Chapter

5. Partidas informativas

Author(s):
Anne Kester
Published Date:
May 2001
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Cobertura

236. La sección IV de la planilla proporciona información suplementaria sobre: 1) las posiciones y los flujos no declarados en las secciones I—III, pero considerados pertinentes para evaluar las reservas de las autoridades, su liquidez en moneda extranjera y el riesgo cambiario; 2) los detalles adicionales relativos a las posiciones y los flujos declarados en las secciones I—III, y 3) las posiciones y los flujos desglosados o clasificados según criterios de valoración que difieren de los indicados en las secciones I-III.

237. En la sección IV de la planilla se debe declarar información sobre los siguientes siete rubros:

  • Deuda en moneda nacional a corto plazo indexada en función del tipo de cambio.

  • Instrumentos financieros denominados en moneda extranjera y liquidados por otros medios (por ejemplo, en moneda nacional).

  • Activos dados en prenda.

  • Valores en préstamo y acuerdos de recompra (y swaps de oro).

  • Activos en derivados financieros (saldo neto, revalorados al precio de mercado).

  • Derivados financieros con un vencimiento residual de más de un año, sujetos a requisitos de cobertura suplementaria.

  • Composición de las reservas por monedas.

238. En la declaración de datos sobre partidas informativas los datos relativos a los activos deben declararse separadamente, en todos los casos en que proceda. La excepción son los rubros de activos en derivados financieros para los cuales la declaración del saldo neto significa que los pasivos se deducen de los activos. (Véase el análisis de los derivados financieros más adelante en el presente capítulo.)

239. Los tipos de instrumentos deben identificarse, si procede.

240. Para convertir valores correspondientes a instrumentos revalorados a precios de mercado denominados en una moneda que no sea ia de declaración, deben utilizarse precios de mercado y tipos de cambio de cierre del ejercicio.

241. En este capítulo se presenta primero un breve análisis sobre la declaración de algunas partidas informativas. Posteriormente, se examinan: 1) los instrumentos financieros denominados en moneda extranjera pero liquidados por otros medios; 2) valores en préstamos y los acuerdos de recompra (repos), y 3) los activos en forma de derivados financieros.

Deuda en moneda nacional a corto plazo: Rubro IV.I)a) de la planilla

242. Con respecto a la deuda en moneda nacional a corto plazo indexada en función del tipo de cambio, y de conformidad con el criterio utilizado en el resto de la planilla, la designación “corto plazo” se determina en función del vencimiento residual del instrumento según la definición establecida en el capítulo 1. Por consiguiente, los datos declarados deben abarcar la deuda a corto plazo con: 1) vencimientos originales de hasta un año, 2) vencimientos originales más largos, si el vencimiento residual es de un año o menos, y 3) los pagos de capital e intereses que vencen en los próximos doce meses y que corresponden a deudas con vencimientos residuales de más de un año. Sólo debe declararse la cifra total, en valores nominales. No se exige un desglose por las tres categorías que componen el horizonte cronológico de un año. La deuda en moneda nacional se refiere a deuda emitida por las autoridades monetarias y el gobierno central, excluidos los fondos de la seguridad social. Sólo debe incluirse en el rubro IV.1)a) de la planilla la deuda a corto plazo indexada en función del tipo de cambio y liquidada en moneda nacional. La deuda en moneda nacional liquidada en moneda extranjera debe declararse en las secciones II y III de la planilla, según proceda.

Activos dados en prenda: Rubro IV. I)c) de la planilla

243. Los activos dados en prenda se refieren únicamente a los activos de reserva y a los demás activos en divisas dados en prenda que se enumeran en la sección I. Como se indica en el capítulo 2, los activos cuya disponibilidad es claramente limitada no deben incluirse en las reservas o en los activos en moneda extranjera. No obstante, si ciertos activos dados en prenda siguen incluyéndose en las reservas y en otros activos en moneda extranjera, los valores correspondientes deben declararse en el rubro IV. 1)c) de la planilla. Los activos dados en prenda no incluyen los activos comprometidos en el marco de acuerdos de préstamo, valores en préstamo o mecanismos similares. Estos mecanismos deben declararse por separado en el rubro IV. I)d) de la planilla.

Derivados financieros con un vencimiento residual de más de un año: Rubro IV. I)f) de la planilla

244. Los derivados financieros con vencimientos residuales de más de un año y sujetos a requisitos de cobertura suplementaria deben declararse en el rubro IV.1)f) de la planilla. Para evitar la subestimación del riesgo que las autoridades asumen por concepto de derivados financieros, también se exige que los instrumentos con vencimientos de más de un año, pero no sujetos a requisitos de cobertura suplementaria, sean declarados en este rubro. No obstante deben identificarse por separado para distinguirlos de los instrumentos sujetos a requisitos de cobertura suplementaria.

245. Los derivados financieros que deben declararse en este rubro de la planilla son similares a los que se declaran en los rubros II.2 y III.4. de la planilla. Es decir, abarcan obligaciones en moneda extranjera contraídas en el marco de contratos de derivados financieros. Estos contratos se denominan en moneda extranjera. Los datos que deben declararse deben expresarse según el valor nominal/hipotético del contrato correspondiente.

Composición de las reservas por grupos de monedas: Rubro IV.2) de la planilla

246. Con respecto a la composición por monedas de los activos de reserva, en la planilla no se exige una lista de monedas individuales; solo se pide que se identifiquen grupos de monedas. Como mínimo, los datos sobre la composición por monedas deben divulgarse en dos categorías principales: las monedas de la cesta de valoración del DEG y las que no forman parte de esta cesta. Actualmente, la cesta de valoración del DEG está integrada por el dólar de EE.UU., el euro, el yen japonés y la libra esterlina. Si lo desean, los países pueden proporcionar información pormenorizada sobre la composición de sus activos de reserva por monedas en las notas que adjuntan a los datos.

Instrumentos financieros denominados en moneda extranjera y liquidados por otros medios

Instrumentos financieros denominados en moneda extranjera y liquidados por otros medios: Rubro IV.I)b) de la planilla

247. La razón por la cual se incluye información sobre estos instrumentos financieros es que se asemejan a los instrumentos que se liquidan en moneda extranjera. Estos instrumentos se declaran por separado en la sección IV de la planilla porque suelen emitirse en el mercado nacional y estar en manos de residentes y, por lo tanto, están sujetos o podrían estar sujetos a restricciones legales o reglamentarias diferentes. La información sobre esta partida informativa debe desglosarse por tipos de instrumentos.

248. Los instrumentos financieros denominados en moneda extranjera y liquidados en moneda nacional o por otros medios pueden incluir, por ejemplo, valores indexados y contratos a término sin entrega (o futuros) y opciones sobre contratos a término sin entrega.

249. Un contrato a término sin entrega es un instrumento extrabursátil que difiere de un contrato a término de divisas porque llegada la fecha de vencimiento no se produce una liquidación física de las dos monedas. La institución financiera que vendió el contrato revalorará el valor hipotético a precios de mercado utilizando un índice (o fórmula) establecido en el momento en que las dos contrapartes firman el contrato. Una de las partes efectuará a la otra un pago en efectivo basado en el valor intrínseco (neto) del contrato.

250. El valor neto puede liquidarse en moneda nacional o extranjera (generalmente dólares de EE.UU.). Si bien los bancos en territorio nacional negocian contratos a término sin entrega que se liquidan en moneda extranjera o nacional, las operaciones que realizan los bancos extraterritoriales en el marco de estos contratos se liquidan en monedas duras.

251. En el caso de las opciones de contratos a término sin entrega, el comprador de la opción paga una prima para proteger el valor en moneda extranjera de un monto en moneda nacional. Si la opción expira con valor intrínseco positivo, el vendedor de la opción paga ese valor intrínseco al comprador. No se ejerce la opción; el pago es automático. Si la opción expira con valor intrínseco negativo, ninguna de las partes recibe pago alguno.

252. Los contratos a término sin entrega suelen utilizarse para cubrir el riesgo cambiario de la moneda nacional en mercados emergentes cuya moneda no es libremente convertible, los mercados de capital son pequeños y no desarrollados, y existen restricciones sobre los movimientos de capital. En estas condiciones, los contratos a término normales de divisas generalmente no funcionan bien: pueden resultar difíciles de ejecutar y pueden no ser líquidos.

253. En el rubro IV.1)b) de la planilla deben declararse únicamente los contratos a término sin entrega que se liquidan en moneda nacional60. Esta información es útil porque los contratos a término sin entrega pueden, indirectamente, ejercer considerable presión sobre las reservas. Si los participantes del mercado prevén una disminución del valor de la moneda nacional, pueden adquirir opciones que les permiten comprar moneda extranjera a un precio determinado en una fecha futura; de generalizarse estas operaciones, la moneda nacional puede depreciarse aún más.

254. En la planilla se exige que, de ser aplicable, el valor hipotético de las posiciones en contratos a término sin entrega debe indicarse utilizando el mismo formato que en la sección II correspondiente al valor hipotético de los contratos a término y de futuros con entrega.

Valores prestados y acuerdos de recompra

Valores prestados y en acuerdos de recompra: Rubro IV.I)d)

255. En esta partida informativa se proporciona información suplementaria sobre las actividades realizadas en el marco de acuerdos de recompra y transacciones de concesión de crédito en valores. Abarca las operaciones de las autoridades monetarias y del gobierno central que se liquidan en moneda extranjera. Por lo tanto, independientemente de que estas operaciones se hayan o no incluido en la sección I, junto con los pasivos correspondientes en la sección II, los valores prestados o comprometidos en acuerdos de recompra (repos) deben declararse en el rubro IV.l)d) de la planilla. Asimismo, dichos valores deben declararse en dos categorías separadas, según hayan sido o no incluidas en las secciones 1 y II. Ello es necesario para diferenciar los repos de los préstamos tradicionales y de las transacciones tradicionales de valores. La identificación de tas actividades correspondientes a repos facilitaría la evaluación del nivel de los activos de reserva antes de suscribirse los acuerdos y el nivel de apalancamiento que han obtenido las autoridades.

256. Asimismo, en la planilla se recomienda la declaración por separado de los valores dados en prenda en el marco de acuerdos de recompra y aceptados en operaciones de reporto pasivas (reverse repos). La información que debe declararse es el monto de estos valores. En general, las autoridades utilizan valores de mercado (los precios de oferta), incluido el monto de los intereses devengados, para determinar el precio de los valores enajenados en el marco de acuerdos de recompra y transacciones de concesión de préstamo en valores.

257. Los valores prestados o adquiridos sin efectuarse operaciones de caja deben declararse en la sección IV de la planilla. Asimismo, los flujos en moneda extranjera correspondientes a operaciones en el marco de acuerdos de recompra y a valores prestados que vencen después del horizonte cronológico de un año no se recojen en la sección II de la planilla; no obstante, estas operaciones deben declararse en la sección IV. Es decir, el monto de los valores proporcionados (o prestados) en el marco de operaciones de représtamo, así como el monto de los valores recibidos (o prestados) en operaciones de reporto pasivas, deben declararse por separado en el rubro IV.1)d), independientemente del horizonte cronológico de los flujos de caja correspondientes.

258. Como se explicó en el capítulo 2, los swap de oro deben recibir el mismo tratamiento que los acuerdos de recompra. El oro objeto de un swap debe incluirse, cuando corresponda, entre los valores prestados o comprometidos en el marco de un acuerdo de recompra en el rubro IV.1)d). (Véase también el apéndice III).

259. Cabe señalar que en el marco de las operaciones de recompra o de préstamo de valores, generalmente se paga un depósito inicial de garantía o un margen de variación (o ambos). En consecuencia, el comprador de los valores normalmente paga menos que el precio de mercado, incluidos los intereses devengados, y la diferencia representa el margen predeterminado. Además, en el caso en que el prestatario de los valores necesite un valor específico, el prestamista de los valores puede recibir garantías en efectivo por un monto superior al monto de los valores prestados, siendo esta diferencia el margen. Debido a que se exigen estos pagos anticipados (márgenes), los montos de los valores concedidos en préstamo o comprometidos en un repo declarados en la sección IV de la planilla pueden no coincidir con el valor en efectivo de la transacción: lo mismo sucede con las operaciones de reporto pasivas. El nivel del margen generalmente se determina en función de la magnitud y el vencimiento del repo, el tipo y el vencimiento del valor subyacente, y la solvencia de la contraparte. Estos márgenes tienen en cuenta la volatilidad prevista del precio del valor hasta la fecha de vencimiento del acuerdo de recompra. Cuando el valor es más difícil de comercializar, con frecuencia se exige un margen adicional para compensar la menor liquidez del mercado61.

260. En la planilla se pide información completa sobre los acuerdos de recompra y sobre los valores concedidos en préstamo debido a la creciente importancia de estos instrumentos en los mercados financieros mundiales. Los repos proporcionan a las autoridades un valioso mecanismo de gestión, pero si no se utilizan en forma apropiada pueden entrañar graves riesgos. Concretamente, las autoridades pueden asumir un riesgo crediticio si no tienen un buen control de los valores dados en prenda y de la posibilidad de incumplimiento de las contrapartes. Este riesgo puede ser considerable si las autoridades realizan muchas transacciones en moneda extranjera en el marco de acuerdos de recompra, y si la solvencia de las contrapartes es incierta. Asimismo, las autoridades pueden recurrir a los acuerdos de recompra para captar fondos, lo cual es una buena forma de realizar la gestión de los pasivos. En estas circunstancias, a las autoridades no les convendría proporcionar montos excesivos por concepto de márgenes de garantía.

261. Al igual que los acuerdos de recompra, la experiencia demuestra que los valores ofrecidos como garantía no ofrecen protección si la contraparte se torna insolvente o quiebra, o si la institución compradora no mantiene el control sobre los valores. Si no se establece un control sobre los valores subyacentes, las autoridades pueden considerarse como cualquier otro acreedor corriente que ha concedido crédito sin garantías a una contraparte insolvente. En estos casos, las pérdidas pueden llegar a ser elevadas.

Activos en derivados financieros (saldo neto, revaluado a precios de mercado)

Activos en derivados financieros: Rubro IV.I)e) de la planilla

262. Los valores de mercado de los derivados financieros deben declararse en la sección IV de la planilla en las partidas informativas. Aunque en el rubro IV.1)e) se mencionan únicamente “activos en derivados financieros”, también deben incluirse datos sobre los pasivos financieros derivados; el signo positivo (+) debe emplearse para designar a los activos y el signo negativo (−) para los pasivos.

263. La designación “revalorado al precio de mercado” se refiere a lo siguiente: la diferencia entre la posición en activos y la posición en pasivos da como saldo la posición en activos “neta”62. Los derivados financieros deben declararse a su valor de mercado, revalorados al precio de mercado. La revaloración al precio de mercado se refiere al ajuste del valor del derivado financiero utilizando el precio vigente en el mercado.

264. Esta partida informativa abarca todas las posiciones de las autoridades monetarias y el gobierno central en derivados financieros que se liquidan en moneda extranjera, independientemente de que sean frente a residentes o no residentes.

265. Los derivados financieros deben desglosarse según el tipo de instrumento (a término, a futuro, swaps, opciones y otros tipos). Todos los derivados financieros liquidados en moneda extranjera deben divulgarse, independientemente de que hayan sido o no declarados en otras secciones de la planilla.

266. Se permite declarar el saldo neto por novación si se mantienen posiciones compensatorias con la misma contraparte y el mismo vencimiento, y en la medida en que se haya establecido un mecanismo con fuerza de ley para saldar obligaciones mutuas que autorice la compensación de posiciones. También se permite en el caso de las posiciones aparejadas en mercados organizados. La compensación de posiciones se refiere al derecho de compensar o anular mutuamente obligaciones entre dos o más partes a fin de que la obligación entre ellas pueda reducirse a un solo valor neto63.

267. Como se indicó en los capítulos anteriores, el valor de mercado de los derivados financieros generalmente puede calcularse a partir del diferencial entre el precio contractual convenido y el precio vigente del instrumento en el mercado o el que, según las previsiones será el precio vigente, debidamente descontado. Si el precio contractual convenido y el precio vigente en el mercado son diferentes, el contrato derivado tendrá un valor de mercado positivo o negativo según si se es el comprador o el vendedor. Asimismo, el valor de mercado del contrato puede ser positivo, negativo o cero en distintos momentos de la vida del contrato. Los derivados financieros pueden registrarse como activos si el valor de mercado es positivo, o como pasivos si éste es negativo. Nótese que generalmente las opciones tienen un valor de mercado, pero no se transforman de activos a pasivos, o viceversa.

268. El precio de mercado vigente del instrumento subyacente debería coincidir con el precio observable en los mercados financieros. Cuando no es así, por ejemplo, en ciertos contratos negociados en forma extrabursátil. puede estimarse el valor de mercado vigente a partir de la información disponible.

269. En la planilla se indican las características fundamentales de los modelos internos utilizados para calcular el valor de mercado de los derivados financieros. (Véase también la nota de pie 16 de la planilla).

270. A efectos de la planilla, la fecha de referencia de la valoración de mercado debe ser el último día del ejercicio correspondiente a la declaración.

271. El valor de mercado de un contrato a término o un swap puede calcularse a partir de la diferencia entre el precio contractual convenido y el precio vigente en el mercado, o el precio de mercado previsto, con su correspondiente descuento, pero la valoración de mercado de las opciones puede ser compleja.

272. Cuatro factores inciden en el valor de mercado de las opciones: La diferencia entre el precio del contrato (precio de ejercicio) y el valor del instrumento subyacente; la volatilidad del precio del instrumento subyacente; el plazo restante hasta la expiración, y las tasas de interés. Si no se dispone de un precio observable, el valor de mercado puede aproximarse utilizando una fórmula financiera como la de Black-Scholes, que tiene en cuenta estos cuatro factores64. Al momento de suscribirse, el contrato de opción tiene un valor de mercado equivalente a la prima pagada. Su valor de mercado, sin embargo, se ajusta a medida que varía el precio de referencia y se aproxima la fecha de liquidación. Durante la vida de la opción, el vendedor del contrato puede tener un pasivo en forma de derivado financiero, y el comprador del contrato, un activo en forma de derivado financiero. El contrato de opción puede expirar y no tener ningún valor para el tenedor, por ejemplo, si al comprador no le conviene ejercer la opción.

273. A diferencia de los contratos a término, los contratos de futuros se revaloran diariamente al precio de mercado al cierre de la jornada de operaciones y las ganancias o pérdidas se liquidan ese mismo día65. Esto significa que al cierre de la jornada de operaciones el valor de los contratos a futuro colocados es cero. Los contratos a término son diferentes, ya que normalmente no se efectúan pagos por concepto de márgenes de variación y se permite que se acumulen considerables posiciones revaloradas a precios de mercado.

    Other Resources Citing This Publication