Estadísticas de la deuda externa
Chapter

1. Perspectiva general

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
April 2004
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

1.1 La publicación Estadísticas de la deuda externa: Guía para compiladores y usuarios (la Guía) tiene como finalidad proveer directrices integrales para la medición y presentación de estadísticas de la deuda externa. En la Guía se formulan, además, recomendaciones para la recopilación de estos datos y para su uso con fines analíticos. La intención es contribuir al mejoramiento y a una mayor comprensión de las estadísticas de la deuda externa. Se quiere satisfacer de esta manera el interés de los mercados y de los encargados de formular las políticas por contar con mejores estadísticas de la deuda externa que faciliten la evaluación de las vulnerabilidades externas, en un período de mayor interdependencia de los mercados como resultado de las crecientes corrientes internacionales de capital.

El Libro Gris

1.2 Las anteriores directrices para la medición de la deuda externa bruta se presentaron en Deuda externa: Definición, cobertura estadística y metodología, 1988 (el Libro Gris), publicación conjunta del Banco de Pagos Internacionales (BPI), el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). El Libro Gris ofrecía una definición de la deuda externa, convenida entre los organismos participantes, con la intención de promover una mayor coherencia de los métodos para la medición dela deuda:

Por deuda externa bruta se entiende el monto, en un determinado momento, de los pasivos contractuales desembolsados y pendientes de pago que asumen los residentes de un país frente a no residentes, con el compromiso de reembolsar el capital, con o sin intereses, o de pagar los intereses, con o sin reembolso del capital.

1.3 En general, la deuda externa calculada aplicando esta definición se denomina deuda desembolsada y pendiente (DDP) y se valora en base al valor nominal. En virtud de esta definición, debe existir una obligación contractual de efectuar pagos de principal o intereses, o ambos. Para ser considerada deuda externa, esta obligación contractual—que se define en un sentido amplio y, por lo tanto, entraña una obligación jurídica—debe ser un activo de un no residente frente a un residente, y solo se considera como deuda la parte de la obligación que se ha desembolsado y está pendiente de pago.

1.4 El concepto de deuda desembolsada y pendiente es una piedra angular de las estadísticas de la deuda externa y constituye la base conceptual para la mayoría de los sistemas actuales de recopilación de datos sobre la deuda, incluidos los de países que utilizan los sistemas de gestión de deuda de la Secretaría del Commonwealth y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), así como los del Banco Mundial y la OCDE. Este enfoque ha facilitado el análisis de la vulnerabilidad, la sostenibilidad de la deuda y la solvencia, y puede constituir un criterio transparente para comparar estadísticas entre países. Por ejemplo, en las publicaciones Global Development Finance (Flujos mundiales de financiamiento para el desarrollo), del Banco Mundial, y External Debt Statistics, de la OCDE, los datos se presentan y analizan utilizando como base el concepto de deuda desembolsada y pendiente.

1.5 En el Libro Gris se refleja en gran medida el enfoque tradicional usado para las estadísticas de la deuda externa, es decir, el de los préstamos suministrados por bancos y fuentes oficiales, en muchos casos al sector público. Para fines de la gestión de deuda pública, el cálculo de la deuda externa en base a la deuda desembolsada y pendiente permite que los encargados de la gestión determinen el monto pendiente de reembolso, realicen proyecciones presupuestarias e informen a las autoridades encargadas de formular las políticas sobre la situación de endeudamiento en relación con los límites autorizados. Además, el concepto de deuda desembolsada y pendiente puede servir como punto de referencia para que los encargados de la gestión de la deuda analicen los efectos de las fluctuaciones de los tipos de cambio y la indexación del principal sobre el volumen de la deuda pendiente. En varios países, la deuda desembolsada y pendiente es, por lo general, un indicador derivado de un sistema de gestión de deuda en el que se registran las obligaciones contractuales correspondientes a la deuda en vigor, que son esenciales para la gestión de los flujos de efectivo y para efectuar pagos.

Enfoque conceptual adoptado en la Guía

1.6 Según cual sea la etapa de desarrollo económico del país, los empréstitos del sector público provenientes de bancos y fuentes oficiales posiblemente sigan siendo en varios países el foco de atención del análisis de la deuda externa. Sin embargo, en el caso de muchos países ha sido necesario ampliar el alcance del análisis de la deuda externa debido al aumento de los flujos transfronterizos de capital privado registrado en los años noventa, la concentración de empréstitos externos del sector privado, la emisión generalizada de títulos de deuda, y el uso de instrumentos financieros derivados y otros instrumentos similares. En otras palabras, además de los focos de interés tradicionales, ha surgido una creciente necesidad de efectuar un seguimiento de las actividades del sector privado no bancario orientadas a obtener préstamos internacionales, incluido el endeudamiento externo de todos los sectores de la economía mediante la emisión de títulos de deuda.

1.7 Frente a estas circunstancias, para medir el saldo bruto de la deuda externa se adopta en la Guía un marco conceptual de gran alcance derivado del marco establecido en el Sistema de Cuentas Nacionales 1993 (SCN 1993)1 y en la quinta edición del Manual de balanza de pagos (MBP5)2 del FMI. Este enfoque promueve la coherencia y comparabilidad de las estadísticas de deuda externa con otras estadísticas macroeconómicas, como las estadísticas de balanza de pagos, la posición de inversión internacional (PII) y las cuentas nacionales. En este marco conceptual la deuda externa incluye todos los pasivos, tal como se definen en el SCN 1993 (excluidos los títulos de participación y los derivados financieros) frente a no residentes; el monto total de estos pasivos se presenta como saldo bruto de la deuda externa.

1.8 Este nuevo marco conceptual está basado en muchos de los conceptos formulados en el Libro Gris. Por ejemplo, la deuda externa incluye aquí también los instrumentos de deuda frente a no residentes que requieren el pago de intereses y/o principal y que están pendientes de pago. Por consiguiente, los sistemas de compilación establecidos para la preparación de datos en base a las directrices contenidas en dicho libro, en particular para el sector público, pueden servir como base estadística para calcular el saldo bruto de la deuda externa, que más adelante se describe a grandes rasgos. Pero el nuevo marco permite analizar y aclarar muchos de los temas que no se examinan ni resuelven en el Libro Gris, sobre todo en lo que respecta a los diversos instrumentos clasificados como deuda externa.

1.9 Se incorporan cuadros para la presentación del saldo bruto de la deuda externa y otros datos vinculados, para toda la economía y por sectores de deudores. Mediante el uso de los conceptos que se presentan en los capítulos 2 y 3, los datos compilados y presentados con el formato del cuadro que aparece en el capítulo 4 proveen un panorama global y bien documentado del saldo bruto de la deuda externa de toda la economía. En el capítulo 5, dicho saldo se presenta en un cuadro que pone de relieve el papel del sector público; este cuadro es de especial interés para los países en que el sector público desempeña una función central en la obtención de préstamos del exterior, ya sea en calidad de prestatario y/o garante.

1.10 En la Guía se presentan también otros principios de contabilidad destinados que facilitan la compilación de series de datos con aplicación analítica para el estudio del saldo de la deuda externa. La prioridad que los distintos países otorguen a la compilación de estas series de datos variará según las circunstancias. Sin embargo, ciertas series de datos, como el calendario del servicio de la deuda (un plan de pagos que suministra información sobre la fecha y el monto de los pagos futuros) y la composición de monedas extranjeras de la deuda externa (un indicador de la vulnerabilidad de la economía frente a las fluctuaciones del tipo de cambio), pueden revelar información esencial sobre las posibles vulnerabilidades externas de una economía. Del mismo modo, la Guía ofrece recomendaciones para la medición y presentación del saldo neto de la deuda externa, o sea, la deuda externa bruta menos los activos externos en forma de instrumentos de deuda. En el caso de las economías en que el sector privado participa activamente en los mercados financieros internacionales, este concepto y, más aún, el de saldo acreedor neto de la PPI3, reviste especial importancia para evaluar la sostenibilidad de la posición con el exterior.

Estructura de la Guía

1.11 La Guía se divide en cuatro partes:

Además, la Guía contiene varios apéndices.

Marco conceptual

1.12 La parte I está estructurada de la siguiente manera:

  • En el capítulo 2 se presenta una definición de la deuda externa bruta y se explican, en detalle, los principios de contabilidad necesarios para medir el saldo bruto de la deuda externa. En el capítulo 3 se examina el problema de la identificación de los sectores institucionales y los instrumentos financieros.

  • El capítulo 4 contiene un cuadro para la presentación del saldo bruto de la deuda externa. Se da la mayor prioridad a los sectores institucionales, seguidos de los vencimientos y los tipos de instrumento. En el capítulo 5 se presenta un cuadro para la presentación de datos sobre la deuda contraída o garantizada por el Estado.

  • En el capítulo 6 se presentan otros principios de contabilidad para la compilación de series de datos complementarias de aplicación analítica para el estudio del saldo bruto de la deuda externa. El capítulo 7 contiene cuadros suplementarios para la presentación de datos (por ejemplo, un calendario del servicio de la deuda y cuadros para presentar datos sobre la deuda en moneda extranjera).

  • En el capítulo 8 se examina la divulgación de información apropiada sobre los efectos de la reorganización de la deuda en la deuda externa. En el capítulo 9 se analizan los pasivos contingentes y se incorpora un cuadro para la presentación de la deuda externa en base al riesgo final.

Compilación: Principios y práctica

1.13 En el capítulo 10 se ofrece una perspectiva general de los métodos de compilación. En los capítulos 11, 12 y 13 se abordan, respectivamente, los métodos de compilación de datos sobre el sector gobierno y el sector público, datos sobre bancos y “otros sectores”, y datos sobre títulos negociados. En el capítulo 14 se presentan estudios de casos de la experiencia adquirida por distintos países en la recopilación de estadísticas de la deuda externa.

Uso de las estadísticas de la deuda externa

1.14 En los capítulos 15 y 16 se examina el uso de los datos sobre la deuda externa con fines de análisis. Estos capítulos se han incluido para ayudar a los compiladores a ubicar su labor en un marco analítico y asistir a los usuarios en la interpretación de los datos de los que se disponga. En el capítulo 15 se describe brevemente el análisis de la sostenibilidad de la deuda y se explican algunos de los coeficientes de endeudamiento más utilizados. En el capítulo 16 se destaca la necesidad de analizar los datos sobre la deuda externa en un contexto general.

Labor de las organizaciones internacionales

1.15 En el capítulo 17 se explica qué datos sobre la deuda externa proveen el BPI, el Banco Mundial, el FMI y la OCDE, todos los cuales han sido preparados con el fin de satisfacer necesidades de análisis específicas. En el capítulo 18 se examinan los sistemas de la Secretaría del Commonwealth y la UNCTAD para el seguimiento de la deuda. En el capítulo 19 se examinan las actividades de asistencia técnica sobre estadísticas de la deuda externa y otras estadísticas macroeconómicas realizadas por las organizaciones internacionales que participaron en la preparación de la Guía.

Apéndices

1.16 En el apéndice I se presentan definiciones y clasificaciones detalladas de ciertos instrumentos de deuda y transacciones específicas. En el apéndice II se analizan las operaciones de reporto pasivo y la forma en que deben registrarse en el saldo bruto de la deuda externa. En el apéndice III se presenta un glosario de términos de la deuda externa. En el apéndice IV se describe la relación que existe entre las cuentas nacionales y la posición de inversión internacional, y en el V se explica la Iniciativa para la reducción de la deuda de los países pobres muy endeudados (PPME).

El SCN 1993 fue publicado conjuntamente por la Comisión de Comunidades Europeas (Eurostat), el FMI, la OCDE, las Naciones Unidas y el Banco Mundial. El SCN 1993 es un conjunto integral, coherente y flexible de cuentas macroeconómicas que tiene como propósito satisfacer las necesidades de los analistas del sector oficial y el sector privado, los encargados de formular políticas y adoptar decisiones. Además, es el punto de referencia para la formulación de normas relativas al análisis de otras estadísticas afines, como las estadísticas de las finanzas públicas y las estadísticas monetarias y financieras.

El MBP5, que fue publicado por el FMI en 1993, provee directrices internacionales para la compilación de datos a fin de establecer un conjunto articulado de cuentas internacionales que abarca, por una parte, la medición de las transacciones externas (balanza de pagos) y, por la otra, el saldo de activos y pasivos financieros (la posición de inversión internacional, o PII). El MBP5 es coherente, en la máxima medida posible, con el sistema de cuentas nacionales tal como se estructura en el SCN 1993.

La PPI de una economía es el balance de los saldos de activos y pasivos financieros externos, y la diferencia es el saldo acreedor (o deudor) neto. La PPI se describe en el capítulo 17 y sus componentes normalizados se indican en el capítulo 3.

    Other Resources Citing This Publication