Article

Los bancos africanos tienen que ser más audaces

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
April 2007
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Los bancos de África tienen dinero, pero “no prestan mucho. El principal desafío es lograr que otorguen más préstamos. No es un problema de liquidez. Tienen dinero… lo que les falta es audacia”, dijo Patrick Honohan, coautor, con Thorsten Beck, ambos del Banco Mundial, de Making Finance Work for Africa, un nuevo libro sobre las finanzas en África.

En una mesa redonda realizada en el Banco Mundial el 13 de marzo, Honohan—Asesor Principal, Finanzas y Promoción del Sector Privado—dijo que en los últimos 10 años hubo un avance en la profundización de los sistemas financieros de África subsahariana. El crédito privado, los depósitos bancarios y los pasivos líquidos han aumentado desde 1996, y la bolsa ha cobrado cierto impulso. No obstante, la mayoría de los sistemas financieros aún están dominados por los bancos, y los sistemas bancarios africanos son pequeños, en términos absolutos y relativos. Además, se resisten a prestar al sector privado y, si lo hacen, los préstamos son caros.

Los diferenciales son altos, mucho más que en la mayor parte del resto del mundo, señaló Honohan, quizá debido a lo que los bancos perciben como riesgo. Esos bancos prestan solo el 30% de sus recursos al sector privado, mientras que en la mayoría de las otras regiones la cifra es del 60% (y del 70% en América Latina y los países de ingreso alto).

De ahí que en una encuesta los sistemas financieros de África subsahariana fueran el factor citado con más frecuencia como obstáculo al crecimiento. Honohan y Beck—Economista Financiero Principal, Investigación sobre el Desarrollo—recomiendan varias reformas para reforzar las finanzas para el crecimiento: utilizar información y estructuras jurídicas (como los derechos de propiedad) para que los bancos concedan préstamos con más confianza, eliminar regulaciones innecesarias y encontrar otras fuentes de financiamiento, como los fondos de pensiones y seguridad social.

Además de las mejoras para potenciar el crecimiento económico, Honohan y Beck mencionaron Internet y la telefonía móvil como herramientas para solucionar el aislamiento y los costosos servicios de cajero y mejorar el acceso de los hogares y las pequeñas empresas a los servicios bancarios, algo que denominaron finanzas para todos.

Other Resources Citing This Publication