Chapter

3. Drenajes netos predeterminados a corto plazo de activos en moneda extranjera (Valor nominal)

Author(s):
Anne Kester
Published Date:
May 2001
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

138. La sección II de la planilla se emplea para declarar los drenajes netos predeterminados a corto plazo de los activos en moneda extranjera a las autoridades. Los drenajes “predeterminados” son las obligaciones contractuales conocidas (o programadas) en moneda extranjera. Las obligaciones contractuales de las autoridades pueden surgir de actividades incluidas y no incluidas en el balance general. Las obligaciones incluidas en el balance general incluyen los pagos predeterminados de capital e intereses vinculados con préstamos y valores. (Véase también la nota 6 de la planilla). Las actividades no incluidas en el balance general que dan lugar a flujos predeterminados de moneda extranjera incluyen los compromisos asumidos en contratos a término, de futuros y swaps.

Definición de los drenajes predeterminados

139. Los drenajes a corto plazo se refieren a las obligaciones contractuales en moneda extranjera que deberán pagarse en los siguientes 12 meses. Los “drenajes netos” se refieren a las salidas menos las entradas de moneda extranjera. Las salidas deberán declararse separadamente de las entradas.

140. Las salidas consisten en amortizaciones programadas de obligaciones en moneda extranjera y los pagos de intereses vinculados con ellas durante el siguiente año y las entregas programadas de moneda extranjera en el marco de contratos a término, de futuros y swaps. Las entradas comprenden obligaciones pagaderas a las autoridades en el siguiente período de 12 meses que resultan de actividades incluidas y no incluidas en el balance general. Nótese, sin embargo, con respecto a las entradas de moneda extranjera vinculadas con activos de las autoridades, que deberán incluirse únicamente las que se refieran a activos que no se hayan incluido en la sección I de la planilla. Por ejemplo, los activos en moneda extranjera que figuran en la sección I incluyen intereses acumulados; estos intereses no deberán declararse en la sección II. De la misma manera, el producto de la venta de activos en moneda extranjera (por ejemplo, valores) se registra en las posiciones declaradas en la sección I como aumentos de los depósitos en moneda extranjera y disminuciones en los valores. Además, deberán declararse únicamente las entradas que se han de recibir. (Véase en este mismo capítulo la explicación que se ofrece en la sección “Declaración de otros drenajes de moneda extranjera”).

141. Los flujos predeterminados de moneda extranjera comprendidos en la sección II de la planilla pueden emanar de posiciones frente a residentes y a no residentes. Los flujos predeterminados de moneda extranjera comprendidos en la sección II de la planilla se refieren a los que emanan de las posiciones de las autoridades frente a residentes y a no residentes, ya sean incluidas o no en el balance.

142. La calificación de “corto plazo” de una obligación se basa en su vencimiento residual. “Corto plazo” se refiere a un período de hasta un año. Las obligaciones a corto plazo, por lo tanto, incluyen aquéllas con un vencimiento original de un año o menos y las de vencimiento original más largo pero cuyo vencimiento residual es de un año o menos. En la planilla también se incluyen los pagos de amortización e intereses pagaderos durante el siguiente año por obligaciones con un vencimiento original de más de un año.

143. Los drenajes predeterminados comprendidos en la sección II de la planilla son los de las autoridades monetarias y el gobierno central, excluidos los fondos de seguridad social. Como se señala en la nota 11 del párrafo 20, el funcionamiento de una caja de conversión no libera de la obligación de declarar datos sobre el gobierno central en la planilla.

Declaración de datos sobre drenajes predeterminados

144. Al declarar los datos sobre drenajes predeterminados deben tenerse en cuenta varias cuestiones. A diferencia de los datos correspondientes a la sección I de la planilla, que se refieren a las tenencias de activos en moneda extranjera de las autoridades a la fecha de referencia (el último día del período de referencia), la información que se requiere en la sección II se refiere a las entradas y salidas de moneda extranjera en la fecha de referencia. El horizonte cronológico se subdivide en tres períodos: “hasta un mes”, “más de un mes y hasta tres meses” y “más de tres meses y hasta un año”. Esta subdivisión tiene por objeto facilitar una evaluación más detallada sobre la posición de liquidez de las autoridades por parte de los responsables de formular las políticas y de los participantes del mercado. En la columna “Total” de la sección II de la planilla se deberá indicar la suma de los tres subperíodos.

145. A diferencia de los activos en moneda extranjera declarados en la sección I, para los cuales deberán indicarse valores aproximados de mercado, las entradas y salidas de moneda extranjera de la sección II deben registrarse en valores nominales; es decir, el valor efectivo de los flujos al momento de producirse. No es necesario descontar los flujos.

146. Cuando se realiza la conversión de los préstamos, valores y otras obligaciones incluidas en el balance general denominados en moneda extranjera a la moneda que se emplea en la declaración de los datos, deberá utilizarse el tipo de cambio de mercado vigente en la fecha de referencia. En los contratos a término, de futuros y swaps, deberá utilizarse el tipo de cambio especificado en el contrato (el precio de ejercicio o strike) para determinar el valor nominal, el cual podrá convertirse a la moneda en la que se declara al tipo de cambio de mercado de la fecha de referencia.

147. Cuando se declaren instrumentos denominados en moneda nacional pero que se liquidan en moneda extranjera, primero habrá que convertir los flujos en moneda nacional a la moneda extranjera al tipo de cambio especificado en el instrumento; luego deberán convertirse a la moneda de declaración al tipo de cambio de mercado en la fecha de referencia.

148. El cálculo de los drenajes netos (flujos netos) exige que las entradas y las salidas se registren con signos opuestos; el signo positivo (+) se utiliza para las entradas y el signo negativo (–) para las salidas. Los drenajes netos (flujos netos) pueden llevar signo (+) o (–).

149. Las obligaciones relacionadas con préstamos y valores (pagos de principal e intereses por servicio de la deuda) suponen salidas de moneda extranjera; los datos deberán llevar el signo negativo (–), Las obligaciones correspondientes en moneda extranjera que deberán pagarse a las autoridades se registrarán con signo (+). Además, los pagos de intereses deberán declararse separadamente del principal. (Véase el formulario modelo en el apéndice II).

150. En el caso de los flujos predeterminados vinculados con contratos en derivados financieros, las posiciones cortas (correspondientes a salidas) y las posiciones largas (correspondientes a entradas) deberán distinguirse con signos (−) y (+), respectivamente. La posición agregada (neta) puede tener cualquiera de los dos signos. Las posiciones deben declararse en cifras brutas a fin de proporcionar información más completa sobre los flujos en moneda extranjera de las autoridades, pero se permite la declaración en cifras netas del saldo si se mantienen posiciones compensatorias con la misma contraparte y con el mismo vencimiento y existe un acuerdo maestro con fuerza legal que permita la liquidación en cifras netas. Este procedimiento se conoce con el nombre de compensación de saldos por novación37. También se permite el procedimiento de novación en el caso de posiciones coincidentes en mercados organizados.

151. Dado que los repos y los reportos pasivos son, por su propia índole, diferentes de los préstamos y valores tradicionales, se recomienda que si se siguen los procedimientos contables indicados en el párrafo 85, acápites iii) y iv), las entradas y salidas de moneda extranjera vinculadas con esas transacciones se registren en la sección II. 3 de la planilla, identificando por separado las salidas y las entradas y colocándoles el signo correspondiente. En particular, como se explica en el párrafo 85, acápite iii), las salidas predeterminadas de moneda extranjera vinculadas con los repos deberán declararse en la sección II. 3 de la planilla si los valores entregados como garantía permanecen en las reservas. Las entradas predeterminadas de moneda extranjera vinculadas con los reportos pasivos deberán registrarse en la sección II.3 cuando el activo que constituye el repo no sea líquido y no esté registrado como parte de las reservas (párrafo 85, acápite iv)). De esta manera será más fácil cotejar los datos declarados en las secciones I, II y IV de la planilla en relación con las transacciones de repos y reportos pasivos emprendidas por las autoridades. Los flujos en moneda extranjera vinculados con los repos y los reportos pasivos deberán distinguirse de otros flujos a corto plazo en la sección II.3.

152. Los calendarios de amortización son buenas fuentes de datos para obtener información sobre las salidas y entradas brutas en moneda extranjera vinculadas con los rembolsos totales de préstamos a corto plazo y los pagos de amortización de préstamos a largo plazo y los pagos de intereses conexos pagaderos dentro de los tres horizontes cronológicos de un período de un año. Además, los países podrán recurrir a los datos detallados sobre la deuda pública externa que compilen internamente, según corresponda. La cuenta de flujo de fondos es otra fuente excelente de datos para la sección II de la planilla.

Los flujos en moneda extranjera de la planilla no son idénticos a los datos sobre pasivos externos

153. Los préstamos y valores mencionados en la sección II de la planilla son semejantes a los que se definen como préstamos y valores en el MBP5, pero existen varias diferencias importantes, a saber:

154. A diferencia de los datos correspondientes a los pasivos externos que se compilan para la posición de inversión internacional de un país38, que se basan en el concepto de residencia y se refieren a los pasivos externos frente a no residentes independientemente de las monedas utilizadas, sólo se deben incluir en las secciones II y III de la planilla los préstamos y valores reembolsables en moneda extranjera, independientemente de la residencia del tenedor.

155. A diferencia de los datos que se declaran en la posición de inversión internacional de un país, que corresponden a los pasivos y activos en circulación en un momento determinado, la información que se solicita en la sección II se refiere a las entradas y salidas de moneda extranjera generadas por los activos y pasivos en circulación que deberán recibirse o pagarse dentro de los tres períodos de los 12 meses siguientes.

156. Además, los datos sobre los pasivos externos compilados para la posición de inversión internacional se basan en el vencimiento original de los instrumentos. En la planilla de declaración de datos, los flujos de moneda extranjera a corto plazo se determinan sobre la base del vencimiento residual de los instrumentos39.

157. La posición de inversión internacional exige datos por separado sobre las autoridades monetarias y el gobierno general40, considerándolos como dos sectores diferentes de la economía declarante. La planilla de declaración de datos exige información sobre los flujos totales de moneda extranjera relacionados con las autoridades monetarias y el gobierno central (excluidos los fondos de seguridad social) en su conjunto.

158. La posición de inversión internacional exige que los activos y pasivos externos se midan a los precios corrientes de mercado en la fecha de referencia. En la sección II de la planilla se deben registrar las entradas y salidas a valores nominales (efectivos).

Declaración de flujos en moneda extranjera vinculados con préstamos y valores

Préstamos y valores: Rubro II.I de la planilla

159. Los préstamos incluyen los pasivos resultantes del suministro directo de fondos por parte de acreedores, y los acreedores no reciben ningún título que compruebe la realización de la transacción, o bien reciben documentos o instrumentos no negociables. Éstos incluyen los préstamos contraídos por las autoridades y el gobierno central para financiar el comercio exterior, otros préstamos y anticipos (entre ellos las hipotecas), el uso del crédito y préstamos del FMI, y los arrendamientos financieros. (Véase también el párrafo 415 del MBP5). Los préstamos en el marco de acuerdos de recompra (repos), reportos pasivos y swaps de oro se excluyen en esta sección, pero se registran en la sección II.3.

160. Los préstamos a corto plazo ree m bol s able s dentro del horizonte cronológico deben declararse. En el caso de la deuda que venza en un plazo mayor de un año, también deben declararse los pagos de intereses y del principal que venzan en un plazo no mayor de un año. Deben incluirse además los préstamos a largo plazo con un vencimiento residual de hasta un año.

161. Los préstamos y depósitos en moneda extranjera a corto plazo en poder de los bancos centrales y otras instituciones bancarias resultan difíciles de distinguir en la práctica. Por este motivo, los “préstamos en moneda extranjera” también deben incluir los depósitos de bancos centrales extranjeros y otras instituciones bancarias extranjeras41 en manos de las autoridades monetarias del país declarante. También es necesario incluir los depósitos en moneda extranjera de las entidades residentes en poder del banco central del país declarante. Estos depósitos son legal y prácticamente redimibles por los depositantes con plazos muy breves de preaviso. Los depósitos a la vista deberán declararse en la categoría de vencimiento más corto.

162. Los títulos de deuda incluyen: 1) los bonos y pagarés (incluidas las obligaciones con garantía de activos, las acciones preferenciales no participativas y los certificados de depósito a largo plazo negociables), y 2) los instrumentos de deuda del mercado de dinero o negociables. Los bonos y pagarés suelen brindar al tenedor el derecho incondicional de percibir una renta monetaria fija o variable determinada en forma contractual. Es decir, el pago de intereses no depende de los ingresos del deudor. Los bonos, pagarés y obligaciones con garantía de activos también brindan al tenedor el derecho incondicional de percibir una suma fija en calidad de rembolso del principal en una fecha o fechas especificadas. En esta categoría se incluyen las acciones o participaciones preferentes no participativas y los bonos convertibles a acciones, y también se incluyen los certificados de depósito negociables con vencimientos de más de un año, los bonos denominados en dos monedas, los bonos de cupón cero y otros bonos fuertemente descontados, los bonos de tasa flotante, los bonos indexados y los valores respaldados mediante activos, como las obligaciones con garantía hipotecaria y los certificados de participación42. (Las hipotecas no se incluyen entre los bonos sino entre los préstamos).

163. Los instrumentos del mercado de dinero generalmente ofrecen al tenedor el derecho incondicional de percibir una determinada cantidad fija de dinero en una fecha especificada. Estos instrumentos suelen negociarse a descuento en mercados organizados. El descuento depende de la tasa de interés y del plazo que reste para su vencimiento. Entre otros, se incluyen instrumentos como las letras del Tesoro, los efectos comerciales y las aceptaciones bancarias, y los certificados de depósito a corto plazo negociables.

164. Sólo deberán considerarse los valores emitidos por las autoridades monetarias y el gobierno central (excluidos los fondos de seguridad social) que se liquidan en monedas extranjeras al declarar en la sección II. 1 de la planilla las salidas pretederminadas de recursos en moneda extranjera.

165. Para obtener, con frecuencia y puntualidad, información sobre los flujos de moneda extranjera correspondientes a los títulos de deuda pública, se requiere un sistema estadístico adecuado y coherente. Un sistema de este tipo podría existir en el organismo que publica la planilla o en otro organismo del gobierno que suministra los datos a la entidad que los publica. Estos sistemas deben mantener información detallada sobre las características de cada título de deuda, por ejemplo: 1) el organismo que emite el título, 2) las fechas de emisión y de vencimiento, 3) la moneda de emisión, 4) el monto recaudado, 5) el valor nominal de la deuda, 6) la tasa de interés, 7) el cronograma de los pagos de intereses, y 8) en su caso, las opciones put incorporadas43. A partir de ese sistema, se puede derivar información sobre el monto que el emisor pagará al tenedor a la fecha de redención del título, lo que representa el valor nominal del título que se debe consignar en la planilla.

166. Las entradas de moneda extranjera que deberán declararse en el rubro II. 1 de la planilla incluyen las relacionadas con obligaciones en moneda extranjera programadas para pagarse a las autoridades por los préstamos pendientes de rembolso y los valores en poder de las autoridades, que no se abarcan en la sección I de la planilla. No deben incluirse las entradas que las autoridades no esperan recibir.

Flujos de moneda extranjera relacionados con los contratos a término, de futuros y swaps

Contratos a término, de futuros y swaps-rubro 11.2 de la planilla

167. Al determinar los flujos de moneda extranjera, los derivados financieros pueden considerarse como instrumentos que subdividen diferentes derechos y obligaciones contractuales y de esa manera se pueden transferir o intercambiar los riesgos. La liquidación se efectúa en forma de flujos de caja especificados, cuya magnitud se determina por referencia o por derivación del valor de los instrumentos que les dan origen (moneda extranjera, valores y productos primarios) o de índices financieros específicos (como las tasas de interés, los tipos de cambio y los índices bursátiles).

168. En el rubro 11.2 de la planilla se declaran los contratos a término, de futuros y swaps. Las opciones, que son instrumentos financieros más complejos, deben declararse en la sección III.

169. En el rubro 11.2 se deberán declarar únicamente los derivados financieros en moneda extranjera con respecto a la moneda local.

170. Los contratos a término y de futuros son convenios de compra o venta de una cantidad fija de un activo determinado (generalmente monedas), en una fecha futura determinada y a un precio acordado por adelantado. Los swaps son acuerdos mediante los cuales dos partes se comprometen a intercambiar flujos de caja en el futuro de conformidad con una fórmula previamente convenida. Los contratos de futuros y los swaps no son sino variaciones de los contratos a término.

171. El contrato a término, a diferencia del contrato de futuros, es un instrumento extrabursátil. No se negocia en mercados organizados, sino directamente entre agentes (comúnmente bancos) o sus contrapartes, ya sea por teléfono, computadora o fax. Ejemplo: los acuerdos de tipo de cambio a término.

172. La diferencia fundamental entre un contrato a término y un contrato de futuros es que este último se negocia en mercados organizados y la liquidación se efectúa con una contraparte central. Ejemplos: Acuerdos de futuros de tasas de interés, de valores bursátiles, de moneda y de productos básicos.

173. Los swaps pueden considerarse como una serie de contratos a término. Uno de ellos, el swap de tipos de cambio, por ejemplo, implica el canje de dos monedas (sólo por el monto del principal) en una fecha específica y al tipo de cambio acordado en la fecha de vigencia del contrato (la “pata” corta) y la reversión del canje de las mismas monedas en una fecha posterior en el futuro a un tipo de cambio (generalmente diferente del que se aplica en la “pata” corta) acordado en el momento de la firma del contrato (la “pata” larga)44. Otro tipo, el swap de monedas, implica contratos que comprometen a dos contrapartes a canjear series de pagos de intereses en diferentes monedas durante un período especificado y a canjear montos del principal en diferentes monedas a un tipo de cambio acordado previamente en la fecha de vencimiento45. En la sección II.2 de la planilla deberán incluirse ambos tipos de swaps.

174. Los flujos de moneda extranjera que deberán declararse en la sección II de la planilla son los compromisos (en valor nominal) que deben cumplirse en divisas a la liquidación de todos los contratos a término, de futuros y swaps pendientes de ejecución46.

175. Cuando los contratos de futuros están sujetos a liquidaciones diarias y los flujos de caja predeterminados para los mismos son insignificantes, no es necesario declararlos en la sección II de la planilla.

176. En el caso de países que utilizan contratos a término sin entrega tísica de bienes o productos y que se liquiden en moneda extranjera, deberá declararse el valor hipotético de esos contratos, por separado. en la sección II.2 de la planilla e indicarse claramente en notas que el país adjuntará a los datos. Este tratamiento deberá tener en cuenta que, como en el caso de los contratos a término normales, el impacto sobre los tipos de cambio del país puede ser considerable. (En el capítulo 5 se explica cómo se declara el valor hipotético de los contratos a término sin entrega que se liquidan en moneda nacional).

177. Para efectos de la planilla, las posiciones cortas y largas se refieren a las que corresponden, respectivamente, a salidas y entradas futuras de moneda extranjera.

Declaración de otros drenajes de moneda extranjera

Otros flujos predeterminados en moneda extranjera — Rubro II.3 de la planilla

178. En el rubro II.3, “Otros”, deberán declararse los flujos que no estén incluidos en las secciones II.1 y II.2, como por ejemplo:

  • Salidas y entradas predeterminadas de moneda extranjera relacionadas con repos, reportos pasivos y canjes de oro (así como los vinculados con préstamos de valores con garantía en efectivo), acompañadas del signo correspondiente si, para el caso de los repos, los valores garantizados permanecen en las reservas y, para el caso de los reportos pasivos (y los préstamos de valores con garantía en efectivo), no se registra como activo de reserva el activo que representa el repo.

  • Las cuentas por pagar materialmente significativas, como los pagos programados de bienes y servicios previamente adquiridos a crédito por las autoridades, los pagos de intereses en mora, los rembolsos de préstamos en mora, y los sueldos y salarios pendientes de pago (salidas de moneda extranjera).

179. El rubro II.3 deberá utilizarse únicamente para declarar cuentas por cobrar materialmente significativas de entidades solventes (entradas de moneda extranjera), pero deberán declararse separadamente de las salidas. No deberán incluirse las entradas que las autoridades no esperan recibir (como las cuentas morosas) dentro del horizonte cronológico especificado.

    Other Resources Citing This Publication