Indicadores de solidez financiera
Chapter

5. Agregación y consolidación de los datos

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
May 2007
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Introducción

5.1 El análisis de los coeficientes de los ISF depende del grado de consolidación de los datos empleados para calcularlos. Por ello, cuando se elaboran esos coeficientes es preciso tener en cuenta si los datos declarados por las entidades se presentan en forma consolidada y qué método se emplea para agregar los datos de toda la población declarante1. En este capítulo se explica el significado de consolidación y agregación y se describen los diversos métodos. Asimismo, se señalan los ajustes necesarios para producir datos a nivel sectorial.

5.2 En el caso de las instituciones de depósito con operaciones internacionales, los datos de ISF compilados en forma consolidada a nivel internacional y controlada a nivel nacional son los más adecuados para realizar los análisis de solidez financiera. Los datos sobre las operaciones dentro de un país podrían exponerse en forma separada si las autoridades consideran que ello contribuiría de manera sustancial al análisis de la estabilidad financiera (por ejemplo, para ilustrar la vinculación con otro tipo de datos macroeconómicos). En este capítulo se describe también el método recomendado para los demás sectores. En el capítulo 11 se explica cómo inciden en los datos los métodos recomendados en la Guía.

Definición de términos

¿Qué significan “agregación” y “consolidación”?

5.3 La Agregación es la sumatoria de los datos sobre saldos o flujos brutos. Cuando se aplica un método de agregación, los datos sobre saldos y flujos totales correspondientes a cualquier grupo de unidades declarantes son iguales a la suma de la información bruta correspondiente a todas las unidades individuales que conforman el grupo2. De ese modo, los totales del grupo y de los subgrupos son iguales a la suma de sus componentes y se preserva la exposición de los créditos y pasivos entre los miembros del grupo.

5.4 La consolidación, en cambio, se refiere a la eliminación de los saldos y flujos entre unidades que se agrupan con fines estadísticos. La consolidación puede hacerse con diversos grados de agrupamiento. En el caso de una unidad institucional individual, se eliminan todos sus saldos y flujos internos. Si se agrupan unidades institucionales vinculadas para formar una sola entidad declarante (por ejemplo, cuando las sucursales extranjeras de bancos locales se agrupan con su banco matriz), se eliminan de la información declarada todos los saldos y flujos internos de esa entidad; es decir, todos los flujos y saldos registrados entre las distintas sucursales y con la matriz. Si se consolidan los datos de un grupo de entidades declarantes, como las que conforman un mismo sector (o subsector) institucional, se eliminan los flujos y saldos internos del sector y se dejan los datos sobre saldos y flujos registrados con entidades de otros sectores (o subsectores).

5.5 Es posible combinar la consolidación y la agregación a efectos de compilar series de datos para calcular los ISF. Por ejemplo, las entidades declarantes podrían suministrar datos consolidados al organismo compilador, que agrega esos datos para generar totales sectoriales. Por otra parte, los datos suministrados podrían consolidarse en lugar de agregarse a nivel sectorial. En ese caso, es necesario que el organismo compilador tenga a su disposición la información de saldos y flujos entre las entidades de la población declarante para proceder a eliminarla. Más adelante se analiza el método de consolidación y agregación para compilar las series de datos que se utilizan para calcular los ISF.

¿Qué significan “filiales” y “empresas asociadas”?

5.6 Antes de analizar más detalladamente la consolidación de datos hay que definir la manera en que se emplean los términos “filiales” y “empresas asociadas” en el resto de este capítulo.

5.7 Las filiales son empresas sobre las cuales una empresa matriz ejerce control. Si bien se reconoce que pueden haber diferencias en cuanto a lo que constituye control según las prácticas de cada país, en la Guía el control se define como la capacidad para determinar la política general de la empresa mediante la elección (o remoción) de directivos con el fin de que las actividades de la empresa arrojen beneficios. Se ejerce inequívocamente el control si se posee más de la mitad de las acciones con derecho a voto o si se controla más de la mitad del total de votos de los accionistas (inclusive mediante la propiedad de una segunda empresa que a su vez sea titular de la mayoría de las acciones con derecho a voto). También sería posible ejercer el control con menos de la mitad de las acciones con derecho a voto3 si así lo estipula, por ejemplo, una ley, un decreto o una reglamentación especial4.

5.8 Una empresa asociada es aquella en que el inversionista posee un grado significativo de influencia, y que no es una filial. Por lo general se considera que hay influencia significativa cuando el inversionista posee entre el 10% y el 20% (según la práctica de cada país) y el 50% del capital o del derecho a voto de la entidad. Por regla general, si la participación llega al umbral que encuadraría a la entidad como una empresa asociada pero se prevé que sea de carácter temporal, la participación se sigue clasificando como una inversión de capital en una empresa no asociada. Sin embargo, a los fines de los ISF, si la inversión de capital alcanza el nivel de una participación en una empresa asociada en dos períodos de declaración sucesivos, se infiere que no se trata de una inversión temporal.

5.9 Las empresas conjuntas son entidades independientes que dos o más partes poseen y explotan en beneficio mutuo. En la Guía, dichas entidades se clasifican ya sea como filiales, como empresas asociadas o como ninguna de las dos, según los criterios expuestos en los dos párrafos anteriores. Por lo tanto, si existen dos o más inversionistas que respectivamente posean un grado significativo de influencia en la empresa conjunta, cada uno de ellos debe clasificar la entidad como una empresa asociada, de acuerdo con la definición que figura en el párrafo anterior.

¿Qué significan “control nacional” y “control internacional”?

5.10 Para realizar un análisis más detallado de las poblaciones declarantes es necesario definir el significado de control nacional y control internacional.

5.11 En la Guía, las instituciones de depósito se definen como sujetas a control internacional si son filiales o sucursales de una institución de depósito extranjera. Además de someterse a la supervisión del organismo del país anfitrión, estas instituciones suelen estar sujetas a la supervisión del organismo que supervisa a la matriz, según se recomienda en el Concordato de Basilea de mayo de 1983 (CSBB, 1983.) Este criterio debe tomarse en cuenta si hay dudas sobre la clasificación de una institución de depósito como sujeta a control internacional. Todas las demás instituciones de depósito deben clasificarse como sujetas a control nacional. Si una institución de depósito local es controlada por un holding de bancos de un país extranjero, que a su vez está sujeto a supervisión bancaria en esa economía extranjera, se debe considerar a la institución como sujeta a control internacional5.

5.12 Las empresas que pertenecen a otros sectores están sujetas a control internacional si son filiales o sucursales de una empresa matriz extranjera. Todas las demás empresas residentes deben clasificarse como sujetas a control nacional.

Método de agregación basada en la residencia

5.13 Según el método de agregación basada en la residencia que se describe en la Guía, los datos se declaran a nivel de las unidades institucionales residentes en la economía y el organismo compilador los agrega para suministrar los totales de los sectores. Este es el método adoptado en el SCN 1993, los balances sectoriales en el MEMF y las metodologías conexas de las cuentas nacionales. En la Guía se recomienda este método para la compilación de los datos sobre ISF correspondientes al sector de los hogares.

5.14 En el sistema de agregación basada en la residencia, la unidad institucional en que se consolidan todas las transacciones y los saldos de las empresas es la oficina matriz y todas las sucursales residentes en la economía6.

Método basado en la consolidación

5.15 En la Guía, el método basado en la consolidación se refiere a la consolidación de datos a nivel de grupo y de sector. Es el método obligatorio de compilación de datos sobre las instituciones de depósito y otros sectores empresariales para el cálculo de los ISF. A continuación se analiza la presentación de información consolidada por grupo y la compilación de datos consolidados a nivel sectorial. Se utiliza como ejemplo el sector de captación de depósitos, pero los mismos principios son pertinentes y aplicables a otros sectores empresariales. En el cuadro 5.1 se ilustra el concepto.

Cuadro 5.1.Esquema de los niveles de consolidación

Información consolidada por grupo

5.16 La información consolidada por grupo que presenta una institución de depósito residente abarca no solo sus propias actividades sino también las de sus sucursales y filiales, y la consolidación consiste en eliminar las transacciones y los saldos existentes entre las entidades. Concretamente, la consolidación se basa en el concepto del control que ejerce una empresa matriz sobre otras unidades operativas. Este enfoque es un elemento esencial de la supervisión bancaria (CSBB, 1997, No. 20) y se lo adopta para preservar la integridad del capital de las instituciones de depósito eliminando la doble contabilización (apalancamiento) (CSBB, 2001b, párrafo 1). Por ese motivo, y para evitar la doble contabilización de los ingresos y los activos derivados de la actividad interna del grupo de instituciones de depósito —es decir, la actividad basada en una misma fuente de capital común—, en la Guía se recomienda que los datos de las instituciones de depósito se compilen en forma consolidada en función del grupo.

Datos consolidados a nivel internacional

5.17 Los datos consolidados a nivel internacional están representados por los bloques 1a, 1b, 1c, 2a, 2b y 2c del cuadro 5.1. Con este método se consolidan los flujos y saldos de las instituciones de depósito constituidas en el país con los de sus sucursales (nacionales e internacionales) e instituciones de depósito filiales (nacionales e internacionales); los supervisores bancarios describen este método como supervisión exclusiva de bancos. El método de consolidación a nivel internacional se centra en las instituciones de depósito constituidas en el país y proporciona un indicador de su solidez financiera independientemente del lugar de captación de los depósitos7.

Datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional

5.18 Los datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional están representados en los bloques 1a, 1b y 1c del cuadro 5.1. Con este método se consolidan los datos de las instituciones de depósito constituidas y controladas a nivel nacional con los de sus sucursales (nacionales e internacionales) y todas las instituciones de depósito filiales (nacionales e internacionales).

5.19 El interés en la salud y la solidez de las instituciones de depósito que se controlan a nivel nacional se debe a que las autoridades locales podrían, en última instancia, tener que prestarles apoyo financiero. Si esas instituciones de depósito tienen sucursales y filiales en el extranjero, es muy probable que se cuenten entre las mayores instituciones de depósito de la economía local, de modo que el riesgo financiero directo de quiebra de tales instituciones podría entrañar un riesgo sistémico.

Datos consolidados a nivel intersectorial que se controlan a nivel nacional

5.20 Otra posibilidad consiste en consolidar información de todas las sucursales y filiales dedicadas a la intermediación financiera —es decir, no solo a la captación de depósitos—con la información de la empresa matriz controlada y constituida a nivel nacional. En otras palabras, consolidar la información que trasciende del alcance de los bloques 1a, 1b y 1c. En la Guía este método se denomina consolidación a nivel intersectorial que se controla a nivel nacional. La mayor parte de los datos que se presentan a las autoridades de supervisión se consolidan de esta forma, ya que es el método empleado en el Acuerdo de Capital de Basilea (aunque por lo general se excluye la actividad de las empresas de seguro).

5.21 El método de consolidación intersectorial puede destacar los aspectos sólidos y las deficiencias de las finanzas de un grupo en el contexto de la gama completa de sus actividades y, de ese modo, brindar un panorama de la solidez más amplio que el que se obtiene con un método que se centre exclusivamente en las instituciones de depósito. Por ejemplo, la existencia de filiales no bancarias deficientes podría comprometer la situación del sector de captación de depósitos. Empero, el método presenta ciertas desventajas. A nivel sectorial, la información institucional es menos precisa porque incluye los flujos y saldos de entidades pertenecientes a la empresa matriz pero ajenas al sector institucional. Esto podría hacer más difícil la detección anticipada de deficiencias incipientes en el desempeño de las instituciones de depósito. La cobertura de las actividades no está claramente definida; por ejemplo, ¿deberían incluirse las compañías de seguro que integran el grupo? Por otra parte, la interpretación de los datos podría ser difícil, sobre todo durante procesos de fusiones y adquisiciones entre unidades pertenecientes a diferentes sectores institucionales. Tampoco se detectarían los vínculos con otros integrantes del grupo distintos de las instituciones de depósito, como los créditos relacionados entre las instituciones de depósito y filiales que no capten depósitos.

Datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel internacional

5.22 Los datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel internacional están representados en los bloques 2a, 2b y 2c del cuadro 5.1. Con este método se consolidan los datos de las sucursales (nacionales e internacionales) y todas las instituciones de depósito filiales (nacionales e internacionales) con los datos de la empresa matriz constituida en el país pero sujeta a control internacional. Según las circunstancias concretas de cada país, las autoridades podrían estimar necesario vigilar (en función de la nacionalidad) el desempeño de las instituciones de depósito que se controlan a nivel internacional y de sus empresas matrices captadoras de depósitos.

5.23 Como las filiales internacionales son parte de un grupo más grande de instituciones de depósito, sus actividades dentro de la economía se ven afectadas por las decisiones de política de la empresa matriz, pero son los organismos de supervisión bancaria extranjeros los que a la larga tienen un interés más básico en la salud y solidez de estas instituciones. Por ello, desde el punto de vista de las autoridades del país anfitrión existe una diferencia sustancial, en materia de supervisión prudencial, entre las instituciones que se controlan a nivel internacional y las que se controlan a nivel nacional. Pero las autoridades nacionales no deberían dejar de prestar atención a la salud y solidez de tales instituciones, ya que sus actividades sí inciden en la economía local, y los riesgos financieros generados por sus filiales y sucursales internacionales podrían, a la larga, tener repercusiones en la economía del país.

5.24 La pertinencia de los datos sobre las filiales internacionales en la economía variará según las circunstancias propias de cada país, así como el interés en reunir información sobre las sucursales y filiales que esas instituciones poseen en el exterior.

Datos consolidados a nivel nacional

5.25 En la Guía se definen los datos consolidados a nivel nacional como los que consolidan los flujos y saldos de las instituciones de depósito residentes con los de sus sucursales e instituciones de depósito filiales (si las hay) residentes en la economía nacional. Los datos consolidados a nivel nacional están representados por los bloques 1a, 2a y 3 del cuadro 5.1. Los datos declarados incluyen los flujos y saldos registrados con todos los residentes y no residentes.

5.26 Los datos compilados con este método tienen interés analítico porque las instituciones de depósito residentes en la economía local prestan servicios de pagos, brindan al público oportunidades de ahorro y asignan fondos para proyectos de inversión viables. Estas instituciones son además los agentes mediante los cuales los bancos centrales aplican medidas de política monetaria. A su vez, las instituciones de depósito residentes se ven afectadas por las condiciones internas del país8. Por consiguiente, sus decisiones afectan a la economía local y viceversa, y el hecho de que los bancos residentes no realicen actividades de intermediación financiera, o que las reduzcan sustancialmente, podría ser perjudicial para la economía local.

5.27 Asimismo, los datos consolidados a nivel nacional se vinculan con otros conjuntos de datos macroeconómicos, como las cuentas nacionales y los agregados monetarios. De hecho, la observación de las interconexiones entre los datos consolidados a nivel nacional y las series de datos macroeconómicos, como los relativos a la economía real, el crecimiento del crédito, la situación fiscal y los flujos internacionales de capital, así como las burbujas de los precios de los activos, podría facilitar el análisis macro-prudencial (véanse, por ejemplo, Barton, Newell y Wilson, 2002, capítulo 3; Crockett, 2000).

5.28 Si bien con este método se refleja el ingreso o pérdida neta resultante de las operaciones en el extranjero, no se identifican los riesgos a los que están expuestas las instituciones de depósito nacionales por intermedio de sus sucursales y filiales internacionales.

Uso de la información consolidada por grupo para satisfacer las necesidades de datos sobre los indicadores de solidez financiera

5.29 Como se señaló, para compilar datos para el cálculo de los ISF se prefiere la información consolidada por grupo en el caso de las instituciones de depósito y otros sectores empresariales. No obstante, como ya se ha analizado, existen varias posibilidades en lo que se refiere al alcance de la población declarante. ¿Deberían incluirse solo las unidades ubicadas en la economía nacional o también las oficinas en el extranjero? ¿Debería la cobertura distinguir entre control nacional e internacional? En el caso de las instituciones de depósito, ¿debería la cobertura abarcar unidades institucionales que no se ajusten a la definición de instituciones de depósito pero que sean filiales de tales instituciones?

5.30 Al respecto, en la Guía se hacen la siguientes recomendaciones.

Instituciones de depósito

5.31 En primer lugar, en la Guía se exige que para realizar el análisis de solidez se compilen datos consolidados a nivel internacional relativos a instituciones de depósito que se controlan a nivel nacional (véanse los párrafos 5.18 y 5.19). Los datos deben abarcar a las instituciones de depósito que se controlan a nivel nacional pero que realizan operaciones internacionales (mediante instituciones de depósito filiales y sucursales situadas en el extranjero). En el caso de las economías que compilan datos bancarios consolidados según el régimen del BPI, el criterio recomendado en la Guía es la identificación de un conjunto de datos de ISF cuya cobertura sea lo más compatible posible con los datos del BPI, ya que la comparación de ambos conjuntos podría ser útil para el análisis. Si las instituciones de depósito internacionales desempeñan una función significativa en el sistema financiero, las autoridades podrían compilar los ISF consolidados a nivel internacional respecto de todas las instituciones de depósito constituidas en el país; es decir, las instituciones de depósito que se controlan a nivel nacional y las filiales locales de instituciones de depósito internacionales, consolidadas con sus propias sucursales e instituciones de depósito filiales (si las hay)9. Posteriormente se podrían desagregar esos datos para elaborar ISF individuales sobre instituciones de depósito que se controlan a nivel nacional y filiales locales de instituciones de depósito internacionales10.

5.32 En algunos casos, es posible que las características estructurales del sistema bancario no permitan obtener datos de supervisión correspondientes a las instituciones de depósito únicamente. En tales circunstancias, podría justificarse la inclusión de filiales cuyas actividades estén estrechamente relacionadas con las instituciones de depósito11 para garantizar la solidez del análisis12.

5.33 Podría considerarse la posibilidad de compilar por separado datos consolidados a nivel nacional que abarquen a todas las instituciones de depósito residentes en la economía (que se controlan a nivel nacional e internacional) si las autoridades consideran que tal medida contribuiría sustancialmente al análisis de la estabilidad financiera al aclarar la relación con la macroeconomía (véanse los párrafos 5.25 al 5.28)13, 14. Los datos consolidados a nivel nacional 1) pueden facilitar la comparación con otros datos macroeconómi-cos, 2) pueden promover la comparación de los datos entre países y 3) son compatibles con las estadísticas bancarias internacionales por ubicación que lleva el BPI. El suministro de estas series de datos a partir de la elaboración de cuentas sectoriales basadas en los conceptos de las cuentas nacionales sería una metodología interesante, y en la Guía se brida orientación el respecto. Este enfoque podría ser un objetivo a mediano plazo en las economías cuyas cuentas sectoriales aún tienen un grado de desarrollo limitado15.

5.34 Los datos consolidados a nivel internacional se compilan para analizar la solidez financiera, mientras que los datos consolidados a nivel nacional se compilan para ilustrar las vinculaciones con la ma-croeconomía. Durante la elaboración de la Guía se pudo observar que ninguno de los dos métodos de consolidación colmará siempre ambos propósitos.

5.35 Para que el análisis sea sustancial es importante que las normas y los conceptos contables se apliquen en la forma más homogénea posible entre todos los conjuntos de datos, cualquiera que fuese el método de consolidación adoptado. Al divulgarse cualquier tipo de datos, deberá explicitarse la cobertura institucional y la base de consolidación.

Otros sectores empresariales

5.36 En lo que se refiere a los ISF de otros sectores financieros y no financieros, se recomienda la consolidación para evitar la doble contabilización de los activos y el capital y, en el caso de las empresas no financieras, para evitar la doble contabilización de las utilidades.

5.37 En lo que se refiere a otras empresas financieras, los dos ISF de la lista —activos/activos totales del sistema financiero y activos/PIB—tienen por objeto dar una idea de la importancia de estas instituciones en el sistema financiero local. El primero de ellos podría compilarse en forma consolidada a nivel internacional o a nivel nacional, mientras que el segundo debería compilarse en forma consolidada a nivel nacional (para mantener una mayor concordancia con el PIB). Es importante destacar que ambos ISF podrían complementarse con otros indicadores del sector. Es probable que en un futuro cercano se formulen propuestas específicas para elaborar ISF del sector de las empresas de seguros en particular, compilados con datos consolidados a nivel internacional.

5.38 En el caso de las empresas no financieras, al igual que en el de las instituciones de depósito, podrían compilarse datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional y datos consolidados a nivel nacional. En el primer caso, los datos reflejarían la solidez financiera de las empresas y podrían, por ejemplo, extraerse de los estados financieros que publican las entidades más grandes. Se recomienda declarar esos datos si están disponibles y si cubren una parte sustancial del sector. Como suele ser típico con cualquier cobertura parcial del sector, sería preciso tener en cuenta el posible “sesgo de supervivencia”16.

5.39 No obstante, en la Guía se reconoce que enmuchos países hay una relativa falta de datos oficiales sectoriales a nivel internacional y por lo tanto se acepta, en primera instancia, la compilación de datos consolidados a nivel nacional basada en la metodología de las cuentas nacionales. Dada la vinculación con otros conjuntos de datos macroeconómicos, dicho método también permitiría analizar el comportamiento sectorial en el contexto de la evolución macroeconó-mica, como complemento del análisis macropruden-cial. Un enfoque interesante consistiría en suministrar estas series de datos mediante la elaboración de cuentas sectoriales. Al divulgar cualquier tipo de datos, debería explicitarse la cobertura institucional y la base de consolidación, junto con información sobre las normas y los conceptos contables empleados.

Cuestiones específicas relacionadas con la consolidación

5.40 A diferencia de la agregación de datos, el concepto de la consolidación es más complejo, sobre todo a la hora de determinar el momento y la manera de consolidar las actividades de una filial con las de la matriz y demás entidades afiliadas cuando la participación en la filial es inferior al 100%.

5.41 La razón para consolidar las actividades de una filial con las de la empresa matriz y otras filiales es que, al ejercer control sobre sus actividades, la matriz incide directamente en las actividades de la filial, y viceversa. Sin embargo, la consolidación de las actividades de la matriz con las de filiales en las que tiene una participación minoritaria podría dar lugar a una doble contabilización entre las entidades declarantes, y los compiladores deben procurar que esto no suceda.

5.42 Por otra parte, cuando se consolidan las actividades de filiales en que la matriz tiene una participación inferior al 100%, surge el problema de cómo contabilizar las participaciones de los otros propietarios minoritarios. En la Guía se adopta el criterio de la consolidación plena; es decir, no se deben identificar por separado las participaciones minoritarias en las utilidades o como un pasivo en el balance, sino que deben incluirse como parte del capital y reservas de la entidad consolidada. En el caso de las instituciones de depósito, el criterio de la consolidación plena concuerda con el del Acuerdo de Capital de Basilea para la medición del capital de nivel 1, y refleja el enfoque en el total de capital y reservas de la institución de depósito dentro del grupo consolidado.

5.43 En el caso de las filiales no consolidadas17 y las empresas asociadas, las utilidades y el valor de la inversión de capital deben registrarse de manera proporcional y respectiva en el estado de resultados y en el capital y reservas del titular de la participación. Es decir, si el titular de la inversión posee una participación del 50% en una entidad, la mitad de las utilidades netas después de impuestos deberá figurar como ingreso generado por la inversión de capital, y la mitad del valor de capital y reservas de la entidad deberá registrarse en el balance del propietario como el valor de la inversión de capital. Toda inversión de capital de una empresa asociada o de una filial no consolidada en la empresa matriz (inversión de la filial en la matriz) debe recibir el mismo tratamiento.

5.44 En los datos compilados a los efectos de la contabilidad comercial y de la supervisión bancaria se suele preferir el criterio de la consolidación plena en el caso de las filiales, y un método proporcional para las utilidades y el capital de las empresas asociadas. Una variante del método proporcional es el método adoptado en el SCN 1993 para las filiales y las empresas asociadas internacionales, que consiste en atribuir a la entidad matriz una participación proporcional en las utilidades y el capital de aquellas; sin embargo, las filiales y las empresas asociadas locales no reciben el mismo tratamiento en el SCN 1993.

Compilación de datos consolidados a nivel sectorial

5.45 La compilación de datos consolidados a nivel sectorial para su uso en los ISF es un proceso de dos etapas. En vista de que para cada sector la información se presenta de manera consolidada a nivel de grupo, se procede a 1) agregar los datos declarados por las empresas de la población declarante y 2) hacer otros ajustes a nivel del sector (consolidaciones) para generar datos sectoriales18. Si la información no se declara de manera consolidada a nivel de grupo, es preciso hacer más ajustes para eliminar los saldos y las transacciones que se registran dentro del grupo19.

5.46 Cuando se compilan datos sectoriales, es importante comprender que la gama de instituciones de depósito cuyas actividades han de reflejarse en esos datos (la población declarante, según se la denomina en la Guía) variará según el método de consolidación por grupo que se adopte. En otras palabras, cada método de consolidación por grupo tiene una población declarante a nivel sectorial propia y distinta de la de otros métodos de consolidación por grupo. Por ejemplo, si en los datos consolidados por grupo se incluyen las sucursales y filiales de instituciones de depósito internacionales, la población declarante del sector de acuerdo con este método será más grande que si no se las incluye. La noción de que a los fines de los ISF se pueda definir más de una población declarante contrasta con lo que ocurre en otros conjuntos de datos macroeconómi-cos, tales como los conjuntos de datos de estadísticas monetarias y financieras, en cuyo caso la población declarante se define únicamente en función de la residencia y el tipo de la actividad desarrollada.

5.47 Además, a efectos de los ISF (y aplicando un método diferente del empleado para otras estadísticas macroeconómicas), es necesario hacer ajustes a nivel sectorial para eliminar la doble contabilización del capital y el ingreso en la población declarante. Tales ajustes pueden sintetizarse de la siguiente manera:

  • Las inversiones intrasectoriales en participaciones de capital se restan del capital global del sector, de modo de evitar la doble contabilización de capital y reservas en el sector.

  • Ni las ganancias y pérdidas por créditos intrasectoria-les ni las transacciones intrasectoriales deben afectar el ingreso neto del sector, ni su capital y reservas. Es decir, en el caso de las instituciones de depósito, la creación o pérdida de valor se produce en virtud de las transacciones o los créditos que dichas instituciones realizan o mantienen con entidades que no pertenecen al sector de las instituciones de depósito.

5.48 En el anexo que figura más adelante se describen más detalladamente los ajustes necesarios a nivel sectorial. Para facilitar la realización de dichos ajustes, en el recuadro 5.1 se hace hincapié en varias recomendaciones sobre la clasificación y el tratamiento de los flujos y los saldos interbancarios. En el recuadro 5.2 se presentan recomendaciones similares para los sectores de otras empresas financieras (no captado-ras de depósitos) y empresas no financieras. En el recuadro 5.3 se analizan las diferencias entre los datos consolidados a nivel internacional y a nivel nacional.

5.49 Es importante señalar que los datos compilados a nivel sectorial para el cálculo de los ISF deben incluir el importe bruto de los saldos intrasectoriales de instrumentos de deuda y derivados financieros; es decir, esos saldos no deben eliminarse entre los diferentes grupos. Ello permite identificar las interrelacio-nes entre los grupos pertenecientes a un sector y, por ende, los posibles riesgos de contagio. Este aspecto se considera especialmente pertinente para el sector de las instituciones de depósito, porque el principal objetivo de los ISF basados en los activos es detectar los riesgos brutos que enfrenta el sector, entre los que se encuentran los créditos entre instituciones20. Es por esto que, cuando se trata de determinar si ciertos tipos de instituciones de depósito se concentran en otorgar préstamos en moneda extranjera, por ejemplo, la exclusión de una parte de esos préstamos podría inducir a error. El mismo razonamiento es aplicable a los demás ISF basados en los activos. En cambio, en el panorama que figura en el MEMF sobre otras sociedades de depósito se eliminan los flujos y saldos registrados entre la población declarante21.

5.50 En términos más generales, en la Guía se recomienda identificar y supervisar la información bruta sobre saldos interbancarios en forma separada.

Anexo. Descripción detallada de los ajustes necesarios a nivel sectorial

Instituciones de depósito

5.51 En el cuadro 5.2 se enumeran los ajustes necesarios a nivel sectorial22 para agregar los datos de las instituciones de depósito individuales con el fin de evitar la doble contabilización del capital y el ingreso. En el resto de este anexo figura una explicación. En el cuadro se presentan datos correspondientes a tres instituciones de depósito (1, 2 y 3) residentes en la economía local. Los datos del estado de resultados y del balance de cada una de ellas se presentan en las primeras tres columnas, y los datos a nivel sectorial en la columna 4. La institución de depósito 3 es una empresa asociada de la institución de depósito 2. Dado que lo que se procura destacar son los ajustes, no todas las líneas del estado de resultados general (presentado en el cuadro 4.1) se muestran de manera pormenorizada. En el texto se indican otros ajustes necesarios para los demás sectores empresariales.

Cuadro 5.2.Datos del sector en general: Consolidación de partidas del estado de resultados y del balance
Institución de

depósito 1
Institución de

depósito 2
Institución de

depósito 3
Datos del sector

en general
Estado de resultados
Ingresos financieros brutos6001.3004002.300
Menos provisiones para intereses devengados sobre activos improductivos01500130
Préstamos a otras instituciones de depósito10200Eliminados
Ingresos financieros6001.1504002.170
Gastos financieros3005002001.000
Ingresos financieros netos3006502001.170
Ingresos no financieros2507004001.213,8
Honorarios y comisiones por cobrar110300200580
De otras instituciones de depósito0300Eliminados
Ganancias/pérdidas por instrumentos financieros50100100245
Participaciones de capital de instituciones de depósito500Eliminados
Participación en las utilidades0100020,8
De otras instituciones de depósito079,20Eliminados
Otros ingresos90200100368
Dividendos de otras instituciones de depósito700Eliminados
Otros ingresos por cobrar a otras instituciones de depósito0015Eliminados
Ingreso bruto5501.3506002.383,8
Gastos por operaciones5006001501.215
Honorarios y comisiones por pagar a otras instituciones de depósito15015Eliminados
Otros gastos por pagar a otras instituciones de depósito050Eliminados
Provisiones (netas)508010132
Provisiones para préstamos a instituciones de depósito080Eliminados
Ingreso neto (antes de partidas extraordinarias e impuestos)06704401.036,8
Impuesto sobre la renta0272176448
Ingreso neto después de impuestos0398264588,8
Dividendos por pagar0300140391
A otras instituciones de depósito0049Eliminados
Utilidades retenidas098124197,8
Balance
Activos no financieros5005003001.300
Activos financieros11.25017.8007.30036.158
Préstamos (excluidas las provisiones específicas)8.85014.1005.50028.458
Préstamos brutos9.25014.4005.60029.250
Provisiones específicas400300100792
Provisiones para préstamos a instituciones de depósito080Eliminados
Acciones y otras participaciones de capital100300200400
Inversiones en instituciones de depósito asociadas01800Eliminados
Inversiones en otras instituciones de depósito2000Eliminados
Inversiones en otras instituciones de depósito2.3003.4001.6007.300
Activos totales11.75018.3007.60037.458
Pasivos11.00016.7007.00034.700
Capital y reservas7501.6006002.758
Pasivos y capital totales11.75018.3007.60037.458

Recuadro 5.1.Flujos y saldos interbancarios

Dentro de cualquier sistema financiero suele haber relaciones financieras entre instituciones de depósito. Esas relaciones pueden ser importantes y ponerse de manifiesto a través de operaciones crediticias interbancarias activas y pasivas y de la tenencia de acciones y otros instrumentos negociables de participación en el capital emitidos por instituciones de depósito. Para comprender los datos empleados en el cálculo de los ISF es importante conocer la manera en que se captan esas interrelaciones. En este recuadro se explica cómo se compaginan entre sí las diversas recomendaciones de la Guía con respecto a la clasificación de los flujos y saldos interbancarios en los estados financieros a nivel sectorial. La información necesaria para cumplir con esas recomendaciones se presenta en el capítulo 11.

Flujos y saldos entre instituciones de depósito pertenecientes a un mismo grupo1

De acuerdo con el método de consolidación, todos los flujos y saldos —incluidos capital y reservas—que se producen dentro de un mismo grupo de instituciones de depósito de la población declarante se eliminan de la información correspondiente al sector.

Flujos y saldos registrados con otras instituciones de depósito

Con respecto a los ingresos y gastos y al capital y reservas, el criterio recomendado consiste esencialmente en excluir de los datos del sector los flujos y saldos interbancarios registrados con otras instituciones de depósito de la población declarante2. El propósito es evitar el uso de una estimación bruta del flujo de ingresos y del indicador del capital total del sector, lo cual llevaría a sobrestimar su salud financiera y solidez patrimonial. Se eliminan del estado de resultados los ingresos y gastos no financieros intra-sectoriales; además, los dividendos intrasectoriales se eliminan de las líneas correspondientes a ingresos no financieros y dividendos por pagar. Los ingresos y gastos financieros interbancarios se presentan en sus valores brutos y, en principio, su sumatoria será igual a cero en la línea de ingresos financieros netos. Se hacen ajustes para reflejar las provisiones para créditos en mora frente a otras instituciones de depósito de la población declarante. (En el anexo a este capítulo figura un ejemplo numérico de los ajustes requeridos a nivel sectorial.)

Aplicando el mismo criterio, se excluyen de los activos líquidos los créditos interbancarios no negociables para evitar una sobrestima-ción del indicador de liquidez a nivel sectorial. Esos créditos inter-bancarios no son fuentes “externas” de liquidez para el sector, ni pueden convertirse en efectivo en el mercado (a diferencia de los créditos negociables frente a otros bancos). Análogamente, se deben excluir los pasivos intrasectoriales a corto plazo de los pasivos a corto plazo utilizados para calcular el ISF activos líquidos/pasivos a corto plazo.

Para supervisar la exposición a riesgos y la posibilidad de contagio, en la Guía se recomienda como principio general que, en el caso de los activos (y pasivos) brutos, se incluyan en los datos del sector los créditos y pasivos interbancarios brutos (tal como se hace con los flujos de intereses). La razón es que el objeto principal de los ISF basados en los activos es identificar los riesgos brutos que enfrenta el sector de captación de depósitos, y esos riesgos comprenden los créditos que las entidades tienen entre sí.

En términos más generales, en la Guía se recomienda identificar y supervisar en forma separada los importes brutos de los saldos interbancarios.

Para evitar que las instituciones de depósito deudoras y acreedoras realicen un registro asimétrico, se efectúan ajustes a los datos relativos a las provisiones específicas para préstamos (u otros activos) frente a otras instituciones de depósito de la población declarante.

Inversiones en participaciones de capital

Corresponde hacer una referencia especial al tratamiento de las inversiones en participaciones de capital.

En todos los sistemas de medición se hace una distinción cuando una inversión en participaciones de capital alcanza un nivel que le permite al inversionista influir de forma significativa en las decisiones de gestión y, por ende, en el uso de los recursos de capital de la entidad. Como se señaló antes (párrafo 5.8), este nivel puede ser, dependiendo de las prácticas de cada país, 10% o 20%. Basándose en esta distinción, el criterio de la Guía es que el valor de la participación del inversionista en empresas asociadas y filiales no consolidadas debe registrarse en el balance del inversionista, y que las utilidades se imputan al estado de resultados de este último (como ingresos no financieros) según el porcentaje de su participación en el capital y reservas de la empresa asociada o filial no consolidada. Toda inversión de una empresa asociada o filial no consolidada en la empresa matriz debe registrarse de manera análoga en el balance y en el estado de resultados de la empresa asociada o filial.

En el caso de los datos a nivel sectorial, si tanto la empresa asociada como la matriz forman parte de la población declarante:

  • El valor de las utilidades atribuibles a la institución de depósito inversionista debe restarse de (otros) ingresos no financieros, de modo que no se contabilice dos veces el mismo ingreso neto. Asimismo, para garantizar que no se sobrestimen los dividendos por pagar y las utilidades retenidas correspondientes al sector, el porcentaje de participación de la institución de depósito inversionista en los dividendos por pagar y las utilidades retenidas (que juntos deben ser iguales a la anotación registrada en ingresos no financieros) debe restarse de esas partidas.

  • El porcentaje de participación de la institución de depósito inversionista en el capital y reservas de la empresa asociada (o de la empresa matriz, si la inversión es en sentido contrario) debe excluirse de los activos brutos y de capital y reservas en el balance correspondiente al sector.

Por otra parte, si una institución de depósito compra (o incrementa) una participación en otra entidad con carácter de empresa asociada o filial (o si dicha entidad invierte en la matriz), y paga una suma superior al valor proporcional del capital y reservas de la entidad —es decir, si el valor de los activos aportados es mayor que el de los recibidos—la diferencia se considera como plusvalía mercantil (o fondos de comercio adquiridos)3. La entidad declarante debe restar la plusvalía de las utilidades retenidas dentro del rubro de capital y reservas. Análogamente, si una institución de depósito vende una participación en una institución de depósito filial o asociada (o si la filial retira su inversión en la matriz) a un precio mayor que el valor proporcional del capital y reservas —es decir, si el valor de los activos recibidos es mayor que el de los activos aportados—, la diferencia debe sumarse a las utilidades retenidas. Si se emplea capital propio para comprar una participación en una empresa asociada o filial, el valor de los activos, así como el de capital y reservas del comprador, aumenta en una suma igual al valor del porcentaje de participación en el capital y reservas de la empresa asociada o filial. En el apéndice V se presentan dos ejemplos numéricos que ilustran el tratamiento de la plusvalía mercantil.

Con respecto a los datos a nivel del sector, el valor de mercado de otras participaciones de las instituciones de depósito en el capital de instituciones homólogas de la población declarante debe excluirse de los activos brutos y de capital y reservas (medidos en sentido estricto). Asimismo, las ganancias y pérdidas realizadas o no realizadas por participaciones en el capital de otras instituciones de depósito que forman parte de la población declarante deben excluirse del estado de resultados.

1En este contexto, un grupo consiste en una institución de depósito matriz junto con sus sucursales y filiales captadoras de depósitos.2El término “población declarante” abarca a todas las instituciones de depósito comprendidas en la información sectorial y varía según la cobertura institucional del sector.3Ello significa que del efectivo disponible se restará una suma mayor que el valor de la participación de capital, con la consiguiente reducción en capital y reservas.

5.52 La pertinencia de cada ajuste dependerá de las circunstancias propias de cada país. Algunos ajustes, tales como los referidos a honorarios y comisiones, podrían ser de aplicación general, mientras que otros, como los correspondientes a provisiones para préstamos otorgados a otras instituciones de depósito, quizá no lo sean. Los compiladores deben determinar según su criterio los costos y beneficios que entraña la recopilación de nuevos datos. Si los elementos de juicio disponibles indican que un ajuste no es pertinente o que no sería significativo, es posible que las ventajas de reunir dicha información no justifiquen los posibles costos que ello supondría para las entidades declarantes y el organismo compilador.

Ajustes al estado de resultados

5.53 Para compilar los datos que se usan en el cálculo de los ISF se requieren hasta siete ajustes al estado de resultados a fin de eliminar las transacciones intrasectoriales y las ganancias y pérdidas por créditos intrasectoriales. A continuación se describen los ajustes:

  • Provisiones para intereses devengados de préstamos en mora (y otros créditos) frente a otras instituciones de depósito.

  • Honorarios y comisiones por cobrar y por pagar a otras instituciones de depósito de la población declarante.

  • Dividendos por cobrar y por pagar a otras instituciones de depósito de la población declarante.

  • Participación de la institución de depósito inversionista en las utilidades de las instituciones de depósito asociadas que también forman parte de la población declarante.

  • Otros ingresos por cobrar y por pagar a otras instituciones de depósito de la población declarante.

  • Ganancias y pérdidas de las instituciones de depósito derivadas de participaciones de capital en otras instituciones de depósito de la población declarante.

  • Provisiones para préstamos otorgados a otras instituciones de depósito de la población declarante.

5.54 Cabe destacar que en la lista precedente se omiten los datos sobre ingresos y gastos financieros de una misma institución de depósito. Esos datos se presentan en su valor bruto porque suman cero en la línea de ingresos financieros netos.

Recuadro 5.2.Flujos y saldos en los sectores que no captan depósitos

Dentro de cualquier sistema financiero suele haber relaciones financieras entre instituciones pertenecientes al mismo sector. En este recuadro se explica cómo se compaginan entre sí las diversas recomendaciones de la Guía con respecto a la clasificación de los flujos y saldos intrasectoriales en los estados financieros del otro sector financiero (es decir, el que no capta depósitos) y del sector no financiero. La información necesaria para cumplir con esas recomendaciones se presenta en el capítulo 11.

Otras empresas financieras

En comparación con el sector de captación de depósitos y el sector no financiero, la lista de ISF relativos a otras empresas financieras es reducida. Por ello, la información sectorial presentada en el capítulo 4 es más limitada, y por ende también lo son los ajustes a nivel sectorial.

De acuerdo con el método de consolidación a nivel nacional, todos los flujos y saldos internos del grupo1 —incluidos capital y reservas—registrados entre otras empresas financieras residentes de la población informante2 se eliminan de la información correspondiente al sector. Ello supone excluir del activo y de capital y reservas las tenencias de participaciones de capital y también todos los créditos y pasivos internos del grupo.

Por otra parte, a nivel sectorial se eliminan del activo y de capital y reservas todas las tenencias de participaciones de capital en otras empresas financieras de la población declarante para evitar el doble apalancamiento del capital en los datos del sector.

Empresas no financieras

De acuerdo con el método de consolidación a nivel nacional, y tal como sucede con las instituciones de depósito y otras empresas financieras, todos los flujos y saldos internos del grupo3 —incluidos capital y reservas—registrados entre empresas no financieras de la población declarante se eliminan de la información correspondiente al sector. Ello supone excluir las tenencias de participaciones de capital del activo y de capital y reservas, todos los créditos y pasivos internos del grupo, y todas las partidas de ingresos y gastos generados dentro del grupo.

Asimismo, a nivel sectorial el valor contable de todas las tenencias de participaciones de capital en otras empresas no financieras de la población declarante se elimina del activo y de capital y reservas (medido en sentido estricto), para evitar el doble apalancamiento del capital en los datos correspondientes al sector. Al igual que en el caso del sector de captación de depósitos, las inversiones en empresas asociadas (y las inversiones de estas en la matriz) efectuadas por empresas no financieras en otras empresas similares se valoran en virtud del porcentaje de participación del inversionista en el capital y reservas de la empresa asociada. En principio, si la empresa no financiera inversionista contabiliza todo aumento o disminución del valor de sus participaciones en el capital de otras empresas no financieras como un ajuste por valoración y no como una ganancia o pérdida imputable a resultados, esos cambios de valoración deben restarse solo del capital total y no del capital y reservas medidos en sentido estricto. Todos estos ajustes deben hacerse a nivel de los datos sectoriales.

Los ingresos y gastos intrasectoriales no deben afectar al ingreso neto. Por lo tanto, los importes de dividendos intrasectoriales por pagar y la participación de la empresa matriz en las utilidades retenidas de una empresa asociada (y, análogamente, en el caso de una inversión en la matriz, la participación de una empresa asociada en las utilidades retenidas de la matriz) deben restarse del rubro de otros ingresos (netos), asentándose las correspondientes contrapartidas en dividendos por pagar y utilidades retenidas. Esos ajustes garantizan que no se sobrestimen el ingreso neto, los dividendos por pagar y las utilidades retenidas correspondientes al sector en general. Asimismo, debe excluirse toda ganancia y pérdida por tenencia de capital de otras empresas no financieras y por ventas de activos fijos a otras empresas no financieras incluidas en otros ingresos (netos). Todos estos ajustes deben hacerse a nivel de los datos sectoriales.

Los ingresos y gastos financieros se presentan en términos brutos y, en principio, suman cero en el ingreso neto, por lo cual no se requiere ajuste alguno. Sin embargo, para compilar la serie informativa sobre utilidades antes de intereses e impuestos, se requieren datos sobre los intereses por cobrar a otras empresas no financieras.

1En este contexto, un grupo consiste en una empresa matriz con carácter de otra empresa financiera, junto con sus sucursales y filiales de la misma índole.2El término “población declarante” abarca todas las otras empresas financieras residentes (o empresas no financieras residentes, según los datos sectoriales que se compilen.3En este contexto, un grupo consiste en una empresa matriz no financiera, junto con sus sucursales y filiales que sean también empresas no financieras.

Eliminación de las provisiones para intereses devengados sobre préstamos intrasectoriales23

5.55 En la Guía se recomienda que los préstamos dejen de devengar intereses una vez que hayan sido clasificados como en mora. Si el préstamo fue otorgado a otra institución de depósito que forma parte de la población declarante, surgirá una asimetría metodológica en vista de que la institución de depósito deudora continuará devengando intereses, mientras que la institución de depósito acreedora debe dejar de hacerlo. Por lo tanto, es necesario un ajuste para eliminar esa asimetría.

Recuadro 5.3.¿Cuál es la diferencia entre la consolidación de datos a nivel internacional y a nivel nacional?

En la Guía se presentan dos métodos generales de consolidación: a nivel internacional y a nivel nacional. Durante la elaboración de la versión preliminar de la Guía se planteó el tema de las diferencias entre los datos generados a partir de estos dos métodos, teniendo en cuenta sobre todo la importancia de que los compiladores comprendan los principios y las consecuencias de ambos métodos.

En este recuadro se describe un conjunto de casos, comenzando por el más sencillo y avanzando hacia otros cada vez más complejos, para 1) explicar las diferencias de principio, si las hay, entre los datos generados por cada método de consolidación, y 2) señalar el posible efecto neto en la serie de datos sectoriales utilizada para compilar los ISF. Para ilustrar los principios, en el recuadro se abordan solo las diferencias relacionadas con los métodos de consolidación, y no el alcance de la cobertura institucional. Es obvio que si en la cobertura hay diferencias —como por ejemplo entre el control solo a nivel nacional y el control nacional e internacional—, esas diferencias también repercutirán en los conjuntos de datos. En este recuadro se tratan sobre todo las instituciones de depósito, pero los principios que se exponen son igualmente aplicables a otros sectores empresariales.

A modo de síntesis, mientras que en los datos consolidados a nivel internacional no se distinguen las actividades bancarias nacionales de las internacionales, en los datos del sector bancario consolidado a nivel nacional tampoco se captan los riesgos a los que están expuestas las sucursales y filiales internacionales, lo cual podría llevar a conclusiones erróneas sobre la solidez del sector.

  • 1. Las instituciones de depósito nacionales no tienen sucursales internacionales ni empresas filiales o asociadas que sean instituciones de depósito1.

En este caso, los datos consolidados a nivel internacional y a nivel nacional son los mismos.

  • 2. Las instituciones de depósito nacionales no tienen sucursales ni filiales internacionales captadoras de depósitos, pero sí tienen empresas asociadas internacionales captadoras de depósitos.

En este caso, los datos consolidados a nivel internacional y a nivel nacional son los mismos. En ambos conjuntos de datos, el valor proporcional del capital y las utilidades de las empresas asociadas internacionales se incluye en la información sectorial sobre resultados y el balance. En ninguno de los dos casos se incluye a las empresas asociadas internacionales en la población declarante.

  • 3. Las instituciones de depósito nacionales tienen sucursales internacionales.

En este caso, los datos consolidados a nivel internacional y a nivel nacional serán diferentes. En la consolidación a nivel internacional —pero no en la consolidación a nivel nacional—se incluyen a las sucursales internacionales en la población declarante.

En la consolidación a nivel internacional, a diferencia de la realizada a nivel nacional y con algunas excepciones, los datos sobre flujos de ingresos y gastos brutos y sobre exposiciones brutas dentro (y fuera) del balance de las sucursales internacionales se incluyen en los datos del sector. Las excepciones son que los flujos y saldos intrasectoriales, distintos de los saldos de deuda y los flujos conexos de ingresos financieros entre instituciones de depósito no vinculadas entre sí, se eliminan durante la consolidación. Por consiguiente, los préstamos concedidos por una sucursal internacional a los residentes de ese país extranjero y a los residentes de la economía de la empresa matriz se incluyen según su importe bruto en el balance del sector, a menos que el prestatario sea otra institución de depósito perteneciente al mismo grupo.

En cambio, en la consolidación a nivel nacional, todos los flujos de ingresos y gastos brutos y los créditos y pasivos brutos entre las sucursales internacionales y las instituciones de depósito nacionales se incluyen en los datos del sector. Por lo tanto, los préstamos que una empresa matriz nacional concede a su sucursal internacional se incluyen en los préstamos a no residentes en el balance del sector.

¿Cómo inciden estas diferencias en la serie de datos sectoriales utilizada para compilar los ISF? El efecto variará según el tipo de actividad que realicen las sucursales internacionales, pero es posible hacer tres señalamientos:

  • i) Salvo que las sucursales internacionales efectúen sus transacciones principalmente con la entidad matriz, los datos sobre activos y pasivos brutos serán mayores en los datos consolidados a nivel internacional que en los consolidados a nivel nacional.

  • ii) Salvo que las sucursales internacionales efectúen sus transacciones principalmente con otras instituciones de depósito de la población declarante, los datos sobre ingresos y gastos brutos también serán mayores en el caso de la consolidación a nivel internacional.

  • iii) Las utilidades y el capital deberán ser más o menos similares en ambos casos ya que todas las utilidades y el capital de las sucursales internacionales se atribuyen a la empresa matriz.

No obstante, podrían surgir algunas diferencias porque los ajustes a nivel sectorial explicados en el anexo a este capítulo (véanse los párrafos 5.53 y 5.79) podrían variar debido a diferencias entre las poblaciones declarantes, por lo cual en la consolidación a nivel internacional podrían precisarse ciertos ajustes que no son necesarios en la consolidación a nivel nacional.

  • 4. Las instituciones de depósito nacionales tienen filiales internacionales captadoras de depósitos.

En este caso, los datos consolidados a nivel internacional y a nivel nacional serán diferentes. En la consolidación a nivel internacional, pero no a nivel nacional, las filiales internacionales se incluyen en la población declarante.

Tal como sucede con las sucursales internacionales, en la consolidación a nivel internacional —y a diferencia de la consolidación a nivel nacional, pero con ciertas excepciones—los datos sobre ingresos y gastos brutos y las exposiciones brutas registradas dentro (y fuera) del balance de las filiales internacionales se incluyen en los datos del sector. La excepción consiste en que los flujos y saldos intrasectoriales, distintos de los saldos de deuda y de los flujos conexos de ingresos financieros entre instituciones de depósito no vinculadas, se eliminan en el proceso de consolidación.

En la consolidación a nivel nacional, en cambio, los flujos de ingresos y gastos brutos y los créditos y pasivos brutos entre las filiales internacionales y las instituciones de depósito nacionales forman parte de los datos sectoriales.

El efecto de esas diferencias en los datos a nivel sectorial correspondientes a las instituciones de depósito filiales internacionales es similar al que se produce en el caso de las sucursales del exterior y que se describe en los párrafos i) y ii) del caso 3, así como en el párrafo iii) si la empresa matriz nacional es dueña del 100% del capital de la filial internacional. En cambio, si la participación en el capital de la filial internacional es inferior al 100%, el efecto no es igual al descrito en el párrafo iii) respecto de las sucursales del extranjero.

Cuando la empresa matriz es propietaria de menos del 100% del capital de la filial internacional, los datos sectoriales sobre ganancias (o pérdidas) y capital consolidados a nivel internacional tienden a ser mayores que los obtenidos a partir de una consolidación a nivel nacional. Ello se debe a que en la consolidación internacional las ganancias (o pérdidas) y el capital total de las filiales internacionales se incluyen en los datos, pero en la consolidación nacional las ganancias y el capital de esas filiales deben incluirse según el porcentaje de participación. Por lo tanto, si la participación en la filial es inferior al 50%, “solamente” el 50% de las utilidades y del capital se incluirá en los datos consolidados a nivel nacional. Es decir, en la consolidación a nivel internacional el porcentaje de participación de los inversionistas minoritarios en el capital y en las ganancias se incluye en los datos, pero no así en el caso de la consolidación a nivel nacional. Hay una sola excepción: si los inversionistas minoritarios son otras instituciones de depósito de la población declarante cuyos datos se consolidan a nivel nacional, el valor de sus inversiones y de las utilidades generadas se incluyen en los datos del sector2. Tal como se señala en el caso de las sucursales internacionales en el párrafo iii) precedente, podrían surgir algunas otras diferencias a nivel del sector debido a los distintos ajustes a los que están sujetos los datos sectoriales a causa de la diferencia entre las poblaciones declarantes.

  • 5. Las instituciones de depósito nacionales tienen filiales y empresas asociadas en otros sectores3.

En este caso, los datos consolidados a nivel internacional y a nivel nacional son iguales, con una excepción: si la matriz invierte en la filial o en la empresa asociada a través de una institución de depósito filial internacional en la que participan inversionistas minoritarios (véase más adelante).

Como las filiales que operan en otros sectores no se consolidan con la institución de depósito matriz, los flujos de ingresos y gastos brutos y los créditos y pasivos brutos entre las filiales y el sector de captación de depósitos se incluyen en ambos conjuntos de datos, al igual que el porcentaje de participación de la matriz en las utilidades y el capital y reservas de la filial. Los mismo principios se aplican a las empresas asociadas de otros sectores. Si la filial o la empresa asociada del otro sector es controlada por una filial internacional captadora de depósitos de propiedad de la matriz y que tiene inversionistas minoritarios, el porcentaje de participación en las utilidades y el capital registrado en los datos consolidados a nivel nacional es menor que el registrado en los datos consolidados a nivel internacional, en una proporción igual a la participación de los inversionistas minoritarios en las utilidades y el capital de la filial o empresa asociada del otro sector4. La diferencia se atribuye a la misma razón que se señala en el último párrafo del caso.

1Las filiales y empresas asociadas se definen en los párrafos 5.7 y 5.8.2Si las instituciones de depósito nacionales tienen filiales internacionales captadoras de depósitos y si un inversionista minoritario de una de esas filiales forma parte de la población declarante, el valor de la inversión y de las utilidades correspondientes que declara dicho inversionista debe excluirse de los datos del sector para evitar la doble contabilización de los ingresos y el capital del sector consolidados a nivel internacional.3Estas filiales o empresas asociadas no se incluyen en la población declarante.4La misma diferencia entre los datos consolidados a nivel internacional y a nivel nacional se produce cuando las inversiones en instituciones de depósito asociadas internacionales pertenecen a instituciones de depósito que son filiales internacionales de la entidad matriz nacional con inversionistas minoritarios.

5.56 En el cuadro 5.2, la institución de depósito 2 tiene ingresos financieros brutos por un valor de 1.300, de los cuales 150 corresponden a las provisiones constituidas para intereses devengados sobre préstamos en mora, y otros 20 corresponden a un préstamo intrasectorial. Al calcular el total del sector en general (columna 4), se elimina la provisión de 20, de modo que el saldo de ingresos financieros netos del sector en general sea mayor que el saldo agregado de las instituciones de depósito 1, 2 y 3.

5.57 Se requiere un ajuste similar aun si los ingresos financieros se declaran en una sola cifra de la que se excluyen los intereses devengados sobre los préstamos en mora. Además, si posteriormente la institución de depósito deudora paga intereses que, según se recomienda en la Guía, deben registrarse en la línea de provisiones, el pago debería eliminarse a la hora de calcular los datos del sector en general.

Eliminación de honorarios y comisiones entre las instituciones de depósito

5.58 Los honorarios y comisiones intrasectoriales por cobrar y por pagar no afectan el ingreso neto del sector (porque su saldo neto cruzado es cero), pero en cuatro ISF se utilizan las series de datos “ingreso bruto” o “gastos no financieros”. Por consiguiente, para esas series de datos brutos, en la Guía se recomienda excluir los honorarios y comisiones intrasectoriales24.

5.59 En el cuadro 5.2, la institución de depósito 2 tiene honorarios y comisiones por cobrar por un valor de 300, de los cuales 30 corresponden a honorarios y comisiones por cobrar a las otras dos instituciones de depósito de la población declarante (o sea, la suma que las dos instituciones deben pagar). Estos importes corresponden a transacciones intra-sectoriales, que no representan ni ingresos ni pagos relacionados con operaciones realizadas con otros sectores. Por consiguiente, al calcular el total del sector (columna 4), se resta 30 de los honorarios y comisiones por cobrar y por pagar.

Eliminación de los dividendos intrasectoriales por cobrar y por pagar de las instituciones de depósito

5.60 En el caso de los dividendos por cobrar y por pagar, su saldo neto es igual a cero en las utilidades retenidas del sector en general. No obstante, tal como sucede con los ajustes necesarios para honorarios y comisiones, la inclusión del valor bruto de estos dividendos afecta las series específicas utilizadas para calcular los ISF. En particular, la inclusión de los dividendos por cobrar a otras instituciones de depósito de la población declarante en el rubro de otros ingresos supondría una doble contabilización del ingreso bruto y neto a nivel sectorial, porque ese ingreso ya está reflejado en el ingreso bruto y neto de la institución de depósito que paga el dividendo. Por lo tanto, en la Guía se recomienda que los dividendos intrasectoriales por cobrar y por pagar se excluyan de los importes brutos en que están contabilizados, es decir, de otros ingresos (dividendos por cobrar) y dividendos por pagar.

5.61 En el cuadro 5.2, la institución de depósito 1 tiene otros ingresos por un valor de 90, de los cuales 7 corresponden a dividendos por cobrar a la institución de depósito 3. Para eliminar esta transacción intrasectorial se resta 7 de los ingresos no financieros y de los dividendos por pagar a nivel del sector.

5.62 Los mismos ajustes a nivel sectorial se requieren en el caso de los dividendos intrasectoriales por pagar y por cobrar en el sector de las empresas no financieras.

Eliminación de la participación de una institución de depósito inversionista en las utilidades de una empresa asociada

5.63 En el caso de las inversiones en empresas asociadas (y las inversiones de estas en la matriz), el inversionista reconoce como ingreso (gasto) en cada período su participación en el ingreso (pérdida) neto de la empresa asociada. Por la misma razón citada en el caso de los dividendos por pagar y por cobrar —es decir, para evitar la doble contabilización de ingresos—se elimina el valor de las utilidades de una institución de depósito que sean atribuibles a una institución de depósito inversionista que también forme parte de la población declarante.

5.64 En el cuadro 5.2, la institución de depósito 2 tiene una participación en utilidades por un valor de 100, de los cuales 79,2 corresponden al porcentaje de participación en el ingreso neto de la institución de depósito 3 (la empresa asociada). De ese valor, 42 y 37,2 son las participaciones correspondientes a dividendos por pagar y a utilidades retenidas, respectivamente. Para eliminar estas transacciones intrasectoriales se resta 79,2 de los ingresos no financieros a nivel sectorial (la participación de la institución de depósito 2) y 42 en concepto de dividendos por pagar (importe por pagar de la institución de depósito 3), con lo cual las utilidades retenidas se reducen en 37,2.

5.65 Los mismos ajustes a nivel sectorial se requieren en el caso de las utilidades intrasectoriales de las empresas asociadas (así como de las inversiones de estas en la matriz) en el sector de las empresas no financieras.

Eliminación de otros ingresos intrasectoriales de las instituciones de depósito

5.66 El rubro de otros ingresos comprende todos los ingresos no financieros diferentes de las ganancias y pérdidas por operaciones en mercados financieros, menos otras partidas identificadas de otra manera que son objeto de ajustes por separado: honorarios y comisiones, dividendos por cobrar y participación en las utilidades retenidas. Dado que en cuatro ISF se usa la serie de datos de “ingreso bruto” o de “gastos no financieros”, en la Guía se recomienda que en esas series de datos brutos se excluyan otros ingresos intrasectoriales.

5.67 Como los otros ingresos por cobrar y por pagar entre instituciones de depósito no afectan el ingreso neto a nivel del sector (porque su saldo neto cruzado es cero), al excluirse los flujos intrasectoriales de otros ingresos se hacen dos ajustes, uno en ingresos y el otro en gastos. Una excepción a este tratamiento simétrico se produce si los ingresos reflejan una ganancia o pérdida por la venta de un activo fijo. En esos casos, la ganancia o pérdida se resta de “otros ingresos” pero no se hace ningún ajuste a los gastos porque esos ingresos no representan un gasto del comprador. Se requieren los mismos ajustes a nivel sectorial en el caso de las empresas no financieras.

5.68 En el cuadro 5.2, la institución de depósito 3 tiene otros ingresos por cobrar por un valor de 100, de los cuales 15 corresponden a ingresos por cobrar a la institución de depósito 2 (o sea, la suma que la institución 2 debe pagar). Dicho importe refleja una transacción intrasectorial, que no representa ni ingresos ni gastos relacionados con operaciones realizadas con otros sectores. De esa suma, 10 corresponde a una ganancia por la venta de un activo fijo a otra institución de depósito. Por consiguiente, al calcular el total del sector en general (columna 4), se resta 15 de otros ingresos por cobrar y 5 de gastos operativos por pagar, con lo cual las utilidades retenidas del sector se reducen en 10.

Eliminación de las ganancias y pérdidas por tenencia de acciones y otras participaciones de capital en otras instituciones de depósito

5.69 Las ganancias y pérdidas de las instituciones de depósito por tenencia de acciones y otras participaciones de capital en otras instituciones de depósito (distintas de las inversiones de capital vinculadas a empresas asociadas y filiales, y las inversiones de estas en la matriz) deben eliminarse de los datos sobre ganancias y pérdidas por tenencia de instrumentos financieros a nivel sectorial, de modo que las ganancias y pérdidas generadas por créditos intrasec-toriales no afecten el ingreso del sector. A diferencia de lo que ocurre con los títulos de deuda (o valores de renta fija), en la Guía los activos y pasivos de capital de las instituciones de depósito se miden de manera diferente en los dos lados del balance. Mientras que la institución de depósito propietaria registra las ganancias y pérdidas derivadas de las acciones y demás participaciones de capital según su precio de mercado, en los libros del emisor no se efectúa la modificación correspondiente. Es por esto que el ingreso del sector se vería afectado si no se excluyen las ganancias y pérdidas por tenencia de acciones y otras participaciones de capital de otras instituciones de depósito de la población declarante.

5.70 Por otra parte, en la Guía se considera que a nivel sectorial las transacciones de acciones y demás participaciones de capital de instituciones de depósito (tanto intrasectoriales como intersectoriales) son operaciones de financiamiento mediante emisión de acciones; es decir, transacciones que pueden aumentar o disminuir el capital sin pasar por la cuenta de ingresos. Por lo tanto, a nivel sectorial resulta irrelevante qué institución de depósito vende o compra acciones y otros títulos de capital frente a otro sector; todas las ventas y compras reflejan intercambios de acciones por recursos de capital independientemente del hecho de que las operaciones consistan en emisiones de acciones propias o en compras secundarias en los mercados de valores. Los ajustes necesarios a nivel sectorial se tratan más a fondo en el análisis de los ajustes al balance por tenencias intrasectoriales de acciones y otras participaciones de capital.

5.71 En el cuadro 5.2, la institución de depósito 1 tiene ganancias por instrumentos financieros por un valor de 50, de los cuales 5 corresponden a una ganancia por tenencia de acciones y otras participaciones en el capital de la institución de depósito 3. A nivel sectorial, esta ganancia de 5 se elimina de los ingresos no financieros, con lo cual las utilidades retenidas se reducen en la misma cantidad.

5.72 Cuando se los registra en otros ingresos a nivel de la institución, se requieren los mismos ajustes a nivel sectorial en las ganancias y pérdidas por tenencias intrasectoriales de acciones y otras participaciones de capital en el sector de las empresas no financieras.

Eliminación de provisiones específicas para préstamos otorgados a otras instituciones de depósito

5.73 Es necesario eliminar las provisiones específicas para préstamos otorgados a otras instituciones de depósito de la población declarante a fin de evitar la doble contabilización de las pérdidas. Es probable que una institución de depósito constituya una provisión para los préstamos que haya otorgado a otra institución de depósito si el ingreso neto y el capital de la entidad deudora sufren un fuerte deterioro. La provisión disminuye el ingreso neto de la institución de depósito acreedora en vista de que el ingreso neto y los recursos de capital de la institución deudora disminuyen a causa del mismo hecho. A nivel sectorial, el efecto de ese hecho adverso se contabilizaría por duplicado si no se eliminan las provisiones específicas para préstamos entre instituciones de depósito.

5.74 Asimismo, se produce una asimetría si las provisiones específicas reducen el saldo neto de los préstamos registrados en los libros del acreedor sin que se efectúe una reducción similar en el saldo de los pasivos por préstamos en los libros del deudor.

5.75 En el cuadro 5.2, la institución de depósito 2 tiene constituidas provisiones por un valor de 80, de los cuales 8 corresponden a una provisión para los préstamos otorgados a la institución de depósito 1. A nivel sectorial, esta provisión de 8 se elimina, con lo cual las utilidades retenidas se incrementan en la misma cantidad.

Cálculo de las utilidades retenidas del sector en general

5.76 En el cuadro 5.2, las utilidades retenidas del sector en general (197,8) no son iguales a la suma de los datos de utilidades retenidas de las instituciones de depósito 1, 2 y 3 (222). ¿Cómo se concilia la diferencia?

5.77 Una diferencia es la participación de la institución de depósito 2 en las utilidades retenidas de la institución de depósito 3 (37,2), que se elimina para evitar la doble contabilización de esas utilidades a nivel sectorial. Una segunda diferencia surge de los ajustes efectuados a los datos sobre ingreso bruto, que no tienen una contrapartida en ninguna otra cuenta. Estos ajustes corresponden a las provisiones para los intereses devengados sobre préstamos otorgados a otras instituciones de depósito de la población declarante, las ganancias y pérdidas por participaciones en el capital de otras instituciones de depósito, las ganancias y pérdidas por la venta de activos fijos a otras instituciones de depósito y las provisiones para préstamos otorgados a otras instituciones de depósito.

5.78 Por consiguiente, las utilidades retenidas del sector en general (197,8) son iguales a la suma de las utilidades retenidas de las instituciones de depósito 1, 2 y 3 (222), menos la participación de la institución de depósito 2 en las utilidades retenidas de la institución de depósito 3 (37,2), menos la ganancia por participación en el capital de la institución de depósito 1 (5), menos la ganancia de la institución de depósito 3 por la venta de activos fijos (10), más la provisión de la institución de depósito 2 para intereses devengados (20) y para préstamos incobrables (8).

Ajustes al balance

5.79 A los fines de compilar datos para el cálculo de los ISF, es necesario realizar tres ajustes a los datos del balance a nivel sectorial, principalmente para evitar la doble contabilización (doble apalanca-miento) del capital a nivel del sector. Los ajustes se refieren a lo siguiente:

  • Inversiones en empresas asociadas residentes en la economía.

  • El valor de mercado de las acciones y otras participaciones en el capital de otras instituciones de depósito de la población declarante.

  • Provisiones específicas para préstamos otorgados a otras instituciones de depósito (y otros créditos frente a estas).

Eliminación de la participación proporcional del inversionista en el capital y reservas de una empresa asociada

5.80 En todos los sistemas de medición se hace una distinción cuando una inversión en participaciones de capital alcanza un nivel que le permite al inversionista influir de forma significativa en las decisiones de gestión y, por ende, en el uso de los recursos de capital de la entidad. Como se señaló antes (párrafo 5.8), este nivel puede ser, dependiendo de las prácticas de cada país, 10% o 20%. Basándose en esta distinción, las inversiones en empresas asociadas (y las inversiones de estas en la matriz) efectuadas por instituciones de depósito en otras instituciones similares que forman parte de la población declarante se valoran según el porcentaje de participación del inversionista en el capital y reservas de la empresa asociada (en el caso de las participaciones de capital por debajo de ese nivel, la inversión se registra al valor de mercado). Si tanto el capital y reservas de la empresa asociada como el porcentaje de participación del inversionista en ese capital se incluyen en el capital y reservas del sector en general, se producirá una doble contabilización del capital a nivel sectorial. Para evitarla, el valor de la inversión intrasectorial en la empresa asociada (y la inversión de esta en la matriz) se elimina del activo y de capital y reservas.

5.81 En el cuadro 5.2, la institución de depósito 2 tiene acciones y otras participaciones de capital por un valor de 300, de los cuales 180 corresponden a una inversión en la institución de depósito 3, que es su empresa asociada. Esta inversión se valora según su porcentaje de participación en el capital y reservas de la empresa asociada25. A nivel sectorial, se eliminan 180 del activo y de capital y reservas.

5.82 Se requieren los mismos ajustes en la consolidación de las inversiones intrasectoriales en empresas asociadas (y las inversiones de estas en la matriz) correspondientes a los sectores de otras empresas financieras y empresas no financieras.

Eliminación del valor de mercado de las acciones y otras participaciones en el capital de otras instituciones de depósito de la población declarante

5.83 El valor de mercado de las acciones y otras participaciones de capital de una institución de depósito en otra institución similar que forme parte de la población declarante (excepto en el caso de las inversiones en empresas asociadas y filiales) debe eliminarse de los datos sectoriales para evitar la doble contabilización (doble apalancamiento) del capital; la contrapartida de este ajuste es una reducción de los activos a nivel del sector.

5.84 Si una institución de depósito mantiene las acciones y otras participaciones de capital durante todo el ejercicio y el valor de estos activos aumenta (disminuye) durante dicho ejercicio, el aumento (disminución) debe restarse de las utilidades a nivel sectorial (según se describe en los párrafos 5.69 a 5.71). El valor de mercado de las acciones y otras participaciones de capital al final del ejercicio debe restarse de los activos y del capital y reservas a nivel sectorial, ya que el aumento del valor no supone recursos adicionales de capital provenientes de fuera del sector. Si una institución de depósito vende a otra institución de depósito las acciones y otras participaciones en el capital de una tercera institución de depósito que forma parte de la población declarante, las ganancias y pérdidas que registre la primera institución desde el cierre del ejercicio anterior deben restarse del ingreso del sector en general. Dicha venta no tiene efecto alguno en el capital y reservas, ya que las participaciones de capital “simplemente” cambian de propietario dentro del sector, por lo cual toda ganancia y pérdida posterior se resta del ingreso total del sector y el valor de mercado de las acciones se resta de los activos y del capital y reservas a nivel sectorial. En el apéndice V figuran ejemplos numéricos que ilustran cómo deben registrarse estas transacciones y saldos.

5.85 En el cuadro 5.2, la institución de depósito 1 tiene acciones y otras participaciones en el capital de la institución de depósito 3 por un valor de mercado igual a 20. Para eliminar este importe de los datos a nivel sectorial, se lo resta de los activos y de capital y reservas.

5.86 Se requieren los mismos ajustes en la consolidación sectorial de las acciones y otras participaciones de capital intrasectoriales correspondientes a otras empresas financieras y no financieras.

Provisiones específicas para préstamos otorgados a otras instituciones de depósito26

5.87 Al igual que en el estado de resultados, en el balance se requieren ajustes a las provisiones específicas para préstamos a otras instituciones de depósito a efectos de evitar la contabilización asimétrica de las pérdidas, la cual se produce si la institución de depósito deudora registra el valor íntegro del préstamo pendiente en tanto que la institución de depósito acreedora resta el importe de la provisión del valor del préstamo27. En el cuadro 5.2 se elimina a nivel sectorial la provisión de 8 registrada en los activos crediticios de la institución de depósito 2, con lo cual disminuyen las provisiones específicas y se aumenta el capital y reservas.

5.88 Asimismo, aunque no se muestra en el cuadro, el saldo pendiente de las provisiones constituidas para intereses devengados sobre préstamos en mora (u otros activos improductivos) otorgados a otras instituciones de depósito de la población declarante debe sumarse al saldo de los préstamos pendientes para evitar una contabilización asimétrica, dado que la institución de depósito deudora está devengando intereses pero la acreedora no lo hace.

Cálculo del capital y reservas del sector en general

5.89 En el cuadro 5.2, el capital y reservas del sector en general (2.758) no son iguales a la suma de los datos de capital y reservas de las instituciones de depósito 1, 2 y 3 (2.950). ¿Cómo se concilia la diferencia?

5.90 La diferencia se explica por los tres ajustes señalados anteriormente, cada uno de los cuales afecta el capital y reservas del sector en general. Por lo tanto, el capital y reservas del sector en general (2.758) es igual a la sumatoria del capital y reservas de las instituciones de depósito 1, 2 y 3 (2.950), menos las inversiones de capital en empresas asociadas (180) y en otras instituciones de depósito de la población declarante (20), más las provisiones específicas (8). Aunque no se muestra en el cuadro, en el capital y reservas del sector en general (capital y reservas en sentido estricto) debe ajustarse el valor de los préstamos, tal como se describe en el párrafo 5.88, a efectos de reflejar las provisiones para intereses devengados de los préstamos en mora (o de otros activos improductivos) otorgados a otras instituciones de depósito de la población declarante.

Otros conceptos

Plusvalía mercantil

5.91 Si bien los ajustes relativos a la plusvalía mercantil deben hacerse a nivel de cada entidad y no a nivel del sector, cabe mencionar el tratamiento que debe darse a este concepto cuando una institución de depósito adquiere una participación en una empresa filial o asociada (o la incrementa, o hay una inversión de la empresa filial o asociada en la matriz) que sea otra institución de depósito de la población declarante. Si el inversionista paga una suma superior al valor de capital y reservas de la empresa filial o asociada, la diferencia se considera como plusvalía mercantil (o fondos de comercio adquiridos). Este valor debe eliminarse de capital y reservas (y de los activos no financieros) del inversionista, ya que reduce el capital disponible para absorber pérdidas, es decir, se resta del efectivo disponible un importe mayor que el valor de la inversión de capital adquirida. Análogamente, si una institución de depósito vende una participación en una institución de depósito filial o asociada (o si la filial retira su inversión en la matriz) a un precio mayor que el valor proporcional de capital y reservas, la diferencia debe sumarse al capital y reservas de la institución de depósito vendedora, preservando así la simetría con el tratamiento dado a la plusvalía mercantil. Dichas transacciones no afectan al ingreso. Los mismos principios se aplican a la compra y venta de otras entidades por parte de instituciones de depósito, y a la venta y compra de empresas filiales y asociadas por parte de otros sectores empresariales.

El término “población declarante” se refiere a todas las entidades incluidas en la información sectorial. La población puede variar según la cobertura institucional del sector.

En algunos casos pueden compilarse datos sobre un sector económico determinado a partir de la información proveniente de una muestra de declarantes, además de estimaciones sobre las unidades del sector que no presentan información. Estadísticamente, cuanto más representativa sea la muestra de la población total, mayor será la probabilidad de estimar de manera fiable los datos de los no declarantes.

Puede darse el caso de que una empresa controle a otra sin tener una participación de capital, como por ejemplo en los casos en que el control se deriva de la existencia de un contrato de préstamo.

En algunos casos, los gobiernos venden empresas pero establecen mecanismos para que los inversionistas privados no puedan adquirir el control con una participación mayoritaria (la llamada “acción de oro” del Estado).

En algunos casos excepcionales, podría considerarse que la empresa matriz está ubicada tanto en la economía local como en una extranjera. En esos casos, se recomienda que el compilador clasifique tales entidades como sujetas a control nacional.

Podría considerarse que una unidad financiera independiente que integra un grupo mayor es una unidad institucional si, por derecho propio, puede poseer activos, contraer pasivos y realizar actividades económicas y transacciones con otras entidades.

Una variante de este método consiste en incluir todas las instituciones de depósito constituidas en el país y “solamente” sus sucursales; se trata de un método de control en términos jurídicos y se lo ilustra en los bloques 1a, 1b, 2a y 2b.

Por ejemplo, el CSBB (1996, pág. 3) señaló la posibilidad de que surjan obstáculos legales y de procedimiento que impidan una oportuna gestión de los riesgos en forma consolidada. Por lo tanto, si bien los requisitos de capital para cubrir el riesgo de mercado se aplican en forma consolidada a nivel mundial, las autoridades nacionales conservan el derecho de vigilar el riesgo de mercado de las entidades individuales en forma no consolidada a nivel mundial, para cerciorarse de que los desequilibrios dentro de un grupo determinado no escapen a la supervisión.

Las sucursales internacionales pueden además cumplir una función significativa en la economía local y podría considerarse la posibilidad de compilar datos sobre este grupo en forma separada. No obstante, la pertinencia de algunos de los ISF, como los indicadores de suficiencia de capital, dependería del tipo de fuente de financiamiento de la sucursal; es decir, si cuenta con capital independiente especialmente asignado o si sencillamente es financiada por la empresa matriz en base a depósitos interbancarios (véase la partida informativa del cuadro 4.1, “Pasivos netos de las sucursales de instituciones de depósito extranjeras frente a sus matrices”, línea 61 del cuadro A3.2 del apéndice III).

En función de la nacionalidad, las autoridades podrían usar los ISF compilados por los países de las instituciones de depósito matrices para evaluar más a fondo la solidez de los bancos extranjeros.

Entre las filiales podrían incluirse intermediarios financieros; por ejemplo, los operadores de valores. Aunque las prácticas nacionales pueden variar, en los metadatos que se divulgan debería indicarse la inclusión de cualquier filial que no sea una institución de depósito.

Si el porcentaje de participación en el capital de las filiales que no son instituciones de depósito es cercano al 100%, el ingreso y los saldos de capital netos (pero no los brutos), si se compilan conforme a los conceptos y las definiciones de la Guía, serán similares a los resultantes de los datos que excluyen a dichas filiales. Pero los datos sobre la exposición bruta podrían diferir en forma significativa, porque los créditos intersectoriales del grupo se incluyen en los datos relativos únicamente a las instituciones de depósito, y se excluyen las otras exposiciones brutas de las filiales que no son instituciones de depósito.

La principal diferencia entre este concepto y el anterior es que en este se excluyen las sucursales y filiales internacionales de los bancos nacionales, pero se incluyen las sucursales y filiales que se controlan a nivel internacional. Si en el sistema financiero local hay solo instituciones de depósito que se controlan a nivel nacional y que no efectúan operaciones internacionales ni de banca extranjera en dicho sistema, ambos conceptos son iguales.

Si en el sistema financiero local hay solo filiales de instituciones de depósito que se controlan a nivel internacional y que no tienen filiales ni sucursales de captación de depósitos en otros países, entonces el conjunto de datos de las filiales internacionales es igual al conjunto de datos sobre las instituciones de depósito consolidados a nivel nacional.

Por otra parte, si las operaciones internacionales de las instituciones de depósito residentes representan una proporción relativamente pequeña de su actividad total, desde el punto de vista práctico podrían usarse datos consolidados a nivel internacional que abarquen a las instituciones de depósito residentes que se controlan a nivel tanto nacional como internacional.

Los compiladores que usen técnicas de muestreo basadas en los estados financieros deben tener en cuenta el posible “sesgo de supervivencia”. Por ejemplo, puede ser que en una muestra de grandes empresas no financieras cotizadas en bolsa se incluyan empresas con altos coeficientes de endeudamiento, sobre todo cuando se realizan numerosas fusiones y adquisiciones. No obstante, si algunas de esas empresas posteriormente quiebran (quizás en parte a causa del fuerte apalancamiento), quedan fuera de la muestra y son sustituidas por otras empresas, la serie temporal de datos sobre coeficientes de endeudamiento podría verse sensiblemente afectada. Por esta razón es importante proporcionar información sobre cómo se construyen los datos y cerciorarse de que la cobertura sea la más amplia posible.

En el caso de los datos consolidados a nivel nacional, las filiales no consolidadas son las que pertenecen a otros sectores de la economía nacional distintos de la captación de depósitos y todas las filiales internacionales. En el caso de la consolidación a nivel internacional, dichas filiales son las que pertenecen a sectores distintos de la captación de depósitos (a nivel nacional e internacional).

Como resultado de los ajustes, los datos sectoriales no son iguales a la sumatoria de lo que declara cada institución de depósito. Por lo tanto, es probable que haya discrepancias entre los datos sobre ISF divulgados por las instituciones de depósito individuales y los correspondientes al sector en general.

En el capítulo 11 se describen más detalladamente los ajustes necesarios.

En el capítulo 13 se analiza la supervisión de las exposiciones interbancarias de cada una de las instituciones de depósito.

En el recuadro 11.1 se indica cómo pueden usarse los datos de las estadísticas monetarias y financieras para calcular los indicadores acordados.

Es probable que, para hacer los ajustes a nivel sectorial, las autoridades deban reunir también otras series de datos no comprendidas en sus fuentes de información básica, lo cual podría acarrear costos en materia de recursos. En el capítulo 11 se presenta una idea aproximada de las series necesarias.

Se adopta el mismo criterio para las provisiones para intereses devengados sobre otros créditos intrasectoriales.

Véase también el párrafo 4.21.

Este procedimiento también se aplica a la valoración de las inversiones en participaciones de capital en filiales no consolidadas. Toda inversión en participaciones de capital realizada por una empresa asociada o una filial no consolidada en la empresa matriz debe registrarse de manera similar en el balance de la empresa asociada o filial.

Se adopta el mismo criterio para las provisiones específicas para otros créditos intrasectoriales.

Por la misma razón, es necesario hacer un ajuste similar si la institución de depósito acreedora ha cancelado contablemente una parte del valor del préstamo, en lugar de constituir una provisión específica.

    Other Resources Citing This Publication