Chapter

Resumen

Author(s):
Joseph Gold
Published Date:
September 1987
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

DEG

1. La cesta de monedas que determina el valor del DEG se ha revisado, con efecto a partir del 1 de enero de 1986, de conformidad con la decisión sobre revisiones quinquenales. Aunque las monedas que componen la cesta revisada son las mismas, se han modificado su ponderación, salvo la del dólar de EE.UU., y también la cantidad de unidades de las cinco monedas.

2. Se han modificado las directrices para redondear el número de unidades monetarias en la cesta, sin perjuicio del principio de adherirse a las ponderaciones ni del principio de que en el primer día hábil después de la entrada en vigor de la revisión el valor del DEG en términos de las monedas debe ser igual a su valor en el último día hábil antes de la entrada en vigor de la revisión.

3. La cesta revisada se usa también para calcular el tipo de interés sobre las tenencias de DEG. En resumen, continúan unificadas las cestas de valoración y de interés.

4. El tipo de interés sobre las tenencias de DEG se calcula con más frecuencia que en el pasado. Se ha reducido el desfase entre el período de referencia para determinar el tipo de interés y el período al cual se aplica. El exceso de intereses sobre cargos y de cargos sobre intereses se liquida con más frecuencia que en el pasado mediante créditos y débitos asentados en las cuentas de DEG. El objetivo general de los cambios ha sido seguir más de cerca las prácticas del mercado respecto de otros activos de reserva y, por lo tanto, realzar el atractivo del DEG como activo de reserva.

5. Ha aumentado a 14 el número de “otros tenedores” de DEG. Uno de esos tenedores dejó de existir y fue sucedido por una nueva entidad que tomó a su cargo el activo y pasivo del predecesor. El sucesor no podía pasar a ser tenedor o tener derecho a los DEG del predecesor sin que mediara una decisión del Fondo. Aunque la decisión se adoptó casi ocho meses después de la sucesión, se dispuso que el sucesor había sucedido en las tenencias de DEG del predecesor a partir de la fecha de la sucesión. Una característica del caso es que en el intervalo no existió un tenedor de los DEG.

6. Las críticas relativas a la denominación “derechos especiales de giro”, resultado de la solución conciliatoria a que se llegó al negociarse el sistema de DEG, ha sido causa de que se dispusiera que “SDR” ha de ser la expresión de uso corriente en el Fondo, sin perjuicio del texto auténtico del Convenio cuando deba citárselo. La consecuencia lógica de la norma es que cualquier otra denominación podría tratarse de igual modo, pero no tendría la familiaridad de la sigla “SDR”.

7. Continúa aumentando la larga lista de tratados y propuestas enmiendas de tratados vigentes o proyectos de nuevos tratados en los cuales el DEG es la unidad de cuenta o cumple alguna otra función. Si los países no miembros del Fondo pueden aplicar un franco oro en virtud de ciertos tratados, el franco oro debe vincularse con el DEG. En virtud de esos tratados, el DEG es la única unidad de cuenta. Incluso si no se modifica un tratado para remplazar una unidad de cuenta oro con el DEG, la experiencia de la Unión Postal Universal demuestra que acaso todavía es posible dar al DEG esa función por razones prácticas.

8. La cesta del DEG puede adoptarse con algunos fines, incluso cuando el DEG no sea unidad de cuenta. El Convenio de la OCDE sobre las directrices para el crédito a la exportación es un ejemplo de la utilización de la cesta del DEG para establecer una matriz de tipos de interés. El Convenio demuestra también que el DEG puede servir como denominador neutro por cuanto evita la especificación de una moneda y de cantidades exactas de ella.

Monedas

9. Se examinan tres nuevas decisiones sobre supervisión de las políticas de tipo de cambio de los países miembros conforme al Artículo IV, y el perfeccionamiento de los procedimientos para realizar esa supervisión.

10. Se ha introducido un procedimiento experimental para notificar al Directorio Ejecutivo las variaciones importantes, que se definen, de los tipos de cambio efectivos reales (esto es, de las variaciones importantes en la competitividad de los países basada en los tipos de cambio, sea cual fuere el régimen cambiario del país miembro).

11. Se ha planteado nuevamente el tema de los “indicadores objetivos”. Se ha instado al personal del Fondo a adoptar un enfoque experimental para estudiar el concepto y explorarlo con el concurso de las autoridades interesadas.

12. Se ha formulado un procedimiento de “supervisión reforzada”, en virtud del cual el Fondo puede supervisar las políticas económicas de un país miembro con más frecuencia que con arreglo a los procedimientos de supervisión ordinaria cuando el país miembro no esté utilizando los recursos del Fondo y haya concertado un acuerdo de reprogramación plurianual con los bancos comerciales acreedores. El procedimiento tiene por objeto facilitar la transición del país miembro al acceso normal a la financiación comercial.

13. La cuestión de la supervisión se ha examinado en diversos informes internacionales sobre el sistema monetario internacional en los cuales se buscan arbitrios para complementar los esfuerzos del Fondo para hacer más eficaz esa práctica. Entre esos informes se cuentan el informe de los suplentes del Grupo de los Diez, la declaración de los ministros y gobernadores del Grupo emitida el 21 de junio de 1985 y el informe del Grupo de los Veinticuatro. El Comité Provisional del Fondo ha solicitado al Directorio Ejecutivo que estudie las cuestiones planteadas en dichos informes por parte del Comité.

14. El Fondo debe adoptar principios específicos para orientar a los países miembros respecto de sus políticas de tipo de cambio. Los tres principios adoptados hasta ahora por el Fondo se refieren en parte a la intervención en los mercados cambiarios. La intervención ha sido examinada en la Declaración sobre compromisos monetarios internacionales publicada al finalizar la reunión cumbre de Versalles. De resultas de esa reunión, se constituyó un Grupo de Trabajo sobre intervención en los mercados de cambios, que ha dado a conocer un informe. Los ministros de Hacienda y los gobernadores de banco central de los países que participaron en la reunión cumbre y los representantes de la Comunidad Europea hicieron seguidamente un anuncio respecto del tema. Los ministros de Hacienda y los gobernadores de los cinco bancos centrales del Grupo de los Cinco hicieron un anuncio del 22 de septiembre de 1985.

15. Los entendimientos expuestos en varios de esos informes y anuncios, expresados a veces en el lenguaje de acuerdos, plantean cuestiones de “soft law” (normas cuasijurídicas), incluidas las relativas al significado y la función del concepto en el derecho internacional público. Se está prestando gran atención al “soft law” en la actual reconsideración de las fuentes del derecho internacional público. La prevalencia del “soft law” se observa especialmente en las relaciones económicas entre los Estados.

16. El Directorio Ejecutivo ha dejado nuevamente librada a ulterior consideración la cuestión relativa a saber si un tipo de cambio especial limitado a las transacciones de capital es una práctica de tipos de cambio múltiples que requiere la aprobación del Fondo en virtud del Artículo VIII, Sección 3. La cuestión atañe a la relación de esa disposición con el Artículo VI, Sección 3.

17. La fluctuación de los tipos de cambio crea nuevos problemas jurídicos o intensifica problemas que se habían planteado cuando estaba en vigencia el régimen de paridades. La desaparición de ese régimen ha hecho más deseable considerar, en las diversas ramas del derecho, cuál es la moneda apropiada para expresar sumas en una moneda extranjera y, si esa moneda se ha de convertir en otra moneda, cuál es la fecha apropiada que se ha de elegir para determinar el tipo de cambio de la conversión.

18. La esfera de los fallos judiciales es uno de los campos en que más se plantean estos dos problemas de elección. Respecto del primer problema, los ordenamientos jurídicos nacionales se clasifican en dos grupos, que establecen o bien que las sentencias pueden expresarse solamente en la moneda nacional o que pueden expresarse en una moneda extranjera apropiada. En cuanto al segundo problema, los ordenamientos jurídicos nacionales estatuyen que el tipo de cambio aplicable es el correspondiente a la fecha en que se origina la reclamación o la fecha en la que se pronuncia sentencia (o se paga la obligación). Las comisiones oficiales de reforma del derecho de Inglaterra y la Columbia Británica han preparado dos informes detallados sobre estos y otros problemas afines. El American Law Institute, entidad influyente pese a que no tiene carácter gubernamental, ha venido redactando propuestas sobre estos problemas para la revisión del derecho de las relaciones exteriores de Estados Unidos.

19. Por razones jurídicas distintas de la denominación de las sentencias se plantean problemas de elección de la moneda extranjera y del tipo de cambio cuando los tipos de cambio fluctúan. La Comisión de Valores y Cambios de Estados Unidos ha promulgado un nuevo reglamento enmendado sobre la moneda en la cual se han de presentar los estados financieros de los emisores privados extranjeros de los títulos que se ofrezcan en Estados Unidos en las actuaciones ante la Comisión, así como también sobre las “conversiones de conveniencia” cuando una moneda extranjera se convierte en dólares. El tema ilustra también las dificultades de elección cuando están involucrados tipos de cambio durante un período prolongado.

20. En la esfera del derecho de los contratos los tipos de cambio fluctuantes pueden crear problemas de interpretación de los contratos o respecto de la suficiencia de la doctrina jurídica establecida. En el contexto del Código de Comercio Uniforme de Estados Unidos se ha planteado la aplicación de las doctrinas de la exoneración por imposibilidad de cumplimiento y por gravamen exorbitante de las prestaciones con condiciones de tipos de cambio fluctuantes. Esas doctrinas, a su vez, plantean la cuestión de las cláusulas de excesiva onerosidad y las cláusulas protectoras.

21. Debido a la fluctuación de los tipos de cambio se ha modificado la doctrina jurídica respecto de las facultades de inversión de los fideicomisos en virtud del derecho fiduciario inglés.

22. Los tipos de cambio fluctuantes han dado lugar a muchos litigios en los cuales se han discutido sus efectos respecto del derecho tributario. Se examinan casos de Inglaterra, Estados Unidos y Australia respecto de los empréstitos contraídos y amortizados en una moneda distinta de la del prestatario. Los tribunales han encarado estas cuestiones con diversas doctrinas. Se advierte que pequeñas diferencias en los hechos han dado lugar a que se apliquen a los contribuyentes normas diversas en el marco del mismo ordenamiento jurídico. Las diferencias en los hechos no necesariamente corresponden a situaciones económicas diferentes desde el punto de vista del contribuyente.

23. Las antiguas paridades siguen existiendo para algunos fines jurídicos. Un ejemplo de ello es la valoración de las tenencias oficiales de oro de algunos países. Otro ejemplo es el fallo de la Suprema Corte de Estados Unidos con respecto a la aplicación de la Convención de Varsovia.

El oro

24. Ha habido muchos juicios en torno a la aplicación de una unidad de cuenta oro de los tratados que todavía no se han modificado para sustituirla por el DEG cuando las autoridades nacionales no han adoptado medidas oficiales con respecto a la aplicación de la unidad oro del tratado en cuestión. Se echa de ver una fuerte, aunque no invariable, resistencia de los tribunales a aplicar el precio de mercado del oro.

25. Los diversos enfoques adoptados por los tribunales que rechazan el precio de mercado del oro son ejemplo de las dificultades con que se tropieza para llegar a soluciones judiciales uniformes en el contexto de los tratados multilaterales. La Suprema Corte de Estados Unidos ha determinado que, no obstante la desaparición del precio oficial del oro, no había laguna en el tratado que tenía ante sí y el tribunal podía aplicar la unidad oro, vigente por imperio del derecho norteamericano, porque un organismo con potestad normativa estaba autorizado por ley para elegir el método de conversión. Un tribunal holandés ha fallado que actualmente había una laguna en el tratado, pero que el derecho holandés la había subsanado. Un tribunal austríaco rechazó la tesis de la laguna y aplicó la unidad de cuenta por analogía con una ley alemana, que no formaba parte del derecho austríaco, y una ley austríaca, que no se aplicaba al tratado en cuestión.

26. La ley que autorizó a Estados Unidos a consentir en un aumento de su cuota en el Fondo como resultado de la octava revisión general de cuotas y en un aumento de sus compromisos de crédito en el marco de los Acuerdos Generales para la Obtención de Préstamos estableció también que el Tesoro debía presentar informes sobre la restitución de las restantes tenencias de oro del Fondo a los países miembros, la venta de oro en los mercados privados y la viabilidad de prestar oro a los países miembros para que pudieran usarlo en garantía de préstamos comerciales. El Tesoro ha dado a conocer un informe en el cual se ha pronunciado negativamente respecto de esas ideas.

27. Un tribunal de Estados Unidos ha resuelto que la legislación vigente no autoriza a un tenedor de bonos a demandar al Gobierno de Estados Unidos por el valor oro, determinado con arreglo al mercado del oro, de un bono emitido en 1918 que contenía una cláusula oro.

28. En otro caso, un tribunal resolvió que los contribuyentes no tenían derecho, con arreglo a la legislación vigente, a reducir su ingreso imponible invocando para ello el precio de mercado del oro como indicador del presunto valor legal del dólar.

    Other Resources Citing This Publication