Article

Asistencia técnica: Lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
August 2008
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Son numerosos los países que continúan viendo amenazadas la integridad y la estabilidad de las instituciones y los sistemas financieros por el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

Durante los últimos siete años, el FMI los ha ayudado a reforzar sus defensas contra las actividades ilícitas.

Muchos países recurren a esa asistencia para preparar leyes y regulaciones, y para elaborar estrategias y metodologías de supervisión del sector financiero, o bien, en un plano más amplio, para desarrollar las capacidades de las entidades supervisoras, de las unidades de inteligencia financiera y de los funcionarios judiciales.

La ayuda del FMI toma la forma de evaluaciones y asistencia técnica en torno a los marcos jurídicos, regulatorios y de supervisión. Una unidad multidisciplinaria dentro del Departamento Jurídico —el Grupo de Integridad Financiera— está encargada de poner en práctica el mandato de la institución en la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo (que suele conocerse con la sigla ALD/LFT).

La buena gestión de gobierno corporativo, el Estado de derecho y la integridad son componentes infaltables de un mercado financiero saludable y moderno, y una de sus bases es un régimen de ALD/LFT eficaz que se ciña a normas internacionales. En muchos países, los regímenes de ALD/LFT también sustentan la recaudación tributaria y, por ende, la administración de las finanzas públicas.

Por lo general, el FMI evalúa el cumplimiento de los países con normas internacionales de ALD/LFT y elabora programas que los ayudan a corregir deficiencias. La demanda de asistencia aumenta de manera regular año tras año desde 2001, cuando la institución se sumergió en esta actividad. Tan solo en los últimos dos años se realizaron 12 evaluaciones y se enviaron 160 misiones de asistencia técnica a más de 150 países.

Diferentes naciones, diferentes soluciones

Las vulnerabilidades originadas por el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo pueden obstruir el flujo de remesas sumamente necesarias y el acceso a los sistemas internacionales de pagos y financiamiento. La labor que el Grupo de Integridad Financiera llevó a cabo en América del Sur tuvo por fruto varios proyectos exitosos que conjugaron la experiencia internacional de la organización y la pericia local.

El FMI también ha proporcionado servicios centrales de asistencia técnica (redacción de leyes, capacitación para supervisores del sector financiero y fortalecimiento de capacidades para organismos gubernamentales clave) a una amplia variedad de países miembros.

Algunos proyectos tienen alcance regional, como los planes para definir prácticas de supervisión en América Central y un proyecto de evaluación de riesgos en el Pacífico. Los centros regionales de capacitación del FMI desempeñan una función primordial, ya que permiten congregar una gran cantidad de asistentes de toda la región que cada centro abarca.

Normas internacionales

El FMI aborda la asistencia técnica sobre ALD/LFT con criterios flexibles, tomando en consideración el nivel de desarrollo del país, su capacidad institucional, su grado de compromiso y las prioridades fijadas. No descuida las implicaciones generales de los controles de ALD/LFT para el sector financiero, ni su compaginación con otras medidas estipuladas por las normas internacionales para la regulación del sector.

En los países con recursos administrativos limitados, el FMI suele centrarse en la redacción de leyes y el fortalecimiento institucional sin perder de vista las restricciones económicas y otras prioridades. Los seminarios y talleres prácticos son un medio irremplazable para transmitir conocimientos.

Atención a los mercados emergentes

El trabajo en los mercados emergentes se expandió cuando los funcionarios y otros participantes en el mercado comprobaron que el control del lavado de dinero y del financiamiento del terrorismo crea un ambiente propicio para la circulación transfronteriza de capitales y facilita la administración tributaria.

Un sistema financiero sano requiere leyes eficaces, instituciones sólidas y una buena gestión de gobierno, sobre todo en los países que pueden ser más vulnerables a un éxodo repentino de capitales internacionales. El FMI espera poder establecer un fondo fiduciario dedicado a las actividades de AML/LFT, con la participación de múltiples donantes, para activar respaldo a favor de la asistencia técnica que con tanta insistencia solicitan los países de mercados emergentes.

La colaboración y la coordinación de la asistencia técnica del FMI con otros socios y donantes mundiales, regionales y bilaterales resultan prioritarias a la hora de evitar la duplicación de tareas.

Con la ayuda financiera de Canadá, el FMI llevó a término hace poco un programa sobre supervisión de ALD/LFT en colaboración con el Banco Central del Caribe Oriental, y en la actualidad trabaja en un proyecto sobre supervisión bancaria para evitar el lavado de dinero que —también gracias a la generosidad de Canadá— beneficiará significativamente a siete países de América Central.

En el futuro, la asistencia sobre ALD/LFT estará más centrada en proyectos individuales y aprovechará recursos externos, bajo la organización de un núcleo técnico del FMI. Recibirán prioridad los países de importancia sistémica y los que presenten riesgos particularmente apremiantes en este ámbito.

Other Resources Citing This Publication