Balance of Payments Manual, Sixth Edition
Chapter

Apéndice 2. Reorganización de la deuda y transacciones relacionadas

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
January 2012
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

A. Reorganización de la deuda

Referencia:

    FMI et al., Estadísticas de la deuda externa: Guía para compiladores y usuarios, capítulo 8, “Reorganización de la deuda”.

A2.1 En este apéndice se examinan varias modalidades de reorganización de la deuda y transacciones relacionadas y la manera de registrarlas en la balanza de pagos y la posición de inversión internacional. Se hace referencia, de ser pertinente, al financiamiento excepcional en casos de reorganización para financiar necesidades de balanza de pagos y a la concesionalidad de la deuda cuando la reorganización implique transferencias para contabilizar dicha concesionalidad. En el cuadro A1.1 del apéndice 1, “Transacciones de financiamiento excepcional”, se presenta un resumen de la manera de registrar la reorganización de la deuda en las presentaciones analítica y normalizada de la balanza de pagos.

A2.2 La reorganización de la deuda (también denominada reestructuración de la deuda) se define como los mecanismos en los que participan tanto los acreedores como los deudores (y a veces terceros) que modifican las condiciones establecidas para el servicio de una deuda existente. Los gobiernos suelen intervenir en la reorganización de la deuda, como deudores, acreedores o garantes, pero el sector privado también participa en la reorganización de la deuda, por ejemplo, en los casos de canjes de deuda.

A2.3 La reorganización de la deuda suele suponer un alivio para el deudor con respecto a las condiciones originales de las obligaciones de deuda que ha contraído. Ello puede ocurrir como respuesta a problemas de liquidez, en los que el deudor no tiene suficientes disponibilidades para efectuar los pagos de servicio de la deuda que se avecinan o tiene problemas de viabilidad que probablemente le impedirán satisfacer sus obligaciones de deuda a mediano plazo.

A2.4 El no pago de sus obligaciones de deuda por parte de una economía deudora (cesación de pagos, moratoria unilateral, etc.) no constituye una reorganización de la deuda, ya que no representa un acuerdo entre el acreedor y el deudor. Este incumplimiento da origen a atrasos en los pagos, que también se analizan en este apéndice. Del mismo modo, un acreedor puede reducir el valor en libros de los derechos de crédito que posee frente a un deudor mediante la cancelación de la deuda, una medida unilateral que se aplica, por ejemplo, cuando el acreedor considera irrecuperable un derecho, quizá por la quiebra del deudor, de modo que la suprime de sus libros. Esto tampoco constituye reorganización de la deuda según la definición del Manual.

A2.5 Las cuatro modalidades principales de reorganización de la deuda son las siguientes:

  • a) Una reducción del monto, o extinción, de una obligación de deuda por parte del acreedor en virtud de un acuerdo formal con el deudor. Esto constituye una condonación de la deuda.
  • b) Una modificación de los términos y condiciones del crédito que podría traducirse, o no, en una reducción del valor presente de la carga de la deuda1. Según la índole de la transacción efectuada, la reorganización puede describirse como una reprogramación de la deuda o como un refinanciamiento (o canje de la deuda).
  • c) El acreedor intercambia el derecho de deuda por algo de valor económico, que no sea otro derecho de deuda, del mismo deudor. Ello corresponde a una conversión de la deuda, en la que, por ejemplo, se intercambia la deuda por participaciones de capital, por bienes inmobiliarios, por financiamiento para el desarrollo o por naturaleza2, y el pago anticipado de la deuda (o la recompra de la deuda en efectivo).
  • d) Asunción de deuda y pagos de deuda en nombre de terceros cuando también interviene un tercero.

A2.6 Un conjunto de medidas de reorganización de la deuda puede incluir más de una de las modalidades mencionadas; por ejemplo, la mayor parte de los paquetes de reorganización de la deuda que implican una condonación de la deuda también contienen una reprogramación de la parte de la deuda que no se condona o no se cancela.

1. Condonación de deudas

a. Definiciones

A2.7La condonación de la deuda se define como la cancelación voluntaria de la totalidad o parte de una deuda en el marco de un acuerdo contractual celebrado entre un acreedor y un deudor3. La condonación de la deuda se distingue de la cancelación de la deuda por el hecho de existir un acuerdo entre las partes y la intención de ofrecer un beneficio, en lugar de un reconocimiento unilateral por parte del acreedor de que la deuda es incobrable. Entre entidades comerciales es improbable que ocurra una condonación de la deuda. La deuda condonada puede incluir la totalidad o parte del principal pendiente de pago, incluidos los intereses de mora que se puedan haber causado (intereses que vencieron en el pasado) y todo interés que se pueda haber devengado. No ocurre condonación de la deuda a raíz de la cancelación de pagos futuros de intereses que aún no son exigibles y que aún no se han devengado.

b. Contabilidad de la condonación de la deuda

A2.8 En la balanza de pagos, la condonación de la deuda, como se señala en los párrafos A1.5–A1.6, se registra en la presentación normalizada (al momento determinado en el acuerdo que hace efectiva la condonación) como un ingreso por transferencia de capital para la economía deudora (pago de una transferencia de la economía acreedora), con un reembolso del pasivo del deudor en la cuenta financiera (un ingreso en el activo del acreedor) (véase el cuadro A1.1, líneas 6–11). En la PII, el pasivo del deudor y el activo del acreedor se reducen en función del monto de la deuda condonada. En cuanto al valor de la deuda condonada, la base de valoración de los flujos y saldos es el precio de mercado, salvo en el caso de los préstamos, en que se utiliza el valor nominal.

A2.9 En la presentación analítica, el registro, o no, de la condonación de la deuda en el financiamiento excepcional (“por debajo de la línea”) depende de si la deuda es exigible en el período corriente, está en mora, o aún no es exigible (cuadro A1.1, líneas 1–6). La condonación de obligaciones exigibles en el período corriente se registra por debajo de la línea, como partida de crédito en condonación de la deuda, y la reducción de las obligaciones se indica por encima de la línea, como partida de débito. En cuanto a la condonación de atrasos correspondientes a períodos anteriores, se registran un asiento de crédito como condonación de la deuda y un asiento de débito como cancelación de atrasos, ambos por debajo de la línea en la partida de financiamiento excepcional. Si se condonan obligaciones aún no exigibles, no se registra ningún asiento como financiamiento excepcional; todos los asientos se sitúan por encima de la línea.

2. Reprogramación y refinanciamiento de la deuda

A2.10 La reprogramación y refinanciamiento de la deuda implican la modificación de un contrato de deuda existente y su reemplazo por otro contrato, generalmente con un plazo más largo para atender el servicio de la deuda. La reprogramación de la deuda supone un reordenamiento sin modificar del tipo de instrumento, valor del principal o acreedor que tenía la deuda anterior. El refinanciamiento supone un instrumento de deuda diferente, generalmente con un valor diferente y podría ser frente a un acreedor diferente al de la deuda anterior4. Por ejemplo, un acreedor podría optar por aplicar las condiciones de un acuerdo del Club de París ya sea a través de una opción de reprogramación de la deuda, es decir, la modificación de los términos y condiciones de sus derechos crediticios actuales frente al deudor, o de un refinanciamiento (concediendo al deudor un préstamo nuevo que se utiliza para reembolsar la deuda actual).

a. Reprogramación de la deuda

Definición

A2.11La reprogramación de la deuda es un acuerdo bilateral entre el deudor y el acreedor que constituye un aplazamiento formal de los pagos del servicio de la deuda y la aplicación de nuevos plazos de vencimiento, generalmente más amplios. Las nuevas condiciones normalmente incluyen uno o más de los siguientes elementos: ampliación de los períodos de reembolso, reducción de la tasa de interés contractual, adición o extensión de un período de gracia para el reembolso del principal, fijación del tipo de cambio a niveles favorables en caso de una deuda en moneda extranjera y reprogramación del pago de los atrasos que puedan existir. En el caso específico de los títulos cupón cero, una reducción del monto del principal pagadero al momento de rescate a un nivel todavía superior al monto del principal pendiente de pago al momento en que entra en vigor el acuerdo podría ser clasificado como una modificación efectiva de la tasa de interés contractual o como una reducción del principal manteniendo invariable la tasa de interés contractual. Este tipo de reducción del principal pagadero al vencimiento debe ser registrado como una condonación de la deuda, o una reprogramación de la deuda si el acuerdo bilateral reconoce explícitamente una modificación de la tasa de interés contractual. En los acuerdos del Club de París, las reprogramaciones pueden caracterizarse como reprogramaciones de “flujos” o de “posiciones”. Una reprogramación del flujo se refiere a la reprogramación de un determinado servicio de la deuda que será exigible durante un cierto período y, en algunos casos, determinados atrasos pendientes al comienzo de ese período5. Una reprogramación de la posición corresponde a la reprogramación de la posición pendiente de reembolso de la deuda en un momento determinado.

Contabilidad de la reprogramación de la deuda

A2.12 En la balanza de pagos, la reprogramación de la deuda se trata como una extinción del contrato existente y la creación de un nuevo contrato. La correspondiente deuda existente se registra como reembolsada y se crea un nuevo instrumento (o instrumentos) con los nuevos términos y condiciones. En la presentación normalizada del deudor, se registra un asiento de débito en el respectivo instrumento que representa el reembolso de la deuda anterior, con un asiento de crédito en el instrumento indicado que representa la creación de una deuda nueva (cuadro A1.1, líneas 19–25). Este tratamiento no es aplicable, sin embargo, a los intereses en mora que sean objeto de reprogramación cuando se mantienen intactas las condiciones del contrato de deuda existente. En ese caso, no se considera que el contrato de deuda existente ha sido reprogramado, sino únicamente los intereses en mora. La PII recoge las transacciones que extinguen el anterior instrumento de deuda y que crean el nuevo instrumento.

A2.13 La transacción se registra al momento en que ambas partes registran la modificación de las condiciones en sus libros, y se valora al monto de la nueva deuda (que, en una reprogramación de la deuda, será el mismo valor de la deuda anterior). Si no se define ninguna fecha exacta, el factor decisorio será el momento en que el acreedor registra la modificación de las condiciones en sus libros. Si la reprogramación de obligaciones exigibles en una fecha posterior al período actual está vinculada al cumplimiento de ciertas condiciones al momento de hacerse exigibles dichas obligaciones (como ocurre con las reprogramaciones plurianuales del Club de París), los asientos de la balanza de pagos solo se registrarán en el período en que se cumplan las condiciones exigidas.

A2.14 En la presentación analítica, como se señala en el apéndice 1, “Transacciones de financiamiento excepcional”, el registro de las transacciones de reprogramación de la deuda como financiamiento excepcional depende de si la deuda a ser reprogramada es exigible en el período corriente, está en mora o aún no es exigible. Las obligaciones pagaderas en el período de declaración se registran en el financiamiento excepcional (por debajo de la línea, como asientos de crédito en los instrumentos correspondientes), con asientos de débito por encima de la línea en el instrumento de deuda correspondiente de la cuenta financiera y la cuenta del ingreso (para los intereses devengados) (cuadro A1.1, líneas 19–22). En cuanto a los atrasos, los dos asientos corresponden a financiamiento excepcional, es decir, por debajo de la línea, con partidas de crédito (en el instrumento pertinente) y débito (en la reprogramación de atrasos) (cuadro A1.1, líneas 23 y 24). En cuanto a las obligaciones aún no exigibles, se registran asientos de débito y crédito por encima de la línea en los instrumentos respectivos de la cuenta financiera (cuadro A1.1, línea 25).

b. Refinanciamiento de la deuda

Definición

A2.15El refinanciamiento de la deuda implica el reemplazo de un instrumento o instrumentos de deuda existentes, incluidos los posibles atrasos, por un nuevo instrumento o instrumentos de deuda. Puede entrañar el canje por el mismo tipo de instrumento de deuda (préstamo por préstamo) o por diferentes tipos de instrumentos de deuda (préstamos por bonos). Por ejemplo, el sector público podría convertir diversas deudas por créditos de exportación en un solo préstamo. Asimismo, puede decirse que ocurrió un refinanciamiento de la deuda cuando un deudor intercambia bonos existentes por nuevos bonos gracias a una oferta de canje hecha por su acreedor (en lugar de una modificación de los términos y condiciones). De modo que el refinanciamiento de la deuda puede ocurrir así el deudor esté experimentando dificultades de balanza de pagos o no.

Contabilidad del refinanciamiento de la deuda

A2.16 El tratamiento de las transacciones de refinan-ciamiento de la deuda en la balanza de pagos es semejante a una reprogramación de la deuda en cuanto a que la deuda refinanciada es liquidada y reemplazada por un nuevo instrumento o instrumentos financieros. No obstante, al contrario de la reprogramación, la deuda antigua se liquida al valor del nuevo instrumento de deuda, excepto en el caso de la deuda no comerciable adeudada a acreedores oficiales.

A2.17 Si el refinanciamiento implica un intercambio directo de la deuda, como en el caso de un canje de préstamos por bonos, en la presentación normalizada el deudor registra asientos de débito en el instrumento de deuda indicado de la cuenta financiera y en la cuenta del ingreso (por los intereses devengados) y un asiento de crédito en los pasivos por inversión de cartera para indicar la creación de la nueva obligación (cuadro A1.1, líneas 26–30). La transacción se valora al valor de la nueva deuda, registrándose en la cuenta de revaloración la diferencia entre el valor de la deuda antigua y el nuevo instrumento. No obstante, si la deuda es frente a acreedores oficiales y no es comerciable (préstamo), la deuda antigua se liquida a su valor original registrándose como condonación de la deuda la diferencia de valor con respecto al nuevo instrumento.

A2.18 Cuando no exista un precio de mercado para el nuevo bono, se utiliza un valor representativo idóneo. Por ejemplo, si el bono es semejante a otros bonos negociados, el precio de mercado de un bono negociado será un valor representativo adecuado del precio del nuevo bono. Si la deuda canjeada fue adquirida recientemente por el acreedor, el precio de adquisición podría ser un valor representativo adecuado. Por otra parte, si la tasa de interés del nuevo bono es inferior a la tasa de interés vigente, el valor descontado del bono, a la tasa de interés vigente, podría constituir el valor representativo. Si no se dispone de esa información, se podría utilizar como valor representativo el valor facial del bono emitido. Véase también, a continuación, la conversión de la deuda en capital.

A2.19 La PII recoge las transacciones que liquidan el anterior instrumento de deuda y la creación del nuevo instrumento de deuda, junto con todo cambio de valor registrado en la cuenta de revaloración. Por ejemplo, el canje de un préstamo por un bono generalmente se traducirá en una reducción de los pasivos del deudor (reducción del derecho del acreedor sobre activos de la economía deudora) porque el préstamo se registra a su valor nominal mientras que el bono tiene un valor de mercado.

A2.20 En la presentación analítica, el canje de deuda por bonos de las obligaciones de préstamo exigi-bles en el período de declaración se registra por debajo de la línea como asientos de crédito en los instrumentos correspondientes del financiamiento excepcional, con asientos de débito por encima de la línea en el instrumento de deuda correspondiente de la cuenta financiera y la cuenta del ingreso (para los intereses devengados) (cuadro A1.1, líneas 26 y 27). En cuanto a los atrasos refinanciados, existen asientos de crédito de contrapartida (en el instrumento pertinente) y de débito (en la reprogramación de atrasos) correspondientes al finan-ciamiento excepcional. En cuanto a las obligaciones aún no exigibles, se registran asientos de débito y crédito por encima de la línea en los instrumentos respectivos de la cuenta financiera (cuadro A1.1, línea 30). Cuando se cancelan atrasos como resultado de un canje de deuda por deuda, ambos asientos se anotan por debajo de la línea: un asiento de débito en la cancelación de atrasos (en el instrumento de deuda pertinente de la presentación normalizada) y un asiento de crédito en la condonación de deuda (cuadro A1.1, líneas 28 y 29).

A2.21 Si el producto de la nueva deuda se utiliza para pagar parte de una deuda existente, la deuda restante se registra como una liquidación de la deuda anterior y la creación de una nueva deuda, a menos que esta sea reembolsada en su totalidad a través de otra transacción.

A2.22 Si las condiciones de los nuevos créditos son concesionarias, se podría considerar que el acreedor está otorgando una transferencia al deudor. Más adelante se examina la concesionalidad de la deuda.

3. Conversión de la deuda y pago anticipado de la deuda

a. Definiciones

A2.23La conversión de deuda (swap) es el canje de una deuda—comúnmente a descuento—por un derecho que no es de deuda, por ejemplo una participación de capital, o por fondos de contrapartida que pueden ser utilizados para financiar un determinado proyecto o política. Comúnmente, la conversión de la deuda implica un canje de deuda externa en moneda extranjera por una obligación que no es de deuda en moneda nacional, a descuento. Los canjes de deuda por capital, deuda por exportaciones, deuda por naturaleza o deuda por finan-ciamiento para el desarrollo son ejemplos de conversión de la deuda. En esencia, se liquida la deuda externa y se crea un pasivo no crediticio.

A2.24 Un canje de deuda por capital se traduce en una reducción del pasivo por deuda y un aumento del pasivo por participaciones de capital de la economía deudora. En un canje de deuda por participaciones de capital suele intervenir un tercero, a menudo una organización no gubernamental (ONG) o una sociedad, que compra los derechos de crédito al acreedor extranjero y recibe de la economía deudora participaciones de una sociedad o moneda local (para ser utilizadas en la inversión en participaciones de capital).

A2.25 Otros tipos de canjes de deuda, como los de obligaciones de deuda externa por exportaciones (deuda por exportaciones) o de obligaciones de deuda externa por activos de contrapartida que son suministrados por el deudor al acreedor para un objetivo determinado, como la protección de la fauna y flora silvestres, la salud, la educación y la protección del medio ambiente (deuda por desarrollo sostenible), también constituyen conversiones de la deuda.

A2.26 Es importante distinguir entre la conversión de la deuda directa y la indirecta; es decir, si el canje conduce directamente a la adquisición de un derecho que no es de deuda sobre activos del deudor, o indirectamente a través de otro derecho sobre activos de la economía, por ejemplo, un depósito que posteriormente se utiliza para adquirir participaciones de capital.

b. Contabilidad de la conversión de la deuda

A2.27 Cuando la deuda se intercambia por otro artículo (por ejemplo, participaciones de capital o fondos de contrapartida para fines de desarrollo), la transacción se registra al momento en que ambas partes registran el canje de valores en sus libros. El principio general es que la deuda anterior se valore al precio del bien adquirido (convertido al tipo de cambio vigente en el mercado si el bien está denominado en moneda extranjera). Toda diferencia entre el valor de la deuda liquidada y los respectivos derechos o fondos suministrados se registra como un ajuste de valoración en la cuenta de revaloración. Se plantea una excepción cuando la deuda frente a acreedores oficiales es no comerciable y el derecho de contrapartida (activo) tiene un valor inferior al de la deuda, en cuyo caso la transacción de la deuda antigua se registra por su valor total y toda diferencia de valor entre la deuda y su contrapartida (o los activos) se registra como condonación de deuda, es decir, una transferencia de capital. En los casos de canje de la deuda por financiamiento para el desarrollo, las transacciones deben registrarse basándose en el tipo de obligación de deuda condonada y no por el uso ulterior de los fondos.

A2.28 Los canjes de deuda por participaciones de capital y deuda por financiamiento para el desarrollo son los mecanismos de conversión de deuda más comunes.

c. Canjes de deuda por participaciones de capital

Conversión directa de la deuda

A2.29 En los casos de la deuda intercambiada directamente por inversiones de capital en la economía deudora, se deben anotar asientos de crédito en la inversión directa-participaciones de capital, o en la inversión de cartera-participaciones de capital. Estas transacciones deben registrarse al valor de la participación adquirida, con asientos de débito de contrapartida en el instrumento de deuda correspondiente a la reducción de los pasivos. El tratamiento de las transacciones registradas depende de si la deuda intercambiada es exigible en el período corriente, está en mora o aún no es exigible (cuadro A1.1, líneas 8–11).

Deuda exigible en el período de declaración corriente

A2.30 En la presentación normalizada, los canjes de deuda por participaciones de capital tienen asientos de débito en cada instrumento pertinente, por ejemplo, otros pasivos de inversión, y en la cuenta del ingreso (por los intereses devengados) por los pagos que serán exigibles en el período corriente. El valor del reembolso de la deuda anterior equivale al valor de mercado del pasivo por participaciones de capital que se intercambia, registrándose como contrapartida un asiento de crédito en la inversión directa-participaciones de capital, o en inversión de cartera-participaciones de capital. Si el valor de mercado del nuevo pasivo es inferior al valor de la deuda anterior, se registra un ajuste por valoración en el instrumento correspondiente, por ejemplo, pasivos de crédito en la cuenta de revaloración (véase también el párrafo A1.13).

A2.31 En la presentación analítica, los asientos de débito se registran por encima de la línea y los créditos de contrapartida se registran por debajo de la línea en la inversión directa; o inversión de cartera-participaciones de capital.

Deuda en mora

A2.32 En la presentación normalizada, los canjes de deuda por participaciones de capital en casos de atrasos se registran como un asiento de débito en el instrumento correspondiente de la cuenta financiera, al valor de los pasivos por participaciones de capital suministrados, con un crédito de contrapartida en la inversión directa-participaciones de capital, o inversión de cartera-participaciones de capital. En la presentación analítica, se registran asientos de débito por financiamiento excepcional en la cancelación de atrasos, con un asiento de crédito de contrapartida también registrado en el financiamiento excepcional como inversión directa, participaciones de capital, o inversión de cartera-participaciones de capital.

Deuda exigible en el futuro

A2.33 En la presentación normalizada, los asientos de débito creados por operaciones de canje de deuda por participaciones de capital correspondientes a deuda exigible en el futuro e intercambiada a un precio inferior a su valor nominal se registran como asiento de débito en las cuentas respectivas, al valor de los pasivos por participaciones de capital suministrados, con un asiento de crédito de contrapartida en inversión directa, participaciones de capital, si el inversionista directo (tenedor de la participación de capital) posee directamente una participación que le confiere el 10% o más de los votos en la empresa de inversión directa; de lo contrario, los derechos sobre la participación de capital deben registrarse como inversión de cartera-participaciones de capital. Si el valor de mercado del nuevo pasivo es inferior al valor de la deuda anterior, se registra un ajuste por valoración en el instrumento pertinente, por ejemplo, pasivos de crédito en la cuenta de revaloración (véase también el párrafo A1.13). En la presentación analítica, todos los asientos se hacen por encima de la línea, como en la presentación normalizada.

A2.34 En la PII, los pasivos por participaciones de capital (ya sea directa o de cartera) aumentan y los pasivos de deuda disminuyen en función del valor del instrumento liquidado, en todos los casos.

Conversión indirecta de la deuda

A2.35 El canje de deuda por participaciones de capital también puede realizarse mediante una conversión indirecta. Un ejemplo sería el del intercambio, a descuento, de un pasivo asociado con un pago fijo en moneda extranjera (por ejemplo, un título de deuda o un préstamo) por un instrumento financiero denominado en moneda nacional (por ejemplo, un depósito en moneda nacional). Posteriormente, el no residente reinvierte el producto en el capital del deudor. Estos canjes se valoran a precios de mercado para fines de balanza de pagos.

A2.36 En la presentación normalizada, el deudor registra esta transacción como un aumento de los pasivos (crédito) en la partida correspondiente al instrumento financiero suministrado, registrándose los asientos de débito correspondientes según el instrumento (pasivo) liquidado (cuadro A1.1, líneas 12–16). Posteriormente, el acreedor no residente canjea el instrumento financiero recibido por participaciones de capital en una empresa de la economía deudora. En este momento, se registra un asiento de crédito en inversión directa, participaciones de capital, si el inversionista directo (tenedor de la participación) posee una participación que le confiere 10% o más de los votos en la empresa de inversión directa; de lo contrario, los derechos de participación en el capital deben ser registrados como inversión de cartera – participaciones de capital. La contrapartida es un asiento de débito en la cuenta del instrumento que se intercambia por la participación de capital, por ejemplo, billetes, monedas y depósitos. En la PII, los pasivos por participaciones de capital (ya sea directa o de cartera) aumentan y los pasivos de deuda disminuyen en función del valor del instrumento liquidado.

A2.37 En la presentación analítica, el tratamiento es el mismo que se describe para la conversión de la deuda directa salvo por el hecho de que únicamente es pertinente la transacción inicial, de modo que el asiento de crédito se registra en la cuenta del instrumento financiero suministrado, y no en participaciones de capital.

d. Canjes de deuda por financiamiento para el desarrollo

A2.38 Un canje de la deuda por financiamiento para el desarrollo supone el intercambio a descuento de un pasivo existente (por ejemplo, un título de deuda o un préstamo) por un derecho sobre un activo (por ejemplo, un depósito interno) asignado a un fin determinado de desarrollo en la economía deudora. Por ejemplo, una ONG compra deuda del acreedor original a un descuento sustancial utilizando sus propios recursos en moneda extranjera, y luego la revende al gobierno del país deudor por su equivalente en moneda nacional. La ONG, a su vez, invierte el dinero en un proyecto de desarrollo previamente acordado con el gobierno del país deudor.

A2.39 En la presentación normalizada, la economía deudora registra solo la transacción con el acreedor (por ejemplo, con la ONG). El deudor registra un aumento de los pasivos (crédito) en la partida correspondiente al instrumento de deuda suministrado al acreedor, con un asiento de débito de contrapartida en el respectivo instrumento de deuda liquidado (cuadro A1.1, líneas 39–43). En la PII, los pasivos disminuyen en función del valor de la deuda liquidada y aumentan en función del valor del otro derecho, siempre y cuando este siga vigente al final del período.

A2.40 Si se lleva a cabo un canje de la deuda por financiamiento para el desarrollo a fin de satisfacer una necesidad de financiamiento de la balanza de pagos, solo la transacción inicial con el acreedor es pertinente para la presentación analítica. El posterior uso por parte del acreedor de los activos adquiridos para fines de desarrollo en la economía deudora no constituye financiamiento excepcional; las partidas de crédito se registran como transferencias de capital (cuadro A1.1, línea 43).

e. Pago anticipado de la deuda

Definiciones

A2.41El pago anticipado de la deuda consiste en una recompra, o pago por adelantado, de una deuda en condiciones que son convenidas por el deudor y el acreedor; es decir, se liquida deuda a cambio de un pago en efectivo convenido por el deudor y el acreedor. Cuando existe un descuento en relación con el valor nominal de la deuda, los pagos anticipados se denominan “recompras de deuda”. Los pagos anticipados de deuda podrían ser impulsados por la necesidad del deudor de reducir el costo de su cartera de deuda aprovechando resultados económicos o condiciones del mercado favorables para la recompra de deuda, o para fines de balanza de pagos, por ejemplo, si se prevén futuras limitaciones de la balanza de pagos.

Contabilidad del pago anticipado de la deuda

A2.42 En la presentación normalizada, los asientos de débito relacionados con el pago anticipado de la deuda son registrados por el deudor en el instrumento correspondiente de la cuenta financiera al momento de producirse las transacciones y por el valor de la deuda prepagada. Se registran asientos de crédito en los activos de reserva o en billetes, monedas y depósitos en otra inversión, activos, según la fuente de financiamiento. En la PII, la obligación del deudor disminuye en función del monto de deuda prepagada. Como se señala en el apéndice 1, “Transacciones de financiamiento excepcional”, si el pago anticipado de la deuda está vinculado con una necesidad de financiamiento de la balanza de pagos y se financia con activos de reserva, tanto las partidas de crédito como de débito se registran por debajo de la línea en el financiamiento excepcional y activos de reserva, respectivamente (cuadro A1.1, líneas 31 y 32). Los pagos anticipados de deuda utilizando activos financieros propios del deudor que no sean activos de reserva se registran por encima de la línea, como en el caso de la presentación normalizada (cuadro A1.1, línea 33). Si la deuda es frente a acreedores oficiales y no es comerciable (préstamo), podría surgir algún factor de condonación de la deuda, es decir, si el pago anticipado se produce como resultado de un acuerdo entre las partes con la intención de ofrecer algún beneficio (véase el párrafo A2.7).

A2.43 En la presentación analítica, las transacciones de pago anticipado se registran como financiamiento excepcional únicamente si se financian con activos de reserva para fines de balanza de pagos de la economía deudora. En este caso, se registran asientos de débito por debajo de la línea en el respectivo instrumento del financiamiento excepcional, con un asiento de crédito de contrapartida por debajo de la línea en las reservas.

A2.44 Si el pago anticipado se financió con fondos provenientes de donaciones externas, las transacciones podrían suscitar un análisis de dos etapas si se suministra efectivo a la economía deudora, la cual posteriormente utiliza ese producto para pagar la deuda por anticipado.

Primera etapa

A2.45 En la presentación normalizada, la economía deudora registra un asiento de crédito en la partida de transferencias de capital de la cuenta de capital, equivalente a los fondos suministrados en donación. Un asiento de débito de contrapartida se registra en los activos de reserva. En la presentación analítica, la economía deudora registra un asiento de crédito por debajo de la línea en la partida de transferencias del financiamiento excepcional, con un asiento de débito de contrapartida en los activos de reserva.

Segunda etapa

A2.46 Cuando se produce el pago anticipado de la deuda, la economía deudora registra, en la presentación normalizada, el reembolso del instrumento de deuda como un asiento de débito al valor pagado, con un asiento de crédito de contrapartida en los activos de reserva. En la presentación analítica, el asiento de débito se registra por debajo de la línea en el instrumento de deuda perti-nente6, con el asiento de crédito en los activos de reserva. En los años futuros se producen ahorros como resultado del pago anticipado de la deuda. El asiento de débito se registra por debajo de la línea ya que la transacción afecta los activos de reserva en el período al que se refiere la declaración.

A2.47 En la PII de la economía deudora, los activos aumentan en la primera etapa y disminuyen, junto con los pasivos de deuda, cuando se produce el pago anticipado.

4. Asunción de deuda y pagos de la deuda de otros

a. Asunción de deuda

Definición

A2.48La asunción de deuda es un acuerdo trilateral entre un acreedor, un antiguo deudor y un nuevo deudor en virtud del cual el nuevo deudor asume el pasivo pendiente del antiguo deudor frente al acreedor y se obliga a reembolsar la deuda. La ejecución de una garantía es un ejemplo de asunción de deuda. Si el deudor original incumple sus obligaciones de deuda, el acreedor puede invocar las cláusulas del contrato que le permiten hacer exigible la garantía ofrecida por un garante. La unidad garante tendrá que reembolsar la deuda o asumir la responsabilidad por la deuda como deudor primario y el pasivo del deudor original se liquida. Los gobiernos pueden ser, o bien los deudores que entran en cesación de pagos, o bien garantes. Asimismo, un gobierno puede suscribir un acuerdo mediante el cual ofrece fondos para cancelar la obligación de deuda de otro gobierno frente a un tercero.

Contabilidad de la asunción de deuda

A2.49 El monto de la deuda a ser registrado es el monto total de la deuda pendiente, a menos que exista un acuerdo con el acreedor para reducir el monto adeudado. El momento de registro es el momento en que la deuda se elimina del balance del deudor original.

A2.50 En la presentación normalizada, la transacción registrada entre el acreedor y el deudor es la que se describe en los párrafos 8.42–8.45 y el recuadro 8.1. El acreedor registra un nuevo derecho de crédito sobre activos del nuevo deudor. La liquidación de la deuda original se clasifica como transacción si el deudor original sigue existiendo, o como otra variación del volumen (registrándose una transferencia de capital del nuevo deudor al acreedor) si el deudor original deja de existir.

A2.51 En muchos casos, es probable que la entidad que asume la deuda y el deudor original sean residentes de la misma economía, como en el caso de un gobierno que asume la deuda de una entidad residente. En esos casos, podría cambiar el sector en que se clasifica al deudor.

A2.52 No obstante, si la entidad que asume la deuda está en una economía diferente a la del deudor original, entonces la naturaleza de las transacciones registradas dependerá de si la economía que asume la deuda obtuvo un derecho sobre activos del deudor original y, en caso contrario, de la relación entre las dos entidades. Los términos de la asunción de deuda pueden incluir una obligación legal por parte de la entidad en situación de incumplimiento de reembolsar a la unidad garante el monto de la deuda asumida. De ser así, en la presentación normalizada, la economía del deudor original registraría asientos de crédito y de débito en los respectivos instrumentos de deuda de la cuenta financiera. Si no se estableció ningún derecho, se registraría una transferencia de capital (condonación de la deuda) de la economía que asume la deuda a la del deudor original. No obstante, si el deudor original estuviera en una relación de inversión directa con la entidad de la economía que asume la deuda, se registraría un aumento de la participación de capital del inversionista directo (o una disminución, si su casa matriz es el deudor original) en la empresa de inversión directa. Si el nuevo deudor adquiere un derecho que equivale solo a una parte de la deuda adquirida, la diferencia debe ser clasificada por el deudor original y por el nuevo como condonación de la deuda. Si el deudor original ha dejado de existir, se registra otra variación del volumen, como se describe en el párrafo A2.50.

A2.53 En la presentación analítica, si el deudor nuevo y el deudor original son residentes de economías diferentes, el registro de la asunción de la deuda es igual al del caso de la reprogramación de la deuda cuando el deudor nuevo adquiere un derecho sobre activos del deudor original. De lo contrario, el registro de la asunción de la deuda es igual al de la condonación de la deuda (excepto en el caso de la inversión directa, como se describe en el párrafo anterior). Cuando se adquiere un derecho parcial sobre activos, el registro se distribuye proporcionalmente entre reprogramación y condonación de la deuda.

b. Pagos de la deuda de otros

Definición

A2.54 En vez de asumir la deuda, un gobierno podría optar por reembolsar un crédito específico o efectuar determinado pago en nombre de otra unidad institucional, sin que se ejecute la garantía o se asuma la deuda. En este caso, la deuda sigue registrada exclusivamente en el balance de la unidad institucional que es la única deudora legal. Puesto que la deuda existente sigue igual, y las condiciones se mantienen invariables, esto no se considera reorganización de la deuda. Esta situación podría presentarse en los casos en que un deudor está experimentando dificultades financieras temporales más que problemas financieros permanentes.

Contabilidad de los pagos de la deuda de otros

A2.55 Al igual que en el caso de la asunción de la deuda, el registro de las transacciones depende de si ambas entidades están ubicadas en la misma economía o no, y de si el pagador recibe un derecho financiero sobre activos del deudor por los pagos del servicio de la deuda que ha efectuado en su nombre.

A2.56 Si la entidad pagadora y el deudor original son residentes de la misma economía, no se registra ninguna transacción de balanza de pagos entre ellos. Si están en economías diferentes, y se establece un derecho sobre activos del deudor original, la economía pagadora registra un aumento de los activos financieros y una disminución de los activos de reserva o de billetes, monedas y depósitos, según la fuente de financiamiento. De lo contrario, y al igual que en el caso de la asunción de deuda, se registra una transferencia de capital o una transacción de inversión directa en participaciones de capital. La economía pagadora no registra el pago del servicio de la deuda como pago de intereses o principal porque dichos pagos no guardan relación con un pasivo de su balance.

A2.57 Si no se ha establecido ningún derecho financiero, y las transacciones se originan por necesidad de financiamiento de la balanza de pagos, en la presentación analítica el país deudor registra un asiento de crédito por debajo de la línea en el asiento de transferencias (otras donaciones intergubernamentales) del financia-miento excepcional y un asiento de débito por encima de la línea que recoge todos los pagos de intereses y principal efectuados.

5. Casos especiales

a. Servicio de la deuda exigible entre la fecha convenida en las actas del Club de París y una fecha de implementación determinada 7

A2.58 En virtud de los acuerdos de reprogramación de la deuda del Club de París, los países acreedores en su conjunto suelen convenir y firmar un “Acta aprobada” no vinculante, según la cual los términos y condiciones para la deuda aplicable exigible antes de la fecha efectiva (de entrada en vigor) del acuerdo bilateral del Club de París podría no ser pagada en la fecha programada. No obstante, los intereses siguen acumulándose en virtud de las condiciones actuales del préstamo, pero no se efectúan pagos hasta el momento en que se suscribe un acuerdo bilateral formal.

A2.59 Cuando vencen esos pagos se consideran atrasos técnicos (Estadísticas de la deuda externa: Guía para compiladores y usuarios, párrafo 3.37). Puesto que existe un acuerdo mutuo firmado por el deudor y el acreedor para suspender temporalmente los términos y condiciones del convenio madre, los atrasos técnicos se tratan en la presentación normalizada de la economía deudora como deuda a corto plazo reprogramada y se clasifican en otra inversión, otras cuentas por cobrar/por pagar, hasta la fecha efectiva del acuerdo bilateral en la que entrarán en vigor los nuevos términos8. Una vez en vigor los nuevos términos, podría ser necesario reclasi-ficar los atrasos técnicos en los instrumentos pertinentes de la cuenta financiera.

A2.60 En la presentación analítica, los asientos de débito se registran por encima de la línea, al igual que en la presentación normalizada, mientras que los asientos de crédito de contrapartida se registran por debajo de la línea, en la cuenta de acumulación de atrasos del finan-ciamiento excepcional.

b. Moratoria del servicio de la deuda concedida por los acreedores

A2.61 La moratoria del servicio de la deuda implica que un acreedor permite al deudor la suspensión formal de los pagos del servicio de la deuda que serán exigibles dentro de un período determinado. La moratoria del servicio de la deuda puede ser concedida en casos de desastres naturales, como en los países afectados por el tsunami de 2005, y suele suponer un intercambio oficial de cartas pero no necesariamente un acuerdo bilateral formal.

A2.62 Puesto que la intención de la medida es proporcionar al deudor un alivio a corto plazo de la deuda, la moratoria del servicio de la deuda concedida por los acreedores debe clasificarse como una reprogramación de la deuda, siempre y cuando exista algún proceso formal que demuestre la existencia de un acuerdo por parte del deudor y el acreedor, como el intercambio de cartas, para aplazar el pago. En esos casos, no se crean atrasos. En la presentación normalizada del deudor, se registra un asiento de débito en el respectivo instrumento, que representa el reembolso de las obligaciones que van venciendo, con un asiento de crédito en el mismo instrumento, que representa la creación de una deuda nueva. En la presentación analítica de la economía deudora, los asientos de débito correspondientes a las obligaciones que van venciendo en el período corriente se registran por encima de la línea, y los asientos de contrapartida se registran como una reprogramación de la deuda existente en otra inversión, pasivos del financiamiento excepcional.

B. Transacciones relacionadas con la reorganización de la deuda

1. Servicios de provisión de nuevos fondos

A2.63 En algunos acuerdos de reorganización de la deuda, para ayudar al deudor a superar dificultades temporales de la balanza de pagos, se convienen servicios de provisión de nuevos fondos con el acreedor para ser utilizados en el reembolso de obligaciones de deuda exi-gibles. En la presentación normalizada, los giros contra los servicios de provisión de nuevos fondos son registrados por el deudor como un crédito, y como contrapartida se efectúan asientos de débito en un instrumento idóneo, como los activos de reserva. A medida que se reembolsan las obligaciones de deuda exigibles, se registran asientos de débito en el instrumento de deuda correspondiente a los montos de principal exigible e ingreso por los intereses acumulados en el período corriente. En la PII, los pasivos (activos) del deudor (acreedor) aumentan en función del nuevo endeudamiento.

A2.64 En la presentación analítica, se registra un asiento de crédito por el monto total obtenido en préstamo en la partida de giros contra nuevos préstamos del financiamiento excepcional, con un asiento de débito de contrapartida en los activos de reserva. Los pagos de deuda a efectuarse con los recursos provenientes de los nuevos préstamos no se considerarán como finan-ciamiento excepcional; es decir, se efectúan asientos de débito por encima de la línea y asientos de contrapartida en los activos de reserva, pero los reembolsos anticipados de deuda para fines de balanza de pagos provenientes de los activos de reserva se registran como partidas de débito en el financiamiento excepcional del instrumento financiero pertinente. Si las condiciones de los nuevos créditos son concesionarias, el acreedor estará otorgando una transferencia al deudor. A continuación se examina la concesionalidad de la deuda.

2. Remoción de deuda

A2.65 La remoción de deuda es una técnica mediante la cual un deudor equipara exactamente las salidas del servicio de la deuda correspondientes a un conjunto de pasivos suyos con activos financieros que tienen las mismas entradas del servicio de la deuda, y elimina de su balance tanto los activos como los pasivos (véanse los párrafos 8.30–8.31). Aunque un deudor desee considerar la deuda removida como efectivamente liquidada, el Manual no reconoce los efectos de la remoción sobre la deuda del deudor mientras que no se modifiquen las obligaciones legales del deudor. Es decir, la deuda debe seguir indicándose en el lado del pasivo del balance, y los activos financieros en el lado del activo, y las transacciones relacionadas con esos activos y pasivos deben registrarse en la balanza de pagos siempre que sean frente a no residentes. Si se crea una unidad por separado para mantener los activos y pasivos, las transacciones mediante las cuales se trasladan los activos y pasivos a la segunda unidad institucional se registran en la cuenta financiera, si la segunda unidad es residente de otra economía. Si las dos unidades son residentes de la misma economía, pero se clasifican en sectores diferentes, se registra una reclasificación en la cuenta de otras variaciones del volumen.

3. Cancelación contable de deuda

A2.66 Un acreedor puede decidir unilateralmente condonar la deuda que le es adeudada. No se registra ninguna transacción pero la economía acreedora registra una reducción de sus activos financieros en la cuenta de otras variaciones del volumen de los activos. (El pasivo correspondiente también debe ser eliminado del balance del deudor, a través de la cuenta de otras variaciones del volumen).

4. Concesionalidad de la deuda

A2.67 La concesionalidad de la deuda ha cobrado cada vez más importancia en los debates relacionados con el alivio de la deuda para los países pobres muy endeudados. No obstante, en las cuentas económicas no existe ninguna definición o medida homogénea para la concesionalidad de la deuda. En reorganizaciones de la deuda del Club de París, como la Iniciativa para los países pobres muy endeudados y acuerdos similares, la reducción de la deuda en términos de valor presente se calcula utilizando una tasa de descuento de mercado, habitualmente la Tasa de Interés Comercial de Referencia (TICR) de la OCDE9. La diferencia entre el valor nominal de la deuda en cuestión y su valor presente es el monto de la transferencia de capital derivado de los acuerdos de reorganización de la deuda.

A2.68 Cuando esas transferencias son considerables, se recomienda a los países suministrar estos datos en forma de partida suplementaria10 de los componentes normalizados. El registro debe hacerse como una transferencia por una sola vez en el punto de originación del préstamo y por el equivalente a la diferencia entre el valor nominal de la deuda y su valor presente (utilizando una tasa de descuento del mercado idónea, como la TICR). Para un préstamo nuevo, este enfoque requeriría información sobre la tasa de interés del mercado al momento de su contratación y la tasa de interés contractual, siendo la tasa de interés del mercado la tasa de descuento, y la diferencia, el valor de la transferencia. Este método tiene la ventaja de considerar todas las posibles fuentes de transferencia en la concesionalidad de la deuda—período de vencimiento, período de gracia, frecuencia de los pagos, tasa de interés y otros costos aplicables—y es compatible con la valoración nominal de los préstamos. Además, este enfoque es congruente con la equivalencia económica entre un préstamo concesionario de, por ejemplo, 100 unidades con un nivel de concesionali-dad del 35% y un préstamo comercial de 100 unidades combinado con una donación directa de 35 unidades. El valor de la transferencia se calcula al momento en que sucede, es decir, al momento de contraer la deuda, y equivale a la diferencia entre su valor nominal y su valor presente, utilizando la corriente de pagos y la tasa de interés actual del mercado como el factor de descuento.

A2.69 Si el préstamo es rescatado antes de su vencimiento y reemplazado por uno nuevo, se requiere un ajuste de las transferencias previamente registradas. Esto significa que el valor de las transferencias aún no recibidas por el préstamo original reemplazado tendrían que ser sustraídas del valor calculado inicialmente para la transferencia, pues de lo contrario se sobrestimaría el monto de la concesionalidad registrada a lo largo del tiempo.

A2.70 Esto puede hacerse recalculando la transferencia al momento de contratación utilizando el calendario de pagos efectivamente realizados, incluido el rescate del préstamo total residual al momento de la reprogra-mación11. Esta nueva cifra debe reemplazar el valor calculado originalmente para las series suplementarias históricas, de modo que los datos históricos reflejen las transferencias efectivamente recibidas y no combinen las transferencias concesionarias nuevas con el valor no recibido por el préstamo original, cuando puedan existir diferentes conjuntos de tasas de interés relacionadas con el mercado.

1

El valor presente, también denominado valor en el tiempo del dinero o flujo de caja descontado, es el valor actual de un pago o corriente de pagos futuros descontados a determinada tasa de interés compuesta.

2

Algunos acuerdos descritos como canjes de deuda son equivalentes a una condonación de la deuda desde el punto de vista del acreedor y del deudor. Al mismo tiempo, el país deudor se compromete a realizar ciertos gastos de desarrollo, protección del medio ambiente, etc. Estas transacciones deben considerarse como condonación de la deuda, ya que no se suministra ningún valor al acreedor.

3

Este incluye la condonación de parte o la totalidad del principal de un pagaré vinculado con un crédito suscitado por la ocurrencia de un hecho que afecta a la entidad sobre la cual se suscribió el derivado crediticio implícito, y la condonación del principal que se crea al ocurrir un hecho especificado en el contrato de deuda, por ejemplo, la condonación en caso de cierto tipo de catástrofe.

4

Desde la óptica del deudor, el refinanciamiento de la deuda puede suponer un endeudamiento frente a un tercero para pagar al acreedor. La definición de refinanciamiento de la deuda en el Manual es más estrecha, ya que se refiere a transacciones entre el deudor y el mismo acreedor únicamente. Las transacciones relacionadas con empréstitos de terceros para financiamiento de la balanza de pagos se describen en la sección D, Obtención de recursos en préstamo para fines de balanza de pagos, del apéndice 1, Transacciones de financiamiento excepcional.

5

En la balanza de pagos, si se reprograma la deuda que vencerá en el período, la transacción se considera como una reprogramación de la posición de la deuda.

6

Los pagos anticipados por necesidad de balanza de pagos se registran por debajo de la línea (véase el apéndice 1, “Transacciones de financiamiento excepcional”).

7

La orientación que se ofrece en esta sección se basa en los acuerdos del Club de París porque estos casos especiales surgen más comúnmente en ese foro. Pero la orientación es igualmente aplicable a otros foros en donde se produzcan las mismas situaciones.

8

Este método es aplicable a otros acuerdos de reprogramación de la deuda con unas condiciones semejantes.

9

Estas tasas son determinadas en el día decimoquinto de cada mes para las monedas correspondientes sobre la base de los rendimientos de los bonos públicos en el mercado secundario con un vencimiento residual de cinco años, y, además, tres y siete años, en dólares canadienses, dólares de EE.UU. y euros.

10

La ventaja de una partida suplementaria para las cuentas, en comparación con las cuentas principales, es que permite medir estas transferencias y divulgar los datos, pero también permite a los compiladores desarrollar sus enfoques en el curso del tiempo sin afectar las cuentas principales.

11

Este valor de rescate incluiría todo monto condonado ya que la condonación se registra como una transferencia de capital en el período dado.

    Other Resources Citing This Publication