Chapter

II. Residentes de una economía

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
July 1996
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

66. En el MBP la balanza de pagos se define en términos generales como el registro de a) las transacciones de bienes, servicios y renta que tienen lugar entre una economía y el resto del mundo y b) los traspasos de propiedad del oro monetario, los derechos especiales de giro (DEG) y los activos y pasivos de la economía en cuestión frente al resto del mundo. Por ello, es fundamental saber cómo se define una economía a los efectos de la balanza de pagos. En el capítulo II del MBP se define el concepto de territorio económico de un país como el territorio geográfico administrado por un gobierno dentro del cual circulan libremente personas, bienes y capital. En el caso de países marítimos, el territorio geográfico incluye también las islas que están sujetas a las mismas autoridades fiscales y monetarias que el territorio continental. Este concepto se desarrolla en el capítulo IV del MBP, donde se indica que el territorio económico de un país incluye:

El espacio aéreo, las aguas territoriales y la plataforma continental sobre las que el país goza de derechos exclusivos o sobre las que tiene jurisdicción con respecto al derecho de pescar o de explotar combustibles o minerales debajo del lecho marino.

Los enclaves territoriales, los cuales son tierras claramente demarcadas utilizadas por un gobierno extranjero, quien las posee o las arrienda para fines diplomáticos, militares, científicos u otros fines, con el consentimiento político formal del gobierno del país en que los enclaves territoriales están ubicados físicamente.

Las zonas francas, los depósitos bajo control aduanero, y las fábricas explotadas por empresas extraterritoriales (offshore) bajo control aduanero. (Éstas forman parte del territorio económico del país en el que están situadas físicamente.)

67. Un tipo especial de territorio económico es el de los organismos internacionales. Los organismos internacionales son, en su gran mayoría, instituciones políticas, administrativas, económicas, sociales o financieras cuyos miembros son Estados u otros organismos internacionales. El territorio económico de un organismo internacional comprende los enclaves territoriales sobre los que el organismo tiene jurisdicción y utiliza conforme a lo acordado formalmente con los países en los que están físicamente situados los enclaves. Por ejemplo, el territorio económico del Fondo Monetario Internacional (FMI) comprende el edificio donde está ubicada la sede principal, en el número 700 de la calle 19, de la ciudad de Washington. Este edificio no forma parte del territorio económico de Estados Unidos. (Los organismos internacionales se analizan con mayor detalle en los párrafos 137 a 140.)

68. También es importante considerar las unidades económicas que actúan dentro de un territorio económico. Toda unidad económica que tiene un centro de interés económico en el territorio económico de un determinado país es residente de ese país. En este capítulo se analizarán la naturaleza de estas unidades y la forma en que se determina en la práctica el centro de interés económico de una unidad.

69. Dado el alcance de la balanza de pagos, la determinación del concepto de unidades residentes tiene importantes consecuencias para el registro y la clasificación de las transacciones dentro de una economía. Por ejemplo, una persona trabaja para una empresa en la economía de Doméstica y recibe un sueldo de 1.000 unidades durante el período. Esta persona gasta 500 unidades en consumo de bienes y servicios dentro de Doméstica y ahorra 500 unidades, de las cuales remite 300 a sus familiares que viven en Ultramar y deposita las restantes 200 unidades en un banco comercial en Doméstica.

70. Si ese trabajador se clasifica como residente de Doméstica, se deben efectuar los siguientes asientos en la balanza de pagos de Doméstica:

CréditoDébito
Remesa personal (de dinero)300
Activos externos del banco comercial300

71. Cabe suponer que el trabajador envía los fondos al exterior mediante un giro bancario pagadero en moneda extranjera. Sólo se debe asentar la transferencia de fondos al exterior efectuada por el trabajador (débito) y la reducción de igual valor de los activos externos del banco comercial (crédito).

72. En cambio, si el trabajador se clasifica como no residente, se deben efectuar los siguientes asientos en la balanza de pagos de Doméstica:

CréditoDébito
Sueldos1.000
Gasto en servicios de viaje500
Pasivos externos del banco comercial200
Activos externos del banco comercial300

73. El débito de 1.000 unidades representa la importación por Doméstica de mano de obra de no residentes. El crédito de 500 unidades representa el monto gastado en Doméstica por el trabajador en servicios de viaje. Al clasificar al trabajador como no residente, se considera que éste es un viajero (véase el párrafo 84). El aumento del saldo que el trabajador tiene depositado en un banco comercial de Doméstica se interpreta como un aumento de los pasivos externos en 200 unidades porque se considera que esta persona es no residente. El último asiento representa el giro bancario que se le ha vendido.

74. En uno u otro caso, el estado de balanza de pagos estaría en equilibrio y se cumplirían las reglas de la contabilidad por partida doble en que se basa la preparación de dicho estado.

75. Los tipos de transacciones y las cantidades brutas asentadas si al trabajador se lo trata como residente de Doméstica son muy distintas de las que figuran si se lo trata como no residente. Conforme al primer supuesto se requerirían sólo dos asientos en la balanza de pagos: una transferencia (débito) y una variación de los activos externos del banco comercial (crédito, que indica una reducción). En el segundo supuesto, las mismas transacciones requieren cuatro asientos de balanza de pagos: la utilización de mano de obra (débito), la prestación de servicios de viajes (crédito), el aumento de los pasivos externos del banco comercial (crédito) y la reducción de los activos externos del banco comercial (crédito).

76. Para que las estadísticas de balanza de pagos se compilen de manera uniforme, es preciso delimitar las economías de acuerdo con definiciones uniformes. El MBP contiene directrices que permiten a cada país miembro del FMI presentar datos de balanza de pagos comparables en gran medida con los declarados por los otros países miembros. La definición de residentes de una economía constituye una de las directrices más importantes.

77. También es importante que el concepto de residentes utilizado en la balanza de pagos y su cobertura armonicen con el concepto y la cobertura utilizados en otros estados de estadísticas macroeconómicas. En ese sentido, la definición de residencia que aparece en el MBP es idéntica a la que se establece en el SCN de 1993.

Definición de residentes

78. Los residentes de una economía comprenden los siguientes tipos de unidades económicas:

Las unidades familiares y las personas físicas que integran cada unidad familiar.

Las empresas (que son sociedades y cuasisociedades, tales como las sucursales de inversionistas directos no residentes).

Las instituciones sin fines de lucro.

El gobierno de la economía en cuestión.

Para ser residente de una economía, la unidad económica debe tener un centro de interés económico en esa economía. Se considera que una unidad tiene un centro de interés económico dentro de un país cuando existe algún lugar (vivienda, planta de producción u otro establecimiento dentro del territorio económico del país) en el cual o desde el cual la unidad realiza y tiene intenciones de seguir realizando actividades económicas y transacciones a escala significativa (en forma indefinida o por un período definido pero prolongado). En los párrafos siguientes se analiza detalladamente de qué manera se aplica el concepto de interés económico a cada tipo de unidad económica.

Unidades familiares y personas físicas

79. En el MBP se indica que una unidad familiar tiene un centro de interés económico cuando mantiene dentro del país una vivienda, o una serie de viviendas, que los miembros de la unidad familiar tratan y utilizan como su residencia principal. Todas las personas físicas que pertenecen a la misma unidad familiar deben ser residentes de la misma economía. El concepto de residencia aplicado en el caso de las personas físicas incluye a todas las personas de quienes pueda esperarse que consuman bienes y servicios, participen en la producción o se dediquen a otras actividades económicas en el territorio de una economía de manera continua (es decir, no temporal). Un miembro de una unidad familiar residente que abandona el territorio económico y regresa a la misma unidad familiar tras un período limitado, sigue siendo residente aunque haga viajes frecuentes fuera del territorio económico. Son las personas que tienen su centro de interés económico en una determinada economía. Es importante reconocer que el concepto de residencia en el caso de las personas físicas es de carácter económico y no jurídico. Una persona clasificada como residente de una determinada economía según la definición utilizada a los efectos de la balanza de pagos puede no ser necesariamente un ciudadano de ese país. El significado del término residente en el contexto de las leyes o reglamentaciones de control de cambios también puede diferir del aplicado en la balanza de pagos.

80. En la mayoría de los casos, la vinculación de una persona a un país se determina conforme a criterios relativamente sencillos: su domicilio, lugar de trabajo, nacionalidad, idioma. Todos éstos son factores que indican el alcance de su vinculación a un país. Sin embargo, en el caso de algunas personas la decisión no es fácil. Un ciudadano holandés puede pasar toda su vida en Indonesia, un oficial militar destacado en el extranjero puede no volver a su país durante muchos años, o los hijos de un embajador nacidos en el extranjero pueden no visitar nunca el país del que son nacionales. Es innegable que el número de personas en esta situación puede ser tan pequeño que la determinación de su vinculación a un país en particular tenga un efecto insignificante en la balanza de pagos. No obstante, cuando conciernen a la totalidad de un grupo—como el cuerpo diplomático en el extranjero, las fuerzas armadas destacadas en el exterior, o las personas de gran fortuna—esa determinación puede tener consecuencias importantes.

81. La dificultad para efectuar una determinación en los casos ambiguos se ve agravada por el hecho de que la solución más satisfactoria para un usuario de las estadísticas puede no serlo para otro. Un estadígrafo puede considerar a las personas que viven en Bélgica y cruzan diariamente la frontera para trabajar en una fábrica francesa como residentes de Bélgica que venden su trabajo a Francia, mientras que otro puede clasificarlas como residentes franceses que compran servicios de viaje de Bélgica. Muchas de estas diferencias no son importantes y, por lo tanto, las ventajas de adoptar una determinada definición al efectuar un análisis específico por lo general son menores que las ventajas que ofrece una definición ampliamente aceptada que permita comparar los resultados. Por esta razón, se debe elegir una definición de residencia que goce de aceptación general, que pueda aplicarse de forma coherente en la mayoría de los casos, y que sea compatible con la utilizada en las cuentas nacionales. (Dada la estrecha relación que existe entre los sistemas de balanza de pagos y de contabilidad nacional, se crearían grandes dificultades si cada sistema se refiriera a un conjunto diferente de personas y unidades familiares.)

82. Es evidente que los nacionales de un país con domicilio permanente en él tienen su centro de interés en ese país. Los representantes diplomáticos, los miembros de las fuerzas armadas y los pacientes en tratamiento médico en el extranjero no cambian su centro de interés y, por consiguiente, siguen siendo residentes de su economía de origen. En cambio, un empresario que trabaja en un país que no es el de origen puede considerar necesario establecer su hogar en el país donde trabaja. A los efectos de la balanza de pagos cambia su centro de interés y por lo tanto también su residencia, aunque no cambie de nacionalidad, envíe sus hijos a escuelas de su país de origen y se interese más en la política de este país que en la del nuevo país en que vive. Son factores importantes en esta determinación 1) que el empresario viva de manera permanente en el nuevo país y 2) que el producto que cree pueda considerarse de manera más realista como parte del producto interno de este país. La consideración más importante al determinar la residencia de una persona es si se espera que participe con cierto grado de permanencia en el proceso de producción y consumo de la economía.

83. El criterio de permanencia utilizado en el MBP (que concuerda con el establecido en el SCN de 1993), se basa en un período de un año. En consecuencia, si una persona permanece o tiene intenciones de permanecer en un economía un año o más, se la considera residente de esa economía. En caso contrario, se la clasifica como no residente. Más adelante se analizan las excepciones a esta regla. El período de un año de estadía es un criterio objetivo, aunque arbitrario, para determinar la residencia de una persona. No obstante, la aplicación uniforme de esta convención para determinar la residencia acrecienta significativamente la utilidad analítica de las estadísticas de balanza de pagos y otras estadísticas macroeconómicas.

84. Los visitantes (es decir, las personas que viven en una determinada economía por un período inferior a un año por razones de negocios, recreación o vacaciones, devociones religiosas, asuntos de familia, participación en encuentros deportivos, conferencias u otras reuniones internacionales, viajes de estudio u otros programas estudiantiles) se clasifican como no residentes desde el punto de vista de dicha economía y, por lo tanto, como residentes de su economía de origen. Se considera que estas personas son viajeros cuyo centro de interés se encuentra fuera de la economía por la que viajan.

85. La determinación de la residencia de los estudiantes constituye una excepción a la regla de un año ya que la aplicación de esta regla podría crear problemas de interpretación y obtención de datos. En general, se espera que los estudiantes regresen a su economía de origen cuando terminen sus estudios. Por ello, es posible que su centro de interés no guarde gran relación con la duración de su permanencia en el extranjero. En consecuencia, independientemente de la duración de sus estudios en el extranjero, los estudiantes deben considerarse residentes de su país de origen siempre que mantengan una conexión económica con este país. Para determinar la existencia de esta conexión deben considerase, entre otros factores, si el estudiante depende de una unidad familiar, de una institución sin fines de lucro o del gobierno de su país de origen para el financiamiento de sus estudios, si recibe recursos del país donde cursa los estudios a través de programas de ayuda al exterior u otros programas similares, y si tiene intención de regresar a su país de origen al concluir sus estudios. Las personas que reciben tratamiento médico en el extranjero también se consideran de la misma manera que los estudiantes en la balanza de pagos; es decir, se los trata como residentes de su economía de origen independientemente de la duración de su permanencia en la economía en la que reciben tratamiento.

86. A los tripulantes de buques o aeronaves no se los considera residentes de la economía en la que hacen escala o en la que están de paso si no viven en ella. Análogamente, a los viajantes de comercio que permanecen en una economía menos de un año tampoco se los considera residentes de dicha economía, y a los empleados de empresas no residentes que se trasladan a una determinada economía por un período inferior a un año para instalar maquinaria o equipo comprado a su empleador se los considera no residentes desde el punto de vista de la economía donde se instala la maquinaria.

87. Los funcionarios oficiales, los representantes diplomáticos y consulares, los miembros de las fuerzas armadas y otros funcionarios públicos extranjeros, (excluido el personal de asistencia técnica) que hayan sido destinados a una determinada economía se consideran siempre vinculados a sus economías de origen. Por lo tanto, estas personas, así como las personas a su cargo, se clasifican como no residentes desde la perspectiva de la economía en que prestan sus servicios. Este tratamiento constituye una excepción a la regla general que requiere la permanencia de un año para considerar residente a una persona. Los funcionarios diplomáticos y militares y el personal similar no cambian su centro de interés cuando prestan servicios en el extranjero. Por ejemplo, un Mayor del ejército de Estados Unidos destacado en Alemania sigue siendo residente de Estados Unidos aunque se encuentre fuera de su país durante más de un año. Sin embargo, la residencia del personal que presta asistencia técnica se determina conforme a la regla de un año. Los funcionarios que prestan asistencia técnica por períodos prolongados deben considerarse residentes de la economía en la que trabajan. Debe imputarse una transferencia de fondos del gobierno (u organismo internacional) que contrata al experto al gobierno donde éste realiza sus tareas de asistencia técnica para cubrir el costo del sueldo y las asignaciones que reciben dichos funcionarios.

88. Los funcionarios de organismos internacionales se consideran residentes de la economía en que viven, siempre que hayan permanecido o tengan intenciones de permanecer allí por un año o más. Por lo general, se trata de la economía en la que se halla situado el organismo internacional en que trabajan o de la economía en la que prestan servicios de asistencia técnica o desarrollan otras actividades en nombre del organismo internacional. Por ejemplo, una ciudadana sueca con empleo permanente en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York se clasifica como residente de Estados Unidos. Sin embargo, si trabaja en un proyecto de asistencia técnica de varios años de duración en Indonesia, (a efectos de la balanza de pagos) se la clasifica como residente de Indonesia. Los funcionarios de gobiernos extranjeros y de instituciones internacionales que realizan tareas de asistencia técnica durante menos de un año no se clasifican como residentes de la economía que recibe la asistencia técnica sino como residentes de la economía en la que viven habitualmente. Si la funcionaria de las Naciones Unidas prestara servicios de asistencia técnica durante menos de un año en Malawi, conservaría su condición de residente de Estados Unidos.

89. Los trabajadores de temporada que se trasladan a una economía con el único fin expreso de recoger una cosecha o trabajar en un hotel durante la temporada turística se consideran residentes de su economía de origen y no de la economía en que trabajan durante la temporada. Tal sería el caso, por ejemplo, de residentes italianos que trabajan en Suiza durante las temporadas de turismo, que se clasifican como residentes de Italia y no como residentes de Suiza. Los trabajadores fronterizos, es decir, las personas que cruzan la frontera entre dos economías de manera frecuente y regular porque trabajan en una economía pero tienen su domicilio en la otra, son residentes de la economía en que se domicilian y no de la economía en que trabajan. Los trabajadores que viven en Bélgica pero cruzan a Francia y vuelven a su domicilio diariamente se clasifican como residentes de Bélgica y no como residentes de Francia.

90. Los refugiados se consideran residentes si permanecen, o se espera que permanezcan durante un año o más en el país que los acoge. Las personas que solicitan refugio en otro país sólo durante un período corto siguen siendo residentes de su economía de origen.

91. La base para determinar la residencia de las personas físicas en algunos casos puede parecer artificial, pero resulta necesario establecer pautas específicas para lograr coherencia. La división entre residentes y no residentes se basa en una convención respaldada por la comunidad internacional de estadísticos encargados de la balanza de pagos y de las cuentas nacionales.

Empresas

Generalidades

92. Según se indica en el MBP, una empresa tiene un centro de interés económico y es una unidad residente de un país (o territorio económico) cuando 1) produce una cantidad significativa de bienes y/o presta una cantidad significativa de servicios en dicho país, o 2) participa en transacciones de tierras situadas en ese país. Se entiende que una empresa produce una cantidad significativa de bienes en un determinado país cuando mantiene por lo menos un establecimiento productivo en ese país, con planes de explotarlo indefinidamente o durante un período prolongado (es decir, durante un año o más). Sin embargo, para determinar la residencia de una empresa también deben considerarse otros factores, por ejemplo, si la empresa mantiene registros contables completos y separados de las actividades locales, si paga impuestos al gobierno local o si las finanzas del establecimiento local se administran en el país en cuestión. En la práctica, en el caso de las empresas que realizan actividades por períodos prolongados generalmente estas condiciones se cumplen.

93. En el término empresa quedan comprendidas: 1) las empresas constituidas como sociedad, que son entidades dedicadas a la producción con fines de lucro y reconocidas como entidades jurídicas independientes de sus propietarios; y 2) las cuasisociedades, que son empresas no constituidas en sociedad, cuya propiedad corresponde a unidades institucionales residentes o no residentes y que son administradas como entidades independientes.

94. La determinación de si una empresa es residente o no residente equivale a decidir si cabe asignar su producción a una determinada economía o al resto del mundo. Si una entidad se clasifica como residente de una determinada economía, su producción se atribuye de hecho al producto interno de dicha economía. Inversamente, si se considera que una determinada entidad es no residente, su producción se imputa al producto interno del resto del mundo. Por consiguiente, el factor decisivo para determinar si una determinada empresa es una entidad residente es que se dedique a una actividad productiva significativa en el territorio de una economía. Antes de determinar si cualquier entidad que realiza una actividad significativa de producción de bienes y servicios dentro de un territorio es residente de la economía pertinente, es necesario, obviamente, definir el territorio de la economía. (Véanse los párrafos 66 y 67 donde se presenta un análisis del territorio económico.) Las empresas podrían ser clasificadas como residentes incluso si, por ejemplo, procesaran materias primas importadas para reexportarlas—en una zona designada por el gobierno como “zona franca”—o explotaran el lecho oceánico en la costa del territorio de un país.

95. Se asigna el carácter de residente a una empresa sólo cuando ésta participa en una actividad productiva significativa en el territorio de una economía, por dos razones: 1) para asegurar que la balanza de pagos y las cuentas nacionales mantengan su utilidad analítica y, 2) al mismo tiempo, para evitar los problemas prácticos que entraña el tratar como residentes a las empresas que realizan una actividad limitada en una determinada economía (por ejemplo, las actividades de construcción o instalación de corta duración). Más adelante se describe con mayor detalle el tratamiento que reciben las empresas que realizan este tipo de actividades.

96. En la definición de empresas residentes se incluyen todas las entidades reales o hipotéticas que realizan transacciones de tierras. De acuerdo con las convenciones que se presentan en el SCN de 1993 y en el MBP, las tierras sólo pueden pertenecer a una entidad residente. Por consiguiente, si un no residente adquiere un bien raíz, la transacción se registra a través de la creación de una unidad residente hipotética. A los efectos de la balanza de pagos, el propietario legal adquiere una inversión financiera (de capital) en una unidad residente que, a su vez, se considera que adquiere la propiedad del bien. En lo que respecta a los asientos de la balanza de pagos, las transacciones de este tipo se interpretarán como un aumento de la inversión financiera externa en la economía en que se encuentren situadas las tierras. En lo que respecta a esta economía, se efectuarían los siguientes asientos en la cuenta financiera:

Pasivos externoscrédito
Activos de reserva (u otra partida pertinente de la cuenta financiera)débito

97. La definición de empresas residentes que se acaba de formular entraña algunas consecuencias especiales para algunos tipos de empresas. Se trata de las empresas que desarrollan actividades en más de una economía, las empresas que se dedican a la explotación de equipo móvil, las empresas que se dedican al arrendamiento de equipo, las empresas que, conforme a la legislación, se encuentran registradas en más de un país, las agencias comerciales, los servicios de instalación y las empresas de construcción.

Empresas que desempeñan actividades en más de una economía

98. Las reglas generales para determinar la residencia de una empresa quizá obliguen a subdividir una entidad jurídica (por ejemplo, la empresa matriz que desarrolla sus actividades en una economía y una sucursal no constituida en sociedad que desarrolla sus actividades en otra), o una unidad económica o técnica (por ejemplo, un sistema de ferrocarriles o un gasoducto u oleoducto que atraviesan el territorio de dos o más economías), en dos o más empresas diferentes. Por ejemplo, una empresa fabricante de automóviles constituida en sociedad en Estados Unidos con plantas de montaje en Canadá puede estar organizada como una sola entidad jurídica. A efectos de la contabilidad de la balanza de pagos, es preciso subdividir esta entidad jurídica. La parte de la empresa que realiza actividades en una determinada economía se clasifica como residente de esa economía. De ese modo, la empresa matriz se clasifica como residente de Estados Unidos y las actividades de su sucursal se atribuyen a una unidad productiva residente en Canadá. Todos los flujos entre la empresa matriz y la sucursal no constituida en sociedad constituirían transacciones incluidas en la balanza de pagos.

99. En el caso de un oleoducto que atraviesa varias economías, sus diferentes partes se consideran como unidades de producción económica independientes. La parte situada en el territorio de una determinada economía se considerará como capital fijo interno de esa economía, y deberá crearse una unidad productiva residente hipotética en las cuentas nacionales y en la balanza de pagos. La propiedad de los activos fijos situados en cada país se debe imputar a la unidad de producción residente. Se considera que el segmento del oleoducto que atraviesa por el territorio presta un servicio de transporte (transporte de petróleo) a no residentes y que reporta a los propietarios efectivos del oleoducto una renta equivalente al valor de este servicio y de cualquier otro servicio que el oleoducto suministre a residentes. (De dicha renta deben deducirse los costos de producción, incluyendo la depreciación y los impuestos.) Se acuerda un tratamiento semejante a la empresa de ferrocarriles explotada en dos o más economías. Esta empresa se divide en partes, cada una de las cuales se considera residente del territorio económico dentro del cual se llevan a cabo las operaciones de la empresa. Debe considerarse que la casa matriz de la empresa tiene una inversión financiera en la o las empresas ubicadas en el territorio de cada economía.

100. En el MBP se sugiere utilizar el precio de mercado como base para calcular los costos y las utilidades de las unidades de producción explotadas en economías distintas de aquélla en que se encuentra la unidad que dirige las actividades. Sin embargo, es posible que una parte, la mayoría o la totalidad de los valores económicos transferidos entre las unidades de un complejo internacional del tipo descrito no figuren en los registros de dichas unidades o sólo se asienten a un valor nominal. Es posible que los compiladores tengan que efectuar sus propias estimaciones para remplazar los valores declarados. Además, los asientos de balanza de pagos de cada una de las economías pertinentes deben reflejar la parte de los costos comunes de explotación que corresponde a cada miembro del complejo internacional, incluidos los gastos de la casa matriz y los relacionados con el uso de equipo móvil explotado en más de un territorio económico.

101. Las recomendaciones formuladas en los párrafos anteriores pueden aclararse mediante un ejemplo que relaciona dichas recomendaciones con asientos concretos de la balanza de pagos. Una empresa de ferrocarriles con sede en la economía A realiza operaciones en tres economías adyacentes (A, B y C). Según las reglas establecidas para determinar la residencia de las empresas, a los efectos de la balanza de pagos se subdivide la unidad en unidades de producción residentes en cada una de las economías. Se compilan datos sobre los ingresos obtenidos por la unidad de producción residente del ferrocarril en cada economía y sobre los gastos conexos. Los ingresos obtenidos en cada economía provienen del transporte interno (es decir, de servicios de transporte prestados dentro de las fronteras de la economía). Estos servicios son adquiridos sólo por residentes. La remuneración de los empleados representa gastos locales de mano de obra únicamente. La casa matriz puede calcular los gastos de explotación comunes y asignar la parte correspondiente a las sucursales en B y C. Estos gastos comunes comprenden gastos en combustible, reparaciones y depreciación del material rodante, y servicios de administración prestados por la oficina central. También existen datos sobre la inversión en la formación de capital en cada uno de los territorios (por ejemplo, nuevas estaciones del ferrocarril construidas y máquinas de oficina adquiridas). La casa central recibe todos sus ingresos y efectúa todos los pagos en efectivo en las economías B y C a través de bancos comerciales de la economía A. Los datos son los siguientes:

Sede en la economía ASucursal en la economía BSucursal en la economía C
Valor de la producción local

Exportación de servicios*
1.6001.0001.300
250
1.8501.0001.300
Menos costo de producción
Materiales locales550300450
Sueldos locales800300450
Importación de servicios*100150
Superávit de explotación500300250

Esta partida refleja los costos comunes de explotación incurridos por la sede e imputados a las sucursales en las economías B y C.

Esta partida refleja los costos comunes de explotación incurridos por la sede e imputados a las sucursales en las economías B y C.

Asimismo, la casa matriz facilita fondos a la economía B por 210 unidades y a la economía C por 300 unidades para la formación de capital.

102. Los asientos de balanza de pagos muestran que la empresa se ha subdividido en una empresa matriz y en unidades subsidiarias, y que a cada unidad se le ha asignado la condición de residente de la economía en que opera. La renta generada (superávit de explotación) por las unidades subsidiarias se atribuye a la empresa matriz y se registra como débito por concepto de renta de la inversión en la balanza de pagos de los países donde están situadas las sucursales. En la balanza de pagos de la economía A queda reflejado que la casa matriz recibe renta empresarial y que ha habido una ampliación de la inversión en el extranjero al realizarse gastos adicionales de capital en las sucursales situadas en el exterior. Los costos comunes de explotación se registran como servicios diversos prestados por residentes de la economía A a residentes de las economías B y C.

Balanza de pagos de la economía A
CréditoDébito
Renta de la inversión550
Servicios diversos250
Inversión directa en el extranjero510
Activos de reserva (u otra partida pertinente de la cuenta financiera)290
Balanza de pagos de la economía B
CréditoDébito
Renta de la inversión300
Servicios diversos100
Inversión directa en la economía declarante210
Activos de reserva (u otra partida similar)190
Balanza de pagos de la economía C
CréditoDébito
Renta de la inversión250
Servicios diversos150
Inversión directa en la economía declarante300
Activos de reserva (u otra partida pertinente de la cuenta financiera)100

Explotación de equipo móvil

103. La imputación de los servicios prestados mediante la explotación de equipo móvil (como aeronaves, buques, material rodante ferroviario y de carretera, buques pesqueros y equipo de perforación de yacimientos de gas natural y petróleo) se basa en la residencia de la empresa que explota el equipo en el proceso de producción. (La empresa propietaria del equipo puede o no ser la que lo explota.) La residencia de las empresas que explotan equipo móvil fuera de un territorio nacional (es decir, en aguas internacionales o en el espacio aéreo internacional) se atribuye a la economía en la cual el equipo móvil se halla, en cierto sentido, radicado. Para determinar la residencia de una empresa de este tipo debe prestarse atención, entre otras circunstancias, a la ubicación de la compañía que dirige sus operaciones, al hecho de que el equipo esté sujeto a las leyes y reglamentos y a la protección de una determinada economía nacional o que esté vinculado a una determinada economía más que a otra. Por ejemplo, British Airways, como empresa de transporte internacional, se clasificaría como residente del Reino Unido porque sus actividades se rigen principalmente por las leyes de ese país y porque está vinculada a la economía del Reino Unido en forma más directa que a cualquier otra. Se atribuirían a British Airways los aviones que posee y explota en el comercio internacional, los cuales, en consecuencia, formarían parte de los activos reales del Reino Unido.

104. ¿De qué manera debería determinarse la residencia del equipo móvil que se traslada con frecuencia entre los territorios de varias economías? Por ejemplo, el material rodante de la empresa ferroviaria que realiza actividades en las economías A, B y C es utilizado regularmente en las tres economías. ¿Debe asignarse a la casa matriz situada en la economía A o, por el período que haya pasado por las economías B y C, debe imputarse a las empresas consideradas residentes en las economías B y C? Se recomienda que los compiladores consideren que el equipo es explotado por una empresa en la economía en la cual tiene lugar la actividad relativa a dicho equipo sólo si el explotador registra el equipo en forma separada y esta práctica es reconocida por las autoridades impositivas y fiscalizadoras del país en cuestión. De lo contrario, la actividad debe imputarse al país de residencia de la empresa que realiza efectivamente la explotación. En el caso del equipo que se traslada con frecuencia entre distintas economías, es improbable que la empresa que realiza efectivamente la explotación mantenga cuentas separadas para cada una de las economías en las que explota el equipo. Por lo tanto, en general, la economía de la empresa explotadora también es la economía a la que se imputa la producción resultante del uso del equipo móvil. En el ejemplo de la compañía ferroviaria que realiza actividades en tres economías, lo más probable es que, a los efectos de la balanza de pagos, el explotador del equipo móvil sea la empresa de la economía A.

105. Se presentan consideraciones similares en lo que respecta al tratamiento del equipo móvil explotado durante un período prolongado fuera de la economía de la empresa que lo explota. Los compiladores deberán considerar que el equipo es explotado por una empresa de la economía donde tiene lugar la explotación si el explotador registra las actividades por separado y las autoridades impositivas y fiscalizadoras locales reconocen esta práctica. De lo contrario, la actividad debería imputarse al país de residencia de la empresa que realiza efectivamente la explotación.

106. Por ejemplo, en el caso de una aeronave explotada por un residente de la economía X fundamentalmente dentro de las fronteras de la economía Y se considerará a los efectos de la balanza de pagos que la aeronave es explotada por la economía Y si las actividades de la aeronave se registran separadamente y las autoridades de la economía Y reconocen dichas actividades como parte de las existencias de capital del país. Es necesario crear una empresa hipotética en la economía Y para asignarle la propiedad de la aeronave utilizada en la actividad de producción en esta economía. Se interpreta que la empresa que realiza efectivamente la explotación, que es residente de la economía X, posee una inversión financiera en la empresa hipotética que realiza actividades en la economía Y. La renta que los propietarios residentes en la economía X reciben por esta inversión (deducida la depreciación) se debe registrar como renta de la inversión, y la depreciación debe registrarse como un retiro de la inversión. (El tratamiento del equipo móvil se analiza con mayor profundidad en los párrafos 552 a 554 del capítulo IX de este Libro de texto. Véanse también los párrafos 442 a 451 y 495 a 502 de la Guía para compilar estadísticas de balanza de pagos.)

Arrendamiento de equipo móvil

107. Las reglas descritas en los párrafos precedentes deben aplicarse independientemente de que la empresa que explota el equipo móvil utilice equipo arrendado o equipo propio. Sin embargo, el arrendamiento de equipo móvil o de otro tipo plantea una nueva cuestión: ¿A qué economía debe imputarse la propiedad del equipo en lo que respecta a la balanza de pagos? La imputación de la propiedad reviste importancia porque las transacciones se registran en la balanza de pagos cuando se produce un traspaso de propiedad de cosas que tienen valor económico.

108. Existen dos tipos generales de arrendamiento: los arrendamientos financieros y los arrendamientos de explotación. En el caso de los arrendamientos financieros, el arrendador (propietario legal) transfiere al arrendatario básicamente todos los riesgos y beneficios inherentes a la propiedad de un activo. Los arrendamientos financieros se caracterizan por ser acuerdos en los que se prevé la recuperación de todo, o prácticamente todo, el costo de los bienes, y de los gastos inherentes (financiamiento). Los arrendamientos que no se clasifican como arrendamientos financieros se consideran arrendamientos de explotación.

Arrendamientos financieros

109. En el caso de los arrendamientos financieros, en el MBP se recomienda que el traspaso de la propiedad del bien arrendado se impute al iniciarse el arrendamiento. En la balanza de pagos de la economía del arrendatario, el asiento correspondiente a la importación tendrá como contrapartida un asiento en la cuenta financiera correspondiente a un aumento de pasivos financieros. Obviamente, el valor que se asignará al equipo será su valor de mercado. Los pagos de arrendamiento contienen dos elementos: 1) los intereses sobre el saldo deudor y 2) el rembolso (amortización) de la obligación. Al terminar el arrendamiento, puede ser necesario registrar asientos inversos a los registrados al iniciarse el arrendamiento. En la balanza de pagos del arrendatario, los asientos corresponderían entonces a una exportación de bienes (crédito) y una reducción de pasivos (débito). A continuación se presenta un ejemplo numérico de un arrendamiento financiero.

110. Al iniciarse el arrendamiento, el valor de mercado del equipo arrendado se estima en 1.000 unidades. Los pagos de arrendamiento deben efectuarse durante nueve años en cuotas anuales de 100 unidades y se estima que el 10% de las 100 unidades es la parte de los pagos de arrendamiento correspondiente a intereses4. El contrato de arrendamiento establece que los bienes se devolverán al arrendador al término del arrendamiento. En el primer año, se registrarán en la balanza de pagos los siguientes asientos:

Balanza de pagos del arrendatario: Primer año
CréditoDébito
Mercancías1.000
Renta de la inversión10
Préstamos1.00090
Activos de reserva (u otra partida pertinente de la cuenta financiera)100

En los años siguientes (menos el último), se efectuarían los siguientes asientos:

Balanza de pagos del arrendatario: Años 2 a 8
CréditoDébito
Renta de la inversión10
Préstamos90
Activos de reserva (u otra partida pertinente de la cuenta financiera)100

111. Al terminar el arrendamiento, se estima que el valor de mercado del activo es de 300 unidades, de modo que el saldo del préstamo debe revaluarse de 190 (la diferencia entre las 1.000 unidades originales y el rembolso total de 810 unidades) a 300 unidades5. En la balanza de pagos, el valor total de mercado del equipo (300 unidades) debe figurar como exportación. La reducción de los préstamos que se produce en forma simultánea a la devolución del equipo también será de 300 unidades. Por consiguiente, los asientos de balanza de pagos correspondientes al último período serían los siguientes:

Balanza de pagos del arrendatario: Último año
CréditoDébito
Bienes300
Préstamos300

Arrendamiento de explotación

112. El tratamiento de los arrendamientos de explotación en la balanza de pagos es sencillo. Se considera que el arrendador (propietario legal) presta un servicio al arrendatario (explotador) mediante el suministro de un activo con carácter temporal, siendo el valor de dicho servicio igual a los pagos de arrendamiento. Por ejemplo, una empresa situada en Doméstica arrienda una aeronave perteneciente a una empresa de Ultramar para realizar actividades fundamentalmente en Doméstica. La transacción se clasifica como un derecho pagado por un servicio de fletamento; el productor del servicio de fletamento es Ultramar y la producción de dicho servicio se imputa a Ultramar. En el estado de balanza de pagos de Doméstica se efectuarían los siguientes asientos:

Derechos de fletamentodébito
Activos de reserva (u otra partida pertinente de la cuenta financiera)crédito

Registro de una empresa en más de una economía

113. También se presentan problemas para determinar la residencia en el caso de las empresas que explotan aeronaves, buques o flotas pesqueras totalmente en el comercio internacional y que han sido organizadas y pertenecen en forma conjunta a varios gobiernos y que, en virtud de leyes especiales, están registradas en más de un país. Por ejemplo, la línea aérea escandinava SAS (Scandinavian Airlines System) pertenece a Noruega, Suecia y Dinamarca, que la explotan en forma conjunta. Suecia posee las tres séptimas partes del capital y Dinamarca y Noruega poseen dos séptimas partes cada una. El personal de SAS proviene de cada uno de estos tres países aproximadamente en la misma proporción. Es posible considerar a estas empresas según dos métodos. El primer método consiste en tratar a la empresa como residente de todos los países que participan en ella. Por consiguiente, las transacciones de la empresa se asignan a las economías de cada uno de los propietarios en proporción a su participación en el capital financiero de la empresa. Tres séptimas partes de las transacciones de la empresa se asignan a Suecia y dos séptimas partes a Dinamarca y Noruega. Si un residente de Suecia viaja por SAS, tres séptimos de su pasaje representan una transacción interna y cuatro séptimos representan una transacción internacional. El segundo método consiste en tratar a la sociedad como residente de la economía en la que está situada la casa matriz y considerar que las oficinas de la sociedad instaladas en otros países son sucursales (empresas de inversión directa) residentes del país en el que están situadas. En general, es preferible el primer método, pero ambos tratamientos son compatibles con los principios generales establecidos en el MBP y en el SCN de 1993. La elección de uno u otro método puede efectuarse teniendo en cuenta consideraciones de conveniencia estadística, tratando de establecer un método compatible con el utilizado por los países copartícipes. (En los párrafos 449 y 450 de la Guía para compilar estadísticas de balanza de pagos se presenta mayor información sobre estos métodos.)

Agencias comerciales

114. ¿Cómo se determina la residencia de las agencias comerciales? Las agencias que realizan operaciones en nombre de entidades no residentes deben clasificarse como productores residentes de la economía en que estén situadas. Los servicios que presta el agente a la empresa que representa deben asignarse a la economía de la cual el agente es residente. Las transacciones realizadas por el agente en representación de una entidad no residente deben asignarse, sin excepción, a la economía del principal. Por ejemplo, un exportador (a1) del país A encomienda a un agente (b1) del país B que venda un producto a otras empresas (b2) del País B. La transacción de mercancías tiene lugar entre el exportador (a1) y las otras empresas (b2) y la transacción de servicios tiene lugar entre el exportador (a1) y el agente (b1).

Servicios de instalación

115. En algunos casos los empleados de una empresa se trasladan al extranjero para instalar maquinaria o equipo que la empresa ha vendido a residentes de otro país. La residencia de estas empresas determina si los servicios de instalación se han de incluir en las cuentas de producción interna de la economía que vendió el equipo o en las cuentas de la economía que lo adquirió. Como ya se señaló, el factor fundamental para determinar la residencia de una empresa es el hecho de que ésta se dedique a producir una cantidad significativa de bienes y servicios dentro del territorio de una economía. Las pruebas claves consisten en determinar si se llevan registros contables completos y separados de las actividades locales y si las actividades tienen lugar durante un período prolongado.

116. Por ejemplo, una empresa situada en Doméstica vende equipo a la economía de Ultramar y envía a sus empleados para que lo instalen en ese país. El trabajo se termina en un período inferior a un año y el costo de la instalación asciende a 1.000 unidades. La empresa que realiza la instalación utiliza mano de obra local, por la cual paga 100 unidades. Los empleados que son residentes de Doméstica gastan 500 unidades en consumo de bienes y servicios en Ultramar. Como el trabajo de instalación se realiza en menos de un año, se considera que los servicios de instalación han sido prestados por Doméstica, y en la balanza de pagos de Ultramar se efectúan los siguientes asientos:

Balanza de pagos de Ultramar
CréditoDébito
Valor de las servicios de instalación1.000
Bienes y servicios adquiridos por trabajadores no residentes (viajes)500
Remuneración de empleados100
Activos de reserva (u otra partida pertinente de la cuenta financiera)400

117. Supongamos ahora que el trabajo de instalación lleva más de un año y que el costo asciende a 6.000 unidades, de las cuales 3.000 se destinan a mano de obra local; que los empleados procedentes de Doméstica reciben 2.000 unidades en la moneda de Ultramar y que no hay otros costos relacionados con los servicios de instalación prestados por la empresa de Doméstica para la empresa situada en Ultramar que adquiere los servicios. Supóngase además que la empresa de Doméstica mantiene registros contables separados con respecto a sus actividades en Ultramar. De acuerdo con estos supuestos, la producción se asignaría a una unidad de producción residente en Ultramar, lo cual daría lugar a que se efectuaran en la balanza de pagos de Ultramar asientos diferentes de los efectuados en los supuestos descritos en el párrafo 116.

118. La creación de una unidad de producción residente en Ultramar exige que se registre una relación de inversión financiera entre la empresa situada en Doméstica (la empresa matriz) y la unidad residente que se ha creado. La empresa situada en Doméstica recibe renta empresarial como resultado de su inversión en Ultramar. Las utilidades de la empresa ascienden a 1.000 unidades, que figuran como renta de la inversión. Los empleados que se trasladaron de Doméstica a Ultramar se consideran residentes de Ultramar en función del tiempo que permanecieron en este país. Estos empleados gastan 900 unidades en consumo en Ultramar y ahorran 1.100 unidades, que depositan en un banco comercial de Ultramar. Estas transacciones se clasifican como transacciones internas para Ultramar y, por lo tanto, no se registran en la balanza de pagos. Terminada su labor, los empleados de Doméstica vuelven a su economía de origen, cambiando así el país de su residencia, razón por la cual se les debe dar en la balanza de pagos el tratamiento estadístico aplicado a los emigrantes. Si repatrían sus ahorros a Doméstica en divisas, el asiento de balanza de pagos mediante el cual se registra la disminución (crédito) de los activos de reserva de Ultramar, que se supone que se produce como consecuencia de la repatriación de los ahorros, se compensa mediante un asiento de contrapartida en transferencias de emigrantes. Los asientos de la balanza de pagos de la economía de Ultramar serían los siguientes:

Balanza de pagos de Ultramar
CréditoDébito
Renta de la inversión1.000
Transferencias de emigrantes1.100
Activos de reserva (u otra partida pertinente de la cuenta financiera)1.000
1.100

119. Siempre se efectúa un asiento en transferencias de emigrantes cuando una persona cambia su residencia, independientemente de que transfiera efectivamente fondos. Por ejemplo, es posible que los trabajadores del ejemplo presentado en el párrafo 118 no deseen repatriar sus fondos de Ultramar. Por consiguiente, sus depósitos en los bancos comerciales de Ultramar se registrarían como aumento de los pasivos externos de esta economía en el momento de la emigración y no como una disminución de sus activos de reserva. En uno y otro caso, se efectúa en la partida de transferencias de emigrantes un contraasiento que constituye el asiento compensatorio de la transferencia de patrimonio producida como consecuencia de la emigración.

Empresas de construcción

120. La determinación de la residencia de las empresas dedicadas a la actividad de construcción suele plantear problemas para los compiladores de la balanza de pagos. Sin embargo, pueden aplicarse a estas empresas las mismas reglas que se utilizan para determinar la residencia de las demás empresas. Debe comenzarse por determinar a qué economía se debe asignar la producción. Una vez que se ha tomado una decisión al respecto, pueden determinarse los correspondientes asientos de balanza de pagos. Los dos ejemplos siguientes facilitarán la explicación del tratamiento de las empresas dedicadas a la actividad de construcción. (Véase mayor información sobre el tratamiento dado a la actividad de construcción en los párrafos 340 a 342 del capítulo V y en los párrafos 545 a 549 del capítulo IX de este Libro de texto, y en los párrafos 452 a 455 de la Guía para compilar estadísticas de balanza de pagos.)

121. Supongamos que se ha adjudicado a una empresa de la economía A un contrato de construcción en la economía B por valor de 10.000 unidades. El contrato se ejecuta a lo largo de un período de seis meses y la empresa incurre en los siguientes gastos:

Materiales comprados en la economía B5.000
Sueldos pagados a residentes de la economía A2.000
Sueldos pagados a residentes de la economía B1.000
Impuestos pagados al gobierno de la economía B1.000

122. Dado que el proyecto tiene una duración inferior a 12 meses, la producción se asignará a un residente de la economía A. En consecuencia, deberían efectuarse los siguientes asientos en la balanza de pagos:

Balanza de pagos de la economía B
CréditoDébito
Otros servicios empresariales5.000
Servicios de construcción10.000
Remuneración de empleados1.000
Transferencias (impuestos)1.000
Activos de reserva (u otra partida pertinente de la cuenta financiera)3.000

123. Supongamos ahora que se ha adjudicado a una empresa del país X un contrato de construcción en el país Y por un valor de 50.000 unidades. El contrato se ejecuta a lo largo de un período de dos años. Dado que se trata de un proyecto a largo plazo, la empresa establece una oficina en el país Y y mantiene un conjunto completo de registros contables con respecto a sus actividades en esa economía. Para la ejecución del contrato se envía maquinaria por valor de 20.000 unidades de X a Y. Al final del primer año, el valor de la obra en curso se calcula en 22.000 unidades. El cliente del país Y paga esta suma, que se utiliza para cubrir los gastos realizados en el país Y. El saldo se remite al país X. Al final del segundo año, el cliente paga las restantes 28.000 unidades. El saldo resultante en el segundo año tras deducir los gastos se remite al país X. Se realizan los siguientes gastos en el proyecto:

Primer añoSegundo año
Materiales comprados en el país Y4.0008.000
Sueldos pagados a residentes de Y6.0003.000
Sueldos pagados a residentes de X*3.0002.000
Depreciación de la maquinaria*2.0001.000
Impuestos pagados al gobierno del país Y1.0004.000
Utilidad neta6.00010.000
Valor de la obra22.00028.000

Sueldos pagados a residentes del país X que trabajan en el proyecto por períodos cortos (es decir, inferiores a un año)

Sueldos pagados a residentes del país X que trabajan en el proyecto por períodos cortos (es decir, inferiores a un año)

124. En el ejemplo del párrafo 123 se cumplen los criterios para asignar la producción a un residente del país Y. Por consiguiente, se efectuarían los siguientes asientos:

Balanza de pagos del país Y: Primer año
CréditoDébito
Mercancías (maquinaria)20.000
Remuneración de empleados3.000
Renta de la inversión6.000
Inversión directa–suministro de maquinaria20.000
Inversión directa–depreciación2.000
Activos de reserva (u otra partida pertinente de la cuenta financiera)11.000
Balanza de pagos del país Y: Segundo año
CréditoDébito
Mercancías (maquinaria)17.000
Remuneración de empleados2.000
Renta de la inversión10.000
Inversión directa–devolución de maquinaria17.000
Inversión directa-depreciación1.000
Activos de reserva (u otra partida pertinente de la cuenta financiera)13.000

Instituciones sin fines de lucro

125. Las instituciones sin fines de lucro, al igual que las empresas, son entidades residentes en el territorio económico en que están ubicadas o realizan sus actividades. En general, las instituciones sin fines de lucro prestan servicios educativos, médicos, culturales, recreativos y otros servicios sociales y comunitarios, en forma gratuita o cobrando una suma que no cubre totalmente los costos de producción. Son instituciones sin fines de lucro, por ejemplo, los hospitales privados, iglesias, sociedades culturales, fundaciones, universidades, colegios y la Cruz Roja.

126. En la práctica, es posible determinar la residencia de la gran mayoría de las instituciones sin fines de lucro sin que se presenten ambigüedades. Sin embargo, cuando una institución de este tipo realiza obras de caridad o de asistencia a nivel internacional es necesario especificar la residencia de las sucursales que mantiene la institución en cada uno de los países. En este caso, resulta apropiado utilizar como pauta el plazo de duración de las actividades para determinar la residencia de cada una de las sucursales. Si una institución sin fines de lucro mantiene una sucursal o una unidad similar durante un año o más en un determinado país, debe considerarse que esa sucursal es una entidad residente del país donde está situada y que se financia en su mayor parte o en su totalidad mediante transferencias del exterior.

Gobierno

127. Este capítulo concluye con un examen de las entidades económicas que se clasifican bajo el epígrafe gobierno general. ¿Cuál es el alcance del sector del gobierno general residente? Según el MBP, los organismos del gobierno general de una economía comprenden todos los ministerios, establecimientos y órganos de su gobierno central, estatal y local, situados en el territorio económico, así como todas las embajadas, consulados, establecimientos militares y otras entidades del gobierno general que se encuentren ubicados en otra parte.

128. Los organismos del gobierno general comprenden las autoridades públicas no clasificadas como empresas o como entidades privadas sin fines de lucro que prestan servicios a las unidades familiares. No se consideran parte del sector del gobierno general los organismos gubernamentales que realizan una actividad empresarial (por ejemplo, un departamento estatal de telecomunicaciones, las autoridades postales, o una autoridad portuaria estatal). Integran el sector del gobierno general las siguientes entidades:

Los organismos con funciones gubernamentales tales como administración, defensa, regulación del orden público, promoción del crecimiento económico, del bienestar y del desarrollo tecnológico, prestación de servicios de educación, salud, culturales, recreativos y otros servicios sociales y comunitarios que se proporcionan al público en forma gratuita o a precios que no cubren totalmente sus costos de producción.

Otras organizaciones sin fines de lucro financiadas y controladas en su totalidad o principalmente por el gobierno.

Los planes de seguridad social impuestos, controlados o financiados por el gobierno.

Las instituciones públicas de ahorro y préstamo que están integradas financieramente al gobierno.

129. Un criterio útil para distinguir los organismos incluidos en el gobierno general de los que forman parte el sector de empresas es la determinación de si el producto del organismo en cuestión se vende característicamente en el mercado. De ser así, existen razones valederas para incluir el organismo en el sector de empresas.

130. Las embajadas e instituciones similares se consideran residentes de la economía a la que representan—y no residentes del territorio económico en que están situadas físicamente—debido a su afinidad con el gobierno del país al que representan. Por ejemplo, la Embajada de Francia en Estados Unidos está vinculada en forma mucho más directa al Gobierno de Francia que al de Estados Unidos. Por lo tanto, las embajadas, los consulados, los establecimientos militares y otras entidades de un gobierno general situados en el extranjero deben considerarse entes extraterritoriales y no parte de la economía en la que se encuentren físicamente situados.

131. Dado que las embajadas y las instituciones semejantes se consideran entidades residentes del país al que representan, sus transacciones con residentes de la economía en la que están situadas (así como sus transacciones con otras economías) forman parte de las transacciones de balanza de pagos de sus respectivos países con el resto del mundo. Por ejemplo, la construcción de embajadas, edificaciones y otras obras en enclaves extraterritoriales realizada por productores residentes de la economía en que están situados estos enclaves forma parte de la producción y las exportaciones de esta economía. Los sueldos y salarios pagados al personal contratado localmente para trabajar en establecimientos diplomáticos, militares y otros establecimientos de gobiernos extranjeros también constituyen créditos en la balanza de pagos de la economía donde realizan sus tareas, y débitos en la balanza de pagos del país representado por la embajada u otro establecimiento.

132. Se puede recurrir a un caso hipotético a los efectos ilustrativos. El Gobierno de Nigeria acuerda con una empresa constructora francesa la construcción de un edificio cuyo valor es de 20 millones de unidades y que estará destinado a la Embajada de Nigeria en Francia. La construcción del edificio se concluye durante el período de declaración de datos y los pagos se efectúan en dólares de EE.UU. Teniendo en cuenta que la embajada de Nigeria se considera residente de Nigeria, la construcción de la embajada da lugar a una transacción de balanza de pagos tanto para Francia como para Nigeria. Por consiguiente, en la balanza de pagos francesa, el valor de la obra aparece como un crédito (es decir, una exportación de la producción de la industria de la construcción de Francia). El aumento de las tenencias de dólares de EE.UU. en la economía francesa se registra como un débito. En consecuencia, en la balanza de pagos de Francia figuran los siguientes asientos:

Balanza de pagos de Francia
CréditoDébito
Valor de la obra20
Tenencias de dólares de EE.UU.20

133. Inversamente, en la balanza de pagos de Nigeria, la adquisición del edificio destinado a la embajada aparece como un débito, que refleja el aumento del volumen de activos de capital fijo de propiedad de Nigeria, que no es resultado de la producción interna sino de una importación. La contrapartida financiera del aumento de los activos reales (débito) aparece como disminución de las tenencias de dólares de EE.UU. (crédito).

Balanza de pagos de Nigeria
CréditoDébito
Adquisición del edificio de la embajada20
Tenencias de dólares de EE.UU.20

En el caso de que Nigeria adquiriera un edificio ya existente, se efectuarían asientos similares en la balanza de pagos. Para Nigeria, esta transacción representaría igualmente una formación de capital, en tanto que para Francia representaría una formación de capital negativa.

134. Si bien la adquisición del edificio para una embajada se registra en forma sencilla en la balanza de pagos, en principio el registro es distinto en el caso de la compra de un terreno por parte de un gobierno extranjero, ya sea para construir un edificio para la embajada o para algún otro uso por parte del gobierno general. Según las convenciones establecidas en el MBP y en el SCN de 1993, siempre se considera que las tierras son de propiedad de un residente del país en el que están situadas. Sin embargo, cuando una embajada extranjera o una institución similar compra tierras, se considera que éstas pasan de un territorio económico a otro. Las tierras pasan a formar parte del territorio económico del país al que pertenece la embajada y ya no integran el territorio económico del país donde se encuentran ubicadas. En estos casos relativamente raros, debe registrarse una transacción de tierras entre residentes y no residentes. Esta transacción se registra en la cuenta de capital de la balanza de pagos como el intercambio de un activo no financiero no producido. La venta del terreno de una embajada o de otras tierras semejantes recibe un tratamiento similar. En el ejemplo anterior se considera que, cuando el Gobierno de Nigeria adquirió el terreno (por valor de US$5 millones aproximadamente), compró a Francia un activo no financiero no producido. Esta transacción aparecería reflejada en la balanza de pagos de la siguiente manera:

Balanza de pagos de Nigeria
CréditoDébito
Activos no financieros no producidos5
Tenencias de dólares de EE.UU.5

En la balanza de pagos de Francia se efectuarían los mismos asientos con signo contrario.

135. Si bien, en principio, siempre se aplican las recomendaciones precedentes, en la práctica la compra de un edificio existente se registrará a su costo total (incluido el costo del terreno). La totalidad de la transacción debería considerarse como adquisición de un activo producido y registrarse en la cuenta corriente.

136. Resulta útil también considerar las otras transacciones que realiza la Embajada de Nigeria en Francia. Cuando la embajada contrata residentes de Francia como mecanógrafos, choferes, etc., los sueldos y salarios que paga a este personal forman parte de la balanza de pagos de los dos países. Los sueldos y salarios recibidos figurarán como una partida de crédito (exportación de mano de obra) en la balanza de pagos de Francia, y como una partida de débito (importación de mano de obra) en la balanza de pagos de Nigeria.

137. En algunos aspectos, los organismos internacionales reciben en la balanza de pagos el mismo tratamiento que las embajadas. Los organismos internacionales que no pueden clasificarse como empresas se consideran no residentes en la balanza de pagos. Quedan incluidas en esta categoría la mayoría de las instituciones políticas, administrativas, económicas, sociales o financieras integradas por gobiernos. Son ejemplos de instituciones internacionales la Organización de las Naciones Unidas y sus organismos especializados (por ejemplo, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), la Organización Internacional del Trabajo, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y las comisiones económicas regionales. Muchos organismos regionales (por ejemplo, el Banco Africano de Desarrollo, la Cámara de Compensación Centroamericana y las instituciones de la Comunidad Europea, así como ciertos organismos intergubernamentales relativos a productos básicos) deben recibir el mismo tratamiento.

138. Para ser clasificados como no residentes, los organismos internacionales deben ser organismos intergubernamentales y no deben dedicarse primordialmente a una actividad empresarial. El Consejo Internacional del Estaño constituye un ejemplo de un organismo internacional, intergubernamental por el carácter de sus miembros, pero que realiza las funciones de una empresa ya que, entre otras cosas, se ocupa de la estabilización del precio del estaño mediante la constitución de existencias reguladoras. (Véanse los párrafos 92 a 97 donde se explican las reglas que rigen la residencia de las empresas.)

139. Desde el punto de vista de la economía en la que están situados, los organismos internacionales y regionales deben recibir el mismo tratamiento estadístico que las embajadas extranjeras y otros organismos de gobiernos extranjeros. (Sin embargo, los empleados de estos organismos son residentes de una economía nacional, y no residentes” de un organismo internacional.) Las transacciones de los organismos internacionales con la economía en la que están situados físicamente constituyen transacciones de balanza de pagos. Sin embargo, a diferencia de las embajadas (que forman parte de la economía del país al que representan), los organismos internacionales y regionales no forman parte de ninguna economía nacional, de lo cual se desprende que todo sistema mundial de balanza de pagos resulta incompleto si no incluye estimaciones de las transacciones de los organismos internacionales.

140. Otra categoría es la de los bancos centrales regionales, que son instituciones financieras internacionales que actúan como un banco central común para un grupo de países miembros. Las oficinas nacionales de los bancos centrales regionales establecidos en los distintos países constituye una unidad residente en la economía en la que están situadas. Los activos y pasivos financieros de los bancos centrales regionales deben imputarse a las distintas oficinas nacionales en proporción a la participación que corresponde a cada uno de los gobiernos miembros en los activos colectivos6.

    Other Resources Citing This Publication