Article

Mercados financieros internacionales: Un sector en evolución

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
June 2007
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Como producto de la globalización de los mercados financieros mundiales, los capitales circulan con creciente velocidad, y las clases de activos y los tipos de inversionistas son cada vez más diversos. Estos fenómenos están impulsados por la expansión del universo de inversionistas, la liberalización financiera y la innovación tecnológica, que permiten volcarse a nuevos mercados y nuevos instrumentos, según la última edición de Global Financial Stability Report del FMI.

La diversidad de activos, país de origen y tipos de inversionistas lleva a pensar que esta forma de globalización promoverá la estabilidad financiera al distribuir el riesgo más extensamente. Como los horizontes de tiempo son prolongados y el apalancamiento de los inversionistas institucionales—como los fondos de pensiones—es menor, sería más fácil sobrevivir a la volatilidad del mercado. Ahora bien, la velocidad a la que se está produciendo el cambio y la magnitud incomparable de los caudales de capital podrían causar distorsiones pasajeras de los precios en los mercados financieros y crear focos de vulnerabilidad. De hecho, la circulación transfronteriza de capitales se triplicó durante la última década, hasta alcanzar US$6,4 billones en 2005.

Nuevas fronteras para el riesgo

En algunos países de mercados emergentes, la demanda creció hasta superar la oferta de activos financieros internos y causó una escalada de precios, una rápida expansión del crecimiento y una apreciación de la moneda. Al mismo tiempo, algunos inversionistas se aventuraron en terrenos más riesgosos con los que están poco familiarizados. Y dado el papel cada vez más importante que juegan los inversionistas apalancados, como por ejemplo los fondos de inversión libre (conocidos comúnmente como hedge funds), hay más posibilidades de sobrevaloración de los activos durante las épocas de prosperidad y, por ende, más probabilidad de riesgo bajista cuando las condiciones financieras empeoren.

Una base de activos cada vez mayor

Los activos gestionados por inversionistas institucionales—bancos, compañías de seguros, fondos de pensiones, fondos de inversión libre y fondos de inversión colectiva—se han multiplicado rápidamente en los mercados maduros.

(Billones de dólares)

Citation: 36, 9; 10.5089/9781451973372.023.A005

Fuentes: International Financial Services, Londres; OCDE, y estimaciones del personal técnico del FMI.

Un objetivo fundamental para muchos países será instaurar políticas estructurales que permitan aprovechar la globalización de la inversión y apuntalar al mismo tiempo la estabilidad financiera. Los países pueden eliminar focos de vulnerabilidad forjando mercados e instrumentos sólidos y creando un ambiente que les permita a los agentes del mercado distribuir y transferir el riesgo a quienes puedan y deseen asumirlo.

Gracias a los cambios demográficos, la evolución de los marcos contables y regulatorios y los ingresos imprevistamente elevados de los países que originan productos básicos, el nivel de acumulación de activos es superior y la distribución de activos, más variable. Los activos gestionados por inversionistas institucionales en los mercados maduros subieron a más del doble durante la última década y en 2005 rondaban US$53 billones (véase el gráfico); alrededor de la mitad de ese monto le correspondía a Estados Unidos y una cuarta parte a Europa continental, seguida de Japón y el Reino Unido. Asimismo, en la esfera de la gestión de inversiones tradicional los activos de fondos de pensiones administrados por inversionistas institucionales aumentaron sustancialmente. Los fondos de inversión libre también adquirieron una presencia más destacada como vehículo de alto rendimiento, captando por ejemplo activos de fondos de pensiones.

Nuevas fuentes de capital

Durante el último quinquenio los países de mercados emergentes se transformaron en exportadores netos de capital y en una clase de inversionistas de gran peso dentro de los mercados maduros. Sus salidas de capital son espejo de la brecha de financiamiento externo de Estados Unidos. Este fenómeno notable, que pone de relieve los desequilibrios de la balanza de pagos mundial, se debe más que nada a las decisiones del sector oficial de los mercados emergentes, sobre todo los bancos centrales y los fondos patrimoniales soberanos. Las reservas oficiales brutas subieron a más del doble desde 2002 y rozaron los US$5 billones en septiembre de 2006. Los gobiernos de los países que originan productos básicos son hoy grandes inversionistas en instrumentos financieros, particularmente bonos y títulos de renta variable, a través de fondos patrimoniales.

Ceyla Pazarbasioglu y Mangal Goswami

FMI, Departamento de Mercados Monetarios y de Capital

Other Resources Citing This Publication