Journal Issue
Share
Article

Perspectivas económicas

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
May 2008
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Afectado por la fuerte desaceleración de la economía estadounidense, el crecimiento mundial se enfriará este año en medio de una corrección del sector de la vivienda y de una crisis financiera que se propagó rápidamente del sector de hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos a elementos básicos del sistema financiero, afirma el FMI en la última edición del informe Perspectivas de la economía mundial.

El FMI prevé un menor crecimiento mundial ante la crisis en los mercados

Dado que la turbulencia de los mercados financieros constituye el principal riesgo a la baja para la economía mundial, el FMI prevé que el crecimiento mundial caerá al 3,7% en 2008, un nivel inferior en 0,5 punto porcentual al previsto en la actualización de enero del citado informe.

La recuperación en 2009 sería leve, y la posibilidad de que en 2008 y 2009 el crecimiento sea del 3% o menor (equivalente a una recesión mundial) es del 25%, según el pronóstico, publicado el 9 de abril.

Simon Johnson, Economista Jefe del FMI, señaló que los altos precios de los productos básicos aumentan los riesgos a la baja y que “la agitación financiera de Estados Unidos ha reducido las perspectivas de crecimiento y, quizá paradójicamente, también haya elevado los precios del petróleo, los metales y, obviamente, los alimentos”.

Johnson señaló que los aumentos de precios de los productos básicos crean severas presiones inflacionarias en muchos países y dificultan la tarea de estabilización de los ciclos a través de la política monetaria y la política fiscal.

Escenario desalentador

Frente al deterioro de los mercados financieros y la continua corrección en el mercado estadounidense de la vivienda, el FMI prevé que en 2008 Estados Unidos experimentará una “recesión suave”, de la cual solo se recuperará levemente en 2009, pues los hogares e instituciones financieras necesitarán tiempo para sanear sus balances. La desaceleración se traduce en una reducción del empleo, el consumo y otros indicadores.

En el informe el crecimiento previsto para Estados Unidos en 2008 se revisó a la baja, al 0,5%, tasa inferior en 1 punto porcentual a la prevista en enero de 2008, y menor que el 2,2% registrado en 2007 (véase el cuadro).

Según el informe, la actual crisis financiera ha creado persistentes problemas de liquidez, presiones sobre el capital de los bancos y otras instituciones financieras, aumento del riesgo crediticio, y una acusada caída del precio de los títulos respaldados por hipotecas y otros instrumentos estructurados, así como también de las acciones. El 8 de abril el FMI publicó otro informe sobre la situación de los mercados mundiales, antes de las Reuniones de Primavera del FMI y el Banco Mundial celebradas en Washington.

El empeoramiento de las condiciones del mercado y el estancamiento de Estados Unidos han afectado a otras economías avanzadas, especialmente de Europa occidental, donde se prevé un crecimiento anémico en 2008 y 2009. En cambio, Japón ha resistido mejor la contracción económica (gráfico 1). En Europa occidental la desaceleración obedece principalmente a las tensiones financieras y a los efectos sobre el comercio. Asimismo, el posible impacto de una reducción del precio de la vivienda constituye en muchos países motivo de inquietud.

Gráfico 1Economías que se desaceleran

La turbulencia financiera afecta particularmente el crecimiento de las economías avanzadas.

(Variación porcentual)

Citation: 37, 4; 10.5089/9781451943535.023.A003

Fuente: FMI, base de datos de Perspectivas de la economía mundial.

El crecimiento en 2008 sería del 1,4% en la zona del euro y del 1,6% en el Reino Unido (frente al 2,6% y al 3,1%, respectivamente en 2007).

Divergencias sin desacoplamiento

En cambio, las economías emergentes en rápido proceso de globalización se han visto menos afectadas por las perturbaciones financieras y, con India y China a la cabeza, siguen creciendo aceleradamente, aunque en algunos países la actividad económica ha empezado a disminuir. El FMI estima que en las economías emergentes y en desarrollo el crecimiento se mantendrá por encima de la tendencia (gráfico 2).

Gráfico 2Economías resistentes

El crecimiento de las economías emergentes y en desarrollo se está desacelerando, pero se mantiene por encima del nivel de tendencia.

(Variación porcentual)

Citation: 37, 4; 10.5089/9781451943535.023.A003

Fuente: FMI, base de datos de Perspectivas de la economía mundial.

Nota: CEI = Comunidad de Estados Independientes.

Se prevé que China e India—que en 2007 crecieron 11,4% y 9,2%, respectivamente—crecerán 9,3% y 7,9% en 2008. Asimismo se estima que otras economías emergentes y en desarrollo, incluidas las de África y América Latina, también mantendrán altas tasas de crecimiento.

Estas economías han resistido mejor que en el pasado las perturbaciones del mercado, aunque los países extremadamente dependientes de préstamos transfronterizos a corto plazo, o con vínculos comerciales más fuertes con Estados Unidos, siguen siendo vulnerables al desapalancamiento.

Menor crecimiento al profundizarse las repercusiones

Se han revisado a la baja las previsiones de crecimiento de la mayoría de las economías avanzadas; muchas economías emergentes también están desacelerándose pero su crecimiento se mantendrá por encima de la tendencia.

(Variación porcentual anual)

Proyecciones

actuales
2006200720082009
Producto mundial5,04,93,73,8
Economías avanzadas3,02,71,31,3
Estados Unidos2,92,20,50,6
Zona del euro2,82,61,41,2
Alemania2,92,51,41,0
Francia2,01,91,41,2
Italia1,81,50,30,3
España3,93,81,81,7
Japón2,42,11,41,5
Reino Unido2,93,11,61,6
Canadá2,82,71,31,9
Economías emergentes y

en desarrollo
7,87,96,76,6
África5,96,26,36,4
Subsahariana6,46,86,66,7
Europa central y

oriental
6,65,84,44,3
Rusia7,48,16,86,3
China11,111,49,39,5
India9,79,27,98,0
Oriente Medio5,85,86,16,1
América5,55,64,43,6
Fuente: FMI, Perspectivas de la economía mundial, abril de 2008.
Fuente: FMI, Perspectivas de la economía mundial, abril de 2008.

En estas economías hay tres factores generales que impulsan el crecimiento: el fuerte aumento de la productividad generado por su continua integración en la economía mundial; mejores términos de intercambio para los productos básicos gracias al aumento rápido e ininterrumpido de los precios del petróleo y otras materias primas, y el fortalecimiento de los marcos institucionales y de política macroeconómica.

Productos básicos en alza

El precio de los productos básicos siguió aumentando a comienzos de 2008, pese a las perturbaciones en los mercados y la desaceleración del crecimiento en las principales economías avanzadas. El índice de precios de productos básicos del FMI aumentó un 44% entre febrero de 2007 y febrero de 2008. Expresados en dólares corrientes de EE.UU., los precios de muchos productos—incluidos el petróleo crudo, el estaño, el níquel, la soja, el maíz y el trigo—alcanzaron niveles sin precedentes.

El incremento del consumo de productos básicos—y de sus precios—se debe en gran medida a la fuerte demanda en las economías emergentes. La demanda de biocombustibles ha acentuado la de los principales cultivos alimentarios, especialmente de maíz.

Además, la oferta (sobre todo de petróleo) no ha aumentado al mismo ritmo que los precios, debido a lo cual en muchos mercados las existencias a mediano y largo plazo son reducidas. Los factores financieros—incluidos la depreciación efectiva del dólar, la baja de la tasa de referencia en Estados Unidos y el uso de productos básicos como activo alternativo—también han contribuido al alza de los precios.

Inflación creciente

La inflación sigue siendo un problema grave. Según el FMI, la inflación global (inflación total incluido el precio de los alimentos y la energía) ha aumentado en todo el mundo y la inflación subyacente (que no incluye esos productos) está subiendo lentamente.

El aumento de la inflación es más acusado en muchas economías emergentes y en desarrollo, debido a la continua tendencia alcista del precio de los alimentos y la energía, la fuerte demanda y la expansión del crédito. En estos países la creciente inflación se debe también al mayor peso de la energía y los alimentos en las canastas de consumo.

Retos de política

En el informe se destaca que en un mundo multipolar—con vínculos financieros y económicos cada vez más profundos en las economías avanzadas y en desarrollo—las medidas para abordar los retos de política deben tener una base amplia. Es decir: aunque debe reconocerse que las circunstancias varían según el país, deberán tenerse plenamente en cuenta las interacciones transfronterizas.

Las economías avanzadas deben afrontar las perturbaciones financieras y los riesgos a la baja para el crecimiento, manteniendo a raya la inflación y los problemas a largo plazo. Las economías emergentes y en desarrollo deben evitar que el vigoroso crecimiento actual provoque un aumento de la inflación, y mantenerse alerta frente a los riesgos derivados de la desaceleración en las economías avanzadas.

Además de la política monetaria, la política fiscal puede cumplir una valiosa función estabilizadora en las economías avanzadas si la actividad económica sigue decayendo. Si se produce una des aceleración mundial profunda, el suministro de estímulos fiscales en varios países—al reforzar la confianza y la demanda—puede ser mucho más eficaz que las medidas aisladas, dado el inevitable derrame transfronterizo derivado del aumento del gasto en economías abiertas.

Subir Lall

FMI, Departamento de Estudios

Los artículos de las páginas 62–64 se refieren al análisis de las perspectivas del sector de la vivienda y las materias primas. Estos estudios, junto con un estudio sobre el cambio climático, se publican en Internet en la siguiente dirección: www.imf.org/external/pubs/ft/weo/2008/index.htm.

Other Resources Citing This Publication