Chapter

13. Publicación, divulgación y relaciones con los usuarios

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
September 2009
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

A. Introducción

13.1 Como se señaló en el capítulo 2, el IPP es una de las series estadísticas más importantes para el seguimiento de la inflación y la medición del PIB a precios constantes. Por lo tanto, el IPP debe publicarse y divulgarse de acuerdo con las políticas, los códigos de práctica y los estándares establecidos para este tipo de datos.

13.2 Por consiguiente, el IPP debe:

  • Publicarse lo antes posible (teniendo en cuenta el equilibrio entre la calidad y la velocidad de publicación).

  • Ofrecerse a todos los usuarios simultáneamente.

  • Publicarse según cronogramas anunciados con antelación.

  • Publicarse por separado de cualquier comentario gubernamental.

  • Presentarse en una forma conveniente para los usuarios, que incluya el análisis de los productos o indus-trias con mayor participación en la variación general.

  • Estar acompañado por una explicación metodológica e indicar dónde es posible encontrar metadatos más detallados.

  • Estar respaldado por expertos en estadística y economistas profesionales que puedan responder preguntas y ofrecer información adicional.

13.3 Principalmente, el IPP debe cumplir con los Principios Fundamentales de las Estadísticas Oficiales de las Naciones Unidas. Estos principios se publican en diversos idiomas en los sitios de Internet de las Naciones Unidas (www.un.org) y se refieren a la difusión y a todos los aspectos de la labor estadística. Además, las oficinas de estadística deben revisar y respetar los estándares de divulgación de datos desarrollados por el FMI, que se analizan junto con otros estándares en este capítulo.

B. Tipos de presentación

B.1 Presentación de nivel y cambio en series temporales

13.4 Es común asignar la mayor importancia a los índices que muestran las variaciones en los precios agregados durante el mes para el que se dispone de datos más actualizados, las que se elaboran respecto del mismo mes del año anterior y las que se dan en un mes determinado. También es habitual comparar esta variación anual con la variación anual del mes anterior. La presentación del modelo que figura en la sección E ofrece un ejemplo de esto.

13.5 Los fundamentos de la primera presentación expuesta en el ejemplo son los siguientes: la comparación de 12 meses permite tener una noción de las variaciones de precios en un lapso razonablemente largo, pues se refiere a períodos que por lo general no se ven afectados por factores estacionales. Además, los precios que suelen determinarse de manera centralizada, como los precios o tarifas de los servicios públicos y los cambios en los impuestos indirectos (que afectan a los precios de manera directa) suelen ser pautados en un cronograma anual y tienen lugar en el mismo mes o meses cada año. Sin embargo, es posible que ocurran variaciones extraordinarias en alguno de los dos meses que puedan influir sobre el índice.

13.6 Los datos sobre las variaciones que se dan en un mes, especialmente en el caso de algunos componentes del IPP, deben tratarse con sumo cuidado a fin de evitar, por ejemplo, dar a entender que una variación de 2% en un mes es similar a una de 24% a lo largo de un año (véase el gráfico 2 en la sección E).

13.7 Una práctica habitual consiste en definir un período de referencia en el que se determina que el índice de precios equivale a 100. Este suele ser de un año, aunque es posible utilizar un período más corto, por ejemplo, un mes. Los números índice para todos los períodos siguientes son porcentajes del valor del período de referencia. Ese índice es el que se utiliza como el número básico a partir del cual se calculan las demás variaciones.

13.8 Por lo general, los índices se presentan con una sola cifra decimal, tal como las demás variaciones aquí mencionadas, por lo que las cifras deben redondearse. En estas circunstancias, sin embargo, al redondear las cifras es posible dar una impresión falsa de la variación comparativa y, por lo tanto, debe explicarse el procedimiento, especialmente en los casos en que los precios varían poco.

13.9 También se debe tomar la precaución de distinguir entre las variaciones en los puntos del índice y las variaciones porcentuales entre un mes y el siguiente. Si en un mes el índice es, por ejemplo, 200 y en el siguiente es 201, la variación puede describirse como una variación de un punto del índice (por sobre el nivel anterior de 200) o como un aumento de 0,5%. Ambas medidas son válidas, pero requieren una minuciosa especificación.

13.10 El período de referencia que se establece en 100 suele denominarse período base o período base de referencia. Con frecuencia es una fecha seleccionada de manera arbitraria, modificada periódicamente, que no necesariamente se relaciona con el momento que ocurre un cambio en la metodología o la introducción de una nueva canasta de bienes y servicios. En la explicación metodológica, se debe aclarar el estado en el período de referencia. Por razones técnicas, se deben evitar los períodos de referencia anormales (por ejemplo, en relación con los niveles de precios absolutos o relativos, la estructura de la industria, etc.).

13.11 Por definición, el IPP es un índice; por lo tanto, no es un nivel ni una serie de variaciones absolutas en los precios. No obstante, en el proceso de presentación del índice, a veces se calculan los precios promedio para las categorías de bienes y servicios. De este modo, es posible publicar algunos precios promedio para grupos de bienes o servicios, así como los mínimos y máximos de los precios a partir de los que se calcularon los promedios. Para algunos usuarios del índice, los precios promedio resultan útiles, por lo que los investigadores que así lo deseen deben poder disponer de ellos1. De todas maneras, cabe señalar que los datos de niveles de precios pueden ser menos confiables que los índices de variaciones de precios para cada grupo de bienes o servicios, a causa de las estrategias de muestreo utilizadas. Además, los cambios de calidad pueden distorsionar las comparaciones a lo largo del tiempo.

13.12 Hasta aquí, este capítulo solo se ha referido a los agregados más amplios, sin hacer mención a los subgrupos de precios ni a las variantes del IPP que pueden incluir o excluir determinados artículos. Tampoco hace referencia a los índices de precios con conceptos subyacentes que pueden diferir de los que subyacen al IPP. Algunas de estas cuestiones se analizan más adelante en este capítulo.

13.13 Todo lo anterior se refiere a la forma más común del IPP, que por lo general, apunta a la variación de precios promedio de un determinado país y a incluir prácticamente todos los precios de producción de ese país. Pero a la vez puede apuntar a regiones de un país, a algunos subcomponentes (como las materias primas versus los bienes intermedios), a distintos grupos de productos o regiones de origen, o a medidas relacionadas o alternativas de la variación de precios. Las medidas relacionadas o alternativas y los índices subagregados son analizados en la sección B.5.

B.2 Ajuste estacional y suavización del índice

13.14 En el capítulo 22 se analizan el tratamiento de los productos estacionales y la estimación de los efectos estacionales. En este capítulo se analiza la divulgación de esas series ajustadas o suavizadas.

13.15 Muchas estadísticas económicas se presentan tanto ajustadas estacionalmente como no ajustadas. Sin embargo, los IPP no se suelen ajustar estacionalmente. En aquellos casos en los que hay factores estacionales, las series estadísticas se vuelven a calcular utilizando los datos más recientes. A raíz de esto, es posible corregir en forma retrospectiva las series ajustadas estacionalmente. Si bien los IPP no ajustados no suelen corregirse, en algunos países existe una política de corrección explícita que consiste en publicar un IPP preliminar y luego corregirlo, una vez transcurrido un período de tiempo predeterminado (por lo general, entre uno y tres meses). Esto ocurre porque no se recibe la totalidad de la muestra antes de la fecha de cierre del índice, por lo que este se divulga de manera preliminar; sin embargo, transcurridos algunos meses, se recibe casi la totalidad de la muestra y se publica un índice corregido.

13.16 Al comparar un mes con el mismo mes del año anterior, implícitamente se supone que los patrones estacionales son similares de un año al otro. No obstante, puede haber meses excepcionales en los que la variación estacional habitual se adelanta o se retrasa, en cuyo caso el adelanto o el retraso debería identificarse como uno de los factores que puede generar una variación en el IPP o en alguno de sus componentes.

13.17 Las variaciones que ocurren en períodos menores a un año están sujetas a influencias estacionales. A fin de diferenciar esos efectos estacionales de otros factores, es necesario tratar de cuantificarlos e identificarlos como factores que contribuyen a las variaciones del índice.

13.18 Aunque el IPP normalmente no se desestacionalice, algunas variantes (por ejemplo, el IPP de materias primas o de productos agrícolas) se ven más afectadas por las variaciones estacionales y por ende es posible que se ajusten estacionalmente, y de ser necesario, se pueden corregir retrospectivamente. Si estas variantes se ajustan estacionalmente, es importante explicar por qué se hace así.

13.19 El ajuste estacional suele producir series más suaves que la original no ajustada. Sin embargo, existen otras maneras de suavizar una serie mensual, como utilizar promedios móviles de tres meses. Las oficinas de estadística no suelen suavizar las series del IPP que presentan en sus publicaciones. Por lo general, las variaciones en los precios al productor no son tan erráticas de un mes al siguiente como para disfrazar las tendencias de los precios. En general, de existir una variación errática, los compiladores del índice suelen poder explicar las razones detrás de cualquier fluctuación pronunciada.

13.20 En los casos en que se publica una serie ajustada estacionalmente o suavizada, es importante publicar también la serie no ajustada, de manera que los efectos del proceso de ajuste estén claros para los usuarios que deseen saber qué ocurrió con los precios reales de la transacción, ya sea que las variaciones resulten atribuibles a factores estacionales o de otro tipo. De modo similar, se debe explicar exhaustivamente por qué se seleccionó el procedimiento de ajuste estacional utilizado.

B.3 Análisis de las contribuciones a la variación

13.21 El IPP es un agregado de muchos bienes y servicios distintos, cuyos precios varían a diferentes ritmos y, posiblemente, en distintas direcciones. Muchos usuarios del índice desean saber qué bienes y servicios contribuyeron más a las variaciones del índice agregado y qué precios pueden no estar siguiendo las tendencias generales. Los compiladores del índice se hallan en condiciones de analizar las contribuciones a la variación de precios en el comunicado de prensa y la edición corriente del IPP.

13.22 Los usuarios deben disponer de detalles suficientes para poder comprobar por sí mismos lo que ocurrió con diversos grupos de precios. Sin embargo, como muchos usuarios no cuentan con tiempo suficiente, el experto en estadística debería indicar cuáles fueron los precios que más afectaron al IPP agregado y cuáles presentan mayores diferencias respecto de este. Estos datos pueden presentarse en forma de cuadros y gráficos, de modo que sea posible comparar las tendencias.

13.23 De manera similar, los expertos en estadística deben indicar los motivos de variaciones de precios que no resulten evidentes pero que, sin embargo, pueden identificarse a partir de las cifras publicadas. Por ejemplo, si hubo un aumento o un descenso drástico en los precios un año antes, esto afectará la variación corriente año a año, independientemente de lo que ocurra con los precios del período corriente.

13.24 El análisis de las contribuciones a la variación también debe referirse a las variaciones de precios preanunciadas o a las variaciones importantes que puedan haber ocurrido desde la fecha del último informe de precios y que podrían afectar las perspectivas del índice para los meses siguientes.

B.4 Comentario económico e interpretación del índice

13.25 Al realizar un análisis como el descrito más arriba, los expertos en estadística deben ser objetivos a fin de que los usuarios de los datos puedan distinguir claramente entre las cifras y la interpretación que de ellas se hace. Por lo tanto, es esencial evitar expresar cualquier tipo de juicio acerca de las causalidad de las políticas económicas o acerca de las consecuencias posibles para políticas futuras. Los usuarios son los que deben decidir si las cifras representan buenas o malas noticias. El papel del experto en estadística es facilitarles a los usuarios la tarea de formar su propio criterio a partir de su punto de vista económico o político.

13.26 Existen varias maneras de evitar cualquier falta real o aparente de objetividad en el análisis. La primera y quizá más importante consiste en publicar las cifras sin incluir ningún comentario gubernamental o de índole política. Otra es presentar el análisis de forma coherente. Es decir, los datos se deben presentar en el mismo formato cada mes (véase la sección B.6). Por ejemplo, los cuadros y gráficos deben abarcar los mismos períodos cada mes y utilizar las mismas bases.

B.5 Presentación de indicadores relacionados o alternativos

B.5.1 Inflación básica

13.27 A los fines del análisis económico, es conveniente construir indicadores de la inflación básica o subyacente que excluyan los movimientos en el índice de precios atribuibles a factores transitorios tales como el efecto de las decisiones sobre política monetaria y fiscal, las influencias estacionales habituales y la volatilidad inherente. Dicho de otro modo, los indicadores de la inflación básica o subyacente buscan medir la tendencia inflacionaria persistente o generalizada. Los bancos centrales, por ejemplo, necesitan medidas de la tendencia general de la inflación para establecer la política monetaria. Por este motivo, los economistas y los expertos en estadística están cada vez más interesados en desarrollar indicadores de la inflación subyacente.

13.28 Es posible utilizar distintas clases de métodos para obtener un indicador de la inflación subyacente. La mayoría de los indicadores se concentran en reducir o eliminar la influencia de los precios muy volátiles o se concentran en variaciones de precios específicas excepcionalmente grandes. El enfoque más tradicional es excluir de manera discrecional algunos componentes particulares del IPP. La selección de artículos para excluir se basa en el conocimiento del expertos en estadística acerca de la volatilidad de determinados artículos en la economía interna. Los artículos que suelen excluirse en términos de este enfoque son las frutas y verduras, la carne y el petróleo. Muchos países excluyen también los bienes importados, las cargas gubernamentales y los precios controlados por el gobierno. Todo esto debe llevarse a cabo con cuidado: si se excluyen demasiados artículos, los que quedan pueden constituir un componente pequeño y no representativo del total.

13.29 Otros métodos incluyen las técnicas de suavización. Un ejemplo sería analizar promedios móviles de tres meses y abstraerlos de los efectos de las decisiones gubernamentales sobre política fiscal (por ejemplo, el desarrollo de índices de precios netos en los que los impuestos indirectos se mantienen constantes o se eliminan del precio de transacción). Un método más complicado es excluir o asignar una ponderación relativamente menor a los valores atípicos, es decir, a los artículos que presentan los mayores y los menores aumentos. Este enfoque recibe cada vez más atención como método para detectar los indicios de inflación a partir de las mediciones de los índices de precios2.

B.5.2 Índices alternativos

13.30 Un ejemplo de índice alternativo es el IPP por fase de elaboración. Puede decirse que el IPP se compone de distintas etapas en las que se producen variaciones de precios. La primera etapa es la de los insumos primarios o las materias primas como el hierro, la bauxita o los productos agrícolas. La segunda etapa es la de los insumos intermedios, incluidos los bienes semiterminados, como los productos de acero y aluminio. La última etapa corresponde a los bienes y servicios que se suministran para la venta final, al término del proceso de producción. Una variante de este modelo por fases de elaboración agrupa los productos del IPP según la secuencia económica en la cadena de producción y distribución. El enfoque requiere un análisis detallado de los cuadros de oferta y utilización nacionales.

13.31 Otro ejemplo es el del IPP de producto neto. En la mayoría de los IPP, el índice de precios de cada industria se agrega según el producto bruto de esa industria. Esto genera la preocupación de que exista algún tipo de doble ponderación en aquellas industrias que producen una cantidad considerable de productos intermedios (por ejemplo, los lingotes de acero utilizados como insumos intermedios en la producción de bienes de acero procesados). Un índice que utilice el producto neto por industria (es decir, que excluya el valor de los bienes intermedios utilizados dentro de la industria) permite evitar este problema percibido de doble ponderación.

13.32 Ambos ejemplos implican distintas estructuras de ponderación analítica para los componentes básicos de un IPP agregado. Son más complejos que el IPP básico, pero presentan la ventaja de ser índices orientados a seguir la variación de precios de distintos componentes que contribuyen de manera diferente a la variación general de precios. Así, se pueden considerar derivaciones interesantes y enriquecedoras de los datos básicos del IPP.

13.33 También existen IPP para distintas actividades industriales e IPP para servicios. Hasta el momento ningún país logró una cobertura completa de todos los bienes y servicios en el IPP. Muchos países comenzaron por desarrollar sus IPP para actividades industriales (manufactura, minería y suministro de energía) y con el tiempo fueron agregando otras actividades económicas (por ejemplo, la agricultura, los servicios de transporte, la construcción). Esto dio lugar a la existencia de un espectro de IPP para los distintos sectores de la economía. Sin embargo, no todos los sectores de la economía nacional cuentan con un IPP propio.

13.34 Otra área de desarrollo en los IPP es la de los servicios a empresas. Al ampliar el alcance de sus IPP para que abarcasen servicios, algunos países se encontraron con una gran demanda por parte de los usuarios de IPP para que comprendan los servicios que utilizan las empresas (como la publicidad, los servicios profesionales, los seguros, etc.). En respuesta a esa demanda, muchos países crearon un IPP de servicios corporativos.

B.5.3 Índices subagregados

13.35 Por lo general, los países elaboran los índices de precios para centenares de productos (por ejemplo, pan o calzado) basándose en miles de registros de precios individuales. Por lo tanto, la cantidad de subagregaciones posibles es bastante grande.

13.36 Un tipo de subagregación es la que se hace por grupos de productos que, al ser agregados, conforman la totalidad del IPP. Aquí es importante tener en cuenta la relación entre los distintos productos dentro de los subgrupos. Por ejemplo, se puede presentar un índice para los alimentos y, bajo el rótulo “alimentos”, pueden presentarse índices para subgrupos tales como el pan, los cereales, las verduras, etc.

13.37 Otro tipo de agregación es la que se realiza por industria. Los índices para cada industria de 4 dígitos se agregan para formar agrupamientos de 3, 2 y 1 dígitos. Para cada agrupamiento agregado, existen subgrupos que representan a las distintas industrias dentro de ese agrupamiento. Otro importante aspecto a considerar es que el IPP por industria y el IPP por producto arrojan la misma variación agregada de los precios en el IPP a nivel general, por lo que la estructuras de ponderación utilizada en las agregaciones por industria y por producto guardan coherencia entre sí (véase el capítulo 4).

13.38 Uno de los primeros aspectos que se deben tener en cuenta al presentar ese tipo de datos subagregados para productos relacionados o por industria es la consistencia a lo largo del tiempo. Es decir, debería haber un conjunto de subagregados para los que todos los meses se calculan y se presentan índices. Por lo general, los usuarios dan una gran importancia a la posibilidad de continuar su análisis de un mes al siguiente.

13.39 Otro elemento que es necesario considerar es la estandarización internacional de la división del índice en grupos de bienes y servicios, que permite la comparación entre países. Algunos países también cuentan con sus propios grupos de subagregados que datan de épocas anteriores al estándar internacional corriente. Los estándares internacionales generalmente aceptados para la presentación de subagregados son la CIIU, Revisión 3.1; la CPA, y la CCP. Estas clasificaciones son importantes porque definen grupos de industrias o productos de acuerdo con la tecnología que utilizan para producir o la finalidad para la que se producen (por ejemplo, productos manufacturados o servicios de transporte). Muchas clasificaciones nacionales son versiones de estos estándares internacionales adaptadas a las circunstancias locales. A nivel local, es importante detectar e incluir ciertas modificaciones que vuelvan más útiles a la clasificación y permitan su mejor comprensión dentro del país.

13.40 Otro tipo de índice subagregado es aquel que es básicamente igual al IPP, pero excluye algunos artículos. Un ejemplo es el índice que mide la inflación subyacente, examinado anteriormente. Algunos países publican, además de sus IPP de la producción de todos los artículos (a precios básicos), uno o varios índices que pueden derivarse a partir de las fuentes del IPP. Un ejemplo de esto es el índice de precios de los insumos intermedios que se mide a los precios que pagan los compradores y que, por consiguiente, incluye los márgenes comerciales y de transporte que pagan los productores al comprar insumos. Al presentar todos los indicadores relacionados o alternativos, es necesario dejar en claro los conceptos y las definiciones involucradas y es recomendable dar las razones que fundamentan la utilización de cada índice. Y, lo que es aún más importante, no debe darse a entender que el índice subagregado sea más significativo que el propio IPP.

B.6 Comunicado de prensa, boletín y declaración metodológica

13.41 En la sección E, al final de este capítulo, se presenta un comunicado de prensa de un país ficticio. El ejemplo solo incluye texto y gráficos. No se presentan los cuadros de datos que suelen adjuntarse para respaldar el análisis. Existen otros formatos posibles; por ejemplo, podría incluirse un índice ajustado estacionalmente.

13.42 El comunicado de prensa del ejemplo contiene la siguiente información:

  • i) Detalles de la oficina que publica el índice.

  • ii) Fecha y hora de publicación.

  • iii) Variación porcentual en el nuevo mes versus el año anterior.

  • iv) Comparación entre la variación porcentual en el nuevo mes respecto de la del mes anterior.

  • v) Información acerca de los grupos de productos que contribuyeron a la variación y de cualquier componente de precio significativo.

  • vi) Referencias sobre dónde se puede encontrar información adicional.

13.43 Cabe observar que:

  • No se ofrece ningún juicio respecto de los motivos políticos o económicos de la variación de precios.

  • No se ofrece ningún juicio respecto del carácter conveniente o inconveniente de la variación.

13.44 Lo que no puede advertirse a partir de un único ejemplo es que el formato debería mantenerse en todas las presentaciones entre un mes y el siguiente. La utilización de un formato uniforme, es importante para evitar dar la impresión de que existe alguna preferencia. Un formato con una fecha de inicio seleccionada, por ejemplo, podría indicar que se prefiere mostrar una determinada tendencia.

13.45 En otras páginas del comunicado de prensa se deben presentar los índices mensuales (el índice del período base es igual a 100) a partir de los que se calculan las variaciones porcentuales. Se deben ofrecer, además, índices similares para los grupos principales de bienes y servicios. También pueden utilizarse cuadros para ilustrar, por ejemplo, qué precios contribuyeron en mayor o menor medida al IPP a nivel general.

13.46 Si además se publica alguna otra variante de precios al productor, deben explicarse someramente las diferencias entre los índices, entre ellas las metodológicas. Entre las variantes que requieren una explicación están los índices de las fases de elaboración y cualquier índice regional o variante del IPP que incluya componentes específicos del gasto de los productores, como la compra de insumos, incluidos los márgenes. En los manuales se puede encontrar información más detallada.

13.47 Además, el comunicado de prensa debe incluir una nota breve acerca de la metodología, similar a la siguiente:

¿Qué mide el índice de precios al productor y cómo se calcula?

El IPP de todos los artículos es una medida general de la variación en los precios que los productores cobran por su producción, valorada a precios básicos. El IPP es un indicador clave de las variaciones de precios que contribuyen a la inflación. Mide la variación promedio en los precios, mes a mes, de los bienes y servicios vendidos por los productores.

Los precios se recopilan todos los meses en establecimientos que producen bienes y servicios. La cantidad de ingresos que reciben los productores a cambio de esos bienes y servicios se deriva a partir de un censo de establecimientos que se realiza en forma periódica. Luego se combinan los precios y los ingresos recopilados para calcular los índices de precios para divisiones y grupos de industrias y para el índice que abarca a todos los artículos.

El índice general junto con todos los índices que lo componen se publica cada mes en nuestro Boletín del IPP. El Boletín contiene, además, información adicional respecto de la metodología utilizada en la elaboración del IPP. También está disponible un pequeño folleto. Puede encontrarse una reseña detallada de la metodología utilizada para calcular el IPP en el Manual técnico del IPP, publicado por la Oficina Nacional de Estadística. Para obtener más información sobre estas publicaciones y sobre cómo obtenerlas, se recomienda visitar nuestro sitio de Internet, www.nso.gov.cy, o comunicarse a los números que aparecen en la portada de este comunicado de prensa.

B.7 Principios Fundamentales de las Estadísticas Oficiales de las Naciones Unidas, estándares de datos del FMI y estándares de la OIT

13.48 Existen muchos estándares internacionales que se refieren, en términos generales o específicos, al IPP. Un estándar de carácter muy general, pero fundamental, lo constituyen los Principios Fundamentales de las Estadísticas Oficiales de las Naciones Unidas (1994). Está disponible en varios idiomas en el sitio de Internet de las Naciones Unidas. No se refiere únicamente a la divulgación, sino a todos los aspectos de la labor estadística.

13.49 La introducción a este capítulo enumera algunos de los principios generales que muchos de los estándares internacionales reflejan de algún modo.

13.50 Los estándares del FMI resultan especialmente pertinentes en este ámbito porque se ocupan de manera específica de la divulgación. Existen dos que se refieren a las estadísticas, incluidos los índices de precios al productor: el Sistema General de Divulgación de Datos (SGDD) y las Normas Especiales para la Divulgación de Datos (NEDD). El SGDD provee un marco general, con algunos indicadores específicos definidos como básicos y otros definidos como sugeridos. Las NEDD se basan en el marco del SGDD, pero son más exigentes y solo se aplican a los países que eligen suscribirse por escrito a las mismas y lo manifiestan ante el Directorio del FMI. Ambos están disponibles en la Cartelera Electrónica de Divulgación de Datos del FMI (www.dsbb.org).

13.51 El SGDD se ocupa de distintos aspectos de los estándares de divulgación. Bajo el título de calidad, el SGDD se refiere a la necesidad de proporcionar información acerca de las fuentes, métodos, detalles de los componentes y procedimientos de revisión. Bajo integridad, se refiere a los estándares de confidencialidad declarados, acceso gubernamental interno antes de la fecha de publicación, identificación de los comentarios ministeriales, información acerca de la revisión y aviso anticipado de cambios en la metodología. Bajo el encabezado de acceso al público, se trata la necesidad de anunciar con la debida anticipación las fechas de publicación y de ofrecer acceso simultáneo a todos los usuarios. En los cuadros de categorías de datos, hace referencia al IPP como el indicador básicoque se debe publicar todos los meses, dentro del mes o de los dos meses siguientes a la recopilación de los datos. Todos estos estándares se reflejan en el presente Manual. La OIT también presenta directrices relativas a la divulgación de estadísticas laborales en su sitio de Internet (www.ilo.org).

C. Divulgación

C.1 Momento de la publicación

13.52 El IPP se debería publicar tan pronto como sea posible (véase la siguiente sección), pero de todos modos es importante que se lo publique respetando un cronograma estricto, y que se defina de forma adecuada el lapso de tiempo durante el cual el índice no estará disponible, a fin de garantizar que todos los usuarios puedan acceder al IPP a partir del mismo momento. También es importante divulgar el cronograma de las fechas de publicación con la mayor antelación posible. Es importante contar con una fecha fija de publicación anunciada con anticipación, principalmente por dos motivos: en primer lugar, porque esto reduce el margen de manipulación de la fecha de publicación a causa de conveniencias políticas; en segundo lugar, porque esto da a los usuarios confianza en que la publicación se hace lo más pronto posible y la fecha no ha sido modificada por razones puramente políticas; una tercera ventaja es que los usuarios saben cuándo esperar las cifras y pueden estar preparados para utilizarlas.

C.2 Puntualidad de la publicación versus exactitud de los datos

13.53 En el SGDD del FMI, analizado en la sección B.7, se recomienda que el IPP se publique entre uno y dos meses después del mes de recopilación de datos. La práctica habitual en la mayoría de los países consiste en publicar el IPP a mediados del mes posterior al mes que abarca el índice. Esto es posible porque, en muchos casos, los datos se recopilan principalmente durante un período limitado a mediados del mes al que se refieren los últimos datos. De este modo, los expertos en estadística cuentan con algún tiempo para verificar y analizar los datos y para preparar los diversos cuadros y gráficos en los que estos se presentarán.

13.54 La exactitud del índice es particularmente importante debido a todo lo que depende del IPP. Además de las implicancias del índice para la política económica, sus componentes se utilizan en muchos países como deflactores de las cuentas nacionales para derivar el PIB a precios constantes; también son utilizados en diversos contratos comerciales. Posiblemente, su uso contractual más conocido sea la indexación de distintas clases de insumos.

13.55 Según el método de recopilación de datos utilizado y la puntualidad con la que se reciban los datos fuente de los precios, es posible que el IPP esté sujeto a revisiones. Por lo general, cuando los datos del IPP se recopilan mediante visitas personales, a fin de mes se cuenta prácticamente con todos los datos de precios. En esos casos, no es común que el IPP se corrija tras ser publicado por primera vez. Esto representa una diferencia sustancial entre el IPP y otros agregados económicos o socioeconómicos, que suelen corregirse con posterioridad. En otros casos, como cuando los datos del IPP se recopilan mediante una encuesta postal, las respuestas tardan más en llegar, y es posible que no estén disponibles en su totalidad en el momento de la primera publicación. En ese caso, la oficina de estadística puede establecer una política de corrección mediante la cual el IPP mensual se publica primero con carácter preliminar y luego, entre uno y tres meses después, cuando ya se han recibido prácticamente todas las devoluciones de la muestra, se publica el indicador final.

13.56 De ello se deduce que, si bien la puntualidad es importante, el cronograma debe tener en cuenta el tiempo necesario para la preparación adecuada y la verificación exhaustiva de los datos. En la mayoría de los casos, no se permite corregir un IPP no ajustado estacionalmente con posterioridad a su publicación. Si existe una política de revisión o si la serie del IPP se revisa de manera ad hoc, esa política o esos cambios se deben describir y explicar de manera detallada cuando se publiquen los datos nuevos. Si se desea cambiar la metodología, se debería informar de ello a los usuarios con varios meses de antelación.

C.3 Acceso a los datos

13.57 Tanto en el caso del IPP como de otras estadísticas, los usuarios deben tener acceso a la mayor cantidad de datos posible, principalmente por dos motivos: primero, porque para algunos usuarios los datos detallados resultan muy útiles y, segundo, porque el acceso a los datos mejora su comprensión y confiabilidad.

13.58 Sin embargo, existen límites respecto de la cantidad de datos que se puede poner a disposición de los usuarios. Uno de ellos es la confidencialidad, que se trata en la sección C.4. Otro es la cantidad limitada de datos que la mayoría de los usuarios pueden aprehender. Otro de los límites es el costo de publicar grandes cantidades de datos que solo unos pocos usuarios necesitan.

13.59 En general, el IPP y sus componentes principales son considerados tan importantes que se los publica gratis mediante comunicados de prensa. Con frecuencia, los datos más detallados se publican solo en los boletines y otros medios de la oficina de estadística, y los usuarios deben pagar una tarifa que le permite a la oficina de estadística recuperar parte de los costos de divulgación. Asimismo, los usuarios particulares que solicitan análisis especiales por lo general deben pagar una tarifa proporcional a la labor requerida.

13.60 El volumen de datos a los que los usuarios deben tener acceso a través de los distintos medios posibles también se analiza en las secciones C.4 y C.5.

C.4 Confidencialidad

13.61 Si bien, como fue señalado antes, los usuarios deberían poder acceder a la mayor cantidad de datos posible, existen razones por las cuales la confidencialidad es importante en la mayoría de los casos.

13.62 En primer lugar, la mayor parte de los datos suministrados por los establecimientos se proporciona con la condición de que solo se utilicen para la agregación con otros datos y de que no se publiquen en ninguna otra forma. Esto es especialmente importante si los datos se suministran en forma voluntaria, como suele ocurrir. La mayoría de las oficinas de estadística se compromete a tratar con estricta confidencialidad los datos de precios. También es posible que los requisitos de confidencialidad se incluyan en la legislación estadística. En esos casos, la oficina de estadística no puede entregar información a otras organizaciones ni publicar los datos de una manera que revele la información de un encuestado específico. Muchos organismos tienen normas acerca de la mínima cantidad de establecimientos (por ejemplo, tres o más) que deben proporcionar información antes de que se pueda proceder a publicar o divulgar datos. Además, muchas oficinas de estadística cuentan con normas referidas al caso de las empresas dominantes dentro de una industria (por ejemplo, las que representan el 75% de la producción), a fin de que no se publiquen datos de ellas sin su consentimiento.

13.63 En segundo lugar, solo se determina el precio de una muestra de las transacciones de algunos productos determinados que se consideran representativos de un grupo de productos mucho mayor. Si se sabe cuáles son las variedades que se incluyen en el índice y cuáles las que no se incluyen, es posible sesgar los componentes del índice manipulando unos pocos precios.

13.64 Incluso el conocimiento de que los precios se recopilan o pueden recopilarse un día específico del mes, puede causar que los encuestados traten de sesgar algunos componentes del índice a fin de cambiar los precios ese día. Sin embargo, esto solo representa una ventaja a corto plazo y no se puede sostener a lo largo del tiempo.

C.5 Publicación electrónica o por Internet

13.65 Internet tiene muchas ventajas como medio de divulgación. Para el productor de los datos, los costos de distribución son relativamente bajos, ya que no involucran impresión ni envíos por correo. Apenas los datos están en la Red, están disponibles para todos sus usuarios al mismo tiempo. La publicación de un gran volumen de datos en Internet no cuesta mucho más que la publicación de una cantidad menor. Los usuarios de Internet pueden descargar los datos sin tener que volver a ingresarlos, de modo que aumenta la velocidad y se reducen los errores de transmisión o de transposición.

13.66 Una desventaja es que no todos los usuarios de los datos tienen el mismo acceso a Internet. Otra es que los usuarios pueden dirigirse directamente a los datos sin detenerse en los metadatos, que son cruciales para su comprensión. Además, un usuario puede divulgar en forma masiva el IPP por medios electrónicos con la misma facilidad que la oficina de estadística. Esto posibilita que los usuarios se anticipen a la oficina de estadística y divulguen datos sin los correspondientes metadatos, los cuales podrían evitar confusiones a la hora de interpretar las cifras.

13.67 En teoría, el IPP—con todos los metadatos esenciales—se da a conocer en forma simultánea a la prensa y a los usuarios. Algunas oficinas de estadística logran esto reuniendo a los periodistas, por ejemplo, media hora antes de la hora oficial de publicación, para entregarles el comunicado de prensa, explicarles los datos y responder sus preguntas. En el momento de la publicación, se les permite a los periodistas transmitir las cifras a sus oficinas para proceder a la divulgación masiva.

13.68 Lo esencial es tomar todas las precauciones necesarias para asegurar que todos los usuarios, independientemente del medio de divulgación utilizado, tengan acceso al IPP al mismo tiempo.

D. Consultas de los usuarios

D.1 Explicación de los distintos usos de los IPP

13.69 Los distintos usos de los IPP se describen con cierto detalle en el capítulo 2. Es importante explicar a los potenciales usuarios del IPP cuáles son sus usos apropiados y cuáles no. Con este propósito, es importante aclarar cómo se elabora el IPP desde el punto de vista de sus fuentes y métodos (véase la sección D.2).

13.70 También es importante que los usuarios puedan acceder sin demoras a explicaciones acerca de subíndices o índices alternativos, como los índices de las fases de elaboración, que aclaren en qué se diferencian sus usos de los usos del IPP o cómo los complementan.

D.2 Presentación de la metodología

13.71 Cada mes, cuando se publica el IPP, los usuarios están ansiosos por conocer las principales cifras y utilizarlas y, por lo general, no quieren que los carguen de explicaciones respecto de la metodología que subyace a los datos. No obstante, las explicaciones metodológicas deben estar disponibles para aquellos que las deseen, presentadas de manera que resulten comprensibles para usuarios con diferentes niveles de pericia e interés.

13.72 Cualquier cambio significativo que pudiera haber ocurrido en la metodología se debe explicar en forma exhaustiva y notificar a los usuarios con la mayor anticipación posible.

13.73 Además de mencionarse brevemente en los comunicados de prensa (véase la sección B.6), se deben proporcionar las explicaciones metodológicas en, al menos, dos niveles. Los usuarios que no son expertos tendrían que poder acceder a un manual que explique la historia, los principios y la práctica que subyacen al IPP y a otras mediciones disponibles. También debe existir una explicación más exhaustiva de las fuentes y los métodos a la que puedan acceder con facilidad los usuarios interesados en el tema, por ejemplo, expertos en estadística que quizás están dando sus primeros pasos en la elaboración del IPP. Además, la información debe mantenerse actualizada a pesar de las presiones para dedicar tiempo a la elaboración del índice a expensas de la documentación.

13.74 Como se señaló anteriormente, la disponibilidad inmediata de una explicación completa acerca de las fuentes y los métodos es esencial para generar confianza en el IPP.

D.3 Papel de las comisiones asesoras

13.75 Una serie estadística tan importante como el IPP, requiere la existencia de una comisión asesora o un conjunto de comités representativos de los usuarios y los productores. En la elaboración del IPP hay muchas cuestiones que generan controversia. En muchos países, por ejemplo, se ha debatido acerca de cuáles componentes hay que incluir y cuáles no, en especial cuando se amplía el alcance industrial del índice. El papel de una comisión asesora es analizar distintos temas controvertidos o no, y brindar asesoramiento al respecto. Sin embargo, es posible que también tenga un papel igualmente importante relacionado con la presentación, ya que demuestra que el IPP es confiable y no es una herramienta de propaganda oficial.

13.76 En aquellos países en los que las comisiones asesoras no son la norma, los expertos en estadística pueden temer que la inclusión de participantes no gubernamentales eleve las expectativas por encima de lo que los expertos en estadística pueden realizar, lo que terminaría por acrecentar la insatisfacción respecto del índice. Pero como contrapartida, la inclusión de usuarios no gubernamentales puede permitir una mejor comprensión de las realidades y las limitaciones prácticas que impiden satisfacer algunas necesidades teóricas. Esto suele ocurrir en las oficinas de estadística que ya cuentan con una comisión asesora que incluye representantes de las principales partes interesadas gubernamentales y no gubernamentales.

13.77 Por ello, es importante que la comisión asesora se componga de académicos, empleadores, representantes sindicales y otras personas que tengan interés en el índice desde distintos puntos de vista. También es esencial que los informes de la comisión sean puestos a disposición del público y se divulguen completos y sin demoras indebidas.

D.4 Cuestiones relacionadas con la calidad del índice

13.78 Es posible que el IPP sea tratado con desconfianza en muchos niveles. Por lo general, el índice se aplica a los productores del sector industrial (mine-ría, manufacturas y suministro de energía), pero la participación de ese sector en la economía es cada vez menor. Por lo tanto, a menos que el IPP amplíe su cobertura a fin de abarcar más actividades económicas, se lo acusará de ser menos relevante que antes. Además, es posible que el índice sea objeto de críticas porque se sospecha que no hace un seguimiento de las clases más recientes de bienes y servicios, de los cambios de calidad de los productos o de los métodos de comercialización y venta más novedosos. En las economías de transición también existen dudas acerca de la idoneidad del IPP para medir la economía privada emergente en la que hay muchos pequeños productores.

13.79 Teniendo en cuenta esta sospecha, es importante que quienes elaboran el índice estén dispuestos a discutir estos temas y a explicar cómo se los resuelve. Tal como se sostuvo aquí respecto de otras cuestiones, quienes elaboran el índice deben ser abiertos respecto de sus métodos y del grado en el que pueden subsanar los problemas teóricos y prácticos que se hayan detectado.

13.80 En consecuencia, los expertos en estadística que elaboran el índice deben publicar explicaciones respecto de la calidad del índice, independientemente de si esta es cuestionada en ese momento.

E. Ejemplo de comunicado de prensa

Oficina Nacional de Estadística de [nombre del país]

Viernes 16 de agosto de 2002

publicación: 11.00 h.

ÍNDICE DE PRECIOS AL PRODUCTOR (IPP)

JULIO DE 2002: COMUNICADO DE PRENSA

En julio de 2002, los precios al productor estuvieron un 1,5% por debajo de los niveles alcanzados en julio de 2001 para los productos terminados en la estructura de productos del IPP. Esta variación de 12 meses fue menor a las variaciones de 12 meses registradas en junio (−2,7%) y en noviembre (Ȓ3,1%).

Gráfico 1.Variaciones porcentuales en el índice de precios al productor, 1997–2002

En relación con el mismo mes del año anterior [gráfico de líneas]

Principales factores que contribuyeron a la disminución general de 1,5%

A lo largo del año, el índice de precios de los productos terminados del sector energético se redujo un 5,2%, los precios de productos alimenticios terminados cayeron un 1,3% y el índice para productos terminados (excepto alimentos y energía) mostró una caída de 0,2%. En las primeras fases de elaboración, los precios percibidos por los productores de bienes intermedios disminuyeron un 1,5% en los 12 meses transcurridos hasta julio de 2002, y el índice de productos derivados del petróleo cayó un 6,2% durante el mismo período.

Variaciones durante el período corriente

El IPP de productos terminados bajó un 0,2% en julio respecto del nivel de junio. Los precios de los bienes de consumo terminados (excepto alimentos y energía) cayeron un 0,4% en julio, comparado con un aumento del 0,3% registrado en junio. El índice de equipamiento de capital disminuyó un 0,4% en julio, tras el aumento de 0,1% registrado en junio. El índice para productos alimenticios terminados bajó un 0,1% en julio, tras el aumento de 0,1% de junio. El índice para los productos terminados del sector energético, que había permanecido sin variaciones en el mes anterior, mostró un aumento de 0,1% en julio.

Gráfico 2.Variaciones porcentuales en el índice de precios al productor, 1997–2002

En relación con el mes anterior [gráfico de líneas]

Publicado por la Oficina Nacional de Estadística de [país], [dirección de la Oficina Nacional de Estadística]. Consultas de la prensa al 1 111 1111, consultas del público al 2 222 2222 (se recomienda indicar el nombre de un contacto), número de fax y dirección de correo electrónico.

Como anexo a esta nota se incluyen algunas consideraciones adicionales respecto del IPP.

Véanse más detalles y notas en nuestro sitio de Internet (www.nso.gov.cy)

Al publicar datos sobre precios promedio, es necesario respetar las condiciones de confidencialidad. Véase la sección C.4.

    Other Resources Citing This Publication