Chapter

Política de revisiones y calendario de compilación y publicación

Author(s):
Adriaan Bloem, Robert Dippelsman, and Nils Mæhle
Published Date:
December 2001
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

A. Introducción

11.1. Las revisiones son una parte esencial de las buenas prácticas de compilación de las cuentas nacionales trimestrales (CNT) ya que proporcionan a los usuarios datos lo más oportunos y precisos posibles. Las limitaciones de recursos, en combinación con las necesidades de los usuarios, originan tensiones entre la oportunidad de los datos publicados, por una parte, y su confiabilidad, precisión e integridad, por la otra. Para reducir esta tensión, se suelen compilar datos preliminares que posteriormente se revisan cuando se dispone de más y mejores datos fuente. Una buena gestión del proceso de revisiones requiere la existencia de una política de revisiones transparente y bien establecida.

11.2. Es importante recalcar que las revisiones se realizan para el beneficio de los usuarios, a saber, proporcionarles datos lo más oportunos y precisos posibles. Las revisiones ofrecen la posibilidad de incorporar información nueva y más precisa, y por ende mejorar la precisión de las estimaciones, sin introducir quiebres en las series temporales. Si bien puede existir la percepción de que unas revisiones reiteradas crean una imagen negativa de la confiabilidad de las estadísticas oficiales, la demora en la incorporación de nuevos datos en las estimaciones publicadas podría incrementar la magnitud de las revisiones posteriores (en particular, si éstas van en el mismo sentido). Además, el hecho de no comunicar las revisiones conocidas reduce aún más la confiabilidad de los datos porque éstos no corresponderán a la mejor información de que se dispone y el público podría estar al tanto o darse cuenta de esto (por ejemplo, el público podría preguntarse por qué no se refleja en las CNT una revisión del índice mensual de producción). Asimismo, las series que se revisan con frecuencia no son necesariamente menos precisas, incluso en sus primeras etapas, que las que están sujetas a pocas revisiones, o ningunas. La falta de revisiones podría indicar que no se ha obtenido mejor información para mejorar las primeras estimaciones de calidad reducida. Por último, si se trata de evitar revisiones produciendo datos precisos pero con muy poca oportunidad, y por ende menos útiles, se terminaría dejando de hacer un uso óptimo de la información disponible. Si los compiladores oficiales de las CNT no atienden las necesidades de los usuarios, otras organizaciones podrían compilar sus propias estimaciones, produciéndose una confusión de estimaciones que no concuerdan entre sí hasta tal punto que los usuarios podrían terminar considerando irrelevantes los datos oficiales. Obviamente, ello repercutirá en un menor prestigio y respeto para los compiladores de las CNT oficiales.

11.3. Las revisiones de datos anteriores no están libres de problemas potenciales y son susceptibles de generar críticas si no se manejan adecuadamente. Las revisiones de datos anteriores son inconvenientes para los usuarios ya que implican revisiones de sus bases de datos y sus aplicaciones. Un factor más importante es que las revisiones frecuentes—sobre todo de los datos correspondientes a los períodos más recientes—podrían generar incertidumbre entre los usuarios con respecto a la situación económica actual y por ende de las medidas de política que deban adoptarse. Parte de esta incertidumbre puede ser inevitable y revelar, simplemente, el hecho de que la base de información de las estimaciones correspondientes a los períodos más recientes es limitada y que, por ende, los datos deben tomarse con cautela. No obstante, parte de la incertidumbre podría crearse innecesariamente a raíz de la forma en que se llevan a cabo o se presentan las revisiones. Por otra parte, la tentación de suprimir revisiones necesarias podría llevar a unas merecidas críticas de los usuarios y reducir seriamente la utilidad y confiabilidad de los datos. Unas diferencias injustificadas entre las estimaciones de las cuentas nacionales y sus datos fuente podrían llevar a los usuarios a dudar de la competencia de los compiladores de las cuentas nacionales y traducirse en serias—y justificadas—críticas a los datos de las cuentas nacionales.

11.4. Para atender los problemas de revisiones y evitar críticas innecesarias, se requiere una política de revisiones bien estructurada y administrada juiciosamente. Las características esenciales de una política de revisiones bien estructuradas son su previsibilidad y apertura, el anuncio anticipado de las causas y los efectos y explicaciones, así como un fácil acceso a series temporales suficientemente largas de datos revisados. En el presente capítulo se ofrecen más detalles sobre los elementos de una política de revisiones bien establecida.

B. Necesidades de los usuarios y limitaciones de recursos

11.5. La relación inversa entre la oportunidad, por una parte, y la precisión y fiabilidad, por la otra, se desprende de un conflicto entre las diferentes necesidades de los usuarios junto con las limitaciones de los recursos estadísticos. Los datos de las cuentas nacionales se utilizan para diversos fines que tienen, en parte, requisitos opuestos. Para que las medidas correctivas de política puedan tomarse a tiempo, las autoridades y otros usuarios necesitan un cuadro coherente, completo y razonablemente preciso de la situación económica actual lo más actualizado posible. Para otros fines, por ejemplo, los análisis de series temporales y estructurales de hechos pasados, los usuarios requieren series temporales largas con datos anuales, o trimestrales, muy detallados de las cuentas nacionales. Por último, los usuarios desean conocer las tasas de variación de un período a otro en las series y sus niveles. No obstante, los recursos disponibles para propósitos estadísticos son limitados. La recopilación de estadísticas básicas suficientemente precisas y detalladas es demorada y onerosa tanto para la oficina estadística como para los informantes, y la compilación de cuentas nacionales completas, precisas y detalladas es de por sí demorada y onerosa. Además, la frecuente recopilación de datos completos y detallados podría suponer una carga innecesaria para los informantes, quienes, a su vez, quizás no tengan esos datos en forma oportuna y a corto plazo.

11.6. Como resultado, comúnmente sólo se dispone de un conjunto limitado de datos fuente oportunos de frecuencia mensual o trimestral. Generalmente aparecen estadísticas básicas mensuales o trimestrales más detalladas y más completas en forma menos oportuna, en tanto que los datos más detallados, completos y fiables podrían ser datos anuales, o menos frecuentes, que aparecen con diversos rezagos mucho tiempo después de concluido el año de referencia. Para proporcionar datos de referencia suficientemente fiables, muchos países realizan periódicamente “censos de referencia” que les permiten recopilar datos anuales muy detallados y fiables cada cinco o diez años, y que suelen coincidir con la compilación periódica de los cuadros de oferta y utilización. Los datos mensuales y trimestrales comúnmente se basan en muestras más pequeñas y marcos muestrales menos completos que los correspondientes a los datos anuales. Por último, los datos anuales pueden basarse en la contabilidad auditada de las empresas y ser obtenidos mediante cuestionarios completos que facilitan una exhaustiva verificación y corrección de los datos declarados, mientras que los datos trimestrales se recopilan, utilizando cuestionarios más sencillos, que permiten un menor grado de verificación y corrección.

C. Olas de datos fuente y ciclos de revisión conexos

11.7. Como se explicó antes, los especialistas en las cuentas nacionales pueden tener a su disposición tres “olas” de datos estadísticos fuente. Cada una de estas olas podría llevar a la revisión de estimaciones previas y a la incorporación de más detalles en las cuentas publicadas. Por consiguiente, podrían distinguirse tres ciclos de revisión: Un ciclo de revisión trimestral determinado por la evolución de las estadísticas a corto plazo, como las que se usan en las CNT, y un ciclo de revisión anual creado por la incorporación a las CNT de datos fuente anuales o estimaciones de las cuentas nacionales anuales (CNA) basadas en un sistema de compilación independiente de las CNA mediante el benchmarking. Por último, un ciclo de revisión periódicas mayores se deriva de la incorporación de datos provenientes de censos periódicos de referencia, directrices internacionales revisadas y otras variaciones que no pueden incorporarse en forma continua debido a las limitaciones de recursos. Obviamente, las revisiones también pueden ser causadas por errores de compilación, que deben corregirse cuando se detecten.

11.8. La evolución de las estadísticas de corto plazo utilizadas en las CNT puede generar revisiones por dos motivos: a) las correcciones o modificaciones de determinados datos fuente de corto plazo, y b) la incorporación de datos de corto plazo adicionales y ligeramente menos oportunos. Los cambios en los datos fuente de corto plazo pueden ser originados por respuestas retrasadas que se reciben después de la publicación inicial de las estadísticas básicas y por el uso de datos previos a la publicación, que aún son susceptibles de modificación. Para mejorar la oportunidad de las CNT, es posible que las primeras estimaciones tengan que basarse en un conjunto incompleto de datos fuente de corto plazo. Los datos fuente mensuales y trimestrales comúnmente aparecen con rezagos variables. De manera que, al preparar las primeras estimaciones, para algunas series puede disponerse únicamente de los datos correspondientes a dos meses del último trimestre, mientras que en los casos de otras series, los datos tal vez ni siquiera existan. Para llenar estas lagunas de los datos fuente, deben formularse estimaciones provisionales basándose en una simple extrapolación de la tendencia o en otros indicadores más oportunos pero quizás menos fiables. En el curso del año corriente, estas estimaciones provisionales deben revisarse para incorporar más y mejores datos a medida que aparecen las estadísticas básicas de corto plazo, que son menos oportunas.

11.9. La incorporación de datos anuales más fiables a las estimaciones trimestrales implica varias revisiones de las estimaciones de las CNT en el curso del tiempo por dos razones: primero, se podrían revisar los datos anuales mismos. Segundo, por motivos técnicos, el procedimiento de benchmarking generará revisiones de los datos trimestrales correspondientes a años anteriores además del año (o los años) que tengan datos anuales nuevos. Como se explica en el capítulo VI, las revisiones adicionales de estimaciones anteriores son necesarias para evitar la introducción de quiebres (el “problema del escalonamiento”) entre años sucesivos de las series temporales de las CNT. El benchmarking de las CNT basado en datos anuales más confiables tiene la ventaja de transmitir la precisión y fiabilidad de los datos anuales a las CNT y les confiere un grado de integridad que los datos fuente de corto plazo no lo permiten por sí solos. Los datos fuente anuales podrían aparecer en el curso del año o concentrarse en unas ciertas épocas del año. Los datos anuales pueden incorporarse a las estimaciones de las CNT serie por serie—cuando los nuevos datos fuente anuales para la serie quedan disponibles—o en forma simultánea para todas las series, dependiendo, entre otros factores, de la estructura de los sistemas de compilación de las CNA y las CNT (véase también el párrafo 11.19 y, en el capítulo II, los párrafos 2.5 y 2.6).

11.10. Podrían requerirse revisiones periódicas de importancia de la totalidad de las series temporales trimestrales y anuales o de gran parte de las series temporales. En el curso del tiempo, podrían realizarse censos de referencia periódicos, podrían aparecer nuevos tipos de datos fuente anuales y podrían formularse métodos mejorados de compilación, todo lo cual indicaría la necesidad de un ajuste de los niveles. Además, periódicamente se revisan las directrices internacionales. Para introducir estas mejoras sin crear quiebres en las series temporales trimestrales y anuales, debe revisarse al mismo tiempo la totalidad de las series temporales—o una gran parte de ellas—. Lo ideal es que esto se haga en forma continua, serie por serie; pero las limitaciones de recursos a menudo no permiten este enfoque de revisiones históricas frecuentes. Las técnicas simplificadas de revisión de series históricas, basadas en coeficientes, podrían servir para abordar este problema.

D. El calendario de compilación y publicación

11.11. Una parte crucial de una política de revisiones bien establecida y transparente es la formulación de un calendario adecuado de compilación y de publicación. Al establecer un calendario de compilación y publicación, es importante decidir: a) con qué oportunidad deben realizarse las estimaciones trimestrales iniciales; b) con qué frecuencia deben incorporarse los nuevos datos fuente trimestrales; c) qué tan temprano y con qué frecuencia deben incorporarse los datos fuente anuales, y d) con qué frecuencia deben realizarse las revisiones mayores regulares.

11.12. Los principales elementos para la determinación del calendario de compilación y de publicación son: a) el momento de llegada de las principales fuentes de los datos, y la política de revisión de los datos fuente; b) el cronograma de preparación de importantes documentos económico-políticos; c) la opinión con respecto a la disyuntiva entre la oportunidad y la precisión, y con respecto al tamaño y la frecuencia de las revisiones; d) las modalidades de divulgación y e) las cargas de trabajo y la estructura del sistema de compilación de las cuentas nacionales.

11.13. Para reducir al mínimo el número de revisiones necesarias sin suprimir información, es aconsejable coordinar las actividades estadísticas. El calendario de revisiones está, o debe estar, en gran medida supeditado a la llegada de datos fuente y la coordinación de su llegada ayudaría a reducir sustancialmente el número de revisiones requeridas. Además, si se vincula el momento en que se adopten nuevos conceptos y métodos, o nuevas directrices internacionales (como el SCN 1993), con el momento en que se llevarán a cabo otras revisiones planeadas, se ayudaría a reducir el número de revisiones. Si bien el momento de realización de los censos y las nuevas encuestas tal vez no estén a la discreción de los especialistas en las cuentas nacionales, estos pueden tener mucha influencia sobre su determinación y es aconsejable que se valgan de esa influencia para lograr la mayor compatibilidad con su política de revisiones.

11.14. Debe tenerse en cuenta la coordinación de las CNT con los documentos conexos de política económica, como el presupuesto del gobierno general y otros documentos importantes relacionados con los debates presupuestarios del parlamento o el poder legislativo. Para proporcionar oportunamente los elementos necesarios para la preparación de estos documentos, quizás haya que adelantar la publicación de las estimaciones o, si esto se considera imposible, retrasarla. La publicación de nuevas estimaciones poco tiempo después de presentarse el presupuesto público o en medio de los debates presupuestarios podría generar problemas (aunque esto no debe cambiar el calendario de publicaciones, una vez que éste se haya fijado).

11.15. Puede ocurrir que las estimaciones iniciales correspondientes a un trimestre se preparen y publiquen demasiado pronto. Esto pasa cuando, para mejorar la oportunidad se requiere el uso de una gran proporción de datos fuente incompletos, que se traduce en una reducción inaceptable de la precisión de las estimaciones y mayores revisiones posteriores. El contenido informativo de las estimaciones basadas en datos fuente muy incompletos puede ser limitado y, en algunos casos, puede desorientar más que informar. En esos casos, se atendería mejor a los usuarios con unas estimaciones iniciales menos oportunas para el trimestre.

11.16. Por último, el diseño del sistema de compilación de las cuentas nacionales tiene importantes repercusiones sobre la frecuencia con que es posible y conveniente incorporar nuevos datos fuente. Los sistemas de compilación grandes y complicados, con procedimientos detallados y extensos de equilibrios y reconciliación (por ejemplo, los que se basan en la compilación trimestral o anual de cuadros integrados de oferta y utilización y un conjunto completo de cuentas sectoriales integradas) elevan el costo de incorporar nuevos datos fuente con mucha frecuencia.

11.17. La oportunidad en la publicación de las estimaciones iniciales correspondientes a un trimestre varía enormemente de un país a otro, principalmente por las diferentes opiniones con respecto a la disyuntiva entre la oportunidad, la precisión y la revisión. La primera publicación de datos de las CNT en algunos países se produce dentro del primer mes después de concluido el trimestre de referencia. Un plazo más común para la publicación de las estimaciones iniciales en países avanzados estadísticamente es de alrededor de dos a tres meses después de concluido el trimestre1,2. Algunos países publican sus estimaciones iniciales más temprano en el caso del cuarto trimestre que en el de otros trimestres a fin de proporcionar estimaciones anuales muy anticipadas. Por consiguiente, esto genera una reorientación del enfoque de la presentación de estimaciones trimestrales hacia las estimaciones correspondientes al año completo. Si bien el principal enfoque podría dirigirse hacia las estimaciones correspondientes al año completo, los datos del cuarto trimestre deben ser publicados por sí solos porque de no hacerlo, los usuarios que necesitan datos anuales y trimestrales integrados podrían derivar los valores del cuarto trimestre erróneamente por diferencia entre el total anual y la suma de los tres trimestres ya publicados. Si las estimaciones iniciales del cuarto trimestre se publican con mayor antelación que los demás trimestres, es preferible destacar la menor calidad de la estimación del cuarto trimestre, por ejemplo, señalando las revisiones que ha tenido en años anteriores y defectos específicos en los datos utilizados.

11.18. La frecuencia con que se incorporan nuevos datos fuente trimestrales varía. Los países que publican sus estimaciones iniciales en el primer mes después de concluido el trimestre de referencia comúnmente publican estimaciones revisadas y más detalladas poco tiempo después. Estas estimaciones anticipadas suelen revisarse una o dos veces en el primer trimestre después de concluido el trimestre de referencia. Posteriormente, las estimaciones pueden estar sujetas a revisiones trimestrales. Una práctica más común, que aplican los países que publican menos oportunamente sus estimaciones iniciales, consiste en revisar las estimaciones trimestralmente al momento de preparar y publicar las estimaciones iniciales de los trimestres siguientes. Para reducir el número de revisiones, podría resultar tentadora la idea de permitir la revisión de las estimaciones sólo una vez en el año en curso, pero la supresión temporal de información podría traducirse en revisiones mayores más adelante. La supresión de información también podría resultar técnicamente difícil de implementar en ciertos casos y por ende podría traducirse en errores de compilación. La práctica común es dejar que todas las estimaciones sean susceptibles de revisión en el año en curso.

11.19. Los datos fuente anuales pueden incorporarse en las estimaciones de las CNT ya sea serie por serie, cuando aparecen los nuevos datos fuente anuales de una serie, o en forma simultánea para todas las series. El primer enfoque tiene la ventaja de permitir la incorporación de nueva información anual con la mayor oportunidad posible. Algunos países compilan sus estimaciones trimestrales y anuales utilizando básicamente el mismo sistema de series temporales—comúnmente sin procedimientos de equilibrio y conciliación detallados y extensos—, por lo cual este enfoque es la opción natural. No obstante, la mayoría de los países utilizan un sistema independiente de compilación de sus estimaciones anuales, por lo cual resulta natural filtrar los datos fuente anuales a través del sistema de las cuentas anuales antes de incorporar la información en las estimaciones de las CNT. En esas circunstancias, para evitar la incompatibilidad entre las cuentas trimestrales y las anuales, el segundo enfoque podría ser la opción natural. Algunos países utilizan una combinación de los dos enfoques.

11.20. Los países que tienen un proceso independiente de compilación de las CNA comúnmente revisan sus estimaciones anuales de dos a cuatro veces antes de cerrar los libros y hasta el momento en que se realice una revisión mayor. Estas revisiones ordinarias de las estimaciones anuales normalmente se realizan una vez al año, aunque unos pocos países las llevan a cabo con mayor frecuencia. La cronología de estas revisiones anuales varían mucho dentro del año. Comúnmente se presta más atención al suministro de datos precisos y detallados para el análisis estructural, haciendo menos hincapié en la oportunidad. Casi siempre éstas son más detalladas que en el caso de las CNT y pueden incluir un conjunto más completo de las cuentas económicas integradas y los cuadros de oferta y utilización. Estas características hacen que las revisiones históricas de las series sea una tarea exigente y por consiguiente restringen la frecuencia con que se pueden incorporar ajustes de nivel originados por nuevas fuentes de datos y nuevos métodos.

11.21. En el recuadro 11.1 se ilustra un posible calendario de compilación y publicación aplicado por países que poseen sistemas independientes de compilación de las CNA. En este ejemplo, las cuentas anuales se revisan sólo una vez, pero en muchos países las cuentas anuales se revisan varias veces antes de considerarse definitivas. Estas posteriores revisiones de las CNA también deben pasarse a través de las CNT, de modo que el número de revisiones de las CNT eventualmente depende del número de revisiones de las CNA. Si, posteriormente, se efectúa una importante revisión del sistema de las CNA, éste también deberá pasarse a través de las series temporales de las CNT. Cabe anotar que en los procedimientos de benchmarking que se recomiendan en este manual, las revisiones de los años pasados también requerirán que se hagan revisiones en los trimestres de años posteriores, incluidos los trimestres del año corriente. Las revisiones de los trimestres del año en curso (en el recuadro 11.1, los datos correspondientes al T1 hasta el T3 del año y+1) no serían necesarias si los datos anuales de años anteriores se incorporasen antes de la publicación de las estimaciones iniciales correspondientes al primer trimestre del año en curso (en el recuadro 11.1, de 5 a 6 meses en vez de 10 a 12 meses después de concluido el año

E. Otros aspectos de la política de revisiones

11.22. Además de la formulación de un calendario de compilación y publicación, a continuación se presentan otros elementos importantes de una política bien establecida de revisiones:

  • Un equilibrio entre la oportunidad y la precisión de las estimaciones iniciales.

  • Fechas de publicación bien conocidas dadas a conocer mediante un calendario de publicación previamente conocido, como se prescribe en las Normas Especiales para la Divulgación de Datos (NEDD) y el Sistema General de Divulgación de Datos (SGDD) del FMI.

  • Una documentación franca y de fácil obtención sobre las fuentes y métodos en la que se indiquen los principales flujos de datos fuente que causan las revisiones.

  • Suministro de información sobre la precisión de las estimaciones y el grado de revisiones futuras potenciales (por ejemplo, mediante los registros de revisiones pasadas).

  • Suministro de series temporales suficientemente largas y coherentes.

  • Suministro de datos detallados en un formato fácilmente accesible (por ejemplo, por medios electrónicos).

  • Publicación de cuadros mostrando las revisiones a los datos acompañados con textos explicativos de las causas de estas revisiones.

  • Aviso anticipados a los usuarios de los datos de cuentas nacionales.

Recuadro 11.1.Ejemplo de un calendario de compilación y revisiones

Estimaciones corrientes para un año y

• Estimación inicial:2 a 3 meses después del cierre del trimestre
• Estimación revisada:5 a 6 meses después del cierre del trimestre
• Todas las estimaciones pueden ser objeto de revisión en el curso del año

Primera ronda anual de revisiones

Datos anuales de:Cuentas trimestrales
10 a 12AñoEstimaciones anuales preliminaresEstimaciones revisadas de T1 – T3
mesesybasadas en un sistema independientedel año y + 1
despuésde cuentas anuales+ Estimaciones trimestrales revisadas del
del cierreAñoEstimaciones anuales “finales”del año y, y y – 1
del año yy - Ibasadas en un sistema independiente de cuentas anuales+ Distribución trimestral ligeramente
de cuentas anualesrevisada en los años y – 2 a y – 4 para

evitar escalones entre el año y – 1 y y – 2

Siguientes rondas anuales de revisiones

22 a 24 meses despuésIncorporación de estimaciones anuales "finales" del año y y estimaciones preliminares del año y+1
del cierre del año ybasadas en un sistema independiente de cuentas anuales
32 a 36 meses después delIncorporación de estimaciones anuales "finales" del año y + 1, y estimaciones preliminares
cierre del año ydel año y + 2
46 a 48 meses después delIncorporación de estimaciones anuales "finales" del año y + 2, y estimaciones preliminares
cierre del año ydel año y + 3
Las dos últimas rondas de revisiones son causadas por las propiedades técnicas de los métodos de benchmarking recomendados (en ciertos casos pueden requerirse más rondas con revisiones menores).Las estimaciones anuales “finales” podrían revisarse posteriormente, de ser necesario, si aparecen nuevos datos o si se formulan métodos mejores.

11.23. Para informar a los usuarios y evitar críticas inmerecidas, una política de revisiones bien establecida requiere una comunicación franca con los usuarios y un acceso fácil a las series temporales revisadas a un nivel suficientemente detallado.

11.24. Los usuarios deben estar debidamente informados de la calidad de las estimaciones y el grado de revisiones que deben prever en determinadas fechas futuras. La correcta información a los usuarios sobre la calidad de las estimaciones implica darles documentación franca y de fácil obtención sobre las fuentes y métodos aplicados para cada versión de las estimaciones trimestrales, en la que se indiquen claramente los principales flujos de datos fuente que dieron origen a las revisiones. Cuando se publican estimaciones revisadas, la mejor práctica consiste en publicar simultáneamente artículos en los que se resuman las principales revisiones y sus causas en comparación con la publicación previa. (Véase un ejemplo en el recuadro 11.2). Las prácticas óptimas también implican la realización periódica, y la publicación, de estudios sobre las tendencias a largo plazo de los patrones de revisión. La publicación trimestral ordinaria de datos podría venir acompañada de resúmenes de estos estudios para recordar a los usuarios que los datos están sujetos a revisiones.

11.25. Es particularmente importante informar debidamente a los usuarios sobre la calidad de las estimaciones cuando se publican por primera vez estimaciones de las CNT. Para tener una buena indicación del grado de revisiones futuras de los principales agregados que deban preverse, debe simularse el proceso completo de compilación basándose en los datos históricos antes de publicar las nuevas estimaciones. Es decir, el sistema de compilación propuesto para las CNT debe utilizarse para producir estimaciones de las CNT correspondientes a los años anteriores como si se estuviese en el pasado y produciendo las estimaciones preliminares iniciales para esos años (véase la sección correspondiente al “ejercicio de seguimiento” que aparece en el capítulo II).

Recuadro 11.2.Ejemplo de una presentación de las revisiones1

Cambios en esta edición

Los datos correspondientes a las industrias minera y manufacturera se han revisado a raíz de la incorporación de nuevos resultados del censo anual correspondiente al año anterior. Como resultado, el valor agregado de la mayoría de las industrias se ha revisado al alza en los años anterior y corriente.

Se ha revisado la producción del comercio minorista y el consumo de los hogares de los dos trimestres más recientes después de procesar los cuestionarios retrasados. Por consiguiente, el trimestre más reciente se ha revisado ligeramente a la baja.

Cambios en la siguiente edición

Fecha de publicación: xxxxx.

La metodología para la estimación de los servicios financieros se revisará de conformidad con las nuevas normas internacionales. Las cuestiones conceptuales y los efectos cuantitativos se examinan en un documento de estudio a disposición de quien lo solicite.

Cuadros resumidos de las revisiones

Cuadro 1: Revisiones de la cuenta de producción interna en unidades monetarias: Ocho trimestres más recientes.

Cuadro 2: Revisiones de las variaciones porcentuales de la cuenta de producción interna: Ocho trimestres más recientes.

1 Basado en prácticas reales de los países.

11.26. Por último, el fácil acceso a las series temporales revisadas a un nivel suficientemente detallado debe aliviar considerablemente las incomodidades que causan las frecuentes revisiones a los usuarios. Esto supone la publicación electrónica de las series temporales completas y detalladas, y no únicamente los datos agregados de los periodos más recientes, con lo cual se facilitará a los usuarios el seguimiento de las revisiones y la actualización de sus bases de datos. Cabe recalcar que la publicación de las series temporales completas correspondientes a todos los períodos revisados es necesaria porque los usuarios suelen utilizar los datos de las CNT en un formato de series temporales y deben ser advertidos de los cambios que hayan sufrido los datos correspondientes a períodos anteriores. De no proporcionarles datos históricos revisados se podrían crear quiebres en las

En Smith, Philip (1993) se estudian estas cuestiones y se comparan las prácticas internacionales.

En las Normas Especiales para la Divulgación de Datos (NEDD) se especifica un plazo de tres meses después de concluido el trimestre para la publicación de las estimaciones iniciales de las CNT.

    Other Resources Citing This Publication