Chapter

Mejora del aporte del FMI

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
April 1995
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Contra el telón de fondo del mandato del FMI, y en el contexto del marco macroeconómico general de un país, el FMI también presta asesoramiento sobre los aspectos sociales, al tiempo que reconoce plenamente que esos aspectos se encuadran básicamente en el campo de acción del gobierno de cada país. El FMI no ceja en su empeño de sacar enseñanzas de su propia experiencia y de la de otros, con el objetivo de mejorar su asesoramiento en materia de políticas. En la actualidad, el personal está estudiando el ritmo de recuperación de la inversión y el producto tras la adopción de programas de ajuste estructural, como medio más eficaz para impulsar el crecimiento del ingreso per cápita en muchos países en desarrollo y en especial en África al sur del Sahara. La experiencia adquirida parece indicar que hace falta prestar más atención al impacto de la política fiscal en el crecimiento económico en un contexto a medio plazo, y también al análisis de las repercusiones del gasto y del ingreso tributario sobre la distribución de la renta. También parece haber margen para lograr mejores resultados, incorporando los aspectos sociales en la elaboración general de programas, comprendida la formulación de instrumentos clave de política como la determinación de los precios y los sistemas tributarios y arancelarios. Esto entraña asimismo profundizar en la comprensión de las limitaciones que existen para la ejecución de las medidas y sus repercusiones para la mejora de la formulación de las medidas de política social.

La composición del gasto público es reflejo de las prioridades sociales. El personal del FMI está intensificando su colaboración con el Banco Mundial en el terreno del gasto público con el propósito de mejorar el asesoramiento que ofrece a los gobiernos de los países miembros en materia de políticas. Éstos examinan su propia política de gasto público como parte de la decisión soberana que les incumbe en cuanto a fijar prioridades sociales. No obstante, el asesoramiento ofrecido por el FMI (y otros organismos) puede representar un insumo técnico para los gobiernos que tratan de mejorar los criterios básicos para establecer y atender esas prioridades.

Mediante consultas en materia de medidas de política y asistencia técnica, el FMI contribuye a dar más transparencia a la formulación de decisiones por parte de los gobiernos y a su capacidad para controlar la evolución social. El personal del FMI procura proporcionar información sobre los indicadores sociales en los informes sobre los países y también acrecentar la transparencia y responsabilidad en el gasto presupuestario, comprendido el gasto en servicios sociales y el acceso de los sectores pobres de la población a esos servicios.

La mejora del seguimiento de las medidas de política social y de los indicadores sociales en el contexto de los programas respaldados por el FMI constituye un aspecto central del objetivo de alcanzar un crecimiento sostenible de alta calidad. La mejor manera de perfeccionar el seguimiento de la implementación de las medidas de política social incorporadas en los programas —sin duplicar esfuerzos—es acrecentar la colaboración con el Banco Mundial, los organismos de las Naciones Unidas y otros, para que cada institución centre su trabajo en el campo en que goza de ventajas comparativas.

Como en los países de bajo ingreso la mayor parte de la población menos pudiente vive en las zonas rurales, es menester hacer hincapié en las reformas que tratan de corregir las deficiencias estructurales en esas zonas. Un terreno en el que existe margen para llevar a cabo grandes mejoras, en estrecha colaboración con el Banco Mundial, es el desarrollo de instituciones financieras ampliamente accesibles y de instrumentos de ahorro y préstamo para las zonas rurales.

    Other Resources Citing This Publication