Article

El FMI frente a la crisis hipotecaria

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
February 2008
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Tras la reciente crisis hipotecaria en Estados Unidos y la turbulencia resultante en los mercados mundiales, el FMI ha reexaminado su programa de trabajo y ha puesto en marcha varios proyectos orientados a elaborar propuestas de política económica para afrontar la crisis actual y mejorar la capacidad de la institución para detectar los ámbitos en los que podrían surgir dificultades.

La crisis, que estalló a mediados de 2007, ha tenido consecuencias de gran alcance que aún están evolucionando. El shock ha causado pérdidas considerables en importantes instituciones financieras y en algunos casos los accionistas, incluidos los fondos soberanos de inversión, se han visto obligados a inyectar grandes montos de capital.

La respuesta de algunos bancos centrales ha sido rebajar las tasas de intervención y modificar sus servicios de crédito para brindar la liquidez que requieren los mercados interbancarios. Las autoridades están examinando en qué medida deben enmendarse las normas prudenciales.

Con todo, es probable que el impacto de la crisis sea prolongado, y la mayoría de los analistas y el FMI han revisado a la baja sus estimaciones sobre el crecimiento para este año. (Véase en las páginas 18–19 el análisis del crecimiento mundial y la situación financiera efectuado por el FMI).

Turbulencia en los mercados: El FMI intensifica la labor relacionada con la crisis hipotecaria

El FMI publicará un análisis detallado y actualizado de la situación de los mercados financieros mundiales en el próximo informe sobre la estabilidad financiera mundial (Global Financial Stability Report (GFSR)) en abril.

Focalización en los países miembros

Para comprender mejor las complejas interacciones entre los mercados financieros, el FMI ha intensificado, tanto a nivel interno como con los países miembros y otras instituciones internacionales, la labor de análisis de las causas de la crisis, sus consecuencias para la economía mundial y las posibles respuestas de política económica.

La prioridad es ayudar a los países miembros a hacer frente a sus vulnerabilidades económicas y financieras en este nuevo entorno inestable, aunque estas no estén directamente relacionadas con la crisis hipotecaria.

A nivel bilateral, la preparación y presentación de evaluaciones y actualizaciones a los países miembros en el marco del Programa de Evaluación del Sector Financiero (PESF), que ya se estaba expandiendo, se intensificaron aún más tras la crisis.

También se ha reforzado el componente relativo al sector financiero en las consultas anuales del FMI con los países miembros, y se ha intensificado el análisis de las repercusiones regionales.

Nuevos instrumentos analíticos

El Departamento de Mercados Monetarios y de Capital del FMI también ha acelerado el desarrollo de instrumentos para evaluar las vulnerabilidades y el riesgo de contagio, y poner a prueba la resistencia del sistema financiero a nivel nacional y mundial.

Se está implementando gradualmente una nueva generación de pruebas de esfuerzo y de modelos de evaluación de los riesgos macroeconómicos orientados a detectar las muy complejas interacciones entre la macroeconomía y los mercados financieros, los efectos de los shocks en una segunda etapa, los riesgos de liquidez y el posible impacto de los “acontecimientos extremos”. En el artículo conexo sobre el Modelo Cuantitativo de Estabilidad Financiera (véase la pág. 26) se describen los diferentes ámbitos en los que se está realizando esta labor.

Los estudios se centran en crear instrumentos prácticos que puedan ser utilizados fácilmente por los equipos del FMI y las autoridades nacionales para evaluar y supervisar los riesgos (véase la pág. 21).

Cinco ámbitos de análisis más detallado

Además de estas actividades, en octubre del año pasado el Comité Monetario y Financiero Internacional, órgano rector del FMI, solicitó a la institución que examinara las repercusiones de la crisis de las hipotecas de alto riesgo. En respuesta a esta solicitud, el Departamento de Mercados Monetarios y de Capital del FMI ha establecido cinco grupos de trabajo, cada uno de los cuales se encargará de uno de los ámbitos relacionados con la crisis reciente:

  • Prácticas de gestión de riesgos relacionadas con los productos financieros complejos, incluso en las principales instituciones financieras.

  • Tratamiento de los productos complejos por parte de las agencias calificadoras y su impacto en el comportamiento de los inversionistas.

  • Principios básicos de la supervisión prudencial de las entidades financieras reguladas.

  • Valoración y contabilización de los instrumentos fuera del balance.

  • Gestión de la liquidez.

En esta labor, el FMI está trabajando en estrecha colaboración con las autoridades nacionales, los supervisores, los organismos normativos internacionales, el Foro sobre Estabilidad Financiera y el sector privado, entre otras entidades. El análisis elaborado por el FMI también podrá ser utilizado por otros órganos nacionales e internacionales a fin de complementar sus estudios y formular recomendaciones de política:

Gestión de riesgos. Este grupo de trabajo evaluará las prácticas de gestión de riesgos desde la perspectiva de los inversionistas del lado de la compra (pensiones y compañías de seguros, gestores de fondos y de activos, y fondos de inversión especulativos) y las instituciones del lado de la venta (bancos de inversión y comerciales). En la primera etapa, el análisis se centrará en las prácticas de gestión de riesgos en las principales instituciones mundiales y en ejemplos de prácticas óptimas para las autoridades económicas; las influencias estructurales en las prácticas de gestión de riesgos, como las directrices regulatorias, contables y de capital; las enseñanzas extraídas por los gestores de riesgos de la reciente turbulencia financiera, y la posible necesidad de implementar nuevos instrumentos de gestión de riesgos.

Función de las calificadoras de riesgo. ¿Existe un conflicto de intereses entre las agencias calificadoras que cobran por calificar los productos estructurados, y sin embargo mantienen activamente consultas con los emisores sobre las estructuras específicas necesarias para obtener la calificación deseada? Este grupo examinará si este posible conflicto de intereses podría haber contribuido a los productos estructurados, en particular los relacionados con las hipotecas de alto riesgo, a que recibieran calificaciones excesivamente altas.

Principios básicos de la supervisión prudencial. Este grupo está trabajando con otros organismos internacionales para establecer principios y recomendaciones operativas orientadas a mejorar la interacción entre las estructuras de supervisión y los objetivos de estabilidad financiera, incluidos los acuerdos para la acción coordinada entre los organismos encargados de las reservas para liquidez, la supervisión y la resolución bancaria. El grupo se centrará en las implicaciones para las normas de suficiencia de capital, las normas mínimas de colocación y suscripción de valores y de divulgación de información, y los sistemas de seguro de depósitos.

Valoración y contabilidad. ¿Son desestabilizadores los actuales procedimientos de contabilidad y valoración relacionados con los productos complejos y poco negociados? Al reducirse la liquidez de los mercados a mediados de 2007 en un contexto de inquietud con respecto a la exposición de los productos estructurados a los valores respaldados por acciones no vinculadas a las hipotecas de alto riesgo estadounidenses, los participantes del mercado tuvieron cada vez más dificultades para valorar estos productos. Muchos utilizaron modelos de fijación de precios basados en la evolución histórica, que ya no eran válidos, lo que provocó el colapso de los modelos. Este grupo examinará las cuestiones relacionadas con la valoración y la contabilidad de los productos estructurados, como la gestión de este proceso por parte de las principales instituciones financieras.

Gestión de la liquidez. La reciente turbulencia financiera planteó desafíos importantes a varios bancos centrales de países industriales, en particular el BCE, la Reserva Federal de Estados Unidos y el Banco de Inglaterra. Puso de relieve las deficiencias en la capacidad de los bancos centrales para responder eficazmente y proporcionar la liquidez necesaria para afrontar la gran pérdida de confianza en los mercados de activos y en los participantes de los mercados. Este grupo examinará las medidas adoptadas por los principales bancos centrales para hacer frente a estas deficiencias y las nuevas lecciones que podrían aprenderse.

Como se examina en el artículo conexo sobre la respuesta de los bancos centrales a la turbulencia reciente (véase la pág. 22), varios factores influyeron en la eficacia de la respuesta de los bancos centrales a la crisis de liquidez, en particular la gama de garantías que estaban dispuestos a aceptar, la capacidad para interactuar directamente con un gran número de contrapartes y la medida en que las reservas son remuneradas. Esta experiencia también puso de relieve la necesidad de intensificar la coordinación de sus actividades en períodos de turbulencia.

Other Resources Citing This Publication