Chapter

Apéndice I: Las normas especiales para la divulgación de datos y la planilla de declaración de datos sobre reservas internacionales y liquidez en moneda extranjera

Author(s):
Anne Kester
Published Date:
May 2001
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

En marzo de 1996, el Directorio Ejecutivo del FMI estableció las Normas Especiales para la Divulgación de Datos (NEDD) a fin de mejorar la disponibilidad de estadísticas económicas y financieras oportunas y completas. Estas normas tenían por objeto orientar a los países que tienen o procuran obtener acceso a los mercados internacionales de capital en la publicación de sus estadísticas económicas y financieras. Se preveía que las NEDD contribuirían a que se adoptaran políticas macroeconómicas acertadas y que facilitarían el funcionamiento de los mercados financieros.

La suscripción a las NEDD es voluntaria, pero los países miembros que deciden adoptarlas se comprometen a proporcionar información sobre categorías de datos que abarcan los cuatro sectores de la economía (cuentas nacionales y precios, el sector fiscal, el sector financiero y el sector externo). Con respecto a esta información, las NEDD prescriben la cobertura, periodicidad (o frecuencia) y la puntualidad con que se deben divulgar los datos. Además, las NEDD establecen la divulgación por anticipado de los calendarios de declaración de las categorías de datos, así como la divulgación simultánea a todas las partes interesadas. En el sitio del FMI en Internet (dsbb.imf.org) se proporciona más información sobre las NEDD.

En la versión original de las NEDD se incluía, como categoría obligatoria, la presentación de datos sobre las reservas internacionales brutas (activos de reserva) con una periodicidad de un mes y un desfase de no más de una semana. Se recomendaba proporcionar esta información con una periodicidad de una semana. Asimismo se recomendaba, pero no se exigía, que se proporcionaran datos sobre los pasivos relacionados con las reservas.

En diciembre de 1997, cuando el Directorio Ejecutivo realizó el primer examen de las NEDD, lo sucedido en los mercados financieros internacionales había subrayado la importancia de que los países proporcionasen puntualmente información sobre sus reservas y sobre sus pasivos relacionados con las reservas. Se hizo evidente que la información mensual sobre las reservas internacionales brutas, por sí sola, no bastaba para efectuar una evaluación completa del riesgo cambiario de los países y, por ende, de su vulnerabilidad ante las presiones que se ejercen sobre las reservas en divisas. En esa ocasión, el Directorio Ejecutivo solicitó a los técnicos de la institución que consultasen a los países suscritos a las NEDD y a los usuarios de las mismas para determinar cómo podría ampliarse la cobertura de las reservas y de los pasivos relacionados con las reservas. Los resultados de estas consultas fueron considerados primero por el Directorio Ejecutivo a principios de septiembre de 1998 y se volvieron a examinar, junto con la propuesta inicial de una planilla de declaración de datos sobre las reservas internacionales y los pasivos relacionados con las reservas, en diciembre de 1998, cuando se efectúo el segundo examen de las NEDD. En marzo de 1999, el Directorio Ejecutivo adoptó una decisión sobre la forma de reforzar el suministro de información sobre reservas internacionales y la liquidez en moneda extranjera en el marco de las NEDD.

La decisión del Directorio Ejecutivo está plasmada en la planilla de declaración de datos sobre reservas internacionales y liquidez en moneda extranjera de que trata el presente documento. Además de ofrecer detalles más explícitos sobre los componentes de los activos de reserva oficiales, la planilla prevé la inclusión de información pormenorizada sobre otros activos oficiales en moneda extranjera y los drenajes netos predeterminados y contingentes a corto plazo de los activos en divisas. Por lo tanto, es un concepto mucho más amplio que los activos brutos de reserva especificados originalmente en las NEDD y establece una nueva norma para la divulgación de información al público sobre el monto y la composición de los activos de reserva, otros activos en moneda extranjera en manos del banco central y las autoridades, los pasivos externos a corto plazo y actividades conexas que puedan dar lugar a una demanda de reservas (las posiciones en derivados financieros y las garandas otorgadas para obtener créditos privados).

Al adoptar la decisión sobre la planilla de declaración de datos sobre las reservas, el Directorio Ejecutivo tuvo en cuenta el gran interés en aumentar la transparencia de las estadísticas de las reservas y otras partidas conexas, pero también tomó en consideración las inquietudes de los países miembros con respecto al costo en recursos que entrañarían la compilación y la divulgación de datos más detallados, frecuentes y puntuales, y la posibilidad de que con ello se reduzca la eficacia de las intervenciones en el mercado cambiarlo. Al tomarse la decisión final se procuró equilibrar estos objetivos e inquietudes. La versión definitiva de la planilla se preparó en colaboración con un grupo de trabajo del Comité del Sistema Financiero Mundial de los bancos centrales del Grupo de los Diez.

Las NEDD establecen que en la planilla deben declararse mensualmente todos los datos, con un desfase no superior a un mes, aunque la información sobre las reservas internacionales brutas debe seguir declarándose mensualmente con un desfase no superior a una semana. Se recomienda, no obstante, que todos los datos de la planilla se declaren semanalmente con un desfase máximo de una semana.

    Other Resources Citing This Publication