Journal Issue
Share
Article

Fortalecimiento de las capacidades: El FMI creará cuatro nuevos centros regionales de asistencia técnica

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
March 2009
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

A fin de intensificar su enfoque regional de asistencia a los países miembros, el FMI tiene previsto crear cuatro nuevos centros regionales de asistencia técnica. Los nuevos centros —uno en América Central, otro en Asia central y dos en África— son la respuesta a la demanda de los países y a la experiencia positiva acumulada hasta la fecha con la provisión de asistencia regional. Los centros africanos complementarán los tres centros actuales, establecidos en Tanzanía, Malí y Gabón.

Estos centros tienen por objetivo conjugar el asesoramiento estratégico que ofrece el FMI en su sede de Washington con la provisión de asistencia sobre el terreno, a fin de fortalecer las capacidades de los países miembros. Los países beneficiarios de cada región son los siguientes:

  • América Central: Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y la República Dominicana.

  • Asia central: Azerbaiyán, Kazajstán, Mongolia, la República Kirguisa, Tayikistán, Turkmenistán, Uzbekistán y, posiblemente, Pakistán.

  • África: Un segundo centro regional en África occidental y otro en África meridional. Aunque aún no se ha decidido cuáles serán los países a los que darán cobertura, el segundo centro en África occidental podría incluir Cabo Verde, Gambia, Ghana, Liberia, Nigeria y Sierra Leona, en tanto que el centro en África meridional incluiría Angola, Botswana, Comoras, Lesotho, Madagascar, Mauricio, Mozambique, Namibia, Seychelles, Sudáfrica, Swazilandia, Zambia y Zimbabwe.

Al igual que los actuales centros regionales, los nuevos centros colaborarán con la sede del FMI para diseñar y llevar a la práctica programas integrales de asistencia técnica y capacitación de carácter regional. Asimismo, respaldarán los esfuerzos de integración económica a nivel regional, que serán potenciados por la asistencia del FMI para promover la armonización y coordinación de la política económica de los países.

Una década de experiencia

En los últimos diez años, los centros regionales han ido evolucionando hasta ejercer una función central en la asistencia técnica que presta el FMI.

Cada centro regional presta asistencia a un pequeño grupo de países y ofrece a los asesores residentes en estos países una base regional para desempeñar su labor en los ámbitos básicos de la asistencia que brinda el FMI. Gracias a su proximidad física con los países a los que prestan asistencia, con frecuencia los centros regionales pueden abordar mejor que la sede del FMI las cuestiones que se plantean a diario en la implementación de las reformas. Estos centros complementan la labor de la sede y han demostrado su utilidad para mejorar la asistencia del FMI, entre otras, por las siguientes razones:

  • Los asesores residentes conocen mejor las necesidades y las circunstancias de los países porque trabajan sobre el terreno y pueden realizar un seguimiento más detenido y continuo de la asistencia prestada.

  • Todos los centros regionales están dirigidos por comités permanentes integrados por representantes de los donantes, los países beneficiarios y otros organismos internacionales, lo que ayuda a promover la coordinación de la asistencia y la identificación de los países con las reformas, en consonancia con los objetivos de la Declaración de París sobre la Eficacia de la Ayuda.

  • Estos centros ofrecen grandes posibilidades para lograr economías de escala. Los países vecinos suelen tener estructuras económicas y necesidades de asistencia similares, y un enfoque regional permite ofrecer más asistencia a menor costo. Otra ventaja es que los centros regionales pueden promover el intercambio de experiencias de reforma entre los países, permitiendo que se adopten prácticas óptimas probadas y se reduzcan los riesgos al mínimo.

Integración estratégica y sinergias

La posibilidad de aprovechar las similitudes regionales ha sido un factor clave para la creación de nuevos centros regionales.

En el caso del centro de asistencia técnica de América Central, por ejemplo, los países beneficiarios han acelerado considerablemente su integración en los últimos años, estableciendo y fortaleciendo órganos regionales clave para orientar el proceso; entre otros, el Consejo Monetario Centroamericano, el Consejo de Secretarios de Hacienda y Ministros de Finanzas, y el Consejo de Superintendentes del Sector Financiero.

La entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio entre la República Dominicana, Centroamérica y los Estados Unidos y los planes para completar la creación de una unión aduanera centroamericana también son hitos en este sentido. Para apoyar estas iniciativas, el FMI, desde su sede, ha incrementado la asistencia a los países centroamericanos en los últimos años. La creación de un centro regional resultaría fundamental para llevar estos esfuerzos adelante.

Necesidades de asistencia similares

La creación de los centros regionales propuestos para Asia central y África meridional obedece a factores regionales similares.

En gran parte, la cobertura de países en Asia central se ajustará al Programa de Cooperación Económica Regional de Asia Central, en tanto que los del centro regional de África meridional corresponderán, en términos generales, a los de la Comunidad del Desarrollo de África Meridional. Los países con que trabajaría el segundo centro en África occidental tienen necesidades de asistencia muy similares y se beneficiarán del intercambio, a través del centro, de soluciones e ideas de reforma.

Asesoramiento estratégico y gestión de gobierno interno

El marco organizativo tripartito trasciende de la dimensión financiera para incluir, además, la estructura de gobierno. Cada centro es administrado por un comité permanente integrado por representantes de los países beneficiarios, los donantes y el FMI. Dichos comités brindan asesoramiento estratégico para orientar la labor de los centros.

La asistencia regional estará coordinada con la ayuda que seguirá proporcionándose desde Washington, y ambos aspectos de la asistencia para fortalecer las capacidades se verán reflejados en las Notas Estratégicas Regionales del FMI. En estos planes, las necesidades de los países con respecto al fortalecimiento de las capacidades, y su orden de prioridad, se definen en el contexto de la supervisión que ejerce el FMI y el crédito que otorga, para equilibrar las necesidades de política a corto plazo con las de fortalecimiento de las capacidades a mediano plazo.

La participación y respaldo de los órganos y entidades regionales clave siempre han sido características distintivas de estos centros. Esto se debe particularmente a la familiaridad de los centros con las circunstancias locales y las reformas que encaran los países. De hecho, en los centros existentes, el sólido respaldo de los bancos regionales de desarrollo y las instituciones financieras ha sido un componente crucial para atraer financiamiento de otros donantes.

La representación de los donantes en los comités permanentes también mejora la coordinación de la asistencia del FMI con la de otros proveedores.

Cabe recalcar que la identificación de los países con los programas y su respaldo al proceso se manifiestan, cada vez más, en compromisos financieros considerables de los países beneficiarios con sus respectivos centros.

El camino por delante

Como paso previo a la creación de los comités permanentes de cada uno de los nuevos centros, ya se han establecido grupos de trabajo para llevar el proceso adelante. Se han realizado consultas generales con los países beneficiarios, sobre las posibles necesidades y prioridades de asistencia, y con los donantes, sobre el financiamiento de estos centros. La inauguración del primer centro, en América Central, está prevista, a más tardar, para abril de 2009.

Other Resources Citing This Publication