Chapter

6. Experiencia con la ECIC de 1997

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
July 2002
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

El presente capítulo se refiere principalmente a la experiencia de diversos países en la realización de la ECIC de 1997 y, en relación con varios países, a las prácticas que los mismos han observado desde entonces, ya que la mayoría de ellos realizan encuestas de inversión de cartera continuas. A los países que realizan por primera vez una encuesta de referencia o que desean ampliar o mejorar su enfoque puede resultarles útil conocer las experiencias de otros países. Se incluyen los siguientes temas:

  • Cobertura (selección del método de recopilación y limitaciones de los enfoques en materia cobertura)

  • distinción entre inversión directa e inversión de cartera.

  • Valoración a precios de mercado.

  • Tratamiento de los intereses devengados.

  • Tratamiento de las cuentas de nominatarios.

  • Tratamiento de los fondos de inversión colectiva.

  • Tenencias directas en el exterior.

  • Comprobaciones de verificación de calidad.

  • Medidas adoptadas frente a la baja cobertura o tasa de respuestas.

  • Eventuales procedimientos de obtención de información sectorial.

I. Cobertura

A. Elección del método de recolección de datos

6.1 Varios factores influyeron en la determinación, por parte de los países, del método de recolección de datos: disponibilidad de los datos, fácil recopilación, carga de trabajo de los declarantes, disponibilidad de recursos, existencia de encuestas para la recopilación de datos para la posición de inversión internacional, circunstancias y estructura institucional del país, etc. Lo importante es que a través de la elección del método se logre la mayor cobertura posible (sin doble contabilidad) y se reduzcan al mínimo los costos que recaen sobre los declarantes sin rebasar los recursos con que cuenta el compilador.

6.2 En el cuadro 6.1 se indican los métodos elegidos por las 29 jurisdicciones que participaron en la ECIC de 1997. Cuatro países aplicaron exclusivamente la encuesta en base agregada de inversionistas finales; un país utilizó la encuesta en base agregada de inversionistas finales y administradores de inversiones; 12 países optaron por la encuesta en base agregada de una combinación de inversionistas finales y custodios; sólo un país utilizó la encuesta instrumento por instrumento de inversionistas finales, y seis países se valieron de la encuesta instrumento por instrumento de una combinación de inversionistas finales y custodios. Cuatro países utilizaron otras combinaciones, como la de base agregada e instrumento por instrumento. Ningún país utilizó exclusivamente la encuesta en base agregada de custodios ni la encuesta instrumento por instrumento de custodios. Un país prescindió de todos estos métodos, ya que se basó en sus registros administrativos.

Cuadro 6.1:Tipo de encuesta utilizada en la ECIC de 1997
En base agregadaInstrumento por instrumento
PaísesInversionistas

finales
Inversionistas

finales
Inversionistas

finales
Inversionistas

finales
Argentina1
AustraliaX2
AustriaXX
BélgicaXX
BermudaXX
CanadáX3XX
ChileXX
CoreaXX
DinamarcaXX
EspañaXX
Estados UnidosXX
FinlandiaXX
FranciaX3X
IndonesiaXX
IrlandaX
IslandiaXX
IsraelXX
ItaliaXX
JapónXX
MalasiaXX
NoruegaX
Nueva ZelandiaXX
Países BajosXX
PortugalXX
Reino UnidoX
SingapurXX
SueciaXX
TailandiaX
VenezuelaX
Leyenda: X = método utilizado;—= método no utilizado.Fuente: Results of the 1997 Coordinated Portfolio Investment Survey, Fondo Monetario Internacional, (Washington, 2000).

Austria

6.3 Los estudios iniciales del banco central austríaco (ONB) revelaron que los residentes del país mantienen más del 90% de sus valores emitidos por no residentes en manos de custodios del país. En consecuencia el ONB introdujo una encuesta orientada principalmente a los custodios, que declaran mensualmente los valores de no residentes propios y los de sus clientes.

6.4 La población declarante consiste en custodios (o subcustodios) locales (los más próximos al inversionista final, no los custodios mundiales), con lo cual se procura evitar la doble contabilización. En esta nueva encuesta los custodios del país no tienen dificultad para identificar las tenencias de valores por parte de residentes. Los inversionistas finales sólo declaran datos si sus tenencias de instrumentos emitidos por no residentes han sido confiados directamente a instituciones no residentes y su valor supera el millón de chelines austríacos a la fecha de declaración de datos. Como los inversionistas directos utilizan también los servicios de los custodios del país, y como éstos no pueden determinar si los valores son emitidos por empresas relacionadas en el exterior, esas tenencias (que son apropiadas para inversión directa y no para inversión de cartera) se estiman a partir de datos proporcionados por inversionistas directos (véase sección II, más adelante). Para medir los pasivos de inversión de cartera también se recogen datos de custodios del país sobre valores emitidos por residentes que son de propiedad de no residentes.

Bermuda

6.5 En sus investigaciones preliminares, Bermuda llegó a la conclusión de que la mayor parte de sus inversiones de cartera transfronterizas están en manos del sector financiero (incluido el sector financiero internacional), y que casi todas esas tenencias probablemente serán confiadas a custodios no residentes. A partir del diálogo mantenido con las asociaciones sectoriales pertinentes se llegó a la conclusión de que los bancos, las aseguradoras y los fondos comunes de inversión pueden proporcionar la información necesaria en cifras agregadas, por lo cual se optó por la encuesta de inversionistas finales en base agregada. También se incluyó, como fuente suplementaria de datos, la información proveniente de los custodios, en cifras agregadas.

Israel

6.6 En sus investigaciones preliminares, el Banco de Israel llegó a la conclusión de que debiendo los residentes dar cuenta de sus inversiones de cartera transfronterizas de conformidad con las normas de control de cambios, las fuentes de datos basadas en esas normas garantizan una cobertura completa de las inversiones de cartera transfronterizas y, además, que esos datos pueden compilarse con mucha frecuencia. Los datos provinieron de custodios residentes (mediante encuestas instrumento por instrumento, para facilitar el control de calidad y la comprobación de cada instrumento en relación con otras fuentes de datos) y de inversionistas finales (en base agregada). La información proveniente de inversionistas finales se refiere a los residentes que utilizan los servicios de custodios no residentes o mantienen valores en régimen de autocustodia, y comprende a empresas y hogares.

6.7 Como este método fue elaborado para respaldar la compilación de un estado de la posición de inversión internacional correspondiente a activos y pasivos de inversión de cartera, la base de datos resultante compilada por el Departamento de Control de Cambios del Banco de Israel (FECD) comprende las tenencias de residentes de activos de cartera transfronterizos y las tenencias de no residentes de valores emitidos por residentes. Los custodios residentes declaran el valor de los instrumentos negociados en Israel en manos de no residentes. Las tenencias de residentes de acciones emitidas por compañías israelíes en el exterior se compilan a partir de información proporcionada por los emisores. Esta información se utiliza para derivar estimaciones de tenencias de no residentes de acciones emitidas por entidades israelíes en el exterior.

Japón

6.8 El diagrama 6.1 ilustra el marco de recolección de datos utilizado en Japón. En sus investigaciones preliminares, el Banco de Japón llegó a la conclusión de que los inversionistas institucionales constituyen el único sector que probablemente utilice los servicios de custodios no residentes. Se creía que tanto el sector de las sociedades no financieras como el de los hogares prefería los servicios de custodios del país, por lo cual se concluyó que para lograr una cobertura completa a los efectos de la posición de inversión internacional y de la ECIC bastaría con la información proporcionada por custodios residentes e inversionistas institucionales.

Diagrama 6.1.Marco de recolección de datos en Japón1

1 A fin de evitar la doble contabilización, sólo se agrega la información de la zona sombreada para obtener el total de las inversiones de cartera japonesas.

2Desglosados en sector público, sector bancario y otros sectores.

6.9 La Ley de Cambios y Comercio Exterior y las ordenanzas conexas constituyen el marco jurídico para la recolección de datos de activos y pasivos de inversión de cartera en el marco de la posición de inversión internacional. Ese marco jurídico (establecido antes de la ECIC de 1997) obligaba a declarar un desglose resumido de activos de inversión de cartera, por países de residencia del emisor, y establecía que los datos debían declararse en cifras agregadas. Los bancos estaban obligados a declarar en su calidad de inversionistas finales y de custodios. Por lo tanto, el marco jurídico cumplía los requisitos de la ECIC.

6.10 A los efectos de la posición de inversión internacional y la ECIC, el Banco de Japón se basaba principalmente en informes proporcionados por bancos (como inversionistas finales y como custodios), aseguradoras e inversionistas institucionales en el marco establecido por la Ley de Cambios y Comercio Exterior. Esta potestad de recoger datos estadísticos se ha mantenido pese a la reciente desregulación financiera.

6.11 Las razones más importantes que llevaron a optar por el método de agregación de cifras consistió en utilizar el sistema de información existente a los efectos de la posición de inversión internacional y evitar toda carga adicional para los declarantes (que se consideraría resultante de cualquier variación de las bases de información) en un período de desregulación financiera.

Países Bajos

6.12 El Banco Central de los Países Bajos realiza desde 1986 una encuesta anual de activos y pasivos de inversión de cartera. Basándose en la experiencia que ha acumulado a lo largo de los años, esa institución ha concluido que, con la excepción de los inversionistas institucionales, los residentes utilizan los servicios de los custodios del país. Del diálogo mantenido con los custodios se llegó a la conclusión de que éstos están en condiciones de proporcionar la información necesaria en base agregada con la exactitud que se requiere. Por lo tanto se eligió un sistema combinado de información de custodios e inversionistas finales, limitando estos últimos a los inversionistas institucionales y a unas pocas compañías de inversiones importantes. En el caso de los fondos de pensiones y las aseguradoras, el total de las tenencias, tal como fueron declaradas en la encuesta de inversionistas finales de la ECIC, podía cotejarse con los datos declarados en los balances anuales de esas empresas. Toda diferencia entre esos totales y los declarados por los custodios residentes como tenencias en nombre de fondos de pensiones y aseguradoras se consideran valores en manos de custodios no residentes.

Reino Unido

6.13 En sus investigaciones preliminares, la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS) llegó a la conclusión de que las encuestas de inversionistas finales utilizadas para compilar datos de activos de inversión de cartera en la posición de inversión internacional podían utilizarse también a los efectos de la ECIC. Por esta razón se eligió la encuesta en base agregada de inversionistas finales. Se agregaron preguntas para obtener información sobre el país de residencia del emisor.

6.14 Este enfoque tenía varias ventajas. Primero, los inversionistas finales ya estaban familiarizados con los formularios de la encuesta y con el tema. La persona de contacto encargada del total de activos de inversión de cartera sería la más adecuada para completar la clasificación por regiones geográficas de esos activos. Segundo, el equipo encargado de la encuesta en la ONS ya poseía experiencia sobre el tema, había establecido relaciones con los inversionistas finales y estaba en condiciones de procurar que los declarantes cumplieran los requisitos de la encuesta y brindarles orientación a esos efectos. Tercero, la base jurídica de la recopilación de datos para la ECIC podía vincularse con la encuesta existente, evitándose así la necesidad de introducir nuevas normas legales con respecto a la recopilación de información. Cuarto, podían reducirse al mínimo los costos para los inversionistas finales y para la ONS, que ya habían establecido sistemas de generación de cifras agregadas de activos de cartera. Se lograron otros ahorros utilizando el diseño existente de la muestra. Quinto, el hecho de que los datos estuvieran vinculados con las declaraciones del balance representaba una garantía de solidez incorporada. Por último, como los inversionistas finales sólo tenían que declarar sus propias tenencias de activos de cartera se redujeron al mínimo los potenciales problemas de doble contabilización.

Estados Unidos

6.15 A partir de la experiencia obtenida en 1994 a través de una encuesta similar a la ECIC, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos llegó a la conclusión de que los residentes confían a custodios residentes la mayor parte de sus tenencias de activos de inversión de cartera transfronterizos. Se consideró preferible obtener información de custodios porque el número de éstos es relativamente pequeño, frente a un muy gran número de empresas probables tenedoras de inversión de cartera transfronterizas, y por el hecho de que el suministro de información por parte de los custodios permitió incluir al sector de los hogares y las pequeñas empresas. Se consideró la posibilidad de realizar una muestra de empresas, pero esa alternativa no se creyó práctica, dada la perspectiva de obtener información completa de los custodios. Para los inversionistas institucionales que probablemente utilizarían los servicios de custodios no residentes se utilizó una encuesta de inversionistas finales. Se aplicó la encuesta instrumento por instrumento para los custodios porque la experiencia demostraba que los datos iniciales recibidos de estos últimos solían ser inexactos en relación con el país de residencia del emisor y el precio de los valores. Se comprobó que la manera más fácil de detectar y resolver errores consistía en recoger datos a nivel de valores, lo que además permitiría disponer de información más detallada para el análisis.

6.16 Los custodios primarios que utilizan los servicios de custodios mundiales del país sólo están obligados a declarar el nombre del custodio y la suma que les fue confiada, y esos datos se utilizan del mismo modo que los de los inversionistas finales que utilizan los servicios de custodios exclusivamente del país. Los inversionistas finales están obligados a declarar sus tenencias externas instrumento por instrumento sólo cuando no utilizan los servicios de un custodio residente, en caso contrario sólo deben declarar el nombre del custodio y el monto confiado. Esas sumas no se agregan a los totales de la encuesta, ya que ello provocaría una doble contabilización, pero se utilizan para verificar la exactitud de los datos declarados por los custodios.

B. Limitaciones de los enfoques en materia de cobertura

6.17 Cada uno de los sistemas plantea posibles problemas de cobertura. En los sistemas basados primordialmente en los custodios, como los de Austria, los Países Bajos y Estados Unidos, (y en algunos en que se realizan encuestas continuas sigue habiendo esa misma falla) la falla consistía en que pueden dejar de contabilizarse ciertas tenencias si los residentes no utilizan los servicios de custodios residentes. Los compiladores de datos neerlandeses resuelven este problema utilizando las cuentas anuales publicadas de las principales instituciones de inversión, aunque admiten la existencia de ciertos problemas entre las compañías no financieras y el sector de los hogares. En Austria y Estados Unidos se procura resolver este problema exigiendo a los grandes inversionistas que confían valores directamente a instituciones financieras instaladas en el exterior que declaren sus tenencias directamente al compilador. En Austria y Estados Unidos se cree que las tenencias agregadas de pequeños inversionistas (incluido el sector de los hogares) en autocustodia o en manos de custodios no residentes son relativamente reducidas.

6.18 En todos estos métodos de recopilación de datos, el riesgo de que no se contabilicen tenencias directas en el exterior (especialmente de los hogares) se agrava a medida que se va utilizando en mayor medida el sistema de negociación en línea de valores emitidos por no residentes directamente con corredores no residentes. Hasta ahora no existe un mecanismo satisfactorio para hacer frente a este problema.

Austria

6.19 En sus investigaciones preliminares, el ONB detectó que los bancos identifican los valores utilizando los códigos de seguridad de la entidad de numeración austríaca (Oesterreichische Kontrolbank) o alemana (Wertpapiersammelstelle Frankfurt). Esos códigos están vinculados con el sistema ISIN60. Exigiendo a los custodios que declaren un código de identificación de seguridad y el valor nominal de cada uno de los instrumentos en su poder, los compiladores austríacos, mediante la utilización de bases de datos de instrumentos comerciales (véase el capítulo 4), pueden tener la certeza de que esos valores se asignan en forma geográficamente correcta y se revalúan a precios de mercado de final de período. Además, como el ONB recoge información instrumento por instrumento sobre saldos y flujos de inversión de cartera, puede conciliar los datos de tenencias y transacciones; recalcular, si es necesario, los agregados de las series cronológicas históricas, y asegurarse de que los datos sean compatibles con los conceptos y principios internacionales.

6.20 Aunque las bases de datos de valores comerciales son costosas, los compiladores austríacos han comprobado que los beneficios que supone contar con datos confiables y frecuentes compensan con creces los costos. Las bases de datos comerciales se utilizan como fuente principal de información sobre los precios de mercado de los valores. Los custodios austríacos prefieren el sistema de declaración de datos instrumento por instrumento, porque el costo de la recopilación de agregados y de elaboración y operación de la base de datos de valores comerciales recae sobre el banco central.

Japón

6.21 El Banco de Japón considera que son altas la cobertura y calidad de los datos declarados anualmente por los inversionistas finales y los custodios con respecto a sus tenencias de inversión de cartera. Los datos declarados son cotejados con otra información y, junto con el declarante, se realiza el seguimiento de toda aparente irregularidad.

Países Bajos

6.22 Aunque la experiencia de otros países lleva a pensar que puede ser muy difícil recopilar datos agregados precisos a partir de custodios residentes, los compiladores neerlandeses han acumulado amplia y profunda experiencia en materia de recopilación de datos usando este método, y están convencidos de que obtienen información de buena calidad. Comparando los datos declarados por custodios residentes con los declarados anualmente por los inversionistas institucionales se realiza una comprobación independiente con respecto a esos inversionistas, siempre que los enfoques de definición y los conceptuales sean compatibles.

Estados Unidos

6.23 Como la declaración de datos agregados por parte de los inversionistas finales residentes exigiría una intensa labor, obligaría a participar en la encuesta a un número de declarantes de proporciones inmanejables y además arrojaría datos poco fiables sobre los atributos de la emisión y el emisor necesarios a los efectos de la ECIC, se recogieron datos de custodios residentes instrumento por instrumento para facilitar la comprobación y verificación en relación con datos de tenencias declarados por custodios residentes. Las fuentes de datos comerciales fueron las preferidas para obtener la información sobre valores individuales emitidos por no residentes necesaria para la ECIC (por ejemplo, precios de mercado de final de período y país de residencia del emisor). A los efectos de la correcta valoración y asignación geográfica de los instrumentos, se dispuso que los declarantes de la encuesta proporcionaran un código numérico de identificación para cada uno de los valores declarados. Se utilizaron los 33 sistemas de codificación más comunes, como ISIN, CUSIP, SEDOL (véase la lista en el apéndice I). No es raro que a valores comúnmente negociados les correspondan códigos asignados por diez diferentes sistemas de codificación. Se exhortó a los declarantes a utilizar los códigos de identificación del ISIN, pero en la encuesta de 1997 sólo se utilizaron para el 26% de los valores.

6.24 Para facilitar el proceso de identificación y valoración de instrumentos, los compiladores de Estados Unidos adquirieron bases de datos comerciales que abarcaban todos los sistemas de codificación comúnmente usados y proporcionaban información sobre precios de todos los valores negociados en el año anterior en cualquiera de las 87 bolsas de valores no estadounidenses más grandes del mundo. (En el capítulo 4 se trata el tema de las bases de datos de valores). Esas bases de datos proporcionaron información clave que no siempre aportaban los declarantes de la encuesta, ayudaron a resolver el problema de la información contradictoria y confirmaron la información declarada. Esa información comprendió: códigos del ISIN y otros códigos de identificación de valores; tipos de instrumentos; distinción entre valores registrados o al portador; fecha de emisión; fecha de vencimiento; tasa del cupón; nombre del emisor; descripción del instrumento; país del emisor; país del garante; país en que se realizó la emisión; moneda; sector económico; precio, tipo de precio (corriente, anterior, estimado); fecha de determinación del precio; situación en cuanto a incumplimiento; certificado americano de depósito de acciones extranjeras (ADR); relación entre número de acciones ordinarias y ADR; dividendos por acción (últimos doce meses), y monto nominal pendiente de bonos o número de acciones emitidas.

6.25 Se utilizan ampliamente bases de datos comerciales para verificar y complementar los datos recibidos de los declarantes. Se utilizaron programas de verificación entre los datos declarados y la base de datos comercial basándose en el código de identificación del instrumento. Luego se comparan campo por campo los datos declarados con los de las bases de datos comerciales y se presentaron las discrepancias en un informe. Además, los campos de datos que se dejaron en blanco en la información declarada suelen poder obtenerse a partir de la base de datos comerciales. Este proceso puede ayudar asimismo a evaluar la exactitud global del material proporcionado por determinado declarante en el supuesto de que un número mayor o menor de errores en rubros que puedan verificarse sea un indicio de la exactitud de los rubros de datos que no puedan verificarse tan fácilmente.

6.26 Utilizar bases de datos comerciales reduce asimismo la carga para los declarantes, pues algunos rubros de datos que pueden ser necesarios o sumamente convenientes con fines de análisis (como montos pendientes, sistema único de identificación de valores, dividendos pagados, tasa del cupón, sector económico y país del garante) pueden obtenerse de otras fuentes.

6.27 No obstante, uno de los principales problemas que debieron enfrentar los compiladores era el de revaluar, a precios de mercado de final de período, los valores que se negocian con poca frecuencia; en especial los títulos de participación en el capital, que los custodios declararon sin indicar el precio. No obstante, esos valores representaban tan sólo una pequeña proporción del total de instrumentos declarados.

II. Distinción entre inversión directa e inversión de cartera

6.28 Uno de los mayores problemas estadísticos en relación con la balanza de pagos, la posición de inversión internacional y la ECIC, es la clasificación de las inversiones financieras por categorías funcionales. En especial, en el contexto de esta encuesta hay que distinguir entre la inversión directa y la inversión de cartera. No obstante, si se recogen datos de fuentes que no tienen presente esta distinción o no pueden efectuarla (por carecer de información suficiente) es necesario que los compiladores mantengan mecanismos que garanticen una separación tan nítida como sea posible entre los datos.

6.29 Como no es probable que los custodios residentes puedan determinar si los valores son emitidos por partes (empresas de inversión directa) relacionadas con el emisor (inversionista directo) se requerirán otras fuentes de datos para determinar las tenencias de valores que deban incluirse en la categoría de inversión directa en el exterior. Es frecuente que los inversionistas directos utilicen un sistema de autocustodia para esos instrumentos, o recurran a los servicios de custodios no residentes, pero la práctica varía de un país a otro. La mayor parte de los países realizan encuestas sobre inversión directa de inversionistas finales en conjunción con encuestas de inversión de cartera, diseñadas de tal manera de evitar la doble contabilización.

Australia

6.30 Australia mantiene un sistema integrado de recolección de datos que se utiliza en forma continua: la Encuesta de Inversiones Internacionales (SII) que recoge, entre otros datos, información sobre inversión de cartera e inversión directa e integra flujos y saldos. Por medio de formularios se solicita a los declarantes que registren separadamente sus pasivos y activos frente a: i) inversionistas directos no residentes; ii) grupos de inversión directa en el exterior, y iii) otros inversionistas no residentes. A los efectos de la ECIC sólo reviste importancia recoger datos correspondientes a la tercera de esas categorías. La definición de inversión directa es congruente con la que se publica en el MBP5, y del Libro de texto de la balanza de pagos (Washington, 1996) se toma un diagrama aclaratorio. En general se solicita a los declarantes que con respecto a cada instrumento registren separadamente en la misma página detalles referentes a los inversionistas directos no residentes, los grupos que realizan inversiones directas en el exterior y otros inversionistas no residentes. Esto ayuda a evitar discrepancias de información entre esas tres categorías.

Austria

6.31 Se elaboró una muestra de inversionistas directos residentes (en relación con la inversión de cartera en el exterior) para determinar la proporción de acciones y otras participaciones de capital: i) en custodia con bancos residentes; ii) en custodia con bancos no residentes, y iii) en otro sitio. Esta información fue cotejada con los registros de valores en todos los casos en que el instrumento en custodia superaba en más del 10% el total en circulación registrado en la compañía. Se adoptó un enfoque similar en cuanto al pasivo mediante una muestra de empresas de inversión directa. Esto permitió estimar el componente de inversión directa de todas las inversiones declaradas en acciones y otras participaciones de capital en el exterior y en el país. Véase el recuadro 3.3.

Israel

6.32 En cuanto a las inversiones en el país, la diferenciación entre inversión directa y de cartera se derivó de información proporcionada por la Bolsa de Valores de Tel Aviv (TASE) y la Dirección de Valores de Israel (ISA)61.

6.33 En cuanto a las inversiones en el exterior, la diferenciación entre inversión directa y de cartera se realizó comparando las tenencias de determinado instrumento con el total de las emisiones en circulación de ese instrumento (declaradas en la base de datos de valores del Departamento de Control de Cambios del Banco de Israel).

Noruega

6.34 Los datos de la ECIC fueron cotejados con los resultados de una encuesta sobre inversión directa en el exterior administrada por el banco central. Como esta encuesta no era totalmente comparable con la ECIC, las definiciones de inversión directa no coincidían. La encuesta sobre inversión directa en el exterior dio un indicio de qué empresas de inversión directa pueden haber poseído instrumentos declarados en la ECIC que debieron haber sido tratados como inversión directa, lo que proporcionaba un indicador para futuras investigaciones. Este enfoque ayudó a detectar algunos casos de información inexacta, pero su utilidad se vio comprometida por la falta de información suplementaria (por ejemplo, balances de empresas no financieras) que permitieran confirmar posibles errores de información.

Portugal

6.35 Se logró excluir los valores de inversión directa mediante un procedimiento en dos etapas. Primero, en las notas de orientación de la ECIC se hizo una clara distinción en la definición de inversión directa e inversión de cartera y se impartieron instrucciones precisas a los declarantes sobre la manera de excluir las posiciones de la inversión directa. Segundo, se obtuvo información de resultados de la encuesta sobre inversión directa realizada al mismo tiempo que la ECIC para tener la certeza de que no había doble contabilización.

III. Valoración a precios de mercado

6.36 Uno de los principios cardinales de la ECIC (así como de la posición de inversión internacional y de la balanza de pagos) es la utilización de precios de mercado. Con respecto a los títulos de participación en el capital y los títulos de deuda que se negocian con regularidad, este principio no debería plantear ningún problema, salvo que los inversionistas finales pueden no valorar todas sus tenencias de instrumentos a precios de mercado y los custodios residentes quizá no mantengan registros de los precios de mercado de los valores que tienen en su poder. Los inversionistas finales pueden aplicar otros principios de valoración, como los de valor nominal, costo de adquisición, valor amortizado, o mantener registros separados para diferentes carteras de valores. Los bancos, por ejemplo, pueden mantener registros separados de transacciones (a precios de mercado corrientes) y registros de inversiones (a costos de adquisición) para los títulos de deuda. (Por otra parte, es probable que los inversionistas institucionales y los fondos de inversiones colectivas utilicen precios de mercado para todas sus tenencias de valores a fin de determinar su precio en forma regular y frecuente). Se plantean otros problemas en el caso de los valores que no son objeto de transacciones frecuentes. Por último, cuando se utilizan fuentes del mercado para determinar los precios, se plantean problemas referentes al tratamiento de los intereses devengados, la utilización de precios de oferta o de demanda y el impacto de las diferencias de husos horarios.

6.37 A continuación se describe la experiencia de cuatro países (Australia, Francia, Portugal y Estados Unidos) que procuraron lograr que en la ECIC de 1997 (y eventuales encuestas continuas de inversión de cartera) los datos se declararan en precios de mercado o se establecieran mecanismos que permitieran al compilador introducir las modificaciones necesarias. Plantean problemas especiales los valores que no se negocian activamente o denominados en moneda extranjera. No se pudieron superar todos los problemas.

Australia

6.38 Se solicitó a los declarantes de la SII que declararan las acciones a su valor de mercado y que en las notas aclaratorias describieran las directrices aplicables a los posibles métodos de valoración. Se les solicitó que al medir el valor de los títulos de participación en el capital aplicaran los siguientes principios: i) con respecto a las empresas que cotizan en bolsa, declarar el valor de mercado de las posiciones de las acciones y otras participaciones de capital utilizando la cotización empleada en la transacción más reciente. Si no se conocía este precio, emplear en su lugar el punto medio entre los precios a la compra y a la venta cotizados de las acciones en su principal bolsa de valores en la fecha de referencia especificada, y ii) con respecto a las empresas que no cotizan en bolsa, a falta de un valor de mercado de las acciones, el declarante debía estimar dicho valor mediante alguno de los métodos siguientes (en orden descendente de preferencia): el precio empleado en una transacción reciente, la valoración de un director o el valor del activo neto. Con respecto a los títulos de deuda, se pidió a los declarantes que dieran a conocer el precio de la transacción en la fecha especificada, y a falta de ese valor, que efectuaran la declaración utilizando, en orden de preferencia, uno de los métodos siguientes: rendimiento hasta el vencimiento, valor descontado presente, valor nominal menos valor de descuento cancelado contablemente, precio de emisión más amortización del descuento (menos amortización de la prima), u otro criterio de revaloración de la posición a precios de mercado. No se conocen las bases de valoración realmente utilizadas para los títulos de deuda.

Francia

6.39 Las valoraciones se declararon a precios de mercado, salvo en lo referente a los instrumentos no negociables de los bancos residentes, que se declararon según su valor contable. A estos últimos les correspondió alrededor del 25% del total de las tenencias de títulos de deuda a largo plazo emitidos por no residentes. No se procuró ajustar estos últimos valores a precios de mercado. Debe señalarse que los datos de encuestas de inversión de cartera instrumento por instrumento y los datos de la cartera de transacciones bancarias se recopilaron mediante sistemas separados.

Portugal

6.40 No fue posible efectuar un ajuste completo a precios de mercado debido a falta de información y a la práctica de utilizar valores unitarios y declararlos como porcentajes del valor nominal. Esto dio lugar a nuevas conversaciones con los declarantes. Se consultaron publicaciones de la Bolsa de Valores de Lisboa para realizar comprobaciones sobre la calidad de los valores unitarios de instrumentos declarados en la ECIC y sobre la congruencia con el valor total de cada fondo de inversiones. Los datos publicados proporcionaron información sobre la composición de la cartera (cantidad, precio de mercado y moneda) en las fechas correspondientes. En los casos en que los declarantes no podían identificar un precio de mercado, se les solicitó que utilizaran alguno de los métodos que se mencionan en los párrafos 3.33 a 3.42.

Estados Unidos

6.41 Fue fácil obtener información sobre precios de mercado de emisiones de gran volumen de instrumentos frecuentemente negociados, que constituyen la mayor parte de las emisiones de títulos de deuda y la mayor parte de las emisiones de títulos de participación en el capital. A falta de precios se utilizó información proveniente de fuentes comerciales y de otros declarantes. Una vez agotadas o inasequibles esas fuentes, se utilizaron estimaciones de precios para los títulos de deuda. En cuanto a los títulos de participación en el capital, también se utilizaron precios estimativos, pero es probable que su valor fuera muy inferior al real, siendo, de todos modos, un porcentaje muy escaso del total.

IV. Tratamiento de los intereses devengados

6.42 Tal como ocurre con la ECIC de 2001, mediante la ECIC de 1997 se procuró que los precios de mercado de los títulos de deuda comprendieran intereses devengados pero aún impagos (el denominado precio “sucio”).

6.43 En muchos países, los títulos de euda a largo plazo se valoran según su precio “limpio”, es decir sin tener en cuenta los intereses devengados; en cambio, en algunos mercados se incluyen los intereses devengados en el precio “sucio”. En cuanto a los títulos de deuda a largo plazo que se mantienen en cuentas de inversiones (es decir, no se mantienen para negociarlos, sino para cumplir requisitos de prudencia o constituir reservas obligatorias), la valoración suele realizarse al precio nominal o de adquisición, y no cambia al modificarse las condiciones del mercado. Cuando los precios de los bonos se determinan sin tener en cuenta los intereses devengados, generalmente la diferencia entre el precio “limpio” y “sucio” no es considerable cuando se pagan los cupones con frecuencia. Aun cuando mediante la ECIC se procura obtener información sobre los precios de mercado, es frecuente que los declarantes no revalúen su “libro de inversiones” (en oposición a su “libro de transacciones”, para el que se actualizan con frecuencia—diariamente, semanalmente o mensualmente—el valor a precios de mercado). Análogamente, no es probable que registren intereses devengados, y los compiladores suelen tener dificultades para obtener datos conforme a los criterios requeridos.

6.44 No obstante, en el caso de los bonos de cupón cero o con gran descuento, la diferencia puede ser considerable, porque el importe de los intereses devengados a lo largo de cinco años o más puede representar una proporción considerable del principal dado o tomado en préstamo, especialmente cuando las tasas de interés son altas. En estos casos, si los declarantes suministran cifras agregadas es importante que en la medida de lo posible den a conocer sus tenencias en precios “sucios”. Si declaran sus tenencias instrumento por instrumento, el compilador debe estar en condiciones de efectuar los ajustes, especialmente si se dispone de una base de datos de valores.

6.45 En la ECIC de 1997 se incluyeron los títulos de deuda a corto plazo pero sólo con carácter voluntario, por lo cual los informes reflejan una experiencia más limitada. La mayor parte de los títulos de deuda a corto plazo se emiten con descuento, es decir que se trata de instrumentos de cupón cero. Se utilizan varios métodos para registrar instrumentos del mercado de dinero: costo de adquisición, valor amortizado, valor nominal o precio de mercado. Los declarantes quizá puedan declarar a precios de mercado las tenencias de valores con fines de negociación, pero como sucede con los bonos destinados a inversiones, algunos tal vez utilicen otros métodos, no pudiendo, o no queriendo, por lo tanto, utilizar una base de declaración diferente. No obstante, dada la brevedad del plazo en que pueden acumularse intereses, el tema reviste menos importancia que en el caso de los bonos de cupón cero o con gran descuento. Debe procurarse, sin embargo, que los declarantes incluyan, en la medida de lo posible, los intereses devengados.

6.46 A continuación se describe la experiencia de Irlanda, Israel y Portugal con la ECIC de 1997 (y eventuales encuestas continuas de inversión de cartera).

Irlanda

6.47 Se solicitó a los declarantes que dieran a conocer las posiciones en valores de mercado según el precio “limpio”, transacciones a precios de mercado y ajustes por valoración. Además se les solicitaron detalles sobre los intereses por pagar (posiciones) y la variación de los intereses (flujos). En el caso de la ECIC, las posiciones según el precio “limpio” se combinaron con intereses por pagar, de modo de obtener los valores de mercado de las acciones según su precio “sucio”.

Israel

6.48 Los precios de mercado de la Bolsa de Valores de Tel-Aviv incluyen el componente de los intereses acumulados (precio “sucio”), y estas fueron las cifras que se utilizaron para los pasivos en el mercado local a los efectos de la ECIC. En cambio los títulos de deuda israelíes emitidos en el exterior se basaron en el valor nominal del instrumento y en los intereses devengados.

Portugal

6.49 Se solicitó a los declarantes que incluyeran los intereses devengados al valorar los precios de mercado. Cuando los custodios e inversionistas no estaban en condiciones de hacerlo, no se introdujeron cambios. Con respecto a los fondos de inversión cuyos datos se determinaron a través de las publicaciones de la Bolsa de Valores de Lisboa se agregaron los intereses devengados al valor total de las acciones.

V. Tratamiento de las cuentas de nominatarios

6.50 Estas cuentas plantean un problema para los compiladores de la ECIC. Se trata de un mecanismo a través del cual los instrumentos figuran a nombre de una persona o entidad como agente nominatario de otra persona o entidad, generalmente por razones de conveniencia administrativa o de confidencialidad. (En el capítulo 3 se examina el concepto de cuentas de nominatarios.) A los efectos de la ECIC (y de la balanza de pagos y la posición de inversión internacional), es necesario ir más allá de esas tenencias, es decir que debe declararse como tenedor al propietario beneficiario. No obstante, cuando se utilizan cuentas de nominatarios y custodios no residentes no siempre es posible identificar al propietario beneficiario. Por ejemplo, si un residente del país A mantiene valores emitidos por un residente del país B y utiliza una cuenta de un nominatario en el país C, y los valores se mantienen en custodia en el país C, el custodio del país C puede no saber que el propietario definitivo se encuentra en el país A. En esos casos debe procurarse que el custodio obtenga del agente nominativo información sobre la residencia del propietario beneficiario. En algunos países las autoridades exigen esa información para reducir la evasión de impuestos.

6.51 A continuación se describen los métodos adoptados por Israel, Singapur y el Reino Unido en la ECIC de 1997 (y eventuales encuestas continuas de inversión de cartera).

Israel

6.52 Aunque los residentes pueden mantener cuentas de nominatarios con custodios residentes, deben proporcionar a estos últimos los nombres de los propietarios beneficiarios. Por lo tanto, los custodios residentes no tuvieron dificultad para identificar las cuentas en poder de residentes. Desde el punto de vista del pasivo, no fue posible identificar a los propietarios beneficiarios de cuentas de nominatarios.

Singapur

6.53 Los custodios declararon separadamente las tenencias de valores en cuentas de nominatarios o en cuentas similares en nombre de no residentes y en consecuencia quedaron excluidos de la ECIC.

Reino Unido

6.54 La ONS realiza encuestas periódicas, basadas en muestras, de todas las compañías que cotizan en la Bolsa de Valores del Reino Unido para determinar la propiedad de sus emisiones de acciones, sobre la base de los registros de acciones que mantienen las compañías. Los tenedores fueron clasificados por sectores institucionales. Se estimó que alrededor de un tercio de las acciones negociadas ordinarias se mantienen a través de agentes nominativos (que representan principalmente fondos de inversión colectiva y fondos de pensiones, entidades extraterritoriales y otros inversionistas en el exterior). En la mayor parte de los casos fue posible identificar al inversionista, ya que esa información era conocida por la empresa declarante (pues la ley obliga a dar a conocer al propietario beneficiario). Un residuo de cuentas de nominatarios no designados fue atribuido a los propietarios beneficiarios con base en las proporciones obtenidas con respecto a las tenencias de nominatarios para las cuales fueron identificados los propietarios beneficiarios.

VI. Tratamiento de los fondos de inversión colectiva

6.55 Las unidades de los fondos de inversión colectivas (como los fondos comunes de inversión y los fideicomisos de inversión, entre otros) se clasifican como acciones y otras participaciones de capital sea cual fuere el tipo de fondo o de activos que el fondo adquiera. Por ejemplo, si un residente del país A es propietario de unidades en un fondo de inversión colectiva domiciliado en el país B que sólo posee bonos emitidos por el gobierno del país C, el residente del país A deberá declarar que posee un título de crédito por acciones y otras participaciones de capital ante el país B, y no una tenencia de bonos públicos del país C. Es importante que los declarantes conozcan esta clasificación, ya que pueden clasificar sus carteras sobre la base del riesgo final y, por lo tanto, mirar más allá del fondo de inversión colectiva y declarar tenencias de bonos públicos del país C como si no tuvieran unidades del fondo común en el país B.

6.56 La residencia del fondo de inversión colectiva está determinada por su domicilio legal. Puede suceder que un fondo común tenga su domicilio legal en una economía (por ejemplo una pequeña economía con centros financieros internacionales), que su gestión se realice en otra economía, que su administración se lleve a cabo en una tercera economía y que cotice en varias jurisdicciones. Un inversionista puede tener interés en saber dónde y cómo se invierten los fondos, y quizá en conocer la propiedad del fondo común (por ejemplo, conocer la compañía matriz), pero quizá no tanto su domicilio legal. Por esta razón habrá que tratar de identificar el domicilio legal de los fondos comunes de inversión en un sistema de declaración de inversionistas finales, en especial si su registro, lugar de cotización, gestión y administración se realizan en diferentes jurisdicciones. También vale la pena subrayar que no es probable que las unidades de los fondos de inversión colectiva se dejen en manos de custodios. Por lo tanto, el país de origen de la inversión deberá recurrir a la información proporcionada por los inversionistas finales.

6.57 A continuación se describe el tratamiento dado a los fondos de inversión colectiva en Bermuda, Irlanda, Israel, Suecia y Estados Unidos en la ECIC de 1997 (y eventuales encuestas continuas de inversión de cartera).

Bermuda

6.58 Se introdujo un sistema de declaración de inversionistas finales para todos los fondos de inversión legalmente domiciliados en el país. Entre los declarantes figuraron fondos de inversión legalmente domiciliados en Bermuda y también los administrados en Bermuda, así como algunos legalmente domiciliados en ese país pero administrados en el exterior, por lo cual debió concederse cierto tiempo para establecer contacto con los centros contables pertinentes. Aunque se consideró la información declarada por custodios residentes, ello no resultó práctico por el hecho de que los fondos comunes de inversión de Bermuda tendían a utilizar los servicios de custodios no residentes. Se solicitó a los declarantes que dieran a conocer sus tenencias brutas de inversión de cartera transfronterizas, que podían diferir de los valores de los accionistas (valores del activo neto), debido al apalancamiento de los administradores de los fondos (por ejemplo, a través de empréstitos, uso de repos o uso de derivados financieros). No obstante, en el caso de Bermuda el apalancamiento no resultó un problema crucial. Del lado del activo sólo se incluyeron las inversiones de cartera (quedaron excluidas, por ejemplo, las tenencias actualizados a precios de mercado de derivados financieros registrados en los balances de esas compañías). Las tenencias de unidades emitidas por otros fondos comunes de inversión se declararon como si hubieran sido emitidas por el país de domicilio legal de los mismos.

6.59 Como la encuesta era de carácter voluntario, se requería un mecanismo de determinación de valores brutos que permitiera tener en cuenta a quienes no respondieron. A esos efectos se usaron como referencia los valores del activo neto de los declarantes, que debían darse a conocer con fines regulatorios.

Irlanda

6.60 En el Centro de Servicios Financieros Internacionales de Dublín se recogen datos de fondos de inversión legalmente domiciliados y/o administrados. No obstante, a los efectos de la ECIC sólo se incluyen los activos de inversión de cartera transfronterizos de los fondos comunes legalmente domiciliados en Irlanda.

Israel y Suecia

6.61 Las tenencias de fondos comunes de inversión se ategorizar como inversiones en acciones y otras participaciones de capital, sea cual fuere el tipo de fondo o de activos mantenidos en el fondo.

Estados Unidos

6.62 Si residentes de Estados Unidos eran propietarios de acciones en un fondo común de inversiones en el exterior, esas acciones se consideraban tenencias de acciones y otras participaciones de capital en el país de domicilio legal del fondo, independientemente del tipo de instrumentos que éste hubiera adquirido o del lugar de residencia física de los administradores del fondo. Los fondos comunes de inversión basados en Estados Unidos (o cuyo custodio reside en ese país) declararon en detalle los valores de su propiedad emitidos por no residentes no relacionados.

VII. Tenencias directas en el exterior

6.63 Uno de los principales problemas identificados por la ECIC de 1997 consistió en determinar en qué medida los residentes utilizaron los servicios de custodios en el exterior o mantuvieron en su poder valores en régimen de autocustodia. En el caso de algunos países representó un serio problema la imposibilidad de encontrar fuentes de datos fiables sobre esas tenencias en manos de hogares y compañías pequeñas (que no podían abarcarse en las encuestas de inversionistas finales). En relación con otros países esas inversiones se consideraron pequeñas, y se creyó improbable que su omisión afectara en gran medida a los resultados de la encuesta. No pudo identificarse plenamente el problema62, pero se entendió que algunos países experimentaban problemas más graves que otros. Por ejemplo, los países donde tradicionalmente no se recurre a instituciones financieras residentes y se invierte directamente en el exterior carecían de mecanismos de recolección de la información, ya que no era factible realizar una encuesta directa de hogares. Mucho más allá del costo y de la dificultad de obtener una muestra representativa (con un sesgo hacia las personas de mayores recursos económicos) hay que tener en cuenta el problema de la tasa de respuesta: si el capital ha sido colocado directamente en el exterior para no llamar la atención de las autoridades nacionales, es probable que esas personas se muestren reacias a proporcionar información para una encuesta estadística aunque se les asegure la confidencialidad de la información. Las dificultades para obtener esa información y la importancia que se le atribuya dependen de la posibilidad de conseguir información de terceros custodios (es decir, custodios que tengan en su poder instrumentos emitidos por no residentes en nombre de no residentes). En el capítulo 4, sección V, se analizan estos temas relacionados con las tenencias de terceros.

6.64 A continuación se describe la experiencia de Argentina, Australia, Israel y los Países Bajos en relación con el tema de las tenencias directas en el exterior en la ECIC de 1997 (y eventuales encuestas continuas de inversión de cartera).

Argentina

6.65 Se consideró significativa la escala de las tenencias directas en el exterior del sector privado (hogares, sociedades financieras y sociedades no financieras). Se obtuvo información de fuentes regulatorias con respecto a la inversión de cartera transfronteriza, incluidas las tenencias directas en el exterior, con respecto a categorías seleccionadas de inversionistas finales (bancos, aseguradoras, fondos de pensiones y fondos comunes de inversión). Con respecto a los hogares se procuró, aunque infructuosamente, obtener información de custodios no residentes y otros intermediarios. Se procuró estimar las inversión de cartera transfronteriza de los hogares utilizando datos del BPI y fuentes de países con los que comercia Argentina (como Estados Unidos).

Australia

6.66 La información sobre las tenencias directas en el exterior de empresas australianas se obtiene directamente de la SII. Ésta abarcó todas las empresas australianas de las que se sabía que realizaban inversiones internacionales. Aunque la mayoría de las empresas canalizan esas actividades a través de administradores (de fondos) de inversiones o del sistema de custodia, se solicitó a las empresas poseedoras de tenencias directas en el exterior que declararan directamente sus tenencias. En cambio, en la SII no se obtiene información de las tenencias directas en el exterior de los hogares australianos. Los hogares pueden invertir en el exterior por uno de los tres canales siguientes: i) tenencias personales directas de valores emitidos por no residentes; ii) empresas y personas jurídicas establecidas por personas físicas y familias para administrar sus asuntos financieros (por ejemplo, por razones de eficiencia tributaria), o iii) superanualidades (fondos de pensiones) y otros vehículos de inversión administrados en forma colectiva. Aunque las personas físicas pueden tratar directamente con corredores establecidos en el exterior, sociedades interpuestas o administradores de fondos en el exterior, esas tenencias directas se consideran relativamente insignificantes en el contexto australiano, por lo que no fueron medidas en la SII. Como se cree que la gran mayoría de las inversiones de los hogares en el exterior se realizan a través del segundo o el tercero de esos canales, se dio por supuesto que las tenencias de hogares de valores emitidos por no residentes tienen una adecuada cobertura en las estadísticas australianas.

Israel

6.67 Se compilan trimestralmente datos agregados de tenencias en el exterior realizadas por entidades (empresas, instituciones sin fines de lucro y hogares) por un monto de por lo menos US$5 millones (en el caso de las entidades sin fines de lucro, el umbral era de US$500.000). Por otra parte, las compañías grandes (seleccionadas conforme a diversos criterios) y los hogares que mantienen carteras de inversiones en el exterior por un monto de por lo menos US$500.000 deben efectuar declaraciones mensuales y anuales, respectivamente, al Departamento de Control de Cambios del Banco de Israel.

Países Bajos

6.68 Los inversionistas institucionales residentes, como los fondos de pensiones y las aseguradoras, y en menor medida, las instituciones de inversión residentes, como los fondos comunes de inversión y otros fondos de inversión colectiva, tienden a poseer tenencias directas en el exterior. En el caso de los inversionistas institucionales, el monto total de las tenencias de acciones y bonos externos se conoce a través de la información del balance, pero a diferencia de las cifras derivadas de la encuesta de custodios, no se desglosan por países. En consecuencia, pueden estimarse las tenencias directas como la diferencia entre esas fuentes, pero sin realizar una clasificación geográfica. Por otra parte, los inversionistas institucionales más importantes están obligados a declarar anualmente sus tenencias directas, desglosadas por países de residencia del emisor. Se utiliza un método similar para las instituciones de inversión. En cuanto al sector no financiero, no se dispone de información sobre tenencias directas. Se supone que los hogares prefieren utilizar los servicios de custodios residentes en lugar de invertir directamente en el exterior y que, por lo tanto, el monto de las tenencias directas en el exterior de los hogares probablemente sea reducido.

VIII. Control de calidad

6.69 Los datos recibidos por el compilador deben ser verificados, ya que en general no se adopta prima facie el supuesto de que los declarantes proporcionarán la información sobre la base requerida para la encuesta. Si no se dispone de datos de buena calidad, se reduce seriamente la utilidad de la ECIC. Esas comprobaciones pueden ser de distintos tipos. A continuación se indican algunas de las principales utilizadas por Australia, Bélgica e Irlanda (para la encuesta en base agregada) y por Portugal (para la encuesta instrumento por instrumento). Muchas de las comprobaciones son aplicables a todos los enfoques utilizados para recoger datos para la encuesta. Véase también el capítulo 5, sección VI.

A. Encuesta en base agregada

Australia

6.70Por medio de formularios de encuesta. En Australia, los formularios de declaración de inversiones internacionales están estructurados de modo de lograr una conciliación completa, para cada inversión, entre los niveles de inversión iniciales y finales y las transacciones realizadas durante el período, como se ilustra en el diagrama 6.2.

Diagrama 6.2.Australia: Conciliación de declaraciones de datos de la posición de inversión internacional y de la balanza de pagos

6.71 En la experiencia australiana, este sistema permite a los declarantes conocer las relaciones entre las distintas categorías de datos y los obliga a comprobar que los datos declarados sean congruentes. La Oficina de Estadística de Australia (ABS) ha comprobado que, en general, pueden obtenerse datos completos sobre las transacciones y otras razones de las variaciones de las acciones si los declarantes de la encuesta proporcionan datos sobre sus propias cuentas o sobre la actividad de sus clientes; por ejemplo, los fondos de pensiones que invierten y administran sus propios activos; los administradores (de fondos) de inversiones en nombre de otras entidades, y las sociedades mercantiles que manejan sus propias carteras. Esas entidades recopilan todos los datos sobre acciones y transacciones a precios de mercado.

6.72Mediante otros datos declarados. Con respecto al sector de las sociedades no financieras también se acude a fuentes independientes—por ejemplo, índices publicados de precios de acciones o bonos, o modificaciones de los tipos de cambio durante el período—para establecer si los datos declarados son exactos. Por ejemplo, si se explicó una variación del 20% del valor de un activo del Reino Unido en dólares australianos mediante un asiento negativo en la columna “variaciones del tipo de cambio” (lo que supondría la disminución del valor de la libra esterlina frente al dólar australiano) y se sabe que el tipo de cambio bilateral real no se desplazó en esa dirección o en esa medida aproximada durante el período, la ABS puede solicitar explicaciones al declarante. La información proveniente de índices de precios de acciones puede constituir un útil mecanismo de comprobación de los asientos del casillero “otros factores”63 cuando se trata de acciones y otras participaciones de capital. También se utilizan, para confirmar los datos, comentarios del mercado o de los medios de difusión, o contactos con otras fuentes de datos. Por ejemplo, si se ha comprobado que las empresas australianas en general vendían valores en determinado mercado, pero uno de los encuestados declaró un gran incremento de los activos en ese mercado en virtud de transacciones netas positivas, pueden solicitársele explicaciones. También se efectúan comparaciones con respecto a la magnitud, el tipo y la orientación generales de los datos declarados por entidades similares, para establecer si su orientación es similar y si proporcionan explicaciones coherentes sobre las variaciones registradas.

6.73Por medio de comprobaciones analíticas. En la ABS hay analistas que se encargan de confirmar los datos declarados. Para ello elaboran notas editoriales en las que identifican y explican todas las variaciones de grandes proporciones del nivel agregado en relación con las entidades que contribuyen en forma considerable a esas variaciones. El sistema de informática corrige y verifica los cálculos aritméticos y compara las grandes variaciones de niveles con los datos de “conciliación” a nivel de declarantes individuales. Se confirman con los declarantes todas las sumas elevadas (de aproximadamente $A 100 millones o más) declaradas en los casilleros de transacciones, varia- ciones del tipo de cambio y “otros factores”.

6.74Otras comprobaciones. Los productos de la encuesta se verifican mediante: i) cotejo de datos con resultados obtenidos por medio de la Encuesta de Información Financiera de la ABS, que recoge datos sobre balances, transacciones y “otras variaciones” de unidades institucionales, y no exclusivamente de transacciones y balances con no residentes (la Encuesta de Información Financiera no proporciona detalles geográficos); ii) un examen de la comparabilidad de las partidas quilibradotas de la balanza de pagos y de la cuenta financiera; iii) cotejo de datos con informes anuales y publicaciones de la Bolsa de Valores de Australia (en especial con respecto a dividendos y utilidades reinvertidas), y iv) comprobación de detalles mediante comparaciones con recortes de prensa y verificaciones de perfiles unitarios.

Bélgica

6.75 La ECIC de 1997 fue la primera de su género realizada en Bélgica. Se adoptó el enfoque de cifras agregadas y la combinación de inversionistas finales y custodios.

6.76Unidades consultadas. Entre los inversionistas finales a quienes se solicitó información figuran todos los inversionistas institucionales, es decir, instituciones de crédito, empresas de inversiones, planes de inversiones colectivas, compañías tenedoras de acciones, aseguradoras e instituciones de previsión privadas, así como otras grandes empresas que, conforme a los datos de su balance, mantenían inversiones por un monto no menor de FB 200 millones. Otros inversionistas finales, entre los que se incluye el sector de los hogares, no fueron encuestados en forma directa. A través de la inclusión de los custodios en la encuesta se incorporaron en los resultados los valores emitidos por no residentes en manos del sector de los hogares y depositados con custodios residentes.

6.77Formularios de encuesta. Se utilizaron formularios separados para inversionistas finales y para custodios.

6.78 Se solicitó a los inversionistas finales que presentaran una declaración para cada tipo de instrumento, desglosando por países del emisor y lugares donde se mantienen (con custodios en el exterior, con custodios en Bélgica, o en autocustodia).

6.79 Se pidió a los custodios que presentaran una declaración, por tipos de instrumentos, con respecto a los valores que mantienen en custodia, distinguiendo entre tenencias de instrumentos en nombre de otros custodios residentes y de otros residentes. Con respecto a estos últimos, la declaración se dividió por países de residencia del emisor y países de la tenencia.

6.80Comprobaciones de los datos recogidos. Se previeron comprobaciones a nivel de los documentos individuales, declarantes individuales, sectores del declarante y datos globales. Las comprobaciones a nivel de documentos individuales consistieron en comprobaciones matemáticas de la exactitud de los formularios llenados. Las comprobaciones a nivel de los declarantes individuales se efectuaron de modo de excluir las inversiones directas (en comparación con la encuesta sobre inversión directa realizada simultáneamente). Los datos sobre inversión de cartera propias declarados por cada institución de crédito se compararon uno a uno con los estados de activos y pasivos presentados al Banco Nacional de Bélgica por esas instituciones a otros efectos. Estas últimas fuentes también se desglosaron por instrumentos y por países de residencia del emisor.

6.81 Se realizó un análisis por custodios y por instrumentos para verificar el valor de los instrumentos que los inversionistas finales declararon haber depositado en manos del custodio y el valor que el propio custodio declaró haber recibido de los inversionistas finales residentes. Este último valor debe ser por lo menos igual al primero. Se asignó posteriormente un saldo positivo a los inversionistas finales que no habían sido encuestados (principalmente el sector de los hogares).

6.82 También se realizó una verificación sectorial global para las cuatro categorías siguientes de inversionistas finales de los que pudieron obtenerse a tiempo datos del balance en el Banco Nacional de Bélgica: instituciones de crédito, planes de inversiones colectivas, aseguradoras e instituciones de previsión privadas. Con respecto a las empresas de inversiones, empresas tenedoras de acciones y otras grandes empresas, no se realizaron comprobaciones similares por falta de material estructurado de modo similar. Habiéndose registrado una tasa de respuesta muy alta (99,7%), los resultados globales de la encuesta, junto con los agregados estimados, fueron luego comparados, instrumento por instrumento, con los datos de la posición de inversión internacional.

6.83 En cuanto a la calidad, en muchos casos fue necesario ponerse en contacto con los declarantes para tener la certeza de que los formularios se llenaron correctamente. Las numerosas verificaciones individuales y globales incorporadas al diseño de la encuesta y al sistema de proceso de datos permitieron garantizar la calidad. En cuanto a las instituciones de crédito, que es el sector más amplio, en que las verificaciones se basaron en comparaciones individuales, no se detectaron desviaciones dignas de mención.

6.84 Aunque la calidad de los datos recogidos se consideró satisfactoria, los principales ámbitos de preocupación fueron la correcta atribución de los valores de mercado para la fecha de referencia y el hecho de que los custodios no pudieran ajustar el valor de los instrumentos puestos en custodia de modo de excluir los repos.

6.85 La comparación de los datos de la ECIC y de la posición de inversión internacional puso de manifiesto que los primeros eran alrededor de un 15% más bajos que los datos de las tenencias de inversión de cartera transfronterizas que aparecían en la posición de inversión internacional. El hecho de que esta última cifra fuera mayor se atribuyó a la inclusión de flujos acumulados de balanza de pagos, de los que no pudo proporcionarse una clasificación por países de residencia del tenedor. Se cree que esos flujos incluían tenencias de eurobonos y de empresas más pequeñas retenidas en autocustodia o en manos de custodios no residentes. Los custodios no pueden ajustar el valor de los valores dados en custodia.

Irlanda

6.86 Al compilar los datos de posiciones para la ECIC de 1997 y otros requisitos referentes a la inversión de cartera, la Oficina Central de Estadística (CSO) utilizó varias fuentes para validar los datos a los efectos de la balanza de pagos y de la posición de inversión internacional. No se requirió un nuevo sistema de recopilación de datos, ya que los existentes exigían información por instrumentos y por países de residencia del emisor. Los datos se declararon conforme a los siguientes rubros: posición inicial, incrementos por transacciones, reducciones por transacciones, valoración, otras variaciones y posición final, así como residencia del emisor.

6.87 En la encuesta se recogen datos del balance por categorías funcionales de la balanza de pagos (inversión directa, inversión de cartera, otra inversión). Además de los datos de la balanza de pagos y de la posición de inversión internacional, se recogen datos de tenencias de residentes de Irlanda (para establecer un conjunto de datos más completo y general).

6.88 Este enfoque con respecto a la recolección de datos permitió un más alto nivel de control de calidad de los datos proporcionados por los declarantes. Una comprobación de calidad primaria garantizó el equilibrio de los balances mediante la siguiente identidad: el capital social (más la totalidad de las reservas) equivale a la diferencia entre el activo total y el pasivo total excluidas las acciones y otras participaciones de capital. Esta comprobación se aplicó a las posiciones al comienzo y al final del período. También se llevaron a cabo comprobaciones dentro de un mismo período, a nivel de instrumentos y de países, por declarantes (por ejemplo, para establecer que la posición final en Bonos y Pagarés correspondiente al Reino Unido en el período 1 fuera idéntica a la posición inicial en Bonos y Pagarés en el Reino Unido en el período 2).

6.89 El segundo nivel de comprobaciones de validación se realizó a nivel de la encuesta. Diez encuestas cubren diversos sectores de la economía, y cinco revisten especial importancia en cuanto a la inversión de cartera. Son las siguientes: i) Inversión de cartera de inversionistas institucionales; ii) Bancos que no pertenecen al Centro de Servicios Financieros Internacionales (IFSC); iii) Bancos que pertenecen al Centro de Servicios Financieros Internacionales (IFSC); iv) Inversión de cartera de fondos irlandeses registrados de inversiones colectivas en el IFSC, y v) Compañías de seguros de vida y de otro género en el IFSC. La CSO cotejó los resultados de la encuesta con fuentes de datos independientes. A continuación se describen las encuestas.

  • i) Inversión de cartera de inversionistas institucionales. Los inversionistas institucionales declaran datos de sus posiciones por medio de esta encuesta. La CSO valida esos datos utilizando la información producida anualmente por la Asociación Irlandesa de Administradores de Inversiones (IAIM) sobre las inversiones de cartera realizadas por residentes. La CSO compara los datos agregados y de compañías individuales declarados por la IAIM con los datos de la ECIC. La principal virtud de los datos es el detalle de los tenedores individuales. Los resultados de la validación indican la calidad de los datos, sirven de base para realizar correcciones por cobertura insuficiente o falta de respuesta en la encuesta de la CSO y sugieren ámbitos para investigaciones adicionales.

  • ii) Bancos que no pertenecen al Centro de Servicios Financieros Internacionales (IFSC) y iii) Bancos que pertenecen al Centro de Servicios Financieros Internacionales (IFSC). Esos datos se cotejan con los del Banco Central de Irlanda correspondientes al sector bancario, que comprenden datos referentes a las tenencias transfronterizas de inversión de cartera realizadas de los bancos.

  • iv) Inversión de cartera de fondos irlandeses registrados de inversiones colectivas en el IFSC. En el Centro de Servicios Financieros Internacionales de Dublín invierte un gran número de fondos de inversión colectiva, predominantemente en valores emitidos por no residentes, y cuyas unidades están casi totalmente en manos de inversionistas no residentes. Esos fondos comunes legalmente domiciliados en Irlanda se tratan como residentes a los efectos de la ECIC. La CSO cotejó los datos con los datos sumarios recogidos por el Banco Central de Irlanda con fines regulatorios.

  • v) Compañías de seguros de vida y de otro género en el IFSC. La CSO utiliza datos recogidos por la entidad reguladora de seguros (el Departamento de Empresas y Empleo) para validar los datos que recibe. El análisis de los activos de aseguradoras de vida y de seguros generales es exhaustivo, y comprende detalles sobre los instrumentos.

B. Encuesta instrumento por instrumento

Portugal

6.90 Por medio de formularios que recopilan datos instrumento por instrumento se solicitó a los declarantes que proporcionen el número de identificación, la cantidad de los valores objeto de la tenencia y el valor nominal de cada uno. En las instrucciones se incluyen explicaciones metodológicas y definiciones que son congruentes con las de la Guía de la encuesta de 1997. También se realizaron comprobaciones para tener la certeza de que los datos declarados tenían el código del ISIN y que la información fuera compatible con la base de datos de valores de la Oficina Italiana de Cambios.

6.91 Con respecto a los bancos, los datos declarados en la ECIC fueron comparados con la información que se presentó en las encuestas monetarias y bancarias. Con respecto a las compañías de inversiones, los datos declarados en la ECIC fueron cotejados con datos proporcionados por la Bolsa de Valores de Lisboa.

6.92 En el caso de algunas sociedades no financieras se utilizaron los informes contables para verificar la información declarada.

6.93 Utilizando un desglose de activos de cartera por monedas de denominación de las emisiones se llevó a cabo una conciliación entre flujos y saldos.

6.94 En caso de errores de información (por ejemplo, en cuanto a los valores de mercado o las unidades de valor), se pidió a los declarantes que proporcionaran valores corregidos. Para algunos bancos, el valor declarado fue sustituido por el derivado de las fuentes de estadísticas monetarias y bancarias.

6.95 También se efectuó una comparación entre los fondos de inversión (en valores agregados) y los datos proporcionados por la Bolsa de Valores de Lisboa. Se efectuaron asimismo comprobaciones a nivel agregado y detallado de los datos declarados por cada custodio. Se redujo al mínimo la doble contabilización por el hecho de que la ECIC se llevó a cabo principalmente en función de datos de custodios, y por el requisito de que los inversionistas finales sólo declararan sus tenencias de valores en autocustodia o en manos de custodios no residentes.

IX. Medidas adoptadas frente a las bajas tasas de cobertura o respuesta

6.96 En algunos casos puede ser necesario establecer los resultados en cifras brutas, porque la encuesta no ha abarcado todas las unidades del universo potencial o porque la tasa de respuesta es baja. Este último problema suele plantearse cuando la encuesta no es obligatoria. A continuación se resumen las experiencias de Bermuda, Bélgica (para cobertura de los hogares) y el Reino Unido en la ECIC de 1997.

Bermuda

6.97 Como la ECIC fue de carácter voluntario, hubo que utilizar en gran medida procedimientos de estimación para tener en cuenta los activos en manos de no declarantes. Las técnicas utilizadas variaron en función de la clasificación sectorial de los declarantes y de la información disponible. Con respecto a los fondos de inversión colectiva y las aseguradoras, las fuentes supervisoras dieron cierta información sobre las tenencias transfronterizas de inversión de cartera, pero no proporcionaron una clasificación por países de residencia del emisor. Esta última información pudo obtenerse a través de los datos de la ECIC, pero hubo un considerable componente de entidades que no declararon. Se agregaron los datos correspondientes a cada sector y se efectuó un cálculo de los valores en manos de cada país como porcentaje del total de los activos declarados. Se dio por supuesto que esos porcentajes también eran válidos para los activos de quienes no declararon. Los porcentajes respectivos se aplicaron a los totales declarados con fines de supervisión, de modo de derivar una estimación de las inversión de cartera en cada país. Conforme a esas técnicas de estimación se dio por supuesto que la clasificación por países de residencia del emisor, tal como fue expresada por los declarantes de la ECIC en ese sector, era representativa de todas las compañías comprendidas en el sector (es decir, incluidas las que no llenaron el cuestionario de la ECIC).

Bélgica

6.98 Los instrumentos al portador son importantes en Bélgica, y suelen confiarse a custodios no residentes o mantenerse en régimen de autocustodia. Para reducir ese vacío de información se procuró encontrar otras fuentes que ofrecieran suficientes garantías de exactitud y fiabilidad. Cuando fue posible, esos datos se incluyeron, total o parcialmente, en los resultados de la encuesta.

6.99 En el cuadro 6.2 se resumen los resultados de la encuesta antes de las adiciones estimadas. Las cifras de la columna de los hogares resultan de la diferencia entre el valor de los instrumentos que los custodios declararon haber recibido de residentes y el monto que los inversionistas finales declararon haber confiado a custodios residentes. La diferencia se atribuye al sector de los hogares.

Cuadro 6.2:Resultados no ajustados de las ECIC de 1997 y 1998 de Bélgica(Miles de millones de francos belgas)
Inversionista →Inversionistas finalesHogaresSubtotal
Tipo de inversión↓199719981997199819971998
Títulos de participación en el capital7541.0369171.1651.6712.201
Títulos de deuda, <1 año28822611085398311
Títulos de deuda, >1 año2.6063.0463924922.9983.538
Total3.6484.3081.4191.7425.0676.050

6.100 No pudieron realizarse ajustes basados en comparaciones globales con otras fuentes debido a sus limitaciones, tales como criterios de clasificación elegidos y niveles de detalle. Los ajustes basados en información obtenida sobre tenencias belgas de valores emitidos en Luxemburgo parecían muy confiables y contenían los desgloses necesarios para la encuesta. Esos datos sólo se agregaron cuando existía suficiente certeza de que los valores en cuestión estaban en manos de residentes. Los ajustes se limitaron a unidades de una sociedad de inversión de capital variable, pagarés de seguros y certificados de liquidez de emisores luxemburgueses, que conforme a fuentes externas son de propiedad de residentes belgas y se agregaron a las tenencias básicas.

6.101 Se sumaron las unidades de sociedades de inversión de capital variable a los títulos de participación en el capital de emisores luxemburgueses en la medida en que no figuraran ya en las declaraciones de los inversionistas finales y custodios, sobre el supuesto de que todos los títulos de participación en el capital mencionados como correspondientes al país “Luxemburgo” eran de sociedades de inversión de capital variable. Eso representó una aproximación muy prudente, pero evidentemente arroja cifras inferiores a las reales, pues cabe prever que en los resultados de la encuesta figuren también las inversiones en acciones de Luxemburgo que no sean de una sociedad de inversión de capital variable.

6.102 Se sumaron en su totalidad los bonos de seguros y los certificados de liquidez a los títulos de deuda a largo plazo de emisores luxemburgueses, porque éstos, a diferencia de las sociedades de inversión de capital variable, siempre dan derecho a cupones, lo que hace que por razones tributarias no se depositen tan rápidamente en manos de custodios residentes.

6.103 La proporción del sector de los hogares en los resultados de la ECIC fue de alrededor del 40% del total ajustado. La cifra básica bien podría ser mayor dando por supuesto que las tenencias en el exterior de activos de inversión de cartera compilados sobre la base de flujos acumulados, tal como figuran en la posición de inversión internacional, comprende principalmente inversión de cartera de los hogares.

Reino Unido

6.104 El Banco de Inglaterra realizó una encuesta agregada de inversionistas finales correspondiente a los bancos, y una encuesta separada de todas las demás instituciones de la ONS. Con respecto a las instituciones no bancarias, la ECIC abarcó las entidades legalmente constituidas. No obstante, como esta última era una encuesta por única vez, no fue posible obligar a declarar a ninguno de los encuestados. En los casos en que no se recibieron respuestas se recordó la solicitud telefónicamente y por escrito. Con respecto a los bancos, no se requirió un formulario específico de la ECIC, ya que se utilizaron formularios de encuestas existentes. En el caso de los bancos la omisión de responder no representó un problema.

6.105 En la encuesta de la ONS se dio por supuesto que el perfil de tenencias de los no declarantes era igual al de quienes respondieron, por lo cual fueron tenidos en cuenta al determinar cifras brutas. El método de cálculo de cifras brutas utilizado fue la estimación por coeficientes, utilizándose el mismo valor auxiliar que el empleado para otras encuestas de instituciones financieras. Como la ONS mantenía muestras separadas para aseguradoras, fondos de pensiones, fideicomisos, operadores de valores y compañías no financieras, se calcularon cifras brutas para cada grupo por separado.

X. Información sectorial

6.106 La información sobre el sector al que pertenece el tenedor aporta valiosos datos adicionales, pero en la ECIC sólo se exhorta a proporcionarla. Puede ser muy útil, especialmente para los análisis de los pasivos de las contrapartes, ya que el comportamiento de los tenedores de inversión de cartera puede ser heterogéneo, especialmente en períodos de crisis financieras, pero no siempre es fácil obtener esa información. El sector del tenedor es claro cuando se trata de una encuesta de inversionistas finales (la información sectorial implica una autodefinición) pero si se trata de una encuesta de custodios, al custodio puede resultarle muy difícil y costoso identificar los sectores de sus clientes. No obstante, resulta útil acudir a la experiencia a ese respecto de Portugal y Estados Unidos, en que se procuró que los custodios identificaran el sector cuyos valores se les habían confiado.

6.107 La identificación del sector del emisor es generalmente sencilla cuando se utiliza un enfoque instrumento por instrumento.

Portugal

6.108 En la ECIC se incluyeron campos apropiados para determinar el sector institucional del tenedor y del emisor. Esta última información fue proporcionada por custodios y la primera obtenida indirectamente a través de otros datos con los que contaba el Banco de Portugal.

Estados Unidos

6.109 Se recolectó información sectorial sobre los inversionistas locales y los emisores. Con respecto al tenedor, se pidió a los custodios que informaran, registro por registro, a cuál de los siguientes sectores correspondía su declaración: i) cartera propia; ii) custodia para un fondo de inversión; iii) custodia para un fondo de pensiones; iv) custodia para una aseguradora, v) custodia para otros. No obstante, fue difícil determinar el sector de muchas de las inversiones.

    Other Resources Citing This Publication