en tanto que las modificaciones negociadas entre las partes constituyen transferencias, como se analiza en el párrafo 9.24. Los servicios de seguros y pensiones se examinan en los párrafos 10.109–10.117.

A6c.40 En los planes de pensiones pueden existir cargos por servicios implícitos o explícitos. Si los cargos son implícitos, se miden de manera parecida a los correspondientes a los seguros de vida y rentas vitalicias, a saber:

  • Aportes brutos

  • + Aportes suplementarios

  • – Prestaciones por pagar

  • – Ajuste por variación de los derechos jubilatorios.

A6c.41 El ingreso de la inversión es atribuible a los beneficiarios de los planes de pensiones y es reembolsado al fondo de pensiones en calidad de aportes suplementarios, como se examina en el párrafo 11.82. El ingreso de la inversión pagadero:

  • a) Por sistemas de contribuciones definidas: Equivale al ingreso de la inversión de los fondos más todo superávit operativo neto devengado por el ingreso percibido de las rentas de tierras o edificaciones de propiedad del fondo.

  • b) Por sistemas de prestaciones definidas: Equivale a un aumento de las prestaciones pagaderas porque está más cerca la fecha en que los derechos jubila-torios serán exigibles. El monto del aumento no se vé afectado por el hecho de que el sistema de pensiones haya acumulado o no ingresos suficientes para cumplir sus obligaciones.

El ajuste por variación de los derechos a prestaciones jubilatorias se examina en el párrafo 12.38.

A6c.42 En los párrafos 12.32–12.37 se examinan las contribuciones sociales a los planes de pensiones. Las prestaciones sociales son los montos pagaderos a los beneficiarios, y se examinan en el párrafo 12.40. En el SCN, las contribuciones sociales se consideran como transferencias y al mismo tiempo como inversión en el sistema; del mismo modo, las prestaciones sociales se consideran transferencias y al mismo tiempo como retiro de inversión del sistema. Esta divergencia de puntos de vista exige que se hagan asientos por la variación de los derechos jubilatorios, como se examina en los párrafos 12.38–12.39.

E. Garantías normalizadas

Referencia:

A6c.43 Las garantías normalizadas son emitidas en grandes cantidades y de manera parecida. Entre los ejemplos figuran las garantías para los créditos de exportación y los préstamos para educación. En el párrafo 5.68 se comparan las garantías normalizadas con otras garantías. Los garantes suelen ser unidades del gobierno general o sociedades financieras. Puesto que el garante ofrece una gran cantidad de garantías, es posible estimar el riesgo de incumplimiento. Un garante que opera con criterios comerciales cobrará cargos, atenderá las reclamaciones y devengará ingreso de la inversión de una forma paralela a los seguros no de vida, y el valor de los servicios, ingresos y provisiones es calculado de la misma forma que se describe para el caso de los seguros no de vida en la sección B del presente apéndice.

A6c.44 Las provisiones para atender garantías normalizadas se definen como un instrumento financiero, y en el párrafo 5.68 se examinan las diferencias con las garantías por una sola vez y los derivados financieros. En la clasificación funcional se clasifican como otra inversión; véase el párrafo 6.61. Los cambios de las provisiones para atender sistemas de garantías normalizadas que no se derivan de transacciones se indican como otras variaciones del volumen y se examinan en el párrafo 9.24.

En el contexto de los seguros, una indemnización es la obligación por parte de una compañía de seguros de efectuar un pago a un asegurado según lo estipulado en la póliza, al ocurrir un siniestro asegurado.

Otra manera de expresar la fórmula es la siguiente:

  • Primas totales devengadas

    • + Primas suplementarias

    • – Indemnizaciones previstas

  • basándose las indemnizaciones previstas en medidas a largo plazo de las indemnizaciones, deducidos los efectos de la volatilidad.

    • La fórmula también puede expresarse en términos de los pagos:

      • Primas totales pagadas

        • + Primas suplementarias

        • – Indemnizaciones pagadas

        • – Aumento neto de las reservas técnicas (incluidas las reservas por volatilidad de las indemnizaciones)

    • siendo las reservas técnicas equivalentes a los pagos anticipados de primas y las demoras en el pago de las indemnizaciones, así como la deducción de los efectos de la volatilidad.

    • Véase en el recuadro A6c.1 un ejemplo numérico de estos cálculos.

    Other Resources Citing This Publication