Estadísticas de la deuda externa
Chapter

17. Estadísticas de la deuda externa provenientes de organismos internacionales

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
April 2004
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Introducción

17.1 Las estadísticas relacionadas con la deuda externa son divulgadas por cuatro organismos internacionales:

  • El BPI, a partir de sus estadísticas consolidadas y localizadas geográficamente sobre el sector bancario internacional (declaración de acreedores) y sobre los valores internacionales (basadas en el mercado), en Quarterly Review (Reseña trimestral).

  • El FMI, de conformidad con el marco de la balanza de pagos y la posición de inversión internacional (MBP5), en International Financial Statistics (Estadísticas financieras internacionales) y Balance of Payments Statistics Yearbook (Anuario de estadísticas de balanza de pagos).

  • La OCDE, mediante su sistema de notificación de la deuda por parte de los países acreedores, para la deuda externa de los países en desarrollo y en transición, en External Debt Statistics (Estadísticas de deuda externa).

  • El Banco Mundial, mediante su sistema de notificación de la deuda, para la deuda externa de los países de ingreso bajo y mediano, en Global Development Finance (Flujos mundiales de financiamiento para el desarrollo).

17.2 Estas compilaciones se realizaron por distintos motivos y con propósitos diferentes. El presente capítulo ofrece un compendio de los sistemas del BPI, el FMI, la OCDE y el Banco Mundial a fines del año 2000, y compara los datos divulgados por el BPI, la OCDE y el Banco Mundial con los de la posición de inversión internacional (PII) del FMI. El capítulo también procura explicar las diferencias entre los datos divulgados por la OCDE y por el Banco Mundial, y describe la publicación trimestral Joint BIS-IMF-OECD-World Bank Statistics on External Debt (Estadísticas conjuntas BPI-BM-FMI-OCDE de la deuda externa).

Banco de Pagos Internacionales

17.3 El BPI produce dos series principales de datos: las estadísticas bancarias internacionales y las estadísticas sobre valores internacionales. Estos datos se pueden consultar en http://www.bis.org/statistics/index.htm se publican trimestralmente en la Reseña trimestral del BPI (Quarterly Review) y en Estadísticas conjuntas BPI-BM-FMI-OCDE de la deuda externa (véase más adelante).

Estadísticas bancarias internacionales

17.4 El cuadro 17.1 muestra el alcance de las estadísticas bancarias internacionales del BPI. El sistema de estadísticas bancarias internacionales contiene dos series principales de datos1. La primera, desarrollada a finales de los años setenta como un subproducto de la necesidad de supervisar la evolución global del mercado, está basada en el país de localización, o residencia, de los bancos acreedores (denominadas estadísticas por localización geográfica). La segunda, introducida después de la crisis de la deuda de América Latina a comienzos de los años ochenta, y en consecuencia diseñada explícitamente para medir el riesgo crediticio, está basada en el país de origen, o de nacionalidad, de los bancos acreedores. Su principio subyacente es la consolidación, a nivel mundial, del riesgo crediticio pendiente de las instituciones bancarias declarantes. Si bien desde que se inició el sistema se ha contado con estadísticas trimestrales en base a la localización geográfica, en el año 2000 la frecuencia de las declaraciones de los datos consolidados pasó de semestral a trimestral.

Cuadro 17.1.Cobertura de las estadísticas bancarias internacionales del BPI
Base para definir al acreedorBase para definir al deudorDesglose disponible
Residencia/localizaciónResidenciaSector, moneda, instrumento
Nacionalidad/consolidadaResidenciaSector, vencimiento
Nacionalidad/consolidadaNacionalidadNinguno

17.5 Aunque en ambas series de estadísticas la contraparte deudora se identifica según el país de residencia, cualquiera sea la localización del garante final de los fondos obtenidos en préstamo, solamente las estadísticas bancarias por localización geográfica son coherentes con el marco de la PII. En primer lugar, los acreedores también se identifican de acuerdo con el país de localización y, por lo tanto, son declarados por el país sede que concede el préstamo (en contraposición con el país sede de la casa matriz, en el caso de las estadísticas por nacionalidad/consolidadas). Este enfoque permite lograr una conciliación estadística en una base bilateral, país por país. En segundo lugar, el desglose por instrumento—es decir, entre los préstamos y las tenencias de títulos de deuda—se asemeja a la distinción que hace la PII entre las posiciones de cartera y otras posiciones de inversión. En tercer lugar, el desglose por monedas permite derivar los flujos a partir de los datos sobre los saldos, lo que puede utilizarse como indicador sustitutivo para medir las transacciones de balanza de pagos2. También hay un desglose sectorial entre las instituciones bancarias y no bancarias. Teniendo presente que los compiladores de la deuda interna encuentran dificultades para declarar globalmente las transacciones financieras internas no bancarias, este desglose resulta particularmente útil para los compiladores nacionales de la deuda para fines de comparación o estimación3.

17.6 Por el contrario, las estadísticas por nacionalidad/consolidadas no son compatibles con el marco de la PII. Su objetivo principal es medir el riesgo crediticio que enfrentan las instituciones declarantes teniendo como principio subyacente central la declaración global consolidada. La consolidación significa que el riesgo crediticio de las distintas instituciones declarantes en un país abarca todas las filiales en todos los países, incluso en el propio país deudor. También, como parte del proceso de consolidación, se registran en cifras netas las posiciones entre las oficinas relacionadas de un mismo grupo bancario (posiciones intrabancarias), lo que elimina una serie de posiciones externas. Por último, según este sistema de declaración, el riesgo crediticio en el país incluye los créditos locales denominados en moneda extranjera, lo que sin duda está fuera del ámbito de aplicación de las estadísticas sobre balanza de pagos.

17.7 Al mismo tiempo, las estadísticas por nacionalidad/consolidadas del BPI ofrecen información—no disponible en otras partes—sobre algunas categorías importantes que componen la deuda externa de los países. Entre ellas, la principal es la deuda a corto plazo (con vencimientos residuales de hasta un año) que no había formado parte del enfoque original de los sistemas de notificación de la deuda por parte del deudor. Otra información importante es el desglose sectorial (bancos, sector público e instituciones privadas no bancarias). Además, desde finales de junio de 1999, el sistema de declaración incluye una reasignación de los créditos según el país de domicilio del garante, ya sea de la casa matriz de la propia entidad prestataria (para sus filiales), o de los fondos solicitados en préstamo con garantías explícitas (legalmente vinculantes), los llamados datos de “riesgo final”. También—en principio—se incluyen bajo las garantías todos los activos líquidos disponibles en un país distinto al del prestatario; es decir, si la garantía es emitida por un residente de Estados Unidos, entonces los datos sobre el riesgo final reasignan el título de crédito del país de residencia del garante a Estados Unidos. Esta reclasificación de la contraparte inmediata a la contraparte final excluirá, por lo tanto, los títulos de crédito con garantías implícitas, o los que así se perciben, tal como ocurre con el sector bancario independiente o con las filiales de grandes empresas (salvo cuando están cubiertos explícitamente por la casa matriz).

17.8 Como parte de las estadísticas consolidadas del BPI, se cuenta con información sobre ciertos créditos potenciales que no aparecen en el balance general (“créditos comprometidos no desembolsados”). Este tipo de riesgo crediticio no incorporado en el balance general incluye compromisos legalmente vinculantes de proveer fondos, tales como la utilización de préstamos sobre la base de un calendario definido previamente y la parte no desembolsada de líneas de crédito. Lamentablemente, la naturaleza heterogénea de los rubros abarcados por la definición (que puede, por ejemplo, incluir ciertas garantías) podría limitar el uso de esta categoría para fines de medición de la deuda.

17.9 La introducción de datos sobre el riesgo crediticio frente a las contrapartes finales no busca reemplazar los datos sobre el riesgo de las contrapartes inmediatas, sino más bien servir de complemento útil para fines de evaluación del riesgo país. De hecho, debido a la dificultad de medir dónde recae el riesgo final y a la importancia de los casos dudosos, el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea ha recomendado explícitamente que los bancos calculen su riesgo crediticio en un país tomando en consideración ambos elementos (medición de la dualidad del riesgo)4. La medición del riesgo final representa una mejor evaluación de la capacidad de los acreedores de recuperar sus créditos.

Estadísticas sobre valores internacionales

17.10 El cuadro 17.2 muestra el alcance de las estadísticas del BPI sobre valores internacionales, que provienen de una base de datos con información detallada sobre todas las emisiones de valores inter-nacionales5 que se obtienen de diversas fuentes comerciales del mercado. A cada entidad emisora de valores se le asignan dos campos estadísticos en el país. El primero es la localización, determinada por la residencia del emisor. El segundo es la nacionalidad, que corresponde al país de residencia de la casa matriz o del propietario de la entidad emisora. De esta manera, los datos sobre la deuda están disponibles en función de la residencia así como en función de la nacionalidad. Sin embargo, debido a que es difícil identificar a los tenedores de títulos de deuda (en gran parte porque los bonos internacionales generalmente son valores al portador), no existe una clasificación equivalente para los acreedores. Por ello, no se toman en consideración los valores internacionales adquiridos por residentes del país deudor. Al mismo tiempo, el hecho de que solamente se declaren los valores internacionales significa que los valores nacionales adquiridos por no residentes no están cubiertos por el sistema de declaración.

Cuadro 17.2.Cobertura de las estadísticas sobre valores internacionales del BPI
Base para definir al deudorBase para definir al acreedorDesglose disponible
Residencian.d.Vencimiento, moneda, instrumento, sector
Nacionalidadn.d.Vencimiento, moneda, instrumento, sector

17.11 Las estadísticas abarcan cuatro tipos de información básica correspondiente a cada trimestre: anuncios de nuevas emisiones, finalización de nuevas emisiones, emisiones netas nuevas (correspondientes a la diferencia entre las emisiones completadas y las rescatadas) y saldo al final del trimestre. La nacionalidad y la residencia de los emisores, así como el desglose de los vencimientos (vencimientos residuales) y el desglose sectorial, son fácilmente accesibles para estos cuatro tipos de información básica, Además, se han desarrollado programas informatizados para leer y agregar las emisiones individuales a fin de producir otros datos, como el vencimiento original y el tipo de emisión.

17.12 Al agregar, a nivel internacional, las estadísticas relativas a las operaciones bancarias y a los valores, para fines de medición de la deuda externa, el desglose de las estadísticas bancarias por localización geográfica (pero no las consolidadas) entre créditos bancarios y tenencias de valores, debería, en principio, lograr eliminar la doble contabilización de los títulos de deuda. Sin embargo, los datos bancarios incluyen tenencias de un volumen desconocido de valores emitidos en los mercados locales (en contraposición a las emisiones internacionales) que en algunos casos podría ser significativo y/o volátil. Como resultado, no se puede medir a ciencia cierta la superposición entre los datos relativos a las operaciones bancarias internacionales y los correspondientes a los valores.

Fondo Monetario Internacional

17.13 En el ámbito de las estadísticas sobre deuda externa, el FMI recopila y publica datos anuales y trimestrales sobre la PII. Estos datos se publican mensualmente en International Finance Statistics (IFS) (Estadísticas financieras internacionales) y anualmente en el Balance of Payments Statistics Yearbook (BOPSY) (Anuario de estadísticas de balanza de pagos). Los datos sobre la PII se publicaron por primera vez en el BOPSY en 1984. Los conceptos recomendados para la medición de la PII están descritos en el MBP5. Los conceptos son congruentes con el SCN 1993 y, por ende, con los conceptos introducidos en esta Guía. En el momento en que se redactó esta publicación se contaba con datos correspondientes a 63 países.

17.14 La PII es una medida del saldo de los activos y pasivos financieros externos de un país en un momento determinado, por ejemplo a fin de año6. En otras palabras, la PII es una declaración estadística del valor y la composición del saldo de los activos financieros externos de una economía (es decir, de los títulos de crédito de esa economía frente al resto del mundo) y del valor y la composición del saldo de pasivos de esa economía frente al resto del mundo. Los recursos financieros que integran la posición consisten en activos frente a no residentes, pasivos frente a no residentes, el oro monetario y los DEG. En relación con el balance de una economía (tal como está explicado en el SCN 1993), la PII neta (el saldo de los activos financieros externos menos el saldo de los pasivos externos) junto con el saldo de sus activos no financieros representa el patrimonio neto de dicha economía.

17.15 La posición al final de un período determinado refleja las transacciones financieras, las variaciones de valoración y otros ajustes realizados durante el período que afectan el nivel de los activos y/o pasivos7. Por razones de coherencia del enfoque conceptual, las transacciones financieras son aquellas que se registran en la balanza de pagos. Las variaciones de valoración de la PII son las ganancias y pérdidas por tenencia que resultan de las variaciones en los precios de mercado de instrumentos tales como los títulos de participación y los títulos de deuda, y de las oscilaciones cambiarias. En términos de valor nominal, las variaciones en los precios de mercado de un instrumento de deuda no afectan el monto nominal pendiente. La partida “otros ajustes”, que equivale a “otras variaciones del volumen” en el SCN 1993, representa otras variaciones que no son transacciones o cambios de valoración sino de otras partidas—como las reclasificaciones—que afectan los niveles de activos y pasivos.

17.16 En consecuencia, la PII ofrece un marco que permite relacionar las transacciones de deuda externa como los desembolsos y los reembolsos de préstamos, los costos de intereses devengados, etc. que se registran en la balanza de pagos, con las variaciones en las posiciones de los pasivos de deuda externa, según se registra en las variaciones de la PII entre los distintos períodos de declaración. Como en algunas ocasiones se utilizan los niveles de saldos para determinar la renta y los pagos de la inversión en las cuentas de la balanza de pagos, la existencia de un sistema coherente de clasificación y valoración para toda la categoría de ingresos de la cuenta corriente, la cuenta financiera y los componentes de la posición, permite un análisis significativo del rendimiento y las tasas de rentabilidad de las inversiones externas. Además, la conciliación entre la PII y el balance general en la partida “resto del mundo” en las cuentas nacionales ofrece un marco para analizar la evolución de la PII en el contexto del comportamiento financiero de todos los sectores institucionales de la economía 8. Las distintas conciliaciones sustentan el trabajo sobre análisis de la deuda.

Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos

17.17 La OCDE recopila dos series de datos que incluyen información sobre el endeudamiento externo:

  • Información agregada sobre los créditos a la exportación oficiales y con respaldo oficial (es decir, garantizados o asegurados por el sector oficial) y los datos sobre las transacciones individuales de todos los otros préstamos oficiales provenientes del sistema de notificación de la deuda por parte de los países acreedores (SNPA), datos que aparecen en la publicación de la OCDE External Debt Statistics (Estadísticas de deuda externa) y en Joint BIS-IMF-OECD-World Bank Statistics on External Debt (Estadísticas conjuntas BPI-BM-FMI-OCDE de la deuda externa) (véase más adelante).

  • Datos agregados sobre los flujos de préstamos de asistencia y de donaciones, otros flujos oficiales, transacciones del mercado privado y asistencia de organizaciones no gubernamentales para cada país beneficiario y para todos en forma combinada, a partir del cuestionario anual del Comité de Asistencia para el Desarrollo (CAD), datos que se publican en Geographical Distribution of Financial Flows to Developing Countries (Distribución geográfica de las corrientes financieras a los países en desarrollo) y en Development Cooperation Report (Informe sobre la cooperación en pro del desarrollo).

17.18 La principal publicación sobre deuda externa de la OCDE es External Debt Statistics, que aparece anualmente y proporciona datos sobre la deuda de las economías en desarrollo y en transición. Esta serie de datos está basada principalmente en las fuentes de información proporcionadas por los acreedores, siendo las más importantes el SNPA, que proporciona los datos sobre los préstamos (incluidos los créditos a la exportación); el BPI, que proporciona las estadísticas, a nivel internacional, sobre las operaciones bancarias y los valores, y el Banco Mundial, que proporciona los datos relativos a los préstamos multilaterales. Del Banco Mundial se obtienen algunos datos adicionales sobre deudores en el caso de la deuda frente a los acreedores oficiales que no son miembros de la OCDE, y de otras fuentes para los depósitos no bancarios de no residentes en los bancos. Los datos son desglosados según el vencimiento, el sector acreedor y/o el instrumento. Las clasificaciones no son las mismas que las de la PII y si bien, teóricamente, deberían ser similares, los datos sobre el saldo total de la deuda externa en ambas presentaciones son disímiles debido a diferencias de concepto y metodología y al nivel de detalle de las distintas declaraciones.

Sistemas de notificación de la OCDE

17.19 El sistema de notificación de la deuda por parte de los países acreedores fue establecido en 1967 con el propósito de ofrecer a los “participantes un flujo regular de datos sobre el nivel de endeudamiento y las corrientes de capital”. Por ello, a lo largo de los años se ha convertido en una fuente importante de información, no solamente sobre préstamos oficiales, sino también sobre las condiciones de los créditos externos, así como la distribución sectorial y geográfica de los flujos crediticios hacia las economías en desarrollo.

17.20 El SNPA comprende cuatro formularios de notificación diferentes para los compromisos y los créditos. Tres de ellos cubren los compromisos: donaciones (formulario 1A); préstamos de asistencia y otros préstamos oficiales, excluidos los créditos a la exportación (formulario 1B), y los créditos garantizados y créditos directos a la exportación concedidos por un período de cinco años o más (formulario 1C). Cuatro formularios cubren los préstamos: el estado de la asistencia individual y otros préstamos oficiales, excluidos los créditos a la exportación (formulario 2); el estado, en forma agregada, de los créditos a la exportación, garantizados, de mediano y largo plazo (formulario 3); el estado, en forma agregada, de los créditos directos a la exportación, de mediano y largo plazo (formulario 3A), y los montos no utilizados de los créditos de corto plazo a la exportación en base al vencimiento original (formulario 3B). El formulario 2 proporciona datos sobre las transacciones individuales, y los formularios 3, 3A y 3B proporcionan datos agregados sobre los montos pendientes al final del período y sobre las transacciones durante el período. Los formularios 3, 3A y 3B también presentan los pagos previstos.

17.21 La frecuencia de las notificaciones al SNPA varía según los formularios. Si bien los declarantes notifican en forma continua sus compromisos oficiales de préstamo y declaran semestralmente la deuda relativa a los créditos de exportación, los datos sobre los préstamos individuales de asistencia y otros préstamos oficiales se notifican anualmente. Como estos préstamos no se ven afectados directamente por los acontecimientos en los mercados financieros, se considera que esta frecuencia es adecuada.

17.22 Los cuestionarios anuales enviados por el CAD proporcionan datos agregados sobre los flujos que, por lo general, se basan en los principios de la balanza de pagos, con las excepciones señaladas seguidamente9. Existe, por lo tanto, una amplia concordancia entre los datos de la balanza de pagos y los datos sobre flujos del CAD. Cuando las notificaciones del SNPA son incompletas, los datos sobre el flujo de la deuda pueden obtenerse a partir del sistema de notificación del CAD y los datos sobre el saldo de la deuda pueden estimarse a partir de los saldos anteriores y de la información sobre los flujos del CAD.

Comparación de los datos de la OCDE con los datos de la balanza de pagos y la PII

Presentación de los datos

17.23 A diferencia de la presentación en la PII, las categorías de la OCDE, basadas en parte en el acreedor y en parte en el instrumento, muestran distintos tipos de deuda. Incluyen los préstamos bilaterales oficiales (excluidos los créditos a la exportación), la asistencia oficial para el desarrollo (AOD) y la asistencia oficial, los créditos a la exportación con respaldo oficial, los préstamos multilaterales oficiales, los préstamos bancarios, los títulos de deuda, otros créditos y la deuda a corto plazo.

17.24 Históricamente, la recopilación de datos relativos a la AOD y a otros préstamos oficiales ha reflejado el interés analítico en el registro del financiamiento para el desarrollo, especialmente en relación con la asistencia. La AOD se define como los flujos de asistencia a los países de la parte I de la lista de beneficiarios de la asistencia del CAD: 1) cuando son proporcionados por organismos oficiales, incluso los gobiernos estatales y locales, o sus órganos ejecutivos y 2) cuando cada transacción es administrada teniendo como objetivo central la promoción del desarrollo económico y el bienestar de los países en desarrollo, se otorga en condiciones concesionarias y contiene un elemento de donación de por lo menos un 25% (calculado a una tasa de descuento del 10%). Los flujos hacia los países de la parte II de la lista del CAD (países en transición) que cumplen con los criterios mencionados anteriormente, se consideran asistencia oficial10. Aunque rara vez ocurre, tales préstamos pueden también concederse al sector privado del país prestatario.

17.25 La recopilación de los datos relacionados con los créditos a la exportación surgió de la necesidad que tenía el Comité de Comercio de la OCDE de supervisar las actividades de los órganos que conceden dichos créditos. También, los acreedores y deudores estaban interesados en la magnitud de los préstamos multilaterales concedidos por el Banco Mundial y organismos afines, y en los préstamos de otros acreedores fuera del ámbito de la OCDE, aunque estos datos se derivan del sistema de notificación de la deuda por parte de los deudores al Banco Mundial.

17.26 La presentación de los datos les permite a los acreedores evaluar el riesgo país. Los deudores y acreedores pueden identificar los montos que podrían ser renegociados en foros tales como el Club de París y el Club de Londres, o que pueden ser objeto de alivio bilateral de la deuda, y examinar elementos tales como la distribución de los costos entre los acreedores, o la importancia relativa de las distintas categorías de acreedores en los empréstitos del país deudor.

Conceptos

17.27 En ambos sistemas de notificación de la OCDE generalmente se requiere el criterio de residencia consagrado en la balanza de pagos. Los acreedores identifican a su contraparte deudora según el país de residencia, aunque en algunos casos, como el de los centros extraterritoriales, los países de bandera de conveniencia, o los arrendamientos de aeronaves, el prestatario final puede encontrarse en un tercer país. En el sistema de notificación de la OCDE, todos los saldos y los flujos de la deuda se valoran a su valor facial, en contraste con el valor de mercado que se utiliza en los datos de la balanza de pagos y de la PII. Aunque esta diferencia podría parecer de gran magnitud, en la práctica es ínfima debido a que en la PII los instrumentos no negociables siempre se valoran al valor nominal.

17.28 Una diferencia significativa entre los datos de la OCDE y de la PII es que, contrariamente a la PII, los datos de la OCDE no se notifican en su totalidad en valores devengados. Tanto los datos de la OCDE como los de la PII registran los desembolsos en el momento en que se efectúan, mientras que en la OCDE los reembolsos se registran cuando se realizan, no cuando vencen (como en la PII). El saldo de la deuda en los datos de la OCDE se calcula como el monto del principal desembolsado pendiente de reembolso más los intereses en mora, mientras que la PII calcula el saldo de la deuda como los montos pendientes incluidos todos los costos por intereses devengados y aún no pagados.

17.29 El sistema de la PII y el de la OCDE definen la deuda a largo y corto plazo de la misma manera. Por lo tanto, en los datos de la OCDE, la deuda a corto plazo incluye toda la deuda contraída por un período de un año o menos, más, siempre que sea posible, los montos atrasados del principal y del interés para toda la deuda. En los datos de la OCDE, el desglose por vencimientos está disponible para dos categorías solamente: los bancos y los créditos a la exportación. Para las otras categorías, toda la deuda se clasifica como deuda a largo plazo. Utilizando los datos de External Debt Statistics, se puede estimar la deuda con un vencimiento residual no mayor de un año combinando la deuda a corto plazo con el monto de los pagos del principal de la deuda a largo plazo que vencen al año siguiente.

17.30 La OCDE publica los datos sobre el sector acreedor no residente, mientras que la PII publica los datos del sector deudor residente. Asimismo, la clasificación de los sectores en los datos de la OCDE no corresponde a la de la PII, o a la del SCN 1993. En los datos de la OCDE, se clasifican en sector oficial y sector privado, y se identifica a los bancos separadamente. Aunque no se publican, la OCDE posee también algunos datos sobre el sector deudor residente. La clasificación de prestatarios no se registra en el caso de los préstamos oficiales, salvo para los créditos a la exportación, pero se puede deducir que en su gran mayoría los prestatarios de estos fondos pertenecen al sector del gobierno general. En el caso de los créditos a la exportación, los declarantes hacen una distinción entre los prestatarios públicos y privados, aunque no existe una distinción más precisa entre el sector bancario y el resto del sector privado. Los créditos a la exportación reprogramados se consideran como créditos frente a prestatarios públicos; la deuda reprogramada notificada a la OCDE generalmente se considera como deuda reprogramada por el sector público del deudor y el sector oficial del acreedor.

Partidas específicas

Créditos comerciales

17.31 El concepto de “créditos comerciales” es más amplio en los datos de la OCDE que en los de la PII, que “solamente” incluyen activos y pasivos resultantes de la concesión directa de crédito por parte de los proveedores y compradores en el caso de las transacciones de bienes y servicios, y de trabajos en curso (o contratados). Los datos de la OCDE cubren tres tipos de créditos a la exportación: los créditos de proveedores con respaldo oficial, los créditos bancarios con respaldo oficial y los créditos oficiales directos. No cubren los créditos al sector privado que no gozan de respaldo oficial, sea en forma de seguro o de garantía.

Pagos atrasados

7.32 La PII y la OCDE registran de manera similar las notificaciones relativas a los pagos atrasados de principal e intereses; la mora se produce cuando el pago está atrasado y se clasifica como deuda a corto plazo. Sin embargo, en los datos de la OCDE, los intereses por atraso en el pago (intereses por mora) solamente se declaran y se incluyen en el saldo de la deuda cuando el interés se capitaliza en virtud de una reprogramación, mientras que en la PII se devengan intereses sobre los atrasos (aunque el MBP5 no define claramente este aspecto).

Cancelación de la deuda en libros

17.33 Una cancelación en libros es una acción unilateral del acreedor mediante un procedimiento contable que cancela en sus libros una deuda incobrable. Como tal, debería reflejarse en la notificación de los acreedores a la OCDE sobre el saldo de su deuda, lo que afecta el nivel crediticio. La PII no menciona el tratamiento que debe darle el deudor a esta medida, de manera que podría existir una discrepancia entre los datos proporcionados por el deudor y los que envía el acreedor. Si bien las cancelaciones en libros son poco comunes en el caso de la deuda oficial o la deuda con respaldo oficial, representan un procedimiento más usual para los bancos.

Condonación de la deuda

17.34 En las estadísticas del CAD la condonación de la deuda es un elemento similar pero diferente del concepto utilizado en el MBP5. A diferencia del MBP5, los datos del CAD solamente consideran como para condonación de la deuda a las medidas de alivio cuyo propósito es promover el desarrollo o el bienestar del beneficiario. No obstante, de cumplirse con esta condición, al igual que el MBP5, las estadísticas del CAD clasifican como condonación toda cancelación voluntaria de la deuda en el marco de un acuerdo bilateral, y la declaran como una donación en el contexto de la AOD (en el MBP5 se denomina transferencia de capital). En contraposición al MBP5, el concepto de condonación de la deuda consagrado en el sistema del CAD también incluye una reducción del valor presente de la deuda, lograda mediante la reprogramación o el refinanciamiento en condiciones concesionarias, y el descuento en una conversión de deuda convenida en el marco de un acuerdo bilateral entre gobiernos (aunque, en ciertos casos, el MBP5 también registra estos descuentos como condonación de deuda; véase el párrafo 8.33 del capítulo 8 de la Guía).

17.35 Al cancelar la deuda, casi todos los declarantes a la OCDE acatan los principios de la balanza de pagos sobre la notificación de condonaciones: el monto condonado se valora como el monto del saldo de deuda cancelado y se registra como un monto fijo en el momento en que el acreedor registra la condonación en sus libros. Sin embargo, algunos declarantes solo notifican las condonaciones una vez al año en el momento en que debían vencer los pagos del servicio de la deuda en cuestión. Este enfoque ocasiona diferencias en los plazos (la condonación repartida en varios años) y en los montos (se incluyen los intereses aún no vencidos en el momento de la condonación además del principal y los intereses atrasados) entre las donaciones de condonación registradas por el CAD y las transferencias de capital registradas en la balanza de pagos. Como ciertos montos ya condonados podrían permanecer incluidos en el saldo de la deuda pendiente hasta el período de su vencimiento, este enfoque puede también tener como consecuencia una sobreestimación del saldo de la deuda medido por la OCDE durante el período posterior al acuerdo de condonación.

Reprogramación de la deuda

17.36 La OCDE refleja la reprogramación de la deuda en ambas series de datos, las relativas al saldo y al flujo. Los flujos de reprogramación se registran en el momento en que tiene lugar la reprogramación, que debe corresponder al momento en que se registran en los libros (tanto del acreedor como del deudor), es decir, se adopta el mismo enfoque que en la PII. Por lo tanto, la reprogramación de cualquier vencimiento futuro se registra en el momento de su implementación real, y no en el momento en que se negocia el acuerdo. Cuando se reprograma la deuda a corto plazo, incluyendo los atrasos, en vencimientos a largo plazo, ese hecho se refleja en los datos de la OCDE y de la PII. Asimismo, al igual que en la PII, si la reprogramación involucra un cambio en los sectores del acreedor o del deudor—por ejemplo, si el Club de París reprograma un crédito concedido por el sector privado (en virtud de una garantía del Estado del acreedor) al sector privado (en virtud de una garantía del Estado del deudor) y esta deuda reprogramada podría convertirse en deuda garantizada por dos gobiernos—, la OCDE registra en sus datos el cambio jurídico de propiedad11. Sin embargo, cuando la reprogramación se negocia dentro del sector oficial, se registra como flujo solamente la capitalización del interés (a fin de evitar dos asientos compensatorios por el principal reprogramado). Si bien una deuda frente a acreedores públicos emanada de un crédito a la exportación puede identificarse como tal en la base de datos de la OCDE, en External Debt Statistics se clasifica como crédito no bancario a la exportación.

17.37 Aunque hay gran similitud en los principios, en la práctica la complejidad de la reestructuración dificulta la declaración correcta y completa de la información, tanto para los acreedores como para los deudores, y puede dar lugar a discrepancias entre los datos de la OCDE y la PII. Las diferencias genuinas entre acreedores y deudores respecto al momento en que se registran los asientos en los libros, así como las dificultades prácticas para rastrear la reestructuración que pueden causar problemas tales como una clasificación errónea de los atrasos y de la deuda reprogramada, y la omisión del interés capitalizado, a veces dan lugar a cifras diferentes entre las declaraciones de los acreedores y la PII de los deudores.

Conversión de la deuda

17.38 En los datos de la OCDE, cuando la deuda oficial se canjea por participaciones de capital o por fondos de contrapartida que se utilizarán para fines de desarrollo, esta operación debe notificarse como una donación de AOD para conversión de la deuda, y se registra la condonación de la deuda solamente si existe un descuento en la conversión. A su vez, cuando en el marco de un acuerdo bilateral para fines de desarrollo el sector oficial vende deuda con descuento a una entidad del sector privado, que luego se canjea por participaciones de capital o por fondos de contrapartida que serán utilizados para beneficio de la entidad privada, para fines de desarrollo, la pérdida del sector oficial debe ser registrada como condonación de deuda. En ambos casos—y también en la PII—el saldo de la deuda se reduce en un monto igual al valor de la deuda convertida.

Banco Mundial

17.39 El Banco Mundial recopila los datos sobre el nivel de endeudamiento externo a partir de los datos que los países deudores declaran al sistema de notificación de la deuda. La información recabada constituye la base de los datos detallados para cada país sobre flujo y saldos de deuda que publica anualmente el Banco Mundial en Global Development Finance (anteriormente Cuadros de la Deuda en el Mundo). Algunos datos seleccionados sobre la deuda también se publican anualmente en World Development Indicators (Indicadores del Desarrollo Mundial) y, como se verá más adelante, en Estadísticas conjuntas BPI-BM-FMI-OCDE de la deuda externa.

17.40 El Banco Mundial se interesa en las estadísticas sobre deuda tanto desde el punto de vista analítico como operativo. A nivel analítico, el Banco es una importante fuente de información y análisis sobre la situación económica de los países en desarrollo. Su personal utiliza ampliamente las estadísticas sobre la deuda para analizar las perspectivas económicas, las necesidades de financiamiento, la capacidad crediticia y la sostenibilidad de la deuda de las economías en desarrollo. A nivel operativo, las actividades de obtención o concesión de préstamos del Banco exigen una supervisión estrecha de la situación financiera global de cada prestatario, como su capacidad de atender el servicio de la deuda. En este sentido, las condiciones generales del Banco (para solicitar préstamos) exigen que un país miembro prestatario, o garante, notifique al Banco información sobre su deuda externa. Como condición para someter al Directorio Ejecutivo del Banco Mundial las solicitudes de préstamos o créditos, cada país prestatario o garante debe someter un informe completo (o un plan aceptable de notificación) sobre su deuda externa.

Sistema de notificación de la deuda

17.41 El sistema de notificación de la deuda fue establecido en 1951 y representa la herramienta principal del Banco Mundial para realizar el seguimiento de la deuda externa. Mediante el sistema de notificación de la deuda, los países—por lo general de ingreso bajo o mediano—que solicitan préstamos al Banco Mundial declaran datos sobre su endeudamiento externo a largo plazo.

17.42 El número de países que abarca el sistema y los datos recopilados se han ampliado con el tiempo. En el momento de la redacción de esta publicación, 136 países sometían dos tipos de informes: datos sobre la deuda externa del sector público y deuda garantizada por el sector público, desglosados por préstamos, e informes resumidos sobre la deuda a largo plazo del sector privado sin garantía pública. Los datos se notifican en formularios especiales. En el caso de la deuda pública y la deuda con garantía pública, se registran (trimestralmente) los nuevos compromisos individuales de préstamos en los formularios 1 y 1A; el estado de cada préstamo al final del período de notificación así como las transacciones registradas durante dicho período se registran en el formulario 2. En el caso de la deuda privada no garantizada, las cifras agregadas sobre el saldo de la deuda, las transacciones durante el período de notificación y el servicio futuro de la deuda se registran en el formulario 4. Los datos sobre la deuda a corto plazo se obtienen del país o se estiman separadamente utilizando la información proporcionada por el acreedor o por fuentes diversas, entre las cuales la más importante es la de la fecha de vencimiento residual proveniente de las estadísticas bancarias internacionales consolidadas del BPI, que se ajustan para que concuerden con el concepto de vencimiento original12.

17.43 El formulario 1 se utiliza para registrar los términos y condiciones de cada obligación de deuda externa pública y con garantía pública contraída durante un trimestre calendario con vencimiento original de más de un año. Este informe permite recabar una amplia gama de datos que serán divulgados para fines estadísticos y analíticos dentro y fuera del Banco Mundial.

17.44 Se recopila información sobre el nombre, tipo y residencia del acreedor, que se emplea para clasificar la deuda externa frente a los acreedores oficiales y privados, para evaluar el riesgo crediticio, analizar los flujos netos de recursos de los acreedores oficiales y privados, e identificar qué deuda contraída con el Club de París es reprogramable.

17.45 Del lado del deudor, también se registra en el formulario 1 la información sobre el nombre del prestatario, su tipo y sector económico, y el nombre del garante; además, se indica si los fondos para el servicio de la deuda han de provenir del presupuesto del gobierno central. Esta información se utiliza para varios propósitos, incluso para medir los empréstitos del sector público y privado, identificar el uso de los fondos y evaluar la carga de la deuda para el gobierno central.

17.46 El formulario 1 permite recopilar información detallada sobre las condiciones de los préstamos, incluidos las tasas de interés y los diferenciales, los períodos de gracia, los vencimientos, la estructura del servicio de la deuda y las monedas en las cuales están denominados y se deben reembolsar los préstamos. Esta información se utiliza para calcular el componente de donación de los préstamos, el servicio proyectado de la deuda, su valor presente, así como otros indicadores relacionados con la deuda y la economía.

17.47 En el formulario 1A se registran los vencimientos futuros cuando las condiciones de reembolso no se pueden describir adecuadamente en el formulario 1, y los montos renegociados en los acuerdos de reprogramación multianual que entrarán en vigencia en una fecha futura determinada.

17.48 El formulario 2 se utiliza para registrar la situación anual de cada pasivo de deuda externa con un vencimiento original de más de un año. Este informe resumido anual presenta la información sobre el saldo y los flujos para cada deuda pública, o deuda con garantía pública, existente al final del período de notificación, o reembolsada o cancelada durante dicho período. Para cada deuda, se presenta el monto comprometido no desembolsado y el monto pendiente y desembolsado, junto con las transacciones que se registraron durante el año. También se presenta información sobre cualquier acumulación de atrasos y sobre las reprogramaciones. Todas las cantidades se registran en la moneda en que se debe reembolsar la deuda. En base a la declaración efectuada en el formulario 2, surge toda una serie de cuentas de saldos y flujos, así como indicadores económicos que se divulgan en Global Development Finance. El informe debe ser publicado tres meses después de finalizar el período de notificación.

17.49 El formulario 4 se utiliza para proporcionar información anual sobre el estado de la deuda externa del sector privado, sin garantía del sector público y con un vencimiento original de más de un año. La información es agregada por tipo de institución deudora—bancos comerciales, empresas de inversión directa y otras—con un formulario separado para cada una. Se declara la información sobre el acreedor para cada tipo de institución deudora en función de las siguientes categorías de acreedores: bancos privados y otras instituciones financieras, casas matrices extranjeras y sus filiales, exportadores y otras entidades privadas y oficiales (gobiernos y organizaciones internacionales).

17.50 El formulario 4 contiene las cuentas sobre saldos y flujos y, para cada tipo de institución deudora, los pagos futuros estimados de principal e intereses correspondientes a los primeros 10 años después de finalizar el período de notificación.

Comparación de los datos del Banco Mundial y de la balanza de pagos/PII

Presentación de los datos

17.51 La presentación de los datos de los deudores, tal como figuran en Global Development Finance, responde a una gama diferente de requisitos analíticos que los de la PII. El objetivo es proporcionar una visión detallada de las actividades de endeudamiento de un país, de su acceso a fondos externos y de los costos de los empréstitos, así como facilitar un análisis integral de la carga de la deuda, la capacidad de atender el servicio de los préstamos, las necesidades de financiamiento y la capacidad crediticia del país. Para ello, se proporcionan datos sobre saldos y flujos con distintos niveles de desglose. El primero es entre la deuda a largo y a corto plazo, y el segundo, entre los empréstitos públicos (y los empréstitos con garantía pública) y los privados. Se procura identificar particularmente a los empréstitos privados con garantía directa del Estado. También se incluyen en la presentación de los datos los perfiles de reembolso que se consideran esenciales para el análisis y la gestión de las obligaciones.

17.52 El desglose por acreedores es más detallado que el desglose por instrumentos. Por ejemplo, para los acreedores oficiales, multilaterales y bilaterales, este desglose más detallado identifica los préstamos concesionarios dentro de este sector. Estos datos son particularmente útiles para el trabajo sobre la deuda. Los créditos oficiales con un elemento de donación del 25% o más, que usan una tasa de descuento del 10%, se caracterizan como créditos concesionarios (según la definición del CAD). Las excepciones son los créditos de los grandes bancos regionales de desarrollo—Banco Africano de Desarrollo, Banco Asiático de Desarrollo, Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo y Banco Interamericano de Desarrollo—y del FMI y el Banco Mundial, en los cuales la concesionalidad se determina en base a la clasificación que cada institución hace de los préstamos concesionarios.

17.53 La desagregación de los préstamos privados se basa en una combinación: por institución, como los bancos, y por instrumento, como los bonos. Los empréstitos relacionados con el comercio, como los créditos a la exportación y los créditos de proveedores, se incluyen en la partida “otros privados”, y no se identifican separadamente. La presentación de los datos hace una distinción entre las obligaciones contraídas frente a fuentes privadas, entidades públicas o por entidades privadas que gozan de garantías explícitas del gobierno, y la adeudada por el sector privado.

17.54 Los pagos proyectados del servicio de la deuda y los perfiles de desembolso de la misma se basan en las transacciones corrientes de deuda y las condiciones de los préstamos. Los pagos proyectados del servicio de la deuda son proyecciones de los pagos vencidos sobre la deuda pendiente, incluidos los montos no desembolsados de la deuda externa existente, que toman en consideración los acuerdos multianuales de reestructuración. Los desembolsos futuros y los pagos del servicio de la deuda se refieren únicamente a la deuda existente y no reflejan otros empréstitos que pudieran ser asumidos en el futuro.

Conceptos

17.55 Los conceptos principales utilizados por el sistema de notificación de la deuda para compilar el saldo de la deuda son congruentes con el marco conceptual del Libro Gris (BPI y otros, 1988) y con varios elementos de la PII. El nivel de detalle de la información requerida de los países declarantes y la presentación de los datos sobre la deuda dependen de la aplicación analítica y operativa de los datos (véase el párrafo 17.40). El sistema de notificación de la deuda incluye toda la deuda frente a no residentes, con un vencimiento original de más de un año, y la deuda a corto plazo. La deuda externa total se calcula como la suma de la deuda a largo y a corto plazo (y la utilización de los créditos del FMI).

17.56 Al igual que la PII, las estadísticas de la deuda externa se recopilan en base a la residencia (en vez de la nacionalidad); la deuda externa es la deuda de las entidades que están localizadas físicamente en el país declarante frente a entidades localizadas fuera del territorio abarcado por la notificación, cualquiera que sea su nacionalidad. Por lo tanto, las filiales de bancos extranjeros se consideran residentes del país declarante, mientras que las oficinas en el exterior de los bancos nacionales no lo son. Asimismo, los depósitos bancarios mantenidos en bancos nacionales por ciudadanos que viven en el exterior se incluyen en los datos sobre la deuda externa.

17.57 En algunos casos, por motivos de índole analítica u operativa, el sistema se aparta del criterio de residencia y, por lo tanto, del marco de la PII. Por ejemplo, el sistema de notificación de la deuda excluye de la deuda externa de un país el endeudamiento de los bancos localizados en un centro bancario extraterritorial residente; este endeudamiento a menudo puede ser bastante cuantioso en relación a la economía anfitriona13.

17.58 En el contexto del sistema también se exige la notificación de las deudas frente a no residentes pagaderas en moneda extranjera y nacional. En la práctica, el sistema se concentra en la deuda en moneda extranjera y no incluye la deuda en moneda nacional frente a no residentes, apartándose del marco de la PII. El sistema tampoco registra el circulante—billetes y monedas—en manos de no residentes.

17.59 Un aspecto en el que el sistema de notificación de la deuda difiere de la PII es la valoración de los saldos. El sistema mide todos los saldos al valor nominal en lugar de utilizar el valor negociado o el valor corriente de mercado. Para los instrumentos de deuda no negociados o no transferibles, como los préstamos y los depósitos, en la práctica existe poca diferencia porque en el contexto de la PII los instrumentos no negociados siempre se valoran al precio nominal. Sin embargo, esto no se aplica a los instrumentos de deuda negociados.

17.60 En el sistema de notificación de la deuda y en la PII, la deuda a largo y a corto plazo se define en términos similares: la deuda a corto plazo incluye toda la deuda con un vencimiento original de un año o menos, y la deuda a largo plazo incluye toda la deuda con un vencimiento original mayor de un año; los atrasos en los pagos del interés se incluyen en la deuda a corto plazo. Existe una diferencia en el tratamiento de los pagos atrasados de principal; el sistema de notificación de la deuda clasifica dichos atrasos en función del tipo original de deuda, mientras que la PII los clasifica como deuda a corto plazo.

17.61 En el contexto del sistema de notificación de la deuda, la clasificación sectorial de la deuda externa a largo plazo contiene dos categorías: la deuda del sector público y la deuda privada con garantía del sector público, y el resto de la deuda privada no garantizada. Esta clasificación no equivale al desglose de la PII, aunque mediante la información disponible es posible relacionar las clasificaciones de los deudores según el sistema—los nueve tipos son: gobierno central, gobierno local, banco central, banco privado, empresa pública, inversión directa, empresa mixta, banco oficial de desarrollo, y privado—con las de la PII. Dentro de la categoría de deudores, el sistema ofrece un desglose adicional por sector acreedor. La PII no hace un desglose por sector acreedor.

17.62 El sistema de notificación de la deuda mide el saldo de la deuda y los flujos en base caja en contraposición al método de base devengado recomendado para la PII. Por ello los flujos declarados son el resultado de una transacción en efectivo (o en especie), tales como un desembolso o reembolso real de un préstamo, y la deuda pendiente es el monto desembolsado menos el monto reembolsado (y cualquier atraso en los intereses). Las proyecciones se basan en la deuda vencida. En el contexto de la PII, los desembolsos se registran cuando se efectúan, pero los reembolsos se registran cuando vencen. El saldo de la deuda en la PII incluye los costos de interés que se han devengado pero que aún no se han pagado.

Comparación de los datos del Banco Mundial con los de la OCDE

17.63 Existen marcadas diferencias para los usuarios de los datos, tanto en la presentación como en el registro de las categorías de deuda, entre las estadísticas proporcionadas por el deudor y el acreedor. Ello se debe al hecho de que el desglose seleccionado por los diferentes sistemas de notificación refleja los requisitos analíticos de los usuarios. En la presente sec ión se examinan estas diferencias y explican las razones de algunas de las diferencias.

17.64 Una clasificación que es consistente en ambos sistemas es el concepto del corto y largo plazo en base al vencimiento original. Ambos sistemas también proporcionan datos sobre la deuda a largo plazo vencida en el correr del año, así como sobre la deuda a corto plazo en base al vencimiento original, lo que permite una medición estimada del vencimiento residual.

17.65 Los compiladores de las estadísticas relativas al deudor y al acreedor comparan ambas series de datos para verificar por qué existen diferencias en las cifras declaradas sobre la deuda, lo que ha permitido identificar ciertas divergencias en las notificaciones.

17.66 En primer lugar, algunos países prestatarios aplican la definición de deuda a corto y largo plazo de forma distinta que los acreedores. Por ejemplo, ciertos acreedores pueden clasificar como deuda a largo plazo la deuda a corto plazo que se refinancia. En segundo lugar, el sistema de notificación de la deuda no clasifica los atrasos de principal como deuda a corto plazo, sino que más bien, como se mencionó anteriormente, los clasifica por el tipo original de deuda. Sin embargo, ello no constituye un problema para conciliar los datos del deudor y el acreedor, porque los pagos atrasados de principal se identifican en forma separada en los datos del deudor a fin de permitir su comparación con la información declarada por el acreedor.

17.67 En segundo lugar, una AOD bilateral en el sistema de declaración del acreedor y una deuda bilateral en condiciones concesionarias en el sistema de notificación de la deuda no son totalmente comparables. La diferencia surge a raíz de la cobertura de los préstamos. En los datos del deudor los créditos directos a la exportación pueden incluirse como préstamos bilaterales en condiciones concesionarias si el elemento de donación en dichos préstamos es del 25% o mayor, mientras que en los datos del acreedor se clasifican como créditos a la exportación y no como AOD. Cuando se subvencionan los créditos a la exportación con préstamos de AOD—créditos mixtos—, los subsidios para estos créditos aparecen en los datos del acreedor como préstamos de AOD.

17.68 En tercer lugar, las comparaciones de préstamos entre los sistemas de notificación de acreedores y deudores han demostrado en ocasiones la existencia de una percepción distinta entre ambos respecto al momento en que se desembolsan y reembolsan estos préstamos, lo que presenta diferencias respecto a la deuda pendiente declarada en un momento determinado.

17.69 Por último, también surgen diferencias por causa de la reestructuración. En el caso de una condonación de deuda, para fines analíticos, el sistema del deudor puede anticipar el momento de la cancelación, mientras que el del acreedor generalmente espera que se firme el acuerdo bilateral, lo que a veces conlleva un retraso debido a la aprobación legislativa. En el caso de la reprogramación de los créditos a la exportación garantizados, el préstamo reprogramado puede seguir clasificado por el acreedor como un crédito a la exportación en lugar de un préstamo oficial nuevo, mientras que el deudor lo registra como un préstamo bilateral oficial.

Estadísticas conjuntas BPI-BM-FMI-OCDE de la deuda externa

17.70 Las Estadísticas conjuntas BPI-BM-FMIOCDE de la deuda externa fueron publicadas por primera vez el 15 de marzo de 1999 en el sitio de la OCDE14 en Internet con hiperenlaces disponibles en los sitios en Internet del BPI, el FMI y el Banco Mundial15. Esta publicación es una iniciativa del Grupo de tareas interinstitucional sobre estadísticas financieras (GTIEF) y se actualiza trimestralmente. El propósito del sitio es facilitar el acceso oportuno y frecuente de una amplia gama de usuarios a una serie de datos única que reúne los datos sobre deuda externa compilados y publicados actualmente por los organismos internacionales que contribuyen a la misma (el BPI, el Banco Mundial, el FMI y la OCDE).

17.71 Los tipos de deuda abarcados principalmente en las Estadísticas conjuntas comprenden préstamos de bancos, títulos de deuda emitidos en el exterior, bonos Brady, créditos comerciales no bancarios con respaldo oficial (es decir, créditos a la exportación conce didos por instituciones no bancarias del país exportador), créditos multilaterales16 y préstamos bilaterales oficiales (préstamos concedidos principalmente para fines de desarrollo, excluidos los créditos a la exportación). Los datos sobre los pasivos totales frente a bancos y sobre los créditos comerciales bancarios y no bancarios con respaldo oficial están disponibles como partida informativa. El BPI, el Banco Mundial, el FMI y la OCDE proporcionan los datos. Las estadísticas provienen en general de fuentes de los acreedores y del mercado, pero también incluyen datos proporcionados por países deudores. En el momento de la redacción de esta publicación, se contaba con datos para más de 175 países. También hay información sobre los activos financieros externos en forma de créditos a los bancos y sobre tenencias de activos de reserva internacionales, compilada respectivamente por el BPI y el FMI. El recuadro 17.1 presenta una descripción detallada de los datos incluidos en Estadísticas conjuntas hasta mediados de 2001.

Recuadro 17.1.Estadísticas conjuntas BPI-BM-FMI-OCDE de la deuda externa

En este recuadro se describen, en detalle, las fuentes, definiciones y cobertura de las distintas series. Consúltense, asimismo, el cuadro 17.3 y http://www1.oecd.org/dac/Debt/index.htm.

Cuadro 17.3.Ejemplo de las Estadísticas conjuntas BPI-BM-FMI-OCDE de la deuda externa1
Saldos (fin de período)Flujos 2
200020012001
(Millones de dólares de EE.UU.)DiciembreMarzoJunioSept.Dic.Marzo de

2002
Año

2000
Año

2001
Tercer

trim.
Cuarto

trim.
PAÍS A
Deuda externa: Todos los vencimientos
A Préstamos bancarios3
B Títulos de deuda emitidos en el exterior
C Bonos Brady
D Créditos comerciales no bancarios4
E Créditos multilaterales
F Préstamos bilaterales oficiales (acreedores del CAD)
Deuda con vencimiento dentro de un período de un año
G Pasivos frente a bancos5
H Títulos de deuda emitidos en el exterior6
I Créditos comerciales no bancarios4
Partidas informativas
J Pasivos totales frente a bancos6 (consolidados)
K Pasivos totales frente a bancos7 (localización geográfica)
L Créditos comerciales totales
M Activos totales frente a bancos8
N Activos de reserva internacionales (excluido el oro)K
PAÍS B
Deuda externa: Todos los vencimientos
A Préstamos bancarios3
B Títulos de deuda emitidos en el exterior
C Bonos Brady
D Créditos comerciales no bancarios4
E Créditos multilaterales
F Préstamos bilaterales oficiales (acreedores del CAD)
Deuda con vencimiento dentro de un período de un año
G Pasivos frente a bancos5
H Títulos de deuda emitidos en el exterior6
I Créditos comerciales no bancarios4
Partidas informativas
J Pasivos totales frente a bancos6 (consolidados)
K Pasivos totales frente a bancos7 (localización geográfica)
L Créditos comerciales totales
M Activos totales frente a bancos8
N Activos de reserva internacionales (excluido el oro) K
PAÍS C
Deuda externa: Todos los vencimientos
A Préstamos bancarios3
B Títulos de deuda emitidos en el exterior
C Bonos Brady
D Créditos comerciales no bancarios4
E Créditos multilaterales
F Préstamos bilaterales oficiales
Deuda con vencimiento dentro de un período de un año
G Pasivos frente a bancos5
H Títulos de deuda emitidos en el exterior6
I Créditos comerciales no bancarios4
Partidas informativas
J Pasivos totales frente a bancos6 (localización geográfica)
K Pasivos totales frente a bancos7 (consolidados)
L Créditos comerciales totales
M Activos totales frente a bancos8
N Activos de reserva internacionales (excluido el oro)J
Fuente: OCDE, http://www1.oecd.org/dac/debt.

Fuentes de acreedores y de mercado, excepto los datos sobre los bonos Brady, que provienen de fuentes de deudores; todas las monedas están incluidas.

Datos sobre flujos en B, C, E, F y L; variaciones ajustadas según el tipo de cambio en A, J y M; no hay datos para D, G, H, I, K y N.

Según las estadísticas bancarias por localización geográfica del BPI, basadas en el país de residencia de los bancos declarantes.

Oficiales y con garantía oficial. Interrupción de la serie a fines de 1998 debido a la reasignación de créditos a la exportación reprogramados de la línea F a la D.

Según las estadísticas bancarias consolidadas del BPI, basadas en el país de la casa matriz de los bancos declarantes, e incluyen las tenencias de valores en manos de los bancos.

Incluidos los títulos de deuda en manos de bancos extranjeros, que se incluyen también en la línea G.

Según las estadísticas bancarias por localización geográfica del BPI, basadas en el país de residencia de los bancos declarantes, e incluyen las tenencias de valores en manos de los bancos.

Según las estadísticas bancarias por localización geográfica del BPI, basadas en el país de residencia de los bancos declarantes.

Fuente: OCDE, http://www1.oecd.org/dac/debt.

Fuentes de acreedores y de mercado, excepto los datos sobre los bonos Brady, que provienen de fuentes de deudores; todas las monedas están incluidas.

Datos sobre flujos en B, C, E, F y L; variaciones ajustadas según el tipo de cambio en A, J y M; no hay datos para D, G, H, I, K y N.

Según las estadísticas bancarias por localización geográfica del BPI, basadas en el país de residencia de los bancos declarantes.

Oficiales y con garantía oficial. Interrupción de la serie a fines de 1998 debido a la reasignación de créditos a la exportación reprogramados de la línea F a la D.

Según las estadísticas bancarias consolidadas del BPI, basadas en el país de la casa matriz de los bancos declarantes, e incluyen las tenencias de valores en manos de los bancos.

Incluidos los títulos de deuda en manos de bancos extranjeros, que se incluyen también en la línea G.

Según las estadísticas bancarias por localización geográfica del BPI, basadas en el país de residencia de los bancos declarantes, e incluyen las tenencias de valores en manos de los bancos.

Según las estadísticas bancarias por localización geográfica del BPI, basadas en el país de residencia de los bancos declarantes.

Las columnas del cuadro cubren los saldos (montos pendientes al final de cada período) y flujos (desembolsos menos reembolsos durante el período). Se dispone de datos sobre flujos para los títulos de deuda, los bonos Brady, los créditos multilaterales y los préstamos bilaterales (líneas B, C, E y F del cuadro). En el caso de las cifras sobre el sector bancario y los créditos comerciales (líneas A, D, J, L y M del cuadro), se indica la variación de los saldos, ajustada de acuerdo con las fluctuaciones de los tipos de cambio frente al dólar de EE.UU. durante el período. No se cuenta con datos sobre los flujos correspondientes a otras series.

  • Línea A: Préstamos bancarios

  • Línea J: Pasivos totales frente a bancos

  • (por localización geográfica)

  • Línea M: Activos totales frente a bancos

  • (por localización geográfica)

Los datos anteriores provienen de las estadísticas bancarias por localización geográfica del BPI.

  • Línea B: Títulos de deuda emitidos en el exterior

  • Línea H: Títulos de deuda emitidos en el exterior

  • (pagaderos dentro de un período de un año)

Los datos provienen de las estadísticas trimestrales sobre valores internacionales del BPI.

  • Línea C: Bonos Brady

Los datos sobre bonos Brady comprenden la deuda frente a los bancos comerciales reestructurada en el marco del Plan Brady, que fue incorporado en 1989. Estos datos provienen del sistema de notificación de la deuda al Banco Mundial. Los datos anuales relativos a saldos y flujos (emisiones menos reembolsos) son los que notifica el país deudor e incluyen recompras. Los datos trimestrales sobre saldos y flujos son estimaciones basadas en la estructura de reembolso de los bonos y denotan los ajustes por concepto de recompras durante el trimestre. En Global Development Finance, que publica el Banco Mundial, los datos se incluyen en la deuda pública y la deuda con garantía pública (pero no se indican por separado).

  • Línea D: Créditos comerciales no bancarios

Los datos se obtienen de los informes semestrales a la OCDE preparados por los organismos de garantía de crédito a la exportación de sus países miembros. Los créditos no bancarios relacionados con el comercio comprenden los créditos oficiales de exportación, que son a largo plazo, y los créditos de proveedores con garantía o seguro oficial, que son créditos otorgados por exportadores a importadores en el extranjero. También incluyen los atrasos y los montos oficialmente reprogramados de créditos financieros con garantía o seguro oficial pues éstos son adquiridos por los organismos de crédito a la exportación de los acreedores bancarios originales. Los créditos financieros garantizados otorgados por instituciones bancarias que no son declarantes al BPI también se incluyen. Estos datos solo abarcan los créditos comerciales que han sido garantizados o asegurados por el sector oficial en el país acreedor. Incluyen los créditos concedidos tanto al sector público como al privado en el país prestatario.

  • Línea E: Créditos multilaterales

Los datos sobre créditos multilaterales abarcan los créditos del Banco Africano de Desarrollo (BAfD), el Banco Asiático de Desarrollo (BAD), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial y el FMI. Los saldos son el total de los préstamos del BAfD, el BAD y el BID, el uso del crédito del FMI, y los préstamos del BIRF y créditos de la AIF concedidos por el Banco Mundial. Los flujos son la suma de los desembolsos menos los reembolsos de principal correspondientes a préstamos y créditos de la AIF, y las compras del FMI menos las recompras del FMI.

  • Línea F: Préstamos bilaterales oficiales (acreedores del CAD)

En esta línea se indica la deuda pendiente registrada en el sistema de notificación de la deuda por parte de los países acreedores (SNPA) de la OCDE por concepto de préstamos, distintos de los créditos directos a la exportación, concedidos por gobiernos miembros del Comité de Asistencia para el Desarrollo (CAD) de la OCDE. Los créditos directos a la exportación otorgados por el sector oficial se incluyen en los créditos comerciales no bancarios (líneas D e I). Además de los préstamos ordinarios, los préstamos bilaterales oficiales incluyen los préstamos pagaderos en especie y los préstamos calificados en los programas de financiación mixta.

  • Línea G: Pasivos frente a bancos (pagaderos dentro de un año)

  • Línea K: Pasivos totales frente a bancos (consolidados)

Estos datos se obtienen de las estadísticas bancarias consolidadas del BPI.

  • Línea I: Créditos comerciales no bancarios

  • (pagaderos dentro de un período de un año)

Estos datos se obtienen del SNPA de la OCDE y abarcan los créditos de proveedores, oficiales y con garantía o seguro oficial, otorgados por exportadores a importadores en el exterior, que tienen un vencimiento residual de un año o menos. Incluyen: 1) los créditos a la exportación con un vencimiento original de un año o menos y 2) los montos de principal que vencen en el curso del año siguiente por concepto de créditos con un vencimiento original de más de un año. Estos datos solo cubren los créditos comerciales que han sido garantizados o asegurados por el sector oficial en el país acreedor. Incluyen créditos concedidos a los sectores público y privado en el país prestatario.

  • Línea L: Créditos comerciales totales

Estos datos provienen del SNPA de la OCDE. Esta línea cubre todos los créditos comerciales oficiales y con respaldo oficial, es decir, los créditos comerciales que han sido garantizados o asegurados por el sector oficial en un país declarante a la OCDE. Se incluyen los créditos concedidos a los sectores público y privado en el país prestatario. Además de los créditos comerciales no bancarios indicados en la línea D, esta línea incluye los créditos financieros o de compradores concedidos por bancos que cuentan con garantías o seguros de un organismo oficial de garantía de crédito a la exportación. Estos créditos bancarios garantizados también se incluyen en los montos indicados en la línea A (Préstamos bancarios), la línea G (Pasivos frente a bancos), la línea J (Pasivos totales frente a bancos, por localización geográfica), y la línea K (Pasivos totales frente a bancos, consolidados).

  • Línea N: Activos de reserva internacionales (excluido el oro)

Los datos son los publicados en International Financial Statistics (IFS) del FMI.

17.72 El cuadro 17.3 (pág. 225) muestra un ejemplo de las Estadísticas conjuntas: el saldo de la deuda, con un rezago mínimo de dos meses, para los últimos cinco trimestres y el mes de diciembre anterior, así como las cifras de flujo correspondientes a los últimos dos años completos y dos trimestres recientes. Cuando están disponibles, también se incluyen datos sobre la deuda a corto plazo, basados en el concepto de vencimiento residual. El sitio también ofrece libre acceso a un banco de datos en línea que proporciona series temporales más largas y permite manipular las cifras. Algunos datos solamente están disponibles semestralmente, sin intra o extrapolación trimestral. Los datos se publican 22 semanas después de finalizar el trimestre17.

17.73 A fin de advertir a los usuarios respecto de las limitaciones de los datos y para promover prácticas óptimas en el uso de la información, junto con los datos también se preparó una serie de metadatos que indican la forma en que éstos se relacionan con los conceptos convenidos a nivel internacional. En su mayoría, estos datos provienen de fuentes de los acreedores y del mercado, pero también incluyen información proporcionada por los propios países deudores. Los datos no presentan una medición absolutamente integral y coherente de la deuda externa total. No abarcan, por ejemplo: 1) créditos de proveedores sin respaldo oficial que no se conceden a través de los bancos; 2) inversión directa: préstamos entre empresas; 3) colocaciones privadas de títulos de deuda; 4) títulos de deuda emitidos a nivel nacional en posesión de no residentes; 5) depósitos de no residentes en instituciones nacionales, y 6) montos adeudados a gobiernos que no son miembros del CAD. No obstante, las Estadísticas conjuntas reúnen los mejores datos internacionales comparativos disponibles en la actualidad sobre la deuda externa, compilados y publicados separadamente por las instituciones participantes.

17.74 Los usuarios deben usar cierta cautela al comparar estas series de datos. Por ejemplo, existen superposiciones entre las fuentes de información, como las relativas a los valores internacionales y a las estadísticas bancarias por nacionalidad/consolidadas, que incluyen los valores sin hacer distinción. En consecuencia, para la deuda pagadera en un año, los datos relacionados con los títulos de deuda emitidos en el exterior incluyen valores en manos de bancos extranjeros que también se declaran entre los datos relacionados con los pasivos frente a bancos. Existen asimismo algunas incoherencias. Por ejemplo, los datos sobre préstamos concedidos por los bancos y los pasivos totales frente a bancos, pagaderos dentro de un período de un año, provienen de distintas fuentes: respectivamente, de las estadísticas bancarias internacionales consolidadas y por localización geográfica del BPI. Es decir que las estadísticas provenientes de los acreedores y las basadas en el mercado no sustituyen un sistema apropiado de notificación por parte de los propios países deudores.

Véase BPI (2000a). Si bien el BPI también recopila datos sobre los servicios de préstamos de consorcios bancarios, esta información no puede ser utilizada para medir la deuda externa. En primer lugar, los servicios pueden ser utilizados como reserva para otro tipo de recaudación de fondos y, por ende, pueden no desembolsarse o solo utilizarse parcialmente. En segundo lugar, en algunas ocasiones, los fondos se emplean para reemplazar una deuda bancaria pasada, sin que esto conlleve un incremento de la deuda del prestatario. En tercer lugar, los préstamos suscritos por consorcios bancarios no son sino una de las tantas modalidades de préstamos bancarios internacionales. Por ende, si bien los datos sobre los préstamos de consorcios bancarios pueden ayudar a evaluar la situación actual del mercado, no pueden utilizarse para medir la deuda externa.

Las variaciones ajustadas para excluir el impacto de las fluctuaciones cambiarias sobre los datos relativos al saldo utilizando tipos de cambio promedio para el período considerado solo sirven para obtener una aproximación de las transacciones efectivas.

Véase también FMI (1992), págs. 54–62.

Véase Comité de Supervisión Bancaria de Basilea (1982). También en este contexto, y tal como se menciona en el capítulo 12, en junio de 1998 el BPI introdujo la recopilación de estadísticas semestrales sobre las posiciones abiertas en el mercado mun-dial de instrumentos financieros derivados extrabursátiles. Sin embargo, estos datos no están disponibles con un desglose de contrapartes para cada país.

Las emisiones de valores internacionales se definen como aquellas que se colocan fuera del propio país deudor, ya sea en el mercado internacional de bonos (antiguamente de eurobonos) o en los mercados externos, tales como el mercado de bonos yanqui.

Para una descripción completa de la PII, véase el capítulo XXIII del MBP5.

Si bien las transacciones financieras aparecen en IFS y en el BOPSY como parte del estado de la balanza de pagos, las variaciones de valoración y otros ajustes no son recopiladas ni publicadas por el FMI.

Existen diferencias de clasificación entre la cuenta resto del mundo y la PII que reflejan, entre otras cosas, las diferencias en los requisitos analíticos. Por ejemplo, las cuentas nacionales se concentran en los instrumentos, mientras que la PII se concentra en las categorías funcionales. La conciliación detallada se presenta en el apéndice IV.

Para mayor información sobre el sistema de notificación del CAD, véase el siguiente sitio en Internet: http://www1.oecd.org/dac/htm/crs.htm.

La lista del CAD abarca esencialmente todos los países no miembros de la OCDE y algunos que sí son miembros.

El asiento de contrapartida que se registra cuando los gobiernos asumen una deuda externa podría ser un derecho de crédito frente a su sector privado, o una transferencia de capital. Debido a las garantías o a los seguros proporcionados por el organismo público que concede los créditos a la exportación, el gobierno acreedor podría adquirir ese derecho de crédito de su sector privado.

Definido detalladamente en las notas y definiciones de Global Development Finance y en Internet: http://www.worldbank.org/prospects/gdf2002/vol1.htm. Existe asimismo un servicio de consulta en línea para suscriptores (http://publications.worldbank.org/ecommerce/catalog/product?item_id=1023868).

Lo mismo puede aplicarse para los países que patrocinan compañías con “bandera de conveniencia”.

En el momento de la redacción de esta publicación, los créditos multilaterales abarcados por los datos de los cuadros conjuntos eran los préstamos del Banco Africano de Desarrollo, el Banco Asiático de Desarrollo y el Banco Interamericano de Desarrollo, el uso del crédito del FMI, y los préstamos del BIRF y créditos de la AIF concedidos por el Banco Mundial.

El rezago se refiere a las estadísticas bancarias internacionales del BPI que conforman la serie básica de las Estadísticas conjuntas.

    Other Resources Citing This Publication