Article

Lipsky: Decisiones duras para la economía mundial

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
August 2008
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

En un momento en que los activos pierden valor en muchos de los mercados más importantes, el aumento vertiginoso de los precios de las materias primas atiza la inflación y el crecimiento mundial disminuye, se perfilan decisiones económicas difíciles, afirmó John Lipsky, Primer Subdirector Gerente del FMI, en un discurso pronunciado en Washington el 22 de julio.

Lipsky explicó que el elevado precio del petróleo está creando desequilibrios en la economía mundial. Aunque la depreciación del dólar contribuye a reducir el déficit en cuenta corriente de Estados Unidos, no basta para neutralizar los desequilibrios y los riesgos; más bien, podría estar produciendo nuevas desalineaciones y trasladando los riesgos.

Lipsky precisó que los retos no son los mismos para todos los gobiernos. En las economías avanzadas, cuyo crecimiento caerá por debajo del potencial en 2008 y 2009 según las previsiones, lo fundamental es apuntalarlo, estabilizar el sistema financiero y controlar la inflación. “El riesgo de que la escalada de precios de las materias primas desate efectos de segunda ronda y de que persista la tensión en los mercados financieros complica la tarea de hacer frente a la desaceleración”, señaló. “Ahora bien, habrá que vigilar de cerca las presiones inflacionarias, porque si se sacrifica el terreno ganado a la inflación y a las expectativas inflacionarias en las últimas décadas, el progreso económico se verá seriamente comprometido.”

Para muchas de las principales economías de mercados emergentes, el reto más grande es la lucha contra una inflación alimentada por el aumento vigoroso de la demanda interna y la escalada de precios de las materias primas. Lipsky observó que aunque muchos bancos centrales reaccionaron subiendo las tasas de interés de referencia, en general las tasas de interés siguen siendo negativas en términos reales, sobre todo en los países cuya política cambiaria limita la flexibilidad de la política monetaria. “Existe el riesgo de que muchos de estos países no hayan endurecido a tiempo la política monetaria”, advirtió.

Asimismo, Lipsky añadió que las condiciones siguen siendo difíciles en los mercados financieros: “La adopción de medidas enérgicas ante la turbulencia financiera y los alentadores avances en el proceso de recapitalización de los bancos son importantes. Sin embargo, los indicadores sugieren que la situación crediticia sigue empeorando en medio del debilitamiento de la economía”.

Es necesario equilibrar mejor el crecimiento de la demanda a escala internacional para nivelar la balanza mundial de pagos y apuntalar la confianza. Hacia allí se orientan —según Lipsky— los planes que surgieron de la Consulta Multilateral sobre los Desequilibrios Mundiales organizada por el FMI.

Entre sus componentes clave figuran la reducción del déficit en cuenta corriente de Estados Unidos mediante la promoción del ahorro interno y la exportación neta; reformas estructurales en China, junto con la flexibilización del renminbi frente a una cesta de monedas para volver a equilibrar el crecimiento hacia el consumo interno; un aumento del gasto en infraestructura y necesidades sociales en Arabia Saudita para despejar los estrangulamientos de la oferta y recortar el superávit en cuenta corriente; la profundización de reformas que propicien el crecimiento en Europa, y el avance de las reformas estructurales en Japón, incluida la consolidación fiscal.

Other Resources Citing This Publication