Chapter

Asistencia técnica

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
April 1995
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Desde la creación del FMI, un aspecto importante de las relaciones con los países miembros ha sido la asistencia técnica prestada para reforzar la gestión económica y financiera. La asistencia técnica se ha centrado en los campos en que el FMI posee ventajas comparativas, a saber, finanzas públicas, banca central, sistemas cambiarios y estadísticas económicas y financieras. También se ha prestado asistencia al estímulo de la capacidad mediante el fomento y refuerzo de instituciones, y la capacitación de funcionarios en nuevos métodos de trabajo como, por ejemplo, la informatización de la administración tributaria, los sistemas mejorados de control presupuestario, la elaboración de estadísticas para la formulación de la política económica y nuevos instrumentos de política monetaria. En los últimos años, se han redoblado los esfuerzos para integrar la asistencia técnica en la elaboración de los programas. Además, mediante la planificación a medio plazo, el FMI procura que los países miembros dispongan oportunamente de su asistencia técnica.

En el terreno de las finanzas públicas, la asistencia técnica se ha facilitado principalmente en materia de política y administración tributarias, gestión del gasto público y elaboración de redes de protección social. La asistencia técnica en materia de protección social se ha facilitado generalmente en el marco de programas de ajuste respaldados por el FMI para integrarla en éstos en forma sostenible, desde el punto de vista de las finanzas públicas, y contrarrestar los efectos adversos a corto plazo que ciertas medidas de ajuste pueden tener sobre los sectores pobres de la sociedad.

Se ha facilitado asistencia técnica a varias economías en transición que experimentaban fuertes variaciones de los precios y el empleo (por ejemplo en Armenia, Kazajstán, Moldova, la República Kirguisa y Rusia) para mejorar la selección de objetivos en la concesión de subsidios y reestructurar las pensiones, seguros de desempleo y otras prestaciones sociales. En la República Democrática Popular Lao se prestó asesoramiento a las autoridades sobre opciones en el terreno de redes de protección social en el contexto de un recorte del sector público, y en Rumania el objetivo ha sido establecer medios apropiados para mitigar el impacto a medio plazo de una devaluación en determinados grupos de la población y prever la posibilidad de gastos más elevados debidos a prestaciones por desempleo. El alcance de la asistencia se ha ampliado para incluir el refuerzo de la adopción de programas destinados a reducir la pobreza, comprendida una mejor gestión del gasto social (por ejemplo, en Perú). También se ha facilitado asesoramiento para mejorar la eficacia del gasto social en función del costo (por ejemplo, en Argelia y la ex República Yugoslava de Macedonia) y de los sistemas de seguridad social, al propio tiempo que se asegura el mantenimiento de la función de estos últimos en la redistribución del ingreso hacia los pobres (por ejemplo, en Brasil y Tailandia).

Para contribuir a mejorar la eficacia de los proyectos y los programas públicos, incluidos los programas sociales, el FMI ha facilitado amplia asistencia técnica sobre gestión del gasto público a países en desarrollo y economías en transición (por ejemplo, en Albania, Gambia, Hungría, Líbano, Malawi, Rusia, Turkmenistán y Ucrania). En los casos de Guatemala y Perú, la asistencia se prestó explícitamente en el contexto de la elaboración de una estrategia para reducir la pobreza a medio plazo. El objetivo de la asistencia ha sido establecer instituciones y procedimientos para el seguimiento, control y evaluación del gasto público. Esto debería acrecentar la transparencia y responsabilidad en la toma de decisiones, mejorar la eficacia en función de los costos y la selección de objetivos del gasto social y de otro tipo, y reforzar el desempeño de la gestión macroeconómica.

En el campo de la política y la administración tributarias, el asesoramiento se ha centrado en la reforma del sistema tributario, en ciertos impuestos (por ejemplo, el impuesto sobre el valor agregado o global sobre la renta), en la estructura de tasas impositivas y en la mejora de los procedimientos recaudatorios. Se ha hecho hincapié en la mejora de la administración tributaria porque se fomenta así el cumplimiento del pago de los impuestos y se contribuye a distribuir más equitativamente la carga tributaria.

La asistencia en el campo de la banca central se ha facilitado sobre cuestiones relacionadas con emisiones de nuevas monedas y reforma del sistema, gestión de las divisas y operaciones cambiarías, desarrollo de mercados monetarios y sistemas de liquidación y pagos y, por último, reglamentación y supervisión bancarias. La mejora de la capacidad institucional ha ayudado a los países miembros a administrar las medidas macroeconómicas en favor de un crecimiento económico sostenido no inflacionario. Estas mejoras han contribuido también a dar más profundidad a los mercados financieros, incrementándose así el acceso al crédito para diferentes grupos sociales.

El asesoramiento en materia de mejora de las estadísticas macroeconómicas se presta con el objetivo de facilitar el análisis económico, la formulación y seguimiento de las medidas y la comparación de datos a escala internacional. Aspectos esenciales para el funcionamiento de una economía de mercado y el fomento de la buena gestión de gobierno son la independencia y la integridad de las estadísticas oficiales y su amplia difusión.

    Other Resources Citing This Publication