Estadísticas de la deuda externa
Chapter

3. Identificación de los sectores institucionales e instrumentos financieros

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
April 2004
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Introducción

3.1 En la Guía, como en el SCN 1993 y el MBP5, las unidades institucionales, y los instrumentos en que llevan a cabo sus transacciones, se agrupan en categorías con el fin de realzar el valor analítico de los datos. Las unidades institucionales están agrupadas en sectores institucionales y los instrumentos financieros se clasifican, de acuerdo con sus características, en categorías de instrumentos. Sin embargo, la clasificación de estos sectores e instrumentos está determinada por las necesidades de análisis de las estadísticas de la deuda externa y, por consiguiente, puede diferir de otras series de datos macroeconómicos. Por ejemplo, el banco central, una unidad institucional que en el SCN 1993 se clasifica como subsector institucional, sin embargo, no significa necesariamente que se haga cargo de todas las actividades propias de la autoridad monetaria en una economía (como la emisión de moneda o la gestión de las reservas internacionales). En la Guía, todas las actividades propias de una autoridad monetaria están incluidas en el sector de autoridades monetarias, independientemente de que sean o no efectivamente realizadas por el banco central. Dada la importancia de garantizar la compatibilidad y coherencia entre series de datos macroeconómicos conexos, los sectores institucionales descritos en la Guía son comparables con los mencionados en el MBP5.

3.2 En la clasificación de los sectores institucionales se incluyen, en un grupo, las unidades institucionales que tienen los mismos objetivos y funciones económicas: el gobierno general, las autoridades monetarias, los bancos y otros sectores. En este capítulo se describen estos sectores, así como los subsectores de los otros sectores, a saber, las sociedades financieras no bancarias, las sociedades no financieras, y los hogares e instituciones sin fines de lucro que sirven a los hogares. En el MBP5 no se describen los subsectores de otros sectores.

3.3 En lo que respecta a la clasificación de los instrumentos financieros, se da especial importancia en la Guía a cuatro categorías en particular: los títulos de deuda, los créditos comerciales, los préstamos y la moneda y depósitos. También se incluye la categoría otros pasivos de deuda, que incluiría partidas como las cuentas por pagar. En este capítulo se explican las características de estos tipos de instrumentos financieros en el contexto de las categorías funcionales del MBP5, en las cuales están basadas. Además, en el apéndice I se describen algunos instrumentos financieros específicos y determinadas transacciones financieras, y se ofrecen directrices para la clasificación, de modo que dicho apéndice debe consultarse conjuntamente con este capítulo.

Sectores institucionales

3.4 La presentación de los sectores institucionales que aparece más adelante es coherente con la del SCN 1993; si bien, respecto al MBP5, en esta Guía la definición de los sectores gobierno general y banco central es algo diferente1.

3.5 El sector autoridades monetarias, es un concepto funcional que se usa en la balanza de pagos, e incluye el banco central (o caja de conversión, instituto monetario, etc.) y todas las demás operaciones que normalmente se atribuyen al banco central aunque son realizadas por otras instituciones oficiales o por bancos comerciales. Estas operaciones incluyen la emisión de moneda, el mantenimiento y gestión de las reservas internacionales, incluidas las derivadas de las transacciones con el FMI, y la gestión de fondos de estabilización cambiaria.

3.6 La definición del sector gobierno general, con la excepción señalada en el párrafo anterior, es coherente con la que se presenta en el SCN 1993. El gobierno de un país está formado por las autoridades públicas y sus dependencias, que son entidades establecidas mediante un proceso político que ejercen autoridad legislativa, judicial y ejecutiva dentro de un área territorial. Las principales funciones económicas de un gobierno consisten en 1) asumir la responsabilidad de la provisión de bienes y servicios a la comunidad sin fines de lucro, para consumo colectivo o individual, y 2) redistribuir el ingreso y la riqueza mediante pagos de transferencia. Otra característica del gobierno es que estas actividades deben financiarse principalmente con ingresos tributarios y otras transferencias obligatorias. El gobierno general incluye: i) las unidades gubernamentales existentes en cada nivel de gobierno—central, estatal y local—en la economía nacional, ii) todos los fondos de seguridad social administrados en los distintos niveles de gobierno, y iii) todas las instituciones sin fines de lucro que operan fuera del mercado y que son controladas y financiadas principalmente por unidades gubernamentales. Se excluyen explícitamente de la definición de gobierno general las sociedades públicas y las empresas no constituidas en sociedad que funcionan como si fueran sociedades (denominadas cuasisociedades); estas empresas se incluyen en los sectores de sociedades financieras o sociedades no financieras, según sea el caso. Una cuasisociedad puede ser de propiedad de una entidad residente o no residente, pero generalmente mantendrá cuentas independientemente de su empresa matriz y/o, si es de propiedad de un no residente, podría llevar a cabo importantes actividades de producción en la economía residente durante un período prolongado o indefinido.

3.7 El sector bancario es idéntico al subsector “Otras sociedades de depósito” (es decir, distintas del banco central) del sector de sociedades financieras en el SCN 19932. En este sector se incluyen todas las unidades residentes dedicadas a la intermediación financiera y que tienen pasivos en forma de depósitos pagaderos a la vista, transferibles por cheque, o que se utilizan por otros medios para realizar pagos, o que tienen pasivos en forma de depósitos que podrían no ser fácilmente transferibles, como los certificados de depósito a corto plazo, pero que son sustitutos cercanos de los depósitos y se incluyen en el dinero en sentido amplio. Por lo tanto, además de los bancos comerciales, el sector bancario comprende instituciones como los bancos de ahorro, las asociaciones de ahorro y préstamo, las asociaciones de crédito y las cooperativas de crédito y las entidades de crédito hipotecario. También se incluyen las cajas de ahorro postal y otros bancos de ahorro controlados por el Estado si son unidades institucionales independientes del gobierno.

3.8 La partida otros sectores está compuesta por las sociedades financieras no bancarias, las sociedades no financieras, los hogares y las instituciones sin fines de lucro que sirven a los hogares.

3.9 Las sociedades financieras no bancarias comprenden las sociedades de seguros y los fondos de pensiones, otros intermediarios financieros no bancarios y los auxiliares financieros. En el SCN 1993 todas estas instituciones son subsectores residentes. Las sociedades de seguros incluyen las entidades constituidas en sociedad, mutualidades y otras entidades cuya función principal es ofrecer seguros de vida, de accidentes, de enfermedad, de incendio u otros tipos, a las unidades institucionales individuales o a grupos de unidades mediante la cobertura conjunta de riesgos. Los fondos de pensiones son los que están constituidos como unidades institucionales separadas de las unidades que los crean. Se establecen con el fin de proporcionar prestaciones de jubilación a grupos concretos de empleados (y, tal vez, a sus dependientes), tienen sus propios activos y pasivos y realizan operaciones financieras en el mercado por cuenta propia. Los otros intermediarios financieros son todas las sociedades o cuasisociedades residentes dedicadas primordialmente a la intermediación financiera, con excepción de los bancos, las sociedades de seguros y los fondos de pensiones. Se incluyen asimismo los agentes de valores, las sociedades de inversión y las sociedades dedicadas a proveer crédito personal y/o de consumo. Los auxiliares financieros son sociedades y cuasisociedades residentes que realizan, principalmente, actividades estrechamente relacionadas con la intermediación financiera pero que no desempeñan una labor de intermediación por sí mismas, como los corredores de valores, los corredores de bolsa y los corredores de seguros.

3.10 El subsector de las sociedades no financieras está formado por entidades residentes cuya principal actividad es la producción de bienes de mercado o servicios no financieros. La definición de este sector en la Guía se ajusta a la que figura en el SCN 1993. Este sector incluye todas las sociedades no financieras residentes, todas las cuasisociedades no financieras residentes, incluidas las sucursales o agencias de empresas no financieras de propiedad extranjera que realizan operaciones importantes de producción en el territorio económico durante un período prolongado, y todas las instituciones residentes sin fines de lucro que producen bienes o servicios no financieros para los mercados.

3.11 El subsector de los hogares y las instituciones sin fines de lucro que sirven a los hogares (hogares e ISFLSH) comprende el sector de hogares—que son los hogares residentes—y las instituciones sin fines de lucro que sirven al sector de los hogares, las cuales abarcan entidades tales como sociedades profesionales, partidos políticos, sindicatos, instituciones de beneficencia, etc.

3.12 En la presentación del saldo bruto de la deuda externa (véase a continuación) los pasivos por préstamos entre empresas, en el marco de una relación de inversión directa, se describen en forma separada. Los pasivos por participación en el capital social derivados de una inversión directa, al igual que todas las acciones y otras participaciones de capital, no se incluyen en la deuda externa. Estos instrumentos se describen con más detalle en el párrafo 3.16.

Clasificación de los instrumentos financieros

3.13 En esta sección se describen los diferentes tipos de instrumentos financieros que deben incluirse en la presentación de la deuda externa bruta. Estos instrumentos se describen en el contexto de las categorías funcionales del MBP5 de las cuales se derivan (inversión directa, inversión de cartera, instrumentos financieros derivados, otra inversión y activos de reserva). Esto permite al compilador, de ser necesario, obtener datos sobre el saldo bruto de la deuda externa a partir de la posición de inversión internacional.

3.14 La inversión directa: (cuadro 3.1) se refiere a una participación duradera de una entidad residente en una economía (el inversionista directo) en una entidad residente en otra economía (la empresa de inversión directa), que en el MBP5 se define como la propiedad del 10% o más del capital social de una empresa o del total de votos (en el caso de una sociedad anónima) o su equivalente (cuando se trata de una empresa no constituida en sociedad)3. Una vez establecidos, todos los activos financieros del inversionista frente a la empresa, y viceversa, y todos los activos o pasivos financieros frente a empresas vinculadas (afiliadas), se incluyen como inversión directa (con dos excepciones: los derivados financieros y ciertos activos y pasivos entre empresas creados entre dos intermediarios financieros afiliados; véase el párrafo 3.18). De los componentes de la inversión directa, el componente otro capital, cuando se adeuda a inversionistas directos o empresas afiliadas no residentes, se incluye en el saldo bruto de la deuda externa; los demás componentes no se incluyen.

Cuadro 3.1.Componentes normalizados en la posición de inversión internacional: Inversión directa
ActivosPasivos
Inversión directa en el extranjeroInversión directa en la economía declarante
Capital accionario y utilidades reinvertidasCapital accionario y utilidades reinvertidas
Activos frente a empresas afiliadasActivos frente a inversionistas directos
Pasivos frente a empresas afiliadasPasivos frente a inversionistas directos
Otro capitalOtro capital
Activos frente a empresas afiliadasActivos frente a inversionistas directos
Pasivos frente a empresas afiliadas1Pasivos frente a inversionistas directos1

Los instrumentos pertenecientes a estas categorías son pasivos de deuda que deben incluirse en la deuda externa.

Los instrumentos pertenecientes a estas categorías son pasivos de deuda que deben incluirse en la deuda externa.

3.15 La partida otro capital abarca la obtención y préstamo de fondos—incluidos títulos de deuda y créditos de proveedores (por ejemplo, créditos comerciales)—entre inversionistas directos y sucursales, filiales y empresas vinculadas. En los cuadros sobre el saldo bruto de la deuda externa, la partida otro capital se presenta como inversión directa: préstamos entre empresas.

3.16Capital accionario y utilidades reinvertidas (que abarca capital en sucursales, filiales y empresas vinculadas—excepto las acciones preferentes que no entrañan participación, que se clasifican como instrumentos de deuda—y otras aportaciones de capital, como el suministro de maquinaria) no es un instrumento de deuda.

3.17 En la práctica, a veces es difícil determinar si los activos de un inversionista directo frente a una empresa de inversión directa constituyen otro capital, que se clasifica como deuda externa, o capital social, que no se clasifica como tal. Esto es especialmente difícil cuando el inversionista directo es propietario del 100% de una empresa, por ejemplo, cuando la empresa de inversión directa es una empresa sucursal o no está constituida en sociedad. En estos casos, la clasificación del capital podría ser la misma que se utiliza en los registros contables de la empresa de inversión directa. Es decir, cuando un activo del inversionista directo frente a la empresa de inversión directa se considera como capital social o como fondos de los accionistas en los registros contables de dicha empresa, este activo también se considera capital social a los efectos de la deuda externa. Con sujeción a esta condición, si los pasivos solo deben reembolsarse cuando la empresa de inversión directa obtiene utilidades, los pasivos se clasifican como capital social. Del mismo modo, en algunos casos el inversionista directo podría financiar directamente los gastos incurridos en el país y recibir directamente también el ingreso derivado de la producción de la empresa de inversión directa. En la Guía estos pagos e ingresos se consideran, respectivamente, como suministro y retiro de capital social de la empresa de inversión directa por parte del inversionista directo.

3.18 El saldo de los activos y pasivos entre dos intermediarios financieros afiliados, incluidas las entidades con fines especiales (EFE), dedicadas principalmente a la intermediación financiera, que se registran como inversión directa, se limitan a la deuda permanente (es decir, capital en empréstitos que representa una participación permanente)—clasificada como inversión directa: préstamos entre empresas—y a la inversión en capital social (capital accionario) y utilidades reinvertidas. Las otras deudas entre intermediarios financieros afiliados se clasifican por tipo de instrumento, por ejemplo, préstamos, títulos de deuda, etc., y se atribuyen al sector institucional de la entidad deudora. Con este fin, los intermediarios financieros se definen como empresas dedicadas principalmente a proveer servicios de intermediación financiera o servicios de apoyo a la intermediación financiera y comprenden las sociedades y cuasisociedades que en el SCN 1993 se agrupan en los siguientes subsectores: 1) otras sociedades de depósito (distintas del banco central); 2) otros intermediarios financieros, con excepción de las sociedades de seguros y los fondos de pensiones, y 3) auxiliares financieros.

3.19 La inversión de cartera (cuadro 3.2) abarca los títulos negociados (distintos de los incluidos en la inversión directa y de los activos de reserva). Estos instrumentos generalmente se negocian (o pueden negociarse) en mercados financieros organizados u otros mercados, incluidos los mercados extrabursátiles. Cuando estos instrumentos son adeudados a no residentes, de los componentes de las inversiones de cartera, los títulos de deuda—es decir, bonos y pagarés, e instrumentos del mercado monetario—se incluyen en el saldo bruto de la deuda externa. Los títulos de participación en el capital, incluidas las inversiones en acciones en fondos mutuos y otros fondos comunes de inversión4, no se incluyen en dicho saldo.

Cuadro 3.2.Componentes normalizados en la posición de inversión internacional: Inversión de cartera
ActivosPasivos
Títulos de participación en el capitalTítulos de participación en el capital
Autoridades monetariasBancos
Gobierno generalOtros sectores
BancosTítulos de deuda
Otros sectoresBonos y pagarés1
Títulos de deudaAutoridades monetarias
Bonos y pagarésGobierno general
Autoridades monetariasBancos
Gobierno generalOtros sectores
BancosInstrumentos del mercado monetario1
Otros sectores
Instrumentos del mercado monetarioAutoridades monetarias
Gobierno general
Autoridades monetariasBancos
Gobierno generalOtros sectores
Bancos
Otros sectores

Los instrumentos pertenecientes a estas categorías son pasivos de deuda que deben incluirse en la deuda externa.

Los instrumentos pertenecientes a estas categorías son pasivos de deuda que deben incluirse en la deuda externa.

3.20 Los títulos de deuda emitidos con un vencimiento original de más de un año se clasifican como bonos y pagarés, incluso si su vencimiento residual al momento de la inversión es inferior a un año. Generalmente, los bonos y pagarés otorgan al tenedor el derecho incondicional a percibir una renta monetaria fija o una renta monetaria variable determinada en el contrato (el pago de intereses es independiente de los ingresos del deudor). Con excepción de los bonos perpetuos, los bonos y pagarés otorgan también el derecho incondicional a una suma fija como reembolso del principal en una fecha o fechas determinadas. Asimismo se incluyen entre los bonos y pagarés los denominados valores respaldados por activos y las obligaciones de deuda con garantía; es decir, los títulos en que los pagos a los acreedores dependen explícitamente de una corriente específica de ingresos, por ejemplo, los ingresos futuros de loterías, o una reserva común de instrumentos no negociados (como las cuentas por cobrar por préstamos o exportaciones); para más detalles, véase el apéndice I.

3.21 Los títulos de deuda emitidos con un vencimiento original de un año o menos se clasifican como instrumentos del mercado monetario. Generalmente, estos instrumentos dan al tenedor el derecho incondicional a recibir, en una fecha específica, una determinada suma fija de dinero. En general, estos instrumentos a corto plazo se negocian bajo la par en mercados organizados; el descuento depende de la tasa de interés y el plazo restante hasta el vencimiento. Son instrumentos del mercado monetario las letras de tesorería, el papel comercial y financiero, y las aceptaciones bancarias. Como los bonos y pagarés, los instrumentos del mercado monetario pueden estar “respaldados” por una corriente específica de ingresos o una reserva común de instrumentos no negociados.

3.22 Además, cuando un importador provee a un exportador un instrumento en condiciones tales que este es negociable en mercados organizados u otros mercados financieros, por ejemplo, un pagaré, debe clasificarse como título de deuda—ya sean bonos y pagarés o instrumentos del mercado monetario, dependiendo del vencimiento original—en el saldo bruto de la deuda externa. Se recomienda también identificar por separado el valor pendiente de pago de estos instrumentos debido a su importancia para el financiamiento del comercio. (Véase también la descripción de los créditos relacionados con el comercio en el capítulo 6.)

3.23 Los títulos de participación en el capital abarcan todos los instrumentos y registros que reconocen—una vez satisfechos los créditos de todos los acreedores—el derecho a recibir el valor residual de las empresas constituidas en sociedad. Estos títulos no son instrumentos de deuda y, por lo tanto, no son parte de la deuda externa. Generalmente, las acciones ordinarias, las acciones privilegiadas, las participaciones de capital u otros documentos similares—como los certificados americanos de depósito (ADR)—denotan la propiedad de capital accionario. También se incluyen las acciones de instituciones de inversión colectiva, como los fondos mutuos y los fondos comunes de inversión.

3.24 Los derivados financieros5 (cuadro 3.3) son instrumentos financieros vinculados a un determinado instrumento financiero, indicador o producto, a través del cual pueden negociarse en los mercados financieros en forma independiente riesgos financieros específicos. Como se explica en el capítulo 2 (véase el párrafo 2.11), los derivados financieros no son instrumentos de deuda, pero la información sobre ellos puede ser de utilidad para el análisis de la deuda externa.

Cuadro 3.3.Componentes normalizados en la posición de inversión internacional: Instrumentos financieros derivados
ActivosPasivos
Instrumentos financieros derivadosInstrumentos financieros derivados
Autoridades monetariasAutoridades monetarias
Gobierno generalGobierno general
BancosBancos
Otros sectoresOtros sectores

3.25 En el marco de un contrato a plazo o a término ambas contrapartes convienen en intercambiar un activo subyacente—real o financiero—en una cantidad y fecha determinadas, a un precio contractual o, en el caso específico de los contratos de swap, ambas partes convienen en intercambiar flujos de caja, determinados con referencia al precio, o los precios, de—por ejemplo—determinadas monedas o tasas de interés, de conformidad con normas previamente acordadas. La exigencia, común en el caso de un contrato de tipo de cambio a término, de suministrar o recibir divisas en el futuro, puede tener importantes consecuencias para el análisis de la liquidez en moneda extranjera. Este problema se examina en el cuadro 7.7 del capítulo 7. En el marco de un contrato de opciones el comprador de la opción, a cambio de una prima, adquiere—del emisor de la opción—el derecho—pero no la obligación—a comprar (opción de compra) o vender (opción de venta) un determinado activo subyacente—real o financiero—a un precio contractual (precio de ejercicio) en una fecha específica, o antes. Durante la vigencia del contrato el emisor de la opción tiene un pasivo y el comprador tiene un activo, si bien la opción puede vencer sin tener valor alguno; la opción solo se ejercerá si la liquidación del contrato es ventajosa para el comprador. Los instrumentos derivados típicos son los futuros (contratos a término negociados en los mercados bursátiles), los swap de tasas de interés y los swaps cruzados de divisas, los contratos a futuro sobre tasas de interés, los contratos de tipo de cambio a término, los instrumentos derivados sobre crédito y varios tipos de opciones.

3.26 La partida otra inversión (cuadro 3.4) incluye todos los instrumentos financieros que no se clasifican como inversión directa, inversión de cartera, derivados financieros o activos de reserva. Cuando son adeudados a no residentes, todos los componentes de esta partida—créditos comerciales, préstamos, moneda y depósitos, y otros pasivos de deuda—se incluyen en el saldo bruto de la deuda externa.

Cuadro 3.4.Componentes normalizados en la posición de inversión internacional: Otra inversión
ActivosPasivos
Créditos comercialesCréditos comerciales1
Gobierno generalGobierno general
A largo plazoA largo plazo
A corto plazoA corto plazo
Otros sectoresOtros sectores
A largo plazoA largo plazo
A corto plazoA corto plazo
PréstamosPréstamos1
Autoridades monetariasAutoridades monetarias
A largo plazoUso de crédito y préstamos del FMI
A corto plazo
Gobierno generalOtros créditos a largo plazo
A largo plazoA corto plazo
A corto plazoGobierno general
BancosA largo plazo
A largo plazoA corto plazo
A corto plazoBancos
Otros sectoresA largo plazo
A largo plazoA corto plazo
A corto plazoOtros sectores
Moneda y depósitosA largo plazo
Autoridades monetariasA corto plazo
Gobierno generalMoneda y depósitos1
BancosAutoridades monetarias
Otros sectoresBancos
Otros activosOtros pasivos1
Autoridades monetariasAutoridades monetarias
A largo plazoA largo plazo
A corto plazoA corto plazo
Gobierno generalGobierno general
A largo plazoA largo plazo
A corto plazoA corto plazo
BancosBancos
A largo plazoA largo plazo
A corto plazoA corto plazo
Otros sectoresOtros sectores
A largo plazoA largo plazo
A corto plazoA corto plazo

Los instrumentos pertenecientes a estas categorías son pasivos de deuda que deben incluirse en la deuda externa.

Los instrumentos pertenecientes a estas categorías son pasivos de deuda que deben incluirse en la deuda externa.

3.27 Los créditos comerciales son activos o pasivos creados mediante el otorgamiento directo de crédito por parte de proveedores para transacciones en bienes y servicios, y los pagos anticipados realizados por los compradores para proyectos en curso (o por iniciarse). Los créditos comerciales a largo y corto plazo se presentan por separado. Los préstamos relacionados con el comercio otorgados por un tercero, por ejemplo un banco, a un exportador o importador no se incluyen en esta categoría sino en la de préstamos, que se explica a continuación (véase también la descripción de los créditos relacionados con el comercio en el capítulo 6).

3.28 Los préstamos incluyen los activos financieros creados a través del préstamo directo de fondos por parte de un acreedor (prestamista) a un deudor (prestatario) mediante un acuerdo en el que el prestatario no recibe ningún título que evidencie la transacción o recibe un documento o instrumento no negociable. En el marco de una transacción de préstamo, puede otorgarse una garantía real, consistente en un activo financiero (por ejemplo, un título) o no financiero (como tierras o edificaciones), si bien este no es un elemento esencial. En el saldo bruto de la deuda externa, los préstamos incluyen el uso de crédito y préstamos del FMI.

3.29 Si un préstamo pasa a ser negociable y se negocia—o ha sido negociado—en un mercado secundario, debe reclasificarse como título de deuda. Dada la importancia de la reclasificación, debe comprobarse que se efectúan transacciones en el mercado secundario antes de que un instrumento de deuda pueda ser reclasificado de préstamo a título. Constituiría una prueba de negociación en los mercados secundarios la existencia de formadores de mercado y de márgenes entre el precio de compra y de venta del instrumento de deuda. En la Guía se recomienda registrar por separado el saldo de los préstamos reclasificados.

3.30 Las operaciones de reporto pasivo y los arrendamientos financieros son dos tipos de acuerdo en los que el principio de propiedad no se aplica estrictamente.

3.31 Las operaciones de reporto pasivo son todos los acuerdos en virtud de los cuales una parte adquiere títulos legalmente y se compromete en un principio, en el marco de un acuerdo jurídico, a reembolsar a la misma parte vendedora en una fecha acordada los mismos títulos o títulos similares. Si en el marco de este acuerdo el adquirente provee fondos en efectivo y, además, existe un acuerdo en virtud del cual el prestatario vuelve a adquirir los mismos títulos u otros similares a un precio previamente determinado al vencer el plazo del contrato, se registra una transacción de préstamo. Este es el denominado criterio del préstamo con garantía aplicable a las operaciones de reporto pasivo, y los títulos representan la garantía. Estos acuerdos incluyen los acuerdos de recompra, los préstamos de valores que entrañan efectivo y las reventas y recompras. En el marco de una operación de reporto pasivo el proveedor del título adquiere una obligación por concepto de préstamo concertada con arreglo a un acuerdo de recompra y el adquirente un activo en virtud del mismo acuerdo. Si no se proveen fondos en efectivo no se registra una transacción de préstamo. Según el criterio del préstamo con garantía se supone que no se ha traspasado la propiedad del título y que se mantiene en el balance del proveedor del título. En el caso de los swaps de oro, o sea, las transacciones en que se provee oro en lugar de valores como garantía a cambio del efectivo, se adopta un procedimiento de registro similar.

3.32 Si el adquirente vende el título adquirido en el marco de un acuerdo de reporto pasivo se registra una posición negativa para dicho título. Este tratamiento refleja la realidad económica, ya que el tenedor de la posición negativa está expuesto a los riesgos y beneficios de la propiedad de manera similar, pero opuesta al nuevo propietario del título (véase también el apéndice II). La venta de oro por parte del adquirente de oro, que también se registra como tenencia negativa, no afecta el saldo bruto de la deuda externa porque el oro es un activo que no tiene un pasivo de contrapartida.

3.33 Un arrendamiento financiero es un contrato en virtud del cual un arrendatario se compromete a pagar un arriendo por el uso de un bien durante toda o la mayor parte de la vida útil de dicho bien. El alquiler percibido permite al arrendador recuperar durante el período del contrato la mayor parte o la totalidad de los costos del bien y los costos de mantenimiento. Si bien jurídicamente no se produce un traspaso de la propiedad del bien, en el marco de un contrato de arrendamiento financiero los riesgos y beneficios de la propiedad se transfieren, de hecho, del propietario legal del bien, es decir, el arrendador, al usuario, es decir, el arrendatario. Por esta razón, de acuerdo con las convenciones estadísticas, se considera que el valor total del bien ha cambiado de propiedad. Por lo tanto, la deuda al inicio del contrato se define como el valor del bien, y se financia mediante un préstamo por el mismo valor, que es un pasivo del arrendatario. El préstamo se reembolsa a través del pago del alquiler (que comprende pagos de intereses y principal) y los pagos residuales al final del contrato (o en caso contrario mediante la devolución del bien al arrendador).

3.34 La partida moneda y depósitos comprende los billetes y la moneda metálica y los depósitos transferibles y de otro tipo6. Los billetes y la moneda metálica representan activos con un valor nominal fijo, generalmente frente a bancos o el gobierno; se excluyen las monedas conmemorativas. Los depósitos transferibles consisten en depósitos que son 1) intercambiables a la vista, a la par, sin multas ni restricciones, y 2) directamente utilizables para efectuar pagos con cheque, orden de giro, débito o crédito directo, u otro mecanismo de pago directo. Otros depósitos abarcan todos los activos representados por una constancia de depósito, por ejemplo, los ahorros y depósitos a plazo fijo, los depósitos a la vista que permiten el retiro inmediato en efectivo pero no la transferencia a terceros, y las acciones legalmente (o en la práctica) rescatables a la vista con breve aviso en asociaciones de ahorro y préstamo, asociaciones de crédito, sociedades de construcción, etc. Según cual sea la práctica nacional, el oro obtenido en préstamo (sin suministrar efectivo a cambio) por un no residente puede ser clasificado por el prestatario como depósito en moneda extranjera.

3.35 La partida otros activos/otros pasivos incluye las partidas que no son créditos comerciales, préstamos ni moneda y depósitos. Estos activos y pasivos incluyen los pasivos de fondos de pensiones y compañías de seguros de vida frente a sus afiliados y asegurados no residentes, los activos frente a las compañías de seguros que no proporcionan seguros de vida, las suscripciones de capital en organizaciones internacionales no monetarias, los pagos atrasados (como puede verse más adelante), y las cuentas por cobrar y pagar, por ejemplo, por concepto de impuestos, dividendos declarados pagaderos pero que aún no se han pagado, compra y venta de títulos, y salarios. Los otros activos/otros pasivos a corto y largo plazo se presentan por separado como otros pasivos de deuda en el saldo bruto de la deuda externa.

3.36 Los atrasos se definen como los montos vencidos e impagos. Los atrasos pueden tener su origen en pagos atrasados por concepto de principal e intereses de instrumentos de deuda o en pagos atrasados en relación con otros instrumentos y transacciones. Por ejemplo, aunque un contrato de derivados financieros no constituye un instrumento de deuda por los motivos señalados anteriormente, si un contrato de este tipo vence y el pago es exigible pero no se efectúa, se crea un atraso. Del mismo modo, se crean atrasos cuando se proveen bienes que no se pagan en la fecha estipulada en el contrato o cuando se efectúa un pago por bienes que no se suministran en la fecha fijada. En el saldo bruto de la deuda externa estas nuevas deudas deben registrarse como atrasos en los pagos.

3.37 El incumplimiento en los pagos puede producirse por diversos motivos además de la simple incapacidad o falta de disposición del deudor para cumplir con sus obligaciones de pago. En algunos casos, los atrasos se producen porque las autoridades monetarias no pueden suministrar divisas a una entidad nacional, lo cual impide que esa entidad atienda el servicio de su deuda en moneda extranjera, y no debido a la incapacidad del deudor original para proveer moneda nacional. Estos atrasos, que se denominan atrasos en la transferencia, siguen siendo atrasos del deudor. Otros atrasos se producen cuando el acreedor ha convenido, en principio, en reprogramar la deuda—es decir, en reprogramar los pagos que vencen—, pero el acuerdo no ha sido firmado ni ejecutado. Entretanto, los pagos que vencen en el marco del acuerdo vigente no se efectúan, produciéndose atrasos, que se denominan atrasos técnicos7. Normalmente, estos atrasos se producen en el contexto de los acuerdos del Club de París entre el momento en que tiene lugar la sesión de reprogramación y el momento en que se firman y ponen en práctica los acuerdos bilaterales. Si el acuerdo en principio caduca antes de la firma, los atrasos acumulados no constituyen ya atrasos técnicos.

3.38 Los activos de reserva (cuadro 3.5) son activos externos que están a disposición inmediata y bajo el control de las autoridades monetarias para el financiamiento directo de los desequilibrios en los pagos, para regular indirectamente la magnitud de los mismos mediante la intervención en los mercados de cambios a fin de influir en el tipo de cambio, y para otros fines8. Por definición, los activos de reserva no se incluyen en el saldo bruto de la deuda externa.

Cuadro 3.5.Componentes normalizados en la posición de inversión internacional: Activos de reserva
Activos
Oro
Derechos especiales de giro
Posición de reserva en el FMI
Divisas
Moneda y depósitos
Autoridades monetarias
Bancos
Valores
Participaciones de capital
Bonos y pagarés
Instrumentos del mercado monetario
Instrumentos financieros derivados (neto)
Otros activos

Los sectores institucionales se describen con detalle también en el capítulo IV del SCN 1993.

Que cubre los subsectores “Sociedades monetarias de depósito” (S.1221) y “Otras” (S.1222) en el SCN 1993. En el Manual de estadísticas monetarias y financieras (2000d) del FMI, se señala que el sector “otras sociedades de depósito” solo incluye los intermediarios financieros que emiten depósitos y sus sustitutos cercanos, que se incluyen en la definición nacional de dinero en sentido amplio, lo cual podría excluir (incluir) las unidades institucionales que se incluyen (excluyen) en la definición del SCN 1993. En lugar de clasificarse como bancos, las unidades institucionales excluidas se clasificarían como sociedades financieras no bancarias (o viceversa). Si bien en la Guía se recomienda que la definición de bancos concuerde con la del SCN 1993 y el MBP5, se reconoce que los países podrían utilizar datos provenientes de los panoramas monetarios a fin de recopilar estadísticas de la deuda externa para el sector bancario.

Se presenta información más detallada sobre la metodología para medir la inversión extranjera directa en el capítulo XVIII del MBP5, y en otras publicaciones afines, y en Benchmark Definition of Foreign Direct Investment, tercera edición (OCDE, 1996).

Un pasivo de fondos mutuos o fondos comunes de inversión que requiere uno o más pagos de principal y/o intereses por parte de dichos fondos al acreedor en una fecha futura debe registrarse como instrumento de deuda y, si el acreedor es un no residente, incluirse en el saldo bruto de la deuda externa. La clasificación del instrumento dependerá de las características del pasivo, por ejemplo, depósito (véase el párrafo 3.34).

La clasificación de los derivados financieros en la balanza de pagos y la posición de inversión internacional se examina en el documento Instrumentos financieros derivados: Suplemento a la quinta edición (1993) del Manual de balanza de pagos (FMI, 2000c).

Puesto que en la posición de inversión internacional no se establece una clasificación entre corto y largo plazo, se recomienda incluir la totalidad de “moneda y depósitos” en la categoría a corto plazo a menos que se disponga de información detallada para clasificarlos a corto o largo plazo.

Si el acreedor factura y el deudor paga en base al nuevo acuerdo, incluso si no ha sido firmado, no se producen atrasos.

Además del MBP5, capítulo XXI, en Reservas internacionales y liquidez en moneda extranjera: Pautas para una planilla de datos (Kester, 2001) se presentan también directrices para la medición de los activos de reserva oficiales.

    Other Resources Citing This Publication