Chapter

2. Panorama general del SGDD

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
April 2008
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

2.1 Este capítulo presenta el SGDD tal como aparece en el documento del SGDD y esboza las cuatro dimensiones del sistema: datos, calidad, integridad y acceso del público. Asimismo, analiza el tema de la calidad de los datos, que es un objetivo central del SGDD; describe la recopilación de datos y su divulgación en el SGDD; y resume las características operativas fundamentales del sistema, incluida la función del coordinador nacional.

El documento del SGDD

2.2 El 6 de febrero de 1998, el Director Gerente del FMI invitó a los países miembros que no se habían acogido a las NEDD a designar un coordinador nacional que fuese el interlocutor con los funcionarios del FMI respecto a todas las cuestiones relacionadas con el SGDD. Poco tiempo después, los países miembros recibieron un documento titulado Sistema General de Divulgación de Datos, que presenta el sistema aprobado por el Directorio Ejecutivo del FMI. Este documento, conocido como el documento del SGDD, fue actualizado luego de recoger las decisiones adoptadas por el Directorio Ejecutivo el 29 de marzo de 2000 en materia de datos sobre la deuda externa y las revisiones realizadas por el Directorio (la cuarta, el 23 de julio de 2001; la quinta, el 6 de noviembre de 2003; y la sexta, el 2 de noviembre de 2005). El documento se encuentra publicado en la CEDD y constituye la fuente primaria de referencia para conocer qué es y cómo debe implementarse el SGDD.

2.3 El documento del SGDD establece objetivos de compilación y divulgación de datos que guardan relación con las cuatro propiedades (o “dimensiones”) siguientes de los sistemas estadísticos, las cuales también se resumen en el recuadro 2.1.

  • La primera dimensión corresponde a los datos económicos, financieros y sociodemográficos que el sistema recomienda a los países miembros que preparen y divulguen. En el contexto del SGDD, la divulgación de estos datos es esencial para la formulación de las políticas macroeconómicas y para la eficacia y transparencia de la gestión económica. Esta dimensión se refiere a la cobertura, periodicidad y puntualidad de los datos.

  • La calidad de los datos constituye la segunda dimensión del SGDD. Está vinculada a la información a disposición de los usuarios que les ayude a evaluar la calidad de los datos que comprende el sistema. Más concretamente, el SGDD recomienda: i) la divulgación de los documentos sobre metodología y fuentes de datos, y ii) la divulgación de los detalles relativos a los componentes, conciliaciones con datos conexos y marcos estadísticos.

  • Puesto que es esencial que los usuarios tengan confianza en los datos preparados por los sistemas estadísticos, la tercera dimensión comprende la integridad de los datos. Un factor clave para que exista confianza entre los usuarios es la objetividad y profesionalismo de la entidad que prepara las estadísticas, lo cual se manifiesta en la transparencia de sus prácticas y procedimientos. En esta dimensión, el sistema identifica cuatro elementos fundamentales: i) la divulgación de las condiciones en que se preparan las estadísticas oficiales; ii) la identificación del acceso interno que tiene el gobierno a los datos antes de su publicación; iii) la identificación de los comentarios ministeriales cuando se publica información estadística, y iv) el suministro de información sobre las revisiones y avisos anticipados de los cambios metodológicos importantes.

  • El carácter de bien público de las estadísticas oficiales presupone su divulgación a los usuarios en forma accesible y equitativa, razón por la cual la cuarta dimensión del SGDD es el acceso del público. Dos elementos del acceso reciben atención especial en el SGDD:

  • i) la divulgación anticipada de los calendarios de publicación, y

  • ii) la divulgación simultánea de los datos a todas las partes interesadas.

Recuadro 2.1.Las cuatro dimensiones del SGDD

1. Datos —cobertura, periodicidad y puntualidad: La divulgación de datos económicos, financieros y sociodemográficos fiables, completos y puntuales es fundamental para la transparencia de la política y los resultados macroeconómicos.

Por lo tanto, el SGDD recomienda la divulgación de los datos de la manera descrita en el cuadro 3.1.

2. Calidad: La calidad de los datos ha de ser un elemento prioritario. Los usuarios deben recibir información que les permita evaluar la calidad y las mejoras en la misma. El SGDD recomienda:

  • La divulgación de documentos sobre la metodología y las fuentes utilizadas en la preparación de las estadísticas.

  • La divulgación de los detalles relativos a los componentes, conciliaciones con datos conexos y marcos estadísticos que permitan cotejar los datos y asegurar su validez.

3. Integridad: Para que las estadísticas oficiales cumplan su objetivo de informar al público, deben gozar de la confianza de sus usuarios. A su vez, la confianza en las estadísticas se convierte en última instancia en una cuestión de confianza en la objetividad y el profesionalismo del organismo que las elabora. Un elemento fundamental para generar esta confianza es la transparencia de las prácticas y los procedimientos. Por consiguiente, el SGDD recomienda:

  • La divulgación de los términos y condiciones en que se preparan las estadísticas oficiales, incluidos los aspectos relativos a la confidencialidad de la información que pueda atribuirse a determinadas entidades.

  • El acceso interno dentro del gobierno a los datos antes de su publicación.

  • La identificación de los comentarios ministeriales con ocasión de la publicación de datos estadísticos.

  • El suministro de información sobre las revisiones y aviso anticipado de los principales cambios de metodología.

4. Acceso del público: La divulgación de las estadísticas oficiales es un aspecto fundamental del carácter de bien público que tienen las estadísticas. Para el público, un requisito principal es que el acceso a la información sea inmediato y similar. El SGDD recomienda:

  • Divulgación anticipada de los calendarios de publicación.

  • Divulgación simultánea a todas las partes interesadas.

Participación en el SGDD

2.4 La participación de los países miembros del FMI en el SGDD es voluntaria y exige la adopción de tres medidas cuya conclusión determina su participación en el sistema. Las medidas son:

  • El compromiso de usar el SGDD como marco para desarrollar sistemas nacionales de compilación y divulgación de datos económicos, financieros y sociodemográficos.

  • La designación de un coordinador nacional para que trabaje en cooperación con los funcionarios del FMI.

  • La preparación de metadatos1 que podrían ser divulgados por el FMI en la CEDD sobre: i) las prácticas empleadas actualmente para la recopilación y divulgación de estadísticas, y ii) los planes para mejorar la calidad de los datos a corto y a mediano plazo en cada una de las cuatro dimensiones del sistema.

2.5 El FMI reconoce públicamente la participación de un país en el SGDD mediante la publicación de los metadatos del país miembro en la CEDD.

2.6 Los países miembros que deseen participar en el sistema deben indicar por escrito su intención de participar al Director del Departamento de Estadística del FMI. La comunicación debe venir firmada por un funcionario público que esté en condiciones de comprometer a su país a realizar las medidas que exige la participación.

El SGDD y la calidad de los datos

2.7 El objeto principal del SGDD es mejorar la calidad de los datos. El término “calidad” aparece en dos contextos separados. El primero corresponde a un atributo de los datos y en ese caso se utiliza el término “calidad de los datos”. El segundo corresponde a una dimensión del sistema, y en este contexto se denomina “calidad”.

2.8 Como atributo de los datos, la calidad puede tener varios significados. Por ejemplo, la calidad puede considerarse una función de la eficacia con que los datos miden los saldos, los flujos u otros conceptos en cuestión. En este concepto de la calidad, la exactitud de la medición cobra gran importancia, y puede ser posible, en algunos casos, obtener estimaciones directas de la exactitud de los datos, por ejemplo una medida de la cobertura de los datos censales o de los errores de muestreo en los datos de encuestas. Otros aspectos de la calidad de los datos podrían centrarse en la comparabilidad de las series de datos en distintos períodos o entre diferentes sectores; y en algunos de esos casos sería posible elaborar mediciones cuantitativas de la calidad2.

2.9 Cuando la calidad se interpreta como una dimensión del SGDD, reviste un significado singular e inequívoco. Este segundo significado de la calidad se refiere a la información que se pone a disposición de los usuarios con respecto a los datos y a las prácticas que se emplean para su elaboración y divulgación. En este contexto, a los usuarios les resultará útil tener acceso a la documentación sobre la metodología, la información relativa a las prácticas de garantía de calidad, las políticas de divulgación y los planes de mejora.

2.10 Específicamente, el SGDD define como objetivo la divulgación de documentación sobre las fuentes y los métodos utilizados para la preparación de las estadísticas y sobre los detalles relativos a los componentes, marcos estadísticos y comparaciones y conciliaciones que permitan cotejar las estadísticas. Los metadatos preparados en el marco del sistema son un instrumento de seguimiento de las mejoras de la calidad.

Elaboración, producción y divulgación de datos

2.11 El SGDD abarca: i) el desarrollo de sistemas estadísticos que permitan recopilar datos económicos, financieros y sociodemográficos completos, con una cobertura, periodicidad y puntualidad adecuadas a las necesidades de los usuarios, y ii) la divulgación de estos datos al público. El SGDD tiene como objetivo central la mejora de la calidad de los datos comprendidos por los marcos e indicadores estadísticos generales.

2.12 Está claro que en muchas ocasiones la calidad de los datos puede sufrir a causa del deseo de mejorar la puntualidad de la compilación y divulgación de los datos. Es por eso que el SGDD concede más prioridad a la mejora de la calidad, antes que la puntualidad. En general, la mejora de la calidad de los datos no está reñida con prácticas de divulgación que sean congruentes con los objetivos del sistema respecto a la integridad de los datos y al acceso a los mismos por parte de los usuarios.

2.13 Cabe destacar que el término “divulgación” incluye todos los medios por los cuales se ponen los datos a disposición del público, entre ellos:

  • Edición de documentos, como comunicados de prensa, publicaciones periódicas y publicaciones especiales que no formen parte de series.

  • Difusión de estadísticas por medios electrónicos, como disquetes, cintas, discos compactos o por medio de Internet.

  • Suministro de estadísticas impresas o en formato electrónico en respuesta a solicitudes directas.

  • Acceso a estadísticas mediante consultas automatizadas por teléfono, fax, o ambos.

2.14 Cada uno de estos medios puede desempeñar alguna función en el sistema de divulgación de datos que satisfaga las necesidades de los usuarios de contar puntualmente con datos e indicadores resumidos o conjuntos completos de datos. Los planes de desarrollo de estadísticas deberán contemplar la constante adaptación de los medios de divulgación para hacer frente a las necesidades cada vez más complejas de los usuarios y aprovechar las innovaciones tecnológicas.

Características fundamentales del funcionamiento del SGDD

2.15 Como ya se señaló, la participación de los países miembros del FMI en el SGDD es voluntaria. Los países miembros que escogen participar en el SGDD pueden hacerlo en cualquier momento y deben iniciar el proceso comunicando su intención por escrito al Director del Departamento de Estadística del FMI. Se recomienda a los países miembros que estén considerando participar que soliciten información y orientación a los funcionarios del FMI.

2.16 Como se indicó previamente, la participación supone: i) el compromiso de utilizar el SGDD como marco para el desarrollo de sistemas estadísticos nacionales a fin de compilar y divulgar datos económicos, financieros y sociodemográficos; ii) la designación de un coordinador nacional, y iii) la preparación de meta-datos, que el FMI divulgará, en los que se describen: a) las prácticas actuales de recopilación y divulgación de estadísticas, y b) los planes de mejora de estas prácticas a corto y mediano plazo.

2.17 Dado que las estructuras de los sistemas estadísticos difieren considerablemente, no sería conveniente proporcionar directrices rígidas que deban seguir todos los países con respecto a los métodos y modalidades para todos los aspectos de la participación. No obstante, como regla general, deberán tenerse en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Compromiso de utilizar el SGDD como marco para el desarrollo estadístico. Este proceso continuo comienza en el momento en que se inicia la participación. Resultará útil para los países participantes concentrarse en la gama de actividades requeridas para que el proceso avance sin contratiempos. Para facilitar este proceso, el SGDD requiere que se elaboren planes de mejora de las prácticas de compilación y divulgación de los datos y que se publiquen en la CEDD los metadatos que describen esos planes.

  • Designación de un coordinador nacional. El coordinador será el enlace entre el país miembro y los funcionarios del FMI en todos los aspectos de la participación y la puesta en práctica del SGDD.

  • Preparación de metadatos sobre las prácticas actuales. Las descripciones de las prácticas y los planes vigentes corresponderían a cada uno de los objetivos que se contemplan en las dimensiones relativas a los datos, la calidad, el acceso y la integridad. Casi con seguridad se requerirá la participación de varios organismos y dependencias en este importante paso inicial del SGDD. Se solicita, por lo tanto, la utilización de un formulario uniforme (que se describe en el capítulo 4) para preparar metadatos en un formato que permita su transmisión electrónica al FMI.

  • Formulación de planes a corto y mediano plazo para el desarrollo del sistema estadístico. Al considerar la participación en el sistema, el país miembro deberá ocuparse del proceso mediante el cual se formularán los planes de desarrollo. Idealmente, la formulación de un plan deberá comenzar con una visión estratégica de la evolución del sistema estadístico del país en el largo plazo. Esta visión puede constituir la base para la elaboración de los planes a mediano plazo. Una vez formulados, los planes a mediano plazo pueden utilizarse como fundamento para la elaboración de los planes a corto plazo.

Los metadatos que han de suministrarse para su publicación en la CEDD deben describir esos planes. Más concretamente, los metadatos deben indicar: i) los planes de mejora para corregir las deficiencias detectadas en la compilación de los datos y las prácticas de divulgación; ii) las mejoras que se han introducido recientemente, o iii) la afirmación de que, en la opinión del país, no se estima necesaria ninguna mejora. En los planes se deben identificar las principales deficiencias con respecto a los objetivos que establece el sistema para cada una de las cuatro dimensiones; las medidas que se adoptarían para corregir dichas deficiencias; los recursos, incluida la asistencia técnica, que se necesitarían para llevar a cabo las mejoras, y los plazos en que estas se realizarían. Concretamente, se identificarían las mejoras que se efectuarían en el año siguiente y dentro de un plazo de 2 a 5 años. Cuando se considere que las medidas adoptadas recientemente han permitido corregir las deficiencias básicas, en los metadatos deberán describirse las medidas tomadas (por ejemplo, introducción de nuevas encuestas sobre los ingresos y gastos de los hogares para elaborar el índice de precios al consumidor, puesta en práctica de las recomendaciones formuladas por las anteriores misiones de asistencia técnica o de las principales recomendaciones del Manual de Balanza de Pagos en su quinta edición). En los casos en que no se considere necesario introducir mejoras, sencillamente puede dejarse constancia de esa circunstancia, pero sería útil para los usuarios que se incluyera en los metadatos una breve explicación de los motivos para tal decisión.

  • Coordinación interinstitucional. La coordinación entre los organismos y unidades interesados es un elemento crucial para todos los aspectos de la participación en el SGDD, y los países participantes tendrán que establecer mecanismos eficaces para garantizar la coordinación entre las entidades que realizan actividades estadísticas. La coordinación es de importancia crucial para formular una visión estratégica del sistema estadístico del país, determinar las esferas de acción prioritarias y asegurar el máximo grado de concordancia entre los conjuntos de datos.

2.18 Dada la importancia de la función del coordinador nacional (véase el apéndice IV), debe prestarse especial atención a la selección del mismo. Si bien las consideraciones que deberán tenerse en cuenta a tal efecto variarán de un país a otro, lo fundamental es que el coordinador disponga de tiempo suficiente para desempeñar su función con eficacia, sobre todo en las primeras etapas del proceso, mientras el país se familiariza con el sistema.

2.19 Además, el coordinador deberá ser funcionario de una entidad con facultades apropiadas para coordinar el proceso. Si bien es conveniente atribuir esta función a una persona, es esencial reconocer que el objetivo de la designación de un coordinador es asegurar que las funciones de coordinación necesarias se cumplan con eficacia.

2.20 El énfasis en la función de coordinación se deriva del hecho de que la participación en el SGDD supone un compromiso a largo plazo para mejorar la calidad y las prácticas de divulgación de datos. El avance en estos aspectos exige una coordinación eficaz entre los organismos nacionales de estadística y con el FMI. Este enfoque coordinado también se extiende a las relaciones con otros proveedores multilaterales y bilaterales de asistencia técnica en estadística.

2.21 El país participante tiene total discreción en la elección del organismo y el funcionario que desempeñará la función de coordinación. Al tomar su decisión, cada país tendrá que tener en cuenta sus circunstancias peculiares y las relaciones que median entre los organismos de estadística. No obstante, habrá que decidir si el coordinador efectuará todas las labores sustantivas vinculadas con la participación en el sistema o si se prevé que servirá únicamente como el enlace entre el país y el FMI. Las consideraciones enunciadas a continuación son útiles en la selección del coordinador:

  • Una de las funciones principales del coordinador del SGDD es la de actuar como interlocutor principal con funcionarios del FMI sobre todos los aspectos vinculados a la participación y la puesta en práctica del SGDD. En la fase inicial de la participación, podrá pedírsele al coordinador que asegure la organización eficaz de la intervención del país en el SGDD. En esta etapa el coordinador deberá facilitar las comunicaciones con los funcionarios del FMI.

  • La labor práctica de coordinación cobrará más intensidad una vez que el país decide participar en el sistema. Entre las tareas fundamentales que deben realizarse en esta fase figuran: i) ocuparse de que los funcionarios de todas las entidades participantes estén totalmente familiarizados con los requisitos para la preparación de los metadatos y otros aspectos de la participación; ii) informar a los funcionarios del FMI que el país ha llegado al punto en el cual puede trabajar intensivamente en la preparación de los metadatos; iii) comunicarse con funcionarios del FMI respecto a cuestiones técnicas; iv) facilitar el trabajo de preparación de metadatos con los funcionarios del FMI, y v) ayudar en la finalización de los metadatos, entre otras tareas, facilitando la comunicación con los especialistas de las entidades que elaboran los datos y de estos especialistas entre sí.

2.22 Una vez que los metadatos se han finalizado y se han incluido en la CEDD, el coordinador es responsable de notificar a los funcionarios del FMI todos los cambios que se lleven a cabo para poder actualizar la información de la cartelera. Deberá informarse, en particular, el avance en la imple-mentación de los planes de mejora. El coordinador deberá asegurar también que, por lo menos una vez al año, se efectúe un examen minucioso de todos los metadatos y se deje constancia de su exactitud.

Parte de la preparación de los metadatos consiste en actualizarlos a medida que se hacen cambios y mejoras. Como se señaló al hablar de los objetivos del SGDD (párrafo 1.11), uno de los objetivos es seguir la evolución del avance logrado con los planes de desarrollo. La puesta al día regular y puntual de los metadatos ayudará a fijar las prioridades para la evolución futura del sistema en su totalidad.

En consulta con otras organizaciones nacionales e internacionales interesadas, el Departamento de Estadística del FMI creó el Marco de Evaluación de la Calidad de los Datos (MECAD) para determinadas estadísticas macroeconómicas. La descripción del MECAD figura en la Cartelera Electrónica de Divulgación de Datos (http://dsbb.imf.org/Applications/web/dqrs/dqrs_dqaf_esp).

    Other Resources Citing This Publication