Journal Issue
Share
Article

Actualidad

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
March 2008
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

El FMI ofrecerá alivio inmediato de la deuda a 19 países

El 5 de enero entró en plena vigencia la histórica Iniciativa para el Alivio de la Deuda Multilateral (IADM) y el Directorio Ejecutivo del FMI adoptó oficialmente las decisiones que condonan de inmediato el 100% de la deuda de 19 países, por valor de US$3.300 millones. Lo anterior es consecuente con la evaluación —concluida por el Directorio el 21 de diciembre de 2005— del primer grupo de países habilitados para el alivio. Los 19 beneficiarios son Benin, Bolivia, Burkina Faso, Camboya, Etiopía, Ghana, Guyana, Honduras, Madagascar, Malí, Mozambique, Nicaragua, Níger, Rwanda, Senegal, Tayikistán, Tanzanía, Uganda y Zambia. La IADM les permitirá a estos países incrementar el gasto en áreas prioritarias para reducir la pobreza, promover el crecimiento y avanzar en el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

El Directorio Ejecutivo del FMI acordó las modalidades de implementación en el FMI del alivio de la deuda propuesto por el G-8 en junio de 2005. El objetivo inicial de la propuesta era que el FMI, la Asociación Internacional de Fomento del Banco Mundial y el Fondo Africano de Desarrollo condonen el 100% de las deudas de países que alcancen, o estén en vías de alcanzar, el punto de culminación de la Iniciativa para los Países Pobres Muy Endeudados (PPME). La propuesta se modificó para satisfacer el requisito del FMI de que sus recursos se distribuyan equilibradamente entre sus miembros. Por consiguiente, los países con ingreso per cápita inferior a US$380 serán elegibles para recibir un alivio del 100% a cargo de los recursos del FMI. Los PPME restantes con un ingreso per cápita superior a ese umbral podrán recibir un alivio del 100% contra un fondo administrado por el FMI al que contribuyen ciertos países.

La IADM se anunció junto con otras dos Iniciativas: el Instrumento de Apoyo a la Política Económica y el Servicio para Shocks Exógenos (véase recuadro, pág. 5).

A continuación se presentan entrevistas con Mark Allen, Director del Departamento de Elaboración y Examen de Políticas, y Abdoulaye Bio-Tchané, Director del Departamento de África, así como un vistazo a Zambia, uno de los países que se beneficiará del alivio de la deuda.

Países amparados por la Iniciativa para el Alivio de la Deuda Multilateral
Habilitados ahoraEn virtud de la “Cuenta Fiduciaria IADM-I” (ingreso per cápita inferior a $380)En virtud de la “Cuenta Fiduciaria IADM-I” (ingreso per cápita superior a $380)
PPME que han alcanzadoBurkina Faso, Etiopía, Ghana, Madagascar, Malí Mozambique, Níger, Rwanda, Tanzanía, UgandaBenín, Bolivia, Guyana, Honduras, Mauritania, Nicaragua, Senegal, Zambia
Países que no son PPME con ingreso per cápita inferior a US$380 y deuda pendiente frente al FMICamboya, Tayikistán
Habilitado una vez que el PPME alcance el punto de culminaciónEn virtud de la “Cuenta Fiduciaria IADM-I” (ingreso per cápita inferior a $380)En virtud de la “Cuenta Fiduciaria IADM-I” (ingreso per cápita superior a $380)
Los PPME (10) han alcanzado el punto de decisión en virtud de la Iniciativa Reforzada PPME.Burundi, Chad, Gambia Guinea-Bissau, Malawi, República Democrática del Congo Santo Tomé y Príncipe, Sierra LeonaCamerún, Guinea
Países cuya habilitación para asistencia en el marco PPME debe ser confirmada según cifras de la deuda al 31 de diciembre de 2004.Los países potencialmente elegibles para el PPME son la República Centroafricana, Comoras, Côte DÍvoire, Lao RDP Myanmar, Togo (su inclusión en una de las Cuentas Fiduciarias IADM se basará en el ingreso per cápita).
Casos de atrasos persistentesLiberia, Somalia, Sudán
Que reciben alivio inmediato de la deuda

Al 21 de diciembre de 2005, 19 países reunían los requisitos para el alivio de la deuda en el marco de la Iniciativa para el Alivio de la Deuda Multilateral.

Crédi to pendiente frente al FMI elegible estimado1
DEGDólares de EE.UU.
(Millones)
PPME22.2033.160
Benin3652
Bolivia161231
Burkina Faso6289
Etiopía112161
Ghana265381
Guyana4565
Honduras107154
Madagascar137197
Malí75108
Mozambique107153
Nicaragua140201
Níger78111
Rwanda5376
Senegal100144
Tanzanía234336
Uganda88126
Zambia403577
No PPME126181
Camboya5782
Tayikistán6999
Total2.3303.341

Proyección del crédito pendiente al 31 de diciembre de 2005, considerando los desembolsos efectuados antes del 1 de enero de 2005.

Países pobres muy endeudados que habían alcanzado el punto de culminación.

Datos: FMI.

Proyección del crédito pendiente al 31 de diciembre de 2005, considerando los desembolsos efectuados antes del 1 de enero de 2005.

Países pobres muy endeudados que habían alcanzado el punto de culminación.

Datos: FMI.

El FMI seguirá vigilando la sostenibilidad de la deuda

Mark Allen, Director del Departamento de Elaboración y Examen de Políticas del FMI, habla sobre la aplicación de la Iniciativa para el Alivio de la Deuda Multilateral.

Boletín Del FMI: El Directorio Ejecutivo aprobó el alivio total de la deuda de 19 de los 20 países habilitados. ¿Qué debe hacer Mauritania, que quedó fuera, para quedar habilitada? ¿En cuánto tiempo tendrán derecho a la plena condonación los países que no han llegado al punto de culminación de la Iniciativa para los Países Pobres Muy Endeudados (PPME)?

Allen: En el caso de Mauritania, el Directorio quiere observar un historial de seis meses en que se apliquen políticas económicas adecuadas y se tomen medidas para reforzar la gestión del gasto público y para resolver cuestiones pendientes sobre los datos que se proporcionan al FMI. Los 10 países que han alcanzado el “punto de decisión” en la Iniciativa PPME deben llegar al “punto de culminación”, y podrían beneficiarse plenamente de la Iniciativa para el Alivio de la Deuda Multilateral (IADM) en los próximos dos años, siempre que su desempeño sea satisfactorio. Hay otros 13 países que aún no han iniciado el proceso PPME, y no han establecido un historial para llegar al punto de decisión; en estos casos el proceso podría ser un poco más largo.

Boletín Del FMI: ¿Cómo financiará el FMI el alivio de la deuda?

Allen: En gran medida con recursos propios. En la cuenta especial de desembolsos había recursos provenientes de transacciones de oro realizadas por el FMI, conocidas como transacciones directas. Ese dinero, que pertenece a todos los países miembros, se usó para condonar la deuda de países con un ingreso anual per cápita inferior a los US$380.

También se utilizaron donaciones que los países habían entregado en custodia al FMI para subvencionar las operaciones del Servicio para el Crecimiento y la Lucha contra la Pobreza (SCLP). Estos recursos —que los donantes pueden destinar a fines que consideren adecuados— se utilizan para aliviar la deuda de los PPME con un ingreso anual per cápita superior a los US$380. En el acuerdo con los donantes se prevé que estos cubrirán cualquier déficit de recursos concesionarios. De hecho, los países del G-8 están aportando los recursos de subvención necesarios para mantener nuestra capacidad de préstamo en el marco del SCLP.

Boletín Del FMI: ¿Con qué criterio se fijó un ingreso per cápita de US$380 como umbral para condonar automáticamente la deuda de los países frente al FMI?

Allen: El criterio fue básicamente financiero: disponíamos de una cantidad de recursos que podíamos destinar a la IADM, y el nivel de US$380 per cápita era óptimo para aprovechar esos recursos y llevar a la práctica una propuesta muy similar a la planteada en un principio por el G-8 sin tener que echar mano de demasiados de nuestros restantes recursos financieros.

Boletín Del FMI: Ahora que el FMI ha aprobado la IADM, ¿cabe suponer que la Asociación Internacional de Fomento (AIF) del Banco Mundial y el Fondo Africano de Desarrollo (FAfD) podrán brindar alivio?

Allen: La AIF y el FAfD participan en la misma iniciativa, pero con cronogramas y consideraciones distintas. El FMI, que contaba con el grueso de los recursos necesarios para cumplir con su parte de la operación, procedió rápidamente. Además, pudimos fijar una fecha límite muy reciente —el comienzo de 2005—, lo que significa que podemos cubrir un porcentaje alto de los créditos de los países frente a la institución.

El financiamiento de la AIF y el FAfD es diferente y quizá tengan otras fechas límite y de ejecución. En este sentido, operamos de forma independiente. El ritmo al que avanza la AIF en la condonación de la deuda no incide directamente en nuestras operaciones, y nuestras actividades tampoco determinan de ninguna manera las decisiones de la AIF. Confío en que el resultado final será similar. La evaluación de los 20 casos debatidos por el Directorio fue un ejercicio de estrecha colaboración entre el FMI y el Banco Mundial. Seguiremos colaborando con el Banco.

Boletín Del FMI: ¿Tendrán los países que efectuar los pagos del servicio de la deuda contraída en 2005?

Allen: Así es; no se incluyen los préstamos otorgados por el FMI en 2005. La iniciativa solo abarca la deuda ante el FMI al cierre de 2004 y que estaba pendiente en la fecha en que el país llega al punto de culminación PPME u obtiene acceso a la IADM por algún otro medio.

Boletín Del FMI: ¿Cuál es el siguiente paso que dará el FMI en sus actividades con los países de bajo ingreso?

Allen: Seguiremos poniendo a su disposición todos nuestros instrumentos financieros. Todos los países miembros deben participar en las consultas del Artículo IV, y el SCLP ofrece un importante apoyo a varios de estos países que aún tienen ingentes necesidades de balanza de pagos. En ciertos casos esas necesidades son muy pequeñas —y sin duda la IADM habrá contribuido a tal situación—, pero hay que recordar que los países no tienen obligaciones solo frente al FMI. Los países de bajo ingreso tienen otras deudas. Pero en los casos en que los recursos del FMI ya no sean necesarios, podremos seguir brindando asistencia mediante el nuevo Instrumento de Apoyo a la Política Económica (IAPE), o simplemente realizando la consulta anual. Esto dependerá de lo que sea más conveniente para el país y para los donantes, que siguen trabajando activamente con los países de bajo ingreso.

Por otro lado, hace poco entró en funcionamiento el Servicio para Shocks Exógenos (SSE). Si un país miembro que no ha suscrito acuerdos en el marco del SCLP se ve afectado por un shock externo y tiene una necesidad de balanza de pagos, ahora le podemos conceder préstamos a través de este nuevo servicio.

Junto con el Banco Mundial, prestaremos especial atención a los problemas de deuda de estos países. Esperamos que la IADM mejore sustancialmente la sostenibilidad de la deuda de los países, pero esto no es algo que se logrará de inmediato y para siempre. Hay que seguir trabajando para no caer en otro ciclo de endeudamiento insostenible. Debemos mantenernos muy alerta en este sentido, y en unión del Banco hemos fortalecido nuestro marco analítico para hacerlo.

Asimismo, el FMI realiza un examen estratégico de sus actividades, entre ellas su función en los países de bajo ingreso. Indudablemente analizaremos la ejecución y el efecto de la IADM y otras iniciativas en el contexto más amplio del examen estratégico. El FMI desempeña y seguirá desempeñando una función importante para ayudar a estos países a hacer frente a sus problemas. Esperamos que con la condonación de la deuda estemos en mejores condiciones para hacerlo.

Instrumentos de ayuda para los países de bajo ingreso

En los últimos meses, el FMI ha creado nuevos instrumentos para ampliar la gama de herramientas a su disposición para ayudar a los países de bajo ingreso. A continuación se describen dos instrumentos.

Instrumento de Apoyo a la Política Económica (IAPE). Adoptado en octubre de 2005, este instrumento le permitirá al FMI apoyar a países de bajo ingreso que no desean o no necesitan asistencia financiera. En los últimos años, varios países han dado pasos importantes para estabilizar sus economías y ya no necesitan la asistencia financiera del FMI. Sin embargo, estos países a menudo han seguido recurriendo al FMI para obtener asesoramiento, supervisión y respaldo para sus políticas.

El IAPE está diseñado para países que han alcanzado cifras razonables de crecimiento, un bajo nivel de inflación subyacente y un nivel adecuado de reservas internacionales oficiales, y que han dado los primeros pasos hacia la sostenibilidad de la deuda externa y de la deuda interna neta. Para tener acceso a él, los países tienen que reunir los requisitos del SCLP, además de contar con una estrategia de reducción de la pobreza y políticas encaminadas hacia la consolidación de la estabilidad macroeconómica. El IAPE es voluntario y se otorga a pedido del país. Los programas deben ser de inspiración nacional. Una vez aprobado por el Directorio Ejecutivo, el IAPE será una señal clara de que el FMI respalda las políticas del país.

El IAPE se propone fomentar un diálogo estrecho sobre política económica entre el FMI y el país miembro, evaluar sus políticas económicas y financieras con una frecuencia mayor de la que permite el proceso regular de consultas y emitir señales claras sobre la solidez de las políticas.

Servicio para Shocks Exógenos (SSE). El 25 de noviembre de 2005, el Directorio Ejecutivo aprobó la creación de este instrumento en el marco de la Cuenta Fiduciaria del SCLP, con miras a reforzar la capacidad del FMI para asistir a los países de bajo ingreso que sufren shocks económicos a causa de factores ajenos. Los programas durarán de uno a dos años, y los desembolsos estarán sujetos a una tasa de interés (0,5%) y condiciones de reembolso (a 10 años) iguales a las del SCLP.

El SSE se creó porque los shocks externos pueden producir repercusiones graves en los países de bajo ingreso, sobre todo en economías menos diversificadas y con poca capacidad para acumular reservas. Según datos recientes, la asistencia externa puede ser muy eficaz después de un shock, pero debe ser inmediata y conjugada con políticas de ajuste adecuadas en el marco de un programa respaldado por el SSE.

Los directores prefirieron no predeterminar los shocks contemplados por el SSE, pero los casos probables serían un deterioro de la relación de intercambio, catástrofes naturales y contracciones bruscas e inesperadas de la demanda de exportaciones. El SSE no se creó para brindar asistencia en caso de necesidades transitorias de balanza de pagos, y los directores reconocieron que los programas del SCLP siguen siendo el mecanismo básico de apoyo a las reformas de las políticas en los países.

Puede obtenerse más información sobre el IAPE y el SSE en www.imf.org.

África se beneficiará del alivio de la deuda y nuevos instrumentos

Entrevista con Abdoulaye Bio-Tchané, Director del Departamento de África del FMI, sobre el posible impacto del alivio de la deuda en África.

Boletín Del FMI: ¿Qué beneficios puede obtener África de la Iniciativa para el Alivio de la Deuda Multilateral (IADM), el Servicio para Shocks Exógenos (SSE) y el Instrumento de Apoyo a la Política Económica (IAPE) del FMI?

Bio-Tchané: Esas Iniciativas permitirán al FMI satisfacer mejor las diferentes necesidades de los países africanos. La IADM tiene por finalidad aumentar los recursos disponibles para que los países de África y otros continentes alcancen los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), mediante la condonación de más de US$40.000 millones de la deuda con el FMI, la Asociación Internacional de Fomento del Banco Mundial y el Banco Africano de Desarrollo. El SSE es un nuevo instrumento con que cuenta el FMI para ayudar a los países a superar shocks externos e internos, incluidos catástrofes naturales como las sequías. Y el IAPE —que Nigeria ya ha utilizado y Uganda solicitará en breve— se suma a la serie de instrumentos que el FMI puede usar para atender las necesidades de los países de bajo ingreso.

Boletín Del FMI: ¿Qué deberán hacer los países beneficiarios para garantizar que se aprovecharán al máximo las oportunidades que les brinda la condonación de la deuda?

Bio-Tchané: La IADM está claramente ligada a los ODM. No es casual que se haya hecho hincapié en el documento de estrategia de lucha contra la pobreza (DELP). El DELP y un programa eficaz de gestión del gasto público contribuirán a garantizar que los recursos liberados por la IADM se usen para aumentar el gasto vinculado a la pobreza y, en particular, mejorar la atención de la salud, la educación y el desarrollo rural. Al mismo tiempo, los países deberán absorber el alivio de la deuda —y el aumento de los flujos de asistencia— sin perjudicar ni desestabilizar sus condiciones macroeconómicas a fin de no obstaculizar el crecimiento y la reducción de la pobreza.

Boletín Del FMI: ¿Cuán pronto se verán cambios en África y qué forma adoptarán?

Bio-Tchané: En cuanto hayan dado su consentimiento todos los contribuyentes a la Cuenta Fiduciaria del servicio para el crecimiento y la lucha contra la pobreza disminuirán los pagos que deberán hacer al FMI los países habilitados para acceder a la IADM. Una vez otorgada la aprobación de sus propios parlamentos y gobiernos, esos países podrán aplicar los recursos al gasto de lucha contra la pobreza. Es difícil estimar con precisión el impacto del alivio de la deuda, pero la experiencia con la iniciativa para los PPME indica que el alivio de la deuda ha liberado recursos para combatir la pobreza. Antes de esa Iniciativa, los 28 países habilitados gastaban, en promedio, algo más en el servicio de la deuda que en salud y educación juntas, mientras que ahora, en el marco de los programas recientes respaldados por el FMI y el Banco Mundial, su gasto en salud, educación y otros servicios sociales equivale, en promedio, a casi el cuádruple del monto de los pagos de servicio de la deuda. Con un mayor alivio de la deuda y los recursos adicionales prometidos por el G-8 esos efectos se profundizarían. Pero, en última instancia, los resultados de todos estos esfuerzos dependerán de las políticas que adopten los países africanos.

Boletín Del FMI: ¿Cómo continúa la labor del FMI en África?

Bio-Tchané: La evolución de África en estos últimos años ha sido muy alentadora. El crecimiento ha repuntado hasta alcanzar un promedio de 5% en todo el continente, y en algunos países la inflación está disminuyendo a buen ritmo. Esto no ocurre porque sí, sino porque la mayoría de los países está adoptando políticas que favorecen el desarrollo del sector privado. Queremos avanzar a partir de esos logros. En su estrategia de mediano plazo el FMI ha reconocido que los países de bajo ingreso son un objetivo central de su labor, y hemos ampliado las herramientas disponibles para trabajar con los países de África.

Un desafío clave será ayudar a los países a diseñar políticas macroeconómicas que faciliten el uso eficaz del alivio de la deuda y la mayor afluencia de ayuda. El reciente compromiso de los países del G-8 de incrementar la ayuda, especialmente para África, es muy loable, pero ese aumento puede plantear retos considerables a los países africanos. Haremos lo que esté a nuestro alcance para ayudarles a avanzar hacia los ODM, brindándoles asesoramiento macroeconómico que les permita abordar esos retos.

Se alivia la deuda de Zambia en US$577 millones

Gracias a sus buenos resultados macroeconómicos, los avances en la reducción de la pobreza y la mejora de la gestión del gasto público, Zambia ha reunido los requisitos de la Iniciativa para el Alivio de la Deuda Multilateral (IADM). El crecimiento vigoroso y sostenido de los últimos cinco años representa una sorprendente recuperación luego de más de dos décadas de caída del ingreso per cápita.

El desempeño de Zambia ha estado apuntalado por una sensible mejora de las finanzas públicas. La inflación, aunque todavía demasiado alta, se ha moderado, y la posición externa se ha fortalecido debido a un alza de los ingresos por exportaciones de cobre y al crecimiento relativamente pujante de las exportaciones no tradicionales. Para atacar la pobreza, el gobierno ha aumentado el gasto en salud y educación y ha avanzado firmemente en la aplicación de su estrategia de reducción de la pobreza. La mejor gestión del gasto público y una mayor disciplina fiscal han contribuido a reducir la pobreza, y el constante fortalecimiento de los sistemas de gestión del gasto público será crucial para que Zambia aproveche con eficacia los recursos disponibles en el marco de la IADM.

Sorprendente recuperación …

La mejora de las finanzas públicas ha apuntalado el desempeño económico de Zambia.

2001200220032004Est.

2005
(Variación porcentual anual)
PIB real4,93,35,15,44,3
Inflación (final del período)18,726,717,217,519,0
Tipo de cambio efectivo real8,5–5,8–1,78,112,2
Dinero en sentido amplio10,831,523,430,28,6
(Porcentaje del PIB)
Saldo fiscal global1–8,1–6,3–6,6–1,7–2,7
Saldo en cuenta corriente1–13,9–9,2–9,6–5,4–6,0
(Meses de importaciones)
Reservas de divisas0,82,11,31,21,5

Incluidas donaciones.

Fuentes: Autoridades de Zambia y estimaciones del personal técnico del FMI.

Incluidas donaciones.

Fuentes: Autoridades de Zambia y estimaciones del personal técnico del FMI.
gracias a la drástica disminución de la deuda1

Las buenas perspectivas de sostenibilidad de la deuda externa ayudarán a crear una base sólida para impulsar el desempeño económico.

2006 (Proy.)2007 (Proy.)
2005

(Est.)
Después

de IADM
Antes de

IADM2
Después

de IADM
(Millones de dólares de EE.UU., salvo indicación en contrario)
DPGP externa frente a:3.4933.594502628
FMI6016356480
Asociación Internacional de Fomento2.4292.499220330
Fondo Africano de Desarrollo2612723045
VPN de la DPGP externa/exportaciones365,863,014,114,5
Servicio de la deuda/exportaciones35,03,32,51,9
DPGP externa/PIB (porcentaje)50,93,16,07,0
VPN de la DPGP externa/PIB (porcentaje)22,819,84,44,5
Nota: DPGP = deuda pública y con garantía pública; VPN = valor presente neto.

Después de la asistencia en el marco de la Iniciativa para los Países Pobres Muy Endeudados.

Suponiendo la entrega el 1 de enero de 2006, en el caso del FMI y el Fondo Africano de Desarrollo, y el 1 de julio de 2006, en el caso de la Asociación Internacional de Fomento del Banco Mundial.

Exportaciones de bienes y servicios en el año considerado.

Fuente: Estimaciones y proyecciones del personal técnico del FMI.
Nota: DPGP = deuda pública y con garantía pública; VPN = valor presente neto.

Después de la asistencia en el marco de la Iniciativa para los Países Pobres Muy Endeudados.

Suponiendo la entrega el 1 de enero de 2006, en el caso del FMI y el Fondo Africano de Desarrollo, y el 1 de julio de 2006, en el caso de la Asociación Internacional de Fomento del Banco Mundial.

Exportaciones de bienes y servicios en el año considerado.

Fuente: Estimaciones y proyecciones del personal técnico del FMI.

La pobreza está aún profundamente arraigada y generalizada, sin embargo, y aunque sus posibilidades de lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio han mejorado en los últimos años, Zambia todavía enfrenta retos significativos. Para acelerar ese avance, debe fomentar y sostener el crecimiento que favorezca a los sectores pobres e incrementar los recursos financieros y humanos para el sector social.

En el marco de la IADM, el FMI condonará el 100% de la deuda pendiente contraída por Zambia antes del 1 de enero de 2005. Ese alivio ascenderá aproximadamente a US$577 millones, o US$572 millones si se excluye la restante asistencia prestada en el marco de la Iniciativa para los Países Pobres Muy Endeudados (PPME). Con el alivio adicional de la deuda que deben conceder el Banco Mundial y el Banco Africano de Desarrollo en 2006, la deuda externa de Zambia, que ya se había reducido considerablemente en el marco de la Iniciativa para los PPME, disminuiría sustancialmente, de casi US$3.500 millones en cifras nominales a fines de 2005 a unos US$500 millones al final de 2006. En valor presente neto, la razón deuda externa/exportaciones bajaría del 66% a fines de 2005 al 14½ a fines de 2006. Las perspectivas sumamente favorables para la sostenibilidad de la deuda externa de Zambia, unidas a la aplicación de políticas económicas acertadas, aportan una base sólida para que se fortalezca el desempeño económico a mediano y largo plazo.

Iraq: Más cerca de reducir su deuda gracias a un préstamo del FMI

El 23 de diciembre de 2005, el Directorio Ejecutivo del FMI aprobó el primer acuerdo de derecho de giro a favor de Iraq para apoyar durante los próximos 15 meses el programa económico de este país asolado por la guerra. El programa prevé un crecimiento económico del 10% en 2006, una mejora de la gobernabilidad y avances hacia una economía de mercado. Las autoridades iraquíes consideran este acuerdo por US$685 millones como precautorio, pues no piensan usar estos fondos si no los necesitan.

En septiembre de 2004, Iraq obtuvo un préstamo de US$436 millones en virtud del instrumento de asistencia de emergencia a países en etapa de posguerra (EPCA). Este primer crédito era para facilitar las negociaciones entre Iraq y sus acreedores del Club de París sobre un acuerdo de reestructuración de la deuda, ya aprobado, y para ayudar a sus programas económicos en 2005. El Club de París condicionó la segunda fase de reducción de la deuda a la obtención de un acuerdo de derecho de giro por parte de Iraq.

El Subdirector Gerente del FMI, Takatoshi Kato, manifestó que las autoridades iraquíes “habían logrado fomentar la estabilidad macroeconómica en 2005, a pesar de los graves problemas de seguridad”. El crecimiento económico estimado (2,6%) fue moderado en 2005, tras un repunte de casi el 50% en 2004. Las presiones inflacionistas se moderaron a pesar de la volatilidad de los precios, y el déficit fiscal previsto fue muy inferior de lo esperado en el programa financiado por el EPCA, sobre todo gracias al aumento imprevisto del precio del petróleo exportado. Por otra parte, los problemas de seguridad y de capacidad resultaron en una aplicación más lenta de los indicadores estructurales en el plazo establecido.

Iraq200420052006
EPCA1RealEPCA1Est.Proy.2
(Miles de millones de dólares de EE.UU.)
Exportaciones de petróleo y gas16,517,817,622,828,7
(Variación porcentual anual)
PIB real51,746,516,72,610,4
Inflación de precios al consumidor (fin del período)732152015
(Porcentaje del PIB)
Saldo fiscal primario–41,9–39,6–27,3–10,8–8,2
Saldo externo general–4,86,1–14,94,24,0
Deuda externa total3588,2308,6541,3154,3125,2
Cuenta corriente–17,8–36,8–18,2–14,4–2,7
(Meses de importación de bienes y servicios)
Reservas brutas2,63,23,73,13,6

EPCA = Asistencia de emergencia a países en etapa de posguerra.

Proyección provisional basada en el marco a mediano plazo del acuerdo de derecho de giro.

Los datos de EPCA son anteriores al acuerdo con el Club de París del 21 de noviembre de 2004.

Fuente: Estimaciones y proyecciones del personal técnico del FMI.

EPCA = Asistencia de emergencia a países en etapa de posguerra.

Proyección provisional basada en el marco a mediano plazo del acuerdo de derecho de giro.

Los datos de EPCA son anteriores al acuerdo con el Club de París del 21 de noviembre de 2004.

Fuente: Estimaciones y proyecciones del personal técnico del FMI.

El programa oficial para 2006 pretende asignar recursos a la expansión del sector petrolero, desviar el gasto de las subvenciones hacia la mejora de los servicios públicos y reforzar la capacidad administrativa. La situación fiscal a corto plazo estará determinada por las necesidades de reconstrucción. Kato indicó que “un aspecto crucial de esta estrategia es limitar los gastos a los ingresos y los recursos financieros disponibles dando prelación a la construcción, el control de sueldos y pensiones, la reducción de las subvenciones a los productos del petróleo y el aumento de la participación del sector privado en el mercado interno de productos petroleros, y reforzar la red de protección social”.

Las autoridades acaban de aumentar el precio de los productos refinados del petróleo y deberán proseguir con otras reformas estructurales, como las medidas para incrementar la eficiencia y transparencia de la gestión de la hacienda pública y desarrollar una estrategia de reestructuración integral para los bancos estatales. El Banco Central de Iraq pretende también modernizar el sistema de pagos, aplicar normas de supervisión actuales, facilitar el funcionamiento del mercado cambiario y monetario, y aplicar una política monetaria que garantice la estabilidad financiera.

Kato agregó que “las perspectivas a mediano plazo son favorables, pero hay muchos riesgos. Una mejora de la seguridad ayudará a que las autoridades apliquen este programa. Además, Iraq sigue siendo vulnerable a las perturbaciones, sobre todo las derivadas de la producción de petróleo y las variaciones del precio de las exportaciones”.

Brasil y Argentina pagan la totalidad de su deuda ante el FMI

Brasil y Argentina reembolsaron antes de lo previsto la totalidad de sus deudas ante el FMI, por un monto de US$15.460 millones y US$9.600 millones, respectivamente. Rodrigo de Rato, Director Gerente del FMI, aplaudió las decisiones adoptadas el 13 y 15 de diciembre.

De Rato expresó que la decisión de Brasil refleja la creciente fortaleza de la posición externa del país, “especialmente los continuos y sustanciales superávit comercial y de cuenta corriente y las fuertes entradas de capital que han acrecentado las reservas y reducido la deuda externa”. Destacó además que “la excelente gestión de política económica demostrada por las autoridades brasileñas sentó las bases para la consolidación de la confianza de los mercados, la sostenida mejora del desempeño macroeconómico y un perfil más favorable de la deuda interna y externa”.

La decisión de las autoridades de Argentina, expresó De Rato, “obedece a la confianza en que la solidez de su situación externa justifica el pago anticipado”. Argentina tiene por delante desafíos y oportunidades importantes y, agregó De Rato, el FMI espera mantener una relación productiva con el gobierno y sigue dispuesto a brindar asistencia a las autoridades argentinas en cualquier forma que les ayude a encarar esos desafíos.

Brasil contrajo sus obligaciones en el marco de un acuerdo Stand-by que el Directorio Ejecutivo aprobó en septiembre de 2002 y que posteriormente se prorrogó y amplió en diciembre de 2003. Las obligaciones de Argentina surgen de acuerdos Stand-by aprobados inicialmente en marzo de 2000, enero de 2003 y septiembre de 2003, e incluyen una pequeña suma otorgada en el marco del servicio ampliado del FMI aprobado en marzo de 1992.

Según el cronograma original basado en las expectativas, Brasil debía cancelar definitivamente su deuda en 2007 y Argentina en 2008.

Arabia Saudita: Una evolución favorable de los fundamentos económicos

Gracias a los elevados ingresos del petróleo y a una gestión macro-económica prudente, la economía saudita creció un extraordinario 51/4% en 2004, al tiempo que la inflación se mantuvo en niveles insignificantes, señaló el FMI en su revisión económica anual. Gracias al cuantioso superávit fiscal y en cuenta corriente, las reservas aumentaron y la deuda pública disminuyó. Los resultados del sector financiero siguen siendo buenos y el alza en los mercados bursátiles refleja la creciente confianza. El país sigue contribuyendo a la estabilidad del mercado del petróleo mediante el aumento de la producción y ha comenzado a ampliar sus capacidades de producción y refinación en los próximos años.

La coherencia de las reformas estructurales de los últimos años ha estimulado la diversificación económica y el crecimiento impulsado por el sector privado, creando más oportunidades de empleo para sus ciudadanos y aumentando la resistencia de la economía frente a los shocks del precio del petróleo. El Directorio Ejecutivo del FMI subrayó que la favorable situación económica actual permite mantener y acelerar las reformas para establecer una base económica sólida para las próximas generaciones. Aplaudió la decisión de las autoridades de utilizar parte de los ingresos superavitarios para aumentar el gasto en salud y educación, mejorar la infraestructura física y reforzar la situación fiscal al reducir la deuda. El Directorio también felicitó a las autoridades sauditas por la importante ayuda al desarrollo que prestan a países de bajo ingreso.

Arabia Saudita200120022003Prel.

2004
Est.

2005
(Variación porcentual)
PIB real0,50,17,75,26,2
PIB petrolero real-3,9-7,517,25,76,8
PIB no petrolero real3,53,73,65,05,9
Índice de precios al consumidor-0,80,20,60,31,0
(Porcentaje del PIB)
Superávit fiscal (déficit)–3,9–5,91,29,616,8
Saldo en cuenta corriente5,16,313,120,531,2
Fuentes: Estimaciones de las autoridades de Arabia Saudita y del personal técnico del FMI.
Fuentes: Estimaciones de las autoridades de Arabia Saudita y del personal técnico del FMI.

Para el futuro, el Directorio invitó a las autoridades a limitar el crecimiento de los gastos ordinarios, a reducir gradualmente las subvenciones para los servicios de electricidad y agua, y a adaptar los precios de la energía a los acontecimientos del mercado internacional. A fin de fomentar la inversión y potenciar los sectores no petroleros, el Directorio destacó la importancia de la infraestructura y de las reformas legislativa y reglamentaria. El sólido mercado financiero saudita se beneficiará de la liberalización en curso del sistema financiero a través de una mayor competencia y podría intensificarse para estimular la innovación financiera. Elogió las reformas emprendidas con motivo del ingreso de Arabia Saudita en la OMC, que contribuirá a crear un entorno económico más favorable a las inversiones del sector privado.

Véanse más detalles en la nota de información al público No. 05/161 (Arabia Saudita) en www.imf.org.

Other Resources Citing This Publication