Chapter

Estadísticas de las finanzas públicas

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
January 2008
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Tradicionalmente, los economistas y los compiladores de estadísticas prefieren separar las actividades del gobierno de las actividades del resto de la economía porque las facultades, la motivación y las funciones del gobierno son diferentes de las de otros sectores. Los gobiernos están facultados para recaudar impuestos e imponer otros gravámenes obligatorios, y para aprobar leyes que afectan al comportamiento de otras unidades económicas. Su atención está centrada en las dimensiones de la política pública, no en la promoción de las utilidades. Las principales funciones económicas del gobierno general son:

  • Suministrar a la comunidad bienes y servicios no de mercado, ya sea para consumo colectivo (administración pública, defensa y policía) o individual (educación, salud, vivienda y servicios culturales).
  • Redistribuir el ingreso y la riqueza mediante pagos de transferencia (impuestos y prestaciones sociales).

Al analizar las estadísticas del gobierno general, los economistas observan también el sector público global porque para cumplir los objetivos de política pública el gobierno suele explotar empresas públicas (por ejemplo, ferrocarriles, aerolíneas, empresas de servicios públicos y corporaciones públicas financieras). Con ese fin, el gobierno puede exigir que una corporación preste servicios a sectores de la economía que de otra manera quedarían desatendidos o puede establecer subsidios para los precios, como los préstamos con tasas de interés bajas. En consecuencia, las operaciones de la corporación pública dejan utilidades reducidas o pérdidas. Este tipo de operaciones de política pública se conocen como actividades cuasifiscales.

Para recopilar y analizar estadísticas del gobierno general y del sector público, el Manual de estadísticas de finanzas públicas 2001 (MEFP 2001) (FMI, 2001) brinda un marco exhaustivo, armonizado en gran medida34 con el SCN 1993 (recuadro 16).

Las secciones siguientes abordan: 1) la cobertura del gobierno general, 2) la base de registro, 3) el marco analítico y 4) las principales clasificaciones del MEFP 2001.

Cobertura del gobierno general

Al igual que las demás estadísticas macroeconómicas, la cobertura del sector gobierno general está basada en la clasificación de las unidades institucionales residentes. El primer criterio que aplican los compiladores de los datos nacionales para sectorizar las unidades del gobierno es el de “control”, es decir, si el gobierno controla la unidad, esta se clasifica como parte del sector público; de lo contrario, se considera como unidad del sector privado.

El paso siguiente consiste en clasificar las unidades del sector público según pertenezcan al sector gobierno general o al sector de corporaciones públicas. El factor determinante es el modo de financiamiento de la producción de la unidad. Si la unidad vende principalmente bienes y servicios a precios económicamente significativos, se trata de un productor de mercado, y se clasifica como corporación pública (financiera o no financiera). Si la unidad no vende la mayor parte de su producción a precios económicamente significativos, se trata de un productor no de mercado de bienes y servicios, y se clasifica como parte del sector gobierno general.

Básicamente, el sector gobierno general abarca todas las unidades institucionales a nivel del gobierno central, los gobiernos estatales y los gobiernos locales. Asimismo, abarca las unidades administrativas (presupuestarias y extrapresupuestarias), los fondos de seguridad social y las instituciones sin fines de lucro no de mercado controladas y principalmente financiadas por unidades del gobierno. Por lo tanto, forman parte del sector gobierno general unidades institucionales como los fondos extrapresupuestarios, las instituciones sin fines de lucro controladas por el gobierno y las entidades públicas que, pese a estar jurídicamente reconocidas como corporaciones, no venden su producción a precios económicamente significativos.

Base de registro

Si bien los gobiernos utilizan las transacciones en efectivo como base de registro de las estadísticas de las finanzas públicas, el impacto de las medidas fiscales en los recursos en general es un tema que despierta creciente interés.

Recuadro 16.Relación entre el MEFP 2001 y el SCN 1993

Generalidades

El Manual de estadísticas de finanzas públicas 2001 (MEFP 2001) (FMI, 2001) y el SCN 1993 están muy armonizados. La estructura global (es decir, el registro de flujos y balances integrales) y la definición de las unidades (es decir, la distinción entre transacciones, ganancias por tenencia y otras variaciones en el volumen) son las mismas. La clasificación de los sectores y las funciones son idénticas, y la de las transacciones es muy parecida. Las convenciones contables también son idénticas.

Las principales diferencias concretas en las estadísticas de las finanzas públicas (EFP) son las siguientes:

  • Las EFP se centran en los ámbitos de importancia capital para el análisis fiscal y eso implica, entre otras cosas, que no incluyen una cuenta de producción.
  • Las EFP presentan menos resultados básicos que el SCN 1993 y definen únicamente los que son fundamentales para el análisis de las finanzas públicas. Por otra parte, ofrecen varios resultados analíticos complementarios.
  • Las EFP desglosan varias categorías de transacciones con más detalles que el SCN 1993, y en algunos casos aplican criterios de clasificación diferentes.
  • En las EFP, los cuadros especifican las fuentes y usos de efectivo.
  • Las EFP ponen más énfasis que el SCN 1993 en el sector público.
  • Las EFP ponen más énfasis que el SCN 1993 en los estados consolidados.

Detalle

Las EFP y el SCN 1993 difieren también en otros aspectos, como se indica a continuación.

Diferencias que representan simplificaciones o son consecuencia de simplificaciones

  • En las EFP, los insumos que entran en la formación de capital por cuenta propia no están diferenciados por tipo (por ejemplo, como uso de bienes y servicios, remuneración de los empleados y consumo de capital fijo).
  • En las EFP, el valor de las prestaciones sociales no incluye los bienes y servicios producidos por las propias unidades del gobierno. Lo mismo sucede con las transferencias de bienes y servicios individuales no de mercado a los hogares.
  • Las EFP tratan algunas transacciones en especie como si fueran en efectivo, seguidas de una venta, pero únicamente si los bienes y servicios son producidos por el propio gobierno. Esas imputaciones se efectúan en el caso de: 1) los sueldos en especie abonados a empleados del gobierno; 2) las prestaciones sociales en especie proporcionadas por sistemas de jubilación del gobierno como empleador; 3) las donaciones en especie a otras unidades del gobierno y organismos internacionales, y 4) las indemnizaciones en especie por daños a la propiedad o daños personales o por siniestros asegurados.
  • Las EFP no ajustan los flujos de intereses por servicios de intermediación financiera medidos indirectamente (SIFMI).
  • Las EFP no desglosan las primas de seguros no de vida brutas en servicios de seguro y primas netas.
  • En cuanto a los sistemas de seguro social del empleador que proporcionan prestaciones jubilatorias, las EFP no registran las contribuciones sociales (efectivas, imputadas o complementarias) como ingreso del gobierno. Tampoco registran las pensiones abonadas como gasto del gobierno. En el caso de los sistemas de pensiones no basados en fondos asignados, las EFP registran estos pagos efectuados o recibidos en el balance del gobierno, bajo reservas técnicas de seguros.
  • Las EFP no efectúan imputaciones por las utilidades reinvertidas de la inversión extranjera directa.

Diferencias que representan avances teóricos

  • El tratamiento teórico que reciben los sistemas de jubilación de prestaciones definidas no basados en fondos asignados en las EFP es más adecuado que el del SCN 1993. Las consecuencias son varias. Mientras que los balances del SCN 1993 registran solamente las reservas efectivamente disponibles bajo la partida reservas técnicas de seguros, las EFP registran el valor actual de las obligaciones jubilatorias de los planes. Las contribuciones a los planes reflejan pagos efectuados en el SCN 1993, pero en las EFP también reflejan el aumento de las contribuciones futuras prometidas en los balances. En cuanto a las rentas de la propiedad atribuidas a los titulares de pólizas de seguros, el SCN 1993 registra el ingreso procedente de las reservas que mantienen los planes, en tanto que las EFP registran el aumento de las obligaciones jubilatorias producido por el paso del tiempo.

Otras diferencias

  • Mientras que el SCN 1993 registra ciertos flujos como impuestos abonados por las unidades del gobierno general, las EFP los clasifican como otros gastos diversos en las cuentas de las respectivas unidades y durante la consolidación los eliminan del sector gobierno general.
  • El SCN 1993 registra ciertos flujos como subsidios abonados a unidades del gobierno general; las EFP, por su parte, los clasifican como donaciones.

Tradicionalmente, los gobiernos llevaban sus cuentas sobre la base caja, y esa es la base aplicada en el marco analítico del Manual de estadísticas de las finanzas públicas 1986 (MEFP 1986) (FMI, 1986). El hecho de incluir únicamente ingresos y gastos en efectivo tiene la ventaja de centrar la atención del gobierno en las limitaciones de liquidez, usualmente consideradas la dimensión más importante en este ámbito. Pero el uso exclusivo de un registro de transacciones en efectivo como base para evaluar la política fiscal resulta cada vez menos satisfactorio (recuadro 17)35. Como en la actualidad las limitaciones de liquidez ya no son tan determinantes para la conducción de la política fiscal, los gobiernos se preocupan más por las implicaciones de las medidas fiscales para los recursos en general, más allá del financiamiento. Las transacciones en efectivo no reflejan debidamente ni el momento de la acción ni el impacto que tiene en la economía.

El MEFP 2001 amplía el marco analítico de la base caja y hace hincapié en el registro de datos sobre la base devengado. Es decir, recomienda que los servicios contables del gobierno registren un suceso económico cuando se crea, transforma, intercambia, transfiere o extingue valor económico, no simplemente cuando hay un movimiento de efectivo. Así se logra un panorama completo de la actividad del gobierno, ya que es posible registrar transacciones que no entrañan el uso de efectivo (como el trueque y las transferencias en especie), transacciones internas, otros flujos económicos, el devengado de intereses sobre títulos bursátiles descontados y cualquier atraso en los pagos.

Corresponde hacer mención especial del registro del ingreso tributario sobre la base devengado. De acuerdo con el MEFP 2001, se deben registrar como ingreso únicamente los impuestos que los países prevén recaudar dentro de límites razonables. Lo natural es que con el correr del tiempo se forme una relación estrecha entre el registro devengado del ingreso tributario y el efectivo percibido.

Marco analítico

El marco analítico que aplica el MEFP 2001 para examinar la política económica es el balance, que reúne saldos y flujos dentro de un marco transparente y uniforme. La estructura de este enfoque se presenta en el cuadro 15.

Recuadro 17.La transición del MEFP 1986 al MEFP 2001

En la actualidad, muchos países compilan y presentan las estadísticas de las finanzas públicas sobre la base caja, siguiendo el Manual de estadísticas de las finanzas públicas 1986 (MEFP 1986) (FMI, 1986) o aplicando sus propios marcos nacionales. Las definiciones utilizadas en el MEFP 1986 para distinguir entre ingreso, gasto y financiamiento alteran el resultado general de manera tal que no refleja debidamente el impacto económico de ciertas operaciones fiscales. Con la atención centrada en la situación de liquidez del gobierno, el MEFP 1986 no capta como corresponde la actividad económica del gobierno, ni desde el punto de vista del momento de la acción ni del de su impacto en la economía. Además, desde una perspectiva operacional, en el MEFP 1986 falta un vínculo explícito entre flujos y saldos, que es importante para medir la sostenibilidad de las finanzas públicas. Por lo tanto, es necesario implantar el marco integral que ofrece el Manual de estadísticas de finanzas públicas 2001 (MEFP 2001) (FMI, 2001).

La adopción del MEFP 2001 abarca tres etapas que pueden iniciarse simultáneamente, pero que concluirán en distintos plazos según la complejidad de cada caso. Estas etapas son:

  • Modificar la presentación de los datos corrientes (corto plazo).
  • Mejorar la declaración de datos (mediano plazo).
  • Adoptar en todos sus aspectos la declaración de datos sobre la base devengado, junto con los sistemas que le sirven de base (largo plazo).

De estas etapas, la adopción del formato que utiliza el MEFP 2001 para presentar los datos es la más sencilla. Básicamente, se trata de reclasificar los datos corrientes sobre las finanzas públicas dentro del marco analítico pertinente. Esta actividad exige pocos recursos y se puede realizar con relativa celeridad.

La segunda etapa —declarar datos según el marco del MEFP 2001— es más compleja y puede verse limitada por la falta de capacidad estadística. Posiblemente requiera una cooperación estrecha entre las autoridades nacionales y el FMI en el ámbito de la capacitación y un período de tiempo que puede ser considerable.

La tercera etapa —plena adopción del MEFP 2001— solo puede lograrse estableciendo un sistema contable basado en los principios de devengado y un marco moderno de gestión del gasto público, de modo que los sistemas de clasificación puedan producir las declaraciones de datos estadísticos que exige el MEFP 2001. Para la mayoría de los países esta es una tarea de gran envergadura que necesita una planificación y gestión cuidadosas para evitar que se interrumpa la circulación de estadísticas sobre las finanzas públicas. Para superar satisfactoriamente las limitaciones inherentes de cada etapa, los países deben elaborar una estrategia de migración adaptada a su capacidad institucional.

Cuadro 15.Marco AnalÍtico del MEFP 2001

Como los datos fiscales están presentes en un marco integrado, los analistas pueden evaluar la sostenibilidad de las finanzas públicas, es decir, la evolución del patrimonio neto a lo largo de una serie de balances. Además, la situación del ahorro, la inversión y el consumo del gobierno, esbozada conforme al MEFP 2001, se corresponde en gran medida con el marco de las cuentas nacionales.

El marco del MEFP 2001 está formado por cuadros resumidos —parecidos a los informes contables financieros de las empresas— que conforman un estado de operaciones, un balance y un estado de efectivo. Como puede observarse en el cuadro 15, el marco consiste en cuatro estados analíticos: el estado de operaciones del gobierno, el estado de otros flujos económicos, el balance y el estado de fuentes y usos de efectivo (que no figura en el cuadro). Los cuadros contienen los cuatro resultados más importantes del sistema, es decir, los cuatro indicadores fundamentales de las finanzas públicas: el resultado operativo neto, el préstamo neto/endeudamiento neto y el patrimonio neto, más el superávit/déficit de efectivo (que no figura en el cuadro).

Además de los principales resultados del sistema, el MEFP 2001 presenta otros indicadores analíticos que podrían resultar de interés para los economistas, como el resultado primario global (añadiendo el gasto en intereses al resultado fiscal global se logra tener una idea del resultado de las actividades discrecionales del gobierno) y la posición de deuda bruta, que mide el saldo de todos los pasivos de deuda según la definición del MEFP 2001 (es decir, todos los pasivos excepto las acciones y otras participaciones de capital y los derivados financieros; recuadro 18)36.

Estados analíticos del MEFP 2001

De los cuatro estados analíticos del MEFP 2001, tres parten de datos sobre transacciones, otros flujos económicos y el balance registrados sobre la base devengado; el cuarto está expresado sobre la base caja:

  • El estado de operaciones del gobierno (cuadro 16) resume todas las transacciones de las unidades del gobierno general y deriva dos resultados analíticos importantes —el resultado operativo neto y el préstamo neto/endeudamiento neto (PN/EN)— de la siguiente información.

El resultado operativo neto resume la variación del patrimonio neto causada por las transacciones del gobierno y en última instancia constituye un indicador de la sostenibilidad de las políticas del gobierno que influyen en el ingreso y el gasto. Equivale al concepto de ahorro más transferencias de capital en las cuentas nacionales. Si el resultado es positivo, las operaciones corrientes del gobierno generaron un superávit de ingresos, lo cual incrementa el patrimonio neto. El gobierno puede utilizar ese superávit para adquirir activos o reducir pasivos. Si el resultado es negativo, las operaciones corrientes del gobierno son deficitarias, lo cual exige asumir pasivos o liquidar activos para financiar el déficit.

Restando la adquisición neta de activos no financieros del resultado operativo neto se obtiene un segundo resultado, PN/EN. PN(+)/EN(–) es un indicador analítico que básicamente refleja el grado en que un gobierno está colocando recursos financieros a disposición de otros sectores de la economía o está utilizando recursos financieros generados por otros sectores. Por lo tanto, puede considerarse un indicador de la repercusión financiera de la actividad del gobierno en el resto de la economía. Equivale al concepto de PN/EN utilizado en las cuentas nacionales.

Cuadro 16.Estado de operaciones del gobierno
1. Ingreso
1.1 Impuestos
1.2 Contribuciones sociales
1.3 Donaciones
1.4 Otros ingresos
2. Gasto
2.1 Remuneración de los empleados
2.2 Uso de bienes y servicios
2.3 Consumo de capital fijo
2.4 Intereses
2.5 Subsidios
2.6 Donaciones
2.7 Prestaciones sociales
2.8 Otros gastos
Resultado operativo neto (RON) (1 menos 2)
3.1 Adquisición neta de activos no financieros
3.1.1 Activos fijos
3.1.2 Existencias
3.1.3 Objetos de valor
3.1.4 Activos no producidos
Préstamo neto/endeudamiento neto (RON menos 3.1)
3.2 Adquisición neta de activos financieros
3.2.1 Internos
3.2.2 Externos
3.3 Pasivos netos incurridos
3.3.1 Internos
3.3.2 Externos

En otras palabras, podría decirse que el resultado operativo neto se centra en la “actividad” (ya que tiene en cuenta transacciones de ingreso y gasto), en tanto que el PN/EN está centrado en el “financiamiento” (ya que tiene en cuenta transacciones en activos financieros y pasivos).

El estado de otros flujos económicos presenta información sobre la variación del patrimonio neto causada por flujos económicos que no son transacciones. Los economistas clasifican estos flujos como variaciones de precios (revalorizaciones) o variaciones en el volumen de activos y pasivos.

  • 2. El balance representa los saldos de activos, pasivos y patrimonio neto al comienzo y al final del período contable.
  • 3. El estado de fuentes y usos de efectivo (que no se ilustra aquí) muestra los flujos en efectivo puro vinculados a transacciones de ingreso y gasto, así como a transacciones en activos no financieros; de ahí surge el superávit/déficit de efectivo. Añadiendo al superávit/déficit de efectivo los flujos de efectivo por transacciones de activos financieros (excluido el efectivo) y pasivos, se obtiene la variación neta en las tenencias de efectivo.

Los cuadros 17 y 18 resumen algunos ejemplos del marco del MEFP 2001 trabajados en base a ejemplos de datos del SCN 1993. Destacan la estructura, los principales elementos y los resultados (excepto las fuentes y usos de efectivo) necesarios para el análisis y la política fiscal.

Principales clasificaciones del MEFP 2001

Las principales clasificaciones del MEFP 2001 son tres: 1) económica, en la cual se individualizan los tipos de erogaciones del gobierno; 2) funcional, en la cual se precisa la finalidad de las erogaciones del gobierno, y 3) según el sector de la contraparte.

Clasificación económica

El estado de operaciones del gobierno presenta la actividad del gobierno utilizando una clasificación “económica”, es decir, presenta la información basándose en el tipo de ingreso, gasto, activo no financiero e instrumento financiero.

  • La categoría ingreso comprende el ingreso tributario, que constituye la proporción más importante del ingreso de la mayoría de los gobiernos; las contribuciones sociales, es decir, los aportes de empleadores o empleados que les garantizan a los empleados el derecho a recibir prestaciones sociales en el futuro; donaciones, o sea, transferencias voluntarias de otras unidades del gobierno u organismos internacionales; y otros ingresos, que abarcan las rentas de la propiedad, las ventas de bienes y servicios, y otros ingresos diversos.
  • La categoría gasto está integrada por la remuneración a los empleados, que representa los costos laborales del gobierno; el uso de bienes y servicios, o sea, el costo de los materiales y servicios utilizados en la producción; el consumo de capital fijo, que refleja el costo de utilizar activos fijos37; los intereses, que representan el costo del endeudamiento; las transferencias en forma de subsidios, donaciones y prestaciones sociales; y por último los otros gastos, donde entran todas las transacciones de gasto no incluidas en las demás partidas.
  • Las transacciones en activos no financieros son la adquisición y la disposición de activos fijos, existencias, objetos de valor y activos no producidos.
  • Las transacciones en activos financieros y pasivos son las transacciones de financiamiento, clasificadas según el instrumento en cuestión (por ejemplo, préstamos, depósitos, billetes y monedas, etc.).

Recuadro 18.La deuda del sector público

Los conceptos, las definiciones y las clasificaciones de la deuda del sector público consignados en el Manual de estadísticas de finanzas públicas 2001 (MEFP 2001) (FMI, 2001) coinciden en términos generales con las Estadísticas de la deuda externa: Guía para compiladores y usuarios (FMI, 2003) y con el SCN 1993. La deuda es un subconjunto de pasivos y, según el MEFP 2001 (pág. 143), la deuda del sector público “se compone de todos los pasivos que exigen el pago de intereses y/o de principal por parte de un deudor a un acreedor en una fecha o fechas futuras”. Es decir, todos los pasivos de las unidades del sector público son instrumentos de deuda, excepto las acciones y otras participaciones de capital y los derivados financieros porque no exigen el pago de intereses y/o de principal. El MEFP 2001 recomienda valorar estos instrumentos de deuda a precios corrientes de mercado, excepto los préstamos, normalmente valorados a precios nominales. (La Guía recomienda valorar las inversiones en títulos de deuda negociables a precios nominales y a precios de mercado.) Los pasivos contingentes del sector público no aparecen como pasivos en el balance, pero pueden declararse en las partidas informativas.

El total de instrumentos de deuda emitidos por unidades del sector público conforma la “deuda pública bruta”. A la vez, el sector público puede mantener como activos financieros instrumentos de deuda emitidos por unidades institucionales fuera del sector público. En ese caso, el saldo neto de instrumentos de deuda del sector público (es decir, activos menos pasivos) constituye la “deuda pública neta”.

La posición neta (patrimonio neto) del sector público es a lo largo del tiempo un indicador de la sostenibilidad de las políticas del gobierno. Al elaborar el balance del sector público, los compiladores nacionales deben consolidar los derechos y obligaciones de contrapartida entre las unidades del sector público con respecto a los instrumentos de deuda (es decir, las tenencias de instrumentos de deuda dentro del sector público), y así excluirlos de la deuda bruta o neta del sector público.

Dentro de los objetivos generales de política, los gobiernos buscan una deuda pública sostenible y amortizable en una amplia variedad de circunstancias macroeconómicas. Por eso importa no solo el nivel, sino también la composición de la deuda pública. Los análisis de vulnerabilidad y sostenibilidad requieren datos exactos y puntuales sobre la composición de la deuda pública desde el punto de vista de los instrumentos financieros, las divisas, la residencia y los vencimientos. Aunque el MEFP 2001 dispone el desglose de los activos y los pasivos por residencia e instrumento, los compiladores pueden realzar esa información con datos sobre las divisas y los vencimientos.

Los especialistas del mundo entero están dedicados a afianzar aún más la utilidad analítica de las estadísticas sobre la deuda pública. El FMI ha publicado en su sitio web una versión preliminar de una plantilla para la declaración, acompañada de pautas de uso http://www.imf.org/external/pubs/ft/gfs/manual/comp.htm. La plantilla abarca todas las unidades institucionales dentro del sector público, con datos sobre la deuda interna y externa.

El balance y el estado de otros flujos económicos también utilizan la clasificación económica de los activos no financieros y usan el tipo de instrumento para clasificar los activos financieros y pasivos.

Clasificación funcional

La clasificación económica presenta información sobre el tipo de erogación que efectúa el gobierno, pero muchos usuarios también están interesados en la finalidad de esas erogaciones. El MEFP 2001 responde a ese interés mediante una clasificación funcional y aplica la Clasificación de las funciones del gobierno (CFG) tanto a los gastos como a la adquisición neta de activos no financieros.

Cuadro 17.Estado de operaciones del gobierno general
Ingreso1.046
Impuestos450
Contribuciones sociales1268
Donaciones21
Otros ingresos3327
Gasto1.084
Remuneración de los empleados4140
Uso de bienes y servicios4252
Consumo de capital fijo430
Intereses35
Subsidios44
Donaciones258
Prestaciones sociales1451
Otros gastos74
Resultado operativo neto−38
Adquisición neta de activos no financieros12
Activos fijos (formación de capital)45
Existencias0
Objetos de valor3
Activos no financieros no producidos4
Préstamo neto/endeudamiento neto−50
Transacciones en activos financieros y pasivos (financiamiento)50
Adquisición neta de activos financieros120
Pasivos netos incurridos1170

Presumiendo que el gobierno general no incluye ninguna caja de pensiones no autónoma de los empleados del gobierno.

Presentadas después de la consolidación; incluye donaciones de capital.

Incluye la producción ajustada según el consumo colectivo.

Presumiendo que no hay formación de capital por cuenta propia.

Presumiendo que el gobierno general no incluye ninguna caja de pensiones no autónoma de los empleados del gobierno.

Presentadas después de la consolidación; incluye donaciones de capital.

Incluye la producción ajustada según el consumo colectivo.

Presumiendo que no hay formación de capital por cuenta propia.

La CFG ordena de manera detallada las funciones, u objetivos socioeconómicos, que las unidades del gobierno general se proponen lograr a través de diversos tipos de erogaciones. Permite a los analistas examinar las tendencias de las erogaciones del gobierno en funciones o finalidades a lo largo del tiempo, independientemente de la estructura organizativa del gobierno.

La CFG presenta los objetivos en tres niveles:

  • En el nivel superior, hay 10 divisiones:
    • Servicios públicos generales
    • Defensa
    • Orden público y seguridad
    • Asuntos económicos
    • Protección del medio ambiente
    • Vivienda y servicios comunitarios
    • Salud
    • Actividades recreativas, cultura y religión
    • Educación
    • Protección social
  • Dentro de cada división hay varios grupos.
  • Dentro de cada grupo hay una o más clases de actividad, según las cuales se definen objetivos amplios.
Cuadro 18.Balance integrado del gobierno general
Balance de

apertura
TransaccionesGanancias y

pérdidas por

tenencia
Otras variaciones

en el volumen
Balance de cierre
PATRIMONIO NETO1.300−383721.301
Activos no financieros1.591124301.646
Activos fijos913518−3933
Existencias4701048
Objetos de valor4131045
Activos no producidos5904233620
Activos no producidos tangibles5784233608
Activos no producidos intangibles1200012
Activos financieros39612011518
Internos y externos31612001437
Billetes y monedas y depósitos150700157
Valores distintos de acciones0260329
Préstamos1154500160
Acciones y otras participaciones de capital12360−246
Reservas y técnicas de seguros2000020
Derivados financieros00000
Otras cuentas por cobrar1960025
Oro monetario y DEG8001081
Pasivos6871707−1863
Internos y externos6871707−1863
Billetes y monedas y depósitos102200104
Valores distintos de acciones2126470283
Préstamos328940−1421
Acciones y otras participaciones de capital40004
Reservas técnicas de seguros1900019
Derivados financieros00000
Otras cuentas por pagar22100032

Clasificación según la contraparte

El MEFP 2001 también presenta saldos de activos financieros y pasivos, así como transacciones en instrumentos financieros, según el sector de la contraparte. Así atiende el interés de los usuarios en los sectores en los cuales el gobierno tiene derechos u obligaciones pendientes y con los cuales lleva a cabo transacciones financieras. La clasificación económica presenta los saldos y las transacciones en activos financieros y pasivos según el tipo de instrumento financiero.

Los sectores de contraparte residentes son el banco central, otras corporaciones de depósito, las corporaciones financieras no clasificadas en otra parte, las corporaciones no financieras, los hogares y las instituciones sin fines de lucro que sirven a los hogares (ISFLSH). Los sectores no residentes son el gobierno general, los organismos internacionales, las corporaciones financieras distintas de los organismos internacionales y otros no residentes.

34

El MEFP 2001 es el sistema de estadísticas macroeconómicas que más difiere del SCN 1993. La relación entre ambos se detalla en el recuadro 16.

35

En el recuadro 17 se analizan algunos de los pasos más importantes en la transición del MEFP 1986 al MEFP 2001.

36

Este concepto, aplicado tanto al gobierno general como a las corporaciones públicas, sirve para medir la deuda del sector público (recuadro 18).

37

El MEFP 2001 define el consumo de capital fijo como la disminución del valor del saldo de activos fijos, durante el período contable, como resultado del deterioro físico, la obsolescencia normal y los daños normales por accidentes. La definición es coherente con las cuentas nacionales.

    Other Resources Citing This Publication