Indicadores de solidez financiera
Chapter

Apéndice III. Otras definiciones de Ios indicadores de solidez financiera y series de datos conexas

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
May 2007
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

1. En el texto principal se analiza el conjunto de ISF básicos y recomendados. En este apéndice se exponen algunas ideas que surgieron durante los procesos de redacción de la Guía y de consultas respectivas con respecto a definiciones adicionales de los ISF y de las series de datos conexas. También se analizan cuestiones pertinentes a la supervisión de los conglomerados financieros. La información presentada en este apéndice puede ser útil para los compiladores cuando elaboren ISF que correspondan a su propio contexto nacional.

Ampliación de los indicadores de solidez financiera especificados en la Guía

Instituciones de depósito

2. En el capítulo 6 se reúnen los conceptos y las definiciones expuestos en la parte I de la Guía para explicar cómo debe calcularse cada uno de los ISF de las instituciones de depósito. Durante las deliberaciones sobre la elaboración de la Guía se propusieron definiciones adicionales de algunos ISF, las cuales figuran más adelante. En algunos casos, serán necesarias series de datos más desagregados para compilar dichos ISF.

3. En la Guía se recomienda que los datos sectoriales compilados para calcular los ISF incluyan cualquier posición intrasectorial en deuda y derivados financieros por su monto bruto (párrafo 5.49). Este enfoque permite identificar las interrelaciones entre grupos del sector y, por consiguiente, los posibles riesgos de contagio. Sin embargo, los ISF en los que los activos o pasivos brutos son el denominador o el numerador —por ejemplo, el rendimiento de los activos y el coeficiente capital/activos—también podrían calcularse excluyendo las posiciones intrasec-toriales en deuda y derivados financieros, de forma que tanto el numerador como el denominador del coeficiente excluyan las transacciones y posiciones intrasectoriales.

Coeficiente capital/activos

4. El coeficiente deuda/capital es otro indicador del apalancamiento financiero que podría considerarse además del coeficiente de capital/activos.

Rendimiento del patrimonio neto (ingreso neto/capital medio)

5. El rendimiento del patrimonio neto podría calcularse incluyendo la plusvalía mercantil adquirida en el denominador, lo cual equivaldría a utilizar un indicador de capital y reservas más aproximado al empleado en la contabilidad comercial.

Cartera en mora neta de provisiones/capital

6. Con el objeto de facilitar una medida más amplia de los activos improductivos, este ISF podría calcularse utilizando en el numerador el total de activos de deuda, y no solo la cartera de préstamos.

7. Este ISF también podría calcularse para prestatarios residentes y no residentes por separado. Este método podría ser pertinente cuando las circunstancias económicas preponderantes fueran diferentes en los mercados internos y externos.

8. En economías en las que el uso de garantías está generalizado, la cartera en mora neta de provisiones y garantías/capital es un ISF alternativo que podría ofrecer un panorama más realista de las pérdidas potenciales de las instituciones de depósito que el ISF que se calcula excluyendo las garantías1. La diseminación de este coeficiente tendría que ir complementada con metadatos detallados sobre las reglas aplicables a las garantías, entre ellas, el método de valoración adoptado por los organismos nacionales de supervisión.

Grandes exposiciones crediticias/capital

9. Podría considerarse el número de grandes exposiciones crediticias en relación con determinados porcentajes del capital regulador, como por ejemplo el número total de grandes exposiciones crediticias individuales que estén por encima del 10% pero por debajo del 20% del capital regulador, entre el 20% y el 40% del capital regulador y por encima del 40%.

10. Para determinar la ubicación de las contrapartes, el número de grandes exposiciones crediticias podría dividirse entre residentes y no residentes.

11. Para hacer un seguimiento de la concentración crediticia de las instituciones de depósito, como grupos de pares o para el sector en su conjunto, podrían calcularse ISF relativos a la distribución sectorial —particularmente por industrias—y geográfica de los préstamos. Las señales de acumulación de posiciones concentradas que se deriven de estos datos podrían permitir a los compiladores determinar los sectores o países con respecto a los cuales podría necesitarse información más detallada.

12. Otros métodos para vigilar la concentración crediticia consisten en: 1) especificar un monto mínimo de exposición al riesgo en términos nominales, a partir del cual podrían empezar a buscarse casos de concentración crediticia en las instituciones de depósito, y 2) elaborar un coeficiente de concentración crediticia (por ejemplo, el coeficiente total de exposiciones crediticias frente a los 20 prestatarios más importantes de cada banco/total de exposiciones crediticias de los bancos).

13. Algunas economías se basan en los registros de créditos para hacer un seguimiento de las grandes exposiciones crediticias. Mediante esos registros es posible medir la exposición total del sector de las instituciones de depósito (y de hecho del sistema financiero) frente a cada prestatario individual, y podrían elaborarse, por ejemplo, informes trimestrales sobre las exposiciones crediticias frente a los 100 prestatarios más importantes. A cada prestatario se le podría atribuir un código de identificación que permita realizar un registro coherente. No obstante, es posible que esos registros no abarquen las exposiciones crediticias de sucursales y filiales en el extranjero de las instituciones de depósito residentes.

Posición abierta neta en acciones y otras participaciones de capital/capital

14. Desde un punto de vista analítico, podría ser de interés presentar la posición abierta neta en acciones y otras participaciones de capital por país para detectar grandes exposiciones crediticias por acciones y otras participaciones de capital en determinadas economías.

Activos líquidos/pasivos a corto plazo

15. Este ISF podría calcularse utilizando como denominador los pasivos a muy corto plazo, es decir, de tres meses o menos. Dichos pasivos se aproximan más al concepto de liquidez empleado para los activos líquidos. Además, este ISF podría calcularse excluyendo de los pasivos a corto plazo los depósitos de clientes a corto plazo; es decir, excluyendo los pasivos a corto plazo que se considere que son una forma más estable y menos volátil de financiamiento. Este ISF también podría calcularse excluyendo las posiciones en derivados financieros —es decir, calculando el coeficiente teniendo en cuenta solo la deuda a corto plazo —, especialmente si una posición neta de activos en derivados afecta significativamente al coeficiente.

Cartera en mora/cartera bruta total

16. Para determinar la concentración sectorial de los préstamos en mora, este ISF podría calcularse para cada sector (utilizando los mismos sectores que en el cálculo del coeficiente de distribución sectorial de la cartera/cartera total).

Distribución sectorial de la cartera/cartera total

17. Para brindar una visión más desagregada de los préstamos al sector de otras empresas financieras, podrían divulgarse los coeficientes de los préstamos concedidos a los cinco subsectores2 definidos en el glosario de términos que comprende el apéndice VII.

Recuadro A3.1.Clasificación Industrial Internacional Uniforme de Todas las Actividades Económicas (CIIU)

La CIIU es una clasificación industrial elaborada por las Naciones Unidas que agrupa los establecimientos que tienen la misma actividad principal por industria. Un establecimiento se define como una empresa, o parte de una empresa, que está situada en una ubicación única y en la cual solo se lleva a cabo una actividad productiva, o en la cual la actividad productiva principal representa la mayor parte del valor agregado.

Las industrias identificadas en la CIIU son las siguientes:

  • Agricultura, ganadería, caza y silvicultura, incluidas actividades de servicios conexas

  • Pesca, incluidas granjas piscícolas y actividades de servicios relacionadas con la pesca

  • Explotación de minas y canteras, incluidas actividades de servicios relacionadas con la extracción de petróleo y gas, excepto las actividades de prospección

  • Industrias manufactureras

  • Suministro de electricidad, gas y agua

  • Construcción

  • Comercioal por mayor y al por menor, reparación de vehículos automotores, motocicletas, efectos personales y enseres domésticos

  • Hoteles y restaurantes

  • Transporte, almacenamiento y comunicaciones

  • Intermediación financiera

  • Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler, como informática y actividades conexas, e investigación y desarrollo

  • Administración pública

  • Enseñanza

  • Servicios sociales y de salud

  • Otrasactividades de servicios comunitarios, sociales y personales

  • Hogaresprivados con servicio doméstico

  • Organizacionesy órganos extraterritoriales

18. Otra posibilidad consiste en clasificar los préstamos según el tipo de prestatario empleando la Clasificación Industrial Internacional Uniforme de Todas las Actividades Económicas (CIIU). Este método podría ser especialmente pertinente cuando en una economía ciertos sectores industriales tienen una importancia sistémica, como el petróleo y la agricultura. La CIIU abarca 17 categorías principales de actividad económica en la economía residente y se centra más en el tipo de actividad desarrollada que en la índole económica del negocio, que es la base de la distribución sectorial descrita en el capítulo 2. En el recuadro A3.1 de este apéndice se presentan las categorías y unas breves definiciones de las actividades que comprende cada una. Otro método consiste en clasificar los préstamos según su tipo, como por ejemplo minoristas, comerciales e industriales.

19. Si este ISF se compila de forma consolidada a nivel internacional para incluir también los préstamos concedidos por las sucursales y filiales en el extranjero de las instituciones de depósito, un método complementario, pero de alcance mucho mayor, consistiría en atribuir los préstamos por sector, independientemente de la residencia del prestatario. Por ejemplo, podría compilarse el total de préstamos a entidades no financieras de todo el mundo, sin tener en cuenta el concepto de residencia. De este modo podría hacerse un seguimiento de las exposiciones crediticias de las instituciones de depósito de la población declarante por actividades similares en todo el mundo.

Préstamos inmobiliarios residenciales y comerciales/cartera total

20. Para determinar la residencia de la contraparte, estos ISF podrían compilarse separando los préstamos inmobiliarios a residentes y a no residentes.

Distribución geográfica de la cartera/cartera total

21. Cuando los préstamos a no residentes sean significativos, en la compilación de datos consolidados a nivel internacional dichos préstamos a no residentes podrían clasificarse como: 1) préstamos en moneda local de la sucursal o filial en el extranjero en la economía local o 2) otros préstamos. Los riesgos derivados de los préstamos financiados principalmente a partir de depósitos locales se consideran distintos de los riesgos procedentes de los préstamos internacionales.

22. Este ISF podría ampliarse a la distribución geográfica del total de activos de deuda de las instituciones de depósito frente a no residentes; es decir, incluyendo los activos definidos en el párrafo 4.61 (líneas 17 a 19 y 22 del cuadro 4.1).

Cartera en moneda extranjera/cartera total

23. Podría considerarse desagregar los datos del numerador en función de diversos conceptos: por residentes/no residentes, por sector, por monedas principales (por ejemplo, dólar de EE.UU., yen y euro) y por vencimiento (indicador de vencimiento remanente). Los préstamos a no residentes en moneda extranjera podrían dividirse en: 1) préstamos en moneda local de la sucursal o filial en el extranjero en la economía local o 2) otros préstamos en moneda extranjera. Este ISF también podría calcularse empleando el total de activos de deuda y no solo los préstamos.

Pasivos en moneda extranjera/pasivos totales

24. Para determinar la residencia de las contrapartes, los datos del numerador podrían clasificarse como pasivos frente a residentes o pasivos frente a no residentes. Los pasivos frente a no residentes en moneda extranjera podrían clasificarse como: 1) pasivos en moneda local de la sucursal o filial en el extranjero en la economía local o 2) otros pasivos en moneda extranjera.

25. Este ISF podría calcularse excluyendo las posiciones en derivados financieros —es decir, incluyendo solo las posiciones en deuda—, sobre todo si una posición neta de activos en derivados financieros (posición en moneda extranjera o posición total) incide significativamente en el ISF. Además, los pasivos en moneda extranjera a corto plazo (vencimiento remanente) podrían compararse con los pasivos totales.

Margen financiero/ingreso bruto

26. Dado que una parte importante del ingreso bruto de las instituciones de depósito suele proceder de los ingresos financieros, podría compilarse el coeficiente de margen financiero/activos totales además del rendimiento de los activos.

Gastos no financieros/ingreso bruto

27. El coeficiente de gastos no financieros/margen financiero podría calcularse para determinar si los ingresos financieros cubren los gastos no financieros.

Otras empresas financieras

Activos/activos totales del sistema financiero

28. Para determinar la importancia relativa de otras empresas financieras con respecto a las empresas financieras, este ISF podría calcularse incluyendo en el denominador solo los activos financieros que pertenecen a otras empresas financieras, a instituciones de depósito y al banco central. Los activos financieros se definen en el párrafo 4.38.

Empresas no financieras

Deuda total/patrimonio neto

29. Este ISF podría calcularse excluyendo del numerador la deuda frente a otras empresas no financieras. El indicador resultante representaría los montos adeudados a otros sectores expresado como porcentaje del capital y reservas del sector no financiero. Además, el coeficiente podría calcularse utilizando como denominador el capital y reservas en sentido estricto (línea 31 i) del cuado 4.3, definido en el párrafo 4.114).

30. Este ISF podría ampliarse para que el denominador comprenda los activos líquidos junto con el capital y reservas, dado que dichos activos están disponibles para cubrir los pasivos.

31. Podría ser útil determinar el tipo de actividad que desarrollan los prestatarios pertenecientes al sector de empresas no financieras que tienen coeficientes elevados de deuda/patrimonio neto, a fin de establecer si el endeudamiento se concentra en sectores que son especialmente vulnerables a los cambios de la actividad económica. Las actividades empresariales podrían clasificarse de acuerdo con la CIIU (véase el recuadro A3.1).

Rendimiento del patrimonio neto

32. Este ISF podría calcularse empleando como denominador el capital y reservas en sentido estricto (línea 31 i) del cuadro 4.3, definido en el párrafo 4.114). Otro método consistiría en calcular el rendimiento del patrimonio neto incluyendo en el denominador la plusvalía mercantil adquirida; es decir, utilizando un indicador de capital y reservas más aproximado al que se usa en la contabilidad comercial.

33. Al igual que en el caso del indicador anterior sobre el apalancamiento de las empresas, también puede hacerse un seguimiento a nivel de subsectores, utilizando la CIIU (véase el recuadro A3.1).

34. Al igual que en el caso de las instituciones de depósito, la información sobre el rendimiento del patrimonio neto podría complementarse con información sobre el rendimiento de los activos.

Cobertura del servicio de la deuda

35. Ya que este ISF es el coeficiente estándar que suele declararse en los comunicados de prensa de las empresas y en las bases de datos del sector empresarial, podría definirse de forma que incluya solo intereses (véase la línea 38 del cuadro A3.4).

Cuadro A3.1.Cálculo del coeficiente Hui-Heubel
PmaxPminVSPHHR1
Mes 1
Semana 1108120.00030.0008,60,5
Semana 212960.00030.00010,21,7
Semana 3129150.00030.0008,20,5
Semana 4107150.00030.0009,70,8
Promedio mensual0,9
Mes 2
Semana 1128120.00030.0009,21,2
Semana 213980.00030.00010,21,7
Semana 3141270.0030.00013,00,9
Semana 41413130.00030.00013,40,2
Promedio mensual1,0
Mes 3
Semana 1108120.00030.0008,60,5
Semana 2129170.00030.00010,20,6
Semana 398120.00030.0008,20,3
Semana 4107120.00030.0009,71,0
Promedio mensual0,6
[(10 – 8) /8] /[120.000 /(30.000 x 8,6)] = 0,25 /0,465 = 0,5.
Cuadro A3.2.Instituciones de depósito: Series informativas1
Series adicionales
53.Duración de los activos
54.Duración de los pasivos
55.Ganancias y pérdidas realizadas por instrumentos financieros
56.Ganancias y pérdidas totales por la venta de activos fijos
57.Depósitos a muy corto plazo
58.Depósitos nuevos brutos durante el período
59.Retiro bruto de depósitos durante el período
60.Acciones y otras participaciones de capital en las instituciones de depósito de la población declarante
i)Empresas asociadas
ii)Otras instituciones de depósito
61.Pasivos netos de las sucursales de instituciones de depósito extranjeras frente a sus matrices 2
62.Cartera bruta con el sector público
63.Cartera de valores públicos nacionales (valor de mercado)
64.Distribución sectorial de los préstamos en mora
65.Porcentaje de préstamos sustitutivos con respecto a la cartera total
66.Otros activos improductivos
67.Provisiones para préstamos incobrables
68.Provisiones específicas para activos de deuda totales
69.Insuficiencia de provisiones en el marco de la edición revisada del Acuerdo de Capital de Basilea
70.Atrasos
71.Atrasos de las instituciones de depósito
72.Activos transferidos a entidades con fines específicos
73.Garantías
i)Residentes
ii)No residentes
74.Compromisos de crédito
Residentes
No residentes
75.Activos administrados pero no en poder de las instituciones de depósito
Cuadro A3.3.Otras empresas financieras: Series informativas1
Series adicionales
21.Acciones y otras participaciones de capital en otras empresas financieras de la población declarante
i) Empresas asociadas
ii) Otras empresas financieras
22.Préstamos en mora de propiedad de compañías de administración de activos especiales
23.Activos administrados pero no en poder de otras empresas financieras
Cuadro A3.4.Empresas no financieras: Series informativas1
Series adicionales
38.Pagos de intereses del servicio de la deuda
39.Cobros del servicio de la deuda (intereses y principal) a otras empresas no financieras
i) Intereses
ii) Principal
40.Acciones y otras participaciones de capital en otras empresas no financieras de la población declarante
i) Empresas asociadas
ii) Otras empresas no financieras
41.Activos líquidos (indicador básico)
42.Activos líquidos (en sentido amplio)
43.Deuda de interés variable

36. Este ISF podría calcularse excluyendo del numerador los ingresos financieros por cobrar a otras empresas no financieras (línea 33 del cuadro 4.3) y excluyendo del denominador los pagos del servicio de la deuda a otras empresas no financieras (véase la línea 39 del cuadro A3.4). El ISF resultante mediría la cobertura de los pagos del servicio de la deuda de las empresas no financieras a otros sectores.

37. Los pagos correspondientes a arrendamientos operativos podrían incluirse en el denominador, ya que dichos pagos pueden ser significativos, y los artículos arrendados pueden revestir importancia para las operaciones corrientes.

Exposición cambiaria neta/patrimonio neto

38. Este ISF podría calcularse empleando como denominador el capital y reservas en sentido estricto (línea 31 i) del cuadro 4.3, definido en el párrafo 4.114).

Hogares

Deuda/PIB

39. El coeficiente de deuda/activos totales podría compilarse para proporcionar un indicador global de la situación del balance de los hogares.

Indicadores de solidez financiera de los mercados financieros

Diferencial entre las tasas de referencia activa y pasiva (SLDR)

40. A medida que otras formas de inversión van cobrando importancia, podría calcularse un SLDR que cubra el total de activos y pasivos de deuda.

Capacidad de reacción de los mercados de valores

41. La capacidad de reacción y la profundidad de los mercados pueden medirse mediante el coeficiente de Hui-Heubel (HHR). Este coeficiente relaciona el volumen de operaciones, como proporción de los valores en circulación del instrumento en cuestión, con su efecto en los precios. Por lo tanto, cuanto mayor sea el volumen de operaciones en relación con la variación porcentual de los precios —es decir, cuanto más bajo sea el HHR—, mayor será la capacidad de reacción y grado de desarrollo del mercado. El HHR se expresa de la siguiente forma:

siendo, Pmax=precio más alto del período
Pmin=precio más bajo del período
V=valor total negociado durante el período
S=número medio de instrumentos en circulación durante el período
P=precio de cierre medio diario del instrumento durante el período.

42. Siempre que existan datos disponibles, el coeficiente podría calcularse diariamente con respecto a un título de deuda de referencia del gobierno nacional o del banco central para captar las fluctuaciones de precios a muy corto plazo. Como alternativa, podría calcularse como el promedio de indicadores de períodos de cinco días en un lapso de tiempo determinado (tres meses, por ejemplo) para reducir la volatilidad.

43. Si se carece de datos, el numerador del HHR puede medirse como la variación porcentual del precio del activo durante el período seleccionado. También podrían emplearse otros indicadores del volumen de operaciones, como por ejemplo el número de valores negociados.

44. En el cuadro A3.1 se presenta un ejemplo de cómo calcular el HHR para un valor de referencia durante un período de tres meses. Los precios diarios máximos y mínimos observados cada semana aparecen en las dos primeras columnas. El valor de los títulos negociados y el número de valores en circulación se muestran en las dos columnas siguientes, y en la quinta columna consta el precio de cierre medio del instrumento. El HHR, calculado semanal-mente, se presenta en la última columna, al igual que el HHR medio mensual. El HHR medio mensual que figura en el cuadro A3.1 indica que la capacidad de reacción y la profundidad del mercado mejoraron en el período de tres meses; el HHR se redujo de 0,9 en el mes 1 a 0,6 en el mes 3.

Índices bursátiles

45. Dado que las acciones pueden servir de garantía de los préstamos de las instituciones de depósito y pueden ser un componente significativo de sus activos, podría hacerse un seguimiento de un índice bursátil representativo.

Otras series de datos

46. Al elaborar las cuentas financieras sectoriales para calcular los ISF, podrían considerarse varias otras series de datos. Estas series se presentan a continuación a modo de ampliación de los cuadros del capítulo 4.

Instituciones de depósito

47. Las ganancias y pérdidas realizadas por instrumentos financieros podrían diferenciarse de las ganancias y pérdidas no realizadas. (Esta serie y las que se explican a continuación se enumeran en el cuadro A3.2, que es una continuación del cuadro 4.1.)

48. Los depósitos a muy corto plazo (vencimiento remanente de un mes o menos) son pasivos con un alto grado de liquidez que los clientes pueden convertir en efectivo o divisas con un preaviso muy corto. Estos pasivos pueden compararse con el total de depósitos para evaluar la liquidez de las instituciones de depósito.

49. Los datos sobre depósitos nuevos brutos durante el período y retiro bruto de depósitos durante el período proporcionan información sobre la rotación de los depósitos.

50. Las acciones y otras participaciones de capital en las instituciones de depósito de la población declarante reflejan el valor según balance de dichas participaciones en empresas asociadas (incluidas las inversiones de capital de estas empresas asociadas en la empresa matriz) y otras instituciones de depósito que también pertenecen a la población declarante. Estos datos, que se excluyen de acciones y otras participaciones de capital (activos) así como de capital y reservas a nivel sectorial (véase el recuadro 5.1), indican los vínculos de propiedad dentro del sector.

51. Los pasivos netos de las sucursales de instituciones de depósito extranjeras frente a sus matrices ofrecen información sobre el financiamiento que las matrices proporcionan a las sucursales en el contexto de los datos consolidados a nivel nacional. Generalmente, las sucursales se financian mediante depósitos interban-carios de sus matrices más que con capital propio; sus necesidades de capital no se distinguen de las necesidades de capital de la institución matriz. Algunos países exigen a las sucursales residentes de bancos extranjeros que tengan un capital “asignado como donación”, como señal del compromiso del banco con el país en cuestión y para ayudar a igualar las condiciones competitivas entre dichas sucursales y las instituciones de depósito constituidas localmente. Los montos del capital asignado como donación podrían determinarse por separado. Sin embargo, en la práctica, el capital asignado podría instrumentarse de forma que pudiera remitirse al extranjero con rapidez. Los datos para estas series podrían obtenerse de las fuentes que se encargan de compilar datos sobre la inversión extranjera directa.

52. La cartera bruta con el sector público se compone de los préstamos concedidos al gobierno general, al banco central y a las empresas estatales (véase el párrafo 2.19). La información sobre los préstamos al sector público se identifica en los datos consolidados de las estadísticas bancarias internacionales del BPI.

53. La cartera de valores públicos nacionales (valor de mercado) indica la importancia de los valores públicos nacionales en el balance sectorial de las instituciones de depósito.

54. Dentro de la cartera en mora total (línea 42 del cuadro 4.1), podría determinarse la distribución sectorial de los préstamos de dicha cartera para resaltar los sectores o las industrias (véase el recuadro A3.1) en que están concentrados.

55. Los préstamos sustitutivos (reestructurados) como porcentaje de los préstamos brutos (línea 18 i) del cuadro 4.1) son una indicación que ayuda a evaluar la calidad crediticia de una cartera de préstamos. Los préstamos sustitutivos se definen en el párrafo 4.86.

56. Podría determinarse el valor de otros activos improductivos, incluidos valores, siguiendo los mismos criterios que para los préstamos; una cantidad creciente de activos improductivos podría indicar una mayor vulnerabilidad del sistema financiero.

57. Las provisiones para préstamos incobrables son el monto acumulado de provisiones destinadas a absorber pérdidas potenciales pero indeterminadas derivadas de la cartera de préstamos de las instituciones de depósito. Las adiciones o reducciones del monto de estas provisiones (distintas de las cancelaciones contables netas) se realizan a través de las provisiones genéricas para préstamos incobrables que se incluyen en el estado de resultados. El tamaño de dichas provisiones en relación con los préstamos en mora puede indicar la idoneidad de la política de constitución de provisiones.

58. Las provisiones específicas para activos de deuda totales son una indicación de la suficiencia de las provisiones con respecto a un indicador más amplio de los activos en riesgo que el coeficiente de provisiones específicas/préstamos.

59. Tal como se describe en el capítulo 4 (párrafo 4.71), empleando el método basado en calificaciones internas (IRB), de conformidad con la edición revisada del Acuerdo de Capital de Basilea, cualquier insuficiencia de provisiones para pérdidas esperadas se deduciría en un 50% del capital de nivel 1 y en un 50% del capital de nivel 2. Si dichas insuficiencias son significativas, el coeficiente de cartera en mora neta de provisiones específicas/capital (calculado utilizando el capital regulador total) se verá afectado (véase el párrafo 6.24). Esta serie sirve para observar el grado de insuficiencia de las provisiones frente a las pérdidas esperadas.

60. Los atrasos son montos de préstamos u otros activos cuyo pago se encuentra vencido. Los atrasos pueden deberse al pago atrasado del principal o los intereses de instrumentos de deuda, lo mismo que al incumplimiento de las condiciones de otros tipos de transacciones, como la prestación de bienes y servicios. Esta estadística indica los montos reales adeudados a las instituciones de depósito que no han sido pagados ni tienen cancelación contable. Si se divulgan series cronológicas de datos, esta estadística le indica al usuario si hay dificultades en el lado del activo del balance y su evolución a lo largo del tiempo, independientemente de las políticas de valoración o constitución de provisiones. Si los atrasos son significativos, podría resultar útil desglosarlos según el tipo de instrumento, particularmente en el caso de los préstamos y los valores. Los atrasos de principal y de intereses también podrían indicarse por separado.

61. Los atrasos de las instituciones de depósito son atrasos en los propios pasivos de las instituciones de depósito. El aumento de estos montos podría ser una indicación de que el sistema financiero es más vulnerable.

62. Los activos transferidos a entidades con fines específicos son los activos que están pendientes todavía y que la institución de depósito cedente ha eliminado de su balance transfiriéndolos a una entidad con fines específicos o, como se denomina a menudo, una unidad creada para fines específicos. Cualquier cambio en el régimen de propiedad tiene que haberse producido antes de que los activos se eliminen del balance de la institución de depósito.

63. Para destacar los posibles factores de vulnerabilidad, podría considerarse desagregar los datos de esta partida entre los activos transferidos plenamente a las entidades con fines específicos y los transferidos con ciertas salvedades. Esta distinción se hace en la edición revisada del Acuerdo de Capital de Basilea para ayudar a determinar los requerimientos de suficiencia de capital. Una transferencia plena es la que se produce cuando: 1) los activos transferidos quedan aislados, a efectos jurídicos, de la institución cedente (el cedente) y 2) el cedente no mantiene un control efectivo o indirecto sobre los activos transferidos. Se considera que el cedente ha mantenido un control efectivo sobre los activos transferidos si tiene la capacidad de volver a adquirir los activos del cesionario para realizar sus beneficios y si está obligado a retener el riesgo de los activos. La retención por parte del cedente de los derechos de administración de los activos no constituye necesariamente un control indirecto.

64. Las garantías son pasivos contingentes derivados de una obligación irrevocable de pagar a un tercer beneficiario cuando otra parte, como un cliente del garante, incumple alguna obligación contractual. Las garantías representan un pasivo potencial para las instituciones de depósito. Comprenden las garantías de préstamos y otros pagos, las cartas de crédito y las garantías de cumplimiento, que se describen en el capítulo 3 (párrafos 3.14 y 3.15). Esta partida pretende ser coherente con la definición de garantías utilizada en las estadísticas bancarias internacionales del BPI y, por lo tanto, debe incluir los pasivos contingentes de las instituciones de depósito como mecanismos para adquirir protección mediante instrumentos derivados sobre créditos, es decir, como pagos que tendrían que efectuarse en caso de incumplimiento del crédito sobre el cual se emite el instrumento derivado. Si los datos de las garantías incluyen dicha información sobre los instrumentos derivados sobre créditos, se recomienda que se identifiquen por separado y que también se recopilen por separado datos sobre la protección que las instituciones de depósito adquieren mediante dichos instrumentos. Esta información permitiría determinar las posiciones neta y bruta de la protección adquirida y vendida mediante instrumentos derivados sobre créditos. Las garantías (y los instrumentos derivados sobre créditos) deben valorarse en función de la máxima pérdida que podría sufrirse; es decir, suponiendo que deba pagarse la totalidad del monto garantizado (protegido)3. La desagregación de residentes y no residentes es útil a la hora de efectuar una conciliación con las estadísticas bancarias internacionales del BPI.

65. Los compromisos de crédito obligan de manera irrevocable a las instituciones de depósito a otorgar crédito y, por lo tanto, podrían afectar a su posición de liquidez. Algunos de estos compromisos son las líneas de crédito, otros tipos de compromisos de préstamo, los servicios de emisión de pagarés (NIF) y los compromisos de compra de valores (en el marco de un NIF, por ejemplo). Estos compromisos se describen en el capítulo 3 (párrafos 3.16 y 3.17). El objetivo es ser coherente con la definición de compromisos de crédito utilizada en las estadísticas bancarias internacionales del BPI. Los compromisos de crédito deben valorarse en función del importe máximo que podría anticiparse en virtud del compromiso. La desagregación de residentes y no residentes es útil para efectuar una conciliación con las estadísticas bancarias internacionales del BPI.

66. Los activos administrados pero no en poder de las instituciones de depósito son una forma de ahorro por parte de otros sectores que complementa el ahorro reflejado en la información de las instituciones de depósito.

67. La duración mide la vida media ponderada de los activos y pasivos, siendo las ponderaciones el valor actual de cada flujo de caja expresado como porcentaje del valor de los activos o pasivos. En otras palabras, la duración ajusta el vencimiento para tener en cuenta el importe de los pagos y el momento en que se efectúan entre el período corriente y la fecha de vencimiento o (en el caso de los instrumentos de tasa de interés variable) entre el período corriente y la fecha de la siguiente determinación de precios (véanse los párrafos 3.51 a 3.56).

68. La duración tiene por objeto determinar la sensibilidad del valor de la cartera de activos y pasivos financieros de las instituciones de depósito ante variaciones en las tasas de interés4. Cuanto mayor sea la duración, mayor será el riesgo de pérdida o ganancia de valor, con su efecto consecuente en el capital, si las tasas de interés suben o bajan. La duración se mide para los activos y pasivos de deuda negociables, es decir, los instrumentos de deuda cuyo valor se prevé que se calculará en virtud de su valor de mercado o valor razonable. Si los datos son insuficientes, la duración podría compilarse solo con respecto a los instrumentos de deuda en moneda nacional, o con respecto a aquellos denominados en otras unidades de cuenta si dichos instrumentos no están denominados en la moneda nacional5.

69. En el apéndice VI se detalla la forma en que se mide la duración a nivel sectorial y también se introduce el análisis de diferencias (o gaps), que es un método alternativo para evaluar el riesgo de tasa de interés de una cartera de activos y pasivos.

Otras empresas financieras

70. Al igual que en el caso de las instituciones de depósito, la serie informativa acciones y otras participaciones de capital en otras empresas financieras de la población declarante proporciona información sobre los vínculos de los regímenes de propiedad dentro del sector. (Esta serie y las que se explican a continuación se enumeran en el cuadro A3.3, que es una continuación del cuadro 4.2.)

71. Los préstamos en mora de propiedad de compañías de administración de activos especiales reflejan el valor nominal de los préstamos de estas entidades que las autoridades suelen crear para administrar préstamos en mora y recuperar activos. Aun cuando hayan sido vendidos por las instituciones de depósito a las compañías de administración de activos especiales, los préstamos en mora siguen existiendo en la economía, y el costo de su resolución puede ser considerable. Si no se hace un seguimiento, la cantidad de préstamos en mora en el sistema financiero estaría infravalorada. No obstante, estos datos deben interpretarse con cuidado, ya que también es importante conocer los acuerdos institucionales en virtud de los cuales se transfieren los préstamos en mora y si el valor de los activos transferidos está cubierto por el valor de las garantías (véase también el párrafo 6.22).

72. Los activos administrados pero no en poder de otras empresas financieras son activos gestionados por administradores de fondos y otras empresas financieras similares. Estos activos son una forma de ahorro por parte de otros sectores que complementa el ahorro reflejado en la información de las instituciones de depósito.

Empresas no financieras

73. Los pagos de intereses del servicio de la deuda, que se definen en el capítulo 4, son los pagos periódicos que se efectúan para cubrir los costos financieros derivados del uso de los fondos de otra entidad. En otro apartado anterior de este apéndice se describe el uso de esta serie para calcular el coeficiente de cobertura del servicio de la deuda. (Esta serie y las que se explican a continuación se enumeran en el cuadro A3.4, que es una continuación del cuadro 4.3.)

74. Los cobros del servicio de la deuda a otras empresas no financieras6 son un subconjunto del total de pagos de servicio de la deuda (línea 35 del cuadro 4.3); con estas dos series pueden determinarse tanto los pagos de servicio de la deuda intrasec-toriales como los pagos realizados a otros sectores. En otro apartado anterior de este apéndice se describe el uso de esta serie para calcular el coeficiente de cobertura del servicio de la deuda. Al determinar los intereses por separado es posible excluir los pagos de intereses intrasectoriales del cálculo del coeficiente de cobertura del servicio de la deuda que solo contiene intereses en el numerador.

75. Al igual que en el caso de las instituciones de depósito y de otras empresas financieras, las acciones y otras participaciones de capital en otras empresas no financieras de la población declarante proporcionan información sobre los vínculos de los regímenes de propiedad dentro del sector.

76. En el caso de las empresas no financieras, los indicadores básico y en sentido amplio de los activos líquidos se definen de la misma manera que en el caso de las instituciones de depósito. No obstante, en el caso de las empresas no financieras, los depósitos en instituciones de depósito disponibles a la vista o en un plazo máximo de tres meses se incluyen en el indicador básico, mientras que en el caso de las instituciones de depósito se excluyen dichos depósitos porque son créditos intrasectoriales.

77. La deuda de interés variable es el valor total de los instrumentos de deuda en los que los costos de intereses están vinculados a un índice de referencia, como la tasa interbancaria de oferta de Londres (LIBOR), el precio de un producto básico específico o el precio de un instrumento financiero específico que por lo general varía continuamente con el tiempo en respuesta a las presiones del mercado. Todos los otros instrumentos de deuda deberían clasificarse como instrumentos de tasa de interés fija. Cuando el valor del principal está indexado, la variación de valor consiguiente —periódica y al vencimiento—se clasifica como intereses. Por lo tanto, si solo está indexado el principal, dicha deuda debe clasificarse como deuda de interés variable, independientemente de que el interés sea fijo o variable, siempre que el índice de referencia cumpla el criterio anterior: es decir, que por lo general varíe continuamente con el tiempo en respuesta a las presiones del mercado. La clasificación de la deuda según tipo de tasa de interés indica la exposición de las empresas no financieras al riesgo de las variaciones de las tasas de interés. Sin embargo, los contratos de derivados de tasas de interés, que son de uso generalizado, pueden modificar estas características del riesgo. Por lo tanto, también sería útil la información sobre los montos hipotéticos de dichos contratos y sobre si devengan intereses a tasa fija o variable.

Conglomerados financieros

78. En muchas economías, los conglomerados financieros revisten importancia para los mercados nacionales. Los conglomerados financieros se definen en la Guía como empresas que tienen una participación de control en una gama de entidades que abarcan los distintos tipos de actividades financieras descritos anteriormente. Entre ellas se incluyen las sociedades de cartera bancaria o holding de bancos. En otras palabras, una sociedad holding podría ser propietaria de una institución de depósito y de una compañía de seguros, así como de otras entidades. En la Guía se recomienda que se presenten por separado los datos correspondientes a cada sector financiero (instituciones de depósito, otras empresas financieras, etc.), ya que la índole de sus actividades financieras es diferente. Sin embargo, si los conglomerados financieros son significativos dentro de la economía7, los compiladores podrían divulgar la información que se especifica más adelante, sin perjuicio de los compromisos de confidencialidad del país en cuestión:

  • Nombres de grandes conglomerados financieros.

  • Valor de sus activos de forma que la información pueda desagregarse según el tipo de actividad financiera que desarrolla el conglomerado; por ejemplo, instituciones de depósito, empresas de seguros y operadores de valores.

  • Valor según balance de las participaciones de capital de las entidades del conglomerado que no son instituciones de depósito (residentes y no residentes) en las instituciones de depósito de la población declarante. Esta información arrojaría luz sobre las características de los regímenes de propiedad de las entidades del conglomerado entre los diferentes sectores en relación con el sector de instituciones de depósito.

  • Rendimiento del patrimonio neto y coeficiente de capital/activos de los conglomerados más grandes.

Además o en lugar de las garantías, podrían tenerse en cuenta los instrumentos de transferencia del riesgo de crédito. No obstante, en el momento de elaboración de esta Guía la experiencia sobre la medición de la compensación del riesgo de crédito a nivel sectorial derivada del uso de estos instrumentos era escasa o nula.

Estos subsectores son los fondos de seguros y de pensiones, los operadores de valores, los fondos de inversión, otros intermediarios financieros y los auxiliares financieros.

La valoración en función de la máxima pérdida que podría sufrirse tiene una limitación evidente: no hay información sobre la probabilidad de que se produzca la contingencia. No obstante, el cálculo de la probabilidad de que ocurran pérdidas puede ser difícil y las normas internacionales aún están evolucionando.

La duración es “exacta” solo en el caso de pequeñas variaciones en las tasas de interés, ya que la duración misma cambia a medida que lo hacen las tasas de interés. La convexidad, que es la segunda derivada del precio de un activo, describe los cambios de duración en respuesta a variaciones de las tasas de interés y permite estimar con más exactitud la sensibilidad de estas.

Los instrumentos vinculados a una moneda extranjera deben clasificarse como instrumentos denominados en moneda extranjera si sus cambios de valor se deben principalmente a las variaciones de las tasas de interés y los tipos de cambio extranjeros más que a las tasas de interés internas.

Se propone que se presenten los cobros que se reciben de otras empresas no financieras y no los pagos que se les efectúan, ya que si se emiten bonos negociables el pagador podría no conocer la identidad del acreedor. Pero, evidentemente, los cobros del servicio de la deuda desde el punto de vista del acreedor son pagos del servicio de la deuda desde el punto de vista del deudor.

El concepto de “significativo” puede variar según las circunstancias de cada país. No obstante, si bien puede ser difícil de medir, podría considerarse que un conglomerado es “significativo” si es propietario de una de las cinco (o alrededor de las cinco) entidades más importantes en cualquiera de los tipos de actividad financiera mencionados en los capítulos 6 y 7 o, en sentido amplio, si tiene un valor total de activos (calculado de forma agregada) superior al de cualquiera de las cinco (o alrededor de las cinco) entidades más importantes en cualquiera de los tipos de actividad financiera que desarrolla el conglomerado.

    Other Resources Citing This Publication