Chapter

Cuestiones estratégicas en las cuentas nacionales trimestrales

Author(s):
Adriaan Bloem, Robert Dippelsman, and Nils Mæhle
Published Date:
December 2001
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

A. Introducción

2.1. Para facilitar un funcionamiento ordenado y eficiente de las cuentas nacionales trimestrales (CNT) es necesario ocuparse de cuestiones estadísticas y gerenciales estratégicas, que se plantean al establecer las CNT y que podría ser útil revisar de cuando en cuando una vez que ese sistema esté en pleno funcionamiento. Las cuestiones estadísticas más importantes que hay que considerar son la relación que existe entre las CNT y las cuentas nacionales anuales (CNA), la cobertura de las CNT, la evaluación de las fuentes de información trimestrales y los procesos de compilación de datos estadísticos. Son aspectos gerenciales importantes los referentes al ciclo de publicación, el calendario del proceso de compilación y la organización del personal que toma parte en la compilación. En este capítulo se examinan las cuestiones estadísticas y gerenciales desde una perspectiva estratégica, sin entrar en muchos detalles (las cuestiones estadísticas se examinarán en forma más detallada en capítulos posteriores).

2.2. Al considerar esas cuestiones estratégicas es esencial comprender en términos generales el proceso global. Los principales pasos para el establecimiento y el mantenimiento de las CNT se resumen en el recuadro 2.1, en que se distinguen dos fases relacionadas: de establecimiento y de operación. En la primera se decide el enfoque de compilación, se seleccionan y evalúan los datos fuente, se elaboran y evalúan los procesos de compilación y se utiliza el sistema de compilación para establecer series temporales de datos de CNT de años anteriores (“series retropoladas”). Es importante, como primer paso de esta fase, realizar consultas con usuarios potenciales, para establecer qué tipos de utilización podrían dar a los datos de CNT. Obviamente, la realización de consultas con los usuarios no debe restringirse a la primera fase, porque es probable que sus necesidades cambien a medida que se desarrolla el sistema de CNT.

2.3. En la fase operativa se utiliza el sistema de compilación para establecer estimaciones para los trimestres corrientes; dichas estimaciones son subsecuentemente revisadas a medida que se dispone de nueva información trimestral y anual. Las fuentes, las técnicas estadísticas y el sistema de compilación utilizados para establecer las series retropoladas en la etapa de establecimiento y para actualizar las series en la fase operativa deben ser idénticos. En contraste, la administración del trabajo de compilación de las CNT puede diferir entre la fase preparatoria y la operativa, y en este capítulo se analizan diferentes opciones desarrolladas por los países.

B. Cuestiones estadísticas

1. Relación entre las cuentas nacionales trimestrales y las cuentas nacionales anuales

2.4. En general, se admite que las estimaciones de las CNT deben ser compatibles con las estimaciones de las CNA (es decir, las estimaciones de las CNT no ajustadas estacionalmente). Las razones para ello se analizaron en el capítulo I, e incluyen aspectos de calidad y de transparencia. Lo ideal es que las CNT se basen en las mismas fuentes de datos y métodos que las CNA, y que se compilen mediante el mismo sistema. No obstante, en la práctica este ideal es, en general, inasequible. Para lograr a la vez oportunidad y precisión dentro de las restricciones de recursos, es común recoger estadísticas básicas detalladas y completas a lo sumo anualmente y compilar un conjunto de indicadores de corto plazo más limitados, mensuales y trimestrales, mediante encuestas basadas en muestras más pequeñas. Por la misma razón es común compilar un sistema detallado y más completo de cuentas nacionales tan sólo anualmente, y compilar un conjunto simplificado y agregado de estimaciones de CNT inmediatamente después de cada trimestre, tomando como base datos fuente menos detallados.

Recuadro 2.1.Principales etapas para el establecimiento y mantenimiento de cuentas nacionales trimestrales

Establecimiento de las CNT

  • Consultar con usuarios potenciales

    • Con respecto a posibles usos.

    • Con respecto a la cobertura necesaria, nivel de detalle, etc.

  • Elaborar el inventario

    • De métodos de compilación anual.

    • De fuentes de datos trimestrales y anuales disponibles.

  • Diseñar métodos y procedimientos de compilación

    • Estudiar la relación con fuentes y métodos utilizados en las cuentas anuales.

    • Definir la cobertura de las CNT, incluidas las partes del SCN 1993 que deben aplicarse

    • Determinar el nivel de compilación.

    • Elegir un sistema de compilación de CNA-CNT (integrado o separado).

    • Elaborar un programa de compilación, incluyendo los plazos para presentar las primeras estimaciones y la política de revisión.

  • Analizar la calidad de los datos utilizados y los procedimientos de compilación

    • Estudiar la correlación entre los datos anuales y trimestrales.

    • Estudiar las revisiones de los principales agregados basándose en datos históricos: Simulación histórica del sistema de compilación.

      • Revisiones del sistema de compilación trimestral.

  • Generar series temporales de datos de CNT para años anteriores (“series retropoladas”)

    • Alineación de las series temporales de datos trimestrales con las series temporales de datos anuales (utilizando métodos tales como el método proporcional de renta con refuerzos).

      • Deberá realizarse con una serie temporal suficientemente larga.

      • Deberá realizarse al nivel de compilación más detallado.

  • Realizar pruebas en tiempo real y actualización de las series temporales trimestrales con estimaciones para los trimestres del año corriente (del año y)

    • Vincular los datos mensuales y trimestrales correspondientes a los trimestres corrientes con estimaciones correspondientes a las series retropoladas.

      • Extrapolación con indicadores. Alineación de las series temporales de datos trimestrales con las series temporales de datos anuales (utilizando métodos como el método proporcional mejorado de Denton).

    • Llenar las brechas de información.

  • Primera publicación

    Mantenimiento de las CNT

  • Revisar las estimaciones trimestrales del año corriente cuando se dispone de nuevos datos trimestrales

    • Vincular los datos fuente mensuales y trimestrales correspondientes a los trimestres corrientes con estimaciones correspondientes a las series retropoladas.

      • Extrapolación con indicadores. Alineación de las series temporales de datos fuente trimestrales con las series temporales de datos anuales.

  • Revisar las estimaciones trimestrales cuando se dispone de nuevos datos anuales

    • Revisar las estimaciones trimestrales del año y (y de los años anteriores) a fin de incluir nuevos datos de referencia sin introducir escalones en las series.

      • Alinear las series de datos fuente trimestrales con las nuevas series de datos anuales.

      • Ha de realizarse al nivel de compilación más detallado.

  • Actualizar las series temporales trimestrales con estimaciones correspondientes al próximo año corriente (año y+1)

    • Compilar estimaciones trimestrales para el año y+1 vinculando datos fuente mensuales y trimestrales correspondientes a los trimestres del año y+1 con las estimaciones de las CNT revisadas y alineadas con los datos de referencia, correspondientes al período comprendido entre el año 1 y el año y.

      • Extrapolación con indicadores. Alineación de las series temporales de datos fuente trimestrales con las series temporales de datos anuales.

      • Debe realizarse al nivel de compilación más detallado.

2.5. El sistema de compilación de las CNT puede ser independiente del que se emplea para las CNA o puede estar integrado con él. Comúnmente se utilizan sistemas independientes en los países en que existe un sistema completo y detallado de CNA, incluido un cuadro de oferta y utilización (OU). La aplicación de un marco de OU exige una amplia conciliación de corte transversal que esos países no consideran factible de hacer trimestralmente, por lo menos con el mismo nivel de detalle. Esto supone que algunas de las transformaciones que sufrirán los datos fuente anuales no pueden realizarse trimestralmente. En consecuencia, es necesario ajustar las fuentes de las CNT en función de los datos de referencia correspondientes a las estimaciones de las CNA derivadas de las transformaciones que tienen lugar en el proceso de compilación de CNA. Habitualmente se encuentran sistemas integrados CNA-CNT en países que no utilizan marcos de OU para sus CNA, lo que facilita la utilización en las CNT del mismo sistema que se utiliza para las CNA. En un sistema integrado, las funciones de almacenamiento y cálculo de datos de las CNA y las CNT se realizan dentro del mismo sistema de procesamiento, aunque el nivel de detalle puede variar. En este caso, las fuentes de las CNT podrían alinearse con los datos fuente anuales1, y no con las estimaciones de las CNA. Una variante es la situación en que existe una perfecta correspondencia de uno a uno entre los niveles anuales y las fluctuaciones anuales de los datos trimestrales y los correspondientes datos anuales; en esos casos es posible incluso derivar los datos anuales de los datos de las CNT. No obstante, esa situación sólo se da en unos pocos componentes.

2.6. La elección entre estos estilos de compilación depende de las circunstancias imperantes en cada país. Un factor que debe tenerse en cuenta es si los datos anuales están sujetos a un proceso detallado de conciliación que no puede aplicarse en cada trimestre. Otro factor consiste en establecer si el sistema anual existente tiene una dimensión de series temporales o se aplica un estilo de cálculo anual, ya que el enfoque de series temporales es un requisito para las CNT. Un tercer factor consiste en establecer si las revisiones de las fuentes de datos anuales tienden a llegar en la misma época del año o están repartidas a lo largo del año, ya que en un sistema de CNA y CNT separadas no es posible tener en cuenta en las CNT los datos fuente anuales revisados hasta que hayan sido revisadas las CNA. Es importante que los diseñadores del sistema de CNT consideren explícitamente esas cuestiones y no opten por un estilo sin considerar las alternativas.

2.7. En consecuencia, por lo común se compilan las CNT alineando los datos fuente trimestrales con los datos fuente anuales o las estimaciones de las CNA derivadas de un sistema independiente de CNA. En este procedimiento, denominado benchmarking, los datos fuente trimestrales sólo sirven para determinar la variación a corto plazo de las series, en tanto que los datos anuales determinan el nivel global y la evolución a largo plazo de las series (véase, en el capítulo VI, un análisis detallado del procedimiento de benchmarking). Por lo tanto, los datos fuente trimestrales se utilizan como indicadores para:

  • Distribuir las estimaciones de las CNA por trimestres para los años en que se disponga de estimaciones de las CNA.

  • Actualizar las series de CNT utilizando la evolución a corto plazo de los datos fuente de CNT para generar estimaciones de las CNT correspondientes al período más corriente compatible con las estimaciones de las CNT para los años en que se dispone de CNA.

Como se indica en el capítulo VI, el nivel y las fluctuaciones de las estimaciones definitivas de las CNT dependerán de los siguientes factores:

  • Las fluctuaciones, pero no el nivel, de los indicadores de corto plazo.

  • El nivel de las estimaciones de las CNA para el año corriente.

  • El nivel de las estimaciones de las CNA correspondientes a varios años, anteriores y posteriores.

2. Cobertura de las CNT

a. Aspectos generales

2.8. Al establecer las CNT, una de las primeras decisiones que se debe tomar consiste en elegir las partes del SCN 1993 que se implementarán inicialmente. Ello dependerá de la disponibilidad de datos fuente trimestrales, del sistema de CNA existente, de la capacidad disponible y de las necesidades de los usuarios. Como se señaló en la introducción del presente capítulo, es importante, como primer paso, consultar a los posibles usuarios para establecer qué tipo de utilización podrían hacer de los datos de las CNT. Esto implica la determinación del tipo de detalle, cobertura, etc., que considerarían convenientes los usuarios. Como los potenciales usuarios quizá no conozcan los posibles beneficios de las CNT, en esta fase es necesario contar con orientación estadística, y los estadísticos pueden tener que prever futuras necesidades.

2.9. Cuando se establecen las CNT, en general ya se cuenta con CNA, dotadas de datos fuente de respaldo. Además, los países que consideren la posibilidad de establecer CNT generalmente disponen de algunos datos fuente mensuales o trimestrales. El paso siguiente para diseñar las CNT consiste en realizar un inventario de los datos fuente disponibles para establecer qué partes de las CNA pueden aplicarse con carácter trimestral. El diseño inicial de las CNT debe basarse en lo posible en las CNA, aunque generalmente es más sencillo y más agregado.

2.10. En la etapa inicial de implementación es frecuente que se deriven exclusivamente estimaciones del PIB con los correspondientes componentes por el lado de la producción, del gasto, o de ambos, así como del INB y el ahorro. Con el tiempo puede ser útil revisar el grado de cobertura de las CNT a la luz de los cambios en la disponibilidad de datos fuente y de la variación de la cobertura de las CNA. Cuando se ha establecido más firmemente el sistema de CNT y se han identificado problemas y brechas, las necesidades de datos adicionales por parte de los usuarios pueden orientar futuras ampliaciones. La experiencia ha demostrado que una vez que las CNT se encuentran bien establecidas, los usuarios tienen mayores exigencias, y quizá promuevan el aumento de recursos para ampliar las CNT de modo que abarquen datos de conciliación de la oferta y la utilización, cuentas de los sectores institucionales y balances.

2.11. La extensión de las CNT más allá de la compilación básica del PIB ofrece varios beneficios. Brinda a los usuarios un cuadro más completo de los diversos aspectos de la evolución económica corriente organizada en un marco integrado para el análisis de los datos. Además, el marco contable ampliado hace posible una verificación cruzada de los datos.

2.12. Como ya se señaló, las CNA deben ser el ancla de las CNT, por lo cual la cobertura de éstas debe ser compatible con la de las CNA, lo que significa que debe ser idéntica a la de las CNA o constituir un sub-conjunto de ella. Por ejemplo, si las CNA sólo comprenden la compilación de estimaciones del PIB, con componentes de producción y gasto, la cobertura inicial de las CNT deberá restringirse a la compilación del PIB de ambos lados, o por lo menos uno de ellos.

2.13. Obviamente, para el establecimiento de las CNT es preciso disponer de recursos humanos y equipos. Si no se dispone de capacidad adicional y no es posible lograr beneficios en materia de eficiencia, será necesario revisar las prioridades de las CNA o de otros ejercicios estadísticos. Si la capacidad necesaria para la elaboración de las CNT debe obtenerse de los recursos que actualmente se utilizan para las CNA, esto puede traducirse en una demora en los trabajos de desarrollo de las cuentas; puede significar, por ejemplo, que los objetivos del SCN 1993 no se alcancen plenamente con la rapidez que habría sido posible en caso contrario. En un escenario más pesimista, a los efectos de generar capacidad para la elaboración de las CNT puede ser necesario reducir el programa de CNA existente; debe evitarse la alternativa de reducir la precisión. En su lugar debería generarse capacidad eliminando las actividades marginales o partes de las CNA que no hayan tenido mucha demanda. Es importante consultar a los usuarios sobre las opciones que deben adoptarse en situaciones de ese género.

2.14. La introducción de un sistema de CNT es parecida para los países en desarrollo y desarrollados. La necesidad de información del tipo de la que proporcionan las CNT puede ser tan imperiosa en los países en desarrollo como en los países desarrollados, aunque puede ser necesario realizar mayores esfuerzos para convencer a los usuarios de la importancia de los datos de CNT y sus limitaciones. Los países que comienzan a aplicar las CNT tienen la ventaja de que actualmente existe una amplia oferta de programas informáticos que respalda la aplicación de las técnicas requeridas (como el benchmarking).

b. Medición del PIB y sus componentes

2.15. La medición del PIB constituye un aspecto central de casi todos los sistemas de cuentas nacionales y, en general, el desglose del PIB entre sus componentes es uno de los primeros resultados disponibles de las CNT. Tradicionalmente se distingue entre tres enfoques de medición del PIB2; a saber: a) el enfoque de la producción; b) el enfoque del gasto, y c) el enfoque del ingreso. Esta distinción es un tanto artificial, porque para los tres enfoques suelen usarse los mismos datos fuente. Por ejemplo, las estimaciones del producto y del consumo del sector público suelen basarse en los mismos datos fuente; las estimaciones de la formación de capital fijo en el caso del enfoque del gasto se basan en parte en estimaciones de la producción de la construcción y la producción de maquinaria, que también se utilizan en el enfoque de la producción, y las estimaciones de sueldos y salarios utilizadas en el enfoque del ingreso suelen derivarse de las mismas estadísticas de las que se extraen datos sobre producción y valor agregado industriales utilizados en el enfoque de la producción. No obstante, en los diversos enfoques se utilizan también datos específicos, y cada uno de esos enfoques permite obtener una perspectiva bien definida de la evolución y el nivel del PIB. Aunque, como se señaló, esos enfoques no son plenamente independientes, la aplicación de diversos enfoques facilita la comparación de los datos. Por lo tanto, en este manual se recomienda que los países procuren estimar el PIB utilizando por lo menos dos de los tres enfoques referidos. Dada su relativa solidez, sería especialmente útil aplicar el enfoque de la producción y el enfoque del gasto.

2.16. Otra razón importante para aplicar por lo menos los enfoques de la producción y del gasto es que los mismos proporcionan diferentes desagregaciones del PIB. En la medida en que la demanda genere cambios a corto plazo en la economía, el desglose del gasto proporciona datos especialmente útiles con respecto al ciclo económico y los análisis de política macro-económica, y a los efectos de realizar pronósticos. La composición por industrias del crecimiento económico ofrece una perspectiva suplementaria útil, pero menos importante.

2.17. El enfoque de la producción es el más ampliamente usado en las CNT para medir el PIB, probablemente porque en muchos países tradicionalmente se recurre a las estadísticas de corto plazo del sector manufacturero como indicadores principales. El enfoque de la producción supone el cálculo del valor de producción, el consumo intermedio y el valor agregado a precios corrientes, así como en términos de volumen por industrias. No obstante, generalmente los datos fuente disponibles se limitan al valor de producción o el consumo intermedio, y la situación en que se dispone de ambos tipos de datos fuente es relativamente infrecuente. En la mayoría de los países existe una cobertura razonablemente adecuada de los datos de la producción de las industrias manufactureras, pero la cobertura de los sectores de la construcción y de los servicios en general es menos completa. Se estiman los componentes faltantes del valor de producción, el consumo intermedio o el valor agregado mediante la utilización de coeficientes que reflejan relaciones de insumo/producto (IP) fijas. Las estimaciones basadas en un solo indicador serán sesgadas en la medida en que esas relaciones varíen en función de factores tales como los efectos estacionales, utilización de capacidad, variación de la composición, cambio tecnológico y tendencias de la productividad.

2.18. Es menos común que los países que compilan datos para las CNT utilicen el enfoque del gasto que el de la producción para medir el PIB. Esto obedece a problemas de disponibilidad, oportunidad, valoración y cobertura de los datos fuente del gasto. Generalmente la información sobre el gasto tiene dos pilares de datos trimestrales sólidos: a saber, los del comercio exterior y los del consumo del sector público; la información referente a las demás categorías suele ser menos satisfactoria. Los principales componentes de las transacciones externas generalmente pueden obtenerse de la balanza de pagos y de las estadísticas del comercio exterior de mercancías, que en muchos casos cuentan con una sólida base de datos completos recopilados con fines aduaneros. Los datos sobre el consumo del sector público pueden derivarse generalmente de datos administrativos del gobierno. En general, es menos adecuada la cobertura de otros componentes del gasto (a saber, el consumo final de los hogares, ciertas partes de la formación de capital fijo y las variaciones de existencias). En muchos casos pueden faltar datos de observación directa sobre la formación de capital fijo y sobre las variaciones de existencias.

2.19. Aunque se carezca de datos completos sobre el gasto cabe la posibilidad de derivar un desglose útil del PIB por tipo de gastos. Por ejemplo, si mediante el enfoque de la producción se deriva el PIB agregado y los datos fuente disponibles permiten estimar algunos de los componentes clave del gasto, los rubros faltantes pueden derivarse como residuo. Esta situación puede plantearse porque los datos referentes a las variaciones de existencias son incompletos o inadecuados. Si bien la utilización de datos incompletos sobre el gasto del modo referido no representa una medición independiente de las estimaciones del PIB, es útil para el análisis y además para realizar verificaciones de plausibilidad del PIB.

2.20. En cierto modo, el desglose del gasto es el procedimiento más práctico para realizar una medición a precios constantes o en términos de volumen, ya que existe un concepto relativamente claro del precio y la valoración de cada categoría de demanda. Por el contrario, las dimensiones de precios y volúmenes del valor agregado son más complicadas, ya que el valor agregado no puede ser objeto de observación directa y el enfoque del ingreso no es adecuado para medir precios y volúmenes. Como se señaló, el desglose del gasto arroja también datos especialmente útiles con respecto al ciclo económico y al análisis de la política macroeconómica, y para realizar proyecciones. También es sumamente útil a los efectos de la política económica, porque a corto plazo es más fácil influir sobre la demanda que sobre la oferta.

2.21. El enfoque del ingreso es usualmente el menos usado de los tres, pero puede ser útil como medida alternativa del PIB. El enfoque del ingreso evita algunos problemas que pueden presentar los enfoques de la producción y del gasto, por ejemplo que los datos de producción se basen en coeficientes fijos de IP; pero carece de una dimensión de precios constantes. Además exige el mantenimiento, por parte de las empresas, de datos trimestrales sobre las utilidades y otros gastos. Este enfoque puede basarse sólidamente en estadísticas salariales o datos administrativos en materia de salarios (por ejemplo los que se recopilan para fines de seguridad social), pero es frecuente que no se disponga de observaciones trimestrales de los excedentes de explotación y los ingresos mixtos, en especial cuando se trata de empresas no constituidas en sociedad.

2.22. Aunque los datos sobre el ingreso sean incompletos, todavía puede ser posible derivar un desglose del PIB por el enfoque del ingreso en que una de las categorías (generalmente el excedente de explotación bruto) se deriva como residuo. La distribución del ingreso a partir del PIB ofrece otro punto de vista útil sobre el desarrollo económico. Para un país interesado en cuestiones como la rentabilidad y la negociación salarial, ésta puede ser una importante formación estadística económica, que además pone de manifiesto el vínculo entre la contabilidad de las empresas y las cuentas nacionales, especialmente si se proporciona un cuadro que sirva de puente entre las utilidades y el excedente de explotación o el ingreso mixto.

2.23. Las deficiencias de los diversos métodos de compilación del PIB pueden mitigarse a través de la combinación de varios de ellos. Los datos sobre producción y gasto pueden combinarse utilizando el método de la corriente de mercancías, que se basa en la identidad fundamental de las cuentas nacionales que aparece en la cuenta de bienes y servicios y los cuadros de OU3, según la cual la oferta total (por producto) debe equivaler a la utilización total. El método de la corriente de mercancías puede aplicarse a diferentes niveles, por ejemplo para grupos de productos o para determinado producto. Cuanto más detallado sea el nivel al que se aplica el método tanto más preciso será el resultado (la información detallada requiere menos supuestos sobre origen y utilización). Este método es especialmente sólido si se aplica en un marco de OU, aunque sea de dimensiones reducidas (véase la siguiente sección). Los datos de producción e ingreso pueden verificarse cuando se clasifican por industrias, lo que es especialmente útil cuando los datos sobre el valor agregado de las industrias pueden dividirse en remuneración de los asalariados, excedentes de explotación e ingresos mixtos (en el capítulo V se analizan los temas referentes a la conciliación).

c. PIB trimestral según el enfoque de oferta y utilización

2.24. En varios países se han elaborado cuadros trimestrales de OU como base de la compilación trimestral de la parte de las cuentas nacionales relacionada con el PIB. La combinación de cuadros de OU constituye básicamente un método muy lógico de compilación de la parte del sistema global de cuentas nacionales relacionada con el PIB. Con respecto a cada producto—a nivel más o menos detallado—los cuadros de OU muestran las fuentes de oferta (producción e importación), así como la utilización (el consumo intermedio, el consumo final de los hogares y las instituciones sin fines de lucro que sirven a los hogares, el consumo final del gobierno, la formación bruta de capital y la exportación). Si la oferta y la utilización de cada producto están en equilibrio, las cuentas agregadas de bienes y servicios del total de la economía también estarán en equilibrio.

2.25. La aplicación de un marco de OU puede parecer muy difícil en un contexto trimestral, pero ha resultado factible4. En especial, si se utilizan cuadros de OU como instrumentos de compilación sin que se publiquen, puede aplicarse un procedimiento menos riguroso para establecer un equilibrio entre datos contradictorios y para eliminar las discrepancias. Por ejemplo, puede no ser necesario eliminar pequeñas discrepancias que subsistan después de la resolución de grandes desequilibrios, como en general se hace cuando deben publicarse cuadros de OU.

2.26. Los cuadros de OU constituyen un instrumento para utilizar en la máxima medida posible la información con que se cuente. Los cuadros de OU son especialmente adecuados para llenar vacíos y conciliar los datos. Dados los problemas causados por los vacíos de datos a que dan lugar las actividades económicas no registradas y los errores de los datos declarados, es especialmente conveniente utilizar el marco de OU para organizar y coordinar la labor de compilación. Por lo tanto el marco de OU es adecuado tanto para buenos sistemas de datos como para los casos en que la cobertura de las fuentes de datos sea limitada o su calidad sea insatisfactoria.

2.27. El marco de OU permite también generar datos más detallados; por ejemplo, quizá sólo se disponga de datos sobre las ventas al por menor referentes a amplias categorías de productos, pero a través de la conciliación con datos detallados de producción y comercio exterior, pueden elaborarse datos detallados sobre el consumo de los hogares. Esos datos detallados pueden ser útiles para algunos usuarios y también pueden ayudar a mejorar la calidad de la deflactación. La realización de cálculos a nivel más detallado hace menos necesarias las ponderaciones fijas que se utilizan en los índices de precios de Laspeyres, lo que da lugar a deflactores implícitos agregados que están más próximos a los deflactores de Paasche, los cuales son más convenientes. El marco de OU constituye también la base ideal para la elaboración de medidas de volumen independientes para la producción y el consumo intermedio, y por lo tanto para el valor agregado mediante la utilización del método de la doble deflación.

2.28. Unos pocos países avanzados compilan cuadros de OU a precios corrientes y constantes. Los más comunes son los de precios corrientes. No obstante, muchos de los supuestos referentes a relaciones tienda a tener más validez en datos a precios constantes. Los cuadros a precios corrientes y constantes también permiten separar los aspectos referentes a precios y a volúmenes y equilibrar simultáneamente los datos de precios, volúmenes y valor (precio corriente).

2.29. La producción de componentes de un sistema trimestral de OU es generalmente similar a la de los componentes equivalentes de los demás enfoques, cuestión que ya se ha analizado. Sin embargo, existe un elemento adicional de equilibrio y conciliación globales. En la práctica, el cálculo según los demás enfoques suele contener elementos del enfoque de OU. Por ejemplo, el enfoque de la producción frecuentemente implica la utilización de coeficientes fijos aplicados a datos parciales, y los balances por productos se suelen utilizar para derivar las estimaciones. Cada uno de esos elementos es un componente típico del enfoque de OU. Su utilización es idéntica a la del enfoque de OU en relación con industrias o productos específicos, pero sin las ventajas que supone la utilización del marco de contabilidad global para verificar los agregados. Por todas esas razones, los países que tienen un sistema desarrollado de cuadros anuales de OU deben considerar la posibilidad de tomar sistemáticamente como base esos cuadros para la estimación de las CNT.

3. Nivel de compilación

2.30. Las CNT casi siempre se compilan a un nivel de detalle menor que las estimaciones anuales. Naturalmente, no es fácil determinar con exactitud el nivel de detalle necesario, pero deben mantenerse separados los datos correspondientes a rubros amplios, de interés para los usuarios de datos o cuya evolución sea atípica. Un menor grado de detalle no siempre significa un proceso de compilación más simple, más rápido y que requiera menos recursos, porque a veces un nivel de compilación más detallada hace más fácil la eliminación de diferencias entre indicadores. Por ejemplo, al establecer el equilibrio entre oferta y utilización de vehículos, el hecho de tener más detalles sobre los diferentes tipos de vehículos (por ejemplo, camiones y automóviles) hace más fácil obtener el equilibrio entre oferta y utilización (el uso de camiones corresponde primordialmente a la formación de capital fijo, mientras que el uso de automóviles puede ser para formación de capital fijo y para consumo de los hogares). Además, en los procesos automatizados de compilación, una presentación más detallada no tiene por qué suponer una gran diferencia en cuanto a velocidad de compilación y necesidades de recursos. Finalmente, como ya se señaló, la realización de los cálculos en forma más detallada hace menos necesario utilizar supuestos sobre insumos y productos fijos o las ponderaciones fijas utilizadas en los índices de precios de Laspeyres, lo que da lugar a estimaciones más precisas.

4. Evaluación de los datos fuente y del sistema de compilación

2.31. Antes de comenzar la publicación de las estimaciones de las CNT es importante analizar la calidad de los datos fuente y de los procedimientos de compilación propuestos. Dada la demanda general de series temporales largas, este análisis debe referirse al mayor número posible de años transcurridos. La principal finalidad del análisis es identificar fallas del sistema trimestral de compilación y posibilidades de mejoras, a fin de reducir al mínimo las futuras revisiones de los agregados principales. Es importante determinar si las estadísticas básicas indican adecuadamente la dirección y la magnitud global de los cambios, y si permiten captar cambios de tendencias. El análisis también ofrece indicios sobre la calidad de las estimaciones y la magnitud de las revisiones futuras previsibles. Debido a restricciones de recursos y faltas de estadísticas básicas suficientemente precisas y detalladas, las fallas, y por lo tanto las revisiones, serán inevitables; éstas, en relación con algunas series, pueden ser de grandes proporciones. Por lo tanto, una vez dadas a conocer las primeras estimaciones trimestrales es esencial que los usuarios estén adecuadamente informados sobre la precisión y confiabilidad de las estimaciones y sobre el nivel de revisiones que quepa esperar en el futuro.

2.32. En el contexto de las cuentas nacionales, se entiende por precisión la “cercanía a la verdad”, en tanto que por confiabilidad se entiende el “grado de revisión al que están sujetas las series”. Como las CNT tienen como ancla las CNA, la exactitud de estas últimas constituye también un límite máximo a la precisión de las CNT; esto se aplica también a la confiabilidad de las CNT, porque el nivel de las revisiones que hayan de realizarse depende de la proximidad de las primeras estimaciones de las CNT a las estimaciones de las CNA y la medida en que éstas se revisen (en el capítulo XI se analiza en mayor detalle el tema de las revisiones).

2.33. Es esencial documentar bien las decisiones con respecto a la selección de fuentes y métodos, lo que resulta útil para los compiladores cuando se plantean problemas, o en caso de rotación o ausencia de personal. Además proporciona las bases de la documentación para los usuarios, quienes a menudo desean conocer más acerca de los datos.

2.34. Para evaluar los datos fuente y el sistema de compilación hay que realizar los siguientes ejercicios de seguimiento:

  • a) Evaluar la capacidad de los datos fuente trimestrales de series individuales para seguir las estimaciones anuales.

  • b) Evaluar datos fuente trimestrales preliminares de series individuales a los efectos de seguir los datos fuente trimestrales definitivos.

  • c) Evaluar la capacidad del sistema de compilación global para seguir las estimaciones anuales de los principales agregados.

En general, el ejercicio de seguimiento proporcionará también una medida ex ante de la confiabilidad de las CNT en el sentido expresado en el párrafo 2.31. La evaluación de los datos fuente y del sistema de compilación debe concebirse como un proceso continuo, que además deberá realizarse regularmente en la fase operativa (en esa fase, esto se refiere a los estudios de evaluación ex post). En el recuadro 2.2 se resumen los principales aspectos de la evaluación de los datos fuente y del sistema de compilación.

a. Evaluación de los datos fuente individuales

2.35. Los datos fuente deben evaluarse para conocer su exactitud, confiabilidad y oportunidad. Dicha evaluación es importante por varias razones. Primero, permite saber si determinada serie de datos fuente es adecuada a los efectos de las CNT; segundo, en caso de que se disponga de más de una fuente de datos para determinada variable, permite elegir entre ellas; tercero, cuando existan datos fuente contradictorios, facilitará la determinación de los datos que se deben ajustar; cuarto, ayudará a identificar áreas que deben mejorarse y, quinto, facilitará el suministro de información a los usuarios sobre la calidad de las estimaciones y las revisiones de las series individuales previstas para el futuro. Naturalmente, en muchos casos habrá muy pocas fuentes utilizables, o inclusive una sola, en especial a corto plazo, pero aún así, sigue siendo necesario evaluar los indicadores que tal vez puedan utilizarse. Esas evaluaciones deben analizarse con los proveedores de datos, que pueden estar en condiciones de brindar información básica adicional. Además, en algunos casos es posible que los funcionarios encargados de la contabilidad nacional detecten problemas que los recopiladores de datos hayan pasado por alto.

Recuadro 2.2.Revisión: Análisis de indicadores y métodos de compilación

  • Relación con las fuentes y los métodos utilizados en las estimaciones anuales.

    • ¿Se dispone de las mismas fuentes al nivel trimestral?

    • ¿Se dispone de otras fuentes o indicadores al nivel trimestral?

    • ¿Se dispone de varias fuentes o indicadores alternativos para el mismo rubro?

  • Nivel de compilación

    • ¿El mayor nivel de detalle posible?

    • ¿Al nivel de los agregados principales?

  • Cobertura

    • ¿Qué partes de las CNA pueden abarcarse?

  • Evaluación de fuentes y métodos

    • Precisión en la previsión de variaciones anuales

    • Sesgo o ruido estadístico sistemático

    • Actividades de seguimiento individuales y agregadas

    • Definiciones de datos fuente

      • Cobertura

      • Unidades

      • Clasificaciones

    • Confiabilidad – Revisión de los indicadores.

      • Sesgo sistemático

      • Ruido estadístico

    • Oportunidad

      • Confiabilidad de las estimaciones preliminares

      • Cantidad de rellenos de brechas de información y estimaciones conjeturales

  • ¿Es necesario modificar las fuentes y los métodos anuales?

2.36. El principal criterio de precisión de los datos fuente trimestrales es su idoneidad para indicar las variaciones anuales. Esto obedece a la necesidad de que las CNT sean coherentes con las CNA, y la mayor calidad que se supone caracteriza a los datos fuente anuales. La precisión de las estadísticas básicas a corto plazo como indicadores de las fluctuaciones anuales depende de las definiciones y la especificación de las variables y de cuestiones tales como la cobertura, las unidades de observación y las clasificaciones.

2.37. Debe evaluarse la idoneidad de los datos fuente trimestrales para seguir las estimaciones anuales comparando las tasas de crecimiento de la suma anual de los datos fuente trimestrales con las tasas de crecimiento de las correspondientes estimaciones de las CNA (este es el primero de los tres ejercicios de seguimiento que se mencionan en el párrafo 2.34). Diferencias importantes en las tasas de variación indican incompatibilidad entre los datos fuente trimestrales y anuales correspondientes a esa serie, así como potenciales fallas en la calidad de los datos fuente trimestrales o anuales. Las grandes diferencias de las tasas anuales de variación de los datos fuente trimestrales y anuales en las series retropoladas indican también que cabe prever grandes revisiones en el futuro a medida que se vaya disponiendo de datos fuente adicionales. Pueden usarse técnicas matemáticas para estudiar más formalmente la correlación entre datos anuales y trimestrales e identificar y eliminar todo error sistemático (es decir todo sesgo) de la variación a largo plazo de los datos fuente trimestrales. En el capítulo VI se analiza la utilización de técnicas matemáticas para identificar sesgos y corregirlos.

2.38. Pueden plantearse problemas específicos si los datos anuales se declaran sobre la base de un año fiscal distinto al año civil. A este respecto, el principal problema es que en las estadísticas anuales los informantes con un período de declaración no estándar (es decir un año de declaración que difiera del utilizado por el resto de la industria) generalmente se incluyen en las estadísticas del año en que es mayor la coincidencia de los períodos, lo que luego crea un desfase con la suma de los trimestres. Una solución a este problema de los datos anuales podría consistir en que, en las estadísticas básicas anuales, se utilice información proveniente de las estadísticas básicas trimestrales para asignar los datos de determinado informante al período contable estándar, mediante la utilización de la técnica de benchmarking que se presenta en el capítulo VI.

2.39. La confiabilidad de los datos fuente trimestrales influye de manera importante sobre la anticipación con que pueden prepararse estimaciones iniciales suficientemente confiables de las CNT. Es frecuente que las primeras estimaciones deban basarse en versiones preliminares—publicadas o no—de datos fuente que son susceptibles de revisiones. Una importante razón para efectuar esas revisiones de los datos fuente es que las tasas de respuesta para las estimaciones preliminares son bajas, de tal manera que las estimaciones pueden variar en el transcurso del tiempo a medida que aumenta la tasa de respuesta. Esas modificaciones pueden tener una estructura uniforme, que suponga un “sesgo”, o pueden ser irregulares, lo que supone un “ruido estadístico”. Los sesgos de las primeras estimaciones de un indicador pueden obedecer al carácter selectivo de la respuesta. La confiabilidad de los datos fuente trimestrales puede evaluarse comparando las tasas de variación, período a período, de las versiones preliminares con las correspondientes tasas de variación de las versiones finales de la serie. Evidentemente, esto sólo puede lograrse manteniendo en las bases de datos las versiones preliminares de estos últimos, en lugar de remplazarlas continuamente por los datos nuevos.

2.40. La oportunidad de los datos fuente trimestrales influye también de manera importante sobre la anticipación con que pueden prepararse estimaciones iniciales suficientemente confiables de las CNT. Es frecuente que las primeras estimaciones deban basarse en un conjunto incompleto de datos fuente. Para algunas series quizá sólo se disponga de datos de dos meses del último trimestre, y falten por completo los datos de otras series. Para llenar esas brechas de datos fuente habrá que elaborar estimaciones provisionales basadas en una extrapolación de tendencia simple o en otros indicadores más oportunos, aunque menos exactos. Con respecto a cada variable individual, el impacto de esas estimaciones provisionales sobre la confiabilidad de las primeras estimaciones puede evaluarse preparando estimaciones provisionales de los últimos años como si se estuviera en un período anterior, y comparando la variación de la tasa de un período a otro de esas estimaciones con las correspondientes tasas de variación de los datos fuente trimestrales definitivos que corresponden a esa variable. Esto, junto con la evaluación de la confiabilidad de los datos fuente trimestrales que se describe en el párrafo 2.39, representa el segundo de los tres ejercicios de seguimiento mencionados en el párrafo 2.34.

2.41. Evaluando posibles datos fuente podrá determinarse cuáles son adecuados a los efectos de las CNT y, a partir de esa información, qué partes del SCN 1993 pueden implementarse. En algunos casos, la evaluación llevará a concluir que los sesgos y el ruido estadístico son demasiado grandes como para que puedan usarse determinados conjuntos de datos para compilar datos de las CNT. Esto puede significar que los compiladores de las CNT no tengan más opción que dejar de utilizar esos datos, pero valdría la pena analizar con los compiladores de los datos fuente la posibilidad de introducir correctivos (véanse párrafos siguientes). Si bien la decisión de no utilizar determinados conjuntos de datos podría significar que el sistema no puede aplicarse plenamente, ello quizá sea preferible al uso de datos que produzcan resultados engañosos.

2.42. En algunos casos es necesario elegir entre diversas fuentes correspondientes a la misma variable. Aunque en la mayoría de los casos los compiladores de las CNT no sólo no disponen de abundantes datos fuente, sino que éstos son insuficientes, puede darse el caso de que haya varios indicadores para una misma variable. En este caso es importante tener idea de su precisión y confiabilidad a fin de poder elegir uno u otro. Téngase presente que, de todos modos, los datos de menor calidad pueden ser útiles para verificar las series elegidas.

2.43. Es frecuente que en el proceso de compilación de las CNT los compiladores tengan necesidad de corregir los datos fuente. Al confrontar los datos sobre oferta y utilización a través de cuadros de OU o en una ecuación de la corriente de mercancías, es probable que surjan contradicciones. En esos casos, el hecho de tener idea de la exactitud y confiabilidad de los datos brindará orientación sobre el margen existente para ajustar los datos.

2.44. La evaluación de los datos fuente también puede ayudar a identificar necesidades de mejoramiento, tanto en el sistema de CNT como en el de CNA. Las mejoras necesarias pueden referirse a cobertura, definiciones, unidades, etc. Evidentemente, a los compiladores de las CNT les será más fácil solicitar el mejoramiento de las estadísticas recogidas por el mismo organismo, pero hasta los datos que provienen de otros organismos podrían mejorarse. Los organismos que recogen datos para su propio uso que no encajen bien con la compilación de las CNT podrían optar por adaptar sus cuestionarios de modo que esa información pueda usarse en el contexto de las CNT, en lugar de someter a sus informantes a una nueva encuesta.

2.45. Al establecer prioridades de mejoramiento debe tenerse en cuenta, entre otras cosas, la importancia relativa de un indicador. Para muchos componentes, los datos fuente son tan inadecuados que quizá no sirva de mucho mejorar los métodos. También es probable que sean insatisfactorios los datos para algunos componentes de escasa importancia económica. Es necesario que los contadores nacionales no distraigan la atención en rubros numerosos, pero triviales, a expensas de rubros grandes e importantes. Naturalmente, el hecho de que un rubro sea pequeño no es una excusa para elegir deliberadamente un método inadecuado cuando se dispone de uno mejor, y es preciso estar en condiciones de defender los métodos adoptados hasta para los componentes más pequeños frente a las preguntas de los usuarios. Además debe señalarse que los rubros pequeños pueden influir considerablemente sobre las estimaciones del crecimiento (un ejemplo de ello es el de las variaciones de existencias).

2.46. En algunos casos la elaboración de métodos para las CNT lleva también a mejorar las CNA. El proceso de análisis suele sacar a la luz supuestos desactualizados o alejados de la realidad para las estimaciones anuales, así como prácticas de compilación anual insatisfactorias. En algunos casos pueden ser más adecuados los datos trimestrales, que por lo tanto pueden usarse en sustitución de los datos anuales. Uno de esos casos es el de los deflactores anuales, que se elaboran mejor a partir de datos trimestrales, como relación entre la suma anual de los datos trimestrales a precios corrientes y constantes (véase el capítulo IX, sección B), en lugar de hacerlo como promedio anual simple de datos de precios mensuales correspondientes a ese año. Asimismo, es mejor elaborar datos sobre inventarios y trabajos en curso a partir de datos de corto plazo. Las CNT también pueden dar lugar a una mejor asignación de los datos de años fiscales entre los años civiles en los casos en que unos y otros no coinciden.

b. Evaluación del sistema de compilación global

2.47. Antes de publicar las estimaciones de las CNT debe realizarse una labor de seguimiento de datos agregados, para evaluar la compatibilidad global entre los datos fuente de los sistemas de compilación trimestrales y anuales con las tasas anuales de variación de los principales agregados (éste es el tercero de los ejercicios de seguimiento mencionados en el párrafo 2.34). Los errores de las series individuales pueden ser de sentidos opuestos, por lo cual quizá no indiquen claramente la magnitud previsible de las futuras revisiones de los agregados principales. Para llevar a cabo un ejercicio agregado de seguimiento, es necesario simular la totalidad del proceso de compilación con los datos históricos a fin de elaborar series temporales de estimaciones de los principales agregados no alineados con los datos de referencia. En otras palabras, debería utilizarse el sistema de compilación de CNT propuesto para elaborar estimaciones de los agregados de las CNT de los últimos años como si se estuviera en un período anterior y se estuviera elaborando la suma preliminar de estimaciones de los cuatro trimestres de esos años sin referencias anuales posteriores. De ser posible, conviene realizar la labor de seguimiento de datos agregados sobre la base del conjunto incompleto de datos fuente con el que realmente se habría contado en el momento de elaboración de la primera suma de estimaciones de cuatro trimestres.

2.48. Más tarde, en la fase operativa, debe repetirse el ejercicio de seguimiento agregado comparando las diversas publicaciones de datos anuales provenientes del sistema de CNT con los datos efectivos de las CNA. Como se destaca en el capítulo XI, la práctica óptima pertinente supone también la realización periódica, y la publicación, de estudios sobre tendencias a largo plazo de las estructuras de revisión. La publicación trimestral ordinaria de datos puede ser acompañada por resúmenes de esos estudios, para recordar a los usuarios la posibilidad de que esos datos sean revisados.

2.49. Es conveniente también realizar pruebas en tiempo real, antes de que se den a conocer públicamente las CNT. Sólo las lecciones aprendidas de dichas pruebas pueden garantizar suficientemente la robustez de un sistema de CNT y su idoneidad para hacer frente a problemas imprevistos. Aunque la demanda de los usuarios y otras razones imperiosas pueden llevar a realizar la publicación cuanto antes, en la fase de establecimiento de las CNT, los compiladores de las mismas deben tratar de contar con tiempo suficiente para realizar una o dos pruebas en tiempo real.

2.50. El ejercicio de seguimiento a nivel agregado puede utilizarse para eliminar fallas del sistema en su conjunto. Esa labor puede indicar, por ejemplo, que las estimaciones por el enfoque de la producción son más robustas que las estimaciones por el enfoque del gasto, lo que brindaría orientación para realizar ajustes en el curso del proceso de compilación.

5. Procesamiento estadístico

2.51. Los procesos estadísticos suponen la reunión de los datos, el benchmarking, la deflación, el ajuste estacional, la agregación y otros cálculos. Para diseñar un sistema de procesamiento de datos es útil prever las diferencias y los vínculos entre las fases preparatoria y operativa de la compilación de CNT, a fin de poder satisfacer las diferentes necesidades mediante el mismo sistema de procesamiento. En general, los procesos de compilación de datos serán idénticos en la fase preparatoria y en la operativa. No obstante, la fase operativa presenta algunas complicaciones adicionales que pueden no manifestarse en la fase preparatoria.

2.52. En la fase preparatoria de las CNT, el objetivo consiste en compilar datos de años anteriores (series retropoladas). No es muy útil compilar datos de CNT para un solo trimestre o año. A los usuarios les conviene disponer de series retropoladas de datos históricos, que amplían la perspectiva de la evolución económica, por lo cual esa labor debe ir tan atrás como sea posible. Las series retropoladas de períodos largos son también esenciales para que los compiladores establezcan un nuevo sistema de verificación de los datos, obtengan experiencia con respecto a la evolución de las series y den respaldo a los cálculos de ajuste estacional.

2.53. En la fase operativa el objetivo consiste en actualizar las series temporales con datos provenientes de los trimestres corrientes, así como revisar los datos de años anteriores. La fase operativa difiere en varios aspectos de la fase preparatoria. Esas diferencias se plantean porque en la fase preparatoria la compilación se realizó ex post facto con totales existentes de las CNA como datos de referencia, los que aún no existirán para los trimestres más recientes. Otras diferencias consisten en que en la fase operativa habrá datos menos completos para los trimestres más recientes, existirá la posibilidad de que las fuentes de datos sean revisadas, y será mucho más importante la oportunidad en el suministro de los datos en una secuencia adecuada. Sólo sometiendo a pruebas en tiempo real al sistema de compilación trimestral saldrán a la luz todas las consecuencias. La realización de una prueba de los datos de un trimestre o dos anteriores a la publicación oficial (como arriba se recomienda) permitirá identificar esos problemas y resolverlos sin demoras visibles para el público.

2.54. En la fase operativa, la parte de la serie correspondiente a los datos futuros o extrapolados presenta sus propias dificultades, ya que no existirán datos de referencia anuales para esa parte de la serie. El desafío consiste en prolongar las series más allá del final del último dato de referencia, realizando del mejor modo posible el seguimiento de las estimaciones futuras probables de las CNA, de modo de reducir al mínimo las futuras revisiones y al mismo tiempo preservar en la mayor medida posible los movimientos a corto plazo de los datos fuente trimestrales.

2.55. Finalmente, en la fase operativa existen continuos ciclos de revisión de los indicadores trimestrales, revisión de los datos de referencia anuales, y obtención de los datos de referencia anuales para los años más recientes. Es necesario incorporar esta nueva información, a medida que esté disponible, al realizar las estimaciones de las CNT.

2.56. Los cálculos aplicados a los datos son diversos y dependen de las características de la serie. Algunos datos llegarán listos para su utilización sin necesidad de ajustes, pero será más común que haya que efectuar manipulaciones directas comunes en la labor de compilación anual: sumas, restas, multiplicaciones (ya sea ajustes de escala, expansiones o revaluaciones cuantitativas) y división (por ejemplo, deflactación). Son más complicadas, en cambio, las técnicas matemáticas de estimación de las CNT mediante la combinación de un indicador trimestral y una serie de referencia anual. Inevitablemente, la variación de dos series trimestrales y anuales no idénticas será diferente. El desafío consiste en alinear la estimación de las CNT con la estimación de las CNA y, al mismo tiempo, preservar las propiedades de series temporales de los datos. Este proceso—denominado benchmarking—no es sencillo, porque los métodos simples, como la distribución proporcional del total anual, introducen una discontinuidad interanuales en las series, lo que se denomina “problema de escalonamiento”. El benchmarking mejora los datos trimestrales porque permite tener en cuenta la información anual de superior calidad.

2.57. La técnica de alineación proporcional de Denton y sus refuerzos, que se describe en el presente manual, es recomendable como mecanismo integrado para realizar esas tareas en relación con los segmentos anterior y posterior de la serie. Esa técnica produce resultados mejores que los métodos que tratan por separado a los datos anteriores correspondientes a la fase preparatoria, la de extrapolación, y la de llegada de nuevos datos de referencia. En la práctica, la técnica de Denton puede automatizarse fácilmente por lo que no consume mucho tiempo. Vale la pena establecer correctamente el sistema, porque la utilización de otros métodos con problemas de escalonamiento puede ir en detrimento de las propiedades de las series temporales, que son esenciales para las CNT. La importancia de un método correcto de benchmarking aumenta a medida que los indicadores trimestrales muestran mayor divergencia en la variación con respecto a los datos anuales. En el capítulo VI se presenta el método de Denton y sus refuerzos, junto con un análisis de sus consecuencias y alternativas.

2.58. Debe subrayarse que cuando se trata de la incorporación de datos de referencia revisados o nuevos, los cálculos deben basarse en el indicador trimestral original, y no en las estimaciones preliminares de las CNT que ya hayan sido ajustadas. De lo contrario el proceso de compilación corre el riesgo de deteriorarse hasta convertirse en una acumulación desorganizada de datos en que los compiladores pierdan de vista los datos originales, los efectos del benchmarking y los efectos de otros ajustes.

2.59. Para evitar distorsiones en las series, en general la incorporación de nuevos datos anuales en determinado año exigirá la revisión de datos trimestrales anteriormente publicados correspondientes a varios años. Se trata de una característica básica de todos los métodos aceptables de benchmarking. Como se explica en el párrafo 6.30 y se ilustra en el ejemplo 6.3, además de las estimaciones de las CNT correspondientes al año con respecto al cual deban incorporarse nuevos datos anuales, puede ser necesario revisar los datos trimestrales de uno o varios años anteriores y siguientes. En principio, las estimaciones de las CNT anteriormente publicadas correspondientes a todos los años anteriores y siguientes pueden tener que ser ajustadas a fin de preservar al máximo la información sobre variación a corto plazo del indicador, si los errores de este último son grandes. En la práctica, sin embargo, con la mayoría de los métodos de benchmarking, el impacto de los nuevos datos anuales irá disminuyendo y será nulo en períodos pasados suficientemente distantes. Con la técnica de benchmarking proporcional de Denton, que se recomienda, se irá reduciendo el impacto que recae sobre los datos de años anteriores, y éste normalmente se hará insignificante al cabo de tres o cuatro años. Una de las ventajas de la técnica de Denton es que permite efectuar revisiones en tantos años anteriores como se desee.

6. Relación entre las CNT y las estadísticas de datos fuente

2.60. Como consecuencia del benchmarking, y los cálculos efectuados en el proceso de compilación de las CNT, los datos de las CNT podrían diferir de las estadísticas básicas. Al someter los datos a un proceso de equilibrio en una corriente de mercancías o en un marco de OU se generarán también diferencias con respecto a los datos fuente. Esas diferencias pueden resultar incomprensibles y engorrosas para los usuarios, por lo cual se debe tratar de incorporar nuevamente las diferencias en los datos fuente. Pueden existir determinadas limitaciones; por ejemplo, el deflactor implícito del consumo de los hogares que contienen las CNT puede diferir del índice de precios al consumidor (IPC) debido a diferencias de cobertura y a diferencias causadas por la utilización de diferentes fórmulas de cálculo de índices. No obstante, si las variables de las CNT son esencialmente idénticas a las de las estadísticas básicas, debe procurarse la coherencia. Dada la necesidad de coherencia, ésta debe procurarse a través del ajuste de las estadísticas básicas. Por ejemplo, los datos de producción y del valor agregado de un índice de producción deben ser compatibles con los datos correspondientes de las CNT. Como mínimo indispensable deben examinarse las causas de las diferencias, y documentarse de modo que faciliten el acceso de los usuarios.

2.61. Inicialmente los compiladores de las estadísticas básicas pueden no sentirse muy a gusto con la labor de incorporar nuevamente las diferencias derivadas del proceso de compilación de las CNT en dichas estadísticas, aún sólo sea porque a esos efectos se requeriría un proceso de revisión al que pueden no estar acostumbrados. No obstante, pueden llegar a aceptar el hecho de que ajustar sus estadísticas en función de las CNT contribuye a mejorar la coherencia del sistema estadístico y la calidad de sus propias estadísticas. Un efecto muy importante del ajuste puede ser que los compiladores de estadísticas básicas tengan más conciencia de la necesidad de que exista coherencia entre los datos de las estadísticas de alta frecuencia (datos mensuales y trimestrales) y los datos anuales, y se sientan animados a aplicar procedimientos de benchmarking. Además, los contactos con los recopiladores de estadísticas básicas con respecto a las diferencias muy probablemente los llevarán a participar en mayor medida en la determinación de los mecanismos de utilización de sus datos en el proceso de compilación de las CNT. Por ejemplo, quizá se interesen en participar en las deliberaciones que tengan lugar en el proceso de determinación de equilibrio, al que podrían realizar valiosos aportes. Evidentemente, el proceso de ajuste de las estadísticas básicas de las CNT podrá establecerse más fácilmente si se cuenta con un proceso similar para las CNA. De no ser así, la iniciación de un sistema de CNT representa una buena oportunidad para poner en marcha un proceso de ajuste también para las estadísticas básicas de las CNA.

C. Divulgación

2.62. La divulgación de las CNT tiene mucho en común con la de otras estadísticas, por lo cual puede encontrarse orientación general a ese respecto en las NEDD y en el SGDD del FMI. Estas normas se centran en la integridad, y entre los aspectos importantes de la misma figura no dejar que los datos se vean afectados por información no estadística, hacer que la información sea dada a conocer simultáneamente a todos los usuarios, y hacer que los datos sean de acceso general y transparentes. Algunos de estos problemas se mencionan en el capítulo I y se tratan más detalladamente en el capítulo XI.

2.63. La presente sección se centra principalmente en algunas cuestiones específicas de divulgación de las CNT, en especial las referentes a publicación y presentación. Con respecto a la publicación, debido a las características de las CNT y su importancia para la adopción de decisiones, la condición previa más importante es que la publicación se realice rápidamente. En lugar de dedicar tiempo a preparar e imprimir una publicación vistosa y exhaustiva, debería hacerse hincapié en dar a conocer los datos de las CNT no bien se disponga de los mismos o, si se ha preparado un calendario de publicación, en la fecha de publicación prevista.

2.64. Por lo tanto, la primera publicación puede ser de carácter bastante limitado, centrándose en los datos más importantes. Podría hacerse hincapié, por ejemplo, en el crecimiento del PIB a precios corrientes y constantes, ajustados estacionalmente y no ajustados, así como en las estimaciones de tendencias. Como extensión adicional podría incluir un desglose por categorías del gasto y de industrias. Además es importante mencionar las revisiones más importantes con respecto a publicaciones anteriores (este tema se trata también en el capítulo XI).

2.65. Los procedimientos más rápidos para la publicación de esos datos son los comunicados de prensa y el Internet. Con respecto al comunicado de prensa, el texto debe ser breve (como regla práctica, de no más de una página mecanografiada) y listo para su utilización sin requerir nueva redacción. Estas condiciones promueven su aceptación por los medios de comunicación y además evitan la distorsión de la información por el afán o la falta de conocimientos sobre la materia. Es frecuente que los medios de comunicación citen la fuente de los comunicados de prensa, lo cual puede hacer creer que el artículo publicado refleja la opinión del organismo encargado de la estadística. Por lo tanto, es importante preparar los comunicados de prensa de modo de impedir en la mayor medida posible que el texto sea modificado en los medios de comunicación. Procure que el titular sea atractivo: si el comunicado de prensa no tiene titular, los medios de comunicación lo elaborarán, lo que puede dar lugar a expresiones más imaginativas de lo que querrían los estadísticos. Además, como los medios acortan los artículos simplemente eliminando texto del final, la parte más importante de la información debe estar al comienzo. A su vez, es conveniente reforzar el comunicado de prensa con un pequeño cuadro que contenga los datos más importantes. Para que el público en general lo identifique fácilmente, es conveniente estandarizar ese cuadro, y consultar a los periodistas sobre su contenido. Esto último es en general una buena práctica. La publicación a través de Internet debe coincidir en el tiempo con el comunicado de prensa, y en procura de mayor celeridad el texto podría simplemente ser el mismo. Los preparativos para los comunicados de prensa deben comenzar cuanto antes, y no es necesario esperar hasta que los datos publicables estén listos; en general puede tenerse una idea de las noticias importantes basándose en los datos disponibles en las últimas fases del proceso de compilación.

2.66. Muchos países editan también una publicación estadística trimestral completa dedicada a las CNT. Estas publicaciones proporcionan un análisis más exhaustivo de los datos, con el respaldo de gráficos en que se presenta de diversas maneras la evolución de la economía. A menudo se utilizan diagramas circulares de distribución en que aparecen los aportes al crecimiento del PIB por categorías de demanda o por industrias económicas; esos gráficos generalmente se basan en datos a precios constantes ajustados estacionalmente. También suelen utilizarse los diagramas de barras que muestran la composición del PIB y la variación de la misma.

2.67. La amplitud de los comentarios de los estadísticos sobre los datos varía de un país a otro. En algunos países las oficinas estadísticas se limitan esencialmente a proporcionar los datos con las explicaciones técnicas que sean necesarias; en otros los organismos encargados de las estadísticas consideran que es de su función el interpretar la situación económica. En todo caso, es conveniente no distanciarse de la realidad, para no dar la impresión de que el organismo responsable de las estadísticas desea influir sobre la opinión pública adoptando posturas sobre temas económicos y políticos.

D. Cuestiones gerenciales

1. Generalidades

2.68. La administración de las CNT difiere de la de las CNA, dadas la mayor intensidad de trabajo y la mayor brevedad de los plazos. Además, la compilación de las CNT es más innovadora, porque es necesario utilizar más supuestos, se utilizan en mayor medida indicadores indirectos y la contabilidad se basa menos en labores manuales. Esto supone la necesidad de que el personal posea una sólida formación en economía. Además, como se utilizan en forma más intensiva técnicas matemáticas, se requiere algún personal capacitado en estadísticas matemáticas.

2.69. Como ya se señaló, el sistema de CNT sólo puede comenzar a aplicarse cuando se dispone de suficientes datos fuente trimestrales. La gestión de esos datos fuente para la compilación de las CNT es más eficiente cuando se dispone de ellos en forma de bases de datos electrónicas.

2.70. No existe una respuesta correcta única con respecto a la mejor manera de organizar la compilación de las CNT. Cada país elabora su sistema según su propia experiencia y sus propias circunstancias. El objetivo de este capítulo consiste en plantear algunos problemas; no en formular recomendaciones o dar respuestas.

2.71. La estructura de carga de trabajo máxima es muy diferente en el caso de las CNT que en el de las CNA. Una oficina de estadística que produce exclusivamente estimaciones anuales está acostumbrada a un ciclo de producción distribuido a lo largo de un año. Es frecuente que en las estimaciones anuales exista cierta aglomeración de tareas hacia el final del ciclo, y que haya plazos breves que cumplir. En un sistema de compilación trimestral lo habitual es que la carga de trabajo sea relativamente escasa al comienzo de cada trimestre, porque aún no se dispone de datos sobre el trimestre que acaba de concluir y ya debe haber terminado la compilación del trimestre anterior.

2.72. En la compilación de las CNT, al igual que las CNA, se reúnen datos de una gama muy amplia de fuentes. En algunos casos la recopilación de los datos está a cargo de los propios contadores nacionales, pero es más frecuente que los datos provengan de otros componentes de la misma entidad, o de otras entidades. Determinar la secuencia y el cronograma de compilación de las CNT es una tarea complicada, ya que debe realizarse en función de la llegada de los resultados de numerosas recopilaciones y proveedores de datos.

2.73. Un importante tema de organización al que hay que hacer frente en una etapa temprana es el relativo al ciclo de publicación: el cronograma de la primera publicación de los datos de un trimestre y de las revisiones ulteriores. En un sistema de CNT vinculado estrechamente con las CNA, según lo recomendado en este manual, el ciclo de publicación dependerá también del ciclo de publicación de las CNA. Como se señaló en el capítulo I, las prácticas óptimas consisten en la publicación de los primeros resultados dentro del trimestre siguiente. Generalmente, después de la primera publicación es necesario efectuar revisiones, que dependen, entre otras cosas, de la llegada de material-fuente nuevo y revisado y, eventualmente, de la llegada de datos anuales. El ciclo de publicación se deriva directamente de la política de revisión, que se analizará en el capítulo XI.

2. Cronograma del proceso de compilación

a. La estructuración del proceso de compilación

2.74. Hay dos modalidades alternativas de estructuración del proceso de compilación: el método de la secuencia y el modelo del “big bang”. El primero supone un procesamiento por etapas (ingreso de datos, comprobaciones básicas, agregación a niveles inferiores, deflactación, ajuste estacional, agregación global). En cambio, en el enfoque del “big bang”, todos los datos se ingresan al mismo tiempo: se hace funcionar la totalidad del sistema y los resultados se examinan luego en detalle en el contexto de las tendencias agregadas. Esto puede realizarse en forma iterativa en varias oportunidades a medida que llegan nuevos datos y se efectúan correcciones. En la práctica estas dos alternativas pueden combinarse en cierta medida. Entre otras cuestiones, al diseñar el sistema de procesamiento debe establecerse si los datos fuente llegan dentro de un período de tiempo breve o a lo largo de varias semanas y en qué medida es necesario revisar los datos fuente, así como las características del sistema de computación que se utiliza. El enfoque del “big bang” se presta a la utilización de métodos de OU, porque en él se hace hincapié en la relación entre los diferentes datos.

b. Planificación de las cargas de trabajo

2.75. Como en las CNT se procura ante todo disponer de los datos con oportunidad, los plazos son necesariamente breves e inflexibles. Esto significa que los compiladores de datos están sujetos a presión. La compilación de las CNT es también especialmente vulnerable a problemas como las demoras en el aporte de datos importantes o fallas en los sistemas de computación.

2.76. Para hacer frente a los problemas cronológicos de los datos debe elaborarse un programa de trabajo trimestral. En él se deben tener en cuenta el calendario de publicación convenido, la fecha de llegada prevista de los datos solicitados a cada una de las fuentes, el plazo que se requiere para realizar cada proceso y la corriente de datos de una etapa a la siguiente. De este modo es posible prever el momento en que los resultados estarán listos para su publicación. También será útil identificar la secuencia de tareas y calcular los efectos de las demoras. En el programa de trabajo es necesario identificar:

  • La entrada de datos y la fecha previsible de llegada de los mismos.

  • Las tareas de los compiladores de las cuentas nacionales, incluida la duración prevista de cada tarea y el orden de realización de las mismas.

  • La delimitación de responsabilidades referentes a cada tarea.

2.77. En el programa de trabajo deben tenerse en cuenta las demoras imprevistas. Tal como se señala en el capítulo XI, y tal como lo requieren las NEDD, las fechas de publicación deben anunciarse por anticipado. No obstante, pueden ocurrir problemas imprevistos, y el hecho de que no se publiquen las estimaciones conforme a lo anunciado puede crear la sospecha de manipulación por razones políticas. Cuando los compiladores recién comienzan a compilar las CNT existe una mayor posibilidad de problemas imprevistos. Por lo tanto los países podrían comenzar por establecer un período de compilación más largo y dejar mayor margen para demoras e incrementar gradualmente la oportunidad de los datos a medida que adquieren mayor experiencia en materia de compilación de las CNT.

c. Métodos de aceleración de la compilación

2.78. Como los datos fuente usualmente se publican después del cierre del trimestre y las CNT se elaboran rápidamente, la compilación se concentra necesariamente en un período breve. Esta situación hace que sea especialmente importante acelerar el cumplimiento de las tareas. Existen varias formas de acelerar la compilación.

2.79. Primero, es importante reducir los picos de carga de trabajo en el procesamiento. Una manera de lograrlo consiste en realizar toda la labor posible por anticipado. Por ejemplo, es posible procesar anticipadamente los datos mensuales del primer mes o de los dos primeros meses del trimestre. Del mismo modo, es posible realizar revisiones de los datos de trimestres anteriores antes de que comience la compilación del nuevo trimestre. Es posible prever algunos problemas de datos y manejarlos por anticipado. Por ejemplo, si se cambia la base de una serie o se modifica la cobertura es posible establecer un programa que junte la vieja serie con la nueva antes de que los datos se den a conocer.

2.80. Segundo, en el marco de las CNT suele lograrse una publicación más oportuna mejorando los sistemas de suministro de datos fuente. Los proveedores de datos pueden ser invitados a suministrar datos preliminares. También cabe la posibilidad de que los datos se suministren mediante métodos más rápidos, como el correo electrónico, las bases de datos compartidas, o disquetes o impresos de computadora, en lugar de una publicación más pulida que demora más tiempo en aparecer. La información también debe proporcionarse en el formato más eficiente, siguiendo el orden requerido y excluyendo los datos no pertinentes.

2.81. Tercero, la impresión de las publicaciones estadísticas puede ser demorada. En el caso de las CNT la oportunidad en el suministro de los datos reviste mayor importancia, por lo cual puede ser necesario elaborar procedimientos de divulgación de datos como los que se examinan en la sección C del presente capítulo.

2.82. Los ensayos prácticos que se recomendaron en párrafos anteriores ayudarán también a identificar problemas generales que podrían provocar demoras y afectar la oportunidad.

3. Organización del personal

2.83. El tema de la organización del personal debe abordarse según las circunstancias de cada país. Los puntos que despiertan inquietud incluyen la entidad encargada de la compilación de las CNT, la unidad compiladora de las mismas, el número de funcionarios que deben tomar parte en la labor, la organización de ese personal y la posición institucional de la unidad de CNT (si la hay) en el organismo encargado de la compilación. La situación más común es que todos los datos de las cuentas nacionales, incluidos los de las CNT, sean compilados en la oficina nacional de estadística, y que esa labor la realice usualmente una misma unidad de esa institución. En algunos países la compilación de las cuentas trimestrales se realiza en el banco central. En algunos casos lo hace otro organismo, como un instituto de investigación. A menos que se planteen problemas especiales con respecto al personal y otros recursos, en general no es conveniente hacer participar a diferentes entidades, dados los posibles problemas de incompatibilidad de datos y métodos, así como pérdidas de sinergias entre el sistema anual y el trimestral.

2.84. Con mucha frecuencia los compiladores de cuentas nacionales influyen muy poco en la determinación del número total de funcionarios, aunque pueden estar en condiciones de determinar la asignación entre las actividades trimestrales y otras. Obviamente, una cifra muy pequeña de funcionarios significa, desde el punto de vista cualitativo, una estimación mucho más elemental, y un nivel más bajo de detalle y de oportunidad.

2.85. La organización de las divisiones de contabilidad nacional varía. En una entidad pequeña puede no haber división alguna. En una de mayor porte, las unidades pueden dividirse en una o más de las siguientes formas:

  • Fuentes detalladas/síntesis de los datos y trabajo sobre los agregados.

  • Datos trimestrales/datos anuales.

  • Industrias/ componentes del gasto/componentes del ingreso.

  • Datos a precios corrientes/datos a precios constantes.

  • Organización por procesos/organización por productos.

  • Labor de desarrollo y análisis/labor operativa.

2.86. Algunos de los factores que deben tenerse presentes con respecto a la asignación del personal consisten en establecer un equilibrio entre niveles máximos y niveles mínimos de cargas de trabajo, asociación de asuntos y técnicas comunes y creación de equipos de fácil gestión (los que son demasiado grandes dificultan las comunicaciones; en los demasiado pequeños están representadas menos aptitudes especializadas y existe mayor vulnerabilidad a ausencias y salidas de funcionarios). Cuando existen cuestiones conexas manejadas por diferentes equipos se corre el riesgo de que se dupliquen opiniones o haya opiniones encontradas con respecto a los métodos.

2.87. Una importante decisión en materia organizacional consiste en elegir una unidad que se concentre expresamente en las CNT, o si éstas y las cuentas nacionales anuales deben ser compiladas en la misma unidad y por el mismo personal. La estructura de máximos de carga de trabajo es muy diferente, de modo que los máximos de la compilación anual no deben interferir con actividades de las CNT (ni viceversa). Una ventaja que ofrece combinar ambas funciones es que es más fácil armonizar las CNT y las CNA cuando los mismos funcionarios trabajan en unas y otras.

2.88. Al establecer un nuevo sistema de CNT suele ser conveniente identificar un equipo independiente a esos efectos, ya que la labor de preparación puede verse afectada si el personal es continuamente llamado a cumplir otras tareas, más urgentes. El desarrollo de un nuevo sistema requiere un alto nivel de capacidad teórica, por lo cual el personal debe conocer adecuadamente el SCN 1993 y el sistema de compilación anual. Los conocimientos de los compiladores de las CNA pueden complementarse con los de algunos funcionarios experimentados en lasencuestas mensuales y trimestrales.

4. Organización del suministro de datos

2.89. Las cuentas nacionales se distinguen por utilizar una diversidad de fuentes de datos de diferentes organismos. Como habitualmente la oportunidad de los datos reviste mayor importancia en el caso de las CNT que en el de las CNA, una de las tareas importantes del compilador de las CNT es establecer coordinación con los proveedores de datos. Este tema se analizó en la sección D.2.c del presente capítulo en el contexto de la aceleración de la labor de compilación.

2.90. Los contadores nacionales deben mantenerse en estrecho contacto con sus proveedores de datos, para que cada parte conozca las necesidades y problemas de la otra. Es posible acordar la cronología, el contenido y el formato de los datos suministrados. En las fuentes de datos puede haber modificaciones del año base, la cobertura, las definiciones, los procedimientos y las clasificaciones que deban identificarse por adelantado para que no se produzcan sorpresas desagradables durante la compilación de los datos. Los proveedores de datos pueden ser también adecuadas fuentes de información sobre lo que está sucediendo en la economía, las fallas de los datos y la manera de manejar problemas tales como los quiebres en las series.

2.91. Los proveedores de datos no siempre saben de qué manera se utilizan sus datos. Los contadores nacionales son los encargados de proporcionarles esa información a través de reuniones o debates. En algunos países los contadores nacionales dictan seminarios o cursos para proveedores de datos.

5. Gestión de los sistemas de compilación de datos

2.92. En el caso de los datos de las CNT, la dimensión de series temporales constituye la característica predominante de los datos. En consecuencia, los sistemas de informática utilizados para la compilación de estimaciones de las CNT deben estar orientados hacia las series temporales. En el recuadro 2.3 se establecen los principales elementos de un sistema de compilación construido sobre un programa de bases de datos orientado hacia las series temporales. La mayoría de estos elementos son también pertinentes para los sistemas basados en hojas de cálculo.

2.93. Los sistemas de procesamiento de datos de las cuentas nacionales se crean para atender la situación de cada país. Como se señaló en el párrafo 2.5, algunos países tienen sistemas de CNT y CNA independientes, en tanto que otros utilizan el mismo sistema. Algunos países basan su sistema de procesamiento de las cuentas nacionales en programas de hojas de cálculo, como Lotus o Excel. Tratándose de sistemas de mayor escala es preferible un sistema de procesamiento basado en un paquete que maneja bases de datos. La estructura del mismo está basada en series de datos y algoritmos destinados a manejarlas. Por el contrario, la estructura de una hoja de cálculo se basa en casilleros individuales vinculados mediante fórmulas. El gran volumen de los datos que supone la compilación de cuentas nacionales hace preferible utilizar bases de datos. Éstas son más adecuadas para el manejo de grandes volúmenes de datos y también la transferencia de datos hacia y desde paquetes de ajuste estacional y benchmarking. Si las hojas de cálculo contienen un gran volumen de cifras es fácil cometer errores de difícil detección. La transferencia de datos entre hojas de cálculo es engorrosa, y es difícil hacer un seguimiento de diferentes versiones de datos. Por otra parte, las hojas de cálculo dificultan la modificación de los métodos de compilación y la verificación de la realización adecuada de los cambios.

Recuadro 2.3.Elementos de un sistema de procesamiento de CNT basado en un programa de bases de datos

El componente esencial de un sistema informático adecuado para la compilación de estimaciones de las CNT debe contener los siguientes elementos principales:

  • Bases de datos para la entrada de datos

    • Un conjunto de bases de datos para el almacenamiento de datos fuente mensuales, trimestrales y anuales

    • Una base de datos para el almacenamiento de estimaciones de las CNA

    • Un conjunto de bases de datos para el almacenamiento de datos fuente anuales

  • Rutinas de compilación

    • Benchmarking de series temporales de indicadores conseries temporales de datos anuales: trimestralización y extrapolación

    • Deflactación y reflactación

    • Procedimientos de evaluación de datos fuente: Seguimiento al nivel detallado, corrección

    • Procedimientos de evaluación de sistemas de compilación: Simulaciones referentes a datos históricos o seguimiento a nivel agregado

    • Conciliación y comparación de estimaciones del PIB a partir de datos de producción, gasto e ingreso

    • Ajuste estacional (vínculos con X-11-Arima, X-12-Arima, o ambos)

  • Bases de datos para el almacenamiento de datos de CNT compilados

    • Base(s) de datos para datos oficiales publicados

    • Copias archivadas de datos publicados de trimestres anteriores, para facilitar estudios o revisiones

    • Bases de datos de trabajo para estimaciones inéditas

    • Almacenamiento de otras versiones de datos (es decir, antes y después de los ajustes o revisiones), para facilitar la verificación y la comprobación

  • Rutinas de tabulación de los datos para elaborar cuadros de publicación y transferir datos a disquetes y bases de datos externas.

2.94. Por consiguiente, como directriz general, cabe decir que las hojas de cálculo son útiles para la realización de tareas de pequeña escala, como la labor de preparación, las revisiones preliminares y las medidas resumidas. A medida que el sistema pasa de la etapa de establecimiento a la operativa es conveniente establecer un sistema de compilación construido sobre un programa de bases de datos y aplicarlo a las tareas de gran escala, como almacenamiento de datos, cálculos, ajuste estacional y benchmarking. Los sistemas de bases de datos deben permitir la recepción y descarga de datos en formato de hojas de cálculo, lo que facilitará la transición de un sistema de CNT basado en hojas de cálculo y ayudará a realizar un intercambio de datos con los proveedores y los usuarios. Si existe una adecuada interfaz, también es posible establecer sistemas mixtos en que se utilicen hojas de cálculo para algunas funciones, como suministro de datos o corrección de gráficos, al mismo tiempo que se utilizan bases de datos para otras funciones, como almacenamiento y cálculo en gran escala.

2.95. El componente medular de todo sistema de procesamiento de cuentas nacionales construido sobre un programa de bases de datos generalmente es un paquete informático de bases de datos de aplicación general de venta en el mercado. Puede requerirse una interfaz, hecha a la medida, con la base de datos para facilitar el intercambio de estos últimos entre la base de datos y otros paquetes de programas informáticos, así como módulos más pequeños de compilación hechos a la medida. Access, Oracle, Sysbase y dBase son paquetes de bases de datos relacionales especializados para operaciones de corte transversal. Fame, Dbank y Aremos, por el contrario, son programas especializados para operaciones de series temporales. Ninguno de los paquetes de bases de datos actualmente disponibles resulta óptimo para ambos tipos de operaciones. Las bases de datos de series temporales tratan a todos los objetos de datos (arreglos de datos o vectores de datos) como series temporales, y son especialmente adecuados cuando la dimensión cronológica es el atributo predominante de los datos, como sucede con las CNT. Las bases de datos relacionales son más adecuadas en todos los casos en que la dimensión cronológica no es el atributo más importante de los datos. La compilación de cuadros de OU y la corrección y agregación de microdatos son ejemplos de operaciones que pueden realizarse mejor con bases de datos relacionales.

2.96. Es esencial disponer de un buen sistema de denominación de las series para que sea funcional el sistema de compilación basado en programas de bases de datos orientados hacia series temporales. La estructura de denominación determina la manera en que están organizados los datos y por lo tanto el modo de navegar dentro de la base de datos. La estructura debe ser de fácil comprensión, guiarse por el sistema de clasificación, mostrar el tipo de datos (frecuencia, índice de valores y precios), revelar la etapa de procesamiento, etc. Otros aspectos de un sistema adecuadamente diseñado consisten en una apropiada documentación de los programas y un funcionamiento sencillo del sistema. Los programas deben ser documentados mediante archivos descriptivos y comentariosy notas enmarcados dentro de los mismos programas. Finalmente, el sistema debe poder ser manejado por compiladores de cuentas nacionales, más bien que por especialistas de informática carentes de experiencia en materia de cuentas nacionales.

2.97. En un sistema basado en hojas de cálculo, o en las hojas de cálculo de un sistema construido sobre programas de bases de datos, algunas de las buenas prácticas que deben aplicarse son las siguientes:

  • Deben utilizarse hojas de cálculo separadas para el ingreso de datos y para las etapas ulteriores de procesamiento. Cada cifra debe ingresarse sólo una vez, y ulteriormente siempre debe hacerse referencia a la misma mediante enlaces, para que en caso de revisión se introduzcan todos los cambios consiguientes.

  • Las fuentes, procesos, supuestos y ajustes para facilitar la labor de los posteriores compiladores deben estar debidamente documentados. Esa documentación puede incluirse en las hojas de cálculo en forma de texto o notas. Los datos deben tener títulos en que se describan la serie y sus unidades.

  • Deben utilizarse formatos estandarizados para todas las partes del sistema (por ejemplo, hojas básicas para ingreso de cifras, deflactación, comprobación, agregación, series temporales en forma de filas o columnas, pero no ambas; en la pantalla deben aparecer datos de varios años; las cifras deben expresarse en millones o en miles de millones, pero no en ambas modalidades). Los formatos deben diseñarse de modo que sean compatibles con los formatos de ingreso de cifras necesarios para cumplir tareas de ajuste estacional y benchmarking que deban realizarse fuera de la hoja de cálculo.

  • Deben utilizarse múltiples capas de hojas de cálculo para mostrar las etapas por separado y al mismo tiempo para permitir la utilización de enlaces con etapas conexas.

  • Deben utilizarse opciones de colores y formatos tipográficas para separar, por ejemplo, insumos, productos, datos que tienen una base de referencia distinta (para facilitar una ulterior modificación de la base) y modificar las comprobaciones.

  • Las hojas de cálculo deben estar fechadas. Por ejemplo, las copias impresas pueden fecharse mediante la utilización de la función de Excel “=hoy()”. Deben almacenarse copias de reserva de versiones anteriores. Una posibilidad consistiría en almacenar todas las hojas de cálculo de un trimestre en una misma carpeta, para separarlas de la información de otros trimestres sin tener que dar un nuevo nombre a cada archivo. Además, la práctica de sobreescribir versiones anteriores en forma automática puede dificultar la corrección de errores. Dentro de cada trimestre ejecutado puede ser más seguro dar nuevos nombres a los archivos cada vez que se modifican (por ejemplo, “Manufacturing Aug22-B” para la versión grabada por segunda vez, el 22 de agosto; una vez completada, la última versión puede archivarse y las demás borrarse).

  • Los archivos y las hojas de cálculo deben tener nombres reveladores (por ejemplo, no “Hoja 1” y “Hoja 2”, sino “Ingreso de datos del IPC” o “Material de referencia del IPC”).

  • Las fórmulas deben revisarse para comprobar que cumplen su cometido y que no han sido afectadas involuntariamente por otros cambios.

  • Debe aprovecharse la función de gráficos que contienen los paquetes de hoja de cálculo.

  • Los encabezamientos de filas y columnas siempre debe ser visibles (en Excel, el uso de la orden “dividir” (split) seguida de la opción “inmovilizar secciones” (freeze panes) permite lograr ese resultado).

Éstos podrían haberse ajustado previamente en función de datos de referencia derivados de encuestas y censos más completos y detallados, que sólo se realizan a intervalos de varios años.

Se distingue entre un enfoque de compilación (que da lugar a un PIB total) y la producción de desgloses (en que el PIB total se deriva mediante un enfoque, pero algunos componentes de otro enfoque son también derivados, de modo que el rubro restante puede derivarse como residuo).

También pueden usarse cuadros de insumo-producto. Con fines de sencillez nos referiremos a todo este ámbito como oferta y utilización (OU).

Por ejemplo, esos métodos se están utilizando en el contexto de las CNT en Dinamarca, Francia, Noruega y Países Bajos.

    Other Resources Citing This Publication