Journal Issue
Share
Article

El FMI, encargado de extraer lecciones de la crisis

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
March 2009
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

El CMFI solicitó al FMI que extraiga las lecciones necesarias de la crisis actual y recomiende medidas para restablecer la confianza y la estabilidad.

Comunicado del CMFI: Los jefes de las finanzas mundiales avalan un plan contra la crisis

El Comité Monetario y Financiero Internacional celebró su decimoctava reunión en la ciudad de Washington el 11 de octubre de 2008, bajo la presidencia de Youssef Boutros Ghali, Ministro de Hacienda de Egipto. El Comité le da la bienvenida como nuevo Presidente del CMFI. El Comité expresa su profundo agradecimiento al Sr. Tommaso Padoa-Schioppa por su invalorable función como Presidente del Comité al haber conseguido que los países miembros apoyaran las reformas fundamentales del FMI, y manifiesta sus mejores deseos para el futuro.

Ayer, 10 de octubre, el G-7 celebró una reunión en la que acordó el siguiente plan de acción:

  • “Tomar medidas decisivas y recurrir a todos los instrumentos disponibles para respaldar a las instituciones financieras de importancia sistémica y evitar su quiebra.

  • Adoptar todas las medidas necesarias para restablecer el funcionamiento de los mercados de crédito y de dinero y asegurar que los bancos y otras instituciones financieras tengan amplio acceso a liquidez y financiamiento.

  • Asegurar que los bancos y otros importantes intermediarios financieros de nuestros países puedan, en la medida en que lo necesiten, captar capitales del sector público y de fuentes privadas, en cantidades suficientes para restablecer la confianza y permitirles seguir otorgando préstamos a los hogares y las empresas.

  • Asegurar que los respectivos programas de seguro y garantía de depósitos de nuestros países tengan la solidez y coherencia necesarias para que los depositantes sigan confiando en la seguridad de sus depósitos.

  • Tomar en los casos pertinentes medidas para restablecer el funcionamiento de los mercados secundarios de hipotecas y otros activos titulizados. A este respecto, es necesario que los activos se valoren de manera correcta y se divulguen de manera transparente y que se apliquen de manera uniforme normas de contabilidad de alta calidad.

En la adopción de estas medidas debe asegurarse la protección de los contribuyentes y evitarse efectos potencialmente adversos para otros países. Utilizaremos los instrumentos de política macroeconómica que resulten necesarios y apropiados. Respaldamos firmemente el papel crucial del FMI en el suministro de asistencia a los países afectados por la actual conmoción. Aceleraremos la aplicación integral de las recomendaciones del Foro sobre Estabilidad Financiera y estamos comprometidos a atender la apremiante necesidad de reforma del sistema financiero. Intensificaremos aún más nuestra cooperación y trabajaremos mancomunadamente con otras partes interesadas para llevar adelante la consecución de este plan.”

En el día de la fecha, el Comité Monetario y Financiero Internacional avala firmemente esos compromisos.

El Comité reconoce que la profundidad y el carácter sistémico de la crisis exigen un estado excepcional de vigilancia, coordinación y disposición para tomar medidas enérgicas. Recalca que el FMI tiene como mandato fundamental promover la cooperación multilateral necesarias para restablecer y salvaguardar la estabilidad monetaria y financiera mundial. Considera que, recurriendo a sus procedimientos de emergencia, el FMI está preparado para poner rápidamente recursos sustanciales a disposición de los países miembros a fin de ayudarlos a cubrir sus necesidades de financiamiento. El Comité hace un llamamiento para que el FMI despliegue una labor más intensa con todos los países miembros, con miras a analizar y formular políticas enérgicas para responder a la crisis.

Asimismo, el Comité deja constancia de que muchas economías de mercados emergentes, que adoptaron políticas sólidas en años recientes, quizás enfrenten las repercusiones de la crisis financiera. Las difíciles condiciones externas mundiales —entre ellas el elevado precio de los alimentos y los combustibles— complican para los países de mercados emergentes y en desarrollo el desafío de preservar la estabilidad macroeconómica, sustentar el crecimiento y avanzar en la reducción de la pobreza. Por esa razón reviste importancia crítica que las medidas de colaboración estén coordinadas entre las economías avanzadas y emergentes.

El Comité exhorta al FMI —dados el carácter universal de los países representados, su especialización macrofinanciera y su cometido de promover la estabilidad financiera mundial— a tomar la iniciativa, conforme a ese cometido, de extraer las lecciones necesarias de la crisis actual y recomendar acciones eficaces para restablecer la confianza y la estabilidad. Le solicita al FMI que concentre las deliberaciones en este ámbito y que estreche la cooperación, en un ambiente receptivo a una amplia variedad de puntos de vista, con el Foro sobre Estabilidad Financiera (FEF), el G-20 y otros grupos. También le solicita que ponga esta iniciativa en marcha de inmediato y que informe al respecto al CMFI a más tardar en su próxima reunión.

La próxima reunión ordinaria del CMFI tendrá lugar en la ciudad de Washington el 25 de abril de 2009. El siguiente adjunto resume las deliberaciones del Comité sobre otras cuestiones fundamentales.

* * * * *

Apoyar el crecimiento y abordar los desafíos mundiales

El Comité hace hincapié en la necesidad de que las políticas macroeconómicas en las economías avanzadas proporcionen un estímulo esencial ante el riesgo de una marcada desaceleración económica, a medida que se restablezca la confianza en el sistema financiero. Dado que los precios de las materias primas han descendido de los máximos que alcanzaron recientemente y que en muchos países se prevé una desaceleración de la actividad, las autoridades deben considerar las medidas de política más adecuadas de acuerdo con las condiciones del país. El Comité expresa satisfacción por las recientes medidas de política monetaria tomadas de manera coordinada por varios bancos centrales. En varias economías, la política fiscal ha brindado apoyo oportuno, para estimular el nivel de la actividad. Las nuevas medidas fiscales deben tener en cuenta los objetivos de consolidación a mediano plazo y, de ponerse en marcha, su prioridad debería ser la resolución de los problemas financieros. Si bien las prioridades en materia de política macroeconómica varían considerablemente entre las economías de mercados emergentes y en desarrollo, el Comité señala que en muchas de ellas el riesgo de una desaceleración marcada debida a las tensiones en los mercados financieros y la atonía de los mercados de exportaciones está convirtiéndose en la principal preocupación. El Comité pide al FMI que esté preparado para asistir a los países miembros en la formulación de política oportunas, eficaces y adecuadas para aliviar las repercusiones negativas de la crisis financiera.

Al Comité le preocupa que los avances de los países de bajo ingreso hacia la estabilidad macroeconómica, el fomento del crecimiento y la reducción de la pobreza estén siendo menoscabados por el adverso entorno mundial. Muchos de estos países, particularmente en África subsahariana, se han visto gravemente afectados por el encarecimiento de los alimentos y los combustibles. El Comité exhorta a los países de bajo ingreso a redoblar los esfuerzos de ajuste con una mayor asistencia, sobre todo donaciones, para limitar las repercusiones en el ingreso real y la pobreza. El Comité celebra la Declaración de Principios sobre la función del FMI en los países de bajo ingreso, y considera que el FMI debe seguir cumpliendo la función que le corresponde en sus ámbitos de competencia. El Comité se muestra complacido por las reformas del Servicio para Shocks Exógenos, que permiten usarlo de manera más ágil y adecuada.

El Comité toma nota de los desafíos que representa para muchos países el encarecimiento de las materias primas, pese a que los precios de los alimentos y los combustibles han retrocedido de sus recientes niveles máximos. Recomienda que los cambios en los precios internacionales de los combustibles y los alimentos sean trasladados a los mercados internos, con el respaldo de medidas focalizadas y redes adecuadas de protección para los sectores pobres y teniendo en cuenta las circunstancias específicas de cada país.

Los avances hacia un sistema de comercio más multilateral nunca han sido tan importantes, dados los riesgos que afectan el crecimiento mundial. El Comité exhorta a los países miembros a resistir las presiones proteccionistas y reitera su firme apoyo para que las negociaciones comerciales en el marco de la Ronda de Doha lleguen a una conclusión sin demora y cumplan ampliamente sus objetivos.

El Comité hace hincapié en que sigue siendo importante evitar los desequilibrios mundiales. La estrategia multilateral para resolver los desequilibrios mundiales sigue siendo relevante, aunque las medidas a corto plazo tendrán que centrarse en estabilizar los mercados financieros.

Prioridades de supervisión del FMI

El Comité pone de relieve el papel central que tiene la supervisión del FMI a la hora de formular advertencias claras de los riesgos, ayudar a los países miembros a entender la interdependencia entre sus economías y promover respuestas de política internacionalmente coherentes. El Comité toma nota de la conclusión del Examen Trienal de la Supervisión, y avala la primera Declaración de las Prioridades de Supervisión del FMI [véase Notas breves en la pág. 168]. El Comité insta a todos los miembros a colaborar entre sí y con el FMI en pos de los objetivos económicos y operativos allí establecidos.

El Comité insta al FMI a seguir perfeccionando los mecanismos de alerta anticipada de los riesgos y los factores de vulnerabilidad, mejorando los contactos en el sector financiero, los análisis de los vínculos macrofinancieros y de escenarios y completando la incorporación de las economías avanzadas en los análisis de vulnerabilidad. Estos riesgos y factores de vulnerabilidad deben comunicarse de manera concisa, decisiva y oportuna; por ejemplo, a través de Perspectivas de la economía mundial y Global Financial Stability Report. Asimismo, se debe reformular el Programa de Evaluación del Sector Financiero para que esté mejor integrado con el mandato de supervisión de la institución e incorpore enfoques regionales. El Comité aguarda con interés informes periódicos del Director Gerente sobre el avance logrado en estas prioridades de supervisión (véase la pág. 168).

Revaluación de la función crediticia del FMI

El Comité recalca que el financiamiento del FMI tiene una influencia crítica a la hora de brindar confianza a los países miembros —supeditada a las debidas salvaguardias—, ya que les ayuda a enfrentar los retos de la globalización en general y de la actual crisis financiera en particular. Subraya que el FMI está preparado para usar plenamente la flexibilidad ya incorporada en sus instrumentos de préstamo, y particularmente de los procedimientos y las disposiciones de emergencia relativas al acceso excepcional. Pero es necesario hacer más para revisar esos instrumentos, que quizá deban adaptarse a las necesidades cambiantes de los países miembros. El Comité manifiesta su satisfacción por la revaluación en curso de la función crediticia del FMI y respalda el plan de profundizar los estudios en estos cinco ámbitos: i) rever el marco analítico de los préstamos y su coherencia, incluidos el margen de innovación y racionalización de los instrumentos de crédito y el estudio de nuevas modalidades; ii) crear un nuevo instrumento de liquidez; iii) reexaminar la condicionalidad; iv) rever los servicios de crédito a disposición de los países de bajo ingreso; y v) incrementar los límites de acceso y las condiciones de financiamiento para el uso de los recursos de la institución. El Comité insta al Directorio Ejecutivo a promover estos planes sin dilación. Recomienda enérgicamente la adopción acelerada de decisiones en aquellas áreas que gozan de firme consenso y que revisten especial urgencia, como la creación de un instrumento de liquidez, y en toda la variedad de cuestiones de aquí a la fecha de las Reuniones Anuales de 2009.

Principios de Santiago: Principios y Prácticas Generalmente Aceptados para los Fondos Soberanos de Inversión

El Comité celebra la elaboración de los Principios de Santiago, que estuvo a cargo del Grupo Internacional de Trabajo sobre Fondos Soberanos de Inversión (GITFSI). Los Principios son fruto de la colaboración de los fondos soberanos de inversión de las economías avanzadas, emergentes y en desarrollo interesados en crear un marco exhaustivo para promover una comprensión más clara de las operaciones que realizan. Su adopción a título voluntario pone de manifiesto el fuerte compromiso con los Principios, y su aplicación seguramente realzará más el papel estabilizador que desempeñan estos fondos en los mercados financieros y ayudará a mantener la libre circulación de inversiones transfronterizas. El Comité elogia la intención del Grupo Internacional de Trabajo de considerar la creación de un Grupo Permanente encargado de hacer un seguimiento de los Principios, así como la posibilidad de recopilar y divulgar datos agregados sobre las operaciones de estos fondos. Enfatiza que el continuo apoyo del FMI, de ser solicitado, deberá ser coherente con las limitaciones presupuestarias. El Comité también hace hincapié en la importancia de que los países receptores instituyan políticas claras y no discriminatorias respecto de las operaciones de los fondos soberanos de inversión. Espera con interés la conclusión de la labor de la OCDE [Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos] en este ámbito, e insta a continuar el diálogo y la coordinación entre ese organismo y los fondos soberanos.

Otras cuestiones

El Comité se declara complacido con la aprobación por la Junta de Gobernadores de la Resolución sobre las reformas de las cuotas y la representación, uno de cuyos componentes es la enmienda del Convenio Constitutivo encaminada a potenciar la voz y la participación en el FMI. Señala que es un primer paso importante hacia una realineación de las cuotas y los votos relativos de los países miembros. Se prevé que estas realineaciones tendrán como resultado aumentos en las cuotas relativas de las economías dinámicas, y por ende en la proporción de las economías de mercados emergentes y en desarrollo en su conjunto. El Comité además espera con interés los nuevos estudios del Directorio Ejecutivo sobre los aspectos de la nueva fórmula de cálculo de las cuotas que pueden mejorarse antes de volver a aplicarse. Asimismo, manifiesta su satisfacción por la aprobación de la enmienda que amplía la autoridad de inversión del FMI como parte de su nuevo modelo de ingresos. Hace un llamamiento urgente a todos los países miembros a hacer lo necesario para agilizar las aprobaciones en sus respectivas legislaturas de modo que entren en vigencia las reformas de la cuota y la representación y el nuevo modelo de ingresos del FMI.

El Comité recomienda que los países miembros acepten la enmienda del Convenio Constitutivo que establece una asignación extraordinaria de DEG.

El Comité celebra la revaluación en curso de la gestión del gobierno del FMI. Esto incluye el seguimiento que dará el Directorio Ejecutivo a la evaluación de la OEI (Oficina de Evaluación Independiente) sobre este tema, el trabajo que llevó a cabo la comisión de notables encabezada por el Sr. Trevor Manuel y los aportes de la sociedad civil y otros grupos interesados. Subraya que las reformas del gobierno de la institución requerirán la colaboración de todos los órganos del FMI, y aguarda con interés un informe al respecto en su próxima reunión.

Other Resources Citing This Publication